...

Librerías Gandhi: ¿Ya te hicimos leer?

by user

on
Category: Documents
1

views

Report

Comments

Transcript

Librerías Gandhi: ¿Ya te hicimos leer?
Librerías Gandhi: ¿Ya te hicimos leer?
Mauricio Achar ha logrado el milagro de vender libros en un país que tiene
menos librerías que Barcelona y, proporcionalmente, menos lectores que Haití. Si el
fundador de la India moderna ganó la guerra con el pacifismo, la librería que se ampara
en su nombre ha logrado la no menos ardua hazaña de hacer negocio con los libros.
“Menos face y mas book” frase que irrumpía en el tráfico de Av. Patriotismo de
la Ciudad de México entre los humos tóxicos y el pasar incalculable de automovilistas.
Instalado sobre un fondo amarillo con letras negras, el “espectacular” de Librerías
Gandhi formaba parte de una campaña, que desde hace más de una década, ha sido
colocada en lugares estratégicos para cambiar la percepción de la lectura y de su marca
en México.
Hoy la empresa con una de las comunicaciones más inteligentes y creativas del
país hace un recuento y evaluación de los retos a los que se ha enfrentado desde
principios de siglo y los desafíos frente a los que se encuentra, en un mundo que
pareciera sustiuir el papel por la pantalla.
________________________________________________________________________
Mauricio Achar y los orígenes de Librerías Gandhi
De origen sirio-libanés, Mauricio Achar, fundador de librerías Gandhi, nació en la
Ciudad de México, en la colonia Roma en 1937. Decía que lo suyo era el teatro y
comenzó a actuar a los 13 años. Sin embargo, su mayor logro fue hacer de la venta de
libros un negocio redituable en un país con uno de los más bajos índices de lectura en el
mundo. Tenía la fuerte convicción de que la falta de educación es una de las razones más
importantes que genera parte de los problemas más serios del país, y se propuso
desarrollar un concepto totalmente innovador de lo que hasta entonces se conocía como
una librería.
Convirtió a la primera sucursal de Gandhi -a la que dotó de cafetería, un foro y
una galería- en un espacio que contribuyó a animar de manera notable la vida intelectual
y artística en la capital del país. Puede decirse que Achar hizo de su librería el símbolo de
una época, y parte fundamental de su éxito, fue dotar a las personas de cultura al menor
precio con una correcta y minuciosa selección de títulos que no disponían otras librerias.
Ahí se realizaron montajes teatrales novedosos o experimentales que no tenían
cabida en ningún otro lugar. En el Foro Gandhi, ante no más de 100 personas, hicieron
sus primeras presentaciones en México muchos de quienes posteriormente serían figuras
1
estelares de la canción Latinoamérica de protesta y de la nueva trova cubana, incluidos
Silvio Rodríguez y Pablo Milanés.
Achar era accionista de una fábrica de pintura pero sentía gran pasión por la
lectura. En 1971 concibió un nuevo concepto de librería distinto de las convencionales:
''que tuviera galería y cafetería". Y que los libros no se vendieran en un mostrador, sino
que se exhibieran en estantes. Hasta entonces, el mercado había estado acostumbrado a
las librerías de mostrador, generalmente de tamaño reducido en las que la experiencia de
compra era sumamente corta y fría, sólo existía el librero que en muchas ocasiones era
poco conocedor.
En alguna entrevista Achar declaraba: “Gandhi nació en 1971. Yo asistía a clases
a la UNAM y en esos momentos se me ocurrió que podía hacer una librería y que ésta
tuviera alguna diferencia con las demás: una galería y una cafetería. El nombre tiene un
sentido muy simple: en ese momento de mucha violencia, me di cuenta de que había un
tipo que no era violento, Mahatma Gandhi, del cual admiré profundamente esa
capacidad para liberar a su pueblo a través de la inteligencia y no de la violencia. Este
pasaje lo asocié con la lectura, pensando que a través de ella México podía ser un mejor
país”.
En aquellos tiempos la librería de vanguardia era la suya; tomó riesgos altos
porque era de acceso abierto la cual no tenía mostrador, el mercado en ese entonces no
estaba acostumbrado al “buffet intelectual”, con esta gran idea provocaba en sus clientes
la compra de impulso y venta cruzada, el único inconveniente, era la posibilidad de hurtar
a carta abierta.
Acorde con el espíritu de la época, existía una efervescencia por la teoría política,
la sociología, la filosofía, el socialismo, por ende había gran demanda de autores como
Marx, Engels, Lenin. Después, la demanda de ese tipo de lecturas decayó a finales de los
años ochenta con la caída del Muro de Berlín y el derrumbe de la Unión Soviética y el
bloque socialista.
Para Achar, el libro pertenecía a todo aquel que, como él mismo, no había podido
terminar estudios universitarios pero que en su condición de alfabetizado estaba abierto al
conocimiento a través del libro. Contra la escuela, que se ha apropiado del saber y del
libro y excluye a quienes no logran acceder a ella, Achar puso el libro a disposición de
todos.
Tres años después de su fundación, la librería se complementó con una sección de
discos. Estaba de moda la canción de protesta, la nueva trova, el folclor latinoamericano.
2
Desde un principio y ante las recurrentes crisis económicas Librerías Gandhi se apoyaba
mucho en la venta de discos, videos, juegos de mesa, agendas y plumas.
Se acondicionó un foro teatral con un templete; la cafetería servía como camerino.
En una segunda etapa se hizo un foro más convencional por el cual han pasado
innumerables personalidades, posteriormente comenzaron a importar libros de otros
países, particularmente de Argentina y después de España.
Achar no se detuvo en ese afán de poner el libro a disposición de todos, compró
locales aledaños, amplió su librería y poco a poco el libro se abrió a una tertulia, a las
presentaciones, a las mesas redondas y al teatro.
A pesar de que el libro se había abierto y diseminado, Achar sabía que no estaba
en manos y en los ojos de todos. “No es verdad que el mexicano no lea, simplemente no
tiene acceso al libro”, decía Mauricio Achar. “Las librerías, a pesar del esfuerzo
realizado son muy intimidantes para la mayor parte de la gente. Es necesario sacar el
libro a la calle, ponerlo en los sitios en donde la gente vive diariamente y mostrar que la
lectura no tiene que ver con un acto solemne, sino con la alegría y buen humor, es decir,
la cultura también es divertida”.
Su talento empresarial puso el libro al alcance de bolsillos escuetos, pues al
comprar enormes volúmenes podía negociar con los editores rebajas determinantes, que,
a su vez lo dejaban en posibilidad de vender muy barato. Con él los empeños por dejar el
libro al alcance de los compradores se convirtieron en norma de toda negociación librera.
(Ver Anexo 1 Misión, Visión y Valores de Librerias Gandhi)
México, un país de pocos lectores
México es un país con más de 112 millones de habitantes, el mayor país de habla
hispana, en donde 7% de la población mayor a 15 años no sabe leer ni escribir1. La
Encuesta Nacional de Lectura 2012 indica que en el país 46% de la población lee libros
(16% menos que hace 6 años) y el promedio de ejemplares leídos por persona es de tres
libros al año, este último dato no ha cambiado desde el 2006 (Ver Anexo 2 Porcentaje de
lectura en México).
De una lista de 108 países, México ocupa el penúltimo lugar en libros leídos
anualmente por persona2, en comparación con Alemania en donde se leen 12 libros al
año.
1
2
Censo de Población y Vivienda 2010
UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura) 2013
3
Algunos intelectuales han afirmado que la indiferencia de los mexicanos ante la
“literatura de calidad” mantiene al país sumergido en un progresivo “analfabetismo
funcional”, parte del problema para acercarse a los libros. La UNESCO señala que “las
lecciones aprendidas en las últimas décadas dejan en claro que lograr la alfabetización
universal requiere no sólo de mayores y mejores esfuerzos, sino de una voluntad política
renovada para pensar y hacer las cosas de manera diferente a todos los niveles: local,
nacional e internacional.”
