...

estandarización y sistematización del cálculo de las tasas

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

estandarización y sistematización del cálculo de las tasas
ESTANDARIZACIÓN Y SISTEMATIZACIÓN DEL CÁLCULO DE LAS TASAS
DE RESPUESTA.
EUSKAL ESTATISTIKA ERAKUNDEA
INSTITUTO VASCO DE ESTADISTICA
Donostia-San Sebastián, 1
01010 VITORIA-GASTEIZ
Tel.: 945 01 75 00
Fax.: 945 01 75 01
E-mail: [email protected]
www.eustat.es
Presentación
En este documento se presenta el trabajo desarrollado por Eustat en el año 2006 en
relación al estudio de la no respuesta en las encuestas a hogares. Esta es una parte de
un proyecto que continúa en 2007 y que tiene como objetivo más general la
implementación de acciones para el tratamiento de la no respuesta.
El trabajo realizado se enmarca en una de las operaciones del Plan Vasco de
Estadística 2005-2008, relativa a I+D+i de métodos estadísticos, y cuya finalidad se
dirige a investigar y aplicar nuevas metodologías estadístico-matemáticas en las
operaciones estadísticas. El espíritu que anima estos estudios se encuadra en una
gestión de la excelencia, que está definido por un proceso de mejora continua.
La inclusión del estudio de la no respuesta en las operaciones del Plan es un reflejo de
la preocupación que EUSTAT comparte con otras oficinas estadísticas del ámbito
internacional por este tema. La falta de respuesta es un fenómeno que se está
produciendo en diferente medida en muchas operaciones estadísticas, que puede restar
fiabilidad algunas veces y reduce siempre la precisión en las estimaciones de los
resultados.
El seguimiento de la falta de respuesta en las encuestas a hogares se ha venido
realizando desde siempre en EUSTAT. Sin embargo, se ha planteado la necesidad de
establecer unos estándares o criterios comunes para su medición, basados en la
metodología europea publicada para tal fin por el Institute for Social & Economic
Research, de la Universidad de Essex (Reino Unido).
Espero que esta difusión sea de utilidad para todos los interesados en este ámbito de la
estadística.
Vitoria-Gasteiz, mayo 2007
Josu Iradi Arrieta
Director General.
RESUMEN
3
ESTANDARIZACIÓN Y SISTEMATIZACIÓN DEL CÁLCULO DE LAS TASAS DE RESPUESTA
RESUMEN
El presente documento1 está dividido en los siguientes capítulos:
En este primer capítulo se tratarán los objetivos y la metodología que se va aplicar en el
documento de trabajo. La metodología hace referencia tanto a las definiciones como al
tratamiento que se le va a dar a los datos.
En el segundo capítulo se expone cómo se ha realizado la categorización de cada una
de las incidencias y se presentan las definiciones estándar que serán utilizadas para el
cálculo de las tasas.
En el siguiente punto se muestran y se explican las definiciones de las distintas tasas de
respuesta: Tasa de respuesta, tasa de cooperación, tasa de contacto, tasa de rechazo y
tasa de elegibilidad. Aparecen reflejadas cada unas de las fórmulas con su
correspondiente explicación.
En el capítulo cuarto se exponen los resultados obtenidos para la Encuesta de
Población en Relación con la Actividad (PRA), utilizando la codificación y definición de
las tasas de respuesta propuestas por el ISER.
En el capítulo quinto se presentan las conclusiones a las que se ha llegado y el último
punto hace referencia a la bibliografía utilizada.
