...

Agenda para unas pensiones adecuadas, seguras y sostenibles

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

Agenda para unas pensiones adecuadas, seguras y sostenibles
COMISIÓN EUROPEA
Bruselas, 16.2.2012
COM(2012) 55 final
LIBRO BLANCO
Agenda para unas pensiones adecuadas, seguras y sostenibles
(Texto pertinente a efectos del EEE)
{SWD(2012) 7 final}
{SWD(2012) 8 final}
LIBRO BLANCO
Agenda para unas pensiones adecuadas, seguras y sostenibles
(Texto pertinente a efectos del EEE)
1.
INTRODUCCIÓN
El envejecimiento de la población es un reto importante para los sistemas de pensiones en
todos los Estados miembros. A menos que las mujeres y los hombres, ya que viven más
tiempo, también prolonguen su vida laboral y ahorren más con vistas a la jubilación, no es
posible garantizar unas pensiones adecuadas, ya que el necesario incremento del gasto sería
insostenible. Se calcula que, de aquí a 2060, la esperanza de vida de los hombres en el
momento del nacimiento aumentará en 7,9 años con respecto a 2010 y la de las mujeres, en
6,5. No se trata de un problema remoto; lo tenemos prácticamente encima, ahora que los
nacidos del boom de natalidad se jubilan y que la población europea en edad de trabajar
empieza a disminuir, lo que se refleja en un aumento anual de en torno a dos millones de
personas que superan los sesenta años, casi el doble que a finales de los años noventa y
principios de la década del 2000. Por el contrario, a lo largo de las próximas décadas
disminuirá anualmente el número de personas que se encuentran en la edad laboral principal
(20-59 años) (figura 1).
Figura 1. Cambio demográfico con respecto al año anterior, EU-27 (1996-2061)
3 000 000
2 000 000
1 000 000
0
1996
2006
2016
2026
2036
2046
2056
-1 000 000
-2 000 000
20-59
ES
60+
2
60-69
ES
Fuente: Europop 2010 y demo_pjangroup.
El aumento de la longevidad, junto con el paso a la jubilación de los nacidos del boom de
natalidad, tendrá consecuencias económicas y presupuestarias de gran alcance en la UE, al
reducir el potencial de crecimiento económico y ejercer presión sobre las finanzas públicas.
Estas perspectivas se ven agravadas por la actual crisis financiera y económica. El lento
crecimiento económico, los déficits presupuestarios y la carga de la deuda, la inestabilidad
financiera y el bajo nivel de empleo han hecho que, en todos los sistemas de pensiones,
resulte más complicado cumplir las promesas en materia de pensiones. Los planes de
pensiones basados en un sistema de reparto se ven afectados por la caída del empleo y el
consiguiente descenso de las cotizaciones. Los planes de capitalización se ven afectados por
la caída del valor de los activos y la bajada del rendimiento.
Por tanto, ahora es más urgente que nunca diseñar y poner en práctica estrategias globales
para adaptar los sistemas de pensiones a las cambiantes circunstancias económicas y
demográficas. Los retos son enormes, pero superables, siempre y cuando se adopten las
medidas oportunas. La reforma de los sistemas de pensiones y las prácticas de jubilación son
fundamentales para mejorar las perspectivas de crecimiento de Europa y, en algunos países, se
necesitan urgentemente como parte de las medidas actuales destinadas a restablecer la
confianza en las finanzas públicas.
A medida que aumenta el nivel de integración de las economías y las sociedades de los
Estados miembros, el éxito o el fracaso de las políticas y reformas nacionales en materia de
pensiones tiene repercusiones cada vez mayores más allá de las fronteras nacionales, en
particular en la Unión Económica y Monetaria. La importancia fundamental que tienen las
pensiones para la buena marcha social y económica de Europa y el creciente riesgo de
desbordamiento transfronterizo de las políticas nacionales en materia de pensiones hacen que
las pensiones se estén convirtiendo, cada vez más, en una preocupación común de la UE. De
hecho, el éxito de las reformas de la jubilación en los Estados miembros es un importante
factor determinante para el buen funcionamiento de la Unión Económica y Monetaria y
afectará a la capacidad de la UE para lograr dos de los cinco objetivos de la estrategia
Europa 2020: aumentar la tasa de empleo hasta el 75 % y reducir el número de personas en
riesgo de pobreza en al menos veinte millones.
El presente Libro Blanco refleja estas preocupaciones comunes acerca de los problemas de
nuestros sistemas de pensiones y establece una agenda destinada a lograr que las pensiones
sean adecuadas y sostenibles a largo plazo, creando para ello las condiciones que permitan la
elevada participación de las mujeres y los hombres en el mercado de trabajo a lo largo de sus
vidas y mejorando las oportunidades para constituir unos planes de ahorro complementarios
seguros de jubilación. Propone orientaciones e iniciativas políticas a largo plazo a nivel
europeo, a través de las cuales la UE pueda ayudar a los responsables nacionales de la
formulación de políticas en sus esfuerzos por abordar las necesidades en materia de reformas,
en particular las que se pusieron de relieve en los Estudios Prospectivos Anuales sobre el
Crecimiento de 2011 y 2012 y se señalaron en las recomendaciones por países de 2011.
Este Libro Blanco también refleja los resultados de la amplia consulta que se puso en marcha
en el Libro Verde «En pos de unos sistemas de pensiones europeos adecuados, sostenibles y
ES
3
ES
seguros»1. Numerosas partes interesadas, así como el Parlamento Europeo, el Comité
Económico y Social Europeo y el Comité de las Regiones respondieron a la consulta y
manifestaron su confianza en que las cuestiones en materia de pensiones se abordaran a nivel
de la UE de manera global y coordinada.
2.
RETOS ACTUALES EN MATERIA DE PENSIONES
La sostenibilidad y la adecuación de los sistemas de pensiones dependen de hasta qué punto
puedan reposar en las cotizaciones, los impuestos y los ahorros procedentes de las personas
que trabajan. Los acuerdos de financiación, los criterios de elegibilidad y las condiciones del
mercado de trabajo deben calibrarse de manera que pueda establecerse una relación
equilibrada entre las cotizaciones y los derechos, así como entre el número de contribuyentes
en activo y el número de beneficiarios jubilados.
2.1.
Garantizar la sostenibilidad financiera de los sistemas de pensiones
Las pensiones representan un porcentaje muy elevado y creciente del gasto público: en la
actualidad, una media superior al 10 % del PIB, que posiblemente alcance el 12,5 % en 2060
en el conjunto de la UE2. No obstante, el gasto en pensiones públicas, que va en la actualidad
del 6 % del PIB en Irlanda al 15 % en Italia, pone de manifiesto que, si bien los países
afrontan problemas demográficos similares, la situación varía bastante de un país a otro.
En la última década, se ha progresado considerablemente en la reforma de la estructura de las
pensiones. Una mayoría de Estados miembros ha adaptado sus sistemas de pensiones de
manera que ganen en sostenibilidad y puedan hacer frente a los cambios demográficos que es
probable que se produzcan. Las adaptaciones se han llevado a cabo mediante reformas
destinadas a hacer que los parámetros de los sistemas sean coherentes con la sostenibilidad
fiscal, o bien a través de reformas estructurales, como es el paso de planes de prestación
definida a planes de aportación definida o el establecimiento de pilares de capitalización
obligatoria.
Sin embargo, en muchos casos son necesarias nuevas reformas; además, la crisis económica y
financiera ha hecho que los cambios demográficos sean más difíciles de afrontar y ha sacado a
la luz otros problemas en algunos sistemas de pensiones. Por tanto, numerosos Estados
miembros deberán realizar nuevos ajustes del gasto y mayores esfuerzos para impulsar la tasa
de empleo y la productividad. Una estrategia fiscal fiable ha de aplicarse con rigor, en
consonancia con el marco fiscal del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, teniendo en cuenta
debidamente el coste neto de la implementación de una reforma de las pensiones. En relación
con el problema del envejecimiento de la población, en 2001 el Consejo Europeo de
Estocolmo definió una triple estrategia: i) reducir la deuda pública; ii) aumentar las tasas de
empleo, en particular las de los trabajadores de más edad, y la productividad; y iii) reformar
los sistemas de seguridad social. Recientemente, esta triple estrategia para afrontar el
1
2
ES
COM(2010) 365 final, de 7 de julio de 2010.
La publicación de previsiones actualizadas a largo plazo del gasto público en pensiones, que están
elaborando la Comisión Europea y el Comité de Política Económica, está prevista para mayo de 2012,
en el Informe sobre el envejecimiento de ese mismo año. Los valores se refieren a las primeras
estimaciones e indican que las reformas adicionales recientes, adoptadas en varios Estados miembros
desde la publicación del Informe de 2009 sobre el envejecimiento, han conseguido recortar los futuros
aumentos del gasto en pensiones.
4
ES
problema que plantea el envejecimiento de la población se enriqueció en el contexto de la
estrategia global Europa 2020, al tiempo que, en el Libro Verde de 2010 sobre las pensiones,
se iniciaba un debate relativo a un planteamiento global para proporcionar unos ingresos por
jubilación adecuados, sostenibles y seguros.
2.2.
Mantener la adecuación de las prestaciones por jubilación
Las pensiones, en su mayoría procedentes de planes públicos, constituyen la fuente de
ingresos principal de los europeos de más edad, que son una parte significativa y creciente de
la población de la UE (ciento veinte millones o el 24 %). De hecho, el objetivo básico de los
sistemas de pensiones es proporcionar unos ingresos adecuados por jubilación y permitir que
la gente mayor disfrute de un nivel de vida digno y goce de independencia económica;
además, las pensiones también desempeñan un papel de estabilizadores automáticos. En
general, esto se ha logrado en toda la UE, aunque quedan importantes lagunas. Las personas
de más de sesenta y cinco años disponen de unos ingresos de prácticamente el 94 % del de la
media del total de la población3; sin embargo, en torno al 22 % de las mujeres de más de
setenta y cinco años se sitúan por debajo del umbral de riesgo de pobreza4.
Si bien las reformas recientes de las pensiones públicas han tendido a mejorar o mantener el
nivel de protección frente a la pobreza, en el futuro la mayoría de ellas se traducirá en tasas de
reemplazo más bajas (pensiones comparadas con la retribución anterior) (figura 2).
Figura 2. Variación prevista de las tasas de reemplazo de los planes de pensiones reglamentarios y
complementarios entre 2008 y 2048 (en puntos porcentuales)
25
15
5
-5
-15
-25
RO
SI
BG
CY
EE
UK
ES
IE
AT
NL
LT
LU
BE
LV
SK
HU
FI
MT
DE
EL
DK
CZ
IT
FR
PL
SE
PT
-35
Variación de las tasas brutas de reemplazo entre 2048-2008 debido al total de los planes de pensiones
reglamentarios (cambio en puntos porcentuales)
Variación de las tasas brutas de reemplazo entre 2048-2008 debido a los planes de pensiones de empleo y otros
planes complementarios (cambio en puntos porcentuales)
3
4
ES
Datos EU-SILC, de Eurostat, correspondientes a 2009. Ingreso medio equivalente de las personas de
sesenta y cinco años o más como porcentaje del ingreso medio de la población total en la Europa de los
Veintisiete. El nivel de un Estado miembro a otro varía entre el 70 % aproximadamente y poco más del
100 %.
Datos EU-SILC, de Eurostat, correspondientes a 2009.
5
ES
Fuente: Ejercicio del Subgrupo sobre Indicadores del Comité de Protección Social sobre las tasas de reemplazo
teóricas entre 2008 y 2048.
No obstante, la reducción de las tasas de reemplazo prevista se basa en el supuesto de que no
se produzcan cambios en la edad de jubilación. Trabajar hasta una edad superior puede ayudar
a mantener o, incluso, aumentar el nivel futuro de las tasas de reemplazo. Este resultado se
ilustra en la figura 3, en la que se comparan las tasas brutas de reemplazo correspondientes a
las personas que en la actualidad se jubilan a los sesenta y cinco años, tras cuarenta de carrera,
con las tasas de reemplazo de las personas que en el futuro se jubilen a una edad superior
(sesenta y siete años, tras cuarenta y dos de carrera, suponiendo que todos los demás
elementos no varíen) (figura 3).
Figura 3. Impacto previsto de la prolongación del trabajo en la variación de las tasas de reemplazo entre
2008 y 2048
Impacto previsto en las tasas de reemplazo brutas de la prolongación del
trabajo en el futuro, variación en puntos porcentuales
35
25
15
5
-5
-15
-25
IE
S E F R P T P L MT C Z E L
FI
IT
LU LV S K U K H U E S
LT D E B E N L D K AT E E C Y S I B G R O
Diferencia en las tasas brutas de reemplazo teóricas en puntos porcentuales tras 40 años de carrera (jubilación a los 65) y jubilación en 2048 en
comparación con la misma longitud de carrera y jubilación en 2008
Diferencia en las tasas brutas de reemplazo teóricas en puntos porcentuales tras 42 años de carrera (jubilación a los 67) y jubilación en 2050 y tras
40 años de carrera (jubilación a los 65) y jubilación en 2008 (para Grecia: 2006 y 2046)
Fuente: Ejercicio del Subgrupo sobre Indicadores sobre las tasas de reemplazo teóricas entre 2008 y 2048.
Los planes de ahorro complementarios de jubilación también pueden contribuir a garantizar
unas tasas de reemplazo adecuadas en el futuro5. Algunos países han adoptado medidas para
complementar sus planes de pensiones de reparto con planes de capitalización privados, pero
queda mucho margen para seguir desarrollando oportunidades de ahorro complementario para
la jubilación en numerosos Estados miembros. Para ello, sería necesario, no obstante, que los
planes de capitalización privados fueran más seguros y rentables, y más compatibles con la
flexibilidad y la movilidad de los mercados de trabajo.
En algunos países, la crisis ha demostrado claramente que es necesario mejorar la capacidad
de los planes de precapitalización para mitigar los riesgos y absorber los impactos. La
recesión y el consiguiente deterioro de las finanzas públicas también han puesto de manifiesto
5
ES
Los planes de ahorro complementarios de jubilación incluyen planes de pensiones personales y de
empleo, seguros de vida y otras formas de acumulación de activos que pueden ser utilizadas para
mantener el nivel de vida tras la jubilación. Además, existen instrumentos (como las hipotecas inversas)
que permiten transformar los activos (en general, la vivienda) en ingresos de jubilación adicionales.
6
ES
algunas deficiencias en el modo en que algunos Estados miembros han tratado de crear planes
de pensiones privados obligatorios.
2.3.
Aumentar la participación en el mercado de trabajo de las mujeres y los
trabajadores de más edad
El problema del envejecimiento se ilustra a menudo mediante la duplicación de la tasa de
dependencia de las personas mayores (población de sesenta y cinco años o más con respecto a
la población de entre quince y sesenta y cuatro), que pasará del 26 % en 2010 al 50 % en
2050. Sin embargo, el problema real es la tasa de dependencia económica, definida como «el
porcentaje de personas desempleadas y pensionistas con respecto a las personas que trabajan».
Si Europa alcanza el objetivo de empleo de la estrategia Europa 2020, fijado en una tasa del
75 % de empleados en el grupo de edad de veinte a sesenta y cuatro años, y en el período
2020-2050 se logran nuevos progresos, en 2050 la tasa de dependencia económica solo
llegará hasta el 79 %, desde el 65 % actual6.
Muchos países tienen un margen considerable para mejorar la futura adecuación y
sostenibilidad de sus sistemas de pensiones mediante el aumento de las tasas de empleo, no
solo en los grupos de más edad, sino también en los que presentan tasas de empleo más bajas,
como son las mujeres, los inmigrantes o los jóvenes. Alcanzar el objetivo de empleo de la UE
o llegar al nivel de los países con mejores resultados podría neutralizar prácticamente los
efectos del envejecimiento de la población en el peso de las pensiones en el PIB.