La misma Encuesta advirtió el problema en el que México está sumergido,
haciendo énfasis en datos como que existe una biblioteca por cada 15 mil habitantes y
una librería por cada 200 mil.3 En contraste, con la realidad mundial, en Austria existe
una librería por cada 5 mil habitantes, en Argentina hay una librería por cada 7 mil
habitantes, en España e Inglaterra una por cada 15 mil habitantes y en Estados Unidos
una por cada 20 mil.
En contra de los datos sobre la lectura en el país, existe un enemigo acérrimo,
llamada la reina de los medios de comunicación: la televisión. Por ejemplo, algunos datos
de su uso reportan que aproximadamente 98% de la población cuenta en casa con al
menos una televisión que funciona y se usa en momentos de ocio o de tiempo libre4.
Cuatro horas son las que aproximadamente ve la televisión al día un mexicano, mucho
más horas suman las que la ve gente de más de 55 años y los niños.
La lectura es parte esencial del desarrollo político, económico y social del país,
algunos otros hallazgos importantes del estudio concluyen que aquellos que nunca leían
solos de niños son en su mayoría no lectores de libros de grandes y comentan cómo
inculcar el hábito de lectura es decisivo en su relación con la lectura. El 56% de los
hogares mexicanos tiene de 1 a 10 libros, mientras que el 2.7% tiene 100 libros o más5.
La lectura tiene mucha relación con la etapa por la que las personas están
pasando, por ejemplo los estudiantes tienen hábitos de lectura por sus obligaciones
escolares, sin embargo cuando se terminan los estudios es cuando menos se lee.
Sobre la pregunta: ¿le gusta leer?, cabe destacar que 44% de las personas mayores
de 56 años respondió que no, siendo ellos los menos asiduos a la lectura, misma respuesta
que dio 32.5% de las personas entre 12 y 55 años6.
Aunque no puede afirmarse que la caída en la lectura de libros está directamente
relacionada con el desarrollo de Internet, algunas preguntas que se hicieron en la encuesta
3
Encuesta Nacional de Lectura 2012 realizada por Fundación Mexicana para el Fomento a la Lectura
Nielsen IBOPE México 2014
5
Idem
6
Idem
4
4
describen el crecimiento exponencial del medio y su uso como herramienta para la
lectura, 13% de los internautas usan el medio para leer libros electrónicos.
El bajo nivel de lectura en México preocupa ya desde hace muchos años al propio
gobierno y a intelectuales que opinan al respecto:
“El libro es un objeto inalcanzable para una inmensa mayoría. De acuerdo con
la Cámara Nacional de la Industria Editorial (CANIEM), el precio promedio del
libro en México es de 40 pesos. La pobreza empeora y las clases bajas son más
amplias y con menos posibilidad de adquirir un libro. Hay más gente que lee,
pero es menor la gente que lee que el crecimiento de la población” (Ali
Chumacero, escritor).
“Los padres de familia no se preocupan en forma suficiente por inducir el hábito
de lectura a los niños. Me parece que ha habido fallas en el sistema de la lectoescritura” (Miguel de la Madrid, ex-director del Fondo de Cultura Económica).
De hecho, a opinión del Gerente de Mercadotecnia de Librerías Gandhi, “Hoy en
día el problema no es de acceso por una cuestión de precio o falta de librerías,
sino que el problema principal es que no existen lectores. Para generarlos se
debería empezar a trabajar desde las casas y escuelas”.
Esfuerzos han existido, hace 29 años se fundó en el país la Feria Internacional del
Libro de Guadalajara, la mayor reunión editorial y literaria que existe en español, asisten
más de 700 mil personas y se considera uno de los espacios culturales más importantes
que en Latinoamérica se realiza cada año. Fue una iniciativa propuesta por la Universidad
de Guadalajara para mantener la calidad literaria y el desarrollo cultural de México.
Comercialización del libro en México
Para el año 2012, en México existían aproximadamente 500 editoriales
particulares de libros, 238 de ellos miembros de la Cámara Nacional de la Industria
Editorial Mexicana (CANIEM). La producción de todos ellos sumó más de 137 mil
títulos y se vendieron poco menos de 152 millones de ejemplares con un valor de 10.4
millones de pesos (Ver Anexo 3 Tendencia de ventas de ejemplares).
La oferta del libro dentro de la cadena productiva antes de llegar al lector incluye
al autor, ilustrador, editor, impresor, encuadernador, distribuidor y librero. En México el
libro se comercializa no sólo en librerías, sino también a través de diversos canales como:
5
•
•
•
•
•
•
•
Distribuidoras y editoriales que venden directo al cliente final.
Grandes áreas en tiendas de autoservicio y supermercado.
Escuelas e instituciones de enseñanza en general.
Bibliotecas públicas y universitarias.
Ferias o eventos relacionados con libros.
Y una proporción importante en el mercado “negro” de ediciones piratas y
de lo robado.
Ventas por Internet, libro electrónico y ediciones de bajo pedido.
Para el año 2012, México contaba con aproximadamente 500 librerías7, cifra que
había disminuido 40% con respecto de 1995. Más aún, se sabía que a lo largo de los
últimos diez años habían desaparecido librerías con más de 60 años en existencia, como
la Librería Letrán que se encontraba ubicada sobre el Eje Central Lázaro Cárdenas, y la
Librería Porrúa que estuvo por largo tiempo sobre Paseo de la Reforma.
Los antiguos libreros mostraban poca capacidad de adaptación a las nuevas
circunstancias del mercado, donde las librerías de mostrador se percibían como pasadas
de moda y en franca desaparición. A lo anterior, habría que sumar la creciente
competencia de tiendas de autoservicio, donde se vendían libros pero sin que fuera una
prioridad, los trabajos de promoción directa a los potenciales compradores que habían
desarrollado en los años recientes las editoriales, la ausencia de programas de
capacitación continua, la falta de modernización en la infraestructura y un lento
crecimiento del número de lectores en el país.
No obstante, a nivel nacional continuaba dominando la pequeña librería, que se
apoyaba en la venta de libros generales y de texto, y cuya ubicación principal era en
centros y zonas residenciales urbanas. La venta de libros con otros productos como discos
y videos se observaba en mayor proporción en algunas librerías grandes, en las que se
había introducido la combinación con una cafetería y ocasionalmente un salón para
eventos.
De acuerdo al Directorio de Librerías y Puntos de Comercialización del Libro
publicado por la CANIEM, para el año 2003 existían 1,452 puntos de venta de libros en
México, panorama similar al presentado en el Atlas de Infraestructura Cultural de
CONACULTA. Ambas fuentes contemplaban todas las librerías con oficinas de venta y
distribución de libros y sus sucursales, las librerías universitarias, las librerías y
expendios de las propias editoriales y otros puntos de venta como tiendas Sanborn’s,
7
Desk research con información pública y proyecciones del área de inteligencia de mercados de Librerias
Gandhi.
6
Vip’s, El Palacio de Hierro y Liverpool. Para 2012 el número de puntos de venta había
disminuído a casi 1,200, aproximadamente 30% de ellos ubicados en la capital del país.
Entre la información que arrojaba la Cámara de la Industria Editorial Mexicana se
destacaba lo siguiente:
•
•
•
De las librerías existentes, 41% son matrices y el resto sucursales.
El 32% de estos espacios tienen entre 10 y 20 años de existencia y casi el mismo
porcentaje tiene menos de 10 años.
Poco menos de la mitad de las las librerías se encuentran dentro de otros
establecimeintos como centros comerciales, aeropuertos, campus universitarios,
etc.