1
EUSTAT quiere agradecer el excelente trabajo de investigación desarrollado por Susana Sanz, en el marco de
la Beca de Investigación de Metodología Estadístico-Matemática que promueve EUSTAT, concretamente en el
campo de la No Respuesta
INDICE
4
Índice
PRESENTACIÓN ........................................................................................................................................3
ESTANDARIZACIÓN Y SISTEMATIZACIÓN DEL CÁLCULO DE LAS TASAS DE RESPUESTA .4
RESUMEN...................................................................................................................................................4
ÍNDICE ........................................................................................................................................................5
ÍNDICE DE TABLAS..................................................................................................................................5
ÍNDICE DE GRÁFICOS .............................................................................................................................6
1. INTRODUCCIÓN....................................................................................................................................7
INTRODUCCIÓN Y OBJETIVOS ...................................................................................................................7
2. CATEGORIZACIÓN DE LOS RESULTADOS (INCIDENCIAS) ........................................................9
NOTACIÓN ISER UTILIZADA ..................................................................................................................10
3. DEFINICIÓN DE LAS TASAS DE RESPUESTA ...............................................................................11
4. APLICACIONES DE LA METODOLOGÍA ........................................................................................14
1. ENCUESTA DE POBLACIÓN EN RELACIÓN CON LA ACTIVIDAD (PRA)................................................14
TASAS DE RESPUESTA POR TRIMESTRE...................................................................................................16
TASAS DE RESPUESTA POR TURNO DE ROTACIÓN ...................................................................................18
TASAS DE RESPUESTA POR TRIMESTRE Y TURNO DE ROTACIÓN .............................................................20
RESUMEN RESULTADOS PRA ................................................................................................................23
5. CONCLUSIONES..................................................................................................................................25
6. BIBLIOGRAFÍA....................................................................................................................................26
Índice de tablas
T.1 TASAS DE RESPUESTA POR TRIMESTRE....................................................................................16
T.2 TASAS DE RESPUESTA POR TURNO DE ROTACIÓN ................................................................18
T.3 TASAS DE RESPUESTA POR TRIMESTRE Y TURNO DE ROTACIÓN .....................................20
INDICE
5
Índice de gráficos
G.1 TASAS DE RESPUESTA POR TRIMESTRE ...................................................................................17
G.2 TASA DE RECHAZO POR TRIMESTRE.........................................................................................17
G.3 TASAS DE RESPUESTA POR TURNO DE ROTACIÓN...............................................................19
G.4 TASA DE RECHAZO POR TURNO DE ROTACIÓN ....................................................................20
G.5 TASA DE RESPUESTA POR TRIMESTRE Y TURNO DE ROTACIÓN (TURNOS) ...................21
G.6 TASA DE RESPUESTA POR TRIMESTRE Y TURNO DE ROTACIÓN (TRIMESTRES) ...........22
INDICE
6
Capítulo
1
1. Introducción
Introducción y objetivos
El objetivo del presente documento es mostrar un método de sistematización para la
medición de la no respuesta en las operaciones estadísticas dirigidas a individuos y
familias.
De igual forma este documento presenta una aplicación de dicho método a una
determinada encuesta a hogares, la Encuesta de Población en Relación con la
Actividad (PRA).
Primeramente es preciso destacar las tasas de respuesta como uno de los indicadores
fundamentales de la calidad de las encuestas. Y su finalidad es adoptar, tras su
análisis, las medidas oportunas de mejora de la operación.
La importancia que adquiere el conocer la tasa de respuesta se puede concretar
fundamentalmente en los siguientes aspectos:
•
en que la no respuesta puede introducir un sesgo o error de medida, debido a que
los no respondientes pueden diferir de los respondientes en características
importantes. Y por tanto, una gran precisión no garantiza ausencia de error.
•
en que la no respuesta reduce la precisión de las estimaciones, ya que habrá
menos casos disponibles para el análisis.
En este documento se propone un método para la medición de la falta de respuesta, el
del Institute for Social & Economic Research (ISER) en 2001. Este método presenta dos
ventajas principalmente:
•
en primer lugar, propone una codificación completa de todas las incidencias, o
situaciones en las que una encuesta puede acabar al fin del trabajo de recogida.
Esto es especialmente útil para clasificar del mismo modo incidencias de encuestas
distintas: negativas, no contactos, no encuestables, etc.
•
en segundo lugar, propone las fórmulas, en función de la codificación anterior, para
las tasas de respuesta, de cooperación, de contacto, de rechazo y de elegibilidad.
El planteamiento realizado en este trabajo consiste en, adoptar un modelo de cálculo
de la tasa de no respuesta que sirva para las diversas encuestas a hogares que se
realizan en Eustat, sistematizarlo y obtener resultados comparables en las diferentes
encuestas y en el tiempo. Y donde el objetivo fundamental residiría en conocer la
calidad de las operaciones en este sentido, informar sobre ello y actuar para la mejora
de la operación.
INTRODUCCIÓN
7
Los estándares conocidos para el cálculo de las tasas de respuesta son el ya
mencionado del ISER, además del de la American Association for Public Opinion
Research (AAPOR) en 2000.
La AAPOR, al igual que el ISER, presenta un modo de clasificación de las incidencias
de la recogida (de diferentes modos de recogida, en este caso), y fórmulas de obtención
de tasas.
Las diferencias entre ambos modelos son muy pequeñas. Según los autores del ISER,
ellos intentan extender el modelo que propone la AAPOR para las encuestas
presenciales, a los usos del Reino Unido, y en particular a las encuestas de los
organismos públicos. Ellos promulgan el uso de este estándar para facilitar la
comparación entre encuestas, la comprensión de las tendencias y pautas de las tasas
de respuesta.
