...

Lo que dicen los pobres de Nuevo León

by user

on
Category: Documents
1

views

Report

Comments

Transcript

Lo que dicen los pobres de Nuevo León
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
Perfil de la pobreza en Nuevo León
Resultados basados en la encuesta de ingresos
y gastos de los hogares, 2004
¿Paternalismo o meritocracia?
La justicia social desde la perspectiva de los pobres
Escolaridad y percepción de la pobreza
en las áreas marginadas de Nuevo León
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
La influencia del lugar donde habitan
Oportunidades de desarrollo en las comunidades pobres del
Área Metropolitana de Monterrey: un enfoque de género
CUADERNOS DEL CONSEJO DE DESARROLLO SOCIAL
7
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
Erick Rangel González
Daniel Flores Curiel
Julio César Arteaga García
Marco Vinicio Gómez Meza
Bricelda Bedoy Varela
Perfil de la pobreza en Nuevo León. Resultados basados
en la encuesta de ingresos y gastos de los hogares, 2004
Irma Martínez Jasso
¿Paternalismo o meritocracia? La justicia social desde la
perspectiva de los pobres
Daniel Flores Curiel
Escolaridad y percepción de la pobreza en las áreas
marginadas de Nuevo León
Ernesto Aguayo Téllez
Lo que dicen los pobres de Nuevo León. La influencia del
lugar donde habitan
Julio César Arteaga García
Oportunidades de desarrollo en las comunidades pobres
del Área Metropolitana de Monterrey: un enfoque de género
Erick Rangel González
Cuadernos del Consejo
de Desarrollo Social 7
José Natividad González Parás
Gobernador del Estado de Nuevo León
Alejandra Rangel Hinojosa
Presidenta Ejecutiva del
Consejo de Desarrollo Social
Consejo Ciudadano
Cristina Maiz de González Parás Rosana Lara
Cortazar Alberto Santos de Hoyos Graciela
Pons de Gracia Nieves Mogas Acosta Isabella
Navarro Grueter Gilberto Salazar Lozano
Eva Garza Gonda Guillermo Flores Briseño
Vidal Garza Cantú Alicia Navarro de Martínez
Ludivina Lozano Leal Ernesto Canales Santos
Marisa Fernández de García Enrique Gómez
Junco José Maldonado Salinas Gilberto
Montiel Amoroso Reyes S. Tamez Guerra
Margarita Arellanes Cervantes Rosalinda
Tijerina David Garza Lagüera María Elena
Chapa Hernández Kena María Yáñez Martínez
Alberto Martínez Fernández Daniel Flores
Curiel
Todos los Derechos Reservados © 2007
Consejo de Desarrollo Social de Nuevo León
Av. Churubusco 495 Nte., Col. Fierro,
Monterrey, N.L. C.P. 64590
Prólogo
La problemática de la pobreza ha constituido una agenda permanente de trabajo en
algunos países, especialmente en aquellos con presencia de grupos y comunidades
cuyos ingresos no les permiten resolver las carencias elementales de sobrevivencia,
como lo es el alimento.
A esta condición se le denomina pobreza extrema, donde ser pobre significa vivir con uno
o dos dólares diarios. De acuerdo con el último informe sobre Desarrollo Humano de las
Naciones Unidas, mil 300 millones de personas viven en el mundo con apenas un dólar
diario.
Las mediciones de la pobreza se establecen a través de diversos indicadores, y en
especial se utiliza el ingreso per cápita de las personas. Sin embargo, las investigaciones
y estudios en torno al problema establecen que la medición del ingreso-gasto no es un
indicador suficiente para conocer la realidad socioeconómica de las familias, para lo cual
debemos agregar el nivel educativo en los hogares, acceso a servicios de salud, calidad
de la vivienda, seguridad social y capital humano. Si hablamos de un ingreso de uno o
dos dólares diarios no se necesitan más indicadores pues la realidad es de suyo evidente.
Los tipos de pobreza más conocidos son tres: la alimentaria o extrema existe cuando
el ingreso no es suficiente para procurar los alimentos; la de capacidades cuando los
ingresos no permiten el acceso a servicios de salud, educación, transporte y vivienda; y
la patrimonial, cuando se carece de lo necesario para poseer una vivienda, transporte y
vestido.
Cualquiera de estas tres mediciones habla de pobreza, pero los límites entre una y otra
son tan frágiles que las diferencias son fáciles de cruzar. Porque cuando el ingreso per
cápita de una persona es de mil 624 pesos en el Área Metropolitana y mil 086 en la
Rural, y considerando que es el único ingreso de una familia ¿cómo pensar que atenderán
la educación de sus hijos a nivel medio superior y superior?
Lo que dicen los pobres de Nuevo León, estudio que aborda la opinión que tienen ellos
mismos sobre su situación, se ubicó en zonas de pobreza con entrevistas a 439 habitantes
del Área Metropolitana y 378 del Área Rural. Los objetivos consistieron en conocer la
opinión de los pobres respecto a sus condiciones sociales, analizar la falta de oportunidades
en el desarrollo de los hogares y medir los aspectos cualitativos de la pobreza. Luego
del análisis de resultados, encontramos que de acuerdo con los entrevistados/as,
mayores de 18 años, las causas de la pobreza se atribuyen en un 29.5 por ciento al
destino, en un 30.7 a factores externos como el gobierno, la sociedad y las instituciones,
y en un 36 a que no se ayudan entre ellos o no trabajan lo suficiente.
Otro punto a destacar en este estudio son las prioridades que debe tener el gobierno:
creación de empleos, educación, salud, lucha contra la pobreza, alimentación y combate
a la delincuencia, por orden de aparición. En el rubro de la discriminación comentan que
a los pobres se les discrimina por su falta de dinero, por estar mal vestidos y porque no
tienen educación. Los resultados fueron similares tanto para los que residen en el Área
Metropolitana como los del Área Rural.
En cuanto a sus creencias, la mayoría está de acuerdo que la gente pobre es más buena,
más conformista y más honrada que quienes no son pobres. Ante la pregunta de a
quiénes consideran sus enemigos, el 43.1 por ciento señaló al corrupto, el 23.7 al rico
y el 23.5 al propio pobre, coincidiendo estas opiniones tanto en la zona urbana como en
la rural.
En Lo que dicen los pobres de Nuevo León podemos obtener una radiografía desde el
contexto de los problemas, percepciones y necesidades de quienes los sufren y no desde
la óptica del afuera, al margen de la sensibilidad social y bajo los prejuicios socioculturales
y los criterios de clasificación.
Nos vemos obligados a orientar las nuevas políticas sociales y las visiones de los grupos
de la sociedad de manera que podamos garantizar a la población sus derechos básicos
y promover a los pobres como actores de su propio desarrollo, y no como abstracciones
sujetas al clientelismo o al asistencialismo que, lejos de romper el círculo de la pobreza,
mantienen una dependencia y una falta de autonomía hacia las instituciones, sean éstas
públicas o privadas.
¿Por qué los pobres se sienten excluidos? Porque no los incorporamos a los procesos
sociales, porque permanecen aislados y poco visibles, porque no queremos mirarlos. La
nueva apuesta apunta al empoderamiento, a darles voz para que sean escuchados y
atendidos. Requerimos de la transformación de la sociedad y de sus visiones, de una
verdadera revolución cultural.
Alejandra Rangel Hinojosa
Presidenta Ejecutiva del Consejo de Desarrollo Social
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
Erick Rangel González
Daniel Flores Curiel
Julio César Arteaga García
Marco Vinicio Gómez Meza
Bricelda Bedoy Varela
Índice
Introducción
9
Sección 1. Características generales de los entrevistados
10
Sección 1. Tabulados
10
Sección 2. Trabajo e ingreso
12
Sección 2. Tabulados
20
Sección 3. Bienestar y justicia social
29
Sección 3. Tabulados
35
Sección 4. Pobreza, vulnerabilidad y riesgo
53
Sección 4. Tabulados
59
Sección 5. Diferencias y discriminación
70
Sección 5. Tabulados
74
Sección 6. Análisis institucional
82
Seccion 6. Tabulados
86
Sección 7. Valoración de los apoyos
91
Sección 7. Tabulados
96
Sección 8. Información de los hogares y viviendas de la muestra
102
Sección 9. Diseño de la muestra
111
Diseño y tamaño de la muestra del estudio “Lo que dicen los pobres” radicados
en los polígonos de pobreza del estado de Nuevo León
114
Estrato 1. Dentro del Área Metropolitana de Monterrey (Urbano)
115
Estrato 2. Fuera del Área Metropolitana de Monterrey (Rural)
118
Introducción
De acuerdo con el Banco Mundial (2006) ser pobre significa estar hambriento, significa
no tener donde refugiarse, significa estar enfermo y no tener los recursos para ir a ver
al doctor, significa no tener trabajo, tener miedo al futuro, significa perder un hijo ante
una enfermedad por que no se contaba con lo más necesario como agua limpia. En
resumen, es posible definir a la pobreza como la carencia de los recursos necesarios
para satisfacer las necesidades de una población. Las características de la pobreza son,
por lo tanto, la falta de salud, de nutrición, de ingresos, de empleo, de vivienda, de
educación, de tecnología y en general la falta de oportunidades para el desarrollo humano.
De esta manera, la pobreza es no sólo un problema económico sino también social,
psicológico y de salud, pues la falta de recursos genera problemas en el núcleo familiar
y afecta directa e indirectamente la salud de los individuos. Directamente al no poder
tener acceso al cuidado médico y las medicinas necesarias, e indirectamente al generar
tensión psicológica (Banco Mundial (2006)).
Debido a la importancia del tema, el Consejo de Desarrollo Social del Estado de Nuevo
León, a través del Centro de Investigaciones de la Universidad Autónoma de Nuevo León,
decidió emprender el proyecto: “Lo que dicen los pobres de Nuevo León”, el cual tiene
los siguientes objetivos generales:
-Conocer la opinión de los pobres del estado de Nuevo León con respecto a su situación.
-Analizar las causas de la pobreza y el papel de la falta de oportunidades en el desarrollo
humano de los hogares de Nuevo León.
-Generar una publicación que permita medir los aspectos cualitativos de la pobreza en
las áreas rural y urbana de Nuevo León.
-Conocer las necesidades primarias de los pobres y cuál es su percepción del papel del
gobierno, de las instituciones no gubernamentales y de su participaron en la comunidad
para la solución de dichas necesidades.
El presente documento contiene información descriptiva sobre los polígonos de pobreza
del estado de Nuevo León. Específicamente, se presenta información sobre la opinión
de 439 participantes de los polígonos de pobreza del Área Metropolitana de Monterrey
(AMM). Además, se muestra la información correspondiente a 378 entrevistados
pertenecientes a los polígonos de pobreza fuera del AMM.
El documento está organizado en 9 secciones, las primeras 7 pertenecen a cada uno de
los componentes del cuestionario de opinión “Lo que dicen los pobres de Nuevo León”.
La sección 8 presenta información del cuestionario que captura las características de
los miembros del hogar y de las viviendas. Finalmente, la sección 9 presenta un breve
resumen de la metodología empleada para obtener la muestra.
Referencias:
Banco Mundial (2006). "Poverty Analisis: Overview". Disponible en la página de Internet
del Banco Mundial www.worldbank.org en la sección de "Poverty net".
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
9
Sección 1. Características generales de los entrevistados
El estudio "Lo que dicen los pobres de Nuevo León" recolecta información de los individuos
que viven en zonas marginadas de la entidad. Participan 439 personas que habitan en
las zonas marginadas del Área Metropolitana de Monterrey (AMM). De éstos, el 62.6%
son mujeres; el 54.0% tiene 40 años o más y el 76.3% tiene una escolaridad inferior a
la preparatoria. Adicionalmente, sólo el 34.6% de los entrevistados que viven en el AMM
menciona ser el principal proveedor económico del hogar.
El estudio también incluye a 378 individuos que viven en zonas marginadas fuera del
AMM, de los cuales el 57.4% son mujeres; el 50.7% tiene 40 años o más y el 79.9%
tiene una escolaridad inferior a la preparatoria. Además, el 37.0% menciona ser el principal
proveedor económico del hogar.
Gráfica 1.1. Escolaridad en el AMM
No contestó
0.9
Normal
1.8
Gráfica 1.2. Escolaridad fuera del AM
No contestó
1.6
Normal
1.3
Profesional
5.5
Profesional
Preparatoria
6.2
Preparatoria
Ninguna
7.5
Técnica
2.9
3.7
4.0
Ninguna
10.6
9.3
Técnica
Secundaria
26.2
30.1
Primaria
Secundaria
38.7
0
10
20
30
40
Primaria
50
49.7
0
10
20
30
40
50
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Sección 1. Tabulados
Cuadro 1.1 Sexo
AMM
Masculino
Femenino
Total
Resto del Estado
Frecuencia
Porcentaje
Frecuencia
164
275
439
164
275
439
161
217
378
Porcentaje
42.6
57.4
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
10
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 1.2 ¿Cuántos años cumplidos tiene usted?
AMM
Resto del Estado
Frecuencia
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
29
80
93
77
59
49
37
15
439
6.6
18.2
21.2
17.5
13.4
11.2
8.4
3.4
100.0
18
80
88
75
51
36
22
8
378
4.8
21.2
23.3
19.8
13.5
9.5
5.8
2.1
100.0
Menos de 20
Entre 20 y 29
Entre 30 y 39
Entre 40 y 49
Entre 50 y 59
Entre 60 y 69
Entre 70 y 79
Más de 79
Total
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 1.3 ¿Sabe leer y escribir un recado?
AMM
Resto del Estado
Frecuencia
Porcentaje
401
36
0
2
439
91.3
8.2
0.0
0.5
100.0
Sí
No
No sabe
Sin respuesta
Total
Frecuencia
354
21
1
2
378
Porcentaje
93.7
5.6
0.3
0.5
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 1.4 ¿Alguna vez ha ido a la escuela?
AMM
Resto del Estado
Frecuencia
Porcentaje
405
33
1
439
92.3
7.5
0.2
100.0
Sí
No
Sin respuesta
Total
Frecuencia
362
15
1
378
Porcentaje
95.8
4.0
0.3
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
11
Cuadro 1.5 ¿Cuál fue el último año o grado que aprobó en la escuela?
AMM
Preescolar o kinder
Primaria
Secundaria
Preparatoria
Normal
Carrera técnica o comercial
Profesional
Posgrado
No contestó
Sin respuesta
Total
Resto del Estado
Frecuencia
Porcentaje
Frecuencia
1
169
132
27
8
41
23
1
3
34
439
0.2
38.5
30.1
6.2
1.8
9.3
5.2
0.2
0.7
7.7
100.0
2
186
99
14
5
40
11
0
3
18
378
Porcentaje
0.5
49.2
26.2
3.7
1.3
10.6
2.9
0.0
0.8
4.8
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Sección 2. Trabajo e ingreso
En esta sección se explican los resultados más importantes del apartado de la encuesta
que trata sobre el trabajo y la percepción de movilidad social en los hogares pobres de
Nuevo León. Se aborda los asuntos relacionados con el trabajo en un sentido amplio
haciendo distinción entre el Área Metropolitana de Monterrey (AMM) y el Resto del Estado
(RE). Es decir, además de la condición de empleo y actividad, se comenta sobre los
ingresos, la percepción de seguridad en el empleo, el esfuerzo y la condición de formalidad
que tienen los individuos que pertenecen a los hogares pobres. De manera similar, se
trata de establecer si los individuos perciben avance, inmovilidad o retroceso cuando
comparan su condición socioeconómica con la de sus padres o hijos. Finalmente, con
el objeto de complementar esta sección, se anexan los tabulados correspondientes a
cada una de las preguntas del cuestionario.
Empleo y actividad laboral
La mayor parte de los individuos entrevistados manifiesta tener trabajo o dedicarse a
labores del hogar. Para ser precisos, dentro del total de individuos entrevistados en el
AMM, 40.8% dice que tiene trabajo y 30.8% que se dedica a los quehaceres del hogar.
Sin embargo, llama la atención que hay también un grupo importante de personas, que
representa 15% del total de los entrevistados, que no tiene trabajo y tampoco lo busca.
Esta cifra es notable porque no son estudiantes, jubilados o personas incapacitadas
para trabajar, la mayor parte son personas en edad laboral que simplemente se encuentran
inactivas.
12
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 2.1 Ocupación de individuos durante la última semana en hogares pobres
(porcentajes)
AMM
Trabajó
Se dedica a los quehaceres de su hogar
No trabajó
Está jubilado(a) o pensionado(a)
No trabajó, pero sí tenía trabajo
Está incapacitado(a) permanentemente
para trabajar
Buscó trabajo
Es estudiante
40.8
30.8
15.0
5.9
3.4
2.1
1.8
0.2
Resto del Estado
Nacional
36
31.7
16.9
4.0
3.7
4.0
2.4
1.3
45.9
37.3
9.0
1.2
2.0
1.0
1.5
1.8
Fuente: Elaboración propia con datos de la encuesta y datos de López Calva et al. (2006).
En el cuadro 2.1 se muestra un comparativo sobre la ocupación de los individuos pobres
con cifras del AMM, resto del estado y nacionales. Las ocupaciones de la última semana
se encuentran ordenadas de acuerdo con la frecuencia presentada en el AMM. Destaca
la similitud entre las cifras del AMM, el resto del estado y nacionales. En los tres casos
y en el mismo orden, las dos principales ocupaciones son el trabajo y los quehaceres
del hogar. La presencia de un grupo amplio de individuos sin actividad es la tercera
ocupación más importante. Aunque en términos absolutos son pocos casos, se puede
subrayar que en Nuevo León se encontró una mayor proporción de personas jubiladas
o pensionadas que en el nivel nacional. Finalmente, la escasa presencia de estudiantes
se debe fundamentalmente a dos razones que se complementan. En primer lugar, los
entrevistados tenían que cumplir con el requisito de la mayoría de edad. En segundo
lugar, los individuos que habitan en hogares pobres suelen tener baja escolaridad.
Cuadro 2.2 Actividad laboral principal de individuos en hogares pobres
(porcentajes)
AMM
Empleado(a) u obrero(a)
Trabajador (a) por su cuenta (que no
contrata trabajadores)
Trabajador (a) a destajo
Trabajador (a) sin pago en el negocio
o predio familiar
Profesionista independiente
Jornalero o peón de campo
Patrón (a), socio (a) o empleador(a)
que contrata trabajador
No contestó
Resto del Estado
Nacional
60.5
25.1
65.6
20.6
36.1
21.5
4.2
3.7
1.3
1.9
3.5
4.9
1.9
1.9
0.5
1.9
7.5
0.6
0.2
32.4
1.1
2.3
0.6
0.0
Fuente: Elaboración propia con datos de la encuesta y datos de López Calva et. al. (2005).
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
13
Entre los individuos que habitan los polígonos de pobreza del AMM y que tienen trabajo
60.2% dice ser empleados u obreros y 25.3% trabaja por su cuenta. De manera similar,
en estas actividades se encuentra ocupado el 65.6% y el 20.6%, respectivamente, de
los individuos que trabajan y que viven en el resto del estado. En contraste, en el nivel
nacional solamente 36.1% son empleados u obreros y 21.5% trabaja por su cuenta.
Cuando se consideran las cifras de todo el país, el segundo grupo más numeroso es el
de los jornaleros o peones de campo (32.4%). El porcentaje de personas dedicas a estas
actividades en Nuevo León es muy bajo. Solamente 7.5% de los trabajadores que habitan
en el resto del estado son jornaleros o peones. Como se podría esperar, tanto en el nivel
nacional como en Nuevo León, prácticamente no hay profesionistas independientes o
patrones entre los individuos pobres.
En el cuadro 2.2 se compara con detalle la actividad laboral en Nuevo León y en toda la
nación. En apariencia existen discrepancias importantes en las frecuencias correspondientes
a la actividad laboral que realizan los grupos. Sin embargo, estas discrepancias tienen
una explicación simple. Las cifras nacionales tienen un componente rural importante,
mientras que las cifras del AMM y del RE son primordialmente urbanas. La actividad
laboral de un obrero en la zona urbana puede considerarse equivalente a la actividad de
un jornalero o peón en el área rural.
Ingresos y esfuerzo laboral
El ingreso mensual promedio que manifiestan obtener los individuos pobres en Nuevo
León por su actividad laboral es aproximadamente de mil 198 pesos en el AMM y mil
123 en el RE. Vale la pena resaltar que este monto equivale aproximadamente al salario
mínimo mensual, pero no comprende todas las fuentes de ingreso que puede tener un
hogar y, por lo tanto, no refleja necesariamente el nivel de vida de la persona.
En los estudios económicos laborales se encuentra una relación importante entre los
ingresos del trabajo, la educación y el esfuerzo. Por ello, es posible presumir que los
ingresos bajos en un grupo de individuos pueden ser explicados por la falta de preparación
o esfuerzo laboral. En términos generales, ya se había comentado que el grupo de
individuos entrevistados son pobres y, por lo tanto, se espera que tengan poca escolaridad
en relación con la población del AMM y del estado. Sin embargo, no existe una idea tan
clara sobre el esfuerzo laboral de los individuos pobres.
En la teoría económica se considera que los individuos determinan su esfuerzo laboral
eligiendo entre bienes de consumo y ocio. Un mayor esfuerzo laboral permite a los
individuos un mayor ingreso y, por lo tanto, amplía sus posibilidades de consumo. Sin
embargo, ese mayor esfuerzo laboral implica disfrutar de menos tiempo realizando otras
actividades. Los salarios bajos que usualmente caracterizan a los individuos pobres
tienen un par de efectos encontrados sobre su oferta laboral. Por una parte, el salario
bajo establece también un precio bajo para el ocio y, por lo tanto, desincentiva el esfuerzo
laboral. Por otra parte, los salarios bajos hacen que los individuos consuman menos de
14
Consejo de Desarrollo Social
todos los bienes, incluyendo el ocio. En otras palabras, los individuos con salarios bajos
tienen que dedicar más tiempo a trabajar para alcanzar un nivel de consumo adecuado.
Así, no queda claro cuál de estos dos incentivos tiene mayor peso1.
Gráfica 2.1 Distribuciones acumuladas de horas trabajadas
100.00
90.00
80.00
70.00
60.00
50.00
40.00
30.00
20.00
10.00
Pobres AMM
Nuevo León (ENIGH 2004)
76 a 80
71 a 75
66 a 70
61 a 65
56 a 60
51 a 55
46 a 50
41 a 45
36 a 40
31 a 35
26 a 30
21 a 25
16 a 20
11 a 15
6 a 10
1a5
0.00
Pobres RE
En la Gráfica 2.1 se presentan las distribuciones acumuladas de las horas trabajadas
durante la última semana por los individuos pobres que tienen trabajo, tanto en el AMM
como en el RE, y el total de los individuos con trabajo en la muestra de Nuevo León
perteneciente a la ENIGH (2004). Para interpretar esta gráfica es conveniente saber que
la distribución de un grupo se encuentra por encima de la distribución del otro, cuando
en el primer grupo se encuentra una mayor proporción de personas que dedican pocas
horas a la actividad laboral. En este caso, aunque se encuentra cierta similitud entre las
distribuciones de los trabajadores pobres y los trabajadores de Nuevo León, es evidente
que entre los trabajadores pobres, especialmente los del AMM, predominan los que
dedican pocas horas a las actividades laborales. Por ejemplo, mientras el 20% de los
trabajadores pobres del AMM trabaja menos de 20 horas a la semana, solamente el 8%
de los trabajadores de Nuevo León hace lo mismo.
Condiciones de empleo
En el trabajo de Chapa, Flores y Valero (2003) se hizo una estimación del tamaño del
sector informal en México. Con información de la Encuesta Nacional de Empleo (ENE) del
2000 estos autores estimaron que 48.3% de la fuerza laboral del país se desempeñaba
1Ver Ehrenberg y Smith (1990).
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
15
en actividades informales. Sin embargo, la proporción de informalidad varía de manera
importante entre las entidades del país. En el estado de Nuevo León estimaron que 32%
de los trabajadores se desempeña en el sector informal. Además, en forma general
señalaron que los individuos que se dedican a las actividades informales tienden a tener
menor educación e ingresos que los individuos en actividades formales.
De acuerdo con el perfil económico y escolar de los entrevistados, se puede presumir
que predominan los que tienen actividades informales entre aquellos que tienen trabajo.
Sin embargo, empleando criterios similares a los que usan Chapa, Flores y Valero (2003)2,
se calculó con la base de datos de los hogares pobres del AMM que el porcentaje de
informalidad entre los trabajadores de la muestra alcanzaría 30%. En apariencia, la
condición de pobreza no implica mayor informalidad.
Confianza de mantener o conseguir empleo
En promedio los trabajadores pobres del AMM tienen 8.5 años de antigüedad en su
actual empleo, pero más de la mitad tiene 3 años o menos. Algo similar ocurre en el RE,
aunque el porcentaje de individuos que tiene menos de 3 años en su actual empleo es
un poco mayor. A pesar de ello, la gran mayoría (71.8% en el AMM y 57.8% en el RE)
manifiesta sentir seguridad de conservar su empleo actual. Sin embargo, esta confianza
de mantener su empleo contrasta con la desconfianza que tienen de conseguir uno nuevo
en caso de perderlo. Un porcentaje muy alto de los individuos (60.2% en el AMM y 57.1%
en el RE) afirma que sería difícil o muy difícil conseguir otro empleo en caso de perderlo.
Se corrieron regresiones "logit" con la muestra del AMM tratando de estimar la probabilidad
de que un individuo tenga desconfianza de mantener el empleo y de conseguir uno nuevo
en caso de perderlo. Solamente se pudo explicar parcialmente la desconfianza de
conseguir nuevo empleo con variables como edad y antigüedad en el empleo. Los
resultados de la regresión correspondiente se presentan en el Cuadro 2.3, y entre otras
cosas indican que la desconfianza de conseguir empleo en caso de perderlo es mayor
en la medida que los individuos tienen más edad y menos antigüedad en el empleo.
Cuadro 2.3 Probabilidad de sentir desconfianza de conseguir empleo en caso de perderlo
Variables
B
Edad
.040
Antigüedad en el empleo -.029
Esfuerzo laboral
.011
Constante
-1.271
Error estándar
Estadístico Wald
.013
.016
.008
.639
9.774
3.396
2.109
3.964
Nivel de significancia
.002
.065
.146
.046
2 En el estudio de Chapa, Flores y Valero (2003) se considera que son informales los trabajadores no registrados en el Instituto
Mexicano del Seguro Social (IMSS) o en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE)
y que laboran en empresas con 15 o menos empleados.
16
Consejo de Desarrollo Social
Condición socioeconómica y movilidad social
En una de las preguntas de la encuesta se solicita a los individuos establecer a qué clase
social consideran que pertenecen. Debe destacarse que la mayor parte de los entrevistados
no considera que pertenece a la categoría social más baja. Aunque la mayor parte
manifiesta tener ingresos laborales inferiores al salario mínimo, solamente 30.8% en el
AMM y 42.3% en el RE considera que pertenece a la clase social baja. Así, en conjunto
los individuos que dicen pertenecer a las clases media y media baja representan el 62.6%
del total en el AMM y el 54.2% en el RE. Sin embargo, casi la mitad de los individuos
reconoce que los ingresos en su hogar son apenas suficientes para satisfacer las
necesidades.
Cuadro 2.4 Percepción de movilidad social con relación a los padres en el AMM
Clase social a la que
pertenece (pertenecía)...
Entrevistado
Alta
Media alta
Media
Media baja
Baja
Papá
Alta
Media alta
Media
Media baja
Baja
0.9
1.2
0.3
0.3
24.6
3.5
0.6
0.3
2.0
12.6
2.6
0.3
6.1
10.8
27.5
En el cuadro 2.4 se muestra una matriz sobre la percepción de movilidad social que
tienen los individuos pobres del AMM con relación a sus padres. La diagonal formada
por las celdas sombreadas corresponde a los individuos que perciben haberse mantenido
en la misma clase social que su padre. Los individuos que se encuentran por encima de
la diagonal perciben haber escalado socialmente, mientras que lo contrario sucede con
los que se encuentran por debajo de la misma.
Aunque la mayor parte de los individuos se encuentra en la diagonal principal, señalando
que hay poca movilidad social, debe destacarse que los cambios que se registran son
usualmente hacia clases más altas. Es decir, hay más observaciones en la parte superior
de la diagonal que en la parte inferior. Si se suman los porcentajes correspondientes a
los individuos que escalaron socialmente, se encuentra que contabilizan 19.8% del total.
De manera similar, los individuos que vivieron el proceso contrario serían solamente
7.9% del total.
Cuadro 2.5 Percepción de movilidad social con relación a los padres en el RE
Clase social a la que
pertenece (pertenecía)...
Entrevistado
Media alta
Media
Media baja
Baja
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
Papá
Alta
Media alta
Media
Media baja
Baja
0.3
0.5
0.5
0.5
0.3
0.5
16.4
2.9
3.2
0.3
1.9
14.0
3.2
0.3
6.6
9.0
35.2
17
En el cuadro 2.5 se muestra la percepción de movilidad social que tienen los entrevistados
con respecto a sus padres en el RE. Los resultados son parecidos a los obtenidos en
el AMM. Aunque predominan los individuos que se mantienen en la misma clase social
que su padre, el porcentaje de individuos que sube en la escala social es mayor que el
porcentaje de individuos que baja. En el RE los individuos que suben en la escala social
representan 18.6% del total, mientras que los individuos que bajan son 10.9% del total.
Como se puede apreciar, la diferencia a favor de la movilidad social positiva es menor
en el RE que en el AMM.
Otra parte interesante del cuestionario permite comparar a los entrevistados con sus
hijos. De esta manera, en función de la edad que tengan los hijos se puede evaluar la
movilidad social en un periodo más reciente o las expectativas de movilidad social. A la
luz de los resultados, es evidente que los entrevistados perciben avances importantes
o son optimistas en términos de movilidad social. Aunque la mayor parte de los individuos
considera que sus hijos pertenecen o pertenecerán a la misma clase social que ellos,
la diferencia entre los que perciben avances y los que perciben retrocesos en la movilidad
social es más grande cuando se comparan con sus hijos que cuando se comparan con
sus padres.
Cuadro 2.6 Percepción de movilidad social de los hijos en el AMM
Clase social a la que
pertenece (pertenecerá)...
Entrevistado
Alta
Media alta
Media
Media baja
Baja
Hijos
Alta
0.3
1.0
0.3
Media alta
Media
Media baja
Baja
1.8
5.1
2.6
0.3
0.3
30.5
12.3
6.9
0.5
13.3
7.9
0.3
0.8
15.9
En el cuadro 2.6 se presenta una matriz de movilidad social entre los entrevistados y
sus hijos en el AMM. Es importante explicar que la lectura de estas matrices se hace
de una forma distinta en relación con las matrices que comparan a los entrevistados
con sus padres. Ahora se registra un avance social cuando los hijos pertenecen a una
clase social más alta que los entrevistados. Es decir, las cifras que corresponden a los
individuos que aprecian un avance social (en sus hijos) se encuentran debajo de la
diagonal principal. Se puede calcular que 36.4% de los entrevistados en el AMM cree
que sus hijos pertenecen o accederán a una clase social más alta que ellos. Por el
contrario, solamente 2.2% considera que sus hijos han sufrido o sufrirán un retroceso.
Los resultados en el RE son parecidos a los que se obtienen en el AMM. Es decir, se
registra también un avance en la percepción de movilidad social. Como se puede apreciar
en el cuadro 2.7, el 40.4% de los entrevistados cree que sus hijos han escalado o
escalarán socialmente, mientras que sólo el 2.7% percibe lo contrario.
18
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 2.7 Percepción de movilidad social de los hijos en el RE
Clase social a la que
pertenece (pertenecerá)...
Entrevistado
Media alta
Media
Media baja
Baja
Hijos
Alta
Media alta
Media
Media baja
Baja
0.5
0.8
3.4
1.3
0.5
0.8
20.1
13.5
6.9
0.8
10.3
14.3
0.8
0.3
16.4
Referencias
Chapa, Joana, Flores, Daniel y Valero, Jorge (2003). "Tamaño del Sector Informal y su
Potencial Recaudatorio". Universidad Autónoma de Nuevo León. Estudio de evasión fiscal
publicado en la página del Servicio de Administración Tributaria (SAT). [Internet:
http://www.sat.gob.mx .]
Ehrenberg, R., y Smith, R. (1990). Modern labor economics. Nueva York, Ed. Harper Collins
Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (2004). Encuesta Nacional de
Ingreso y Gasto de los Hogares.
Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (2000). Encuesta Nacional de
Empleo.
López Calva, L.. Rodríguez, L., y Trujillo, F. (2005). "Cada quien habla de la feria...:
características socioeconómicas de los hogares y percepciones sobre la pobreza y la
política social", en “Desmitificación y nuevos mitos sobre la pobreza”. Coordinado por
Miguel Székely. México. D.F. Ed. Porrúa.
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
19
Sección 2. Tabulados
Cuadro 2.1 La semana pasada usted:
AMM
Resto del Estado
Frecuencia
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
179
15
8
1
135
40.8
3.4
1.8
0.2
30.8
136
14
9
5
120
36.0
3.7
2.4
1.3
31.7
26
9
5.9
2.1
15
15
4.0
4.0
66
439
15.0
100.0
64
378
16.9
100.0
¿Trabajó?
¿No trabajó, pero sí tenía trabajo?
¿Buscó trabajo?
¿Es estudiante?
¿Se dedica a los quehaceres de su
hogar?
¿Está jubilado(a) o pensionado(a)?
¿Está incapacitado(a)
permanentemente para trabajar?
¿No trabajó ?
Total
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 2.2 En caso de que no tuviera trabajo y no fuese incapacitado
permanente para trabajar...
Además de lo anterior, ¿la semana pasada:
AMM
Frecuencia
Ayudó a trabajar en un negocio
familiar o actividades agrícolas?
Vendió algunos productos ropa,
cosméticos, alimentos ?
Hizo algún producto para vender
alimentos, artesanías, ropa
A cambio de un pago realizó otro
tipo de trabajo como: lavar
¿No trabajó?
No contestó
Total
Resto del Estado
Frecuencia
Porcentaje
Porcentaje
8
3.3
7
3.2
10
4.1
7
3.2
4
1.7
1
0.5
1
0.4
2
0.9
217
1
241
90.0
0.4
100.0
205
0
222
92.3
0
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 2.3 ¿Usted se dedica a su trabajo principal:
AMM
Permanentemente?
Sólo por temporadas ?
No sabe
No contestó
Total
Resto del Estado
Frecuencia
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
162
52
1
2
217
74.7
24.0
0.5
0.9
100.0
109
50
0
0
159
68.6
31.4
0
0
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
20
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 2.4 ¿Desde hace cuántos años labora usted en su trabajo actual?
AMM
Menos de un año
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11 a 15
16 a 20
21 o más
No sabe
No contestó
Total
Frecuencia
Porcentaje
55
22
20
12
9
14
11
2
6
3
11
21
14
10
3
2
215
25.6
10.2
9.3
5.6
4.2
6.5
5.1
0.9
2.8
1.4
5.1
9.8
6.5
4.7
1.4
0.9
100.0
Resto del Estado
Porcentaje
válido
acumulado
Frecuencia
38
22
14
15
10
5
6
2
7
3
7
8
12
11
1
0
161
25.6
35.8
45.1
50.7
54.9
61.4
66.5
67.4
70.2
71.6
76.7
86.5
93.0
97.7
99.1
100.0
Porcentaje
Porcentaje
válido
acumulado
23.6
37.3
46.0
55.3
61.5
64.6
68.3
69.6
73.9
75.8
80.1
85.1
92.5
99.4
100.0
23.6
13.7
8.7
9.3
6.2
3.1
3.7
1.2
4.3
1.9
4.3
4.9
7.6
6.6
0.6
0.0
100
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 2.5 ¿Cuántas horas dedicó la semana pasada a su trabajo principal?
AMM
Frecuencia
1a5
6 a 10
11 a 15
16 a 20
21 a 25
26 a 30
31 a 35
36 a 40
41 a 45
46 a 50
51 a 55
56 a 60
61 a 65
66 a 70
71 a 75
76 a 80
más
No sabe
No contestó
Total
5
11
15
6
3
7
5
20
3
78
5
12
5
5
8
1
6
14
3
212
Porcentaje
2.4
5.2
7.1
2.8
1.4
3.3
2.4
9.4
1.4
36.8
2.4
5.7
2.4
2.4
3.8
0.5
2.8
6.6
1.4
100.0
Resto del Estado
Porcentaje
válido
acumulado
2.4
7.5
14.6
17.5
18.9
22.2
24.5
34.0
35.4
72.2
74.5
80.2
82.5
84.9
88.7
89.2
92.0
98.6
100.0
Frecuencia
Porcentaje
1
4
6
2
10
6
2
19
5
59
6
19
0
5
3
2
20
6
0
175
0.6
2.3
3.4
1.1
5.7
3.4
1.1
10.9
2.9
33.7
3.4
10.9
0.0
2.9
1.7
1.1
11.4
3.4
0
100.0
Porcentaje
válido
acumulado
0.6
2.9
6.3
7.4
13.1
16.6
17.7
28.6
31.4
65.1
68.6
79.4
79.4
82.3
84.0
85.1
96.6
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
21
Cuadro 2.6 ¿Qué tan seguro(a) o inseguro(a) se siente usted de poder mantener
su trabajo actual?
AMM
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia Porcentaje
válido
acumulado
Muy seguro(a)?
47
Seguro(a)?
108
Inseguro(a)?
37
Muy inseguro(a)?
12
Ni seguro(a), ni inseguro(a) 7
No sabe
3
No contestó
2
Total
216
21.8
71.8
88.9
94.4
97.7
99.1
100.0
21.8
50.0
17.1
5.6
3.2
1.4
0.9
100.0
Frecuencia
Porcentaje
22
71
61
4
2
1
0
161
13.7
44.1
37.9
2.5
1.2
0.6
0.0
100.0
Porcentaje
válido
acumulado
13.7
57.8
95.7
98.1
99.4
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 2.7 Si usted perdiera su trabajo, ¿qué tan fácil o difícil cree que sería
encontrar uno nuevo:
AMM
Muy fácil?
Fácil?
Difícil?
Muy difícil?
Ni fácil, ni difícil
No sabe
No contestó
Total
Resto del Estado
Frecuencia
Porcentaje
10
62
78
52
8
5
1
216
4.6
28.7
36.1
24.1
3.7
2.3
0.5
100.0
Porcentaje
válido
acumulado
4.6
33.3
69.4
93.5
97.2
99.5
100.0
Frecuencia
Porcentaje
Porcentaje
válido
acumulado
4
49
88
15
3
2
0
161
2.5
30.4
54.7
9.3
1.9
1.2
0.0
100.0
2.5
32.9
87.6
96.9
98.8
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 2.8. En su trabajo, la actividad principal de la semana pasada fue:
AMM
Frecuencia
Empleado(a) u obrero(a)?
Jornalero o peón de campo?
Patrón (a), socio (a) o
Empleador(a) que contrata
Trabajador
Trabajador (a) por su cuenta
(que no contrata trabajadores)
Profesionista independiente
Trabajador (a) a destajo?
Trabajador (a) sin pago en el
negocio o predio familiar
No contestó
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
130
4
1
60.5
1.9
0.5
105
12
1
65.6
7.5
0.6
54
25.1
33
20.6
4
9
8
1.9
4.2
3.7
3
2
3
1.9
1.3
1.9
5
215
2.3
100.0
1
160
0.6
100.0
Fuente: elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
22
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 2.9 ¿Cuántos trabajadores tiene la empresa o lugar donde usted trabaja?
AMM
Frecuencia
Ninguno
1a5
6 a 10
11 a 15
16 a 100
100 o más
No sabe
No contestó
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Porcentaje
válido
acumulado
10.1
21.2
10.1
2.0
12.6
18.2
22.2
3.5
100.0
20
42
20
4
25
36
44
7
198
Frecuencia
Porcentaje
7
52
20
10
18
23
7
9
146
10.1
31.3
41.4
43.4
56.1
74.2
96.5
100.0
Porcentaje
válido
acumulado
4.8
40.4
54.1
61.0
73.3
89.0
93.8
100.0
4.8
35.6
13.7
6.8
12.3
15.8
4.8
6.2
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 2.10 En el trabajo principal de la semana pasada,
¿en qué forma obtiene sus ingresos o le pagan?
AMM
Frecuencia
A sueldo fijo
Por hora o día trabajado
A destajo
Por comisión o porcentaje
Recibió ganancias
Consume la familia de lo que
produce o vende
No le pagan ni recibe ingresos
No sabe
No contestó
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
118
15
19
26
22
5
55.4
7.0
8.9
12.2
10.3
2.3
98
19
19
4
17
2
61.3
11.9
11.9
2.5
10.6
1.3
6
1
1
213
2.8
0.5
0.5
100.0
1
0
0
160
0.6
0.0
0.0
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 2.10 a, b y c
En el trabajo principal de la semana pasada,
¿cuánto gana o en cuánto calcula sus ingresos mensuales?
AMM
Resto del Estado
Observaciones
Media
Mediana
Moda
Desviación estándar
185
153
1198.86
1123.07
900
800
1000
1200
1738.84
1404.89
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
23
Cuadro 2.11 En su trabajo principal de la semana pasada,
¿cuáles de las siguientes prestaciones le dan?
AMM
Aguinaldo
Vacaciones con goce
de sueldo
Participación de
utilidades
IMSS
ISSSTE
SAR
Crédito para la vivienda
Seguro médico particular
o seguro de salud
Otros
Resto del Estado
No
contestó
No
contestó
Sí
No
0.9
1.9
40.4
36.6
57.8
61.5
1.9
1.9
68.5
1.4
25.6
72.5
1.9
45.6
6.1
38.4
35.6
13.0
54.4
92.5
60.2
63.4
86.1
0.0
1.4
1.4
0.9
0.9
42.2
6.3
34.8
29.2
5.6
55.3
89.9
63.4
68.3
90.7
2.5
3.8
1.9
2.5
3.7
2.4
86.2
11.4
1.3
79.4
19.4
Sí
No
48.6
44.0
50.5
54.2
30.1
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 2.12 ¿A qué clase social diría que pertenece usted?
AMM
Frecuencia
Alta
Media alta
Media
Media baja
Baja
No sabe
No contestó
Total
1
10
159
120
135
13
1
439
Porcentaje
0.2
2.3
36.2
27.3
30.8
3.0
0.2
100.0
Resto del Estado
Porcentaje
válido
acumulado
0.2
2.5
38.7
66.1
96.8
99.8
100.0
Frecuencia
0
6
102
103
160
7
0
378
Porcentaje
0.0
1.6
27.0
27.2
42.3
1.9
0.0
100.0
Porcentaje
válido
acumulado
0.0
1.6
28.6
55.8
98.1
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
24
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 2.13 Su papá, ¿de qué clase social era cuando usted tenía 18 años?
AMM
Frecuencia
Alta
Media alta
Media
Media baja
Baja
No sabe
No contestó
Total
Resto del Estado
Porcentaje
5
8
128
85
189
23
1
439
Porcentaje
válido
acumulado
Frecuencia
1.1
3.0
32.1
51.5
94.5
99.8
100.0
1.1
1.8
29.2
19.4
43.1
5.2
0.2
100.0
1
7
87
73
195
14
1
378
Porcentaje
0.3
1.9
23.0
19.3
51.6
3.7
0.3
100.0
Porcentaje
válido
acumulado
0.3
2.1
25.1
44.4
96.0
99.7
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 2.14 Sus hijos, ¿de qué clase social son (cree que serán)?
AMM
Frecuencia
Alta
Media alta
Media
Media baja
Baja
No sabe
No contestó
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Porcentaje
válido
acumulado
1.4
8.5
45.5
19.5
15.1
8.7
1.4
100.0
6
37
199
85
66
38
6
437
Frecuencia
2
23
156
98
66
27
6
378
1.4
9.8
55.4
74.8
89.9
98.6
100.0
Porcentaje
0.5
6.1
41.3
25.9
17.5
7.1
1.6
100.0
Porcentaje
válido
acumulado
0.5
6.6
47.9
73.8
91.3
98.4
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 2.15 ¿Recibe usted ingresos por:
AMM
Jubilación o pensión?
Ayuda de familiares
desde otro país?
Alquiler, renta o intereses
bancarios?
Otro tipo?
Resto del Estado
No
contestó
Sí
No
No
contestó
Sí
No
10.5
1.8
88.3
96.8
1.1
1.4
6.9
1.3
93.1
98.7
0
0
0.2
98.4
1.4
.3
99.7
0
4.8
92.5
2.7
3.2
94.4
2.4
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
25
Cuadro 2.16 ¿Cuánto recibe en total al mes por:
AMM
No recibe ingresos
De $ 1 a $ 400
De $ 401 a $ 800
De $ 801 a $ 1,200
De $ 1,200 a $ 2,400
De $ 2,400 a $ 4,800
De $ 4,800 a $ 9,600
De $ 24,000 a $ 48,000
No contestó
Número de observaciones
Resto del Estado
No recibe ingresos
De $ 1 a $ 400
De $ 401 a $ 800
De $ 801 a $ 1,200
De $ 1,200 a $ 2,400
De $ 2,400 a $ 4,800
De $ 4,800 a $ 9,600
De $ 24,000 a $ 48,000
No contestó
Número de observaciones
Jubilación o
pensión?
(porcentaje)
Ayuda de
Alquiler, renta
familiares desde
o intereses
otro país?
bancarios?
(porcentaje)
(porcentaje)
2.3
0.0
4.7
9.3
58.1
11.6
4.7
2.3
7.0
43.0
11.1
11.1
33.3
11.1
11.1
11.1
0.0
0.0
11.1
9.0
Jubilación o
pensión?
(porcentaje)
50.0
0.0
0.0
0.0
50.0
0.0
0.0
0.0
0.0
2.0
Ayuda de
Alquiler, renta
familiares desde
o intereses
otro país?
bancarios?
(porcentaje)
(porcentaje)
0.0
20.0
40.0
0.0
20.0
20.0
0.0
0.0
0.0
5.0
0.00
0.0
8.7
26.1
60.9
0.0
0.0
0.0
4.3
23.0
0.0
0.0
0.0
0.0
100.0
0.0
0.0
0.0
0.0
1.0
Otro tipo?
(porcentaje)
5.0
25.0
40.0
10.0
15.0
5.0
0.0
0.0
0.0
20.0
Otro tipo?
(porcentaje)
5.0
18.2
27.3
18.2
9.1
27.3
0.0
0.0
0.0
11.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 2.17 ¿Con cuál de las siguientes frases está usted más de acuerdo cuando
una persona se queda sin trabajo?
AMM
La familia o sus amigos
tienen que ayudarle
Tiene que resolver los
problemas por sus propios
medios
El gobierno está obligado a
darle ayuda
Tiene que juntarse con otras
personas para resolver sus
problemas
No sabe o no contestó
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
91
20.8
130
34.4
293
66.9
201
53.2
38
8.7
36
9.5
10
2.3
9
2.4
6
438
1.4
100.0
2
378
0.6
100.0
Frecuencia
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
26
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 2.18 Los ingresos de su hogar:
AMM
Frecuencia
son suficientes para vivir bien?
son apenas suficientes?
son insuficientes?
son muy insuficientes?
Otra respuesta
Total
80
205
112
42
0
439
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
18.2
46.7
25.5
9.6
0.0
100.0
45
152
143
37
1
378
11.9
40.2
37.8
9.8
0.3
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 2.19 ¿Qué porcentaje de los ingresos de su hogar se destinan
para gastos de alimentación?
AMM
Frecuencia
Porcentaje
4
5
47
32
153
53
28
35
10
9
53
3
432
0 a 10
11 a 20
21 a 30
31 a 40
41 a 50
51 a 60
61 a 70
71 a 80
81 a 90
91 a 100
No sabe
No contestó
Total
Resto del Estado
Porcentaje
válido
acumulado
0.9
1.2
10.9
7.4
35.4
12.3
6.5
8.1
2.3
2.1
12.3
0.7
432.7
0.9
2.1
13.0
20.4
55.8
68.1
74.5
82.6
85.0
87.0
99.3
100.0
Frecuencia
Porcentaje
0
9
30
21
167
46
31
46
3
10
12
1
376
0.0
2.4
8.0
5.6
44.4
12.2
8.2
12.2
0.8
2.7
3.2
0.3
100
Porcentaje
válido
acumulado
0.0
2.4
10.4
16.0
60.4
72.6
80.9
93.1
93.9
96.5
99.7
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 2.20 ¿Cuál fue el último grado que aprobó su papá en la escuela?
AMM
Frecuencia
Sin escolaridad
Primaria incompleta
Primaria completa
Secundaria incompleta
Secundaria completa
Preparatoria y más
Otra respuesta
No sabe
No contestó
Total
121
94
73
8
36
19
6
80
2
439
Porcentaje
27.6
21.4
16.6
1.8
8.2
4.3
1.4
18.2
0.5
100.0
Resto del Estado
Porcentaje
válido
acumulado
27.6
49.0
65.6
67.4
75.6
80.0
81.3
99.5
100.0
Frecuencia
Porcentaje
Porcentaje
válido
acumulado
108
116
68
2
16
7
5
54
1
377
28.6
30.8
18.0
0.5
4.2
1.9
1.3
14.3
0.3
100.0
28.6
59.4
77.5
78.0
82.2
84.1
85.4
99.7
100.0
28.6
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
27
Cuadro 2.21 ¿Cuál fue el último grado que aprobó su mamá en la escuela?
AMM
Frecuencia
Sin escolaridad
Primaria incompleta
Primaria completa
Secundaria incompleta
Secundaria completa
Preparatoria y más
Otra respuesta
No sabe
No contestó
Total
132
96
89
3
35
14
8
61
1
439
Porcentaje
30.1
21.9
20.3
0.7
8.0
3.2
1.8
13.9
0.2
100.0
Resto del Estado
Porcentaje
válido
acumulado
30.1
51.9
72.2
72.9
80.9
84.1
85.9
99.8
100.0
Frecuencia
Porcentaje
105
137
77
3
11
7
1
35
0
376
27.9
36.4
20.5
0.8
2.9
1.9
0.3
9.3
0.0
100.0
Porcentaje
válido
acumulado
27.9
64.4
84.8
85.6
88.6
90.4
90.7
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
28
Consejo de Desarrollo Social
Sección 3. Bienestar y justicia social
De acuerdo con los resultados de la encuesta, los alimentos son el gasto principal que
se debe cubrir en un hogar cuando el dinero es poco. El porcentaje de participantes que
los menciona como primera respuesta difiere cuando se analiza la información por
localidad, ya que mientras el 67.2% de los que viven en el AMM lo menciona como primera
respuesta, fuera del AMM es más mencionado por el 78.0% de los participantes. El
segundo gasto básico es el de los servicios de luz, agua y gas y son relativamente más
importantes en el AMM (25.7%) que en el resto del estado (16.7%). Es importante señalar
que, aunque el orden de relación es similar, los porcentajes difieren de los obtenidos en
la encuesta aplicada a nivel nacional por parte de la Secretaría de Desarrollo Social (82%
y 6%, respectivamente).3 Por otra parte, la idea más mencionada como descripción de
bienestar en las zonas marginadas del Nuevo León es el tener salud, lo cual difiere del
estudio a nivel nacional que indica como principal frase el tener comida suficiente.4 En
relación con el segundo planteamiento (justicia social), ésta depende de la ubicación del
entrevistado, ya que los que viven en el AMM señalan el tener cubiertas las necesidades
básicas, pero los que se localizan fuera de ella indican el tener comida suficiente.
Cuando se les pide a los entrevistados que señalen dos palabras que asocien con Vida
Digna, se observa que tener qué comer y tener una buena casa son las principales
respuestas, siendo la primera relativamente más asociada en las zonas marginadas
fuera del AMM.
Es importante resaltar que la respuesta asociada con la comida es la más importante
tanto en lo que refiere al gasto básico como a la noción de Vida Digna. Por otro lado,
aunque el tener salud es la principal descripción de Bienestar por parte de los entrevistados,
el acceso a servicios de salud de calidad es apenas la tercera respuesta más relacionada
con Vida Digna.
La protección a los más pobres es la idea más frecuente en el entendimiento de justicia
social, siendo relativamente más mencionada en las zonas marginadas ubicadas fuera
del AMM (47.6%) que en las del AMM (44.6%). Asimismo, es interesante observar que
es mayor el porcentaje de los que viven en las zonas marginadas del AMM que asocia
justicia social con que cada quien reciba según sus necesidades, esfuerzo o capacidades,
que el de los que viven en el resto del estado (39.6% y 35.9%, respectivamente).
3 Orozco, M, C. de Alba y G. Cordourier, "'Lo que dicen los pobres: una perspectiva de género", aparece en “Desmitificación y
nuevos mitos sobre la pobreza” (coordinado por Miguel Székely)
4 Idem.
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
29
Gráfica 3.1
Ideas de justicia social en zonas marginadas de Nuevo León
50
44.6
47.6
AMM
39.6
40
Resto del Estado
35.9
30
20
14.6 15.9
10
0.9 0.5
0
Proteger más
pobres
Recibir
condicionado
Dar a todos
igual
0.2
No sabe
0
No contestó
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
La mayoría de la población que vive en las zonas marginadas localizadas fuera del AMM,
52.1%, cree que una mujer pobre tiene más problemas que un hombre pobre. En cambio,
dentro del AMM el porcentaje que está de acuerdo con esto asciende sólo a 39.2%; de
hecho, en el AMM la respuesta más frecuente es que los problemas son independientes
del sexo de la persona pobre, con 40.3%.
Es de destacar que los porcentajes de respuesta, al igual que en el estudio nacional5,
también dependen del sexo de los entrevistados. Por ejemplo, en el siguiente cuadro se
observa que un porcentaje mayor de mujeres, relativo al de los hombres e
independientemente de dónde vivan, piensa que una mujer pobre enfrenta más problemas.
En cambio, los hombres están más de acuerdo que las mujeres con la idea de que una
mujer pobre enfrenta los mismos problemas que un hombre pobre.
Cuadro 3.1. ¿Quién tiene más problemas? Depende quién conteste y dónde viva
(porcentajes)
AMM
La mujer
El hombre
Igual
No sabe
No contestó
Resto del Estado
Hombres
Mujeres
Todos
Hombres
Mujeres
Todos
37.2
17.1
45.1
0.0
0.6
40.4
20.0
37.5
1.5
0.7
39.2
18.9
40.3
0.9
0.7
46.0
18.0
32.9
1.9
1.2
56.7
15.2
25.8
1.8
0.5
52.1
16.4
28.8
1.9
0.8
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Nota: Los porcentajes pueden no sumar 100 debido al redondeo.
5 Idem.
30
Consejo de Desarrollo Social
La razón que sobresale como justificante por la cual una mujer pobre tiene más problemas
que un hombre pobre es el hecho de que tiene que cuidar a los hijos; sin embargo, llama
la atención que sea mayor el porcentaje de personas que vive en el AMM que concuerden
con esta idea, relativo al de las zonas marginadas del resto del Estado (45.9% vs. 38.6%,
respectivamente). Por otro lado, la principal razón detrás de las personas que piensan
que una mujer pobre tendría menos problemas que un hombre pobre es que existen
trabajos que prefieren a las mujeres.
La mayoría de los participantes en este estudio piensa que en el estado de Nuevo León
no se tiene tranquilidad para caminar en las calles, ni se percibe un trato justo por parte
de las autoridades, tampoco se cuenta con protección en la vejez. Por otro lado, llama
la atención que los habitantes en zonas marginadas localizadas fuera del AMM son más
optimistas en relación con el acceso a los bienes y servicios que se proveen en la entidad.
Cuadro 3.2 ¿Se disfruta en el Estado de...
(porcentajes)
AMM
Tópico
Educación para todos?
Servicios de salud de calidad?
Vivienda digna?
Alimentación adecuada?
Protección en la vejez?
Trato justo de autoridades?
Tranquilidad para caminar?
Resto del Estado
Sí
No
Sí
No
47.6
39.9
36.7
34.4
32.3
27.1
21.0
40.1
45.1
49.2
50.1
54.0
63.1
68.3
49.5
50.0
50.0
45.8
39.4
33.6
27.2
46.0
45.5
46.0
47.9
55.6
61.6
69.3
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Nota: Para cada pregunta, los porcentajes no suman 100 debido a otras respuestas.
El análisis de la información muestra que la percepción que se tiene del acceso a
diferentes bienes y servicios en el estado difiere del nivel de satisfacción que éstos dan
en el ámbito personal. Por ejemplo, a pesar de que los habitantes de las zonas marginadas
ubicadas fuera del AMM manifiestan tener un mayor acceso a ellos, también son los que
indican menores niveles de satisfacción (ver cuadro 3.3). Este hallazgo puede indicar
que los servicios ofrecidos fuera del AMM se basan más en la cantidad que en la calidad
de los mismos, mientras que en el AMM ocurriría lo contrario. Por otra parte, resalta el
caso de la educación, ya que a nivel estatal se percibe que la mayoría puede acceder a
ella aunque el grado de satisfacción con la educación recibida es relativamente baja.
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
31
Cuadro 3.3 Medición de la satisfacción
(porcentajes)
AMM
¿Satisfecho con...
Alimentación que tiene?
Vida que ha tenido?
Servicios públicos?
Su empleo actual?
Condiciones de su vivienda?
Servicios de salud recibidos?
Educación recibida?
Su situación económica?
Ayudas del gobierno estatal?
Resto del Estado
Sí*
No&
Sí*
No&
87.5
83.6
82.5
78.9
77.4
76.8
66.5
56.5
33.3
12.3
15.7
17.1
14.8
22.1
21.6
31.7
42.8
43.1
81.2
78.8
78.6
72.8
71.7
73.3
63.2
49.5
29.6
18.8
21.2
21.4
23.4
27.8
25.1
36.5
50.5
42.6
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Nota: Los porcentajes pueden no sumar 100 debido a omisión de respuestas o en los casos de no saber.
*Incluye Muy satisfecho y Satisfecho.
& Incluye Muy insatisfecho e Insatisfecho.
Como se puede observar en el cuadro 3.3, la gente no está tan satisfecha con su situación
económica y el problema más relevante es que el análisis de la información señala que
más de la mitad de los participantes percibe, cuando mucho, pocas posibilidades de
mejorarla, siendo este pesimismo más evidente en las zonas marginadas ubicadas fuera
del AMM. De la misma manera, los entrevistados indican que lo más necesario para que
su situación mejorara sería tener más y mejores trabajos, lo cual va acorde con la
respuesta más frecuentada en relación con lo que podrían hacer para vivir mejor (trabajar
más).
Una situación importante que se observa es que, independientemente de dónde viva, la
gente percibe tener una situación personal al menos igual a la de la comunidad en la que
reside (91.8% de los que habitan en las zonas marginadas del AMM y 90.7% de los que
viven en el resto de la entidad).
Cuadro 3.4 En el AMM, ¿cómo vive...
(Porcentajes)
...su comunidad?
Muy bien
Bien
Regular
Mal
Muy mal
No sabe
Total
...usted?
Muy bien
0.7
2.3
0.2
0.5
--3.6
Bien
Regular
1.1
45.8
10.5
5.2
0.9
0.2
63.8
-4.1
18.0
1.1
1.4
0.2
24.8
Mal
-0.9
0.2
3.2
1.4
-5.7
Muy mal
Total
-1.4
-0.5
0.2
-2.1
1.8
54.4
28.9
10.5
3.9
0.5
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
32
Consejo de Desarrollo Social
Resulta relevante señalar que, de acuerdo con la información de los cuadros 3.4 y 3.5,
la proporción de personas del AMM que consideran vivir mejor que su comunidad es
significativamente mayor que el porcentaje de personas residentes de las zonas marginadas
del resto de la entidad que piensan de la misma manera (23.5% y 18.4%, respectivamente).
Por otro lado, los entrevistados resaltan la unión familiar como la principal ventaja de su
forma de vivir, lo cual podría implicar que perciban que su familia está más unida que
las del resto de su comunidad.
Cuadro 3.5 Fuera del AMM, ¿cómo vive...
(Porcentajes)
...su comunidad?
...usted?
Muy bien
Bien
Regular
Mal
Muy mal
No sabe
Total
Muy bien
-1.3
----1.3
Bien
Regular
0.3
51.3
8.7
3.4
0.5
0.3
64.6
-4.8
14.3
4.2
0.3
-23.5
Mal
-1.9
1.3
6.1
--9.3
Muy mal
Total
-0.3
0.3
0.5
0.3
-1.3
0.3
59.5
24.6
14.3
1.1
0.3
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuando se les pide que comparen su situación económica actual con la que tenían hace
tiempo sus padres, la mayoría piensa que ellos están mejor que como estaban sus
padres. De la misma forma, un porcentaje relativamente alto considera que la situación
económica de sus hijos o nietos en el futuro estará aún mejor a la que ellos tienen
actualmente. Resulta interesante encontrar que los porcentajes son muy similares,
independientemente del lugar de residencia de los participantes. 71.3% de los que viven
en el AMM señala una mejor situación económica que la de sus padres, y para los del
resto del estado el porcentaje asciende a 71.7%. En cuanto a la mejor situación económica
de sus descendientes, los porcentajes son 87.9% y 86.5%, respectivamente.
De acuerdo con el análisis de la información, se puede señalar que la gente responde
de manera más optimista a preguntas que los involucren directamente en comparación
con preguntas generales de la sociedad. Por ejemplo, mientras que el 87.3% de los
participantes espera que sus descendientes tengan una situación económica mejor que
la de ellos, sólo el 77.6% considera que las posibilidades de los jóvenes para vivir mejor
que sus padres se han mejorado.
En relación con las expectativas de los entrevistados, las cuestiones a las cuales se les
tiene más miedo en los próximos diez años se relacionan principalmente con la muerte,
para el caso del AMM, o las enfermedades, para el resto del estado, lo cual explica, en
parte, que en ambas regiones el principal deseo a lograr en el futuro sea tener salud.
Como parte del estudio, se trata de ver qué tanto puede ayudar a las personas factores
como la pertenencia a una iglesia, el ingresar al ejército, el tener amigos y el estar afiliado
a un partido político. De acuerdo con el análisis, la gente piensa que, de estos factores,
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
33
los amigos son los que más pueden ayudar, mientras que el ingreso al ejército es el que
menos apoyo aporta. Por otra parte, en relación con los Programas que tiene puestos
en marcha el Consejo de Desarrollo Social del estado de Nuevo León (CDS), el cuadro
3.6 muestra que los que son considerados de más ayuda son el de Atención al Adulto
Mayor y el de Apoyo a Personas con Discapacidad. Adicionalmente, se observa que el
programa de Atención al Adulto Mayor es el más conocido por parte de la población que
radica en las zonas marginadas de la entidad. Por su parte, los programas de Proyectos
Productivos y de Microregiones son los que presentan porcentajes más altos de
desconocimiento, a pesar de que son los que incluyen recursos conjuntos de los gobiernos
federal y estatal.
Cuadro 3.6 ¿Qué tanto ayudan los Programas del CDS?
(Porcentajes)
Programa
Atención al Adulto Mayor
Apoyo a Personas con Discapacidad
Brigadas por una Vida Digna
Centros de Desarrollo Comunitarios
Todos en tu barrio
Proyectos Productivos
Microcréditos
Microregiones
Empleo Temporal
AMM
Resto del Estado
Mucho*
No lo conoce
Mucho*
No lo conoce
65.6
65.4
61.5
57.4
47.8
47.4
43.7
40.3
39.0
0.7
1.4
5.2
7.5
14.8
15.0
4.1
15.7
11.8
53.2
53.2
48.9
48.9
43.9
43.6
32.0
36.5
33.3
1.1
2.4
5.8
7.1
9.8
10.8
8.2
13.8
9.8
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Nota: Los porcentajes pueden no sumar 100 debido a la omisión de respuestas o a los casos de no saber.
* Incluye "bastante" y "totalmente".
34
Consejo de Desarrollo Social
Sección 3. Tabulados
Cuadro 3.1 Cuando el dinero es poco,
¿cuáles son los principales gastos que deberían cubrirse en un hogar?
(porcentajes)
Programa
Alimentos
Educación
Servicios (luz-agua-gas)
Vestido
Vivienda (renta-hipoteca-predial)
Transporte
Medicinas y servicios de salud
Muebles y enseres
Deudas
Otra
No sabe
No contestó
Total
Primera respuesta
AMM
Resto del Estado
67.2
3.0
25.7
0.0
2.3
0.2
0.9
0.0
0.5
0.0
0.2
0.0
100.0
78.0
2.4
16.7
0.3
1.1
0.0
0.8
0.3
0.5
0.0
0.0
0.0
100.0
Segunda respuesta
AMM
27.8
7.7
48.5
2.3
2.3
1.6
5.5
0.5
1.1
1.1
0.5
1.1
100.0
Resto del Estado
18.5
7.9
51.9
2.6
4.5
0.3
9.8
0.3
1.3
0.8
1.9
0.3
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 3.2 De la lista de ideas que está en la tarjeta, le pediría que por favor
me diga las dos que, según usted, describen mejor lo que es BIENESTAR
(porcentajes)
Programa
Tener asegurados los servicios
mínimos
Tener comida suficiente
Tener cubiertas las necesidades
básicas
Tener dinero
Tener empleo
Tener salud
Tener una vivienda digna
Tener tranquilidad
Vivir bien en lo material
Vivir bien en lo emocional
No sabe
No contestó
Total
Primera respuesta
Segunda respuesta
AMM
Resto del Estado
AMM
10.3
14.6
11.6
5.8
11.8
20.0
22.2
11.1
12.8
12.5
11.6
12.7
3.2
11.2
28.7
4.8
2.7
2.3
1.8
3.0
0.2
100.0
2.4
12.2
26.2
5.0
2.6
1.9
1.1
0.8
0.0
100.0
6.4
14.4
16.2
7.3
8.4
3.0
3.0
3.9
0.7
100.0
4.2
15.3
25.1
12.2
5.8
3.2
2.1
1.6
0.3
100.0
Resto del Estado
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
35
Cuadro 3.3 ¿Usted cree que una mujer pobre tiene más o menos problemas
que un hombre pobre?