Una dificultad seria para los editores era la distribución de las librerías por zonas
geográficas. Las librerías registradas se distribuían en su mayoría en la Ciudad de México
(358) y después en Jalisco (82), sobresalen otros estados como Nuevo León, Veracruz y
Puebla. Entre ellos concentraban cerca de 50% del total de librerías y puntos de venta del
país. (Ver Anexo 4 Información sobre librerías y sucursales en México.)
A pesar de los esfuerzos realizados por la mayoría de los libreros, en los últimos
años la oferta de libros había crecido fuera de las librerías, particularmente en grandes
superficies de tiendas de autoservicio y en las ventas directas de editoriales y
distribuidores (gobierno, bibliotecas, institutos de enseñanza y público en general).
Desde hace muchos años la principal vía de venta para los editores pertenecía a
ventas a gobierno, a partir de 2009 se observó un constante incremento en la venta a
través de este canal y en 2012 se registró una cifra de más de 59 millones de ejemplares
vendidos, lo que significó un incremento de casi 20%.
El segundo canal en importancia, en cuanto a la venta de ejemplares son las
librerías. La venta por este medio en 2012 presentó un decremento de 2% y 937 mil
ejemplares en comparación con el año anterior. (Ver Anexo 5 Ventas por canal de
comercialización)
El canal librero
La decreciente participación de los libreros en el mercado se apreciaba en las
estadísticas que señalaba que de tener un 45% de la venta total de libros en el país
7
correspondiente a las librerías, para el año 2000 su participación había disminuido a 30%
y para 2013 a 26%8.
Las tiendas de autoservicio ofrecían los mayores problemas, pues solían basar su
política comercial en los descuentos y llegaban a ofrecer hasta 40%, el mismo que recibía
de la editorial el librero. En sus locales, el grave problema que debían enfrentar los
libreros era la baja densidad del producto, pues para que un librero pueda tener una
ganancia razonablemente buena debe vender muchos ejemplares.
Paradójicamente con los niveles de lectura en el país y con el decreciente
desarrollo de la industria editorial y librera, los datos arrojan que al contrario de las
pequeñas, las grandes marcas consolidaron su crecimiento. A nivel nacional, hoy existen
siete grandes nombres de librerías destacadas compitiendo dentro del mercado de venta
de libros y presentes en la mente de los consumidores, sin embargo Gonvill localmente,
en el estado de Jalisco, tiene una participación mayor que Gandhi debido a la tradición y
cobertura de sus 25 librerias frente a dos que tiene Gandhi. (Ver Anexo 6 Información
sobre conocimiento de marca y recordación publicitaria).
Marca
TOM
mind)9
1. Gandhi
36%
2. Porrúa
23%
3. El Sótano
15%
4. Casa del libro
8%
5. Fondo de Cultura 4%
Económica
6. El Péndulo
3%
7. Sanborns
2%
(Top
of SOM (Share
mind)10
74%
65%
55%
31%
25%
of
13%
25%
Porrúa
El inicio de las Librerías Porrúa data de principios del siglo XX. La marca se ha
caracterizado por se una de las más antiguas en el rubro de la lectura y es particularmente
conocida por su tradición e historia.
Para el año 2014, Librería de Porrua Hnos. y Cia. contaba con 24 sucursales de
venta al menudeo en el Distriro Federal y presencia en otros estados del interior. Su
8
Desk research con información pública y proyecciones del área de inteligencia de mercados de Librerias
Gandhi.
9
Primera marca en ser mencionada
10
Mención de la marca a partir de una lista. Respuesta múltiple.
8
catálogo incluye varias colecciones como Escritores Mexicanos, El Diccionario de
Historia, Biblioteca Juvenil Porrúa, entre otras.
La editorial Porrúa, además del negocio de la venta de libros, es la creadora de
Sepan Cuantos, una colección que es básica en las escuelas de México y ha permitido que
la marca adquiera posicionamiento dentro del mercado.
La venta en línea se promovía a través de un portal en Internet, www.porrua.com,
la cual representaba cerca del 15% del total de ventas al menudeo.
Librerías El Sótano
Con más de 40 años en el mercado, Librerías El Sótano es otra de las librerías
tradicionales del país, cuenta con catorce sucursales ubicadas en la capital, Guadalajara,
León, Queretaro y Puebla, reune un catálogo de más de 300 mil títulos. Datos de un
estudio interno de Gandhi reveló que El Sótano es la librería que considera la gente como
segunda opción para comprar un libro.
Casa del Libro
Empresa que nació en 1972 y que para el año 2014 contaba con 16 sucursales
dentro del área metropolitana. Su catálogo comprendía 80 mil títulos, y ofrecía un portal
para venta en línea, www.casadellibro.com.mx. La diferencia de precios respecto de
Librerías Gandhi era 17% superior, por lo que se mantenía en quinto lugar en el mercado
en cuanto a nivel de precios.
Fondo de Cultura Económica
El inicio del Fondo de Cultura Económica se remonta a 1934. Su fundación
obedecía a razones como la difusión de cultura a todos los hispanohablantes publicando
obras de mucho valor con autores de renombre. Su establecimiento como librería al
menudeo comenzó a partir de 1987. Para el año 2014 contaba con 16 librerías en la
Ciudad de México y otras sucursales en el Estado de México, Guadalajara, Monterrey,
Morelia, León, Saltillo, Durango, etc. Además, tenían presencia en Argentina y
Venezuela. Su catálogo era de aproximadamente 200,000 títulos.
El Péndulo
Inició como una librería y cafeteria ubicada en la colonia Condesa, hoy al Péndulo
le llaman cafebrería. En la Ciudad de México tienen seis sucursales, dos de ella con
servicio de bar. El Péndulo se especializa en literatura de arte y humanidades. Es un
9
centro cultural que combina junto con el amor por los libros, eventos culturales de música
y gastronomía,
Estrategia comercial de Librerías Gandhi
Concepto de producto: cultura y entretenimiento
Achar innovó el concepto de producto al inaugurar la primera “librería abierta” de
México, en donde los clientes podían tocar los libros. Por vez primera en México, los
libros no estaban encerrados en estantes herméticos, franqueados por un mostrador y un
dependiente o bibliotecario al cual había que solicitarle el libro que se iba a comprar o a
leer, sino abiertos a la mirada, al tacto y a la lectura.
Desde su primera sucursal, Gandhi se desenvolvía como un centro cultural, una
galería de arte. Su fundador se propuso vender un concepto innovador más integral:
cultura, información y entretenimiento, creando esferas de experiencia de compra mucho
más ricas de lo que hasta entonces se conocía,
Gandhi se consideraba competidor de cualquier distractor que ofreciera algún tipo
de cultura o entretenimiento, incluyendo el cine, el teatro, periódicos, revistas, entre
otros. Su público era considerado familiar, “los amigos de Gandhi”, intelectuales
reconocidos que dedicaban horas enteras en informarse, conversar y distraerse dentro de
sus librerías.
Sucursales
El local que ocupó la primera librería Gandhi, en Miguel Ángel de Quevedo 128,
medía 150 metros cuadrados. Tiempo después se adquirió el local contiguo y la librería
se convirtió en un ícono del sur de la ciudad de México. El modelo se extendió y en un
par de décadas Gandhi se había diseminado por muchas partes del país. En 1992 se
estableció la primera sucursal fuera de la capital, en Guadalajara, Jalisco.
Tanto fue el éxito de la innovación, que la idea empezaba a ser adoptada por otras
librerías, que sin embargo parecían no haberla podido implementar con la misma
eficiencia y creatividad que Gandhi. En 1999 fue inaugurado el nuevo edificio, en el
número 121 sobre la avenida de la primera sucursal, con superficie de 1,600 metros
cuadrados para exhibición de libros, discos, videos, libros de arte, cafetería.