Los sistemas de pensiones influyen en los patrones de jubilación y, por consiguiente, en la
oferta de mano de obra y en la tasa de dependencia económica. La edad normal de jubilación
y la edad de jubilación anticipada son parámetros fundamentales. En la actualidad,
aproximadamente un tercio de la vida adulta transcurre en la jubilación y, si las políticas no
cambian, esta proporción se incrementaría en consonancia con los futuros aumentos de la
esperanza de vida. Además, en 2010, en la UE, las vías de salida temprana del mercado
laboral se tradujeron en unas tasas de empleo de los trabajadores de más edad (55-64) por
debajo del 50 %. Sin embargo, esta cifra global de la UE oculta grandes diferencias entre
Estados miembros, que van desde el 30,2 % en Malta hasta el 70,5 % en Suecia (véase la
figura 4). Por otro lado, la tasa de empleo de las mujeres de más edad (38,6 %) se sitúa muy
por debajo de la de los hombres (54,6 %).
No obstante, la tendencia de las últimas décadas hacia la jubilación anticipada se ha invertido.
En la Europa de los Veintisiete, la tasa de empleo del grupo de edad de cincuenta y cinco a
sesenta y cuatro años pasó del 37,7 % en 2001 al 46,3 % en 2010. Además, las reformas de las
pensiones que ya se han adoptado en los Estados miembros, y que en muchos casos se
escalonarán en el tiempo, podrían resultar en aumentos significativos de las tasas de
participación de los trabajadores de más edad. Sin embargo, es necesario hacer más. La
participación en el mercado de trabajo de los grupos de edad que se encuentran justo por
debajo de la edad de jubilación sigue siendo demasiado baja y los progresos, excesivamente
6
ES
Cálculo basado en la Calculadora de la Tasa de Dependencia de la Cámara Federal de Trabajo de
Austria, en Viena. Se entiende por tasa de dependencia económica el número de pensionistas (incluidos
los jubilados anticipadamente y las personas con discapacidad) y desempleados con respecto al número
de personas empleadas. Principal hipótesis para 2050: aumento de la tasa de empleo en el grupo de edad
20-64 hasta el 79,6 % (este nivel de empleo se alcanzó en 2008 en los tres países con los mejores
resultados: Suecia, Dinamarca y Países Bajos).
Datos: Encuesta de Población Activa, Informe de 2009 sobre el envejecimiento, Europop 08.
7
ES
limitados. Una edad de jubilación fija combinada con las posibilidades de abandonar
fácilmente el mercado de trabajo anticipadamente dará lugar a desequilibrios cada vez
mayores entre los años en activo y los años de jubilación. Reformar los sistemas de pensiones
para aumentar la tasa de participación en el mercado laboral será fundamental para mejorar el
crecimiento económico y establecer unas bases sólidas con vistas a unas pensiones sostenibles
y adecuadas.
El éxito de las reformas destinadas a aumentar la edad de jubilación (incluida la desaparición
progresiva de los planes de jubilación anticipada) depende, no obstante, de que se ofrezca a
las mujeres y los hombres de más edad mejores oportunidades para permanecer en el mercado
de trabajo. Esto incluye adaptar los lugares de trabajo y la organización del trabajo, fomentar
el aprendizaje a lo largo de la vida, adoptar políticas rentables destinadas a conciliar la vida
laboral, privada y familiar, tomar medidas para contribuir al envejecimiento saludable y
luchar contra las desigualdades de género y la discriminación por edad. Además, la aceptación
política de estas reformas dependerá de si se consideran justas. Para ello, es necesario tener en
cuenta que la capacidad para trabajar, y para encontrar trabajo, difiere mucho de una persona
a otra, y que la esperanza de vida de los trabajadores manuales que empezaron a trabajar a una
edad temprana, a los sesenta o los sesenta y cinco años suele ser menor y su estado de salud,
peor.
Figura 4. Tasas de empleo de los trabajadores de más edad (55-64) en los Estados miembros en 2010
ES
8
ES
Fuente: ESTAT.
2.4.
El papel de los Estados miembros y la UE en materia de pensiones
Los Estados miembros son los principales responsables del diseño de sus sistemas de
pensiones de acuerdo con sus circunstancias. Sin embargo, en el Tratado de Funcionamiento
de la Unión Europea se establece que la UE apoyará y completará la acción de los Estados
miembros en el ámbito de la protección social (artículo 153) y, en la definición y ejecución de
sus políticas, tendrá en cuenta la garantía de una protección social adecuada (artículo 9).
Muchas competencias e iniciativas políticas de la UE afectan a los sistemas y políticas
nacionales de pensiones. Hasta ahora, la UE ha venido abordando cuestiones muy específicas
relacionadas con las pensiones de manera algo fragmentada; por ejemplo, eliminando
obstáculos a la libre circulación de personas, estableciendo el modo en que los proveedores
privados de pensiones pueden beneficiarse del mercado interior, fomentando la igualdad de
género, luchando contra la discriminación o supervisando la sostenibilidad fiscal. Habida
cuenta de la magnitud y el carácter interrelacionado de los retos macroeconómicos, sociales y
de empleo relativos a las pensiones, es necesario adoptar un planteamiento más global.
La UE cuenta con una amplia gama de instrumentos políticos para ayudar a los Estados
miembros a conseguir unas pensiones adecuadas con carácter sostenible. En el Libro Verde de
2010 sobre las pensiones, la Comisión destaca la importancia de abordar los problemas en
materia de pensiones de manera holística y optimizando las sinergias entre los distintos
ámbitos políticos. La estrategia Europa 2020 y el fortalecimiento de la gobernanza económica
a nivel europeo proporcionan un marco más sólido en el que examinar de manera crítica los
sistemas de pensiones. De este modo se reconoce que las pensiones, que desempeñan un papel
esencial ayudando a numerosos ciudadanos de la UE, constituyen también una de las mayores
partidas de gasto público y, por tanto, un asunto que preocupa a todos los Estados miembros.
Además de la estrecha colaboración con los gobiernos de los Estados miembros (en particular
en el Comité de Protección Social, el Comité de Política Económica y el Comité de Empleo),
es importante velar por que otras partes interesadas, no gubernamentales, puedan participar en
los debates sobre el modo de lograr unas pensiones adecuadas, sostenibles y seguras.
Este Libro Blanco respeta la responsabilidad de los Estados miembros. Su objetivo es orientar
los instrumentos políticos de la UE para que respalden en mayor medida los esfuerzos de los
Estados miembros por reformar sus sistemas de pensiones y propone una serie de iniciativas
de refuerzo mutuo, que van desde la legislación de incentivos financieros hasta la
coordinación de políticas y el seguimiento del avance hacia objetivos comunes en el marco de
la estrategia integrada y global Europa 2020.
3.
NECESIDAD DE REFORMAR LAS PENSIONES
El reto de las políticas en materia de pensiones consiste en instaurar un sistema que sea
sostenible desde un punto de vista financiero, de manera que pueda lograrse su objetivo
básico, a saber, proporcionar unos ingresos adecuados por jubilación y permitir que la gente
mayor disfrute de un nivel de vida digno y goce de independencia económica.
ES
9
ES
En los Estudios Prospectivos Anuales sobre el Crecimiento de 20117 y 20128 de la Comisión,
se ofrecieron una serie de orientaciones clave para las reformas de las pensiones, que podrían
contribuir a lograr una consolidación fiscal favorable al crecimiento y garantizar la
adecuación y la sostenibilidad de las pensiones. Para alcanzar estos objetivos, en dichos
Estudios se hizo hincapié en la importancia de garantizar un equilibrio adecuado entre los
años de vida laboral y los años de jubilación y de promover los planes de ahorro privados
complementarios de jubilación. Más concretamente, la Comisión recomendó:
a)
vincular la edad de jubilación a los aumentos de la esperanza de vida;
b)
restringir el acceso a los planes de jubilación anticipada y a otras vías de salida
temprana del mercado laboral;
c)
favorecer la prolongación de la vida laboral facilitando el acceso al aprendizaje a lo
largo de la vida, adaptando los lugares de trabajo a una mano de obra más
diversificada, desarrollando oportunidades de empleo para los trabajadores de más
edad y fomentando el envejecimiento activo y saludable;
d)
igualar la edad de jubilación de hombres y mujeres; y
e)
fomentar la constitución de planes de ahorro privados complementarios para mejorar
los ingresos de la jubilación.
Si las reformas de las pensiones se llevan a cabo con éxito en consonancia con estas
recomendaciones, los sistemas de pensiones tendrán un carácter más sostenible y, de esta
forma, los Estados miembros podrán ofrecer a sus ciudadanos unos ingresos adecuados en la
vejez, incluso en un contexto demográfico mucho menos favorable.
Algunos países han logrado avances significativos al reformar la seguridad social en
consonancia con las recomendaciones de los Estudios Prospectivos Anuales sobre el
Crecimiento (recientemente, Chequia, Grecia, España e Italia; véase el anexo 3 en relación
con las reformas recientes de las pensiones). No obstante, siguen siendo necesarias nuevas
medidas, y se necesitan ya. A continuación se esbozan los elementos necesarios para una
reforma de éxito de conformidad con los Estudios Prospectivos Anuales sobre el Crecimiento.
3.1.
Equilibrio entre el tiempo de vida laboral y el tiempo de jubilación
3.1.1.
Vincular la edad de jubilación a los aumentos de la esperanza de vida
Las recomendaciones específicas por países sobre pensiones adoptadas en julio de 2011 se
centran fundamentalmente en la necesidad de mantener más tiempo en el mercado de trabajo
a los trabajadores de más edad, en particular aumentando la edad de jubilación y vinculándola
a los aumentos de la esperanza de vida. En un primer momento, aumentar la edad efectiva de
jubilación compensaría en cierta medida el aumento de la longevidad previo, que no se ha
tenido en cuenta en el cálculo de las pensiones. Vincular la edad de jubilación a la esperanza
de vida podría entonces ayudar a estabilizar el equilibrio entre los años de vida laboral y los
años de jubilación. Esto es de una importancia fundamental para la sostenibilidad futura. Las
simulaciones realizadas en el Informe de 2009 sobre sostenibilidad de la Comisión sugieren
7
8
ES
COM(2011) 11 final, de 12.1.2011.
COM(2011) 815 final, de 23.11.2011.
10
ES
que aumentar la edad de jubilación en consonancia con los aumentos futuros de la esperanza
de vida podría dar lugar a ahorros presupuestarios de más de la mitad del incremento previsto
en el gasto en pensiones para los próximos cincuenta años9.
Algunos Estados miembros tratan de retrasar la jubilación aumentando el número de años de
cotización necesarios para obtener la pensión íntegra o vinculándola a los aumentos de la
esperanza de vida (por ejemplo, Chequia, Grecia, Francia o Italia). Otros adaptan el nivel de
las prestaciones por jubilación a los aumentos de la esperanza de vida (por ejemplo, Portugal),
mientras que unos pocos vinculan el nivel de las prestaciones al balance financiero del plan de
pensiones (por ejemplo, Alemania o Suecia), que se verá afectado por el cambio demográfico
y el aumento de la esperanza de vida. La mayoría de los Estados miembros ofrecen
oportunidades para percibir una pensión mayor trabajando más tiempo, lo que permite
compensar la disminución del valor de las pensiones a una edad de jubilación determinada,
preservando así la adecuación de las pensiones.
Aumentar la edad de jubilación efectiva no será una cuestión de intereses entre jóvenes y
mayores, sino que se tratará de encontrar el equilibrio adecuado entre ambos. Mantenerse
activo durante algunos de los años de vida adicionales no significa que la gente mayor se vea
privada de su merecida jubilación en beneficio de los jóvenes. Tampoco se trata de que los
trabajadores de más edad conserven unos puestos de trabajo que, de otro modo, podrían
ocupar trabajadores más jóvenes. De hecho, los Estados miembros que presentan las tasas de
empleo más elevadas de trabajadores de más edad también presentan algunas de las tasas de
desempleo más bajas de jóvenes. A largo plazo, el número de empleos no es fijo, sino que
depende en gran medida de la oferta de trabajadores cualificados, lo que constituye un motor
esencial del crecimiento económico. La creciente disponibilidad de trabajadores de más edad
con experiencia mejorará el potencial de crecimiento de Europa y, de este modo, generará
más oportunidades y mejores condiciones de vida para los jóvenes y los mayores. Ofrecer
mejores oportunidades a las personas de todas las edades será uno de los principales
componentes de 2012, Año Europeo del Envejecimiento Activo y de la Solidaridad
Intergeneracional.
3.1.2.
Restringir el acceso a los planes de jubilación anticipada
Las reformas de las pensiones destinadas a mantener más tiempo a las personas en el mercado
de trabajo también tienen que centrarse en eliminar posibilidades injustificadas de jubilación
anticipada que puedan aplicarse a todos los empleados o a profesiones específicas.
En algunos Estados miembros, el sistema de pensiones reglamentario permite a las personas
que han cumplido todos los períodos de cotización jubilarse antes de alcanzar la edad normal
9
ES
Las estimaciones ponen de manifiesto que si se vincula la edad de jubilación a la esperanza de vida, el
gasto público en pensiones con respecto al PIB de la UE en su conjunto disminuiría en
aproximadamente 1,75 puntos porcentuales de PIB de aquí a 2060, en comparación con la hipótesis de
base en la que el incremento previsto del gasto público en pensiones con respecto al PIB se calcula en
2,4 puntos porcentuales de PIB. Por tanto, si se aumentaran la edad de jubilación y la edad de jubilación
efectiva para reflejar automáticamente los aumentos futuros de la esperanza de vida, se contribuiría de
manera muy significativa a garantizar el progreso hacia la sostenibilidad fiscal. Comisión Europea y
Comité de Política Económica (2009): «2009 Ageing Report: Economic and budgetary projections for
the EU-27 Member States (2008-2060)» [Informe de 2009 sobre el envejecimiento: pronósticos
económicos y presupuestarios para los veintisiete Estados miembros de la UE (2008-2060)], European
Economy nº 2; y Comisión Europea: «2009 Sustainability Report» (Informe de 2009 sobre
sostenibilidad), European Economy nº 9.
11
ES
de jubilación (por ejemplo, en Austria, Bélgica o Luxemburgo). Por tanto, las reformas de las
pensiones no deberían centrarse solo en aumentar la edad de jubilación, sino también, cuando
proceda, en la duración de los períodos de cotización, que también tiene que reflejar el
aumento de la esperanza de vida. Tener en cuenta los períodos de cotización (incluso cuando
la duración necesaria aumenta en consonancia con la esperanza de vida) permite que los
sistemas de pensiones sean justos con quienes iniciaron sus carreras temprano (normalmente
trabajadores no cualificados, que a menudo tienen una esperanza de vida menor y gozan de
peor salud).
Los Estados miembros reforman sus planes de jubilación anticipada de maneras muy
distintas. Algunos piden a los empleadores que soporten todo el coste, o al menos un
porcentaje significativo, de las prestaciones por jubilación anticipada. Otros ofrecen a los
trabajadores que desempeñan oficios penosos o peligrosos alternativas a la jubilación
anticipada, como la movilidad laboral. En algunos Estados miembros, se están endureciendo
los criterios de elegibilidad (por ejemplo, aumentando la edad de elegibilidad). En otros, se
están, bien reduciendo los niveles de las prestaciones procedentes de planes especiales, bien
cerrando esos planes. Cuando se eliminan posibilidades de jubilación anticipada, es
importante velar por que las personas afectadas puedan seguir trabajando o, si ello no es
posible, por que puedan percibir unos ingresos seguros y adecuados.
3.1.3.
