...

el test de 20 metros ida y vuelta. revisión teórica de su

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

el test de 20 metros ida y vuelta. revisión teórica de su
Actividad Física y Deporte: Ciencia
y Profesión.
16, I Revisión
semestre
de 2012
Jorge Bayón Serna
El test de
20 metros idaNº
y vuelta.
teórica
de su aplicación...
ISSN:1578-2484
EL TEST DE 20 METROS IDA Y VUELTA. REVISIÓN TEÓRICA DE SU
APLICACIÓN EN PERSONAS CON DISCAPACIDAD INTELECTUAL
Jorge Bayón Serna.
Colegio Niño Jesús del Remedio, Madrid.
RESUMEN
La revisión bibliográfica que se muestra a continuación pretende dar a conocer los estudios
realizados desde 1993 hasta 2011 sobre la validez y fiabilidad de la prueba de 20 metros ida
y vuelta en personas con discapacidad intelectual. Tal prueba mide de manera indirecta el
consumo máximo de oxígeno y ha sido validada en población general. Por ello se detallan los
estudios que han tratado de validar la prueba en personas con discapacidad intelectual. Los
estudios encontrados muestran que la prueba de 20 metros ida y vuelta es válida para medir
la capacidad aeróbica en personas con discapacidad intelectual; sin embargo no encontramos
estudios que hayan validado la prueba en personas con síndrome de Down. Para favorecer
resultados fiables la prueba ha de regirse por unas determinadas condiciones de aplicación que
no siempre son las mismas.
Title:
The 20 metres shuttle run test. Theoretical review of its application with intellectual disability
people
Palabras clave
Discapacidad intelectual, retraso mental, síndrome de Down, 20 metros ida y vuelta, validez,
fiabilidad.
ABSTRACT
The following review intends to show the studies done from 1993 to 2011 about validity and
reliability of the 20 metres shuttle run test for people with intellectual disabilities. The 20
metres shuttle run test measures maximum oxygen uptake indirectly and has been validated
for the general population. Because of this the study is focused on those that that have tried
to validate the test in people with intellectual disabilities. The studies show that the 20 metres
shuttle run test is valid in terms of measuring the aerobic capacity in people with intellectual
disabilities; however the studies have not proven the validity of the test in people with Down
syndrome. In order to favor reliable outcomes the test has to be governed by pre-determined
conditions of application that are not always the same.
Key words
Intellectual disability, mental retardation, Down syndrome, 20 m shuttle run test, validity,
reliability.
• 21 •
Actividad Física y Deporte: Ciencia y Profesión. Nº 16, I semestre de 2012
ISSN:1578-2484
INTRODUCCIÓN
La prueba de 20 metros ida y vuelta fue diseñada por el Franco-Canadiense Luc Léger. Supone
una alternativa altamente fiable a los test de laboratorio para determinar la capacidad aeróbica
(Klye, 1991).
Siguiendo a Klye (1991) la prueba de 20 m ida y vuelta es un test progresivo que se corre
en una superficie de 20 m, delimitada por dos líneas a cada lado. Para realizar la prueba se
sigue el ritmo marcado por unas señales de audio. Por cada señal el corredor debe alcanzar
una de las líneas marcadas situando un pie sobre una de ellas, girando y regresando a la otra
línea a tiempo para la siguiente señal. Este ritmo se incrementa cada minuto. El test termina
cuando los sujetos no son capaces de seguir el ritmo marcado por las señales de audio (Legert
& Lambert, 1982) y no pueden llegar dos veces seguidas a cada una de las líneas (Winnick &
Short, 1999).
Klye (1991) menciona que es un test adecuado para todos los grupos de edad entre los 6 y los
60 años, aplicable en ambos sexos, a muchos deportes y a muchas personas al mismo tiempo.
Legert y Lambert (1982) mencionan que tiene la ventaja de poder hacerse en grupo y no
requerir sofisticados equipamientos. Asimismo puede realizarse tanto en espacios al aire libre
como cerrados y en diferentes tipos de superficies tales como césped, madera y goma (Ruiz
et al., 2009).
Dicho test supone una prueba de campo que permite valorar alguno de los parámetros máximos
del sistema de aporte de oxígeno, como es el consumo máximo de oxígeno máximo (VO2max)
(García, Navarro y Ruiz, 1996). El VO2 mide la capacidad del cuerpo de transportar oxígeno
desde el aire exterior hasta los tejidos más activos midiéndose en ml/kg/min (Shephard, 2007).
El VO2max aumenta de forma proporcional a la intensidad del esfuerzo, de forma que al llegar
a cierto nivel de intensidad éste no aumenta a pesar del incremento de la carga. Se produce
lo denominado como meseta, donde el corazón ya no es capaz de desarrollar un mayor gasto
cardíaco máximo (García et al., 1996; Shephard, 2007).