Para el año 2005 existían nueve librerías Gandhi: siete en el DF, una en
Guadalajara y una en Monterrey, generando un gran número de empleos. Participando en
un mercado de aproximadamente 570 millones de dólares, equivalente a 134 millones de
10
ejemplares, Gandhi se había adueñado del 8%, vendiendo 1.3 millones de libros
anualmente. Para el año 2014, el mercado de libros ascendía ya a los 830 millones de
dólares, la mitad de dicho monto representa ventas a gobierno y el resto se reparte entre
librerias y otros canales de venta.
El crecimiento constante de Librerías Gandhi se resumía en varías acciones:
•
•
•
•
29 librerías en la República Mexicana: Distrito Federal y Zona Metropolitana,
Guadalajara, Monterrey, Puebla, Querétaro, León, Cuernavaca, Mérida, Tijuana,
Toluca, San Luis Potosí, Torreón, Cancún y Aguascalientes.
11 librerías dentro de Palacio de Hierro, que representa la venta de 1 librería
200 puntos de venta en Walmart. (anaquel) que representa la venta de 5 a 6
librerías.
420 mil visitantes a las librerías anualmente.
Todo esto se traduce a 4.5 millones de libros vendidos anualmente.11
Estrategia de precio
Desde el inicio Gandhi adquirió la fama de “ofrecer la cultura al menor precio”.
Posicionándose como la mejor alternativa en precio, decidió reducir sus márgenes y
enfocarse en vender grandes volúmenes: “en Gandhi es más barato”, decía la gente.
De alguna manera, Librerías Gandhi contribuyó a que la industria del libro en
México se caracterizara por guardar márgenes más pequeños que en otros países en
América. Por ejemplo, Argentina tenía márgenes del 42%, Brasil del 41%, Estados
Unidos del 40% y México del 33%. Se decía que la gente no lee porque los libros eran
caros, y aunque los fundadores de Gandhi creían que esa no era la razón de fondo,
quisieron alejar la lectura de la percepción que hasta entonces se tenía sobre ella -algo
elitista y lejano de la mayoría de las personas-.
En la década de 2000 la percepción empezó a cambiar, “las personas al estar
expuestas a tanta publicidad por parte de Gandhi percibían a la marca como cara: “Si se
anuncian tanto no debe ser barato”, cuenta Alberto Achar en entrevista exclusiva. ( Ver
Anexo 7 Matriz de percepcion de precio Gandhi vs Competencia)
La percepción positiva de los consumidores sobre Gandhi se basa en temas como
la variedad de títulos, los valores agregados, el servicio y cantidad de empleados
atendiendo por sucursal, sin embargo en el tema de los precios El Sótano está mejor
11
posicionado12 En entrevista Achar enfatizó que la gente desconoce la ley del precio fijo
para los libros, por una parte, la ley dicta que un libro debe tener el mismo precio de
venta al público en cualquier parte del territorio nacional y los títulos nuevos deben estar
por lo menos 18 meses en anaquel sin modificación en su precio13. ( Ver Anexo 8 Ley de
fomento para la lectura y el libro)
Estrategia de comunicaciones y desarrollo del área comercial
Mauricio Achar reconocía que las campañas publicitarias de Librerías Gandhi,
desde los inicios de su comunicación y hasta el año 2001, iban dirigidas principalmente a
gente instruida, intelectuales, literatos, filósofos, analistas, líderes de opinión. La
selección de medios se hacía en función de éste grupo objetivo: medios impresos, revistas
como Letras Libres, Proceso, etc., y aunque los mensajes mantenían el tono de un humor
inteligente, el doble sentido, lo innovador y sorprendente, se trataba de una comunicación
muy complicada que sólo podían ser comprendida por intelectuales. Por casi 28 años
habían logrado elevar sus ventas sin hacer uso de la publicidad masiva y sin un área
comercial formalmente instituida que sustentara dichos esfuerzos.
Por mucho tiempo, el área comercial de Gandhi comprendía una gerencia de
compras y otra área dedicada tanto a manejar negociaciones y relaciones públicas con
grupos editoriales como a la supervisión de sucursales. Sin embargo, tanto los procesos
de compra como de algunos esfuerzos publicitarios de manera aislada, carecían de
organización y de centralización. (Ver Anexo 9 Estructura inicial Librerias Gandhi)
Con una clara visión sobre la oportunidad de crecimiento mediante una mayor
participación de mercado, Gandhi empezó a cuestionar las vías de desarrollo para la
empresa y su organización interna, pues parecía necesaria una reestructuración completa
de los procesos comerciales, obligada especialmente ante la apertura de nuevas sucursales
y la saturación de actividades comerciales.
Hasta entonces, se llegaban a realizar promociones aisladas sin que hubiera
uniformidad en las sucursales, inclusive en el mercadeo, y de hecho la estructura
organizacional carecía de la figura formal de una dirección general y de una dirección
comercial.
Es en ese momento cuando Alberto Achar, sobrino del entusiasta fundador,
desarrolló una propuesta para crear una gerencia de mercadotecnia, que estaría encargada
de planear y ejecutar las actividades comerciales complementadas con otras acciones
12
Un estudio interno mostró que 17% de los entrevistados coincidieron en que Gandhi tenía mejores
precios, mientras que 39% escogió El Sótano como una librería más accessible
13
La Ley para el Fomento de la Lectura y el Libro se promulgó el 23 de julio de 2008 en el período
calderonista con el objetivo de crear acciones para el impulso de la lectura.
12
igualmente valiosas que ayudarían a sustentar el crecimiento en puerta. La dirección
comercial por su parte, reforzaría su enfoque a la operación de las tiendas mientras que la
dirección de mercadotecnia propuso iniciar sus tarea realizando estudios de mercado que
revelaran información sobre quién era el cliente de Gandhi. (Ver Anexo 10 Estructura
actualizada de Librerias Gandhi)
En ese tiempo, Librerías Gandhi sabía que la percepción que se guardaba de la
lectura en México era como algo inalcanzable y elitista; en numerosas investigaciones de
mercado y encuestas, la gente contestaba que la lectura no era un hábito común: “No, no
leo. Leen los intelectuales. Yo no veo en la lectura un placer, y cuando he leído es por
obligación”. Se sabía que sólo el 6% de la población lee por placer, mientras que el 47%
lo consideraba aburrido y lo hacía en caso de obligación escolar o laboral.
En el año 2001, una vez creado el departamento de mercadotecnia, la gestión de
Achar debía responder fundamentalmente a dos cuestionamientos:
1. Cuál era la mejor manera para retener a los actuales clientes
2. Cómo podía pensar en expandirse para captar nuevos clientes.
Para cumplir estos objetivos, la gente que integraba dicho departamento se dividió
en dos secciones:
1. Una sección encargada de mantener el valor de la marca, mediante la ejecución de
promociones, relaciones públicas –patrocinios, eventos- servicios diversos en
tienda, publicidad masiva y valores agregados en los puntos de venta tales como
cafeteria, revista propia, programa de apego de cliente frecuente, merchandising,
entre otros) Todo lo necesario para que Gandhi mantuviera y creciera el brand
equity que había adquirido.
2. Otra sección responsable de efectuar investigaciones de mercado útiles para tomar
decisiones y reunir información sobre diversos aspectos, tales como la definición
del segmento de mercado de Gandhi, análisis de las campañas publicitarias,
análisis de la competencia, análisis de la industria del libro, etc., así como el
procesamiento de datos relativos a la operación, el tráfico de gente, el ticket
promedio, y demás.
A pesar de que desde el año 2000 se mantenían campañas de comunicación de
manera estructurada en conjunto con una agencia de comunicación, y que aparecían
algunos impresos en medios como La Jornada, El Reforma, Letras Libres, Viceversa,
etc., hasta ese momento todavía no existía una definición clara de cuál era el mercado
objetivo de Librerías Gandhi.