Favorecer la prolongación de la vida laboral
La desaparición progresiva de los planes de jubilación anticipada y el aumento de la edad de
jubilación deben ir acompañados de medidas que permitan a las personas prolongar su
permanencia en el mercado de trabajo, mediante disposiciones adecuadas en materia de salud,
lugar de trabajo y empleo. De lo contrario, el impacto en las finanzas públicas podría ser
mucho menos beneficioso, si las reformas que abordan la edad de jubilación dan lugar a un
aumento del número de personas que se acoge a otros tipos de prestaciones (por ejemplo,
desempleo, invalidez o asistencia social). Por otro lado, los ahorros de los presupuestos
públicos podrían ser consecuencia de la reducción de las pensiones de trabajadores de más
edad incapaces de permanecer en el mercado laboral hasta la edad normal de jubilación, lo
que aumentaría el riesgo de pobreza en la vejez.
A fin de garantizar la adecuación y la sostenibilidad futuras de las pensiones, será
fundamental que en los Estados miembros tenga lugar un diálogo genuino, que reúna a los
gobiernos, los interlocutores sociales y demás partes interesadas, para llegar a un consenso en
torno a las medidas que permiten prolongar la vida laboral, al tiempo que garantizan la
solidaridad con quienes no pueden hacerlo. También será importante explicar que, dado que
aumenta la esperanza de vida, prolongar la vida laboral no implica que las personas disfruten
de menos años de jubilación.
El estado de salud de las personas que se acercan a la edad de jubilación es un factor de suma
importancia, ya que afecta a la capacidad y la voluntad de las personas de seguir trabajando,
con las consiguientes repercusiones en el mercado laboral. Para conservar y maximizar una
mano de obra saludable y productiva que pueda prolongar la vida laboral, es importante
invertir en la prevención de enfermedades, en el fomento del envejecimiento saludable y
activo y en unos sistemas de salud con una mejor relación de coste-eficacia. Esto, a su vez,
contribuirá a reducir la jubilación anticipada a consecuencia de la enfermedad, a aumentar la
participación en el mercado laboral de las personas de más de cincuenta y cinco años y a
ES
12
ES
aliviar parte de la presión sobre las pensiones.
Otras medidas incluyen la revisión de edades de jubilación obligatoria no justificadas, la
promoción de la salud y la seguridad en el trabajo, el acceso al aprendizaje a lo largo de la
vida, la adaptación de los lugares de trabajo a las necesidades de los trabajadores de más edad
y el desarrollo de oportunidades para introducir condiciones de trabajo más flexibles (por
ejemplo, combinando el trabajo parcial con el cobro de pensiones parciales). Aún hay margen
para desarrollar «segundas carreras» y empleos idóneos de «final de carrera». También será
importante eliminar los desincentivos al empleo y a la prolongación de la vida laboral para
hombres y mujeres de los sistemas de ventajas fiscales y de remuneración. Habida cuenta de
las diferencias significativas que existen entre las tasas de empleo de hombres y mujeres de
entre cincuenta y cinco y sesenta y cuatro años, todas las iniciativas tendrán que prestar
especial atención a los aspectos de género tanto en la prolongación de la vida laboral como en
el envejecimiento activo, incluyendo medidas que faciliten la conciliación de la vida laboral y
las responsabilidades en materia de cuidados y reduzcan las diferencias de género tanto en el
empleo como en los salarios. El Fondo Social Europeo puede desempeñar un importante
papel a la hora de reafirmar la capacidad de los responsables políticos, empleadores y
trabajadores para eliminar las barreras que existen para las mujeres y la prolongación de la
vida laboral y aportar los avances necesarios para impulsar la empleabilidad de trabajadores
de más edad de ambos sexos.
3.1.4.
Acabar con las diferencias entre hombres y mujeres en materia de pensiones
En 2009, trece Estados miembros seguían teniendo diferentes edades de jubilación para
hombres y mujeres. No obstante, de aquí a 2020, basándose en la legislación vigente en la
actualidad, dieciocho Estados miembros igualarán las edades de jubilación. Cinco Estados
miembros disponen de planes a más largo plazo para igualar las edades de jubilación y solo
cuatro de los veintisiete Estados miembros carecen de legislación vigente para ello (véase el
anexo III en relación con la información específica de cada país). Igualar las edades de
jubilación para hombres y mujeres puede constituir una aportación significativa para aumentar
la participación de los trabajadores de más edad en el mercado laboral y contribuir a
incrementar los ingresos para las mujeres, por lo que debería hacerse sin demora.
La igualdad de las edades de jubilación debe plantearse en un contexto más amplio de
desigualdades de género en materia de pensiones, que son consecuencia de las diferencias que
existen entre hombres y mujeres en relación con el empleo, los salarios, las cotizaciones, las
interrupciones de carrera y el trabajo a tiempo parcial para dedicarse al cuidado de personas
dependientes. La persistencia de desigualdades de género en el mercado de trabajo hace que
las mujeres tengan derecho a prestaciones más bajas. Por tanto, para abordar la adecuación y
la sostenibilidad de las pensiones es necesaria una combinación de políticas sobre pensiones y
empleo destinadas a combatir las diferencias de ingresos por jubilación por motivos de
género. Se necesitan soluciones más eficaces que no se basen en la presunción de roles
específicos de cada sexo, como los créditos por cuidados, que estén disponibles tanto para
hombres como para mujeres y que preserven la sostenibilidad de los sistemas de pensiones,
por ejemplo facilitando la vuelta al trabajo.
Abordar las desigualdades de género facilitando la conciliación de la vida laboral y la vida
privada también puede aportar beneficios indirectos a largo plazo para los sistemas de
pensiones, al facilitar a las personas la fundación de una familia, aumentando así la tasa de
natalidad y mitigando el descenso a largo plazo de la población en edad de trabajar.
ES
13
ES
3.2.
Constitución de planes de ahorro privados complementarios de jubilación
Los planes de ahorro complementarios de jubilación deben desempeñar un papel más
importante a la hora de garantizar la futura adecuación de las pensiones, por lo que los
Estados miembros tendrán que encontrar maneras de mejorar la rentabilidad, la seguridad de
los planes de pensiones complementarios y el acceso igualitario a ellos. La fiscalidad y otros
incentivos financieros, así como la negociación colectiva desempeñan un papel importante en
este sentido. Estas herramientas se están utilizando de maneras muy diversas en la UE, por lo
que queda un margen considerable para el aprendizaje mutuo. También será fundamental
abordar aspectos de la igualdad de género para evitar que aumenten las diferencias existentes
en este sentido, ya que las mujeres en la actualidad tienen menos oportunidades que los
hombres para constituir planes de ahorro complementarios.
La crisis ha puesto de relieve la vulnerabilidad de los planes de pensiones de capitalización
frente a las crisis financieras y los recesos económicos. También ha hecho hincapié en la
necesidad de revisar el marco regulador y el diseño de los planes de pensiones para mejorar la
seguridad de los que tienen carácter privado. La UE tiene competencias legislativas en este
ámbito, y ya cuenta con dos instrumentos en vigor: la Directiva relativa a la protección de los
trabajadores asalariados en caso de insolvencia del empresario10 y la Directiva relativa a las
actividades y la supervisión de fondos de pensiones de empleo11. La consulta del Libro Verde
ha confirmado que el mercado único es un instrumento clave para ayudar a la adecuación de
las pensiones y a la sostenibilidad fiscal. Queda potencial sin explotar para ganar en
eficiencia, a través de economías de escala, diversificación de riesgos e innovación. La UE
puede reforzar su marco para apoyar los fondos de pensiones de empleo dentro del sistema
global de pensiones de los Estados miembros y para contribuir a la reducción del coste de las
pensiones. Este es el motivo por el que se revisará la Directiva sobre los fondos de pensiones
de empleo, con los objetivos de facilitar aún más la actividad transfronteriza de dichos fondos
y modernizar su supervisión, teniendo en cuenta los diferentes tipos de fondos que existen en
los Estados miembros. Además, es necesario mejorar la calidad de los productos financieros
en relación con los planes de ahorro individuales de jubilación que no están vinculados al
empleo, como los planes del tercer pilar y otros productos financieros utilizados para
complementar los ingresos en la vejez. También es necesario mejorar la información al
consumidor y la protección de este para aumentar la confianza de los trabajadores y los
inversores en los productos financieros en relación con los planes de ahorro de jubilación.
Una mayor dependencia de los planes de pensiones complementarios podría hacer que las
personas que se desplazan de un país a otro pierdan una porción significativa de sus derechos
de pensión. Los derechos reglamentarios de la seguridad social están garantizados por la
legislación de la UE —en particular, por el Reglamento (CE) nº 883/200412—, pero los planes
privados quedan fuera del ámbito de aplicación de dicho Reglamento. Por tanto, es importante
adoptar medidas que impidan que los planes de pensiones complementarios se conviertan en
obstáculos a la movilidad profesional y a la flexibilidad del mercado de trabajo, que puedan
contribuir directamente a aumentar el crecimiento económico de la UE sin afectar
negativamente a la prestación global de pensiones complementarias.
10
11
12
ES
Directiva 2008/94/CE, de 22 de octubre de 2008.
Directiva 2003/41/CE, de 3 de junio de 2003.
Reglamento (CE) nº 883/2004, de 29 de abril de 2004, sobre la coordinación de los sistemas de
seguridad social.
14
ES
Los ciudadanos que trabajan en otro Estado miembro no solo necesitan preservar sus derechos
de pensión acumulados en los diferentes países, sino también tener claro cuáles son sus
derechos de pensión acumulados procedentes de planes de pensiones reglamentarios y de
empleo. Esto podría lograrse mediante el establecimiento en la UE de servicios de rastreo de
pensiones similares a los que ya existen en algunos Estados miembros. Los servicios de
rastreo pueden proporcionar a los ciudadanos información precisa y actualizada sobre sus
derechos de pensión, así como estimaciones de sus ingresos procedentes de planes de
pensiones reglamentarios y de empleo tras la jubilación. De este modo, pueden hacer patentes
las ventajas de prolongar la vida laboral y constituir planes de ahorro complementarios de
jubilación a fin de conservar unos ingresos adecuados tras la jubilación. Armonizando
mínimamente las principales características, los servicios de rastreo a nivel nacional podrían
conectarse en un sistema de servicios de rastreo de la UE.
4.
DESPLIEGUE DE INSTRUMENTOS DE LA UE
Las políticas nacionales en materia de pensiones se están convirtiendo, cada vez más, en una
preocupación común, por lo que es lógico que el papel de la UE para ayudar a los Estados
miembros a conseguir los objetivos de adecuación y sostenibilidad de las pensiones cobre
mayor importancia.
La UE puede aprovechar una serie de instrumentos políticos para promover la adecuación, la
seguridad y la sostenibilidad de las pensiones, pese a que la principal responsabilidad para
alcanzar esos objetivos sigue recayendo claramente en los Estados miembros.
Legislación: Si bien la UE no tiene poder para legislar sobre el diseño de los sistemas de
pensiones como tales en los Estados miembros, sí puede legislar sobre materias que afectan al
funcionamiento del mercado interior (libre circulación de personas, libertad de prestación de
servicios o protección de los consumidores), a fin de combatir la discriminación (por motivos
de género y edad, en particular) y proteger los derechos de los trabajadores. Ya han entrado en
vigor varios reglamentos y directivas que afectan a los planes de pensiones de los Estados
miembros. Además, la UE puede promover medidas de Derecho indicativo, como códigos de
buenas prácticas.
Financiación: La UE también puede movilizar fondos para lograr determinados objetivos
relacionados con las pensiones. El Fondo Social Europeo es con mucho la herramienta
europea más importante para este fin y puede utilizarse para promover la empleabilidad y las
oportunidades que ofrece el mercado laboral a los trabajadores de más edad. En ámbitos
políticos como el empleo y la protección social (PROGRESS), la salud pública y el
aprendizaje a lo largo de la vida, existen distintos instrumentos de financiación más pequeños
que pueden utilizarse para apoyar el desarrollo de políticas más adecuadas en los Estados
miembros, en particular a través del aprendizaje mutuo.
Coordinación política: Europa 2020 implica una coordinación más estricta de las políticas
nacionales en el contexto del Semestre Europeo, utilizando en particular las recomendaciones
específicas por países. Este proceso está respaldado por el trabajo de comités como el Comité
de Política Económica, el Comité de Protección Social y el Comité de Empleo, que examinan
detalladamente los problemas específicos relacionados con la adecuación y la sostenibilidad
de las pensiones y el fomento de la prolongación de la vida laboral.
ES
15
ES
En este Libro Blanco se presenta un conjunto exhaustivo de iniciativas que han de adoptarse a
nivel de la UE para respaldar las reformas nacionales en materia de pensiones. Se abordan los
dos ámbitos principales de las reformas reconocidos en los Estudios Prospectivos Anuales
sobre el Crecimiento, es decir, el establecimiento del equilibrio entre el tiempo de vida laboral
y el tiempo de jubilación y la constitución de planes de ahorro privados complementarios de
jubilación. El Libro Blanco también se centra en garantizar que se mantenga el proceso
holístico iniciado con el Libro Verde, mediante la mejora de las herramientas de coordinación
y seguimiento. Las acciones específicas se establecen en el anexo I y se refieren, por ejemplo,
a la portabilidad, la revisión de la Directiva sobre los fondos de pensiones de empleo o las
medidas destinadas a capacitar a las personas para que permanezcan más tiempo en el
mercado laboral. Este Libro Blanco ofrece, pues, una base importante a partir de la cual puede
instaurarse un fructífero proceso de cooperación con los Estados miembros, el Parlamento
Europeo y los interlocutores sociales.
5.
CONCLUSIÓN
Muchos sistemas de pensiones de la Unión Europea necesitan adaptarse en mayor o menor
medida para poder proporcionar pensiones adecuadas con carácter sostenible. Esto se puso de
relieve en el Estudio Prospectivo Anual sobre el Crecimiento 2011 de la Comisión y se
tradujo en las recomendaciones específicas por países sobre las pensiones dirigidas a la
mayoría de los Estados miembros. En el Estudio Prospectivo Anual sobre el Crecimiento
2012 de la Comisión se ha vuelto a hacer hincapié en la necesidad de llevar a cabo reformas
globales de las pensiones, respaldadas por medidas relacionadas con el mercado de trabajo
que capaciten a mujeres y hombres para trabajar más tiempo. En apoyo de estas
recomendaciones, este Libro Blanco presenta una estrategia para que, en las próximas
décadas, las pensiones sean adecuadas, sostenibles y seguras. No hay duda de que los retos, en
particular los relacionados con los cambios demográficos y la sostenibilidad de las finanzas
públicas, son muy significativos, pero también hay buenos métodos para superarlos.
La crisis actual de la deuda soberana deja claro lo importante que es para la UE en su
conjunto que cada Estado miembro consiga afrontar los retos actuales de sus sistemas de
pensiones. Por tanto, las reformas de las pensiones deben seguir bajo estrecho control en el
contexto de la estrategia Europa 2020. Se necesita un planteamiento más europeo para
combatir los problemas que afrontan los sistemas de pensiones, en consonancia con las
sucesivas conclusiones del Consejo Europeo, que reclaman una coordinación más estrecha de
las políticas económicas. Ha llegado el momento de actuar y de poner en marcha con decisión
las medidas presentadas en este Libro Blanco. Los Estados miembros, las instituciones
europeas y todas las partes interesadas, en particular los interlocutores sociales, han de
responder, conjuntamente y ciñéndose a sus papeles respectivos, a los problemas que plantea
el envejecimiento de la población. Los sistemas de pensiones deben contribuir al crecimiento
en Europa promoviendo el envejecimiento activo, sin dejar de ser un instrumento adecuado y
sostenible, central en el modelo social europeo, destinado a mantener el nivel de vida de los
ciudadanos europeos en la vejez.
ES
16
ES
ANEXO I
Iniciativas de la UE en apoyo de los esfuerzos de los Estados miembros
1.