La capacidad cardiovascular está relacionada de forma significativa con la salud (Ortega et al.
2005), siendo un indicador del estado de salud de las personas (Castillo, 2007). Las personas
con discapacidad tienen mayores problemas de salud que el resto de la población (Flórez,
2005). Concretamente el colectivo de personas con discapacidad intelectual (DI), presentan
una menor capacidad cardiovascular que la población general (Fernhall et al., 1998; Fernhall
et al, 1995). A su vez existen ciertas dificultades para alcanzar una meseta en el VO2max en
personas con discapacidad intelectual. Por ello se suele hablar de VO2pico. Éste significa el mayor
consumo logrado durante el test sin llegar a producirse una meseta (Fernhall & Balagopalan,
2002).
La prueba de 20 metros ida y vuelta mide de forma válida la capacidad cardiovascular en niños,
adolescentes y adultos de ambos sexos de la población general, realizada tanto en grupo como
individualmente (Montoro, 2003; Legert & Lambert, 1982). Por ello, parece pertinente revisar
teóricamente si esta prueba mide de forma válida y fiable la capacidad cardiovascular de las
personas con discapacidad intelectual.
El concepto de validez ha variado a lo largo de los años y supone la propiedad más importante
al evaluar un test. La validez se define como “el grado en que la teoría y los datos disponibles
apoyan la interpretación de las puntuaciones de un test para un uso concreto” (Abad, Olea,
• 22 •
Actividad Física y Deporte: Ciencia
y Profesión.
16, IRevisión
semestre
de 2012
Jorge Bayón Serna
El test de
20 metros ida Nº
y vuelta.
teórica
de su aplicación...
ISSN:1578-2484
Ponsoda y García, 2011, p. 161). Thomas y Nelson (2007) mencionan que la validez se refiere a
la seguridad que obtenemos en la interpretación de una prueba.
Siguiendo a Prieto y Delgado (2010), la fiabilidad se refiere a la consistencia o estabilidad de
las medidas cuando el proceso de medición se repite. Por ello la variabilidad de los resultados
en diferentes mediciones puede obtenerse como un indicador de fiabilidad.
Para estimar la fiabilidad existen diferentes procedimientos empíricos. Es de destacar, por el
caso que nos ocupa, el procedimiento test-retest (Abad et al, 2011, p. 161). En él se aplica un
test a una muestra de personas en dos ocasiones en el que el atributo o prueba se mantiene
estable. Para analizar la fiabilidad temporal (test-retest) es habitual utilizar el coeficiente
de correlación intraclase. El grado de fiabilidad se expresa con un coeficiente de correlación
que oscila desde 0,00 y 1,00 (Thomas y Nelson, 2007). Al respecto, los estudios de fiabilidad
nos informan sobre si estamos midiendo con mucho o poco error de medida, pero no informan
de qué atributo estamos midiendo. Por ello para valorar la idoneidad de una prueba debe
completarse con estudios de validez por lo que la fiabilidad debe ser considerada como
condición necesaria para la validez.
En virtud de lo anterior, este estudio persigue dos objetivos:
(1) analizar la validez y la fiabilidad de la prueba en personas con discapacidad intelectual y
(2) revisar las condiciones de aplicación de la prueba cuando se lleva a cabo en este
colectivo.
MÉTODO
Se revisaron las bases de datos PSYCINFO (Proquest) SPORT DISCUS (Ebsco) y ERIC (Ebsco),
incluyendo aquellos estudios desde 1993 hasta el año 2011. La búsqueda se llevó a cabo durante
el mes de agosto de 2012, con el fin de asegurar la publicación de todos los estudios pendientes
del año 2011. Para encontrar los estudios que analizasen la validez y fiabilidad de la prueba se
utilizó el siguiente patrón de búsqueda: (intell* disab* OR ment* retard* OR down syndrome)
AND (field test* OR physical fitness* test OR card* test OR aerobic test OR endurance test OR
20* shuttle run test) AND (valid* OR reliab* OR feas*).
Los criterios de inclusión fueron los siguientes:
• Artículos entre 1993 y 2011, inclusive.
• Participantes con discapacidad intelectual.
• Estudios que utilicen la prueba de 20 metros ida y vuelta.
• Estudios que analicen la validez y/o fiabilidad de la prueba.
RESULTADOS
La búsqueda aportó 175 resultados bibliográficos, de los cuales 18 fueron referencias duplicadas
tanto en diferentes bases de datos como en la misma base de datos. Además 8 resultados fueron
excluidos al analizar el contenido del resumen. Finalmente fueron evaluados 8 artículos. La
figura 1 muestra un esquema donde se detalla el proceso seguido.