En la bibliografía sobre no respuesta y estándares, suele destacarse también el intento
de otra organización americana muy anterior al de la AAPOR (y que le sirvió de base),
que es el Council of American Survey Research Organizations (CASRO). Este consejo
nombró un grupo de trabajo en 1979 para que hiciera recomendaciones sobre las
medidas de la respuesta como indicadores de calidad de las encuestas. En 1982,
publicaron un informe con fórmulas para el cálculo de la tasa de respuesta, algunas
definiciones para la adecuada aplicación de la fórmula y recomendaciones en general.
Algunos organismos han publicado el modo de cálculo de las tasas de respuesta. Por
destacar alguno, el Federal Comittee on Statistical Methodology de los Estados Unidos
hace una revisión de las diferentes posibilidades de cálculo, asociadas a las encuestas
que las utilizan.
Pero también hay que decir que en muchos casos las fórmulas que se aplican en las
operaciones estadísticas sobre la respuesta no se publican de forma explícita. Esto
complica de alguna manera la comparación de resultados entre encuestas.
Algunos autores han mostrado preocupación o han criticado abiertamente esta situación
en la que no hay acuerdo a la hora de utilizar los términos. En el ámbito europeo, el
ISER hace una revisión general en las encuestas y, apoyándose en diversos estudios,
concluye que las fórmulas y definiciones no son lo suficientemente precisas,
mencionando expresamente las encuestas de fuerzas de trabajo.
En el ámbito americano, también hay críticas de este tipo. Tom W. Smith, en su artículo
Developing Nonresponse Standards, pasa revista a los estándares y definiciones sobre
la no respuesta en varios ámbitos de la investigación social, en los Estados Unidos,
preferentemente: el mundo académico, la investigación comercial y las oficinas
federales. Concluye que se han hecho esfuerzos para la estandarización, en forma de
definiciones y recomendaciones; pero que las organizaciones en general no las ponen
en práctica, que normalmente no se publican las tasas de respuesta, y que cuando se
publican, muchas veces no se definen, o no se utilizan las mismas definiciones.
INTRODUCCIÓN
8
Capítulo
2
2. Categorización de los resultados
(Incidencias)
En este capítulo, en primer lugar se va a explicar cómo se ha realizado la categorización
de cada una de las incidencias, y después se presentarán las definiciones estándar que
serán utilizadas para el cálculo de las tasas de respuesta.
Las siguientes categorías se aplican a las encuestas presenciales de hogares. Por
encuestas de hogares, nos referimos a encuestas en donde el hogar es la unidad de
muestreo, como en la PRA.
La categorización propuesta de los resultados es presentada como un esquema
jerárquico de 3 niveles. Los dos primeros deben ser usados como se describen aquí
para todas las encuestas. El uso del tercer nivel es opcional. En otras palabras, los
códigos deberán consistir en un código estándar de dos niveles y un digito de tercer
nivel. Las categorías están numeradas con códigos de tres dígitos, cada digito
representando un nivel jerárquico.
Las categorías de primer nivel serían:
1. Encuesta completa
2. Encuesta parcial
3. No contacto
4. Negativa
5. Otras tipo de no respuesta
6. Elegibilidad dudosa
7. No elegible
CATEGORIZACIÓN DE LOS RESULTADOS
9
Notación ISER utilizada
Una vez codificadas las incidencias con la codificación ISER, se aplican las siguientes
definiciones estándar que serán utilizadas para el cálculo de las tasas. El número entre
paréntesis se refiere a las categorías definidas anteriormente.
I = Entrevista completa (1)
P = Entrevista parcial (2)
NC = No contacto (3)
R = Negativa (4)
O = Otro tipo de no respuesta (5)
UC = Elegibilidad dudosa, contacto (641,651,661 y parte de 67). (Referencia:
Recommended Standard Final Outcom Categories and Standard Definitions of
Response Rate for Social Surveys)
UN = Elegibilidad dudosa, no contacto (61,62,63,642,652,662, 68 y resto de 67).
(Referencia: Recommended Standard Final Outcom Categories and Standard
Definitions of Response Rate for Social Surveys)
NE = No elegible (7)
Ec = Proporción de los casos contactados de elegibilidad dudosa que son elegibles
En = Proporción de los casos no contactados de elegibilidad dudosa que son elegibles
RR = Tasa de Respuesta
COOP = Tasa de Cooperación
CON = Tasa de Contacto
REF = Tasa de Rechazo
ELIG = Tasa de Elegibilidad
CATEGORIZACIÓN DE LOS RESULTADOS
10
Capítulo
3
3. Definición de las tasas de respuesta
A continuación se muestran las definiciones de las distintas tasas de respuesta:
Tasa de respuesta: La tasa de respuesta indica la proporción de entrevistas realizadas
de todos los casos elegibles. Se calcula dividiendo la suma de todas las entrevistas
completas y parciales entre la suma de todas las completas y parciales, mas las
negativas, no contactos, otro tipo de respuesta y elegibilidad dudosa.