13
Mediante diversas encuestas y estudios de mercado, Gandhi confirmaba que la
percepción existente de su marca era algo lejano y elitista. Asimismo, se obtuvieron los
siguientes datos sobre el perfil del consumidor de libros:
*El 47% son mujeres y 53% son hombres
*El mercado podía segmentarse en tres grandes grupos:
a) Un primer grupo con 18% del mercado que compraba más de cinco libros durante
seis meses. Este grupo estaba integrado por intelectuales, analistas, filósofos,
líderes de opinión y gente que vivía de los libros.
b) Un segundo grupo integrado por 56% del mercado que compraba hasta cinco
libros en seis meses. Aquí se encontraban personas de entre 18 a 55 años que
buscan un pasatiempo, que compran libros para hacer regalos, que tienen la
costumbre de adquirir libros de arte como objetos decorativos en el hogar y que se
interesan en buscar experiencias de compra diferentes.
c) El último grupo se componía por el 26% restante del mercado, que únicamente
compraba libros en caso de una obligación escolar y/o laboral, en caso de
exámenes o cuando requerían de alguna información específica para su trabajo.
En general optaban por la venta de mostrador y no estaban interesados en buscar
una experiencia de compra diferente.
“Descubrimos que nuestro público no estaba conformado únicamente por
intelectuales”, confesaba Alberto Achar, “sino de gente común que quería acerarse a los
libros”. Hasta ese momento a través de sus campañas de comunicación Gandhi sólo se
había dirigido a 18% del mercado, integrado por intelectuales, quienes reconocían una
marca pero reclamaban a su vez la obtención de mayores beneficios.
Achar se propuso entonces eliminar el elitismo del concepto de la lectura y de la
literatura en general, intentando desaparecer la solemnidad con la cual siempre había sido
percibida. Sabía que Gandhi era una marca que a lo largo de los años se había
posicionado como una marca para intelectuales: “Yo no entro a Gandhi, qué tal si se
burlan de mi porque no sé que Ficciones es un libro de Borges”, y decidió iniciar un plan
de comunicación que transmitiera a la gente que eso no era cierto, que eso no pasaba en
sus librerías, y que la lectura era un placer con muchos beneficios.
Es por eso que, con una clara definición del público objetivo, Gandhi emprende la
tarea de reposicionar la marca, con la idea de desarrollar una publicidad inteligente, nada
solemne, con sentido del humor para llegar a más público. Se propuso eliminar el miedo
14
de quienes decían tener “miedo de entrar a Gandhi por el temor a cometer errores, o
toparse con grandes intelectuales y sentirse intimidados…”, de todos aquellos que
sencillamente declaraban que el lugar era “sólo para intelectuales”.
Se decidió replantear la línea de comunicación y hacer de Gandhi, el logo, un tipo
sarcástico, culto, mexicano, innovador, amante del humor, irreverente, dicharachero, bien
informado pero con un lenguaje de doble sentido que transmitiera el mensaje de que
“leyendo es posible divertirse” y “Leer es cool”
Inicialmente se designó la mayor parte del presupuesto publicitario en la campaña
de reposicionamiento y sólo un pequeño porcentaje en promociones y ofertas,
aprovechándose todos los canales internos ya desarrollados como bases de datos y
espacios en tienda. Lo anterior respondía a información obtenida con cada uno de los tres
grupos objetivo de Gandhi, misma que revelaba que ni el segundo ni tercer grupo,
sumando entre ambos el 82% del mercado potencial, conocía los mensajes publicitarios
ni la campaña. Se descubrió la necesidad de comunicarse con estos grupos, y de trabajar
en el reposicionamiento de la marca en paralelo al mejoramiento de la imagen en tienda y
la oferta de servicios que respaldara las promesas de campaña.
La gerencia de mercadotecnia consiguió que el presupuesto publicitario se
incrementara y representara entre el 1 y 2% de las ventas, acorde a los estándares dentro
del negocio de detallistas libreros. Se hizo una selección de medios que llegara a todos,
con un contenido del mensaje que mantuviera el tono de humor inteligente y de ideas
sorpresivas, además de un diseño en los anuncios que rompiera con los esquemas
tradicionales de comunicación.
“¿Por qué no utilizar y mostrar palabras que todo el mundo dice? Se trata de reírse
de nosotros mismos… “No digas chido porque se escucha gacho” “Menos face y más
book”, o de emplear la marca “Poniéndose romántica, corriendo a una cantina, estando
borracha y cantando: “amar y leer no es igual, amar es sufrir, leer es gozar”. O en otras
ocasiones el mismo logo se molesta y enfatiza: “Cuatro horas diarias de televisión y
medio libro al año ¡Adelante México!, y también protesta: “En las escuelas deberían
enseñar a leer””.
Librerías Gandhi ha construido su comunicación bajo los siguientes principios:
*Partir de la idea de que los clientes no son tontos.
*En el momento en que se logra enviar un mensaje inteligente y sorpresivo que la
gente lo capte; el consumidor es tu cómplice.
*Las marcas son como las personas, tienen una personalidad y quieren encontrar
amigos más que clientes.
15
*El logo de Gandhi es una persona culta, inteligente, ecléctica, abierta,
innovadora, que disfruta del sentido del humor y le gusta la lectura.
*El logo de Gandhi busca transmitirle a las personas lo que ha encontrado en la
lectura: que es algo maravilloso y que permite tener una visión distinta del
mundo.
*Se trata de crear vínculos afectivos con los consumidores por medio de nuestros
mensajes. Una vez creados, la lealtad a la marca y la relación de la misma será
mucho más estrecha.
*Gandhi debe crear mensajes que puedan llegar a todos, que no hablen del
intelectual solemne que dice cosas que no se entienden.
”Hoy en día seguimos manteniendo el mismo target” dice Achar, Gandhi ha
diversificado sus productos pero su negocio estrella sigue siendo la venta de libros.
La publicidad de Gandhi sigue siendo vigente y ellos lo saben, desde hace 14 años
se trabaja con los mismos creativos, ellos conocen la marca a la perfección, el sarcasmo,
el toque mexicano, el albur, el doble sentido de las palabras, los mensajes, los momentos
o circunstancias del país y el humor.
El premio EFFIE 2004
Para el año 2003, Librerías Gandhi mantenía una clientela fiel asociada a
ambientes académicos y especializados gracias a su campaña previa de comunicación y
los esfuerzos de cobertura de sus tiendas. Debido a que desde 1998 habían decidido
modificar su estrategia de negocio y ampliar su mercado, en cuatro años habían pasado
de tener cinco a siete tiendas.
Ante la fuerte contracción del mercado de libros en México durante el año 2003,
un considerable aumento de la piratería y un país con poca educación hacia la lectura,
Gandhi decidió emprender una campaña para construir una marca “no excluyente”, y
hacer que cuando una persona piense en libros lo haga pensando en Gandhi. De esta
forma, pretendía terminar por completo con la discriminación que la mayoría de las
personas expresaban al entrar a Gandhi y asegurarse de que la gente supiera por dónde
empezar cuando está consciente de que leer es bueno y busca hacerlo.
Se propusieron los siguientes objetivos para la campaña:
*Incrementar el tráfico en las tiendas aumentando en 8% el número de visitantes.
*Generar recordación de marca centrando su comunicación en el siguiente
mensaje: Gandhi es sinónimo de cultura y la lectura trae grandes beneficios
personales y Share of Mind espontáneo del 6%.
16
*Apertura de al menos una sucursal nueva durante el año para buscar mayor
proximidad al consumidor.
*Incremento de 8% en ventas.
Se definieron dos tipos de público objetivo en función de su hábito de lectura:
a.- Primario o lector medio: personas de NSE C+, de 18 a 55 años de edad, 55%
de sexo masculino y 45% femenino. Leen 4 libros o menos por semestre, y son personas
que compran libros por entretenimiento o con fines escolares. Consideran la lectura como
algo “cool” y visitan las librerías como paseo. Buscan algún artículo interesante, música,
DVD, libros o hasta tomar un café.
b.- Secundario o lector alto: personas de NSE A/B, C+, de 18 a 55 años de edad.
