...

da vuelta la página... - Ministério Público do Estado de São Paulo

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

da vuelta la página... - Ministério Público do Estado de São Paulo
Mujer
DA VUELTA LA PÁGINA...
… ¡Y SÉ PROTAGONISTA
DE UN FINAL FELÍZ!
Reforma do
Judiciário
Ministério da Justiça
Preparación:
Grupo de Atuação Especial de Enfrentamento à Violência Doméstica
(GEVID)
Dra. Claudia Cecilia Fedeli
Dra. Maria Gabriela Prado Manssur
Dra. Nathalie Kiste Malveiro
Dra. Silvia Chakian de Toledo Santos
Dra. Valéria Diez Scarance Fernandes
Este documento ha sido elaborado sobre la base de:
4
Cartilha: ´´Mulher, vire a página`` de la Promotoria de Justiça del
Ministerio Público del Estado de Mato Grosso del Sur.
4
Manual: ENFRENTANDO LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER -
Orientaciones Prácticas para Profesionales y Voluntarios (as) - Bárbara M.
Soares - Brasília-2005 Secretaria Especial de Políticas para las Mujeres.
Gracias:
4
Carmen Rosa Hilari Poma.
4
Centro de Apoio ao Migrante (CAMI).
4
Renata dos Santos Bastos - Ilustração e diagramação.
4
Setor Técnico do Grupo de Atuação Especial de Enfrentamento à
Violência Doméstica.
PRESENTACIÓN.
Es con grande placer que el Grupo de Actuación Especial de
Enfrentamiento a la Violencia Doméstica (GEVID) del Ministerio
Público del Estado de San Pablo presenta la tercera edición, ampliada y
revisada, de la Cartilla “Mujer da Vuelta la Página”.
El objetivo de elaborar la presente Cartilla fue, primero, informar a las
mujeres, de forma simple y directa, sobre la dinámica de la violencia
doméstica y empoderarlas con la Ley Maria da Penha. En segundo
lugar, pero no menos importante, proponer una reflexión sobre la
responsabilidad de la sociedad en la reproducción y perpetuación de la
violencia contra la mujer.
El saldo positivo de la distribución de casi 100 mil cartillas en la primera
y segunda edición, incentivó al Ministerio Público del Estado de San
Pablo a invertir esfuerzos y perseverar en esta acción de disponibilizar
informaciones, aclarar a las víctimas sobre sus derechos y a toda la
sociedad sobre los mecanismos legales y judiciales disponibles.
En esta cartilla, aparte del texto integral de la Ley Maria da Penha,
encontrarás informaciones sobre las principales formas de violencia
doméstica contra la mujer, las fases del “Ciclo de la Violencia
Doméstica”, las señales que permitem prever el riesgo de la relación se
torne violenta, las medidas de protección aseguradas por la Ley y las
direcciones de los servicios que componen la Red de Atendimiento
donde se puede obtener apoyo, orientación y aceder a los derechos
previstos.
DA VUELTA LA PÁGINA y buena lectura.
GEVID
¿POR QUÉ LAS MUJERES
AGUANTAN TANTO TIEMPO LA
VIOLENCIA DOMÉSTICA?
1- Miedo de romper el relacionamiento.
2- Vergüenza de buscar ayuda y ser criticada.
3 - Esperanza de que la pareja cambie su comportamiento.
4 - Por sentirse sola y no contar con personas que la apoyen.
5 - Miedo de no ser aceptada en la sociedad como una mujer
sin marido.
6 - Dependencia económica de la pareja para el sustento de la
familia.
7 - Ni todas están preparadas para vivir un proceso de
reparación.
8- Por causa de las relaciones desiguales de género.
Dejar una relación violenta es un proceso:
cada una tiene su tiempo.
6
¿ HOMBRES Y MUJERES SON IGUALES O DIFERENTES?
Existen diferencias entre el
cuerpo de la mujer y el cuerpo
del hombre, pero no son estas
diferencias que hacen que los
hombres reciban mayores
salarios, tengan más libertad
sexual, o no posean la misma
responsabilidad con las tareas
domésticas y cuidados con los
hijos... Son las relaciones de
género que explican este tipo
de desigualdad.
Las relaciones de género son la forma como la sociedad viene
construyendo, a lo largo de los tiempos, las ideas sobre lo masculino y lo
femenino, sobre como hombres y mujeres deben comportarse y
relacionarse. Hasta hoy, el género masculino es considerado superior al
femenino, mismo con las conquistas alcanzadas por las mujeres.
La violencia doméstica es considerada una violencia de género porque
está basada en una relación desigual de poder entre hombres y
mujeres.
Hombres y mujeres pueden ser diferentes, pero los
derechos deben ser los mismos!
7
CICLO DE LA VIOLENCIA*
El ciclo de la violencia es compuesto por tres fases.
Fase 1: Evolución de la
tensión.
Fase 2: Explosión –
Incidente de agresión.
Fase 3: Luna de Miel –
Comportamiento gentil
y amoroso.
* WALKER, Lenore E. The battered woman. NY: HarperPerennial, 1979.
8
Fase 1
EVOLUCIÓN DE LA TENSIÓN.
Actitud del agresor: conducta amenazadora y violenta, con
agresiones verbales (humillaciones, insultos) y/o destrucción de
objetos de la casa.
Actitud de la víctima: se siente responsable por las explosiones
del agresor, siempre buscando justificativos para su
comportamiento violento (cansancio, desempleo, alcoholismo,
drogadicción, “enfermedades mentales”, etc.)
9
FASE 2
EXPLOSIÓN/ INCIDENTE DE AGRESIÓN
Actitud del agresor: comete agresiones físicas y verbales y
presenta comportamiento descontrolado. A cada nuevo ciclo las
agresiones ellas se tornan más violentas.
Actitud de la víctima: se siente debilitada, en choque. Cree que no
tiene control de la situación.
10
XII
IX
III
VI
Fase 3
LUNA DE MIEL/ COMPORTAMIENTO GENTIL Y AMOROSO
Actitud del agresor: Dice que está arrepentido y que no vive sin
ella (a la víctima). Se torna atento y cariñoso. Promete cambiar
de comportamiento y ser un “nuevo hombre”.
Actitud de la víctima: Cree en el cambio de comportamiento del
agresor, confiando que los episodios de violencia no se repetirán.
Al poco tiempo, la pareja retorna a la fase de tensión en el
relacionamiento (la 1ª fase).
