...

VUELTA DE PASEO de Federico García Lorca Myrna Solotorevslcy

by user

on
Category: Documents
4

views

Report

Comments

Transcript

VUELTA DE PASEO de Federico García Lorca Myrna Solotorevslcy
VUELTA DE PASEO de Federico García Lorca
Myrna Solotorevslcy
Este trabaio se propone ofrecer una "interpretación" de 'Vueita
de Paseo', poema inaugural de Poe<a en Nueva York, de Federico
García Lorca.
Entendemos "interpretación", según lo hace Tzvetan Todorov
en Poétique1 como una actividad que tiende a captar uno o algunos de los sentidos posib'es de un texto, sus 'hechos de significación
sin que sea dable eliminar en ella el influjo de la subjetividad 2 .
Nuestro círculo interpretativo empleará, para configurar-se, determinados conceptos metalingüísticos, pertenecientes a dos ámbitos,
que no estimamos irreconciliables sino complementarios: a) a. una
aproximación estructuralisîa, b) a un acercamiento "existencial" a la
obra poética. La captación de la estructura del poema nos parece
necesaria para llegar a conocer su significación; esta captación se da,
a nuestro juicio, — aunque sea de manera inconsciente — en todo
buen acío de lectura.
Estimamos que la dimensión del sentido está dada objetivamente en el texto, pero, como señala Ricoeur, "con una objetividad
que sólo aparece para la conciencia que la aprehenda". 3
1
TODOROV, Tzvetan. Poétique, en Qu'est-ce que le structuralisme, Editions du
Souil, Paris, 1968.
2 "Les faits de signification, qui constituent l'objet de l'interprétation, ne se prêtent pas i la "description", si l'on veut attribuer i ce mot le sens d'absolu et d'objectivité". TODOROV. Poétique. Ob. Cic., p. 17.
Es importante, para una efectiva captación de este planteamiento, agregar
guiente afirmación de Todorov: "Mais dire: 'tout est interprétation' ne signifie
la sipas:
toutes los interprétations se valent". TODOROV. Poétique. Ob. Cit., p. 17.
3
RICOEUR, PACI, VERSTRAETEN. Claude Livi -
Strauss. Problemas del estructu-
ralismo, Editorial Universitaria de Córdoba, Argentina, 1967, p. 173.
71 LETRAS (27) 1978
El análisis que realizaremos atenderá a los dos ejes: vertical
o paradigmático y horizontal o sintagmático. Pensamos que la consideración de estos dos planos, como interdependientes, es necesaria
para la captación de la obra como tal 4 . A modo de un intermedio
entre el estudio de ambos ejes, nos ocuparemos de las relaciones
metonímicas (plano de contigüidad) y metafóricas (plano de la equivalencia), tal como ellas se dan en el poema.
Consideraremos el poema según lo presenta Editorial Losada5.
Curiosamente, la variación de un sólo término, crea un poema
absolutamente distinto en la versión que de él ofrece Aguilar 6 .
Oportunamenie daremos cuenta de este hecho.
VUELTA DE PASEO
I
1 ASESINATO por el cielo,
2 entre las formas que van hacia la sierpe
3 y las formas que buscan el cristal,
4 dejaré crecer mis cabellos.
II
1 Con el árbol de muñones que no canta
2 y el niño con el blanco rostro de huevo.
III
1 Con los animalitos de cabeza rota
2 y el agua harapienta de los pies secos.
IV
1 Con todo !o que tiene cansancio sordomudo
2 y mariposa ahogada en el tintero.
V
1 Tropezando con mi rostro distinto de cada día
4 Samuel Levin remite claramente a esta distinción entre ambos e¡es en Linguistic
Structures in Poetry: "Lingustic analysis distinguishes two planes of language — the
syntagmatic and the paradigmatic — and, although it is customary, in American linguistics, to treat the syntagmaitc plane as semehcw the more important of the two —
inasmuch as presumably it exists as such and is therefore open to inspection it would
be a mistake to be ¡eve that it is any more amenable to analysis. The fart is, of
courre, f a t there is a real interdependence between these two planes of language
when we consider each plane from the point of view cf the other, paradigms are
found to consist of members of syntagms ard syntagms to consist of paradigms." LEVIN,
Samue!. Linguistic Structures in Poetry, Monton and Co. The Haghe, 1962, p. 19.
5
GARCÍA LORCA, Federico. Poeta en Nueva York. Conferencias. Prosas postumas,
Editorial losada, Buenos Aires, segunda ed : c'ón, 1944.
6 GARCÍA LORCA, Fedsrico. Obras Completas, Aguilar, Madrid, tercera edición,
1957.
72
LETRAS (27) 1978
2 (Asesinado por ele cielo!
Eje Paradigmático
A. — Metalenguaje Estructural
I. — Descripción de algunos rasgos métricos.
Nos encontramos frente a un poema constituido por un tí ule
y cinco estrofas.
La estrofa primera duplica en cuanto al número de ve sos ú
las otras cuatro, destacándose materialmente en el poema.
Riman con rima asonante (e-o) el título y los versos 1,1, 1,4,
11,2, 111,2, IV,2 y V,2.