• 23 •
Actividad Física y Deporte: Ciencia y Profesión. Nº 16, I semestre de 2012
ISSN:1578-2484
ERIC
9
SPORT DISCUSS
29
PSYCINFO
137
IDENTIFICADOS
175
DUPLICADOS
18
EVALUADOS PARA
PRE-ELECCIÓN
16
EXCLUIDOS EN BASE AL
ABSTRACT
8
EVALUADOS PARA SU
INCLUSIÓN
8
Figura 1. Resultados bibliográficos
A continuación se muestra una tabla en la que aparecen reflejados desde un punto de vista
cronológico los diferentes estudios motivo de análisis. La tabla refleja los propósitos perseguidos
por los investigadores, las características detalladas de las muestras de participantes, esto es: edad,
sexo y tipo o grado de discapacidad. En el apartado de resultados se refleja el estadístico utilizado
y los datos obtenidos más relevantes y las conclusiones a las que llegan los investigadores.
• 24 •
Actividad Física y Deporte: Ciencia
y Profesión.
16, I Revisión
semestre
de 2012
Jorge Bayón Serna
El test de
20 metros idaNº
y vuelta.
teórica
de su aplicación...
ISSN:1578-2484
AUTORES
Fernhall et
al. (1998)
TÍTULO DEL
ESTUDIO
Validation of
cardiovascular Fitness
Field Tests in
Children with
Mental Retardation.
OBJETIVO
PARTICIPANTES
RESULTADOS
CONCLUSIONES
Validar los
test de resistencia
cardiovascular
en personas
con DI.
34 participantes de
10 a 17 años con DI
leve a moderada. 22
chicos y 12 chicas. 8
de los 34 tenían SD.
Fiabilidad:
Estadísitico:
.97.
Validez:
Estadístico: La
relación entre
el 20 SRT y el
VO2 pico fue de r
= .74.
Todos los test de
campo estuvieron
significativamente
relacionados con
el VO2pico, (p < 05)
explicando más del
50% de la varianza.
Usando la ecuación
de predicción encontraron que los
test de campo explicaron entre el 77%
- 79% de la varianza
del VO2pico (p < 05).
La fiabilidad parece
ser mayor cuando se
usa con niños que
tienen DI comparado
con sus compañeros
que no lo tienen.
Esto puede verse
influenciado por la
asignación de un
evaluador que corrió
junto a cada niño
durante el test, lo
que probablemente
ayudó a incrementar
la motivación para
rendir más.
El VO2 pico puede ser
fiable y medirse de
forma exacta a través del 20 m SRT.
• 25 •
Actividad Física y Deporte: Ciencia y Profesión. Nº 16, I semestre de 2012
ISSN:1578-2484
TÍTULO DEL
ESTUDIO
OBJETIVO
PARTICIPANTES
RESULTADOS
CONCLUSIONES
Mac Donncha,
Watson,
McSweeney
(1999)
Reliability
of Physical
Fitness items
for adolescent males
with and
without mental retardation
Examinar la
fiabilidad de
los test que
conforman
la batería
Eurofit para
adolescentes
masculinos
con y sin DI.
63 participantes
masculinos con DI
moderada. Con un
CI medio de 63.0 ±
11.5. La media de
edad fue de 15.5 ±
1.2. 22 participantes con una media
de edad de 15.6
± 0.6 y con mejor
promedio de CI.
Fiabilidad:
Se utilizó el
CCI, obteniendo un
valor de .94.
El 20 m SRT es
apropiado para
individuos con DI
moderada. Además
el CCI como medida de la fiabilidad
indica que éste es
fiable para chicos
adolescentes con
DI.
Fernhall et
al. (2000)
Cross validation of the
20 m shuttle
run test for
children and
adolescents
with mental
retardation
Validar el
test de 20 m
ida y vuelta en una
muestra con
personas con
DI y medida
del VO2pico
en niños y
adolescentes
con DI usando la fórmula específica
diseñada por
Fernhall et
al. (1998).
17 niños y adolescentes. 9 chicos y
7 chicas, de edades comprendidas
entre los 8-18 con
DI ligera a moderada.
Validez: El
coeficiente
de regresión
fue de: r=
.86 (p <.05)
LAA: Bland
Altman. La
principal
diferencia
entre las medidas y pronósticos de
VO2pico fue de
1.35 ml.Kg-1.
min-1.
Fiabilidad:
.94.
En el análisis
estadístico
no fueron
tenidos en
cuenta las
personas con
SD.
El análisis de regresión determina
la relación entre
las medidas y las
variables predichas.
EL 20 m SRT es un
indicador válido
de la capacidad
cardiovascular de
los participantes
en este estudio. La
correlación entre
la medida y el VO2
fue alta e indica
un pequeño error
de predicción.
Existen una variabilidad sustancial
entre las medidas y los valores
predichos, lo que
hace que el LAA
fuera pobre. Esto
no invalida el 20
m SRT en niños y
adolescentes, pero
es necesario tener
precaución a la
hora de interpretar los resultados
en individuos con
VO2pico alto.
El test fue altamente fiable.
