...

Los Documentos del Golpe

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

Los Documentos del Golpe
Quinta edición. Versión digital. Fundación Defensoría del Pueblo
Coordinadores de la Investigación
Jesús Sotillo Bolívar, Ricaurte Maita Pino
Compilación, selección y análisis
Carlos Edsel
Ricaurte Maita Pino
Jesús Sotillo Bolívar
Cristina González Q.
Francisco Espinoza Prieto
Colaboradores
Instituto Autónomo Biblioteca Nacional
Hemeroteca Nacional, Xiomara Landaeta, Directora
Lionel Rincones
Fotografías
Francisco José Alonso
Ing. Alvaro Cabrera
Carlos Ríos
Fotos de francotiradores
Mujeres por la verdad y la justicia
(Asociación de víctimas y familiares)
Diseño y Montaje
Cristina González Q.
Samuel Girón N.
Noel Briceño Ríos
Impresión
Textografía Jamer
Depósito Legal
IF68120043201373
La Fundación de la Defensoría del Pueblo se complace en presentar
al público lector los documentos del golpe militar y el golpe
petrolero, que estremecieron al país en los meses de Abril
y Diciembre de 2002. Si logramos con esta modesta iniciativa ayudar
a comprender aquellos sucesos, nos sentiríamos más satisfechos.
LA CHUSMA DE JORGE ELIÉCER GAITÁN
Tomado del reportaje de Miguel Otero Silva publicado
en el diario El Nacional, el miércoles 5 de mayo de 1948
“Sobre el dolor de Colombia, sobre la enloquecida reacción de un pueblo
que expresaba su furia ante el cadáver del héroe asesinado,
se ha tejido la más interesada y absurda leyenda.
Los grandes laboratorios de noticias, no destinados a reseñar lo que sucede en el mundo
sino a aderezar los acontecimientos de acuerdo con la conveniencia
de poderosos intereses económicos, son expertos en mentiras de colosales dimensiones.
Ellos suelen convertir los patriotas en filibusteros,
transformar los dirigentes obreros en terroristas,
trocar los usureros en filántropos
y transmutar los instigadores en humanistas”.
ÍNDICE
El libro paso a paso .............................. 5
Presentación .......................................... 7
Dr. Germán Mundaraín Hernández
La edición digital .................................. 9
Jorge Berrizbeitia
Prólogo ................................................. 11
Earle Herrera
Aquellos días ....................................... 17
Paro General
Paro General Indefinido
Golpe de Estado
Golpe a Golpe ..................................... 87
Paro General
Paro General Indefinido
Sabotaje Petrolero
Epílogo ............................................... 133
Luis Britto García
4 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
EL LIBRO PASO A PASO
Esta investigación periodística, que abordó el período
correspondiente de enero a diciembre de 2002, año en el
cual se desarrollaron actividades contra el orden
constitucional y el gobierno legítimamte electo del
Presidente Hugo Chávez Frías, constituyó una
experiencia colectiva inefable. Todas las manos, todas
las voces, todas las voluntades, se ofrecieron, se unieron,
se entregaron, para que este trozo fundamental de la
historia del país no se perdiera en las trincheras de esta
guerra mediática inclemente que ha padecido el proceso
bolivariano en Venezuela.
El libro se dividió en dos etapas: la primera, titulada
AQUELLOS DÍAS…comprende el paro general, el paro
general indefinido y el golpe de estado.
La segunda etapa titulada GOLPE A GOLPE,
que refleja el paro general, el paro general indefinido
y el sabotaje petrolero, acordamos iniciarla con la
conversación CAP-Ortega, donde se revelan los nexos
nacionales e internacionales del golpe de estado
y concluye con la movilización del Pilín León y el rescate
de la gasolina, desplegado en importantes titulares;
hechos que consideramos decisivos en el desarrollo
posterior de los acontecimientos.
El escrutinio abarcó alrededor de mil ejemplares
de diferentes diarios nacionales y extranjeros. La plana
redaccional: articulos de opinión, reportajes,
publicidades, columnas, titulares, caricaturas. De esa
selección contamos en nuestros archivos con abundante
material que puede dar lugar a otras publicaciones y que
no fueron incluidas por razones de costos y síntesis.