Numerador= Entrevistas realizadas
Denominador= Hogares elegibles
Al estimar en, esto es, la proporción de los casos contactados de elegibilidad dudosa
que son elegibles, hay que guiarse por la mejor información objetiva disponible y no se
debe de seleccionar una proporción para impulsar la tasa de respuesta.
Para algunas encuestas será apropiado asumir que la proporción de casos elegibles
entre aquellos casos donde la elegibilidad es dudosa es la misma que entre los casos
donde la elegibilidad ha sido establecida. Para otras encuestas, será apropiado asumir
e=1. En la PRA se toma e=1, que sería el caso más desfavorable.
DEFINICIÓN DE LAS TASAS DE RESPUESTA
11
Tasa de cooperación: La tasa de cooperación indica la proporción del número de
entrevistas realizadas de aquellos casos que han sido contactados durante el periodo
de trabajo de campo. Se calcula dividiendo la suma de todas las entrevistas completas y
parciales, entre la suma de todas las completas y parciales, mas las negativas, otro tipo
de no respuesta y las unidades contactadas de elegibilidad dudosa.
Numerador= Entrevistas realizadas
Denominador= Hogares contactados
Tasa de contacto: La tasa de contacto mide la proporción de todos los casos en los
que algún miembro del hogar ha sido contactado por el encuestador, aunque después
se hayan negado a responder o no hayan podido dar ningún tipo de información .Se
calcula dividiendo la suma de todas las entrevistas completas y parciales, mas las
negativas, otro tipo de no respuesta y las unidades contactadas de elegibilidad dudosa
entre la suma de todas las completas y parciales, mas las negativas, no contactos, otro
tipo de no respuesta y las unidades de elegibilidad dudosa.
Numerador= Hogares contactados
Denominador= Hogares elegibles
DEFINICIÓN DE LAS TASAS DE RESPUESTA
12
Tasa de rechazo: La tasa de rechazo indica la proporción de todos los casos elegibles
estimados que se niegan a contestar. Se calcula dividiendo las negativas entre la suma
de todas las completas y parciales, mas las negativas, no contactos, otro tipo de
respuesta y elegibilidad dudosa.
Numerador= Hogares que se niegan a contestar
Denominador= Hogares elegibles
Tasa de elegibilidad: La tasa de elegibilidad se define como el número de casos
elegibles entre el total de casos.
Numerador= Hogares elegibles
Denominador= Total de hogares (elegibles + no elegibles)
DEFINICIÓN DE LAS TASAS DE RESPUESTA
13
Capítulo
4
4. Aplicaciones de la metodología
Las anteriores definiciones se han aplicado sobre la muestra de la Encuesta de
Población en Relación con la Actividad (PRA).
La PRA es una encuesta longitudinal que se realiza cada tres meses. La muestra está
compuesta por 5088 viviendas titulares en cada uno de los distintos trimestres de
encuestación. Cada vivienda permanece en el panel durante 8 turnos de rotación, lo
que es equivalente a 2 años, y una vez transcurrido este tiempo la vivienda abandona el
panel. De la misma forma, cada trimestre se renueva la muestra en un 1/8.
1. Encuesta de Población en Relación con la Actividad (PRA)
Como se explicó en el capítulo 2, antes de realizar el cálculo de las tasas de respuesta,
es necesario categorizar cada una de las incidencias. Una vez codificadas las
incidencias, se aplican las definiciones estándar (Entrevista completa, No contacto, …)
que utilizaremos después para el cálculo de las tasas.
En el caso de la PRA, por ser una encuesta longitudinal y
evolución de las tasas a través de los distintos trimestres, se
tipos de tasas de respuesta. En primer lugar se analizaran las
trimestre, después por turno de rotación, y por último,
simultáneamente.
para poder estudiar la
han calculado distintos
tasas de respuesta por
por trimestre y turno
Aplicando la categorización propuesta por el ISER, en la siguiente tabla se muestra, por
un lado, a la izquierda, los códigos de las incidencias de la hoja de ruta que se utilizan
para la PRA, y a la derecha, esos mismos códigos con la codificación ISER a tres
dígitos.
