...

dijo elena g. de white que los nios no deberian tocar ni a los perros ni

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

dijo elena g. de white que los nios no deberian tocar ni a los perros ni
Centro de Investigaciones White, UNADECA
¿DIJO ELENA G. DE WHITE
QUE LOS NIÑOS NO
DEBERIAN TOCAR NI A LOS
PERROS NI A LOS GATOS?
Una mujer en nuestra iglesia dice que los niños no deben jugar
con los animales como los gatos y los perros porque son
inmundos. De acuerdo a mi entendimiento, Levítico 11 habla
acerca de comer y no de tocar animales inmundos. ¿Sabe usted
que actitud tenia Elena G. White hacia las mascotas? ¿Escribió
ella que no debe permitirse a los niños tocar ni perros ni gatos?
Estoy de acuerdo con usted en que Levítico 11 está orientado a lo que uno
come. Este capítulo dice que las personas que tocan el cadáver de un animal
inmundo se hacen impuras durante un tiempo. No conozco de tal advertencia
acerca de los animales mientras están vivos. El camello, por ejemplo, se menciona
en el versículo 4 como inmundo, pero al pueblo de Dios no se le prohibió poseer
camellos, montarlos, etcétera; lo que seguramente debe haber incluido tocarlos. El
mismo principio se aplica a los caballos y asnos. Usted no puede cuidar a estos
animales o utilizarlos de manera productiva sin tocarlos.
No conozco ninguna declaración de la señora White que prohíba a los niños
tener mascotas como las que usted describe. La misma señora White tenía un
perro mientras estuvo en Australia. Era un perro guardian a quien le puso por
nombre Tiglat-Pileser, probablemente porque podía ser feroz hacia aquellos a los
que podía considerar posibles enemigos. Pero la señora White parece haber
sentido afecto por él, para darle incluso ese nombre bíblico. ¡Imagino que debe
haber hecho sonreír a la gente! Otra indicación de que el perro pudo haber sido
especial para ella, es que sus amigos en Australia le dedicaron toda una página en
un álbum de fotos que le regalaron cuando ella regreso a los Estados Unidos. He
Centro de Investigaciones White, UNADECA
aquí lo que Arthur White escribió acerca del asunto de la bibliografía Ellen G.
White: The Early Elmsahven Years, 1900-1905 [Elena G. White: los primeros años en
Elmshaven, 1900-1905], t. 5. p. 19:
Las fotografías en tonos marrones ayudan a contar la historia de la obra de
Australia. Ahí está el instituto electro-hidropático en Adelaida. Hay fotos de
pequeñas iglesias bien cuidadas que Elena G. de White había visitado y en las
que había realizado inversiones para ayudar a la comunidad de creyentes que
necesitaban casas de culto. Hay retratos de amigos, y escenas de su hogar en
Sunnyside.
Se reservo una página para las fotos de su perro guardián Tiglat-Pileser, en
Sunnyside. Hay que recordar que partes de Australia habían sido colonizadas
por convictos, y como algunos de sus descendientes parecían heredar las
inclinaciones de sus antepasados, un buen perro guardián tenía un propósito
muy útil en Sunnyside.
Así que no encuentro ninguna base en la Biblia o en los escritos de la
señora White para prohibirle a nadie tocar un gato o un perro por ser este un
animal inmundo.
Obtenido de:
101 Preguntas Sobre Elena G. White y sus escritos
Autor: William Fagal
ISBN 978-1-61161-130-4
1era Edición: mayo 2013
Página: 104
Fly UP