DIARIOS REVISADOS
• EL NACIONAL
• EL UNIVERSAL
• ULTIMAS NOTICIAS
• EL MUNDO
• PANORAMA
• QUINTO DIA
• 2001
• TAL CUAL
• ABRIL
• EL NUEVO PAIS
• THE DAILY JOURNAL
De otros países:
El COMERCIO (Ecuador)
El MERCURIO (Chile)
LA JORNADA (México)
LA NACIÓN
(Argentina)
Las fuentes documentales consultadas fueron:
Biblioteca Nacional, Hemeroteca Nacional, bibliotecas
particulares, archivos de algunos diarios e Internet.
Se revisaron alrededor de doscientas fotografias y más
de cien grafittis, pancartas, panfletos y volantes
distribuidos o colocados en diferentes lugares de
Caracas.
Aparte del Prólogo y del Epílogo se consideró no
agregar más comentarios para que los mismos textos en
forma de facsímil revelaran al lector los propósitos de los
editores de los diferentes diarios. Se agregó una lupa (en
rojo) para orientar al lector de los acontecimientos,
declaraciones y hechos sobre los cuales debe
reflexionarse.
Luego del análisis, se observaron claramente los
procesos de desinformación, manipulación y
desequilibrio informativo a que fue sometida la población
venezolana.
Alentamos a que se hagan investigaciones similares en
el ámbito de otros medios, tales como la radio y la
televisión, y muy probablemente sus resultados
coincidirán con estas conclusiones.
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 5
PRESENTACIÓN
Dr. Germán Mundaraín Hernández
Los sucesos del 11, 12 y 13 de abril de 2002, han provocado en nuestro país y
en otras latitudes, un interesante debate acerca de la verdadera función que
deben desempeñar los medios de comunicación en los sistemas democráticos,
especialmente cuando estos sistemas viven procesos de cambios estructurales.
Los diferentes códigos de ética profesional adoptados por los grandes medios
de comunicación, todos ellos autoimpuestos por sus propios organismos
gremiales y empresariales, como el Código de Etica del Periodista Venezolano,
o convertidos en ley como es el caso de la Ley de Ejercicio del Periodismo,
establecen pautas en el comportamiento de los actores de la comunicación:
informar verazmente, educar, recrear, promover los valores democráticos,
defender y respetar la constitución y las leyes, entre otros.
El comportamiento de los medios en los sucesos de abril antes mencionados,
ha puesto en tela de juicio la sinceridad de los propósitos éticos por ellos mismos
proclamados y aceptados, así como la vigencia de la normativa en materia
comunicacional.
No debemos olvidar que muchos derechos del campo de la comunicación se
encuentran enunciados en el amplio ámbito de los derechos humanos, tales
como el de la libertad de expresión, el derecho a la información y el de réplica,
entre otros, pero aún sus contenidos se encuentran muy poco desarrollados. El
13 de abril los medios de comunicación sometieron a la ciudadanía venezolana
a un golpe mediático disfrazado de cobertura informativa, y ante el fracaso de
esta empresa optaron luego por imponer un silencio informativo, que implicó
una de las más graves experiencias de violación del derecho de todo ciudadano
a estar informado de las que se tenga conocimiento.
La utilización de las concesiones para la explotación del espectro radioeléctrico
con fines comerciales, para validar una ruptura del orden constitucional primero,
y para impedir que la ciudadanía tuviera conocimiento de lo que ocurría en las
calles y en los centros de poder después, implica un gravísimo atentado contra
uno de los principios fundamentales de la democracia: el derecho de toda
persona a formarse su propio criterio sobre los hechos que le incumben. Aunque
técnicamente, según la doctrina que considera que los derechos humanos sólo
pueden ser violados por los Estados, estos hechos no puedan ser considerados
una violación de derechos humanos por haber sido realizados por empresarios
y particulares, quedan como un ejemplo de conducta criminal digno de un
desarrollo normativo posterior.
En este escenario los medios impresos, en su mayoría, siguieron las pautas
impuestas por los medios radioeléctricos y optaron también por la justificación
del golpe primero y por el ocultamiento de la realidad después. La no circulación
de la mayoría de la prensa escrita el día 14 de abril ha sido considerada por
todos los gremios periodísticos y empresariales internacionales como un capítulo
bochornoso y censurable. Este análisis ha sido compartido por personalidades
de la talla de Ignacio Ramonet, director de Le Monde Diplomatic, Eduardo
Galeano, escritor y José Saramago, Premio Nobel de Literatura 1998, quienes
no han dudado en calificar los hechos ocurridos en Venezuela como un golpe
mediático, impulsado por intereses petroleros, contra un gobierno democráticamente constituido.
