...

condiciones ergonómicas durante el trayecto en avión en

by user

on
Category: Documents
2

views

Report

Comments

Transcript

condiciones ergonómicas durante el trayecto en avión en
CONDICIONES
ERGONÓMICAS
DURANTE EL
TRAYECTO EN AVIÓN
EN CLASE TURISTA
Pablo Wagner Civera
Curso Académico 2009-2010
Master en Prevención de Riesgos Laborales
TESINA
ÍNDICE
1. Resumen y objetivos de la tesina (Pág. 4)
2. Antecedentes: Tendencia de las aerolíneas (Pág. 10)
2.1. Introducción
2.2. European Foundation for Quality Model
2.3. Ergonomía de los aviones comerciales según los medios de comunicación
3. Análisis de principales aviones y aerolíneas (Pág.19)
3.1. Introducción
3.2. Longitud y anchura entre asientos, según la compañía aérea y el tipo de billete,
de las principales compañías que circulan por Europa.
3.3. Longitud entre asientos de las principales compañías mundiales
3.4. Anchura de los asientos de las principales aerolíneas europeas, según los aviones
que utilizan
3.5. Conclusiones
4. Comodidad de asientos según avión y ubicación (Pág. 31)
4.1. Pautas generales sobre mejores ubicaciones en un avión
4.2. Mejores ubicaciones según marca del avión
5. Análisis de los riesgos asociados a las dimensiones funcionales de asiento (Pág. 43)
5.1. Introducción al tamaño de los asientos
5.2. Población perjudicada en los asientos de menor longitud
5.3. Población perjudicada por la anchura de los asientos
5.4. Tablas antropométricas de población española
2
6. Efectos en el organismo durante sedestación (Pág 48)
6.1. Curvatura del raquis
6.2. Presión intradiscal
6.3. Sistema nervioso, cardiovascular, y muscular
6.4. Compresión tejidos blandos
7. El Síndrome de la Clase Turista (Pág. 52)
7.1. La incidencia de la Trombosis Venosa Profunda en los viajeros
7.2. Los factores que influyen en el Síndrome de la Clase Turista
8. Identificación otros riesgos ergonómico (Pág. 65)
8.1. Otros riesgos ergonómicos
8.2. Riesgos psicológicos
9. Medidas correctoras referentes al avión (Pág. 72)
9.1. Soluciones para aumentar espacio entre asientos
9.2. Otras medidas para mejorar el confort
10. Recomendaciones al viajar en avión (Pág. 75)
10.1. Consejos que puede aplicar el pasajero para evitar los riesgos en un avión
10.2. Consejos para población con necesidades especiales
11. Conclusiones (Pág. 81)
12. Bibliografía (Pág. 83)
3
1.
RESUMEN Y
OBJETIVOS
4
La tesina que a continuación se muestra tiene como objetivo analizar los riesgos
ergonómicos de los asientos de clase turista en los principales aviones comerciales de
vuelos de corto recorrido.
Son muchos las personas que, por motivos laborales o de ocio, utilizan este medio de
transporte frecuentemente. Y aunque una breve parte viaja en asientos amplios de
primera clase, como el avión que se muestra en las figuras 1 a 3, la mayoría de los
viajeros lo hace en butacas de clase turista que muchas veces resultan incómodas y poco
espaciosas.
Fig. 1. Asientos del Jet Airbus A320
Un gran porcentaje de los viajeros que eligen la clase turista lo hace porque desea viajar
con una tarifa asequible. Es probable que en los trayectos cortos el viajero no le importe
mucho en qué tipo de avión viaja o cual es la distancia entre asientos. Sin embargo, en
los viajes que superan las 3 ó 4 horas se valoran más los detalles que hacen que el
trayecto sea lo más confortable posible.
Fig 2. Interior de un avión de Ryanair
Fig 3. Asientos de un avión de Easyjet
5
Fig 4. Espacio disponible para las piernas en un asiento de Vueling
Para incrementar el rendimiento económico por vuelo, se intenta que los aviones tengan
tantas plazas como sea posible, de tal modo que el confort y satisfacción durante el
vuelo de los pasajeros queda, en ocasiones, relegada a un segundo plano. Esto puede dar
lugar a un menor espacio entre asientos y, por tanto, una disminución en el espacio para
mover los pies (figura 4 y figura 5).
Fig 5. Espacio disponible para las piernas en un asiento de Ryanair
Esta falta de movilidad en el avión puede provocar, además de grandes incomodidades,
efectos perjudiciales en la salud, tanto físicos como psíquicos y por tanto, es necesario
considerarlo como un factor de riesgo laboral in itinere. Los más afectados son
evidentemente la gente de mayor estatura o peso, que pueden golpear las rodillas con el
asiento delantero, necesitan poner las piernas en el espacio del pasillo, o no pueden
apoyar bien la espalda. Y por supuesto, si el viajero situado junto a la ventanilla desea
salir al pasillo, toda la fila de pasajeros deberá levantarse para que pueda pasar.
Por otra parte, a día de hoy no existe una normativa española que establezca un máximo
de asientos por avión, o una distancia mínima entre ellos. La normativa que determina el
número de asientos es la que establece la Aviación Civil sobre la carga máxima en
cuanto a pasaje. En base a ella, las compañías aéreas pueden a su criterio poner más o
menos asientos, siempre que el peso total no supere esos máximos de carga.
La única normativa (figura 6) que existe referente a la distancia mínima que deben tener
las butacas está reglamentada por la CAA británica -Autoridad de Aviación Civil- (UK
Civil Aviation Authority: http://www.caa.co.uk). Son 26” (66 cm).
6
Fig. 6. Legislación de Aviación Civil, 2007, Ministerio de Fomento. Según La Ley
21/2003, de 7 de julio, de Seguridad Aérea, no especifica una longitud entre asientos
mínima. En cambio, la CAA británica establece un mínimo de 66 cm.
Esta distancia es determinada por el espacio que existe entre el respaldo del asiento de
apoyo de un pasajero y el respaldo que tiene delante. Ésta, comparada con la longitud
nalga-poplítea, es inadecuada para un porcentaje elevado de la población y parece
oponerse a las necesidades de espacio y libertad de movimiento por la que se aboga
desde los reglamentos referentes a la prevención de riesgos laborales. Por ejemplo,
dicha medida le impide flexionar las rodillas a un pasajero de talla media. Además, sería
conveniente considerar si el pasajero de delante decide inclinar el asiento hasta un
máximo de 25° permisible en muchas aerolíneas. La movilidad y la posibilidad de
realizar algún ejercicio sería limitada y los riesgos de problemas circulatorios, muy
grandes.
Mientras no haya una normativa de obligado cumplimiento que establezca un espacio
mínimo entre asientos, seguirá perseverando el problema de la falta de espacio para
pasajeros, por lo que trabajos de investigación que apoyen esta necesidad pueden servir
para impulsar cambios normativos.
Fig. 7. Interior de la cabina de un avión de Ryanair
La disposición de los asientos (figura 7), la distancia entre filas o seat pitch y la
distribución en clases es una decisión de la aerolínea que opera el avión. Por las
configuraciones actuales, podríamos prever una tendencia en el futuro en el que las
aerolíneas consolidas mantendrían una distribución en 2 ó 3 clases dependiendo de la
ruta, mientras que aerolíneas de bajo coste (figura 8 y figura 9) podrían portar por la
economía de un avión con una sola clase.
7
Fig. 8. Ryanair
Fig. 9. Ryanair
Como se observa en las siguientes gráficas (figuras 10 y 11), el problema del espacio
entre asientos en los asientos de las compañías de Low Cost afecta cada año a más
gente. Son estas compañías las que más aumentan el número de pasajeros. En 2008
incrementaron su tráfico en un 15,6% respecto al año anterior. En cambio, el tráfico
registrado por las principales compañías tradicionales españolas (Iberia, Spanair, Air
Europa y Air Nostrum), descendió un 9%.
Fig. 10. Ranking de las compañías por número de pasajeros transportados desde 2008
www.fomento.es
8
Fig. 11. Evolución del tráfico en los aeropuertos españoles
www.fomento.es
En definitiva, los capítulos siguientes tratan de mostrar que la incomodidad para los
viajeros en avión es un riesgo laboral in itinere, y que con un buen análisis de riesgo se
puede tomar medidas para prevenirlo.
Además, se mostrará cuales son los aviones más cómodos / incómodos para viajar, y los
asientos que se deberían elegir dentro del vehículo aéreo si se quiere tener un viaje
confortable. Cada avión tiene una disposición diferente de asientos, distancia entre ellos
y posición de las salidas de emergencia que determinarán las características de cada
butaca.
El estudio se centrará en las principales compañías aéreas europeas de corta y media
duración (hasta 4 horas). Los aviones usados en trayectos de larga duración (más de 4
horas) no serán analizados en esta tesina.
9
2.
ANTECEDENTES:
TENDENCIA
DE LAS
AEROLÍNEAS
10
2.1. Introducción
Las compañías aéreas están tomando gran cantidad de iniciativas para conseguir obtener
más eficacia en sus vuelos y más beneficios. Tal como se muestra en la Figura 12, la
reducción de costes del billete ofrecidas por las compañías low cost implica que, debido
a la mayor densidad de plazas, el pasajero sea sometido a esfuerzos posturales.
Muchas de las iniciativas propuestas por las compañías aéreas pueden tener unos
fundamentos poco demostrados desde un punto de vista científico y la mayoría no se
logran llevar a cabo. No obstante, a continuación se detallarán algunas de estas medidas
que pueden ayudar a comprender la tendencia actual de las aerolíneas y de su filosofía.
Este tipo de medidas que se redactan a continuación, pueden parecer rentables a corto
plazo, pero es muy probable que a largo plazo provoque rechazo entre los clientes, que
conllevará a una mala imagen de la empresa, y por tanto, a un menor número de
pasajeros.
Hay que recordar que la satisfacción del cliente es uno de los indicadores más
importantes para saber la calidad de una empresa (figura 13), tal como indica el modelo
EFQM (European Foundation for Quality Model).
11
Fig. 12. imagen obtenida en www.euribor.com.es
12
2.2. European Foundation for Quality Model
La EFQM fue fundada por los presidentes de las 14 mayores compañías europeas con el
apoyo de la Comisión Europea. Otorga todos los años el Premio Europeo a la Calidad,
utilizando como criterio de decisión el Modelo de Excelencia EFQM.
El objetivo es estimular y asistir a las organizaciones en toda Europa para lograr la
excelencia en la satisfacción al cliente, la satisfacción de los empleados, el impacto en la
sociedad y en los resultados de negocios.
Además, al satisfacer a todos estos grupos, se alcanzan beneficios significativos, tales
como un incremento en la eficiencia, reducción de costos y mayor satisfacción de los
clientes, todo orientado a mejorar los resultados de los negocios.
Fig. 13. Modelo EFQM
2. 3. Ergonomía de los aviones comerciales según los medios de comunicación
Existen tendencias a nivel de explotación comercial que indican una tendencia a la
reducción de espacios que ha de ser considerada con especial interés. En concreto
existen tres líneas de reducción de espacios que pueden ser potencialmente
problemáticas para los riesgos laborales in itinere.
La primer de ellas implica la necesidad de comprar dos billetes en lugar de uno a
personas con obesidad, tal y como apareció publicado en relación a las compañías
UNITED AIRLINES (EL PAÍS 16-04-2009) o RYANAIR (ABC 22-04-2009) y que
recibió críticas de los medios de comunicación por considerarla una medida injusta.
Otra noticia está relacionada con la reducción de espacio entre asientos, como en el
caso del MB-83 modificado o el modelo de AIRBUS 320-300 que posee 30 filas en
lugar de las 26 del modelo original (NZZ Alemán, 19 de noviembre de 2009). La
misma tendencia se está siguiendo por LUFTHANSA, que ha decidido colocar más
asientos en cada uno de sus aviones comerciales (Deutsche Welle , 18 de Noviembre
de 2009)
13
Además, en algunos vuelos se plantea la posibilidad de disponer plazas de pie en
trayectos inferiores a 90 minutos, tal y como plantea RYANAIR (BBC Reino Unido
09 de julio del 2009). Así, al problema de la falta de espacio, se une el mantener una
bipedestación continuada que, en caso de no ser convenientemente estudiada, puede
provocar problemas adicionales a los debidos a la mencionada falta de espacio.
Por último, se puede observar en la noticia de EL PAÍS 01-10-2007 que las condiciones
económicas normalmente están relacionadas con las condiciones ergonómicas. Los
jugadores del Real Madrid disponen de 92 cm. para estirar las piernas.
Estas son, en resumen, las iniciativas que se han escuchado últimamente en los medios
de comunicación (ver Anexo capítulo 2):
1. La compañía americana United Airlines anunció que las personas con sobrepeso
deberán comprar dos billetes en lugar de uno.
2. Ryanair estudia cobrar una “tasa de obesidad” a los hombres de más de 130 Kg y
a las mujeres de más de 100 Kg.
3. Lufthansa aumentará el número de asientos de los aviones para hacer frente a la
crisis del sector.
4. Ryanair estudia habilitar plazas para ir de pie en los aviones y así conseguir un
30% de plazas extra.
5. Ryanair estudia cobrar a los pasajeros 1 € cada vez que utilicen el lavabo.
6. El Real Madrid estrena el avión la Saeta, un mb-83 modificado, con una distancia
entre asientos de 92 cm.
14
ANEXO CAPÍTULO 2
1. LA COMPAÑÍA AMERICANA UNITED AIRLINES ANUNCIÓ QUE LAS
PERSONAS CON SOBREPESO DEBERÁN COMPRAR DOS BILLETES EN
LUGAR DE UNO.
EL PAÍS 16-04-2009
http://www.elpais.com/articulo/sociedad/United/obliga/obesos/pagar/doble/billete/clase/
turista/elpepusoc/20090416elpepusoc_1/Tes
En Norteamérica parece que el sobrepeso ha empezado a afectar en ciertos espacios
reducidos, como son los aviones. El año pasado la compañía americana United
Airlines, recibió más de 700 quejas de pasajeros que se vieron incomodados por
compartir asiento con personas de gran volumen. No poder bajar el reposabrazos o ver
invadido su asiento son los motivos que alegaban. Cierto es que el espacio en el
interior de los aviones no es generoso, y viajar en ellos puede resultar claustrofóbico.
Por estas razones la compañía ha anunciado que cuando el avión vaya completo las
personas con sobrepeso deberán comprar dos billetes en lugar de uno. Evitando de este
modo que invadan espacio ajeno, o que tengan problemas a la hora de abrocharse el
cinturón de seguridad.
La decisión, que pretende mejorar las comodidades de todos los pasajeros durante el
vuelo, afecta económicamente al 30% de la población adulta del país y al 16% de los
niños que padecen la obesidad en EE UU, según el Centro de Prevención y Control de
Enfermedades de ese país
No es la única compañía estadounidense que adopta medidas de este tipo. Es de sobra
reconocida la reducción de precio que han sufrido los billetes de avión en los últimos
años, a fuerza de reducir costes y espacio. No hace falta sufrir de obesidad para
sentirse una sardina enlatada dentro de la cabina de pasajeros. Cualquier persona que
supero el 1.80 cm de estatura sufre la incomodidad de dar con las rodillas en el asiento
de enfrente, en el mejor de los casos.