La rima asonante configura a la primeira est:ofa como un ám
hilo cerrado; los versos quo la enmarcan son isosilábicos (octosilábicos). El resto de! poema aparecería en esle nivel como una expansión y eco de la primera estrofa.
La rima crea un efecto de monotonia encantatoria, que anunc;a
ya la dificultad de una ruptura.
II. — Configuración del poema a base de "couplings".
Levin estima el "conpling" com una de las estructuras impoi
tantes en poesía,- dicha estructura ocurre cuando se da la convergencia de dos tipos de equivalencia: equivalencia posicionai: Tipo 1
y equivalencia natural (fónica y / o semántica): Tipo II. Levin señala
dos clases de equiva'encia posicionai: la sintagmática y la convencional; para los efectos de nuestro análises consideraremos sólo la
primera.
Tal como reconoce Levin, el "coup'ing" resul'a pe fectamente
comprensible a partir de la ley de Jakobson: "The poetic function
projects the principle of equivalence from the axis of selection into
the axis of combination. Equivalence is promoted to :he constitutive
device of the secuence"7.
El "coupling" se advierte ostensiblemente como una estructura
básica en la configuración de nuestro poema. Distinguimos en é'
7
JAKOBSON, Roman. "Linguistic and Poetics", en Style in Language, edited by
Sebeok. The M.l.T. Press, 1971, p. 358.
73 LETRAS (27) 1978
tres "couplings", que denominaremos Ci, Ca y C3.
Ci incluye 1,1 y V,2
Ca incluye 1,2 y 3
Cs incluye II, 111 y IV
Presentaremos dos esquemas: uno en el que los "couplings"
serán señalados en el poema — para no perder así la visión tota!
de éste — y otro, en que, para mayor claridad, los "coupling" serán abstraídos del poema.
VUELTA DE PASEO
ASESINADO por el cielo,
entre las formas que van hacia la sierpe
y las formas que buscan el cristal,
dejaré crecer mis cabellos.
Con el árbol de muñones que no canta
y el niño con e! blanco rostro de huevo.
Con los animalitos de cabeza rota
y el agua harapienla de los pies secos.
Con todo lo que trene cansancio sordomudo
y mariposa ahogada en el tintero.
Tropezando con mí rostro distinto de cada día.
lAsesinado por el cielo!
1
Ci
2
3
4
ASESINADO /
asesinado
/
1
2
C2 entre / las /
y/(entre)* / las /
Cg Con / el árbol
por / el / cielo /
por / el / cielo /
3
4
5
6
7
formas / que / van hacia / la / sierpe /
formas / que / buscan
/ el / cristal /
de muñones que no canta / / y / el niño con el
blanco rostro de huevo/
Con / los animalitos de cabeza rota / / y / el agua harapienta
de los pies secos/
Con / todo lo que trene cansancio / / y / mariposa ahogada en
sordomudo
el tintero/
Equivalencia natural
* El término colocado entre paréntesis corresponde a la actualización de un término "»ub-entend;do".(l 1
74
LETRAS (27) 1 9 7 8
Ci: la relación que se da entre sus miembros es de identidad
semántica y fónica 8 .
Los miembros constitutivos de Ci confieren al poema una estructura cerrada9.
C2: la identidad semántica y fónica de sus miembros se transforma a partir de la unidad 5 en formas más libres de equivalencia
semántica: similitud (dinamicidad de "van" y "buscar"); antítesis o
similitud (entre "sierpe" y "cristal", intensificada como efecto de la
identidad y de la similitud anteriores)10
C3: los tres miembros son idénticos semántica y fónicamente en
¡a primera unidad; semánticamente similares, en la segunda (entes
degradados); idénticos semántica y fónicamente, en la. tercera unidad; semánticamente similares en la cuarta (entes degradados). Si
comparamos los términos que siguen a la preposición "con" en cada
estrofa: "el" (11,1), "los" (11,1), "todo" (IV,I), advertiremos una. progresión que va de lo singular a lo plural y a lo indefinido — genérico, la cual enfatiza la universidad de la situación configurada. La
misma progresión hacia lo genérico se advierte al comparar: "el niño"
(11,2), "el agua" (111, 2) y "mariposa" (IV,2).12
Equivalencia posicionai.13
Los miembros de cada "coupling" son posicionalmente compa8 levin señala ¡a diferencia entre equivalencia e identidad: "Equivalence is of
course not the same as ident.ty; identity is the narrower relation." LEVIN, Ob. Cit., p.
22. Nosotros estimaremos "equivalencia" como un género en el que se incluyen:
similitud, identidad, antitesis.
9 Si concebimos que toda obra, por ser autónoma, posee una estructura cerrada,
se trataría en casos como éste, de una clausura en segundo grado, clausura cuyo énfasis cobra importancia en la configuración de mundo.
10 Este punto sarà considerado a! realizar el análisis sintagmático del poema.
11 Levin dice al respecto: "The use of zeros makes the analysis simpler, it is not
essential." LEVIN, Ob. Cit., p. 53.
12
Ruwet destaca la necesidad de no separar el estudio de los factores de si-
metría en especial los "couplings", del estudio de los factores de asimetría, que equilibrarían
a los primeros.
RUWET,
Nicolas.
