...

El meollo de la responsabilidad, por si te interesa saberlo, no

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

El meollo de la responsabilidad, por si te interesa saberlo, no
El meollo de la responsabilidad, por si te interesa saberlo, no
consiste simplemente en tener la gallardía o la honradez de asumir
las propias meteduras de pata sin buscar excusas a derecha e
izquierda. El tipo responsable es consciente de lo real de su
libertad. Y empleo «real» en el doble sentido de «auténtico» o
«verdadero» pero también de «propio de un rey»: el que toma
decisiones sin que nadie por encima suyo le dé órdenes.
Responsabilidad es saber que cada uno de mis actos me va
construyendo, me va definiendo, me va inventando. Al elegir lo que
quiero hacer voy transformándome poco a poco. Todas mis
decisiones dejan huella en mí mismo antes de dejarla en el mundo
que me rodea. Y claro, una vez empleada mi libertad en irme
haciendo un rostro ya no puedo quejarme o asustarme de lo que
veo en el espejo cuando me miro... Si obro bien cada vez me será
más difícil obrar mal (y al revés, por desgracia): por eso lo ideal es ir
cogiendo el vicio... de vivir bien. Cuando al protagonista de la
película del oeste le dan la oportunidad de que dispare al villano por
la espalda y él dice: «Yo no puedo hacer eso», todos entendemos lo
que quiere decir.
Disparar, lo que se dice disparar, sí que podría, pero no tiene
semejante costumbre. ¡Por algo es el «bueno» de la historia! Quiere
seguir siendo fiel al tipo que ha elegido ser, al tipo que se ha
fabricado libremente desde tiempo atrás.
Perdona si este capítulo me ha salido demasiado largo pero es que
me he entusiasmado un poco y además ¡tengo tantas cosas que
decirte! Lo dejaremos aquí y cogeremos fuerzas, porque mañana
me propongo hablarte de en qué consiste eso de tratar a las
personas como a personas, es decir con realismo o, si prefieres:
con bondad.
Vete leyendo...
«¡Oh, cobarde conciencia, cómo me afliges!... ¡La luz despide
resplandores azulencos!... ¡Es la hora de la medianoche mortal!...
¡Un sudor frío empapa mis temblorosas carnes!... ¡Cómo! ¿Tengo
miedo de mí mismo?... Aquí no hay nadie... Ricardo ama a Ricardo
... Eso es; yo soy yo... ¿Hay aquí algún asesino?... No ... ¡Sí!...
¡Yo!... ¡Huyamos, pues!... ¡Cómo! ¿De mí mismo?... i Valiente
razón!... ¿Por qué?... ¡Del miedo a la venganza! ¡Cómo! ¿De mí
mismo contra mí mismo? ¡Ay! ¡Yo me amo! ¿Por qué causa? ¿Por
el escaso bien que me he hecho a mí mismo? ¡Oh, no! ¡Ay de mí!...
¡Más bien debería odiarme por las infames acciones que he
cometido! ¡Soy un miserable! Pero miento: eso no es verdad...
54
Fly UP