2. RYANAIR ESTUDIA COBRAR UNA “TASA DE OBESIDAD” A LOS
HOMBRES DE MÁS DE 130 KG Y A LAS MUJERES DE MÁS DE 100 KG
ABC 22-04-2009
http://www.abc.es/hemeroteca/historico-22-04-2009/abc/Nacional/ryanair-estudiacobrar-mas-a-los-pasajeros-con-sobrepeso_92347724104.html
La compañía aérea irlandesa de bajo coste Ryanair confirmó que estudia aplicar en sus
vuelos una “tasa para obesos”, y aseguró que un tercio de sus clientes se declaró a
favor de esa medida.
15
La compañía dijo que consultará a sus clientes para decidir a quiénes aplica dicha tasa
suplementaria: a los pasajeros que superen cierto peso (130 kg para hombres y 100 kg
para las mujeres) o a quienes tengan una masa corporal (IMC) superior a 40 (la
obesidad es superior a 30).
Así, a los pasajeros que superen esos índices les haría pagar un segundo billete.
Algunas compañías aéreas estadounidenses ya han adoptado medidas similares,
obligando a los pasajeros con sobrepeso a comprar un billete en la clase de negocios,
donde las butacas son más anchas.
Tener una discapacidad no implica necesariamente tener una minusvalía. La
minusvalía depende de situaciones concretas. Por discriminación, finalmente no se
permitió aprobar esta medida
3. LUFTHANSA COLOCARÁ MÁS ASIENTOS POR AVIÓN PARA HACER
FRENTE A LA CRISIS DEL SECTOR.
Deutsche Welle , 18 de Noviembre de 2009
http://www.dw-world.de/dw/article/0,,4906510,00.html
La aerolínea alemana Lufthansa aumentará el número de asientos de los aviones para
hacer frente a la crisis del sector. A partir del año próximo serán instalados nuevos
asientos que tendrán respaldos más delgados y estarán hechos de un material nuevo.
En la actualidad, la distancia entre los asientos de los aparatos de Lufthansa oscila
entre 79 y 81 centímetros.
Muchas aerolíneas aprovechan al máximo el espacio disponible para poder incluir una
fila más en una aeronave y así poder transportar a un mayor número de pasajeros con
unos costes fijos. De esta manera, la compañía obtiene un mayor beneficio y se supone
que podrá ofrecer mejores tarifas a sus clientes. Las compañías low cost son las que
mejor lo saben: Ryanair, por ejemplo, ofrece aviones con una distancia entre asientos
(no reclinables) de 30” (76,2 cm). A cambio, lanza ofertas increíbles.
4. RYANAIR ESTUDIA HABILITAR PLAZAS PARA IR DE PIE EN LOS
AVIONES Y ASÍ CONSEGUIR UN 30% DE PLAZAS EXTRA.
BBC Reino Unido 09 de julio del 2009
http://www.bbc.co.uk/mundo/economia/2009/07/090707_1310_ryanair_viaje_parado_
med.shtml
El consejero delegado de Ryanair Michael O'Leary, anunció que pretende habilitar
plazas para ir de pie en los aviones. Propuso esta idea para conseguir un 30% más de
pasajeros en los vuelos que no superen los 90 minutos de duración (hora y media).
16
La idea es que tanto los asientos como la distancia entre ellos sean reducidos para así
generar más capacidad en la nave para que en ella puedan viajar más pasajeros. Así se
consigue que para quienes viajen parados cuenten con unos taburetes que les permiten
pasar el tiempo de pie o sentados aunque siempre deberán llevar un cinturón de
seguridad atado en la cintura. El incremento estimado sería en el orden de un 40% más
que un avión tradicional.
Se ve que actualmente volar de pie está prohibido, con lo que Ryanair ha pedido a
Boeing en primer lugar, y luego pedirá a Airbus, que homologue para dar viabilidad al
proyecto que modificaría la parte trasera de los aviones para instalar "asientos
verticales", como si se tratara de taburetes de una barra de bar. Así, el pasajero podrá
sentarse y abrocharse el cinturón duante el despegue y aterrizaje, mientras que podrá
estar de pie cuando las condiciones del vuelo lo permitan.
Todo indica que esta idea no sea más que una simple utopía, sobre todo teniendo en
cuenta que Boeing se ha negado al nuevo diseño vertical planteado por Ryanair para
que los pasajeros viajen en bipedestación. Boeing respondió con una negativa
afirmando que no consideran este tipo de asientos debido a “la rigurosa normativa”
que insiste en la necesidad de que los asientos resistan una fuerza de 16 G.
Ryanair pensaba ahorrar unos 30 millones de euros retirando las últimas 5 o 6 filas de
asientos para generar más lugar para los pasajeros que viajaran parados. Finalemente,
el sueño de la compañía quedó negado.
Fig. 14. Propuesta de Ryanair
5. RYANAIR ESTUDIA COBRAR A LOS PASAJEROS 1 € CADA VEZ QUE
UTILICEN EL LAVABO DEL AVIÓN.
EL PAIS 27-2-09
http://www.elpais.com/articulo/economia/Ryanair/baraja/cobrar/pasajeros/ir/bano/elpep
ueco/20090227elpepueco_10/Tes
La aerolínea irlandesa Ryanair pensó que podría cobrar una libra o un euro por cada
visita al lavabo o WC durante el vuelo. Entonces se levantaron muchas voces en contra
de esta iniciativa, que servía de globo sonda para ver si Ryanair podía obtener ingresos
extra en sus vuelos, a parte de la lotería y el mercadillo que se recrea en sus trayectos.
17
6. EL REAL MADRID ESTRENA EL AVIÓN LA SAETA, UN MB-83
MODIFICADO, CON UNA DISTANCIA ENTRE ASIENTOS DE 92 CM.
EL PAÍS 01-10-2007
http://www.elpais.com/articulo/deportes/Real/Madrid/estrena/avion/Saeta/elpepudep/20
071001elpepudep_4/Tes
El Real Madrid tiene nuevo avión. Según publica la web del club madrileño, el
aeroplano, un mb-83 de la compañía swiftair, cuenta con unos cómodos y espaciosos
asientos, con el escudo del Real Madrid en la cabecera de cada uno de ellos.
Su capacidad inicial era de 170 asientos que han sido reconvertidos a 139 con una
configuración business class con asientos de piel y una distancia entre asientos de 92
centímetros, cuando lo normal en este modelo de avión es de 73.
18
3.
ANÁLISIS
DE LOS
PRINCIPALES
AVIONES
COMERCIALES
19
3.1. Introducción
Cada compañía aérea utiliza un determinado tipo de aviones, y cada avión tiene unas
características particulares, que determinan, entre otras variables, la longitud y la
anchura entre asientos.
La longitud entre asientos (llamado “SEAT PITCH” en inglés) es la distancia entre dos
asientos consecutivos colocados en la misma posición. Esto no quiere decir que a mayor
distancia vayamos a tener un mayor espacio para estirar las piernas ya que influyen
otros factores como el grosor del respaldo, la reclinación, o el tamaño de los asientos,
aunque sí es un buen indicador aproximado de la distancia que dispondrá el viajero para
ubicar sus piernas. La forma básica de medir esta distancia es: desde la cara trasera del
asiento delantero hasta el mismo punto de la cara trasera del asiento analizado.
Fig. 15. Seat Pitch o longitud entre asientos
La longitud entre asientos, incluso en aviones del mismo modelo, o dentro de un mismo
avión entre unos asientos y otros, puede variar según la aerolínea que lo utilice. Es por
eso que en las siguientes tablas a veces se muestra un rango de medidas en un
determinado avión.
La longitud entre asientos suele oscilar normalmente entre 76-85 cm en clase turista, 91101 cm en primera clase de viajes de corta duración, y más de 127 cm en viajes de larga
duración en primera clase, tal como se muestra en las siguientes tablas.
Por otra parte, también es importante conocer la anchura de los asientos (en inglés Seat
Width). Se mide entre la parte interior de los reposabrazos.
Fig. 16. Seat WIDTH o anchura entre asientos
20
3.2. Longitud entre asientos, según la compañía aérea y el tipo de billete, de las
principales compañías que circulan por Europa.
En las siguientes tablas se detalla la longitud entre asientos clasificado por compañía
aérea y tipo de billete, de las principales compañías que operan vuelos en Europa
(Fuente: www.airlinequality.com).
21
AIRLINE
Aeroflot
Air France
Air Malta
Alitalia
Austrian
Airlines
British
Airways
First First Class cm. Business
Class ''
Class ''
*
82
*
*
208,28
*
78
198,12
Business
Class cm.
Premium
Premium Economy Economy cm
Economy '' Economy cm.
''
62
61
32
55
157,48
154,94
81,28
139,7
*
*
*
*
32
31
30
32
81,28
78,74
76,2
81,28
61
154,94
*
32
81,28
73
185,42
38
31
78,74
*
31
78,74
31
29
78,74
73,66
96,52
Brussels
Airlines
*
62
157,48
bmi British
Midland
bmi baby
*
*
60
*
152,4
Cyprus
Airways
*
41
104,14
*
31-ene
78,74
Czech
Airlines
easyJet
*
*
47
*
119,38
*
*
32
29
81,28
73,66
Estonian
Air
Finnair
Iberia
*
*
*
33
63
60
83,82
160,02
152,4
*
*
*
33
32
32
83,82
81,28
81,28
Iceland
Express
*
*
*
31
78,74
JAT
Airways
KLM
*
*
36
60
91,44
152,4
*
*
32
31
81,28
78,74
LOT Polish
Airlines
*
57
144,78
*
32
81,28
LTU
International
Lufthansa
Luxair
*
90
*
42
60
32
106,68
152,4
81,28
*
*
*
30
32
32
76,2
81,28
81,28
Malev
Hungarian
Meridiana
*
*
40
32
101,6
81,28
*
*
32
32
81,28
81,28
Monarch
Airlines
*
*
29
73,66
Olympic
Airlines
Ryanair
*
*
58
*
147,32
*
*
33
30
83,82
76,2
*
*
83
60
45
48
152,4
114,3
121,92
37
*
*
32
31
31
81,28
78,74
78,74
SAS
Scandinavian
Spanair
Swiss
228,6
210,82
45
*
34
114,3
86,36
93,98
Tarom
Romanian
*
42
106,68
*
32
81,28
TAP Air
Portugal
*
58
147,32
*
33
83,82
Thomson
Airways (long
haul)
Thos Cook
*
*
*
*
33
30
83,82
76,2
Turkish
Airlines
*
54
137,16
*
32
81,28
Virgin
Atlantic
*
79
200,66
38
30
76,2
37
38
93,98
96,52
96,52
22
3.3. Longitud entre asientos de las principales compañías mundiales
La longitud entre asientos (llamado “SEAT PITCH” en inglés) es la distancia entre dos asientos
consecutivos. (http://www.uk-air.net/seatpitch.htm)
AIRLINE
Adria
Aer Lingus
Aeroflot
African Safari
Airways
Aerolineas
Argentinas
Air 2000
Air Algerie
Air Canada
Air China
Air France
Air India
Air Jamaica
Air Malta
Air Mauritius
Air Namibia
Air New
Zealand
Air Pacific
Air Seychelles
Air Transat
Airtours (My
Travel)
Air Zimbabwe
Alitalia
All Nippon
Airways
American
Airlines
Asiana Airlines
Astraeus
Airways
American
Trans Air
Austrian
Airlines
Avianca
Seat Pitch Seat Pitch
Economy '' Economy cm.