APLICACIONES DE LA METODOLOGÍA
14
Códigos de la hoja de ruta
Codificación ISER a tres dígitos
00 Afirmativa
01 Ilocalizable
13
63
Encuesta completa
Elegibilidad dudosa. Ilocalizable
02
03
04
05
06
07
08
76
7
7
72
71
62
75
No elegible. Establecimiento/
Institución colectivo
No elegible. Desaparecida
No elegible. Reforma
No elegible. Ruinosa
No elegible. Construcción
Elegibilidad dudosa. Inaccesible
No elegible. Vivienda de temporada
No encuestable
Desaparecida
Reforma
Ruinosa
Construcción
Inaccesible
Vivienda temporada
09 Otros fines
10 Deshabitada, vacía
11 Negativa
No elegible. Vivienda no
74 residencial/destinada a otros fines
73 No elegible. Deshabitada, vacía
432 Negativa
12 Vacaciones
52
Ausencia prolongada
13 (otro motivo)
14 Ya encuestada
No contacto. Ausencia prolongada, no
31 contacto con nadie en el hogar
563 Otro tipo de no respuesta
Recuperada (y se
15 pierde)
19 Otras incidencias
563 Otro tipo de no respuesta
Otro tipo de no respuesta.
Vacaciones
A continuación se muestran y analizan las tablas de las diferentes tasas de respuesta
obtenidas por trimestre, turno y por trimestre y turno que son calculadas
automáticamente con el nuevo programa realizado en SAS. En los siguientes puntos
son analizadas cada una de las tablas.
APLICACIONES DE LA METODOLOGÍA
15
Tasas de respuesta por trimestre
En esta primera tabla se muestran las diferentes tasas de respuesta para los 8 primeros
trimestres en los que se ha realizado hasta ahora la PRA, y también la media de los 8
trimestres.
T.1 TASAS DE RESPUESTA POR TRIMESTRE
TRIMESTRE
RESPUESTA
COOPERACIÓN
CONTACTO
RECHAZO
ELEGIBILIDAD
Fuente: Eustat. PRA
20044
20051
20052
20053
20054
20061
20062
20063
MEDIA
83,9
90,0
93,2
7,8
92,3
82,1
88,9
92,4
8,5
91,6
82,6
89,2
92,6
8,2
91,5
82,8
89,4
92,7
7,8
91,0
83,8
89,9
93,2
7,2
90,9
85,1
90,9
93,7
6,4
90,6
86,0
91,6
93,9
5,7
90,6
86,9
92,2
94,2
4,7
91,1
84,2
90,3
93,2
6,9
91,0
Como muestra la Tabla 1, la tasa de respuesta es de casi un 84% en el primer trimestre,
y luego baja 2 puntos en el segundo trimestre. A partir de ahí, se observa una leve
mejoría en el tercer y cuarto trimestre, alcanzando casi un 83%. A partir del quinto
trimestre de encuestación, la tasa de respuesta comienza a aumentar más
significativamente, a razón de un punto ó más en los trimestres restantes. La tasa
correspondiente al último trimestre, es de un 86,9%, lo cual evidencia la evolución
ascendente de la tasa a lo largo de los trimestres.
Hay que señalar que en el primer trimestre, por ser toda la muestra nueva, es cuando
mas incidencias de no respuesta ocurren y éstas incidencias se acumulan a las de las
viviendas de renovación del segundo trimestre, razón por la cual desciende la tasa de
respuesta.
El efecto del número de incidencias del primer trimestre irá disminuyendo a medida que
esas viviendas vayan abandonando el panel a lo largo de los 8 turnos de rotación. De
hecho, como se puede observar, la tasa va aumentando a partir del segundo trimestre,
lo cual demuestra por un lado, que poco a poco van saliendo del panel las viviendas del
primer trimestre que eran las que presentaban un gran número de incidencias, y por
otro, que las nuevas viviendas que van entrando al panel muestran un número menor
de incidencias.
APLICACIONES DE LA METODOLOGÍA
16
A continuación se muestra un gráfico donde se puede observar la evolución de las tasas
de respuesta a lo largo de los 8 trimestres.
G.1 TASAS DE RESPUESTA POR TRIMESTRE
RESP UESTA
100
COOP ERA CIÓN
CONTA CTO
ELEGIB ILIDA D
95
% 90
85
80
20044
20051
20052
20053
20054
20061
20062
20063
TRIMESTRES
Fuente: Eustat.PRA
En el siguiente gráfico puede observarse la evolución de la tasa de rechazo.
G.2 TASA DE RECHAZO
10
8
6
%
4
2
0
20044
20051
20052
20053
20054
20061
20062
20063
TRIMESTRES
Fuente: Eustat.PRA
APLICACIONES DE LA METODOLOGÍA
17
Como puede observarse, con las tasas de contacto, de cooperación y de rechazo
ocurre prácticamente lo mismo que con la de respuesta, con la diferencia de que la tasa
de rechazo va descendiendo trimestre a trimestre (exceptuando en el segundo).
Por lo que respecta a la tasa de elegibilidad, no se observa una gran variación a lo largo
de los trimestres. En todos los trimestres oscila entre un 92% y un 90%, por lo que no se
pueden sacar muchas conclusiones, ya que el procedimiento de extracción de las
viviendas del directorio se realiza siempre igual y por lo tanto, las diferencias no son
concluyentes.