EQUILIBRIO ENTRE EL TIEMPO DE VIDA LABORAL Y EL TIEMPO DE JUBILACIÓN
Para establecer un equilibrio más adecuado entre el tiempo de vida laboral y el tiempo de
jubilación, es necesario introducir ajustes en los sistemas de pensiones, aumentando la edad
de jubilación y reforzando los incentivos para trabajar más tiempo. El grado en que estas
medidas se traduzcan en edades de jubilación efectiva más elevadas y mayor participación de
los trabajadores de más edad en el mercado laboral depende, no obstante, de otras medidas
que permitan a los trabajadores de más edad mantenerse en el mercado laboral.
ES
1)
En el marco de la estrategia Europa 2020, la Comisión procederá a un estrecho
seguimiento y al fomento de las reformas de las pensiones y los mercados de
trabajo, en consonancia con los Estudios Prospectivos Anuales sobre el Crecimiento
y las recomendaciones específicas por países, con el objetivo de dar lugar a una
jubilación más tardía, tanto mediante la oportuna igualación de la edad de jubilación
de las mujeres y los hombres cuando todavía no se haya hecho, como mediante la
vinculación de la edad de jubilación a los aumentos de la esperanza de vida.
2)
La Comisión apoyará al Comité de Empleo, al Comité de Política Económica y al
Comité de Protección Social en el seguimiento multilateral de las reformas de las
pensiones y ofrecerá a los Estados miembros ayuda financiera a través del
programa PROGRESS y el futuro Programa para el Cambio y la Innovación
Sociales, a fin de facilitar el aprendizaje mutuo y el desarrollo de las políticas.
3)
La Comisión pedirá a los comités pertinentes (el Comité de Protección Social, el
Comité Consultivo para la Igualdad de Oportunidades entre Hombres y Mujeres,
etc.) que identifiquen y recomienden las mejores prácticas para reducir las
diferencias de género en materia de pensiones (fomento de la igualdad salarial,
derechos mínimos de pensión, créditos por cuidados, división de los derechos de
pensión tras el divorcio, etc.).
4)
Durante 2012, Año Europeo del Envejecimiento Activo y de la Solidaridad
Intergeneracional, la Comisión dará a conocer en mayor medida las ventajas y las
posibilidades de prolongar la vida laboral e impulsará la difusión de buenas prácticas
para la gestión de la edad en los lugares de trabajo y los mercados laborales.
5)
En el marco de Europa 2020, la Comisión intensificará su ayuda a la coordinación
de políticas y el trabajo conjunto para capacitar y animar a los trabajadores de
más edad (a las mujeres en particular) a mantenerse más tiempo en el mercado
de trabajo. Ello incluirá la promoción del trabajo conjunto entre el Comité de
Protección Social y el Comité de Empleo sobre los obstáculos específicos por
cuestiones de género, y las oportunidades, para prolongar la vida laboral, el
desarrollo de los mercados laborales de final de carrera en los distintos Estados
miembros y las previsiones en el marco de la Asociación Europea para la Innovación
en el ámbito del envejecimiento activo y saludable.
6)
En el contexto del Diálogo Social Europeo, la Comisión pedirá a los interlocutores
sociales que desarrollen métodos para adaptar los lugares de trabajo y las
17
ES
prácticas en los mercados laborales, como es la gestión de carreras, en particular
en lo que se refiere a los trabajos extenuantes, para facilitar la prolongación de la
vida laboral de mujeres y hombres. La Fundación Europea para la Mejora de las
Condiciones de Vida y de Trabajo y la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud
en el Trabajo proporcionarán asesoramiento de expertos a nivel de la UE.
7)
Basándose en su propuesta sobre el Fondo Social Europeo del período de
programación 2014-2020, la Comisión animará a los Estados miembros a utilizar
dicho Fondo para apoyar el envejecimiento activo y saludable, incluida la
conciliación entre la vida laboral y familiar, y controlará de cerca si los programas
del Fondo apoyan de manera eficaz las necesidades en materia de reformas
identificadas en este ámbito en las recomendaciones específicas por países.
8)
La Comisión consultará con los interlocutores sociales de qué manera podrían
revisarse las edades de jubilación obligatoria no justificadas en los convenios
colectivos y en la legislación nacional.
2.
CONSTITUCIÓN DE PLANES DE AHORRO PRIVADOS COMPLEMENTARIOS DE
JUBILACIÓN
Optimizar el papel de los planes de ahorro privados complementarios de jubilación depende,
en primer lugar, de la mejora del acceso a dichos planes complementarios y de su
rentabilidad. Las oportunidades para constituir planes de ahorro complementarios de
jubilación a través de acuerdos de empleo y del tercer pilar están infradesarrolladas y, en
muchos Estados miembros, no son ni rentables ni seguras. Por tanto, se aportaría valor
añadido si se intensificara la ayuda europea para dar mayor cobertura tanto a hombres como a
mujeres y si proliferaran las buenas prácticas, como puede ser mejorar la orientación de los
incentivos fiscales hacia los planes de pensiones de precapitalización, que podrían promover
tanto los gobiernos como los interlocutores sociales. Dado que, en el futuro, habrá que
depender en mayor medida de planes de ahorro complementarios, será necesario optimizar su
nivel de seguridad y su rendimiento. Mejorar el Derecho imperativo y el Derecho indicativo
de la UE puede contribuir de manera significativa a lograrlo. Por último, los planes de
pensiones complementarios deben ser compatibles con los requisitos de flexibilidad de los
mercados de trabajo y movilidad del empleo.
ES
9)
A partir de 2012, la Comisión cooperará con los Estados miembros siguiendo un
enfoque de mejores prácticas para evaluar y optimizar la eficacia y la rentabilidad
de los incentivos fiscales y de otro tipo para los planes de ahorro privados de
jubilación, como puede ser mejorar la orientación de los incentivos hacia personas
que, de otro modo, no constituirían planes de pensiones adecuados. También ofrecerá
ayuda financiera a los Estados miembros y a los interlocutores sociales que deseen
diseñar planes de pensiones complementarios rentables, para ayudarlos a
beneficiarse de las buenas prácticas y la experiencia de otros países.
10)
La Comisión invitará al Comité de Protección Social a revisar las buenas prácticas
relativas a los planes de pensiones individuales con el objetivo de animar a los
Estados miembros a informar mejor a las personas sobre sus planes de jubilación
y sus decisiones sobre cuánto ahorrar a través de los planes de pensión
complementarios.
18
ES
ES
11)
En 2012, la Comisión presentará una propuesta legislativa de revisión de la
Directiva sobre fondos de pensiones de empleo. El objetivo de dicha revisión es
mantener la igualdad con el proyecto «Solvencia II» y promover el aumento de la
actividad transfronteriza en este ámbito, así como contribuir a mejorar la prestación
global de pensiones en la UE, lo que ayudará a abordar los retos del envejecimiento
demográfico y la deuda pública.
12)
En 2012, la Comisión tomará iniciativas para garantizar una protección más efectiva
de los derechos de pensión de empleo para los trabajadores en caso de
insolvencia del empleador con arreglo al artículo 8 de la Directiva 2008/94/CE,
teniendo en cuenta una valoración horizontal de su aplicación en la UE y la
jurisprudencia del TJUE.
13)
A más tardar en 2013, la Comisión presentará una iniciativa destinada a mejorar la
calidad de los productos de jubilación del tercer pilar para mujeres y hombres y
mejorar también la información al consumidor y los niveles de protección,
mediante códigos voluntarios y, posiblemente, un sistema de certificación de la UE
para tales productos, en su caso partiendo de medidas destinadas a mejorar la
información al consumidor previstas para 2012 sobre «productos preempaquetados
de inversión minorista».
14)
La Comisión, en colaboración con partes interesadas como los interlocutores
sociales, el sector de las pensiones y algunos organismos consultivos, como el Foro
sobre Pensiones o el Comité Consultivo para la Igualdad de Oportunidades entre
Hombres y Mujeres, elaborará un Código de buenas prácticas para los planes de
pensiones de empleo (segundo pilar), en el que abordará cuestiones como la mejora
de la cobertura del empleado, la fase de pago, el reparto y la mitigación de los
riesgos, la rentabilidad y la absorción del impacto.
15)
En 2012, la Comisión, en estrecha colaboración con el Consejo y el Parlamento
Europeo, retomará el trabajo acerca de una Directiva sobre la portabilidad de las
pensiones, estableciendo unos niveles mínimos de adquisición y conservación de
derechos de pensión complementarios. La Comisión, al tiempo que promueve la
movilidad transfronteriza de las pensiones para todos los empleos, seguirá adelante
con el trabajo en curso relativo a la creación de un fondo de pensiones paneuropeo
para los investigadores.
16)
En 2012, la Comisión evaluará la posibilidad de ampliar el ámbito de aplicación
del Reglamento (CE) nº 883/2004, sobre la coordinación de los sistemas de
seguridad social, con respecto a determinados sistemas de empleo.
17)
La Comisión promoverá el desarrollo de servicios de rastreo de pensiones que
permitan a los ciudadanos saber en todo momento cuáles son sus derechos de
pensión adquiridos en diferentes empleos. En el contexto de la revisión de la
Directiva sobre fondos de pensiones de empleo y la propuesta de Directiva sobre
portabilidad, la Comisión estudiará cómo puede garantizarse el suministro de la
información necesaria para el rastreo de las pensiones y financiará un proyecto piloto
sobre rastreo transfronterizo.
18)
La Comisión investigará si la legislación fiscal relativa a: i) las transferencias
transfronterizas de capital de pensiones de empleo y capital de seguros de vida; ii) las
19
ES
primas de los seguros de vida que se abonan a aseguradoras establecidas en otro país
de la UE; y iii) el rendimiento de las inversiones transfronterizas de proveedores de
pensiones y seguros de vida, incluidos los ingresos procedentes de bienes inmuebles
y rentas de capital, plantean obstáculos fiscales discriminatorios a la movilidad y a
las inversiones transfronterizas; llegado el caso, iniciará procedimientos por
incumplimiento. La Comisión también debatirá con los Estados miembros la manera
de reducir el riesgo de que las pensiones transfronterizas se vean sometidas a una
doble imposición (o, por el contrario, eludan la imposición).
19)
La Comisión estudiará la necesidad de eliminar obstáculos relacionados con el
Derecho contractual para el diseño y la distribución de seguros de vida con
funciones de ahorro/inversión, a fin de facilitar la distribución transfronteriza de
determinados productos de pensión privados.
3.
MEJORA DE LAS HERRAMIENTAS DE SEGUIMIENTO DE LA UE SOBRE PENSIONES Y
REFUERZO DE SINERGIAS ENTRE LOS DISTINTOS ÁMBITOS POLÍTICOS
A la vista de la creciente interdependencia de los Estados miembros, es importante supervisar,
en estrecha colaboración con el Comité de Protección Social y el Comité de Política
Económica, los avances que están logrando los Estados miembros hacia la consecución de
unas pensiones adecuadas, sostenibles y seguras; por ejemplo, con indicadores comparativos
en el contexto de Europa 2020. Con la participación de una amplia gama de partes interesadas
y mediante el refuerzo del papel del Foro sobre Pensiones, se aplicará el planteamiento
holístico sobre las pensiones propugnado en el Libro Verde relativo a la cuestión.
20)
ES
La Comisión, en colaboración con el Comité de Política Económica, publicará el
Informe de 2012 sobre el envejecimiento, en el que evaluará el impacto económico
y presupuestario del envejecimiento y que constituirá la base para una evaluación
minuciosa de la sostenibilidad de las finanzas públicas, que está previsto que la
Comisión haga pública en su Informe de 2012 sobre sostenibilidad. La Comisión,
en colaboración con el Comité de Protección Social, también elaborará en 2012 un
Informe sobre la adecuación de las pensiones, que podrá ayudar a los Estados
miembros, en el contexto de la Plataforma contra la Pobreza, a evaluar la adecuación
de sus sistemas de pensiones para hombres y mujeres.
20
ES
ANEXO II
RESUMEN DE LA CONSULTA DEL LIBRO VERDE
Resultados de la consulta y del debate suscitado por el Libro Verde
La consulta recibió cerca de mil setecientas respuestas, entre ellas más de trescientas
cincuenta procedentes de gobiernos de los Estados miembros, de parlamentos nacionales, de
organizaciones empresariales y sindicales, de la sociedad civil y de representantes del sector
de las pensiones. Los Consejos EPSCO y ECOFIN acogieron con satisfacción el Libro Verde.
En febrero de 2011 se recibieron contribuciones del Parlamento Europeo, del Comité
Económico y Social Europeo y del Comité de las Regiones.
Las respuestas de partes interesadas clave ofrecen valiosas opiniones, bien presentadas, sobre
el marco europeo de las pensiones y sobre asuntos relativos a las pensiones en general, que
contribuyen a dar forma a las distintas opciones políticas para su estudio.
Además, en distintas partes de Europa se han celebrado más de cien reuniones con partes
interesadas, en las que han participado los Comisarios Andor, Barnier y Rehn o sus servicios.
La consulta ha influido en la orientación de los debates en muchos Estados miembros. Es
importante destacar que ha hecho que los debates nacionales estén más documentados, gracias
a la comparación de las distintas perspectivas europeas.
La mayoría de los Estados miembros desean que los esfuerzos se concentren en mejorar el
marco político europeo vigente de las pensiones o en profundizar en él, más que en ampliarlo.
No obstante, al mismo tiempo, muchos de ellos acogen con satisfacción el refuerzo de la
coordinación de la política económica.
En el Parlamento Europeo, las Comisiones ECON, IMCO y FEMM presentaron su
contribución a la Comisión EMPL, que es la competente para el fondo, de forma que el texto
final adoptado por el Parlamento reflejó adecuadamente los distintos puntos de vista y obtuvo
un apoyo muy amplio. El informe apoya el planteamiento holístico que la Comisión adoptó en
el Libro Verde y pide políticas bien coordinadas para afrontar los aspectos interrelacionados
de la adecuación, la sostenibilidad y la seguridad.
Obviamente, los acontecimientos nacionales relacionados con las pensiones, como la
adopción de reformas significativas en Grecia y Francia, aportaron animación a las
reflexiones sobre el Libro Verde. Los acontecimientos que han tenido lugar en algunos
Estados miembros del centro de Europa también pusieron de manifiesto la importancia del
tratamiento de las reformas sistémicas de las pensiones en el Pacto de Estabilidad y
Crecimiento.
En el ámbito clave de la coordinación de las políticas, la consulta se ha visto superada por
acontecimientos resultantes de la crisis de la deuda soberana. El paquete sobre el refuerzo de
la coordinación de la política económica y las referencias en el Estudio Prospectivo Anual
sobre el Crecimiento a medidas específicas que es necesario adoptar para modernizar los
sistemas de pensiones conllevarán cambios importantes del marco europeo de las pensiones;
además, puede esperarse un impulso suplementario del Consejo Europeo.
Respuestas sobre el marco de las pensiones y la edad de jubilación
ES
21
ES
[Preguntas 1 y 2] Las respuestas al Libro Verde sugieren que las mejoras del marco de las
pensiones vigente en la UE podrían contribuir a garantizar la sostenibilidad de las finanzas
públicas. Algunos encuestados consideran que la UE podría contribuir con medidas
armonizadas de indicadores relativos a las pensiones, con lo que se facilitaría un debate
directo y con conocimiento de causa sobre los aspectos correspondientes de la política de
pensiones y los retos a nivel de la UE. Muchos destacan que tales aportaciones deberían
desarrollarse dentro de los marcos existentes que, en general, se consideran adecuados. Se
considera que el Método Abierto de Coordinación en el ámbito social es el instrumento
adecuado para apoyar los esfuerzos de los Estados miembros por reforzar la adecuación de las
pensiones.
[Preguntas 3 y 4] Se considera necesaria una edad de jubilación efectiva más avanzada.