AUTORES
• 26 •
Actividad Física y Deporte: Ciencia
y Profesión.
16, I Revisión
semestre
de 2012
Jorge Bayón Serna
El test de
20 metros idaNº
y vuelta.
teórica
de su aplicación...
ISSN:1578-2484
AUTORES
TÍTULO DEL
ESTUDIO
OBJETIVO
PARTICIPANTES
RESULTADOS
CONCLUSIONES
Guerra et
al. (2001)
Cross validation of the
20 m shuttle
run for children with
Down Syndrome
Validar la
fórmula
desarrollada
por Fernhall
et al. (1998)
en la prueba
de 20 m ida
y vuelta.
17 niños con SD.
Un chico y seis
chicas. Todos los
participantes fueron clasificados con
discapacidad ligera
a moderada.
Se procedió
mediante
correlación
bivariada. La
correlación
entre el test
de laboratorio y el de
campo fue
de r=.43, el
cual no era
significativo
(p > 0.05). El
coeficiente
de regresión
para los valores de VO2pico
fue de .50.
Los bajos valores
encontrados los
atribuyen a los
diferencias entre
los sujetos.
La fórmula diseñada por Fernhall et
al. (1998) no parece válida en niños
con SD.
Guerra,
Pitetti y
Fernhall
(2003)
Cross validation of the
20-meter
shuttle run
test for
adolescents
with Down
Syndrome
Determinar
si la fórmula
de regresión
realizada
por Fernhall
et al. (1998)
con adolescentes con
DI usada
para predecir la capacidad cardiovascular era
válida para
adolescentes
con SD.
Validar el
test de 20 m
ida y vuelta
en adolescentes con
SD.
Grupo de participantes con DI y SD
pertenecientes a
Special Olympics
(Grupo activo) (9
chicos y 4 chicas)
y grupo de participantes sin DI
sedentarios (5 chicos y 2 chicas) de
edades comprendidas entre los 18-29
años de edad.
Se procedió
mediante
correlación
bivariada.
Validez: coeficiente de
correlación:
r= .54
LAA: Bland
Altman
La principal
diferencia
fue de 7,95
ml.kg-1.min-1.
Tanto el sesgo
como los niveles
de acuerdo fueron
demasiado grandes
como para que el
error de predicción
fuera aceptable.
Consecuentemente
la fórmula desarrollada por Fernhall
et al. (1998) para
niños y adolescentes con DI, no
es adecuada para
predecir el VO2pico
en adolescentes
con SD.
• 27 •
Actividad Física y Deporte: Ciencia y Profesión. Nº 16, I semestre de 2012
ISSN:1578-2484
AUTORES
TÍTULO DEL
ESTUDIO
OBJETIVO
PARTICIPANTES
RESULTADOS
CONCLUSIONES
Gillespie
(2009)
Reliability of
the 20-Metre
shuttle run
for children
with intellectual disabilities
Valorar la
fiabilidad del
20 metros
ida y vuelta
en jóvenes
con DI con
una media
de edad de 8
años.
15 chicos y 15 chicas con DI leve (CI
de 55-70) y déficit
en el comportamiento adaptativo.
Fiabilidad:
CCI: .53
El 20 m ida y vuelta puede no ser
una medida fiable
de la capacidad
cardiovascular en
niños pequeños
con DI. Posibles
causas de los bajos
valores de fiabilidad: La edad de
los participantes.
Asimismo, la familiarización con
la tarea pudo no
ser la conveniente
y el tipo de agrupamiento pudo
no favorecer la
motivación por la
prueba.
Waninge,
Evenhuis,
Van Wijck
y Van der
Schans
(2010)
Feasibility
and reliability of two
different
walking tests
in people
with severe
intellectual
and sensory
disabilities
Describir la
viabilidad
y la fiabilidad en la
prueba de
seis minutos
andando y
la prueba
adaptada de
20 metros
ida y vuelta
en personas con DI
severa y
discapacidad
sensorial.
47 personas. 18
fueron mujeres.
Media de edad: 44
años. 29 hombres.
Media de edad:
38 años. Clasificados de acuerdo
al sistema de
clasificación del
funcionamiento
motor. 27 participantes clasificados
en el nivel 1, y
20 participantes
fueron clasificados
en el nivel 2. 41 de
los participantes
tuvieron DI severa
y 6 tuvieron DI
profunda.
Límite de
acuerdo absoluto (LAA):
Para el nivel
I: 23%
Para el nivel
II: 74%
ICC:
Para el nivel
I: 0.96
Para el nivel
II: 0.82
El test de 20 metros ida y vuelta
puede ser fiable si
se desarrolla en los
participantes del
nivel I.
El intervalo de
confianza fue muy
amplio y el LAA
en el test de 20
metros ida y vuelta
fue inaceptable en
los participantes
del nivel II. Esto
sugiere que la capacidad aeróbica
no puede ser medida de forma fiable
en los participantes del nivel II.