AMM
Frecuencia
Más problemas
Menos problemas
Igual
No sabe
No contestó
Sin respuesta
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
39.2
18.9
40.3
0.9
0.5
0.2
100.0
197
62
109
7
3
0
378
52.1
16.4
28.8
1.9
0.8
0.0
100.0
172
83
177
4
2
1
439
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 3.4 ¿Por qué cree que una mujer pobre tiene más problemas que
un hombre pobre?
AMM
Frecuencia
Por el machismo
Discriminación sexual
Tiene que cuidar a los hijos
Tiene menos oportunidades
que los hombres
Hay trabajos que no se
acostumbran para mujeres
Otra
No sabe
Sin respuesta
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
8
19
79
30
4.7
11.0
45.9
17.4
17
21
76
38
8.6
10.7
38.6
19.3
19
11.0
42
21.3
14
2
1
172
8.1
1.2
0.6
100.0
1
2
0
197
0.5
1.0
0.0
100.0
Fuente:Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 3.6 ¿Es usted el (la) principal proveedor(a) económico(a)
en su hogar?
AMM
Frecuencia
Sí
No
Sin respuesta
Total
152
281
6
439
Resto del Estado
Porcentaje
34.6
64.0
1.4
100.0
Frecuencia
140
236
2
378
Porcentaje
37.0
62.4
0.5
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
36
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 3.7 Si en su hogar se quedaran (quedara) sin ningún tipo de ingreso,
¿cuánto tiempo podrían (podría) mantenerse con sus ahorros?
AMM
Frecuencia
Día
Semana
Mes
Año
No sabe
No contestó
No tienen ahorros
Total
Resto del Estado
Porcentaje
35
82
83
10
40
1
188
439
Tiempo
promedio
Frecuencia
7.4
1.5
2.0
1.4
----
8.0
18.7
18.9
2.3
9.1
0.2
42.8
100.0
50
69
68
8
13
1
169
378
Tiempo
promedio
Porcentaje
5.5
1.6
1.7
1.3
----
13.2
18.3
18.0
2.1
3.4
0.3
44.7
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 3.8 Con la palabra fuego yo asocio humo, incendio, calor.
Dígame por favor dos palabras que asocie con "VIDA DIGNA"
(porcentajes)
Primera respuesta
Tener que comer
Tener buena casa
Tener comodidades
Tener bienes materiales
Tener dinero, solvencia
Tener estatus social
Tener acceso a servicios de salud
de calidad
Otra
No sabe
No contestó
Sin respuesta
Total
Segunda respuesta
AMM
Resto del Estado
AMM
Resto del Estado
39.6
16.9
6.6
2.3
8.4
0.2
11.4
52.9
14.6
6.3
1.3
4.5
0.3
13.2
19.1
22.1
8.2
2.1
12.8
1.1
13.7
21.4
30.4
9.0
2.4
9.8
2.1
10.1
5.0
9.1
0.2
0.2
100.0
2.6
3.7
0.3
0.3
100.0
3.2
13.7
3.2
0.9
100.0
5.3
7.1
2.1
0.3
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 3.9 ¿Actualmente la mayoría de los nuevoleoneses puede o
no puede disfrutar de educación para todos en la familia?
AMM
Frecuencia
Sí
Sí, en parte
No
Otra
No sabe
Sin respuesta
Total
209
46
176
0
7
1
439
Resto del Estado
Porcentaje
47.6
10.5
40.1
0.0
1.6
0.2
100.0
Frecuencia
Porcentaje
187
11
174
2
3
1
378
49.5
2.9
46.0
0.5
0.8
0.3
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
37
Cuadro 3.10 ¿Actualmente la mayoría de los nuevoleoneses puede o
no puede disfrutar de servicios públicos de salud de calidad?
AMM
Frecuencia
Sí
Sí, en parte
No
No sabe
Total
Resto del Estado
Porcentaje
175
57
198
9
439
39.9
13.0
45.1
2.1
100.0
Frecuencia
Porcentaje
189
14
172
3
378
50.0
3.7
45.5
0.8
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 3.11 ¿Actualmente la mayoría de los nuevoleoneses puede o
no puede disfrutar de tranquilidad para caminar en las calles?
AMM
Frecuencia
Sí
Sí, en parte
No
No sabe
Total
92
43
300
4
439
Resto del Estado
Porcentaje
21.0
9.8
68.3
0.9
100.0
Frecuencia
Porcentaje
103
12
262
1
378
27.2
3.2
69.3
0.3
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 3.12 ¿Actualmente la mayoría de los nuevoleoneses puede o
no puede disfrutar de una vivienda digna?
AMM
Frecuencia
Sí
Sí, en parte
No
No sabe
Total
161
57
216
5
439
Resto del Estado
Porcentaje
36.7
13.0
49.2
1.1
100.0
Frecuencia
Porcentaje
189
14
174
1
378
50.0
3.7
46.0
0.3
100
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 3.13 ¿Actualmente la mayoría de los nuevoleoneses puede o
no puede disfrutar de alimentación adecuada?
AMM
Frecuencia
Sí
Sí, en parte
No
Otra
No sabe
No contestó
Sin respuesta
Total
151
63
220
1
4
0
0
439
Resto del Estado
Porcentaje
34.4
14.4
50.1
0.2
0.9
0.0
0.0
100.0
Frecuencia
Porcentaje
173
19
181
0
2
1
2
378
45.8
5.0
47.9
0.0
0.5
0.3
0.5
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
38
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 3.14 ¿Actualmente la mayoría de los nuevoleoneses puede o
no puede disfrutar de protección en la vejez?
AMM
Resto del Estado
Frecuencia
Sí
Sí, en parte
No
Otra
No sabe
Sin respuesta
Total
Porcentaje
142
49
237
0
9
2
439
Frecuencia
32.3
11.2
54.0
0.0
2.1
0.5
100.0
Porcentaje
149
14
210
1
4
0
378
39.4
3.7
55.6
0.3
1.1
0.0
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 3.15 ¿Actualmente la mayoría de los nuevoleoneses puede o
no puede disfrutar de trato justo por parte de las autoridades?
AMM
Frecuencia
Sí
Sí, en parte
No
Otra
No sabe
Total
Resto del Estado
Frecuencia
Porcentaje
119
39
277
1
3
439
27.1
8.9
63.1
0.2
0.7
100.0
Porcentaje
127
11
233
1
6
378
33.6
2.9
61.6
0.3
1.6
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 3.16 ¿Cuál de las siguientes ideas coincide más con su manera
de entender la justicia social?
AMM
Frecuencia
Que cada quien reciba según
sus necesidades?
Proteger a los más pobres?
Que cada quien reciba según
su esfuerzo?
Que cada quien reciba según
sus capacidades?
Dar a todos lo mismo?
No sabe
No contestó
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
74
16.9
71
18.8
196
61
44.6
13.9
180
41
47.6
10.8
39
8.9
24
6.3
64
4
1
439
14.6
0.9
0.2
100.0
60
2
0
378
15.9
0.5
0.0
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
39
Cuadro 3.17 ¿A qué cosa le tendría usted más miedo en los próximos diez años?
AMM
Frecuencia
Que haya guerras
Muerte propia o de algún familiar
Pérdida de bienes materiales
Estudios inconclusos
No tener trabajo
Vejez sin dinero o seguridad
Pérdida de valores
Inseguridad pública
Falta de alimento
Crisis económicas
Enfermedades
Soltería
Inestabilidad Social
Otra
Nada
No sabe
No contestó
Sin respuesta
Total
36
94
10
1
47
39
3
55
9
32
65
0
7
24
8
4
1
4
439
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
8.2
21.4
2.3
0.2
10.7
8.9
0.7
12.5
2.1
7.3
14.8
0.0
1.6
5.5
1.8
0.9
0.2
0.9
100.0
36
41
2
0
50
40
6
53
11
43
68
1
3
11
4
8
1
0
378
Porcentaje
9.5
10.8
0.5
0.0
13.2
10.6
1.6
14.0
2.9
11.4
18.0
0.3
0.8
2.9
1.1
2.1
0.3
0.0
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 3.18 ¿Cuáles son las dos cosas que más desearía lograr en los próximos diez años?
(porcentajes)
Primera respuesta
Tener salud
Paz y tranquilidad
Tener trabajo
Mejoría económica
Bienes materiales
Casa propia
Mejores estudios
Unión o felicidad familiar
Ver progresar a los hijos
Seguridad económica en la vejez
Otra
Ninguna
No sabe
No contestó
Total
Segunda respuesta
AMM
Resto del Estado
AMM
Resto del Estado
29.6
6.6
8.4
10.0
1.6
10.7
2.3
4.3
17.3
4.8
1.8
0.2
2.3
0.0
100.0
32.3
5.8
9.0
9.8
0.5
13.2
1.1
1.6
19.8
5.3
0.5
0.0
1.1
0.0
100.0
14.4
13.0
9.3
14.1
1.6
5.8
1.6
10.0
13.4
8.6
3.2
0.0
4.9
0.2
100.0
17.7
10.8
9.3
8.7
2.1
8.5
2.1
7.4
16.7
10.8
2.9
0.0
1.9
1.1
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
40
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 3.19 ¿Qué tan bien o mal se vive en su comunidad?
AMM
Frecuencia
8
239
46
17
127
2
439
Muy bien
Bien
Mal
Muy mal
Regular
No sabe
Total
Resto del Estado
Porcentaje
1.8
54.4
10.5
3.9
28.9
0.5
100.0
Frecuencia
Porcentaje
1
225
54
4
93
1
378
0.3
59.5
14.3
1.1
24.6
0.3
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 3.20 ¿Qué tan bien o mal diría que vive usted?
AMM
Frecuencia
Muy bien
Bien
Mal
Muy mal
Regular
Total
Resto del Estado
Porcentaje
3.6
63.8
5.7
2.1
24.8
100.0
16
280
25
9
109
439
Frecuencia
Porcentaje
5
244
35
5
89
378
1.3
64.6
9.3
1.3
23.5
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 3.21 ¿Cómo se siente con la vida que ha tenido?
AMM
Frecuencia
Muy satisfecho
Satisfecho
Insatisfecho
Muy insatisfecho
No sabe
Total
55
312
61
8
3
439
Resto del Estado
Porcentaje
12.5
71.1
13.9
1.8
0.7
100.0
Frecuencia
Porcentaje
16
282
76
4
0
378
4.2
74.6
20.1
1.1
0.0
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 3.22 ¿Cómo se siente con las ayudas que da el
gobierno de Nuevo León?
AMM
Frecuencia
Muy satisfecho
Satisfecho
Insatisfecho
Muy insatisfecho
No sabe
No contestó
Sin respuesta
Total
9
137
123
66
89
14
1
439
Resto del Estado
Porcentaje
2.1
31.2
28.0
15.0
20.3
3.2
0.2
100.0
Frecuencia
Porcentaje
2
110
107
54
40
65
0
378
0.5
29.1
28.3
14.3
10.6
17.2
0.0
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
41
Cuadro 3.23 ¿Cómo se siente con los servicios de salud que recibe?
AMM
Frecuencia
Muy satisfecho
Satisfecho
Insatisfecho
Muy insatisfecho
No sabe
No contestó
Sin respuesta
Total
Resto del Estado
Porcentaje
5.2
71.5
18.5
3.2
1.4
0.2
0.0
100.0
23
314
81
14
6
1
0
439
Frecuencia
Porcentaje
10
267
89
6
4
1
1
378
2.6
70.6
23.5
1.6
1.1
0.3
0.3
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 3.24 ¿Cómo se siente con el empleo que tiene actualmente?
AMM
Frecuencia
Muy satisfecho
Satisfecho
Insatisfecho
Muy insatisfecho
No sabe
No contestó
Sin respuesta
Total
20
145
29
2
3
8
2
209
Resto del Estado
Porcentaje
9.6
69.4
13.9
1.0
1.4
3.8
1.0
100.0
Frecuencia
Porcentaje
7
108
36
1
0
5
1
158
4.4
68.4
22.8
0.6
0.0
3.2
0.6
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 3.25 ¿Cómo se siente con la educación que ha tenido (tuvo)?
AMM
Frecuencia
Muy satisfecho
Satisfecho
Insatisfecho
Muy insatisfecho
No sabe
No contestó
Sin respuesta
Total
25
267
119
20
3
2
3
439
Resto del Estado
Porcentaje
5.7
60.8
27.1
4.6
0.7
0.5
0.7
100.0
Frecuencia
Porcentaje
7
232
130
8
0
0
1
378
1.9
61.4
34.4
2.1
0.0
0.0
0.3
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 3.26 ¿Cómo se siente con las condiciones de la vivienda donde
vive habitualmente?
AMM
Frecuencia
Muy satisfecho
Satisfecho
Insatisfecho
Muy insatisfecho
No sabe
Total
32
308
87
10
2
439
Resto del Estado
Porcentaje
7.3
70.2
19.8
2.3
0.5
100.0
Frecuencia
Porcentaje
12
259
102
3
2
378
3.2
68.5
27.0
0.8
0.5
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
42
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 3.27 ¿Cómo se siente con los servicios públicos del lugar donde vive?
AMM
Frecuencia
Muy satisfecho
Satisfecho
Insatisfecho
Muy insatisfecho
No sabe
Total
21
341
65
10
2
439
Resto del Estado
Porcentaje
4.8
77.7
14.8
2.3
0.5
100.0
Frecuencia
Porcentaje
9
288
74
7
0
378
2.4
76.2
19.6
1.9
0.0
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 3.28 ¿Cómo se siente con la alimentación que tiene?
AMM
Frecuencia
Muy satisfecho
Satisfecho
Insatisfecho
Muy insatisfecho
No sabe
Total
Resto del Estado
Porcentaje
8.4
79.0
10.9
1.4
0.2
100.0
37
347
48
6
1
439
Frecuencia
Porcentaje
3.2
78.0
18.5
0.3
0.0
100.0
12
295
70
1
0
378
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 3.29 ¿Cómo se siente con su situación económica?
AMM
Frecuencia
Muy satisfecho
Satisfecho
Insatisfecho
Muy insatisfecho
No sabe
Sin respuesta
Total
17
231
168
20
2
1
439
Resto del Estado
Porcentaje
3.9
52.6
38.3
4.6
0.5
0.2
100.0
Frecuencia
Porcentaje
5
182
184
7
0
0
378
1.3
48.1
48.7
1.9
0.0
0.0
100.0
Fuente:Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
43
Cuadro 3.30 Según usted, ¿qué es lo más necesario para que su
situación mejore? (porcentajes)
AMM
Frecuencia
Más y mejores trabajos
Mejor pago de las cosechas
Despensas
Apoyo a adultos mayores
Acabar con la corrupción
Tener vivienda con servicios
Mejor alimentación
Tener servicios de salud de calidad
Familia unida
Servicios públicos
Otra
Nada
No sabe
No contestó
Sin respuesta
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
53.2
2.1
2.9
9.5
6.1
3.4
2.6
7.4
5.6
1.1
3.2
0.8
1.6
0.5
0.0
100.0
9.8
1.4
3.9
8.2
8.7
4.8
6.8
12.5
10.5
2.7
6.2
4.3
16.6
2.7
0.9
100.0
12.2
1.3
6.1
7.9
8.5
7.1
8.7
15.3
10.6
2.9
8.2
0.8
6.6
3.7
0.0
100.0
48.3
0.5
2.7
10.5
6.8
3.0
2.1
3.9
3.6
1.6
9.8
3.0
4.3
0.0
0.0
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 3.31 Y ¿qué siente que podría hacer usted para vivir mejor?
AMM
Frecuencia
Tener un trabajo que también
permita atender a los hijos
Trabajar más
Buscar apoyos del gobierno de NL
Ahorrar
Superación educativa
Inculcar valores a los hijos
Poner un negocio propio
Otra
Nada
No sabe
No contestó
Sin respuesta
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
72
16.4
54
14.3
127
64
48
10
16
49
18
8
25
1
1
439
28.9
14.6
10.9
2.3
3.6
11.2
4.1
1.8
5.7
0.2
0.2
100.0
120
84
29
17
13
35
9
2
12
3
0
378
31.7
22.2
7.7
4.5
3.4
9.3
2.4
0.5
3.2
0.8
0.0
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
44
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 3.32 De las siguientes cosas, ¿cuáles son las dos que más le afectan?
(porcentajes)
AMM
Frecuencia
Tener que pedir prestado
(vivir con déficit)
Limitaciones para comprar lo básico
Malas condiciones de vivienda
Falta de oportunidades de trabajo
Mal abasto de básicos en el hogar
Desunión familiar
Discriminación
Olvido del gobierno
Falta de oportunidades educativas
Malos servicios públicos
Otra
Ninguna
No sabe
No contestó
Sin respuesta
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
32.6
36.8
12.1
13.8
22.6
2.5
12.1
0.7
5.0
4.6
5.7
4.6
3.2
1.4
4.3
0.5
0.0
0.5
100.0
20.4
3.7
17.5
1.6
2.4
3.2
6.6
3.4
2.4
1.1
0.8
0.3
0.0
0.0
100.0
17.1
5.2
13.7
1.4
4.1
7.7
13.0
7.1
6.6
2.7
3.6
3.0
2.3
0.5
100.0
24.3
6.9
13.0
2.4
3.4
4.8
13.8
8.7
4.2
0.8
0.5
1.3
2.1
0.0
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 3.33 ¿Cuáles son las dos principales ventajas de la manera en como
usted vive? (porcentajes)
Primera respuesta
AM
Unión familiar
Se vive tranquilo
Renta barata
No hay contaminación
Tener servicios públicos
Hay menos inseguridad pública
Casa propia
Otra
Nada
No sabe
No contestó
Sin respuesta
Total
41.9
18.7
0.9
0.5
3.9
2.7
21.0
3.0
3.4
3.6
0.5
0.0
100.0
Resto del Estado
34.4
20.4
1.1
0.8
6.3
2.6
27.0
2.1
0.3
4.2
0.8
0.0
100.0
Segunda respuesta
AM
Resto del Estado
16.9
23.5
3.9
1.1
9.1
4.3
19.1
2.1
3.6
11.6
3.9
0.9
100.0
21.4
23.8
2.1
2.6
7.9
6.1
17.7
3.2
0.8
8.5
5.8
0.0
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
45
Cuadro 3.34 ¿Qué tantas posibilidades cree que tiene una persona
como usted de mejorar su situación económica?
AMM
Frecuencia
Resto del Estado
Porcentaje
123
53
188
40
11
1
15
0
8
439
Muchas posibilidades
Bastantes posibilidades
Pocas posibilidades
Ninguna posibilidad
Regular
Otra
No sabe
No contestó
Sin respuesta
Total
Frecuencia
28.0
12.1
42.8
9.1
2.5
0.2
3.4
0.0
1.8
100.0
Porcentaje
90
56
170
40
4
1
12
1
4
378
23.8
14.8
45.0
10.6
1.1
0.3
3.2
0.3
1.1
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 3.35 ¿Considera usted que su situación económica es mejor
o peor que la que tenían sus padres cuando usted tenía 18 años?
AMM
Frecuencia
Mucho mejor
Mejor
Peor
Mucho peor
Igual
No sabe
No contestó
Total
20
293
55
4
61
5
1
439
Resto del Estado
Porcentaje
4.6
66.7
12.5
0.9
13.9
1.1
0.2
100.0
Frecuencia
Porcentaje
15
256
49
1
53
3
1
378
4.0
67.7
13.0
0.3
14.0
0.8
0.3
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 3.36 Independientemente de lo que a usted le gustaría,
¿piensa usted que en un futuro la situación económica de sus
hijos (nietos) será mejor o peor que la que usted tiene ahora?
AMM
Frecuencia
Mucho mejor
Mejor
Peor
Mucho peor
Igual
No sabe
No contestó
Total
62
324
18
1
13
17
4
439
Resto del Estado
Porcentaje
14.1
73.8
4.1
0.2
3.0
3.9
0.9
100.0
Frecuencia
Porcentaje
22
305
18
0
10
15
8
378
5.8
80.7
4.8
0.0
2.6
4.0
2.1
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
46
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 3.37 ¿Cuáles son los dos problemas más graves en su
barrio o localidad? (porcentajes)
Primera respuesta
Los servicios de salud
La vivienda
La falta de trabajo
La alimentación
La educación
Los servicios: agua, luz, etc.
La inseguridad o la violencia
Otra
No sabe
No contestó
Sin respuesta
Total
Segunda respuesta
AMM
Resto del Estado
AMM
Resto del Estado
2.3
1.8
5.5
1.4
1.8
7.1
60.6
9.1
7.1
3.2
0.2
100.0
7.1
3.7
12.4
0.5
3.2
10.6
42.3
10.1
5.6
4.2
0.3
100.0
8.4
2.5
10.3
1.8
4.1
7.3
16.4
10.0
25.1
12.1
2.1
100.0
5.0
2.6
19.3
3.4
4.2
9.0
10.6
11.1
15.1
19.6
0.0
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 3.38 Suponga que tiene un niño de 8 años que no puede
llevar a donde usted va. ¿Usted contaría o no contaría con una
persona que se lo cuidara mientras vuelve?
AMM
Frecuencia
Sí
No
No sabe
No contestó
Total
243
190
5
1
439
Resto del Estado
Porcentaje
55.4
43.3
1.1
0.2
100.0
Frecuencia
Porcentaje
217
150
2
9
378
57.4
39.7
0.5
2.4
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 3.39 Pensando en los cambios económicos del estado en
los últimos años, ¿considera que las posibilidades de los jóvenes
para vivir mejor que sus padres han mejorado o empeorado?
AMM
Frecuencia
Mejorado mucho
Mejorado algo
Han empeorado algo
Han empeorado mucho
Están igual de bien
Están igual de mal
No sabe
No contestó
Total
58
269
58
22
16
7
9
0
439
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
13.2
61.3
13.2
5.0
3.6
1.6
2.1
0.0
100.0
46
261
43
19
3
2
3
1
378
12.2
69.0
11.4
5.0
0.8
0.5
0.8
0.3
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
47
Cuadro 3.40 ¿Qué tan en acuerdo o en desacuerdo está usted con
la afirmación "Para que en el estado de Nuevo León haya justicia
es necesario que la gente tome le ley en sus propias manos"?
AMM
Frecuencia
Muy en acuerdo
En acuerdo
En desacuerdo
Muy en desacuerdo
Ni de acuerdo, ni en
desacuerdo
No sabe
No contestó
Sin respuesta
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
5
57
192
172
9
1.1
13.0
43.7
39.2
2.1
4
49
235
78
5
1.1
13.0
62.2
20.6
1.3
3
0
1
439
0.7
0.0
0.2
100.0
5
2
0
378
1.3
0.5
0.0
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 3.41 ¿Qué tanto puede ayudar a una persona pertenecer
y participar en una iglesia?
AMM
Frecuencia
Asegura totalmente
bienestar
Asegura bastante
bienestar
Asegura poco bienestar
No asegura bienestar
No sabe
No contestó
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
44
10.0
38
10.1
145
33.0
102
27.0
129
106
12
3
439
29.4
24.1
2.7
0.7
100.0
142
86
8
2
378
37.6
22.8
2.1
0.5
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 3.42 ¿Qué tanto puede ayudar a una persona ingresar en el ejército?
AMM
Frecuencia
Asegura totalmente
bienestar
Asegura bastante
bienestar
Asegura poco bienestar
No asegura bienestar
No sabe
No contestó
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
22
5.0
16
4.2
101
23.0
58
15.3
107
168
40
1
439
24.4
38.3
9.1
0.2
100.0
120
154
27
3
378
31.7
40.7
7.1
0.8
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
48
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 3.43 ¿Qué tanto puede ayudar a una persona tener amigos?
AMM
Frecuencia
Asegura totalmente
bienestar
Asegura bastante
bienestar
Asegura poco bienestar
No asegura bienestar
No sabe
No contestó
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
61
13.9
43
11.4
164
37.4
139
36.8
122
86
3
3
439
27.8
19.6
0.7
0.7
100.0
130
52
9
5
378
34.4
13.8
2.4
1.3
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 3.44 ¿Qué tanto puede ayudar a una persona tener acceso a
un microcrédito?
AMM
Frecuencia
Asegura totalmente
bienestar
Asegura bastante bienestar
Asegura poco bienestar
No asegura bienestar
No conoce programa
No sabe
No contestó
Sin respuesta
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
54
12.3
30
7.9
138
96
119
18
9
3
2
439
31.4
21.9
27.1
4.1
2.1
0.7
0.5
100.0
91
100
87
31
31
5
3
378
24.1
26.5
23.0
8.2
8.2
1.3
0.8
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 3.45 ¿Qué tanto puede ayudar a una persona pertenecer a
una asociación ciudadana?
AMM
Frecuencia
Asegura totalmente
bienestar
Asegura bastante bienestar
Asegura poco bienestar
No asegura bienestar
No sabe
No contestó
Sin respuesta
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
30
6.8
25
6.6
152
122
114
17
1
3
439
34.6
27.8
26.0
3.9
0.2
0.7
100.0
86
139
98
29
1
0
378
22.8
36.8
25.9
7.7
0.3
0.0
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
49
Cuadro 3.46 ¿Qué tanto puede ayudar a una persona afiliarse a un
partido político?
AMM
Frecuencia
Asegura totalmente
bienestar
Asegura bastante bienestar
Asegura poco bienestar
No asegura bienestar
No conoce programa
No sabe
No contestó
Sin respuesta
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
32
7.3
24
99
96
172
0
39
1
0
439
22.6
21.9
39.2
0.0
8.9
0.2
0.0
100.0
65
104
144
1
19
20
1
378
Porcentaje
6.3
17.2
27.5
38.1
0.3
5.0
5.3
0.3
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 3.47 ¿Qué tanto puede ayudar a una persona el programa
de Atención al Adulto Mayor?
AMM
Frecuencia
Asegura totalmente
bienestar
Asegura bastante bienestar
Asegura poco bienestar
No asegura bienestar
No conoce programa
No sabe
No contestó
Sin respuesta
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
63
14.4
36
9.5
225
106
38
3
2
1
1
439
51.3
24.1
8.7
0.7
0.5
0.2
0.2
100.0
165
111
42
4
18
1
1
378
43.7
29.4
11.1
1.1
4.8
0.3
0.3
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 3.48 ¿Qué tanto puede ayudar a una persona el programa
de Apoyo para las Personas con Discapacidad?
AMM
Frecuencia
Asegura totalmente
bienestar
Asegura bastante bienestar
Asegura poco bienestar
No asegura bienestar
No conoce programa
No sabe
No contestó
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
60
13.7
37
9.8
227
105
36
6
3
2
439
51.7
23.9
8.2
1.4
0.7
0.5
100.0
164
105
36
9
24
3
378
43.4
27.8
9.5
2.4
6.3
0.8
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
50
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 3.49 ¿Qué tanto puede ayudar a una persona el programa
"Brigadas por una vida digna"?
AMM
Frecuencia
Asegura totalmente
bienestar
Asegura bastante bienestar
Asegura poco bienestar
No asegura bienestar
No conoce programa
No sabe
No contestó
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
53
12.1
36
9.5
217
96
36
23
13
1
439
49.4
21.9
8.2
5.2
3.0
0.2
100.0
149
108
35
22
27
1
378
39.4
28.6
9.3
5.8
7.1
0.3
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 3.50 ¿Qué tanto pueden ayudar a una persona los
Centros de Desarrollo Comunitario?
AMM
Frecuencia
Asegura totalmente
bienestar
Asegura bastante bienestar
Asegura poco bienestar
No asegura bienestar
No conoce programa
No sabe
No contestó
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
48
10.9
31
8.2
204
104
37
33
12
1
439
46.5
23.7
8.4
7.5
2.7
0.2
100.0
154
91
39
27
35
1
378
40.7
24.1
10.3
7.1
9.3
0.3
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 3.51 ¿Qué tanto puede ayudar a una persona el Programa
Todos en tu barrio?
AMM
Frecuencia
Asegura totalmente
bienestar
Asegura bastante bienestar
Asegura poco bienestar
No asegura bienestar
No conoce programa
No sabe
No contestó
Sin respuesta
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
39
8.9
28
7.4
171
92
50
65
20
1
1
439
39.0
21.0
11.4
14.8
4.6
0.2
0.2
100.0
138
87
40
37
47
1
0
378
36.5
23.0
10.6
9.8
12.4
0.3
0.0
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
51
Cuadro 3.52 ¿Qué tanto puede ayudar a una persona el Programa
Proyectos Productivos?
AMM
Frecuencia
Asegura totalmente
bienestar
Asegura bastante bienestar
Asegura poco bienestar
No asegura bienestar
No conoce programa
No sabe
No contestó
Sin respuesta
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
37
8.4
33
8.7
171
98
46
66
19
1
1
439
39.0
22.3
10.5
15.0
4.3
0.2
0.2
100.0
132
82
39
41
50
1
0
378
34.9
21.7
10.3
10.8
13.2
0.3
0.0
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 3.53 ¿Qué tanto puede ayudar a una persona el Programa
Microrregiones?
AMM
Frecuencia
Asegura totalmente
bienestar
Asegura bastante bienestar
Asegura poco bienestar
No asegura bienestar
No conoce programa
No sabe
No contestó
Sin respuesta
Total
3
0
147
91
61
69
39
1
1
439
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
6.8
20
5.3
33.5
20.7
13.9
15.7
8.9
0.2
0.2
100.0
118
72
50
52
64
2
0
378
31.2
19.0
13.2
13.8
16.9
0.5
0.0
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 3.54 ¿Qué tanto puede ayudar a una persona el Programa de
Empleo Temporal?
AMM
Frecuencia
Asegura totalmente
bienestar
Asegura bastante bienestar
Asegura poco bienestar
No asegura bienestar
No conoce programa
No sabe
No contestó
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
35
8.0
24
6.3
136
129
71
52
15
1
439
31.0
29.4
16.2
11.8
3.4
0.2
100.0
102
106
61
37
47
1
378
27.0
28.0
16.1
9.8
12.4
0.3
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
52
Consejo de Desarrollo Social
Sección 4. Pobreza, vulnerabilidad y riesgo
En esta sección se explican los resultados más importantes del apartado de la encuesta
que trata sobre la percepción de pobreza, vulnerabilidad y riesgo en los hogares pobres
del Nuevo León. En particular, se abordan diversos aspectos relacionados con la pobreza,
tales como su definición y sus causas. Además, se discute sobre la responsabilidad
compartida que tienen el gobierno y los individuos en el combate de la pobreza. Se puede
destacar que los entrevistados perciben que son los individuos con su trabajo los que
deben encargarse de salir de la pobreza, y que el gobierno debe encargarse de propiciar
las condiciones para que existan suficientes empleos bien remunerados.
Definición de pobreza
Los estudios que consideran alguna medida de pobreza regularmente tienen como punto
de partida una definición concreta y objetiva de la pobreza. Por ejemplo, en México el
Comité Técnico para la Medición de la Pobreza (2002) emplea el ingreso del hogar y el
costo de una canasta de alimentos para determinar cuándo los integrantes de ese hogar
son incapaces de satisfacer sus necesidades de alimentación. Así, cuando un hogar no
alcanza cierto nivel de ingreso por habitante es clasificado como pobre. De manera
similar, el Banco Mundial (2000) hace comparaciones internacionales considerando dos
líneas de pobreza que fija en 1 dólar y 2 dólares por persona, respectivamente.
En el trabajo del Banco Mundial (2000) se explica que la pobreza tiene múltiples
dimensiones. No sólo es la privación de bienes materiales o de los medios para alcanzarlos,
sino la carencia de salud y educación, así como la sensación de vulnerabilidad y riesgo.
López Calva et al. (2005) explican que hay métodos alternativos para medir la pobreza
empleando variables que capturan en forma objetiva algunos de estas múltiples dimensiones
de la pobreza, como la educación que tiene los individuos o las condiciones sanitarias
en las que viven. Sin embargo, también señalan que la pobreza puede medirse en forma
subjetiva. En este caso, cada individuo se encargaría de establecer si se considera pobre
o no y, para ello, tendría que asumir alguna definición de pobreza.
En este estudio se pide a los entrevistados establecer el significado de pobreza y pobreza
extrema. En relación con la primera cuestión, se encuentra que la mayor parte de los
entrevistados (51.9% en el AMM y 42.4% en el RE) consideran que pobreza significa no
tener para comer. Con mucho menos frecuencia definen también a la pobreza como la
falta de recursos (23.9% y 27.9%, respectivamente), casa (11.2% y 11.3%, respectivamente)
o empleo (7.7% y 12.1%, respectivamente). Sin embargo, es curioso que casi 40%, tanto
en el AMM como en el RE, dice que pobreza extrema significa vivir en la calle. Es
conveniente ser cautelosos con la interpretación de esta respuesta porque la expresión
"vivir en la calle" no necesariamente significa carencia de casa a juzgar por su interpretación
del concepto pobreza6.
6 En algunos países desarrollados, el concepto de pobreza se encuentra ligado más estrechamente con la carencia de hogar
(en inglés estos individuos son llamados "homeless"). Incluso, se hacen estudios específicos sobre este grupo de personas
como en Hill y Stamey (1990) y se discute sobre los individuos que lo integran y su tamaño en el país.
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
53
Causas de la pobreza
No es fácil establecer las causas de la pobreza en forma objetiva. Hay diversos trabajos
que buscan explicar la pobreza en forma agregada. Por ejemplo, el estudio de Thurow
(1967) relaciona los índices de pobres estatales en Estados Unidos con las condiciones
educativas de la entidad, la participación de los miembros del hogar en la fuerza laboral
y el desarrollo industrial de las comunidades. De manera similar, en un estudio más
reciente Tolosa, H. (1978) busca explicar la pobreza en las ciudades de Brasil con
variables como el empleo y la migración.
En el presente estudio los entrevistados establecen causas o razones de existencia de
la pobreza que pueden clasificarse en tres grandes apartados: el destino, un agente
externo y el propio individuo. En el Cuadro 4.1 se presentan con detalle los porcentajes
de respuesta en primero y segundo lugar sobre las razones de que existan individuos
pobres. Entre los entrevistados predomina la percepción de que la pobreza se asocia
con falta de esfuerzo laboral. Cuando se comparan todas las respuestas en forma
individual, la falta de esfuerzo laboral (28.5% en el AMM y 22.6% en el RE) es con mucho
la principal razón de que exista la pobreza. Sin embargo, cuando se juntan las respuestas
para formar las tres categorías señaladas, los entrevistados responsabilizan casi por
igual al destino, a otros agentes (como la sociedad y el gobierno) y a los propios individuos
(por su falta de esfuerzo) de la pobreza.
Cuadro 4.1 Opinión sobre la razón por la que existen los pobres
Responsable
AMM
Resto del Estado
1a. opción
2da. opción
1a. opción
2da. opción
Destino
Voluntad divina
Siempre hay pobres y ricos
Mala suerte
Total
5.2
14.2
10.1
29.5
3.5
10.2
8.4
22.1
12.7
15.1
7.0
34.8
7
10
7.9
24.9
Externo
Ninguna institución les ayuda
El gobierno no funciona
La sociedad es injusta
Total
12.5
13.0
5.2
30.7
9.1
16.5
12.6
38.2
13.2
12.4
3.8
29.4
8.9
10.6
10.6
30.1
Ellos
No se ayudan entre ellos
No trabajan lo suficiente
Total
7.5
28.5
36.0
11.6
16.7
28.3
10.0
22.6
32.6
14.6
21.7
36.3
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
El estudio de Dendy (1890) sobre las causas de la pobreza inicia con la pregunta: ¿qué
tan cierto es que la pobreza se debe a las faltas de oportunidades laborales? En ese
documento, se hace una clasificación de los causales de pobreza en hogares de Londres
que recurrían continuamente a la caridad. Entre otras cosas, Dendy explica que la mayor
parte de los individuos sin empleo sujetos de estudio difícilmente se encontrarían en
condiciones de trabajar aunque tuvieran la oportunidad para hacerlo. En la lista
predominaban las personas con enfermedades en distintos grados, alcohólicos, carentes
de competencias laborales o con muy avanzada edad.
54
Consejo de Desarrollo Social
El gobierno y los individuos
Diversas preguntas del cuestionario relacionadas con el papel del gobierno revelan que
los entrevistados consideran que la promoción del empleo es un elemento fundamental
para combatir la pobreza. En la literatura económica hay antecedentes con relación a la
promoción del empleo como herramienta para reducir la pobreza. Por una parte, en el
estudio sobre la causas de la pobreza en las ciudades de Brasil, Tolosa (1978) lo considera
un aspecto central dentro de un plan para reducir la pobreza. Por otra parte, el estudio
de Dendy (1890) parece sugerir que este tipo de esfuerzos serían poco efectivos.
En el Cuadro 4.2 se presentan ordenadas de mayor a menor las prioridades que los
entrevistados del AMM consideran debe tener el gobierno para acabar con la pobreza.
Es importante explicar que también se presentan los porcentajes correspondientes a los
entrevistados del RE. Sin embargo, como se mencionó, el orden fue establecido con base
en las opiniones de los individuos entrevistados en el AMM. De acuerdo con los resultados
de la encuesta, la creación de empleos es la máxima prioridad (26.8%), seguida por la
educación (20.4%) y la salud (19.5%) en el AMM. De manera similar, la educación (24.4%),
la salud (23.1%) y la creación de empleos (18%) son las prioridades en el RE. Se puede
destacar que el empleo recibe más importancia en el área urbana que fuera de ella.
Cuadro 4.2 Prioridades que debería tener el gobierno
según los entrevistados
Prioridad
Creación de empleos
Educación
Salud
Combate a la pobreza
Alimentación
Combate a la delincuencia
AMM
(%)
26.8
20.4
19.5
15.1
13.3
4.8
Resto del Estado
(%)
18.0
24.4
23.1
14.9
13.8
4.8
Nota: Se toma en cuenta solamente la primera opción de los entrevistados.
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
El combate a la pobreza (15.1% en el AMM y 14.9% en el RE) no aparece entre las
principales prioridades para los entrevistados. Sin embargo, es conveniente recordar que
la educación y la salud se incluyen en una definición amplia del concepto de pobreza
como la usada por el Banco Mundial (2000). Además, los entrevistados sí consideran
que la pobreza es un asunto que el gobierno debe tratar como una emergencia (66.1%
en el AMM y 67.8% en el RE) y no como cualquier otro problema (32.5% en el AMM y
28.8% en el RE).
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
55
Es muy claro que los entrevistados consideran que para acabar con la pobreza se
necesitan más empleos y mejores salarios (65% en el AMM y 67% en el RE).7 Las acciones
específicas del gobierno como más apoyos, mejores planes o más esfuerzo (19.2%)
ocupan el tercer lugar dentro de la lista. El resto de las opciones como educación, acabar
con la corrupción o poner impuestos más elevados a los ricos aparecen en menos del
5% de las respuestas. En el Cuadro 4.3 se pueden apreciar los porcentajes con más
detalle.
Cuadro 4.3 Cosas que se necesitan para acabar con la pobreza
Cosas necesarias para
acabar con la pobreza
AMM
(%)
Resto del Estado
(%)
Mejores salarios
Más empleos
Acciones específicas del gobierno
Mejor educación
Acabar con la corrupción
Que los ricos paguen más impuestos
32.5
32.5
19.2
4.7
4.5
2.8
35.4
31.6
19.2
3.0
4.6
4.9
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Los individuos reconocen que la vía más importante para salir de la pobreza es el trabajo.
Además, un porcentaje importante de ellos dice que realiza acciones para mejorar su
situación económica como trabajar más tiempo (61.3% en el AMM y 74.1% en el RE) o
poner mayor empeño en su trabajo (60.4% en el AMM y 65.8% en el RE). Es interesante
que la educación sea mencionada con poca frecuencia como un factor importante para
acabar con la pobreza considerando que es un determinante importante de los ingresos
laborales de los individuos. Aparentemente, pocos perciben que una mejor educación
sea el vehículo para acceder a mejores salarios o empleos. Incluso, la mayoría de los
entrevistados (60.2% en el AMM y 71.7% en el RE) considera que la educación es
necesaria pero no garantiza conseguir un buen empleo. Sin embargo, es justo mencionar
que los entrevistados sí creen que este rubro debe recibir una atención prioritaria del
gobierno.
La percepción que los entrevistados tienen sobre la evolución de la pobreza en Nuevo
León durante los últimos dos años es contrastante. Por una parte, en el AMM el 45.8%
de los entrevistados considera que la pobreza disminuyó, el 5% percibe que no hubo
cambios y el 44.1% cree que la pobreza no disminuyó. Por otra parte, en el RE el 51.5%
de los entrevistados considera que la pobreza disminuyó, el 1.6% percibe que no hubo
cambios y el 43.3% cree que la pobreza no disminuyó. Aunque esta información es
interesante, no es sencillo interpretarla puesto que los individuos sacan conclusiones
de sus experiencias personales. Debido a que esta muestra cubre solamente al grupo
de individuos que habitan en las zonas pobres, no refleja necesariamente los cambios
en el nivel de vida o en la condición de pobreza que percibe toda la población.
7 A nivel nacional, Cordera y Flores (2005) encuentran que aproximadamente 60% de los pobres tienen esta percepción.
56
Consejo de Desarrollo Social
El gobierno y los individuos comparten la responsabilidad en el combate de la pobreza.
Un alto porcentaje de los entrevistados manifiesta su disposición a colaborar con el
gobierno de Nuevo León (45% en el AMM y 40.3% en el RE) o con su familia (30.8% en
el AMM y 37.1% en el RE) para ayudar a resolver los problemas de la pobreza. Se puede
presumir que esta gran disposición a colaborar con el gobierno es reflejo de la confianza
que los individuos tienen depositada en las autoridades. Sin embargo, cuando efectivamente
tienen un problema, la mayor parte de los individuos recurre primero a sus familiares o
amigos antes que a las autoridades. En particular, para conseguir trabajo estas personas
recurren en primer término a sus familiares (46.5% en el AMM y 35.9% en el RE), y en
segundo término a sus amigos (24.5% en el AMM y 20.1% en el RE) o el gobierno (18.9%
en el AMM y 29.1% en el RE).
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
57
Referencias
Banco Mundial (2000).World Development Report 2000-2001: Attacking Poverty. New
York. Oxford University Press.
Comité Técnico para la Medición de la Pobreza (2002). Medición de la pobreza en México:
Variantes Metodológicas y Estimación Preliminar. Serie: Documentos de Investigación
1. Sedesol, México.
Cordera, R., y Flores, C. (2005). "Los pobres frente a su futuro: economía, providencia y
fatalidad", en Desmitificación y nuevos mitos sobre la pobreza. Coordinado por Miguel
Székely. México. D.F. Ed. Porrúa.
Dendy, H. (1891). "The causes of poverty". Economic Journal 1, 808-810.
Hill, R., y Stamey, M. (1990). "The homeless in America: an examination of possesions
and consumption behaviors". Journal of Consumer Research 17, 303-321.
Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (2004). Encuesta Nacional de
Ingreso y Gasto de los Hogares.
López Calva, L.. Rodríguez, L., y Trujillo, F. (2005). "Cada quien habla de la feria...":
características socioeconómicas de los hogares y percepciones sobre la pobreza y la
política social", en Desmitificación y nuevos mitos sobre la pobreza. Coordinado por
Miguel Székely. México. D.F. Ed. Porrúa.
Thurow, L. (1967). "The causes of poverty". Quarterly Journal of Economics 81, 39-57.
Tolosa, H. (1978). "Causes of urban poverty in Brazil". World Development 6, 1087-1101.
58
Consejo de Desarrollo Social
Sección 4. Tabulados
Cuadro 4.1 ¿Qué diría usted que es ser pobre?
AMM
Frecuencia
Falta de recursos para salir adelante
No tener para comer
No tener casa
No tener empleo
No tener servicios médicos
No tener estudios
No sabe
No contestó
Total
100
217
47
32
8
10
2
2
418
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
23.9
51.9
11.2
7.7
1.9
2.4
0.5
0.5
100.0
104
158
42
45
3
14
4
3
373
27.9
42.4
11.3
12.1
0.8
3.8
1.1
0.8
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 4.2. ¿Y que diría que es ser extremadamente pobre?
AMM
Frecuencia
Vivir en la calle
No tener nada
No tener ni para comida
Tener que mendingar
No tener lo indispensable para vivir
como humano
No sabe o no contestó
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
160
162
49
19
33
37.5
37.9
11.5
4.4
7.7
150
116
45
22
35
39.8
30.8
11.9
5.8
9.3
4
427
0.9
100.0
9
377
2.4
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 4.3 ¿Existen pobres porque:
AMM
1a. opción
(%)
Es la voluntad de Dios?
En el mundo siempre hay pobres y ricos?
Ninguna institución les ayuda?
Han tenido mala suerte?
No trabajan lo suficiente?
El gobierno del estado no funciona bien?
La sociedad es injusta?
Los pobres no se ayudan entre ellos?
Ninguna de las anteriores
No sabe
No contestó
5.2
14.2
12.5
10.1
28.5
13.0
5.2
7.5
0.2
3.1
0.5
Resto del Estado
2da. opción 1a. opción
(%)
(%)
3.5
10.2
9.1
8.4
16.7
16.5
12.6
11.6
0.5
6.3
4.7
12.7
15.1
13.2
7.0
22.6
12.4
3.8
10.0
0
3.0
0.3
2da. opción
(%)
7.0
10.0
8.9
7.9
21.7
10.6
10.6
14.6
0
5.7
3.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
59
Cuadro 4.5. ¿Qué diría usted que es una vivienda digna?
AMM
Frecuencia
218
25
16
56
17
85
0.0
13
2
432
Tenga los servicios básicos
No vivir amontonados
Tenga bienes materiales
Esté bien construida (techo de loza)
Lugar limpio donde vivir
Que sea propia
Que tenga otros electrodomésticos
No sabe
No contestó
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
50.5
5.8
3.7
13.0
3.9
19.7
0.0
3.0
0.5
100.0
142
27
7
38
17
135
2
6
2
376
37.8
7.2
1.9
10.1
4.5
35.9
0.5
1.6
0.5
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 4.6 ¿Cuál servicio considera más esencial?
AMM
Frecuencia
Drenaje
Luz
Agua potable
Teléfono
No sabe
Total
30
37
360
3
1
431
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
7.0
8.6
83.5
0.7
0.2
100.0
24
60
289
3
1
377
6.4
15.9
76.7
0.8
0.3
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 4.8 ¿Usted qué cree que es mejor?
AMM
Resto del
Estado
Frecuencia
Porcentaje
Vivir en una casa rentada con todos los servicios
Vivir en una casa propia aunque no tenga todos
los servicios
No sabe
Total
42
394
3
439
9.6
89.7
0.7
100.0
Vivir en una localidad donde hay todos los
servicios, aunque trabaje la tierra de otros
Tener tierras propias para cultivar, aunque sea
una localidad aislada sin servicios
No sabe
No contestó
Total
33
8.8
321
85.6
2
19
375
0.5
5.1
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
60
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 4.10 ¿Qué debe atender primero el gobierno?
AMM
1a. opción
(%)
La educación
La salud
La creación de empleos
La alimentación
El combate a la delincuencia
El combate a la pobreza
No sabe
No contestó
Resto del Estado
2da. opción 1a. opción
(%)
(%)
20.4
19.5
26.8
13.3
4.8
15.1
0.0
0.2
18.1
17.7
20.0
10.3
13.1
20.0
0.7
0.2
24.4
23.1
18.0
13.8
4.8
14.9
0.8
0.3
2da. opción
(%)
18.0
18.0
17.5
15.6
12.7
16.9
1.1
0.3
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 4.11 Para ayudar a resolver el problema de la pobreza ¿con quién
preferiría colaborar...
AMM
1a. opción
(%)
con el gobierno de NL?
con su familia?
con la iglesia?
con vecinos?
con alguna organización?
No le interesa colaborar
No sabe
No contestó
Total
Resto del Estado
2da. opción 1a. opción
(%)
(%)
197
135
39
15
21
18
11
2
438
45.0
30.8
8.9
3.4
4.8
4.1
2.5
0.5
100.0
152
140
24
17
19
13
11
1
377
2da. opción
(%)
40.3
37.1
6.4
4.5
5.0
3.4
2.9
0.3
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 4.12 ¿Qué se necesita para acabar con la pobreza?
AMM
Frecuencia
Mejores salarios
Los ricos paguen más impuestos
Mejores planes del gobierno estatal
Mejor educación
Que el gobierno de NL dé apoyos
Acabar con la corrupción
Más solidaridad
Que el gobierno de NL trabaje más
Más empleos
No sabe
Total
137
12
22
20
45
19
10
14
137
6
422
Resto del Estado
Porcentaje
32.5
2.8
5.2
4.7
10.7
4.5
2.4
3.3
32.5
1.4
100.0
Frecuencia
Porcentaje
131
18
14
11
40
17
2
17
117
3
370
35.4
4.9
3.8
3.0
10.8
4.6
0.5
4.6
31.6
0.8
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
61
Cuadro 4.13 Por favor dígame algo que considere indispensable para su vida y que no tiene:
Cuadro 4.14 ¿Y qué oportunidades requeriría usted para satisfacer esa necesidad?
Pregunta 4.14
Pregunta 4.13
AMM
Resto del
Estado
Frecuencia
Porcentaje
Frecuencia
24
12
40
65
126
439
5.5
2.7
9.1
14.8
28.7
70
49
6
7
116
439
15.9
11.2
1.4
1.6
26.4
10.6
2.9
0.5
8.5
15.1
29.1
99
90
28
18
11
54
378
26.1
23.8
7.4
4.8
2.9
14.3
Empleo o mejor salarios
No contestó
Nada
Dinero
No sabe
Total
Empleo o mejor salarios
No contestó
Ayuda del Gobierno
Crédito (para vivienda)
Dinero
No sabe
Total
40
11
2
32
57
110
378
Porcentaje
Nota: Las preguntas son abiertas por ello solamente se presentan las respuestas más frecuentes.
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 4.15 ¿Usted cree que si quisiera podría...
Sí
(%)
Sí, en parte
(%)
No
(%)
No sabe o no
contestó
(%)
estudiar?
AMM
Resto del Estado
53.3
64.8
12.5
3.2
32.8
32.0
1.3
0.0
conseguir un trabajo
(adicional)?
AMM
Resto del Estado
55.1
63.8
12.1
2.9
31.9
32.8
1.0
0.6
poner un negocio?
AMM
Resto del Estado
62.0
61.4
11.4
4.2
26.0
34.4
0.7
0.0
aprender un oficio?
AMM
Resto del Estado
66.5
69.0
11.6
3.4
20.7
27.0
1.2
0.5
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 4.16 ¿Cree que la pobreza en Nuevo León hay que tratarla ...
AMM
Frecuencia
Como si se tratara de una
emergencia estatal?
Como cualquier otro problema?
No sabe
No contestó
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
279
66.1
238
67.8
137
3
3
422
32.5
0.7
0.7
100.0
101
2
10
351
28.8
0.6
2.8
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
62
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 4.17 Actividad que han hecho usted o su familia para mejorar su situación económica
Sí
(%)
Sí, en parte
(%)
No
(%)
No sabe o no
contestó
(%)
Vender la tierra o propiedades
AMM
Resto del Estado
2.1
6.6
0.0
0.3
97.9
93.1
0.0
0.0
Trabajar más tiempo
AMM
Resto del Estado
61.3
74.1
1.8
0.5
36.6
25.4
0.2
0.0
Irse a trabajar a otros estados del
país
AMM
Resto del Estado
6.4
14.6
0.9
0.0
92.5
85.4
0.2
0.0
Trabajar más miembros de la
familia
AMM
Resto del Estado
33.3
41.0
2.1
0.5
64.2
58.5
0.5
0.0
Irse a trabajar a Estados Unidos
AMM
Resto del Estado
6.2
13.0
0.7
0.0
92.9
87
0.2
0.0
Poner a los niños a trabajar fuera
de la casa
AMM
Resto del Estado
2.1
1.9
0.9
0.0
96.6
98.1
0.5
0.0
Unirse a organizaciones como
cooperativas
AMM
Resto del Estado
4.6
4.5
1.1
0.0
93.8
95.5
0.5
0.0
Poner un negocio
AMM
Resto del Estado
21.0
21.7
3.7
0.5
75.1
77.8
0.2
0.0
Poner más empeño en su trabajo
AMM
Resto del Estado
60.4
65.8
1.1
0.3
38.3
34
0.2
0.0
Hacer artesanías u otras cosas en
la casa
AMM
Resto del Estado
10.5
12.2
2.3
0.5
87.0
86.7
0.2
0.5
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 4.18.a ¿A quién recurre primero cuando hay que mejorar el lugar donde vive?
AMM
1a. opción
(%)
Familia
Amigos
Líderes de su comunidad
Autoridades de gobierno de NL
Con nadie
No tengo ese problema
No sabe
66.3
3.4
9.4
17.0
2.5
0.2
1.2
Resto del Estado
2da. opción 1a. opción
(%)
(%)
5.9
43.7
4.2
16.8
26.1
0.8
2.5
51.9
2.1
5.9
26.6
11.4
1.6
.5
2da. opción
(%)
20.6
42.9
12.7
12.7
11.1
0.0
0.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
63
Cuadro 4.18. b ¿A quién recurre primero cuando usted o alguien de su familia
sufre un accidente?
AMM
1a. opción
(%)
Familia
Amigos
Líderes de su comunidad
Autoridades de gobierno de NL
Con nadie
No tengo ese problema
No sabe
Resto del Estado
2da. opción 1a. opción
(%)
(%)
7.8
51.0
0.0
24.5
12.7
1.0
2.9
81.1
4.2
0.7
12.3
1.5
0.0
0.2
72.3
4.5
0.6
19.6
2.0
0.8
0.3
2da. opción
(%)
31.5
48.9
5.4
4.3
9.8
0.0
0.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 4.18. c ¿A quién recurre primero en caso de una catástrofe natural?
AMM
1a. opción
(%)
Familia
Amigos
Líderes de su comunidad
Autoridades de gobierno de NL
Con nadie
No tengo ese problema
No sabe
49.9
2.8
3.3
41.4
0.9
1.2
0.5
Resto del Estado
2da. opción 1a. opción
(%)
(%)
8.8
26.3
3.5
45.6
7.0
2.6
6.1
27.1
1.9
1.1
66.0
1.6
1.3
1.1
2da. opción
(%)
63.5
12.5
11.5
7.3
5.2
0.0
0.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 4.18.d ¿A quién recurre primero cuando hay conflictos o violencia
en la familia?
AMM
1a. opción
(%)
Familia
Amigos
Líderes de su comunidad
Autoridades de gobierno de NL
Con nadie
No tengo ese problema
No sabe
64.2
8.0
1.0
21.1
1.7
3.2
0.7
Resto del Estado
2da. opción 1a. opción
(%)
(%)
5.5
30.0
1.8
28.2
18.2
10.9
5.4
52.1
6.4
2.1
23.3
2.7
12.3
1.1
2da. opción
(%)
31.6
45.6
1.8
14.0
7.0
0.0
0.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
64
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 4.18.e ¿A quién recurre primero cuando necesita conseguir trabajo?
AMM
1a. opción
(%)
Familia
Amigos
Líderes de su comunidad
Autoridades de gobierno de NL
Con nadie
No tengo ese problema
No sabe
Resto del Estado
2da. opción 1a. opción
(%)
(%)
35.9
20.1
3.3
29.1
5.2
5.2
1.1
3.5
40.9
0.9
19.1
17.4
11.3
6.9
46.5
24.5
2.8
18.9
3.4
3.1
0.8
2da. opción
(%)
22.9
60.2
1.2
9.6
6.0
0.0
0.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 4.18.f ¿A quién recurre primero cuando tiene problemas de dinero?
AMM
1a. opción
(%)
Familia
Amigos
Líderes de su comunidad
Autoridades de gobierno de NL
Con nadie
No tengo ese problema
No sabe o no contestó
80.7
12.2
0.0
3.9
2.4
0.5
0.2
Resto del Estado
2da. opción 1a. opción
(%)
(%)
78.2
11.3
0.3
5.1
3.2
0.8
1.1
5.7
59.3
0.8
8.9
20.3
1.6
3.2
2da. opción
(%)
12.4
81.4
.00
3.1
3.1
0.0
0.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 4.19 ¿Qué tanto se justifica que una persona pobre haga las siguientes
acciones para darle de comer a sus hijos ?
Mucho
Bastante
Poco
Nada
No sabe o no
contestó
Robar
AMM
Resto del Estado
2.1
2.4
1.6
4.5
9.8
6.6
86.3
86.2
0.2
0.3
Prostituirse
AMM
Resto del Estado
0.9
1.6
1.8
2.4
9.4
4.8
87.2
90.7
0.7
0.6
Vender drogas
AMM
Resto del Estado
0.5
1.1
0.5
1.1
2.7
2.1
96.1
95.0
0.2
0.8
Convertirse en vendedor
ambulante
AMM
Resto del Estado
29.9
21.8
38.1
27.1
18.7
34.2
13.2
16.2
0
0.8
Pedir limosna
AMM
Resto del Estado
9.1
5.6
14.8
13.3
37.7
35.8
37.4
44.3
0.9
1.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 4.20 En una escala de 0 a 10, donde 0 es ninguna posibilidad y 10 es
totalmente posible ¿Qué posibilidades tendría de superar una situación como:
AMM
(promedio)
Resto del Estado
(promedio)
6.6
6.2
5.1
6.1
5.9
5.8
5.9
5.9
Quedarse sin trabajo?
No tener para pagar el hospital?
Atropellar a una persona?
No tener para comer?
Una inundación?
No tener donde vivir?
Si encarcelan a un familiar?
Una enfermedad grave?
5.1
5.1
4.3
4.9
4.7
4.8
5.0
4.4
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 4.21 ¿Quién piensa que le ayudaría para salir adelante en caso de:
Gobierno
Nadie,
No sabe,
No contestó
u otro
Familia
Amigos
AMM
Resto del Estado
71.7
79.5
8.5
3.2
0.2
0.0
8.3
9.8
11.3
6.7
No tener para pagar el hospital? AMM
Resto del Estado
76.2
74.0
4.2
3.2
0.5
0.3
10.0
17.4
9.0
5.1
Atropellar a una persona?
AMM
Resto del Estado
76.1
75.9
4.2
2.1
0.7
0.8
7.0
12.1
12.0
9.1
No tener para comer?
AMM
Resto del Estado
82.9
87.0
3.3
1.3
1.2
0.5
5.4
5.9
7.3
5.3
Una inundación?
AMM
Resto del Estado
51.9
42
1.9
1.1
37.6
1.0
0.5
50.3
8.2
5.5
No tener donde vivir?
AMM
Resto del Estado
72.5
70.1
3.3
2.1
0.2
0.3
15.9
22.5
8.1
5.1
Si encarcelan a un familiar?
AMM
Resto del Estado
69.4
69.4
3.0
3.8
1.2
0.3
16.4
16.1
9.8
10.4
Una enfermedad grave?
AMM
Resto del Estado
78.4
78.4
2.1
0.8
10.4
0.0
0.2
15.9
8.9
4.9
Quedarse sin trabajo?
Vecinos
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 4.22 ¿Cómo sería para usted ....
Muy
fácil
Fácil
Regular
Difícil
Muy
difícil
No sabe
o no
contestó
Cambiar de trabajo?
AMM
Resto del Estado
3.1
3.1
26.4
22.7
6.6
4.9
37.4
54.6
21.1
12.3
5.3
2.4
Irse a trabajar en un lugar
donde hablen otro idioma?
AMM
Resto del Estado
0.2
0.3
5.5
4.8
4.6
1.9
51.9
68.0
35.2
24.9
2.5
0.3
Vivir con menos dinero?
AMM
Resto del Estado
0.0
0.3
3.0
2.9
5.7
1.3
57.7
73.8
32.0
21.4
1.6
0.3
Vivir en una (otra) ciudad?
AMM
Resto del Estado
3.7
0.5
11.2
8.2
6.2
2.4
50.6
69.6
3.7
19.0
2.1
0.3
Vivir con una persona de
costumbres distintas?
AMM
Resto del Estado
0.7
0.3
6.4
4.2
7.8
3.2
54.9
71.2
27.9
20.9
2.3
0.3
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 4.23 ¿Cree que en Nuevo León hay personas de primera y
segunda o que todos son iguales?
AMM
Frecuencia
De primera y segunda
Todos son iguales
No sabe
Total
287
143
6
436
Resto del Estado
Porcentaje
65.8
32.8
1.4
100.0
Frecuencia
Porcentaje
258
103
16
377
68.4
27.3
4.2
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 4.24 ¿Cómo cree usted que lo trata la sociedad:
como de primera o de segunda?
AMM
Frecuencia
De primera
De segunda
No sabe o no contestó
Total
111
236
41
388
Resto del Estado
Porcentaje
28.6
60.8
10.6
100.0
Frecuencia
Porcentaje
69
215
41
325
21.2
66.2
12.6
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
67
Cuadro 4.25 ¿Cómo puede un ciudadano contribuir mejor
a disminuir los problemas sociales?
AMM
Frecuencia
Pagando impuestos
Ayudando diariamente a la gente
Dando dinero a alguna institución social
Tratando de resolverlo junto con otros
No sabe
No contestó
Total
160
81
35
148
12
1
437
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
137
89
33
111
4
2
376
36.6
18.5
8.0
33.9
2.7
0.2
100.0
36.4
23.7
8.8
29.5
1.1
0.5
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 4.26 La afirmación: "En este estado, quien nace
pobre, casi siempre muere pobre", le parece:
AMM
Frecuencia
Totalmente cierta
Algo cierta
Algo falsa
Totalmente falsa
Regular
No sabe
Total
Resto del Estado
Porcentaje
7.7
24.6
38.3
22.8
4.3
2.3
100.0
34
108
168
100
19
10
439
Frecuencia
Porcentaje
29
105
180
48
4
8
374
7.8
28.1
48.1
12.8
1.1
2.1
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 4.27 ¿Está de acuerdo con la afirmación: "Aunque tener estudios
siga siendo necesario, ya no asegura poder encontrar un buen empleo"?
AMM
Frecuencia
Totalmente de acuerdo
De acuerdo
En desacuerdo
Totalmente en
desacuerdo
Es igual
No sabe
No contestó
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
49
215
123
30
11.2
49.0
28.0
6.8
18
253
71
20
14
7
1
439
3.2
1.6
0.2
100.0
4
10
2
378
Porcentaje
4.8
66.9
18.8
5.3
1.1
2.6
0.5
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
68
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 4.28 ¿Qué tan cierta o falsa le parece la afirmación de que
la pobreza en Nuevo León ha disminuido en los últimos dos años?
AMM
Frecuencia
Totalmente cierta
Cierta
Falsa
Totalmente falsa
Es igual
No sabe
No contestó
Total
15
186
160
34
22
22
0
439
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
3
191
142
21
6
13
1
377
3.4
42.4
36.4
7.7
5.0
5.0
0.0
100.0
Porcentaje
0.8
50.7
37.7
5.6
1.6
3.4
0.3
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 4.29 De la siguiente lista de cosas, ¿cuál estaría dispuesto a hacer
usted para mejorar su situación económica o la de sus hijos?
Estaría
dispuesto
Estaría algo
dispuesto
No estaría
dispuesto
No sabe
o no
contestó
Hacer cosas para vender
AMM
Resto del Estado
84.7
87.6
4.3
1.9
10.5
10.1
0.5
0.5
Asociarse con amistades o
vecinos
AMM
Resto del Estado
66.9
76.7
6.6
1.9
26
21.2
0.5
0.3
Irse a trabajar a otro lado
AMM
Resto del Estado
45.5
47.8
6.9
0.6
46.3
50.3
Participar en marchas de
protesta para demandar
soluciones al gobierno
AMM
Resto del Estado
14.8
18.2
6.6
2.1
75.8
79.1
2.8
0.5
Permitir que sus hijos
ingresaran en internados
AMM
Resto del Estado
5.5
3.7
2.7
0.5
88.6
94.4
3.2
1.3
Poner a trabajar a los hijos,
aunque estén chicos
AMM
Resto del Estado
2.7
1.9
3.2
0.3
90.9
96.6
3.2
1.3
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
1.3
1.2
Sección 5. Diferencias y discriminación
Discriminación
Los resultados presentados en esta sección no intentan medir el grado de discriminación
por género o constituyen evidencia de discriminación en contra de la gente pobre. La
información presentada en este apartado debe más bien ser vista como una percepción
cualitativa que tienen los entrevistados (en su mayoría pobres y representativos de la
población que habita en los polígonos de pobreza de Nuevo León) con respecto al problema
de la discriminación.
La gran mayoría de los entrevistados en el Área Metropolitana de Monterrey (AMM)
consideró que en Nuevo León se discrimina a la gente pobre (ver gráfica 5.1).
Específicamente, el 74% de los entrevistados contestó que sí existía dicha discriminación.
En contraste, el 24% respondió que no se discriminaba a los pobres. Las principales
causas por las que los entrevistados consideraron que se discriminaba a los pobres son:
1) la falta de dinero (34.2%); 2) porque está mal vestida (21.6%); 3) no tiene educación
(12.3%). Resultados similares se presentan para el resto del estado, en donde el 77.5%
de los entrevistados consideró que sí se discrimina a la gente pobre en Nuevo León y
el 19.6% mencionó que no existe dicha discriminación. A nivel nacional Székely (2005)
reportó que el 84% los entrevistados consideraban que en México sí se discrimina a la
gente pobre. Además, la misma fuente menciona que la principal causa de dicha
discriminación es la falta de dinero (53%). Sin embargo, estas comparaciones deben ser
vistas con cautela pues la muestra analizada por Székely (2005) contiene a la población
rural y urbana en tanto que los resultados presentados aquí son presentados dividiendo
el AMM del resto de Nuevo León.
Gráfica 5.1 ¿Usted cree que en NL se discrimina o no a la gente pobre?
(AMM)
NS
2%
No
24%
NC
0%
Si
74%
Se les preguntó a los individuos en la muestra si ellos consideraban tener una mayor,
menor, o igual oportunidad de obtener un trabajo con respecto a una mujer con su misma
preparación. En el AMM el 25% de los hombres respondió que consideraba tener una
mayor oportunidad, el 37.2% contestó que consideraba tener las mismas oportunidades.
Destaca que el 34.1% de los hombres consideró tener menos oportunidades que una
mujer con la misma preparación (ver cuadro 5.1). Las perspectivas en cuanto a diferencias
en las oportunidades de obtener empleo se acentúan fuera del AMM, ya que un mayor
porcentaje de hombres (35.4%) declara tener mejores oportunidades que las mujeres.