Algunos encuestados opinan que debería determinarse mediante políticas nacionales, con la
participación de los interlocutores sociales, mientras que otros sugieren que la edad de
jubilación debería evolucionar en consonancia con la esperanza de vida; unos pocos sugieren
tener en cuenta la esperanza de vida, o de vida saludable, de las distintas profesiones. El
Parlamento Europeo recomienda que se dé prioridad a garantizar que los empleados trabajen
hasta la edad de jubilación. Numerosos encuestados destacan que las reformas de las
pensiones deben ir acompañadas de políticas activas del mercado laboral, oportunidades de
aprendizaje permanente, sistemas sanitarios y de seguridad social eficaces y de una mejora de
las condiciones de trabajo. Se señalan conexiones con muchos elementos de la estrategia
Europa 2020, incluida la necesidad de una mayor participación en el mercado laboral y el
impacto de la política en materia de pensiones sobre los índices de pobreza. El Parlamento
Europeo sugiere que se incorporen los objetivos holísticos del Libro Verde en la estrategia
Europa 2020.
[Pregunta 14] Los encuestados reconocen que la UE desempeña un papel muy importante en
la coordinación de las políticas en materia de pensiones al facilitar la supervisión, la
coordinación y el aprendizaje mutuo entre los Estados miembros. Se considera más que
suficiente el marco vigente, formado por el Método Abierto de Coordinación, el Foro sobre
Pensiones y, de manera más general, el Pacto de Estabilidad y Crecimiento y la estrategia
Europa 2020. No obstante, sería importante profundizar en el marco existente, por ejemplo
mediante una cooperación más estrecha entre el Comité de Política Económica y el Comité de
Protección Social. El Parlamento Europeo considera que sería útil que hubiera una Plataforma
Europea de Pensiones que contara con representantes de las instituciones de la UE además de
todas las partes interesadas, y que, para evitar duplicidades, debería tenerse en cuenta el Foro
sobre Pensiones existente.
Respuestas a preguntas relacionadas con la normativa
[Pregunta 5] La mayoría de los encuestados se muestra a favor de revisar la Directiva sobre
fondos de pensiones de empleo para aclarar la inseguridad jurídica relacionada con la
actividad transfronteriza y sugieren cómo podría realizarse.
[Preguntas 6 y 7] La eliminación de cualquier obstáculo a la movilidad derivado de la
normativa sobre pensiones recibe el apoyo unánime, pero el nivel de acuerdo es menor en
cuanto a lo que eso significaría en la práctica. La mayoría de los encuestados que abordan la
cuestión de la coordinación de los sistemas de seguridad social con arreglo al Reglamento
(CE) nº 883/2004 opina que la coordinación funciona bien y que no es necesario modificar
dicho Reglamento ni ampliar su ámbito de aplicación.
ES
22
ES
Casi todos los que abordan la portabilidad de las pensiones complementarias están a favor
de una iniciativa a nivel de la UE. Se considera que el planteamiento consistente en una
coordinación similar a la del Reglamento (CE) nº 883/2004 no es adecuado para los planes de
pensiones complementarias y la mayoría se muestra muy en contra de la idea de reexaminar
las cuestiones relativas a las transferencias. El planteamiento de adquisición y conservación
que se ha seguido en los últimos años recibe un amplio apoyo, incluido el del Parlamento
Europeo, aunque hay quien sigue oponiéndose con firmeza. La idea de un servicio de rastreo
goza de una buena acogida general, aunque se insiste en unos servicios de nivel nacional, al
menos en un primer momento.
[Pregunta 8] Con respecto a los planes de pensiones de capitalización y sus productos, los
empleados, los pensionistas y las aseguradoras ven la necesidad de revisar la normativa de la
UE a fin de garantizar la coherencia de la reglamentación y la supervisión. Los empleadores y
los fondos de pensiones se muestran menos abiertos a nuevas iniciativas de la UE.
[Pregunta 9] En cuanto a cómo garantizar el equilibro entre riesgo, seguridad y
asequibilidad, se considera que la UE debería evitar la normativa vinculante y más bien
debería fomentar la normativa nacional pertinente o un código de la UE no vinculante
(recomendación).
[Pregunta 10] La cuestión del régimen de solvencia de los fondos de pensiones la abordan
principalmente las asociaciones de empresarios, los fondos de pensiones y los proveedores de
servicios, mientras que los miembros y los beneficiarios realizan pocas aportaciones a este
asunto. La mayoría de los encuestados apoyan la supervisión basada en el riesgo y sugieren
que se dé prioridad al fondo sobre la forma. El planteamiento adecuado ha de centrarse en la
naturaleza y la duración de las obligaciones relativas a las pensiones, teniendo en cuenta los
mecanismos adicionales de seguridad de mitigación del riesgo a disposición de los fondos de
pensiones. El Parlamento Europeo considera: i) que los mercados financieros solo pueden
funcionar de manera eficiente cuando hay confianza y seguridad, por lo que se necesitan unas
normas prudenciales sólidas para las entidades financieras, incluidos los fondos de pensiones
de empleo; y ii) que los elementos cualitativos de Solvencia II constituyen un valioso punto
de partida para mejorar la supervisión de los fondos de pensiones de empleo.
[Pregunta 11] Los encuestados están de acuerdo en la necesidad de protección en caso de
insolvencia de los empleadores promotores, pero solo el Parlamento Europeo y una minoría
desean nueva legislación de la UE, ya que, según la mayoría, se consigue mejor a nivel
nacional. Debería analizarse la aplicación de la legislación vigente de la UE y la eficacia de
las medidas nacionales antes de plantearse la modificación del marco legislativo de la UE.
[Pregunta 12] En relación con la modernización de los requisitos mínimos sobre revelación de
información acerca de productos de pensión, los encuestados, incluido el Parlamento
Europeo, destacan la necesidad de contar con información clara y comparable; asimismo, la
mayoría considera que la UE puede aportar un valor añadido.
[Pregunta 13] Pese a que se reconoce la importancia de contar con unas buenas opciones por
defecto sobre las posibilidades de participación e inversión en el ámbito del diseño de las
pensiones, pocos encuestados expresan la necesidad, ni siquiera la posibilidad técnica, de
desarrollar un planteamiento común a nivel de la UE.
ES
23
ES
ANEXO III
JUBILACIÓN, PENSIONES COMPLEMENTARIAS, RECOMENDACIONES ESPECÍFICAS POR PAÍSES Y REFORMAS MÁS RECIENTES EN LOS ESTADOS
MIEMBROS DE LA UE
Esta
do
miem
bro
Esperan
za de
vida a
los 65
H/M
(2010)
Edad de
salida
del
mercado
de
(ii)
trabajo
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n
(iii)
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n H/M
(iv)
(2020)
Aumento
de la edad
de
jubilación
después
de 2020
(v)
H/M
Activos de
los fondos
de
pensiones
% del PIB
(vi)
2009
AT
17,9/
21,4
62,6/
59,4 ##
65/60
65/60
65/65
4,9
Recomendaciones específicas por países en
relación con las pensiones (o referencias del
Memorando de Acuerdo)
REP 3: En consulta con los interlocutores
sociales y de acuerdo con las prácticas
nacionales, tomar medidas para una mayor
limitación del acceso al actual plan de jubilación
anticipada para los trabajadores con períodos de
cotización largos, así como medidas para reducir
el período transitorio de armonización de la edad
legal de jubilación para hombres y mujeres a fin
de asegurar la sostenibilidad y la adecuación del
sistema de pensiones. Aplicar estrictamente las
condiciones de acceso al régimen de pensiones
de invalidez.
Reformas más recientes / Observaciones
(vi)
Dos áreas de reforma establecidas en 2010: En la primera, a
partir de 2014 se aplicarán normas más estrictas a la
jubilación anticipada sobre la base de registros de cotización
de larga duración («Hacklerregelung») al aumentar en dos
años la edad mínima, que pasa de 60 años en la actualidad
a 62 en el caso de los hombres y de 55 años en la
actualidad a 57 en el caso de las mujeres, y al contar como
período de cotización únicamente el tiempo en activo. En la
segunda, a partir de 2011, las pensiones de invalidez están
supeditadas a la participación en medidas de rehabilitación.
Además, se ha creado un sistema centralizado para evaluar
las solicitudes de este tipo de pensión.
Se ha establecido un grupo de trabajo para seguir
desarrollando las reformas sobre la base de la propuesta
presentada por los interlocutores sociales en octubre de
2011.
ES
24
ES
Esta
do
miem
bro
Esperan
za de
vida a
los 65
H/M
(2010)
Edad de
salida
del
mercado
de
(ii)
trabajo
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n
(iii)
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n H/M
(iv)
(2020)
Aumento
de la edad
de
jubilación
después
de 2020
(v)
H/M
Activos de
los fondos
de
pensiones
% del PIB
(vi)
2009
REP 2: Tomar medidas para la mejora de la
sostenibilidad a largo plazo de las finanzas
públicas. En consonancia con el marco de la triple
estrategia de la UE, debe hacerse hincapié en la
contención de los gastos relacionados con el
envejecimiento de la población, en particular
evitando la salida anticipada del mercado laboral
a fin de retrasar sensiblemente la edad de
jubilación efectiva. Cabría considerar medidas
como la vinculación de la edad legal de jubilación
a la esperanza de vida.
BE
17,5/
21,1**
ES
Recomendaciones específicas por países en
relación con las pensiones (o referencias del
Memorando de Acuerdo)
61,2/
61,9 ##
65/65
65/65
-
3,3 (v)
Reformas más recientes / Observaciones
(vi)
A partir del 1 de enero de 2012, se han introducido nuevas
normas relativas a la edad y la carrera para la pensión
anticipada reglamentaria. La edad irá aumentando
progresivamente para pasar de 60 años en la actualidad a
62 en 2016 (2012: 60 años; 2013: 60,5 años; 2014: 61 años;
2015: 61,5 años; 2016: 62 años). El número de años de
carrera requeridos también irá aumentando progresivamente
para pasar de 35 años en la actualidad a 40 en 2015 (2012:
35 años; 2013: 38 años; 2014: 39 años; 2015: 40 años). En
el sector público, el número de años de carrera requeridos
irá aumentando progresivamente para pasar de 5 años en la
actualidad a 40 en 2015 (2012: 5 años; 2013: 38 años; 2014:
39 años; 2015: 40 años). En la actualidad se están
debatiendo las medidas transitorias. Se espera que el Real
Decreto se aplique en abril de 2012.
Las condiciones en lo que respecta a la edad y a la carrera
para la jubilación anticipada normal (pensión de jubilación
anticipada o pensión puente) también se elevarán a partir del
1 de enero de 2012. En general, se aumentará la edad de 58
a 60 años, y el número de años de carrera requeridos
aumentará de 38 a 40 años para los hombres y de 35 a
40 años para las mujeres en el caso de los acuerdos de
negociación colectiva celebrados después del 31.12.2011.
Los acuerdos de negociación colectiva anteriores se irán
ajustando progresivamente a estos nuevos requisitos entre
2012 y 2024. En caso de despidos colectivos en empresas
que estén experimentando una reestructuración o que se
encuentren en dificultades, la edad mínima aumentará de 52
a 55 años entre 2012 y 2018. El sistema de jubilación
anticipada a tiempo parcial quedará abolido a partir del
1.1.2012.
25
ES
Esta
do
miem
bro
Esperan
za de
vida a
los 65
H/M
(2010)
Edad de
salida
del
mercado
de
(ii)
trabajo
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n
(iii)
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n H/M
(iv)
(2020)
Aumento
de la edad
de
jubilación
después
de 2020
(v)
H/M
Activos de
los fondos
de
pensiones
% del PIB
(vi)
2009
BG
13,6/ 17
ES
64,1/
64,1 #
63/60
63/60
65/63
n.a.
Recomendaciones específicas por países en
relación con las pensiones (o referencias del
Memorando de Acuerdo)
REP 3: Aplicar las medidas acordadas con los
interlocutores sociales en el marco de la actual
reforma del sistema de pensiones, desarrollar
algunas de sus medidas clave que contribuyan a
retrasar la edad efectiva de jubilación y reducir las
jubilaciones anticipadas, como el aumento
gradual del período de cotización al régimen de
seguros sociales, y reforzar las políticas de ayuda
para que los trabajadores de más edad
permanezcan en activo durante más tiempo.
26
Reformas más recientes / Observaciones
(vi)
Inicialmente, la reforma de 2011 contemplaba un aumento
de la edad de jubilación de 63/60 años (H/M) a 65/63 entre
2021 y 2026, así como una edad de 67 años para las
personas sin una carrera completa (los dos sexos después
de 2024). Los períodos de cotización también se alargaban
para determinadas categorías de empleados, los tipos de
cotización aumentaban en 2011 y 2017 y las tasas de
acumulación en 2017.
A mediados de noviembre de 2011, el gobierno propuso, en
un debate parlamentario sobre el proyecto de presupuesto
de 2012, adelantar considerablemente algunos de los
elementos clave de la reforma, previstos anteriormente para
2021. Con este fin, el Parlamento adoptó a principios de
diciembre de 2012 cambios legislativos en los que se
contemplaba un aumento progresivo de la edad de jubilación
para ambos sexos al ritmo de 4 meses al año a partir del 1
de enero de 2012 hasta alcanzar una edad de jubilación de
65 años para los hombres y 63 años para las mujeres.
ES
Esta
do
miem
bro
Esperan
za de
vida a
los 65
H/M
(2010)
Edad de
salida
del
mercado
de
(ii)
trabajo
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n
(iii)
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n H/M
(iv)
(2020)
Aumento
de la edad
de
jubilación
después
de 2020
(v)
H/M
Activos de
los fondos
de
pensiones
% del PIB
(vi)
2009
CY
18,1/
20,9**
ES
62,8
65/65
65/65
-
n.a.
Recomendaciones específicas por países en
relación con las pensiones (o referencias del
Memorando de Acuerdo)
REP 3: Mejorar la sostenibilidad a largo plazo de
la hacienda pública efectuando reformas que
permitan controlar el gasto en sanidad y en
pensiones para reducir el aumento que se prevé
en los costes relacionados con el envejecimiento
de la población. En el caso de las pensiones,
ampliar el número de años de contribución,
vincular la edad de jubilación a la esperanza de
vida o adoptar otras medidas con un efecto
presupuestario equivalente, prestando atención al
mismo tiempo a la elevada tasa de personas
mayores con riesgo de caer en la pobreza Y, en
cuanto a la sanidad, dar nuevos pasos para
acelerar la aplicación del sistema nacional del
seguro de enfermedad.
27
Reformas más recientes / Observaciones
(vi)
Con arreglo a la reforma de 2009 del Fondo de Seguros
Sociales, 1) los tipos de cotización aumentarán en
1,3 puntos porcentuales entre 2009 y 2039 a intervalos de
5 años; 2) los períodos de cotización para poder optar a la
pensión de vejez aumentaron y el período de cotización
mínimo pasó de 3 a 10 años, 3) se introdujo un límite
máximo de 6 años para los créditos de enseñanza/formación
concedidos en el sistema de cotización; 4) se ha restringido
el acceso a las prestaciones de desempleo para los
beneficiarios de pensiones de empleo; 5) se llevará a cabo
periódicamente una revisión actuarial del sistema de
pensiones. En agosto de 2011, se anunció un paquete de
medidas de consolidación, entre las que se encuentran las
siguientes: 1) contribución permanente del 3 % de los
ingresos brutos de los empleados del sector público y del
sector público en sentido amplio para las pensiones públicas
a partir del 1.10.2011; 2) afiliación del personal de nueva
contratación en la función pública únicamente al Fondo de
Seguros Sociales (en vez del plan de pensiones de empleo)
a partir del 1.10.2011; 3) aumento del tipo de contribución al
Fondo de Viudas y Huérfanos en 1,25 puntos porcentuales
hasta el 2 % de los ingresos brutos a partir del 1.10.2011.