La publicación que hoy presentamos, tiene como objetivo primordial evidenciar
el papel jugado por los medios impresos en esta experiencia histórica que vivió
la República. Para ello se ha optado por la compilación documental, pues se
entiende que el material recabado habla por sí mismo. El contenido de los
mensajes publicados por la prensa escrita evidencia los verdaderos intereses
que se encontraban detrás del discurso “informativo”.
En los artículos de opinión, noticias, reportajes, gráficas, editoriales, publicidad,
reseñas, entrevistas, manchetas, fotografías, etc., publicados a manera de
facsímil, se puede apreciar con nitidez esa red de intereses económicos, políticos
y personales que en nuestro país se mezclaron con intereses anti-nacionales
para desviar el rumbo democrático de Venezuela y derrocar un gobierno
constitucional.
Pero la verdad aflora, tarde o temprano. La fuerza de lo escrito juega un papel
importante en la tarea esclarecedora que aún no culmina. Estamos seguros
que por intermedio de esta investigación documental, el pueblo venezolano
apreciará gran parte de los hechos que se han pretendido ocultar. Con los
propios escritos de esos órganos mediadores de la comunicación, que se
desviaron en sus funciones, los lectores podrán llegar, por su propio criterio, a
comprender los intereses que realmente éstos representaron.
La Defensoría del Pueblo, con estos testimonios, quiere dar su aporte en el
esclarecimiento de los acontecimientos que llevaron a la ruptura del hilo
constitucional en el año 2002, así como contribuir a fortalecer el régimen
democrático y sus instituciones sobre la base del conocimiento de una parte de
la verdad que ha sido ocultada.
Germán Mundaraín Hernández
Defensor del Pueblo de la República Bolivariana de Venezuela
La edición digital
Jorge Berrizbeitia
Tres días para recordar, tres días que enseñaron al mundo, que el país es
construido por su pueblo. Sin importar las fuerzas que medien ante las
dominantes amenazas que atentan contra la democracia, es la voluntad popular
la mayor fortaleza para defender la Nación. En un mundo de percepciones,
durante estos tres días la negación de información, su falta de libertad, la
manipulación mediática y el sabotaje trataron de imponer un gobierno
autocrático a los venezolanos.
El análisis documental ofrecido en esta edición nos regresa a esos tres días,
donde tras el engaño y el intento de manipulación el pueblo salió, combatió y
triunfó, en defensa de su más grande sueño: La República Bolivariana de
Venezuela. Adicionalmente, nos recuerda una segunda intentona de acabar con
el sueño del pueblo Bolivariano, utilizando esta vez, la fuente natural de ingresos
del país, la industria petrolera. En esta ocasión los petroleros se metieron a
políticos y nuevamente la confusión de los medios de comunicación privados
trataron de imponer un modelo de percepción distinto a la realidad. Su ceguera
los convirtió en instrumentos de intereses que nuevamente querían doblegar al
Gobierno, imponiendo la destrucción de activos de la Nación y la restricción
de servicios a los ciudadanos, dañando al país y a la propia empresa petrolera.
Durante estos eventos se evidenció la vulnerabilidad sobre el manejo de la
tecnología de manera soberana, por parte de los que dirigían la empresa
petrolera.
Este esfuerzo editorial y documental, ahora en su edición digital, complementa
muchas otras obras que servirán de base para estudios posteriores alrededor
del tema del dominio de la información y del conocimiento, como un nuevo
modelo de actuación de políticas imperialistas en la búsqueda por imponer o
sustentar sus espacios tradicionales de dominio comerciales e industriales.
La imposición de la sociedad de la información, basada en modelos
tradicionales de dominio versus la construcción de una verdadera sociedad
del conocimiento basada en la inclusión y la apropiación del conocimiento por
parte de todos los ciudadanos, es la diferencia entre aprender a usar (o ser
usado) y aprender a hacer y ser soberano.
Sirva pues esta edición digital para ayudar a “no olvidar” y para facilitar la
divulgación del derecho a la información que nos fue violado por los medios de
comunicación privados.
Jorge Berrizbeitia
Presidente CNTI
10 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
PRÓLOGO
Earle Herrera
Este es un libro del silencio, sobre el silencio, contra el silencio. También
contra la invisibilidad y contra el olvido. Sobre todo frente aquéllos que, desde
la impostura y la apropiación mediática de la verdad histórica, hicieron suya la
consigna “prohibido olvidar”. También este libro va dirigido a quitarle las
comillas a esa consigna, como ya se las borró el pueblo venezolano en jornadas
memorables de lucha y sacrificios.
