...

Historia del Edificio del Tribunal Supremo de Elecciones

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

Historia del Edificio del Tribunal Supremo de Elecciones
FECHA: 07/02/14
HISTORIA DEL EDIFICIO DEL TRIBUNAL SUPREMO DE ELECCIONES
DENOMINACIÓN DEL EDIFICIO DEL
TRIBUNAL SUPREMO DE ELECCIONES
Ley n.º 7700
Publicada en La Gaceta n.º 205 de 24 de octubre de 1997
__________________________________________________
LA ASAMBLEA LEGISLATIVA DE LA REPÚBLICA DE COSTA RICA
DECRETA:
ARTÍCULO ÚNICO.- Denomínase con el nombre de Ricardo Jiménez
Oreamuno el nuevo edificio que alberga al Tribunal Supremo de
Elecciones.
Rige a partir de su publicación.
COMISIÓN LEGISLATIVA PLENA SEGUNDA. Aprobado el anterior proyecto
el día treinta de julio de mil novecientos noventa y siete.
Luis Ant. Martínez Ramírez Gerardo Fuentes González
PRESIDENTE SECRETARIO
ASAMBLEA LEGISLATIVA.- San José, a los nueve días del mes de
setiembre de mil novecientos noventa y siete.
COMUNÍCASE AL PODER EJECUTIVO
Saúl Weisleder Weisleder
PRESIDENTE
Mario Álvarez González José Luis Velásquez Acuña
PRIMER SECRETARIO SEGUNDO SECRETARIO
dr.Dado en la Presidencia de la República.- San José, a los tres días del mes
de octubre de mil novecientos noventa y siete.
Ejecútese y publíquese
JOSÉ MARÍA FIGUERES OLSEN
Arnoldo Mora Rodríguez
MINISTRO DE CULTURA, JUVENTUD Y DEPORTES
Laura Chinchilla Miranda
MINISTRA DE GOBERNACIÓN Y POLICÍA
Reseña histórica de las sedes del TSE
El Tribunal Supremo de Elecciones ha ocupado distintas sedes desde su creación, por mandato de la
constituyente de 1949. Su más inmediato antecesor, el Tribunal Nacional Electoral, verificó su
primera sesión el 27 de agosto de 1946 en la oficina del Lic. Gerardo Guzmán, Secretario en ese
entonces de aquel organismo. A partir del 3 de setiembre de 1946 este Tribunal funcionó en la
Escuela República del Perú. Del 26 de febrero de 1947 en adelante sesiona en los altos del actual
edificio de Correos y Telégrafos de Costa Rica y a partir del 21 de octubre de 1947 traslada sus
sesiones 125 mts. al norte de la Iglesia del Carmen.
En setiembre de 1948 el Tribunal Supremo de Elecciones inicia sus labores - con esta denominación
por mandato constitucional - en las calles 2° y 4°, avenida 3°, casa 217, contiguo al Edificio
Herdocia, de inspiración art noveau.
En diciembre de 1954 el Tribunal traslada su sede 75 mts. al sur de la Catedral, sitio de difícil
ubicación hoy a causa de la constante variación del paisaje urbano josefino.
En marzo de 1957 el Tribunal está funcionando en el edificio de Estadísticas y Censos de inspiración modernista –
y en el año de 1970 se asienta entre avenidas 2° y 4°, calle 6° donde permanece hasta diciembre
de 1995, fecha en la cual se traslada a su nueva sede.
La propiedad en la que actualmente se asienta el Tribunal tiene solera. En la época de la colonia, el
sector se utilizaba reclusivamente haciendo que circularan ahí los indeseables de la población de
entonces (1).
Los predios aledaños al Tribunal son objeto de profunda transformación urbana, dentro del marco
de grandes cambios de mediados del siglo XIX en América Latina, los cuales modifican la
estructuración clásica del antiguo casco colonial. De este modo se generan amplios bulevares y
paseos, así como proyectos de embellecimiento, cuya inspiración y origen estaban en Europa pero
que fueron promovidos por las élites gobernantes, con el objeto de expresar los valores de la clase
social a la que pertenecían.
Así, a mediados del Siglo XIX, se habilita una calle con el fin de comunicar la ciudad de San José
con una zona incipiente de carácter industrial, lo que da origen de la Avenida 3° y refuerza la
intención escenográfica de conducir a los visitantes provenientes de la Estación del Ferrocarril a
través de un recorrido lleno de símbolos de progreso, cultura y poder económico, tales como las
mansiones alrededor del Parque Morazán.
La influencia francesa de Houssmann se manifiesta en la arborización del Paseo de las Damas, con
un relleno para darle linealidad a las perspectiva, ya que la forma natural del sitio en que se
desarrolla este proyecto es una depresión.
En 1874 se cuadró la Plaza de la Estación - antecesora al Parque Nacional - y se inició el drenaje de
una laguna que era parte del cauce de la acequia de las Arias y donde - por tradición - se llevaba a
cabo la extracción de adobes para la construcción de viviendas.