"L'analyse structurale
de
la poésie", en:
Langage, musique, poésie. Editions du Seuil, Paris, 1972.
13 Levin indica dos cases de posiciones equivalentes: posiciones comparables y
posiciones paralelas: "In a construction like ACAN, the two A, as both modifying the
same head, are positions which are comparable. Thus, in "tall but wooden buidings,
tell and wooden occur in comparable positions." "Another way in which positions may
be equivalent is where they are parallel in their constructions; for example the construction ANCAN, as in "good food and soft music", both as modifiers, but of different heads." LEVIN. Ob. Cit. p. 33.
75 LETRAS (27) 1978
rabies, en cuanto a que cumplen una misma función determinante
respecto a un determinado común (tienen la misma relación con
respecto a la proposición principal: "dejaré crecer mis cabellos"). Por
otra parte, en el interior de dichos miembros, las unidades están
en posiciones paralelas.
Luego del intento descriptivo, nos parece esencial el preguntarnos sobre la función que los "couplings" cumplen en el poema.
Esta interrogante quedará pendiente hasta una etapa ulterior del
análisis.
Observemos, por el momento, que no constituyen "coupling"
en el poema, el título, el verso cuarto de la estrofa segunda y el
verso primero de la estrofa quinta.
El título podría ser separado del cuerpo del poema; 11,4 y V,1
son, por su parte, los únicos versos del poema en los que se manifiesta una actividad del hablante.
111. -
Paradigma.14
Como consecuencia de la citada ley de Jakobson, se entiende
que en el eje sintagmático del poema, se combinen elementos los
cuales, sobre la base de su equivalencia nalural, constituyen clases
de equivalencias o paradigmas.15
Distinguiremos en el poema dos clases de paradigmas: semánticos y funcionales. Al lado de cada término o expresión, señalarema.18
Paradigmas semánticos.
1) Términos que remiten al ámbito de la naturaleza
14
Barthes destaca la importancia de la noción "paradigma" para e' estructura-
lismo, en su ensayo "La actividad estructuralista". BARTHES, Roland. "La actividad estructúratela" en: Eriayet Críticos, Seix Barrai. Barcelona, 1973.
15 En "E.ementos de Semiología", Barthes se refiere a la transgresión
de
la
división corriente sintagma — sistema y señala: "es probablemente alrededor de esta
transgresión donde se encuentra un elevado número de fenómenos creativos", BARTHES,
Roland. "Elementos de Semiología", en la Semiología, Editorial Tiempo Contemporáneo,
Argentina, 1972.
16 Por cierto que según cua! sea el criterio clasificatorio que opera en cada
caso, un término podrá pertenecer a diferentes parad'gmcs; como entendemos que
la identidad es una forma de equivalencia habrá la posibilidad de paradigmas constituidos por un solo término.
76
LETRAS (27)
1978
ciclo (1,1; V,2)
árbol (11,1)
animalitos (111,1)
agua (111,2)
mariposa (IV,2)
huevo (11,2)
sierpe (1,2)
2) Términos que remiten al ámbito corpóreo.
Cabellos (1,4)
muñones (11,1)
rostro (11,2; V , l )
cabeza (111,1)
pies (111,2)
3) Términos denotad ores de daño.
Asesinado (1,1; V,2)
muñones (11,1)
rota (111,1)
ahogada (IV,2)
tropezando (V,l)
4) Táncinos connotado res de vitalidad.
crecer (1,4)
cabellos (1,4)
5) Expresiones disfóricas.
no canta. (11,1)
blanco rostro de huevo (11,2)
animalitos de cabeza rota (111,1)
água harapienta de los pies secos (111,2)
cansancio sordomudo (IV, 1)
mariposa ahogada en el tintero (IV,2)
Tropezando con mi rostro distinto de cada día (V,l)
Paradigmas funcionales.
1) Preposiciones.
de (título; 11,1; 111,1; 111,2; V , l )
por (1,1; V,2)
73 LETRAS (27) 1978
entre (1,2)
hacia (1,2)
con (11,1; 11,2; 111,1; IV,1; V, 1)
2) Conjunciones.
y (1,3, 11,2; 111,2; IV,2)
Observaciones.
El paradigma semántico 1 está constituido por cuatro términos
que en el poema resultan degradados y uno (muñones) que normalmente connota deficiencia.
El paradigma semáníico 2 está constituido por tres términos
"degradados" (rostro, cabeza, pies) y uno que, por oposición, aparece como vital (cabellos).
Los paradigmas semánticos 3 y 4 están en relación de oposición.
El paradigma funciona' 1 (la abundancia de preposiciones) sugiere la existencia, en el mundo diseñado, de relaciones cuidadosamente especificadas.
El paradigma funcional 2 (reiteración de la conjunción "y") permite que mediante el enlace, se intensifique el efecto de acumulacrón propio del poema.
IV. — Isotopías semánticas.17
En un primer plano, captamos dos isotopías semánticas, en relación antitéticas:
Ii: degradación, aniquilamiento.
In: enfrentamrento,
rebelión.
Desde el punto de vista temporal, Ii corresponde a la circunstancia actual e I« es una resolución o un proyecto y apunta, por lo
tonto, hacia el futuro.