11
La repetición del ciclo de violencia puede llevar a la mujer
a desenvolver el Síndrome de Desamparo Aprendido,
esto es, a creer que no importa lo que haga, es incapaz de
controlar lo que ocurre en su vida. El Síndrome también
puede hacer con que la mujer quede desmotivada a
reaccionar delante de la situación de violencia.
Mujer, cuando la agresión física ocurre, acaba su
duda: ¡Sí, su compañero es capaz de actuar con
violencia!
12
ES POSIBLE ANTICIPAR LAS SEÑALES DE LA VIOLENCIA
EXISTEN ALGUNAS SEÑALES QUE AJUDEN A IDENTIFICAR
UNA RELACIÓN VIOLENTA.
1) Comportamiento controlador: bajo el pretexto de cuidar,
proteger y ofrecer seguridad, la persona potencialmente violenta
pasa a controlar los pasos de la víctima y a controlar sus
decisiones, sus actos y sus relaciones.
2) Rápido Envolvimiento Amoroso: puede también señalar
peligro. En poco tiempo, la relación se torna tan intensa, tan
insubstituible, que la futura víctima se siente culpable por
intentar disminuir el ritmo del envolvimiento. Es muy común que
el agresor diga que ella “es la única persona que puede
entenderlo”, que él “nunca amó a alguien de aquella forma y
estará destruido si ella lo abandona”.
3) La persona violenta desenvuelve expectativas irreales con
relación a la pareja; como la de llenar todas las necesidades de él,
exigiendo que la mujer sea perfecta como madre, esposa, amante
y amiga. Acaba colocándola en posición de aislamiento, criticando
y acusando amigos y familiares, buscando impedir, de las más
variadas formas, que ella camine libremente, trabaje o estudie.
4) La persona violenta se muestra fácilmente insultada, herida en
sus sentimientos o enfurecida, con lo que considera injusticias
contra sí.
13
5) El autor de violencia puede revelar crueldad con animales y
niños y/o gustar desempeñar papeles violentos en la relación
sexual, fantaseando violaciones, desconsiderando el deseo de la
pareja o exigiendo disponibilidad sexual en ocasiones impropias.
6) El abuso verbal es también una señal que puede preceder a
violencia física. El agresor podrá ser cruel, despreciativo, grosero.
Intentará convencer a su pareja de que ella es estúpida, inútil e
incapaz de hacer cualquier cosa sin él.
7) Si el agresor hubiese cometido otras violencias en el pasado, él
intentará negarlo, responsabilizando a sus víctimas anteriores.
Estas señales no deben servir para juzgar a
nadie, pero exige que estemos atentas
porque estos comportamientos y actitudes
pueden indicar que el camino para la
violencia está siendo construido.
14
REALIZA ESTE TEST Y VE SÍ TÚ ESTÁS CORRIENDO RIESGO
(Marque con una X cuando la respuesta fuera SI)
¿Él controla el tipo de ropa que tú usas?
¨
¨
¿Él intenta apartarla de amigos, parientes y vecinos?
¨
¿Él dice que tú no necesitas trabajar o estudiar?
¨
¿Tienes miedo de quedarte a solas con tu enamorado, marido o compañero?
¨
¿Te sientes aislada, arrinconada?
¨
¿Las peleas y agresiones son más frecuentes y más graves?
¨
¿Durante las peleas él parece quedar sin control?
¨
¿Él destruye tus objetos, ropas, fotos, documentos, muebles o tus
instrumentos de trabajo?
¨
¿Él te dice que tiene un arma y te muestra?
¨
¿Él está involucrado con delincuentes y te amenaza diciendo que alguien hará
el “servicio sucio” por él?
¨
¿Cuando intentas separarte él te llama todo el tiempo a tu teléfono, hace
escándalo “en la puerta” de tu casa o trabajo pidiendo una oportunidad más?
¨
¿Él amenaza a tus parientes y amigos?
¨
¿Toma decisiones por ti?
¨
¿Él dice que si tu no eres de él, no serás de nadie mas?
Resultado: Si tú respondiste SI a por lo menos
una de estas preguntas, tú corres riesgos.
15
LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES SE
MANIFIESTA DE VARIAS MANERAS:
Violencia psicológica
Violencia física
4
humillaciones
4
ridiculizaciones
4
amenazas
4
vigilancia
4
empujones
4
golpes
4
patadas
4
quemaduras
4
ataduras
4
palizas
4
agresiones con
constante
4
persecución
4
chantajes
4
control de la vida
social
armas u objetos
Violencia sexual
Violencia moral
4
sexo forzado
4
sexo forzado con otras personas
4
sexo a cambio de dinero o bienes
4
obligar a ver pornografía
4
impedir el uso de métodos
4
insultos
4
injurias
4
calumnias
4
difamaciones
4
Ej. Llamar de loca,
anticonceptivos
4
forzar un embarazo
4
forzar un aborto
“ramera”, prostituta,
acusar de traición.
Violencia patrimonial
4
romper muebles
4
sustraer bienes
4
romper ropas
4
arruinar fotos
4
arruinar CDs y objetos personales
4
arruinar objetos de trabajo
16
La violencia se va reproduciendo de generación en
generación.
ESCUELA
La violencia no se rompe sola.
Denuncie!
17
Grandes Mentiras...
“Te pego porque te quiero.”
“Borracho estaba, no me acuerdo.”
“Algo habrás hecho para que te trate así.”
“No la pegué, solo la empujé.”
“En pelea de marido y mujer nadie se debe meter.”
“Todo soporto por mis hijos.”
“ Prefiero que me pegue a no tener que comer”
?
?
Tú ya pensaste
4
¿Por qué aceptamos chistes de mal gusto contra las mujeres?
4
¿Por qué educamos niños y adolescentes para que
reproduzcan el mismo padrón de relaciones desiguales entre
hombres y mujeres?
4
¿Si todos duermen, comen y ensucian por qué solo las
mujeres tienen que ordenar, cocinar y limpiar la casa?
4
¿Por qué los hombres no agreden a toda y cualquier mujer,
pero agreden a aquellas que consideran de “su propiedad” o
sobre las cuales piensan “tener derechos” por ser (o haber sido)
sus enamoradas, compañeras o esposas?