ES
Esta
do
miem
bro
Esperan
za de
vida a
los 65
H/M
(2010)
Edad de
salida
del
mercado
de
(ii)
trabajo
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n
(iii)
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n H/M
(iv)
(2020)
Aumento
de la edad
de
jubilación
después
de 2020
(v)
H/M
Activos de
los fondos
de
pensiones
% del PIB
(vi)
2009
Recomendaciones específicas por países en
relación con las pensiones (o referencias del
Memorando de Acuerdo)
REP 2: Aplicar la reforma de las pensiones
programada a fin de mejorar la sostenibilidad a
largo plazo de las finanzas públicas y asegurar la
adecuación futura de las pensiones. Los
esfuerzos adicionales deben centrarse en nuevos
cambios en el pilar público, a fin de asegurar que
el sistema no es fuente de futuros desequilibrios
fiscales, así como en el desarrollo del ahorro
privado. A fin de elevar la edad de jubilación
efectiva, cabría considerar medidas como la
correlación entre la edad de jubilación legal y la
esperanza de vida. Asegurar que el régimen de
financiación previsto atraiga una amplia
participación y que esté concebido para mantener
los costes administrativos transparentes y bajos.
CZ
15,5/ 19
61,5/
59,6
62/60
63a10m/
63a8m
65/65
4,6
Reformas más recientes / Observaciones
(vi)
Reforma de las pensiones de 2011: El pilar público, efectivo
a partir del 30 de septiembre, incluye lo siguiente:
- Aumentos en la edad de jubilación, que seguirá
aumentando, especialmente en el caso de mujeres con hijos,
con el fin de unificar la edad de jubilación para todos los
contribuyentes después de 2040. Tras alcanzar una edad de
jubilación común, dicha edad seguirá aumentando al ritmo
de otros dos meses por año de nacimiento hasta nueva
modificación.
- Relación más estrecha entre las pensiones y las
contribuciones del pilar público.
- Normas de indexación más estrictas: las normas anteriores
establecían un límite más bajo para los aumentos de las
pensiones, ahora el límite es obligatorio.
- Ampliación del período de evaluación para el cálculo de las
pensiones.
- Endurecimiento de las opciones de jubilación anticipada.
Reforma de las pensiones de 2013: Se aprueba el pilar
privado, que entrará en vigor en 2013. En él se contempla la
posibilidad de que, a partir de 2013, los trabajadores
transfieran 3 puntos porcentuales de sus cotizaciones de
pensión obligatoria a fondos privados, con la condición de
que añadan a las cotizaciones 2 puntos porcentuales de sus
propios ingresos. La transferencia será opcional para las
personas que no tengan más de 35 años. Las personas con
más de 35 años podrán sumarse a este sistema solo a
finales de la primera mitad de 2013.
Además, con arreglo a la reforma de 2010, ya no se
concederán créditos por los períodos de estudios y, en 2019,
el período de seguro requerido pasará de 25 a 35 años.
ES
28
ES
Esta
do
miem
bro
Esperan
za de
vida a
los 65
H/M
(2010)
Edad de
salida
del
mercado
de
(ii)
trabajo
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n
(iii)
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n H/M
(iv)
(2020)
Aumento
de la edad
de
jubilación
después
de 2020
(v)
H/M
Activos de
los fondos
de
pensiones
% del PIB
(vi)
2009
Recomendaciones específicas por países en
relación con las pensiones (o referencias del
Memorando de Acuerdo)
62,6/
61,9
65/65
65a9m/6
5a9m
67/67
5,2 (x)
DK
17/ 19,7
ES
63,2/
61,4
65/65
(66/66)
67+/67+
43,3 (w)
(vi)
En 2007 se estableció por ley un aumento de la edad de
jubilación de 65 a 67 años entre 2012 y 2029. Sin embargo,
la reforma de las pensiones se traducirá en una reducción
del nivel de prestación, que se supone que se verá
compensada por pensiones de capitalización. Para evitar
que aumente la pobreza en la vejez, el Ministro de Trabajo y
Asuntos Sociales ha anunciado un nuevo suplemento de las
pensiones («Zuschussrente»), que en la actualidad se está
debatiendo. También se está debatiendo la ampliación de la
cobertura del seguro de pensión social para incluir a los
trabajadores autónomos que no están afiliados al sistema de
pensiones obligatorio.
DE
17,8/
20,9
Reformas más recientes / Observaciones
REP 2: A fin de reforzar el empleo y la
sostenibilidad de las finanzas públicas, adoptar
medidas adicionales con objeto de incrementar la
oferta laboral a largo plazo mediante la aplicación
de la reforma recientemente aprobada del
régimen de jubilación anticipada voluntaria;
reformar las pensiones por discapacidad, y definir
mejor a los destinatarios de los regímenes de
subvención del empleo («flex-job») a fin de
favorecer a los sectores de población más
vulnerables.
29
En la reforma de 2006 se aumentó la edad de jubilación de
65 a 67 años (entre 2024 y 2027) y se vinculó dicha edad a
la esperanza de vida posterior. Con arreglo a una reforma
acordada en mayo de 2011, el aumento entrará en vigor
cinco años antes de lo previsto en el paquete de 2006 (la
edad de jubilación aumentará progresivamente por tramos
de medio año entre 2019 y 2022). La reforma de la jubilación
anticipada recomendada por las REP se aplicó por ley en
otoño de 2011.
ES
Esta
do
miem
bro
Esperan
za de
vida a
los 65
H/M
(2010)
Edad de
salida
del
mercado
de
(ii)
trabajo
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n
(iii)
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n H/M
(iv)
(2020)
Aumento
de la edad
de
jubilación
después
de 2020
(v)
H/M
Activos de
los fondos
de
pensiones
% del PIB
(vi)
2009
Recomendaciones específicas por países en
relación con las pensiones (o referencias del
Memorando de Acuerdo)
ES
62,6
63/61
64/64
65/65
(vi)
Las principales medidas políticas aplicadas durante 20092011 consistieron en cambios puntuales de las normas de
indexación de las pensiones en 2009, lo que mejoró el valor
de las pensiones nominales y dio lugar a una suspensión
temporal de las transferencias al sistema de pensiones de
capitalización en la segunda mitad de 2009 y en 2010. Estas
transferencias se reanudaron en parte en 2011 y
completamente a partir de 2012, con un mecanismo de
compensación que se aplicó entre 2014 y 2017. La edad de
jubilación aumentará a 65 años durante el período 20172026. En el plan obligatorio de pensión de capitalización, la
crisis ha tenido como consecuencia un control más estricto y
normas más claras en la gestión de los fondos, así como
mayor flexibilidad para empleados y empleadores.
EE
14,2/
19,4
Reformas más recientes / Observaciones
6,9
30
ES
Esta
do
miem
bro
Esperan
za de
vida a
los 65
H/M
(2010)
Edad de
salida
del
mercado
de
(ii)
trabajo
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n
(iii)
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n H/M
(iv)
(2020)
Aumento
de la edad
de
jubilación
después
de 2020
(v)
H/M
Activos de
los fondos
de
pensiones
% del PIB
(vi)
2009
Memorando de Acuerdo. Con arreglo al
Memorando: Los fondos de pensión actuales se
fusionarán en tres fondos. La reforma introducirá
un nuevo sistema para reforzar el vínculo entre
cotizaciones y prestaciones, con normas
uniformes que se aplicarán proporcionalmente a
todos los trabajadores actuales y futuros. La edad
normal de jubilación quedará establecida en
65 años y aumentará en consonancia con la
esperanza de vida. Las prestaciones se
indexarán en función de los precios. La reforma
también restringirá la jubilación anticipada,
incluso para las personas aseguradas antes de
1993, y reducirá la lista de oficios duros y
penosos. El nuevo sistema también incluirá una
pensión social supeditada a una comprobación de
recursos para todos los ciudadanos que hayan
superado la edad normal de jubilación, de forma
que se cree una importante red de seguridad
coherente con la sostenibilidad fiscal.
EL
18,5/
20,4
ES
Recomendaciones específicas por países en
relación con las pensiones (o referencias del
Memorando de Acuerdo)
61,3/
61,6
65/60
65/65
Edad de
jubilación
vinculada a
la
esperanza
de vida
(69 años y
4 meses
para H/F
por igual en
2060)
0,0
Se
revisarán
los
fondos
de
pensión
complementarios para eliminar desequilibrios,
introducir un vínculo más estrecho entre
prestaciones y cotizaciones, garantizar la
sostenibilidad de todos los fondos y reducir su
número. Se revisarán las pensiones por
discapacidad y las pensiones consistentes en una
entrega global de capital para funcionarios y
empleados de empresas públicas.
Reformas más recientes / Observaciones
(vi)
En julio de 2010, el Parlamento adoptó una reforma global
de los principales planes de pensiones en consonancia con
el Memorando de Acuerdo. La reforma simplificó el sistema
de pensiones, que estaba muy fragmentado, lo hizo más
transparente y más justo, elevó la edad de jubilación y redujo
la generosidad de las prestaciones. Las nuevas normas, de
aplicación obligatoria y general, sobre derechos,
cotizaciones, normas de acumulación e indexación de los
derechos de pensión se aplican a los principales fondos de
pensiones (IKA, OGA, OAEE, el plan del sector público y el
plan del Banco de Grecia). La reforma de las pensiones se
aplica proporcionalmente a todos los trabajadores actuales y
futuros.
Los principales elementos de la reforma son los siguientes:
i)
La introducción de una nueva pensión básica de
360 euros mensuales (12 pagos al año).
ii)
El nuevo sistema introduce tasas de acumulación
con el mismo perfil para todos los trabajadores y
supeditadas únicamente a la duración de la carrera (oscilan
entre un 0,8 y un 1,5 % de los ingresos).
iii)
En la reforma se aumenta la edad de jubilación
legal de 60 a 65 años. La edad mínima de jubilación queda
fijada en 60 años; se aplicarán penalizaciones a aquellas
personas que no reúnan la totalidad de la carrera
contributiva.
iv)
Se eleva a 40 años la carrera contributiva
completa (anteriormente era, por lo general, de 35 años).
v)
A partir de 2021, las edades de jubilación mínima
y legal se modificarán cada tres años en consonancia con la
evolución de la esperanza de vida.
31
vi)
Igualación de las edades de jubilación de hombres
y mujeres tanto en el sector público como en el privado para
2013.
ES
vii)
La indexación de las prestaciones (incluidas las
pensiones básicas) no superará la inflación con arreglo al
Esta
do
miem
bro
Esperan
za de
vida a
los 65
H/M
(2010)
Edad de
salida
del
mercado
de
(ii)
trabajo
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n
(iii)
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n H/M
(iv)
(2020)
Aumento
de la edad
de
jubilación
después
de 2020
(v)
H/M
Activos de
los fondos
de
pensiones
% del PIB
(vi)
2009
Recomendaciones específicas por países en
relación con las pensiones (o referencias del
Memorando de Acuerdo)
REP 2: Adoptar la reforma del sistema de
pensiones propuesta con el fin de retrasar la edad
de jubilación legal y aumentar el número de años
de trabajo para el cálculo de las pensiones, según
lo
planeado;
revisar
periódicamente
los
parámetros de las pensiones a la luz de la
evolución de la esperanza de vida, según lo
previsto, y adoptar nuevas medidas encaminadas
a mejorar el aprendizaje permanente para los
trabajadores de más edad.
ES
18,5/
22,7
61,2/
63,4
65/65
65/65
(66a4m/6
6a4m)
67/67
8,1
Reformas más recientes / Observaciones
(vi)
En la reforma de las pensiones de 2010-2011 se aumentó la
edad de jubilación de 65 a 67 años (aplicación progresiva
entre 2013 y 2027), se alargó la duración del período de
cotización para tener derecho a las prestaciones de pensión
completa pasando de 35 a 37 años, la edad de jubilación
anticipada se elevó normalmente de 61 a 63 años (pero la
posibilidad de jubilarse a los 61 años se mantiene durante la
crisis económica para las personas que hayan cotizado
durante 33 años como mínimo), aumentaron las
penalizaciones por jubilación anticipada, se amplió el
período de cotización considerado para calcular la pensión
básica pasando de 15 a 25 años en 2022, se introdujo un
factor de sostenibilidad a partir de 2027 con revisiones
cíclicas cada cinco años, se establecieron períodos más
largos para los créditos por el cuidado de los hijos y se
simplificó el sistema (se integraron en el plan general los
planes de los trabajadores agrarios y domésticos).
El 28 de octubre de 2011, el gobierno aprobó la Estrategia
Global para el Empleo de los Trabajadores y Trabajadoras
de Más Edad 2012-2014 (en español, «Estrategia 55 y
más»). Esta iniciativa es un complemento esencial de la
reforma del sistema de pensiones aprobada en septiembre.
La «Estrategia 55 y más» prevé cuatro objetivos: i) elevar la
tasa de empleo y reducir el desempleo de los trabajadores y
las trabajadoras mayores de 55 años; ii) favorecer su
mantenimiento en el empleo; iii) mejorar sus condiciones de
trabajo; y iv) promover su reincorporación al mercado de
trabajo.
ES
32
ES
Esta
do
miem
bro
Esperan
za de
vida a
los 65
H/M
(2010)
Edad de
salida
del
mercado
de
(ii)
trabajo
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n
(iii)
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n H/M
(iv)
(2020)
Aumento
de la edad
de
jubilación
después
de 2020
(v)
H/M
Activos de
los fondos
de
pensiones
% del PIB
(vi)
2009
Recomendaciones específicas por países en
relación con las pensiones (o referencias del
Memorando de Acuerdo)
Finlandia estableció en 2009 un vínculo entre las
prestaciones de pensión y un coeficiente de esperanza de
vida. En 2009, el gobierno y las organizaciones del mercado
de trabajo acordaron elevar la edad de jubilación efectiva
hasta, como mínimo, 62,4 años para 2025.
76,8
REP 4: Adoptar medidas para mejorar la
empleabilidad de los trabajadores de más edad y
su participación en la formación permanente. En
consulta con los interlocutores sociales y
siguiendo las prácticas nacionales, adoptar
nuevas medidas para incentivar a los
trabajadores de más edad a permanecer en el
mercado laboral consistentes en reducir la
jubilación anticipada y aumentar la edad efectiva
de jubilación. Visto el sistema ya existente de
vinculación de las prestaciones de jubilación a la
esperanza de vida, considerar una interrelación
entre la edad de jubilación legal y la esperanza de
vida.
0,8 (v)
REP 1: Garantizar un ajuste fiscal anual medio
superior al 1 % del PIB durante el período 20102013, conforme a lo recomendado, y aplicar las
medidas encaminadas a la corrección del déficit
excesivo en 2013 a más tardar; conforme a las
recomendaciones del Consejo en virtud del
procedimiento de déficit excesivo, llevando la tasa
de deuda pública a una senda descendente, y
garantizando
posteriormente
un
progreso
adecuado hacia el objetivo a medio plazo,
concretando las medidas necesarias a tal fin a
partir
de
2012,
adoptando
medidas
suplementarias si fuese necesario y utilizando los
posibles ingresos extraordinarios para acelerar la
reducción del déficit y la deuda, como está
planeado; seguir examinando la sostenibilidad del
sistema de pensiones y adoptar medidas
suplementarias, en su caso.
En noviembre de 2010, el Parlamento francés adoptó una
reforma de los planes de pensiones reglamentarios. El
resultado de la reforma que ha encontrado más difusión es
el aumento gradual de la edad de jubilación legal de 60 a
62 años en 2018 (en 2017, según los planes más recientes,
aunque aún no hay medidas legislativas al respecto). La
reforma incluye toda una serie de otras medidas, como, por
ejemplo, la armonización progresiva de los tipos de
cotización entre los planes del sector público y los del sector
privado o la creación de un derecho a la jubilación anticipada
(a partir de los 60 años) para aquellos trabajadores con
incapacidad laboral parcial. También se han introducido
algunos cambios técnicos para fomentar el desarrollo de los
planes de pensiones de capitalización.