31
32
32
78,74
81,28
81,28
31
78,74
31
28
32
32
33
31
31
33
32
33
33
78,74
71,12
81,28
81,28
83,82
78,74
78,74
83,82
81,28
83,82
83,82
34
32
32
29
86,36
81,28
81,28
73,66
29
30
32
73,66
76,2
81,28
33
83,82
31
33
78,74
83,82
29
73,66
30
76,2
31
34
78,74
86,36
Britannia
British
Airways
bmi (British
Midland)
bmibaby
BWIA
Cathay Pacific
Channel
Express
China Airlines
China Eastern
Airlines
City Flyer
Express
Continental
Airlines
Croatia
Airlines
Cyprus
Airways
Cyprus
Turkish
Airlines
Czech Airlines
(CSA)
Delta Air Lines
Easyjet
EL AL
Egyptair
Emirates
Ethiad
Eurocypria
Eva Air
Finnair
First Choice
Flybe
Futura
Garuda
GB Airways
28
71,12
31
78,74
32
81,28
29
32
32
73,66
81,28
81,28
30
76,2
32
81,28
32
81,28
31
78,74
31
78,74
30
76,2
31
78,74
32
81,28
32
81,28
32
29
32
32
32
32
32
33
32
29
31
29
33
31
81,28
73,66
81,28
81,28
81,28
81,28
81,28
83,82
81,28
73,66
78,74
73,66
83,82
78,74
23
Gulf Air
Helios
Horizon
Iberia
Iceland Air
Independence
Air
Iran Air
Japan Airlines
Jet Airways
Jetairfly
JetBlue
Jet2
JMC
Kenya Airways
KLM
Korean Air
Kuwait
Airways
LanChile
Lauda Air
LOT
Lufthansa
Malev
Malaysia
Airlines
Middle East
Airlines
Monarch
Airlines
My Travel
My Travel Lite
32
30
32
32
31
81,28
76,2
81,28
81,28
78,74
31
78,74
32
32
31
31
32
30
28
32
31
33
81,28
81,28
78,74
78,74
81,28
76,2
71,12
81,28
78,74
83,82
33
83,82
32
31
32
32
32
81,28
78,74
81,28
81,28
81,28
34
86,36
32
81,28
28
71,12
29
30
73,66
76,2
Nationwide
SouthAfrica
Northwest
Airlines
32
81,28
32
81,28
Oasis Hong
Kong Airlines
Olympic
Airlines
32
81,28
32
81,28
Oman Air
Pakistan
International
Philippine
Airlines
Qantas
Australia
Qatar Airways
Ryanair
Royal Air
Maroc
Royal Brunei
Royal
Jordanian
SAS
Saudi Arabian
Airlines
Singapore
Airlines
South African
Airways
SouthWest
Sri Lankan
Airlines
Swiss
Tarom
TAP Air
Portugal
Thai Airways
Thomas Cook
ThomsonFly
Travel City
Direct
Turkish
Airlines
United Airlines
US Airways
Varig
Virgin Atlantic
Virgin Blue
32
81,28
32
81,28
32
81,28
31
78,74
32
30
81,28
76,2
32
81,28
32
81,28
33
83,82
30
76,2
32
81,28
32
81,28
31
78,74
32
81,28
32
81,28
32
32
81,28
81,28
33
83,82
33
30
29
83,82
76,2
73,66
32
81,28
32
81,28
31
32
34
30
31
78,74
81,28
86,36
76,2
78,74
24
3.4. Anchura de los asientos de las principales aerolíneas europeas, según los
aviones que utilizan. (extraído de Seat Guru – www.seatguru.com)
AIR BERLÍN CLASE TURISTA
Aircraft Type
Airbus A319-112 (319)
Airbus A319-132 (319)
Airbus A320-200 (320)
Airbus A321-200 (321)
Airbus A330-200 (332)
Airbus A330-300 (333)
Boeing 737-800 (738)
Boeing 757-200 (757)
Boeing 767-300ER (763)
Seat Pitch Seat Pitch Seat Width
cm
81,28
32
17
Seat Width
cm
43,18
81,28
43,18
32
32
30
31
30
29
32
32
81,28
76,2
78,74
76,2
73,66
81,28
81,28
17
17
17
17
17
17
17
17
43,18
43,18
43,18
43,18
43,18
43,18
43,18
AIR BERLÍN PRIMERA CLASE
Aircraft Type
Airbus A330-200 (332)
Boeing 767-300ER
Seat Pitch Seat Pitch Seat Width
cm
134,62
53
19
53
134,62
19
Seat Width
cm
48,26
48,26
AIR FRANCE CLASE TURISTA
Aircraft Type
Airbus A318 (318)
Airbus A319 Vers. 1 (319)
Airbus A319 Vers. 2 (319)
Airbus A320 Vers. 1 (320)
Airbus A320 Vers. 2 (320)
Airbus A320 Vers. 3 (320)
Airbus A321 Vers. 1 (321)
Airbus A321 Vers. 2 (321)
Embraer EMB-120 (EM2)
Embraer ERJ-145 (ER4)
Saab 2000 (S20)
Seat Pitch Seat Pitch Seat Width
cm
81,28
32
18
Seat Width
cm
45,72
81,28
45,72
32
32
32
32
32
32
32
31
31
31
81,28
81,28
81,28
81,28
81,28
81,28
78,74
78,74
78,74
18
18
18
18
18
18
18
17
17
17
45,72
45,72
45,72
45,72
45,72
45,72
43,18
43,18
43,18
AIR FRANCE PRIMERA CLASE
Aircraft Type
Airbus A318 (318)
Airbus A319 Vers. 1 (319)
Airbus A320 Vers. 1 (320)
Airbus A320 Vers. 2 (320)
Airbus A320 Vers. 3 (320)
Seat Pitch Seat Pitch Seat Width
cm
86,36
34
18
Seat Width
cm
45,72
86,36
45,72
34
34
34
34
86,36
86,36
86,36
18
18
18
18
45,72
45,72
45,72
Airbus A321 Vers. 1 (321)
Airbus A321 Vers. 2 (321)
34
34
86,36
86,36
18
18
45,72
45,72
ALITALIA TURISTA
Aircraft Type
Airbus A320 (320)
Airbus A321 (321)
Seat Pitch Seat Pitch Seat Width
cm
78,74
31
18
Seat Width
cm
45,72
78,74
45,72
31
18
BRITISH AIRWAYS TURISTA
Aircraft Type
Airbus A319-100
Airbus A320-200
BAe 146 Avro (AR1)
Boeing 757-200 (757)
Seat Pitch Seat Pitch Seat Width
cm
78,74
31
17
Seat Width
cm
43,18
78,74
43,18
31
30
32
76,2
81,28
17
17
18
43,18
45,72
BRITISH AIRWAYS 1ª CLASE
Aircraft Type
BAe 146 Avro RJ100
Boeing 757-200 (757)
Seat Pitch Seat Pitch Seat Width
cm
78,74
31
18
Seat Width
cm
45,72
91,44
45,72
36
18
AMERICAN AIRLINES TURISTA
Aircraft Type
Aerospatiale/Alenia 72
Boeing 737-800 Vers. 1
Boeing 737-800 Vers. 2
Boeing 757-200 Vers. 1
Boeing 757-200 Vers. 2
Boeing 767-200 (762)
Canadair CRJ-700 CR7
Embraer ERJ-135 ER3
Embraer ERJ-140 ERD
McDonnell DouglasV1
McDonnell DouglasV2
Seat Pitch Seat Pitch Seat Width
cm
76,2
30
17,25
Seat Width
cm
43,815
31
31
31
32
33
31
31
31
31
78,74
43,688
78,74
17,2
17,2
17,2
17,2
17,2
17
17,3
17,3
18
31
78,74
18
45,72
78,74
78,74
81,28
83,82
78,74
78,74
78,74
43,688
43,688
43,688
43,688
43,18
43,942
43,942
45,72
AMERICAN AIRLINES 1ªCLASE
Aircraft Type
Boeing 737-800 Vers. 1
Boeing 737-800 Vers. 2
Boeing 757-200 Vers. 1
Boeing 757-200 Vers. 2
Boeing 767-200 (762)
Seat Pitch Seat Pitch Seat Width
cm
101,6
40
21
Seat Width
cm
53,34
101,6
53,34
40
39
58
62
99,06
147,32
157,48
21
21
21
19
53,34
53,34
48,26
26
49
Boeing 767-200 (762)
124,46
18,5
46,99
DELTA AIRLINES TURISTA
Aircraft Type
Boeing 737-700 (73W)
Boeing 737-800 73Y/73H
Boeing 757-200 Trans
Boeing 757-200 Vers. 1
Boeing 767-300 76P/76Q
CanadairCRJ-700 Vers1
CanadairCRJ-700 Vers2
CanadairCRJ-900 Vers3
Embraer ERJ-170 (E70)
Embraer ERJ-175 (E75)
Seat Pitch Seat Pitch Seat Width
cm
78,74
31
17
Seat Width
cm
43,18
81,28
78,74
78,74
43,18
43,18
43,18
32
31
31
30
31
31
31
31
31
76,2
78,74
78,74
78,74
78,74
78,74
17
17
17
17
17,5
17,5
17,5
18,25
18,25
43,18
44,45
44,45
44,45
46,355
46,355
DELTA AIRLINES 1ª CLASE
Aircraft Type
Boeing 737-700 (73W)
Seat Pitch Seat Pitch Seat Width
cm
96,52
38
20,75
Seat Width
cm
52,705
96,52
52,705
Boeing 737-800 (73Y/73H)
38
38
37
37
40
35
35
36
37
Boeing 757-200 Transcont
Boeing 757-200 Vers. 1
Boeing 757-200 Vers. 2
Boeing 767-300 (76P/76Q)
Canadair CRJ-900 Vers. 1
Canadair CRJ-900 Vers. 3
Embraer ERJ-175 (E75)
McDon. Doug. MD-90
96,52
93,98
93,98
101,6
88,9
88,9
91,44
93,98
20,75
20,75
20,75
20,75
18,5
18,5
18,5
19
19
52,705
52,705
52,705
46,99
46,99
46,99
48,26
48,26
EASYJET CLASE TURISTA
Aircraft Type
Airbus A319 (319)
Seat Pitch Seat Pitch Seat Width
cm
73,66
29
18
Seat Width
cm
45,72
73,66
43,18
Airbus A320 (320)
29
17
IBERIA CLASE TURISTA
Aircraft Type
Aerospatiale/Alenia AR72
Airbus A319 (319)
Airbus A320 (320)
Airbus A321 (321)
Bombardier Q300 (DH3)
Canadair CRJ-200 (CR2)
Seat Pitch Seat Pitch Seat Width
cm
76,2
30
17
Seat Width
cm
43,18
78,74
43,18
31
31
31
31
31
78,74
78,74
78,74
78,74
17
17
17
17
17
43,18
43,18
43,18
43,18
27
IBERIA 1ªCLASE
Aircraft Type
Airbus A319 (319)
Seat Pitch Seat Pitch Seat Width
cm
86,36
34
17
Seat Width
cm
43,18
86,36
43,18
Airbus A320 (320)
34
34
Airbus A321 (321)
86,36
17
17
43,18
LUFTHANSA CLASE TURISTA
Aircraft Type
Seat Pitch Seat Pitch Seat Width
cm
Aerospatiale/Alenia 42-500
83,82
33
17
Aerospatiale/Alenia 72-500
30
30
30
31
31
31
31
Avro RJ85 Avroliner
BAe 146-300 (143)
Canadair CRJ-100 (CR1)
Canadair CRJ-700 (CR7)
Canadair CRJ-900 (CR9)
de Havilland Dash 8-400
76,2
76,2
76,2
78,74
78,74
78,74
78,74
17
17
17
17
17
17
17
Seat Width
cm
43,18
43,18
43,18
43,18
43,18
43,18
43,18
43,18
LUFTHANSA PRIMERA CLASE
Aircraft Type
Aerospatiale/Alenia 42
Aerospatiale/Alenia 72
Avro RJ85 Avroliner
Seat Pitch Seat Pitch Seat Width
cm
83,82
33
17
Seat Width
cm
43,18
76,2
43,18
30
31
31
31
31
31
31
BAe 146-300 (143)
Canadair CRJ-100 (CR1)
Canadair CRJ-900 (CR9)
de Havilland Dash 8-300
de Havilland Dash 8-400
78,74
78,74
78,74
78,74
78,74
78,74
17
17
17
17,5
17,5
17
17
43,18
43,18
44,45
44,45
43,18
43,18
RYANAIR CLASE TURISTA
Aircraft Type
Boeing 737-800 (738)
Seat Pitch Seat Pitch Seat Width
cm
76,2
30
17
Seat Width
cm
43,18
THOMAS COOK TURISTA
Aircraft Type
Airbus A320 (320)
Airbus A321 (321)
Boeing 757-200 Vers. 1
Boeing 757-200 Vers. 2
Seat Pitch Seat Pitch Seat Width
cm
76,2
30
17
Seat Width
cm
43,18
76,2
43,18
30
35
32
88,9
81,28
17
17
17
43,18
43,18
28
Boeing 757-300
Boeing 767
30
30
76,2
76,2
17
17
43,18
43,18
US AIRWAYS CLASE TURISTA
Aircraft Type
Airbus A319 (319)
Airbus A320 (320)
Airbus A321 (321)
Boeing 737-300 Vers. 2
Boeing 737-400 (734)
Boeing 757-200 Vers. 1
Boeing 757-200 Vers. 3
Canadair CRJ (CRJ)
Canadair CRJ-900 (CR9)
de Havilland Dash 8-100
de Havilland Dash 8-300 ()
Embraer ERJ-145 (ER4)
Embraer ERJ-170 (E70)
Embraer ERJ-175 (E75)
Embraer ERJ-190 (E90)
Saab 340 (SF3)
Seat Pitch Seat Pitch Seat Width
cm
78,74
31
18
Seat Width
cm
45,72
78,74
45,72
31
32
31
30
32
32
31
31
31
31
31
31
31
31
31
81,28
78,74
76,2
81,28
81,28
78,74
78,74
78,74
78,74
78,74
78,74
78,74
78,74
78,74
18
18
17
17
17
17
17,5
17,5
17
17
17,3
18,25
18,25
18,25
18,25
45,72
43,18
43,18
43,18
43,18
44,45
44,45
43,18
43,18
43,942
46,355
46,355
46,355
46,355
US AIRWAYS 1ª CLASE
Aircraft Type
Airbus A319 (319)
Airbus A321 (321)
Boeing 737-300 Vers. 1
Boeing 737-300 Vers. 2
Boeing 737-400 (734)
Boeing 757-200 Vers. 1
Boeing 757-200 Vers. 352)
Embraer ERJ-190 (E90)
Seat Pitch Seat Pitch Seat Width
cm
93,98
37
21
Seat Width
cm
53,34
91,44
53,34
36
37
37
37
38
38
36
93,98
93,98
93,98
96,52
96,52
91,44
21
20,3
20,3
20,3
20
20
19
51,562
51,562
51,562
50,8
50,8
48,26
VIRGIN AMERICA TURISTA
Aircraft Type
Airbus A319 (319)
Airbus A320 (320)
Seat Pitch Seat Pitch Seat Width
cm
81,28
32
17,7
Seat Width
cm
44,958
81,28
44,958
32
17,7
VIRGIN AMERICA 1ª CLASE
Aircraft Type
Airbus A319 (319)
Airbus A320 (320)
Seat Pitch Seat Pitch Seat Width
cm
139,7
55
21
Seat Width
cm
53,34
139,7
53,34
55
21
29
3.5. Conclusiones.
Referentes a la longitud de los asientos:
 Los asientos de primera clase son mucho más amplios en longitud que los de
clase turista.
 En primera clase se pueden ver asientos de más de 228 cm. (como en Lufthansa)
 En cambio, en los asientos de la clase turista oscilan entre los 76 y 86 cm. de
longitud.
 Por otra parte, las aerolíneas de corto recorrido con más espacio para las piernas
en clase turista son Avianca, Malasia Airlines y Varig, con 86,3 cm. Y las
compañías de corto recorrido que tienen una longitud entre asientos menor son:
JMC, Monarch Airlines, y Thomson Airways, todas ellas con 71,1 cm.
 De las compañías que más transitan en la península ibérica, Easyjet es la que
obtiene resultados menores, con 73,66 cm.
 Sin embargo, se observa que compañías consideradas poco cómodas por los
medios de comunicación, como son Ryanair o Easyjet, no son las que menos
longitud disponen: hay compañías a nivel mundial con menos espacio entre
asientos.
Referente a la anchura:
 Se observa poca diferencia entre unos asientos y otros. La anchura normal de
asientos es 43,2 cm., aunque en primera clase hay hasta 53,3 cm.
De los ocho aviones comerciales principales (que se muestran en el siguiente capítulo)
se pueden extraer unas conclusiones generales.




Todos ellos suelen tener una longitud entre asientos de 81,28 cm.
El de menor longitud entre asientos es el Boeing 737-800 (73,66 cm.)
Todos tienen entre 43,2 y 45,7 cm. de anchura de asiento.
El avión que más capacidad de viajeros tiene es el Boeing 777-300 (capacidad
para 461 personas).
 El avión con menor capacidad es el Airbus A318 (106 personas).
30
4.
COMODIDAD
SEGÚN
UBICACIÓN DEL
ASIENTO DEL
AVIÓN
31
4.1. Pautas generales sobre asientos recomendados.
Existen unas pautas generales en cuanto a cuál es el asiento más adecuado-. En el
presente apartado, se comentan cuáles son los asientos que cumplen estas condiciones
de idoneidad en los ocho aviones más utilizados.
-
Los asientos que están situados junto a las salidas de emergencia disponen de
una mayor distancia entre asientos. A cambio, el pasajero no podrá llevar
consigo su equipaje de mano durante el despegue y el aterrizaje, para no obstruir
la salida.
-
Los asientos que están pegados a las mamparas que separan espacios del avión
disponen de más distancia para poder estirar las piernas.
-
Los asientos junto al pasillo gozan de una sensación de mayor amplitud y menor
agobio que los demás asientos.
-
Por norma general, es conveniente que las personas que se marean con facilidad
se ubiquen lo más atrás posible del avión. Esta zona es la menos afectada por las
turbulencias y el tambaleo.
-
Por otra parte, la gente muy sensible al ruido o que desee tranquilidad deberá
huir de la zona de las alas (zona de turbinas y motores). Cuanto más lejos de las
alas se sitúe menor ruido se sentirá y además las vistas exteriores serán mejores.
-
Los asientos cercanos a los lavabos, al tener más tráfico de gente que transita,
también son molestos si se desea tener un vuelo tranquilo.
-
Respecto a la temperatura, las zonas en las que hay menor temperatura son los
últimos asientos de la cola y los que están al lado de las 'salidas de emergencia'.
-
Si el avión dispone de televisores, evitar la zona central del avión: en esta
posición se debe extender en exceso el cuello para ver la pantalla.