Tasas de respuesta por turno de rotación
A continuación, vamos a analizar las tasas de respuesta por turno de rotación. Por turno
de rotación nos referimos al número de orden de la entrevista, es decir, al número de
visitas realizadas a esa vivienda.
En la siguiente tabla se muestran estas tasas para los 8 turnos de rotación que ha
habido hasta la fecha.
T.2 TASAS DE RESPUESTA POR TURNO DE ROTACIÓN
TURNO
TOTAL VIVIENDAS
1
9534
2
8262
3
6990
4
5717
5
4450
6
3180
1908
7
8
637
Fuente: Eustat. PRA
RRO
COOP
CON
REF
ELIG
86,8
85,3
84,6
83,0
82,2
80,9
79,3
77,1
92,1
91,1
90,6
89,5
88,7
87,8
86,6
86,6
94,3
93,6
93,4
92,8
92,7
92,2
91,5
89,0
5,5
6,4
6,8
7,6
8,2
9,1
10,2
10,0
92,6
92,0
91,2
90,7
90,0
89,4
88,3
89,8
RRO=Tasa de respuesta
COOP=Tasa de cooperación
CON=Tasa de contacto
REF=Tasa de rechazo
ELIG=Tasa de elegibilidad
APLICACIONES DE LA METODOLOGÍA
18
Como se observa en la Tabla 2, la tasa de respuesta va disminuyendo de un turno a
otro. La tasa de respuesta del primer turno es de un 86,8% y va descendiendo turno a
turno, hasta llegar a un 77,1 % en el último turno.
Por un lado, es necesario señalar que siempre disminuye el número de viviendas de un
turno a otro debido a que un octavo de las viviendas abandona el panel en cada turno
de rotación.
Por otro, el descenso de la tasa de respuesta de un turno a otro es debido a que una
vez que vuelven a ser encuestadas las viviendas, el estado de la vivienda puede
cambiar por ejemplo, de encuestada a negativa, pero no al revés. Por esta razón,
siempre se “pierden” viviendas encuestadas de un turno a otro y la tasa de respuesta
por consiguiente, desciende.
Hay que indicar, que al octavo turno de rotación únicamente han llegado las viviendas
que fueron encuestadas en el trimestre 20044, por lo que es necesario esperar más
tiempo para que esta tasa sea más representativa.
A continuación se exponen los gráficos 3 y 4, que muestran la evolución de las tasas de
respuesta por turno de rotación y la tasa de rechazo por turno de rotación
respectivamente.
G.3 TASAS DE RESPUESTA POR TURNO DE ROTACIÓN
100
95
RESPUESTA
90
COOPERACIÓN
%
CONTACTO
85
ELEGIBILIDAD
80
75
1
2
3
4
5
6
7
8
TURNOS
Fuente: Eustat.PRA
APLICACIONES DE LA METODOLOGÍA
19
G.4 TASA DE RECHAZO
10
8
6
%
4
2
0
1
2
3
4
5
6
7
8
TURNOS
Fuente: Eustat.PRA
Tasas de respuesta por trimestre y turno de rotación
En esta última tabla vamos a comentar la tasa de respuesta por trimestre y turno de
rotación. La siguiente tabla se puede interpretar tanto por columnas como
diagonalmente. De forma diagonal se puede observar la evolución de las viviendas por
trimestre y turno a turno. Con la interpretación por columnas es posible comparar todos
lo primeros turnos de rotación de cada uno de los trimestres, los segundos turnos de
rotación de cada uno de los trimestres, etc.
T3. TASA DE RESPUESTA POR TRIMESTRE Y TURNO DE ROTACIÓN
TRIMESTRE
20044
20051
20052
20053
20054
20061
20062
20063
Fuente: Eustat. PRA
APLICACIONES DE LA METODOLOGÍA
1
83,9
87,6
91,8
90,8
91,2
93,8
88,3
87,1
2
3
4
5
6
7
8
81,4
86,0
91,0
89,9
90,9
93,1
88,1
80,4
85,7
89,9
89,6
89,9
92,6
79,0
84,3
89,5
88,8
89,6
78,6
83,5
89,0
88,6
77,6
83,0
88,7
77,5
82,8
77,1
20
Esta tabla es especialmente interesante para analizar el comportamiento de las
viviendas de renovación (como se comentó, en cada trimestre se renueva 1/8 de la
muestra) en los distintos trimestres.
La primera columna en amarillo muestra la tasa de respuesta para cada uno de los 8
trimestres de estas viviendas de renovación. La segunda columna, en azul, muestra la
tasa de respuesta para cada uno de los 7 trimestres de las viviendas que responden a
la encuesta por segunda vez, y así sucesivamente.