18
LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES DEJARÁ DE
EXISTIR CUANDO:
Sociedad
Comunidad
Mujer
La Sociedad establezca relaciones de igualdad entre hombres
y mujeres en el trabajo, en casa, en la vida política, etc. y
cuando el que es considerado masculino y femenino se tiene
el mismo valor, poder y prestigio.
La Comunidad (familia, amigos y vecinos) asuma una postura
de denunciar la situación de violencia y cobrar de los
agresores un cambio de actitud.
La Mujer no sienta vergüenza de contar lo que sucede con
ella, dejar de sufrir sola, denunciar y buscar ayuda en la red
de protección.
19
¡MUJER, TÚ TIENES DERECHOS!
¡TOMA POSESIÓN DE ELLOS!
La Ley Maria da Penha, en sus Artículos 22, 23 y 24, prevé Medidas
4
Protectoras de Urgencia que son evaluadas y concedidas por el(a)
juez(a).
Para obtenerlas, basta que la víctima las solicite en la Policía
(Delegacía), cuando registre la denuncia (Boletín de Ocurrencia), en la
Promotoría de Justicia o en la Defensoría Pública.
Entre las principales medidas protectoras, se
destacan:
el alejamiento del agresor de la casa,
4
domicilio o lugar de convivencia con la
víctima;]
006
Lei 11.340/2
prohibición de contacto con la víctima, sus
4
Maria
da Penha
familiares y testigos, por cualquier medio de
comunicación (teléfono, correos electrónicos y
redes sociales);
prohibición de frecuentar los mismos lugares que la
4
víctima (lugar de trabajo, clubes, universidades, etc.);
restricción o suspensión de visitas a los hijos e hijas;
4
provisión de alimentos;
4
restitución de bienes indebidamente sustraídos por
4
el agresor;
suspensión de poderes o cartas de poder
4
conferidas por la víctima al agresor;
prohibición temporaria para firmas de contratos de
4
compra, venta y arrendamiento de bienes en común.
20
DÓNDE BUSCAR AYUDA?
¡Atención!
Para disposiciones de separación, custodia de
los/as hijos/as, pensión alimenticia, etc.,
busque la Defensoría Pública
o un/a abogado/a.
¡Existen profesionales que
pueden ayudarte a romper
el ciclo de violencia!
¡NO ESTAS SOLA!
La Ley Maria da Penha afirma que el poder público
debe desenvolver políticas que garanticen las
condiciones para que las mujeres puedan superar la
situación de violencia doméstica y familiar.
Muchos municipios ya disponen de programas y/o
servicios especializados en el atendimiento social,
psicológico y jurídico de las mujeres en situación de
violencia doméstica y familiar.
Si en tu municipio no existe un lugar específico para
atenderte, tú puedes buscar apoyo y orientación:
4
en las Unidades Básicas de Salud (UBS)
4
en los Centros de Referencia de Asistencia Social (CRAS) o
4
en los Centros de Referencia Especializados de Asistencia
(CREAS).
21
Social
En la ciudad de San Pablo existen servicios gratuitos que están
distribuidos de la siguiente manera:
ZONA NORTE:
Centro de Referência da Mulher ‘’Casa Brasilândia’’
Rua Silvio Bueno Peruche, 538 - Brasilândia
Tel.: 3983-4294 ou 3984-9816
Centro de Defesa e de Convivência da Mulher (CDCM) ‘’Mariás’’
Rua Soldado José Antônio Moreira, 546 - Pq. Novo Mundo
Tel.: 3294-0066
CDCM ‘’Centro de Integração Social da Mulher’’
Rua Ferreira de Almeida Arruda, 23 - Jd. das Laranjeiras
Tel.: 3858-8279
Centro de Cidadania da Mulher (CCM) Perus
Rua Joaquim Antônio Arruda, 74 - Perus
Tel.: 3917-5955
4ª Delegacia de Defesa da Mulher
Av. Itaberaba, 731, 1º andar - Freguesia do Ó
Tel.: 3976-2908
9ª Delegacia de Defesa da Mulher
Rua Menotti Laudízio, 286, 2º andar - Pirituba
Tel.: 3974-8890
GEVID/Ministério Público - Núcleo Norte
Av. Eng. Caetano Álvares, 594, 3º andar, sala 377
Tel.: 3858-6122
22
ZONA SUL:
Centro de Referência da Mulher ‘’Casa Eliane de Grammont’’
Rua Dr. Bacelar, 20 - Vila Clementino
Tel.: 5549-9339 ou 5549-0335
Centro de Defesa e de Convivência da Mulher (CDCM) ‘’Casa Sofia’’
Rua Luiz Fernando Ferreira,06 - Jd. Dionísio
Tel.: 5831-3053
CDCM Ipiranga
Rua do Fico, 234 -Ipiranga
Tel.: 2272-0423
Centro de Cidadania da Mulher (CCM) Capela do Socorro
Rua Professor Oscar Barreto Filho, 350 - Pq. América
Tel.: 5927-3102
CCM Santo Amaro
Rua Mario Lopes Leão, 240 - Santo Amaro
Tel.: 5524-4782
CCM Parelheiros
Rua Terezinha do Prado Oliveira, 119 - Parelheiros
Tel.: 5921-3935
2ª Delegacia de Defesa da Mulher
Av. 11 de junho, 89, 2º andar - Vila Clementino
Tel.: 5084-2579
6ª Delegacia de Defesa da Mulher
Rua Sargento Manoel Barbosa da Silva, 115 - Campo Grande
Tel.: 5521-6068
GEVID/Ministério Público - Núcleo Sul I
Av. Sapopemba, 3740, 1º andar, sala 118
Tel.: 2154-2514
23
GEVID/Ministério Público - Núcleo Sul II
Av. Corifeu de Azevedo Marques, 148/150, 1º andar, sala 107
Tel.: 3721-0946
ZONA LESTE:
CDCM ‘’Viviane dos Santos’’
Rua José Teixeira, 87 - Lajeado
Tel.: 2553-2424
CDCM Mulher Ação
Rua Luiz Lopes Correa, 116 - Guaianazes
Tel.: 2557-5646
CDCM ‘’Cidinha Kopcak’’
Rua Margarida Cardoso dos Santos, 500 - São Mateus
Tel.: 2015-4195
CDCM ‘’Casa Anastácia’’
Rua Areia da Ampulheta, 101 - Cidade Tiradentes
Tel.: 2282-4706
CDCM ‘’Maria Eulália - Zizi’’
Rua João Graeber, 203 - Vila Ema / Sapopemba
Tel.: 2216-7346
CDCM ‘’Maria da Penha’’
Rua Sábado D’Ângelo, 2085, 2º andar - Itaquera
Tel.: 2524-7324
CCM Itaquera
Rua Ibiajara, 495 - Itaquera
Tel.: 2073-5706 ou 2073-4863
5ª Delegacia de Defesa da Mulher