Sin embargo, también se incrementa el porcentaje de hombres que declara tener menores
oportunidades que una mujer con su misma preparación (40.4%) y disminuye el porcentaje
correspondiente de hombres que declara tener las mismas oportunidades con respecto
a su contraparte femenina (22.4%).
Cuadro 5.1 ¿Considera usted que tiene más o menos oportunidades para
obtener un trabajo que una mujer con su misma preparación?
AMM
Tiene más
Tiene igual
Tiene menos
Depende
No sabe
No contestó
Total
Resto del Estado
Total
Mujeres
Hombres
Total
Mujeres
Hombres
23.5
38.5
32.6
2.5
2.7
0.2
100.0
22.2
38.9
31.6
3.3
3.3
1.0
100.0
25.0
37.2
34.1
1.2
1.8
0.6
100.0
32.8
23.3
42.3
0.8
0.8
0.0
100.0
30.9
24.0
43.8
0.5
0.9
0.0
100.0
35.4
22.4
40.4
1.2
0.6
0.0
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Al preguntar a los individuos acerca de sus oportunidades de obtener empleo con respecto
a un hombre con la misma preparación, el 26.5% de las mujeres pertenecientes al AMM
manifestó tener mayores oportunidades que los hombres con la misma preparación, el
21.1% de la mujeres señaló que consideraban tener las mismas oportunidades con
respecto a un hombre con el mismo nivel de instrucción y el 45.8% de las mujeres señaló
que tenía menos oportunidades que un hombre con la misma preparación (ver cuadro
5.2). Al realizar el mismo ejercicio empleando las respuestas de las mujeres pertenecientes
al resto del estado de Nuevo León, se observa claramente una percepción de mayor
discriminación en oportunidades de empleo con respecto a los hombres. Específicamente,
el 62.7 % de las mujeres consideró tener menores oportunidades de empleo con respecto
a un hombre con su mismo nivel de instrucción.
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
71
Cuadro 5.2 ¿Considera usted que tiene más o menos oportunidades para
obtener un trabajo que un hombre con su misma preparación?
AMM
Tiene más
Tiene igual
Tiene menos
Depende
Otra
No sabe
No contestó
Total
Resto del Estado
Total
Mujeres
Hombres
Total
Mujeres
Hombres
25.1
31.0
38.0
2.5
0.2
3.0
0.2
100.0
26.5
21.1
45.8
2.5
0.4
2.9
1.0
100.0
22.0
47.6
24.4
2.4
0.0
3.0
0.6
100.0
24.1
25.1
50.3
0.0
0.3
0.0
0.0
100.0
23.5
13.4
62.7
0.0
0.0
0.5
0.0
100.0
24.8
41.0
33.5
.6
0.0
0.0
0.0
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Finalmente, los resultados de la muestra urbana muestran que el principal obstáculo que
tienen las mujeres (y que no tienen los hombres) para salir de la pobreza es la discriminación
por el embarazo de los hijos (41.5%), seguido por la falta de empleo (17.8%) y la
discriminación de genero (11.6%). Los resultados arrojados por la muestra fuera del
AMM presenta el mismo ordenamiento. Sin embargo, los porcentajes de respuesta varían,
pues el 41.5% de los entrevistados consideró que las discriminación por el embarazo
de los hijos es el principal obstáculo que tienen las mujeres para salir de la pobreza,
seguido de cerca por la falta de empleo (25.1%) y la discriminación por genero (14.3%).
Estos resultados contrastan un poco con los encontrados por Székely (2005) en donde
se señalaba como principal obstáculo la falta de empleo para las mujeres (26.9%),
seguido por la discriminación por el embarazo de los hijos (27.5%) y la falta de estudios
(20.5%). Sin embargo, como se mencionó anteriormente, estas comparaciones deben
ser vistas con cautela.
Creencias de los pobres
El cuadro 5.3 muestra la opinión que tienen los entrevistados (en su mayoría pobres)
pertenecientes al AMM sobre algunos mitos o creencias con respecto a los pobres. La
mayoría coincide en que la gente pobre es más buena, más conformista y más honrada
que la gente no pobre. Sin embargo, la mayoría está en desacuerdo con la creencia de
que la gente pobre es más oportunista y más floja. El cuadro 5.4 muestra la opinión que
tienen los entrevistados fuera del AMM con respecto a los mismos mitos y creencias
acerca de la gente pobre. En general, se observan las mismas creencias (la gente pobre
es más buena, más conformista, más honrada y más floja) que para el AMM aunque con
un patrón más reforzado, como lo muestran los porcentajes mayores con respecto a los
presentados en el cuadro 5.3. No existe un consenso en cuanto a la creencia de si la
gente pobre es más oportunista, ya que aproximadamente el 50% está de acuerdo o
completamente de acuerdo con tal aseveración, y el restante 50% se muestra en
desacuerdo o completamente en desacuerdo.
72
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 5.3 Opinión de los pobres con respecto a las siguientes creencias
(AMM-Porcentajes)
Opciones
Totalmente
Totalmente
De
En
en
deacuerdo acuerdo desacuerdo
desacuerdo
14.35
La gente pobre es más buena
10.48
La gente pobre es más conformista
La gente pobre es más honrada que otras 10.71
5.92
La gente pobre es más oportunista
La gente pobre es floja
3.64
46.24
54.21
48.29
30.52
23.23
32.80
29.61
35.08
51.94
57.40
5.01
4.78
4.78
7.52
12.53
NS
1.59
0.91
1.14
3.64
2.96
NC
0.0
0.0
0.0
0.46
0.23
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 5.4 Opinión de los pobres con respecto a las siguientes creencias
(Resto del Estado-Porcentajes)
Opciones
Totalmente
Totalmente
De
En
en
deacuerdo acuerdo desacuerdo
desacuerdo
La gente pobre es más buena
La gente pobre es más conformista
La gente pobre es más honrada que otras
La gente pobre es más oportunista
La gente pobre es floja
7.94
5.56
4.23
2.65
1.1
71.16
70.90
66.93
45.50
25.7
20.11
21.96
26.98
45.77
62.7
0.00
0.26
0.79
2.91
8.5
NS
0.53
1.06
0.79
2.91
1.6
NC
0.26
0.26
0.26
0.26
0.5
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
El 43.1 % de los entrevistados en el AMM consideró que el principal enemigo del pobre
es el corrupto, seguido por el rico y el propio pobre, con el 23.7 % y el 23.5% de las
menciones, respectivamente. Es interesante señalar que la creencia de que el principal
enemigo del pobre es el corrupto se refuerza al incrementarse el grado de escolaridad
(por ejemplo, el porcentaje sube de 43.1% a 57.1% para aquellos con carrera técnica
con antecedente de secundaria terminada). En contraste, la creencia de que el rico es
el principal enemigo del pobre tiende a disminuir al incrementarse el grado de escolaridad
(por ejemplo, el porcentaje se reduce de 23.7% a 20.1% para aquellos con secundaria
terminada).
El 39.2% de los entrevistados fuera del AMM identificó también al corrupto como el
principal enemigo de los pobres, seguido por el rico y el propio pobre con el 31.7% y el
17.7% de las menciones, respectivamente. De igual forma, la creencia de que el principal
enemigo del pobre es el corrupto se incrementa con el nivel educativo de los entrevistados,
y la creencia de que el rico es el principal enemigo del pobre disminuye con forme aumenta
el nivel de educación de los entrevistados.
Referencias
Székely, Miguel (2005). "Capítulo 2: Mitos y Realidades sobre la Pobreza", en Desmitificación
y Nuevos Mitos sobre la Pobreza. Porrúa.
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
73
Sección 5. Tabulados
Cuadro 5.1 ¿Considera usted que tiene más o menos oportunidades
para obtener un trabajo que alguien que estudió más?
AMM
Frecuencia
Tiene más
Tiene igual
Tiene menos
Depende
No sabe
No contestó
Total
76
53
290
7
12
1
439
Resto del Estado
Porcentaje
17.3
12.1
66.1
1.6
2.7
0.2
100.0
Frecuencia
38
17
321
1
1
0
378
Porcentaje
10.1
4.5
84.9
0.3
0.3
0.0
100.0
Fuente:Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 5.2 ¿Considera usted que tiene más o menos oportunidades
para obtener un trabajo que una mujer con su misma preparación?
AMM
Frecuencia
Tiene más
Tiene igual
Tiene menos
Depende
No sabe
No contestó
Total
103
169
143
11
12
1
439
Resto del Estado
Porcentaje
23.5
38.5
32.6
2.5
2.7
0.2
100.0
Frecuencia
124
88
160
3
3
0
378
Porcentaje
32.8
23.3
42.3
0.8
0.8
0.0
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 5.3 ¿Considera usted que tiene más o menos oportunidades
para obtener un trabajo que alguien que tiene más dinero?
AMM
Frecuencia
Tiene más
Tiene igual
Tiene menos
Depende
No sabe
No contestó
Total
116
62
230
17
13
1
439
Resto del Estado
Porcentaje
26.4
14.1
52.4
3.9
3.0
0.2
100.0
Frecuencia
55
25
297
1
0
0
378
Porcentaje
14.6
6.6
55
0.3
0.0
0.0
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
74
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 5.4 ¿Considera usted que tiene más o menos oportunidades
para obtener un trabajo que un hombre con su misma preparación?
AMM
Frecuencia
Resto del Estado
Porcentaje
110
136
167
11
1
13
1
439
Tiene más
Tiene igual
Tiene menos
Depende
Otra
No sabe
No contestó
Total
Frecuencia
Porcentaje
91
95
190
1
1
0
0
378
25.1
31.0
38.0
2.5
0.2
3.0
0.2
100.0
24.1
25.1
50.3
0.3
0.3
0.0
0.0
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 5.5 ¿Usted cree que en este estado se discrimina o no a la
gente pobre?
AMM
Frecuencia
Sí
No
No sabe
No contestó
Total
Resto del Estado
Porcentaje
324
105
9
1
439
Frecuencia
Porcentaje
293
74
11
0
378
73.8
23.9
2.1
0.2
100.0
77.5
19.6
2.9
0.0
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 5.6 ¿Cuál es la causa por la que se les discrimina?
(Los que contestaron que sí se les discrimina)
AMM
Frecuencia
Porque va mal vestida
Porque no tiene
educación
Porque no tiene dinero
Otra
No sabe
No contestó
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
95
54
30
17
60
54
20.5
18.4
150
48
0
2
2
100
157
10
10
2
293
20.5
3.4
3.4
0.7
100.0
7
6
312
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
75
Cuadro 5.7 Opinión de los pobres con respecto a las siguientes creencias
(porcentajes)
Totalmente
Totalmente
De
En
en
deacuerdo acuerdo desacuerdo
desacuerdo
Opciones
AMM
Resto del
Estado
NS
NC
a) La gente pobre es más
buena
b) La gente pobre es más
conformista
c) La gente pobre es más
honrada que otras
d) La gente pobre es más
oportunista
e) La gente pobre es floja
14.35
46.24
32.80
5.01
1.59
0.0
10.48
54.21
29.61
4.78
0.91
0.0
10.71
48.29
35.08
4.78
1.14
0.0
5.92
30.52
51.94
7.52
3.64
0.46
3.64
23.23
57.40
12.53
2.96
0.23
a) La gente pobre es más
buena
b) La gente pobre es más
conformista
c) La gente pobre es más
honrada que otras
d) La gente pobre es más
oportunista
e) La gente pobre es floja
7.94
71.16
20.11
0.00
0.53
0.26
5.56
70.90
21.96
0.26
1.06
0.26
4.23
66.93
26.98
0.79
0.79
0.26
2.65
45.50
45.77
2.91
2.91
0.26
1.10
25.70
62.70
8.5
1.60
0.50
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 5.8 ¿Alguna vez ha sentido que sus derechos no han
sido respetados debido a: su situación económica?
AMM
Frecuencia
Sí
Sí, en parte
No
No sabe
Total
173
4
260
2
439
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
39.4
0.9
59.2
0.5
100.0
115
3
260
0
378
30.4
0.8
68.8
0.0
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 5.9 ¿Es indígena?
AMM
Frecuencia
Sí
No
Total
86
353
439
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
19.6
80.4
100.0
114
264
378
30.2
69.8
100
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
76
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 5.10 ¿Alguna vez ha sentido que sus derechos no han sido
respetados debido a: ser indígena? (Sólo aplica a los que se
autodenominaron indígenas)
AMM
Frecuencia
Sí
Sí, en parte
No
No contestó
Total
23
1
61
1
86
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
26.7
1.2
70.7
1.2
100
10
0
104
0
114
9.0
0.0
91.0
0.0
100
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 5.11 ¿Alguna vez ha sentido que sus derechos no han sido
respetados debido a: su nivel educativo?
AMM
Frecuencia
154
8
276
1
439
Sí
Sí, en parte
No
No contestó
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
35.1
1.8
62.9
0.2
100.0
107
1
269
1
378
28.3
0.3
71.2
0.3
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 5.12 ¿Alguna vez ha sentido que sus derechos no han sido
respetados debido a: el barrio o lugar donde vive?
AMM
Frecuencia
Sí
Sí, en parte
No
No sabe
Total
125
8
305
1
439
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
28.5
1.8
69.5
0.2
100.0
66
3
308
1
378
17.5
0.8
81.5
0.3
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 5.13 ¿Alguna vez ha sentido que sus derechos no han sido
respetados debido a: el color de su piel?
AMM
Frecuencia
Sí
Sí, en parte
No
No sabe
Total
87
5
345
2
439
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
19.8
1.1
78.6
0.4
100.0
39
2
328
9
378
10.3
0.5
86.8
2.4
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
77
Cuadro 5.14 ¿Alguna vez ha sentido que sus derechos no han sido
respetados debido a: por ser de otra región del país?
AMM
Frecuencia
Sí
Sí, en parte
No
No sabe
No contestó
Total
57
3
375
1
3
439
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
13.0
0.7
85.4
0.2
0.7
100.0
35
0
339
0
4
378
9.3
0.0
89.7
0.0
1.1
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 5.15 ¿Alguna vez ha sentido que sus derechos no han sido
respetados debido a: su edad?
AMM
Frecuencia
Sí
Sí, en parte
No
Total
98
6
335
439
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
22.3
1.4
76.3
100.0
60
0
318
378
15.9
0.0
84.1
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 5.16 ¿Alguna vez ha sentido que sus derechos no han sido
respetados debido a: su religión?
AMM
Frecuencia
Sí
Sí, en parte
No
No sabe
No contestó
Total
54
2
382
0
1
439
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
12.3
.5
87.0
0.0
0.2
99.8
40
0
337
1
0
378
10.6
0.0
89.2
0.3
0.0
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 5.17 ¿Alguna vez ha sentido que sus derechos no han sido
respetados debido a: ser hombre (ser mujer)?
AMM
Frecuencia
Sí
Sí, en parte
No
No contestó
Total
64
6
369
0
439
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
14.6
1.4
84.1
0.0
100.0
50
327
0
1
378
13.2
86.5
0.0
0.3
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
78
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 5.18 ¿Alguna vez ha sentido que sus derechos no han sido
respetados debido a: su preferencia sexual?
AMM
Frecuencia
48
2
388
0
1
439
Sí
Sí, en parte
No
No contesto
No contestó
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
10.9
0.5
88.4
0.0
0.2
100.0
26
0
350
1
1
378
6.9
0.0
92.6
0.3
0.3
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 5.19 ¿Alguna vez ha sentido que sus derechos no han sido
respetados debido a: tener algún tipo de discapacidad?
AMM
Frecuencia
42
1
320
69
7
439
Sí
Sí, en parte
No
No sabe
No contestó
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
9.6
.2
72.9
15.7
1.6
100.0
26
1
277
3
71
378
6.9
0.3
73.3
0.8
18.8
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 5.20 Opinión de los pobres con respecto a las siguientes afirmaciones (porcentajes)
Opciones
AMM
Resto
del
Estado
Totalmente
Totalmente
De
En
en
Otra
deacuerdo acuerdo desacuerdo
desacuerdo
NS
NC
a) La mayoría de la gente
es honrada y se puede
confiar en ella
8.66
35.76
45.10
8.88
0.23
1.37
8.66
b) Los líderes de la
comunidad nos
representan bien ante el
gobierno estatal
5.47
28.47
44.42
13.21
0.46
7.97
5.47
c) La gente se interesa
30.75
sólo de su propio bienestar
52.85
13.90
1.37
1.14
0.00
0.00
a) La mayoría de la gente
es honrada y se puede
confiar en ella
4.23
49.21
42.86
1.59
0.26
1.59
0.26
b) Los líderes de la
comunidad nos
representan bien ante el
gobierno estatal
2.12
34.92
47.09
5.29
0.53
9.26
0.79
c) La gente se interesa
sólo de su propio bienestar
7.67
61.11
23.02
2.38
0.26
5.29
0.26
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
79
Cuadro 5.21 ¿Quién cree que es el principal enemigo del pobre?
AMM
Frecuencia
El rico
El dominante
El corrupto
El propio pobre
Nadie
No sabe
No contestó
Total
104
23
189
103
8
10
2
439
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
23.7
5.2
43.1
23.5
1.8
2.3
99.5
100.0
120
26
148
67
1
14
2
378
31.7
6.9
39.2
17.7
0.3
3.7
0.5
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 5.22 ¿Cuáles son los obstáculos que tienen las mujeres y
que no tienen los hombres para salir de la situación de pobreza?
AMM
La falta de empleo para mujeres
La falta de estudios
La discriminación por embarazo o hijos
La edad
Querer que la mujer esté en casa
Que son discriminadas
Otra
Ninguno
No sabe
No contestó
Total
Resto del Estado
Frecuencia
Porcentaje
78
38
182
21
31
51
0
14
17
7
439
17.8
8.7
41.5
4.8
7.1
11.6
0.0
3.2
3.9
1.4
100.0
Frecuencia
95
43
102
24
34
54
1
7
15
3
378
Porcentaje
25.1
11.4
27.0
6.3
9.0
14.3
0.3
1.9
4.0
0.8
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
80
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 5.23 Usted está totalmente de acuerdo, de acuerdo, en desacuerdo o totalmente en
desacuerdo con las siguientes frases
Opciones
AMM
Resto
del
Estado
Totalmente
Totalmente
De
En
en
deacuerdo acuerdo desacuerdo
desacuerdo
Otra
(esp.)
NS
NC
a) El hombre debe
responsabilizarse de todos
los gastos de la familia
38.27
38.72
21.87
1.14
0.00
0.00
0.00
b) Una mujer con hijos
pequeños no debe trabajar
fuera de la casa
15.72
42.82
36.22
4.78
0.00
0.00
0.00
c) No hay que gastar tanto
en la educación de las
hijas porque luego se
casan; es preferible gastar
en la educación de los
hijos varones
2.73
8.20
59.00
29.61
0.00
0.00
0.00
d) Cuando la mujer trabaja,
el hombre debe tener igual
obligación en las labores
del hogar
23.92
66.29
7.97
1.59
0.00
0.23
0.00
e) Para salir de la pobreza
es importante que la mujer
salga a trabajar fuera de
su casa
11.16
55.35
26.88
4.33
0.46
1.82
0.00
a) El hombre debe de
responsabilizarse de todos
los gastos de la familia
13.76
67.46
18.52
0.26
0.00
0.00
0.00
b) Una mujer con hijos
pequeños no debe trabajar
fuera de la casa
3.70
59.79
33.86
1.85
0.26
0.00
0.53
c) No hay que gastar tanto
en la educación de las
hijas porque luego se
casan; es preferible gastar
en la educación de los
hijos varones
1.06
8.20
62.43
27.78
0.26
0.26
0.00
d) Cuando la mujer trabaja,
el hombre debe tener igual
obligación en las labores
del hogar
8.99
82.01
7.94
0.79
0.00
0.26
0.00
e) Para salir de la pobreza
es importante que la mujer
salga a trabajar fuera de
su casa
3.70
59.52
32.80
2.12
0.00
1.59
0.26
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
81
Sección 6. Análisis institucional
Opinión con respecto al gobierno estatal
Los entrevistados pertenecientes a los polígonos de pobreza del Área Metropolitana de
Monterrey identificaron como principal responsable de los problemas sociales a las
personas que no quieren trabajar (con el 40.8% de las menciones) seguido por el gobierno
estatal y la sociedad en general con el 27.8% y 25.1% de las menciones respectivamente.
No existe una tendencia clara de cómo varían estos porcentajes al cambiar el grado de
escolaridad. Sin embargo, es posible identificar pequeñas diferencias en las respuestas
por sexo. Por ejemplo el 42.7% de los hombres piensa que el principal responsable de
la pobreza son las personas que no quieren trabajar, en tanto que para las mujeres dicho
porcentaje es de 38.9%. Adicionalmente, el 28% de las mujeres cree que el principal
culpable de los problemas sociales es la sociedad en general. Sin embargo, el porcentaje
de los hombres que está de acuerdo con esa afirmación es mucho menor (20.1%).
Los entrevistados en el resto del estado de Nuevo León tienen una percepción similar
con respecto a los responsables de los problemas sociales, sus respuestas siguen el
mismo ordenamiento pero los porcentajes cambian: 1) como principal responsable se
identificó a las personas que no quieren trabajar (57.7% de las menciones); 2) el segundo
responsable es el gobierno estatal (20.4% de las menciones); 3) el tercer responsable
es la sociedad en general.
A la pregunta explícita de ¿Qué tanto cree que vale la pena ilusionarse con lo que promete
el gobierno de Nuevo León? El 45% de los entrevistados en el AMM respondió poco, el
41% respondió que nada y solamente el 11% respondió mucho o bastante. Contrastante
resulta el hecho de que el 46% de los entrevistados, pertenecientes a los polígonos de
pobreza en el área urbana, consideran que el gobierno estatal actual está resolviendo
el problema de la pobreza mejor que antes, y solamente el 15% opinó que el gobierno
está realizando peor la tarea de resolver la pobreza (ver gráfica 6.1).
Gráfica 6.1 Opinión sobre la solución al problema de la pobreza (AMM)
NC 1%
NS
12%
igual de mal
15%
mejor que
antes
46%
igual de bien
11%
peor que antes 15%
82
Consejo de Desarrollo Social
Fuera del AMM los resultados son similares, pues solamente el 13.5% declaró ilusionarse
mucho o bastante con lo que promete el gobierno estatal. Además, se observa una visión
optimista en cuanto a la forma en que el gobierno estatal está combatiendo el problema
de la pobreza, ya que el 69% de los entrevistados en los polígonos de pobreza fuera del
AMM señaló que el gobierno de Nuevo León está resolviendo mejor que antes el problema
de la pobreza.
Es de destacar que el 57.9% de los entrevistados en el Área Metropolitana de Monterrey
considera que la mejor manera de influir en lo que hace el gobierno de Nuevo León es
a través del voto en las elecciones. La segunda opción considerada por los entrevistados
para influir en el comportamiento gubernamental, es a través de pláticas con el gobernador
del estado (con el 12.5% de las menciones). Estas dos opciones son también las más
mencionadas por los entrevistados en los polígonos fuera del AMM: votar con el 43.7%
de las menciones y hablar con el gobernador con el 16.1% de las menciones. Resultados
similares son encontrados por Székely (2005) a nivel nacional, en donde el 42.8% de los
mexicanos pobres considera el hecho de votar en las elecciones como la mejor forma
de influir en la toma de acciones del gobierno federal, seguido por el hecho de hablar
con el presidente de la república con el 11.3% de las menciones.
Políticas gubernamentales y participación ciudadana
Debido a que los recursos del gobierno son limitados resulta de vital importancia determinar
la manera en que éstos se distribuyen. Desde el punto de vista económico, los recursos
deben ser distribuidos eficientemente tomando en cuenta el valor presente neto de los
beneficios de las diferentes alternativas. Sin embargo, desde el punto de vista social
resulta interesante conocer lo que dicen los pobres de Nuevo León con respecto a cómo
deben ser distribuidos dichos recursos. De acuerdo a los entrevistados residentes del
AMM, las políticas sociales en Nuevo León deben ser establecidas según los siguientes
principios: 1) atender principalmente a las familias pobres (34.9% de las menciones);
2) buscar satisfacer las necesidades básicas de todas las personas (27.6% de las
menciones); 3) atender a los grupos en desventaja que tienen necesidades específicas
(18.9% de las menciones); 4) premiar a las personas que se esfuerzan (15.7% de las
menciones). Cabe mencionar que no se encuentran diferencias significativas con respecto
a estas opiniones por parte de los entrevistados fuera del AMM
Adicionalmente, los entrevistados en los polígonos de pobreza pertenecientes al AMM
opinan que la mejor forma de ayudar a las familias de menos recursos es a través de
apoyos a la alimentación y salud de los niños (33.7% de las menciones), seguido por la
generación de empleos y buscar que las familias tengan su propia vivienda, con el 27.8%
y el 17.3% de las menciones, respectivamente. Por otro lado, los entrevistados en el
resto del estado mencionaron que la mejor forma de ayudar a los pobres es a través
de la generación de empleos (31% de las menciones), seguido de cerca por el apoyo a
la alimentación y salud de los niños (28.9% de las menciones) y de dar ayudas económicas
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
83
(21.7% de las menciones). Estos resultados contrastan con los encontrados por Székely
(2005), en donde los individuos consideraban que la mejor forma de ayudar a las familias
es a través de ayuda económica (28.8% de las menciones), seguido por el apoyo a la
alimentación y salud de los niños y procurar que se generen empleos, con el 27.9% y el
25.7% de las menciones, respectivamente. Sin embargo, parte de estas diferencias
podrían ser explicadas debido a la variación en las características de los entrevistados,
ya que no se cuenta con un mismo grupo de referencia en los dos análisis.
Es importante señalar que existe poca disposición de la población en los polígonos de
pobreza urbanos a colaborar en la solución de la pobreza y los problemas sociales de
su comunidad. El 71% de los entrevistados en el AMM mencionó que tiene poca o ninguna
disposición para colaborar con el gobierno en la elaboración de programas sociales.
Solamente el 20% de los entrevistados declaro tener mucha o bastante disposición para
participar en el diseño de programas sociales (ver gráfica 6.2). Los resultados son
similares para los entrevistados en los polígonos de pobreza fuera del AMM, en donde
el 19% declaró estar dispuesto a participar mucho o bastante y el 65% mencionó tener
poca o ninguna disposición de participar con el gobierno estatal en el diseño de programas
sociales (ver gráfica 6.3). Esto sugiere que los ciudadanos que viven en los polígonos
de pobreza de Nuevo León están esperando a que el gobierno les resuelva sus problemas,
en lugar de participar activamente en la solución de ellos. Otra evidencia a favor de esta
hipótesis es el hecho de que a pesar de que la percepción general de los entrevistados
sobre el gobierno no es del todo favorable, la mayoría de los encuestados prefieren que
el gobierno reparta el dinero de los programas sociales en lugar de que lo hagan las
propias comunidades (60.8% contra 36.7% de las menciones).
Gráfica 6.2 Compromiso para participar en el diseño de proyectos sociales (AMM)
NS
9%
Mucho
11%
Bastante
9%
Nada
24%
Poco
47%
84
Consejo de Desarrollo Social
Gráfica 6.3 Compromiso para participar en el diseño de proyectos sociales
(Resto del Estado)
Nada
27%
Poco
38%
NS
16%
Mucho
9%
Bastante
10%
Finalmente, resulta interesante conocer la opinión de los entrevistados con respecto a
cómo deben ser financiados los programas sociales. El cuadro 6.1 muestra la distribución
de frecuencia de las respuestas. Es preocupante observar que el 50.8% de los individuos
que viven en el AMM, y el 44.7% de los entrevistados en los polígonos fuera del AMM,
considera que el gobierno del estado está robando, ya que piensa que al eliminar este
problema se liberará una cantidad importante de recursos que pueden ser empleados
para financiar los programas sociales.
Cuadro 6.1 ¿Qué cree que es más conveniente para pagar las políticas sociales?
Subir los impuestos a los ricos
Que aporten más las organizaciones privadas
Que los ciudadanos participen y den más ayuda
Que los pobres trabajen más para mejorar su situación
Que el gobierno del estado no robe
Otra respuesta
No sabe
No contesto
Total
AMM
Resto del Estado
Porcentaje
Porcentaje
18.2
6.2
10.3
11.6
50.8
1.1
1.8
0.0
100.0
21.7
13.8
7.7
9.8
44.7
0.4
1.6
0.3
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Referencias
Székely, Miguel (2005). "Capítulo 2: Mitos y Realidades sobre la Pobreza" en Desmitificación
y Nuevos Mitos sobre la Pobreza. Porrúa.
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
85
Sección 6. Tabulados
Cuadro 6.1 ¿El principal responsable de que haya problemas sociales es:
AMM
Frecuencia
Toda la sociedad?
El gobierno del estado?
Los empresarios?
Las personas que no quieren trabajar?
Otra respuesta
No sabe
No contestó
Total
Resto del Estado
Porcentaje
110
122
11
179
2
13
2
439
25.1
27.8
2.5
40.8
0.5
3.0
0.5
100.0
Frecuencia
Porcentaje
61
77
15
218
2
4
1
378
16.1
20.4
4.0
57.7
0.5
1.1
0.3
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 6.2 ¿Cuál de los siguientes principios cree que debería ser el más
importante para definir las políticas sociales?
AMM
Frecuencia
Buscar satisfacer las necesidades básicas
de todas las personas
Atender a los grupos en desventaja, que
tienen necesidades especiales
Atender principalmente a las familias
pobres
Premiar a las personas que se esfuerzan
Otra respuesta
No sabe
No contestó
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
121
27.6
105
27.8
83
18.9
62
16.4
153
34.9
122
32.3
69
4
8
1
439
15.7
0.9
1.8
0.2
100.0
86
0
2
1
378
22.8
0.0
0.5
0.3
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 6.3 ¿Qué cree que es más conveniente para pagar las políticas sociales?
AMM
Frecuencia
Subir los impuestos a los ricos
Que aporten más las organizaciones privadas
Que los ciudadanos participen y den más ayuda
Que los pobres trabajen más para mejorar su
situación
Que el gobierno del estado no robe
Otra respuesta
No sabe
No contesto
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
80
27
45
51
18.2
6.2
10.3
11.6
82
52
29
37
21.7
13.8
7.7
9.8
223
5
8
0
439
50.8
1.1
1.8
0.0
100.0
169
2
6
1
378
44.7
0.5
1.6
0.3
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
86
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 6.4 ¿Qué tanto cree que vale la pena ilusionarse con lo que
promete el gobierno del estado de Nuevo León:
AMM
Frecuencia
Mucho?
Bastante?
Poco?
Nada?
No sabe
Total
Resto del Estado
Porcentaje
5.9
5.2
44.6
40.8
3.4
100.0
26
23
196
179
15
439
Frecuencia
Porcentaje
31
20
193
130
4
378
8.2
5.3
51.1
34.4
1.1
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 6.5 Si recibiera $500 adicionales al mes ¿qué tanto le
alcanzaría para comprar los alimentos necesarios para su hogar?
AMM
Frecuencia
Resto del Estado
Porcentaje
31
131
239
37
1
439
Totalmente?
Bastante?
Poco?
Nada?
No sabe
Total
7.1
29.8
54.4
8.4
0.2
100.0
Frecuencia
Porcentaje
5
87
242
42
2
378
1.3
23.0
64.0
11.1
0.5
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 6.6 ¿Qué cree que sería mejor:
AMM
Frecuencia
Que dinero de los programas sociales se
dé a comunidades y éstas lo repartan entre
las familias?
Que el gobierno decida a qué familias debe
darse el dinero de los programas sociales?
No sabe
No contestó
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
161
36.7
89
23.5
267
60.8
284
75.1
7
4
439
1.6
0.9
100.0
4
1
378
1.1
0.3
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 6.7 ¿Qué tan cierto o falso cree que sería que si les bajan
los impuestos a los ricos, ellos van a crear empleos:
AMM
Frecuencia
Totalmente cierta?
Cierta?
Falsa?
Totalmente falsa?
No sabe
No contestó
Total
8
69
216
128
17
1
439
Resto del Estado
Porcentaje
1.8
15.7
49.2
29.2
3.9
0.2
100.0
Frecuencia
3
74
204
74
20
3
378
Porcentaje
.8
19.6
54.0
19.6
5.3
0.8
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
87
Cuadro 6.9 ¿Qué tanto podría usted comprometerse para participar con las
autoridades del estado en el diseño de programas sociales:
AMM
Frecuencia
Mucho?
Bastante?
Poco?
Nada?
No sé de políticas sociales
No sabe
Total
Resto del Estado
Porcentaje
11.2
9.3
46.5
24.1
7.5
1.4
100.0
49
41
204
106
33
6
439
Frecuencia
35
38
156
86
47
16
378
Porcentaje
9.3
10.1
41.3
22.8
12.4
4.2
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 6.10 ¿Con cuál de las siguientes afirmaciones está usted más de acuerdo?
AMM
Frecuencia
Al gobierno que comete
injusticias no se le puede
respetar
Hay que respetar al
gobierno aunque sea
injusto
Ninguna de las anteriores
No sabe
No contestó
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
198
45.1
143
37.8
155
35.3
183
48.4
79
6
1
439
18.0
1.4
0.2
100.0
44
8
0
378
11.6
2.1
0.0
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 6.11 ¿Cuál medida considera la más conveniente para que los programas
sociales del estado no se utilicen con fines electorales?
AMM
Frecuencia
Que se suspendan los
apoyos sociales en tiempos
de campaña
Que otras instituciones
supervisen la entrega de los
apoyos
Que se entreguen como
siempre
Que los mismos
beneficiarios supervisen la
entrega de apoyos
No sabe
No contestó
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
74
16.9
52
13.8
138
31.4
108
28.6
73
16.6
67
17.7
142
32.3
146
38.6
11
1
439
2.5
0.2
100.0
4
1
378
1.1
0.3
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
88
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 6.12 ¿Cuál es la forma más efectiva para influir en lo que hace el gobierno
de Nuevo León? (Primera opción)
AMM
Resto del Estado
Frecuencia
Porcentaje
254
13
14
55
17
7
12
21
57.9
3.0
3.2
12.5
3.9
1.6
2.7
4.8
165
25
18
61
34
6
9
23
43.7
6.6
4.8
16.1
9.0
1.6
2.4
6.1
2
10
1
33
439
0.5
2.3
.2
7.5
100.0
2
12
20
3
378
0.5
3.2
5.3
0.8
100.0
Votar en las elecciones
Escribir cartas a autoridades
Hablar con los diputados
Hablar con el gobernador del estado de NL
Hablar con los alcaldes
Tener amigos entre los funcionarios
Acudir a alguna organización
Presentarse en algún medio de
comunicación
Dar dinero a los políticos
Protestar en las manifestaciones públicas
Otra
No sabe
Total
Frecuencia
Porcentaje
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 6.13 ¿Cuál es la forma más efectiva para influir en lo que hace el gobierno
de Nuevo León? (Segunda opción)
AMM
Frecuencia
Votar en las elecciones
Escribir cartas a autoridades
Hablar con los diputados
Hablar con el gobernador del estado de NL
Hablar con los alcaldes
Tener amigos entre los funcionarios
Acudir a alguna organización
Presentarse en algún medio de
comunicación
Dar dinero a los políticos
Protestar en las manifestaciones públicas
Otra
No sabe
No contestó
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
45
47
25
82
41
7
27
50
10.3
10.7
5.7
18.7
9.3
1.6
6.2
11.4
75
17
16
76
57
12
23
24
19.8
4.5
4.2
20.1
15.1
3.2
6.1
6.3
4
32
1
61
17
439
.9
7.3
0.2
13.9
3.9
100.0
7
26
0
35
10
378
1.9
6.9
0.0
9.3
2.6
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 6.14 ¿El gobierno estatal está resolviendo el problema de la pobreza
mejor o peor que antes?
AMM
Lo resuelve mejor que antes
Lo resuelve peor que antes
Está igual de bien
Está igual de mal
No sabe
No contestó
Total
Resto del Estado
Frecuencia
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
202
64
50
68
51
4
437
46.0
14.6
11.4
15.5
11.6
1.0
100.0
261
62
13
21
21
0
378
69.0
16.4
3.4
5.6
5.6
0.0
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
89
Cuadro 6.15 ¿Por qué lo hace mejor?
AMM
Apoyan al campo
Crean fuentes de empleo
Mejor seguridad
Programas de ayuda social
Mejor sistema de salud
No sabe
No contesto
Total
Resto del Estado
Frecuencia
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
12
84
6
63
14
5
0
184
2.7
19.1
1.4
14.4
3.2
1.1
0.0
41.9
40
95
7
86
23
9
1
261
10.6
25.1
1.8
22.7
6.1
2.4
0.3
69.1
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 6.16 ¿Por qué lo hace peor? (Solo AMM)
Frecuencia
Ahora no se acuerdan del campo
No se han visto resultados
No cumplen promesas
No saben qué hacer con los pobres
Más inseguridad
No hay programas de ayuda social
No sabe
Total
2
27
20
8
5
5
1
68
Porcentaje Porcentaje válido
acumulado
2.9
42.6
72.1
83.8
91.2
98.5
100.0
.5
6.2
4.6
1.8
1.1
1.1
0.2
15.5
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 6.17 ¿Cuál acción considera que es la mejor para
ayudar a las familias de menos recursos?
AMM
Frecuencia
Ayudar a la alimentación y salud de
los niños
Dar ayuda económica a la familia
Buscar que las familias tengan
vivienda
Procurar que se generen empleos
Buscar que la comunidad o el barrio
tengan servicios básicos
No sabe
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
148
33.7
109
28.8
63
76
14.4
17.3
82
47
21.7
12.4
122
29
27.8
6.6
117
22
31.0
5.8
1
439
0.2
100.0
1
378
0.3
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
90
Consejo de Desarrollo Social
Sección 7. Valoración de los apoyos
Opinión acerca de los apoyos del gobierno estatal
El 50 % de los entrevistados en el AMM opina que los apoyos que ofrecen los programas
sociales llegan siempre o casi siempre a la población que más los necesita. En contraste,
el 44% de los entrevistados respondió que los apoyos casi nunca o nunca llegan a la
población que más los necesita (ver gráfica 7.1). Resultados similares se presentan en
el resto del estado en donde el 55% de los entrevistados opinó que los recursos de los
programas sociales llegan siempre o casi siempre a la población que más los necesita,
y el 46% de los interrogados mencionó que dichos apoyos nunca o casi nunca llegan a
su destino (ver gráfica 7.2).
Gráfica 7.1 Los apoyos de los programas sociales llegan a la población más necesitada
(AMM)
NS
6%
Siempre
12%
Casi Nunca
28%
Casi siempre
38%
Nunca
16%
Gráfico 7.2 Los apoyos de los programas sociales llegan a la población más necesitada
(Resto del Estado)
Casi Nunca
11%
Nunca
32%
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
NS
2%
Siempre
9%
Casi siempre
46%
91
También se les pregunto a los individuos de la muestra si ellos consideraban que los
programas sociales del gobierno del estado de Nuevo León ayudaban a la gente a salir
de la pobreza el 36.7% de los entrevistados pertenecientes al AMM y el 41% de los
individuos en la muestra fuera del AMM, contestó que era cierta o totalmente cierta esa
afirmación. En contraste, el 53.5% de los individuos en los polígonos de pobreza del
AMM y el 53.2% los entrevistados en el resto del estado, respondió que era falsa o
totalmente falsa esa afirmación (ver cuadro 7.1). Esta percepción pesimista de algunos
de los entrevistados puede corroborarse con otras de las preguntas aplicadas en el
cuestionario. Por ejemplo, el 85% de los participantes pertenecientes a los polígonos de
pobreza urbana y el 81.5% de los entrevistados fuera del AMM, consideró que las ayudas
del gobierno estatal lo único que logran es que la gente no este tan mal y solamente el
13.7% de los entrevistados dentro de los polígonos de pobreza del AMM y el 18.3% de
los participantes fuera del AMM, opinó que éstas ayudas hacen las personas realmente
progresen.
Cuadro 7.1 ¿Qué tan cierto o falso es que los programas
sociales del Estado permiten a la gente salir de la pobreza?
Totalmente cierto
Cierto
Falso
Totalmente falso
Ni cierto ni falso
No sabe
No contestó
Total
AMM
Resto del Estado
Porcentaje
Porcentaje
1.4
35.3
48.7
4.8
6.4
2.7
1.4
100.0
0.8
40.2
48.4
4.8
2.9
2.4
0.5
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres
de NL".
El 66.5% de los entrevistados en los polígonos de pobreza del AMM y el 69.8% de los
participantes fuera del AMM, mencionó que los más pobres deberían recibir más beneficios
(que el resto de la población) de los programas sociales del gobierno del estado de Nuevo
León. Por otro lado, el 32.6 % de los encuestados en el AMM y el 29.9% en las áreas
fuera del AMM, se declaró a favor de que los beneficios sean repartidos a todos por igual.
Además, se les pregunta a los entrevistados si los beneficios deben repartirse por igual
o si deberían alcanzar más aquellos que participen más. En esta ocasión el 77.4% de
la muestra metropolitana y el 70.6% de la muestra del resto del estado, consideró que
los beneficios deberían ser distribuidos por igual, mientras que 20.5% de los entrevistados
del AMM y el 28.6% de los participantes fuera del AMM, opinó que aquellos individuos
que más participen deberían recibir más.
Resulta interesante observar que el 53.76% de los entrevistados en el AMM consideró
que los programas de combate a la pobreza ayudan a crear desigualdades entre la gente
de la comunidad. Este porcentaje se incrementa a 60% fuera del AMM. Además, el 46.47%
de los entrevistados en los polígonos dentro del AMM y el 49.5% de los participantes
92
Consejo de Desarrollo Social
fuera del AMM, manifestó que dichos programas hacen a la gente dependiente del
gobierno. El 65.15% de los individuos en la muestra que viven en polígonos de pobreza
urbana, también señaló que los programas de combate a la pobreza son empleados para
fines electorales. El porcentaje correspondiente fuera del AMM es de 67.2%. Adicionalmente,
el 53.08% (57.18%) de las personas entrevistadas dentro del AMM consideró que los
programas diseñados para solucionar el problema de la pobreza acostumbran a la gente
a no trabajar lo suficiente (y crean conflictos en las comunidades). Fuera del AMM, el
porcentaje de personas que opina que los programas de combate a la pobreza acostumbran
a no trabajar suficiente a la gente es de 56.8%, y el porcentaje de entrevistados que
consideran que dichos programas crean conflictos entre las comunidades es de 62.2%.
Cuadro 7.2 ¿Qué tan de acuerdo (totalmente de acuerdo, de acuerdo, en desacuerdo
o totalmente en desacuerdo) está usted con las siguientes frases: Los programas de
combate a la pobreza (porcentajes-AMM)
Totalmente
Totalmente
De
En
en
deacuerdo acuerdo desacuerdo
desacuerdo
NS
NC
Hacen a la gente
dependiente del gobierno?
9.34
37.13
48.97
2.28
2.05
0.23
Crean desigualdades entre
la gente de la comunidad?
8.43
45.33
42.14
2.05
1.82
0.23
Se usan para fines
electorales?
18.45
46.70
30.75
0.46
2.96
0.23
Sólo disminuyen pero no
solucionan el problema?
16.86
62.87
17.08
1.37
0.91
0.68
Acostumbran a la gente a
no trabajar lo suficiente?
10.48
42.60
41.91
2.28
2.28
0.46
8.66
48.52
39.64
1.59
1.37
0.23
Crean conflictos en las
comunidades?
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
93
Cuadro 7.3 ¿Qué tan de acuerdo (totalmente en acuerdo, en acuerdo, en desacuerdo
o totalmente en desacuerdo) está usted con las siguientes frases: Los programas de
combate a la pobreza (porcentajes-Resto del Estado)
Totalmente
Totalmente
En
En
en
en acuerdo acuerdo desacuerdo
desacuerdo
NS
NC
Hacen a la gente
dependiente del gobierno?
3.2
46.3
45.0
1.9
3.7
0.0
Crean desigualdades entre
la gente de la comunidad?
4.2
55.8
35.2
2.1
2.4
0.3
Se usan para fines
electorales?
8.2
59.0
27.0
2.6
2.6
0.5
Sólo disminuyen pero no
solucionan el problema?
7.9
75.4
14.0
.8
1.3
0.5
Acostumbran a la gente a
no trabajar lo suficiente?
4.2
52.6
36.2
4.0
2.9
0.0
Crean conflictos en las
comunidades?
4.5
57.7
30.4
2.9
4.5
0.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Opinión de los que reciben ayudas
Solamente el 4.1% de los entrevistados pertenecientes a los polígonos de pobreza del
AMM declaró que él o alguno de los miembros de su familia participaba en algún programa
de apoyo social del gobierno del estado de Nuevo León. El cuadro 7.3 presenta el número
de personas que reciben apoyo de alguno o algunos de los programas del Consejo de
Desarrollo Social. El programa de atención al adulto mayor es el que registra el mayor
número de participantes con 26, seguido de los centros de desarrollo comunitarios con
14 participantes. Solamente se encontró que 12 viviendas fuera del AMM eran partícipes
de alguno de los programas sociales del gobierno del estado de Nuevo León.
Cuadro 7.3 ¿Usted o algunos de los que viven en este hogar son
beneficiarios de los programas del Gobierno Estatal? (AMM)
Atención al Adulto Mayor
Apoyo para las Personas con Discapacidad
Brigadas por una Vida Digna
Centros de Desarrollo Comunitarios
Todos en tu Barrio
Proyectos Productivos
*Microrregiones
*Empleo Temporal
Sí
No
NS
NC
26
11
8
14
9
8
5
8
413
428
431
416
428
431
434
431
0
0
0
1
1
0
0
0
0
0
0
0
1
0
0
0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
*Se refiere a Programas Federales.
94
Consejo de Desarrollo Social
El 46.2% de los entrevistados en el Área Metropolitana de Monterrey que reciben (o que
alguno de los miembros de su familia reciben) la ayuda del programa adulto mayor
consideró que dicha ayuda le permite vivir más dignamente, aunque solamente el 19.2%
manifestó que el apoyo recibido le ayudó mucho o muchísimo a cambiar su vida o a
progresar socialmente. Por otra parte, alrededor del 31% de los receptores del programa
del adulto mayor en el AMM mencionó que este apoyo le ha ayudado mucho o muchísimo
para comprar más alimentos y medicinas. En general, la visión que tienen las personas
que participan en el programa de ayuda al adulto mayor es buena, pues el 76.9% de
manifestó estar totalmente satisfecho o satisfecho con la ayuda recibida por parte del
gobierno estatal.
El 42.8% de los entrevistados del AMM que participan (o que alguno de los miembros
de su familia participan) en un centro de desarrollo comunitario señaló que estos centros
le han ayudado a vivir más dignamente, el 42.9% manifestó que los centros de desarrollo
le han ayudado mucho o muchísimo a cambiar su vida y progresar socialmente.
Adicionalmente, el 35.7% consideró que los centros comunitarios le han ayudado mucho
o muchísimo para comprar más medicinas y alimentos. En general, el 57.1% de los
individuos ligados a los centros de desarrollo comunitario manifestó estar satisfecho con
la ayuda recibida del gobierno estatal.
El número de participantes en programas del Consejo Desarrollo Social en la muestra
fuera del AMM es muy pequeña, por lo que no es posible hacer un análisis confiable con
respecto a sus opiniones.
Referencias
Banco Mundial (2006a). "Poverty Analisis: Overview". Disponible en la página de Internet
del Banco Mundial: www.worldbank.org, en la sección de "Poverty net".
Székely, Miguel (2005). "Capítulo 2: Mitos y Realidades sobre la Pobreza", en Desmitificación
y Nuevos Mitos sobre la Pobreza. Porrúa.
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
95
Sección 7. Tabulados
Cuadro 7.1 ¿Los apoyos que ofrecen los programas sociales cómo
llegan a la gente necesitada?
AMM
Frecuencia
Siempre
Casi siempre
Casi nunca
Nunca
No sabe
No contesto
Total
Resto del Estado
Porcentaje
12.1
37.8
28.2
15.9
5.9
0.0
100.0
53
166
124
70
26
0
439
Frecuencia
35
172
122
40
8
1
378
Porcentaje
9.3
45.5
32.3
10.6
2.1
0.3
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 7.2 ¿Participa usted o alguien de su familia en algún
programa de ayuda social del estado de NL?
AMM
Frecuencia
Sí
No
No sabe
Total
Resto del Estado
Porcentaje
18
419
2
439
4.1
95.4
0.5
100.0
Frecuencia
34
343
1
378
Porcentaje
9.0
90.7
0.3
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 7.3 ¿Qué tan cierto o falso es que los programas
sociales del Estado permiten a la gente salir de la pobreza?
AMM
Totalmente cierto
Cierto
Falso
Totalmente falso
Ni cierto ni falso
No sabe
No contestó
Total
Resto del Estado
Frecuencia
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
6
155
214
21
28
12
3
439
1.4
35.3
48.7
4.8
6.4
2.7
0.7
99.3
3
152
183
18
11
9
2
378
0.8
40.2
48.4
4.8
2.9
2.4
0.5
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
96
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 7.4 De la siguiente lista de cosas, en cuál podría comprometerse para mejorar
su situación económica o la de sus hijos (porcentajes)
Opciones
AMM
Resto
del
Estado
Sí se
comprometería
Se
No se
comprometería comprometería
en parte
NS
NC
a) Trabajar de manera gratuita
para la comunidad
26.20
15.95
56.72
1.14
0.0
b) Formar proyectos
productivos con los vecinos
42.14
16.40
40.09
1.14
0.23
c) Colaborar con promotores
sociales
40.09
15.95
42.82
0.91
0.23
a) Trabajar de manera gratuita
para la comunidad
31.0
4.5
61.6
2.9
0.0
b) Formar proyectos
productivos con los vecinos
51.3
3.2
42.1
3.4
0.0
c) Colaborar con promotores
sociales
46.8
5.0
44.4
3.7
0.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 7.5 ¿Con cuál de las siguientes frases está usted más de acuerdo?
AMM
Frecuencia
Las ayudas del gobierno hacen que
las personas realmente progresen
Las ayudas del gobierno logran que
las personas no estén tan mal
No sabe
No contestó
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
60
13.7
69
18.3
373
85.0
308
81.5
5
1
439
1.1
0.2
100.0
1
0
378
.3
0.0
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 7.6 Los beneficios de los programas sociales del Gobierno Estatal, ¿deben
repartirse entre todos por igual o los que son más pobres deben recibir más?
AMM
Deben repartirse entre todos por igual
Los que son más pobres deben recibir más
No sabe
Total
Resto del Estado
Frecuencia
Porcentaje
143
292
4
439
32.6
66.5
0.9
100.0
Frecuencia
113
264
1
378
Porcentaje
29.9
69.8
0.3
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
97
Cuadro 7.7 Los beneficios de los programas sociales del Gobierno Estatal, ¿deben
repartirse entre todos por igual o los que participen más deben recibir más?
AMM
Deben repartirse entre todos por igual
Los que son participen más deben recibir más
Otra
No sabe
No contestó
Total
Resto del Estado
Frecuencia
Porcentaje
340
90
0
8
1
439
77.4
20.5
0.0
1.8
0.2
100.0
Frecuencia
267
108
1
1
1
378
Porcentaje
70.6
28.6
0.3
0.3
0.3
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 7.8 ¿Qué tanto cree que sirven las ayudas del gobierno para
construir el bienestar de nuestros hijos?
AMM
Mucho
Bastante
Poco
Nada
No sabe
No contestó
Total
Resto del Estado
Frecuencia
Porcentaje
125
119
162
23
9
1
439
28.5
27.1
36.9
5.2
2.1
0.2
100.0
Frecuencia
Porcentaje
94
64
196
16
8
0
378
24.9
16.9
51.9
4.2
2.1
0.0
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 7.9 ¿Por qué considera que ayudan poco?
AMM
Frecuencia
No hay ayuda
Suben los precios
Es muy poco lo
que dan
No sabe
No contestó
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
45
81
51
10.3
18.5
11.6
57
80
57
15.1
21.2
15.1
17
3
197
3.9
0.7
44.9
13
13
220
3.4
3.4
58.2
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
98
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 7.10 ¿Usted o algunos de los que viven en este hogar son beneficiarios de
los programas del Gobierno Estatal? (porcentajes)
Opciones
AMM
Resto
del
Estado
Sí
espontánea
con ayuda
No
NS
NC
a) Atención al Adulto Mayor
3.87
2.05
94.08
0.00
0.00
b) Apoyo para las Personas con
Discapacidad
1.14
1.37
97.49
0.00
0.00
c) Brigadas por una Vida Digna
0.46
1.37
98.18
0.00
0.00
d) Centros de Desarrollo
Comunitarios
1.82
1.37
96.58
0.23
0.00
e) Todos en tu Barrio
0.91
1.14
97.49
0.23
0.23
f) Proyectos Productivos
0.91
0.91
97.95
0.00
0.00
g) Microregiones
0.46
0.68
98.41
0.00
0.00
h) Empleo Temporal
0.68
1.14
98.18
0.00
0.00
a) Atención al Adulto Mayor
2.4
1.9
94.2
1.3
0.3
b) Apoyo para las Personas con
Discapacidad
2.1
0.5
95.8
1.3
0.3
c) Brigadas por una Vida Digna
0.3
0.3
97.9
1.3
0.3
d) Centros de Desarrollo
Comunitarios
0.0
0.0
98.4
1.3
0.3
e) Todos en tu Barrio
0.0
0.0
98.4
1.3
0.3
f) Proyectos Productivos
0.0
0.0
98.4
1.3
0.3
g) Microrregiones
0.0
0.0
97.9
1.9
0.3
h) Empleo Temporal
0.0
0.0
98.4
1.3
0.3
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 7.11 AMM*
Cuando usted supo que recibiría una ayuda de los programas del gobierno estatal
¿qué tanto esperaba: muchísimo, mucho, poco o nada (frecuencias)?
Mucho Muchísimo
a) Que le ayudara para poder vivir más dignamente?
b) Que le ayudara a ganar más dinero?
c) Que le ayudara para progresar socialmente?
d) Que le ayudara para sacar a sus hijos adelante?
e) Que le ayudara para obtener los alimentos
diarios que se necesitan?
f) Que le ayudara para la compra de medicamentos?
Poco
Nada
NS
NC
4
2
2
4
4
11
7
6
8
12
19
14
15
14
18
1
8
10
7
0
1
3
3
2
2
0
0
0
0
0
7
10
17
1
1
0
*No se presenta para el resto del estado por ser muy pocas las observaciones.
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
99
Cuadro 7.12 AMM*
Y una vez que las recibió, ¿qué tanto cree que le sirvieron o le están sirviendo: muchísimo,
mucho, poco o nada... (frecuencias)?
Mucho Muchísimo
a) Para poder vivir más dignamente?
b) Para poder ganar más dinero?
c) Para cambiar su vida y progresar socialmente?
d) Para sacar a sus hijos adelante?
e) Para obtener los alimentos diarios que se
necesitan?
f) Ayuda para comprar u obtener medicamentos
Poco
Nada
NS
NC
3
1
4
4
5
17
6
7
7
8
15
16
16
15
23
1
11
9
10
0
0
1
0
0
0
0
0
0
0
0
4
8
22
2
0
0
*No se presenta para el resto del estado por ser muy pocas las observaciones.
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 7.13 ¿Qué tan satisfecho o insatisfecho se siente con los beneficios
sociales que recibe del Gobierno Estatal?
AMM
Frecuencia
Totalmente satisfecho
Satisfecho
Insatisfecho
Total
4
26
7
37
Resto del Estado
Porcentaje
0.9
5.9
1.6
8.4
Frecuencia
Porcentaje
0
22
5
27
0.0
5.8
1.3
7.1
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
100
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 7.14 ¿Qué tan de acuerdo (totalmente de acuerdo, de acuerdo, en desacuerdo o
totalmente en desacuerdo) está usted con las siguientes frases: Los programas de combate
a la pobreza (porcentajes)
Opciones
AMM
Totalmente
Totalmente
De
En
en
deacuerdo acuerdo desacuerdo
desacuerdo
NS
NC
a) Hacen a la gente
dependiente del gobierno?
9.34
37.13
48.97
2.28
2.05
0.23
b) Crean desigualdades entre
la gente de la comunidad?
8.43
45.33
42.14
2.05
1.82
0.23
c) Se usan para fines
electorales?
18.45
46.70
30.75
0.46
2.96
0.23
d) Sólo disminuyen pero no
solucionan el problema?
16.86
62.87
17.08
1.37
0.91
0.68
e) Acostumbran a la gente a
no trabajar lo suficiente?
10.48
42.60
41.91
2.28
2.28
0.46
8.66
48.52
39.64
1.59
1.37
0.23
a) Hacen a la gente
dependiente del gobierno?
3.2
46.3
45.0
1.9
3.7
0.0
b) Crean desigualdades entre
la gente de la comunidad?
4.2
55.8
35.2
2.1
2.4
.3
8.2
59.0
27.0
2.6
2.6
.5
7.9
75.4
14.0
.8
1.3
.5
e) Acostumbran a la gente a
no trabajar lo suficiente?
4.2
52.6
36.2
4.0
2.9
0.0
f) Crean conflictos en las
comunidades?
4.5
57.7
30.4
2.9
4.5
0.0
f) Crean conflictos en las
comunidades?
c) Se usan para fines
electorales?
Resto
del
Estado d) Sólo disminuyen pero no
solucionan el problema?
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
101
Sección 8. Información de los hogares y viviendas de la muestra
Características demográficas
Conocer la opinión que tienen los pobres del estado de Nuevo León, cuáles son sus
metas y objetivos y las condiciones que ellos desearían tener para alcanzar su bienestar,
es importante para generar una base empírica que fundamente las acciones dirigidas a
disminuir la pobreza en el estado.
Las características de la población, como el nivel de educación, el ingreso y el sexo de
la persona que funge como jefe de familia, entre otros, son elementos que también
colaboran en la definición de pobreza o son particularidades que influyen para que una
familia tenga o mantenga cierto nivel de bienestar.
En general, el sexo de quienes viven en los hogares de los polígonos de pobreza en el
estado de Nuevo León parece no ser una variable determinante, la población de estos
grupos es el 50% del sexo femenino y el 50% del sexo masculino, en el caso de quienes
viven en el AMM, mientras que en el resto del estado hay ligeramente más mujeres que
hombres, 52% y 48% respectivamente (cuadro 8.1)
Como es característico en las familias mexicanas, tanto en el AMM como en el resto del
estado, el jefe de familia es del sexo masculino; contrario a lo que se pensaría, un mayor
número de hogares del resto del AMM está liderado o encabezado por una mujer, ello
se aprecia en el cuadro 8.2, el 75% de las familias tiene como jefe a un hombre y el 25%
a una mujer, mientras que en el área urbana el 81% el jefe es hombre y el 19% mujer.
Cuadro 8.1 Sexo de las personas que habitan las viviendas,
según su lugar de residencia
AMM
Hombre
Mujer
No contestó
Total
Resto del Estado
Frecuencia
Porcentaje
961
971
8
1940
49.5
50.1
0.4
100.0
Frecuencia
Porcentaje
379
405
3
784
48.2
51.5
0.4
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
102
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 8.2 Sexo de los jefes de familia
AMM
Frecuencia
Hombre
Mujer
Total
Resto del Estado
Porcentaje
356
83
439
Frecuencia
Porcentaje
149
49
198
81.1
18.9
100.0
75.3
24.7
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
La población que vive en los polígonos de pobreza del estado es relativamente joven, la
edad promedio de los habitantes del AMM es 26 años, y de 29 años para quienes habitan
los polígonos de pobreza del resto de las comunidades del Estado.
Otro factor que podría incidir en la situación económica de estas personas es su estado
civil, tanto en el AMM como en los municipios del resto del estado, la mayor parte de
estas personas (61% y 63%) es casado o ha estado casado, ver el cuadro 8.3. Esta
característica o condición incurre en el progreso personal, en el caso de las mujeres
porque dejan de estudiar o trabajar para dedicarse al hogar, y en el caso de los hombres
porque en lugar de estudiar deben trabajar para mantener a su familia; ellos, no sólo
dejan de estudiar, sino también dejan de ahorrar, puesto que la mayor parte de su ingreso
se dedica al consumo inmediato.
Cuadro 8.3 Estado civil de las personas mayores de 12 años
AMM
Frecuencia
Vive en unión libre
142
Es separado (a)
42
Es divorciado (a)
22
Es viudo (a)
68
Es casado (a) sólo por el civil 257
Es casado (a) sólo por la
16
iglesia
420
Es casado (a) por lo civil y
por la iglesia
605
Es soltero (a)
6
Sin respuesta
1578
Total
Resto del Estado
Porcentaje
válido
Porcentaje
acumulado
Frecuencia
Porcentaje
Porcentaje
válido
acumulado
9
2.7
1.4
4.3
16.3
1
9
11.7
13.1
17.4
33.7
34.7
37
17
11
25
109
2
6.0
2.8
1.8
4.0
17.6
0.3
6.0
8.7
10.5
14.6
32.2
32.5
26.6
61.3
187
30.3
62.8
38.3
0.4
100.0
99.6
100
223
7
618
36.1
1.1
100.0
98.9
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Se dice que el origen de las personas afecta su crecimiento, sobre todo si sus
particularidades físicas o de lenguaje son evidentes se encontró que un bajo porcentaje
de estas personas habla algún dialecto indígena (1.1% en el AMM y 0.5% en el resto
del estado), por lo que éste no es un factor que influya en el bienestar de este sector
de la población neoleonesa.
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
103
Características socioeconómicas
Las características educativas de las personas son indicio de pobreza o bienestar, los
más educados tienen más y mejores oportunidades de acceder a los empleos mejor
pagados, y por ende tienen más posibilidad de mejorar su bienestar.
La mayor parte de la población del estado (más del 90%) que vive en estos polígonos
sabe leer y escribir, como se muestra en el cuadro 8.4.
Cuadro 8.4 Personas mayores de 5 años que saben
leer y escribir
AMM
Frecuencia
SÍ
No
No sabe
No respondió
Total
1616
170
4
2
1792
Resto del Estado
Porcentaje
90.2
9.5
0.2
0.1
100
Frecuencia
674
54
1
1
730
Porcentaje
92.3
7.4
0.1
0.1
100
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Si se considera solamente al grupo de personas con más de 5 años, se encuentra que:
el 38% sólo tiene estudios de primaria y el 34% de secundaria, por lo que es posible
decir que la población de 5 años o más que vive en el AMM y que no cuenta con un nivel
de estudios más alto, tiene pocas posibilidades de acceder a un empleo "bien" pagado.
Este hecho es más notorio para el caso de quienes viven en el resto del estado, pues
un mayor número de ellos tiene solamente estudios de primaria (46%) y otro 34% sólo
estudió hasta secundaria.
Como el nivel de educación de este tipo de personas es bajo, se espera que el ingreso
derivado de su trabajo sea bajo. En el AMM el 41.3% de la población tiene trabajo y de
estos el 70% son hombres y su ingreso mensual es menor a 5 mil 497 pesos o 4 salarios
mínimos diarios (cuadros 8.5, 8.6 y 8.7).
En el caso de las personas que viven en los polígonos de pobreza ubicados en el resto
del estado, se obtienen los resultados esperados tan sólo el 37% cuenta con trabajo (ver
cuadro 8.7), la mayor parte de estos son del sexo masculino (71%) y el ingreso de un
poco más de la mitad de estos trabajadores es de dos salarios mínimos diarios.
104
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 8.5 Actividad que realizan las personas mayores de 8 años
AMM
Porcentaje
Porcentaje
válido
acumulado
695
14
40.5
0.8
40.5
41.3
247
8
36.1
1.2
36.1
37.2
27
312
379
1.6
18.2
22.1
42.9
61.1
83.2
25
146
165
3.6
21.3
24.1
40.9
62.2
86.3
71
4.1
87.3
23
3.4
89.6
24
1.4
88.7
10
1.5
91.1
190
3
1715
11.1
0.2
100
99.8
100
60
1
685
8.8
0.1
100
99.9
100.0
Frecuencia
Trabajan
No están trabajando,
pero tenía trabajo
Buscan trabajo
Estudiantes
Se dedica a los
quehaceres del hogar
Está jubilado (a) o
pensionado (a)
Está incapacitado (a)
permanentemente para
trabajar
No trabajan
No contestó
Total
Resto del Estado
Frecuencia
Porcentaje
Porcentaje
válido
acumulado
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 8.6 Tiempo que se dedica al trabajo
AMM
Frecuencia
Tiempo completo
Tiempo parcial
No sabe
No contestó
Total
614
85
3
7
709
Resto del Estado
Porcentaje
válido
Porcentaje
acumulado
Frecuencia
86.6
98.6
99
100
86.6
12
0.4
1
100
Porcentaje
Porcentaje
válido
acumulado
200
49
78.4
19.2
78.4
97.6
6
255
2.4
100.0
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Cuadro 8.4 Personas mayores de 5 años que saben leer y escribir
AMM
Frecuencia
Menos de un SM (a lo más $ 1374)
Entre 1 y 2 SM
(más de $ 1,374 y menos de $ 2,748)
Entre 2 y 4 SM
(más de $ 2,748 y menos de $ 5,497)
Entre 4 y 8 SM
(más de $ 5,497 y menos de $ 10,994)
Entre 8 y 20 SM
(más de $ 10,994 y menos de $ 20,486)
Entre 20 y 40 SM
(más de $ 20,486 y menos de $ 54,972)
No recibe ingresos
No sabe
No respondió
Total
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
78
142
11.0
20.1
50
89
19.6
34.9
291
41.2
79
31.0
57
8.1
16
6.3
9
1.3
1
0.4
1
0.1
1
0.4
10
112
9
707
1.4
15.8
1.3
100
1
11
7
255
0.4
4.3
2.7
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
105
Las prestaciones son otra forma de ingreso, contar o no con ellas puede afectar el
bienestar de los trabajadores y por consiguiente el de sus familias. De las personas que
tienen empleo y que viven en el AMM, aproximadamente el 50% cuenta con algunas
prestaciones laborales, tales como el servicio médico y el aguinaldo, y sólo el 36% tiene
como prestación el reparto de utilidades (ver el cuadro 8.8).