A finales de la década de 1870, Tomás Guardia construyó su vivienda frente a la esquina noroeste
de la Plaza de la Estación, lugar donde hoy día se cruza la avenida 3° con la calle 15 (2), con lo que
se da inicio a la costumbre de celebrar el Día de la Independencia al pie del Monumento Nacional altar cívico y símbolo máximo de libertad- en este sector de la ciudad que, por sus categoría social,
fue de acceso restringido a la conciencia popular en un principio.
En 1887 se expropian terrenos que pertenecían a Rosario e Isabel Guardia y en la primera
administración de Ricardo Jiménez Oreamuno, la United Fruit Co., adquirió la casa de Don Tomás
Guardia, para instalar ahí sus oficinas. Luego esta propiedad es adquirida por la Northern Railway
Company.
El 27 de diciembre de 1920, el Congreso autoriza al Estado adquirir esta casa, por lo que el
mandatario de entonces, Don Julio Acosta, trasladó ahí la Casa Presidencial y la Secretaría de
Fomento. Se estimó el valor de la propiedad en ciento veinticinco mil colones (ciento cinco mil por la
propiedad donde se ubica la casa y veinte mil por la propiedad que colinda al sur). (4)
En 1930 se pavimenta la avenida 3°, convirtiéndose en paseo de automóviles, lo que facilita que se
celebren allí las fiestas de fin de año, tiempo durante el cual la casa sufre constantes
remodelaciones, hasta su demolición en 1978 y el traslado de la casa de gobierno a Zapote.
La estructura de la actual sede del Tribunal - en su diseño original - fue concebida por los
arquitectos Rafael García y Jorge Bertheau, con objeto de construir la casa presidencial.
La Asamblea Legislativa en 1985 traspasa la propiedad y el inmueble en construcción al Tribunal
Supremo de Elecciones y al Registro Civil.
En el año de 1992 el Tribunal contacta con las autoridades del Ministerio de Transportes, se retoma
entonces el anterior diseño y en las administraciones Calderón Fournier y Figueres Olsen se
obtienen los recursos financieros necesarios para concluir la primera y segunda etapas de la obra.
Arquitectónicamente el edificio del Tribunal Supremo de Elecciones es un complejo institucional que
conforma un enclave administrativo en el centro urbano de San José, en una zona rodeada por
edificios gubernamentales, parques y plazas.
La estructura principal del edificio planteó un reto considerable, ya que había sido abandonada en
1979 a causa de la crisis económica de aquel año, y resultaba necesario - sobre una estructura
concebida para otros fines - concebir un edificio capaz de difuminar la imagen de "ruinas urbanas"
de San José con que se conocía aquella infraestructura.
Desde esta perspectiva la construcción del complejo del Tribunal ha de verse como rescate
arquitectónico del espacio urbano y del tiempo perdido. El complejo consiste de tres edificios
intercomunicados entre sí por puentes y jardines internos.
con un área de 20.475 metros cuadrados y la Plaza de la Libertad Electoral con 7.000 metros
cuadrados. El diseño total posee características de los movimientos arquitectónicos actuales, de
modo tal que la integración de sus elementos permite un eclectismo (mezcla de distintos factores) y
una diversidad ejemplo del pluralismo de nuestro tiempo, basado en avances tecnológicos y
contrastes, siendo por ello reflejo del mundo actual caracterizado por el cambio del poder central a
la toma de decisiones conjuntas con la sociedad civil, lo cual se manifiesta en la apertura de la plaza
y la integración del entorno. En términos académicos la arquitectura del edificio es parte de una
corriente contemporánea que, según el crítico internacional Charles Jencks, se ubica dentro de lo
que él describe como arquitectura posmoderna, la cual combina las técnicas y métodos
constructivos que incorporan tecnología de punta con la construcción tradicional, todo para
posibilitar que la arquitectura se comunique tanto con el público como con una minoría conocedora,
compuesta usualmente por arquitectos o diletantes.
El diseño del complejo persigue también la representación de una conciencia nacional pluralista, al
tiempo que dota de importancia a la identificación local, logrando un contextualismo con el entorno
a través de un diálogo con los elementos del Parque Nacional y un revitalismo urbano mediante el
rescate de zonas verdes y duras para la solaz de los peatones.
Está presente asimismo una reinterpretación del espíritu del pasado, empleando para ello las
columnas de la fuente en el sector noroeste que reciben a los usuarios urbanos a través de la
antigua "puerta de la entrada este" de la ciudad de San José.
Interiormente el diseño tiende a crear un espíritu óptimo de trabajo, un lenguaje de identificaciónsignificado y la apropiación del ser humano en el espacio laboral de oficinas, usualmente concebido
como espacio homogéneo sin personalidad (5).