Rua Coryntho Balduíno Costa, 400, 2º andar - Pq. São Jorge
Tel.: 2293-3816
24
7ª Delegacia de Defesa da Mulher
Rua Sábado D’Ângelo, 46 - Itaquera
Tel.: 2071-4707
8ª Delegacia de Defesa da Mulher
Av. Osvaldo Valle Cordeiro, 190 - Jardim Marília
Tel.: 2742-1701
GEVID/Ministério Público - Núcleo Leste I
Rua Dr. João Ribeiro, 433, 3º andar, sala 308
Tel.: 2294-7425
GEVID/Ministério Público - Núcleo Leste II
Av. Afonso Lopes de Baião, 1736, 1º andar, sala 107
Tel.: 2054-1013
CENTRO/OESTE:
CCM 25 de Março
Rua 25 de Março, 205 - Centro
Tel.: 3106-1100
CDCM ‘’Espaço Francisca Franco’’
Rua Conselheiro Ramalho, 93 - Liberdade
Tel.: 3106-1013
1ª Delegacia de Defesa da Mulher
Rua Dr. Bittencourt Rodrigues, 200 - Sé
Tel.: 3241-3328
3ª Delegacia de Defesa da Mulher
Av. Corifeu de Azevedo Marques, 4300, 2° andar - Jaguaré
Tel.: 3768-4664
GEVID/Ministério Público - Núcleo Oeste
Av. Corifeu de Azevedo Marques, 148/150, 1° andar, sala 107
Tel.: 3721-0946
25
GEVID/Ministério Público - Núcleo Central
Av. Dr. Abraão Ribeiro, 313, 1º andar, sala 1-531
Tel.: 3392-3185
Defensoria Pública da Vítima
Av. Dr. Abraão Ribeiro, 313, 1º andar, avenida D, sala 1-572
Fórum Criminal da Barra Funda
Núcleo Especializado de Proteção e Defesa dos Direitos da Mulher (NUDEM)
Rua Boa Vista, 103 - Liberdade
Tel.: 3101-0155
Defensoria Pública do Estado de São Paulo
Av. Liberdade, 32
Tel.: 3105-5799
EM TABOÃO DA SERRA, PROCURE POR:
GEVID/Ministério Público - Taboão da Serra
Praça Miguel Ortega, 506 - Pq. Assunção
Tel.: 4788-5378 ou 4788-5659
Delegacia de Defesa da Mulher
Estrada das Olarias, 670 - Jd. Guaciara
Tel.: 4138-3409
26
ÍNTEGRA DE LA LEY MARIA DA PENHA LEY 11.340/2006
Crea mecanismos para cohibir la violencia doméstica y familiar contra la mujer, en
los términos del § 8 del Art. 226 de la Constitución Federal, de la Convención sobre
la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra las Mujeres y de la
Convención Interamericana para Prevenir, Punir y Erradicar la Violencia contra la
Mujer, dispone sobre la creación de los Juzgados de Violencia Doméstica y Familiar
contra la Mujer; altera el Código de Proceso Penal, el Código Penal y la Ley de
Ejecución Penal; y da otras medidas.
El PRESIDENTE DA REPÚBLICA Hago saber que el Congreso Nacional decreta y yo
sanciono la siguiente Ley:
TÍTULO I
DISPOSICIONES PRELIMINARES
Artículo 1. Esta Ley crea mecanismos para cohibir y prevenir la violencia doméstica
y familiar contra la mujer, en los términos del § 8 del Artículo 226 de la Constitución
Federal, de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Violencia
contra la Mujer, de la Convención Interamericana para Prevenir, Punir y Erradicar a
Violencia contra la Mujer y de otros tratados internacionales ratificados por la
República Federativa de Brasil; dispone sobre la creación de los Juzgados de
Violencia Doméstica y Familiar contra la Mujer, y establece medidas de asistencia y
protección a las mujeres en situación de violencia doméstica y familiar.
Artículo 2. Toda mujer, independientemente de clase, raza, grupo étnico,
orientación sexual, ingresos, cultura, nivel educacional, edad y religión, goza de los
derechos fundamentales inherentes a la persona humana, siéndole aseguradas las
oportunidades y facilidades para vivir sin violencia, preservar su salud física y
mental y su perfeccionamiento moral, intelectual y social.
Artículo 3. Se asegurarán a las mujeres las condiciones para el ejercicio efectivo de
los derechos a la vida, a la seguridad, a la salud, a la alimentación, a la educación, a
la cultura, a la vivienda, al acceso a la justicia, al deporte, al esparcimiento, al
trabajo, a la ciudadanía, a la libertad, a la dignidad, al respeto y a la convivencia
familiar y comunitaria.
§ 1. El poder público desarrollará políticas que visen a garantizar los derechos
humanos de las mujeres en el ámbito de las relaciones domésticasy familiares en el
sentido de protegerlas contra toda forma denegligencia, discriminación,
explotación, violencia, crueldad y opresión.
§ 2. Les cabe a la familia, a la sociedad y al poder público crear las condiciones
27
necesarias para el efectivo ejercicio de los derechos enunciados en el caput.
Artículo 4. En la interpretación de esta Ley, se considerarán los fines sociales a que
ella se destina y, especialmente, las condiciones peculiares de lasmujeres en
situación de violencia doméstica y familiar.
TÍTULO II
LA VIOLENCIA DOMÉSTICA Y FAMILIAR CONTRA LA MUJER
CAPÍTULO I
DISPOSICIONES GENERALES
Artículo 5. A los efectos de esta Ley, configura violencia doméstica y familiar contra
la mujer cualquier acción u omisión basada en el género que le cause la muerte,
lesión, sufrimiento físico, sexual opsicológico y daño moral o patrimonial:
I - en el ámbito de la unidad doméstica, entendida como el espaciode convivencia
permanente de personas, con o sin vínculo familiar,inclusive aquellas
esporádicamente agregadas;
II - en el ámbito de la familia, entendida como la comunidad formadapor individuos
que son o se consideran aparentados, unidos porlazos naturales, por afinidad o por
voluntad expresa;
III - en cualquier relación íntima de afecto, en la cual el agresor convivao haya
convivido con la ofendida, independientemente decohabitación.