• 28 •
Actividad Física y Deporte: Ciencia
y Profesión.
16, I semestre
de 2012
Jorge Bayón Serna
El test de
20 metros idaNº
y vuelta.
Revisión teórica
de su aplicación...
ISSN:1578-2484
AUTORES
Agiovlasitis, Pitetti,
Guerra y
Fernhall
(2011)
TÍTULO DEL
ESTUDIO
Prediction of
VO2peak from
the 20-m
Shuttle-run
test in youth
with Down
Syndrome
OBJETIVO
Examinar si
el test de 20
metros ida y
vuelta, así
como diversas variables
como el
sexo, edad,
IMC, peso,
altura que
podían ser
usadas para
predecir el
VO2pico.
PARTICIPANTES
RESULTADOS
CONCLUSIONES
53 personas con
SD. 25 mujeres
y 28 hombres de
edades entre los
8-20 años.
LAA: Bland
Altman. Gran
diferencia
individual
(95% CI: -9.3
a + 9.3 ml/
Kg/min).
El modelo de
regresión incluyó
sólo el SRT como
predictor, explicando una pequeña
cantidad de la
varianza en el
VO2pico.
El 95% del límite
de acuerdo entre
el actual y el estimado VO2pico fue
amplio. Esto invalida la predicción
de los resultados
individuales de la
fórmula desarrollada.
Sexo e IMC no
parecen tener
la posibilidad de
mejorar la predicción del VO2pico en
jóvenes con SD.
De forma similar,
la edad, la altura
y el peso no mostraron asociaciones
significativas con
el VO2pico y fue por
tano excluida de la
fórmula de regresión.
En jóvenes con SD
el 20 SRT no parece proporcionar
una estimación del
VO2pico.
Tabla 1: CCI: coeficiente de correlación intra-clase; LAA: Límite de acuerdo absoluto. SRT: Shuttle Run Test. SD. Síndrome
de Down.
DISCUSIÓN Y CONCLUSIONES
El objetivo de esta revisión teórica fue estudiar la validez y la fiabilidad de la prueba de 20
metros ida y vuelta en personas con DI y analizar las condiciones de aplicación de la misma.
En primer lugar mostramos los estudios que han tratado de validar el 20 m SRT en personas
con DI. Por otro lado reflejaremos aquellos estudios donde se haya analizado la fiabilidad.
• 29 •
Actividad Física y Deporte: Ciencia y Profesión. Nº 16, I semestre de 2012
ISSN:1578-2484
Y finalmente revisaremos las condiciones de aplicación de la prueba según los diferentes
estudios.
Siguiendo a Thomas y Nelson (2007) existen diferentes tipos de validez, a saber: validez de
contenido, validez de constructo y validez de criterio. Ésta última es la que se suele utilizar
en los estudios que nos encontraremos en la presente revisión, puesto que tratan de contrastar
las medidas utilizadas con algún modelo. A su vez hay dos tipos de validez de criterio: validez
concurrente y validez predictiva. En algunos estudios de tipo predictivo se utiliza el coeficiente
de regresión múltiple (Del Villar y Fuentes, 2001).
Cuando Léger y Lambert (1982) validaron el test de 20 metros ida y vuelta introdujeron una
serie de variables para predecir el VO2pico, tales como la edad y la velocidad a la cual los
participantes parasen.
Fernhall et al. (1998), en personas con discapacidad intelectual, introdujo las siguientes
variables: la edad, el peso, la altura y el IMC, puesto que podían influir la relación entre el
tiempo corriendo y el VO2pico. Teniendo en cuenta estas variables tales autores llevaron a cabo
una ecuación de regresión para evaluar la contribución de estas variables en conjunción con
el rendimiento en los test de campo para hallar el VO2pico. La ecuación de predicción fue la
siguiente:
VO2 pico (ml/kg/min) = 0.35 (nº de vueltas en el 20 m SRT) – 0.59 (IMC) – 4.5 (género) + 50.8.
En la ecuación de predicción del 20 m SRT se incluyó el número de vueltas, el IMC y el
género.
Tal y como mencionan Fernhall et al. (2000) el análisis de regresión no indica el grado de
acuerdo entre las variables. Debido a ello, Fernhall et al. (2000) llevaron a cabo un estudio en
el cual utilizaron el procedimiento descrito por Bland-Altman para calcular el grado de acuerdo
entre las variables. El estudio de Fernhall et al. (2000) demostró que el resultado del límite de
acuerdo superior e inferior sugirió una variabilidad sustancial entre las medidas y los valores
de predicción. Estos hallazgos no invalidaron el uso del 20 metros ida y vuelta como un test de
campo de capacidad cardiovascular en niños y adolescentes con DI; de hecho el estudio tuvo
valores de fiabilidad elevados. Sin embargo esto conllevó que se tuviera precaución a la hora
de interpretar los datos, particularmente en participantes con un alto VO2pico.