Intelectuales que usan los libros como principal herramienta para mantenerse informados
y actualizados. Aficionados a la lectura por placer, son analistas, pensadores, filósofos,
escritores, críticos y líderes de opinión.
El mensaje de la campaña se centró en comunicar que Leer es bueno. Se trataba
de conscientizar a la población de los beneficios que tiene la lectura a nivel personal y
colectivo, pues en general existe la percepción de que la lectura es aburrida. Se optó por
utilizar mensajes escritos, haciendo leer a la gente de una forma divertida y actual.
Conscientes de que mucha gente quiere leer pero se siente discriminada por la
gente que ya lo hace, la campaña tenía que reforzar la relación con la marca Gandhi
partiendo del deseo de las personas de ser percibidas como “inteligentes”: ahora Gandhi
habla como ellos, habla como todos y desmitifica la lectura. Gandhi sería la primera
librería que se preocupe por conscientizar al público sobre la importancia del hábito de
lectura, anunciándose en medios masivos con el mayor impacto posible ante lo limitado
de su presupuesto.
El programa de comunicación consistió en espectaculares como medio primario
con un peso de 71%, pues era el medio que por la amplitud del mercado objetivo y la
estrategia tenía el menor costo por impacto. Se utilizaron cinco diferentes carteleras en la
Ciudad de México, dos en Guadalajara y dos en Monterrey, colocadas en las mejores
ubicaciones disponibles y cambiando los mensajes cada mes para crear mayor
expectativa. (Ver Anexo 11 Campaña en Medios Exteriores, cartelaras 2001-2003). La
mezcla además, en ese entonces, se complementó con radio en un 11% y revistas con un
4% para maximizar el alcance, además de prensa con un 14% con el objeto de ampliar la
cobertura y apoyo en la promoción de aniversario. Al día de hoy se conservan los cinco
espectaculares iniciales y dos en cada entidad para llegar a un total de 22 en la república
mexicana. (Anexo 12 Campaña de carteleras 2004-2014 )
17
La mezcla de medios ha ido variando con las circunstancias del mercado y de la
marca, por ejemplo con el periódico sólo se llegaba a una parte del público objetivo, al
igual que con radio; la televisión representaba un costo por impacto muy elevado para el
presupuesto de medios de la marca y algunos videos, difusión en redes sociales y el word
of mouth han premanecido porque contribuyen al alcance de la campaña.
Hubo apoyos adicionales en el punto de venta tales como bolsas, separadores y
material P.O.P, además de comunicación en postales y una campaña de correo
electrónico a la base de datos de Librerías Gandhi con 42 mil integrantes en ese entonces.
Algunas otras promociones como el programa de venta sugestiva se llegaron a
ejecutar durante la difusión de la campaña. En éste programa por una compra mínima se
podía recibir algún regalo como boletos para conciertos o artículos promocionales.
Además, como es costumbre anualmente, se realizó la promoción de aniversario
con un 20% de descuento en todas las tiendas durante dos días. Estas promociones se
comunicaron a través del correo electrónico y de pósters en las sucursales.
En 1998 se tenía un presupuesto de setescientos mil pesos; cuando Gandhi ganó el
Effie el presupuesto estaba en tres y medio millones de pesos y al 2014 ronda el 1.5%
sobre ventas, dicho porcentaje dividido de la siguiente forma:
• El 70% se invierte en medios masivos de comunicación
• El 15% en promociones en tiendas.
• El 11% costos de producción (material P.O.P, posters, banners, stoppers)
• El 4% a Investigación.
Mucha de su publicidad se ha hecho gratuitamente a manera de réplica de la
gente, fotografías tomadas de los mismos espectaculares que son difundidas en redes
sociales, planas completas de periódicos, que asombrados por la inteligencia de su
campaña, propagan los mensajes sin costo para la marca.
Parece que el contexto político y social del país ayuda mucho para tomar como
ejemplo el sarcasmo Gandhi, algunos personajes importantes del país han sido
ridiculizados en carteles hechos por los mismos internautas con un fondo amarillo y letras
negras, pareciera que fuera publicidad de la misma marca debido a lo “campañeable” de
la estrategia rectora.
18
La campaña ha dado resultados a largo plazo:
El tráfico de personas en las tiendas se incrementó en 14% en el 2003 respecto de
2002. De 186,000 personas mensuales llegó a 212,000 generando un total anual de 2.54
millones de libros vendidos y superando el objetivo planteado de un 8%. A 2014 el
tráfico de personas fue de 450 mil mensuales y 4.5 millones de libros vendidos.
Con relación a la recordación de marca, Librerías Gandhi incrementó su top of
mind de un 30% en el 2002 a un 37% en el 2003, separándose claramente del segundo
lugar ocupado por Librerías Porrúa con un 19% y hoy se mantiene con el mismo
porcentaje en la mente de los lectores.
La recordación total espontánea o Share of Mind llegó al 61% en lugar del 48%
que tenía en el 2002, reflejando un crecimiento anual del 13% y duplicando el objetivo
propuesto de 6%. Hoy su share of mind es el más alto de todo el mercado con 74%
El 77% de los lectores ha comprado en Librerías Gandhi, mismo porcentaje que
tiene Porrúa y que lidera el mercado. Además de ser la marca habitual más visitada por
los consumidores y la que más considerarían para hacer una próxima compra.
Un libro saca a otro libro
Gandhi cuenta con más de 44 años de experiencia en el mercado, convirtiéndola
en una de las librerías más completas de América Latina, con más de 300,000 títulos,
musica y videos. Mantienen tratos con alrededor de 800 editoriales nacionales y
extranjeras, principalmente en España, Reino Unido. E.U.A, Argentina y Colombia; todo
en el rubro de libros de texto y libros de interés general.
Librerías Gandhi sin duda ha representado un parteaguas en la forma de abordar
la venta de libros, su publicidad aclamada y reconocida por expertos y no expertos la ha
posicionado en los primeros lugares de conocimiento de marca y de capacidad de atraer
clientes fácilmente. Uno de los estudios internos ha mostrado que 89% de las personas ha
oído nombrar la marca y 77% la conoce y ha comprado ahí.
La misma industria, impulsada por librerías Gandhi, ha hecho de la lectura un
hábito de mayor accesibilidad para la población y ha dado lugar, en el mercado de la
venta de libros, a todos sus competidores.
“Existen hoy 29 librerías Gandhi en la República Mexicana y 11 dentro de
Palacio de Hierro. Librerias Gandhi aprovecha todo momento para la genialidad en
terminos creativos y de marca, un ejemplo vivo fue cuando Presidente Masaryk estába en
19
obra . En tono de burla, Gandhi mandó poner una lona (con un costo de 920 pesos), en
lugar de exhibir “Seguimos abiertos” se mostró el texto “Aquí encuentras mejores
obras”. Eso lo publicó en primera plana a color el periódico Reforma (que costaría
250,000 pesos) y no tuvo costo debido a la genialidad de la cabeza y aprovechar el
momentum de la situación”. O en la tienda de Palmas con el lema “Palmas a los que
lean” En Entrevista con Alberto Achar
Todo esto con la finalidad de brindar a sus clientes diferentes servicios y
promociones que enriquezcan su experiencia de compra. Adicionalmente facilitar
espacios de expresión, en donde se llevan a cabo diferentes eventos y actividades
culturales. Librerías Gandhi se ha convertido en referencia inevitable para el mundo
cultural e intelectual de México.
La apertura de nuevas librerías Gandhi, no es desde hace cinco años, un tema de
franquicia, antes lo hacían así, por ejemplo Metepec, San Luis Potosí y Torreón siguen
siendo franquicias, sin embargo se dieron cuenta que el modelo de negocio por el
momento no era adecuado para Gandhi.