Párrafo único. Las relaciones personales enunciadas en este artículo son
independientes de la orientación sexual.
Artículo 6 La violencia doméstica y familiar contra la mujer constituye una de las
formas de violación de los derechos humanos.
CAPÍTULO II
LAS FORMAS DE VIOLENCIA DOMÉSTICA Y FAMILIAR CONTRA LA MUJER
Artículo 7. Son formas de violencia doméstica y familiar contra la mujer,entre otras:
I - la violencia física, entendida como cualquier conducta que ofendasu integridad o
salud corporal;
II - la violencia psicológica, entendida como cualquier conducta quele cause daño
emocional y disminución del autoestima o que le perjudique y perturbe el pleno
desarrollo o que vise degradar o controlar sus acciones, comportamientos,
creencias y decisiones,mediante amenaza, obligación, humillación, manipulación,
aislamiento, vigilancia constante, persecución contumaz, insulto, chantaje,
exposición al ridículo, explotación y limitación del derecho de ir y venir o cualquier
otro medio que le cause perjuicio a la salud psicológica y a la autodeterminación;
III - la violencia sexual, entendida como cualquier conducta que la obligue a
28
presenciar, a mantener o a participar en relación sexual no deseada, mediante
intimidación, amenaza, coacción o uso de la fuerza, que a induzca a comercializar o
a utilizar, de cualquier modo, su sexualidad, que a impida de usar cualquier método
contraceptivo o que la fuerce al matrimonio o al embarazo al aborto o a la
prostitución, mediante coacción, chantaje, soborno o manipulación; o que limite o
anule el ejercicio de sus derechos sexuales y reproductivos;
IV - la violencia patrimonial, entendida como cualquier conducta que configure
retención, sustracción, destrucción parcial o total de sus objetos, instrumentos de
trabajo, documentos personales, bienes, valores y derechos o recursos
económicos, incluyendo aquellos destinados a satisfacer sus necesidades;
V - la violencia moral, entendida como cualquier conducta que configure calumnia,
difamación o injuria.
TÍTULO III
LA ASISTENCIA A LA MUJER EN SITUACIÓN DE VIOLENCIA DOMÉSTICA Y
FAMILIAR
CAPÍTULO I
LAS MEDIDAS INTEGRADAS DE PREVENCIÓN
Artículo 8. La política pública que visa cohibir la violencia doméstica y familiar
contra la mujer se hará a través de un conjunto articulado de acciones de la Unión,
de los Estados, del Distrito Federal y de los Municipios y de acciones no gubernamentales, teniendo como directrices:
I - la integración operacional del Poder Judicial, del Ministerio Público y de la
Defensoría Pública con las áreas de seguridad pública, asistencia social, salud,
educación, trabajo y vivienda;
II - la promoción de estudios e investigaciones, estadísticas y otras informaciones
relevantes, con la perspectiva de género y de raza o grupo étnico, concernientes a
las causas, a las consecuencias y a la frecuencia de la violencia doméstica y familiar
contra la mujer, para la sistematización de datos, a ser unificados nacionalmente, y
la evaluación periódica de los resultados de las medidas adoptadas;
III - el respeto, en los medios de comunicación social, de los valores éticos y sociales
de la persona y de la familia, de forma a cohibir los roles estereotipados que
legitimen o exacerben la violencia doméstica y familiar, según lo establecido en el
numeral III del Artículo 1, en el numeral IV del Artículo 3. y en el numeral IV del
Artículo 221 de la Constitución Federal;
IV - la puesta en práctica de atención policíaca especializada para las mujeres, en
particular en las Comisarías de Atención a la Mujer;
V - la promoción y la realización de campañas educativas de prevención de la
violencia doméstica y familiar contra la mujer, dirigidas al público escolar y a la
29
sociedad en general, y la difusión de esta Ley y de los instrumentos de protección a
los derechos humanos de las mujeres;
VI - la celebración de convenios, protocolos, ajustes, términos u otros instrumentos
de promoción de acción mancomunada entre organismos gubernamentales o
entre estos y entidades nogubernamentales, teniendo por objetivo la puesta en
práctica de programas de erradicación de la violencia doméstica y familiar contra la
mujer;
VII - la capacitación permanente de las Policías Civil y Militar, de la Guardia
Municipal, del Cuerpo de Bomberos y de los profesionales pertenecientes a los
organismos y a las áreas enunciados en el numeral I con relación a las cuestiones de
género y de raza o grupo étnico,
VIII - la promoción de programas educativos que diseminen valores éticos de
irrestricto respeto a la dignidad de la persona humana con la perspectiva de género
y de raza o grupo étnico,
IX - el destaque, en los currículos escolares de todos los niveles de enseñanza, para
los contenidos relativos a los derechos humanos, a la equidad de género y de raza o
grupo étnico y al problema de la violencia doméstica y familiar contra la mujer.
CAPÍTULO II
LA ASISTENCIA À MUJER EN SITUACIÓN DE VIOLENCIA DOMÉSTICA Y FAMILIAR
Artículo 9. La asistencia a la mujer en situación de violencia doméstica y familiar se
suministrará de forma articulada y según los principios y las directrices previstos en
la Ley Orgánica de la Asistencia Social, en el Sistema Único de Salud, en el Sistema
Único de Seguridad Pública, entre otras normas y políticas públicas de protección, y
con urgencia si fuere el caso.
§ 1. El juez determinará, por plazo determinado, la inclusión de la mujer en
situación de violencia doméstica y familiar en el catastro de programas de
asistencia del gobierno federal, estadual y municipal.
§ 2 El juez le asegurará a la mujer en situación de violencia doméstica y familiar, para
preservar su integridad física y psicológica:
I - acceso con prioridad al traslado, cuando funcionaria pública, integrante de la
administración directa o indirecta;
II - mantenimiento del vínculo laboral, cuando necesario el alejamiento del local de
trabajo, por hasta seis meses.
§ 3 La asistencia a la mujer en situación de violencia doméstica y familiar abarcará el
acceso a los beneficios derivados del desarrollo científico y tecnológico, incluyendo
los servicios de contracepción de emergencia, la profilaxis de las Enfermedades
Sexualmente Transmisibles (EST) y del Síndrome de la Inmunodeficiencia Adquirida
(SIDA) y otros procedimientos médicos necesarios y pertinentes en los casos de
30
violencia sexual.