Asimismo en relación al tipo de DI, es necesario hacer referencia a los estudios que han tratado
de validar la prueba de 20 m SRT en personas con SD. El estudio de Fernhall et al. (1998) y
Fernhall et al. (2000) incluyeron personas con SD, pero no fueron incluidos en la ecuación de
predicción puesto que no contribuyeron a predecir el VO2pico. Aunque Fernhall et al. (2000)
advirtió de la pequeña muestra de participantes con SD que incluyó Fernhall et al. (1998) que
pudo influenciar los resultados hallados.
Por ello Guerra et al. (2001), con adolescentes con SD y más tarde Guerra et al. (2003), con
adolescentes y adultos, decidieron realizar un estudio en el cual incluyeron en la ecuación de
predicción a las personas con SD. En ambos estudios el coeficiente de correlación no mostró
resultados significativos y, en el caso del estudio de Guerra et al. (2003), el límite de acuerdo
fue demasiado grande para que las predicciones individuales fueran aceptables, lo que hizo
que la fórmula desarrollada por Fernhall et al. (1998) no contribuyera a la predicción del VO2pico
en personas con SD.
• 30 •
Actividad Física y Deporte: Ciencia
y Profesión.
16, I Revisión
semestre
de 2012
Jorge Bayón Serna
El test de
20 metros idaNº
y vuelta.
teórica
de su aplicación...
ISSN:1578-2484
Además Guerra et al. (2003) mencionaron que la menor fuerza en las piernas, mostrada por las
personas con DI, puede estar relacionada con el menor rendimiento en carrera. Sin embargo,
la reducida muestra de participantes pudo contribuir a la falta de poder estadístico, algo que
menciona de igual manera Agiovlasitis (2011) en su estudio.
Agiovlasitis (2011) realizó un estudio compuesto por una muestra con personas con SD. En el
modelo de regresión que propuso, incluyó el nº de vueltas como único predictor, excluyendo el
sexo y el IMC. La ecuación de predicción desarrollada fue la siguiente:
VO2pico (ml/kg/min) = 21.68 + 0.62 (nº de vueltas).
En este estudio la ecuación de predicción en el rendimiento del 20 metros ida y vuelta como
único predictor, tuvo bajos valores de predicción. Además el sexo, el IMC, la edad, la altura y
el peso no mejoraron la predicción del VO2pico. Aunque en otros estudios como el de Fernhall
et al. (1998) si se encontró una aceptable predicción del VO2pico, en el estudio de Agiovlasitis
(2011) pudo ser debido a las bajas asociaciones de sexo e IMC con el VO2pico en participantes
con SD. Tal autor sugiere incluir variables adicionales como la frecuencia cardíaca debido a la
alteración de la función autonómica de las personas con SD. Y por otro lado crear una medida
válida de composición corporal.
Respecto a la fiabilidad, la mayoría de los estudios alcanzaron valores de fiabilidad superiores a
.90. (Fernhall et al. 1998; Fernhall et al. 2000; Mac Donncha, 1999) Encontramos dos estudios
en los que el CCI fue menor. Por un lado el estudio de Gillespie (2009) que alcanzó un valor de
.53 y por otro lado el de Waninge et al. (2010) donde el grupo con mayor grado de discapacidad
obtuvo un valor de 0.82.
De estos dos estudios podemos extraer varias conclusiones: En el caso del estudio de Gillespie
(2009) la menor edad puede suponer un factor a tener en cuenta cuando se realizan estudios
de fiabilidad puesto que pueden requerir un mayor tiempo para interiorizar la prueba. Por otro
lado, el grado de discapacidad puede afectar al nivel de fiabilidad. Por último, ciertos estudios
destacan la contribución que el estado motivacional pudo afectar en los resultados, puesto que
repercute en el mayor o menor esfuerzo en la prueba; algo que influye en el nivel de fiabilidad
(Abad et al. 2011).
En relación a las condiciones de aplicación, tal y como mencionan Prieto y Delgado (2010) el
esfuerzo de los examinadores debe estar centrado en conseguir estandarizar un procedimiento
de medición para minimizar la influencia de aquellas variables extrañas que pueden provocar
inconsistencias en las diferentes mediciones. En este sentido debemos tener en cuenta
que, tal y como señalan Fernhall y Tymesson (1987), las personas con DI tienen problemas
de motivación, comprensión de tareas y eficiencia de movimientos. Por ello, según Pizarro
(1990), la preparación, la toma de confianza con el testador y el énfasis en la estimulación son
esenciales para favorecer la fiabilidad de los test en personas con DI. Esto hace que los estudios
que veremos a continuación tengan en cuenta estas premisas para crear unas determinadas
condiciones de aplicación.