FI
17,5/
21,5
62,3/
61,1
65/65,
63-68
65/65,
63-68
-
FR
18,7/
23,2**
ES
60,3/
59,8
6065/60-65
6267/62-67
-
33
Reformas más recientes / Observaciones
(vi)
ES
Esta
do
miem
bro
Esperan
za de
vida a
los 65
H/M
(2010)
Edad de
salida
del
mercado
de
(ii)
trabajo
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n
(iii)
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n H/M
(iv)
(2020)
Aumento
de la edad
de
jubilación
después
de 2020
(v)
H/M
Activos de
los fondos
de
pensiones
% del PIB
(vi)
2009
Recomendaciones específicas por países en
relación con las pensiones (o referencias del
Memorando de Acuerdo)
(vi)
En la reforma de 2009, 1) se aumentó la edad de jubilación
legal de 62 a 65 años entre 2014 y 2022; 2) se introdujo un
sistema de indexación de las pensiones menos generoso y
supeditado al crecimiento real del PIB a partir de 2010; y 3)
se abolió la paga extraordinaria anual y se introdujo una
«prima de pensión». La sostenibilidad futura mejorará como
consecuencia de estas reformas y, en 2060, el gasto bruto
en pensiones de la seguridad social se elevará a un 10,5 %
del PIB en vez de un 13,8 %, como figuraba en la previsión
del Informe de 2009 sobre el envejecimiento.
HU
14,1/
18,2
ES
Reformas más recientes / Observaciones
60,1/
58,7
62/62
64/64
65/65
13,1
En 2010 y 2011, el gobierno tomó medidas drásticas al abolir
el pilar de pensiones privadas obligatorias, lo que puede
comprometer hasta cierto punto la sostenibilidad futura,
como mínimo en la medida en que los inesperados ingresos
procedentes de los fondos de pensiones se desviaron para
cubrir gastos corrientes. En diciembre de 2011 se abolió la
jubilación anticipada y los derechos de los actuales
beneficiarios fueron sometidos a imposición fiscal, lo que
tiene repercusiones especialmente para aquellos oficios que
están considerados como actividades penosas y que, por lo
tanto, disfrutaban de oportunidades de jubilación anticipada.
34
ES
Esta
do
miem
bro
Esperan
za de
vida a
los 65
H/M
(2010)
Edad de
salida
del
mercado
de
(ii)
trabajo
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n
(iii)
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n H/M
(iv)
(2020)
Aumento
de la edad
de
jubilación
después
de 2020
(v)
H/M
Activos de
los fondos
de
pensiones
% del PIB
(vi)
2009
Recomendaciones específicas por países en
relación con las pensiones (o referencias del
Memorando de Acuerdo)
Memorando de Acuerdo.
IE
Con arreglo al Memorando:
Para el primer trimestre de 2011: Reducción de la
desgravación tributaria para las pensiones y las
deducciones relativas a las pensiones, que
permitirá obtener 155 millones de euros en 2011.
Se introducirá una reducción progresiva de más
del 4 %, en promedio, de las actuales pensiones
de la función pública.
18,1/
21,1
ES
63,5/
64,7 #
Para el segundo trimestre de 2011: Para mejorar
la sostenibilidad a largo plazo, las autoridades
han emprendido la tarea de tomar medidas
legislativas para aumentar la edad para cobrar
una pensión del Estado a 66 años en 2014, a 67
en 2021 y a 68 en 2028.
65/65
66/66
68/68
44,1
Para el tercer trimestre de 2011: Los derechos de
pensión para el personal de nueva contratación
en la función pública se reformará con el fin de
que el sistema de pensiones del sector público
repose sobre una base más sostenible. Esto
englobará una revisión del régimen de jubilación
anticipada para determinadas categorías y la
indexación de las pensiones en función de los
precios de consumo. Las pensiones se basarán
en los ingresos medios durante la vida laboral. La
edad de jubilación del personal de nueva
contratación se vinculará a la edad de jubilación
para cobrar una pensión del Estado.
Para el cuarto trimestre de 2011 y para 2012:
También se menciona una reducción de las
desgravaciones para las pensiones y un ajuste en
los derechos de pensión de la función pública
como parte de las medidas de consolidación
35
presupuestaria.
Reformas más recientes / Observaciones
(vi)
En marzo de 2010, el gobierno irlandés publicó el marco
nacional de pensiones, en el que se establecen las
intenciones del gobierno para reformar el sistema de
pensiones en Irlanda.
Desde entonces se ha hecho una serie de cambios, que
incluyen los siguientes.
Se han adoptado actos legislativos para aumentar la edad
de jubilación de la pensión del Estado a 66 años en 2014, a
67 años en 2021 y a 68 años en 2028.
Se ha fijado un límite máximo de 200 000 euros para las
pensiones consistentes en el pago de una cantidad única
libre de impuestos.
A partir de 2011, los sistemas de seguros sociales (Social
Insurance) y cargas sociales universales (Universal Social
Charge) ya no darán lugar a desgravaciones para las
cotizaciones de pensiones.
Las nuevas disposiciones relativas a las pensiones del
personal de nueva contratación en el sector público implican
que la pensión definitiva se basará en los ingresos medios
de la carrera y no en el último salario.
Una serie de medidas para aliviar las presiones de
financiación sobre los planes de prestación definida, como
cambiar la prioridad de pago en caso de liquidación, crear un
régimen de pagos de insolvencia de pensiones y cambios en
la norma de financiación.
ES
Esta
do
miem
bro
Esperan
za de
vida a
los 65
H/M
(2010)
Edad de
salida
del
mercado
de
(ii)
trabajo
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n
(iii)
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n H/M
(iv)
(2020)
Aumento
de la edad
de
jubilación
después
de 2020
(v)
H/M
Activos de
los fondos
de
pensiones
% del PIB
(vi)
2009
Recomendaciones específicas por países en
relación con las pensiones (o referencias del
Memorando de Acuerdo)
IT
18,2/ 22*
ES
60,8/
59,4
66a 11
meses/
65/60
66a 11
meses
Edad de
jubilación
vinculada a
la
esperanza
de vida
(70 años y
3 meses
para H/F en
2060)
4,1
36
Reformas más recientes / Observaciones
(vi)
A lo largo de 2011, el marco italiano de pensiones se ha
visto modificado por tres intervenciones legislativas
sucesivas (Ley 111/201, Ley 148/2011 y Ley 214/2011). Las
principales medidas resultantes de estas últimas reformas se
pueden resumir de la siguiente manera: i) El método de
aportación definida ficticia se aplica también a los
trabajadores acogidos al régimen de prestación definida, que
antes estaban exentos. Esta ampliación afecta a las
cotizaciones devengadas a partir del 1 de enero de 2012,
con arreglo a la regla de prorrata. ii) La edad de jubilación
legal para las mujeres del sector privado se igualará a la de
los hombres (y las mujeres en el sector público). El proceso
de igualación estará plenamente introducido para 2018. iii)
Se ha abolido el mecanismo de «ventana de salida», que
queda reemplazado por el correspondiente aumento de la
edad mínima y/o los requisitos de cotización. iv) Los tipos de
cotización pagados por los trabajadores autónomos han
aumentado progresivamente para pasar del 20 % en 2011 al
24 % en 2018. El tipo de cotización de los trabajadores
atípicos ha aumentado en 1 punto porcentual, con lo que a
partir de 2012 se eleva al 27 %. v) Durante un período de
dos años (2012-2013) las pensiones de importe superior al
triple de la pensión mínima (aproximadamente 1 400 euros
mensuales) no se indexarán en función de la inflación de los
precios. vi) A pesar de estar ya indexado en función de la
evolución de la esperanza de vida, el requisito mínimo para
tener derecho al subsidio por vejez ha aumentado en un año
a partir de 2018, y posteriormente quedará completamente
ligado a la edad de jubilación legal. vii) Se ha abolido en
todos los planes el canal de jubilación anticipada basado
conjuntamente en requisitos de edad y cotización (35 años).
En el régimen de aportación definida ficticia, se permite la
jubilación anticipada hasta un máximo de tres años antes de
la edad de jubilación legal, con veinte años de cotización y
un importe mínimo de pensión de 1 200 euros mensuales en
2012, indexado en función de la media del PIB nominal de
cinco años. viii) El requisito de contribución mínima para
tener
derecho
a
cobrar
la
pensión
anticipada
independientemente de la edad se ha indexado en función
de la evolución de la esperanza de vida a partir de 2013,
como estaba previsto para la edad de jubilación legal.
ES
Esta
do
miem
bro
Esperan
za de
vida a
los 65
H/M
(2010)
Edad de
salida
del
mercado
de
(ii)
trabajo
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n
(iii)
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n H/M
(iv)
(2020)
Aumento
de la edad
de
jubilación
después
de 2020
(v)
H/M
Activos de
los fondos
de
pensiones
% del PIB
(vi)
2009
Recomendaciones específicas por países en
relación con las pensiones (o referencias del
Memorando de Acuerdo)
n.a.
REP 2: Aprobar la legislación propuesta que
desarrolla la reforma del sistema de pensiones.
Para mejorar la participación en el mercado de
trabajo, eliminar los desincentivos fiscales al
trabajo, en particular para las personas en edad
de jubilación.
En la reforma de 2011 se aumenta la edad de jubilación a
los 65 años, tanto para hombres como para mujeres, en
2026. Las cotizaciones de seguros sociales al plan
obligatorio de pensión de capitalización se han reducido del
5,5 % al 2 %, con la posibilidad de volverlas a aumentar
después de la crisis mediante una decisión del gobierno.
REP 2: Proponer y aplicar una amplia reforma de
las pensiones para asegurar la sostenibilidad a
largo plazo del sistema de pensiones, empezando
por medidas que aumenten la tasa de
participación de los trabajadores de más edad, en
particular desincentivando la jubilación anticipada.
A fin de retrasar la edad de jubilación efectiva,
cabría considerar medidas como la interrelación
de la edad legal de jubilación y la esperanza de
vida
En el Programa Nacional de Reforma se esbozan los
principales rasgos de un proyecto de reforma. Se están
llevando a cabo debates preparatorios entre el gobierno y los
interlocutores sociales. Se restringirá en mayor medida el
derecho a un aumento de las prestaciones de pensión. Los
beneficiarios deben haber cumplido los 60 años (en vez de
55) y poder justificar 40 años (en vez de 38) de cotizaciones
de pensión. Con arreglo al Pacto por el Euro Plus, el
gobierno se comprometió a terminar la reforma para finales
de 2011, pero probablemente no se podrá cumplir este
plazo. Se ha creado un grupo de trabajo sobre pensiones,
que trabaja de manera confidencial; su objetivo es también
crear un plan de activación para trabajadores de más edad,
incluyendo recomendaciones con ejemplos de buenas
prácticas.
LT
13,5/
18,4
59,9#
62a6m/6
0
64/63
65/65
LU
17,3/
21,6
ES
58,1/ 57
∆
65/65
65/65
-
2,2
37
Reformas más recientes / Observaciones
(vi)
ES
Esta
do
miem
bro
Esperan
za de
vida a
los 65
H/M
(2010)
Edad de
salida
del
mercado
de
(ii)
trabajo
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n
(iii)
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n H/M
(iv)
(2020)
Aumento
de la edad
de
jubilación
después
de 2020
(v)
H/M
Activos de
los fondos
de
pensiones
% del PIB
(vi)
2009
Recomendaciones específicas por países en
relación con las pensiones (o referencias del
Memorando de Acuerdo)
Memorando de Acuerdo.
LV
Con arreglo al Memorando: Letonia tenía que
preparar cambios del sistema de pensiones para
mantener la sostenibilidad y la adecuación futuras
de los tres pilares del sistema de pensiones. En
este contexto, había que revisar todos los
regímenes de pensiones y todas las edades de
jubilación.
13,3/
18,2
62,7 Δ Δ
62/62
(64,5/64,
5)
(65/65)
n.a.
En el Segundo Suplemento del Memorando se
afirma que «para finales de junio de 2010, con la
asistencia técnica de las organizaciones
internacionales y en cooperación con los
interlocutores sociales, se preparará una serie de
cambios del sistema de pensiones, que se
aplicarán
en
2011,
para
mantener
la
sostenibilidad y la adecuación futuras de los tres
pilares del sistema de pensiones. En este
contexto, se revisarán todos los regímenes de
pensiones y todas las edades de jubilación.»
En el Tercer Suplemento del Memorando se
afirma lo siguiente: «Tras preparar las propuestas
de cambios del sistema de pensiones para finales
de junio de 2010, previa consulta de la CE y el
FMI, presentar al Parlamento para finales de
noviembre de 2010 propuestas concretas, que se
aplicarán
en
2011,
para
mantener
la
sostenibilidad y la adecuación futuras de los tres
pilares del sistema de pensiones.»
ES
38
Reformas más recientes / Observaciones
(vi)
Desde julio de 2008, las autoridades letonas: 1) congelaron
la indexación en 2009 hasta el 31 de diciembre de 2013; 2)
redujeron los tipos de cotización al plan obligatorio de
pensión de capitalización. Se están reduciendo los tipos de
cotización al pilar de capitalización: en 2009, del 8 % al 2 %;
en 2010, del 9 % al 2 %; en 2011, del 10 % al 2 %; en 2013
y años siguientes, del 10 % al 6 %.
El gobierno ha aprobado y presentado al Parlamento
cambios de la edad de jubilación (todavía se tienen que
adoptar las medidas legislativas). En los cambios se prevé
un aumento de la edad de pensión a partir de 2016 a un
ritmo de seis meses al año hasta llegar a 65 años en 2021.
Por lo tanto, en 2020, la edad de jubilación propuesta, pero
todavía no establecida por ley, será de 64,5 años (para los
dos sexos).
Letonia ha cumplido las condiciones del Segundo y el Tercer
Suplemento del Memorando de Acuerdo y, por consiguiente,
ha preparado cambios del sistema de pensiones para
mantener la sostenibilidad y la adecuación futuras de los tres
pilares del sistema de pensiones. Se han presentado al
Parlamento propuestas concretas de cambios del sistema de
pensiones.
ES
Esta
do
miem
bro
Esperan
za de
vida a
los 65
H/M
(2010)
Edad de
salida
del
mercado
de
(ii)
trabajo
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n
(iii)
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n H/M
(iv)
(2020)
Aumento
de la edad
de
jubilación
después
de 2020
(v)
H/M
Activos de
los fondos
de
pensiones
% del PIB
(vi)
2009
Recomendaciones específicas por países en
relación con las pensiones (o referencias del
Memorando de Acuerdo)
REP 2: Tomar medidas para garantizar la
sostenibilidad del sistema de pensiones, entre
otras, acelerando el retraso progresivo de la edad
de jubilación y vinculándola a la esperanza de
vida. Acompañar el incremento de la edad legal
de jubilación con una estrategia global activa en
materia de envejecimiento de la población,
desincentivar los planes de jubilación anticipada y
fomentar los planes de pensiones privados.
MT
18,4/
21,1
60,3
61/60
63/63
65/65
Reformas más recientes / Observaciones
(vi)
La reforma de 2006 se tradujo en un aumento de la edad de
jubilación a 65 años para los dos sexos en 2026 y una
prolongación del período de cotización. También se modificó
el cálculo de los ingresos de jubilación, que dejó de basarse
en los tres mejores años de los últimos diez, para basarse
en los diez mejores años de los últimos cuarenta. Además,
se introdujo para las personas nacidas después del 1 de
enero de 1962 una pensión mínima nacional garantizada
pagadera a un tipo no inferior al 60 % de la renta mediana.
A raíz de la reforma de 2006, los ingresos máximos de
jubilación de las personas nacidas después del 1 de enero
de 1962 progresarán de manera más dinámica con una
indexación de un 70 % en función del crecimiento de los
salarios y un 30 % en función de la inflación. En 2007, se
introdujo un mayor rigor en el examen médico de las
pensiones de invalidez y, a raíz del presupuesto de 2008, se
permitió a los pensionistas seguir trabajando sin reducción
de la pensión, aunque pagando las cotizaciones de la
seguridad social.
n.a.
