...

ero vas a estar muy triste y así te vas a quedar p

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

ero vas a estar muy triste y así te vas a quedar p
P
ERO VAS A ESTAR
MUY TRISTE
Y ASÍ TE VAS A QUEDAR
Gabriel Ríos
Gabriel Ríos es escritor. Sus colaboraciones han aparecido en los
suplementos La Jornada Semanal
(La Jornada) y El Ángel (Reforma),
así como en la extinta revista Equis.
A veces parece que exagera Anna
María Fernández Poncela, pero al ir
avanzando en la lectura es cierto lo que
dice, pues quién soportaría ad infinitum
convivir con alguien que con su ínclita
presencia creyera en la seguridad que
otorga, cuando en realidad delata inseguridad.
La autora del libro Pero vas a estar muy
triste y así te vas a quedar escribe que en
los últimos tiempos ha tenido lugar un
revival de la música romántica y del bolero —educación sentimental llena de
TIEMPO
93
APUNTES
melancolía y desamor, anotaría Carlos
Monsiváis—, pasión que con la crisis
actual se olvida y al mismo tiempo descubre al machismo inventado del carácter nacional.
Se trata de la música popular con un
discurso androcéntrico, donde el hombre es el que cuenta, ordena y da su visión, y la mujer, mientras tanto, es presentada como un objeto amoroso o
sexual, que sólo existe a través de su
“creador”. El objeto del libro de Fernández Poncela es realizar un análisis
sada en una canción de Agustín Lara,
se apareja a la construcción y consolidación de un régimen autoritario, machista, corrupto, de una doble moral.
discursivo, cuyo eje es la construcción
de la identidad de género.
La escritora aborda desde un inicio que
la letra por boca de hombres existe abiertamente en el contexto de un mayor
control en la producción y reproducción que imposibilita la introducción
directa o velada de cuestionamientos o
propuestas alternativas, o de reivindicaciones parciales.
Se muestra en el libro parte de la canción famosísima de José Alfredo Jiménez, “El Rey”, que se va traduciendo
desde la cabeza, conteniendo así un
mensaje impregnado de sexismo, además de fatalismo y, más específicamente, la explicación completamente consciente de lo tradicional y arquetípico
del carácter nacional mexicano, que tiene que ver con los “mensajes morales”
que versan sobre la infidelidad femenina, la típica imagen de la mujer malvada, perdida y deshonesta.
Apremia Fernández Poncela que es precisamente en las mujeres sobre quienes
recae la ira del mundo o de los hombres, al parecer señaladas como las culpables de las dificultades de la vida, las
creadoras de padecimientos, origen de
la maldad y el sufrimiento, “quizá chivas expiatorias de la incomprensión del
mundo y de la existencia misma”. En
todo caso, las letras y los mensajes que
se propagan en el imaginario cultural
son para criticar a las mujeres, como si
fuese humanitario.
A propósito de la música popular mexicana, Manuel M. Ponce, quien pretendió conservar la única y auténtica
canción, perfiló, sin darse cuenta por
supuesto, por un lado, a la mujer ideal
y perfecta, anhelada y adorada, en las
décimas y valses, y por la otra a la mujer atrevida, malvada y frívola, que exige
novio en las coplas, inconstante o imbécil en los sones, infiel en los jarabes.
Al analizar la sustancia de los corridos,
Fernández Poncela dice que éstos reinciden en el señalamiento de la maldad
de la mujer, sobre todo a través de la
infidelidad, que tiene como resultado
trágico su muerte y la desgracia del
hombre, como en los antiguos romances españoles. Agrega que en su “poesía” no siempre se mata a la mujer por
su infidelidad, sino también se le puede asesinar si se niega a ser cortejada, si
rechaza proposiciones matrimoniales o
sexuales.
Del bolero clásico que data del tercer y
cuarto decenios del siglo XX, los temas
se tipifican, comenta Fernández Poncela: la libertad sexual y el desenfreno erótico se convierten en moda, aterrizando
en una cultura de burdel, cuyo prototipo siempre será la cinta Santa, que baTIEMPO
94
APUNTES
En el libro Pero vas a estar muy triste y
así te vas a quedar también aparece la
voz de la mujer en donde se critica el
comportamiento masculino de una
manera civilizada, por lo que se deduce que a ésta se le ha mantenido ausente al momento de estudiar la música
popular latinoamericana. María Grever
y Consuelito Velásquez podrían ser la
excepción a la regla.•
Anna María Fernández Poncela, Pero vas a
estar muy triste y así te vas a quedar, México,
CNCA / INAH
(Divulgación), 2002, 252 pp.
Fly UP