-
En cuanto a la seguridad, aunque cabe recordar que el avión y el tren son los
medios de transporte más seguros. La publicación estadounidense Popular
Mechanics publicó un estudio, teniendo en cuenta los accidentes aéreos desde
1971, en el que se especifica que los asientos más seguros son los traseros. Los
pasajeros sentados en la cola del avión tienen un 40% más de probabilidades de
salir ilesos. (Revista Popular Mechanics en español edicion México en su
artículo "Anatomía de un accidente aéreo" de Enero de 2010 en su número
63/01)
32
Fig. 26. Extraído del artículo de J. Torres
publicado en el periódico Qué
el 24 de junio de 2009
33
4.2. Mejores ubicaciones según marca del avión
En este apartado se detalla cuales son los mejores asientos de los principales aviones
(Fig. 27, 28, 29, 30, 31, 32, 33, 34, 35). En color verde están los más aconsejables, en
amarillo aquellos que tienen algún aspecto que podría ser poco confortable, y en rojo los
menos recomendados.
(imágenes obtenidas en Seat Guru)
Airbus_A318 81,3 cm. 45,7 cm. 72 seats + 34 business seats
Amarillos:
asientos
reclinación limitada.
con
Verdes: espacio extra para las
piernas.
34
Airbus_A319 81,3 cm. 43,2 cm. 132 seats
Rojo:
asientos
no
reclinables por tener detrás
los servicios.
Amarillos: son más
estrechos que los asientos
de los extremos.
Verdes: son más anchos
que los asientos de los
extremos.
35
Airbus_A320-200 Economy Class: 81,28 cm. 43,2 cm. 174 seats + 20 business seats
Rojos iniciales: asientos no
reclinables por tener detrás
salida de emergencia.
Rojos finales: asientos no
reclinables por tener detrás
los servicios.
Amarillos iniciales: espacio
menor para piernas y sin
mesilla.
Amarillos
reclinables.
centrales:
no
Verdes: asientos con espacio
extra para piernas, pero sin
mesilla ni posibilidad de
dejar equipaje en el pie
durante despegue/aterrizaje.
36
Airbus_A330-300 - Economy Class: 76,2 cm. 43,2 cm. 387 seats
Rojos iniciales y finales:
asientos no reclinables por tener
detrás los servicios.
Amarillos iniciales: espacio
menor para piernas y sin mesilla
ni posibilidad de dejar equipaje
en
el
pie
durante
despegue/aterrizaje.
Amarillos finales: no reclinables
y sin mesilla ni posibilidad de
dejar equipaje en el pie durante
despegue/aterrizaje.
Verdes: asientos con espacio
extra para piernas, pero sin
mesilla ni posibilidad de dejar
equipaje en el pie durante
despegue/aterrizaje.
37
Boeing_737-800 - Economy Class: 73,7 cm. 43,2 cm. 186 seats
Rojos mitad y finales: asientos
no reclinables por tener detrás
los servicios.
Amarillos iniciales y mitad:
espacio menor para piernas y
sin mesilla ni posibilidad de
dejar equipaje en el pie durante
despegue/aterrizaje.
Verdes: asientos con espacio
extra para piernas, pero sin
mesilla ni posibilidad de dejar
equipaje en el pie durante
despegue/aterrizaje.
38
Boeing_747-400 81,3 cm. 44,5 cm. 329 Seats + 32 business seats
Amarillos:
asientos
reclinación limitada.
con
Verdes: espacio extra para las
piernas.
39
Boeing_777-300_B - 81,28 cm. 43,2 cm. 422 seats + 46 business seats
Amarillos:
asientos
reclinación limitada.
con
Verdes: espacio extra para las
piernas.
40
Boeing_757 – 81,3 cm. 45,7 cm. 138 seats + 28 business seats
Rojo: asientos no reclinables
por tener detrás los servicios.
Amarillos: no disponen de
ventanillas y el espacio para las
piernas es más limitado.
Verdes: tienen espacio extra
para estirar las piernas
41
Boeing_757-200- 78,7 cm. 43,7 cm 166 seats + 22 business seats
Rojos: asientos no reclinables
por tener detrás la salida de
emergencia.
Amarillos iniciales: espacio
menor para piernas y sin
mesilla ni posibilidad de dejar
equipaje en el pie durante
despegue/aterrizaje.
Amarillos
reclinables.
finales:
no
Verdes: asientos con espacio
extra para piernas, pero sin
mesilla ni posibilidad de dejar
equipaje en el pie durante
despegue/aterrizaje.
42
5.
ANÁLISIS DE
LOS RIESGOS
ASOCIADOS
A LAS
DIMENSIONES
FUNCIONALES
DEL ASIENTO
43
5.1. Introducción al tamaño de los asientos
El riesgo principal que sufre un trabajador o turista cuando usa el avión es la falta de
espacio para mover las piernas. Hay otros riesgos como son la falta de iluminación, el
aire seco, una mala temperatura, el ruido, o el estrés, pero actualmente no hay ningún
estudio que demuestre que pueda ocasionar grandes problemas al organismo. (British
Medical Association, 2004)
En cambio, sí está demostrada la gravedad del Síndrome de la clase turista por falta de
movimiento, que será explicado más adelante. (Watson, 2005)
Hay que recordar que la población mundial va aumentando de estatura y la tendencia de
disminuir los espacios entre asientos de los aviones se opone a este crecimiento secular.
Tal como aparecía en el capítulo 3 (Análisis de los asientos de los principales aviones y
aerolíneas), hay aerolíneas que sólo disponen de 71,1 cm. de longitud entre asientos a
nivel mundial. Sin embargo, a nivel europeo la aerolínea que menor longitud dispone es
EasyJet con 73,6 cm., y le siguen varias compañías más con 76,2 cm. Por eso, para
analizar la población perjudicada se tomará como referencia la distancia entre
asientos de EasyJet, ya que es la compañía en la que más europeos se pueden sentir
afectados.
Por otra parte, la anchura entre asientos que se usará como medida es de 43,2 cm.,
que es la utilizada por la mayoría de las compañías aéreas.
La población más perjudicada es, evidentemente, las personas de género masculino de
mayor estatura (concretamente las que tienen una distancia nalga-rodilla mayor) y las de
mayor anchura de caderas, que tiene relación directa con el peso del sujeto. Además, la
población femenina de p95, sin tener problemas de peso necesariamente, tienen el ancho
de cadera mayor, por lo que puede ser uno de los colectivos afectados.
Como se muestra en los siguientes cálculos, se observa que la distancia entre asiento
delantero y posterior afecta a bastante más población que la anchura entre asientos, que
parece tener un tamaño bastante adecuado (a excepción del 1% de población con mayor
anchura de cadera).
Existen una serie de dimensiones antropométricas que poseen una elevada influencia en
las dimensiones funcionales de la butaca y que pueden ser consultadas en las tablas
correspondientes a la población a la que va destinado el asiento:
- Estatura
- Peso
- Longitud nalga-poplíteo sentado
- Longitud nalga-rodilla sentado
- Altura de la rodilla sentado
- Altura poplítea
- Ancho hombros
- Anchura entre caderas
- Altura de la nuca
- Altura de los hombros
- Altura lumbar
- Altura de los codos
44
En los siguientes cálculos se utilizará sólo las medidas nalga-rodilla y la anchura de
caderas.
Para los cálculos realizados se han empleado las dimensiones antropométricas de
población laboral española (Carmona, 1999)
5.2. Población perjudicada en los aviones con menor longitud entre asientos que
operan en Europa.
EasyJet es la compañía con menor longitud entre asientos de las principales compañías
europeas, con 29” (73,6 cm.)
Es decir, cada persona tiene un espacio para la medida nalga-rodilla de 73,6 cm en
condiciones ideales en los asientos de la compañía aérea europea con menor
espacio disponible para las piernas.
Según se muestra en la tabla de datos antropométricos de la población española en
hombres (Carmona, 1999), la longitud media nalga-rodilla es de 59 cm. Esa sería la
medida que se obtendría si un hombre estuviese sentado con el cuerpo completamente
unido al asiento, sin tener en cuenta que cuando un cliente viaja suele adoptar una
postura relajada. Cuando una persona adopta una postura relajada, y no está
completamente erguida, hay una distancia entre el respaldo y la parte posterior de la
nalga: es la postura desplomada (Figura 37)
Fig. 37 Postura desplomada.
Es decir, la distancia para las piernas que realmente usa un viajero de estatura media
sentado en postura relajada y no en postura completamente erguida es mayor a 59 cm.
Observamos que en el hipotético caso de que un hombre de estatura media se sentara en
la posición teórica (la erguida) tendría un espacio no ocupado por sus piernas de 14’6
cm. (73’6-59=14,6 cm.)
En este caso, el hombre medio podría como máximo dejar un espacio entre
respaldo y la parte posterior del trasero de 14,6 cm. en condiciones ideales (sin
considerar ropa o espacio de movilidad, que restarían aún más espacio)
Por otra parte, pasaremos ahora a ver qué porcentaje de población realmente no puede
sentarse de forma relajada en un avión.
Para ello primero restaremos a los 73,6 cm. que nos ofrece de espacio Easyjet, la
distancia que hay entre el asiento y la nalga de una persona cuando se sienta
45
relajadamente (se ha escogido como referencia el intervalo aproximado de 8-16 cm., en
este caso se usará la media, 12 cm.)
73,66 cm. – 12 = 61’6 cm. es el espacio realmente útil para las piernas.
Si volvemos a las tablas y utilizando la fórmula Xp = M + Z x S, se puede calcular
cualquier percentil conociendo la media (m), el coeficiente del percentil (z) y la
desviación típica (s)
61,6 cm. = 59,9 cm. + Z x 30,22
Z = 0,58 -> Según la tabla de antropometría, 0,58 equivale al percentil 72
Vemos que 61,6 cm. corresponde con el percentil 72 de la longitud nalga-rodilla de la
población española de hombres. Es decir, 28% (100-72=28) de las personas quedan
excluidas del grupo que podría sentarse sin tocar las rodillas con el asiento en una
postura relajada (3 de cada 10 personas sentadas en postura relajada sufrirán como
sus rodillas golpean con el asiento delantero). En el caso de que los viajeros se
sentaran en posición completamente erguida, no serían tantos los sujetos afectados.
Una vez conocemos la cantidad de personas afectadas (las que tienen una longitud
nalga-rodilla igual o mayor a 61,6 cm), y puesto que normalmente no sabemos cuanto
mide la distancia nalga-rodilla de un sujeto pero sí la estatura, podemos estimar la altura
de las personas afectadas, dato más accesible para la población general.
La longitud nalga-rodilla igual o mayor a 61,6 cm. corresponde al percentil 72.
El percentil 72 en el caso de la estatura es de:
Xp = M + Z x S
Xp = 169 cm. + 0,58 x 70,5 = 173,9 cm.
Es decir, los hombres de estatura mayor a 173,9 cm. tendrán problemas para
sentarse de forma relajada en el asiento.
Y si nos vamos a casos extremos, como es el percentil 95, vemos que en este caso la
longitud nalga-rodilla es de 65 cm. Es decir, que si restamos al espacio útil (61,6) la
longitud de las piernas del percentil 95 obtenemos:
61,6 cm. – 65 cm = -3,3 cm.
Esta población debería tener, al menos, un asiento de 3,3 cm. más de longitud para
poder viajar en estos asientos.
Recordemos que el percentil 95 es el que se debería tener en cuenta siempre en el caso
de holguras para la población general, para así ajustar el lugar a las dimensiones
corporales de los usuarios más grandes.
Norma UNE-EN 614-1, 2006: "Cuando se proyecta un determinado equipo de trabajo,
para satisfacer a la población de operadores prevista, se emplearán los percentiles 5 a
95. Cuando los aspectos de salud y seguridad sean importantes se empleará un rango
de percentiles más amplio, normalmente entre 1 y el 99."
Se debe mencionar que incluso las personas cuyas rodillas no golpeen con el asiento
delantero deberían de tener un espacio libre sin usar, para poder mover las piernas
durante el viaje. En este caso, habría que añadir aún más distancia al resultado teórico.
Además, las personas viajan vestidas, lo que significa que habría que añadir el espacio
que ocupa la ropa.
46
Un espacio lo bastante amplio para mover las piernas reduce la fatiga y el riesgo de
trastornos musculoesqueléticos, así como la Trombosis Venosa Profunda.
5.3. Población perjudicada en los aviones por la anchura de los asientos.
Si el asiento tiene reposabrazos, la anchura interior entre los mismos viene determinada
por la anchura de caderas, más una holgura del orden de 40 mm.
La anchura normal de los asientos de aviones comerciales es 17” (43,2 cm.)
Es decir, cada persona tiene un espacio para colocar su cadera de 43,2 cm.
Al observar las tabla de datos antropométricos de la población española de hombres y
mujeres, vemos que la anchura media entre caderas en posición sentada es de 36,4 cm.
en hombres y 36,7 cm. en mujeres.
En este caso, un hombre de tamaño de anchuras de cadera media dispondría de un
espacio libre de:
43,2 – 36,4 cm = 6,8 cm.
Y una mujer tendrá un espacio libre para las caderas de:
43,2 – 36,7 cm.= 6,5 cm.
Por otra parte, vemos en las tablas que el percentil 95 es 41,5 cm. en hombres y 45,5
cm. en mujeres, y que sólo el percentil 99 tiene una anchura de caderas mayor al espacio
que se le ofrece en el avión. El percentil 99 tiene una anchura de caderas de 44 y 45 cm.
en hombres y mujeres respectivamente (0,8 cm. en hombres y 1,8 cm. en mujeres,
mayor al espacio disponible en el asiento)
En este caso se observa que la población perjudicada es mucho menor a la afectada
por la longitud de las piernas (la longitud del asiento podía afectar a un 28% de la
población, la anchura sólo a un 1%).
Como en el caso anterior, es importante decir que la ropa ocupa espacio y que es
necesario un espacio libre sin usar para tener movilidad. Por eso, se deben diseñar los
asientos con un espacio mayor al teórico.
47
6.
EFECTOS EN EL
ORGANISMO
DURANTE LA
SEDESTACIÓN
EN UN AVIÓN
48
Como se ha analizado en el capítulo anterior, el principal problema que se puede
encontrar un viajero en el avión es la falta de espacio para mover cuerpo y extremidades
y el excesivo tiempo en sedestación.
Esta falta de movilidad que sufre el pasajero tiene diversos efectos en el cuerpo humano
sobre los distintos sistemas (el osteomuscular, el nervioso, y el cardiovascular), que no
sólo producirán incomodidad y molestias en el sujeto, sino que puede tener serias
consecuencias como se verá a continuación en el análisis de los datos bibliográficos
sobre El Síndrome de la Clase Turista.
En los siguientes apartados se muestran los efectos que se producen en el
organismo humano al permanecer sentado, descrito por varios autores (Kapandki.
2003; Rodríguez, 1999 y Booth, 1982).
6.1. CURVATURA DEL RAQUIS EN LA POSTURA SENTADA
En un avión la postura adoptada es la posición media (El centro de gravedad del cuerpo
se localiza aproximadamente sobre la pelvis) y la posterior (El peso se transfiere en gran
parte al respaldo).
El aspecto fisiológico de la postura sentada tradicionalmente más estudiado es el cambio
de curvatura del raquis, en relación con la postura de pie.
En particular la curvatura de la zona lumbar ha recibido una gran atención por parte de
los estudios de ergonomía, dado que es una parte de la espalda en la que los trabajadores
de oficina padecen frecuentemente molestias y dolor. Ha sido ampliamente observado
que, debido a la inclinación posterior de la pelvis característica de la postura sentada, la
parte inferior de la columna lumbar también se inclina en el mismo sentido, lo cual
provoca generalmente una postura lumbar cifótica. Esto se observa especialmente al
adoptar una posición en sedestación incorrecta (Figura 38).