Desde 1999, con el proceso constituyente que inició cambios fundamentales
en la estructura política y jurídica del país, los factores del poder nacional
(económico, financiero, político, eclesiástico y mediático) se conjugaron para
dar al traste con las transformaciones que el pueblo venezolano venía
reclamando desde hace más de una década. La primera expresión popular de
ese reclamo fue el alzamiento masivo y espontáneo conocido como el Caracazo
(27-02-89), una explosión social que sería cruentamente reprimida.
La conquista pacífica del poder político por parte del pueblo soberano, en
las elecciones ganadas en 1998 por el comandante Hugo Chávez Frías, puso
en alerta roja a las fuerzas de la reacción que desde siempre han controlado
la vida y hacienda del país. Si al principio se mantuvieron entre la expectativa
y el desconcierto, cuando se empezaron a tomar medidas y se aprobaron
leyes que afectaban sus intereses y ponían en peligro privilegios logrados a
la sombra y amparo del Estado, no tardaron en reaccionar y confabularse
para frustrar el sueño, la esperanza y el proyecto de país contenido en la
Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, aprobada en referéndum popular.
Marchas, paros, huelgas y bombardeo mediático marcaron los inicios de una
gigantesca conspiración que alcanzaría sus más elevadas cotas con el golpe
de Estado del 11 de abril de 2002 y el paro petrolero de diciembre de ese
mismo año, el cual se prolongaría hasta el 2 de febrero del 2003. Dos golpes
colosales para derribar cualquier gobierno y, sin embargo, ambos resultaron
derrotados aun cuando contaron con todo el poder económico, mediático, de
la alta gerencia petrolera, la cúpula eclesiástica, los partidos tradicionales del
puntofijismo, de nuevos partidos envueltos en la placenta del viejo pensamiento
político, de Fedecámaras, de la ilegítima CTV y, como si fuera poco, con el
indisimulado apoyo de potencias extranjeras del nuevo y el viejo continente. Y
sin embargo, fueron derrotados. ¿Por qué?
Hoy, cada sector cuenta su historia, pero sólo una prevalecerá y quedará como
la verdad verdadera. La otra, la “verdad virtual”, la “realidad mediática”, a la
larga estallará como pompa de jabón. Los documentos de estos años
turbulentos, incluso los que sirvieron de vehículo a la mentira, la distorsión y la
manipulación, terminarán por arrojar luz sobre los hechos y develar lo que
ocurrió. Por la participación de los grandes medios de comunicación social en
el proceso conspirativo y en la “construcción de la realidad”, será arduo el
trabajo de los historiadores del mañana que se asomen a lo que sucedió en
Venezuela a partir de 1999.
Los medios no sólo engañaron sino que terminaron por autoengañarse. Tenían
conciencia del enorme poder que estaba de su lado para derrocar al presidente
constitucional de la República, pero subestimaron al de las masas populares y
al de la Fuerza Armada constitucionalista. Para motivar a los sectores medios
de la población, desataron una campaña propagandística jamás vista en el
país. Terminaron por creer que el Presiente estaba “técnicamente caído” y se
dejaron ganar por el cortoplacismo. “Fuera ya”, “renuncia ya”, “se va ya”, eran
las consignas que harían del inmediatismo y la frustración una misma cosa.
La conspiración, como señalamos antes, alcanzó sus puntos máximos con el
golpe militar del 11 de abril de 2002 y, amparados o absueltos los golpistas por
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 11
el Tribunal Supremo de Justicia, con el paro insurreccional que se inició el 2 de
diciembre del mismo año.
En la conspiración, los medios actuaron en complicidad con los sectores de
la oligarquía nacional, que no nacionalista; los viejos partidos que durante 40
años desangraron y saquearon al país; nuevas organizaciones políticas, algunas de éstas apropiándose el nombre de ONG y sociedad civil; la burocracia
sindical ilegal e ilegítima de la Confederación de Trabajadores de Venezuela
(CTV), entronizada mediante elecciones fraudulentas en las que desaparecieron el 50% de las actas; parte del alto mando militar hoy destituido y la
nómina mayor de Petróleos de Venezuela (PDVSA, empresa de todos los venezolanos), autodenominada dicha gerencia “la meritocracia”. La conspiración
contó con el apoyo político y financiero de factores transnacionales de América
y Europa.