Ii prima cuantitativamente sobre I?. El poema se configura mediante una progresiva expansión de lj interrumpida por un so'o
17
Entendemos
Véase al respecto:
"isotop'a
semántica",
como
GREÍMAS, A. G. Semántica
plano
de
significación
Estructural, G.-edos, Madri,
homogénea.
1973. ("La
isotopía del discurso", pp. 103 — 155).
78
LETRAS (27) 1978
verso, a! final de la primera estrofa (1,4); dicho verso se destaca por
su singularidad semántica (el único verso correspondiente a I J y
sintáctica (la. única frase subordinante del poema).
En otro plano, surge como posible una nueva distinción de
zonas isótopas:
Ii: ámbito concernrente al "yo".
I2: ámbito concerniente a "lo otro", que afecta al "yo".
lis incluye: ASESINADO (1,1)
dejaré crecer mis cabellos (1,4)
tropezando con mi rostro distinto de cada día (V,l)
Asesinado (V,2)
Los elementos pertenecientes a I2 pueden ser clasificados del
siguiente modo:
a) agente que asesina: cielo (1,1)
b) entes entre los que el hablante está: formas que se orientan hacia dos polos opuestos (la sierpe y el cristal) (1,2 y 3)
c) entes con los que el hablante está. (II, III, IV)
I2 predomina cuantitativamente respecto de U manifestando la
potencia de un cosmos adverso y aniquilador.
l i se plasma en la primera y en la última estrofa del poema,
configurándose así un círculo, intensificado por la reiteración del primer verso al final del poema (Q).
Observaciones.
La captación de isotopías semánticas nos permite la unificación
de algunos rasgos advertidos en momentos anteriores del análisis
y la adjudicación a ellos de un sentido.
Las isotopías semánticas muestran claramente un enfrentamiento
entre "lo otro" (aniquilamiento) y el " y o " (rebelión), y un predominio cuantitativo de fuerzas adversas al "yo". Podemos ahora captar
que diferentes elementos ya destacados, coadyuvan a ello: el efecto
de monotonía encantatoria suscitado por la rrma, la configuración
repetitiva y unificadora correspondiente a los "couplings" 18 ; eJ
18 Respecto de Is función de los "couplings". Levin señala: "It is in this way
that coupling serves to unify a poem. Not only is the vocabulary of a poem very restricted, in this special sense; it is also very uniform. This same structural fact is what
makes a poem memorable." LEVIN. Ob. Cit. p. 39.
79 LETRAS (27) 1978
hecho de que no constituyen "coupling" es decir, carezcan de consistencia y homogeneidad, los versos en los que se manifiesta una
actividad del habíanle lírico; el predominio de términos degradados
y disfóricos en la composición de los paradigmas semánticos; la
cuidadosa especificación de relaciones sugerida por el paradigma
funcional, que permite mostrar la eficácia e ineludibilidad del aniquilamiento; el efecto acumulativo logrado por el paradigma funcional 2, que refleja la acumulación de lo adverso.
V. — Actitud lírica predominante.
Kayser distingue en Interpretación y análisis de la obra literaria19 tres actitudes líricas fundamentales:
enunciación lírica: "el yo está frente a un 'ello', frente a un
'ente', lo capta y lo expresa."
apòstrofe íírico: "aquí no permanecen separadas y frente a
frente las esferas anímica y objetiva, sino que actúan una sobre otra,
se desarrollan en el encuentro, y la objetividad se transforma en un
'tú'."
lenguaje
frente al yo y
aquí es todo
expresión del
de fa canción: "aqui ya no hay ninguna objetividad
actuando sobre él; aquí ambos se funden por completo,inte'ioridad. La manifestación lírica es la simple autoestado ds ánimo de la interioridad anímica."
En cada poema una de estas fres actitudes — piensa Kayser —
adjudicará el predominio estructural, configurando al poema como
unidad.
€n "Vuelta de Paseo" captamos como actitud lírica predominante, el lenguaje de la canción: el poema se muestra como autoexpresión de la interioridad anímica del hablante lírico. Sin embargo, en
modo alguno admitiríamos que ya no hay ninguna objetividad frente
al yo. Diríamos que la objetividad del mundo es fielmente captada
a través de la interioridad del hablante,- ésta la impregna de su subjetividad y la hace visible.
B. — Metalenguaje existencial
I. — Temple de ánimo.
19
KAYSER, Wolfgang. inWrpreta<ión y análisis d« «I obra literaria. Gredos, Madrid,
1954. p p . 541 -
80
560.
LETRAS (27)
1978
Podría llamar la atención el que no nos contentásemos en el metalenguaje estructural hasta aquí empleado y súbitamente requiriésemos un concepio mucho más vago e impreciso, cual es "temple
de ánimo".
Ocurre que pensemos que sin la captación del temple que
anima a un poema, no se da la desocultación del objeto estético en
cuanto a revelador de la verdad. 20
Los diferentes niveles estructurales señalados, y sus relaciones,
permiten el surgimiento de un temple determinado que variará sólo
hasta cierto límite, en distintos actos de lectura.
Captamos el temple de ánimo básico del poema, como un temple de profunda tristeza y de dolorosa asunción.
Dicho temple entrará en un juego tensional con el "sentido"
último del poema en virtud del cual éste logrará su plena patentización.