CAPÍTULO III
LA ATENCIÓN POR LA AUTORIDAD POLICÍACA
Artículo 10. En la hipótesis de la inminencia o de la práctica de violencia doméstica y
familiar contra la mujer, la autoridad policíaca que sepa de la ocurrencia adoptará,
de inmediato, las medidas legales pertinentes.
Párrafo único. Se aplican las disposiciones del caput de este Artículo al No
cumplimiento de medida de protección de urgencia deferida.
Artículo 11. En la atención a la mujer en situación de violencia doméstica y familiar,
la autoridad policíaca deberá, entre otras medidas :
I - garantizar protección policíaca, cuando necesario, comunicando de inmediato al
Ministerio Público y al Poder Judicial,
II - encaminar la ofendida al hospital o puesto de salud y al Instituto Médico Legal;
III - proveer transporte para la ofendida y sus dependientes para abrigo o local
seguro, cuando haya riesgo de vida;
IV - si necesario, acompañar la ofendida para asegurar la retirada de sus efectos
personales del local de la ocurrencia o del domicilio familiar;
V - informar a la ofendida los derechos a ella asegurados en esta Ley y los servicios
disponibles.
Artículo 12. En todos los casos de violencia doméstica y familiar contra la mujer, una
vez hecho el registro de la ocurrencia, la autoridad policíaca deberá adoptar, de
inmediato, los siguientes procedimientos, sin perjuicio para aquellos previstos en el
Código de Proceso Penal:
I – oírla a la ofendida, redactar el boletín de ocurrencia y tomar la representación a
término, si presentada;
II - recoger todas las pruebas que sirvan para aclarar el hecho y sus circunstancias;
III - enviar, en el plazo de 48 (cuarenta y ocho) horas, expediente apartado al juez
con el pedido de la ofendida, para la concesión de medidas de protección de
urgencia,
IV - determinar que se proceda al examen de cuerpo de delito de la ofendida y pedir
otros exámenes periciales necesarios;
V – oírlos al agresor y a los testigos;
VI - ordenar la identificación del agresor y hacer anexar al proceso su hoja de
antecedentes criminales, indicando la existencia de mandado de prisión o registro
de otras ocurrencias policíacas contra él;
VII - enviar, en el plazo legal, los autos de la investigación policíaca al juez y al
Ministerio Público.
§ 1 El pedido de la ofendida será tomado a término por la autoridad policíaca y
31
deberá contener:
I - calificación de la ofendida y del agresor,
II - nombre y edad de los dependientes;
III – descripción sucinta del hecho y de las medidas de protección solicitadas por la
ofendida.
§ 2 la autoridad policíaca deberá anexar al documento referido en el § 1 el boletín
de ocurrencia y copia de todos los documentos disponibles en poder de la ofendida.
§ 3 se admitirán como medios de prueba los laudos o prontuarios médicos
suministrados por hospitales y puestos de salud.
TÍTULO IV
LOS PROCEDIMIENTOS
CAPÍTULO I
DISPOSICIONES GENERALES
Artículo 13. Al proceso, al juzgado y a la ejecución de las causas civiles y criminales
derivadas de práctica de violencia doméstica y familiar contra la mujer se aplicarán
las normas de los Códigos de Proceso Penal y Proceso Civil y de la legislación
específica relativa al niño, al adolescente y a las personas mayores que no entren en
conflicto con lo establecido en esta Ley.
Artículo 14. Los Juzgados de Violencia Doméstica y Familiar contra la Mujer,
organismos de la Justicia Ordinaria con competencia civil y criminal, Podrán ser
creados por la Unión, en el Distrito Federal y en los Territorios, y por los Estados,
para el proceso, el juzgado y a ejecución de las causas derivadas de la práctica de
violencia doméstica y familiar contra la mujer.
Párrafo único. Los actos procesales se podrán realizar en horario nocturno, según
dispongan las normas de organización judicial.
Artículo 15. Es competente, por opción de la ofendida, para los procesos Civiles
regidos por esta Ley, el Juzgado:
I - de su domicilio o de su residencia;
II - del lugar del hecho en que se basó la demanda;
III - del domicilio del agresor.
Artículo 16. En las acciones penales públicas condicionadas a la representación de
la ofendida de que trata esta Ley, solo se admitirá la renuncia a la representación
ante el juez, en audiencia especialmente designada con tal finalidad, antes del
recibimiento de la denuncia y oído el Ministerio Público.
Artículo 17. Se prohíbe la aplicación, en los casos de violencia doméstica y familiar
contra la mujer, de penas de canasta básica u otras de prestación en dinero, así
como la sustitución de pena que implique el pago aislado de multa.
CAPÍTULO II
32
LAS MEDIDAS DE PROTECCIÓN DE URGENCIA
Sección I
Disposiciones Generales
Artículo 18. Una vez recibido el expediente con el pedido de la ofendida, le cabrá al
juez, en el plazo de 48 (cuarenta y ocho ) horas:
I - conocer el expediente y el pedido y decidir sobre las medidas de protección de
urgencia,
II - determinar el envío de la ofendida al organismo de asistencia judicial, cuando
sea el caso;
III - comunicarle al Ministerio Público para que adopte las medidas pertinentes.
Artículo 19. Las medidas de protección de urgencia podrán ser concedidas por el
juez, a pedido del Ministerio Público o a pedido de la ofendida.
§ 1. Las medidas de protección de urgencia se podrán conceder de inmediato,
independientemente de audiencia de las partes y de manifestación del Ministerio
Público, debiendo éste ser prontamente comunicado.
§ 2 Las medidas de protección de urgencia se aplicarán de manera aislada o
cumulativa, y podrán ser sustituidas a cualquier momento por otras de mayor
eficacia, toda vez que los derechos reconocidos en esta Ley sean amenazados o
violados.
§ 3. El juez podrá, mediante solicitud del Ministerio Público o de la ofendida,
conceder nuevas medidas de protección de urgencia o rever aquellas ya
concedidas, si entender necesario para la protección de la ofendida, de sus
familiares y de su patrimonio, oído el Ministerio Público.
Artículo 20. En cualquier fase de la investigación policíaca o de la instrucción
criminal, cabrá la prisión preventiva del agresor, decretada por el juez, de oficio,
mediante solicitud del Ministerio Público o mediante representación de la
autoridad policíaca.