La mayoría de los estudios mencionan dos aspectos a considerar: por un lado la familiarización
con la prueba en sí y por otro lado las estrategias motivacionales tenidas en cuenta.
Respecto a la familiarización, el número de sesiones de práctica no está determinado. Lo que
se suele mencionar es que la toma de datos comienza cuando los participantes muestran una
comprensión del test y una adecuada carrera. Si bien es cierto, esto no siempre se menciona
(Fernhall et al. 1998; Guerra et al. 2001; Waninge et al. 2010).
• 31 •
Actividad Física y Deporte: Ciencia y Profesión. Nº 16, I semestre de 2012
ISSN:1578-2484
En relación con las estrategias motivacionales decir lo siguiente: En todos los estudios se
menciona a una persona que corre junto con él participante o grupos de participantes.
Asimismo, los agrupamientos varían y no todos parecen tener en cuenta el protocolo original
de la prueba en el que el hecho de correr en grupo genera un ambiente competitivo que
estimula a los corredores a llegar a su límite (Klye, 1991). Por último, en el estudio de Guerra
et al. (2001) remiten al procedimiento descrito en el Fitnessgram y no mencionan nada más
al respecto.
De manera detallada en el caso del estudio de Fernhall et al. (1998) se detectaron dificultades
a la hora de completar cinco vueltas. En él se llevaron a cabo sesiones de práctica, de 2
a 4 según el individuo. Asimismo se menciona que los participantes corrieron junto con un
evaluador que estimuló la carrera.
En el estudio de Mac Donncha et al. (1999) corrieron 10 personas junto con un evaluador con
el fin de proporcionar un adecuado ritmo de carrera el cual sólo se retiró cuando apreció que
todos conseguían llevar el ritmo.
En la investigación de Fernhall et al. (2000) por el contrario se aumentó a 0,5 km/h la velocidad
inicial de la prueba. Se pasó de 8,5 km/h a 9 km/h. Los protocolos de familiarización se
realizaron hasta que los participantes consiguieron comprender la tarea y adquirieron un buen
nivel funcional. En este estudio se utilizó de nuevo a una persona que fue estimulando la
carrera de los participantes. Por último decir que además se utilizó como incentivo un refresco
que tomaron al finalizar la prueba.
Hay que mencionar que los tiempos de carrera también fueron modificados en el estudio de
Waninge et al. (2010). Se comenzó a 3 km/h y la velocidad fue incrementándose cada minuto
0.25 km/h. De la misma manera se utilizó a un evaluador que corría junto a los participantes
que ayudó a mantener el ritmo de carrera algo que fue determinante ya que los participantes
presentaban a su vez, discapacidad visual.
Las mismas condiciones de aplicación que en el estudio de Fernhall et al. (2000) se tuvieron
en cuenta en la investigación de Guerra et al. (2003), salvo que los tiempos de la prueba no se
modificaron. Asimismo se refleja un determinado número de personas (de 2 a 6) que corrieron
en grupo, algo que no se menciona en el estudio de Fernhall et al. (2000).
En el estudio de Gillespie (2009) se procedió a la familiarización con sesiones de práctica junto
con una explicación y una ejemplificación de la prueba en el mismo día de la prueba y antes de
la misma. Hay que destacar que tanto este estudio como en el llevado a cabo por Fernhall et
al. (1998) los participantes corrieron individualmente junto con un evaluador que les sirvió de
estímulo y guía. Este tipo de agrupamiento no se tuvo en cuenta en el estudio de Agiovlasitis
(2011) que utilizó el mismo rango de participantes por grupo que el utilizado por Fernhall et al.
(2000) y mantuvieron las mismas pautas de familiarización que el citado estudio.
De acuerdo a lo anterior, a juicio del autor, son tres las conclusiones que se derivan de la
revisión: (1) La prueba de 20 metros ida y vuelta es una prueba válida y fiable en personas
con DI; sin embargo no se han encontrado estudios que hayan validado la prueba en personas
con SD. (2) Para favorecer resultados fiables la prueba ha de regirse por unas determinadas
condiciones de aplicación que no siempre son las mismas. Y (3) las características de la muestra
de participantes pueden afectar a la hora de diseñar un determinado protocolo.
• 32 •
Actividad Física y Deporte: Ciencia
y Profesión.
16, I Revisión
semestre
de 2012
Jorge Bayón Serna
El test de
20 metros idaNº
y vuelta.
teórica
de su aplicación...
ISSN:1578-2484
Cabe destacar también que la principal limitación de este estudio es que se ha accedido
únicamente a documentos publicados en lengua inglesa, por lo que no se puede llegar a asegurar
que hayamos consultado todo lo investigado acerca del tema que pudiera estar publicado en
otras lenguas.