II. — Sentido último del poema, captable en nuestro círculo de
lectura.
La descripción de los diferentes niveles configurados, culmina
a nuestro juicio, en la captación de este "sentido último", hacia el
que se proyecta el poema como unidad.(21)
El "sentido último" que nos ha entregado el texto, es la patentrzación de una "rebelión absurda", expresión que empleamos
20 Señala a este respecto Pfeiffer, en su texto La poesía: "Heidegger habla de
la fuerza reveladora del temple de ánimo; Jaspers, de su virtud iluminadora. En
nuestro estar temblados, atemperados, y por medio de él, se pone de manifesto lo
que ocurre en lo más profundo de nuestro ser: el temple de ánimo nos coloca ante
nosotros mismos traiciona algo de las secretas profundidades de nuestra verdadera situación." PFEIFFER, Johannes, La poesia. Fondo de Cultura Económica, México, 1954,
p. 54.
21 Respecto del problema del "sentido", concordamos con la posición de Ricoeur: "Je voudrais au contraire montrer que ce qui arrive dans l'écriture, c'est la
pleine manifestation de ce qui est à l'état virtuel, naissant et inchoatif dans la parole
vive, è savoir le détachement du sens é l'égard de l'évenement." Ricoeur, Paul. "Evénement" et S3nt dcns le discours." en PHILIBERT, Michel. Ricoeur, Seghers, Paris, 1971,
p. 179.
"Le sens d'un texte n'est pas derrière lui, du côté de l'intention présumée de
son auteur, mais en avant de lui, du côté de ses références non — ostensives, du côté
du monde qu'il ouvre." Ricoeur, Paul. "Evénement et sens dans le discours", en Philibert,
Michel. Ob. Ct., p. 1B5.
81 LETRAS (27) 1978
según el uso que efe ella ofrece Albert Camus.22
El temple básico de asunción respecto al predominio de la circunstancia adversa y no obstante — la insistencia en la rebelión, es
y enfatizan la heroica absurdidad de esta última y corresponden a
la esencia misma del poema que estudiamos.
Relaciones metonímicas y metafóricas
Jakobson señala como corolario de su ley: "In poetry where
similarity rs slightly metaphorical and any metaphor has a metonymical tint." 13
Nuestro poema está configurado por una red consistente de
imágenes metonímicas, algunas de las cuales logran una especial
proyección metafórica. Dichas relaciones metonímicas son:
1) La vinculación entre el cielo y el "yo"; estos términos se encuentran en relación de: agente — paciente.
El cielo — en relación metonimica con Dios — asume una evidente proyección metafórica, encarnando lo todopoderoso, lo sacro,
que ejerce una acción destructora sobre el hablante.
2) La vinculación entre el " y o " y ios otros entes y de éstos entre
sí; dichos entes son:
a)
b)
c)
d)
e)
f)
g)
las formas que van hacia la sierpe
las formas que buscan el cristal
el árbol de muñones que no canta
el niño con el blanco rostro de huevo
los animalitos de cabeza rota
el agua harapienta de los pies secos
todo lo que tiene cansancio sordomudo y mariposa ahogada
en tintero
h) mi rostro distinto de cada día
22
"Constituye un honor metafisico defender
quista o el juego, el
amor
innumerable,
la absurdidad del mundo. La con-
la rebelión
absurda
son homenajes
que
el
hombre tributa a :u dignidad en una campaña en que está vencido de antemano." CAMUS,
Albert. "El mito de Sisifo", en: El mito da Sisifo. El hombre
Aire«, 1953, p. 76.
23 JAKOBSON, Roman. O b . Cit., p.
82
rebelde.
Losada, Buenoi
370.
LETRAS (27)
1978
En c), d), e), ƒ), h), se da además, una relación sinecdóquica entre
dos términos, respectivamente: muñones — árbol, blanco rostro de
huevo — niño, cabeza rota — animalitos, pies secos — agua (aqui coexiste con la relación sinecdóquica, una relación de antonimia), rostro
— yo. En cada caso, la "parte" corresponde al ámbito corpóreo.
En h), el rostro del hablante adquiere una relevante proyección
metafórica: pasa a representar su propia identidad alienada o enajenada.
Todos estos »ntes en relación metonimica con el hablante, pasan
a encarnar metaforicamente, una circunstancia existencial degradada,
de la que el hablante es partícipe y víctima.
Eje Sintagmático
I. — División del poema desde el punto de vista de la sintagmática.
El poema nos parece deslindable en cuanto a unidades, no siendo
esta división redundante respecto de una realizable desde el punto
de vista métrico.
I: corresponde al título.
II: corresponde a la primera estrofa.
III: corresponde a las estrofas 2, 3 y 4.
IV:
corresponde a la estrofa 5.
La señalada falta de correspondencia entre división sintagmática
y métrica, ocurre exclusivamente en la unidad III y podemos señalar
cuál es la función que ese rasgo cumple en el poema.
La unidad (III) configura un "coupling" (C8) perteneciente a l a ,
es decir, una zona unificada en la que imperan elementos adversos
al "yo". Los espacios en blanco luego de las estrofas II y III — al interrumpir el desarrollo del discurso — permitiría suponer la cesación
del aniquilamiento; al ser éste luego reanudado, resulta intensificado,
apareciendo debilitadas las posibilidades del "yo".