Un porcentaje menor de personas que vive en el resto del estado es favorecido con estos
beneficios laborales (cuadro 8.8). Como ejemplo se tiene el siguiente: mientras que el
49% de las personas que trabajan y viven en los polígonos de pobreza del AMM reciben
vacaciones pagadas, tan sólo el 33% de quienes viven en el resto del estado es beneficiado
con esta prestación.
Cuadro 8.8 Prestaciones laborales de las personas que trabajan
(porcentajes)
AMM
Resto
del
Estado
Vacaciones
pagadas
Aguinaldo
Sí
No
No sabe
No contestó
49.1
42.6
6.5
1.8
53.3
38.4
5.5
2.8
Sí
No
No sabe
No contestó
33.1
60.6
5.6
0.8
39.4
54.6
5.2
0.8
Servicio médico
(IMSS, ISSSTE
u otro)
Ahorro para el retiro
(SAR o AFORE)
36.8
53.5
6.5
3.2
59.0
34.6
3.4
3.1
50.2
39.5
6.8
3.5
25.9
66.9
6.4
0.8
43.0
53.8
2.4
0.8
33.5
59.8
6.0
0.8
Reparto de
utilidades
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Con el objeto de mejorar el nivel de vida y bienestar de los grupos de población más
pobres, tanto el Gobierno Federal como el Estatal han implementado programas de ayuda
tales como los programas "Oportunidades" o "Ayuda a las personas discapacitadas", sin
embargo, como se observa en el cuadro 8.9, un grupo reducido de está población, sin
considerar su lugar de residencia, obtiene ingresos mediante los programas de ayuda
que se han efectuado.
106
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 8.9 Personas que reciben ingreso por fuentes distintas del empleo
(porcentajes)
Jubilación o
pensión
Ayuda de
familiares
desde otro
país
Alquiler
(renta) o
intereses
bancarios)
Ayuda de
Programa
del Adulto
Mayor
4.74
0.82
0.05
0.98
0.1
0.1
0.1
0.05
Resto 2.67
del
Estado
0.64
0.13
0.38
0.25
0.89
0.13
0.76
AMM
Ayuda a
Otros
Beca o ayuda
Programa
personas
programas
de otras
Oportunidades
discapacitadas
estatales instituciones
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Características de las viviendas
Determinar o establecer quién es pobre no es una tarea fácil, el concepto es subjetivo,
por ello, no solamente las características de las personas son parte de los indicadores,
se considera también su forma de vivir, las particularidades de las viviendas y los bienes
que posee la familia.
¿Qué características poseen las viviendas de las familias que son consideradas como
pobres y cuáles son las deseables para que la familia no sea considerada como tal ni
se sienta pobre?
Se espera que en las áreas y zonas urbanas el 100% o casi la totalidad de las viviendas
estén equipadas con energía eléctrica y agua entubada dentro de la vivienda, pues es
más barato para las autoridades de los estados y municipios que estos servicios lleguen
a las áreas urbanas que a aquéllas que no lo son.
En el estado de Nuevo León, la mayor parte de las familias que se encuentran dentro de
los polígonos de pobreza cuenta con energía eléctrica, tan sólo el 0.2% de las casas
habitación de las familias del AMM no la tiene, como se muestra en el cuadro 8.10.
Cuadro 8.10 ¿Hay luz eléctrica en esta vivienda?
Frecuencia
Porcentaje
AMM
Sí
No
Total
438
1
439
99.8
0.2
100.0
Resto del Estado
Sí
No
Total
200
200
100.0
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los
pobres de NL".
Como se espera, un porcentaje mayor de las familias del AMM tiene agua entubada
dentro de su vivienda (93.2%) mientras que, un menor porcentaje, el 77.5% de las casas
habitación de las familias que vive en el resto del estado cuenta con este servicio dentro
de la propiedad (cuadro 8.11).
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
107
Cuadro 8.10 ¿Hay luz eléctrica en esta vivienda?
Frecuencia
AMM
Resto del Estado
Porcentaje
Porcentaje
válido
acumulado
Dentro de la vivienda?
Fuera de la vivienda, pero
dentro del terreno?
No disponen de agua
entubada?
Total
409
93.2
23
7
5.2
1.6
439
100.0
Dentro de la vivienda?
Fuera de la vivienda, pero
Dentro del terreno?
No disponen de agua
entubada?
Total
155
33
77.5
16.5
77.5
94.0
12
6.0
100.0
200
100.0
93.2
98.4
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de Nuevo León".
Otro factor que se relaciona con las condiciones de higiene de las familias y por consiguiente
con su bienestar, es contar con baño conectado al drenaje. Aunque cerca del 100% de
las casas habitación ubicadas dentro de los polígonos de pobreza del estado cuenta con
baño, ya sea dentro de la vivienda o fuera de ella (gráfica 8.1), no todos tienen conexión
con el agua entubada o drenaje, lo cual podría ser un foco de infección (cuadro 8.12);
los habitantes de los grupos de población cuya vivienda carece de esta característica,
en mayor porcentaje son aquellos que se ubican en los polígonos pobres que están en
el resto del estado.
Gráfica 8.1 ¿Tiene escusado (baño) esta vivienda:
AMM
22.3%
Resto del Estado
2.5%
0.2%
29.5%
68%
77.5%
Dentro de la vivienda?
108
Fuera de la vivienda, pero dentro del terreno?
No contestó
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 8.12 ¿Tiene el escusado (baño) conexión con agua?
Porcentaje
válido
acumulado
Porcentaje
Frecuencia
AMM
Sí
No
Total
396
43
439
90.2
9.8
100
90.2
100
Resto del Estado
Sí
No
No contestó
Total
157
38
5
200
78.5
19
2.5
100.0
78.5
97.5
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
El número de habitaciones que tiene la casa es un indicador del grado de hacinamiento
de la familia, revela también la comodidad con la que vive la familia, en promedio, estas
viviendas son de tres cuartos, de los cuales dos se usan para dormir (cuadro 8.13).
Cuadro 8.13 Número de cuartos en la vivienda
Número de cuartos que tiene la
vivienda sin contar el baño y la cocina
Promedio
Número de cuartos que
se usan para dormir
3
2
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
El material con el cual fue construida la vivienda indica qué tan agradablemente se vive
ahí; en este sentido, es más cómodo habitar una vivienda con techo de cemento que una
con techo de lámina, pues el cemento evita las corrientes de aire y con una casa cuyo
piso es de mosaico o cemento se disminuye el riesgo de que haya focos de infección;
considerando este último factor, se observa en el cuadro 8.14 que cerca del 100% de
estas viviendas tiene piso de cemento, mosaico, madera u otro material.
Cuadro 8.14 ¿De qué material es la mayor parte del piso de esta vivienda?
AMM
Frecuencia
Tierra
Cemento
Madera, mosaico u otros recubrimientos
Total
12
303
124
439
Resto del Estado
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
2.7
69.0
28.2
100.0
3
181
16
200
1.5
90.5
8.0
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Las condiciones generales de la vivienda muestran, como ya se mencionó, cómo vive una
familia y la posesión de bienes indica también qué tan cómodamente se vive.
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
109
Una familia con refrigerador tiene la posibilidad de almacenar alimentos perecederos y
quienes poseen estufa disponen de más tiempo para realizar otras actividades en lugar
de ir a buscar leña o algún otro combustible para cocinar; también se tiene más tiempo
para realizar otras actividades cuando se tiene lavadora.
Comparando las familias que viven en el AMM con las que habitan en el resto del estado,
como se espera, un mayor porcentaje de las primeras posee bienes tales como lavadora,
refrigerador o licuadora (cuadro 8.15).
Cuadro 8.15 La vivienda cuenta con el siguiente mobiliario de línea blanca:
(porcentajes)
Radio o
radiograbadora
AMM
Sí
No
No contestó
Resto del Sí
Estado
No
Televisor
Videocasetera
73.6
26.2
0.2
98.6
1.1
0.2
50.6
49.2
0.2
65.5
34.5
98.5
1.5
31.0
69.0
tocadiscos, modular
o equipo de discos
compactos
Computadora
15.7
84.0
0.2
8.5
91.5
40.0
60.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
Otros bienes que con el tiempo se han consolidado como necesarios son el teléfono y
el automóvil, más del 50% de las familias que habita en los polígonos de pobreza ya
cuentan con este tipo de bienes, según se observa en el cuadro 8.17.
Cuadro 8.17 La vivienda está equipada también con lo siguiente:
(porcentajes)
AMM
Calentador para
agua (boiler)
Sí
No
No contestó
38.3
61.5
0.2
Resto del Estado
Automóvil o
camioneta Teléfono
propio
32.8
66.9
0.2
Calentador para Automóvil o
camioneta
agua (bóiler)
propio
61.1
38.7
0.2
21.0
79.0
-
35.0
65.0
-
Teléfono
38.5
61.5
-
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de NL".
110
Consejo de Desarrollo Social
Sección 9. Diseño de la muestra
Área Metropolitana de Monterrey
Población
La población objetivo estuvo formada por los adultos, personas de 18 o más años de
edad, al momento de la entrevista y que se encontraran radicando en alguno de los 53
Polígonos de Pobreza Patrimonial del Área Metropolitana de Monterrey (AMM). Los
resultados del Censo 2000 se utilizaron para formar el marco muestral. Se estimó que
en el 2006, el tamaño de la población objetivo (N) era de 1 millón 093 mil 335 adultos,
radicando en una de las 12 mil 548 manzanas de los nueve municipios que conforman
el AMM (Apodaca, García, San Pedro Garza García, General Escobedo, Guadalupe, Juárez,
Monterrey, San Nicolás de los Garza y Santa Catarina).
Diseño de muestreo
Dado que se tiene información detallada, actualizada y confiable sobre la ubicación
geográfica de la población objetivo, se decidió utilizar el muestreo irrestricto aleatorio.
Tamaño de la muestra
En la determinación del tamaño de la muestra (n = 462) se consideró que la proporción
(p) es el principal parámetro a estimar y que se deseaba trabajar con un 95% de confianza
(a=.05). Además, se estableció un límite de error de estimación de .045 (±4.5%) y se
decidió emplear el enfoque conservador (p = ½). En el cuadro 9.1 se presenta la
distribución de la muestra por municipio del AMM.
Metodología para obtener la muestra
Se seleccionó una muestra simple aleatoria de 462 hogares, del total de 336 mil 603.
Los hogares se ubicaron de acuerdo al Municipio, Área Geoestadística Básica (AGEB) y
Manzana a la que pertenecían. Para cada hogar en la muestra se encontró la manzana
en la que estaba ubicado, y del total de hogares que formaban la manzana, de manera
aleatoria se seleccionó uno. Dado que no se tenían las direcciones de los hogares, para
la ubicación de éstos el entrevistador se situó en la esquina más al noreste de la manzana
que contenía al menos un hogar en la muestra y desplazándose en sentido contrario al
movimiento de las manecillas del reloj contó los hogares hasta encontrar el (los) que
formaba(n) parte de la muestra. Después de haber localizado el hogar en donde se llevaría
a cabo la entrevista, se solicitó información de los adultos (edad y sexo) radicando en
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
111
dicho lugar. Para cada hogar en la muestra, primero se procedió a formar una lista de
sus adultos, iniciando con las mujeres ordenadas de menor a mayor edad y terminando
con los hombres de igual manera. Posteriormente, del total de adultos del hogar se
seleccionó uno al azar, siendo éste al que se le aplicaría el cuestionario de opinión.
Cuando las condiciones lo permitieron se efectuó la entrevista en la primera visita, de
otro modo se programó revistar la vivienda.
Cuadro 9.1 Distribución de la muestra del AMM, por Municipio
No
Clave
Nombre del Municipio
1
2
3
4
5
6
7
8
9
19006
19018
19019
19021
19026
19031
19039
19046
19048
APODACA
GARCÍA
SAN PEDRO GARZA GARCÍA
GENERAL ESCOBEDO
GUADALUPE
JUÁREZ
MONTERREY
SAN NICOLÁS DE LOS GARZA
SANTA CATARINA
Total
Hogares
39
6
3
48
88
16
183
44
35
462
Resto del Estado de Nuevo León
Población
La población objetivo estuvo formada por los adultos, personas de 18 o más años de
edad, que al momento de la entrevista se encontraran radicando en alguno de los 15
Polígonos de Pobreza Patrimonial ubicados fuera del Área Metropolitana de Monterrey
(FAMM). Los resultados del Censo 2000 se utilizaron para formar el marco muestral. Se
estimó que en el 2006, el tamaño de la población era de M = 56 mil 294 adultos,
radicando una de las mil 525 manzanas de los doce municipios que conforman lo que
se llamará FAMM (Abasolo, Allende, Anáhuac, Cadereyta Jiménez, Ciénega de Flores,
Doctor Arroyo, Iturbide, Linares, Mier y Noriega, Montemorelos, Sabinas Hidalgo y Salinas
Victoria).
Diseño de muestreo
Dado que se tiene información detallada, actualizada y confiable sobre la ubicación
geográfica de la población objetivo, se decidió utilizar el muestreo por conglomerados
unietápico. El conglomerado fue el hogar y la población objetivo se encuentra distribuida
en N = 18 mil 965 hogares.
112
Consejo de Desarrollo Social
Tamaño de la muestra
En la determinación del tamaño de la muestra (n = 200 hogares o conglomerados) se
consideró que la proporción (p) es el principal parámetro a estimar y que se deseaba
trabajar con un 95% de confianza (a=.05). Además, se estableció un límite de error de
estimación de .07 (±7%), se decidió emplear el enfoque conservador (p= ½) y se usó
una tasa de no respuesta en hogares inferior al 3% . En la tabla 1 se presenta la
distribución de los hogares para la población y para la muestra por municipio fuera del
Área Metropolitana de Monterrey.
Metodología para obtener la muestra
Se seleccionó una muestra simple aleatoria de 200 hogares, del total de 18 mil 965.
Los hogares se ubicaron de acuerdo al Municipio, Área Geoestadística Básica (AGEB) y
Manzana a la que pertenecían. Para cada hogar en la muestra se encontró la manzana
en la que estaba ubicado, y del total de hogares que formaban la manzana, de manera
aleatoria se seleccionó uno. Dado que no se tenían las direcciones de los hogares, para
la ubicación de éstos el entrevistador se situó en la esquina más al noreste de la manzana
que contenía al menos un hogar en la muestra y desplazándose en sentido contrario al
movimiento de las manecillas del reloj contó los hogares hasta encontrar el (los) que
formaba(n) parte de la muestra. Después de haber localizado el hogar en donde se llevaría
a cabo la entrevista, se le intentó aplicar el cuestionario de opinión a cada uno de los
adultos radicando en dicho hogar. Cuando las condiciones lo permitieron se efectuó la
entrevista en la primera visita, de otro modo se programó revisitar la vivienda.
Tabla 1 Distribución de los hogares en la población y en la muestra
fuera del Área Metropolitana de Monterrey, por Municipio
No
Clave
Nombre del Municipio
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
19001
19004
19005
19009
19012
19014
19030
19033
19036
19038
19044
19045
Abasolo
Allende
Anáhuac
Cadereyta Jiménez
Ciénega de Flores
Doctor Arroyo
Iturbide
Linares
Mier y Noriega
Montemorelos
Sabinas Hidalgo
Salinas Victoria
Total
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
Hogares en la
población
Hogares en
la muestra
313
699
1 651
4 755
687
961
268
4 865
229
3 346
490
701
18 965
3
4
24
48
7
9
3
54
1
33
6
8
200
113
Diseño y tamaño de la muestra del estudio: "Lo que dicen los pobres"
radicados en los polígonos de pobreza del estado de Nuevo León
Dado que se desea hacer inferencia para el total de adultos del estado de Nuevo León
con residencia en algún polígono de pobreza patrimonial, así como para dos subpoblaciones
(1) aquellos adultos radicando en polígonos dentro del la zona urbana y (2) los que se
ubican fuera del Área Metropolitana de Monterrey, el diseño de muestreo empleado fue
el aleatorio estratificado.
Los 68 polígonos de pobreza patrimonial que contiene Nuevo León se dividieron en dos
estratos, al primero se le llamará urbano (o dentro del AMM) el cual contiene 53 polígonos,
y al segundo rural (no urbano o fuera del AMM) conformado por 15 polígonos. En la tabla
1 se presentan los 21 municipios (9 urbanos y 12 rurales) que cuentan con al menos
un polígono, así como la estimación del total de adultos que en el 2006 se encuentran
en pobreza patrimonial, por municipio.
Tabla 1 Distribución de los municipios por estrato y adultos por municipio
Estrato
Urbano
o AMM
No
Urbano
o Rural
No
Clave
Nombre del Municipio
1
2
3
4
5
6
7
8
9
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
19006
19018
19019
19021
19026
19031
19039
19046
19048
19001
19004
19005
19009
19012
19014
19030
19033
19036
19038
19044
19045
Apodaca
García
San Pedro Garza García
General Escobedo
Guadalupe
Benito Juárez
Monterrey
San Nicolás de los Garza
Santa Catarina
Abasolo
Allende
Anáhuac
Cadereyta Jiménez
Ciénega de Flores
Doctor Arroyo
Iturbide
Linares
Mier y Noriega
Montemorelos
Sabinas Hidalgo
Salinas Victoria
Polígonos (a)
Adultos(b)
7
3
2
9
12
7
13
5
6
1
1
1
1
1
1
1
1
1
3
1
2
98 930
13 266
11 270
85 290
241 848
21 831
428 258
110 760
81 882
917
1 876
4 824
14 216
1 828
2 960
674
15 077
724
9 728
1 563
1 907
a) Algunos polígonos del AMM se ubican en más de un municipio; (b) Estimados
FUENTE: Dirección de Planeación, Estadística y Evaluación, Consejo de Desarrollo Social del Gobierno del Estado de Nuevo
León con datos del XII Censo de Población y Vivienda, 2000 (INEGI) procesados por la Secretaría de Desarrollo Social
En la tabla 2 se observa que el tamaño (M) de la población objetivo, adultos (personas
de 18 o más años de edad) que al momento de la entrevista se encontraran radicando
en alguno de los 68 polígonos de pobreza patrimonial, fue de 1 millón 149 mil 629. Dicha
población se encuentra distribuida en 14 mil 073 manzanas, de las cuáles 13 mil 186
(93.7%) cuentan con al menos un adulto, el total de hogares pobres (N) fue de 355 mil
568. Con respecto al promedio de adultos; por manzana fue 87.19 y por hogar 3.23.
114
Consejo de Desarrollo Social
El estrato urbano (dentro del AMM) presenta los porcentajes más altos, tanto para adultos
pobres (95.1%) como para hogares en pobreza (94.7%). El tamaño del estrato urbano
(M1) es 1 millón 093 mil 335, mientras que para el estrato rural (M2) se tiene a 56 mil
294 adultos pobres. Además de la diferencia en tamaño, los estratos contrastan
fuertemente en el promedio de hogares por manzana (28.64 contra 13.23) así como en
el promedio de adultos por manzana (93.03 contra 39.28), ver Tabla 2.
Tabla 2 Estadísticas descriptivas para manzanas, hogares y adultos
que forman la población objetivo, por estrato
Totales
Estrato
Manzanas
1. Dentro del AMM
o Urbano
2. Fuera del AMM
o Rural
Total
Manzanas(a)
12 548
11 753
1 525
1433
14 073
13 186
Promedio
Hogares
Adultos
336 603 1 093 335
Hogares por
Manzana(a)
Adultos por Adultos
Manzana(a) por Hogar
28.64
93.03
3.25
56 294
13.23
39.28
2.97
355 568 1 149 629
26.97
87.19
3.23
18 965
(a) En donde radique al menos un adulto
FUENTE: Dirección de Planeación, Estadística y Evaluación, Consejo de Desarrollo Social del Gobierno del Estado de Nuevo León con datos
del XII Censo de Población y Vivienda, 2000 (INEGI) procesados por la Secretaría de Desarrollo Social
Estrato 1. Dentro del Área Metropolitana de Monterrey (Urbano)
En el estrato urbano, el número de adultos y el número de hogares por manzana (en
donde tenga residencia al menos un adulto) muestran gran variabilidad, fluctuando la
primer variable desde uno hasta 751 adultos, y la segunda desde uno hasta 258 hogares,
con desviaciones estándar de 58.57 y 17.36 respectivamente, ver tabla 3.
Tabla 3 Estadísticas descriptivas para el número de adultos y el total
de hogares, por manzana(a), en la población urbana
Variable
Valor Mínimo
1er Cuartil
Media
Mediana
3er Cuartil
Valor
máximo
DE
Total
Adultos
Hogares
1
1
51
16
93.0
28.6
84
26
125
38
751
258
58.57
17.36
1 093 335
336 603
(a) En donde radique al menos un adulto; Man1 = 11 75
En la tabla 4 se observa que la distribución del número de manzanas por municipio del
AMM, totales (m1) y habitadas por al menos un adulto (m2), es muy similar.
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
115
Población urbana La población objetivo, en este estrato, estuvo formada por los adultos,
personas de 18 o más años de edad, que al momento de la entrevista se encontraran
radicando en alguno de los 53 Polígonos de Pobreza Patrimonial del Área Metropolitana
de Monterrey (AMM). Los resultados del XII Censo de Población y Vivienda 2000 (INEGI)
se utilizaron para formar el marco muestral. Se estimó que en el 2006, el tamaño de la
población objetivo (M1) era de 1 millón 093 mil 335 adultos, radicando en 11 mil 753
manzanas que se ubican en nueve municipios que conforman el AMM (Apodaca, García,
San Pedro Garza García, General Escobedo, Guadalupe, Juárez, Monterrey, San Nicolás
de los Garza y Santa Catarina).
Diseño de muestreo Dado que se tiene información detallada, actualizada y confiable
sobre la ubicación geográfica de la población objetivo, se decidió utilizar el muestreo
irrestricto aleatorio, sin reemplazo.
Este diseño garantiza que para una población de tamaño N1, todas las posibles muestras
de tamaño n1 tengan la misma probabilidad de ser seleccionadas. Además, la probabilidad
de que un elemento particular de la población se encuentre en la muestra es igual a
n1/N1.
Tabla 4 Distribución del número de manzanas (m1) y del número de manzanas con
al menos un adulto (m2) en la población urbana, por municipio del AMM
No
Clave
Municipio
1
2
3
4
5
6
7
8
9
19006
19018
19019
19021
19026
19031
19039
19046
19048
Apodaca
García
San Pedro Garza García
General Escobedo
Guadalupe
Benito Juárez
Monterrey
San Nicolás de los Garza
Santa Catarina
Total
Manzanas
(m2)
Manzanas
(m1)
fr
1 037
201
114
1 305
2 636
362
4 863
1 009
1 021
12 548
porcentaje
fr
8.26
1.60
0.91
10.40
21.01
2.88
38.76
8.04
8.14
100
956
181
104
1 210
2 476
342
4 613
924
947
11 753
porcentaje
8.13
1.54
0.88
10.30
21.07
2.91
39.25
7.86
8.06
100
FUENTE: Dirección de Planeación, Estadística y Evaluación, Consejo de Desarrollo Social del Gobierno
del Estado de Nuevo León con datos del XII Censo de Población y Vivienda, 2000 (INEGI) procesados
por la Secretaría de Desarrollo Social
Tamaño de la muestra En la determinación del tamaño de la muestra (n1 = 462) se
consideró que la proporción (p) es el principal parámetro a estimar y que se desea trabajar
con un 95% de confianza (a=.05). Además, se estableció un limite de error de estimación
de .045 (±4.5%) y se decidió emplear el enfoque conservador (p= ½), en una población
urbana de (N1) 336 mil 603 hogares. En la tabla 5 se presenta la distribución de la
muestra y de la población de hogares por municipio del AMM. Se encontró que la hipótesis
nula de homogeneidad, que establece que la distribución de los hogares en la muestra
a través de los municipios, es igual a la distribución municipal de hogares en la población,
no resultó significativa, (x2(8) = 3.55, p =.895).
116
Consejo de Desarrollo Social
Metodología para obtener la muestra Se seleccionó una muestra simple aleatoria de
462 hogares, del total de 336 mil 603, ver tabla A1. Los hogares se ubicaron
geográficamente de acuerdo al Municipio, Área Geoestadística Básica (AGEB) y Manzana
a la que pertenecían. Para cada hogar en la muestra se encontró la manzana en la que
estaba ubicado y del total de hogares que formaban la manzana, de manera aleatoria
se seleccionó uno. Dado que no se tenían las direcciones de los hogares, para la ubicación
de éstos el entrevistador se situó en la esquina más al noreste de la manzana que
contenía al menos un hogar en la muestra y desplazándose en sentido contrario al
movimiento de las manecillas del reloj contó los hogares hasta encontrar el (los) que
formaba(n) parte de la muestra. Después de haber localizado el hogar en donde se llevaría
a cabo la entrevista, se solicitó información de los adultos (edad y sexo) radicando en
dicho lugar. Para cada hogar en la muestra, primero se procedió a formar una lista de
sus adultos, iniciando con las mujeres ordenadas de menor a mayor edad y terminando
con los hombres de igual manera. Posteriormente, del total de adultos del hogar se
seleccionó uno al azar, siendo éste al que se le aplicaría el cuestionario de opinión.
Cuando las condiciones lo permitieron se efectuó la entrevista en la primera visita, de
otro modo se programó revisitar la vivienda.
Tabla 5 Distribución del número de hogares por municipio del AMM, para la
población urbana y para la muestra irrestricta aleatoria de hogares
No
Clave
Municipio
Población
Total
1
2
3
4
5
6
7
8
9
19006
19018
19019
19021
19026
19031
19039
19046
19048
Apodaca
García
San Pedro Garza García
General Escobedo
Guadalupe
Benito Juárez
Monterrey
San Nicolás de los Garza
Santa Catarina
Total
32 723
4 773
3 165
29 280
73 072
7 676
128 455
32 021
25 438
336 603
%
9.72
1.42
0.94
8.70
21.71
2.28
38.16
9.51
7.56
100
Mia(a)
Total
%
39
6
3
48
88
16
183
44
35
462
8.44
1.30
0.65
10.39
19.05
3.46
39.61
9.52
7.58
100
(a) MIA = Muestra Irrestricta Aleatoria de tamaño n1 = 462 de la población de tamaño N1 = 336 603
hogares
(x2(8) = 3.55, p =.895) La mínima frecuencia esperada es 4.2
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
117
Estrato 2. Fuera del Área Metropolitana de Monterrey (Rural)
Tabla 6 Estadísticas descriptivas para el número de adultos y el total de hogares,
por manzana(a), en la población rural
Variable
Valor Mínimo
1er Cuartil
Media
Mediana
Adultos
Hogares
1
1
18
6
39.3
13.2
33
11
3er Cuartil
51
17
Valor
máximo
256
75
DE
32.44
10.49
Total
56 294
18 965
(a) En donde radique al menos un adulto pobre; Man2 = 1433
Población rural La población objetivo, en el estrato rural o no urbano, estuvo formada
por los adultos, personas de 18 o más años de edad, que al momento de la entrevista
se encontraran radicando en alguno de los 15 Polígonos de Pobreza Patrimonial ubicados
fuera del Área Metropolitana de Monterrey (FAMM). Los resultados del XII Censo de
Población y Vivienda 2000 (INEGI) se utilizaron para formar el marco muestral. Se estimó
que en el 2006 el tamaño de la población era de M2 = 56 mil 294 adultos, radicando en
mil 525 manzanas localizadas en doce municipios que conforman lo que se llamará
FAMM (Abasolo, Allende, Anáhuac, Cadereyta Jiménez, Ciénega de Flores, Doctor Arroyo,
Iturbide, Linares, Mier y Noriega, Montemorelos, Sabinas Hidalgo y Salinas Victoria). En
el 94% (1433) de las manzanas pertenecientes a este estrato se encontraba radicando
al menos un adulto. En la tabla 6 se presentan para la población rural las estadísticas
descriptivas tanto para el número de adultos como para el número de hogares, por
manzana.
Diseño de muestreo Dado que se tiene información detallada, actualizada y confiable
sobre la ubicación geográfica de la población objetivo, se decidió utilizar el muestreo por
conglomerados unietápico. El conglomerado fue el hogar y la población objetivo (adultos)
se encuentra distribuida en N2 = 18 mil 965 hogares.
Tamaño de la muestra En la determinación del tamaño de la muestra (n2 = 200 hogares
o conglomerados) se consideró que la proporción (p) es el principal parámetro a estimar
y que se deseaba trabajar con un 95% de confianza (a=.05). Además, se estableció un
limite de error de estimación de .07 (±7%), se decidió emplear el enfoque conservador
(p = ½) y se usó una tasa de no respuesta, en hogares, inferior al 3%. En la tabla 7 se
presenta la distribución de los hogares para la población y para la muestra por municipio
fuera del Área Metropolitana de Monterrey. En esta tabla se observa que la hipótesis
nula que afirma que la distribución muestral de los hogares, por municipio, es igual a la
distribución poblacional, no se rechaza, (x2(11) = 8.06, p =.708).
118
Consejo de Desarrollo Social
Metodología para obtener la muestra Se seleccionó una muestra simple aleatoria de
200 hogares, del total de 18 mil 965. Los hogares se ubicaron geográficamente de
acuerdo al Municipio, Área Geoestadística Básica (AGEB) y Manzana a la que pertenecían.
Para cada hogar en la muestra se encontró la manzana en la que estaba ubicado, y del
total de hogares que formaban la manzana, de manera aleatoria se seleccionó uno. Dado
que no se tenían las direcciones de los hogares, para la ubicación de éstos, el entrevistador
se situó en la esquina más al noreste de la manzana que contenía al menos un hogar
en la muestra y desplazándose en sentido contrario al movimiento de las manecillas del
reloj contó los hogares hasta encontrar el (los) que formaba(n) parte de la muestra.
Después de haber localizado el hogar en donde se llevaría a cabo la entrevista, se le
intentó aplicar el cuestionario de opinión a cada uno de los adultos radicando en dicho
hogar. Cuando las condiciones lo permitieron se efectuó la entrevista en la primera visita,
de otro modo se programó revisitar la vivienda.
Tabla 7 Distribución del número de hogares por municipio fuera del AMM,
para la población rural y para la muestra irrestricta aleatoria de hogares
No
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
Clave
19001
19004
19005
19009
19012
19014
19030
19033
19036
19038
19044
19045
Municipio
Abasolo
Allende
Anáhuac
Cadereyta Jiménez
Ciénega de Flores
Doctor Arroyo
Iturrbide
Linares
Mier y Noriega
Montemorelos
Sabinas Hidalgo
Salinas Victoria
Total
Población
Mia(a)
Total
%
Total
%
313
699
1 651
4 755
687
961
268
4 865
229
3 346
490
701
18 965
1.65
3.69
8.71
25.07
3.62
5.07
1.41
25.65
1.21
17.64
2.58
3.70
100
3
4
24
48
7
9
3
54
1
33
6
8
200
1.50
2.00
12.00
24.00
3.50
4.50
1.50
27.00
0.50
16.50
3.00
4.00
100
(a) MIA = Muestra Irrestricta Aleatoria de tamaño n2 = 200 de la población de tamaño N2 = 18 965
(x2(11) = 8.06, p =.708) La mínima frecuencia esperada es 2.5
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
119
Tabla A1. Muestra Irrestricta Aleatoria de 462 Viviendas del Área Metropolitana de Monterrey
120
No
Vivienda No
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
32
33
34
35
36
37
38
39
40
41
42
43
44
45
46
47
48
49
50
51
52
53
54
55
56
57
58
59
60
61
62
63
64
65
66
634
2150
3682
4079
4687
4900
5533
6051
6150
6764
7078
7194
8704
9983
10735
10859
11789
12447
13355
15363
16668
17188
17418
17911
21714
23141
23277
23663
23807
24215
24762
24876
25631
26645
28960
30253
30697
31506
31679
33560
34066
35715
36157
36307
36489
39183
39595
39830
41161
41986
43634
43685
43864
43917
43945
44298
44714
44959
45145
46550
46678
47642
48221
48849
51363
51421
67
68
69
70
71
72
73
74
75
76
77
78
79
80
81
82
83
84
85
86
87
88
89
90
91
92
93
94
95
96
97
98
99
100
101
102
103
104
105
106
107
108
109
110
111
112
113
114
115
116
117
118
119
120
121
122
123
124
125
126
127
128
129
130
131
132
Vivienda
52632
52827
53054
54696
55099
55370
55436
55570
56113
57239
58864
59114
59170
59549
60812
61044
61783
62972
62986
64991
65045
65733
65908
66043
66720
67245
67807
68585
6888
5
68888
71206
71253
71387
71392
72778
73454
75699
76415
77534
78006
78741
79070
80635
80777
80784
81425
83102
83423
84431
85338
87983
88717
90829
91512
91881
92068
92154
93101
93974
95926
96586
96629
96975
97084
98659
99420
No
133
134
135
136
137
138
139
140
141
142
143
144
145
146
147
148
149
150
151
152
153
154
155
156
157
158
159
160
161
162
163
164
165
166
167
168
169
170
171
172
173
174
175
176
177
178
179
180
181
182
183
184
185
186
187
188
189
190
191
192
193
194
195
196
197
198
Vivienda
100349
100534
103996
105720
106063
107702
108205
11060
8
110917
112341
113150
113255
114848
115552
116376
117395
118392
118575
118778
119914
120129
121335
122250
122554
122727
122888
124236
124668
124878
124891
126536
126729
128304
128981
129103
129389
130775
132339
133090
134084
134785
135500
136090
137354
137691
138696
138738
138860
139076
139762
141819
142162
143881
143894
143966
144207
144312
144503
145951
146354
146706
147830
147842
147866
148488
149355
No
199
200
201
202
203
204
205
206
207
208
209
210
211
212
213
214
215
216
217
218
219
220
221
222
223
224
225
226
227
228
229
230
231
232
233
234
235
236
237
238
239
240
241
242
243
244
245
246
247
248
249
250
251
252
253
254
255
256
257
258
259
260
261
262
263
264
Vivienda
149689
150644
151235
151572
151593
152205
152547
152689
153203
153970
154129
155351
155628
157676
158710
158776
159650
160016
162135
162191
163543
165217
167694
167710
167920
168192
168877
169526
170468
171103
171376
171481
171570
172748
175807
175848
176121
176159
17695
6
177064
178485
180874
182290
184699
186048
187109
187753
188008
188901
190008
190049
190337
190436
190911
191077
192249
192640
193234
193452
193579
193580
194914
195775
196209
196253
196394
No
265
266
267
268
269
270
271
272
273
274
275
276
277
278
279
280
281
282
283
284
285
286
287
288
289
290
291
292
293
294
295
296
297
298
299
300
301
302
303
304
305
306
307
308
309
310
311
312
313
314
315
316
317
318
319
320
321
322
323
324
325
326
327
328
329
330
Vivienda
196908
197065
197939
199555
199940
200555
201216
202162
202763
202995
203738
204197
204328
204365
205649
205662
206208
207496
208445
208644
209028
209198
210060
210673
210930
213246
213379
213936
214914
216103
216521
218851
220880
221570
223899
223976
224555
224596
225748
226859
227066
227279
228198
228666
229230
229306
229594
230740
231698
232663
232665
232956
233100
233737
233816
234342
236603
236739
238350
238443
238674
239519
241613
241869
244638
246249
No
331
332
333
334
335
336
337
338
339
340
341
342
343
344
345
346
347
348
349
350
351
352
353
354
355
356
357
358
359
360
361
362
363
364
365
366
367
368
369
370
371
372
373
374
375
376
377
378
379
380
381
382
383
384
385
386
387
388
389
390
391
392
393
394
395
396
Vivienda
247919
248086
249127
2491
44
250079
250087
250572
251399
252221
253654
254024
254370
254618
255074
255231
255348
255805
257256
257272
257363
257763
258534
258535
258757
259305
259690
259815
261097
261865
262261
262620
262831
264326
265265
265393
266186
267374
268154
269171
269363
271472
271491
271679
272868
273217
273278
273448
273518
274295
276026
276675
277652
278169
279506
279547
281715
282937
283155
284105
284231
284300
287867
288109
288585
288603
289074
No
397
398
399
400
401
402
403
404
405
406
407
408
409
410
411
412
413
414
415
416
417
418
419
420
421
422
423
424
425
426
427
428
429
430
431
432
433
434
435
436
437
438
439
440
441
442
443
444
445
446
447
448
449
450
451
452
453
454
455
456
457
458
459
460
461
462
Vivienda
289151
289318
289846
290058
291023
291108
292455
295082
295088
297000
297779
298822
299950
299973
301409
302771
303903
304688
304886
304893
305074
305947
306504
306662
307270
307824
308057
308707
309302
309938
310520
312421
313355
313593
313801
314921
314955
314963
315613
316076
316850
317284
317320
318220
319505
320524
320730
320987
321208
323313
323690
323914
324530
326274
328478
328846
329097
329651
330122
331609
332376
333829
334737
334856
335840
336445
Consejo de Desarrollo Social
Tabla A2. Muestra Irrestricta Aleatoria de 200 Viviendas Ubicadas Fuera del
Área Metropolitana de Monterrey
No
Vivienda
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
32
33
34
35
36
37
38
39
40
41
42
43
44
45
46
47
48
49
50
27
135
137
733
756
757
932
1034
1100
1129
1442
1628
1661
1684
1698
1747
1816
1938
2007
2038
2061
2064
2115
2266
2348
2374
2403
2407
2445
2503
2539
2733
2796
3147
3167
3370
3517
3526
3751
3884
3963
3991
4000
4022
4041
4450
4502
4524
4557
4578
No
51
52
53
54
55
56
57
58
59
60
61
62
63
64
65
66
67
68
69
70
71
72
73
74
75
76
77
78
79
80
81
82
83
84
85
86
87
88
89
90
91
92
93
94
95
96
97
98
99
100
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
Vivienda
No
Vivienda
No
Vivienda
4744
4793
4876
4965
5026
5038
5124
5191
5355
5434
5531
5553
5583
5670
5771
5866
6134
6164
6379
6413
6532
6822
6934
7028
7045
7046
7083
7354
7397
7425
7515
7548
7872
7896
7929
8061
8132
8316
8319
8416
8525
8547
8557
8840
8993
9132
9156
9271
9349
9683
101
102
103
104
105
106
107
108
109
110
111
112
113
114
115
116
117
118
119
120
121
122
123
124
125
126
127
128
129
130
131
132
133
134
135
136
137
138
139
140
141
142
143
144
145
146
147
148
149
150
9841
9897
9964
10179
10341
10391
10462
10516
10565
10656
10819
10865
10954
11003
11008
11128
11242
11409
11425
11526
11671
11677
11732
11832
11970
11988
12099
12112
12220
12594
12599
12624
12870
12880
12934
13158
13211
13254
13318
13345
13354
13404
13511
13571
13784
13827
13967
13992
13994
14005
151
152
153
154
155
156
157
158
159
160
161
162
163
164
165
166
167
168
169
170
171
172
173
174
175
176
177
178
179
180
181
182
183
184
185
186
187
188
189
190
191
192
193
194
195
196
197
198
199
200
14132
14142
14401
14489
14508
14764
14973
14992
15029
15081
15107
15255
15539
15548
15601
15989
16120
16134
16315
16422
16531
16545
16579
16658
16754
16806
16878
16900
17127
17323
17565
17592
17610
17730
17731
17744
17958
18025
18053
18112
18157
18212
18338
18348
18362
18486
18533
18783
18784
18811
121
Perfil de la pobreza en Nuevo León
Resultados basados en la encuesta de
ingresos y gastos de los hogares, 2004
Irma Martínez Jasso
La autora es catedrática e investigadora en la Facultad de Economía
de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Actualmente es
Directora del Área de Planeación del Consejo de Desarrollo Social
(CDS) del Gobierno del Estado de Nuevo León. El artículo presentado
es una investigación de la autora y no representa la postura oficial
del CDS en el tema. Un agradecimiento para Erick R. Rodríguez
R., Coordinador del Área de Planeación del CDS por su ayuda en
el procesamiento de las bases de datos.
Índice
Introducción
125
Características metodológicas de la ENIGH
127
La encuesta de ingresos y gastos de los hogares de Nuevo León
128
Definición de la pobreza
131
Medición de la pobreza
132
Incidencia, distribución e intensidad de la pobreza
134
Medición de la incidencia de la pobreza
135
Incidencia de la pobreza en Nuevo León
135
Distribución de la pobreza en Nuevo León
137
Tasa de pobreza de la población total por género y edad
137
Tasas de pobreza según tipo de hogar
139
Tasas de pobreza según ciclo de vida de los hogares
140
Tasa de pobreza por régimen de tenencia de la vivienda habitual
142
Incidencia de la pobreza por nivel educativo
143
Incidencia de la pobreza según la actividad laboral de la PEA
145
Condiciones de vida
146
Equipamiento básico del hogar
146
Tasa de pobreza por grado de urbanización de la vivienda
149
Intensidad de la pobreza
150
Distrubución de los ingresos per cápita de la población pobre y no pobre
150
Sensibilidad de la tasa de pobreza
152
Incidencia, intensidad y severidad de la pobreza
152
Análisis de resultados de los indicadores FGT: la dimensión de género y edad
154
Indicadores FGT: incidencia de la pobreza
155
Indicadores FGT: descomposición de la tasa de pobreza
157
Indicadores FGT: riesgo de pobreza
157
Conclusiones
162
Referencias
164
Anexo 1: Tipología de los hogares y ciclo de vida de las familias
165
Anexo 2: Conceptos y definiciones
166
Anexo 3: Procesamientos con STATA
169
Anexo 4: Indicadores sociales para Nuevo León
170
Introducción
Durante la última década del siglo XX y el primer lustro del XXI, ha surgido a nivel mundial
una amplia variedad de índices y de mediciones de pobreza que buscan responder a las
necesidades planteadas por las tareas de planeación del desarrollo social y económico.
Un ejemplo lo constituye el Índice de Desarrollo Humano (IDH) que es una medición
elaborada para el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). El IDH
es un indicador social compuesto por tres parámetros: 1) vida larga y saludable (medida
según la esperanza de vida al nacer); 2) educación (medida por la tasa de alfabetización
de adultos y la tasa bruta combinada de matriculación en educación primaria, secundaria
y terciaria) y, 3) nivel de vida digno (medido por el PIB per cápita en USD)
Otro indicador que ha sido ampliamente utilizado en México desde la década de los
setenta, es el Índice de Marginación (IM) del Consejo Nacional de Población (Conapo)1,
este índice es una medida de déficit y de intensidad de las privaciones y carencias de
la población en dimensiones relativas a la educación, la vivienda y los ingresos monetarios.
Recientemente, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social
(Coneval)2 generó un Índice de Rezago Social (IRS) y otro Índice de Marginación (IM) y a
partir de estos estimadores el Coneval determina las zonas de atención prioritaria de la
política social, y recomienda se otorgue prioridad a aquellas entidades y municipios que
presentan índices elevados de rezago social, marginación o ambas condiciones.
En especial, el estudio de los indicadores del Coneval demuestra la existencia de una
importante disparidad geográfica respecto a los niveles de bienestar entre las distintas
entidades y municipios. Por ello la política social, junto con otras políticas públicas
aplicadas en todos los niveles de gobierno, deberá centrarse en reducir estas brechas.
El estado de Nuevo León, integrado por 51 municipios con una población a 2005 de
cuatro millones 199 mil personas (50.2% mujeres y 49.7% hombres), presenta una
densidad de población y de actividad económica concentrada en los municipios de
Apodaca, Cadereyta Jiménez, Escobedo, García, Guadalupe, Juárez, San Nicolás de los
Garza, San Pedro Garza García y Santa Catarina que conforman el Área Metropolitana
de Monterrey (AMM). En esta AMM reside casi el 88% de la población del estado.
El dato más reciente del PNUD indicó que Nuevo León, de acuerdo al IDH (2005), ocupó
la posición número dos a nivel nacional después del Distrito Federal y por encima de
Baja California, Coahuila y Chihuahua. Con la información del IDH a nivel municipal (2000)
también se conoce que de los 51 municipios que conforman el estado, 57.14% tiene un
IDH alto, 42.85% lo tiene medio y ninguno de los municipios de Nuevo León tiene IDH
bajos. Los municipios que registran un grado de desarrollo humano alto se localizan en
las áreas urbanas y metropolitanas (municipios que conforman el AMM); mientras que
los municipios con desarrollo humano medio son aquellos ubicados principalmente en
el sur del estado.
1 Mayor información en página electrónica del Conapo: www.conapo.gob.mx
2 Mayor información en página electrónica del Coneval: www.coneval.gob.mx
Perfil de la pobreza en Nuevo León
125
Por otro lado, las estimaciones oficiales de la pobreza por ingreso publicadas por el
Coneval (2005), demuestran que Nuevo León es el segundo estado con menor incidencia
de pobreza de patrimonio, estimada en un 27.5% de la población, siendo los otros estados
Baja California con 9.2, Baja California Sur con 23.5, el Distrito Federal con 31.8 y
Chihuahua con 34.2. Al igual que con el IDH, la incidencia de la pobreza cuando se estudia
a través de los municipios del estado, evidencia que ésta es mayor en las áreas rurales.
En general, los indicadores sociales del PNUD y los elaborados por el Coneval junto con
su medición oficial de la pobreza, demuestran que dentro del contexto nacional existe
evidencia suficiente para calificar a Nuevo León como un estado con alto desarrollo
humano, baja marginación, bajo rezago social y baja incidencia de pobreza; pero los
mismos datos indican que al interior del estado existen disparidades regionales, es decir,
localidades, municipios3, regiones y grupos de población más pobres que el promedio
estatal, y a los cuales la política social y económica regional habrá que integrar al Nuevo
León moderno, urbano, globalizado y prospero, para lograr una mayor cohesión a través
de la reducción de disparidades e inducir un mayor bienestar integral y global.
En el contexto social descrito, el objetivo de este documento es efectuar un diagnóstico
de la situación de la pobreza en Nuevo León. Cuantificar el fenómeno de la pobreza no
está exento de dificultades. Con el fin de crear un marco homogéneo de referencia, el
Coneval ha establecido unas directrices de medición del fenómeno en su informe
"Aplicación de la Metodología del Comité Técnico para la Medición de la Pobreza 20002005"4-5, a partir de los cuales se articula este documento.
La fuente estadística empleada para medir el fenómeno de la pobreza bajo las directrices
del Coneval, es la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) del
Instituto de Estadística Geografía e Informática (INEGI). Se trata de una fuente estadística
que ofrece una amplia variedad de datos, pero cuya disponibilidad representativa
estadísticamente para Nuevo León es el año 2004, refiriéndose por tanto los datos
disponibles a un año. En consecuencia, con el uso de estos datos se pretende ofrecer
una visión estructural de tema.
El documento se ordena en torno a la concepción multidimensional del fenómeno de la
pobreza, que induce a un análisis detallado por grupos de riesgo de acuerdo a la edad,
3De hecho, los municipios pueden ocupar lugares muy diferentes en la clasificación nacional y estatal de acuerdo con el valor
del IDH o en función del PIB per cápita, lo que revela el grado de eficiencia con la que cada una de estas unidades políticoadministrativas transforman los recursos generados por la economía en desarrollo humano. También revela la existencia de
diferentes políticas sociales y económicas, que son las que en última instancia determinan el grado de eficiencia con el que
se logra transformar el producto y los ingresos económicos en desarrollo humano, capacidades y bienestar.
4El documento metodológico completo del CTMP puede consultarse en "Medición de la pobreza: variantes metodológicas y
estimación preliminar", en Székely (coord.), "Números que mueven al mundo: la medición de la pobreza en México", Miguel
Ángel Porrúa, México, 2005, págs. 107-209.
5Consultar "Nota Técnica para la medición de la pobreza con base en los resultados de la Encuesta Nacional de Ingresos y
Gastos de los Hogares, 2002" disponible en
http://www.sedesol.gob.mx/subsecretarias/propspectiva/medición_pobreza/Nota_tecnica_pobreza_2002.pdf
126
Consejo de Desarrollo Social
la tipología y ciclo de vida de los hogares, entre otras características. Se analiza a nivel
global la situación de la actividad laboral en el hogar y el acceso a infraestructura social
básica de la vivienda. Una atención especial requiere la cuestión de género, que se
configura como una constante a lo largo de todo el documento.
Comprender quiénes son los pobres, dónde se encuentran y qué les impide salir de la
pobreza, es fundamental para la eficacia de toda estrategia que busque reducir el
fenómeno en sus distintas dimensiones. Para lograrlo es indispensable que se lleve a
la práctica la vinculación de los diagnósticos, las intervenciones públicas y sus resultados.
El entender la pobreza permite establecer grados de prioridad entre las posibles
intervenciones públicas, en función del impacto previsto sobre la misma. Por lo general,
los programas del sector social son importantes a este efecto, pero las medidas para
fomentar el crecimiento y la capacidad en otros sectores que aumentan los ingresos de
los pobres -como el desarrollo del sector privado- por su potencial de creación de empleo,
las medidas para reducir la inseguridad, el desarrollo regional y la dotación de infraestructura
social, serán de igual importancia en un programa que aborde la pobreza en todas sus
facetas.
Características metodológicas de la ENIGH
En México, las encuestas de ingresos y gastos de los hogares (ENIGH) (también conocidas
como de presupuestos familiares), tienen una gran tradición en la estadística oficial. El
INEGI adoptó la metodología y experiencias de investigación acumuladas en esta área,
para desarrollar y aplicar encuestas de este tipo desde la década de 1980.
Desde entonces y a lo largo del tiempo, la ENIGH se ha constituido en el instrumento
primordial para la medición de la pobreza y la desigualdad, tareas que se han facilitado
por la política de difusión del micro dato por parte del INEGI. Pero además, por la gran
cantidad de datos que genera, la ENIGH es una fuente importante para generar una
multitud temática de estudios sociales y económicos.
Según las notas metodológicas publicadas por el INEGI, y que acompañan las versiones
electrónicas e impresas de las ENIGH's, éstas aplican, desde 1984 (la última se realizó
en 2006) esencialmente el mismo marco conceptual, períodos de referencia, unidades
de análisis, cobertura geográfica, instrumentos de captación, diseño muestral y
procedimientos de operación en campo. Esto las hace ser comparativas a través del
tiempo.
La ENIGH recoge información sobre la distribución, monto y estructura del ingreso y el
gasto de los hogares, con el propósito de evaluar los cambios en el nivel de vida de la
población. Además, ofrece una gran riqueza de información al recoger datos sobre
variables geográficas, demográficas y sociodemográficas de los hogares y de cada uno
de sus miembros; datos sobre la vivienda en que reside el hogar, y sobre la disposición
y disfrute de determinados bienes, servicios y equipamiento del hogar.
Perfil de la pobreza en Nuevo León
127
La ENIGH fue diseñada para ser cubierta en un solo trimestre, el tercer trimestre del año
correspondiente, por ser en esta época en la que se han observado menos variaciones
en el comportamiento de los ingresos y los gastos de las familias. Su metodología de
campo consiste en seleccionar viviendas particulares como unidades de muestreo, y a
los hogares y sus miembros como unidad de observación y análisis. El esquema de
muestreo es estratificado y bietápico ya que las unidades de análisis incluidas en la
muestra, se seleccionan después de dos etapas. En la primera etapa se eligen grupos
de viviendas y en la segunda se seleccionan las viviendas por entrevistar.
El diseño muestral de la ENIGH garantiza su representatividad a nivel nacional y por
localidades urbanas y rurales. Las localidades urbanas están definidas como poblaciones
de 2 mil 500 y más habitantes y las áreas rurales como poblaciones de menos de 2 mil
500 habitantes.
En el ámbito estatal las muestras de la ENIGH no tienen representación estadística, lo
cual es una limitación que impide efectuar estimaciones e inducciones estadísticamente
significativas por estado, o para realizar comparaciones interestatales.
Por el motivo anteriormente expuesto, algunos estados efectúan convenios de colaboración
con el INEGI para la ampliación de la muestra y generar así un tamaño adecuado de la
misma para fines de estudios a nivel estatal.
La ENIGH ha sido objeto de ajustes en la recolección de la información e incrementos
en el tamaño muestral para varios estados del país, en entidades como Coahuila, Veracruz,
Estado de México, Yucatán y Nuevo León, entre otros.
La encuesta de ingresos y gastos de los hogares en Nuevo León
El primer referente de aplicación de una encuesta ingreso-gasto en la región se remonta
a los primeros años de 1960, cuando el Centro de Investigaciones Económicas de la
Facultad de Economía (CIE-UANL) de la Universidad Autónoma de Nuevo León, efectúo
este estudio en el Área Metropolitana de Monterrey (AMM). La segunda aplicación de
una encuesta similar fue en 1994 también para el AMM (Martínez, I., 1995).
El objetivo de ambas investigaciones fue producir información relativa a las fuentes y
montos de ingresos familiares del AMM y su asignación por rubros de gastos en
alimentación, vestido y calzado, vivienda y su mantenimiento, servicios domésticos, salud,
transporte, educación y recreación, así como transferencias y gastos personales diversos.
Sin abundar aquí en la extensa gama de investigaciones que se han derivado de estas
encuestas, se destacan los temas relacionados con la distribución del ingreso y mediciones
de la pobreza, patrones de gasto y consumo de las familias, investigaciones de mercados,
estudios de nutrición, estudios sociodemográficos, diseño y evaluación de políticas
sectoriales, entre otros.
128
Consejo de Desarrollo Social
Sin embargo, todos estos estudios, dadas las características de la muestra de las
encuestas (limitadas al AMM) no tenían inferencia para el estado de Nuevo León y,
carecían de comparabilidad en cuanto a sus resultados sobre indicadores de pobreza y
distribución del ingreso respecto a los obtenidos a nivel nacional. Por lo anterior, aplicar
una ENIGH con representación estatal, siempre fue una tarea de suma importancia
pendiente de realizar.
Esta acción la emprendió el Consejo de Desarrollo Social (CDS), organismo creado dentro
de la administración del Gobierno del Estado de nuevo León (2003-2009), y responsable
de planear y operar programas de desarrollo social enfocado al combate a la pobreza y
atención a grupos vulnerables. El CDS en el inicio de sus actividades (octubre, 2003) se
encontró con la falta de datos para medir la pobreza en el estado, y dada la trascendencia
que sobre la planeación estratégica de las políticas sociales del gobierno tenía el conocer
este fenómeno, decidió establecer un convenio con el INEGI para que en el 2004 por
primera vez con representatividad estatal y de zonas urbanas y rurales fuera levantada
en Nuevo León la ENIGH.
Esta iniciativa ha representado un gran avance en materia de desarrollo social para Nuevo
León, pues del análisis de su información se ha podido conocer la primera medida oficial
de pobreza en el estado, la cual ha constituido un punto de referencia para muchas
acciones como las que siguen.
-Diagnosticar el fenómeno de la pobreza en cuanto a su magnitud, evolución y características
demográficas, sociales, económicas y geográficas.
-Diseñar programas y proyectos sociales tomando en cuenta criterios de focalización de
grupos prioritarios de atención.
-Emplear eficazmente el presupuesto público destinado a programas y proyectos sociales.
-Evaluar el impacto de los programas sociales sobre el bienestar de los beneficiarios.
Además, el mayor número de hogares estudiados en Nuevo León y su adecuada distribución
geográfica, ha permitido incrementar el acervo de investigaciones sociales con rigurosidad
científica para el ámbito local, entre estas investigaciones destacan las siguientes:
"Pobreza urbana y migración"; "Perspectivas del bienestar, distribución del ingreso, hábitos
de consumo y sustentabilidad"; "Una matriz de contabilidad social para Nuevo León";
"Familias y tipos de hogar en Nuevo León. Ciclo de vida, incidencia de la pobreza y enfoque
de género"; "Elaboración de una canasta alimentaria para el Estado de Nuevo León";
"Pobreza extrema en Nuevo León"; "Medición de la desigualdad asociada al capital
humano. Aplicación del índice de Gini en el Área Metropolitana de Monterrey"; entre otras.
La ENIGH 2004 cubrió una muestra de 3 mil 442 hogares en el estado, obteniéndose
una tasa de respuesta efectiva de entrevistas del 88.76% (3,055 hogares). La captación
de la información se realizó del 21 de agosto al 17 de noviembre de 2004 (ver cuadro
1).
Perfil de la pobreza en Nuevo León
129
La muestra a nivel nacional de la ENIGH-04 contiene un total de 22 mil 595 registros en
el nivel de hogar, que equivale a cerca de 26 millones de hogares, de los cuales 3 mil
055 corresponden a Nuevo León (un millón 37 mil hogares). Dentro del total de la muestra,
los hogares en localidades urbanas6 sumaron 15 mil 857 hogares en el nivel nacional
y 2 mil 438 en Nuevo León; mientras que los ubicados en localidades no urbanas fueron
de 6 mil 738 a nivel nacional y de 617 en Nuevo León (cuadro 2). De acuerdo a la ENIGH04, en México y en Nuevo León la mayoría de los hogares reside en áreas urbanas.
Cuadro 1. Tamaño de muestra de la ENIGH por entidad federativa, 1992-2006
Entidad federativa
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
32
33
AGUASCALIENTES
BAJA CALIFORNIA NORTE
BAJA CALIFORNIA SUR
CAMPECHE
COAHUILA
COLIMA
CHIAPAS
CHIHUAHUA
DISTRITO FEDERAL
DURANGO
GUANAJUATO
GUERRERO
HIDALGO
JALISCO
MEXICO
MICHOACAN
MORELOS
NAYARIT
NUEVO LEON
OAXACA
PUEBLA
QUERETARO
QUINTANA ROO
SAN LUIS POTOSI
SINALOA
SONORA
TABASCO
TAMAULIPAS
TLAXCALA
VERACRUZ
YUCATAN
ZACATECAS
AMM CD. DE MÉXICO
(1) MUESTRA EFECTIVA
(2) MUESTRA INEGI
(3)=(2)/(1) Tasa de respuesta
1992
1994
259
190
223
241
263
250
285
264
1,024
258
315
248
256
503
882
191
236
250
498
235
243
261
258
236
262
244
258
258
862
273
251
253
859
193
234
249
885
241
275
274
1,263
273
286
260
248
481
907
243
241
238
494
236
918
261
230
236
285
251
266
217
281
982
246
262
946
10,530 12,815
11,920 12,815
88.34 100.00
1996
1998
246
241
273
272
236
226
827
264
859
292
226
251
282
249
269
264
840 1,012
262
270
873
915
275
291
855
262
841
297
152
229
285
297
246
280
258
236
254
300
808
283
270
317
270
258
254
250
262
275
301
269
284
279
283
952
278
275
250
282
376
290
253
263
275
266
818
14,042
10,952
12,775
85.73
2000
226
264
209
218
289
203
325
247
456
294
288
311
254
345
402
353
197
213
367
238
308
214
194
275
252
251
224
279
232
1,735
234
211
2002
2004
451
383
457
555
247
380
356
527
599
558
337
389
640
673
703
743
1,232 2,964
572
554
617
636
534
667
526
569
541
499
1,021 1,214
613
540
291
480
480
387
420 3,055
669
694
580
587
398
465
365
435
506
557
421
458
524
519
455
460
511
593
332
404
840
811
501
494
428
345
10,108 17,167 22,595
11,781 19,856 25,584
85.80 86.46 88.32
2005
384
550
400
544
554
389
650
776
1,194
561
610
661
590
506
1,226
537
472
401
525
686
1,878
456
444
526
469
1,836
1,798
609
385
1,757
455
345
2006
378
559
312
477
596
412
713
850
1135
556
1889
762
541
657
1161
592
515
335
487
784
618
418
427
521
506
682
458
635
359
1,745
431
364
23,174 20,875
25,908 23,240
89.45 89.82
Fuente: Elaborado en base a los datos de la ENIGH 1992 a 2005. INEG
6 Las localidades urbanas en este apartado se definen como áreas en donde residen 15 mil y más habitantes y las áreas no
urbanas en donde residen menos de 15 mil habitantes.
130
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 2 Composición de la muestra de la ENIGH-2004
según localidades urbanas y no urbanas
Descripción
Área
Urbana
No urbanas
Total
México
Nuevo León
Localidades de 15,000 habitantes y más.
Hogares en la muestra
Total de hogares
Personas en la muestra
Total de población
15,857
16,345,223
63,492
65,863,843
2,438
911,630
9,893
3,712,366
Localidades menores de 15,000 habitantes
Hogares en la muestra
Total de hogares
Personas en la muestra
Total de población
6,738
9,499,219
29,762
40,253,468
617
125,529
2,261
470,391
22,595
25,844,442
93,254
106,117,311
3,055
1,037,159
12,154
4,182,757
Total de localidades
Hogares en la muestra
Total de hogares
Personas en la muestra
Total de población
Nota: Se incluyen todos los casos de valor positivo en la muestra. Se excluyen los resultados de la variable ponderada
con valor cero, negativo o missing. Para obtener los datos del total de hogares y población se utiliza el factor de
expansión de la muestra.
Fuente: Elaboración propia sobre la base de procesamientos especiales de la Encuesta Nacional de Ingresos y
Gastos de los Hogares, 2004 del INEGI.
Definición de la pobreza
La pobreza es mucho más que el nivel de ingresos, hay muchos tipos de pobreza (ver
anexo 3).
Los pobres, de acuerdo a un compendio de los estudios Las voces de los pobres realizado
por el Banco Mundial7, describen el "mal vivir" como una ausencia de cosas materiales,
especialmente alimento, pero también falta de trabajo, dinero, vivienda, vestimenta, al
igual que el vivir y trabajar en un ambiente que a menudo es insalubre, contaminado y
arriesgado. Los pobres también definen el "mal vivir" como malas experiencias y como
malos sentimientos acerca de sí mismos. Las percepciones de falta de poder sobre sus
propias vidas y la falta de voz son las más comunes, así como la ansiedad y el miedo
al futuro.
Además de definir la pobreza como carencia material, relaciones sociales malas, inseguridad
y precariedad, poca confianza en uno mismo e impotencia, para los pobres el bienestar
es multidimensional con aspectos tanto materiales como psicológicos. El bienestar es
la paz mental, la salud, el pertenecer a la comunidad, es serenidad, libertad de selección
y de acción. Es una ocupación viable y segura de sus fuentes de ingreso, y es alimento.
Aunque estos factores difieren de un país a otro y de un grupo a otro dentro de cada
país, se puede determinar que existen, al menos, cuatro dimensiones de la pobreza:
7 Tomado de Banco Mundial (2000/01). Informe sobre el Desarrollo Mundial 2000/01 Lucha contra la pobreza. En
http://www1.worldbank.org/prem/poverty/spanish/voices/listen-findings.htm
Perfil de la pobreza en Nuevo León
131
La pobreza de ingresos que se caracteriza por un grupo demográfico cuyos ingresos
personales, o de consumo, son inferiores a los establecidos por una "línea de pobreza".
Existe otro grupo demográfico distinto, que guarda una estrecha relación con la pobreza
de ingresos, cuyos ingresos están más cerca de esta línea.
La pobreza en seguridad afecta a un grupo demográfico que se enfrenta a riesgos
particularmente elevados. Estos riesgos pueden ser de tipo material (debidos a una crisis
que repercute en los ingresos o por empobrecimiento), pero también pueden estar
relacionados con la seguridad del individuo cuando se dan situaciones de violencia o
persecuciones políticas.
Muchos países pueden utilizar el analfabetismo para definir otra dimensión de la pobreza:
la pobreza educativa. Otros países, en los que la escolarización es casi universal y por
lo tanto no se puede utilizar como una característica distintiva, pueden escoger como
barómetro los resultados de los exámenes escolares para distinguir a los diferentes
grupos demográficos. Los indicadores aproximados, como las tasas de escolarización
o los años de escolarización completada, también pueden utilizarse para tal efecto.
La pobreza en salud se caracteriza por un grupo demográfico cuyas expectativas de salud
se encuentran por debajo de una línea determinada de pobreza en salud. En algunos
países, esta línea permite distinguir entre los hogares con niños malnutridos menores
de cinco años y los hogares con niños bien alimentados. De forma similar, esta línea
puede establecerse utilizando las tasas de mortalidad infantil, las expectativas de vida,
o los indicadores de algunas enfermedades que distinguen a los grupos sociales
desfavorecidos en el ámbito de la salud.
Un grupo demográfico específico tendrá muchas privaciones si sufre varias formas de
pobreza, y en última instancia, el punto de vista de los pobres sobre las dimensiones de
la pobreza tendrá una gran importancia para las autoridades responsables de la política.
Para el propósito de este análisis, se distingue la pobreza de ingresos de la pobreza en
salud, la pobreza en educación y la pobreza en seguridad.
Medición de la pobreza
La medición de la pobreza es una tarea que abarca aspectos conceptuales y metodológicos
muy variados y complejos. Cualquiera que sea la elección sobre el proceso de medición,
éste por lo regular contiene dos elementos: 1) identificar las personas que se consideran
pobres y, 2) agregar el bienestar de esos individuos en una medida de pobreza.
En general, la pobreza puede medirse desde distintos enfoques. Los más empleados
son el enfoque del ingreso, el de las necesidades básicas insatisfechas o bien una
combinación de ambos. Una de las conclusiones a que han llegado los expertos en la
materia, es que ninguno de ellos es completo por sí solo. Siempre se sugiere emplear
una combinación de dichas metodologías como la opción más acertada.
132
Consejo de Desarrollo Social
López-Calva y Rodríguez (2005) han probado que una medida monetaria de la pobreza
tiene una discrepancia relativamente baja respecto a otros indicadores. Entre las
conclusiones de su estudio destacan que esta forma de medir la pobreza es bastante
aceptable y sostienen que para el caso de México la ENIGH es la fuente de información
válida para realizar la medición de la pobreza.
La medición oficial de la pobreza en México remite a los trabajos realizados por el Comité
Técnico (CT) para la Medición de la Pobreza en México, auspiciado por la Secretaría de
Desarrollo Social (SEDESOL) en el 2002. El CT, integrado por académicos especializados
en el tema, implementó y estandarizó metodologías y técnicas de medición de la pobreza.
Actualmente esta tarea ha sido asignada al Consejo Nacional de Evaluación de la Política
de Desarrollo Social (CONEVAL)8, de acuerdo a la normatividad vigente de la Ley General
de Desarrollo Social.
De acuerdo al CT la estimación de los niveles de pobreza tiene tres puntos de referencia.