Párrafo único. El juez podrá revocar la prisión preventiva si, en el curso del proceso,
verificar la falta de motivo para que subsista, así como decretarla otra vez si surgen
razones que la justifiquen.
Artículo 21. La ofendida deberá ser notificada de los actos procesales relativos al
agresor, especialmente de aquellos que conciernen el ingreso y la salida de la
prisión, sin perjuicio para la intimación del abogado constituido o del defensor
público.
Párrafo único. La ofendida no podrá entregar intimación o notificación al agresor.
Sección II
Las Medidas de Protección de Urgencia que lo Obligan al Agresor
33
Artículo 22. Constatada la práctica de violencia doméstica y familiar contra la mujer,
en los términos de esta Ley, el juez podrá aplicar, de inmediato, al agresor, en
conjunto o separadamente, las siguientes medidas de protección de urgencia,
entre otras:
I - suspensión de la posesión o restricción del porte de armas, con comunicación al
organismo competente, en los términos de la Ley número 10.826, del 22 de
diciembre de 2003;
II - alejamiento del hogar, domicilio o local de convivencia con la ofendida;
III - prohibición de determinadas conductas, entre las cuales:
a) aproximación de la ofendida, de sus familiares y de los testigos, estableciendo el
límite mínimo de distancia entre este]os y el agresor,
b) contacto con la ofendida, sus familiares y testigos por cualquier medio de
comunicación;
c) frecuencia de determinados lugares con la finalidad de preservar la integridad
física y psicológica de la ofendida;
IV - restricción o suspensión de visitas a los dependientes menores de edad, oído el
equipo de atención multidisciplinaria o servicio similar;
V - prestación de alimentos provisionales o provisorios.
§ 1 Las medidas referidas en este artículo no impiden la aplicación de otras
previstas en la legislación en vigor, siempre que la seguridad de la ofendida o las
circunstancias lo exijan, debiendo la medida ser comunicada al Ministerio Público.
§ 2 En la hipótesis de aplicación del numeral I, encontrándose el agresor en las
condiciones mencionadas en el caput y numerales del Artículo 6 de la Ley número
10.826, del 22 de diciembre de 2003, el juez le comunicará al respectivo organismo,
corporación o institución las medidas de protección de urgencia concedidas y
determinará la restricción del porte de armas, quedando el superior inmediato del
agresor responsable por el cumplimiento de la determinación judicial, bajo pena de
incurrir en los crímenes de prevaricación o de desobediencia, según el caso.
§ 3 Para garantizar la efectividad de las medidas de protección de urgencia, el juez
podrá pedir, a cualquier momento, el auxilio de la fuerza policíaca.
§ 4 Se aplica a las hipótesis previstas en este artículo, en lo que sea pertinente, lo
dispuesto en el caput y en los §§ 5. y 6º del Artículo 461 de la Ley número 5.869, del
11 de enero de 1973 (Código de Proceso Civil).
Sección III
Las Medidas de Protección de Urgencia a la Ofendida
Artículo 23. El juez podrá, cuando necesario, sin perjuicio para otras medidas:
I - enviar la ofendida y sus dependientes a programa oficialo comunitario de
protección o de atención;
34
II - determinar la reconducción de la ofendida y de sus dependientes al respectivo
domicilio, después del alejamiento del agresor,
III - determinar el alejamiento de la ofendida del hogar, sin perjuicio para los
derechos relativos a bienes, guardia de los hijos y alimentos;
IV - determinar la separación de cuerpos.
Artículo 24. Para la protección patrimonial de los bienes de la sociedad conyugal o
de aquellos de propiedad particular de la mujer, el juez podrá determinar, de inicio,
las siguientes medidas, entre otras:
I - restitución de bienes indebidamente sustraídos por el agresor a la ofendida;
II - prohibición temporaria para la celebración de actos y contratos de compra,
venda y locación de propiedad en común salvo expresa autorización judicial;
III - suspensión de los poderes dados por la ofendida al agresor;
IV - prestación de caución provisoria, mediante depósito judicial, por pérdidas y
daños materiales derivados de la práctica de violencia doméstica y familiar contra
la ofendida.
Párrafo único. El juez deberá enviar oficio al notario competente para los fines
previstos en los numerales II y III de este artículo.
CAPÍTULO III
LA ACTUACIÓN DEL MINISTERIO PÚBLICO
Artículo 25. El Ministerio Público intervendrá, cuando no sea parte, en las causas
civiles y criminales derivadas de la violencia doméstica y familiar contra la mujer.
Artículo 26. Le cabrá al Ministerio Público, sin perjuicio para otras atribuciones, en
los casos de violencia doméstica y familiar contra la mujer, cuando necesario:
I - solicitar fuerza policíaca y servicios públicos de salud, de educación, de asistencia
social y de seguridad, entre otros;
II - fiscalizar los establecimientos públicos y particulares de atención a la mujer en
situación de violencia doméstica y familiar, y adoptar, de inmediato, las medidas
administrativas o judiciales pertinentes en lo que concierne cualesquiera
irregularidades constatadas;
III - registrar los casos de violencia doméstica y familiar contra la mujer.
CAPÍTULO IV
LA ASISTENCIA JUDICIAL
Artículo 27. En todos los actos procesales, civiles y criminales, la mujer en situación
de violencia doméstica y familiar deberá estar acompañada de abogado, resaltado
lo previsto en el Artículo 19 de esta Ley
Artículo 28. Se le garantiza a toda mujer en situación de violencia doméstica y
35
familiar el acceso a los servicios de Defensoría Pública o de Asistencia Judicial
Gratuita, en los términos de la ley, en sede policíaca y judicial, mediante atención
específica y humanizada.
TÍTULO V
EL EQUIPO DE ATENCIÓN MULTIDISCIPLINARIA
Artículo 29. Los Juzgados de Violencia Doméstica y Familiar contra la Mujer que se
vengan a crear podrán contar con un equipo de atención multidisciplinaria, que
será integrado por profesionales especializados en las áreas psico-social, jurídica y
de salud.
Artículo 30. Le cabe al equipo de atención multidisciplinaria ia, entre otras
atribuciones que le sean reservadas por la legislación local, suministrar subsidios
por escrito al juez, al Ministerio Público y a la Defensoría Pública, mediante laudos o
verbalmente en audiencia, y desarrollar trabajos de orientación, encaminamiento,
prevención y otras medidas, dirigidas a la ofendida, el agresor y los familiares, con
especial atención para los niños y los adolescentes.