II. — Organización sintáctica del poema.
83 LETRAS (27) 1 9 7 8
Como ya hemos antecipado, el poema consta de una frase subordinante (el verso I, 4), respecto del cual el resto de la composición,
constituye un conjunto de frases subordinadas.
Esta peculiar organización sintáctica hace más tenso el conflicto
entre "lo otro" (cuantitativamente predominante) y el yo, y apunta a
la "rebelión absurda" del hablante.
111. — Análisis sintagmático.
El acto de lectura obedece estrictamente al orden sintagmático
del poema, y éste no puede ser descuidado en el análisis. Solamente
en virtud de la adhesión a la progresión sintagmática, podremos captar cómo se realizan los niveles hasta ahora abstractamente aprehendidos, en la concreción del poema 24 .
Señalaremos en cada caso el número de la unidad correspondiente
(división del poema desde el punto de vista de la sintagmática) y el
número de la est-ofa y verso de que se trata.
Cuando nos parezca de interés — sin adjudicar a ello categoría
de necesidad — citaremos versos correspondientes a. otros textos lorquranos, relacionables con nuestra poesía; ello se funda en la consideración de la obra de García Lorca, como una estructura mayor, respecto de la cual este poema, sería una subestructura.
Daremos importancia a las repercusiones simbólicas que sugiere
cada imagen, asumiendo la visión de la poesía como actividad desocultan'e, capaz de revelar estructuras arquetípicas.25
(I) Título: Nos sume en un ámbito aparentemente intrascendente;
el término "paseo" está genericamente señalado (en oposición a: "del
paseo", "de un paseo"); el término "vuelta", sinónimo de retorno,
prefigura la circularidad del poema.
24 No concordamos con e! concepto de "superresder" que emplea Riffaterre, por
parecemos artificial; pero alabamos el cuidado y la agudeza con que este critico realiza el análisis sintagmático de un poema. Vésse RIFFATERRE, Michel. Essais de itylistiqua
structurât». Flammarion. Pa'is, 1971. Ver: "La description des structures poétiques:
daux approches du poème de Baudela're, 'Les Chats".
25 Vésse al respecto: JUNG, C. G. "Psychology and Literature", en: The spiri» in
man. Art and literature, Princeton University Press, 1972. Señala este autor que lo que
aparece en la visión (poesia visionaria) son las imágenes del inconsciente colectivo.
84
LETRAS (27) 1 9 7 8
ao
1,1 El verso se inicia con un participio pasado, cuyo significado
cobra especial fuerza, debido al ampleo de mayúsculas20; el aspecto
Perfectivo del participio, nos sitúa frente a una acción que ya se ha
ejercido sobre el hablante.
El agente de la acción (asesino) es el cielo. Ello aparecería como
una captación monofacética de un orden simbólico, el cual reconoce
tanto el aspecto benévolo del cielo (éste es concebido como morada
de Dros; se le atribuyen: trascendencia, fuerza, sacralidad; se lo vincula a salvación) como su aspecto terrible (lo sagrado como tremendo,
asociado a la catástrofe cósmica, al apocalipsis27. El "cielo" del poema actualiza sólo este segundo aspecto.
Esta imagen de un cielo adverso aparece, también, en otro poema de Garcia Lorca: "Gacela del amor maravilloso" (Diván del Tamarit):
"Cielos y cielos
azotaban las llagas de mi cuerpo".
1/2 y 1,3
El hablante aparece existencial mente situado entre formas dinámicas, en vías de realización ("van hacia", "buscan").
Las dos clases de formas perecerían tender hacia polos antitéticos: sierpe (lo intrincado, oscuro, maligno, sinuoso, deslizante) y cristal (lo transparente, geométrico); pero en este contexto, ambos tér.
minos podrían también ser estimados como semánticamente semejantes, debido a sus comunes connotaciones disfóricas.
En "Grito hacia Roma" de Poeta en Nueva York, "cristal definitivo" aparece como signo de petrificación, de ausencia de vida: "no
hay amor bajo los ojos de cristal definitivo". Sugestivamente, en este
26 El hecho de que en todos los poemas de Poeta en Nueva Yorlc aparezca el
primer firmino del cuerpo del poema con mayúscula, no anula ia validez de nuestra
observación, respecto de este poema singular.
27 Mircea Eliade desarrolla la visión de lo sagrado como tremendo, en Mitos,
sueños y mistarios. ELIADE, MIrcea. Mitos sueños y misterios, Compañía General Fabril
Editores. Buenos Aires, 1961, p. 235.
85 LETRAS (27) 1978
mismo poema se configura, también, la imagem de la sierpe: "e! amor
está en los fosos donde luchan las sierpes del hambre".
En "nocturno del hueco". Poeta en Nueva York, se da también
la conjunción de ambas imágenes:
"y eran duro cristal definitivo
las formas que buscan el giro de la sierpe."
La base uniforme brindada en "Vuelta de paseo" por el "coupling", intensificaría una a otra posibilidad: antítesis o similitud.