El grupo de trabajo sobre pensiones, creado para supervisar
las reformas, presentó su informe inicial al Parlamento en
diciembre de 2010. Hizo cuarenta y cinco recomendaciones,
entre las que se encontraban las siguientes: crear una
relación explícita entre la edad de pensión y la esperanza de
vida, seguir evaluando la creación de un primer pilar de
cotización definida ficticia para 2013, crear un segundo pilar
de pensiones si se consigue el consenso político y la
participación de los interlocutores sociales, así como crear
un marco de pensiones del tercer pilar.
ES
39
ES
Esta
do
miem
bro
Esperan
za de
vida a
los 65
H/M
(2010)
Edad de
salida
del
mercado
de
(ii)
trabajo
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n
(iii)
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n H/M
(iv)
(2020)
Aumento
de la edad
de
jubilación
después
de 2020
(v)
H/M
Activos de
los fondos
de
pensiones
% del PIB
(vi)
2009
Recomendaciones específicas por países en
relación con las pensiones (o referencias del
Memorando de Acuerdo)
129,8
REP 2: Tomar medidas para retrasar la edad de
jubilación legal adecuándola a la esperanza de
vida y reforzar tales medidas con otras que
retrasen la edad de jubilación efectiva y mejoren
la sostenibilidad a largo plazo de la hacienda
pública. Elaborar un proyecto de reforma de la
asistencia de larga duración, dado el fenómeno
del envejecimiento de la población.
En octubre de 2010, el nuevo gobierno acordó aumentar la
edad de jubilación legal a 66 años en 2020. A raíz de
negociaciones exhaustivas, los interlocutores sociales y el
gobierno llegaron a un acuerdo en septiembre de 2011 para
elevar una vez más la edad de jubilación a 67 años en 2025
y vincularla a la esperanza de vida. En la actualidad se está
procediendo a consagrar este acuerdo en la legislación.
REP 3: Retrasar, según lo previsto, la edad legal
de jubilación de los cuerpos uniformados,
proseguir con las medidas destinadas a retrasar
la edad de jubilación efectiva y vincularla a la
esperanza de vida. Fijar un calendario para
mejorar aún más las normas que regulan las
cotizaciones de los agricultores a los fondos de la
seguridad social (KRUS), de manera que reflejen
mejor los ingresos individuales.
A partir de 2009, se han aplicado pensiones transitorias, que
sustituyen a las disposiciones de jubilación anticipada y
limitan el acceso a ellas para determinadas categorías de
trabajadores. Se trata de una solución temporal para
trabajadores que empezaron a trabajar en condiciones
especiales antes de 1999. Se ha reducido la contribución al
plan de aportación definida, pasando del 7,3 % de los
salarios brutos al 2,3 % en 2011. La diferencia se ha
desviado hacia el plan de reparto. La cotización irá
aumentando progresivamente hasta llegar al 3,5 % en 2017
y después.
NL
17,7/ 21
63,9/
63,1
65/65
65/65
(66/66)
65/65
(67/67)
PL
15,1/
19,5
61,4/
57,5 ##
65/60
65/60
(67/67)
(67/??)
13,5
Reformas más recientes / Observaciones
(vi)
El gobierno, que ha vuelto a ser elegido recientemente, ha
propuesto elevar la edad actual de pensión de 65/60 años
(H/M) a 67 años entre 2013 y 2020 (para los hombres) y
2040 (para las mujeres).
ES
40
ES
Esta
do
miem
bro
Esperan
za de
vida a
los 65
H/M
(2010)
Edad de
salida
del
mercado
de
(ii)
trabajo
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n
(iii)
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n H/M
(iv)
(2020)
Aumento
de la edad
de
jubilación
después
de 2020
(v)
H/M
Activos de
los fondos
de
pensiones
% del PIB
(vi)
2009
Recomendaciones específicas por países en
relación con las pensiones (o referencias del
Memorando de Acuerdo)
El Memorando de Acuerdo portugués no contiene
condiciones precisas sobre la reforma de todo el
sistema de pensiones (habida cuenta de la
reforma de gran envergadura hecha en 2007). Sin
embargo, el Memorando contiene condiciones
específicas sobre la parte dedicada al gasto en la
política fiscal:
PT
17,1/
20,6
62,9/
62,3 ##
65/65
65/65
-
13,4
- «Reducir las pensiones superiores a
1 500 euros con arreglo a los tipos progresivos
aplicados a los salarios del sector público a partir
de enero de 2011, con el fin de obtener ahorros
de 445 millones de euros como mínimo.»
Reformas más recientes / Observaciones
(vi)
Portugal hizo una reforma de gran envergadura de su
sistema de pensiones en 2007, y dicha reforma entró en
vigor el mismo año. La edad de jubilación se ajustó en
65 años. Las principales medidas incluían: la extensión del
período de evaluación para cubrir toda la carrera,
desincentivos a la jubilación anticipada, disminución del
período transitorio e introducción de un «factor de
sostenibilidad» por el que los beneficios se ajustan
automáticamente a la evolución de la esperanza de vida
restante a los 65 años.
- «Suspender la aplicación de las normas de
indexación de las pensiones y congelar las
pensiones, excepto las más bajas, en 2012.»
ES
41
ES
Esta
do
miem
bro
Esperan
za de
vida a
los 65
H/M
(2010)
Edad de
salida
del
mercado
de
(ii)
trabajo
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n
(iii)
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n H/M
(iv)
(2020)
Aumento
de la edad
de
jubilación
después
de 2020
(v)
H/M
Activos de
los fondos
de
pensiones
% del PIB
(vi)
2009
Recomendaciones específicas por países en
relación con las pensiones (o referencias del
Memorando de Acuerdo)
Memorando de Acuerdo.
RO
14/
17,2**
65,5/
63,2 #
63a4m/5
8a4m
65/60
65/63
n.a.
Con arreglo al Memorando para el período 20092011, las condiciones de la reforma del sistema
de pensiones fueron las siguientes: «El gobierno
finalizará un proyecto de legislación revisada
sobre pensiones con el fin de i) avanzar
progresivamente hacia la indexación de las
pensiones públicas en función de los precios de
consumo en lugar vincularlas a los salarios; ii)
limitar el alcance de los aumentos discrecionales
de las pensiones; iii) introducir gradualmente la
cotización a las pensiones para los grupos de
empleados públicos que actualmente están
exentos de dichas cotizaciones; y iv) aumentar
gradualmente la edad de jubilación en 2015,
especialmente para las mujeres, teniendo en
cuenta la evolución de la esperanza de vida, sin
perder de vista la protección de los pensionistas
vulnerables y con el fin de alcanzar el objetivo
del 45 % de promedio para la tasa de reemplazo
de los jubilados.»
Reformas más recientes / Observaciones
(vi)
En diciembre de 2010 se adoptó una reforma de las
pensiones. Mediante esta reforma, los regímenes especiales
se integraron en el régimen de seguros sociales, se creó un
mecanismo para volver a calcular las pensiones especiales y
se aumentó la edad de jubilación a 65 años para los
hombres y 63 años en 2030. La normativa para la jubilación
anticipada se hizo más estricta y la concesión de pensiones
de discapacidad quedó sujeta a condiciones más duras. Se
esperaba que las reformas se tradujesen en importantes
ahorros para el sistema y que se redujese el número de
beneficiarios. Además, el gobierno suspendió las
disposiciones jurídicas por las que las cotizaciones al plan
obligatorio de aportación definida hubieran subido en 2009
del 2 % al 2,5 % del sueldo bruto de los empleados. El
aumento previsto se retomó en 2010, de manera que, en
última instancia, el tipo de cotización llegará al 6 % del
salario en una fecha futura sin precisar.
Con arreglo al Memorando para el período 20112013, las condiciones son las siguientes:
«Salvaguardar la sostenibilidad a largo plazo del
sistema de pensiones.»
En 2010, se flexibilizó el mecanismo equilibrador automático
incorporado al régimen de pensiones relacionadas con los
ingresos de manera que se base en una media móvil de tres
años, en vez de un año anteriormente, con el fin de evitar
cambios bruscos de las pensiones en caso de evolución
negativa o positiva de la economía.
SE
18,3/
21,2
ES
64,7/64
61-67
61-67
-
7,4 (v, y)
42
ES
Esta
do
miem
bro
Esperan
za de
vida a
los 65
H/M
(2010)
Edad de
salida
del
mercado
de
(ii)
trabajo
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n
(iii)
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n H/M
(iv)
(2020)
Aumento
de la edad
de
jubilación
después
de 2020
(v)
H/M
Activos de
los fondos
de
pensiones
% del PIB
(vi)
2009
Recomendaciones específicas por países en
relación con las pensiones (o referencias del
Memorando de Acuerdo)
La proposición de reforma de las pensiones (que incluía la
igualación de las edades de pensión para hombres y
mujeres) fue rechazada en un referendo en 2011.
2,6
REP 2: Tomar las medidas necesarias para
garantizar la sostenibilidad a largo plazo del
sistema de pensiones, manteniendo a la vez la
adecuación de las pensiones. Elevar la tasa de
empleo de los trabajadores de más edad
mediante retrasos en la edad de jubilación y
desarrollando más las políticas activas del
mercado laboral y las medidas de aprendizaje
permanente.
REP 3: Potenciar la sostenibilidad a largo plazo
de la hacienda pública mediante un nuevo ajuste
del método de reparto del sistema de pensiones,
también modificando el mecanismo de indexación
y aplicando otras medidas con vistas a retrasar la
edad de jubilación efectiva, en particular a través
de la vinculación de la edad de jubilación con la
esperanza de vida. Introducir incentivos
destinados a garantizar la viabilidad del pilar de
pensiones
completamente
financiado
por
capitalización, con el fin de avanzar hacia la
sostenibilidad fiscal, garantizando al mismo
tiempo unas pensiones adecuadas.
En 2008, Eslovaquia permitió a los trabajadores abandonar
el plan de capitalización y volver al plan de reparto; el plan
de aportación definida es ahora facultativo para las personas
que se incorporan al mercado laboral.
SI
16,8/ 21
59,8#
63/61
63/61
-
SK
14/ 18
ES
60,4/
57,5
62/57,5 61,5
(dependi
endo del
número
de hijos)
62/62
-
4,7 (v)
43
Reformas más recientes / Observaciones
(vi)
En 2010 se aprobó un cambio legislativo por el que se
establece la falta de ingresos laborales como base para
tener derecho a una pensión de jubilación anticipada.
En 2011, Eslovaquia aprobó las modificaciones del pilar de
pensiones completamente financiado por capitalización por
las que se capacita a los ahorradores para recuperar la
posibilidad de invertir en títulos de mayor riesgo y, así,
conseguir rendimientos potencialmente más elevados.
Además, a partir del 1.4.2012 se volverá a introducir la
participación obligatoria de los jóvenes como opción por
defecto, con la posibilidad de abandonar el plan en los dos
primeros años de ahorro.
ES
Esta
do
miem
bro
Esperan
za de
vida a
los 65
H/M
(2010)
Edad de
salida
del
mercado
de
(ii)
trabajo
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n
(iii)
H/M
(2009)
Edad de
jubilació
n H/M
(iv)
(2020)
Aumento
de la edad
de
jubilación
después
de 2020
(v)
H/M
Activos de
los fondos
de
pensiones
% del PIB
(vi)
2009
Recomendaciones específicas por países en
relación con las pensiones (o referencias del
Memorando de Acuerdo)
64,1/ 62
65/60
66/66
68/68
(vi)
En los últimos años se han mejorado el acceso a la pensión
básica del Estado y sus mecanismos de revisión, y los
trabajadores quedarán inscritos automáticamente en planes
de empleo (con la posibilidad de abandonarlos) a partir de
2012. Existen disposiciones legislativas para aumentar
gradualmente la edad para percibir una pensión del Estado
de 65 a 68 años entre 2020 y 2046. Con arreglo a la nueva
legislación, que entró en vigor en enero de 2012, la edad
para percibir una pensión del Estado será la misma para los
dos sexos en 2018 (anteriormente 2020), lo que también
hizo que se adelantase el calendario para aumentar la edad
para percibir una pensión del Estado de 65–66 años en la
actualidad a cinco años y medio más en 2018. Se han
anunciado (pero aún no hay medidas legislativas al
respecto) propuestas para acelerar los calendarios del
posterior aumento de la edad de 66 a 67 años y se están
debatiendo opciones para acelerar el aumento de 67 a
68 años.
UK
18,1/
20,8**
Reformas más recientes / Observaciones
73,0 (z)
________________________
NOTAS
i
Fuente: Eurostat. Estadísticas de población. Esperanza de vida por edad y sexo (última actualización: 26.1.2012).
ii
Media de la edad de salida del mercado de trabajo, H/M o en cursiva = totales (sin desglosar en H/M). Fuente: Eurostat.
iii
Edad de jubilación legal en el plan público general de pensiones. Fuente: MISSOC.
iv
Edad de jubilación legal en el plan público general de pensiones después de la aplicación de las reformas adoptadas por ley (entre paréntesis: reformas propuestas pero aún no consagradas por ley). Fuente: Informe
conjunto sobre las pensiones, «Avances y principales retos para la existencia de sistemas de adecuadas y sostenibles en Europa», por el Comité de Política Económica, el Comité de Protección Social y
los servicios de la Comisión (ECFIN y EMPL), actualizado por la Comisión en los casos en los que se produjeron cambios ulteriores.
ES
44
ES
v
Edad de jubilación legal en el plan público general de pensiones después de la aplicación de las reformas adoptadas por ley (entre paréntesis: reformas propuestas pero aún no consagradas por ley). Fuente: Informe
conjunto sobre las pensiones, «Avances y principales retos para la existencia de sistemas de adecuadas y sostenibles en Europa», por el Comité de Política Económica, el Comité de Protección Social y
los servicios de la Comisión (ECFIN y EMPL), actualizado por la Comisión en los casos en los que se produjeron cambios ulteriores.
vi
Activos de los fondos de pensiones (% PIB), 2009. Fuente: OCDE, estadísticas globales sobre pensiones.
(v)
2008.
(w)
Únicamente fondos de pensiones de empleo autónomos. Además de estos planes, el total de los activos gestionados por los contratos de seguros de pensiones de empleo se elevaba al 99,3 % del PIB.
(x)
Únicamente fondos de pensiones de empleo autónomos. Además de estos planes, en 2008 el total de los activos gestionados por los contratos de seguros de pensiones de empleo se elevaba al 13,3 % del PIB.
(y)
Únicamente fondos de pensiones de empleo autónomos. Además de estos planes, en 2008 el total de los activos gestionados por el sistema de pensiones por prima se elevaba al 8,9 % del PIB, y los activos
gestionados por los contratos de seguros de pensiones de empleo, al 38,9 % del PIB.
(z)
Estimaciones de la OCDE.
vi
Frente al envejecimiento inminente de la población y su impacto en la sostenibilidad de la prestación de pensiones, los Estados miembros han reformado considerablemente sus sistemas de pensiones. Una pieza
clave de estos esfuerzos de reforma ha sido estrechar el vínculo entre las cotizaciones pagadas al sistema y las prestaciones pagadas con cargo a él. Habitualmente esto se ha hecho considerando no el último salario
o los mejores años sino los ingresos de toda la vida como base para el cálculo de las prestaciones, así como insistiendo en los años de cotización en vez de centrarse únicamente en llegar a la edad de jubilación,
aumentando el número de años exigidos para obtener la pensión íntegra y aumentando o igualando la edad de jubilación para los dos sexos. No obstante, en la mayoría de estos países los aumentos de la edad para
poder optar a una pensión reglamentaria se han introducido gradualmente a lo largo de períodos prolongados.
* 2008 (para la esperanza de vida a los 65)
** 2009 (para la esperanza de vida a los 65)
Δ 2003 (Edad de salida del mercado de trabajo)
# 2006 (Edad de salida del mercado de trabajo)
## 2007 (Edad de salida del mercado de trabajo)
Δ Δ 2008 (Edad de salida del mercado de trabajo)
ES
45
ES
Fly UP