Pobreza alimentaria (PA) que califica como pobres a todos aquellos hogares con un
ingreso per cápita insuficiente como para adquirir una alimentación mínimamente
aceptable; esta línea de pobreza la constituye el valor de la canasta alimentaria.
Pobreza de capacidades (PC), población que si bien puede cubrir sus necesidades
mínimas de alimentación (equivalentes a la línea de pobreza alimentaria), cuenta con un
ingreso per cápita insuficiente para realizar las inversiones mínimamente aceptables en
la educación y la salud de cada uno de los miembros del hogar.
Pobreza de patrimonio (PP), población que si bien puede cubrir sus necesidades mínimas
de alimentación, educación y salud (equivalentes a la línea de pobreza de capacidades),
sin embargo cuenta con un ingreso per cápita insuficiente como para adquirir mínimos
indispensables de vivienda, vestido, calzado y transporte para cada uno de los miembros
del hogar.
Las líneas de pobreza (LP) en 2004 se muestran en el cuadro 3. De acuerdo con los
valores monetarios de las LP, debe ser calificado como pobre todo hogar urbano que
tenga un ingreso mensual por persona inferior a mil 487.3 pesos de agosto de 2004.
Según esta línea de pobreza es pobre, por ejemplo, una familia urbana de cinco miembros
cuyo ingreso del hogar sea menor a 7 mil 436.5 pesos por mes.
Cuadro 3 México. Ingreso per cápita
para las líneas de pobreza,
pesos de 2004
Línea de pobreza
Alimentaria (PA)
Capacidades (PC)
Patrimonial (PP)
Urbano
Rural
739.6
909.7
1,487.3
548.2
651.8
1,000.4
Fuente: Comité Técnico para la Medición de la Pobreza en
México. SEDESOL.
8 Mayor información en página electrónica del CONEVAL, www.coneval.gob.mx
Perfil de la pobreza en Nuevo León
133
Incidencia, distribución e intensidad de la pobreza
Al abordar el estudio de la pobreza en una sociedad se debe hacer uso de medidas de
incidencia, de distribución y de intensidad de la misma.
Las medidas de incidencia de la pobreza informan acerca de la extensión del problema,
es decir, proporcionan datos sobre la cantidad de personas u hogares que están afectados,
y normalmente se expresan como un porcentaje de la población
Estas medidas se pueden calcular en toda la población y en todos los subgrupos de la
misma que se desee. Así se puede observar qué grupos son más vulnerables a la pobreza.
Las medidas de distribución de la pobreza indican cómo están distribuidos los pobres,
y qué características tienen. Son medidas que ponen a disposición del analista información
descriptiva del conjunto de los pobres.
También es importante disponer de datos sobre intensidad de la pobreza. Este tipo de
medidas permiten saber hasta qué punto la pobreza afecta a la población. Por tanto, se
centra en el grado de pobreza que enfrentan las personas más que en el número de
individuos considerados pobres.
Mediante la utilización conjunta de las medidas de incidencia e intensidad de la pobreza
se puede describir con más detalle lo que ocurre sobre el fenómeno en una sociedad,
obteniéndose una gran variedad de situaciones, desde una sociedad con un porcentaje
elevado de pobres en donde todos los pobres estén situados muy cerca del umbral, hasta
otra en la que exista un pequeño porcentaje de pobres pero muy alejados del umbral.
Otro de los factores clave para analizar la pobreza es disponer de medidas que tengan
en cuenta la desigualdad entre los propios pobres.
Todas estas medidas son esenciales para obtener una visión completa del fenómeno y
su utilización complementaria es imprescindible en la realización de análisis profundos
de pobreza.
Una de las decisiones que afecta a los resultados en los análisis con líneas de pobreza
relativa es la unidad de análisis utilizada, hogar o individuo. Siendo el hogar un concepto
teórico y la persona la unidad de análisis última, se supone que las situaciones personales
dependen de los ingresos totales del hogar y no únicamente de los ingresos personales.
En este estudio se utilizan observaciones en ambos aspectos, porque tanto los hogares
como las personas están afectadas por la pobreza.
Para reconocer la influencia del hogar en el individuo se adjudica a todas las personas
del hogar un ingreso que depende del ingreso total del hogar. A todos los miembros de
un hogar se les asigna el mismo ingreso. Este ingreso asignado al individuo puede ser
el ingreso per cápita (el que se calcula dividiendo el ingreso total del hogar entre el
número de miembros).
134
Consejo de Desarrollo Social
Medición de la incidencia de la pobreza
El indicador que medirá la incidencia de la pobreza, en la primera parte del estudio, será
el porcentaje de personas pobres (por debajo de la línea de pobreza relativa) en la
población total. A este porcentaje se le llama tasa de pobreza o tasa de riesgo de pobreza
(TP) y se expresa de la siguiente forma:
Tasa_pobreza (TP)=
p
n
(1)
en donde p es el número de pobres y n el número total de personas, pobres y no pobres,
en el grupo en el que se esté calculando la tasa de pobreza. A la tasa de pobreza también
se le denomina en inglés headcount ratio (H)
Se pueden calcular tasas de pobreza para diferentes grupos de la población, según
variables demográficas o socioeconómicas: género, edad, nivel de estudios, situación
laboral, entre otras, o bien alguna combinación de éstas. Por ejemplo, la tasa de pobreza
de las mujeres mayores de 70 años se calcula como el número de mujeres mayores de
70 años pobres entre el total de mujeres mayores de 70 años. El estudio de la distribución
de la tasa de pobreza según distintas características de la población, permite el diseño
de medidas más eficientes en la lucha contra la pobreza.
Incidencia de la pobreza en Nuevo León
La incidencia de la pobreza se calculó de acuerdo a las líneas que fijan umbrales de
pobreza en función de la distribución de ingresos de los hogares establecidas por el CT.
La metodología empleada consistió en construir el ingreso total del hogar per-cápita9dividiendo el ingreso total del hogar entre el número de sus miembros- y compararlo
directamente con las LP, y en base a esto calificar si un hogar es considerado pobre o
no.
En Nuevo León en 2004 existían un millón 37 mil hogares, los cuales albergaban a 4
millones 106 mil personas. De estos hogares, cerca de 218 mil enfrentaban una situación
de pobreza patrimonial (21% del total de hogares) y en ellos residían alrededor de un
millón 83 mil personas que representaron el 26.5% del total de la población.
En el área urbana 183 mil hogares estaban en situación de pobreza, éstos representaron
el 20.1% de los hogares urbanos; en estos hogares residían 915 mil personas, el 25.2%
de la población urbana. Las cifras de pobreza en el ámbito no urbano indicaron que 34
mil hogares (27.6% de los hogares) fueron pobres y en ellos habitaban 167 mil personas,
o sea, el 36.4% de la población de zonas no urbanas (cuadro 4).
9 La medición del ingreso per cápita por hogar presenta serias limitaciones para capturar las dimensiones de la pobreza dentro
del hogar. No explica el hecho de que hombres y mujeres experimenten la pobreza de manera distinta dentro del mismo hogar.
Eso es porque los hogares son la unidad de análisis y se supone una distribución equitativa de los recursos entre los integrantes
del hogar. Según esta medición, todos los integrantes del hogar son "pobres" o "no pobres" de la misma manera.
Perfil de la pobreza en Nuevo León
135
Cuadro 4. Nuevo León. Población y hogares y tipo de pobreza, 2004
Ámbito y tipo de pobreza
Personas
Total
Tipo de pobreza
Alimentaria
Capacidades
Patrimonial
4,106,363
Urbana
Tipo de pobreza
Alimentaria
Capacidades
Patrimonial
3,644,590
No Urbana
Tipo de pobreza
Alimentaria
Capacidades
Patrimonial
461,773
207,848
357,843
1,083,036
149,300
275,450
915,363
58,548
82,393
167,673
Porcentaje
acumulado
Porcentaje
acumulado
Hogares
1,037,159
5.1
8.8
26.5
3.8
6.4
21.0
39,023
66,170
217,856
911,630
4.1
7.6
25.2
3.1
5.6
20.1
28,678
51,173
183,200
125,529
12.7
17.9
36.4
8.2
11.9
27.6
10,345
14,997
34,656
Fuente: Elaboración propia con datos de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares, 2004 del INEGI.
A partir de un ejercicio comparativo entre ambas zonas se puede inferir que la pobreza más
severa, la de tipo alimentario, se encontró en el 3.1% de los hogares urbanos (28 mil de un total
de 911 mil hogares); mientras que en los hogares no urbanos el porcentaje fue de un 8.2% (10
mil de 125 mil hogares), las poblaciones que residían en esos hogares fueron de 4.1% (149 mil
de 3 millones 644 mil personas) y de 12.7%, (58 mil de 461 mil personas), respectivamente.
Gráfica 1. Nuevo León. Población y hogares por tipo de pobreza, 2004.
Datos en porcentaje
Población
Hogares
36.4
27.6
26.5
25.2
8.8
7.6
5.1
4.1
Total
Urbana
17.9
21.0
20.1
11.9
12.7
6.4
3.8
5.6
3.1
8.2
No urbana
Total
Urbana
No urbana
Alimentaria
Capacidades
Patrimonial
Fuente: Elaboración propia con datos de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos delos Hogares , 2004 del INEGI
136
Consejo de Desarrollo Social
Distribución de la pobreza en Nuevo León
Dentro del análisis de la pobreza resulta de gran interés el realizar un estudio de los pobres, de
sus características y de sus condiciones de vida. Para ello se presentan datos de la tasa de
pobreza según características por género y edad (variables demográficas), por nivel educativo y
por actividad laboral (variable económica). Posteriormente, se analizan las condiciones de vida
desde el régimen de tenencia de la vivienda y el equipamiento de servicios básicos como el agua,
el drenaje, etc.
Tasas de pobreza de la población total por género y edad10
La edad y el género son variables demográficas esenciales para analizar la incidencia de la
pobreza. Se necesita disponer de medidas que informen de la posible existencia de diferencias
entre hombres y mujeres. También es necesario obtener información sobre las edades en las
que el riesgo de pobreza es mayor, es decir, conocer a qué grupos afecta más la pobreza (niños,
adultos, personas adultas mayores).
La distribución de la población por grupos de edad demuestra que las tasas más elevadas de
población situada por debajo de la línea de pobreza, corresponden a los grupos de menores de
11 años, personas entre 12 a 19 años (niños, adolescentes y jóvenes) y las personas de 30 a
39 años (adultos jóvenes), con tasas equivalentes al 39%, 28.2% y 28.1%, respectivamente
(cuadro 5).
La distribución por género de la tasa de pobreza para distintos tramos de edad, indicó que la
probabilidad de las mujeres de ser pobres es en general mayor que la de los hombres, y que
ésta sigue una trayectoria común hasta el tramo de edad de 30 a 39 años. No existen diferencias
en la tasa de pobreza según género entre los 40 a 49 años, y a partir de los 50 años la tendencia
se revierte puesto que se encontró que las mujeres son menos pobres que los hombres, ya que
en estas edades parece que las mujeres están más protegidas contra la pobreza que los hombres.
La media en la tasa de pobreza entre hombres y mujeres es muy similar, 26.1% para los hombres
y de 26.6% para las mujeres.
En general, de acuerdo a esta información existe una desigual distribución de la pobreza por
grupos de edad. Las expectativas de una mejor calidad de vida para los niños y niñas se ven
limitadas y lejanas, dada su condición de grupo vulnerable y estado de indefensión ante la pobreza.
10Tasa o riesgo de pobreza = número de hogares (personas) pobres en un grupo entre el total de hogares (población total)
de ese grupo.
Perfil de la pobreza en Nuevo León
137
Cuadro 5. Nuevo León. Tasa de riesgo de pobreza
de las personas por grupo de edad y género, 2004.
0 a 11 años
12 a 19 años
20 a 29 años
30 a 39 años
40 a 49 años
50 a 59 años
60 a 69 años
70 y más años
Total
Ambos
géneros
Hombres
Mujeres
39.0
28.2
21.7
28.1
20.5
13.6
14.9
18.0
26.4
38.9
27.7
18.9
27.2
20.5
15.0
15.2
21.7
26.1
39.2
28.7
24.6
29.0
20.5
12.5
14.5
15.2
26.6
Fuente: Elaboración propia sobre la base de procesamientos especiales de
la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares, 2004 del INEGI.
12 a 19
20 a 29
30 a 39
40 a 49
50 a 59
60 a 69
15.2
21.7
Mujeres
18.0
14.5
14.9
15.2
15.0
12.5
13.6
0 a 11
Hombres
20.5
20.5
20.5
28.1
Ambos
27.2
29.0
24.6
18.9
21.7
28.7
28.2
27.7
39.0
38.9
39.2
Gráfica 2. Nuevo León. Tasa de riesgo de pobreza de la población por
grupos de edad y género, 2004
70 y más
Fuente: Elaboración propia con datos de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares, 2004 del INEGI.
138
Consejo de Desarrollo Social
Tasas de pobreza según tipo de hogar
Se clasifica a continuación a los hogares en función del tipo de hogar. Según la información
de la ENIGH, en 2004, entre los distintos arreglos familiares, los hogares extensos que
se forman por dos o más parientes, donde puede haber algún hogar nuclear o no, enfrentan
la mayor probabilidad de pobreza con una tasa del 28.9%; éstos hogares albergan un
33.3% de población. Enseguida se ubican los hogares nucleares, formados de una pareja
con o sin hijos, o bien, de uno de los padres con al menos un hijo, con una tasa de
pobreza del 20.5% con 24% de población. La menor incidencia de pobreza está en los
hogares de tipo unipersonal, es decir personas que viven solas.
Si se incluye la clasificación según el género de la jefatura de hogar, se observó que la
tasa de pobreza de los hogares encabezados por mujeres -extensos y nucleares- varía
entre 25.1% y 14.9%; mientras que para el caso de hogares con jefatura masculina
dichas tasas fueron de 30.5% y 21.3%, respectivamente.
Cuadro 6. Nuevo León. Tasa de riesgo de pobreza de los hogares y su población,
por clase de hogar y género de la jefatura del hogar, 2004
Hogares
Tipología de
los hogares
Población
Ambos
géneros
Hombres
Mujeres
Ambos
géneros
Hombres
Mujeres
3.8
20.5
28.9
21.0
3.5
21.3
30.5
22.1
4.1
14.9
25.1
16.2
3.8
24.0
33.3
26.4
3.5
24.7
34.2
27.0
4.1
17.8
30.8
23.6
Unipersonal
Nuclear
Extenso 1
Total
1 Incluye hogares ampliados y compuestos.
Fuente: Elaboración propia sobre la base de procesamientos especiales de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos
de los Hogares, 2004 del INEGI.
Gráfica 3. Nuevo León. Tasa de riesgo de pobreza de la población, por clase
de hogar y género de la jefatura del hogar, 2004
34.2 33.3
30.8
Ambos
27.0 26.4
Hombre
Mujer
24.7 24
23.6
17.8
4.1
Total
Extenso
Nuclear
3.5
3.8
Unipersonal
Fuente: Elaboración propia con datos de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares, 2004 del INEGI.
Perfil de la pobreza en Nuevo León
139
Tasas de pobreza según ciclo de vida de los hogares
La variable ciclo de vida familiar depende de la composición del hogar, concretamente
del número de adultos, de la edad de los mismos y del número de hijos dependientes a
cargo.
Esta clasificación es muy importante para determinar a qué hogares afecta más la
pobreza, hogares con o sin hijos, personas que viven solas, etc. Esta información es muy
útil cuando se necesita diseñar medidas políticas orientadas a reducir la pobreza, ya que
las necesidades de hogares distintos son también distintas.
La clasificación de las familias según su ciclo de vida consideró seis tipos: 1) los integrados
por jóvenes sin hijos dependientes; 2) los hogares con niños pequeños; 3) aquellos con
adolescentes; 4) con hijos mayores; 5) los hogares constituidos por adultos en donde
alguno de los miembros está activo en la fuerza de trabajo y, 6) los hogares de adultos
sin ningún miembro en activo (ver definiciones en el anexo 1).
De acuerdo al cuadro 7 se producen diferencias importantes respecto a la tasa de pobreza
de acuerdo a residir en un hogar en donde hay hijos o en donde no los hay. Los hogares
con hijos pequeños y adolescentes tienen mayores tasas de pobreza que aquéllos que
no tienen hijos, 5.9% de hogares de jóvenes sin hijos frente al 33.3% cuando hay hijos
pequeños, y el 21.2% cuado existen hijos adolescentes en el hogar. De acuerdo a lo
anterior, el tipo de hogar más desfavorecido es el hogar con hijos pequeños, que suponen
una carga familiar tan importante que termina aumentando la probabilidad de ser pobres.
Si se analiza el diferencial de la tasa de pobreza de acuerdo al género de la jefatura en
el hogar, se observa que los hogares constituidos por jóvenes con hijos dependientes y
encabezados por mujeres se enfrentan a tasas de pobreza superiores a sus respectivos
pares con jefatura masculina.
El gráfico 4 presenta la tasa de pobreza de la población de acuerdo a las distintas etapas
del ciclo de vida familiar. En éste se observa que la variable ciclo de vida familiar parece
representar mejor la vulnerabilidad frente a la pobreza que la variable correspondiente
a las tipologías de hogar.
Así, en el año 2004 el mayor porcentaje de población en situación de pobreza se encontraba
en los hogares en la etapa de expansión (36.7%), que corresponde a familias con hijos
pequeños. Los hogares con jefatura femenina en donde los hijos son adolescentes tienen
una tasa de pobreza del 25.9%, la cual es superior a la de sus pares varones con 20.1%.
El importante considerar en esta situación el aumento de las rupturas conyugales y de
los nacimientos extramatrimoniales que están determinando la expansión de nuevas
formas familiares de las que algunas requieren una especial protección. Éste es el caso
de los hogares monoparentales, formadas por un progenitor solo (padre o madre solos)
con hijos menores a cargo.
140
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 7. Nuevo León. Tasa de riesgo de pobreza de los hogares y su población,
por ciclo de vida familiar y género de la jefatura del hogar, 2004
Hogares
Ciclo de vida de
los hogares
Población
Ambos
géneros
Hombres
Mujeres
Ambos
géneros
Hombres
5.9
33.3
21.2
14.0
8.9
6.4
33.5
20.1
14.9
9.2
3.9
30.6
25.9
11.8
7.5
10.6
36.7
24.3
18.1
15.4
11.7
36.6
23.0
18.5
15.3
5.6
38.3
30.6
17.1
15.7
9.2
9.4
9.0
11.0
10.4
11.9
21.0
22.2
16.2
26.4
26.9
23.5
De jóvenes sin niños
Con niños pequeños
Con adolescentes
Con hijos mayores
De adultos en donde alguno
de los miembros es activo
De adultos en donde ninguno
de los miembros es activo
Total
Mujeres
Nota: Excluye hogares no familiares (unipersonales y de corresidentes).
Fuente: Elaboración propia sobre la base de procesamientos especiales de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares,
2004 del INEGI.
Mujer
11.0
10.4
11.9
Hombre
15.4
15.3
15.7
18.1
18.5
17.1
Ambos sexos
5.6
10.6
11.7
24.3
23.0
30.6
36.7
36.6
38.3
Gráfica 4. Nuevo León. Tasa de riesgo de pobreza de la población por
ciclo de vida familiar y género de la jefatura del hogar, 2004
Jóvenes sin Con niños
niños
pequeños
Con
Con hijos Adultos y en Adultos y en
adolescentes mayores donde alguno donde ninguno
de los
de los miembros
miembros es
es activo
activo
Fuente: Elaboración propia con datos de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares, 2004 del INEGI.
Perfil de la pobreza en Nuevo León
141
Tasas de pobreza por régimen de tenencia de la vivienda habitual
El régimen de tenencia de la vivienda habitual representa la capacidad económica de los
hogares para adquirir su propia vivienda. Puesto que la vivienda es un bien básico de
primera necesidad, parece imprescindible medir la probabilidad de pobreza en función
de esta variable.
Se ha establecido la diferenciación entre los hogares que ocupan su propia vivienda, o
habitan una vivienda de forma gratuita (vivienda prestada por algún familiar o amigo,
vivienda prestada por la empresa), y aquéllos que viven en una vivienda alquilada
asumiendo ellos el costo del alquiler.
La tasa media de pobreza de quienes viven en "vivienda propia" o que "la están pagando"
es de 18.4% y 14.1%, respectivamente. Mientras que los que "pagan un alquiler" se
enfrentan a una probabilidad de pobreza del 28.1%
En general, la tasa de pobreza es más alta para las personas que residen en viviendas
rentadas o alquiladas. Una parte importante de ellos no tiene capacidad económica
suficiente para invertir en vivienda y mantener su ritmo de vida, por lo que se ven forzados
a vivir en alquiler o bien en vivienda en calidad de préstamo.
Esta situación puede estar alentada por políticas públicas que favorecen la adquisición
de vivienda y pocas o ninguna el alquiler. También hay que tener en cuenta la ayuda de
programas sociales dirigidos a la construcción de vivienda progresiva, más al alcance
de los hogares en situación de pobreza.
La tradición de residir en viviendas en propiedad está arraigada en todos los grupos
sociales y en muchos casos va más allá de la capacidad económica del hogar.
Cuadro 8. Nuevo León. Tasas de pobreza de hogares y su población, por régimen
de tenencia de la vivienda y género de la jefatura de hogar, 2004
Tenencia de la
vivienda
Renta o alquila la vivienda
Le prestan la vivienda por parte
de su trabajo
Le presta la vivienda un
familiar o amigo
Está pagando la vivienda
Es el propietario de esta
vivienda
Total
Hogares
Población
Ambos
géneros
Hombres
Mujeres
Ambos
géneros
Hombres
28.1
27.0
28.7
27.7
25.2
0.0
35.2
33.9
35.2
34.4
35.5
0.0
32.8
34.7
23.7
42.3
44.0
31.5
14.1
18.4
14.9
19.6
8.2
17.1
17.8
10.1
20.7
21.7
14.1
16.3
23.8
26.1
24.4
26.6
20.9
23.6
Mujeres
Fuente: Elaboración propia sobre la base de procesamientos especiales de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares,
2004 del INEGI.
142
Consejo de Desarrollo Social
Gráfica 5. Nuevo León. Tasas de pobreza la población por régimen de
tenencia de la vivienda ygénero de la jefatura de hogar, 2004
26.1
26.6
23.6
Total
Está pagando la
vivienda
Ambos
Hombres
Mujeres
23.8
24.4
20.9
Es el propietario
de esta vivienda
10.1
17.1
17.8
Le presta la
vivienda un
familiar o amigo
Le prestan la
vivienda por parte
de su trabajo 0
Renta o alquila la
vivienda
42.3
44
31.5
33.9
34.4
35.2
35.2
35.5
Fuente: Elaboración propia con datos de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares, 2004 del INEGI.
Incidencia de la pobreza por nivel educativo
La educación es una variable importante a considerar cuando se realizan análisis de
pobreza. Existe una relación inversa entre la probabilidad de ser pobre y el nivel educativo
que se posee. Una explicación podría encontrarse en el hecho de que aquéllos que tienen
un nivel de formación superior acceden a ocupaciones mejor remuneradas que les
permiten disfrutar de ingresos más elevados.
Otro aspecto que también contribuye en la explicación de esa relación es el mayor riesgo
de desempleo que tienen aquéllos que poseen un nivel educativo inferior. Una mayor
probabilidad de desempleo que se traduce en una menor probabilidad de obtener ingresos
y, por tanto, se convierte en un mayor riesgo de pobreza.
En este apartado se analiza la tasa de pobreza de los hogares y personas en función del
nivel educativo del jefe del hogar. Este aspecto trata de analizar en qué grado el bienestar
de un hogar o una persona está determinado por la educación del jefe del hogar.
Tal y como se observa en el cuadro 9, los hogares en los que el jefe tiene estudios
incompletos en primaria y secundara son los que se enfrentan las mayores tasas de
pobreza, que son del 29.8% y 33.4%, respectivamente. En estos hogares la tasa de
pobreza poblacional es de 37.3% y 36.2%, en ese orden.
Los individuos que viven en hogares donde la persona de referencia del hogar ha realizado
estudios superiores son los que se enfrentan a un menor riesgo de pobreza.
Perfil de la pobreza en Nuevo León
143
Cuadro 9. Nuevo León. Tasas de pobreza de los hogares y su población, por
situación educativa del jefe del hogar y género de la jefatura de hogar, 2004
Hogares
Tenencia de la
vivienda
Ambos
géneros
Sin instrucción
Primaria incompleta
Primaria completa
Secundaria incompleta
Secundaria completa
Preparatoria incompleta
Preparatoria completa
Superior incompleta
Superior completa
Postgrado
Total
28.2
29.8
27.1
33.4
22.9
17.0
16.6
5.8
2.6
3.4
21.0
Hombres
31.9
31.5
30.1
35.7
25.0
18.0
16.8
5.8
2.3
4.1
22.1
Población
Mujeres
Ambos
géneros
Hombres
Mujeres
20.3
25.2
18.7
15.2
12.4
0.0
15.3
0.0
5.2
0.0
16.2
37.7
37.3
34.4
36.2
28.4
18.9
20.6
6.5
3.3
5.0
26.4
42.4
37.9
36.6
37.6
30.0
19.7
20.9
7.4
3.0
5.8
26.9
25.6
35.2
26.8
20.1
18.8
0.0
18.1
0.0
7.2
0.0
23.5
Fuente: Elaboración propia sobre la base de procesamientos especiales de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares,
2004 del INEGI.
Gráfica 6. Nuevo León. Tasas de pobreza de la población, por situación educativa
del jefe del hogar y género de la jefatura de hogar, 2004
Total
Postgrado
Superior completa
Superior incompleta
Mujer
Hombre
Ambos
Preparatoria completa
Preparatoria incompleta
Secundaria completa
Secundaria incompleta
Primaria completa
Primaria incompleta
Sin instrucción
Fuente: Elaboración propia con datos de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares, 2004 del INEGI.
Según el género de la jefatura en el hogar, la brecha más amplía de la tasa de pobreza
-mayor para la mujer- se ubica en nivel educativo correspondiente a educación superior
completa, en donde la tasa de pobreza de los hogares es de 2.3% para el hombre y de
5.2% para la mujer, las tasas de pobreza poblacional corresponden a 3% y 7.2%,
respectivamente.
Los resultados obtenidos en cuanto a la diferencia por género en la jefatura del hogar,
para las personas en los niveles equivalentes a la formación universitaria, pueden estar
afectados por el tamaño de la muestra, por lo tanto, es recomendable tener cautela en
su interpretación.
144
Consejo de Desarrollo Social
Incidencia de la pobreza según la actividad laboral de la PEA11
Una de las variables que más afecta a la pobreza es la actividad económica, pues de ella
dependerán los ingresos del hogar y, por tanto, su probabilidad de pobreza. Se analizan
tres posibles situaciones: 1) que todos los miembros del hogar que son activos estén
ocupados; 2) que en el hogar haya ocupados y desocupados; 3) que todos los activos
del hogar sean desocupados. Este aspecto trata de responder la pregunta.
En el análisis que se realiza a continuación debe tenerse en cuenta que los grupos de
hogares y personas que los habitan no son homogéneos, aspecto que afectará a la
distribución de los hogares y personas pobres en los diferentes tramos de edad.
En el cuadro 10 se presenta las tasas de pobreza de las tres categorías de análisis. Se
observó que el grupo más desfavorecido es el de hogares con todos los activos
desocupados, la tasa de pobreza indicó que el 45.9% de los hogares en donde todos los
activos están desocupados son pobres con una tasa poblacional del 54.9%. De acuerdo
a la clasificación de los hogares según género de la jefatura, se obtuvo que para todas
las clasificaciones la tasa de pobreza del hogar es más baja en los hogares que tiene a
una mujer como jefa, respecto a los hogares con hombre como jefe. La tasa de pobreza
más alta se observó en los hogares en donde hay miembros ocupados y desocupados
(32.6%) y en ellos la tasa de pobreza poblacional fue del 42.1%.
Los hogares con una situación favorable son aquellos en donde sus integrantes activos
están ocupados, y tienen una tasa de pobreza que corresponde a un 20.6%. En términos
de género representan 21.4% para hogares con jefatura masculina y 16.3% para los de
jefatura femenina; la tasa de pobreza poblacional en el orden anterior corresponde a un
25.3%, 25.9% y 22.0%.
Cuadro 10. Nuevo León. Tasas de pobreza por situación laboral del hogar y su población,
por género de la jefatura de hogar, 2004
Situación laboral de
los miembros en el
hogar
Todos los miembros del hogar
que son activos están ocupados
En el hogar hay miembros
ocupados y desocupados
Todos los miembros activos del
hogar están desocupados
Total
Hogares
Ambos
géneros
Hombres
Población
Mujeres
Ambos
géneros
Hombres
Mujeres
20.6
21.4
16.3
25.3
25.9
22.0
34.5
35.0
32.6
38.7
38.0
42.1
45.9
55.4
19.6
54.9
62.1
28.0
21.1
22.2
16.4
26.4
26.9
23.6
Fuente: Elaboración propia sobre la base de procesamientos especiales de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares,
2004 del INEGI.
11
Se refiere a la población económicamente activa: personas de 12 años y más que en la semana de referencia se encontraban
ocupados o desocupados.
Perfil de la pobreza en Nuevo León
145
Todos los
miembros del hogar
activos están
desocupados
Mujer
25.3
22.0
En el hogar hay
miembros ocupados
y desocupados
25.9
38.0
42.1
28.0
26.4
26.9
23.6
Total
Hombre
38.7
Ambos
54.9
62.1
Gráfica 7. Nuevo León. Tasas de pobreza por situación laboral de los miembros activos
en el hogar según género de la jefatura de hogar, 2004
Todos los miembros del
hogar que son activos
están ocupados
Fuente: Elaboración propia con datos de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares, 2004 del INEGI.
Condiciones de vida
Para completar el estudio sobre el bienestar de los hogares es importante considerar
algunas de las variables que midan otras condiciones de vida de los pobres, entre estas
se encuentran el equipamiento básico de los hogares, considerado de primera necesidad,
y otro tipo de equipamiento que podría ser considerado prescindible o de segunda
necesidad.
Equipamiento básico del hogar
El equipamiento básico del hogar está compuesto por aquellas características de la
vivienda que son consideradas esenciales o de primera necesidad para que los hogares
obtengan un estado digno de bienestar y que, por lo tanto, sus necesidades básicas
estén cubiertas. Los indicadores que se utilizan en este estudio son: disponibilidad de
cocina independiente, instalación de baño, agua de red pública dentro de la vivienda,
inodoro con conexión de agua corriente y drenaje conectado a red pública.
Como se puede observar en el cuadro 11, la característica de cuarto exclusivo para
cocinar fue habitual en todas las viviendas "pobres" y "no pobres", situándose todos los
porcentajes de disponibilidad por encima del 99%. En el tema de si la vivienda cuenta
con agua conectada a la red pública y dentro de la vivienda, el 89% del total de viviendas
sí cuenta con este servicio, situación que baja a 74.9% en el caso de las viviendas en
situación de pobreza. Esta situación es muy similar cuando se desglosa la información
según la jefatura del hogar.
146
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 11. Nuevo León. Equipamiento básico del hogar: distribución porcentual de las viviendas
según poseen cuarto para cocinar, agua, baño y drenaje por situación de pobreza y
género de la jefatura de hogar, 2004
Equipamiento
básico en la
vivienda
¿Cuentan con cuarto para cocinar?
Sí
No
¿La vivienda cuenta con agua...?
Red pública, dentro de la vivienda
Red pública, fuera de la vivienda
pero dentro del terreno
Pipa
Pozo
Otra vivienda
Llave pública o hidrante
Río, arroyo o lago
¿La vivienda cuenta con baño...?
Sanitario con conexión de agua
Sanitario sin conexión de agua
Hoyo negro o pozo ciego
Letrina
No tiene servicio sanitario
¿La vivienda cuenta con drenaje...?
Red pública
Fosa séptica
No tiene drenaje
Tubería que va a dar a una barranca
o grieta
Tubería que va a dar a un río, lago
o mar
Número de viviendas *
Ambos géneros
No pobre Pobre Total
Jefe hombre
Jefa mujer
No pobre
Pobre
Total
No pobre Pobre
Total
99.7
0.3
99.4 99.6
0.6
0.4
99.7
0.3
99.3
0.7
99.6
0.4
99.6
0.4
100.0 99.7
0.0 0.3
93.0
3.4
74.9 89.2
13.4
5.5
93.0
3.2
73.7
14.0
88.8
5.5
93.0
4.2
81.8 91.1
10.2 5.1
1.8
1.8
0.8
0.5
0.4
1.4
1.3
0.6
0.2
0.3
3.8
3.5
1.7
2.2
1.2
1.9
1.8
0.9
0.6
0.5
0.7
1.7
0.4
0.2
0.0
91.5
4.4
2.0
1.5
0.7
72.4 87.5
11.0
5.8
8.0
3.2
6.9
2.6
1.7
0.9
91.7
4.1
2.1
1.5
0.7
72.0
10.4
8.2
7.7
1.7
87.4
5.4
3.4
2.9
0.9
90.5
5.8
1.6
1.3
0.8
74.8 87.9
14.2 7.2
6.7 2.4
2.5 1.5
1.8 0.9
91.2
6.0
2.8
0.1
73.1 87.5
13.0
7.4
13.3
4.9
0.1
0.1
91.3
5.8
2.8
0.0
73.0
12.8
13.9
0.0
87.3
7.3
5.2
0.0
90.9
6.5
2.5
0.2
73.9 88.1
14.2 7.7
10.1 3.7
0.4 0.2
0.1
0.3
0.1
0.0
179,142
823,704
165,888
1.3
1.4
0.6
0.2
0.3
0.0
810,450
3.7
3.3
1.9
1.8
1.0
0.5
0.1
211,516 1,021,966 644,562
3.0
2.3
2.7
0.0
0.0
1.4
1.1
1.8
0.7
0.1
0.0
0.2
32,374 198,262
* Número de viviendas con información válida.
Fuente: Elaboración propia sobre la base de procesamientos especiales de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares, 2004
del INEGI.
Perfil de la pobreza en Nuevo León
147
Cuadro 12. Nuevo León. Equipamiento básico del hogar: distribución porcentual de la población
en viviendas, según poseen cuarto para cocinar, agua, baño y drenaje, por situación de pobreza
y género de la jefatura de hogar, 2004
Equipamiento
básico en la
vivienda
¿Cuentan con cuarto para cocinar?
Sí
No
¿La vivienda cuenta con agua...?
La red pública, dentro de la vivienda
La red pública, fuera de la vivienda
pero dentro del terreno
Un pozo
Una pipa
Otra vivienda
Una llave pública o hidrante
Un río, arroyo o lago
¿La vivienda cuenta con baño...?
Excusado o sanitario con conexión
de agua
Excusado o sanitario sin conexión
de agua
Hoyo negro o pozo ciego
Letrina
No tiene servicio sanitario
¿La vivienda cuenta con drenaje...?
La red pública
Una fosa séptica
No tiene drenaje
Una tubería que va a dar a un río,
lago o mar
Una tubería que va a dar a una
barranca o grieta
Población *
Ambos géneros
No pobre Pobre Total
Jefe hombre
No pobre
Pobre
Jefa mujer
Total
No pobre Pobre
Total
99.9
0.1
99.5
0.5
99.8
0.2
99.9
0.1
99.5
0.5
99.8
0.2
99.9
0.1
100.0
0.0
99.9
0.1
94.2
2.9
75.2
13.4
89.2
5.7
94.2
2.7
73.8
14.0
88.8
5.7
94.1
3.9
83.3
9.4
91.5
5.2
1.2
1.1
0.4
0.1
0.2
3.4
3.6
1.5
2.0
0.9
1.8
1.7
0.7
0.6
0.4
1.2
1.2
0.3
0.1
0.2
3.7
3.5
1.5
2.4
1.0
1.9
1.8
0.7
0.7
0.4
1.2
0.4
0.4
0.1
0.0
1.9
3.7
1.7
0.0
0.0
1.4
1.2
0.7
0.0
0.0
92.5
73.4
87.5
92.8
72.6
87.5
91.1
78.1
88.0
4.1
10.4
5.7
3.7
10.1
5.4
5.7
11.9
7.2
1.7
1.3
0.4
8.0
6.9
1.4
3.4
2.8
0.6
1.8
1.3
0.3
8.5
7.4
1.4
3.6
3.0
0.6
1.5
1.1
0.6
5.2
3.7
1.2
2.4
1.7
0.7
92.2
5.1
2.5
0.1
74.1
12.3
13.1
0.4
87.5
7.0
5.2
0.2
92.2
5.2
2.5
0.1
73.8
12.1
13.7
0.3
87.3
7.0
5.5
0.1
92.5
4.8
2.5
0.0
76.0
13.3
9.0
1.1
88.6
6.8
4.1
0.3
0.1
0.1
0.1
0.0
0.0
0.0
0.2
0.5
0.2
2996076
1059629 4055705
2495010 905132 3400142
501066 154497 655563
* Población en viviendas con información válida.
Fuente: Elaboración propia sobre la base de procesamientos especiales de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares, 2004
del INEGI.
148
Consejo de Desarrollo Social
Tasas de pobreza por grado de urbanización de la vivienda
Otra variable utilizada para estudiar las diferencias de bienestar entre los hogares y las
personas es el grado de urbanización de la zona de la vivienda en la que residen.
En este estudio el grado de urbanización se estima a través de la clasificación de las
localidades de acuerdo al número total de los habitantes que residen en ellas. Se
consideran cuatro estratos: 1) localidades de 100 mil y más habitantes que son
consideradas como densamente pobladas; 2) localidades que tienen de más de 15 mil
habitantes pero menos de 100 mil, consideradas medianamente pobladas; 3) localidades
de más dos mil 500 habitantes y menos de 15 mil, zonas poco pobladas; y, 4) localidades
en donde residen menos de 2 mil 500 habitantes, zonas escasamente pobladas.
Según esta clasificación el riesgo de pobreza disminuye con el grado de urbanización.
En las localidades poco pobladas el riesgo de pobreza es de un 32.9%, casi 14 puntos
más que el que se tiene en las localidades densamente pobladas, un 19.3%. Parece, por
tanto, que la intensidad de la pobreza tiende a ser mayor en los asentamientos rurales,
dispersos o aislados, es decir, en las zonas menos pobladas.
Cuadro 13. Nuevo León. Tasas de pobreza de
los hogares por grado de urbanización, 2004
Áreas según el tamaño
de población
Tasa de pobreza
Densamente pobladas
Medianamente pobladas
Poco pobladas
Escasamente pobladas
Total
19.3
28.9
20.9
32.9
21.0
Fuente: Elaboración propia sobre la base de procesamientos
especiales de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los
Hogares, 2004 del INEGI.
Gráfica 8. Nuevo León. Tasas de pobreza de los hogares por grado
de urbanización de las localidades en donde están ubicadas, 2004
32.9
28.9
19.3
Densamente Medianamente
pobladas
pobladas
21
20.9
Poco
pobladas
Escasamente
pobladas
Total
Fuente: Elaboración propia con datos de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares, 2004 del INEGI.
Perfil de la pobreza en Nuevo León
149
Intensidad de la pobreza
Uno de los factores que más influye en la gravedad del fenómeno de la pobreza es su
intensidad. El utilizar medidas relativas no aporta información del grado de pobreza de
los pobres. Tras el mismo porcentaje de pobres se pueden ocultar distintas realidades.
Por ejemplo, podría suceder que todos los pobres tuvieran ingresos per cápita cercanos
a la línea de pobreza o, por el contrario, que todos los pobres tuvieran ingresos muy por
debajo del umbral de pobreza.
Las medidas necesarias para mejorar la situación de los pobres en esas dos situaciones
extremas tendrían que ser muy diferentes. La cuantía de los recursos que se han de
destinar a aliviar situaciones de pobreza dependerá no sólo del número de pobres sino
también de la diferencia de sus ingresos per cápita respecto a la línea de pobreza y de
la distribución de los ingresos de los pobres, incluyendo la desigualdad entre los propios
pobres.
Es necesario, por tanto, utilizar conjuntamente con las medidas relativas algún indicador
de la profundidad de la pobreza que proporcione información de la situación económica
de los pobres y de sus diferencias con el resto de la población.
Con el objetivo de proporcionar medidas de intensidad de la pobreza y de desigualdad
entre los pobres, se presentan en este apartado los deciles de la distribución de los
ingresos de los pobres, la brecha de pobreza y una medida de sensibilidad de la tasa de
pobreza. Se tomará como línea de pobreza un ingreso per cápita de mil 487.3 pesos
mensuales, que corresponde a la línea de pobreza patrimonial en el área urbana. Es
importante mencionar que de acuerdo a esto, los resultados obtenidos de la incidencia
de la pobreza pueden tener alguna discrepancia respecto a los mostrados en los cuadros
analizados anteriormente.
Distribución de los ingresos per cápita de la población pobre y no pobre
Se muestra a continuación el cuadro de los deciles de la distribución de ingresos de la
población considerada pobre, es decir, personas con ingreso inferior a mil 487 pesos
mensuales. Para efectos comparativos también se muestra la correspondiente a la
población "no pobre".
En el primer decil se encuentra el 10% de las personas pobres que tienen los menores
ingresos per cápita, éstos son inferiores o iguales a 502 pesos, así sucesivamente hasta
el último decil al que pertenecen el 10% de las personas pobres con los mayores ingresos,
entre mil 363 y mil 483 pesos.
Cabe destacar que un 20% de los pobres (aproximadamente un 4% de la población total)
están situados por debajo de la mitad de la línea de pobreza, o sea que tienen ingresos
per cápita inferiores a 647 pesos mensuales.
150
Consejo de Desarrollo Social
El resto de los pobres, el 80% restante, se reparte casi en su totalidad y de forma más
o menos homogénea en la segunda mitad del intervalo (0 pesos, mil 487.3 pesos) y
tienen ingresos per cápita superiores al 50% de la línea de pobreza, 744 pesos mensuales.
Respecto a la población "no pobre", el primer decil contiene el 10% de las personas no
pobres que tienen los menores ingresos per cápita, éstos son inferiores o iguales a mil
648 pesos, así sucesivamente hasta el último decil al que pertenecen el 10% de las
personas no pobres con los mayores ingresos, entre 7 mil 538 y 61 mil 390 pesos.
Cabe destacar la gran capacidad redistributiva de la sociedad, pues el superávit mensual
de los no pobres es 5.03 veces más que la brecha mensual de los pobres y en promedio,
cada persona no pobre consume 2.75 veces la canasta básica de consumo per cápita.
No obstante, es indispensable tener presente la gran heterogeneidad regional de la
pobreza.
Cuadro 14. Valor promedio y límites de los deciles de la distribución de los ingresos
per cápita de la población según su situación de pobreza. Pesos mensuales de 2004
DECIL
Promedio del ingreso per
cápita en el hogar
1
366.64
2
574.99
3
704.15
4
803.41
5
892.73
6
989.09
7
1,105.24
8
1,208.78
9
1,310.92
10
1,421.01
Total
969.97
Coef. Gini 0.20
Población "no pobre"
1
1,562.83
2
1,747.11
3
1,966.26
4
2,209.59
5
2,481.05
6
2,845.30
7
3,405.21
8
4,273.48
9
6,047.97
10
13,604.98
Total
4,088.60
Coef. Gini 0.39
Desviación
estándar
Límite inferior
del decil
Límite superior
del decil
118.93
39.40
30.31
29.65
18.35
39.28
30.51
28.53
23.55
34.40
312.96
0.00
501.93
647.03
757.50
859.16
919.54
1,056.75
1,162.30
1,264.50
1,363.01
0.00
501.93
647.03
757.50
857.65
919.34
1,056.75
1,162.30
1,261.42
1,363.01
1,482.76
1,482.76
46.21
56.90
60.71
64.49
85.83
130.43
200.66
330.77
729.13
6,932.11
4,185.81
1,490.10
1,648.18
1,862.74
2,084.93
2,327.43
2,642.69
3,074.79
3,795.01
5,002.05
7,538.81
1,490.10
1,648.18
1,862.74
2,084.93
2,327.43
2,642.69
3,074.79
3,795.01
5,002.05
7,520.54
61,390.47
61,390.47
Fuente: Elaboración propia sobre la base de procesamientos especiales de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de
los Hogares, 2004 del INEGI.
Perfil de la pobreza en Nuevo León
151
Sensibilidad de la tasa de pobreza
Con el fin de estudiar la dispersión alrededor del umbral de pobreza utilizado, se aplicaron
otras líneas alternativas de pobreza, para recalcular la tasa de pobreza. Los nuevos
umbrales se fijaron en 739.6 y 909.7 pesos per cápita, que corresponden a las líneas
de pobreza del ámbito urbano, alimentaria y de capacidades, respectivamente (cuadro
15). Así, se estudian los cambios que se producen en la tasa de pobreza con la elección
de estos nuevos umbrales, es decir, la sensibilidad de la pobreza a esos cambios.
En esta función hay una relación positiva entre el nivel de pobreza y la línea de pobreza.
Si el valor de la línea de pobreza aumenta sin que se modifique el ingreso per cápita y
sin que se altere la distribución del ingreso, el porcentaje de pobres se incrementará.
Por su parte, el nivel de pobreza disminuirá si el ingreso per cápita aumenta, suponiendo
que la línea de pobreza mantiene su valor y la distribución del ingreso no se altera. Por
lo general, y suponiendo que no hay cambio en el ingreso per cápita y que la línea de
pobreza mantiene su valor, un mejoramiento en la distribución del ingreso, es decir, una
reducción de la desigualdad, tendría como consecuencia una disminución en los niveles
de pobreza.
Cuadro 15. Nuevo León. Sensibilidad de las tasas de pobreza
Tasa de pobreza
Líneas para áreas
urbanas
Línea patrimonial
Línea capacidades
Línea alimentaria
$1,487.3
$909.7
$739.6
a=0
a=1
a=2
29.99
11.74
6.73
9.88
3.08
1.73
4.58
1.30
0.74
Fuente: Elaboración propia sobre la base de procesamientos especiales de la Encuesta
Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares, 2004 del INEGI.
Incidencia, intensidad y severidad de la pobreza
Uno de los factores decisivos para interpretar la situación de una región respecto a la
pobreza es saber en qué medida son pobres los pobres. Una forma de medirlo es
cuantificar la brecha de la pobreza, que es la cantidad de dinero necesario para situar
al hogar pobre justo en la línea de pobreza de referencia, y mide, por tanto, la profundidad
o severidad de su situación de pobreza. Los indicadores de la familia Foster, Greer y
Thorbecke (1984) sobre la incidencia, intensidad y severidad de la pobreza pueden ser
de utilidad para el propósito comentado. Estos se obtienen para distintos valores del
parámetro a. El planteamiento matemático de los indicadores es el siguiente:
a
æ 1 ö N
÷ å I ( x < z ) [1 - ( x / z ) ) ] ,
FGT a ( x ; z ) = ç
è N øi = 1
152
a >0
(2)
Consejo de Desarrollo Social
Para una población (i = 1 , … … N ) de personas (o de hogares), donde a es un parámetro
de aversión a la pobreza (entre mayor es el valor de a mayor ponderación a una mayor
brecha de pobreza). N es el tamaño de la muestra, z es la línea de pobreza (mil 487.3
pesos, en este estudio), x es el ingreso per cápita de los individuos u hogares.
La interpretación que adquieren los valores usualmente asignados a a es:
Cuando a = 0: se trata de responder a la pregunta ¿cuántos pobres hay?. Incidencia de
la pobreza. Es el porcentaje de la población que se encuentra por debajo de la línea de
pobreza.
Cuando a = 1 se trata de responder a la pregunta ¿qué tan pobres son? Brecha de la
pobreza. Mide la intensidad o profundidad de la pobreza. Por ejemplo, un hogar con un
ingreso 50% por debajo de la línea de pobreza tiene un valor de 50% del correspondiente
a un hogar sin ingresos, porque está más cerca de la línea de pobreza (o sea, es menos
pobre). Cuanto mayor es el resultado de este índice, en promedio, los ingresos de los
hogares pobres están más alejados a la línea de pobreza.
Cuando a = 2 se trata de responder a la pregunta ¿qué tan desigualmente pobres son
los pobres? Es el cuadrado de la brecha de la pobreza. Mide la severidad o desigualdad.
Un hogar con ingreso 50% por debajo de la línea de pobreza tiene un valor de 25% del
correspondiente a un hogar sin ingresos. La medida es mayor conforme los hogares son
mucho más pobres en conjunto.
Al construir diferentes perfiles de la población en pobreza, es conveniente identificar los
grupos más vulnerables (zonas, sectores, estratos o cualquier agregación similar de la
población), y tratar de comprender qué tan diferentes son. Para ello, es de gran utilidad
la propiedad de descomposición aditiva que posee la familia de indicadores FGT, relacionada
con el axioma de monotonicidad aplicado a subgrupos de una población de referencia.
Se considera una población de personas (o de hogares) i = 1 , … … . . n , con ingreso yi,
y una ponderación wi. Se supone f i = w i / N , donde
N =
i= n
å wi
i =1
(3)
Cuando los datos no están ponderados, wi=1 y N =n
La línea de pobreza es z, y la brecha de pobreza para la persona i es max( 0 , z - y i ) .
Suponiendo una división exhaustiva de la población en subgrupos (k = 1 , … , K )
mutuamente excluyentes y partiendo de la ecuación siguiente. Los índices de pobreza
FGT serían dados por
FGT a =
Perfil de la pobreza en Nuevo León
i= n
a
å ( f i ) * (I i ) * [ ( z - y i ) / z ]
i =1
(4)
153
Donde I i = 1 si y i < z y I i = 0 , en otro caso.
Cada índice FGTa puede ser aditivamente descompuesto de acuerdo a lo siguiente:
FGT a =
k = K
å
v k * [FGT k (a ) ]
k =1
(5)
Donde v k = n k / n es el número de personas en el subgrupo k dividido por el total del
número de personas (parte del subgrupo poblacional), y F G T k (a), es el indicador de
pobreza para el subgrupo k y está calculado como si cada grupo fuera una población
independiente.
La estimación de la participación en la pobreza ("share poverty") sería:
S K =v k . FGT
k( a ) / FGT
( a)
(6)
La estimación del riesgo de pobreza, ("risk poverty") sería:
FGT
k( a ) / FGT
( a ) =S k / v k
(7)
De esta forma, se pueden conocer los niveles de pobreza de los hombres respecto de
las mujeres, de distintos grupos de población según rangos de edad, de los que tienen
educación primaria vs los que no de la región metropolitana en comparación con la rural,
etc.
Análisis de resultados de los indicadores FGT: la dimensión de género y la edad
La pobreza es una situación de la que se puede entrar y salir en diferentes momentos
de la vida por muy diversas circunstancias, se presenta con distintas intensidades a lo
largo del curso de vida y afecta de manera desigual a hombres y mujeres. La descomposición
de la incidencia de la pobreza por grupos de edad, responde al hecho de que éstos se
asocian a demandas sociales y económicas específicas en ámbitos tales como la
educación y el empleo. Por lo tanto, con este esquema de análisis se puede ilustrar más
claramente el impacto que tiene la situación de pobreza de cada uno de los grupos de
población de acuerdo a su contribución a la tasa global de pobreza, su peso relativo en
ésta y del riesgo de ser pobres.
154
Consejo de Desarrollo Social
Gráfica 9. Nuevo León. Distribución porcentual de la población por grupos de edad y género, 2004
Total
0a4
Total
Hombres
Mujeres
Hombres
Mujeres
5a9
10 a 14 15 a 19 20 a 24 25 a 29 30 a 34 35 a 39 40 a 44 45 a 49 50 a 54 55 a 59 60 a 64 65 a 69 70 a 74 75 a 79
9.34
9.30
9.37
9.30
9.86
8.74
9.98 9.20
10.76 9.85
9.19 8.55
9.19
9.50
8.88
8.02
8.00
8.04
8.61
8.28
8.93
7.37
7.41
7.33
6.61
6.05
7.17
5.61
5.35
5.87
4.63
4.16
5.10
3.61
3.39
3.83
2.75
2.68
2.83
2.19
2.33
2.06
80 y
más
1.40 1.03 1.18
1.39 0.87 0.83
1.41 1.19 1.53
Fuente: Elaboración propia con datos de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares, 2004 del INEGI.
Para efecto de analizar la pobreza bajo las premisas descritas en el párrafo anterior, se
presentan los resultados de la aplicación de los índices de pobreza de la familia FGT a
la población clasificada por grupos de edad y según género (cuadro 17).
Indicadores FGT: incidencia de la pobreza
La pobreza afecta con mayor intensidad a la población infantil que a cualquier otro grupo
de edad. En el grupo de edad de 0 a 4 años es de 42.9% y 39.9% en las niñas y los
niños, respectivamente. En el grupo de 5 a 9 años, la proporción de pobres es de 43.3%,
cifra por encima del promedio estatal (29.9%). En la adolescencia, grupo de edad de 10
a 14 años, la incidencia de pobreza es de 39.4% dando cuenta de las condiciones
desventajosas que también enfrenta este sector de la población.
En la juventud (20-24) se reduce la proporción de personas en situación de pobreza. En
el grupo de varones la pobreza alcanza el 18.8%, en el caso de las mujeres jóvenes el
porcentaje de pobres se registra en 29.6%. A partir de ese grupo el porcentaje de pobres
Perfil de la pobreza en Nuevo León
155
aumenta y alcanza un valor a los 30-34 años de edad de 32.1%, en los hombres es de
30.2% y en las mujeres de 33.8%. Este periodo coincide con la etapa de mayor intensidad
de las tareas de crianza de los hijos pequeños.
A partir de los 15 y hasta los 34 años, la pobreza afecta proporcionalmente más a las
mujeres que a los hombres. En el grupo de 35 a 39 años, el porcentaje de pobreza entre
hombres y mujeres es similar, cerca de 29%.
Durante la vida adulta, las etapas de menor incidencia de la pobreza se presentan a
partir de los 50 y hasta los 64 años. En el caso de los hombres las proporciones de
pobres se mantienen en un rango de 17.9% y 14.8% hasta los 64 años de edad y, a partir
de entonces, asociado a su creciente salida de la activad económica, se inicia una
tendencia ascendente a su empobrecimiento, hasta alcanzar 32.8% en el grupo de 75
a 79 años de edad.
Gráfica 10. Nuevo León. Tasa de pobreza por grupos de edad y género, 2004
80 y más
75 a 79
70 a 74
Mujeres
65 a 69
60 a 64
55 a 59
50 a 54
Hombres
45 a 49
40 a 44
35 a 39
30 a 34
25 a 29
20 a 24
15 a 19
10 a 14
5a9
0a4
Total
Fuente: Elaboración propia con datos de la Enuesta de Ingresos y Gastos, 2004 del INEGI.
El comportamiento entre las mujeres adultas es similar. El momento en el que las mujeres
alcanzan los menores niveles de pobreza, respecto a todas las edades, es en los grupos
de 50 a 64 años (alrededor de 14% y 16%), lo que puede deberse al mayor número de
hijos que, a esas edades, contribuyen económicamente a su mantenimiento, o por su
salida del hogar, lo que puede aumentar el ingreso per cápita de la familia. Al igual que
en el hombre, pero con menos intensidad, la pobreza femenina aumenta en el grupo 75
a 79 años, lo que pudiera asociarse a la pérdida de la pareja por viudez.
El análisis por grupos de edad indica que la pobreza económica afecta en mayor medida
a los menores de 24 años y desciende con la edad hasta alcanzar el mínimo entre la
156
Consejo de Desarrollo Social
población de 50 años (gráfica 10). Son precisamente los jóvenes menores de 15 años
los que peor situación experimentan, mientras que las personas mayores de 50 años
son los que tiene una mejor situación.
Indicadores FGT: descomposición de la tasa de pobreza
Respecto al efecto obtenido con la descomposición de la tasa de pobreza de acuerdo a
grupos de edad, se observó que a partir de los cinco años la contribución relativa a la
tasa de pobreza disminuye con la edad; esto hasta los 24 años, después aumenta hasta
los 34 años y sistemáticamente disminuye para los siguientes grupos de edad (gráfica
11).
En general, la mayor contribución relativa a la tasa de pobreza total la aporta el grupo
de menores de 15 años de edad, con un 39.4%. En la edad adulta el grupo de 30 a 34
años tanto para hombres como para mujeres, es el que tiene el mayor porcentaje de
contribución a la pobreza, estimado en 8.4% para los varones y de 9.9% para las mujeres.
Indicadores FGT: riesgo de pobreza
Por otro lado, según los resultados de los índices FGT, los niños, adolescentes y jóvenes
son los grupos con mayor riesgo de traspasar el umbral de pobreza, riesgo que es
estimado en 1.3 de posibilidad para el grupo de edad 0 a 4 años y de 1.4 para los de 5
a 9 años (FGT =0 en cuadro 19 y gráfica 12).
De los grupos de edad considerados, el que refleja una mejor situación es el rango de
edad de 60 a 64 años, 0.52. Enseguida se ubica el de 50 a 54 años con riesgos estimados
de 0.53 de posibilidad y, finalmente el grupo de 55 a 59 con riesgo estimado en 0.61.
De acuerdo al género, los grupos más vulnerables son las niñas de 0 a 4 años. En la
edad adulta las mujeres comprendidas entre los 30 a 34 años, que tienen 1.11 más de
posibilidades de atravesar el umbral de pobreza, y en los adultos mayores, las mujeres
de 75 a 79 años con 1.04. Un patrón similar de riesgo de pobreza enfrentan los hombres;
los niños más vulnerables son los de 5 a 9 años que tienen 1.49 de posibilidades de
enfrentar una situación de pobreza, en la edad adulta los de 30 a 34 años con 1.01, y
en los adultos mayores los hombres con mayor riesgo de pobreza son los que tienen
edades de 80 años y más, con 1.22 de riesgo.
Perfil de la pobreza en Nuevo León
157
Gráfica 11. Nuevo León. Contribución a la tasa de pobreza según grupos de edad
y género, 2004
80 y más
75 a 79
Mujeres
70 a 74
65 a 69
60 a 64
Hombres
55 a 59
50 a 54
45 a 49
40 a 44
35 a 39
30 a 34
25 a 29
20 a 24
15 a 19
10 a 14
5a9
0a4
Total
Fuente: Elaboración propia con datos de la Enuesta de Ingresos y Gastos, 2004 del INEGI.
Gráfica 12. Nuevo León. Riesgo de pobreza según grupos de edad y género, 2004
80 y más
75 a 79
Mujeres
70 a 74
65 a 69
60 a 64
Hombres
55 a 59
50 a 54
45 a 49
40 a 44
35 a 39
30 a 34
25 a 29
20 a 24
15 a 19
10 a 14
5a9
0a4
Total
Fuente: Elaboración propia con datos de la Enuesta de Ingresos y Gastos, 2004 del INEGI.
158
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 16. Nuevo León. Estadísticos descriptivos para la población según grupos de edad
y género, 2004
Grupos de edad
AMBOS GÉNEROS
0a4
5a9
10 a 14
15 a 19
20 a 24
25 a 29
30 a 34
35 a 39
40 a 44
45 a 49
50 a 54
55 a 59
60 a 64
65 a 69
70 a 74
75 a 79
80 y más
Total
Hombres
0a4
5a9
10 a 14
15 a 19
20 a 24
25 a 29
30 a 34
35 a 39
40 a 44
45 a 49
50 a 54
55 a 59
60 a 64
65 a 69
70 a 74
75 a 79
80 y más
Total
Mujeres
0a4
5a9
10 a 14
15 a 19
20 a 24
25 a 29
30 a 34
35 a 39
40 a 44
45 a 49
50 a 54
55 a 59
60 a 64
65 a 69
70 a 74
75 a 79
80 y más
Total
Porcentaje en la
población
Media del IPC
Media del IPC de los
pobres
Media de la brecha
de los pobres
0.09336
0.09302
0.09976
0.09200
0.09191
0.08019
0.08606
0.07369
0.06607
0.05610
0.04625
0.03611
0.02752
0.02194
0.01400
0.01025
0.01175
1.0
2527.48813
2290.92695
2515.94425
2757.86034
3430.63410
3366.04294
3163.38023
2919.83557
3373.50737
3680.00034
4293.73688
4618.36556
4427.51888
3685.21371
3622.31021
3886.87551
4005.35503
3031.51
976.63071
989.17241
966.23386
1000.28070
1021.33683
1040.54635
987.50315
1009.38986
1006.70838
1026.66270
1047.81184
1012.44012
970.71826
995.65024
963.85668
1016.65634
1003.79490
969.97250
510.66934
498.12763
521.06618
487.01935
465.96321
446.75370
499.79690
477.91018
480.59167
460.63735
439.48821
474.85993
516.58179
491.64981
523.44337
470.64371
483.50515
517.33000
0.09302
0.09864
0.10762
0.09846
0.09499
0.07997
0.08284
0.07410
0.06046
0.05350
0.04155
0.03393
0.02679
0.02331
0.01388
0.00866
0.00828
0.50152
2482.49336
2180.58929
2607.21609
2979.21266
3509.00135
3574.63815
3324.21287
3062.22808
3508.73014
3649.69331
3910.71051
4834.41956
4689.03567
3644.38396
3716.18873
2892.80767
4338.96845
3198.45597
974.37556
963.11663
969.04601
1004.08498
1036.90636
1065.70214
987.99665
985.05464
1061.08523
1007.74475
1039.76236
1006.78935
1048.89398
943.05171
965.60953
956.94479
882.94033
994.21237
512.92449
524.18342
518.25404
483.21507
450.39369
421.59790
499.30340
502.24541
426.21482
479.55530
447.53769
480.51070
438.40607
544.24834
521.69052
530.35526
604.35972
493.08768
0.09370
0.08737
0.09186
0.08550
0.08882
0.08041
0.08930
0.07328
0.07172
0.05872
0.05099
0.03830
0.02825
0.02057
0.01412
0.01185
0.01525
0.49848
2572.43129
2416.25965
2408.35228
2501.40207
3346.31594
3157.31972
3013.26649
2774.96357
3258.82596
3707.78318
4607.76471
4425.80929
4177.93836
3731.76601
3529.46753
4617.71972
3823.07603
3124.28858
978.72473
1020.40802
962.80311
996.29320
1010.66133
1017.24751
987.09150
1034.37110
959.39723
1042.99343
1055.80237
1018.74284
904.93585
1068.20812
961.15324
1062.17346
1080.90390
1000.43390
508.57532
466.89203
524.49694
491.00685
476.63872
470.05254
500.20855
452.92895
527.90282
444.30662
431.49768
468.55721
582.36420
419.09193
526.14681
425.12659
406.39614
486.86615
Fuente: Elaboración propia sobre la base de procesamientos especiales de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares, 2004
del INEGI.
Perfil de la pobreza en Nuevo León
159
Cuadro 17. Nuevo León. Índices FGT estimados para la población según grupos de edad
y género, 2004 Incidencia de la pobreza (headcout)
Grupos de
edad
0a4
5a9
10 a 14
15 a 19
20 a 24
25 a 29
30 a 34
35 a 39
40 a 44
45 a 49
50 a 54
55 a 59
60 a 64
65 a 69
70 a 74
75 a 79
80 y más
Total
Ambos géneros
a=0
0.41455
0.43363
0.39462
0.29370
0.24071
0.26665
0.32112
0.29666
0.25047
0.21072
0.16189
0.18510
0.15892
0.22248
0.23145
0.32136
0.26825
0.29992
Jefe hombre
Jefa mujer
a=1
a=2
a=0
a=1
a=2
0.14234
0.14523
0.13825
0.09617
0.07541
0.08010
0.10791
0.09533
0.08093
0.06526
0.04784
0.05910
0.05520
0.07354
0.08146
0.10169
0.08721
0.09880
0.06680
0.06802
0.06575
0.04515
0.03422
0.03422
0.05098
0.04413
0.03716
0.02899
0.01963
0.02595
0.02616
0.03533
0.03926
0.04869
0.04325
0.04578
0.39942
0.44455
0.40082
0.28003
0.18891
0.25635
0.30251
0.29798
0.25394
0.20413
0.17901
0.20711
0.14871
0.24210
0.28239
0.32808
0.29573
0.29687
0.13775
0.15668
0.13967
0.09098
0.05721
0.07267
0.10156
0.10062
0.07277
0.06582
0.05387
0.06691
0.04384
0.08859
0.09905
0.11699
0.12017
0.09842
0.06602
0.07605
0.06715
0.04312
0.02631
0.02857
0.04934
0.04791
0.03128
0.03036
0.02231
0.03121
0.01785
0.04336
0.04637
0.06024
0.07211
0.04629
a=0
0.42966
0.42122
0.38730
0.30954
0.29643
0.27695
0.33848
0.29533
0.24753
0.21677
0.14785
0.16549
0.16866
0.20010
0.18107
0.31643
0.25324
0.302980
a=1
a=2
0.14692
0.13223
0.13658
0.10219
0.09500
0.08753
0.11384
0.08994
0.08786
0.06476
0.04289
0.05214
0.06604
0.05639
0.06406
0.09045
0.06920
0.099180
0.06757
0.05889
0.06411
0.04750
0.04273
0.03989
0.05250
0.04029
0.04215
0.02773
0.01742
0.02126
0.03410
0.02618
0.03222
0.04020
0.02748
0.04527
Fuente: Elaboración propia sobre la base de procesamientos especiales de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares, 2004
del INEGI.