M
Hemos destacado al referirnos a las isotopías semánticas, la singularidad de este verso. Hemos señalado que se trata de la única
frase subordinante del poema. Especifiquemos, ahora, que "dejaré"
es el único verso del poema cuyo sujeto es el hablante lírico; es también el único verbo del poema cuyo tiempo es futuro; connota certeza, resolución, inherentes al hablante.
El infinitivo "crecer" connota vitalidad. Los cabellos son una manifestación energética; connotan, también, vitalidad, fertilidad.
Hemos señalado anteriormente que este verso se opone semánticamente al resto del poema.
En (I) se sintetiza la circunstancia existencial del poema.
El ritmo de esta unidad, lento y prolongado, la entonación descendente, sugieren un temple de asunción más que de rebelión o
fuerza, ello no obstante la resolución configurada en el último verso
de la estrofa y el especial realce del término "cabellos".
(Ill)
Se diseña el ámbito de los entes que coexisten con el hablante.
La atmósfera plasmada es absolutamente disfórica y adquiere
mayor consistencia y homogeneidad debido al "coupling".
11,1
86
LETRAS (27) 1978
El árbol aparece aquí como la inversión de un símbolo tradicional: el árbol de la vida (Génesis, 2,9). El árbol suele representar la
vida del cosmos, su crecimiento, generación y regeneración.28 Por
oposición se configura en el poema un árbol mutilado y mortuorio. 29
11,2
El niño representa simbolicamente la fuerza juvenil que despierta.
En el poema, el rostro del niño aparece no formado, desprovisto
de rasgos y expresión. El huevo simboliza lo potencial, sugiere fragilidad. El color blanco en su aspecto negativo es color de muerte.
La preposición "con" remite a una relación que nos parece más externa que la señalada por la preposición "de".
111,1
El término "animalitos" connota afectividad; el diminutivo subraya la precariedad de estos entes destruidos e indefensos.
En "Luna y panorama de los insectos", Poeta en Nueva York,
aparece la seguiente imagen de los insectos:
"Pido a la divina Madre de Dios,
Reina celeste de todo lo errado,
•me dé la pura luz de los animalitos
que tienen una sola letra en su vocabulario".
111,2
Las aguas simbolizan la totalidad de las virtualidades; son matriz de todas las posibilidades de existencia, la esencia de la vegetación, el elixir de la inmortalidad; confieren larga vida y fuerza creadora. 30
28
CIRLOT, Juan Eduards. Diccionario de «imbolo» tradicional«, Luii Miracle, Edi-
tor, Barcelona, 1958, s.v. "árbol".
oposrción sé configura en el poema un árbol mutilado y
mortuo-
29 En "Paisaje" de Canciones, aparece la siguiente imagen, contrastante con la
de nuestro poema:
"Detrás de loa cristales
turbios, todos los niños,
ven convertirse en pájaros
un árbol amarillo."
30 ELIADE, Mircea. Tratado de Historia de las Religiones, Instituto de Estudos Políticos, Madrid, 1954. V.: "Las aguas y el simbolismo acuático."
87 LETRAS (27) 1 9 7 8
El agua antropomorfizada del poema, aparece degradada er>
v'rtud de sus determinativos: el calificativo "harapienta" y el sintagma "de los pies secos". El término "seco" está en relación antitética
con agua, originando un oxímoron; el término "pies" se vincu'a a
tierra, intensificando la contradicción.
En un poema surrealista de Henri Pastoureau, "El grito de la medusa", hemos encontrado la siguiente imagen que asociamos a ésta:
"el agua fría tiene las piernas desnudas
pero no se le ven los muslos"
IV,1
Se hace una generalización, — a la que ya nos hemos referido
al hablar de los "couplings" — reuniendo a todos aquellos entes que
tienen "cansancio sordomudo", el cual captamos como un cansancio
integral, que no permite ninguna comunicación con el mundo exterior.
Este verso se diseña claramente en dos hemistiquios; el primero
podría reflejar abundancia, plenitud (tiene), expectativa anulada al
realizarse el segundo, con sus connotaciones absolutamente adversas.
IV, 2
La mariposa es emblema del alma y de la atracción inconsciente
hecia lo luminoso; es símbolo del renacer. En el poema, aparece
ahogada en un medio que no le es natural.
En "Fábula y rueda de los tres amigos", Poeta em Nueva York,
hay una mención despectiva del tintero:
"Estaban los tres momificados,
con las moscas del invierno,
con los tinteros que orina el perro y desprecia el vilano",
En "Ciudad sin sueño", Poeta en Nueva York, aparece una imagen de las mariposas, correspondiente al irrumpir de la vida:
"Otro día
veremos la resurrección de las mariposas disecadas
y aun andando por un paisaje de esponjas grises y barcos mudos
veremos brillar nuestro anillo y manar rosas de nuestra lengua."
88
LETRAS (27)
1978
IV, 1 y IV,2 crean una ruptura en el "coupling" (C3), por suprimirse aquí las relaciones sinecdóquicas que encontráramos en II y 111;
"cansancio sordomudo" y "mariposa ahogôda en el tintero" son dos
objetos de "tener"; se produce, así, una intensificación del encabalgamiento de las dos estrofas anteriores.