Artículo 31. Cuando la complejidad del caso exige evaluación más profundizada, el
juez podrá determinar la manifestación de profesional especializado, mediante a
indicación del equipo de atención multidisciplinaria ia.
Artículo 32. El Poder Judicial, en la elaboración de su propuesta presupuestaria,
podrá prever recursos para la creación y el mantenimiento del equipo de atención
multidisciplinaria, en los términos de la Ley de Directrices Presupuestarias.
TÍTULO VI
DISPOSICIONES TRANSITORIAS
Artículo 33. Mientras no se estructuren los Juzgados de Violencia Doméstica y
Familiar contra la Mujer, las circunscripciones criminales. Acumularán las
competencias civil y criminal para conocer y juzgar las Causas derivadas de la
práctica de violencia doméstica y familiar contra la mujer, observadas las
previsiones del Título IV de esta Ley, subsidiada por la legislación procesal
pertinente.
Párrafo único. Será garantizado el derecho de preferencia, en las circunscripciones
criminales, para el proceso y el juzgado de las causas referidas en el caput.
TÍTULO VII
DISPOSICIONES FINALES
Artículo 34. La institución de los Juzgados de Violencia Doméstica y Familiar contra
36
la Mujer podrá ser acompañada por la implantación de las oficinas de curadores
necesarias y del servicio de asistencia judicial.
Artículo 35. La Unión, el Distrito Federal, los Estados y los Municipios podrán crear y
promover, en el límite de las respectivas competencias:
I - centros de atención integral y multidisciplinaria para mujeres y respectivos
dependientes en situación de violencia doméstica y familiar;
II - casas-abrigos para mujeres y respectivos dependientes menores De edad en
situación de violencia doméstica y familiar;
III - comisarías, núcleos de defensoría pública, servicios de salud y centros de
pericia médico-legal especializados en la atención a la mujer en situación de
violencia doméstica y familiar;
IV - programas y campañas de enfrentamiento de la violencia doméstica y familiar;
V - centros de educación y de rehabilitación para los agresores.
Artículo 36. La Unión, los Estados, el Distrito Federal y los Municipios promoverán la
adaptación de sus organismos y de sus programas a las directrices y a los principios
de esta Ley.
Artículo 37. La defensa de los intereses y derechos trans-individuales previstos en
esta Ley podrá ser ejercida, de manera concurrente, por el Ministerio Público y por
asociación de actuación en el área, regularmente constituida a por el menos un
año, en los términos de la legislación civil.
Párrafo único. El requisito de la constitución previa podrá ser dispensado por el juez
cuando entender que no hay otra entidad con representatividad adecuada para la
presentación de la demanda colectiva.
Artículo 38. Las estadísticas sobre la violencia doméstica y familiar contra la mujer
serán incluidas en las bases de datos de los organismos oficiales del Sistema de
Justicia y Seguridad con la finalidad de subsidiar el sistema nacional de datos e
informaciones relativo a las mujeres.
Párrafo único. Las Secretarías de Seguridad Pública de los Estados y del Distrito
Federal podrán enviar sus informaciones criminales para la base de datos del
Ministerio de Justicia.
Artículo 39. La Unión, los Estados, el Distrito Federal y los Municipios, en el límite de
sus competencias y en los términos de las respectivas leyes de directrices
presupuestarias, podrán establecer dotaciones presupuestarias específicas, en
cada ejercicio financiero, para la puesta en práctica de las medidas establecidas en
esta Ley.
Artículo 40. Las obligaciones previstas en esta Ley no excluyen otras derivadas de
los principios por ella adoptados.
Artículo 41. A los crímenes practicados con violencia doméstica y familiar contra la
mujer, independientemente de la pena prevista, no se aplica la Ley número 9.099,
del 26 de setiembre de 1995.
37
Artículo 42. El Artículo 313 del Decreto-Ley número 3.689, del 3 de octubre de 1941
(Código de Proceso Penal), pasa a vigorar añadido del siguiente numeral IV:
“Artículo 313.....................................................
IV - Si el crimen involucra violencia doméstica y familiar contra la mujer, en los
términos de la ley específica, para garantizar la ejecución de las medidas de
protección de urgencia.” (NR)
Artículo 43. La alinea f del numeral II del Artículo 61 del Decreto-Ley número 2.848,
del 7 de diciembre de 1940 (Código Penal), pasa a vigorar con la siguiente
redacción:
“Artículo 61.......................................................
II -................................................................
f) con abuso de autoridad o prevaleciéndose de relaciones domésticas, de
cohabitación o de hospitalidad, o con violencia contra la mujer en la forma de la ley
específica;
.............................................................” (NR)
Artículo 44. El Artículo 129 del Decreto-Ley número 2.848, del 7 de diciembre de
1940 (Código Penal), pasa a vigorar con las siguientes alteraciones:
“Artículo 129.....................................................
§ 9o Si la lesión es practicada contra ascendiente, descendiente, hermano, cónyuge
o compañero, o con quien conviva o haya convivido, o, aún, prevaleciéndose el
agente de las relaciones domésticas, de cohabitación o de hospitalidad:
Pena - detención, de 3 (tres) meses a 3 (tres) años.
..................................................................
§ 11 En la hipótesis del § 9 de este artículo, la pena será aumentada de un tercio so
el crimen es cometido contra persona portadora de deficiencia.” (NR)
Artículo 45. El Artículo 152 de la Ley número 7.210, del 11 de julio de 1984 (Ley de
Ejecución Penal), pasa a vigorar con a siguiente redacción:
“Artículo 152.....................................................
Párrafo único. En los casos de violencia doméstica contra la mujer, el juez podrá
determinar la concurrencia obligatoria del agresor a programas de recuperación y
reeducación.” (NR)
Artículo 46. Esta Ley entra en vigor 45 (cuarenta y cinco) días después de su
publicación.
Brasilia, 7 de agosto de 2006; 185. de la Independencia y 118 de la República.
LUIZ INÁCIO LULA DA SILVA
Dilma Rousseff
38
G
ID
EV
ia Domés
tic
- Grupo
ên c
de
i ol
entamento à
r
f
V
En
a
MINISTÉRIO PÚBLICO
DO ESTADO DE SÃO PAULO
Reforma do
Judiciário
Ministério da Justiça
Fly UP