Fig. 38. Posición raquis en una postura de sedestación incorrecta (A) y correcta (B)
(Quintana Aparicio E, 2006)
49
También se da una gran importancia a la curvatura de la zona cervical, dado que ésta es
la parte en la que las molestias y dolores son más frecuentes.
El efecto de la postura sobre la curvatura torácica es menor, debido a que se encuentra
parcialmente rigidizada por la caja torácica. La pérdida de lordosis en las zonas lumbar
y cervical no es por sí misma un problema fisiológico, dado que el raquis está preparado
para adoptar distintos grados de flexión, pero sí puede tener efectos adversos sobre otros
elementos del organismo, especialmente si se mantiene la flexión durante mucho
tiempo.
6.2. PRESIÓN INTRADISCAL EN LA POSTURA SENTADA
Otro de los efectos más estudiados es el aumento de la presión intradiscal. Como en el
movimiento de flexión hacia delante la rotación intervertebral se articula en los discos
intervertebrales, éstos soportan una presión mayor mientras mayor es la flexión.
Además, si se mantiene la postura durante mucho tiempo se bloquea la hidratación de
los discos, que depende de los cambios de presión en su interior. La presión y la falta de
hidratación puede provocar que los discos se deformen o se desplacen, provocando
tensión en los ligamentos, o incluso que el anillo fibroso se agriete, dando lugar a
hernias discales.
6.3. SISTEMA NERVIOSO, CARDIOVASCULAR Y MUSCULAR EN LA
POSTURA SENTADA
La flexión también puede comprimir el sistema nervioso central, que pasa a través del
conducto raquídeo, causando dolor o incluso lesiones importantes. La zona cervical es
especialmente sensible a este problema, dado que por ella pasa el tronco cerebral y la
médula espinal (que se extiende desde el cerebro hasta la parte más alta de la zona
lumbar).
La postura sentada tiene efectos contrapuestos sobre la circulación de la sangre en las
piernas. Por una parte, al reducirse el peso soportado por las piernas disminuye la
presión hidrostática, lo cual facilita la circulación. Pero dada la altura que separa las
piernas del corazón, para el retorno de sangre a través de las venas sigue siendo
necesario un "bombeo" extra aportado por los músculos de las piernas. La falta de
movimiento de las piernas que se puede dar en la postura sentada reduce la actividad
muscular de las mismas, y por lo tanto puede dificultar el retorno venoso.
Por otra parte, en la postura anterior se comprimen las cavidades abdominal y torácica
y, aunque los efectos pueden no ser obvios inmediatamente, se dificultan las funciones
digestiva y respiratoria.
En la postura sentada, los músculos ofrecen una resistencia activa al desequilibrio
provocado por el peso del tronco (músculos de la zona lumbar), de la cabeza (músculos
del cuello), o de los brazos (músculos de los hombros). Sin un apoyo externo que
compense esta acción, el esfuerzo estático de los músculos lumbares es mayor al
mantener una postura de tronco erguida (postura media); esto hace incómodo mantener
50
esta postura durante mucho tiempo, e induce a derivar la postura hacia una anterior o (si
hay respaldo) posterior.
6.4. COMPRESIÓN DE LOS TEJIDOS BLANDOS
Durante la postura en sedestación, el 65% del peso corporal se localiza en la superficie
del asiento, especialmente en la unión entre las tuberosidades isquiáticas y el asiento.
Por eso, en la postura sedente, la mayor parte del peso corporal lo soportan los tejidos
blandos de las nalgas y la parte posterior de los muslos. La concentración prolongada de
presión sobre estos tejidos blandos puede bloquear la circulación de la sangre, y
comprimir las terminaciones nerviosas. Ésta es la principal causa de hormigueos y
molestias en los muslos, que se alivian mediante el movimiento de las piernas.
(Branton, 1969; Branton, 1993).
51
7.
EL SÍNDROME
DE LA CLASE
TURISTA
52
La falta de movilidad y el estrés, pueden producir una consecuencia realmente adversa:
el síndrome de la clase turista (es decir, la trombosis venosa durante un viaje o
después de permanecer sentado en un medio de transporte)
La trombosis venosa profunda (TVP) afecta principalmente las venas en la parte inferior
de la pierna y el muslo. El coágulo puede bloquear el flujo sanguíneo. Si el coágulo se
desprende y viaja a través del torrente sanguíneo, se puede atascar en el cerebro, los
pulmones, el corazón o en otra área, llevando a daño grave. (Ginsburg, 2007; Snow V,
2007)
El término Síndrome de la Clase Turista se empezó a utilizar a inicios de los años 90,
haciendo referencia a los casos de Trombosis venosa que afectaban a turistas de viajes
de larga duración. Se hizo conocido con ese nombre porque es más frecuente en
pasajeros que viajan en dicha clase, lo que se debe al menor espacio disponible que
obliga a estar demasiado tiempo en posturas incómodas.
A continuación, se muestran los estudios más relevantes sobre la Trombosis
Venosa Profunda, según si analizan la incidencia de la TVP o el factor de riesgo
influyente en la TVP.
7.1. LA INCIDENCIA DE LA TROMBOSIS VENOSA PROFUNDA
EN LOS VIAJEROS
Aunque parece evidente que hay una relación entre viajar en avión y aumento del
número de casos de Trombosis Venosa Profunda, todavía no hay datos concluyentes
sobre cuánto realmente afecta. Mientras hay estudios que demuestran claramente que
existe una relación (WHO 2005), hay otros que incluso describen que no hay relación,
como es el caso del estudio de Kraaljenhagen (2000) y Watson (2005).
Tal vez, estos datos contradictorios entre unos artículos y otros se debe a que hay
muchas formas de valorar la TVP y sus indicios. Se puede hacer midiendo el grosor de
extremidades inferiores antes y después del viaje, mediante marcadores hemodinámicos,
con escáneres venosos por ultrasonidos dúplex, a través de venograma con contraste,
midiendo la velocidad de la sangre o la presión arterial, o analizando el historial clínico.
Uno de los métodos que actualmente más se está utilizando para valorar el riesgo de
TVP son los marcadores de activación de coagulación y fibrílosis.
Entre los marcadores de activación de coagulación y fibrílosis destacan: el factor de
activación VII, el fragmento de protrombina F1+2, la antitrombina 111 (TAT), el DDimers (D-D), y el activador del inhibidor de plasminogen (Pai-1). Estos activadores
son pequeños fragmentos de proteína presentes en la sangre, que normalmente no están
presente en el plasma de la sangre humana, excepto cuando se activa el sistema de
coagulación, que es el que puede dar lugar a la TVP. (Homans 1954; Adam 1987)
53
Es interesante destacar el trabajo de Erklov, 2005 que desarrolla la relación entre viajar
y TVP. .
Este autor, tras hacer una revisión bibliográfica de 9 artículos científicos (tabla 7),
concluye que 4 estudios demuestran que viajar es un factor de Riesgo (Odds Ratio > 2)
mientras que 5 de ellos no son concluyentes (Odds Ratio < 2).
Tabla 7. Resultados del trabajo de Erklov, 2005.
El estudio que aparece primero en la lista (Ferrari, 1999) explica que viajar es un factor
de riesgo sólo en caso de que existan factores predisponentes, como puede ser un infarto
previo.
El estudio de Tasker (2004), aunque no fue analizado por Erklov, también llega a
conclusiones parecidas: muestra que hay una relación muy evidente sólo cuando hay
factores predisponentes, y además no se utilizan medidas preventivas como las
medias de compresión o el movimiento de pies o la hidratación. También indica que la
heparina es muy útil siempre que el médico así lo indique.
Por otra parte, hay estudios que se han centrado en analizar la influencia de todos los
factores de riesgo en la TVP a nivel general, como es el caso del estudio de Sandor
(2008). En él se explica (tabla 8) que los factores que más influyen son la duración del
vuelo y los factores predisponentes del viajero:
54
Tabla 8 (Sandor, 2008)
La revisión bibliográfica de Hirsh (2005) también aporta una información muy
relevante sobre las características de los sujetos que han sufrido el Síndrome de la Clase
Turista y sobre el vuelo que lo ha provocado. Después de analizar 3 artículos (Ferrari,
Samana, Kraaljenhagen), nos indica que la edad media de los afectados es 60 años,
que la duración media de los vuelos es de 7 h, y que la TVP aparece normalmente entre
los 5 y los 13 días siguientes al vuelo.
Tabla 9. Revisión de Hirsh 2005
Kakkos (2004) también hace una revisión de literatura parecida a la de Hirsh, y aunque
utiliza estudios de autores diferentes, llega a conclusiones similares: la edad más
afectada está entre 50 y 65 años, los vuelos más problemáticos son los de larga
duración, y los casos de TVP se dieron hacia el final del trayecto, o varias horas o días
después de aterrizar.
55
Tabla 10. (Kakkos, 2004)
Por ultimo, antes de entrar a analizar cada uno de los factores que afectan al Síndrome
de la Clase Turista, cabe citar los estudios de Kraaijenhagen (2000) y Watson (2005)
por ser los que obtienen conclusiones divergentes respecto a las comúnmente
encontradas en la revisión.
Kraaijenhagen demuestra que no existe más riesgo de sufrir TVP al viajar que al no
viajar, incluso en vuelos de más de 5 h. (odds ratio 1.0). A estos resultados llegó tras
analizar 788 pacientes que viajaron y que tenían factores predisponentes de TVP, con
seguimiento clínico que incluía prueba de US y venograma de contraste.
Tablas 11 y 12
Watson, de forma similar a Kraaijenhagen, explica que el riesgo de síntomas de TVP
después de un viaje de más de 8 h. es sólo de 0,5% y que en el caso de sujetos sin
riesgos preexistentes, es un riesgo realmente bajo (tablas 11 y 12).
56
7.2. LOS FACTORES QUE INFLUYEN EN EL SÍNDROME DE LA CLASE
TURISTA
7.2.1. FACTORES DE RIESGO INTRÍNSECOS A LA PERSONA
El factor que más influye en el Síndrome de la Clase Turista, junto a la duración del
vuelo, es el propio viajero y sus características clínicas.
Tal como demuestra Reele (2001), más del 50% de las TVP fueron secundarias a un
evento previo que era una contraindicación a viajar (22% habían tenido una enfermedad
antes, 20% habían sido operados recientemente, y 11% habían sufrido algún tipo de
trauma).
Además, Reele explica la relación entre los riesgos intrínsecos de la persona y la TVP
(tabla 13), siendo claramente los más peligrosos el embarazo (Odds ratio 11.4) y los
antecedentes de TVP (Odds ratio 15-30).
Tabla 13.
Kuipers (2004) analizó 8.755 casos para analizar cuales eran los principales riesgos
intrínsecos a la persona que pueden crear una tromboembolia durante un viaje,
clasificándolos en moderado o grave (tabla 14):
57
Tabla 14. (Kuipers, 2007)
El estudio realizado por Hosoi (2004) también recopila los riesgos más importantes
ligados a las características individuales (tabla 15):
Tabla 15. (Hosoi, 2004)
Además, el número de factores de riesgo es acumulativo, y por tanto una persona que
tiene dos factores de riesgo de sufrir TVP tiene muchas más opciones de sufrirlo que
otra que sólo tiene un factor de riesgo. Esto se demostró en un cuestionario en el
Hospital Clínico Straub en Honolulu, y aparece en el artículo de Eklof (2005). En él se
observó que casi todas las personas tienen factores de riesgo de TVP. Sólo un 0,5% de
los sujetos entrevistados no tenían ningún factor de riesgo. Además, como se observa en
la tabla, las mujeres tienen muchos más riesgo por ser el parto y post parto factores de
riesgo.
58
Tabla 16.
Según los datos obtenidos en este cuestionario, el mayor factor predisponente a TVP fue
las venas con varices (presentes en un 43% de las personas entrevistadas, en especial en
las mujeres).
Tabla 17.
Los estudios recogidos en las tablas del artículo de Watson (2004), citan los trabajos de
Clerel (1999), Lapostolle (2001) y Pérez-Rodríguez (2003). Clerel muestra que un 31%
de los que sufrieron TVP tenían algún factor de riesgo. Por otro lado, Lapostolle
muestra que un 87% tenían un riesgo moderado y un 7% un riesgo alto. Finalmente,
Pérez-Rodríguez explica que un 56% tenía un factor de riesgo y un 44% dos factores
predisponentes.
A pesar de la aparente homogeneidad de resultados, es necesario destacar que los
factores predisponentes de cada estudio son diferentes, por lo que la causa posible no
está claramente determinada.
Hay que señalar que los factores predisponentes son distintos en cada estudio, así que
los resultados no son completamente homogéneos.
59
Tablas 18 y 19
7.2.2. DURACIÓN DEL VUELO
Junto a los factores predisponentes propios de la persona, la duración del vuelo es el
otro aspecto clave que determinará la evolución de una posible TVP.
Chávez (2002), comenta en uno de sus estudios que el riesgo de trombo embolia
pulmonar se multiplica por cuatro cuando el vuelo dura más de ocho horas, sobre
todo para quienes viajan sentados en un asiento que no da al pasillo, ya que se mueven
menos.
Ferrari et al. (1999) et al también encuentran una fuerte relación entre la trombosis
venosa profunda y los viajes de larga duración ( > 4h. ) en un estudio de control de
casos, aunque el estudio se realizó con todo tipo de viajeros, siendo sólo la cuarta parte
viajeros de avión.
Y por último, es importante citar a Lapostolle et al (2001), posiblemente el estudio más
amplio sobre el Síndrome de la clase turista. Después de analizar a 135 millones de
pasajeros de la Terminal de Charles de Gaullé de París, demostró que la duración del
vuelo influye de forma evidente en el Síndrome de la Clase Turista: 1 por millón en
vuelos menores de 4 h, y 4,8 por millón en vuelos de más de 8 h. Es decir, en vuelos de
larga duración se producen casi 5 veces más TVP que en vuelos de corta duración.
Dado que este estudio analizó a los sujetos al aterrizar y no tras unas horas o días. TVP
es posible que la incidencia se TVP sea incluso más alta que la demostrada por los
autores.
7.2.3. INMOVILIDAD DE LOS MIEMBROS INFERIORES
Este factor de riesgo está relacionado con todos los demás, y todos los estudios que se
citan en este capítulo tratan de forma directa o indirecta este problema. En todas las
publicaciones que demuestran que viajar en avión provoca trombosis venosa profunda,
se hace referencia a que cuanto menor se mueven los miembros inferiores mayor es el
peligro de sufrir la embolia.
Watson (2005) se centra en explicar que aunque el ejercicio moderado, como caminar a
lo largo de la cabina del avión, puede resolver algunos problemas para algunos usuarios,
el limitado espacio durante un vuelo y sus actividades restringidas, provocan un gran
riesgo de TVP, en especial a los pacientes con dispositivos ortopédicos o con obesidad.
60
7.2.4. MEDIAS DE COMPRESIÓN Y OTROS MEDIOS MECÁNICOS
Aunque hay estudios que han demostrado que mover los pies puede tener los mismos
beneficios que el uso de medias de compresión, para algunas empresas es mucho más
rentable demostrar la utilidad de sus productos que el movimiento de miembros
inferiores No obstante, se han demostrado los efectos positivos tanto del movimiento de
pies como de las medias de compresión. .