EL GOLPE
Los medios de comunicación, a lo largo de 2001, desataron una campaña de
desprestigio, rumores y desestabilización contra las instituciones del Estado, y
de difamación contra el Presidente de la República y altos cargos del Gobierno.
Así se abonaba el terreno para el golpe militar. Nunca, en la historia de Venezuela,
fue tan manipulada y engañada la opinión pública y, de manera persistente y
continuada, violada toda la legislación nacional referente a la libertad de
expresión y al derecho a la información, incluidos los acuerdos internacionales
sobre la materia suscritos por la República.
Esta campaña, las semanas previas al golpe, pasó de la distorsión y manipulación informativa, a la propaganda abierta. Los medios publicaban manifiestos
militares anónimos que llamaban a la subversión y al desconocimiento del
gobierno légitimo y las instituciones. No les importaba que el anonimato y la
propaganda de guerra estuviesen expresamente prohibidos en la Constitución
Nacional. Los canales privados de televisión solían presentar a supuestos
militares encapuchados que leían en cámara sus proclamas subversivas; la
radios las retransmitía y la prensa las destacaba en sus primeras páginas.
Ante cualquier acción del Gobierno para enfrentar esta abierta conspiración,
se activaban mecanismos internacionales públicos (la Comisión Interamericana
de Derechos Humanos) o privados como la Sociedad Interamericana de Prensa
(SIP), la Asociación Interamericana de Radiodifusión (AIR), la Asociación Mundial de Periódicos, para acusar al Gobierno Bolivariano de atentar contra la
libertad de expresión e información. La conspiración tenía y tiene brazo largo.
Dentro del país, se activaban gremios periodísticos que se hacían de la vista
gorda ante una abierta campaña insurreccional.
La mañana del 11 de abril de 2002, cuando la oposición convocó una masiva
manifestación que de la ruta autorizada sería desviada hacia el Palacio de
Miraflores, el diario El Nuevo País tituló en primera página: “LOS MILITARES
TIENEN LA PALABRA”. Había terminado la hora del disimulo. Se acabaron las
claves. El llamado era cínicamente manifiesto. La marcha era cívica, pero la
palabra no la tendría la sociedad civil, como creían los ingenuos marchistas,
sino los militares, como lo sabían los medios. El Universal sustituyó la noticia
principal de primera página por una consigna a ocho columnas: “NI UN PASO
ATRÁS”. Y El Nacional lanzó una edición “Extra” -recurso propagandístico tan
propio de los golpes- con la “predicción”: “LA BATALLA DECISIVA SERA EN
MIRAFLORES”. Los medios, pues, adivinaban lo que estaba por pasar.
Este tipo de periodismo, como el de la imagen trucada de activistas bolivarianos disparando desde un puente contra los camiones blindados de la policía,
recibió en 2001 y 2002 -no sabemos si por pura coincidencia-, el Premio Rey de
España. Fue precisamente el gobierno español, junto con el de Estados Unidos,
uno de los primeros que se apresuró a reconocer el efímero régimen de facto
de Pedro Carmona Estanga, hoy fugitivo y, para entonces, presidente del gremio
empresarial (Fedecámaras). A veces, las coincidencias son pura realidad. A
casi un año del reconocimiento de la fugaz dictadura, con el paro insurreccional
como telón de fondo, Estados Unidos y España aparecen en el Grupo de Países
Amigos, en una suerte de teatro menos del absurdo que del cinismo político
12 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
internacional. En este contexto de “amigos”, los enemigos de Venezuela resultan
absolutamente innecesarios.
REALITY SHOW DE LA REPRESIÓN
La tarea de los medios no concluía con el derrocamiento del gobierno constitucional y el reparto del país. Le tocaba ahora coadyuvar en la consolidación
de la muy reciente dictadura y en el lavado internacional de su imagen golpista.
El auto-juramentado Carmona Estanga desató de inmediato la persecución
de los funcionarios y líderes del movimiento bolivariano. Los allanamientos de
viviendas y oficinas se hacían con las cámaras de televisión y de prensa detrás
de los esbirros. Se trataba de mostrar al mundo que el pueblo venezolano
repudiaba al gobierno depuesto, por lo que convocaban grupos de civiles
para que intentaran linchar a los perseguidos. El gobernador del estado Táchira,
en la frontera con Colombia, Ronald Blanco La Cruz; el ex ministro del Interior,
Ramón Rodríguez Chacín; el poeta y diputado bolivariano Tarek William Saab,
fueron víctimas y obligados personajes de este insólito reality show de la
represión. Los medios pasaron de manipuladores de la información, a vulgares
órganos auxiliares de la represión. Algo sin precedente en Venezuela.