Cuadro 18. Nuevo León. Estimación de la contribución relativa en la pobreza según grupos
de la población por edad y género, 2004
Grupos de
edad
0a4
5a9
10 a 14
15 a 19
20 a 24
25 a 29
30 a 34
35 a 39
40 a 44
45 a 49
50 a 54
55 a 59
60 a 64
65 a 69
70 a 74
75 a 79
80 y más
Total
Ambos géneros
a=0
0.12904
0.13450
0.13126
0.09009
0.07377
0.07130
0.09214
0.07290
0.05518
0.03942
0.02497
0.02229
0.01458
0.01628
0.01081
0.01098
0.01051
1.0
Jefe hombre
Jefa mujer
a=1
a=2
a=0
a=1
a=2
a=0
a=1
a=2
0.13449
0.13674
0.13960
0.08955
0.07016
0.06501
0.09399
0.07110
0.05413
0.03706
0.02239
0.02160
0.01537
0.01633
0.01155
0.01055
0.01037
1.0
0.13620
0.13820
0.14328
0.09072
0.06869
0.05994
0.09582
0.07103
0.05363
0.03552
0.01983
0.02047
0.01573
0.01693
0.01201
0.01090
0.01110
1.0
0.12515
0.14771
0.14531
0.09287
0.06044
0.06905
0.08441
0.07438
0.05171
0.03678
0.02505
0.02367
0.01342
0.01901
0.01321
0.00957
0.00825
0.49644
0.13018
0.15702
0.15272
0.09101
0.05521
0.05904
0.08548
0.07576
0.04470
0.03578
0.02274
0.02307
0.01193
0.02098
0.01397
0.01029
0.01011
0.49961
0.13268
0.16207
0.15612
0.09171
0.05399
0.04935
0.08830
0.07670
0.04086
0.03509
0.02003
0.02288
0.01033
0.02183
0.01391
0.01127
0.01290
0.50707
0.13287
0.12147
0.11742
0.08735
0.08690
0.07350
0.09976
0.07143
0.05860
0.04201
0.02488
0.02092
0.01572
0.01359
0.00844
0.01237
0.01274
0.50356
0.13880
0.11649
0.12650
0.08809
0.08508
0.07097
0.10250
0.06645
0.06354
0.03834
0.02205
0.02014
0.01881
0.01169
0.00912
0.01080
0.01064
0.50039
0.13983
0.11364
0.13006
0.08970
0.08382
0.07084
0.10355
0.06521
0.06677
0.03597
0.01962
0.01799
0.02128
0.01189
0.01005
0.01052
0.00925
0.49293
Fuente: Elaboración propia sobre la base de procesamientos especiales de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares, 2004
del INEGI.
160
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 19. Nuevo León. Estimación del riesgo de pobreza según grupos de edad y género, 2004
Grupos de
edad
0a4
5a9
10 a 14
15 a 19
20 a 24
25 a 29
30 a 34
35 a 39
40 a 44
45 a 49
50 a 54
55 a 59
60 a 64
65 a 69
70 a 74
75 a 79
80 y más
Total
Ambos géneros
a=0
1.38220
1.44583
1.31576
0.97928
0.80258
0.88907
1.07069
0.98916
0.83513
0.70261
0.53978
0.61719
0.52989
0.74181
0.77171
1.07151
0.89443
Jefe hombre
Jefa mujer
a=1
a=2
a=0
a=1
a=2
a=0
a=1
a=2
1.44064
1.46995
1.39931
0.97341
0.76328
0.81068
1.09220
0.96484
0.81917
0.66056
0.48418
0.59817
0.55868
0.74437
0.82446
1.02928
0.88266
1.45895
1.48561
1.43615
0.98607
0.74736
0.74751
1.11342
0.96390
0.81171
0.63323
0.42871
0.56677
0.57149
0.77169
0.85742
1.06354
0.94460
1.34540
1.49742
1.35015
0.94327
0.63633
0.86349
1.01899
1.00372
0.85537
0.68758
0.60300
0.69763
0.50093
0.81551
0.95120
1.10511
0.99613
0.98986
1.39952
1.59186
1.41906
0.92438
0.58123
0.73830
1.03184
1.02236
0.73936
0.66871
0.54729
0.67984
0.44538
0.90013
1.00637
1.18863
1.22092
0.99619
1.42632
1.64300
1.45060
0.93144
0.56835
0.61710
1.06594
1.03502
0.67580
0.65594
0.48207
0.67427
0.38553
0.93674
1.00173
1.30136
1.55778
1.01105
1.41813
1.39029
1.27831
1.02166
0.97841
0.91410
1.11720
0.97476
0.81698
0.71547
0.48799
0.54622
0.55669
0.66046
0.59765
1.04439
0.83586
1.01020
1.48136
1.33325
1.37712
1.03035
0.95786
0.88253
1.14781
0.90681
0.88584
0.65293
0.43249
0.52568
0.66589
0.56852
0.64587
0.91195
0.69770
1.00383
1.49240
1.30067
1.41596
1.04910
0.94368
0.88097
1.15963
0.88980
0.93099
0.61257
0.38487
0.46955
0.75326
0.57814
0.71168
0.88800
0.60691
0.98888
Fuente: Elaboración propia sobre la base de procesamientos especiales de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares, 2004
del INEGI.
Perfil de la pobreza en Nuevo León
161
Conclusiones
Para efecto de caracterizar a la población pobre en Nuevo León, este estudio se propuso
efectuar un diagnóstico de la situación de la pobreza en Nuevo León dentro del marco
de referencia establecido por el Coneval para la medición de este fenómeno, posteriormente
utilizó los indicadores Foster, Greer, y Thorbecke (FGT) para medir la incidencia, la brecha
y la intensidad de la pobreza, y se aplicó la línea monetaria de pobreza urbana patrimonial.
La investigación empleó como fuente de datos la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos
de los Hogares de 2004 del INEGI, y sus principales resultados fueron los siguientes.
En Nuevo León en 2004 existían un millón 037 mil hogares, los cuales albergaban a 4
millones 106 mil personas. De estos hogares, cerca de 218 mil enfrentaban una situación
de pobreza patrimonial (21% del total de hogares) y en ellos residían alrededor de un
millón 83 mil personas que representaron el 26.5% del total de la población.
De acuerdo a los grupos de edad, las tasas de pobreza más elevadas correspondieron
a los niños y niñas, adolescentes y jóvenes. En la edad adulta la tasa de pobreza más
elevada se ubicó en las personas de 30 a 39 años.
En la clasificación de los hogares de acuerdo a su tipología resultó que los hogares
extensos son los que enfrentan la mayor tasa de pobreza, estimada en un 28.9%. Estos
hogares albergan a un 33.3% de la población. De acuerdo al ciclo de vida de la familia,
los hogares en donde existen hijos pequeños y adolescentes tienen mayores tasas de
pobreza, en comparación con aquéllos hogares en donde no se tienen hijos, como es el
caso de los hogares unipersonales.
Los hogares encabezados por mujeres con adolescentes tienen tasas de pobreza
superiores a sus respectivos pares con jefatura masculina, 25.9% contra 20.1%. Estos
hogares cuentan con una población del 30.6% y el 23% de la población, respectivamente.
De acuerdo la característica de la educación, los hogares en los que el jefe del hogar
cuenta con estudios incompletos, tanto de primaria como de secundaria, son los que
tienen las mayores tasas de pobreza, que son de 29.8% y 33.4%, respectivamente. En
estos hogares reside el 37.3% y 36.2% de la población, en ese orden. En contrapartida,
los individuos que viven en hogares donde la persona de referencia del hogar ha realizado
estudios superiores, son menos pobres.
La variable de la actividad laboral indicó que la tasa de pobreza es más alta en los
hogares en donde hay una combinación de miembros tanto ocupados como desocupados,
ésta se estimó en 32.6%. Estos hogares cuentan con una tasa de pobreza poblacional
de 42.1%.
La intensidad de la pobreza tiende a ser mayor en los asentamientos rurales, dispersos
o aislados, es decir, en las zonas menos pobladas; el estudio encontró que en las
162
Consejo de Desarrollo Social
localidades poco pobladas el riesgo de pobreza es de un 32.9%, casi 14 puntos más
que el que se tiene en las localidades densamente pobladas, un 19.3%.
Con la metodología basada en los indicadores FGT se encontró que para toda la población,
la incidencia de la pobreza fue de 29.99%, la brecha de 9.88%, y la severidad de 4.58%.
Desagregando por género, la brecha es ligeramente mayor para las mujeres que para los
hombres, el 9.92% frente al 9.84%, respectivamente.
Entre los grupos vulnerables se encuentran: niños/as y adolescentes en situación de
riesgo social, la mujer pobre y los adultos mayores. Estos grupos tienen características
y proporciones distintas.
Mediante la estimación de la incidencia de la pobreza utilizando los índices FGT, se obtuvo
que el grupo en donde más se acentúa la brecha de la pobreza es el de menores de 15
años con un 41.42%, en promedio. Pero es en el grupo de 30 a 34 años en el que aparece
la mayor divergencia al diferenciar por géneros, ya que se tiene una brecha del 10.1%
para los hombres y una de 11.3% para las mujeres.
De acuerdo al género, las mujeres tienen una participación en la tasa de pobreza de
50.36% mientras que los hombres de 49.64%. La pobreza se presenta con distintas
intensidades a lo largo del curso de vida y afecta de manera desigual a hombres y mujeres.
Los hombres, excepto los niños menores de cinco años, contribuyen a la tasa de pobreza
en mayor proporción que las mujeres en los primeros grupos de edad (menores de 19
años), pero de los 20 a los 49 años la contribución a la pobreza es mayor en las mujeres
que en los hombres. A medida que se pasa a los grupos de edad más grandes la
contribución a la tasa de pobreza es muy parecida entre ambos géneros.
La transmisión intergeneracional de la pobreza comienza en el hogar. Los hijos de padres
y madres pobres tienen una alta probabilidad de ser pobres, y los niños que crecen en
hogares pobres, incluyendo los hogares encabezados por mujeres, crecerán y replicarán
estas condiciones
La inversión en la niñez implica ofrecer igualdad de oportunidades a estos niños que, por
diversas circunstancias, son excluidos del desarrollo social y económico. Esos niños son
el síntoma de un problema generado por la pobreza, la falta de educación de los padres,
servicios sociales inadecuados y violencia en el hogar y en el medio externo.
La experiencia demuestra que para lograr el desarrollo integral de los niños y adolescentes
en situación de riesgo y su inserción en una sociedad más justa, se deben realizar
acciones de carácter preventivo como la atención temprana (de 0 a 6 años),
acompañamiento complementario (6 a 14 años); formación profesional de adolescentes
y servicios a nivel comunitario para evitar la expulsión de los niños de sus hogares.
Asegurar el crecimiento y estabilidad económicos, y generar las inversiones, el número
de empleos y mecanismos distributivos justos, sin los cuales ni los adultos (jóvenes,
maduros y mayores) ni los niños tendrían otro futuro que no fuera el de ser cada vez más
pobres.
Perfil de la pobreza en Nuevo León
163
Bibliografía
Arriagada, Irma y Aranda Verónica (2004). "Cambio de las familias en el marco de las
transformaciones globales: necesidad de políticas públicas eficaces". Serie seminarios
y conferencias. No. 42. Santiago de Chile. Comisión Económica para América Latina y
el Caribe (CEPAL).
Banco Mundial (2000/01). Informe sobre el Desarrollo Mundial 2000/01. Lucha contra
la pobreza. En http://www1.worldbank.org/prem/poverty/spanish/voices/listenfindings.htm
Comité Técnico para la Medición de la Pobreza (2002). Variantes metodológicas y
estimación preliminar. Serie Documentos de investigación, Secretaría de Desarrollo
Social.
_____Medición de la pobreza 2002-2004, disponible en
http://www.sedesol.gob.mx/prensa/comunicados/presentaciones/Medicion
delaPobreza2002-2004.ppt
Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL).
www.coneval.gob.mx
Foster, J.E., Greer, J. and Thorbecke, E. (1984). "A Class of descomposable poverty
indices". Econometrica, 52. Pp. 761-766.
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo Humano (PNUD). Informe sobre
Desarrollo Humano México, 2006-2007. En http://saul.nueve.com.mx/informes/index.html
Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI). Encuesta Nacional de
Ingresos y Gastos de los Hogares, 2004 (ENIGH-04). México.
Jenkins Stephen P., (2006). "Estimation and interpretation of measures of inequality,
poverty and social welfare using Stata". North American Stata User's Group Meetings
2006 16, Stata User Group. Disponible en página Web en
http://econpapers.repec.org/paper/bocasug06/16.htm
_________ & Micklewright John (2007). "New Directions in the Analysis of Inequality and
Poverty". Discussion Paper No. 2814 May. Disponible en página de la Web en
ftp://repec.iza.org/RePEc/Discussionpaper/dp2814.pdf
López-Calva y Rodríguez Ch. (2005). “Muchos rostros, un solo espejo: restricciones para
la medición multidimensional de la pobreza en México”. Documentos de Trabajo, Número
20. SEDESOL, Marzo.
Martínez Jasso, I. (1995). Encuesta de Ingreso y Gastos de los Hogares del Área
Metropolitana de Monterrey, 1994. Centro de Investigaciones Económicas, Facultad de
Economía, Universidad Autónoma de Nuevo León. Páginas 249.
Secretaria de Desarrollo Social (SEDESOL). Nota técnica para la medición de la pobreza
con base en los resultados de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares,
2002. Disponible en:
http://www.sedesol.gob.mx/subsecretarias/prospectiva/medicion.pobreza/Nota
tecnica_pobreza_2002.pdf
Székely, M. (coord.) (2005). “Números que mueven al mundo: la medición de la pobreza
en México”. Miguel Porrúa. México. Páginas 909.
164
Consejo de Desarrollo Social
Anexo 1. Tipología de los hogares y ciclo de vida de las familias
Tipo de hogares
Hogares familiares
Nuclear
Hogar constituido por un solo grupo familiar primario.
Ampliado
Hogar formado por el jefe(a) y su grupo familiar primario, más
otros grupos familiares u otros parientes. También llamada
familia extensa. Es el conjunto de familias conyugales, es
decir, los cónyuges con sus hijos, más las mujeres y hombres
de los hijos con sus hijos.
Compuesto
Hogar formado por un hogar nuclear o ampliado con personas
sin parentesco con el jefe(a).
Hogares no familiares
Unipersonales
De corresidentes
Hogares formados por una sola persona que es el jefe(a).
Hogar formado por dos o más personas que no tienen
parentesco con el jefe(a).
Etapas del ciclo de vida familiar
Hogares de jóvenes sin niños.
Las edades de todos los miembros del hogar están
comprendidas entre los 18 y 35 años (independientemente
de la presencia o ausencia de otros parientes y no parientes
del jefe de hogar).
Hogares con niños pequeños.
Con al menos un niño menor de 9 años.
Hogares con niños mayores o adolescentes.
Con al menos una persona entre 9 y 17 años. Sin niños
pequeños (menores de 9 años).
Hogares con hijos mayores.
Sólo adultos tipo I.
Con al menos una persona con edad superior a los 17 años.
Sin personas de edad inferior a los 18 años.
Hogares formados exclusivamente por adultos y en donde
alguno de los miembros es activo (independientemente de
la presencia o ausencia de otros parientes y no parientes del
jefe de hogar).
Todos los miembros tienen una edad superior a los 17 años.
Hay alguna persona con edad superior a los 35 años.
Al menos una persona en el hogar es laboralmente activa.
Sólo adultos tipo II.
Hogares formados exclusivamente por adultos. Ninguno de
los miembros es activo (independientemente de la presencia
o ausencia de otros parientes y no parientes del jefe de
hogar).
Todos los miembros tienen una edad superior a los 17 años.
Hay alguna persona con edad superior a los 35 años.
Ninguno de los miembros es laboralmente activo.
Fuente: Elaboración propia sobre la base de los estudios de Arriagada (2004).
Perfil de la pobreza en Nuevo León
165
Anexo 2. Conceptos y definiciones
La pobreza, como muchos otros conceptos económicos y sociales, es de difícil
definición. En general se define como la carencia de recursos necesarios para
satisfacer las necesidades de una población o grupo de personas especificas,
sin tener la capacidad y oportunidad de producir esos recursos. También puede
decirse que la pobreza describe un amplio rango de circunstancias asociadas con
la necesidad, dificultad al acceso y carencia de recursos.
Tasa de pobreza
Es un término comparativo utilizado para describir una situación en la que se
encuentra un determinado estrato de población y que se percibe como la carencia,
escasez o falta de los bienes más elementales, como por ejemplo, alimentos,
vivienda, educación o asistencia sanitaria, para alcanzar una vida digna.
Los enfoques básicos empleados para la identificación empírica de la
pobreza 12
Método del Ingreso o de la Línea de Pobreza (método indirecto) y el Método de
las Necesidades Básicas Insatisfechas (método directo). Ambos suponen una
definición de la pobreza, de sus causas y del tipo de políticas que se consideran
más adecuadas para combatirlas.
La pobreza según los ingresos
El método de la Línea de Pobreza, método indirecto ya que lo que identifica es
la satisfacción potencial de las necesidades, identifica a los pobres como aquellas
personas con un ingreso deficiente. Este método se relaciona con la definición
de pobreza como estándar de vida ya que considera pobres a las personas cuyo
ingreso no es suficiente para mantener un nivel de vida considerado mínimo. Tras
el método de la línea de pobreza subyace la idea de que la pobreza es el resultado
de la distribución desigual del ingreso, producto de un desarrollo insuficiente de
la región o de la concentración de ingresos en ciertos sectores de la sociedad.
En América Latina se aplica el Método de la Línea de la Pobreza en su variante
alimentaria, el cual consiste en establecer, a partir de los ingresos de los hogares,
si éstos tienen capacidad de satisfacer un conjunto de necesidades alimentarias
y no alimentarias consideradas esenciales. La fuente de información son las
Encuestas Permanentes de Hogares.
12
Enciclopedia Multimedia Interactiva y Biblioteca Virtual de las Ciencias Sociales, Económicas y Jurídicas (EMVI) en
http://www.eumed.net
166
Consejo de Desarrollo Social
Para calcular la Línea de Pobreza es necesario contar con el valor de la Canasta
Básica Alimentaria (CBA) y ampliarlo con la inclusión de bienes y servicios no
alimentarios (vestimentas, transporte, educación, salud, etc.) con el fin de obtener
la Canasta Básica Total (CBT).
La CBT es el resultado de la multiplicación de la CBA por la inversa del Coeficiente
de Engel (se define como la relación entre los gastos alimentarios y los gastos
totales derivados de la población de referencia: Coef. de Engel = Gastos alimentarios
/ Gastos totales).
En cada período se actualiza tanto el numerador como el denominador del
coeficiente de Engel con la variación relativa al Índice de Precios al Consumo. En
función de la variación relativa de los precios, se determina el valor del coeficiente
para cada período de medición de la pobreza.
Para expandir el valor de la CBA, lo que se hace es multiplicar su valor por la
inversa del Coeficiente de Engel: CBT = CBA * inversa del Coeficiente de Engel.
Por último, se compara el valor de la CBT de cada hogar con el ingreso total
familiar de dicho hogar. Si el ingreso es inferior al valor de la CBT, se considera
que el hogar y los individuos que lo componen se hallan por debajo de la Línea
de Pobreza.
La pobreza según el método de las Necesidades Básicas Insatisfechas
(NBI):
Es el método directo más extendido en América Latina. Este método define a los
pobres como aquellas personas que tienen carencias, privaciones o necesidades
básicas insatisfechas, sobre todo en materia de servicios públicos: vivienda, agua,
drenaje y educación. Considera que la pobreza es producto de la desigualdad en
el consumo, en el acceso de los servicios públicos, etc. Este método utiliza como
base informativa a los Censos y a la Encuesta Permanente de Hogares.
Parte de seleccionar las necesidades que se consideran básicas y luego fijar los
umbrales mínimos de satisfacción en términos de mercancías. Serán pobres los
hogares o individuos que no disponen o consumen todos o una combinación de
los bienes y servicios. Se selecciona un conjunto de necesidades que se consideran
básicas para la vida en sociedad.
Entre ellas se cuentan necesidades habitacionales, educacionales y ocupacionales,
y para medir estas necesidades se construyen una serie de indicadores, como
por ejemplo: hacinamiento (hogares con más de tres personas por cuarto); vivienda
(hogares que habitan en una vivienda de tipo inconveniente: vivienda de
alquiler/renta, vivienda precaria, etc.); condiciones sanitarias (hogares que no
Perfil de la pobreza en Nuevo León
167
tuvieran ningún tipo de retrete); asistencia escolar (hogares que tuvieran algún
niño en edad escolar que no asista a la escuela); capacidad de subsistencia
(hogares que tuvieran una tasa de dependencia económica de tres inactivos por
miembro ocupado y jefe con nivel educativo bajo).
Se consideran hogares con NBI a aquellos que reúnen al menos una de estas
condiciones. Esto se debe a que, al considerarse básicas, todas las necesidades
deben ser cumplidas simultáneamente.
168
Consejo de Desarrollo Social
Anexo 3. Procesamientos con STATA
Perfil de la pobreza en Nuevo León
169
Anexo 4. Indicadores sociales para Nuevo León
Nuevo León: Indicadores sociales y mediciones de pobreza
Entidad federativa /
Municipio
IDH 2000
Nacional
Medio
Nuevo León
Alto
Abasolo
Medio
Agualeguas
Alto
Los Aldamas
Medio
Allende
Alto
Anáhuac
Medio
Apodaca
Alto
Aramberri
Medio
Bustamante
Medio
Cadereyta Jiménez
Alto
Carmen
Alto
Cerralvo
Alto
Ciénega de Flores
Medio
China
Medio
Dr. Arroyo
Medio
Dr. Coss
Medio
Dr. González
Medio
Galeana
Medio
García
Medio
San Pedro Garza García Alto
Gral. Bravo
Medio
Gral. Escobedo
Alto
Gral. Terán
Medio
Gral. Treviño
Alto
Gral. Zaragoza
Medio
Gral. Zuazua
Medio
Guadalupe
Alto
Los Herreras
Alto
Higueras
Medio
Hualahuises
Medio
Iturbide
Medio
Juárez
Alto
Lampazos de Naranjo
Medio
Linares
Medio
Marín
Medio
Melchor Ocampo
Alto
Mier y Noriega
Medio
Mina
Medio
Montemorelos
Alto
Monterrey
Alto
Parás
Alto
Pesquería
Medio
Los Ramones
Medio
Rayones
Medio
Sabinas Hidalgo
Alto
Salinas Victoria
Medio
San Nicolás de los Garza Alto
Hidalgo
Alto
Santa Catarina
Alto
Santiago
Alto
Vallecillo
Medio
Villaldama
Alto
Grado de Desarrollo Social
2000
Total Hombres Mujeres
Medio
Medio
Alto
Alto
Alto
Alto
Medio
Medio
Medio
Medio
Medio
Medio
Medio
Medio
Alto
Alto
Bajo
Bajo
Medio
Medio
Alto
Alto
Alto
Alto
Medio
Medio
Alto
Alto
Medio
Medio
Bajo
Bajo
Medio
Medio
Medio
Medio
Bajo
Bajo
Medio
Medio
Alto
Alto
Medio
Medio
Alto
Alto
Medio
Medio
Medio
Medio
Muy bajo Muy bajo
Medio
Medio
Alto
Alto
Medio
Medio
Medio
Medio
Medio
Medio
Bajo
Bajo
Medio
Medio
Medio
Medio
Medio
Medio
Medio
Medio
Alto
Alto
Bajo
Bajo
Medio
Medio
Medio
Medio
Alto
Alto
Medio
Medio
Medio
Medio
Medio
Medio
Bajo
Bajo
Alto
Alto
Medio
Medio
Alto
Alto
Alto
Alto
Alto
Alto
Alto
Alto
Medio
Medio
Alto
Alto
Medio
Alto
Alto
Medio
Medio
Alto
Medio
Alto
Bajo
Medio
Alto
Alto
Medio
Alto
Medio
Bajo
Medio
Medio
Bajo
Medio
Alto
Medio
Alto
Medio
Medio
Bajo
Medio
Alto
Medio
Medio
Medio
Bajo
Medio
Medio
Medio
Medio
Alto
Bajo
Medio
Medio
Alto
Alto
Medio
Medio
Bajo
Alto
Medio
Alto
Alto
Alto
Alto
Medio
Alto
Incidencia de
Grado de
Grado de
pobreza
marginación rezago social
patrimonial
2005
2005
2005
Muy bajo
Bajo
Bajo
Bajo
Muy bajo
Muy bajo
Muy bajo
Alto
Bajo
Muy bajo
Muy bajo
Muy bajo
Muy bajo
Bajo
Alto
Bajo
Bajo
Medio
Muy bajo
Muy bajo
Bajo
Muy bajo
Bajo
Bajo
Alto
Muy bajo
Muy bajo
Bajo
Bajo
Bajo
Alto
Muy bajo
Bajo
Muy bajo
Bajo
Muy bajo
Alto
Medio
Muy bajo
Muy bajo
Bajo
Muy bajo
Bajo
Alto
Muy bajo
Bajo
Muy bajo
Muy bajo
Muy bajo
Muy bajo
Medio
Bajo
Muy bajo
Muy bajo
Muy bajo
Muy bajo
Muy bajo
Muy bajo
Muy bajo
Medio
Muy bajo
Muy bajo
Muy bajo
Muy bajo
Muy bajo
Muy bajo
Bajo
Muy bajo
Muy bajo
Bajo
Muy bajo
Muy bajo
Muy bajo
Muy bajo
Muy bajo
Muy bajo
Medio
Muy bajo
Muy bajo
Muy bajo
Muy bajo
Muy bajo
Bajo
Muy bajo
Muy bajo
Muy bajo
Muy bajo
Muy bajo
Medio
Muy bajo
Muy bajo
Muy bajo
Muy bajo
Muy bajo
Muy bajo
Bajo
Muy bajo
Muy bajo
Muy bajo
Muy bajo
Muy bajo
Muy bajo
Muy bajo
Muy bajo
47.0
27.5
32.3
42.7
32.7
26.6
45.1
37.9
72.1
37.6
30.9
35.2
40.2
21.5
25.4
69.2
33.7
37.7
60.4
44.2
3.3
13.7
32.1
33.4
27.9
73.6
30.7
25.4
26.3
37.8
37.4
71.8
35.6
48.0
50.2
26.5
23.3
70.4
45.6
36.7
21.9
32.6
30.2
28.6
62.2
41.4
33.3
14.7
35.1
28.8
23.4
39.0
46.8
Fuente: Elaboración propia en base a las fuentes que se citan
1/ Estimaciones del PNUD, con base en datos del XII Censo de Población y Vivienda, 2000 del INEGI, las estimaciones nacional, estatal, Los Aldamas
y Melchor Ocampo, corresponden a CONAPO.
2/ Estimaciones de CONAPO, con base en datos del XII Censo de Población y Vivienda, 2000 del INEGI
3/ Estimaciones de CONAPO, con base en del II Conteo de Población y Vivienda, 2005 del INEGI
4/ Estimaciones de CONEVAL, con base en del II Conteo de Población y Vivienda, 2005 del INEGI
5/ Estimaciones de CONEVAL, con base en del II Conteo de Población y Vivienda, 2005 del INEGI
170
Consejo de Desarrollo Social
¿Paternalismo o meritocracia?
La justicia social desde la
perspectiva de los pobres
Daniel Flores Curiel
Índice
Introducción
173
Antecedentes
176
Descripción de la población encuestada
178
Análisis del concepto de justicia social
180
Conclusiones
185
Referencias
187
Introducción
El término justicia social apareció en Inglaterra a finales del siglo XIX, asociado con la
lucha política de los trabajadores por la obtención de derechos laborales. La palabra
justicia social se convirtió rápidamente en un componente habitual de los discursos que
tratan sobre temas como la igualdad, el bienestar, la pobreza y la distribución de la
riqueza. Aunque es claro que el término justicia siempre ha tenido como fundamento el
concepto de equidad, con el tiempo se desarrollaron dos formas opuestas de entenderla.
Por una parte, se encuentran quienes consideran que una sociedad es justa en tanto
ofrezca igualdad de oportunidades a todos los individuos. Por otra parte, se encuentran
quienes estiman que un sistema social o económico es justo cuando genera resultados
equitativos1.
En la encuesta sobre "Lo que dicen los pobres en Nuevo León", se busca captar el
significado que tiene el término justicia social para los individuos en condiciones de
pobreza y vulnerabilidad que habitan en la entidad. Aunque los encuestados podían elegir
entre cinco respuestas alternativas o proponer una, la mayor parte eligió una de las cinco
opciones establecidas. Estas respuestas alternativas eran las siguientes: que cada quien
reciba según sus necesidades; proteger a los más pobres; que cada quien reciba según
su esfuerzo; que cada quien reciba según sus capacidades, y dar a todos lo mismo.
La pregunta sobre el significado de la justicia social forma parte de una amplia batería
de cuestionamientos sobre diversos temas. Se puede afirmar con certeza que los
individuos entrevistados toman solamente unos segundos para responder y, en
consecuencia, que su respuesta tiene más relación con los sentimientos o experiencias
que con un proceso profundo de reflexión. Sin embargo, es preciso recordar que el
propósito fundamental de la encuesta es brindar a los pobres una oportunidad para
manifestar sus opiniones y hacerlas llegar a quienes puedan tomar decisiones de política
social.
Las respuestas más frecuentes del cuestionario, como se verá más adelante, corresponden
a los dos conceptos opuestos de la justicia social. Por una parte, se encuentra el concepto
paternalista de la justicia orientado a los resultados que demanda la protección de los
más pobres. En cierta forma, este concepto de justicia es consistente con el sugerido
por Rawls (1971) que tiene como máxima la asignación de bienes buscando el mayor
beneficio para los menos favorecidos. Por otra parte, se encuentra el concepto meritocrático
de justicia que busca recompensar a los individuos en función del esfuerzo que realizan
o la capacidad que poseen. Este concepto de la justicia se encuentra orientado a la
equidad o imparcialidad en el proceso, y no necesariamente a la igualdad de los resultados.
1
En la literatura económica se ha generado un debate sobre la importancia de distinguir entre procesos justos y resultados
justos.Los detalles del debate se pueden consultar en Holcombe (1983), Baumol (1982) y Piron (1985).
¿Paternalismo o meritocracia? La justicia social desde la perspectiva de los pobres
173
La opinión de los pobres en México sobre el concepto de la justicia social ha sido estudiada
tanto por Cordera y Flores (2005) como por López, Rodríguez y Trujillo (2005) con los
resultados de la encuesta nacional "Lo que dicen los pobres". A pesar de que los dos
estudios tratan el mismo tema, los trabajos tienen enfoques distintos y, por lo tanto,
resaltan aspectos diferentes sobre la relación entre el concepto de justicia social que
tienen las personas y las características objetivas y subjetivas que los distinguen.
Cordera y Flores (2005) dividen a la población encuestada en dos grupos. En el primer
grupo incluyen a los individuos que consideran que las vías económicas de mercado
(trabajo y empleo) son las más adecuadas para mejorar su situación particular. En el
segundo grupo incluyen a los individuos que consideran alternativas de corte asistencial
(repartir despensas) como la manera más adecuada para mejorar sus condiciones de
vida2. Posteriormente, contrastan las respuestas de estos dos grupos a la pregunta sobre
su concepción de la justicia social. Como resultado de este ejercicio encuentra que no
existen grandes diferencias en las respuestas de los grupos. La gran mayoría de los
individuos pobres del país consideran que la justicia social consiste en ayudar a los más
pobres.
López y otros (2005) dividen la muestra en dos grupos: quienes se encuentran en el
mercado laboral y quienes se encuentran fuera del mercado laboral. Posteriormente,
estiman el impacto de una serie de variables sobre la probabilidad de que los individuos
tengan un concepto paternalista de la justicia social. Es decir, que consideren justo
proteger a los más pobres. Así, concluyen que esta visión de la justicia social se relaciona
positivamente con variables que reflejan desventaja o vulnerabilidad, como baja escolaridad,
ser mujer, concebir a los ricos como enemigos de los pobres, percepción de ingreso
insuficiente o que el individuo considere que pertenece a una clase social más baja.
En el presente trabajo se pretende establecer qué variables ayudan a explicar que los
individuos pobres en el Área Metropolitana de Monterrey (AMM) tengan un concepto
paternalista o meritocrático de la justicia social. A pesar de que en términos generales
todos los individuos entrevistados son pobres, existen diferencias dentro del grupo que
compone la muestra que permiten explicar parcialmente la diversidad de opiniones sobre
la justicia social. Así, aunque su efecto sea pequeño, condiciones como una mayor
pobreza y pocas expectativas de superación incrementan la probabilidad de que un
individuo considere justo proteger a los más pobres. De manera similar, la ausencia de
estas condiciones tiende a incrementar la probabilidad de que el individuo considere
justo compensar en función del esfuerzo o la capacidad. Paradójicamente, otras variables
que también pueden relacionarse con la pobreza o vulnerabilidad de la persona como el
sexo, la edad y la percepción del avance o retroceso social que ha vivido, no tienen efecto
sobre el concepto de justicia social que tiene la persona o solamente se relacionan con
uno de los conceptos.
2
En esencia, las labores asistenciales consisten en prestar bienes o servicios a grupos que tienen desventajas económicas
o sociales, atendiendo los efectos y no las causas del problema. Berman (1960) explica que la ley de seguridad social en los
Estados Unidos consideraba programas dirigidos a cuatro grupos específicos: adultos mayores, niños, ciegos y discapacitados
permanentes. El criterio fundamental para definir estos grupos es la dificultad que tienen para participar en el mercado laboral.
174
Consejo de Desarrollo Social
El resto del documento se encuentra ordenado de la siguiente manera. En la sección
1 se hace un repaso de la literatura reciente relacionada con la justicia distributiva en
el campo económico con el fin de clarificar la relación que existe entre los conceptos
teóricos de justicia y las respuestas del cuestionario. En la sección 2 se describe
brevemente las características que tiene la población encuestada en términos de edad,
escolaridad y participación laboral. En la sección 3 se hace un análisis del concepto de
justicia social. En particular, se relaciona el concepto que tiene el individuo con sus
características, opiniones y condiciones de vida. Finalmente, en la sección 4 se presentan
las conclusiones del estudio.
¿Paternalismo o meritocracia? La justicia social desde la perspectiva de los pobres
175
Antecedentes
No existe una teoría de la justicia generalmente aceptada en el ámbito filosófico, político
o económico. Sin embargo, en cada uno de estos campos se han desarrollado conceptos
y mecanismos que tienen por objeto abordar el tema de la justicia distributiva3. Es decir,
determinar la forma justa de asignar o repartir los bienes de una economía entre los
individuos que participan en ella.
A pesar de que una economía tiene dos elementos básicos y complementarios que son
la producción y el consumo, los conceptos formales de justicia en el campo económico
se desarrollaron inicialmente considerando solamente el segundo elemento. Es decir,
se trató de establecer la forma justa de asignar bienes entre los individuos que forman
parte de una economía, sin tomar en cuenta el proceso de producción que generó esos
bienes. Es práctica habitual en el desarrollo de la teoría económica hacer supuestos que
simplifican el análisis de un aspecto específico de la economía.
El punto de partida en el estudio reciente de la justicia distributiva es el utilitarismo. El
enfoque de la ética utilitaria tiene como fundamento la posibilidad de medir y comparar
los niveles de utilidad (o bienestar) que tienen diferentes individuos cuando son dotados
con diversas canastas de bienes4. Si se acepta esta posibilidad, un planeador social
podría entonces determinar la forma más adecuada de asignar los bienes para maximizar
el bienestar de la sociedad. En un sentido estricto, el planeador social procuraría asignar
cada bien a la persona que mayor provecho obtenga con ese bien para generar el máximo
bienestar del conjunto de individuos.
En la teoría económica moderna se acepta que no es posible medir y comparar en forma
objetiva la utilidad que una canasta de bienes proporciona a distintos individuos5. En
lugar de ello, se considera que las funciones de utilidad son simplemente una forma de
representar las preferencias de los individuos. Esta observación pone en evidencia la
dificultad práctica que existe para alcanzar la justicia si se considera, como en una de
las respuestas del cuestionario, que ésta consiste en otorgar bienes y servicios a cada
individuo según sus necesidades. ¿Cómo establecer en forma objetiva que un individuo
necesita más un bien que otro individuo?
Un concepto revolucionario de justicia, cuyo origen se encuentra en el trabajo de Foley
(1969) y que no se ve afectado por la limitación técnica que impide medir y comparar
la utilidad de los individuos, considera que una asignación de bienes es justa cuando
ningún individuo envidia la canasta de bienes que tiene otro. Así, una asignación
estrictamente equitativa de bienes entre los individuos sería justa bajo el criterio señalado.
Sin embargo, esta asignación justa puede generar ineficiencia.
3
Ver Gaertner (1994).
4
Ver Harsanyi (1955), Harsanyi (1978) y Welch (1989).
5
Ver el capítulo sobre la medición de la utilidad en Blaug (1985).
176
Consejo de Desarrollo Social
Es importante resaltar que la ineficiencia es un término técnico que ha tenido gran
trascendencia en el estudio de la economía. La importancia de este aspecto se torna
evidente cuando se comprende que ineficiencia equivale a desperdicio. Una distribución
estrictamente equitativa hace que los individuos reciban ciertos bienes que no desean
y, por lo tanto, genera desperdicio. Por ejemplo, en una economía que distribuye los
bienes de manera equitativa, los vegetarianos recibirían una dotación de carne, en tanto
que sanos y enfermos recibirían la misma dotación de medicinas, etc.
La solución del conflicto entre justicia y eficiencia es el equilibrio competitivo a partir de
dotaciones de bienes idénticas. Es decir, se puede obtener una asignación eficiente (sin
desperdicio) y justa (libre de envidias) permitiendo que los individuos intercambien
libremente los bienes partiendo de una asignación inicial equitativa. Como resultado de
este proceso, los individuos terminarían con canastas de bienes diferentes acordes con
sus preferencias, pero nadie tendría porqué desear más la canasta de otro individuo que
la propia. En un sentido más amplio, Piketty (1994) señala que una asignación o distribución
de bienes es justa cuando resulta de un proceso que permite a todos los individuos elegir
del mismo conjunto de opciones6.
Los trabajos más recientes sobre justicia distributiva incluyen en su análisis el proceso
de producción de los bienes. En principio, incorporar el proceso de producción no plantea
dificultades adicionales en la búsqueda de una distribución justa. Solamente es necesario
tomar en cuenta que el ocio debe ser incluido dentro de los bienes a distribuir en la
economía. Usualmente, se considera que los individuos contribuyen a la producción de
bienes mediante el trabajo, y que cuando realizan esta aportación se privan de llevar a
cabo otras actividades más amenas. En otras palabras, los individuos que dedican más
tiempo al trabajo se privan del ocio que también es un bien. Piketty (1994) sugiere que
esta idea se puede entender con más claridad citando el comentario de Varian (1974)
que se presenta a continuación: "Uno puede envidiar a un doctor que solamente trabaja
un día la semana haciendo cirugías del cerebro, y en cambio tiene un consumo elevado;
sin embargo, a menos que uno esté dispuesto a realizar un esfuerzo similar para igualar
el servicio que produce (por ejemplo, cubrir los 6 años que se requieren en la escuela
de medicina) entonces la queja no es legítima en términos de equidad".
Lamentablemente, como señalan Pazner y Schmeidler (1978) y Piketty (1994), el conflicto
entre justicia y eficiencia puede no tener solución cuando se toma en cuenta que los
individuos tienen diferentes habilidades o capacidades innatas para la producción7. Es
decir, que una parte de las diferencias en la productividad de los individuos no son
6
Es decir, en tanto exista igualdad de oportunidades.
7
Ver Fleurbaey y Maniquet (1996).
¿Paternalismo o meritocracia? La justicia social desde la perspectiva de los pobres
177
resultado del esfuerzo realizado por la persona en el presente o en alguna otra etapa de
su vida. Por ejemplo, Battalio, Kagel y Reynolds (1977) hacen comentarios sobre una
lista elaborada por Stigler de factores que generan diferencias en los ingresos laborales
de los individuos. Consideran que estos factores pueden catalogarse como sigue:
estocásticos, compensaciones asociadas con el riesgo o los costos de cada trabajo,
divergencias de un sistema competitivo, intensidad de las preferencias por bienes
consumo en relación con el ocio, y la habilidad o capacidad de la persona.
Battalio y otros (1977) dicen que los economistas han buscado explicar las causas de
las diferencias en el ingreso de los individuos y que, en particular, han tratado de separar
las diferencias ocasionadas por el esfuerzo de las que tienen su origen en la habilidad
de los individuos. Existe la creencia de que la distribución del ingreso sería más equitativa
si solamente los factores relacionados con el esfuerzo estuvieran involucrados en la
determinación de los ingresos. Sin embargo, los autores estudian la dispersión del ingreso
en economías experimentales donde las diferencias de ingreso solamente pueden
obedecer al esfuerzo y las preferencias, encontrando que las distribuciones de ingreso
resultantes son parecidas a las que tienen la economía de los Estados Unidos y otras
economías de mercado8.
Descripción de la población encuestada
Es conveniente conocer algunas características de los individuos encuestados antes de
realizar un análisis sobre su concepción de la justicia social. La encuesta sobre los que
dicen los pobres en Nuevo León se aplicó a una muestra de las personas que viven en
los polígonos de pobreza determinados por el Consejo de Desarrollo Social. Aunque
existe una alta probabilidad de que los individuos encuestados en estas zonas se
encuentren en condiciones de pobreza, es posible que un número pequeño de personas
encuestadas no sean pobres bajo alguna o algunas de las definiciones de pobreza
tradicionales. Además, los niveles de pobreza pueden variar dentro de la población
objetivo y, consecuentemente, dentro de la muestra. Por lo anterior, es prudente contrastar
a los entrevistados con la población del AMM. En particular, comparar las distribuciones
de edad y escolaridad, así como la condición de participación laboral.
8
Las economías experimentales eran centros de rehabilitación donde los internos tenían la posibilidad de realizar tareas
sencillas de limpieza y recibir a cambio vales intercambiables por bienes de consumo.
178
Consejo de Desarrollo Social
Gráfica 1. Distribuciones de edad de los entrevistados y la población del AMM
30
25
%
20
Pobres
15
AMM
10
5
0
18-24
25-34
35-44
45-54
55-64
65-74
Edad
Fuente: ENIGH 2004 y el cuestionario "Lo que dicen los pobres de Nuevo León".
En la gráfica 1 se presentan las distribuciones de edad de los entrevistados (pobres en
el AMM) y la población adulta del AMM con base en la ENIGH (2004). Como se puede
apreciar, existe gran similitud en la forma que tienen las distribuciones, aunque la muestra
de los pobres contiene una menor proporción de personas en los grupos de edad
relativamente jóvenes. Es importante explicar que no hay razón para esperar que las
distribuciones de edad sean iguales, pues los pobres del AMM no son una muestra
aleatoria de la población adulta del AMM. De cualquier forma, como las diferencias son
pequeñas, se puede concluir que ambos grupos tienen distribuciones de edad bastante
parecidas.
45
40
35
30
25
20
15
10
5
0
Pobres
Posgrado
Profesional
Carrera
Técnica
Normal
Preparatoria
Secundaria
Primaria
AMM
Ninguno o
Preescolar
%
Gráfica 2. Distribuciones de escolaridad de los entrevistados y la población del AMM
Escolaridad
Fuente: ENIGH 2004 y el cuestionario "Lo que dicen los pobres de Nuevo León".
¿Paternalismo o meritocracia? La justicia social desde la perspectiva de los pobres
179
En términos generales, se puede esperar que las personas que contestaron la entrevista
tengan baja escolaridad y poca participación en el mercado laboral en comparación con
la población del AMM en el mismo rango de edades. Esta expectativa se confirma cuando
se analizan los estadísticos descriptivos de ambos grupos relacionados con la escolaridad
y el trabajo. En la gráfica 2 se presentan con detalle las distribuciones de frecuencias
sobre escolaridad que corresponden a los dos grupos en cuestión. En el grupo de
entrevistados predominan los individuos que tienen una escolaridad igual o inferior a la
secundaria (76.1%), mientras que en el AMM la mayor parte de la población dentro del
mismo rango de edad tiene una escolaridad igual o mayor a la preparatoria (65.6%). De
manera similar, la participación laboral de la población en el AMM es 56.3%, mientras
que la participación laboral de los entrevistados alcanza solamente el 44.2%.
Análisis del concepto de justicia social
Los porcentajes de respuesta que corresponden a los distintos conceptos de justicia
social en la muestra de individuos pobres del AMM son similares a los publicados en el
estudio nacional. En el cuadro 1 se muestran los porcentajes de respuesta correspondientes
a cada una de las cinco alternativas establecidas, tanto en el AMM como a nivel nacional.
La mayor parte de los entrevistados, en términos relativos, considera que justicia social
significa proteger a los más pobres (44.6%). El porcentaje de entrevistados que considera
justo compensar a los individuos en función de sus méritos (esfuerzo y capacidad) es
22.8%.
Cuadro 1. Concepto de Justicia Social
AMM
Frecuencia
Que cada quien reciba según sus necesidades
Proteger a los más pobres
Que cada quien reciba según su esfuerzo
Que cada quien reciba según sus capacidades
Dar a todos lo mismo
No sabe
No contestó
Total
74
196
61
39
64
4
1
439
Nacional
%
16.9
44.6
13.9
8.9
14.6
0.9
0.2
100.0
Frecuencia
%
564
1293
478
150
403
43
8
2939
19.19
43.99
16.26
5.10
13.71
1.46
0.27
100.0
Fuente: La información nacional proviene de López y otros (2005) y la del AMM de la encuesta "Lo que dicen los pobres
de Nuevo León".
A pesar de que existe similitud en la concepción de justicia que tienen los pobres en el
AMM y en el país, dentro de cada grupo existen opiniones diversas que se pueden
relacionar con las características o conveniencias de los individuos. De antemano, uno
esperaría que los individuos que se encuentran en condiciones más favorables tiendan
a elegir con más frecuencia una visión meritocrática de la justicia social. Por el contrario,
que los individuos en condiciones menos ventajosas opten por un concepto paternalista.
180
Consejo de Desarrollo Social
Al dividir a los entrevistados en grupos con base en su escolaridad o su condición de
actividad laboral, se encuentra que los individuos con más escolaridad y los que trabajan
tienden a elegir con menos frecuencia un concepto de justicia social que considera
conveniente favorecer a los más pobres. En el cuadro 2 se aprecia que 46.9% de los
individuos que tienen escolaridad igual o inferior a la secundaria, consideran justo proteger
a los más pobres, mientras que solamente 37% de los entrevistados con educación
preparatoria o superior piensan lo mismo. De manera similar, se estima que 48.2% de
los entrevistados sin actividad laboral consideran justo proteger a los más pobres,
mientras que sólo 40.2% de los que trabajan tienen la misma opinión.
Cuadro 2. Justicia social, escolaridad y trabajo
Escolaridad
Concepto justicia social
Que cada quien reciba según sus necesidades
Proteger a los más pobres
Que cada quien reciba según su esfuerzo
Que cada quien reciba según sus capacidades
Dar a todos lo mismo
No sabe
No contestó
Total
¿Trabaja?
Secundaria o
inferior (%)
Preparatoria o
superior (%)
NO
SI
16.2
46.9
12.1
8.0
15.3
1.2
0.3
100.0
19.0
37.0
20.0
12.0
12.0
0.0
0.0
100.0
15.5
48.2
11.4
7.3
15.5
1.6
0.4
100.0
18.6
40.2
17
10.8
13.4
0.0
0.0
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en cuestionario "Lo que dicen los pobres de Nuevo León".
Los individuos con mayor escolaridad y actividad laboral, consideran justo con más
frecuencia que las personas reciban según su esfuerzo o capacidades. Si se toman estas
dos alternativas en conjunto, se encuentra que 20.1% de los individuos que tienen
escolaridad igual o inferior a la secundaria consideran justo compensar con base en el
esfuerzo o las capacidades, mientras que 32% de los entrevistados con educación
preparatoria o superior tienen esta concepción de justicia. De manera similar, solamente
20.7% de los entrevistados que no trabajan consideran justo que las personas reciban
según criterios de esfuerzo o capacidad, mientras que 27.8% de los que trabajan tienen
el concepto de justicia mencionado.
Antes de sacar conclusiones a partir de las comparaciones entre grupos, es conveniente
realizar un ejercicio econométrico similar al que realizaron López Calva et al (2005) con
el fin de estimar la probabilidad de que los individuos tengan una concepción paternalista
o meritocrática de la justicia social. En ambos casos, se consideran diversos tipos de
variables explicativas que es conveniente explicar con más detalle.
En primer lugar, se encuentran las variables objetivas que incluyen características propias
del individuo como sexo, edad y escolaridad, así como una característica del hogar que
es la posesión de ahorros para hacer frente a contingencias. El sexo es una variable
¿Paternalismo o meritocracia? La justicia social desde la perspectiva de los pobres
181
dicotómica que toma el valor 0 para la mujer y 1 para el hombre. De manera similar, se
construyen dos variables dicotómicas que reflejan la escolaridad de la persona: primaria
o menos, y preparatoria o más. Así, el punto de referencia sería la persona que tiene
escolaridad de secundaria. Finalmente, se construyó una variable dicotómica que toma
el valor 1 cuando el hogar de la persona entrevistada manifiesta no contar con ahorros,
y el valor 0 en cualquier otro caso.
En segundo lugar, se encuentran las variables subjetivas que miden la percepción de
ubicación o retroceso económico experimentado por el individuo, así como de las
expectativas de avance. Se construyen variables dicotómicas que indican la presencia
de una condición determinada. Cada individuo establece según su criterio si en su hogar
tienen ingreso suficiente para vivir bien, si pertenece a la clase social baja, media o alta,
si considera que tiene posibilidades de mejorar económicamente e incluso si ha
experimentado o cree que sus hijos han experimentado un retroceso en la escala social.
Un individuo percibe retroceso social cuando considera que sus padres pertenecieron
a una clase social superior. Por ejemplo, el entrevistado afirma que pertenecen a la clase
social baja y que sus padres pertenecieron a la clase media baja.
Finalmente, se incluye una variable dicotómica relacionada con las acciones que la
persona considera puede tomar para vivir mejor. En la encuesta se pregunta a los
individuos: ¿qué podrían hacer para mejorar su vida? Aunque la pregunta se plantea en
forma abierta, existen varias respuestas alternativas que se pueden esperar de antemano.
Las respuestas más frecuentes ordenadas de mayor a menor son las siguientes: trabajar
más (28.8%), tener un trabajo que me permita atender a los hijos (16.3%), buscar apoyos
del gobierno (14.5%), poner un negocio propio (11.1%) y ahorrar (10.9%). Se determinó
que la variable dicotómica tomara el valor 1 cuando la persona responde que buscar
apoyos del gobierno es la acción que podría tomar para vivir mejor y 0 en cualquier otro
caso.
En el cuadro 3 se presentan los resultados de la regresión logística que estima la
probabilidad de tener una visión paternalista de la justicia social. El modelo inicial tiene
un ajuste modesto a pesar de que incluye todas las variables mencionadas en el párrafo
anterior. Es decir, en conjunto la edad, el sexo, la escolaridad, las percepciones de
retroceso social, la carencia de ahorros, etc., tienen poca capacidad para predecir si un
individuo considera que la justicia social consiste en proteger a los más pobres. De
cualquier forma, el ajuste no es despreciable y llama la atención que solamente la variable
"buscar apoyo del gobierno para mejorar" sea débilmente significativa.
182
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 3. Probabilidad de tener una visión paternalista de la justicia social
Modelo inicial
-2 Log
likelihood
Cox &
Snell R2
570.5
.072
B
Edad
.006
Sexo (masculino)
-.164
Primaria o menos
.324
Preparatoria o más
.101
Retroceso social
.022
Retroceso social (hijos)
1.043
Ingresos suficientes
-.292
Clase social baja
.176
Clase social media alta o -.869
alta
Carece de ahorros
-.054
Cree que podría buscar
.557
apoyos del gobierno para
mejorar
Cree posible mejorar su
-.263
situación económica
Cree que no puede trabajar .254
Constante
-.456
Nagelk
erke R2
Regresión individual de cada una de las
siguientes variables con una constante
.097
E.E.
Sig.
-2 Log
likelihood
Cox &
Snell R2
.020
-.193
.599
-.397
-.014
.747
-.508
.517
-.775
.005
.199
.198
.234
.360
.737
.201
.208
.684
.000
.333
.002
.089
.968
.310
.011
.013
.257
589.1
604.9
596.6
602.9
605.8
604.8
599.4
599.6
604.4
.032
.002
.021
.007
.000
.002
.014
.014
.003
.043
.003
.028
.009
.000
.003
.019
.019
.004
.797
.085
.204
1.017
.194
.283
.292
.000
604.7
592.3
.003
.030
.003
.041
.236
.265
-.712
.201
.000
593.0
.029
.038
.247
.392
.303
.244
.668
.207
.001
595.3
.024
.032
E.E.
Sig.
.007
.214
.239
.274
.376
.795
.222
.236
.755
.440
.442
.175
.712
.954
.190
.189
.456
.249
.210
.324
B
Nagelk
erke R2
Fuente: Elaboración propia con base en cuestionario "Lo que dicen los pobres de Nuevo León".
La ausencia de variables estadísticamente significativas sugiere que el modelo inicial
puede tener problemas de multicolinalidad. Es decir, que exista alta correlación entre las
variables explicativas del modelo. Por ejemplo, uno puede esperar que los individuos con
baja escolaridad (primaria o menos) sean también con más frecuencia los que no cuentan
con ingresos suficientes y que además pertenezcan a la clase social baja. Por ello, se
procedió a correr regresiones individuales incluyendo solamente una variable explicativa
y la constante. De esta forma, se pretende captar qué variables se encuentran relacionadas
con la visión paternalista de la justicia social y qué variables no tienen relación alguna.
Las cifras en negritas del Cuadro 3 son el coeficiente estimado, la desviación estándar
y el nivel de significación de aquellas variables que resultaron estadísticamente significativas
bajo los criterios tradicionales. Las variables que permiten explicar cuándo la persona
tiene una visión paternalista de la justicia social, son las siguientes: tener mayor edad,
tener baja escolaridad, pertenecer a una clase social baja, no tener ingresos suficientes,
considerar que la búsqueda de apoyos del gobierno es la forma más accesible para
mejorar en la vida, creer que no puede trabajar y tener pocas esperanzas de mejorar su
situación económica. Por el contrario, el sexo de la persona, la carencia de ahorros o el
haber experimentado un retroceso social con relación a los padres, no parece ayudar a
explicar que la persona tenga una visión paternalista.
¿Paternalismo o meritocracia? La justicia social desde la perspectiva de los pobres
183
Cuadro 4. Probabilidad de tener una visión meritocrática de la justicia social
Modelo inicial
-2 Log
likelihood
Cox &
Snell R2
Nagelk
erke R2
436.2
.076
.116
B
E.E.
Sig.
-.001
.235
.233
.520
-.422
.238
.009
.250
.302
.306
.338
.277
-.819
Edad
Sexo (masculino)
Primaria o menos
Preparatoria o más
Avance social
Los pobres son
responsables de la
existencia de pobres
Otros son responsables de
la existencia de pobres
Ingresos suficientes
Clase social baja
Clase social media alta o
alta
Carece de ahorros
Cree que podría buscar
apoyos del gobierno para
mejorar
Cree posible mejorar su
situación económica
Cree que no puede trabajar
Constante
Regresión individual de cada una de las
siguientes variables con una constante
Nagelk
erke R2
B
E.E.
Sig.
-2 Log
likelihood
Cox &
Snell R2
.886
.348
.440
.089
.212
.390
-.010
.316
-.310
.636
-.268
.460
.007
.232
.240
.254
.297
.233
.125
.172
.196
.012
.368
.048
468.7
470.3
470.4
466.0
471.3
468.3
.005
.004
.004
.014
.002
.009
.008
.006
.006
.021
.003
.013
.326
.012
-.801
.285
.005
463.3
.020
.030
-.260
-.543
.889
.275
.325
.669
.343
.094
.184
.194
-.636
1.078
.242
.271
.617
.423
.019
.080
471.5
466.2
469.3
.001
.013
.006
.002
.020
.010
-.350
-.548
.258
.439
.175
.211
-.469
-.665
.237
.379
.048
.079
468.1
468.6
.009
.008
.014
.012
.430
.281
.126
.745
.230
.001
461.6
.024
.036
.234
-1.049
.304
.512
.442
.041
-.105
.247
.670
471.9
.000
.001
Fuente: Elaboración propia con base en cuestionario "Lo que dicen los pobres de Nuevo León".
En el cuadro 4 se presentan los resultados de la regresión logística que estima la
probabilidad de tener una visión meritocrática de la justicia social. Nuevamente, el modelo
inicial incluye todas las variables mencionadas en el párrafo anterior y tiene un ajuste
modesto. A diferencia de cómo ocurre en la regresión inicial previa, en este caso sí hay
una variable significativamente diferente de cero en el sentido estadístico. La probabilidad
de que un individuo tenga una concepción meritocrática de la justicia se reduce si el
individuo considera que la pobreza existe por causas imputables a terceros como el
gobierno, las instituciones o la sociedad. De cualquier forma, se consideró conveniente
correr regresiones individuales con cada una de las variables explicativas y una constante,
considerando que existe alta correlación entre las variables.
Los resultados de las regresiones individuales indican que la visión meritocrática de la
justicia social se encuentra asociada con varias condiciones opuestas a las que determinan
que los individuos tengan una visión paternalista. La probabilidad de que un individuo
tenga una concepción meritocrática de la justicia se incrementa si el individuo tiene
educación preparatoria o superior, si considera que los pobres son responsables de su
pobreza y si tiene esperanzas de mejorar su situación económica. Por el contrario, esta
probabilidad se reduce si el individuo considera que la pobreza existe por causas
imputables a terceros, si el individuo carece de ahorros y si percibe que no pertenece a
la clase social más baja.
184
Consejo de Desarrollo Social
Conclusiones
El concepto de justicia que tiene mayor aceptación entre los individuos pobres del AMM,
como sucede en todo el país, es la protección de los más pobres. Casi la mitad de las
personas entrevistadas opinan de esta manera. Sin embargo, entre los pobres de esta
ciudad hay también un grupo importante que considera que la justicia debe estar atada
a los méritos del individuo como el esfuerzo o la capacidad. Este grupo representa casi
una cuarta parte del total de individuos entrevistados y está compuesto principalmente
por los individuos relativamente más aventajados en términos de educación y expectativas.
No es tarea sencilla encontrar factores que expliquen, aunque sea en forma parcial, las
diferencias que existen en la concepción que tienen los individuos de la justicia social.
Entre otras cosas, esta dificultad se debe a que la encuesta se aplica a un grupo de
individuos relativamente homogéneo. Como se comenta en las secciones previas, los
individuos fueron seleccionados justamente porque existe muy alta probabilidad de que
sean pobres y, consecuentemente, comparten ciertas características como tener baja
escolaridad y poca participación en el mercado laboral. Sería más sencillo explicar las
diferencias de opinión aplicando el mismo cuestionario en un grupo más heterogéneo,
como la población adulta abierta, por ejemplo.
A pesar de que en términos generales todos los individuos entrevistados son pobres,
existen diferencias dentro del grupo y algunas de estas diferencias explican parcialmente
la diversidad de opiniones sobre la justicia social. Así, aunque su efecto sea pequeño,
condiciones como una mayor pobreza, baja educación y pocas expectativas de superación
incrementan la probabilidad de que un individuo considere justo proteger a los más
pobres. Las condiciones opuestas tienden a incrementar la probabilidad de que el
individuo considere justo compensar en función del esfuerzo o la capacidad.
Contrario a lo que sucede en el trabajo de López Calva y otros (2005) aplicado en todo
el país, en el estudio del AMM el sexo de la persona no tiene efecto sobre el concepto
de justicia social que elige la persona. Los autores del estudio nacional encuentran que
las mujeres tienen con más frecuencia una visión paternalista de la justicia social y
sugieren que ser mujer puede considerarse una condición de desventaja o vulnerabilidad.
El presente estudio no tiene por objeto afirmar o negar que las mujeres pobres se
encuentren en desventaja o sean más vulnerables que los hombres pobres, simplemente
señala que el sexo de la persona no influye en su concepción de la justicia social.
En ocasiones se obtienen resultados que solamente permiten explicar una de las visiones
alternativas de justicia social. Por ejemplo, la carencia de ahorros es una variable que
puede reflejar la condición de vulnerabilidad de las personas. Se puede esperar que los
individuos que carecen de ahorros tengan una visión paternalista de la justicia social y
que los individuos que tienen ahorros adopten una visión meritocrática. Los resultados
del estudio entre los pobres del AMM indican que la carencia de ahorros no tuvo relación
con la visión paternalista de la justicia y, sin embargo, sí se relacionó negativamente con
la visión meritocrática de la justicia. De manera similar, se podría suponer que las
personas se vuelven más vulnerables conforme envejecen. En el estudio del AMM se
encuentra que la variable edad no tuvo relación con la visión meritorcrática de la justicia
¿Paternalismo o meritocracia? La justicia social desde la perspectiva de los pobres
185
y, en contraste, sí ayuda a explicar que los individuos adopten un concepto paternalista
de la justicia.
Si bien es claro que la posición económica o social del individuo influye sobre su visión
de justicia social, no sucede lo mismo con la percepción que tienen los individuos del
cambio que han experimentado en la escala social. Uno esperaría encontrar que las
personas que han experimentado avance social tengan con mayor frecuencia una visión
meritocrática de la justicia. Por el contrario, que las personas que han tenido la experiencia
contraria tuvieran una visión paternalista de la justicia. Sin embargo, los resultados del
estudio indican que el avance o retroceso social no tiene efecto en la opinión que tienen
los individuos del significado de la justicia social. Es importante señalar que la variable
avance o retroceso se construye comparando la posición social que manifiesta tener el
individuo con la que considera tenían sus padres.
Finalmente, es conveniente destacar cómo el concepto de justicia social que tienen las
personas se encuentra relacionado con las causas que ellos perciben han dado origen
a su pobreza. En la medida en que los individuos consideran que las causas de la pobreza
se encuentran en ellos mismos, y no en terceros como el gobierno o la sociedad, la
concepción de justicia social se relaciona más frecuentemente con los méritos de la
persona.
186
Consejo de Desarrollo Social
Referencias
Battalio, Raymond, Kagel, John, y Reynolds, Morgan (1977). "Income distributions in two
experimental economies", Journal of Political Economy, vol. 85, pp. 1259-1272.
Baumol, William (1982). "Applied fairness theory and rationing policy", American Economic
Review, vol. 72, pp. 639-651.
Berman, Jules (1960). "Public assistance under the Social Security Act", Industrial and
Labor Relations Review, vol. 14, pp. 83-93.
Blaug, Mark (1985). “Economic theory in retrospect”, 4a. Edición, Cambridge. Cambridge
University Press.
Cordera, Rolando, y Flores, Camilo (2005). "Los pobres frente a su futuro: economía,
providencia y fatalidad", en Desmitificación y nuevos mitos sobre la pobreza. Coordinado
por Miguel Székely. México. D.F. Ed. Porrúa.
Feldman, Allan, y Kirman, Alan (1974). "Fairness and envy", American Economic Review,
vol. 64, pp. 995-1005.
Fleurbaey, Marc, y Maniquet, Francois (1996). "Fair allocation with unequal production
skills: the no envy approach to compensation", Mathematical Social Sciences, vol. 32,
pp. 71-93.
Foley, D. (1967). "Resource allocation in the public sector", Yale Economic Essays, vol.
8, pp.73-76.
Gaertner, Wulf (1994). "Distributive justice: theoretical foundations and empirical findings",
European Economic Review, vol. 38, pp. 711-720.
Harsanyi, John (1955). "Cardinal welfare, individualistic ethics, and interpresonal
comparisons of utility", Journal of Political Economy, vol. 63, pp. 309-321.
Harsanyi, John (1978). "Bayesian decision theory and utilitarian ethics", American Economic
Review, vol. 68, pp. 223-228.
Holcombe, Randall (1983). "Applied fairness theory: comment", American Economic
Review, vol. 73, pp. 1153-1156.
López Calva, Luis, Rodríguez, Lourdes, y Trujillo, Francisco (2005) "Cada quien habla de
la feria...": características socioeconómicas de los hogares y percepciones sobre la
pobreza y la política social", en Desmitificación y nuevos mitos sobre la pobreza. Coordinado
por Miguel Székely. México, D.F., Ed. Porrúa.
Pazner, Elisha, y Schmeidler, David (1978). "Egalitarian equivalent allocations: a new
concept of economic equity", Quarterly Journal of Economics, vol. 92, pp. 671-687.
Perfil de la pobreza en Nuevo León
187
Piketty, Thomas (1993). "Existence of fair allocations in economics with production"
Journal of Public Economics, vol. 55, pp. 391-405.
Piron, Robert (1985). "Fair outcome/fair process", American Economic Review, vol. 75,
pp. 878-880. [3]
Rawls, J., (1971). “A theory of justice”, Cambridge, Ed. Harvard University Press.
Varian, J.,(1974). "Equity, envy and efficiency", Journal of Economic Theory, vol. 9, pp. 6391.
Welch, C. (1989). "Utilitarianism" en The invisible hand, editado por Eatwell, J., Milgate,
M., y Newman, P., Nueva York, Ed. W.W. Norton.
188
Consejo de Desarrollo Social
Escolaridad y percepción de la pobreza
en las áreas marginadas de Nuevo León
Ernesto Aguayo Téllez
Este trabajo de investigación fue realizado como parte del Proyecto
"Lo que dicen los pobres de Nuevo León", financiado por el Consejo
de Desarrollo Social del Gobierno del Estado de Nuevo León. Los
comentarios y opiniones aquí contenidos son responsabilidad
exclusiva del autor y no representan la postura ni del Consejo de
Desarrollo Social, ni de la Universidad Autónoma de Nuevo León.
Índice
Abstract/Introducción
191
La base de datos
193
El modelo teórico
194
El modelo empírico
195
Los resultados
198
Conclusiones
205
Referencias
206
Anexo/Tablas
207
Abstract
Utilizando una base de datos creada específicamente para este proyecto, la cual contiene
información sobre la percepción de la pobreza por parte de los individuos que viven en
las zonas marginadas del estado de Nuevo León, así como sus características
socioeconómicas, se encuentra que entre mayor sea el nivel de educación de los individuos
que viven en dichas zonas de pobreza, su apreciación de la pobreza, su situación económica
y la discriminación contra los pobres se vuelve menos pesimista; esto después de corregir
por su ingreso, las condiciones de su vivienda, su edad, sexo, estado civil y condición de
actividad económica. Desafortunadamente, dadas las características de la muestra, no
es posible tomar en cuenta la opinión de los individuos originarios de estas zonas
marginadas, que al incrementar su nivel educativo y probablemente sus niveles de ingreso,
deciden abandonar las zonas de pobreza.