Fig. 39. Aparatos para facilitar el bombeo muscular activo
Scurr (2001) muestra en uno de sus múltiples trabajos, que de 128 pasajeros sanos
analizados que viajaron en vuelos de más de 8 h., 50% con medias de compresión y
50% sin ellas, 12 pasajeros sufrieron síntomas de TVP, según ensayos con D-Dimmer y
marcadores de sangre. Los 12 estaban en el grupo que no llevaban medias de
compresión.
Giddings (2004) también ha demostrado la utilidad de dispositivos de compresión
neumática intermitente.
Mittermayr concluye que el uso de medias de compresión puede ser beneficioso tras
demostrar que en los vuelos aumenta el edema en las piernas y disminuye el flujo de
sangre. Tras 4 h. sentado, el volumen sanguíneo de las piernas aumenta
considerablemente (+109 ml), y alcanza el mayor volumen a las 10 h. (+145 ml). Estos
cambios van acompañados de un incremento del peso corporal, al aumentar la retención
de líquidos en el organismo. Esto se ensayó en un simulador de asiento de vuelo bajo
unas condiciones de humedad del 35% y presión simulada a las que se sufre en un avión
(hipoxia correspondientes a alturas de 2000-2400 m.), con 12 voluntarios sanos. Los
voluntarios podían levantarse 10 minutos cada 2 h (figura 39).
Fig. 39.T1 antes de sentarse; T2,T3,T4 después 4, 8 y 10 h. sentado; T5 después un día
61
En cambio, Watson (2005) hizo otro estudio en el que comparaba el uso de medios
mecánicos (dispositvos de compresión neumática intermitente y una bomba muscular de
pantorilla) con el movimiento activo de pies. Según las conclusiones que obtuvo, no hay
diferencias en cuanto a efectos hemodinámicos, y el uso de medios mecánicos sólo es
recomendable para pasajeros con inmovilidad o en caso de que se vaya a dormir muchas
horas. Tanto el movimiento activo de miembros inferiores como las medias de
compresión y aparatos mecánicos realizan el mismo efecto: facilitan el bombeo de la
sangre en los gemelos, y así incrementan el flujo venoso y evitan la TVP).
7.2.5. HIPOXIA Y AMBIENTE HIPOBÁRICO
En función de las respuestas fisiológicas del hombre, la atmósfera se puede dividir en 3
zonas: la fisiológica, la fisiológicamente deficiente y la zona equivalente al espacio. En
la zona fisiológica es donde el cuerpo humano se encuentra bien adaptado y donde el
nivel de oxígeno es suficiente para mantener unas funciones normales.
Se extiende desde el nivel del mar hasta los 3.000 m. No obstante, cambios rápidos de
altitud dentro de esta zona pueden producir problemas menores por la expansión de los
gases corporales atrapados. La zona fisiológicamente deficiente se extiende desde los
3.000 a los 15.200 m.
En la misma, el descenso de la presión barométrica produce una hipoxia ambiental
crítica, por lo que es necesario el uso de oxígeno suplementario en las cotas más altas.
Desde el punto de vista fisiológico, a partir de los 15.000 m comienza el espacio. En
esta zona, el hombre no puede sobrevivir ni siquiera con oxígeno suplementario dada la
baja presión ambiental y necesita trajes presurizados.
En general, los aviones comerciales vuelan en torno a los 11.000-12.200 m (36.00040.000 pies). Si su presión interna dependiese directamente de la presión atmosférica
externa, el ambiente resultaría incompatible con la vida. Por tanto, los aviones deben ser
presurizados, es decir incrementar su presión con respecto al exterior. Para ello toman el
aire ambiente y lo comprimen. Debido a las limitaciones técnicas ya comentadas y a su
coste, los aviones no son presurizados a una presión equivalente a la del nivel del mar,
sino a una presión intermedia dependiente del tipo de avión, pero que suele estar
próxima a la equivalente a los 2.400 m.
A esta altitud, la presión ambiental de oxígeno es equivalente a respirar un 15,1% de
oxígeno a nivel del mar. Pese a que la legislación internacional establece que la presión
en cabina mínima debería ser la correspondiente a una altitud de 2.438 m (8.000 pies),
la presión en cabina no resulta constante durante un vuelo. En una amplia serie de
determinaciones realizadas durante vuelos comerciales, se comprobó que las
condiciones dentro de las cabinas suelen corresponder a 1.800-2.400 m (6.000-8.000
pies) de altura sobre el nivel del mar La temperatura cae aproximadamente 2 ºC por
cada 300 m de altitud, por lo que el aire de los aviones debe ser calentado. Este aire
tiene un bajo contenido en humedad (5%) y puede causar problemas en algunos sujetos.
(García Río Et Al., 2007)
Datos de 120 compañías aéreas integradas en la International Air Transport Association
(IATA) muestran que entre 1977 y 1984 se produjeron 577 defunciones en vuelo, lo que
supone 0,31 fallecimientos por millón de pasajeros o 25,1 muertes por millón de
despegues. Entre estas muertes, las complicaciones respiratorias supusieron la tercera
62
causa de muerte reconocida (7%), después de las de origen cardíaco (65%) y neoplásico
(9%). Por tanto, la hipoxia y el ambiente hipobárico es importante tenerlo en cuenta,
tanto para la prevención de la TVP, como para unas buenas condiciones respiratorias.
(Cummins, 1983)
La presión en el ambiente influye en el oxígeno disponible para ser respirado. Como la
presión dentro de un avión no es fija, sino que varía a lo largo del vuelo o según el
modelo de avión, la cantidad de oxígeno respirada también variará.
Según experimentos en cámara hipobárica a 96 Kpa (que simula presión de aire a 440
m.) y a 76 Kpa con voluntarios sanos (que simula presión de aire a 2400 m.), el mayor
descenso de oxígeno en el organismo es a las 2 h, pero es reversible. A las 2 horas, la
saturación de O2 periférico se redujo del 98,4% al 93,4%. (Hunt, 2005)
Fig. 40 y 41. Relación entre altura y presión atmosférica y efecto en la tensión alveolar
(Bendz, 2000)
7.2.6. FALTA DE HUMEDAD Y DESHIDRATACIÓN
La humedad en los aviones varía, pero en general es menor que la ordinaria: en el
estudio de Simmons (Simmons, 1996) se demostró que con humedad de aire del 8-10%,
los sujetos sufrieron deshidratación.
La humedad en cabina suele ser menor del 10-20%. Esto puede originar sequedad
cutánea y molestias oculares, orales y nasales. La sequedad producida por un viaje de
larga duración también puede resultar significativa en pacientes con bronquiectasias. Si
la irritación nasal es muy acusada, se recomienda emplear un spray de suero salino
hipertónico. Además, es bueno no beber bebidas diuréticas (café, té, alcohol) y sí beber
agua. (Ríos Tejada F. Et al, 2002)
63
7.2.7. MEDICAMENTOS
El uso de medicamentos antitrombóticos puede ser beneficiosos siempre que así lo
indique el médico. Se ha demostrado la utilidad de los fármacos tromoprofiláxicos
como la heparina de bajo peso. En cambio, el ácido acetil salecílico no es bueno, a pesar
de la creencia popular. Además, es desaconsejable tomar sedantes. (Landgraf et al,
1994)
64
8.
OTROS RIESGOS
ERGONÓMICOS
65
Además de los problemas de inmovilidad, existen una serie de riesgos ergonómicos y
psicológicos que pueden sufrir los pasajeros de aerolíneas regulares y que se describen
de forma general en el Instituto Nacional de Higiene y Seguridad en el Trabajo.
Estas diferencias pueden producir riesgos ergonómicos y psicológicos.
RIESGOS ERGONÓMICOS DENTRO DE UN AVIÓN:
-
8.1. Falta de espacio y movilidad
-
8.2. Asientos demasiado rígidos y poco acolchados
-
8.3. Iluminación inadecuada
-
8.4. Temperaturas inapropiadas
-
8.5. Baja humedad
-
8.6. Cambios de presión
-
8.7. Hipoxia
-
8.8. Turbulencias
-
8.9. Ruidos de turbinas y motores
-
8.10. Ozono
RIESGOS PSICOLÓGICOS DENTRO DE UN AVIÓN:
-
8.11. Claustrofobia, estrés en aeropuertos y miedo a volar
-
8.12. Jetlag o desfase horario (alteraciones en el ritmo interno circadiano)
66
8.1. FALTA DE ESPACIO Y MOVILIDAD
Este problema ergonómico ha sido evaluado en los capítulos anteriores, en los cuales se
ha podido observar que sus consecuencias varían mucho, desde ligeras molestias hasta
situaciones mortales.
8.2. ASIENTOS DEMASIADO RÍGIDOS Y POCO ACOLCHADOS
Un adecuado acolchado de los asientos es imprescindible para una buena comodidad en
la posición sentada durante un periodo prolongado de tiempo.
Hay que recordar que en la sedestación, la mayor parte del peso se deposita en la zona
de contacto entre el asiento y el cuerpo humano, especialmente en las tuberosidades
isquiáticas.
Por tanto, si no se dispone de un material que absorba el peso y la superficie es rígida, el
viajero tendrá grandes molestias y puede llegar a sufrir incluso úlceras en casos
extremos. Las úlceras son especialmente peligrosas para las personas de mayor edad
debido a que su sensibilidad y su capacidad de movimiento son menores. (Soldevilla,
1999)
8.3. ILUMINACIÓN INADECUADA
En los aviones es frecuente sufrir una iluminación inadecuada y una mala dirección del
foco iluminador.
Estos dos aspectos, sumados a que el avión es un medio de transporte que mucha gente
utiliza para fijar la mirada en libros u ordenadores, provoca que el viajero deba
esforzarse visualmente (para contrarrestar la falta de iluminación) y físicamente
(normalmente el cuello debe flexionarse prolongadamente en exceso, tal como se
observa en la imagen, para colocar aquello que se desea ver en la dirección del foco
iluminador). Todo esto, por tanto, llevará a provocar dolores de cabeza, fatiga visual, y
dolor cervical.
Fig. 42. (NC116:2001)
67
8.4. TEMPERATURAS INAPROPIADAS
Son muchos los viajeros en clase turista que se sienten molestos por el estrés térmico.
Como cada persona tiene unos niveles distintos de acomodación a la temperatura
externa, es normal que no todos los viajeros puedan gozar de unas condiciones
climáticas ideales. Además, la temperatura no es constante en todos los lugares del
avión, sino que hay variaciones según la ubicación del asiento.
Según encuestas a los viajeros, son muchos más los que se sienten molestos dentro de
un avión por exceso de frío que por exceso de calor. El exceso de frío puede al pasajero
a sufrir estrés térmico, anhidrosis, pérdida de control emocional, agotamiento e incluso
agravar la artritis en aquellos sujetos que la padezcan.
Fig. 43. (NC116:2001)
8.5. BAJA HUMEDAD
La humedad relativa en las cabinas de los aviones es baja, normalmente menos de un
20% (la humedad en casa es normalmente superior al 30%). La baja humedad puede
provocar sequedad de la piel y molestias en ojos, boca, nariz y la piel expuesta, aunque
no representa un riesgo para la salud. (Instituto Sindical del Trabajo, Ambiente y salud)
La baja humedad puede provocar deshidratación y es conveniente beber abundante
agua.
8.6. CAMBIOS DE PRESIÓN
La expansión-compresión de gases produce problemas digestivos, alteraciones en el
tracto gastrointestinal, molestias en las fosas nasales y en el pabellón auditivo, y
también puede agravar una infección dental o un problema respiratorio.
Como se ha explicado en el capítulo del Síndrome de la Clase Turista, conforme
asciende el avión, la reducción de la presión de aire en la cabina hace que los gases se
expandan. De forma similar, conforme el avión desciende el aumento de la presión en la
cabina hace que los gases se contraigan.
68
La presión atmosférica disminuye según se sume en altura, y además, disminuye el
oxígeno que puede aprovechar el sistema respiratorio humano. A nivel del mar (0 m.) la
presión atmosférica es de 760 mmHg., y el 100% del oxígeno es utilizable. En cambio,
a 2000 m. la presión es sólo de 605 mmHg. y sólo un 79% del oxígeno es utilizable por
el sistema respiratorio. Esta es la presión que consiguen simular con presurizadores los
aviones, mediante presurización y descompresión del aire, aunque vuelen a más de
11.000 m. de altura. A estos 2000 m. de altura, un viajero sano se puede adaptar sin
problemas sin ser necesario el uso de mascarillas de oxígeno, pero sí que puede sufrir
molestias o incluso alguna complicación grave en sujetos con una salud delicada.
Pasajeros con enfermedades cardiovasculares o respiratorias o ciertas afecciones a la
sangre deberán consultar con su médico antes de viajar, ya que puede que no toleren la
cantidad reducida de oxígeno a bordo.
Además, las empresas aeronáuticas están mejorando mucho en estos aspectos, y se están
desarrollando nuevos aviones que mejorarán la simulación de la presión atmosférica: El
Boeing 747 Airliner (en desarrollo) contará con una presurización equivalente a
1.800 m y el Airbus A350 podría ir incluso más allá considerando una presurización
equivalente a 1.500 m. Todo ello mejorará mucho el confort de los viajeros.
(http://www.altitude.org/air_pressure.php)
En la medida en que la aeronave se presuriza y descomprime, algunos pasajeros
experimentan molestias, debido a la expansión o compresión de los gases corporales
según los cambios de presión de la cabina. Los problemas más comunes ocurren con gas
atrapado en el aparato digestivo, el oído medio y los senos nasales, y puede provocar
también hipoxia, cansancio y el mal de montaña. Nótese que estos efectos dentro de una
cabina presurizada no se deben al hecho de que la aeronave aumente o reduzca la
altitud, sino a los cambios de presión que se aplican en la cabina. (Westerman, 2004;
Smith, 2008; Asociación Médica Aeroespacial).
Uno de cada 3 pasajeros tiene dolor en los oídos e incluso pérdida temporal auditiva
durante el aterrizaje o el despegue. A este fenómeno e House Ear Institute de Los
Ángeles lo denomina aerotitus. Cambios rápidos de presión provocan que la bolsa de
aire dentro del oído se expanda o contraiga durante el despegue y aterrizaje,
respectivamente, alargando así el tambor (oído). Para igualar la presión debe de salir o
entrar aire a través de la trompa de Eustaquio.
Los dientes es otra parte que puede ser afectada. Quien tenga gas atrapado en un diente
infectado puede sufrir barodontalgia, un dolor de dientes provocado por la exposición a
una presión atmosférica cambiante.
En cambio, posiblemente la complicación más complicada debida a la presión sea el
neumotórax: a todo aquel que haya padecido un neumotórax se le recomienda no volar
(incluso en una cabina presurizada) durante, al menos, un mes, y se recomienda que se
examine antes de volar.
8.7. HIPOXIA
Este apartado está relacionado con el anterior, pues como se ha visto la disminución de
presión conlleva una peor asimilación del oxígeno ambiental por el ser humano. La falta
69
de oxígeno puede desembocar en hipoxia por la reducción de tensión de oxigeno en los
alveolos pues a 2500 m. la cantidad de oxígeno es un 25% menor.
Esta hipoxia será muchas veces la responsable de problemas respiratorios y dolor de
cabeza. (Westerman, 2004; Smith, 2008; Asociación Médica Aeroespacial)
El aire en la cabina contiene oxígeno suficiente para los pasajeros sanos y la tripulación.