En Patio Santa Fe abrió una sucursal con un concepto más moderno y digital, la
tienda se encuentra dentro de la plaza, igualmente que en Masaryk su fachada muestra un
acercamiento interesante con el usuario. En la puerta se lee un mensaje que dice:
“Empieza hoy”.
Parece entonces que Gandhi ha logrado dar la vuelta a la venta de libros, en un
país en el que sigue siendo preocupante el tema de la lectura, algunas marcas de librerías
siguen abriendo sucursales. La venta de libros va a la alza, se estima que en 2015 el
número de ejemplares vendidos será casi de 170 millones14 y cada vez hay más campañas
y programas sobre el impulso a la lectura.
En cuanto a su comunicación, desde 2000 se ha establecido que Gandhi no está en
exclusiva con una agencia de publicidad, sino con las mentes creativas que han
desarrollado la marca, inicialmente trabajaron con Nazca & Saatchi, Ogilvy, Leo Burnett
y actualmente con Young & Rubicam.
Tras el éxito contundente de su campaña de comunicación, Librerias Gandhi ha
diversificado los vehículos de comunicación con el fin de impulsar y lograr mayor
conocimiento del poder de la marca, han entrado al mundo del merchandising vendiendo
playeras y gorras que van de la mano con la línea de comunicación de la marca. Incluso,
en las líneas de caja, venden chocolates y botellas de agua15 fundas para anteojos,
15
Se venden aproximadamente 4000 unidades al mes.
20
protectores de smartphones con una línea de diseño que hace referencia a diversos libros
sin perder la esencia de los lineamientos de la marca.
Actualmente el presupuesto de mercadotecnia16 que destina Librerías Gandhi es
del 1.5% sobre ventas a total y 2%, en nuevas aperturas.
Por otro lado, tras la revolución digital, el hábito de la lectura de libros impresos
se ha visto amenazado; las librerías offline están empezando a segmentar cada vez más
sus mercados, los lectores se han diversificado y las formas de lectura también, ha habido
40% menos establecimientos de este tipo, han cerrado algunas liberrías de antaño y el
mercado se reparte en pocas marcas de librerías que se esfuerzan con dificultad por
generar ventas en un país de pocos lectores.
Algunas causas tienen que ver con que la lectura con fines literarios y culturales
compite frontalmente por el share of time de la población metropolitana y de ciudades
urbanas que trabajan cada día más, ven más contenido audiovisual por la ligereza del
formato, prefieren ir al cine o al teatro ya que es más lúdico y experiemental, navegan en
Internet en la casa u oficina y se entretienen, al menos dos horas al día, en las redes
sociales con sus dispositivos móviles -smartphones, phablets y tablets-.
Ante este panorama que parecería de un mundo futurista, de un mundo sin papel,
Librerías Gandhi ha tenido en los últimos 15 años un crecimiento saludable en formato
offline y cientos de consumidores visitan a diario sus locales, aunado a los trabajos y
actividades que día con día se hacen para conquistar al nuevo público lector digital.
La tecnología cambia la vida de las sociedades…y de los lectores también.
En la actualidad, muchas personas no entenderían su cotidianidad sin la
interacción en redes sociales o la conexión permanente a las tres pantallas: una
computadora, tableta o teléfono inteligente. La vida análoga ha transmutado a lo digital.
Así también el libro, la industria editorial y la generación de contenidos han
transitado durante los últimos años a novedosos soportes, y el debate sobre el cambio de
análogo a digital ha mutado hacia los contenidos, las nuevas formas de narrar, la
autoedición y el acceso a la cultura a través de la tecnología.
En México y América Latina el mercado editorial digital se ha desarrollado a un
ritmo menos vertiginoso que en países de Europa o Estados Unidos. Sin embargo, se ha
registrado un crecimiento sostenido. En 2011 se editaron 21,000 títulos de libros
electrónicos; un crecimiento de 850% en comparación con los 2,300 títulos editados en
16
Incluye articulos promocionales –merchandising-, material P.O.P, medios de comunicación
21
2003. De acuerdo a éste mismo informe la producción digital representa hasta ahora 13%
del total17.
Un ejemplo de esto es la creación, en la Feria Internacional del Libro en México,
de una sección especial para un público relacionado con la industria librera digital: el
Área del Libro Electrónico, que en su primera edición contó con la participación de
veinte empresas de perfiles diversos que presentaron sus productos y servicios a otros
actores de la cadena del libro digital y al público en general ( Ver Anexo 13 Asistentes a
la feria digital) .
El mercado de libros electrónicos en México es cerca de 80,000 descargas cifra
que representa el 1% del mercado digital, si lo comparamos con EUA (26%) Y UE (17%)
la cifra sigue siendo mínima pero expertos apuntalan el desarrollo en un máximo de 8
años.
Los principales jugadores en el mundo digital con tienda en línea es Apple con
iBooks que aún sigue vendiendo libros por unidad y Amazon que ha revolucionado con el
formato de pago de suscripción con una tarifa plana de 10 dólares mensuales a cambio de
acceso ilimitado a una biblioteca de más de 600,000 libros electrónicos y miles de
audiolibros, sin embargo ha tenido implicaciones con los grandes editoriales como
Penguin Random House, Harper Collins, Simon & Schuster, y Hachette, los cuales se
quedaron fuera de esta modalidad de “unlimited access” hasta llegar a un acuerdo.
La idea de la eliminación de restricciones y el acceso ilimitado, puesta en práctica
por la empresa, que más cambios ha provocado en el panorama editorial y del consumo
de libros en los últimos veinte años, generará un cambio en el mercado editorial como lo
ha hecho Netflix o HBO en el mundo audiovisual y Spotify en la industria musical.
Cabe destacar la importancia aún del libro físico y las connotaciones cognitivas
intrínsecas que representa como: olerlo, tocarlo, sentirlo y en algunos casos como artículo
decorativo en las casas, psicológicamente es difícil reemplazar la parte sensorial además
de la sensación de libertad al poder prestarlo a los amigos o familiares. El ebook no
compite directamente con el libro fisico, sino con el state of mind de la experiencia de
tener un libro fisico.
Revolucion o Evolución: Mercado digital de Librerias Gandhi
En el año 2012, Librerias Gandhi revolucionó su formato web al incorporar los
libros digitales bajo una plataforma propia la cual es más sencilla de operar, amigable al
17
Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe sobre la producción editorial
en formato digital 2012
22
usuario/comprador y altamente transaccional con más de 4,500 e-books vendidos.
Gandhi, al tener un comité de innovación, cree en el crecimiento del formato digital
debido a que: desaparece la “no disponibilidad”, la facilidad de entrega, el costo logístico
es casi nulo, desaparece la inversión inicial para promover nuevos talentos literarios, la
posibilidad de tener muchos libros sin ocupar espacio, solo megabytes en diminutos
dispositivos18.
De acuerdo a diversos estudios de mercado que ha solicitado Gandhi indican que
las personas todavía no se encuentran familiarizadas con los e-books principalmente
porque no entienden cómo funcionan, cómo son los formatos, si todas las tabletas utilizan
los mismos tipos de e-books. La falta de cultura tecnológica en México, de cierto modo,
ha permitido que no entren tan fácilmente jugadores al mercado de e-books.
Gandhi empezó a digitalizar la experiencia y a tratar con productos diferentes
creando contenidos digitales, de consumo y entretenimiento, es por ello que en 2013
incorpora dentro de su mezcla de producto el Enos Digit y Enos Lux–dispositivos
digitales- basados en la plataforma Adobe Digital Editions y una APP –Libros G – para la
descarga de e-books perfectamente seleccionados en función del segmento de mercado de
lectores. Sin embargo existen dispositivos digitales como el Kobo Glo, Sony PRS,
Cybook Odyssey, Inves 610, Tolino Shine entre otros. La Casa del Libro y Librerias El
Sotano también han apostado en el mundo digital al igual que Gandhi. Por otro lado,
Gandhi lanzó en enero 2015 una nueva plataforma, amigable y sencilla con una base de
más de 90,000 libros electrónicos y 15,000 de pedidos, un esfuerzo en pro de la conquista
de un publico emergente.