Introducción
En el estado de Nuevo León, como en todo México, existen grandes desigualdades en
la riqueza de las personas. Las desigualdades se pueden marcar por los niveles de
escolaridad, por el sexo, por la ocupación, por el origen, etcétera. Durante las últimas
dos décadas, tanto a nivel nacional como internacional, el premio a la educación se ha
incrementado y, con ello, las diferencias de ingreso entre las personas con mayores
niveles de escolaridad y las personas sin estudios (Cragg and Eppelbaum (1996), Feenstra
and Hanson (1997), Hanson and Harrison (1999), Feliciano (2001) y Airola y Juhn (2003)).
Este artículo investiga si la opinión de los individuos acerca de su condición de pobreza,
así como la condición de pobreza de su comunidad, sus expectativas para salir adelante
o la discriminación en contra de los pobres, depende de su nivel de escolaridad. Conocer
cómo cambia la opinión de las personas pobres al incrementarse su escolaridad permite
tener una visión más clara de los efectos de la educación en la lucha contra la pobreza
y la desigualdad.
Por las características propias de este estudio, la base de datos que aquí se utiliza
incluye únicamente personas que habitan en las zonas marginadas del estado. Sabemos
que al estudiar, las personas se alejan más fácilmente de la pobreza y deciden en muchos
casos abandonar las zonas marginadas dejando en dichas zonas a las personas
económicamente menos favorecidas. Esta encuesta muestra únicamente a las personas
que deciden permanecer en las zonas marginadas, ya sea porque no han encontrado los
medios económicos para cambiarse a un lugar mejor o porque prefieren quedarse en
dicho lugar aunque tengan la posibilidad de cambiarse. En general, se espera que las
personas con mayores niveles de escolaridad decidan abandonar las zonas marginadas
Escolaridad y percepción de la pobreza en las áreas marginadas de Nuevo León
191
porque suponemos que cuentan con mayores ingresos para hacerlo. Por lo tanto, es
probable que ése fenómeno de auto selección distorsione los resultados del estudio.
Sin embargo, dadas las características de la muestra, no es posible corregir por este
problema. Los resultados aquí obtenidos indican únicamente cómo cambia la opinión de
las personas que permanecen en las áreas marginadas del estado de Nuevo León al
incrementarse su nivel educativo.
La escolaridad de un individuo puede influir en su opinión de la pobreza de diferentes
maneras; si su situación económica no ha mejorado, podría estar frustrada con la vida
por las escasas oportunidades que se le han presentado y tener una percepción de la
pobreza más pesimista que el resto de la población con menores niveles educativos. Por
otro lado, si su situación económica es mejor, pero decide seguir viviendo en un área
marginada, podría tener una percepción más optimista de la pobreza que el resto de sus
vecinos.
Como un adelanto de los resultados, se encuentra que después de controlar por el nivel
de ingreso, por las condiciones de la vivienda, edad, sexo, estado civil, condición de
actividad económica y condición de residencia, la probabilidad de que una persona opine
que no pertenece a la clase baja, que sus hijos no pertenecerán a la clase baja, que
pronto va a salir adelante, o que vive bien y que se encuentra satisfecho con su vida, su
empleo o las condiciones de su vivienda, se incrementa con su nivel de escolaridad.
Además, la escolaridad permite a los individuos que viven en estas áreas marginadas
tener una percepción más clara y objetiva de las razones de su situación de pobreza.
El resto de este artículo se divide de la siguiente forma: la sección 1 hace una breve
descripción de la base de datos. La sección 2 presenta el marco teórico. La sección 3
presenta el modelo empírico. La última sección discute los resultados y las conclusiones.
192
Consejo de Desarrollo Social
La base de datos
El presente estudio utiliza la base de datos de la Encuesta "Lo que dicen los Pobres de
Nuevo León" que fue creada específicamente para el proyecto. Esta base, además de
incluir toda una serie de características socioeconómicas y de la vivienda de las personas
que viven en las áreas marginadas del estado, contiene más de un centenar de preguntas
sobre su opinión con respecto a su percepción de la pobreza, de sus condiciones presentes
y futuras de vida, de empleo o de vivienda, del papel del gobierno y la sociedad para salir
de la pobreza, o de la discriminación que enfrentan por su condición económica.
La característica principal de esta encuesta con relación al estudio aquí desarrollado,
es que a través de una serie de preguntas adecuadamente implementadas es posible
conocer cómo cambia la opinión de los pobres del estado de Nuevo León con respecto
a su situación económica cuando cambia su nivel de escolaridad, controlando siempre
por sus niveles de ingreso familiar, sexo, edad, estado civil, condición de actividad
económica y por las características de su vivienda como el número de habitaciones, los
electrodomésticos que posee, o si tiene carro o teléfono.
Como se ilustra en la Tabla 1, el 54% de las personas consideradas en este estudio (815
observaciones) viven en el Área Metropolitana de Monterrey, el 60% son mujeres, el 39%
trabajan y el 69% están casadas. La edad promedio de las personas entrevistadas es
de 43 años y su ingreso familiar por persona es en promedio de mil 190 pesos al mes.
Con respecto a las condiciones de su vivienda, el 18% de las personas consideradas en
este estudio tienen piso de mosaico, el 88% tienen cocina independiente, el 72% tienen
baño independiente, el 76% reportan tener casa propia, el 30% tienen bóiler, el 83%
tienen lavadora, el 12% computadora, el 51% teléfono y el 34% automóvil. El número
promedio de habitaciones de las viviendas consideradas es de 2.97, incluyendo cocina
y baño.
Con respecto a las características educativas de la población encuestada, el 47% dice
haber estudiado por lo menos un año de educación primaria, el 30% reporta haber
estudiado por lo menos un año de educación secundaria, el 5% de preparatoria, el 2%
de normal y el 4% de profesional. El 11% dice haber estudiado al menos un año de alguna
carrera técnica.
Escolaridad y percepción de la pobreza en las áreas marginadas de Nuevo León
193
El modelo teórico
Este estudio analiza la relación entre variables dependientes en su mayoría binarias
(0/1), como por ejemplo la pregunta ¿está de acuerdo con la frase: el que nace pobre
casi siempre muere pobre?, y las características socioeconómicas de las personas que
viven en las áreas marginadas del estado, poniendo especial interés en el nivel educativo.
En el caso de la pregunta anterior, el entrevistado puede responder que sí está de acuerdo
(Y=1) o que no está de acuerdo (Y=0). Asimismo, este estudio supone que la respuesta
depende de un grupo de características de las personas y de sus viviendas (X) como
puede ser su edad, sexo, ingreso familiar, estado civil, condición de actividad económica,
educación, o si tiene bóiler, carro o teléfono. De esta forma,
Pr ob (Y = 1) = F ( X , b )
Pr ob (Y = 0 ) = 1 - F ( X , b )
El grupo de parámetros b refleja el impacto de cambios en X en la probabilidad. Por
ejemplo, el efecto marginal del estado civil en la probabilidad de que la persona esté de
acuerdo con la frase: el que nace pobre casi siempre muere pobre.
El problema de utilizar modelos de probabilidad lineal es que el error suele ser
heteroscedástico en el sentido que depende de b y producir probabilidades sin sentido
y varianzas negativas (Green, 2000).
La solución es utilizar un modelo Probit que produzca resultados consistentes. También
es posible utilizar modelos Logit que arrojan resultados relativamente similares a los que
obtenemos en un modelo Probit. Ambos modelos son muy parecidos y varían sólo en el
grueso de las colas de sus distribuciones. Por lo tanto, para valores intermedios de b 'X
las dos distribuciones tienden a dar probabilidades semejantes. Algunas veces existen
razones prácticas para favorecer un modelo o el otro, pero resulta complicado justificar
el uso de una distribución o la otra desde el punto de vista teórico (Amemiya (1981)).
En este estudio se eligió el uso de modelos Probit por la mayor facilidad de estimación
computacional.
Este estudio también analiza los efectos de las características socioeconómicas y de
vivienda de las personas en cuatro variables dependientes de opción múltiple, como por
ejemplo la pregunta ¿qué diría usted que es ser pobre? que tiene 6 posibles respuestas:
no tener para comer, no tener casa, etc., nuevamente, poniendo especial interés en las
características educativas.
194
Consejo de Desarrollo Social
En el caso de la pregunta anterior, el entrevistado puede responder cualquiera de las
opciones presentadas sin necesidad de asignarles algún orden. Modelos de elección
múltiple no ordenadas son motivados por modelos de utilidad aleatoria donde el consumidor
toma una decisión j en particular y se asume que Uj es la máxima utilidad entre todas
las utilidades de las demás decisiones. Por lo tanto, el modelo estadístico es conducido
por la probabilidad de que se elija la elección j, la cual es:
Pr ob (U j > U k ) para todo k ¹ j
Como revisamos anteriormente, es posible utilizar modelos Probit o modelos Logit. Sin
embargo, por la necesidad de evaluar integrales múltiples de la distribución normal, los
modelos Probit tienen mayores limitaciones (Green, 2000). Por otro lado, los modelos
Logit han sido utilizados con mayor regularidad en analizar este tipo de cuestiones. De
tal forma, en este estudio se elige utilizar un modelo Logit con opciones múltiples de
respuesta (multi-Logit) para analizar las cuatro preguntas de opción múltiple consideradas.
La siguiente sección presenta las formulaciones de las regresiones Probit y mult-Logit
así como la descripción de las variables dependientes e independientes utilizadas.
El modelo empírico
Se corrieron 34 regresiones Probit que incluyen las preguntas más importantes sobre
la opinión de la población que vive en las áreas marginadas del estado de Nuevo León
con respecto a su apreciación de la pobreza, su situación económica y la discriminación
contra los pobres1. Como se menciona en la sección anterior, el objetivo de este estudio
es analizar como cambia esta opinión al incrementarse el nivel de escolaridad de la
población en cuestión.
Las variables dependientes, es decir, las preguntas que se realizan para clasificar las
opiniones de la población entrevistada, se clasifican en 5 categorías y son las siguientes:
Categoría 1 "Trabajo e ingreso": (1) ¿Considera usted que pertenece a la clase media
baja o baja?; (2) ¿Considera usted que sus hijos pertenecerán a la clase media baja o
baja?; (3) ¿Los ingresos de su hogar son suficientes para vivir bien?
Categoría 2 "Bienestar y justicia social": (4) ¿Los nuevoleoneses pueden disfrutar de
educación para todos?; (5) ¿Los nuevoleoneses pueden disfrutar de servicios públicos
de salud para todos?; (6) ¿Los nuevoleoneses pueden disfrutar de tranquilidad para
caminar en las calles?; (7) ¿Los nuevoleoneses pueden disfrutar de una vivienda digna?;
(8) ¿Los nuevoleoneses pueden disfrutar de un trato justo por parte de las autoridades?;
(9) ¿Qué tan bien se vive en su comunidad?; (10) ¿Qué tan bien vive usted?; (11) ¿Se
siente satisfecho con la vida que ha tenido?; (12) ¿Se siente satisfecho con el empleo
1
El paquete computacional que aquí se utiliza es STATA 9
Escolaridad y percepción de la pobreza en las áreas marginadas de Nuevo León
195
que tiene actualmente?; (13) ¿Se siente satisfecho con las condiciones de la vivienda
donde vive actualmente?; (14) ¿Se siente satisfecho con su situación económica?; (15)
¿Cree que tiene probabilidades de mejorar su situación económica?; (16) ¿Su situación
económica es mejor que la de sus padres?; (17) ¿Cree que sus hijos tendrán una situación
económica mejor que la suya?
Categoría 3 "Pobreza, vulnerabilidad y riesgo": (18) ¿Ser pobre es no tener para comer?;
(19) ¿Ser pobre es no tener casa?; (20) ¿Ser pobre es no tener empleo?; (21) ¿Ser pobre
es no tener estudios?; (22) ¿Si el dinero del gobierno no alcanza, debe atender primero
la educación?; (23) ¿Si el dinero del gobierno no alcanza, debe atender primero la salud?;
(24) ¿Si el dinero del gobierno no alcanza, debe atender primero la delincuencia?; (25)
¿Está de acuerdo con la frase: el que nace pobre casi siempre muere pobre?; (26) ¿Está
de acuerdo con la frase: los estudios no aseguran un buen empleo?; (27) ¿Está de
acuerdo con la frase: la pobreza ha disminuido en el estado en los últimos dos años?;
(28) ¿Está dispuesto a irse a trabajar a otro lado para mejorar su situación?
Categoría 4 "Diferencias y discriminación": (29) ¿Cree que en este estado se discrimina
a los pobres?; (30) ¿Cree que el principal enemigo del pobre es el rico?; (31) ¿Cree que
el principal enemigo del pobre es el corrupto?
Categoría 5 "Análisis institucional": (32) ¿Cree que el principal responsable de que haya
problemas sociales es el gobierno?; (33) ¿Cree que el principal responsable de que haya
problemas sociales son las personas que no quieren trabajar?
Categoría 6 "Valoración de los programas sociales": (34) ¿Qué tan cierto es que los
programas sociales ayudan a salir de la pobreza?
Estas variables toman el valor de 1 cuando la respuesta es afirmativa y el valor de 0
cuando la respuesta es negativa. En la siguiente sección se analizará la importancia de
estas preguntas así como los resultados y conclusiones que de ellas se generen.
Las variables independientes que se incluyen en estas 34 regresiones y que nos permiten
obtener una estimación más precisa del efecto de la educación en las respuestas a las
preguntas anteriores son:
Características socioeconómicas generales, urbano: variable dicótoma que toma el valor
de 1 cuando la persona vive en el Área Metropolitana de Monterrey; ingreso familiar percápita: medido en pesos al mes; hombre: variable dicótoma que toma el valor de 1 cuando
la persona es hombre; edad; casado: variable dicótoma que toma el valor de 1 cuando
la persona es casada o vive en unión libre; y trabaja: variable dicótoma que toma el valor
de 1 cuando la persona trabaja.
196
Consejo de Desarrollo Social
Características de educación: secundaria: variable dicótoma que toma el valor de 1
cuando la persona estudió algún año de secundaria; preparatoria: variable dicótoma que
toma el valor de 1 cuando la persona estudió algún año de preparatoria; normal: variable
dicótoma que toma el valor de 1 cuando la persona estudió algún año de educación
normal; técnico primaria: variable dicótoma que toma el valor de 1 cuando la persona
estudió algún año de técnico con antecedentes de primaria; técnico secundaria: variable
dicótoma que toma el valor de 1 cuando la persona estudió algún año de técnico con
antecedentes de secundaria; técnico prepa: variable dicótoma que toma el valor de 1
cuando la persona estudió algún año de técnico con antecedentes de preparatoria; y
profesional: variable dicótoma que toma el valor de 1 cuando la persona estudió algún
año de profesional.
Características de la vivienda: baño: variable dicótoma que toma el valor de 1 cuando
la persona tiene baño en su vivienda; cocina: variable dicótoma que toma el valor de 1
cuando la persona tiene un cuarto independiente para cocinar en su vivienda; habitaciones:
número de habitaciones en su vivienda, incluyendo baño y cocina; boiler: variable dicótoma
que toma el valor de 1 cuando la persona tiene boiler en su vivienda; carro: variable
dicótoma que toma el valor de 1 cuando la persona o su familia tiene carro; y teléfono:
variable dicótoma que toma el valor de 1 cuando la persona tiene teléfono en su vivienda.
Además de estas 34 regresiones Probit, se corrieron 4 regresiones multi-Logit que
comprenden 4 preguntas de opción múltiple sobre la opinión de la población con respecto
a la pobreza. Las variables dependientes de estas 4 regresiones, es decir, las preguntas
de opción múltiple son las siguientes:
a) ¿Qué diría usted que es ser pobre? Opciones: (1) Falta de recursos para seguir adelante,
(2) No tener para comer, (3) No tener casa, (4) No tener empleo, (5) No tener servicios
médicos, y (6) No tener estudios;
b) Si el dinero del gobierno no alcanza para todo, ¿qué debe atender primero? Opciones:
(7) La educación, (8) La salud, (9) La creación de empleos, (10) La alimentación, (11) El
combate a la delincuencia, y (12) El combate a la pobreza;
c) ¿Quién cree usted que es el principal enemigo del pobre? Opciones: (13) El rico, (14)
El dominante, (15) El corrupto, y (16) El propio pobre; y
d) ¿Quién cree que sea el principal responsable de que haya problemas sociales?
Opciones: (17) Toda la sociedad, (18) El gobierno del estado, (19) Los empresarios, y
(20) Las personas que no quieren trabajar.
De la misma forma, en la siguiente sección se analizará la utilidad de estas cuatro
preguntas así como los resultados y conclusiones que se obtengan de las regresiones.
Las variables independientes que se utilizan en estas regresiones multi-Logit son las
mismas que se utilizan en las regresiones Probit.
En la mayoría de las regresiones se utilizaron poco más de 700 observaciones. Solamente
en dos ocasiones, cuando la pregunta requería que el entrevistado trabajara, se utilizaron
únicamente alrededor de 280 observaciones. La siguiente sección analiza los resultados
obtenidos.
Escolaridad y percepción de la pobreza en las áreas marginadas de Nuevo León
197
Los resultados
La Tabla 2 enlista los cambios marginales así como los errores estándar obtenidos de
los coeficientes de las 34 regresiones Probit. Los primeros tres paneles reportan los
resultados de las regresiones Probit para las preguntas de la primera categoría: Trabajo
e ingreso. El primer panel (1) reporta los resultados para la primera pregunta de dicha
categoría: ¿Considera usted que pertenece a la clase media baja o baja? Como podemos
ver en la parte alta de este panel, el 65% de los entrevistados consideran pertenecer a
la clase media baja. La columna izquierda del panel reporta los cambios marginales, es
decir, el cambio en la probabilidad por cada incremento unitario en la variable independiente.
La columna derecha reporta los errores estándar. La medida LR Chi2 que se reporta en
la parte baja del panel nos indica si en conjunto la regresión es significativa.
En el caso de la primera regresión, ésta es significativa en su conjunto (prueba Chi2) a
un 99% de confianza, además, 8 de las 19 variables independientes presentan coeficientes
individuales significativos (pruebas de t) al menos a un 90% de confianza.
La probabilidad de que una persona opine que pertenece a la clase baja disminuye poco
más de 7% cuando dicha persona vive en el área metropolitana de Monterrey a comparación
de las personas que viven en el resto del estado. De la misma forma, la probabilidad de
que una persona opine que pertenece a la clase baja disminuye en 0.7% por cada 10 mil
pesos al mes adicionales de ingreso. La edad del entrevistado también influye en su
sentimiento de pobreza. La probabilidad de que una persona opine que pertenece a la
clase baja se incrementa 0.6% por cada año adicional de edad. Las variables dicótomas
de sexo, estado civil y condición de actividad económica no resultaron significativas por
lo que no se puede afirmar que éstas influyan en la opinión de la gente hacia su sensación
de pertenecer a alguna clase social.
Con respecto a las variables de educación, las variables de secundaria y de técnico con
secundaria resultaron significativas. La probabilidad de que una persona opine que
pertenece a la clase baja disminuye 16% si esta persona estudió al menos un año de
secundaria o si esta persona estudió al menos un año de alguna carrera técnica con
antecedente de secundaria. La prueba de Wald para corroborar la significancia conjunta
de las 7 variables de educación se reporta en la parte baja de los paneles. En el caso
de esta primera regresión, la prueba de Wald para las variables de educación resultó
significativa, indicando que la escolaridad en general afecta la opinión de las personas
con respecto a su sensación de pertenecer a la clase media baja o a la clase baja.
Tres de las 6 variables que indican las condiciones de la vivienda del entrevistado
resultaron significativas. Es importante incluir este tipo de variables para controlar por
el nivel de riqueza de las personas y obtener estimadores más precisos de las variables
de educación (que son las que nos interesan en este estudio). El ingreso familiar por
persona mensual indica el flujo de ingresos, mientras que las variables de la vivienda
indican un stock de riqueza. La probabilidad de que una persona opine que pertenece a
la clase baja disminuye casi 14% cuando la persona tiene bóiler en su casa; disminuye
198
Consejo de Desarrollo Social
7.8% cuando la persona tiene carro, y disminuye 7.2% cuando la persona tiene teléfono.
En este caso, tener baño o cocina independientes, así como el número de cuartos en la
casa, no influye en la opinión de las personas con respecto a su sensación de pertenecer
a alguna clase social.
De esta regresión se observa que en general, después de controlar por su nivel de ingreso,
por las condiciones de su vivienda y por su edad, sexo, estado civil, condición de actividad
económica y condición de residencia, la educación promueve que la gente considere que
no pertenece a la clase baja.
En general, como veremos a lo largo de esta sección, la opinión pesimista de la gente,
ya sea de pertenecer a la clase baja, o de sentir que sus ingresos no le alcanzan, o de
sentirse discriminado por ser pobre, para poner algunos ejemplos, disminuye con la
educación.
El segundo panel (2) de la Tabla 2 reporta los resultados de la regresión Probit para la
pregunta ¿Considera usted que sus hijos pertenecerán a la clase media baja o baja? El
43.3% de los encuestados respondieron que sí. En su conjunto, esta regresión también
es significativa al 99% de confianza y presenta una R cuadrada de 15.5. Como podemos
ver, el pesimismo de la gente por el futuro de sus hijos disminuye con el nivel de ingreso
y con las condiciones de su vivienda, pero sobre todo, disminuye con la educación. Las
variables de educación son todas significativas, a excepción de la variable preparatoria.
De la misma forma, la prueba de Wald para la significancia de todas las variables de
educación resultó significativa al 95% de confianza. La probabilidad de que una persona
considere que sus hijos pertenecerán a la clase baja disminuye 10% cuando ésta tiene
estudios de secundaria, 26% cuando tiene estudios de normal, entre 15 y 30% cuando
tiene estudios técnicos y 23% cuando tiene estudios profesionales. La visión de las
personas por el futuro de sus hijos es la pregunta que recibe una mayor influencia de
la educación de todas las preguntas analizadas en este estudio.
La influencia de la educación en la respuesta de las personas a la pregunta ¿Los ingresos
de su hogar son suficientes para vivir bien? es analizada en el panel (3). El 59% de las
personas respondieron positivamente a esta pregunta. Aunque la regresión es significativa
en su conjunto, no podemos afirmar que el nivel de educación influya en la opinión de
las personas con respecto a si sus ingresos son suficientes para vivir después de controlar
por el nivel de ingreso, las características de su vivienda, etc. Ninguna de estas variables
resultó significativa ni independientemente (mediante las pruebas de t), ni en conjunto
(mediante la prueba de Wald). Como podemos ver en el panel (3) de la Tabla 2, las
condiciones de la vivienda así como la edad de la persona, su estado civil y su condición
de actividad económica, son las principales características que puedan influir en esta
opinión.
Las siguientes 14 preguntas están agrupadas dentro de la categoría: Bienestar y justicia
social. Los 5 paneles siguientes (4) al (8) analizan la opinión de la gente que vive en las
Escolaridad y percepción de la pobreza en las áreas marginadas de Nuevo León
199
áreas marginadas del estado de Nuevo León con respecto a su bienestar social. ¿Los
nuevoleoneses pueden disfrutar de educación para todos, servicios públicos de salud
para todos, tranquilidad en las calles, vivienda digna o un trato justo por parte de las
autoridades? Aunque 3 de estas 5 regresiones son significativas, en general las variables
de educación no resultaron significativas en ninguno de los casos.
Las siguientes dos preguntas de esta categoría: ¿Qué tan bien se vive en su comunidad?
y ¿Qué tan bien vive usted? se analizan en los paneles (9) y (10) de la Tabla 2. Resulta
interesante notar que el 67% de las personas entrevistadas respondieron que viven bien,
mientras que solamente el 58% respondieron que se vive bien en su comunidad. En estas
dos preguntas, las variables de educación sí tienen influencia sobre la opinión de las
personas; como se muestra en las pruebas de Wald en la parte baja de cada panel.
Después de controlar por las demás variables socioeconómicas, la probabilidad de que
una persona opine que se vive bien en su comunidad se incrementa 25% cuando esta
persona tiene estudios profesionales, y la probabilidad de que una persona opine que
vive bien se incrementa 23% cuando esta persona tiene estudios técnicos con antecedentes
de primaria. Sin embargo, significativa al 90% pero con el signo contrario, la probabilidad
de que una persona opine que vive bien disminuye 25% cuando esta persona tiene
estudios normalistas. Este resultado no es necesariamente contraintuitivo. Es posible
que los maestros de primaria tengan una opinión más crítica o estricta con respecto a
sus condiciones de vida y a las condiciones de su comunidad, incluyendo sus escuelas.
En general, las características de la vivienda influyen positivamente en la opinión de las
personas con respecto a qué tan bien viven.
Las siguientes 4 preguntas, relacionadas con la satisfacción de las personas con su vida,
con su empleo, con las condiciones de su vivienda o con su situación económica son
analizadas en los paneles (11) al (14). El 81% de las personas indican estar satisfechas
con su vida, el 80% indican estar satisfechas con su empleo, el 75% con las condiciones
de su vivienda, pero sólo el 53% indican estar satisfechas con su situación económica.
Tres de estas cuatro regresiones Probit son significativas al 99% de confianza. Únicamente
la regresión Probit que investiga las razones de la opinión de la gente con respecto a su
satisfacción en el empleo no es significativa. Esto puede ser debido a que en esta
regresión sólo se incluyeron las opiniones de la gente que trabaja y el tamaño de muestra
se redujo de 730 a 278 observaciones. Además, es probable que por las características
de la base de datos no se hayan considerando variables que describan las condiciones
del empleo. Sin embargo, en general no podemos afirmar que las variables de educación
tengan algún impacto sobre la opinión de las personas con respecto a su satisfacción
en la vida, en su empleo, en su vivienda o en su situación económica.
El panel (15) reporta los resultados de la regresión Probit para la pregunta ¿Cree que
tiene probabilidades de mejorar su situación económica? Únicamente el 42% de la
población respondió que sí tiene probabilidades, sin embargo, en este caso las variables
de educación sí tienen una importante influencia sobre la opinión de las personas. La
probabilidad de que una persona piense que sí puede mejorar su situación económica
200
Consejo de Desarrollo Social
se incrementa 15% si esta persona tiene estudios de secundaria y 47% si esta persona
tiene estudios profesionales. Nuevamente una pregunta relacionada con las expectativas
de las personas está altamente influenciada por el nivel de escolaridad. Es curioso
mencionar también que la probabilidad de que una persona piense que sí puede mejorar
su situación económica disminuye con la edad, a una tasa de 1% al año
Las regresiones en los paneles (16) y (17) investigan la opinión de las personas con
respecto a su situación económica relativa a la que tuvieron sus padres o a la que tendrán
sus hijos. La probabilidad de que las personas consideren que su situación económica
es mejor que la de sus padres y la probabilidad de que las personas consideren que la
situación económica de sus hijos será mejor que la suya disminuye con la educación.
Esta es la primera vez que observamos una influencia pesimista de la educación en las
opiniones de las personas. La opinión de que tiempos pasados siempre fueron mejores
parece que se refuerza con la educación.
Los siguientes 10 paneles de la Tabla 2 muestran los resultados de las regresiones
Probit para las preguntas de la tercera categoría: Pobreza, vulnerabilidad y riesgo. Los
paneles (18) a (21) hacen una descomposición de una pregunta de opción múltiple con
respecto a la definición de pobreza. ¿Qué es ser pobre? Se corrieron 4 regresiones Probit
por separado para las cuatro principales respuestas: Ser pobre es no tener para comer,
ser pobre es no tener casa, ser pobre es no tener empleo y ser pobre es no tener estudios.
Sin embargo, aunque dos de estas cuatro regresiones resultaron significativas en su
conjunto, no podemos afirmar que la escolaridad de las personas influya en alguna
manera sobre la definición de pobreza por parte de las personas que viven en las áreas
marginadas del estado de Nuevo León. Más adelante en esta sección analizaremos los
resultados de una regresión multi-Logit que considera las cuatro respuestas
simultáneamente.
Los paneles (22) a (24) también hacen una descomposición de una pregunta de opción
múltiple con respecto a las prioridades del gobierno. ¿Si el dinero del gobierno no alcanza,
qué debe atender primero?, la educación, la salud o la delincuencia. En este caso, el
nivel de escolaridad de la gente sí influye en la opinión de que el gobierno debe atender
primero la educación. La probabilidad de que una persona opine que el gobierno debe
atender primero la educación aumenta 20% cuando la persona tiene estudios técnicos
con antecedentes de primaria, pero disminuye 10% cuando la persona tiene estudios de
secundaria. Aunque no se puede corroborar estadísticamente, por la falta de significancia
de algunos coeficientes, parece ser que la probabilidad de que las personas opinen que
el gobierno debe atender primero la educación aumenta cuando las personas tienen
estudios técnicos o profesionales, pero disminuye cuando las personas tienen estudios
de secundaria, preparatoria o normal. Al igual que con la pregunta anterior, más adelante
en esta sección analizaremos los resultados considerando todas las respuestas
simultáneamente mediante una regresión multi-Logit.
Escolaridad y percepción de la pobreza en las áreas marginadas de Nuevo León
201
La pregunta analizada en el panel (25) es de principal interés porque inquiere en la
opinión de las personas que viven en las áreas marginadas del estado con respecto a
la movilidad social y a sus posibilidades de salir adelante, desde el punto de vista de los
pobres. ¿Está de acuerdo con la frase: el que nace pobre casi siempre muere pobre?.
El 35% de los entrevistados respondieron estar de acuerdo. En general, la educación
ayuda a la gente a no estar de acuerdo con la frase, como lo corrobora la prueba de Wald
para las variables de educación significativa al 99%. En particular, la probabilidad de que
una persona piense que el que nace pobre muere pobre disminuye 19% cuando la persona
tiene estudios de preparatoria, y 27% cuando la persona tiene estudios profesionales.
Las últimas tres preguntas de la categoría 3 son listadas en los paneles (26) a (28) de
la Tabla 2. Aunque el 67% de la población piensa que los estudios no aseguran un buen
empleo, el 49% de la población piensa que la pobreza no ha disminuido en el estado en
los últimos dos años, y el 52% de la población está dispuesto a irse a trabajar a otro
lado para mejorar su situación, la educación parece no influir hacia ninguno de los lados
en estas opiniones.
La categoría cuatro, diferencias y discriminación, estudia una pregunta que concentra la
opinión de los pobres con respecto a la discriminación económica, panel (29). ¿Cree que
en Nuevo León se discrimina a los pobres? Aunque el 77% de los entrevistados respondieron
que sí y podríamos pensar que la educación ayudaría a los pobres a tener una apreciación
más clara de la discriminación contra ellos, no podemos afirmar que la educación aumente
o disminuya la opinión de la gente con respecto a la discriminación. Este resultado es
interesante sobre todo por la alternancia de los signos de los coeficientes de las variables
de educación.
Los paneles (30) y (31) estudian una pregunta con respuestas de opción múltiple que
fueron separadas en 2 preguntas independientes. En general, la escolaridad de las
personas que viven en las áreas marginadas del estado influye negativamente en la
creencia de que el principal enemigo del pobre es el rico, pero positivamente en la creencia
de que el principal enemigo del pobre sea el corrupto. La probabilidad de que una persona
crea que el principal enemigo del pobre sea el rico disminuye 12% cuando la persona
tiene estudios de secundaria, 18% cuando la persona tiene estudios técnicos con primaria,
16% cuando la persona tiene estudios técnicos con secundaria y 15% cuando la persona
tiene estudios profesionales, esto después de controlar por las demás variables
socioeconómicas.
Finalmente, los paneles (32), (33) y (34) estudian cómo cambia la opinión de la población
que vive en las áreas marginadas del estado con respecto al gobierno y a los programas
sociales. En estos tres casos, la educación no parece ser un factor importante en las
opiniones de las personas con respecto a quién es el principal responsable de que haya
problemas sociales o si los programas sociales ayudan o no a salir de la pobreza.
La Tabla 3 reporta las razones de riesgo relativo (RRR) así como los errores estándar
obtenidos de los coeficientes de las 4 regresiones multi-Logit estudiadas. Los resultados
de la pregunta ¿Qué es ser pobre? se enlistan en los primeros 5 paneles, paneles (1)
202
Consejo de Desarrollo Social
al (5). El 49% de los encuestados piensan que ser pobre es no tener para comer, seguido
por el 26% de los encuestados que piensan que ser pobre es no tener dinero y el 11%
que piensan que ser pobre es no tener casa. Las regresiones multi-Logit toman como
base una de las opciones (en este caso la respuesta mas popular: no tener para comer)
y las razones de riesgo relativo comparan las probabilidades de elegir una opción relativa
a la opción base. Por ejemplo, la RRR de la variable urbano en el panel (1) es igual a
0.6549 e indica que si una persona vive en el Área Metropolitana de Monterrey, la
probabilidad de que opine que ser pobre es no tener dinero es 34.5% menor que la
probabilidad de que opine que ser pobre es no tener para comer. En general, aunque las
opciones de no tener dinero y no tener empleo reportan pruebas de Wald significativas
para toda la opción, las variables de educación no presentan coeficientes estadísticamente
diferentes de cero. Como observamos en los paneles (18) al (21) de la Tabla 2, la
educación no influye significativamente en la opinión de las personas que viven en las
áreas marginadas del estado con respecto a su definición de la pobreza.
Los siguientes 5 paneles de la Tabla 3, paneles (6) al (10) reportan los resultados de
la regresión multi-Logit que estudia las respuestas a la pregunta ¿Si el dinero del gobierno
no alcanza para todo, qué debe atender primero? Esta pregunta, tiene una distribución
de las respuestas un poco más homogénea. El 23% opina que el gobierno debe atender
primero la creación de empleos, el 22% opina que la educación, el 21% la salud, el 14%
la alimentación, el 15% la pobreza y el 5% el combate a la delincuencia. En este caso,
la escolaridad de la gente sí influye en las opciones que eligen; especialmente cuando
se dice que el gobierno debe atender primero la educación. Sin embargo, como se observó
en el panel (22) de la Tabla 2, la probabilidad de que una persona opine que el gobierno
debe atender primero la educación diminuye (relativamente con respecto a la opinión de
atender primero la creación de empleos) cuando la persona tiene estudios de secundaria,
preparatoria o normal, pero aumenta cuando la persona tiene estudios técnicos o
profesionales. Desafortunadamente, aunque la prueba de Wald para las variables de
educación de la opción "debe atender primero la educación" sea significativa al 95% de
confianza, sólo la variable de secundaria presenta un coeficiente individual estadísticamente
diferente de cero.
Los paneles (11) al (13) de la Tabla 3 nos indican que, al aumentar el nivel de educación,
las personas que viven en las áreas marginadas del estado dejan de opinar que el
principal enemigo del pobre es el rico y prefieren opinar que el principal enemigo del
pobre es el corrupto. Como pudimos ligeramente observar en los paneles (13) y (15) de
la Tabla 2, al aumentar su escolaridad las personas tienen opiniones mas fundamentadas
sobre las causas de la pobreza, indicando al corrupto y todos los problemas que la
corrupción acarrea como responsables de la pobreza en lugar de culpar simplemente al
rico. El panel (11) de la Tabla 3 revela que la probabilidad de que una persona piense
que el rico es el principal enemigo del pobre es menor 49% cuando tiene estudios de
secundaria, 54% cuando tiene estudios técnicos con antecedentes de secundaria y 72%
cuando tiene estudios profesionales, con respecto a opinar que el principal enemigo del
pobre sea el corrupto.
Escolaridad y percepción de la pobreza en las áreas marginadas de Nuevo León
203
Finalmente, la influencia de la educación en las respuestas a la pregunta de ¿Quién es
el responsable de los problemas sociales? se estudia en los paneles (14) al (16) de la
Tabla 3. En este caso, el 50% de las personas opina que el responsable son las personas
que no quieren trabajar, el 21% opina que el responsable es toda la sociedad, el 25%
que es el gobierno del estado y el 3% que son los empresarios. En este caso, la probabilidad
de que una persona opine que el responsable es toda la sociedad es 250% mayor cuando
tiene estudios de preparatoria y 300% mayor cuando tiene estudios profesionales, con
respecto a opinar el responsable son las personas que no quieren trabajar. De igual
modo, la probabilidad de que una persona opine que el responsable es el gobierno es
385% mayor cuando tiene estudios técnicos con antecedente de preparatoria, con
respecto a opinar el responsable son las personas que no quieren trabajar.
204
Consejo de Desarrollo Social
Conclusiones
Este trabajo utiliza la base de datos de la Encuesta "Lo que dicen los pobres de Nuevo
León", para estudiar los efectos de la educación en las opiniones de las personas que
viven en las áreas marginadas del estado de Nuevo León con respecto a su condición
de pobreza. En general, después de controlar por otras características socioeconómicas
y de la vivienda de los individuos, se encuentra que la escolaridad afecta la opinión de
las personas con respecto a su situación económica presente y futura, las condiciones
de su vida, su vivienda y su comunidad, el papel del gobierno y de las instituciones en
el combate a la pobreza y la discriminación contra los pobres.
En particular, se encuentra que la educación incentiva a las personas que viven en las
áreas marginadas del estado a no considerarse parte de la clase baja. Es decir, entre
mayor sea el nivel de educación, menor es la probabilidad de que una persona opine que
pertenece a la clase baja. De igual manera, se encuentra que las personas con mayores
niveles de escolaridad son más optimistas con respecto a su futuro y al futuro de sus
hijos. Además, es menos probable que estén de acuerdo con la frase: el que nace pobre,
casi siempre muere pobre.
Por otro lado, se observa que la escolaridad de los individuos disminuye las probabilidades
de que las personas consideren que su situación económica es mejor que la que tuvieron
sus padres. Al parecer, la opinión de que tiempos pasados fueron mejores se refuerza
con la educación.
Con respecto al papel que debe jugar el gobierno en el combate a la pobreza, se observa
que la escolaridad influye positivamente en la opinión de que, si el dinero del gobierno
es escaso, éste debe atender primero la educación. Sin embargo, parece que la escolaridad
no afecta la opinión de las personas con respecto a que aunque los estudios sean
necesarios, éstos no aseguran un buen empleo o que la pobreza no ha disminuido en
el estado en los últimos dos años. Además, la educación no parece ser un factor importante
en las opiniones de las personas con respecto a quien es el principal responsable de
que haya problemas sociales o que los programas sociales ayudan o no a salir de la
pobreza.
Por otro lado, cuando se incrementa el nivel de escolaridad las personas que viven en
las áreas marginadas del estado, dejan de opinar que el principal enemigo del pobre es
el rico y prefieren opinar que el principal enemigo del pobre es el corrupto. Al parecer,
la educación ayuda a tener opiniones más fundamentadas de las causas de la pobreza.
Finalmente, no podemos afirmar que el nivel de educación influya en la opinión de las
personas con respecto a si sus ingresos son suficientes para vivir, o en su satisfacción
en la vida, en su empleo o en su vivienda, o en su opinión de que los nuevoleoneses
puedan disfrutar de educación para todos, servicios públicos de salud para todos,
tranquilidad en las calles, vivienda digna o un trato justo por parte de las autoridades.
Es probable que otras características como las condiciones de su vivienda, su comunidad
o su trabajo sean más importantes en la determinación de la satisfacción de las personas
en su vida, su empleo o su vivienda.
Escolaridad y percepción de la pobreza en las áreas marginadas de Nuevo León
205
Referencias
Airola, Jim y Chinhui Juhn (2003). "Wage inequality in post-reform Mexico". Mimeo.
University of Houston.
Amemiya T. (1981). "Qualitative response models: A survey". Journal of Economic Literature,
Vol. 19, No. 4.
Cragg, Michael I. y Mario Epelbaum (1996). "Why has wage dispersion grown in Mexico?
Is it the incidence of reforms or the growing demand for skills?". Journal of Development
Economics, Vol. 51, 99-116.
Feenstra, Robert C. y Gordon H. Hanson (1997). "Foreign direct investment and relative
wages: evidence from Mexico's maquiladoras". Journal of International Economics 42,
371-393.
Feliciano, Zadia M. (2001). "Workers and trade liberalization: The impact of trade reforms
in Mexico on wages and employment". Industrial and Labor Relations Review, Vol. 55,
No. 1.
Green, William H. (2000). "Econometric Analysis". Fourth Edition, Prentice Hall editors,
New York University.
Hanson, Gordon H. y Ann Harrison (1999). "Trade liberalization and wage inequality in
Mexico". Industrial and Labor Relations Review, Vol. 52, No. 2.
206
Consejo de Desarrollo Social
Anexo
Tabla 1. Estadísticas descriptivas de las variables independientes
urbano
ingreso fam. p/capita
hombre
edad
primaria
secundaria
preparatoria
normal
técnico primaria
técnico secund
técnico prepa
profesional
casado
trabaja
baño
cocina
habitaciones
boiler
carro
teléfono
Obs.
Media
Desv. Est.
Min
815
815
815
814
0.54
1,190
0.40
43
0.50
1,289
0.49
18
0
0
0
17
Max
Frecuencia Porcentaje
1
16,800
1
94
358
231
41
13
16
52
12
32
805
815
808
807
813
814
814
814
0.69
0.39
0.72
0.88
2.97
0.30
0.34
0.51
0.46
0.49
0.45
0.32
1.44
0.46
0.47
0.50
0
0
0
0
0
1
0
0
46.9
30.2
5.4
1.7
2.1
6.8
1.6
4.2
1
1
1
1
10
1
1
1
Fuente: Elaboración propia con base en cuestionario "Lo que dicen los pobres de Nuevo León".
Escolaridad y percepción de la pobreza en las áreas marginadas de Nuevo León
207
208
Consejo de Desarrollo Social
dF/dx
-0.0721
-0.0001
0.0196
0.0061
-0.1615
0.0052
-0.0134
-0.0702
-0.1401
-0.1559
-0.1357
-0.0225
-0.0163
-0.0481
-0.0421
-0.0231
-0.1387
-0.0779
-0.0727
Err. Est.
0.0400 *
0.0000 ***
0.0449
0.0015 ***
0.0506 ***
0.0899
0.1442
0.1441
0.0824 *
0.1573
0.1097
0.0423
0.0455
0.0452
0.0614
0.0150
0.0496 ***
0.0437 *
0.0438 *
719
141.94 ***
0.1512
13.18 *
39.29 ***
dF/dx
Err. Est.
-0.0223
0.0438
-0.0001
0.0000 ***
0.0005
0.0493
0.0064
0.0015 ***
-0.1052
0.0506 **
-0.0461
0.0915
-0.2592
0.1133 *
-0.2899
0.0922 **
-0.1540
0.0778 *
-0.3092
0.1023 *
-0.2331
0.0967 *
-0.0051
0.0466
-0.0243
0.0499
-0.0559
0.0488
-0.0249
0.0656
-0.0129
0.0167
-0.1562
0.0500 ***
-0.0665
0.0457
-0.0974
0.0470 **
664
123.99 ***
0.1369
15.54 **
34.8 **
(2)
clase baja hijos
43%
Fuente: Elaboración propia con base en cuestionario "Lo que dicen los pobres de Nuevo León".
*Significativo al 90%, ** Significativo al 95%, *** Significativo al 99%.
urbano
ingreso fam. p/capita
hombre
edad
secundaria
preparatoria
normal
técnico primaria
técnico secund
técnico prepa
profesional
casado
trabaja
baño
cocina
habitaciones
boiler
carro
teléfono
Observaciones
LR chi2
Pseudo R2
Wald Test: Educación
Wald Test: Vivienda
(1)
clase baja
65%
dF/dx
0.0662
0.0000
-0.0195
-0.0050
0.0301
0.1041
-0.0293
0.0460
0.0907
0.1560
0.1654
0.1015
0.0807
0.0115
0.0805
0.0345
0.1465
0.0759
0.0438
Err. Est.
0.0401 *
0.0000
0.0451
0.0014 ***
0.0484
0.0858
0.1546
0.1296
0.0771
0.1375
0.0961
0.0428 **
0.0454 *
0.0449
0.0624
0.0157 **
0.0467 ***
0.0427 *
0.0438
738
104.3 ***
0.1049
4.66
41.24 ***
(3)
ingresos suficientes
59%
Tabla 2. Regresiones Probit
dF/dx
0.0252
0.0000
-0.1018
-0.0029
0.0552
0.2308
-0.0483
-0.1870
-0.0674
0.0436
0.0340
0.0081
0.0644
0.0266
0.0873
-0.0022
0.0695
0.0375
0.0056
Err. Est.
0.0400
0.0000
0.0446 **
0.0014 **
0.0487
0.0736 ***
0.1450
0.1325
0.0810
0.1515
0.1042
0.0421
0.0452
0.0456
0.0625
0.0152
0.0482
0.0430
0.0439
730
40.59 ***
0.0407
12.01
8.08
(4)
educación para todos
56%
dF/dx
0.0050
0.0000
-0.0556
-0.0017
0.0582
0.0796
-0.1605
0.1654
-0.0325
0.0814
-0.0340
-0.0089
0.0522
-0.0152
0.0022
-0.0021
0.0470
0.0781
-0.0385
Err. Est.
0.0401
0.0000 **
0.0446
0.0014
0.0486
0.0870
0.1415
0.1246
0.0799
0.1490
0.1072
0.0419
0.0454
0.0451
0.0611
0.0153
0.0483
0.0426 *
0.0439
730
26.95
0.0269
6.02
5.17
(5)
servicios públicos
54%
Escolaridad y percepción de la pobreza en las áreas marginadas de Nuevo León
209
dF/dx
-0.0236
0.0000
-0.0133
-0.0010
0.0509
0.1109
-0.0579
-0.1389
0.0302
0.0043
0.0479
0.0496
0.0506
-0.0154
0.0838
-0.0059
0.0317
-0.0665
0.0672
Err. Est.
0.0372
0.0000 *
0.0412
0.0013
0.0463
0.0885
0.1282
0.1015
0.0756
0.1416
0.1003
0.0377
0.0427
0.0426
0.0528
0.0140
0.0456
0.0391 *
0.0404
735
23.03
0.0252
4.6
7.63
dF/dx
Err. Est.
-0.0472
0.0401
0.0000
0.0000 **
-0.0864
0.0448 *
-0.0006
0.0014
0.0686
0.0488
0.1652
0.0820 *
-0.1191
0.1461
0.1134
0.1341
0.0350
0.0789
0.0145
0.1521
-0.0010
0.1066
0.0262
0.0420
0.0997
0.0453 **
0.0009
0.0454
0.0533
0.0616
0.0087
0.0153
0.0373
0.0486
0.0566
0.0429
-0.0460
0.0439
734
32.89 **
0.0325
6.21
5.15
(7)
vivienda
52%
Fuente: Elaboración propia con base en cuestionario "Lo que dicen los pobres de Nuevo León".
*Significativo al 90%, ** Significativo al 95%, *** Significativo al 99%.
urbano
ingreso fam. p/capita
hombre
edad
secundaria
preparatoria
normal
técnico primaria
técnico secund
técnico prepa
profesional
casado
trabaja
baño
cocina
habitaciones
boiler
carro
teléfono
Observaciones
LR chi2
Pseudo R2
Wald Test: Educación
Wald Test: Vivienda
(6)
seguridad
31%
dF/dx
-0.0100
0.0000
-0.0647
0.0014
0.0531
0.1681
-0.2064
0.0639
0.0144
-0.0992
0.0355
0.0525
0.0538
-0.0317
0.0502
-0.0105
0.0475
0.0034
0.0278
Err. Est.
0.0390
0.0000
0.0431
0.0014
0.0487
0.0899 *
0.1150
0.1360
0.0786
0.1409
0.1025
0.0404
0.0449
0.0446
0.0586
0.0147
0.0475
0.0421
0.0427
731
18.26
0.0188
7.62
2.89
(8)
justicia
37%
Tabla 2. Regresiones Probit (continuación)
dF/dx
-0.0538
0.0000
0.0431
0.0021
0.0761
0.0957
-0.1664
0.1995
-0.0009
-0.2384
0.2533
-0.0573
0.0720
-0.0489
0.1070
0.0151
0.0537
0.0400
-0.0050
Err. Est.
0.0398
0.0000
0.0442
0.0014
0.0478
0.0844
0.1461
0.1136
0.0792
0.1461
0.0792 **
0.0415
0.0453
0.0445
0.0619 *
0.0152
0.0481
0.0429
0.0439
734
45.84 ***
0.0459
15.71 **
10.22
(9)
vive bien comunidad
58%
dF/dx
-0.0344
0.0000
-0.0049
-0.0017
0.0159
0.0180
-0.2520
0.2325
0.0941
0.1993
0.1633
-0.0356
0.0434
0.0332
0.1132
0.0305
0.0924
0.0482
0.0431
Err. Est.
0.0376
0.0000 *
0.0422
0.0013
0.0450
0.0835
0.1440 *
0.0816 *
0.0679
0.1045
0.0835
0.0388
0.0429
0.0422
0.0599 **
0.0146 **
0.0440 **
0.0399
0.0411
738
75.98 ***
0.0814
12.04 *
34.08 ***
(10)
vive bien usted
67%
210
Consejo de Desarrollo Social
dF/dx
0.0165
0.0000
0.0059
-0.0016
0.0064
-0.0641
0.1031
0.0139
-0.0713
0.0339
0.0761
0.0633
0.0018
0.0217
0.1526
0.0067
0.1111
-0.0501
0.0351
Err. Est.
0.0301
0.0000 *
0.0337
0.0010
0.0367
0.0800
0.0744
0.1097
0.0712
0.1113
0.0716
0.0338 *
0.0346
0.0339
0.0553 ***
0.0118
0.0326 ***
0.0344
0.0330
735
55.16 ***
0.0767
4.37
31.43 ***
0.0866
0.2053 **
0.1675
0.0576
0.0588
0.0634
0.0217
0.0654
0.0578
0.0553
278
21.83
0.0781
7.89
8.19
0.0725
-0.3952
-0.2188
0.0543
0.0616
-0.0626
0.0231
0.0256
-0.0016
0.0884
Err. Est.
dF/dx
0.0532
0.0431
0.0000
0.0000
0.0539
-0.0556
0.0020 *
-0.0034
0.0603
0.0016
0.0962
0.0279
0.1942
-0.0329
(12)
satisfecho empleo
80%
Fuente: Elaboración propia con base en cuestionario "Lo que dicen los pobres de Nuevo León".
*Significativo al 90%, ** Significativo al 95%, *** Significativo al 99%.
urbano
ingreso fam. p/capita
hombre
edad
secundaria
preparatoria
normal
técnico primaria
técnico secund
técnico prepa
profesional
casado
trabaja
baño
cocina
habitaciones
boiler
carro
teléfono
Observaciones
LR chi2
Pseudo R2
Wald Test: Educación
Wald Test: Vivienda
(11)
satisfecho vida
82%
dF/dx
0.0118
0.0000
-0.0144
0.0011
0.0617
0.0780
0.0770
0.1392
-0.0551
-0.0022
0.0226
-0.0545
-0.0041
0.0860
0.2299
0.0481
0.0657
-0.0112
-0.0111
Err. Est.
0.0331
0.0000
0.0378
0.0012
0.0372
0.0621
0.0958
0.0751
0.0707
0.1236
0.0882
0.0333
0.0385
0.0391 **
0.0603 ***
0.0135 ***
0.0395
0.0362
0.0369
734
95.03 ***
0.12
6.66
64.46 ***
(13)
satisfecho casa
75%
Tabla 2. Regresiones Probit (continuación)
dF/dx
0.0048
0.0001
0.0027
0.0003
0.0673
0.0238
0.3344
0.1459
-0.1168
0.0002
0.0292
0.0762
0.0274
0.0878
0.0908
0.0052
0.1290
-0.0249
0.0556
Err. Est.
0.0405
0.0000 ***
0.0452
0.0014
0.0493
0.0914
0.0971 **
0.1332
0.0812
0.1488
0.1071
0.0425 *
0.0464
0.0456 *
0.0628
0.0155
0.0480 ***
0.0440
0.0442
735
63.46 ***
0.0625
11.53
24.31 ***
(14)
satisfecho sit. económica
53%
dF/dx
-0.0190
0.0000
0.0362
-0.0108
0.1547
0.0933
0.2190
-0.0368
0.0679
0.1775
0.4708
0.0034
0.0824
0.0522
0.0459
0.0254
0.0586
0.0091
0.0083
Err. Est.
0.0438
0.0000
0.0490
0.0016 ***
0.0519 ***
0.0953
0.1515
0.1475
0.0828
0.1557
0.0754 ***
0.0459
0.0490 *
0.0488
0.0656
0.0166
0.0542
0.0469
0.0482
699
161.48 ***
0.1684
22.59 ***
10.68 *
(15)
mejorar sit. económica
42%
Escolaridad y percepción de la pobreza en las áreas marginadas de Nuevo León
211
dF/dx
-0.0291
0.0000
0.0012
-0.0008
-0.0418
-0.1613
-0.0730
-0.0194
-0.2377
-0.1957
-0.1131
0.1331
0.0300
0.0210
0.1616
0.0122
0.0291
0.0822
0.0316
Err. Est.
0.0356
0.0000
0.0393
0.0012
0.0454
0.0922 *
0.1457
0.1327
0.0821 ***
0.1587
0.1059
0.0391 ***
0.0400
0.0407
0.0601 ***
0.0137
0.0433
0.0374 **
0.0387
730
51.18 ***
0.0596
12.15 *
25.93 ***
dF/dx
Err. Est.
-0.0127
0.0201
0.0000
0.0000
-0.0325
0.0233
-0.0007
0.0007
-0.0256
0.0282
0.0395
0.0337
-0.0112
0.0817
-0.0957
0.1077
-0.0951
0.0664 *
-0.0659
0.1188
0.0668
-0.0259
0.0253 ***
0.0602
0.0255
0.0216
0.0253
0.0271
0.0277
-0.0117
0.0121
0.0082
0.0252
-0.0073
0.0214
0.0087
-0.0031
0.0218
701
20.78
0.0539
6.14
4.05
(17)
hijos estarán mejor
92%
Fuente: Elaboración propia con base en cuestionario "Lo que dicen los pobres de Nuevo León".
*Significativo al 90%, ** Significativo al 95%, *** Significativo al 99%.
urbano
ingreso fam. p/capita
hombre
edad
secundaria
preparatoria
normal
técnico primaria
técnico secund
técnico prepa
profesional
casado
trabaja
baño
cocina
habitaciones
boiler
carro
teléfono
Observaciones
LR chi2
Pseudo R2
Wald Test: Educación
Wald Test: Vivienda
(16)
mejor que padres
72%
dF/dx
0.1233
0.0000
-0.0574
-0.0003
0.0434
-0.0884
0.1516
-0.1302
-0.1135
-0.0932
0.0080
0.0285
-0.0374
0.0622
-0.0031
-0.0096
0.0163
0.0031
-0.1097
Err. Est.
0.0408 ***
0.0000 *
0.0458
0.0014
0.0506
0.0897
0.1516
0.1378
0.0792
0.1571
0.1140
0.0432
0.0473
0.0462
0.0626
0.0156
0.0499
0.0445
0.0446
704
35.99 **
0.0369
7.26
8.88
(18)
pobre es no comer
49%
Tabla 2. Regresiones Probit (continuación)
dF/dx
-0.0067
0.0000
-0.0406
-0.0018
-0.0443
0.0093
-0.0632
0.0810
-0.0834
-0.0654
0.0156
0.0080
0.0336
0.0072
0.0312
0.0099
0.0083
-0.0183
0.0267
Err. Est.
0.0261
0.0000
0.0280
0.0009 **
0.0282
0.0561
0.0599
0.1086
0.0284 **
0.0593
0.0741
0.0269
0.0311
0.0286
0.0355
0.0096
0.0315
0.0272
0.0284
704
17.37
0.0332
7.87
4.85
(19)
pobre es no casa
11%
dF/dx
-0.0546
0.0000
0.0739
0.0006
-0.0269
0.0824
-0.0070
0.1540
0.0028
-0.0075
-0.0082
-0.0192
0.0128
-0.0011
-0.0008
0.0083
0.0345
0.0147
-0.0004
Err. Est.
0.0222 **
0.0000
0.0261 ***
0.0007
0.0251
0.0639
0.0731
0.1186 *
0.0435
0.0754
0.0529
0.0236
0.0240
0.0248
0.0348
0.0076
0.0287
0.0237
0.0233
704
40.64 ***
0.0928
8.87
6.23
(20)
pobre es no empleo
10%
212
Consejo de Desarrollo Social
Err. Est.
dF/dx
0.0330
-0.0411
0.0000
0.0000
0.0380 **
0.0749
0.0011
-0.0014
0.0369 **
-0.0982
0.0605
-0.0693
0.0950
-0.0821
0.1337 *
0.2037
0.0705
0.0827
0.1198
0.0089
0.0985
0.1373
0.0353
-0.0123
0.0373
-0.0306
0.0346 **
0.0788
0.0458
0.0557
0.0130
-0.0211
0.0417
0.0431
0.0354
-0.0180
0.0358
-0.0453
733
39.32 ***
0.0503
18.4 **
10.84 *
Err. Est.
0.0147
0.0000
0.0150
0.0005
0.0172
0.1032
0.0792
0.0244
0.0973
0.0132
0.0175
0.0195 *
0.0219
0.0055
0.0205
0.0142
0.0164
639
9.95
0.0502
3.1
3.95
dF/dx
-0.0204
0.0000
-0.0068
-0.0004
0.0073
0.0773
0.0506
-0.0098
0.0667
0.0145
0.0142
-0.0294
-0.0022
0.0018
0.0094
-0.0132
0.0097
Fuente: Elaboración propia con base en cuestionario "Lo que dicen los pobres de Nuevo León".
*Significativo al 90%, ** Significativo al 95%, *** Significativo al 99%.
urbano
ingreso fam. p/capita
hombre
edad
secundaria
preparatoria
normal
técnico primaria
técnico secund
técnico prepa
profesional
casado
trabaja
baño
cocina
habitaciones
boiler
carro
teléfono
Observaciones
LR chi2
Pseudo R2
Wald Test: Educación
Wald Test: Vivienda
(22)
gobierno educación
22%
(21)
pobre es no estudios
4%
dF/dx
-0.0512
0.0000
-0.0545
-0.0003
0.0357
-0.0502
0.0293
-0.1760
0.0188
-0.0608
-0.1377
0.0033
-0.0361
-0.0756
0.0622
0.0038
-0.0139
0.0152
0.0975
Err. Est.
0.0324
0.0000 *
0.0351
0.0011
0.0405
0.0667
0.1203
0.0407 *
0.0653
0.0993
0.0497 *
0.0336
0.0365
0.0394 **
0.0439
0.0121
0.0381
0.0350
0.0354 ***
733
32.92 **
0.0435
9.58
14.66 **
(23)
gobierno salud
21%
Tabla 2. Regresiones Probit (continuación)
0.0175
0.0204
0.0166
0.0263
0.0066 **
0.0206
0.0190
0.0181
706
12.91
0.0454
1.44
7.21
0.0296
0.0277
-0.0023
-0.0219
0.0020
0.0172
0.0187
-0.0101
-0.0137
0.0071
0.0181
0.0144
Err. Est.
0.0165
0.0000
0.0182
0.0005
0.0184
0.0257
0.0688
dF/dx
-0.0075
0.0000
-0.0058
0.0008
-0.0137
-0.0244
0.0246
(24)
gobierno delincuencia
5%
dF/dx
0.0056
0.0000
0.0735
0.0026
-0.0267
-0.1864
0.0446
-0.1022
-0.0560
-0.0712
-0.2710
-0.0812
-0.0524
-0.0424
0.0126
-0.0138
-0.0820
0.0311
0.0285
Err. Est.
0.0380
0.0000
0.0428 *
0.0013 **
0.0456
0.0642 **
0.1401
0.1094
0.0710
0.1299
0.0529 ***
0.0408 **
0.0430
0.0435
0.0570
0.0146
0.0447 *
0.0416
0.0417
718
41.81 ***
0.0458
12.84 *
6.86
(25)
nace pobre muere pobre
35%
Escolaridad y percepción de la pobreza en las áreas marginadas de Nuevo León
213
dF/dx
Err. Est.
-0.0249
0.0411
0.0001
0.0000 ***
0.0181
0.0453
-0.0007
0.0014
0.0212
0.0505
-0.0140
0.0939
0.0643
0.1490
-0.1405
0.1313
0.1919
0.0752 **
-0.0823
0.1526
-0.0568
0.1090
0.0500
0.0432
0.0246
0.0464
-0.0840
0.0456 *
-0.0145
0.0638
-0.0190
0.0155
-0.0384
0.0501
-0.0971
0.0443 **
0.0044
0.0451
706
34.32 **
0.0351
8.6
16.49 **
Err. Est.
0.0371 ***
0.0000 *
0.0426
0.0013
0.0472
0.0782
0.1239
0.1296
0.0736
0.1510 **
0.1060
0.0385 *
0.0432
0.0423
0.0550
0.0142
0.0454
0.0407
0.0414 *
719
40.2 ***
0.0443
8.42
8.26
dF/dx
-0.1459
0.0000
-0.0466
0.0006
-0.0560
0.0704
0.0850
0.0580
0.0339
-0.3032
-0.0488
-0.0741
0.0119
-0.0322
-0.0647
-0.0218
0.0210
0.0337
0.0712
Fuente: Elaboración propia con base en cuestionario "Lo que dicen los pobres de Nuevo León".
*Significativo al 90%, ** Significativo al 95%, *** Significativo al 99%.
urbano
ingreso fam. p/capita
hombre
edad
secundaria
preparatoria
normal
técnico primaria
técnico secund
técnico prepa
profesional
casado
trabaja
baño
cocina
habitaciones
boiler
carro
teléfono
Observaciones
LR chi2
Pseudo R2
Wald Test: Educación
Wald Test: Vivienda
(27)
pobreza disminuido
51%
(26)
estudios no empleo
67%
Err. Est.
0.0760 **
0.0000
0.0751 ***
0.0030 ***
0.0845
0.1313
0.1853
0.3048
0.1387
0.2296
0.0975 **
0.0770
0.0809
0.1107
0.0286
0.0864
0.0837
0.0790
243
43.68 ***
0.1314
11.62
3.05
dF/dx
0.1525
0.0000
0.2648
-0.0082
0.0365
-0.1275
0.2350
-0.2112
-0.1684
-0.0619
0.3483
0.0989
-0.0443
-0.0143
-0.0198
0.1260
-0.0369
0.0442
(28)
irse a otro lado
52%
Tabla 2. Regresiones Probit (continuación)
dF/dx
-0.0402
0.0000
0.0609
-0.0026
-0.0250
0.0554
0.1458
-0.0797
0.0479
-0.0219
-0.0648
-0.0053
-0.0732
0.0160
-0.0443
0.0027
0.0429
-0.0521
-0.0037
Err. Est.
0.0337
0.0000
0.0369
0.0012 **
0.0424
0.0710
0.0832
0.1249
0.0624
0.1284
0.0939
0.0354
0.0400 *
0.0388
0.0487
0.0127
0.0397
0.0376
0.0373
721
22.25
0.0285
4.61
3.65
(29)
discriminación pobres
77%
dF/dx
-0.0880
0.0000
-0.0278
0.0023
-0.1204
-0.0782
-0.0742
-0.1841
-0.1632
-0.1969
-0.1503
0.0049
-0.0039
-0.0059
-0.0221
-0.0102
-0.0350
-0.0532
-0.0066
Err. Est.
0.0363 **
0.0000
0.0394
0.0012 *
0.0391 ***
0.0687
0.1116
0.0658 *
0.0486 **
0.0707
0.0639 *
0.0375
0.0419
0.0397
0.0545
0.0138
0.0435
0.0383
0.0397
714
54.45 ***
0.065
15.8 **
6.2
(30)
enemigo rico
28%
214
Consejo de Desarrollo Social
dF/dx
0.0366
0.0000
0.0419
-0.0012
0.0915
0.1305
-0.0110
0.1438
0.1427
0.2001
0.0621
-0.0238
-0.0992
0.0168
-0.0856
-0.0099
-0.0427
0.0778
0.0421
Err. Est.
0.0403
0.0000
0.0448
0.0014
0.0498 *
0.0908
0.1448
0.1358
0.0805 *
0.1455
0.1044
0.0422
0.0455 **
0.0455
0.0624
0.0154
0.0490
0.0440 *
0.0445
714
25
0.0256
6.97
7.28
Err. Est.
dF/dx
0.0346 **
0.0855
0.0000
0.0000
0.0397
0.0363
0.0013 *
-0.0021
0.0404 *
-0.0815
-0.1119
0.0592
0.1455
0.1391
0.1176
0.0018
0.0120
0.0684
0.1307
0.1454
-0.0189
0.0908
0.0624
0.0354 *
-0.0610
0.0393
0.0641
0.0380
0.0148
0.0526
0.0049
0.0132
0.0633
0.0442
-0.0182
0.0371
-0.0868
0.0383 **
721
31.32 **
0.0383
9.53
9.86
(32)
responsable gobierno
25%
Fuente: Elaboración propia con base en cuestionario "Lo que dicen los pobres de Nuevo León".
*Significativo al 90%, ** Significativo al 95%, *** Significativo al 99%.
urbano
ingreso fam. p/capita
hombre
edad
secundaria
preparatoria
normal
técnico primaria
técnico secund
técnico prepa
profesional
casado
trabaja
baño
cocina
habitaciones
boiler
carro
teléfono
Observaciones
LR chi2
Pseudo R2
Wald Test: Educación
Wald Test: Vivienda
(31)
enemigo corrupto
42%
dF/dx
-0.1577
0.0000
-0.0335
0.0026
0.0185
-0.0085
0.0769
-0.0684
-0.0516
-0.1778
-0.1915
-0.0367
0.1190
-0.0842
-0.0090
-0.0061
-0.0380
0.0490
0.0792
Err. Est.
0.0401 ***
0.0000
0.0456
0.0014 *
0.0501
0.0915
0.1500
0.1347
0.0808
0.1407
0.1037 *
0.0429
0.0463 **
0.0461 *
0.0622
0.0156
0.0498
0.0441
0.0448 *
721
43.42 ***
0.0434
5.57
8.3
(33)
responsable flojos
50%
Tabla 2. Regresiones Probit (continuación)
dF/dx
-0.0169
0.0000
-0.0132
-0.0012
0.0833
-0.0215
-0.0310
0.0506
0.1049
-0.1192
0.1375
0.0790
0.0176
0.0054
-0.0167
-0.0250
0.0061
-0.0784
-0.0662
Err. Est.
