...

Edificio de Correos de Chile. Plaza Sotomayor. Valparaíso.

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

Edificio de Correos de Chile. Plaza Sotomayor. Valparaíso.
EDIFICIO DE CORREOS DE CHILE.
PLAZA SOTOMAYOR. VALPARAÍSO 1
Cecilia Jiménez V.*
El Servicio de Correos, se remonta al período de la Colonia, en tiempos en que los
mensajes eran transmitidos a través de los yanakonas denominados “Chasquis”, quienes
salvaban grandes distancias guardándolos en su memoria, para finalmente verter su
contenido en la persona objetivo.
Avanzado el siglo XVIII, en 1764, se establece la primera administración de
Correos en Santiago, pocos años después, en Valparaíso, nace como un incipiente
servicio público en un cuartillo de un edificio de calle Santo Domingo, a un costado de la
Iglesia La Matriz. Carmona Vial señala: “ Valparaíso también tuvo la primera Casa de
Correos en una pieza situada en la calle que corría por un costado de la Matriz”.2 En ese
tiempo, el entorno de la Matriz aglutinaba la mayor parte de las funciones públicas.
En 1833 Diego Portales decide su traslado a calle del Cabo, hoy Esmeralda, en
una ubicación no precisada. Sólo en 1842 la Casa de Correos es trasladada a la Plaza de
la Aduana, actual Plaza Sotomayor, por orden del Ministro del Interior, Ramón Rengifo.
Roberto Hernández describe este nuevo emplazamiento como “Un pequeño edificio de
propiedad fiscal en las inmediaciones de la Aduana” 3 y lo establece como la actual
ubicación en el límite oriente de la Plaza, sin embargo estudiados los planos de Ramón
Salazar en 1848, se puede dilucidar que este emplazamiento, no es el que actualmente
ocupa el edificio de Correos, sino el que enfrenta su actual ubicación, en el deslinde
poniente de la Plaza, es decir, frente al edificio actualmente denominado “La Nave”, lugar
en el que se iniciaba la calle, en ese entonces, de la Planchada, hoy Serrano y donde
permanecerá hasta mediados del siglo XIX.
Entre 1850 y 1860, Correos de Chile y otras oficinas públicas funcionan en el
Palacio de la Intendencia (antigua Aduana). En ese período, el servicio de correos se
efectuaba a través de caballos entre Valparaíso y Santiago. Sólo a partir de 1867
comienza a utilizarse el sistema de ferrocarril, por lo cual las instalaciones para los
rezagos comienzan a ser insuficientes; esto motiva la construcción del primer edificio
1. La presente reseña forma parte del Proyecto de Investigación “ Identidad Arquitectónica heredada
de fines de siglo XIX y comienzos del XX en el Área Histórica de la ciudad puerto de Valparaíso.
Proyecciones para su recuperación y desarrollo hacia el siglo XXI” patrocinado por la Dirección de
Investigación y Postgrado de la Universidad de Valparaíso, período 2004-2006
*. Arquitecto Académico. Escuela de Arquitectura de la Universidad de Valparaíso. Arquitecto de la
Unidad Técnica Patrimonial de Valparaíso de la I. Municipalidad de Valparaíso.
2. CARMONA VIAL, Hernán: “Postales del Viejo Valparaíso”. Imprenta Victoria; Ed. Guías; Valparaíso
1965.
3. HERNÁNDEZ, Cornejo, Roberto: “Valparaíso en 1827”.Imprenta Victoria; Valparaíso 1927
140
revista archivum año v nº 6
Edificio de Correos de Chile, Plaza Sotomayor, Valparaíso
destinado al Servicio de Correos, en 1868, en el actual y definitivo emplazamiento.
Santos Tornero lo describe así: “Midiendo su frente 14 metros 75 centímetros i 27 metros
de costado sur que da frente a la Plaza de San Agustín” 4 siendo los planos firmados por
el arquitecto Manuel Aldunate.
Cabe señalar que este primer emplazamiento no coincidía con el actual, ya que
no colindaba con la calle Cochrane y además se encontraba adelantado respecto a la
línea actual de edificación, existiendo un terreno colindante donde se erguía el edificio
4. TORNERO RECAREDO, Santos; “ Chile Ilustrado. Guía Descriptiva del Reino de Chile”. Librerías y
Agencias del Mercurio; Valparaíso 1872
141
edificio de correos de chile. plaza sotomayor. valparaíso
de Telégrafos del gobierno, que fue demolido aproximadamente en 1930, producto de
los severos daños producidos por el terremoto de 1906. En 1936, se inicia la