Para finalizar, se considera que una pertinente línea de investigación para el futuro es conocer
las posibles causas por las que esta prueba no ha sido validada en personas con síndrome
de Down. Puede que los problemas en la regulación del sistema nervioso autónomo de las
personas con SD junto con la menor fuerza de piernas afecten a la correlación con el VO2pico en
el test de 20 a ida y vuelta.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
Abad, F., Olea, J., Ponsoda, V. y García, C. (2011). Medición en Ciencias Sociales y de la Salud.
Madrid: Editorial Síntesis.
Agiovlasitis, S. Pitetti, K., Guerra, M. & Fernhall, B. (2011). Prediction of VO2peak From the
20-m Shuttle Run Test in Youth With Down Syndrome. Adapted Physical Activity Quarterly, 28.
Castillo, M. (2007). La condición física es un componente importante de la salud para los
adultos de hoy del mañana. Selección, 1, 2-8.
Cervelló, E. Moreno, F. (2001). Diseños descriptivos, correlacionales y experimentales de
investigación aplicada a las ciencias del deporte. En Del Villar, F. y Fuentes , J. (Eds.). Nuevas
perspectivas de Investigación en las ciencias del deporte. Universidad de Extremadura.
Fernhal et al. (1998). Validation of Cardiovascular Fitness Field Test in Children With Mental
Retardation. American Journal on Mental Retardation, 102, 6.
Fernhall, B. & Balagopalan, V. (2002). Physical activity, metabolic issues, and assessment.
Physical Medicine and Rehabilitation clinics of North America, 13, 925-947.
Fernhall, B. & Tymesson, G. (1987). Graded exercise testing of mentally retarded adults: a
study of feasibility. [Abstract]. Archives of physical medicine and rehabilitation, 68, 6, 363.
Fernhall, B., Pitetti, K., Rimmer, J. McCubbin, A., Rintala, P. & Lynn, A. (1995). Cardiorespiratory
capacity of individuals with mental retardation incluiding Down syndrome. Medicine and
Science in Sports and Exercise, 28, 3, 366-371.
Flórez, J. (2005). La salud de las personas con discapacidad. Revista Síndrome de Down, 22,
8-14.
García, J., Navarro, M. y Ruiz, J. (1996). Pruebas para la Valoración de la Capacidad Motriz en
el Deporte. Evaluación de la Condición Física. Madrid: Gymnos.
Gillespie, M. (2009). Reliability of the 20-m-Shuttle Run For Children with intellectual
disabilities. European Journal of Adapted Physical Activity, 2, 2.
Guerra et al. (2001). Cross Validation of the 20 m Shuttle Run for Children with Down Syndrome.
In Dinold, M. (ed.), Austrian Federation Adapted Physical Activity. (AFAPA). 13th International
Symposium, 5th European Congress, 3-7.
Guerra, M. Pitetti, K. Fernhall, B. (2003). Cross Validation of the 20-Meter Shuttle Run Test for
Adolescents With Down Syndrome. Adapted Physical Activity Quarterly, 20.
Klye, V. (1991). The 20 metre shuttle run test. A simple, easy to administrer aerobic fitness
test. Sport Coach.
Mac Donncha, C., Watson, W., Mc Sweeney, T., O´Donovan, D. (1999). Reliability of Eurofit
Physical Fitness items for Adolescent Males With and Without Mental Retardation. Adapted
Physical Activity Quarterly, 16, 86-95.
Montoro, R. (2003). Revisión de artículos sobre la validez de la prueba de course navette
• 33 •
Actividad Física y Deporte: Ciencia y Profesión. Nº 16, I semestre de 2012
ISSN:1578-2484
para determinar de manera indirecta el VO2. Revista internacional médica de ciencias de la
actividad física y el deporte, 3, 11.
Ortega et al. (2005). Bajo nivel de forma física en los adolescentes españoles. Importancia
para la salud cardiovascular futura (Estudio AVENA). Revista Española de Cardiología, 58, 8.
Prieto, G., y Delgado, A. (2010). Fiabilidad y Validez. Papeles del Psicólogo, 31, 1.
Ruiz, J., Silva, G., Oliveira, N., Ribeiro, J., Oliveira, J., Mota, J. (2009). Criterion-related
validity of the 20-m shuttle run test in youths aged 13-19 years. Journal of Sport Sciences,
27, 9.
Shephard, R. (2007). Consumo máximo de oxígeno. En Sheprad, R. y Astrando, P. La Resistencia
en el Deporte. (2ª ed.) Badalona: Paidotribo.
Thomas, J. y Nelson, J. (2007). Método de investigación en actividad física. Barcelona:
Paidotribo.
Waninge, Evenhuis, Van Wijck, Van der Schans (2010). Feasibility and reliability of two different
walking tests in subjects with severe intellectual and sensory disabilities. Journal of Applied
Research in Intellectual Disabilities.
Winnick, J. & Short, F. (1999). The Brockport Physical Fitness Test Manual. EEUU: Human
Kinetics.
• 34 •
Fly UP