Como puede observarse, la tendencia relativa a las viviendas de renovación, es
creciente hasta el primer trimestre del 2006, donde se alcanza el máximo, con una tasa
de un 93,8% de respuesta. Por el contrario, en los dos últimos trimestres la tasa de
respuesta comienza a descender. En el segundo trimestre del 2006 desciende 5 puntos
y medio con respecto al primer trimestre, lo cual es bastante significativo y en el último
trimestre la tasa desciende un punto con respecto al segundo trimestre.
Este descenso es debido principalmente al aumento en el número de “rechazos” y “no
contactos” en los trimestres 20062 y 20063 con respecto al resto de trimestres, y
especialmente al incremento de “otros tipos de no respuesta”, de la incidencia
“vacaciones”, en el trimestre 20063.
Con respecto al resto de columnas cabe señalar de modo general una evolución
ascendente, aunque es necesario resaltar que al haber de momento 8 trimestres
únicamente encuestados, no es posible realizar comparaciones debido a que, por
ejemplo, al octavo turno de rotación únicamente ha llegado la primera muestra del
trimestre 20044.
Esta mejoría general de turno a turno, podría ser debida a la experiencia que van
adquiriendo los encuestadores, la empresa encargada de realizar las encuestas y a la
medidas correctoras introducidas en campo.
En el gráfico 5 se puede observar las tasas de respuesta por columnas de la tabla
anterior. La línea azul haría referencia a la tasa de respuesta de las viviendas de
renovación en cada uno de los 8 trimestres, la línea rosa a la tasa de respuesta de las
viviendas que responden a la encuesta por segunda vez, y así sucesivamente.
APLICACIONES DE LA METODOLOGÍA
21
G.5. TASA DE RESPUESTA POR TRIMESTRE Y TURNO
(series de turnos)
turno
100
1
2
3
4
5
6
7
8
95
90
%
85
80
75
20044
20051
20052
20053
20054
20061
20062
20063
TRIMESTRES
Fuente: Eustat.PRA
El gráfico 6 muestra las tasas de respuesta tomadas de forma diagonal de la tabla 3. De
esta forma es posible ver cómo evolucionan las tasas por trimestre y turno de rotación.
La línea rosa, por ejemplo, hace referencia a la evolución que han experimentado las
viviendas del primer trimestre de encuestación, es decir, las viviendas del trimestre
20044, a través de los 8 turnos de rotación. La línea amarilla por su parte, haría
referencia a las viviendas que son encuestadas por primera vez en el trimestre 20051 y
a su evolución durante los 7 turnos de rotación habidos hasta la fecha.
G.6. TASA DE RESPUESTA POR TRIMESTRE Y TURNOS
(series de trimestres)
trimestre s
100
20044
95
20051
90
20052
%
20053
85
20054
80
20061
20062
75
1
2
3
4
5
6
7
8
20063
TURNOS
Fuente: Eustat.PRA
APLICACIONES DE LA METODOLOGÍA
22
Resumen resultados PRA
En este apartado es necesario señalar que todos los resultados obtenidos hasta la
fecha están basados únicamente en los 8 primeros trimestres de encuestación (lo que
es equivalente a 2 años) que ha habido hasta la fecha. Por ello, únicamente parte de la
muestra que se encuestó en el trimestre 20044 ha llegado hasta el octavo turno de
rotación. Debido a esta razón, es necesario esperar más tiempo para poder extraer
conclusiones más definitivas.
Con respecto a los resultados de las tasas de respuesta obtenidos hasta este momento
habría que subrayar lo siguiente:
1. Destacar la evolución ascendente que presentan las tasas de respuesta por
trimestre hasta la fecha.
2. Las tasas de respuesta por turnos de rotación descienden aproximadamente
un punto en cada turno, lo cual es normal debido al “desgaste” de la muestra.
La evolución de estas tasas se verá más claramente cuando se tengan más
trimestres disponibles, debido a que al octavo turno de rotación han llegado
únicamente las viviendas encuestadas en primer trimestre de encuestación, el
20044.
3. Con respecto a las tasas de respuesta por trimestre y turno de rotación, hay
que recordar que la tabla puede interpretarse tanto diagonalmente como por
columnas.
Es importante resaltar que la primera columna de esta tabla hace referencia a
las viviendas de renovación, y de forma general presentan un comportamiento
ascendente exceptuando en los dos últimos trimestres. El resto de columnas
también presenta de modo general una evolución ascendente.
De forma diagonal se observa cómo evolucionan las tasas por trimestre y turno
de rotación. En cada una de las diagonales puede observarse cómo han ido
evolucionando a los largo de los trimestres las viviendas del primer turno de
rotación. Se observa que la tasa del primer turno, la relativa a las viviendas de
renovación, va aumentando de forma general a lo largo de los trimestres, lo
cual implica que las tasas de las posteriores diagonales van aumentando
también.