0.0400
0.0000
0.0444
0.0014
0.0498 *
0.0882
0.1431
0.1370
0.0820
0.1440
0.1071
0.0410 *
0.0458
0.0451
0.0617
0.0156
0.0494
0.0428 *
0.0439
716
32.9 **
0.034
6.66
14.83 **
(34)
programas sociales
40%
Escolaridad y percepción de la pobreza en las áreas marginadas de Nuevo León
215
RRR
Err. Est.
0.6549
0.1335 **
1.0002
0.0001 ***
1.2997
0.2956
1.0084
0.0071
1.0198
0.2572
1.1996
0.5899
0.3423
0.3753
0.6231
0.5812
2.8643
1.0825 ***
2.1063
1.6016
1.1304
0.6197
0.8475
0.1814
0.9869
0.2323
0.7552
0.1738
1.0339
0.3116
0.9278
0.0747
0.7318
0.1845
1.0564
0.2312
1.6636
0.3747 **
704
121.39 **
0.0639
30.56 **
11.14
6.79
16.26
6.94
6.85
RRR
Err. Est.
0.7404
0.1972
0.9999
0.0001
0.7901
0.2399
0.9839
0.0092 *
0.6071
0.1958
1.2775
0.6855
0.3752
0.4147
2.3085
1.8660
0.4203
0.2827
0.5953
0.6903
1.0938
0.7348
1.0141
0.2843
1.3940
0.4239
0.9059
0.2747
1.4525
0.6254
1.1082
0.1088
1.0692
0.3333
0.8286
0.2387
1.6254
0.4732 *
(2)
no tener casa
11%
Fuente: Elaboración propia con base en cuestionario "Lo que dicen los pobres de Nuevo León".
*Significativo al 90%, ** Significativo al 95%, *** Significativo al 99%.
urbano
ingreso fam. p/capita
hombre
edad
secundaria
preparatoria
normal
técnico primaria
técnico secund
técnico prepa
profesional
casado
trabaja
baño
cocina
habitaciones
boiler
carro
teléfono
Observaciones
LR chi2
Pseudo R2
Wald Test: Todo
Wald Test: Educacion
Wald Test: Vivienda
(1)
no tener dinero
26%
¿Qué es ser pobre?
base: no tener para comer (49%)
RRR
0.3917
1.0000
2.6875
1.0072
0.6821
2.3535
0.6638
4.4564
1.4458
1.1774
0.7626
0.7555
1.2698
0.8372
1.0291
1.1374
1.1944
1.1649
1.3882
42.08 ***
9.4
6.87
Err. Est.
0.1208 ***
0.0001
0.8940 ***
0.0102
0.2757
1.2908
0.7571
3.5021 *
0.9126
1.4169
0.6556
0.2363
0.4273
0.2914
0.5132
0.1231
0.4242
0.3723
0.4597
(3)
no tener empleo
10%
Tabla 3. Regresiones multi-Logit
RRR
1.1279
1.0002
0.6362
0.9929
0.4561
1.5768
0.0000
0.0000
0.0000
0.0000
0.0000
0.5722
1.6538
0.5219
0.8815
1.4480
0.8263
0.4441
2.4559
8.76
1.15
5.13
Err. Est.
0.8841
0.0003
0.5276
0.0244
0.4278
2.0465
0.0000
0.0000
0.0000
0.0000
0.0000
0.4119
1.3790
0.4065
1.0245
0.3317
0.6929
0.4036
2.0673
(4)
no tener medicos
1%
RRR
0.4442
1.0000
0.9551
0.9887
1.1492
0.0000
2.6274
3.9137
0.9742
4.2856
0.0000
1.5306
1.5339
0.3956
1.0161
1.0958
1.1806
0.6481
1.6425
11.13
2.96
4.97
Err. Est.
0.2131 *
0.0003
0.5019
0.0173
0.6318
0.0000
3.1006
4.7527
1.1047
5.3207
0.0000
0.8190
0.8278
0.1912 *
0.7099
0.2032
0.7071
0.3426
0.8902
(5)
no tener estudios
3%
216
Consejo de Desarrollo Social
RRR
Err. Est.
0.5846
0.1422 **
1.0000
0.0001
1.5129
0.4035
0.9964
0.0086
0.3824
0.1171 ***
0.4663
0.2437
0.4198
0.3829
0.9056
0.5813
1.7816
0.8709
0.8353
0.7232
1.1981
0.6608
0.7619
0.1959
0.7372
0.2004
1.1300
0.3372
1.3452
0.5272
0.8117
0.0756 **
1.2509
0.3658
0.9407
0.2469
1.0141
0.2696
730
145.8 ***
0.0587
33.52 **
17.06 **
5.59
32.15 **
8.58
12.27
RRR
Err. Est.
0.5429
0.1339 **
1.0001
0.0001
0.8289
0.2289
1.0014
0.0088
0.7704
0.2271
0.5254
0.2974
0.7652
0.6295
0.1066
0.1214 **
1.4354
0.7444
0.5639
0.5398
0.2784
0.2170
0.8287
0.2163
0.6866
0.1929
0.5496
0.1557 **
1.3504
0.5381
0.9081
0.0814
0.9737
0.2849
1.1052
0.2896
2.0905
0.5683 ***
(7)
la salud
21%
Fuente: Elaboración propia con base en cuestionario "Lo que dicen los pobres de Nuevo León".
*Significativo al 90%, ** Significativo al 95%, *** Significativo al 99%.
urbano
ingreso fam. p/capita
hombre
edad
secundaria
preparatoria
normal
técnico primaria
técnico secund
técnico prepa
profesional
casado
trabaja
baño
cocina
habitaciones
boiler
carro
teléfono
Observaciones
LR chi2
Pseudo R2
Wald Test: Todo
Wald Test: Educacion
Wald Test: Vivienda
(6)
la educación
22%
Que debe atender primero el gobierno:
base: la creación de empleos (23%)
RRR
0.6751
0.9997
1.3426
1.0077
0.4128
0.9238
0.6399
0.0000
1.2963
1.4125
0.2374
0.7718
0.6819
0.5192
0.6170
0.8232
1.4229
0.9217
1.3948
34.93 **
9.52
12.39 *
Err. Est.
0.1918
0.0002 *
0.4242
0.0098
0.1465 **
0.5170
0.5976
0.0000
0.7860
1.3680
0.2645
0.2298
0.2230
0.1661 **
0.2418
0.0896 *
0.4861
0.2864
0.4370
(8)
la alimentación
14%
Tabla 3. Regresiones multi-Logit (continuación)
RRR
0.6018
1.0000
1.0323
1.0177
0.4423
0.3522
0.8801
0.0000
1.2948
0.0000
0.3986
0.8436
1.1197
1.1245
0.8097
0.6472
1.3059
1.5496
1.7397
19.29
4.03
8.89
Err. Est.
0.2435
0.0002
0.4732
0.0140
0.2248
0.3922
1.0623
0.0000
1.0040
0.0000
0.4645
0.3664
0.5253
0.5612
0.4557
0.1104 **
0.6174
0.6514
0.7746
(9)
la delincuencia
5%
RRR
0.8048
1.0000
1.0017
1.0046
0.7172
0.6261
0.0000
0.5683
0.8184
0.5302
1.1611
0.6707
0.9642
0.6096
0.8185
0.9708
0.5836
1.0330
1.0903
16.07
1.86
7.88
Err. Est.
0.2193
0.0001
0.3005
0.0096
0.2308
0.3779
0.0000
0.5014
0.5492
0.6337
0.7753
0.1877
0.2926
0.1836
0.3203
0.0964
0.2071
0.3066
0.3249
(10)
la pobreza
15%
Tabla 3. Regresiones multi-Logit (continuación)
Quien es el principal enemigo del pobre?
base: el corrupto (43%)
(11)
el rico
29%
urbano
ingreso fam. p/capita
hombre
edad
secundaria
preparatoria
normal
técnico primaria
técnico secund
técnico prepa
profesional
casado
trabaja
baño
cocina
habitaciones
boiler
carro
teléfono
Observaciones
LR chi2
Pseudo R2
Wald Test: Todo
Wald Test: Educacion
Wald Test: Vivienda
RRR
Err. Est.
0.6677
0.1349 **
1.0000
0.0001
1.0752
0.2389
1.0082
0.0069
0.5175
0.1295 ***
0.5722
0.2629
0.6347
0.5660
0.6196
0.4592
0.4593
0.1991 *
0.8177
0.6265
0.2835
0.1917 *
0.9829
0.2070
1.4708
0.3427 *
0.9162
0.2044
1.0577
0.3068
0.9703
0.0765
1.0194
0.2604
0.6525
0.1455 *
0.9380
0.2097
704
92.87 ***
0.0537
37.7 ***
14.75 **
4.67
(12)
el dominante
6%
RRR
Err. Est.
0.5745
0.1990
0.9996
0.0002 *
0.7384
0.2920
0.9935
0.0124
1.0518
0.4521
0.9661
0.7260
4.2626
3.6274 *
1.1867
1.3723
1.2243
0.7419
1.3591
1.6125
0.5299
0.5855
1.2350
0.4558
1.5180
0.6067
1.1260
0.4821
1.6078
0.9456
1.0405
0.1377
2.9400
1.1454 ***
0.5268
0.2036 *
1.1762
0.4518
22.08
4.9
12.2
(13)
el propio pobre
22%
RRR
1.3222
1.0000
0.8650
0.9907
0.8175
0.4092
1.6237
1.8439
0.7062
0.8984
0.9947
1.0114
1.9176
0.9440
1.7317
1.1393
1.1869
0.8360
0.7420
Err. Est.
0.2942
0.0001
0.2075
0.0078
0.2184
0.2171 *
1.2319
1.1972
0.3002
0.6951
0.5017
0.2300
0.4660 ***
0.2389
0.6210
0.0920
0.3143
0.1981
0.1784
22.78
7.91
8.38
Fuente: Elaboración propia con base en cuestionario "Lo que dicen los pobres de Nuevo León".
*Significativo al 90%, ** Significativo al 95%, *** Significativo al 99%.
Escolaridad y percepción de la pobreza en las áreas marginadas de Nuevo León
217
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
La influencia del lugar en donde habitan
Julio César Arteaga García
Índice
Situación económica relativa a la de los padres
221
Problemática relativa de la mujer pobre
223
Clase social a la que pertenece
225
Participación en programas de ayuda social
226
Conclusiones/Referencias
227
Lo que dicen los pobres de Nuevo León
La influencia del lugar en donde habitan
Para el desarrollo de la encuesta "Lo que dicen los pobres de Nuevo León", se entrevistó
a 817 individuos, de los cuales el 53.7% vive en el Área Metropolitana de Monterrey
(AMM). Entre los aspectos que se consideraron en esta encuesta se encuentran
percepciones de los entrevistados en relación a asuntos como: la clase social a la que
pertenecen, su situación económica relativa a la que tuvieron sus padres, o bien, la
noción de si una mujer pobre tiene más o menos problemas que un hombre pobre.
Debido a que la encuesta se realiza en zonas que se ubican tanto dentro como fuera del
AMM, en este apartado se trata de determinar si el lugar en el que habitan los entrevistados
influye en su percepción de diferentes aspectos.
Situación económica relativa a la de los padres
Uno de los aspectos considerados es comparar la situación económica de los entrevistados
con la de sus padres. Es interesante observar que la mayoría piensa que la de ellos es
mejor a la que tenían sus padres, y este hallazgo es independiente del lugar en el que
habitan los entrevistados, ya que 71.3% de los que viven en el AMM así lo indica y, para
los del resto del estado, el porcentaje es 71.7%.
Cuadro 1. ¿Considera usted que su situación económica
es mejor o peor que la que tenían sus padres cuando
usted tenía 18 años?
(%)
Mucho mejor
Mejor
Peor
Mucho peor
Igual
No sabe
No contestó
Total
AMM
Resto del Estado
4.6
66.7
12.5
0.9
13.9
1.1
0.2
100.0
4.0
67.7
13.0
0.3
14.0
0.8
0.3
100.0
Fuente: elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres
de Nuevo León".
En este apartado se busca identificar los factores que pueden influir en que los individuos
perciban que su situación económica no es mejor a la de sus padres. Para ello, se
construye una variable dicotómica que toma el valor de 0 si el individuo manifiesta que
su situación económica es mejor que la de sus padres, pero es 1 cuando señala que su
situación es igual o peor.
Lo que dicen los pobres de Nuevo León. La influencia del lugar en donde habitan
221
Siguiendo a Orozco et al (2004), se incluyen como posibles factores explicativos algunos
relacionados con el entrevistado y otros con la vivienda en la que éste habita. Los factores
relativos al entrevistado son el sexo, la edad, si tiene estudios superiores al nivel primaria,
si trabaja y si vive fuera del AMM. Por otro lado, las características que se incluyen de
la vivienda son si ésta cuenta con piso de tierra y si tiene baño dentro de la misma.
Debido a los valores que toma la variable que se desea explicar, la forma de determinar
qué factores influyen es por medio del modelo de estimación probit. Los resultados se
presentan en el cuadro 2.
Cuadro 2. Factores que influyen en que la percepción
de la situación económica
Variable
C
Hombre
Edad
Escolaridad
Trabaja
Fuera del AMM
Piso de tierra
Baño adentro
Coeficiente
Error estándar
- 0.5119**
- 0.1180
- 0.0006
0.1989*
0.0818
- 0.0022
0.7027**
- 0.2521**
0.2111
0.1167
0.0034
0.1114
0.1156
0.0976
0.2849
0.1067
Estadístico-z
- 2.42
- 1.01
- 0.16
1.78
0.71
- 0.02
2.47
- 2.36
Observaciones incluidas: 795
Convergencia alcanzada después de 3 iteraciones
R-cuadrada de McFadden: 0.017
Estadístico LR (7 gl)
15.79
** Significativo al 95%. * Significativo al 90%.
Los resultados de la estimación muestran que el lugar en donde viven los individuos no
influye en la percepción de su situación económica relativa. Asimismo, se observa que
el único factor significativo atribuible al individuo es el relacionado con su escolaridad.
En particular, se encuentra que el hecho de que el individuo tenga estudios superiores
al nivel primaria incrementa la probabilidad de que perciba que su situación económica
no es mejor que la de sus padres. Por otro lado, los dos factores específicos de la vivienda
resultan determinantes en la percepción de la situación económica; así, se encuentra
que no contar con baño dentro de la vivienda o tener piso de tierra en la misma, incrementa
la probabilidad de que los individuos no perciban una situación económica mejor a la de
sus padres.
De esta manera, los resultados de esta estimación indican que el mejoramiento de la
vivienda fomentaría la visión positiva de la percepción de la situación económica de las
personas; en particular, se encuentra que poner piso de tierra incrementa 2.8 más veces
la probabilidad de esta percepción relativa, a la de colocar baño adentro de la vivienda1.
Por otro lado, resulta paradójico encontrar que la mayor escolaridad de los individuos
incrementa la posibilidad de que éstos perciban una peor situación económica que sus
padres2.
1
Esta proporción se obtiene de dividir los coeficientes estimados 0.7027/0.2521 » 2.8
2
Al hacer la estimación tomando en cuenta como medida de escolaridad a los que tienen como máximo estudios de primaria
o kinder, se obtienen resultados que apoyan esta misma idea.
222
Consejo de Desarrollo Social
Problemática relativa de la mujer pobre
En el apartado de Bienestar y Justicia Social de la encuesta "Lo que dicen los pobres de
Nuevo León", los entrevistados manifiestan su creencia en relación a si una mujer pobre
tiene más o menos problemas que un hombre pobre. Los datos muestran, como se
observa en el cuadro 3, que es mayor el porcentaje de la población que vive en zonas
marginadas fuera del AMM la que cree es la mujer pobre quien tiene más problemas.
Cuadro 3. ¿Quién tiene más problemas?
(%)
AMM
La mujer
El hombre
Igual
No sabe
No contestó
39.2
18.9
40.3
0.9
0.7
Resto del Estado
52.1
16.4
28.8
1.9
0.8
Fuente: elaboración propia con base en el cuestionario "Lo
que dicen los pobres de Nuevo León".
Así, el propósito de este apartado es determinar los factores que pueden influir en que
un individuo perciba que las mujeres pobres enfrentan mayores problemas que los
hombres pobres. Para ello, se construye una variable dicotómica que toma el valor de
0 si el individuo manifiesta que la mujer pobre tiene igual o menos problemas que el
hombre pobre, y el de 1 cuando considera que los problemas son mayores para la mujer
pobre.
Se considera que esta percepción puede estar influida por cuestiones propias del
entrevistado, de manera que se consideran factores como la edad, el hecho de que
trabaje y de que sea el principal proveedor del hogar, así como el lugar en el que habita.
En relación con el sexo del entrevistado, se decide hacer las estimaciones por separado
debido a que las mujeres están más de acuerdo con la idea de que una mujer pobre
enfrenta más problemas, mientras que los hombres creen que los problemas son los
mismos para una mujer pobre y un hombre pobre. El cuadro 4 muestra los resultados
de la estimación del modelo probit.
Lo que dicen los pobres de Nuevo León. La influencia del lugar en donde habitan
223
Cuadro 4. Factores que determinan la relatividad de los problemas de la mujer pobre
Variable
Hombres
Coeficiente
Estadístico-z
C
0.8136*
1.68
Edad
- 0.0519**
- 2.27
Edad2
0.0004*
1.87
Trabaja
- 0.2217
- 1.20
Principal proveedor
0.4381*
2.51
Fuera del AMM
1.54
0.2202
Observaciones
323
Iteraciones
7
R2 de McFadden
0.031
Estadístico LR (5 gl)
13.66
Mujeres
Coeficiente
Estadístico-z
0.4747
- 0.0286*
0.0002
- 0.3055**
0.1427
0.3944**
1.24
- 1.65
1.49
- 1.98
0.76
3.38
488
7
0.030
20.01
** Significativo al 95%. * Significativo al 90%.
Las estimaciones indican que, manteniendo todo lo demás constante, es más probable
que las mujeres que vivan fuera del AMM piensen que una mujer pobre tiene más
problemas que un hombre pobre. Sin embargo, para el caso de los hombres, el lugar en
el que habiten no modifica la probabilidad de que crean en ese mismo sentido.
Un resultado interesante es el hecho de que, independientemente de su sexo, los
individuos jóvenes son más propensos a creer que las mujeres pobres tienen más
problemas que los hombres en relación con las personas más grandes.
De acuerdo con las estimaciones presentadas en el cuadro 4, las variables que afectan
sólo a uno de los sexos son trabajar y ser el principal proveedor económico del hogar.
Para el caso de la variable trabajar, ésta sólo influye (negativamente) en la probabilidad
de que las mujeres estén de acuerdo con que una mujer pobre enfrente más problemas.
En cambio, ser el principal proveedor económico del hogar incrementa sólo la probabilidad
de que los hombres estén de acuerdo con dicha afirmación, pero no modifica la probabilidad
de las mujeres.
Con base en las estimaciones aquí presentadas, se concluye que los individuos más
propensos a pensar que una mujer pobre enfrenta más problemas que un hombre pobre,
son aquellos hombres jóvenes que son el principal soporte económico de su hogar y las
mujeres jóvenes que no trabajan y que viven fuera del AMM.
Clase social a la que pertenece
Un tema importante tiene que ver con la clase social a la que el individuo percibe que
pertenece. Esto se debe a que la información recabada se levantó en las zonas más
marginadas del estado de Nuevo León, por lo que se esperaría que la mayoría de los
participantes se ubicara en la clase social baja. Sin embargo, como se presenta en el
cuadro 5, los resultados de la encuesta señalan que 38.7% de los que habitan en el
AMM perciben pertenecer a la clase media o a una mejor, mientras que para el caso de
los que habitan fuera del AMM el porcentaje se sitúa en 28.6%.
224
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 5. Clase social a la que pertenece
(%)
AMM
Media o más*
Media baja
Baja
No sabe
No contestó
38.7
27.3
30.8
3.0
0.2
Resto del Estado
28.6
27.2
42.3
1.9
0.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que
dicen los pobres de Nuevo León".
* Incluye menciones de media alta y de alta.
Debido al resultado inesperado del cuadro anterior, resulta interesante analizar los
factores que pueden influir para que una persona que vive en una zona marginada perciba
que pertenece a la clase social media o a una mayor. Por ello, se construye una variable
dicotómica que toma el valor de 0 si la persona manifiesta pertenecer a la clase media
baja o a la baja, y el valor de 1 cuando indica pertenecer a una clase social superior.
Los factores que se considera pueden influir en la percepción de la clase social son
atribuibles tanto al individuo como a la vivienda en la que habita. Así, se incluyen variables
relativas al sexo, edad, escolaridad, sueldo y lugar en el que habita el individuo, además
de la presencia de piso de tierra y el hecho de que el baño de la vivienda se encuentre
dentro de la misma. El cuadro 6 presenta los resultados de la estimación por medio del
modelo probit.
Cuadro 6. Factores que influyen en que la percepción
de la clase social
Variable
C
Hombre
Edad
Escolaridad
Sueldo diario
Fuera del AMM
Piso de tierra
Baño adentro
Coeficiente
Error estándar
Estadístico-z
- 0.4774**
- 0.1276
- 0.0082**
0.5086**
0.0011**
- 0.2427**
- 0.1881
0.3421**
0.2155
0.1077
0.0033
0.1144
0.0004
0.0987
0.2994
0.1121
- 2.22
- 1.18
- 2.45
4.45
2.58
- 2.46
- 0.63
3.05
Observaciones incluidas: 764
Convergencia alcanzada después de 4 iteraciones
R-cuadrada de McFadden: 0.091
Estadístico LR (7 gl)
90.73
** Significativo al 95%.
Los resultados muestran que el vivir fuera del AMM reduce la probabilidad de que los
individuos crean pertenecer a la clase media o a una superior. Por otro lado, como era
de esperarse, el sueldo diario del individuo y el que tenga estudios superiores al nivel
primaria, incrementan la probabilidad de pertenencia a una clase social superior3.
3
La variable sueldo diario se construyó con base en los ingresos reportados y su frecuencia en la pregunta 2.10a de la encuesta.
Lo que dicen los pobres de Nuevo León. La influencia del lugar en donde habitan
225
Adicionalmente, se observa que los individuos más jóvenes son más optimistas en
relación con la clase social a la que mencionan pertenecer. Asimismo, se nota que la
percepción que se tiene de pertenencia a una clase social superior a la media baja es
independiente del sexo del individuo. Por su parte, la única característica de la vivienda
que afecta la probabilidad de pertenecer a una clase social más alta es el contar con
baño dentro de la vivienda.
Con base en los resultados obtenidos en este apartado, se identifica que los individuos
jóvenes con estudios superiores a la primaria y sueldos relativamente altos, cuya vivienda
se localiza en el AMM y cuenta con baño dentro de la misma, son más propensos a
percibir que pertenecen a la clase social media o a una superior
Participación en programas de ayuda social
De acuerdo con la información de la encuesta "Lo que dicen los pobres de Nuevo León",
el 6.4% de las personas entrevistadas manifiesta formar parte, o alguno de sus familiares,
de uno de los programas de ayuda social del estado de Nuevo León. Como se puede
observar en el cuadro 7, la participación en los programas de ayuda social es relativamente
mayor en las zonas marginadas localizadas fuera del AMM. Por ello, en esta sección se
trata de determinar los factores que pueden influir en que los individuos participen en
estos programas.
Cuadro 7. ¿Participa en programas de ayuda social?
(%)
AMM
Sí
No
No sabe
4.1
95.4
0.5
Resto del Estado
9.0
90.7
0.3
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los
pobres de Nuevo León".
Para poder determinar los factores que influyen en la participación de los programas
ofrecidos por el gobierno del Estado de Nuevo León, se construye una variable dicotómica
que toma el valor de 0 cuando el entrevistado no es ni tiene familiar alguno que participe
en estos programas. Por otro lado, esta variable toma el valor de 1 si el individuo o algún
familiar participa.
Las variables que se consideran como aspectos que pueden influir en la participación
de los programas de ayuda social del estado de Nuevo León se refieren a cuestiones
propias del individuo. Esto es, se incluyen el sexo, la edad, si trabaja o no y si viven dentro
o fuera del AMM. El cuadro 8 muestra los resultados de las estimaciones del modelo
probit.
226
Consejo de Desarrollo Social
Cuadro 8. Factores que influyen en la participación
en programas sociales
Variable
C
Hombre
Edad
Trabaja
Fuera del AMM
Coeficiente
Error estándar
Estadístico-z
- 1.8176**
- 0.0581
0.0022
0.0035
0.4072**
0.2322
0.1634
0.0040
0.1644
0.1422
- 7.83
- 0.36
0.55
0.02
2.86
Observaciones incluidas: 814
Convergencia alcanzada después de 5 iteraciones
R-cuadrada de McFadden: 0.022
Estadístico LR (4 gl)
8.65
** Significativo al 95%.
Los resultados del cuadro anterior indican que el único factor que influye en la probabilidad
de participar en los programas de ayuda social por parte del estado (o tener a algún
familiar que lo haga), es si los individuos habitan fuera del AMM. En la medida en que
esto suceda, es más probable que puedan acceder a los programas. Por otro lado, resulta
interesante observar que la probabilidad de participar en dichos programas no se ve
afectada ni por la edad ni por el sexo del individuo.
Conclusiones
En este trabajo se analiza la influencia del lugar en donde habitan los individuos sobre
diferentes aspectos. Entre los hallazgos de la investigación, se encuentra que mientras
la probabilidad de que cambie la percepción de la situación económica relativa a la de
los padres no es afectada por el lugar en donde viven los individuos, el vivir fuera de
AMM incrementa la posibilidad de que los individuos participen en programas de ayuda
social del estado de Nuevo León. Adicionalmente, se observa que el vivir en el AMM
incrementa la probabilidad de que los individuos localizados en las zonas marginadas
consideren pertenece a la clase social media o alguna superior.
Otro punto importante a resaltar es que los estudios superiores a la primaria incrementan
la probabilidad de percibir estar en una clase social relativamente alta, al tiempo que
disminuyen la posibilidad de percibir estar mejor que sus padres. Asimismo, los resultados
encontrados muestran que el sexo de los individuos no modifica la percepción de la
situación económica relativa a la de los padres ni la de la clase social a que pertenecen.
En relación con las características de la vivienda, se observa que el contar con baño
dentro de la vivienda incrementa las probabilidades de percibir una mejor situación
económica a la que tenían los padres y de ubicarse en una clase social relativamente
mayor a la del lugar en donde habitan.
Referencias
Orozco, M, C. de Alba y G. Cordourier, "'Lo que dicen los pobres': una perspectiva de
género", Documentos de Investigación, 13, Secretaría de Desarrollo Social.
Lo que dicen los pobres de Nuevo León. La influencia del lugar en donde habitan
227
Oportunidades de desarrollo en las
comunidades pobres del Área Metropolitana
de Monterrey: un enfoque de género
Erick Rangel González
Índice
Introducción
231
Descripción de los datos
233
Características individuales
233
Características de la vivienda
235
Modelo empírico
236
Resultados
Oportunidades de educación
239
Oportunidades de empleo
243
Oportunidades de emprender un negocio
244
Oportunidades de aprender un oficio
245
Conclusiones
247
Referencias
248
Introducción
Uno de los elementos clave en el desarrollo económico de los países y de las comunidades
es la desigualdad, existen sin embargo muchos tipos de desigualdad: del ingreso, de la
riqueza, de acervos de capital humano y de oportunidades, por mencionar algunos (Ray,
1998). Además, la desigualdad puede estudiarse comparando diferentes grupos
poblacionales como cohortes generacionales y población por sexo. Este artículo se enfoca
al análisis de las diferencias existentes entre hombres y mujeres en las oportunidades
de desarrollo económico y social.
Existe una cantidad considerable de investigaciones que analizan diferencias salariales
entre hombres y mujeres entre las que podemos encontrar a Arrow (1973), Oaxaca (1973),
Newmark y McLennan (1995). En México también existen varios estudios al respecto,
como los desarrollados por Camero (1995), Badiola (2000) Acevedo y Martínez (2002).
Para tratar de estimar dichas diferencias, por lo general los economistas parten de la
formulación empírica minceriana desarrollada por Mincer (1974), posteriormente se
aplican métodos econométricos como la descomposición Oaxaca que busca explicar las
diferencias salariales dividiéndola en dos fuentes: 1) aquellas debidas a diferencias en
las dotaciones de capital humano y otros observables; 2) las que no pueden ser explicadas
por los observables y que en cierta forma podrían reflejar la discriminación de género,
ya que representa la diferencia entre lo que ganaría un hombre y una mujer si enfrentaran
la misma estructura salarial1. Otra técnica econométrica generalmente empleada es la
desarrollada por Heckman (1979), la cual toma en cuenta que la participación femenina
en el mercado de trabajo es "limitada", y por lo tanto al estimar una regresión minceriana
se estarían obteniendo coeficientes válidos para la población de mujeres que participan
en el mercado laboral, pero no necesariamente válidos para la población femenina en
general (si las características de ambas poblaciones difieren entre sí).
Otra línea de investigación, que está ligada al tema de la desigualdad por género es la
teoría de la distribución intrafamiliar de los recursos. Becker (1981) fue uno de los
primeros en desarrollar un modelo sobre el tópico, en donde la familia actúa como una
unidad que decide las cantidades invertidas de capital humano en cada uno de los hijos.
Otros autores han enfatizado las limitaciones de este tipo de modelos y han desarrollado
modelos colectivos en la toma de decisiones, en donde los recursos son empleados de
acuerdo al poder de negociación de cada uno de los miembros de la familia (Manser y
Brown (1980), McElroy y Horney (1981) y Thomas (1990)). Lo relevante para nuestro
tema es que existe evidencia en algunos países de que las inversiones en capital humano
y los recursos dentro de la familia no son destinados de manera uniforme entre niños y
niñas, y generalmente toman un sesgo en contra de las hijas (Rosensweig and Shultz
(1982), Sen (1984), Parish and Willis (1993)).
1
Oaxaca (1973).
Oportunidades de desarrollo en las comunidades pobres del Área Metropolitana de Monterrey
231
En México, la SEDESOL diseño y aplicó en el 2004 la Primera Encuesta Nacional sobre
Discriminación en México, en donde el 15% de los entrevistados mencionó que no deberían
invertir en la educación de sus hijas debido a que éstas terminaran casándose. El programa
OPORTUNIDADES presupone que sí existe dicha discriminación de oportunidades en
contra de las niñas, ya que este programa brinda mayores apoyos a las niñas (en relación
a los niños) para que sigan estudiando. Sin embargo, los datos del Banco Mundial (2005)
indican que la tasa de inscripción a la secundaría es mayor para las niñas que para los
niños en México. Además, un estudio realizado a nivel nacional, empleando las Encuestas
Nacionales de Ingreso y Gasto de los Hogares (ENIGH) 1992, 1998 y 2004, por Aguayo,
Chapa, Rangel, Treviño y Valero (próximo a publicarse) demostró que no hay evidencia de
discriminación en contra de las hijas en las oportunidades de educación de los adolescentes
en México.
Empleando la encuesta “Lo que dicen los pobres”, realizada por la Secretaría de Desarrollo
Social (SEDESOL) en el nivel nacional, Orozco, De Alba y Cordourier (2005) hacen un
análisis sobre las percepciones que tienen los hombres y mujeres pobres sobre los
conceptos de: satisfactores mínimos, vida digna, bienestar y pobreza. Los autores
emplearon modelos multinomiales Logit para analizar los temas mencionados dando
especial énfasis a las diferencias y similitudes entre hombres y mujeres.
El objetivo del presente trabajo es analizar las diferencias existentes entre hombres y
mujeres pobres en oportunidades de educación, de conseguir empleo, de abrir un negocio
y de aprender un oficio en las comunidades pobres del AMM. Un análisis similar a éste
no se ha hecho, lo cual constituye la principal contribución del artículo.
Para capturar diferencias en las oportunidades de desarrollo se estiman 7 modelos Logit
sobre los temas de educación, empleo, posibilidad de emprender un negocio y la oportunidad
de aprender un oficio.
El trabajo está estructurado de la siguiente forma: la sección 1 presenta una breve
descripción de la base de datos; la sección 2 presenta la formulación empírica del modelo
empleado; posteriormente, la sección 3 presenta los resultados del modelo; finalmente,
se presentan las conclusiones y algunos comentarios con respecto al tema.
232
Consejo de Desarrollo Social
Descripción de los datos
Se emplea la base de datos "Lo que Dicen los Pobres de Nuevo León", la cual está
formada por dos muestras: la primera es la muestra correspondiente a los polígonos de
pobreza pertenecientes al AMM y está constituida por un total de 439 observaciones
individuales; la segunda fue realizada en base a los polígonos de pobreza ubicados fuera
del AMM y contiene un total de 378 observaciones a nivel individual. Este cuestionario
puede ser subdividido en dos secciones: 1) la primera contiene información de los
miembros del hogar seleccionado y algunas características de la vivienda como el tipo
de suelo, los servicios con que cuentan, etc.; 2) la segunda presenta información sobre
la opinión que tiene uno de los miembros del hogar (que es mayor de edad) con respecto
a la pobreza, trabajo, ingreso, bienestar, justicia social, diferencias y discriminación,
instituciones gubernamentales y programas de apoyo social, entre otros. Para el presente
artículo se decidió emplear únicamente la base de datos perteneciente al AMM.
Características individuales
El 62.6% de la muestra del AMM está constituida por mujeres, las cuales tienen una
edad promedio de 44 años. El restante 37.4% de la muestra está constituida por hombres,
quienes presentaron una edad media de 44 años también. En la tabla 1 se presenta la
distribución porcentual escolar de la muestra por sexo.
Tabla 1. Distribución escolar por sexo
Hombres
Preescolar o kinder
Primaria
Secundaria
Preparatoria
Normal, Carrera
técnica o comercial
Profesional
No contestó
Sin respuesta
Total
Mujeres
Frecuencia
Porcentaje
Frecuencia
Porcentaje
1
54
52
19
16
0.6
32.9
31.7
11.6
9.76
0
115
80
9
27
0
41.8
29.1
3.3
9.8
9
0
13
439
5.5
0.0
7.9
100.0
14
3
21
378
5.1
1.1
7.6
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de Nuevo León".
Oportunidades de desarrollo en las comunidades pobres del Área Metropolitana de Monterrey
233
Es interesante observar que existe una percepción optimista, tanto de los hombres como
de las mujeres entrevistadas, en cuanto al lugar jerárquico en la escala de clases sociales
que ellos consideran que ocupan (ver tabla 2). Solamente el 32.9% de los hombres
consideró que pertenecía a la clase baja, y el porcentaje es aún menor para las mujeres
(29.5%). Otro dato relevante es que el 67.7% de los hombres consideró ser el principal
proveedor económico del hogar. En contraste, sólo el 16% de las mujeres declaró ser el
principal sustento económico de su hogar.
Tabla 2. Percepción sobre la clase social a la que pertenece
Hombres
Alta
Media alta
Media
Media baja
Baja
No sabe
No contestó
Total
Frecuencia
Porcentaje
1
10
159
120
135
13
1
439
0.2
2.3
36.2
27.3
30.8
3.0
0.2
100.0
Mujeres
Frecuencia
0
6
102
103
160
7
0
378
Porcentaje
0.0
1.6
27.0
27.2
42.3
1.9
0.0
100.0
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de Nuevo León".
A continuación se presenta la distribución porcentual de respuestas a las preguntas que
fueron empleadas como variables dependientes en 4 de los modelos Logit estimados
en el presente trabajo. Dichas variables se usan como medida de las oportunidades de
desarrollo económico y social de los entrevistados.
234
Consejo de Desarrollo Social
Tabla 3. Medidas de oportunidades de desarrollo económico y social
Hombres
Frecuencia
Porcentaje
Mujeres
Frecuencia
Porcentaje
¿Usted cree que si quisiera podría estudiar?
Sí
Sí en parte
No
No sabe
No contesto
Total
82
24
58
0
0
164
50.0
14.6
35.4
0.0
0.0
100.0
152
31
86
5
1
275
55.3
11.3
31.3
1.8
0.4
100.0
50.0
13.4
36.6
0.0
0.0
100.0
160
31
80
2
2
275
58.2
11.3
29.1
0.7
0.7
100.0
55.5
17.7
26.8
0.0
0.0
100.0
181
21
70
2
1
275
65.8
7.6
25.5
0.7
0.4
100.0
62.8
14.6
22.6
0.0
0.0
100.0
189
27
54
3
2
275
68.7
9.8
19.6
1.1
0.7
100.0
¿Usted cree que si quisiera podría conseguir trabajo (adicional)?
Sí
Sí en parte
No
No sabe
No contesto
Total
82
22
60
0
0
164
¿Usted cree que si quisiera podría poner un negocio?
Sí
Sí en parte
No
No sabe
No contesto
Total
91
29
44
0
0
164
¿Usted cree que si quisiera podría aprender un oficio?
Sí
Sí en parte
No
No sabe
No contesto
Total
103
24
37
0
0
164
Fuente: Elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de Nuevo León".
Características de la vivienda
Casi la totalidad de las viviendas cuentan con el servicio de energía eléctrica (99.8%);
solamente el 2.7% de las viviendas cuenta con piso de tierra, el resto tiene piso de
cemento u otros materiales; el porcentaje de viviendas con agua entubada dentro de la
vivienda también es bastante elevado (93.2%). Adicionalmente, los datos muestran que
el 90.2% de las viviendas cuentan con excusado con conexión de agua. Nótese que la
poca variabilidad en la distribución de estas características hace que puedan no ser
efectivas como variables independientes en los modelos Logit. Sin embargo, existe una
mayor variación de respuestas en otras características en la propiedad de otros activos
del hogar (ver tabla 4). Finalmente, el 64.8% de los entrevistados manifestó que su
vivienda es propia y totalmente pagada.
Oportunidades de desarrollo en las comunidades pobres del Área Metropolitana de Monterrey
235
Tabla 4. Activos de las viviendas
Activo
Sí
Licuadora
Refrigerador
Estufa de gas
Calentador para agua
Radio o radiograbadora
Tocadiscos, modular, o
equipo de discos compactos
Televisor
Videocasetera
Lavadora de ropa
Computadora
Automóvil o camioneta
Teléfono
No
No contestó
89.7
96.81
97.7
38.3
73.6
54.6
9.8
2.96
2.1
61.5
26.2
42.9
0.5
0.23
0.2
0.2
0.2
2.5
98.6
50.6
84.5
15.7
32.8
38.5
1.1
49.2
15.3
84.0
66.9
61.5
0.2
0.2
0.23
0.2
0.2
0.0
Fuente: elaboración propia con base en el cuestionario "Lo que dicen los pobres de Nuevo León".
Modelo empírico
Para estimar las probabilidades de estudiar, de encontrar empleo, de abrir un negocio y
de aprender un oficio se emplearon modelos binarios Logit, este tipo de modelos consiste
en una técnica de estimación en donde la variable dependiente (Di) toma valores de 0
ó 1, y se asume que ésta sigue una distribución logística, de tal forma que:
Di =
1
(XB+e1 )
1 + e-
(1)
En donde X es un vector que contiene las variables independientes o explicativas, B es
un vector que contiene sus correspondientes coeficientes, y la variable ei representa la
perturbación aleatoria. Nótese que a la ecuación 1 se le puede aplicar el logaritmo natural
y se puede reordenar de tal forma que se obtiene lo siguiente:
ln (
Di
1- D i
) = XB + e i
(2)
La ecuación 2 no puede ser estimada a través de mínimos cuadrados ordinarios. Sin
embargo, se puede emplear la técnica de máxima verosimilitud para estimar los coeficientes
pertenecientes al vector B. El modelo Logit tiene una ventaja muy importante sobre el
modelo de probabilidad lineal, y es que las probabilidades estimadas por el primero no
pueden estar fuera del rango de 0 a 1, en tanto que las probabilidades estimadas por
el segundo sí pueden salirse del rango en cuestión (Green 2000). Se observa, sin embargo,
que en la ecuación 2 la variable explicada no es Di sino el logaritmo natural de Di/(1-Di),
236
Consejo de Desarrollo Social
de tal forma que es necesario transformar los coeficientes para que estos puedan ser
interpretados como un cambio en la probabilidad de la variable dependiente2.
Las variables dependientes que se emplearon en la presente investigación son las
siguientes:
1)Educ: que toma el valor de 1 si el individuo contestó sí o sí en parte a la pregunta:
¿Usted cree que si quisiera podría estudiar?, y que es igual a 0 en otro caso.
2)Secundaria: variable que adquiere el valor de 1 si el individuo reportó tener secundaria
o un nivel educativo más alto como máximo grado de estudios y 0 de otra forma.
3)Prepa: la cual toma el valor de 1 si el individuo en cuestión declaró tener preparatoria
o más como máximo nivel de escolaridad y 0 en otro caso.
4)Trabajo: toma el valor de 1 si el entrevistado contestó sí o sí en parte a la pregunta:
¿Usted cree que si quisiera podría conseguir un trabajo (adicional)?, y que toma el valor
de 0 en otro caso.
5)Negocio: variable binaria que es igual a 1 cuando el individuo contestó sí o sí en parte
a la pregunta: ¿Usted cree que si quisiera podría poner un negocio?, y que toma el valor
de 0 en otro caso.
6)Oficio: variable de engaño que adquiere el valor de 1 cuando el individuo contestó sí
o sí en parte a la pregunta: ¿Usted cree que si quisiera podría aprender un oficio?, y que
es igual a 0 de otra forma.
Una descripción de las variables independientes (pertenecientes al vector X) es presentada
en la tabla 5.
2
Esta transformación es trivial y es realizada por paquetes econométricos como el STATA.
Oportunidades de desarrollo en las comunidades pobres del Área Metropolitana de Monterrey
237
Tabla 5. Descripción de las variables explicativas
Nombre
Descripción
sexo
Variable binaria igual a 1 si el entrevistado es hombre y 0 si es mujer.
edad
Edad del entrevistado.
trabajo
Variable de engaño igual si el individuo tiene empleo permanente y 0 en otro caso.
escpadre
Último grado de estudios aprobado por el padre del entrevistado.
escmadre
Último grado de estudios aprobado por la madre del entrevistado.
Esc2
Variable que toma el valor de 1 si el entrevistado declaró que tenía secundaria como su nivel
educativo más alto y 0 en otro caso.
Esc3
Variable binaria igual a 1 para aquellos individuos cuyo nivel educativo más alto es la preparatoria
y 0 en otro caso.
Esc4
Variable de engaño que toma el valor de 1 cuando el individuo declaró tener educación normal o
alguna carrera técnica.
agua
Variable binaria igual a 1 si la vivienda donde habita el entrevistado cuenta con agua entubada y
0 en otro caso.
Piso
Variable de engaño que toma el valor de 1 cuando la vivienda cuenta con piso de tierra y 0 en otro
caso.
cocina
Variable binaria igual a 1 si la vivienda donde habita el entrevistado cuenta con un cuarto exclusivo
para cocinar y 0 en otro caso.
baño
Variable que toma el valor de 1 si existe baño dentro de la vivienda y que toma el valor de 0 en
otro caso.
cuartos
Número de cuartos con que cuenta la vivienda sin contar el baño y la cocina.
vivienda
Variable de engaño igual a 1 si la vivienda es propia y 0 en otro caso.
boiler
Variable binaria que toma el valor de 1 si la vivienda está equipada con bóiler (calentador de agua)
y 0 en otro caso.
radio
Variable binaria igual a 1 cuando la vivienda está equipada con radio o radiograbadora y 0 de otra
forma.
modular
Variable de engaño que toma el valor de 1 cuando la vivienda cuenta con un tocadiscos, modular
o equipo de discos compactos y 0 de otra forma.
computadora
Variable que es igual a 1 cuando la vivienda donde habita el entrevistado cuenta con computadora
y 0 en otro caso.
auto
Variable binaria igual a 1 para aquellos hogares donde tienen camioneta o automóvil propio y 0
en otro caso.
teléfono
Variable de engaño que toma el valor de 1 para aquellas viviendas equipadas con teléfono y 0 en
otro caso.
238
Consejo de Desarrollo Social
Se observa que si el coeficiente de la variable sexo es estadísticamente significativo
diferente de 0, entonces encontraríamos diferencias entre hombres y mujeres en las
probabilidades estimadas, una vez que se controla por escolaridad y grado de pobreza
(medido a través de las características de la vivienda). Específicamente, si el coeficiente
es positivo indicaría una diferencia a favor de los hombres, en tanto que si el coeficiente
es negativo la diferencia sería a favor de las mujeres. Sin embargo, si el coeficiente no
resulta estadísticamente significativo, entonces implica que no podemos afirmar que hay
diferencias en las oportunidades de educación, o de empleo, o de emprender un negocio,
o de aprender un oficio, según sea el caso.
Resultados
Oportunidades de educación
La Tabla 6 presenta los resultados de la regresión Logit, la cual mide las oportunidades
de estudiar que tienen los habitantes de los polígonos de pobreza pertenecientes al
AMM. Los coeficientes presentados en ésta y las siguientes tablas representan los
valores marginales (ya transformados) que indican cómo cambia la probabilidad de seguir
estudiando al cambiar las variables independientes. Las estimaciones muestran que una
vez que se controla por educación y grado de pobreza o marginación, no existe diferencia
entre hombres y mujeres en la probabilidad de estudiar. Es posible observar que al
incrementarse la edad la probabilidad de estudiar disminuye en 5% manteniendo todo
lo demás constante, este es un resultado esperado (recuérdese que solamente tenemos
individuos mayores de edad en la muestra). Los individuos que viven en una casa que
cuenta con estéreo modular tienen un 45% más de probabilidades de estudiar que alguien
que vive en una vivienda donde no cuentan con este aparato eléctrico. Además, es posible
identificar que a medida que se incrementa el número de habitaciones en la vivienda la
probabilidad de que el entrevistado responda que si él quisiera podría estudiar se
incrementa (en 30% por cada cuarto adicional). Estos dos últimos resultados podrían
interpretarse como un incremento en las probabilidades de estudio al reducirse el grado
de pobreza. Contrastante resulta el hecho de que los habitantes de viviendas con piso
de tierra presenten una mayor probabilidad de estudio. El resto de las variables incluidas
en el modelo no fueron estadísticamente significativas, incluyendo el nivel educativo
actual. Finalmente, es conveniente señalar que el modelo en su conjunto es
estadísticamente significativo al 99% de confianza.
Oportunidades de desarrollo en las comunidades pobres del Área Metropolitana de Monterrey
239
Tabla 6. ¿Usted cree que si quisiera podría estudiar?
Variable
sexo
edad
esc2
esc3
esc4
piso
cocina
baño
cuartos
vivienda
bóiler
modular
computadora
auto
teléfono
_cons
Coeficiente
Error estándar
z
-0.27
-0.05*
0.49
0.55
0.06
1.46**
0.41
-0.11
0.30*
0.004
0.004
0.45**
0.004
0.33
-0.30
1.59
0.26
0.01
0.34
0.60
0.31
0.78
0.40
0.32
0.10
0.30
0.30
0.27
0.38
0.29
0.29
0.57
-1.04
-6.14
1.45
0.92
0.2
1.89
1.05
-0.35
2.9
-0.01
0.01
1.69
-0.01
1.12
-1.03
2.77
N = 389
Log likelihood = -224.82
LR chi2(15) = 57.52
*Estadísticamente significativo a un nivel de confianza del 95%
**Estadísticamente significativo a un nivel de confianza del 90%
Otra forma de identificar si existen diferencias en las oportunidades de educación es a
través de la escolaridad actual que tienen los entrevistados. De tal forma que se procedió
a estimar un modelo Logit para determinar la probabilidad de estudiar el nivel de
secundaria, con tal motivo se construyó la variable dicotómica secundaria, la cual toma
el valor de 1 si el individuo reportó tener secundaria o un nivel educativo más alto como
máximo grado de estudios, y cero de otra forma. Además, se incluyeron las variables
escpadre y escmadre que miden el máximo grado de estudios que tienen el padre y la
madre del entrevistado respectivamente. La tabla 7 presenta los resultados del modelo.
240
Consejo de Desarrollo Social
Tabla 7. Probabilidad de tener secundaria o más
Variable
escpadre
escmadre
sexo
edad
trab
agua
piso
cocina
baño
cuartos
vivienda
boiler
radio
modular
computadora
auto
teléfono
_cons
Coeficiente
0.73*
-0.01
0.43
-0.06*
0.52
-0.52
-2.44
1.43*
0.23
-0.09
-0.36
-0.08
-0.45
0.08
0.14
0.28
0.18
0.37
Error estándar
z
0.22
0.22
0.38
0.01
0.38
0.45
1.58
0.56
0.42
0.12
0.40
0.39
0.38
0.34
0.47
0.37
0.37
1.07
3.29
-0.03
1.15
-4.68
1.36
-1.16
-1.55
2.56
0.56
-0.79
-0.89
-0.22
-1.19
0.23
0.29
0.76
0.5
0.34
N = 298
Log likelihood = -129.61
LR chi2(15) = 153.22
*Estadísticamente significativo a un nivel de confianza del 95%
**Estadísticamente significativo a un nivel de confianza del 90%
Los resultados muestran que la escolaridad del padre es un determinante muy importante
sobre la probabilidad de tener al menos secundaria como máximo grado de estudio.
Específicamente al incrementarse el nivel escolar del padre se incrementa en un 73%
la probabilidad de tener secundaria o más. La escolaridad de la madre no resultó ser
un determinante trascendente para influir en la probabilidad mencionada. El único
elemento de los que empleamos como proxy para evaluar el grado de pobreza y que
resultó ser estadísticamente significativo es la variable cocina, la cual indica que aquellos
individuos que habitan en hogares equipados con un cuarto empleado exclusivamente
para preparar alimentos tienen un 143% más de probabilidades de tener al menos
secundaria como máximo nivel de escolaridad (comparado con aquellos que viven en
hogares que no tienen esa ventaja). Finalmente, es posible observar que el coeficiente
de la variable sexo resultó ser no significativo, por lo que no encontramos evidencia que
existan diferencias en la probabilidad de tener secundaria o más entre hombres y mujeres
en condiciones de pobreza.
De manera análoga se creó la variable prepa la cual toma el valor de 1 si el individuo en
cuestión declaró tener preparatoria o más como máximo nivel de escolaridad, y 0 en otro
caso. La tabla 8 presenta las estimaciones correspondientes. Nuevamente la escolaridad
del padre resultó ser un determinante positivo que incrementa las probabilidades
Oportunidades de desarrollo en las comunidades pobres del Área Metropolitana de Monterrey
241
de tener al menos preparatoria como grado más alto de estudios. Aquellos individuos
que declararon tener computadora en su vivienda tienen 194% más de probabilidades
de estudiar preparatoria o más con respecto a las personas que no cuentan con
computadora en su hogar. Sin embargo, puede observarse que podemos tener un posible
problema de causalidad en lo que está midiendo esta variable, ya que puede ser que los
hogares cuenten con computadora por que en ella habitan personas con un nivel de
estudios elevado y no al revés. El coeficiente de la variable vivienda muestra un signo
negativo, lo que podría parecer extraño a primera vista. Sin embargo, hay que ser
cuidadosos a la hora de interpretar lo que está midiendo esta variable, ya que esta
relación extraña podría ser explicada porque los individuos posesionarios identifican a
su vivienda como propia. Por último, es importante señalar que no se encuentran
diferencias significativas en la probabilidad de tener preparatoria o más como máximo
grado escolar entre hombres y mujeres.
Tabla 8. Probabilidad de tener preparatoria o más
Variable
escpadre
escmadre
sexo
edad
trab
cocina
baño
cuartos
vivienda
bóiler
radio
modular
computadora
auto
teléfono
_cons
Coeficiente
Error estándar
z
0.73*0.
54*
0.13
0.77
-0.01
0.17
0.41
-0.15
0.10
-1.33*
0.48
-0.76
-0.60
1.94*
0.06
0.39
-3.74*
0.21
0.22
0.50
0.02
0.50
0.87
0.67
0.16
0.52
0.52
0.52
0.49
0.52
0.51
0.53
1.36
2.61
0.57
1.53
-0.44
0.34
0.48
-0.22
0.62
-2.58
0.93
-1.48
-1.23
3.71
0.12
0.74
-2.76
N = 298
Log likelihood = -78.03
LR chi2(15) = 71.09
*Estadísticamente significativo a un nivel de confianza del 95%
**Estadísticamente significativo a un nivel de confianza del 90%
242
Consejo de Desarrollo Social
Oportunidades de empleo
En la tabla 9 se muestran los resultados del modelo Logit que identifica las oportunidades
de encontrar empleo. Las estimaciones nos dicen que los hombres tienen un 49% menos
de probabilidades de conseguir un empleo en comparación con su contraparte femenina.
También es posible detectar una disminución de 7% en las probabilidades de conseguir
empleo al incrementarse la edad del individuo, lo cual es consistente con la literatura
(McConnell, Brue y Macpearson (2006)). Existe un efecto importante en las probabilidades
de conseguir empleo por parte de la variable computadora, ya que los individuos que
habitan en viviendas que cuentan con computadora tienen un 80% extra de probabilidades
con respecto a aquellos que viven en una casa que no cuentan con computadora.
Tabla 9. ¿Usted cree que si quisiera podría conseguir
un trabajo (adicional)?
Variable
sexo
edad
esc2
esc3
esc4
piso
cocina
baño
cuartos
vivienda
bóiler
modular
computadora
auto
teléfono
_cons
Coeficiente
Error estándar
z
-0.49**
-0.07*
0.08
0.41
-0.33
0.62
0.66
0.34
-0.12
0.39
0.04
0.11
0.87
0.19
0.18
3.06
0.28
0.01
0.35
0.67
0.33
0.76
0.42
0.33
0.10
0.32
0.31
0.28
0.43
0.31
0.31
0.63
-1.75
-7.31
0.21
0.61
-1.00
0.82
1.56
1.01
-1.18
1.20
0.13
0.4
2.01
0.61
0.59
4.85
N = 389
Log likelihood = -187.60
LR chi2(15) = 124.5
*Estadísticamente significativo a un nivel de confianza del 95%
**Estadísticamente significativo a un nivel de confianza del 90%
Con la finalidad de identificar si la diferencia en oportunidades de trabajo a favor de la
mujer era real o solamente un artificio estadístico, se procedió a incluir la variable
dicotómica trabajo, la cual toma el valor de 1 si el individuo tiene empleo permanente y
0 en otro caso. Los resultados se presentan en la Tabla 10, en donde es posible observar
que la significancia estadística de la variable sexo desaparece. Asimismo, se vislumbra
un coeficiente negativo y estadísticamente significativo de la variable trabajo,
específicamente nos indica que aquellos individuos con un empleo permanente tienen
Oportunidades de desarrollo en las comunidades pobres del Área Metropolitana de Monterrey
243
un 65% menos de probabilidades de considerar que pueden conseguir otro empleo,
comparados con aquellas personas que no lo tienen. Por lo tanto, se deduce que la
variable sexo en el modelo anterior estaba correlacionada negativamente con la variable
trabajo y estaba capturando el efecto de esta variable omitida.
Tabla 10. ¿Usted cree que si quisiera podría conseguir
un trabajo (adicional)?
Variable
sexo
edad
trabajo
esc2
esc3
esc4
piso
cocina
baño
cuartos
vivienda
bóiler
modular
computadora
auto
teléfono
_cons
Coeficiente
-0.24
-0.08*
-0.65*
0.09
0.35
-0.26
0.64
0.62
0.40
-0.11
0.37
0.08
0.13
0.96*
0.16
0.20
3.41*
Error estándar
z
0.30
0.01
0.32
0.36
0.67
0.33
0.79
0.42
0.34
0.10
0.33
0.31
0.28
0.44
0.31
0.31
0.67
-0.79
-7.45
-2.06
0.26
0.53
-0.78
0.81
1.47
1.19
-1.05
1.13
0.26
0.45
2.17
0.51
0.66
5.12
N = 389
Log likelihood = -185.44
LR chi2(15) = 128.80
*Estadísticamente significativo a un nivel de confianza del 95%
**Estadísticamente significativo a un nivel de confianza del 90%
Oportunidades de emprender un negocio
La tabla 11 presenta los resultados del modelo Logit empleando como variable dependiente
la creencia de los entrevistados de poder abrir un negocio. El modelo indica que no hay
diferencias entre hombres y mujeres en la probabilidad de emprender un negocio. Es
posible observar que a medida que se incrementa la edad la probabilidad de abrir un
negocio se reduce ligeramente (en 3%). También se observa que aquellas personas con
una mayor cantidad de recursos (reflejadas en el hecho de que tienen empleo permanente,
y/o su vivienda cuenta con baño dentro de la vivienda, y/o cuentan con una computadora
en casa) reportan tener mayores probabilidades de poder iniciar un negocio. Adicionalmente,
los resultados muestran que los individuos que tienen un nivel de educación esc4
(educación normal o alguna especie de carrera técnica) reportan tener 54% menos
244
Consejo de Desarrollo Social
probabilidades de poner un negocio con respecto a aquellos que sólo tienen primaria o
menos. Finalmente, se puede afirmar que el resto de las variables resultan estadísticamente
no significativas, pero el modelo en su conjunto sí lo es.
Tabla 11 ¿Usted cree que si quisiera podría poner un
negocio?
Variable
sexo
edad
trabajo
esc2
esc3
esc4
piso
cocina
baño
cuartos
vivienda
bóiler
modular
computadora
auto
teléfono
_cons
Coeficiente
Error estándar
z
-0.26
-0.03*
0.51**
0.24
-0.45
-0.53**
1.76
-0.19
0.58**
0.07
0.20
-0.28
0.27
1.04*
-0.04
-0.19
1.51*
0.29
0.01
0.31
0.36
0.55
0.31
1.10
0.43
0.31
0.10
0.31
0.29
0.27
0.45
0.30
0.29
0.61
-0.91
-3.11
1.66
0.68
-0.82
-1.71
1.6
-0.45
1.87
0.7
0.66
-0.94
1.00
2.33
-0.14
-0.66
2.48
N = 389
Log likelihood = -200.59
LR chi2(15) = 54.5
*Estadísticamente significativo a un nivel de confianza del 95%
**Estadísticamente significativo a un nivel de confianza del 90%
Oportunidades de aprender un oficio
La tabla 12 muestra las estimaciones del modelo Logit que mide las oportunidades de
aprender un oficio. Los resultados muestran que el modelo es estadísticamente significativo
en su conjunto por lo que podría emplearse para fines de predicción. Sin embargo,
solamente la variable de edad dentro del modelo es significativa a nivel individual,
indicando que al incrementarse la edad la disposición para aprender un oficio disminuye
en 7%. Como el resto de las variables carece de significancia, podemos decir que el nivel
de pobreza (capturado por las características de la vivienda) y el nivel de educación actual
no tienen efecto sobre la probabilidad de decidir aprender un oficio. Finalmente, puesto
que el espíritu del presente trabajo es capturar diferencias en oportunidades por género,
es necesario resaltar el hecho de que no se encuentran diferencias en las oportunidades
de aprender un oficio entre hombres y mujeres.
Oportunidades de desarrollo en las comunidades pobres del Área Metropolitana de Monterrey
245
Tabla 12. ¿Usted cree que si quisiera podría aprender
un oficio?
Variable
sexo
edad
trabajo
esc2
esc3
esc4
piso
cocina
baño
cuartos
vivienda
bóiler
modular
computadora
auto
teléfono
_cons
Coeficiente
-0.16
-0.07*
-0.09
0.63
0.70
-0.08
1.09
0.52
0.31
0.03
0.25
-0.03
0.07
0.78
0.35
0.03
3.26*
Error estándar
z
0.33
0.01
0.36
0.44
0.87
0.34
0.90
0.46
0.36
0.11
0.38
0.34
0.32
0.53
0.35
0.34
0.73
-0.47
-6.22
-0.24
1.43
0.8
-0.24
1.21
1.12
0.87
0.23
0.65
-0.08
0.22
1.47
1
0.1
4.48
N = 389
Log likelihood = -154.84
LR chi2(15) = 108.75
*Estadísticamente significativo a un nivel de confianza del 95%
**Estadísticamente significativo a un nivel de confianza del 90%
246
Consejo de Desarrollo Social
Conclusiones
La desigualdad entre diferentes grupos poblacionales es elemento clave en el desarrollo
económico y social de los países o estados. El trabajo busca detectar posibles diferencias
en las oportunidades de educación, de empleo, de abrir un negocio y de aprender un
oficio entre hombres y mujeres que habitan en condiciones de pobreza en el Área
Metropolitana de Monterrey. El análisis está basado en la muestra urbana de la encuesta
"Lo que dicen los pobres de Nuevo León".
Con la finalidad de detectar posibles diferencias en las oportunidades de educación entre
hombres y mujeres pobres, se estimaron 3 modelos Logit. El primero de ellos emplea
como variable dependiente la posibilidad auto-reportada por el individuo de estudiar si
así lo deseara; el segundo modelo busca determinar las probabilidades de tener al menos
secundaria como máximo grado de estudios; el tercer modelo estima las probabilidades
de tener preparatoria o más como el más alto grado de estudios. Una vez que se controló
por características individuales y grado de pobreza (medido por las características físicas
de la vivienda) los tres modelos arrojan la misma conclusión: no es posible detectar
ninguna diferencia por género en las oportunidades de educación. Sin embargo, se detectó
que a medida que la edad del individuo aumenta disminuyen las probabilidades de
estudiar, y de tener secundaria como máximo nivel escolar. Además, se identificó a la
escolaridad del padre como elemento clave que afecta positivamente la probabilidad de
tener al menos secundaria y preparatoria como máximo grado de escolaridad.
Los resultados obtenidos por los modelos Logit estimados para determinar las
oportunidades de empleo, de abrir un negocio y de aprender un oficio también sugieren
que no existen diferencias en dichas oportunidades entre hombres y mujeres una vez
que se controla por niveles de educación y niveles de pobreza.
Debe tomarse en cuenta que la mayoría de los modelos Logit empleados están basados
en variables auto-reportadas por los entrevistados, por lo que la validez de los mismos
dependerá del error en la medición de dichas variables. Asimismo, debe considerarse
que sería óptimo contar una cantidad mayor de controles individuales en los modelos.
Sin embargo, la encuesta no cuenta con ellos y la mayoría de las variables con que cuenta
son variables de opinión que toman valores numéricos contenidos en un rango muy
pequeño, por lo que no es posible emplear técnicas como mínimos cuadrados
ordinarios o mínimos cuadrados generalizados por mencionar algunos.
Oportunidades de desarrollo en las comunidades pobres del Área Metropolitana de Monterrey
247
Referencias
Aguayo, E., Chapa J., Rangel E., Treviño M. y J. Valero. “Gender-bias in Education
Opportunities for Population Aged 12-18 in Mexico: 1992-2004”. Documentos de Trabajo.
Facultad de Economía, UANL.
Arrow, K. J. (1973). "The Theory of Discrimination", en O. Ashenfelter and A. Rees (eds.),
Discrimination in Labor Markets, Princeton, NJ: Princeton University Press".
Badiola, L. (2000). “Discriminación en el mercado laboral: el caso mexicano”, Tesis
profesional, ITAM.
Becker, Gary (1981). “A Treatise on the Family”. Cambridge. Harvard University Press.
Camero, C. 1995. "Analisis de Segregacion y Diferencias en el Rendimiento a la Escolaridad
de Acuerdo al Sexo. Un Estudio para el Mercado Laboral del Área Metropolitana de
Monterrey". Undergraduate Thesis. Facultad de Economia. Universidad Autonoma de
Nuevo León.
Heckman, J. (1979). "Sample bias as a specification error". Econometrita, Vol. 47, No.
1. Pp. 153-161.
Mancer, M. y M. Brown (1980). Marriage and Household Decision Making: A Bargaining
Analysis. Journal of Human Resources. 25:635-63.
Martínez Irma y Acevedo Gloria (2002); "La brecha salarial en México con enfoque de
género, capital humano, discriminación y selección muestral". Revista Ensayos Vol.21,
No.2, Facultad de Economía.
McElroy M. y M. Horney (1981). “Nash Bargained Household Decisions”. International
Economic Review 22(2): 333-50.
Mincer, Jacob (1974), “Schooling, Experience, and Earnings”, Columbia University Press.
NY.
Newmark, David y Michelle McLennan (1995). “Sex Discrimination and Women's Labor
Market Outcomes”.
Oaxaca, R. (1973). "Male- Female Wage Differentials In Urban Labor Market". International
Economic Review.
Orozco M., De Alba C. y G. Cordourier (2005). en “Desmitificación y Nuevos Mitos Sobre
la Pobreza”. Coordinador Miguel Szekely. Porrúa.
248
Consejo de Desarrollo Social
Parish, W. L. and R. Willis. 1993. "Daughters, Education and Family Budgets Taiwan
Experiences." Journal of Human Resources 28(4):863-98.
Ray, Debraj (1998). “Development Economics”. Princeton University Press. Princeton,
New Jersey.
Rosenzweig, M. R. and T. P. Schultz. 1982. "Market Opportunities, Genetic Endowments
and the Intrafamily Distribution of Resources: Child Survival in Rural India." American
Economic Review 72(4):802-15.
Sen, A. K. 1984. "Family and Food: Sex Bias in Poverty." In Resources, Values and
Development, ed. A. K. Sen, Basil Blackwell: Oxford.
Thomas, D. 1990. "Intra-Household Resource Allocation: An Inferential Approach." Journal
of Human Resources 25: 635-63.
World Bank. 2005. “World Development Indicators”. Disponible en www.worldbank.org
Oportunidades de desarrollo en las comunidades pobres del Área Metropolitana de Monterrey
249
Cuadernos del Consejo de Desarrollo Social 7
Se terminó de imprimir en el mes de noviembre
de 2007 en los talleres de Grafoprint Editores.
En su formación de utilizaron tipos
Franklin y Pace en 10 puntos.
El tiro consta de 800 ejemplares
más sobrantes para reposición.
Gobierno del Estado de Nuevo León
Consejo de Desarrollo Social
Churubusco 495 Nte., Col. Fierro, Monterrey, N.L.
Teléfono: 2020-2020
Fly UP