En cambio, los bajos valores de oxígeno resultan particularmente problemáticos para
quienes sufren enfemedades pulmonares graves como enfisema o fibrosis quística,
insuficiencia cardíaca, anemia, angina grave, drepanocitosis o ciertas enfermedades
cardíacas congénitas. Por lo general, estas personas pueden volar sin problemas si se les
suministra oxígeno. Habitualmente, las personas que han sufrido un ataque cardíaco
pueden volar entre 10 y 14 días después del mismo. Durante un vuelo, los que padecen
problemas respiratorios no deberían beber alcohol (pues ello agrava los efectos de la
disminución de oxígeno). En general, quien pueda caminar 90 metros o sea capaz de
subir un tramo de escaleras debería poder tolerar las condiciones normales de cabina sin
necesidad de oxígeno adicional.
8.8. TURBULENCIAS
Las turbulencias pueden causar mareo o y problemas digestivos. Excepto en caso de
turbulencias fuertes, los viajeros en avión raramente sufren cinetosis (mareos). La
Cinetosis es causada por la pérdida de contacto visual con el horizonte de la tierra.
(Asociación Médica Aeroespacial)
8.9. RUÍDOS DE TURBINAS Y MOTORES
Los potentes motores y turbinas de un avión pueden ser molestos para el viajero e
incluso provocar problemas en la salud. Los problemas que puede originar son: efecto
enmascarador de otros sonidos como son las conversaciones, fatiga auditiva, hipoacusia,
dificultad de comunicación, dificultad para concentrarse, peor rendimiento intelectual y
mental, dilatación pupilar, alteraciones de la frecuencia y tensión cardíaca, aumento del
cortisol y otras hormonas, aumento de la secreción de flujos gastrointestinales, o
alteraciones del ritmo de sueño. (García, 1991; Jiménez 1999;Instituto Sindical del
Trabajo, Ambiente y salud)
8.10. OZONO Y OTROS AGENTES IRRITANTES
El ozono es una forma de oxígeno (con tres, en lugar de dos, átomos por molécula)
presente en la atmósfera superior y que puede entrar en la cabina del avión junto con el
suministro de aire fresco. En los aviones antiguos se observó que los niveles de ozono
en el aire de la cabina podían provocar en ocasiones irritación de los tejidos pulmonares,
ojos y nariz. El ozono se transforma por la acción del calor y la mayor parte es
eliminado por los compresores (en los motores de avión) que suministran el aire
presurizado para la cabina. Además, la mayoría de los aviones modernos de largo
alcance disponen de equipos (conversores catalíticos) que transforman el ozono
restante. Además, los filtros atrapan bacterias, hongos y la mayoría de los virus. Por
70
tanto, aunque se ha discutido mucho sobre el tema del ozono en vuelos, a día de hoy es
prácticamente nulo el riesgo por ozono. (WHO, 2003)
8.11. CLAUSTROFOBIA, ESTRÉS EN AEROPUERTOS Y MIEDO A VOLAR
El miedo a volar, el estrés y la claustrofobia pueden provocar angustia y alteraciones
mentales. La hipnosis y la modificación del comportamiento ayudan a algunas personas.
Tomar un sedante puede aliviar el miedo antes y durante el vuelo.
Como el comportamiento de algunos individuos mentalmente enfermos empeora
durante los viajes aéreos, quienes manifiestan tendencias violentas o impredecibles
deben viajar acompañados y pueden necesitar algún tranquilizante antes de volar.
(Asociación Médica Aeroespacial)
8.12. JET LAG O DESFASE HORARIO
El jet lag es el término usado para los síntomas ocasionados por la alteración del reloj
corporal interno y los ritmos (circadianos) que controla dicho reloj aproximadamente en
24 horas. La alteración se produce cuando se cruzan múltiples zonas horarias, es decir,
cuando se vuela de este a oeste o de oeste a este. El jet lag puede causar indigestión y
trastornos de la función intestinal, malestar general, somnolencia durante el día,
dificultad para dormir de noche y reducción de las facultades físicas y mentales. Sus
efectos a menudo se suman al cansancio ocasionado por el propio viaje. Los síntomas
de jet lag desaparecen gradualmente conforme el organismo se adapta a la nueva zona
horaria. El jet lag no puede prevenirse pero hay formas de reducir sus efectos. (Redlin
U. et al, 1997).
71
9.
PROPUESTAS DE
MEJORA
DEL ASIENTO
72
Son pocas las medidas que se pueden tomar para mejorar la ergonomía en un asiento de
avión, debido a que hay gran cantidad de normas de seguridad de Aviación Civil que
impiden realizar cambios. (Directiva 74/408/CEE)
SOLUCIONES PARA AUMENTAR ESPACIO ENTRE ASIENTOS
1. Disminuir una fila de asientos: eliminando dos filas de asientos (es decir, unos
12 ó 16 pasajeros por vuelo) se lograría un beneficio de longitud para las piernas
considerable en cada asiento.
a. El número de filas de cada avión de los analizados es (Tabla 20.)
Modelo de avión
Airbus A318
Airbus A319
Airbus A320
Airbus A330
Boeing 737
Boeing 747
Boeing 757-100
Boeing 757-200
Boeing 777
(media de filas)
Número de filas
21
22
29
52
31
47
29
33
55
35,4
b. Considerando la distancia media de Seat Pitch en clase turista
(32”=81,28 cm.), se puede deducir que eliminando dos filas de asiento,
se obtendría un espacio libre de 81,28x2=162,6 cm.
c. Si este espacio se distribuyese entre las 35,4 filas, cada fila conseguiría
añadir 4,6 cm. (162,6 /35,4 = 4,6 cm.)
d. Es decir, cada Seat Pitch de una fila media pasaría de medir 81,28 cm. a
85,8 cm.
2. Permitir reclinado del asiento para que el ocupante adopte cualquier posición
intermedia entre la sedente y la recostada, pudiéndolo inmovilizar en un punto
medio (muchos aviones no permiten la opción de reclinamiento)
73
OTRAS MEDIDAS PARA MEJORAR CONFORT
-
Adecuar la iluminación al campo visual de la persona sentada.
Aumentar el acolchado de los asientos.
Mayor control de la temperatura y homogenización de ella en toda la cabina.
Humificadores de aire en el avión.
Sistemas compresores de aire más avanzados para simular la presión atmosférica
dentro de la cabina del avión.
Invertir en nuevas tecnologías (Por ejemplo, la alfombra inteligente y el SEAT):
o Alfombra inteligente para evitar el síndrome de la clase turista: para
evitar la trombosis venosa profunda, el centro tecnológico Aitex ha
diseñado una alfombra inteligente que pretende estimular y activar la
circulación sanguínea de las piernas para así evitar el síndrome durante
los vuelos. La alfombra estaría sincronizada con los videojuegos y
funcionaría a modo de mando. Las personas deberán jugar presionando
con los pies en las zonas activas de la misma. De esa forma sus piernas
permanecerían en movimiento. Este proyecto estaría finalizado en un
plazo de entre 12 y 24 meses y entonces sería incorporado en los
aviones.
AITEX - Asociacion de Investigacion de la
Industria Textil.
o El asiento SEAT (Smart Technologies for Stress Free Air Travel) es un
asiento que buscaría incrementar el confort en aviones a través de la
creación de un asiento inteligente que adapte las características
climáticas
al
estado
fisiológico
del
pasajero.
AITEX - Asociacion de Investigacion de la Industria Textil
74
10.
RECOMENDACIONES
PARA VIAJAR EN
AVIÓN
75
Una vez se ha analizado cada uno de los riesgos que se puede sufrir dentro de un avión,
se explicará a continuación qué medidas puede tomar el viajero para llevar un viaje más
saludable evitando los riesgos ya vistos.
La documentación para realizar este capítulo se ha obtenido de cada uno de los artículos
científicos analizados en los capítulos 7 y 8, así como del Ministerio de Sanidad Pública
Español y de la British Medical Association (2004).
10. 1. CONSEJOS QUE PUEDE APLICAR EL PASAJERO PARA EVITAR LOS
PRINCIPALES RIESGOS EN UN AVIÓN
TROMBOSIS VENOSA PROFUNDA
Las mujeres embarazadas y los que tienen mala circulación son los más expuestos.
Caminar por la cabina cada una o dos horas y contraer y relajar los músculos de las
piernas mientras se está sentado ayuda a mantener una buena circulación sanguínea.
Además, se debe evitar cruzar las piernas al sentarse.
Con estas medidas, la TVP puede ser evitada fácilmente:
Se debe beber mucha agua, y evitar el alcohol y la cafeína.
Utilizar una crema hidratante para la piel, un spray nasal salino para humedecer las vías
nasales y gafas en lugar de lentes de contacto puede aliviar o prevenir las molestias.
El equipaje de mano no debe colocarse donde pueda obstaculizar el movimiento de
piernas y pies y la ropa debe ser suelta y cómoda.
Usar prendas confortables y holgadas, aflojarse el cinturón y soltar los cordones del
calzado. El uso de medias de compresión puede ser beneficioso.
Además, los médicos pueden prescribir anticoagulantes para ayudar a prevenir la
trombosis venosa profunda en personas de alto riesgo o personas que se van a someter a
cirugías de alto riesgo.
Teniendo en cuenta el indudable riesgo de efectos secundarios significativos y la falta
de evidencias probadas sobre sus beneficios, se recomienda a los pasajeros que no
tomen aspirina con el único objetivo de prevenir la TVP relacionada con los viajes.
Tampoco son recomendables los somníferos si no los receta el médico porque puede
provocar un sueño profundo que aumentaría la inmovilidad del pasajero.
76
MAREOS
Si es susceptible a cinetosis, escoja un asiento al lado de la ventana, preferiblemente
sobre el ala, coma algo ligero antes y durante el vuelo, no lea y abra la ventilación.
Los viajeros susceptibles deben pedir un asiento en la sección media de la cabina donde
los movimientos son menos pronunciados, y tener disponible y fácilmente accesible en
todo momento la bolsa para mareos.
Comer un chicle o sonarse la nariz al despegar y aterrizar.
Ponerse tapones en los oídos también puede ayudar.
Las personas con tendencia a los mareos no deben viajar en ayunas pues la falta de
azúcar en la sangre no ayuda en este problema.
Se aconseja evitar los giros bruscos de la cabeza y dormir bastante la noche anterior.
Los adictos a los cigarrillos pueden optar por un sustituto de la nicotina como parches o
chicles para evitar la ansiedad.
DOLORES MUSCULARES Y ARTRITIS
Dar paseos frecuentes durante el viaje puede mitigar la tensión de las articulaciones y
los músculos y hacer mucho más agradable su viaje. Levantarse regularmente, cada
hora, estirarse y caminar un par de vueltas por los pasillos del avión.
Realizar “ejercicios” estando sentado: estirar las piernas, mover los pies, rotar la cabeza
y respirar profundamente.
No cruzar las piernas y adoptar posturas cómodas y naturales para sentarse o dormir.
PROBLEMAS DIGESTIVOS
Evitar el estrés, la cafeína y las comidas muy grasas.
No ingerir comidas pesadas desde el día anterior al viaje pues los cambios de presión
pueden afectar a nuestros gases intestinales.
DESHIDRATACIÓN Y SEQUEDAD DE PIEL
Beber abundante agua, antes y durante el vuelo, contrarresta la deshidratación normal
que produce el ambiente seco de la cabina.
77
La deshidratación producida por la escasa humedad que hay en la cabina puede
compensarse bebiendo suficientes líquidos y evitando el alcohol, que empeoraría la
deshidratación.
Las personas que utilizan lentes de contacto deberían aplicarles alguna solución
humidificadora con el fin de contrarrestar los efectos del aire seco.
TRASTORNOS EN EL PABELLÓN AUDITIVO
Tragar saliva con frecuencia o bostezar durante el descenso del avión, así como con la
ingestión de descongestivos antes del vuelo, puede evitar o aliviar estos trastornos.
JETLAG
Estar tan descansado como sea posible antes de la partida y descansar durante el vuelo.
Los períodos breves de sueño pueden ser de ayuda.
Tomar comidas ligeras y limitar el consumo de alcohol.
La cafeína debe limitarse a las cantidades normales y evitarse en las horas anteriores al
período de sueño previsto.
Intentar crear condiciones adecuadas para prepararse para dormir. Para dormir durante
el día, las máscaras para los ojos y los tapones para los oídos pueden ser de ayuda. El
ejercicio regular durante el día puede ayudar a suscitar el sueño, aunque debe evitarse el
ejercicio enérgico inmediatamente antes de dormir.
Si es posible, conseguir el tiempo total de sueño realizando pequeñas siestas cuando se
siente sueño durante el día.
Las pastillas para dormir de acción corta pueden ser de ayuda. Sólo deben usarse
siguiendo recomendaciones médicas, y no deben tomarse de forma habitual durante los
vuelos ya que pueden incrementar la inmovilidad y, por lo tanto, el riesgo de desarrollar
TVP.
78
10.2. CONSEJOS PARA POBLACIÓN CON NECESIDADES ESPECÍFICAS
PERSONAS CON ENFERMEDAD PREEXISTENTE
Para evitar problemas de seguridad, las personas que usan marcapasos deberían llevar
una nota de su médico explicando la situación.
Las líneas aéreas suelen proporcionar alimentos especiales, como dietas con bajo
contenido en sal y grasas, y platos especiales para diabéticos si se les solicita con
antelación.
Los pasajeros deberían llevar sus medicamentos en bolsas de mano en lugar de maletas,
que se facturan en el aeropuerto, sobre todo por si éstas se pierden, las roban o llegan
más tarde. Los medicamentos deberían transportarse en sus envases originales.
Quienes deban transportar derivados opiáceos, grandes cantidades de cualquier fármaco
o jeringas, deberían disponer de una nota médica para evitar ser detenidos.
Quienes padecen afecciones potencialmente incapacitantes, como la epilepsia, deberían
llevar una identificación de Alerta Médica, colocada en la muñeca o en el cuello.
Algunas líneas aéreas aceptan a personas que necesitan equipos especiales como
catéteres intravenosos y respiradores mecánicos, siempre y cuando estén acompañados
por personal capacitado y se hayan hecho todos los arreglos pertinentes con al menos 72
horas de anticipación. Es posible conseguir información y asesoramiento acerca de los
viajes aéreos en los departamentos médicos de las líneas aéreas más importantes.
MUJERES EMBARAZAS
Las mujeres con embarazos normales pueden viajar en avión hasta el octavo mes. Las
que presenten embarazos de alto riesgo deberían consultar sus planes de viaje con su
médico y obtener su aprobación.
En general, para volar durante el noveno mes, es necesario presentar una nota del
médico, dentro de las 72 horas previas al viaje, que indique la fecha aproximada del
parto.
Los cinturones de seguridad deberían ir cruzados por encima de los muslos, y no sobre
el abdomen, para evitar posibles lesiones en el útero.
NIÑOS Y BEBÉS
No se permite volar a los niños menores de 7 días ya que los cambios de presión en la
cabina pueden afectarles.
79
Los bebés son más sensibles a la deshidratación. Asegúrese de que beban suficiente
antes y durante el vuelo.
Los niños que padecen enfermedades crónicas, como afecciones cardíacas o pulmonares
congénitas o anemias, tienen las mismas restricciones que los adultos en iguales
condiciones.