El Nuevo panorama, los retos del 2015
Ante un panorama que pareciera vislumbrar muy pocos lectores, cada vez menos,
pero una industria que ve oportunidades de mercado y ganancias palpables, ¿Dónde se
encuentran las ventajas del mercado de las librerías offline? ¿Qué están viendo las marcas
de librerías para hacer cada vez mayores inversiones en sucursales y presupuestos en
medios?
Por otro lado, ante la sesgada percepción de precio de los consumidores sobre las
librerías ¿Cuál sería la mejor estrategia para hacer notar la realidad y si es necesario
impactar la campaña de comunicación para llegar a ese objetivo?
Frente a las condiciones actuales de la industria editorial y el mercado librero, la
competitividad y sustentabilidad del negocio dependen de la capacidad de innovar y
18
Hacer un e-book cuesta USD90, lo que representa un 30% menos que el impreso.
23
operar de la mejor manera los procesos clave de la librería. La toma de decisiones en
cuanto a la composición y tamaño del inventario es de esos procesos clave.
La generación y el análisis de la información resultan básicos para una adecuada
administración. Tener claros los objetivos y bien definidas las políticas de abastecimiento
resulta fundamental. Contar con un manual de adquisiciones y con criterios sólidamente
establecidos para el presupuesto de compras son medidas esenciales para apalancar la
competitividad de la librería en el abastecimiento de la misma. Mantener la oferta de la
librería cuidando cuáles serán los libros que se ofrecerán a los clientes y las cantidades de
cada uno, a fin de no comprometer la rentabilidad del negocio.
En resumen, tener los productos que el cliente busca y que esa existencia
obedezca a criterios cuantitativos y cualitativos bien fundamentados permitirá que la
librería alcance la deseada ventaja competitiva y logre lo que Porter nos señala: tener
liderazgo en costos gracias a una eficiente gestión de inventario y diferenciarnos en tener
justo lo que el cliente desea.
“La estrategia rectora de Gandhi se ha enfocado en atender a todo tipo de lectores,
es llevar el libro a todas partes creciendo en diferentes canales de venta
(supermermercados, tiendas departamentales, aeropuertos, librerias independientes con
nuevos formatos más innovadores para aquellos que buscan un libro en físico o en
formato digital, inclusive en maquinas dispensadoras de impulso, entre otros), la razón de
esta capilaridad de canales es la inmediatez de la cultura y entretenimiento ”19
19
Alberto Achar, gerente de Mercadotecnia de Librerías Gandhi.
24
Preguntas
1. ¿Qué tan rescatable es el negocio de los libros en papel en México? ¿Cómo se
podría activar la demanda primaria?
2. ¿Qué tan exitosa ha sido la campaña? ¿Por qué?
3. ¿Cuál fue la estrategia comercial inicial de Librerías Gandhi y cómo se ha
alineado a sus objetivos? Evalúe su efectividad.
4. Evalúe la estrategia de segmentación de Librerías Gandhi ¿Qué grupo es el más
rentable dentro de la mezcla? ¿Por qué?
5. ¿Que tendencias de mercado se detectan (generacionales, conductuales y
psicográficos?)
6. ¿Como podría mejorar la estrategia de Librerias Gandhi ante el surgimiento de las
nuevas tecnologias en el canal editorial y de consumo de cultura y
entretenimiento?
7. ¿Cuál es la razón de fondo por la cual Librerias Gandhi sigue apostando e
invirtiendo en nuevas librerías offline?
8. ¿Qué pasará en el futuro cercano con los libros tradicionales?
9. Seguirá vigente la campaña rectora de publicidad de Librerias Gandhi o es
momento de hacer un ajuste (que exploren elementos creativos, medios y
relaciones públicas)
10. ¿Qué tan importante es hoy en dia las campañas en P.O.P? ¿Qué porcentaje de
presupuesto asignaría a la publicidad masiva y a la publicidad en P.O.P?
25
Anexo 1
Misión, Visión y Valores de Librerias Gandhi
Fuente: Librerias Gandhi
26
Anexo 2
Publicación de la Encuesta Nacional de Lectura 2012
¿Actualmente usted lee libros?
Fuente: Encuesta Nacional de Lectura 2012,
27
Anexo 3
La tendencia de venta de ejemplares al 2013
Cifras en millones de ejemplares
Fuente: Cámara Nacional del la Industria Editorial Mexicana (CANIEM)
28
Anexo 4
Número de librerias y habitantes por libreria por estado de la republica mexicana
Fuente: Estudio de Mercado realizado por Librerias Gandhi a traves de su agencia de
Investigación de mercados
29
Anexo 5
Venta por canales de comercialización
Fuente: Desk Research realizado por Librerias Gandhi a traves de su agencia de Investigación
de mercados
30
Anexo 6
Indicadores de conocimiento de marca
Fuente: Estudio de Mercado realizado por Librerias Gandhi a traves de su agencia de
Investigación de mercados
31
Anexo 7
Matriz de percepcion de precio Gandhi vs Competencia
Fuente: Estudio de Mercado realizado por Librerias Gandhi a traves de su agencia de
Investigación de mercados
32
Anexo 8
Ley de fomento para la lectura y el libro
Fuente: Nueva Ley publicada en el Diario Oficial de la Federación el 24 de Julio de
2008. Presidente Felipe de Jesús Calderón Hinojosa
33
Anexo 9
Estructura Comercial antes del desarrollo de la dirección de mercadotecnia
Fundador / Consejero Dirección de Finanzas y Administración Dirección de Operaciones Dirección Comercial Recursos Humanos Auditoría Compras Servicios y suministros Ventas Alianzas y Negociaciones Contabilidad Procesos Supervisión Sucursales Relaciones Públicas 34
Anexo 10
La estructura de mercadotecnia reporta directamente al director general, un gran paso
debido a que en años anteriores dependia de la dirección comercial.
Dirección General Dirección de Finanzas y Administración Dirección de Operaciones Dirección Comercial Dirección de Mercadotecnia Recursos Humanos Auditoría Compras Investigacion de mercado Servicios y suministros Ventas Alianzas y Negociaciones Construcción de marca Contabilidad Procesos Supervisión Sucursales Tiendas Organizacion y Métodos Relaciones Públicas 35
Fuente: Elaboración propia con información interna de Librerias Gandhi
Anexo 11
El parteaguas de la campaña de comunicacion 2001 - 2003
Fuente: Histórico de Carteleras proporcionada por el departamento de mercadotecnia de Librerias
Gandhi
36
Anexo 12
Campaña de comunicacion 2004-2011
Fuente: Histórico de Carteleras proporcionada por el departamento de mercadotecnia de Librerias
Gandhi
37
Anexo 12 (cont)
Campaña de comunicacion 2012-2014
38
Fuente: Histórico de Carteleras proporcionada por el departamento de mercadotecnia de Librerias
Gandhi
Anexo 13
Las empresas que inauguran el Área de Libro Electrónico son las siguientes:
1. Somohano Express,
2. Ovni Press Digital,
3. Casadellibro.com,
4. Fondo de Cultura Económica.
5. Tirant lo Blanch,
6. Hipertext México / Bibliosystem,
7. Fundación Telefónica,
8. Digital Books,
9. Digitalia,
10. Ink Editorial,
11. Fundación el Libro Total,
12. Encyclopaedia Britannica,
13. e-Libro,
14. Digital Graphic Solutions,
15. Bajalibros.com,
16. Gandhi Librerías,
17. Hipertexto,
18. Educa Tablet,
19. Ishop Mixup Educación,
20. Solar Servicios Editoriales,
39
Fly UP