construcción del actual edificio, desplazándose hacia el oriente, para regularizar la
configuración urbana de la Plaza y ocupando totalmente el frente de la Plaza entre las
calles Prat y Cochrane.
El autor de la obra nació en Santiago de Chile en 1908, titulándose en la
Universidad de Chile en 1930. Se desempeñó profesionalmente en el Departamento de
Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas y como académico entre 1945 y 1960, en la
cátedra de construcción, asumiendo cargos directivo en 1961 como Sub Director de la
Oficina Técnica de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Chile. También
participó en el Departamento Técnico de la Caja de Previsión de Empleados Particulares.
No se tiene fecha exacta de su defunción.
El edificio de Correos ha estado ligado históricamente al desarrollo de la Plaza de
la Intendencia, hoy Plaza Sotomayor, participando con su volumetría en su conformación
urbana y como servicio público, en la consolidación del rol institucional y ceremonial de
este espacio de gran jerarquía urbana y que históricamente ha sido el punto urbano de
contacto de la ciudadanía con el mar. Con su volumetría y expresión formal vanguardista
para la época que refleja notablemente rasgos de arquitectura moderna, vino a
contribuir aún más a la conformación armoniosa y proporcionada de la Plaza en un
espacio unitario de gran diversidad histórica y estilística.
Su implantación urbana y sobresaliente forma, constituye una rótula que
articula tanto la Plaza Sotomayor como el cordón vial de pie de cerro constituido por la
calle Prat y la Plaza de la Justicia, antesala de acceso a los cerros Alegre y Cordillera, a
través de la histórica quebrada de San Agustín, hoy Tomás Ramos.
La planimetría original del edificio de siete pisos y subterráneo, firmada sobre
ferroprusiato por el arquitecto Marcelo Deglín Samson, desarrolla un amplio programa
que consideraba atención de público, despacho de correspondencia, servicio de
telégrafo, oficinas y habitación.
Su solución planimétrica interior expresa claramente una arquitectura moderna,
que deja atrás el historicismo ecléctico de la gran mayoría de edificios construidos hasta
ese momento y que rescata la espacialidad interior y la luz, a través de plantas libres con
un vacío central, que permite fácilmente adaptaciones a diferentes programas que se
requieran, respetando su amplio espacio interior, lo que le otorga plena vigencia.
Construido en hormigón armado, se encuentra en buen estado de conservación.
La solución estructural está basada en un reticulado de pilares, vigas y losas de
hormigón armado claramente ordenados en una estructura limpia y modulada en los
142
revista archivum año v nº 6
Edificio de Correos de Chile, Plaza Sotomayor, Valparaíso
cuales los pilares retrasados respecto al perímetro, nos muestra una fachada liberada a
través de los ventanales continuos de clara dominante horizontal de gran fuerza y pureza
formal.
Cabe señalar que el edificio de Correos de Chile es uno de los mejores
exponentes de arquitectura moderna construidos en Valparaíso, en Chile e incluso de
América Latina. Sus valores históricos, urbanos y arquitectónicos sobresalientes lo
distinguen como un edificio de Conservación Histórica de carácter monumental y
espacialidad interior relevante inserto en el Plan Regulador de la ciudad de Valparaíso.
143
edificio de correos de chile. plaza sotomayor. valparaíso
Su emplazamiento en la Plaza Sotomayor, protegida como Zona Típica y de Conservación
Histórica, denota su relevancia, más aún, a partir del 2003 al formar parte del Área
Histórica declarada como Sitio del Patrimonio Mundial por UNESCO.
El conjunto de valores patrimoniales de este edificio y su profundo arraigo en la
ciudad y en sus habitantes, han pesado en su elección para albergar al Consejo
Regional de la Cultura, su flexibilidad funcional, su amplia espacialidad y la calidad de su
sistema estructural y constructivo han permitido su reciente rehabilitación, la que le
otorga dignidad y plena vigencia, haciendo realidad su preservación y puesta en valor,
como un legado a las generaciones futuras.
144
Fly UP