Como los niños son particularmente susceptibles a la barotitis media, deberían mascar
chicle, chupar un caramelo sólido o beber algo durante el ascenso y el descenso; a los
bebés se les puede amamantar o bien darles el biberón o el chupete.
PERSONAS CON DISCAPACIDAD
Generalmente, las sillas de ruedas y las muletas pueden acomodarse en los vuelos
comerciales.
SUBMARINISTAS
Los practicantes de submarinismo no deben volar excesivamente pronto después de
bucear, dado el riesgo de que la presión reducida en la cabina pueda provocarles
síndrome de descompresión (comúnmente conocida como enfermedad de los buzos).
Se recomienda no volar hasta al menos 12 horas después de su última inmersión, y este
período debe prolongarse hasta 24 horas después de haber realizado múltiples
inmersiones o alguna inmersión que ha requerido paradas de descompresión durante el
ascenso a la superficie.
Los pasajeros que practiquen submarinismo recreativo antes de volar deben pedir
consejo especializado en las escuelas de submarinismo.
80
11.
CONCLUSIONES
81
Los modelos de aviones analizados, así como las tendencias detectadas tanto en
artículos científicos como en las referencias de publicaciones de carácter general hacen
patente la necesidad de un cambio de filosofía en el diseño de interiores. El
incremento en el número de plazas por vuelo con la finalidad de mejorar la
rentabilidad económica podría estar ocasionando una serie de problemas ligados a
postura y sobrecargas musculares que, a largo plazo, puede ser un factor negativo
para el transporte aéreo de pasajeros.
Tal como se ha comentado a lo largo de esta tesina, son muchas las incomodidades que
pueden sufrir las personas de mayor estatura o tamaño. Ya no sólo incomodidades, sino
riesgos potenciales tan graves como una Trombosis Venosa Profunda si el viajero
no dispone de espacio suficiente para mover los miembros inferiores durante tiempos
prolongados.
El análisis del Seat Pich ha mostrado una diversidad de distancias, que era previsible
dado que depende de la configuración del avión. En cambio, los datos referentes a la
anchura del asiento han obtenido calificaciones favorables, siendo aceptables para la
mayoría de población. Mientras que hay muchas variaciones en la longitud del asiento
entre primera clase y clase turista, o entre aviones, prácticamente todos los asientos de
todas las aerolíneas tienen la misma anchura.
Una posible medida a llevar a cabo sería mejorar las normativas existentes de
manera que fueran más restrictivas a las para proteger al pasajero de vuelos de corto
recorrido de diseños inadecuados de asientos y distribuciones. Para ello, trabajos
científicos que respalden esta necesidad puede ser el inicio de un cambio en el modo de
viaje aéreo de corta distancia. En otros campos, como en el puesto de oficina, sí existen
reglamentaciones en este sentido que podrían ser un modelo a imitar.
Otro punto a destacar ha sido los resultados analizados de los distintos artículos
científicos relacionados con El Síndrome de la Clase Turista. Aunque hay estudios que
obtienen resultados muy dispares, parece que existe una relación entre viajar en
avión y la TVP, especialmente si existen factores predisponentes en el viajero y si el
viaje es de larga duración. Se ha encontrado una dificultad al analizar estos artículos
que ha sido la falta de homogeneidad de criterios: al existir múltiples formas de valorar
si existe indicios de TVP y ninguno de ellos ser el estándar, ha sido muy difícil obtener
datos concluyentes tras observar a veces resultados opuestos.
Un aspecto en el que sí que se ha apreciado resultados muy similares en todos los
estudios es que con unas sencillas recomendaciones se puede disminuir mucho el
riesgo de sufrir una trombosis venosa profunda. Estas recomendaciones son
principalmente mover los pies, caminar, hidratarse, y evitar el alcohol. Por tanto, podría
ser interesante hacer hincapié por parte de las aerolíneas en informar a los pasajeros
cómo pueden prevenir este problema tan grave.
82
12.
BIBLIOGRAFÍA
83
PÁGINAS WEB DE INFORMACIÓN GENERAL:
Air Liners: http://www.airliners.net/aircraft-data/
(visitado por última vez en noviembre de 2009)
Airlinequiality: http://www.airlinequality.com/
(visitado por última vez en noviembre de 2009)
Altitude: www.altitude.org/air_pressure.php
(visitado por última vez en febrero de 2010)
Asociación Médica Aeroespacial: www.asma.org
(visitado por última vez en febrero de 2010)
Euribor: www.euribor.com.es
(visitado por última vez en noviembre de 2009)
Fomento de España: www.fomento.es
(visitado por última vez en noviembre de 2009)
Instituto Sindical del Trabajo: www.istas.ccoo.es/
(visitado por última vez en febrero de 2010)
Ministerio Sanidad y Consumo: www.msps.es/profesionales/saludPublica
(visitado por última vez en febrero de 2010)
Modelo EFQM: www.efqm.org
(visitado por última vez en noviembre de 2009)
Science Direct: www.sciencedirect.com
(visitado por última vez en febrero de 2010)
Seat Guru: http://www.seatguru.com/
(visitado por última vez en noviembre de 2009)
Skytrax: www.airlinequality.com
(visitado por última vez en noviembre de 2009)
UK Air: www.uk-air.net/seatpitch.htm
(visitado por última vez en febrero de 2010)
UK Civil Aviation Authority: http://www.caa.co.uk
(visitado por última vez en noviembre de 2009)
84
PRENSA ESPAÑOLA E INTERNACIONAL:
Artículos del capítulo 2 (Antecedentes: tendencias de las aerolíneas)
-
EL PAÍS, 16 de abril de 2009
http://www.elpais.com/articulo/sociedad/United/obliga/obesos/pagar/doble/billet
e/clase/turista/elpepusoc/20090416elpepusoc_1/Tes
(visitado por última vez en noviembre de 2009)
-
ABC, 22 de abril de 2009
http://www.abc.es/hemeroteca/historico-22-04-2009/abc/Nacional/ryanairestudia-cobrar-mas-a-los-pasajeros-con-sobrepeso_92347724104.html#
(visitado por última vez en noviembre de 2009)
-
Deutsche Welle , 18 de Noviembre de 2009
http://www.dw-world.de/dw/article/0,,4906510,00.html
(visitado por última vez en noviembre de 2009)
-
NZZ Alemán, 19 de noviembre de 2009.
http://www.nzz.ch/nachrichten/wirtschaft/aktuell/die_billigfluggesellschaften_w
erden_immer_gewoehnlicher_1.4036767.html
(visitado por última vez en noviembre de 2009)
-
BBC Reino Unido, 09 de julio del 2009
http://www.bbc.co.uk/mundo/economia/2009/07/090707_1310_ryanair_viaje_p
arado_med.shtml
(visitado por última vez en noviembre de 2009)
El PAÍS, 27 de febrero de 2009
http://www.elpais.com/articulo/economia/Ryanair/baraja/cobrar/pasajeros/ir/ban
o/elpepueco/20090227elpepueco_10/Tes
(visitado por última vez en noviembre de 2009)
EL PAÍS, 1 de octubre de 2007
http://www.elpais.com/articulo/deportes/Real/Madrid/estrena/avion/Saeta/elpep
udep/20071001elpepudep_4/Tes
(visitado por última vez en noviembre de 2009)
Artículo del capítulo 3 (Análisis de los principales aviones comerciales)
-
QUÉ, 1 de junio de 2009
http://www.que.es/archivos/200906/asientos-avion-bueno.jpg
(visitado por última vez en febrero de 2010)
85
Artículo del capítulo 7 (El síndrome de la Clase Turista)
-
LAS PROVINCIAS, 16 de julio de 2007
http://www.lasprovincias.es/valencia/prensa/20070716/ocio/altura-mediaespana-superior_20070716.html
(visitado por última vez en febrero de 2010)
Artículo del capítulo 8 (Otros riesgos ergonómicos)
-
EL PERIÓDICO, 10 de marzo de 2007
http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&id
noticia_PK=386923&idseccio_PK=1038
(visitado por última vez en febrero de 2010)
NORMATIVA:
UNE EN 547-3 (UNE EN 547-3) datos antropométricos de grupos representativos de la
población Europea, incluyendo hombres y mujeres.
UNE-EN 614 -1. (1995). Seguridad de las máquinas. Principios de diseño ergonómico.
Parte 1: Terminología y principios generales".
Ley 21/2003, de 7 de julio, de Seguridad Aérea, Título IV: De las obligaciones por
razón de seguridad
http://www.fomento.es/mfom/lang_castellano/direcciones_generales/aviacion_civil
NC116:2001. Seguridad y Salud en el Trabajo. Requisitos ergonómicos básicos a
considerar en los puestos, procesos y actividades de trabajo. (ISO 6385-1981, MOD).
CAN/CSA-Z412-M 1989. Office Ergonomics.
Directiva 74/408/CEE del Consejo relativa a la aproximación de las legislaciones de los
estados miembros sobre el acondicionamiento interior de los vehículos a motor
86
BIBLIOGRAFÍA:
Adam SS, Key NS, Greenberg CS, March 2009 "D-dimer antigen: current concepts and
future prospects". Blood 113 (13): 2878–87.
Bendz B, Rostrup M, Sevre K, Andersen TO, Sandset PM, 2000 Association between acute
hypobaric hypoxia and activation of coagulation in human beings. Lancet;356:1657
Booth, M, 1982. Effects of limb immobilization on skeletal muscle. Journal Applied
Physiolology: Respirat. Environ. Exercise Physiol., 52 (5), 1113 -1118.
Branton, P., 1969. Behaviour, body mechanics and discomfort. Ergonomics 12,
316±327.
Branton, R., Leal, F., Stewart, T. 1993. Person-Centred Ergonomics. Taylor & Francis,
London, p. 88.
British Medical Association, 2004, The impact of flying on passenger health: a guide
for healthcare professionals, Board of Science and Education, London.
Carmona, A., 1999, Datos Antropométricos de la población Laboral Española, del
Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo
Chávez, N. Et al, 2002, Trombosis venosa profunda, Médica Sur Vol. 9, núm. 2
Cummins RO, Chapman PJ, Chamberlain DA, Schubach JA, Litwin PE. 1988, Inflight
deaths during commercial air travel. How big a problem? JAMA.
Erklov Et al., 2005, Air Travel-Related Venous Thromboembolism, DM.
Farrer F., 1995, Manual de ergonomía
Ferrari E, Chevalier T, Chapelier A, et al., 1999, Travel as risk factor for
thromboembolic disease. A case control study. Chest;115:440-4.
García, Ana María. 1991, Estudio de los efectos del ruido ambiental sobre la salud en
medios urbanos y laborales. Generalitat Valenciana.
García Río F Et Al., 2007, Patología Respiratoria y vuelos en avión, Acch
Bronconeumol, 103
Giddings JC, Morris RJ, Ralis HM, Jennings GM, Davies DA, Woodcock JP., 2004,
Systemic haemostasis after intermittent pneumatic compression. Clues for the
investigation of DVT prophylaxis and travellers thrombosis. ClinLab Haematol 26:26973.
Ginsburg J., 2007, Peripheral venous disease. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil
Medicine. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier, chap 81.
87
Homans, J., 1954, Thrombosis of deep leg vein due to prolonged sitting. N. Engl. J.
Med. 250, 148-149.
Hosoi, I., 2004, Characteristics of Deep Vein Thrombosis Associated with Prolonged
Travel, Technology and Medicine, London, U.K.
Hunt EH, Reid DH, 2005, Commercial airliner environmental. Control system
engineering aspects of cabin air quality, Space DR, Tilton FE.
Jiménez, J., 1999, Incidencias del ruido en la salud. Trabajo presentado en las
Jornadas contra el Ruido organizadas, por la Asociación de Vecinos de San
Lorenzo – Universidad de Murcia. Murcia.
Kakkos S. Et al, 2004, Economy Class Stroke Syndrome: Case Report and Review of
the Literature, London, UK
Kapandji, A, 2003. Fisiología articular, tomo 3: Tronco y Raquis. 6º Edición, Madrid.
Kraaijenhagen, Daniel Et al, 2000, Travel and risk of venous trombosis, The Lancet
Vol. 356
Kuipers S, Cannegieter SC, Middeldorp S, Robyn L, Büller HR, Rosendaal FR, 2007,
The absolute risk of venous thrombosis after air travel: a cohort study of 8,755
employees of international organisations. PLoS Med ;4:1508-14.
Landgraf H, Vanselow B, Schulte-Huermann D, Mullmann MV, Bergau L, 1994,
Economy class syndrome: rheology, fluid balance, and lower leg edema during a
simulated 12-hour long distance flight. Aviat Space Environ Med 65:930– 5.
Lapostolle F, Surget V, Borron SW, Desmaizieres M, Sordelet D, Lapandry C, et al,
2001 Severe pulmonary embolism associated with air travel. NEngl JMed;345:779– 83.
Legislación de Aviación Civil, 2007, D.G. Aviación Civil. Centro de Publicaciones,
Ministerio de Fomento., Madrid
Quintana Aparicio E, et al., 2006, Relación entre la postura sedente y el mobiliario
utilizado por una población escolar. Revista Iberoamericana de fisioterapia y
kinesiología Vol.7.
Redlin U. & Mrosovsky N. (1997). Exercise and human circadian rhythms: what we
know and what we need to know. Chronobiol Int. 14, 221-9.
Reele, 2001, Travel and risk of venous thrombosis, The Lancet vol. 357.
Ríos Tejada F, Azofra García A., 2002 Patología pulmonar en grandes alturas.
Villasante C, editor. Enfermedades respiratorias. Madrid: Grupo Aula Médica; p. 68593.
Rodríguez, G. (1999). La protección social de la dependencia. Madrid: Instituto de
Migraciones y Servicios Sociales.
88
Sandor T, 2008, Travel thrombosis: Pathomechanisms and clinical aspects, Budapest,
2008
Scurr JH, Machin SJ, Bailey-King S, Mackie IJ, McDonald S, Smith PD. 2001,
Frequency and prevention of symptomless deep-vein thrombosis in long-haul flights: a
randomised trial. Lancet, 357:1485-9.
Simons R, Krol J., 1996, Jet ‘‘leg’’, pulmonary embolism, and hypoxia. Lancet
348:416.
Simpson K., 1940, Shelter deaths from pulmonary embolism. Lancet. 2:744.
Smith, 2008, AM Hypoxia symptoms in military aircrew: long-term recall vs. acute
experience in training. Aviat Space Environ Med. 79(1):54-7.».
Snow V, Qaseem A, Barry P, et al., 2007, Management of venous thromboembolism: a
clinical practice guideline from the American College of Physicians and the American
Academy of Family Physicians. Ann Intern Med. 2007;146(3):204-10.
Soldevilla Agreda JJ, Torra i Bou JE., 1999, Epidemiologia de las úlceras por presión
en España. Estudio piloto en la comunidad autónoma de la Rioja. Gerokomos; 1999, 10
(2): 75-86
Tasker A, 2004, Review of venous thromboembolism associated, Vascular Diseases
Research with air travel, London
Watson HG, 2005, Travel and thrombosis. Blood Rev 19:235-41.
Westerman R.Hypoxia, 2004, familiarization training by the reduced oxygen breathing
method. ADF Health 5 (1): 11-15». (en inglés)
WHO, 2003, Regional Office for Europe “Health Aspects of Air Pollution” , Chapter 8
WHO, 2005, Travel by air: health considerations. Wkly Epidemiol Rec;21:181-91
89
Fly UP