APLICACIONES DE LA METODOLOGÍA
23
APLICACIONES DE LA METODOLOGÍA
24
Capítulo
5
5. Conclusiones
Entre las principales conclusiones de aplicar el estándar propuesto por el Institute for
Social & Economic Research (ISER) destacan los siguientes:
• En primer lugar, ofrece un modo de clasificar las incidencias o resultados de campo
de las encuestas, de tipo presencial más concretamente, que contempla multitud de
situaciones. Además, con la jerarquía de niveles que establece, estas incidencias se
clasifican finalmente en “Encuesta completa”, “Encuesta parcial”, “No contacto”,
“Negativa”, y “Otros tipos de no respuesta”, además de “Elegibilidad dudosa” y “No
elegible”. De esta forma se asegura que las incidencias, a veces expresadas de forma
distinta en encuestas distintas, se clasifiquen siempre de la misma forma.
• En segundo lugar, en esta metodología se fijan cuáles son las fórmulas para las
tasas de respuesta y el resto de las tasas que miden los componentes de la respuesta
en la recogida de datos: de cooperación, de contacto, de rechazo y de elegibilidad.
• Dentro de este contexto, según el panorama que hemos presentado en la
introducción del trabajo, en el cuál la recogida de datos no está muy documentada, este
estándar ofrece una posibilidad de seguir estas pautas para las encuestas a hogares en
general, incluso para las encuestas personales.
• El uso de un estándar de este tipo en una misma encuesta a través del tiempo, en
una serie mucho más larga que la que hemos presentado en el trabajo, permite un
mayor conocimiento de los mecanismos de respuesta en la encuesta y de aquellos
factores que pueden contribuir a variar los resultados que se van obteniendo en el
tiempo. Un cambio en el cuestionario, en el modo de recogida, o en las prácticas de
campo, se reflejarán en estos resultados, en particular si también se estudian los
componentes (negativa, contacto o cooperación), sin olvidar la importancia del marco de
la muestra (elegibilidad).
• Su uso en encuestas distintas permite la comparación entre ellas, siempre y cuando
los diseños sean similares y las diferencias en las tasas de respuesta no sean
atribuibles, en su totalidad, a sus diferentes características. En las encuestas de fuerzas
de trabajo, por ejemplo, es importante comparar operaciones de tipo panel, con turnos
de rotación y modos de recogida y otras características similares.
• Finalmente, un estándar tiene más valor cuantas más encuestas lo utilizan. Y este
sigue siendo el reto de las oficinas de estadística, utilizar e informar sobre las tasas de
respuesta, y sus componentes de modo uniforme y comparable. Ello en el largo plazo
beneficiaría a la calidad misma de las operaciones, así como a los usuarios en general..
CONCLUSIONES
25
Capítulo
6
6. Bibliografía
[1] PETER LYNN, ROELAND BEERTEN, JOHANNA LAIHO AND JEAN MARTIN.
RECOMMENDED STANDARD FINAL OUTCOME CATEGORIES AND
STANDARD DEFINITIONS OF RESPONSE RATE FOR SOCIAL SURVEYS.
ISER WORKING PAPERS NUMBER 2001-23.
[2] THE AMERICAN ASSOCIATION FOR PUBLIC OPINION RESEARCH.
STANDARD DEFINITIONS. FINAL DISPOSITIONS OF CASE CODES AND
OUTCOME RATES FOR SURVEYS . 2004.
[3] STATISTICAL POLICY OFFICE, OFFICE OF INFORMATION AND REGULATORY
AFFAIR, OFFICE OF MANAGEMENT AND BUDGET.
STATISTICAL POLICY. WORKING PAPER 31. MEASURING AND REPORTINS
SOURCES OF ERROR IN SURVEYS. July 2001.
[4] COUNCIL OF AMERICAN SURVEY RESEARCH ORGANIZATIONS (CASRO)
ON THE DEFINITIONS OF RESPONSE RATES
http://www.casro.org/resprates.cfm, (1 de enero de 2006)
[5] TOM W. SMITH
DEVELOPING NONRESPONSE STANDARDS”
SURVEY NONRESPONSE (GROVES Y OTROS ED. 2002).
[6] ATROSTIC, B.K., BATES, N., BURT, G. & SILBERSTEIN, A.
NONRESPONSE IN U.S. GOVERNMENT HOUSEHOLD SURVEYS:
CONSISTENT MEASURES, RECENT TRENDS, AND NEW INSIGHTS
JOURNAL OF OFFICIAL STATISTICS, VOL. 17, NO. 2, 2001, PP. 209-226
BIBLIOGRAFÍA
26
Fly UP