El Tribunal integró la Unidad Ejecutora para la Construcción del Nuevo Edificio el 04 de noviembre
de 1992 y en diciembre de 1993 se inició la construcción, dejando la Dirección del proyecto a cargo
del Arq. Percy Zamora Ulloa.
Epítome del Vuelo, Autor: Escultor José Sancho Benito
Entre las esculturas más sobresalientes de José Sancho, se encuentra "Epitome del Vuelo", obra que
se inauguró el 13 de setiembre de 1996.
Esta bella escultura se encuentra ubicada en la Plaza de La Liberta Electoral, frente al Edificio del
Tribunal Supremo de Elecciones. Entre sus características más importantes están las siguientes:
Título de la obra: Epitome del Vuelo
Autor: José Ismael Sancho Benito
Técnica: Talla Directa en granito rojo
Dimensiones: 300 x 200 x 180 centímetros
Material a utilizar: Granito de Carrara
Plazo de ejecución: 6 meses
Costo $ 53.500,00
Debido a las dimensiones de la obra y a las dificultades intrínsecas, el escultor la trabajó en Italia
durante seis meses, contando allí con los servicios de un taller y ayudantes.
El Tribunal Supremo de Elecciones, cubrió solo los costos materiales y directos, pues los honorarios
profesionales fueron donación de Sancho.
Cuando el Tribunal le solicitó una obra para ubicarla en la Plaza de la Libertad Electoral, pensó en un
elemento plástico que evocara el vuelo; el autor relata lo siguiente: " acudí a los recursos que a lo
largo de mi carrera como escultor he venido empleando para expresar la necesidad de la elevación",
de quien son características las obras figurativas donde animales individuales o en bandadas
sacuden alas o emprenden el vuelo.
La escultura es, sin embargo, bastante abstracta, aunque si se observa con detenimiento, se verán
fácilmente los elementos alados, pisciformes y oviformes.
El lugar donde se ubica la obra muy cerca del Parque Nacional, de la Biblioteca Nacional y del
Centro Nacional de la Cultura, cobra un significado especial para el artista.
En palabras del mismo autor, podemos descubrir lo que el realmente quiso expresar a través de
dicha obra:
"Epítome del Vuelo resume o compendia esa necesidad que he sentido siempre de escaparme hacia
el cielo. Como hecho extraordinario debo mencionar que el Tribunal Supremo de Elecciones, no me
sugirió ningún tema y que el espacio que me estaban asignando era perfecto para representar ese
contenido simbólico. Pensé por otra parte en la necesidad de un material imperecedero que no
requiriese mantenimiento de ninguna naturaleza: por eso escogí el doro granito que estará ahí
perpetuamente".
José Sancho hizo primero un pequeño modelo en madera y luego una maqueta y un montaje
fotográfico que sirvieron al museo de Arte Costarricense para autorizar el proyecto.
Acerca del autor, José Sancho Benito
Escultor costarricense, que nació en el centro de Puntarenas el 18 de abril de 1935. es hijo de
Rafael Angel Sancho Cordero y Marina Benito Chaves.
En sus esculturas siempre han existido dos ideas principales, lo marino y lo femenino.
En el primer caso, la explicación se encuentra en la necesidad de seguir siendo niño o de volver a
serlo. De ahí la persistencia de vivencias que se grabaron muy sólidamente en su memoria, cuando
durante su infancia, contemplaba embelesado las bandadas de aves volando rasantes a lo largo de
la costa, y los grupos de peces deslizándose bajo la tenue transparencia de la superficie de mar, y
los reptiles asoleándose inmóviles sobre las rocas del litoral.
En el segundo caso ha venerado el sagrado fenómeno de la femineidad que muy en especial
encarna la hembra humana, este hermoso ente biológico que se acerca tanto a la naturaleza animal
y a las flores: instintiva, intuitiva, seductiva, procreadora, perpetuadora y además, deliciosamente
posesiva. De ahí, los torsos sensuales, evocadores de un ideal de belleza nada más.
Podemos rescatar algunas palabras filosofía en las siguientes líneas:
"Tanto como ocurre con las necesidad consideradas básicas, la vida nos plantea otras igualmente
valederas; por ejemplo: para subsistir y sin ser consciente de ello, uno necesita construirse sus
propias y distintas realidades, con lo que suele engañarse y engañar a sus semejantes; uno
necesita, pues escapar de la realidad y refugiarse en otras no necesariamente admitidas.
Además no es difícil aceptar que somos mortales y cósmicamente insignificantes; por esto
necesitamos abrazar creencias; inventamos dioses y demonios, y nos forjamos ilusión de la
trascendencia, del más allá, con ideas tan dadas por ciertas como la resurrección, la reencarnación
y la inmortalidad del alma.
Bibliografía:
Archivo del Tribunal Supremo de Elecciones.
Periódico La Nación de:
13 de setiembre 1996
15 de setiembre 1996
Fly UP