V,1
Se configura una experiencia de alienación: el rostro aparece
separado del propio "yo" disociación ya prefigurada en la imagen:
"el niño con el blanco rostro de huevo (11,2); la variabilidad de este
rostro impide la identidad del "yo".
El término "tropezar" significa denotativamente: "dar con los pies
en algún estorbo", "chocar con" y también-, "hallar casualmente"; todos estes significados intensifican la situación de enajenación. El verso
en gerundio, le asigna duratividad.
V.2
El últmo verso del
ción respecto del verso
la totalidad del poema.
sinado (V,2), sugiere el
mo verso.
poema, entre exclamativos, es una potenciaprimero y concentra el temple de ánrmo de
La confrontación de ASESINADO (1,1) y Asemayor debilitamiento del hablante en el últi-
Hemos señalado, es otro momento del análisis, que este verso
constituye con el verso primero un "coupling". Conviene ahora recordar la idea de Tynianov respecto del peligro de la noción "simatría de los hechos composicronales"; según este autor, no puede tratarse de simetría cuando hay una intensificación. Dice Tynianov: "L'unité de l'oeuvre n'est pas une entité symetrique et close, mais une
intégrité dynamique ayant son propre déroulement; ses éléments ne
sont pas liés par un signe d'égaiité et d'addition, mars par un signe
dynamique de corrélation et d'intégration. 31
Concordamos con el pensamiento de Tynianov — que vinculamos
a la idea de "virtud proteica" de Pfeiffer 32 — y entendemos que el
último verso no es "simétrico" respecto del primero: está teñido de
todos los elementos que el poema ha rdo desplegando sucesivamente;
31
Tynianov, J. "La notion de construcción", em TODOROV. Thforie de la U t t e r *
tur*. Du Seuil, Paris.
32 PFEIFFER, Ob. Cit. p. 31.
89 LETRAS (27) 1978
el ser mismo del poema, dado en la lectura, suscita esa irreconciliable diferencia entre los dos versos límites.
En el acto de relecfura, el título del poema perdería su inocencia e intrascendencia, pues el lector virtual sabe ya cuál es la índole
— existencial y funesta — del paseo de que se trata; esta "vuelta" se
reconocería como parte de un círculo ineludible. 33
En virtud de la reiteración de estos dos versos — no simétricos
— el poema adquiere una estructura cerrada, y el mundo en él configurado emerge como un ámbito sin escapatoria. El afán del hablante
por "dejar crecer sus cabellos", encontrándose sumido en la circunstancia descrita, asume el carácter de "rebelión absurda."
Destaquemos, para finalizar, que en edición Aguilar se crea un
poema distinto — otro poema — al substituir el verso 1,4 por: "dejaré caer mis cabellos". En este nuevo poema, el hablante lírico, vencido, se entrega a su circunstancia como las otras criaturas descritas,
y desaparece todo asomo de conflicto y rebelión.
Conclusiones
Hemos abordado el análisis del poema desde diferentes niveles,
y las relaciones que surgen entre ellos, han permitido la captación del
poema como unidad.
Hemos mostrado que diversos elementos coadyuvan a la configuración de un orden consistente e inalterable: la rima, los "couplings"
'a estructura cerrada del poema, su circular'rdad, los paradigmas funcionales, las relaciones metonimico — metafóricas, la no redundancia
de la división sintagmática y métrica.
La distinción de paradigmas semánticos, de isotopías semánticas,
la captación de la actitud lírica predominante, del temple de ánimo,
de un "sentido último" del poema, que se afirma en su relación tensional con dicho temple, el reconocimiento de las relaciones metonimico — metafóricas, de la división sintáctica del poema, nos han
permtido aprehender cuál es la naturaleza de ese orden inalterable
(realidad aniquiladora) y cuál es la reacción del hablante lírico respecto de él (asunción, rebelión absurda).
33 Riffaterre da ta debida importancia al acto de relectura: "When the reading is
over, a global, summative apprehension of the text through rereading and remembering is certainhy part of the literary act of communication. Then, the total of all
data and knouwledge of the ending surges back to modify what we perceived at the
beginning": RIFFATERRE. Ob. Cit. p. 232.
90
LETRAS (27) 1978
El análisis sintagmático nos reveló cómo se realiza el dinamismo
del poema, ya paradigmáticamente captado, y sus repercusiones en
el lector virtual, durante el acto de lectura. Al atender a la repercusión simbólica de las imágenes, apreciamos el frecuente uso de
símbolos, ya sea monofacéticamente empleados (en su aspecto negativo) ya sea invertidos (presentados como disfóricos), participando
en la configuración de una realidad adversa.
RESUMO
O
trabalho se propõe
oferecer
uma
interpretarão
de Vuelta
de paseo
poema
inaugural de Poeta en Nueva York de Federico Garcia Lorca. A interpretação é feita a
partir de conceitos metaiingüísticos comuns a dois âmbitos: aproximação
eslruturalista
e aproximação existencial e conclui que diferentes elementos configuram uma ordem
consistente e inalterável, que distinção de paradigmas e isotopías semánticos permitem
também apreender qual é a natureza dessa ordem e qual é a reação do falante lírico
diante dessa ordem. Também a análise sintagmática revela como se realiza o dinamismo
do poema e suas repercussões com o leitor virtual.
91 LETRAS (27) 1978
Fly UP