Este humillante espectáculo mediático tenía otro propósito para una antología
de las miserias de cierto periodismo: atemorizar y amedrentar, mediante el
terrorismo virtual (y a la vez, crudamente real), al pueblo chavista. Si salía a
protestar y manifestar, ya sabía lo que le esperaba. Muy pocas horas duró su
efecto. Desde la noche del 12 de abril el bravo pueblo se lanzó a las calles a
rescatar a sus líderes, encabezados por el Presidente de la República;
temerariamente rodeó las instalaciones militares y el palacio de gobierno.
LA AGRESIÓN DEL SILENCIO
Tomadas las calles por el pueblo, los medios abandonaron las calles. En un
momento de trascendencia histórica y de sucesos de elevada naturaleza e
importancia noticiosa y periodística que ningún reportero de radio, prensa o
televisión quisiera perderse, los medios brillaron por su ausencia. La más
importante noticia periodística venezolana del siglo XXI, no encontró quien la
cubriera. O mejor dicho, la cubrieron los medios comunitarios y alternativos
que lucharon duro por el rescate de la democracia, pero la gran prensa hizo
mutis cuando la historia la convocó. Los grandes miedos estaban hechos para
la pequeña historia, esa que se teje en la intriga, la difamación, el servilismo al
gran capital, la discriminación y el desprecio de clase, de raza, de credo y de
género.
Los días 12, 13 y 14 de abril de 2002, cuando el pueblo venezolano libraba
una heroica batalla por el rescate de la dignidad y la democracia, los medios
radioeléctricos se dedicaron a transmitir tiras cómicas y la prensa no salió de
los talleres. Quisieron hacer del venezolano un pueblo invisible, que no se
viera ni se oyera. Conculcaron la libertad de expresión y el derecho a la información. Pensaron que dejando al pueblo incomunicado, cundiría la incertidumbre, la desorganización y la situación podría revertirse a favor de los golpistas. Tampoco les funcionó el silencio como arma. El pueblo con sus poderes
creadores, ya había instrumentado sus formas y mecanismos de comunicación.
Si algo escribió el silencio mediático como arma, fue una de las páginas más
tristes y vergonzosas del periodismo venezolano.
EL AGRAVANTE DE LA REINCIDENCIA
Restituido el hilo constitucional, los propietarios y magnates de la televisión
aparecieron ante las cámaras de sus canales, menos para pronunciar un mea
culpa que para justificarse. Se hicieron entrevistar por sus propios empleados,
inaugurando un nuevo género periodístico que bien podríamos llamar “autoentrevista” o “ego-periodismo”. Explicaron torpemente que no salieron al aire
ni circularon los periódicos debido a la inseguridad que reinaba en las calles.
Penosa explicación, o como estamos frente a un delito, más propio es llamarla
coartada. De modo que en situaciones de inseguridad, los grandes medios
desaparecen. Quedan descartados entonces en Venezuela, en caso de conflicto
armado, los reporteros y corresponsales de guerra. La coartada se cae si reordamos que durante la década violenta de los años 60, Venezuela vivió entre
levantamientos militares y guerra de guerrillas. Y la noticia nunca fue una baja.
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 13
Varios periodistas fueron a dar a la cárcel y sometidos por la llamada democracia
representativa a juicios militares...por informar. Por cumplir con su deber.
Se creía, sin embargo, que derrotada la rebelión militar-golpista y con la comparecencia pública de los amos de los medios, éstos rectificarían. No fue así.
La reincidencia ocurrió casi cuando ellos desaparecieron de la pantalla. Absueltos los militares insurrectos por el Tribunal Supremo de Justicia y con la
sentencia insólita de que el golpe no fue golpe, a pesar de que dicho Tribunal
había sido disuelto junto con los demás poderes públicos por el dictador
Carmona Estanga, la conspiración retomó de inmediato el hilo del 11 de abril.
Se cumplía la amarga observación del Libertador Simón Bolívar en su Manifiesto
de Cartagena, sobre la pérdida de la república. “A cada conspiración seguía
un perdón y a cada perdón una conspiración”.
PARO PETROLERO / GOLPE CRUDO
No hubo paz con Dios entre abril y diciembre de 2002. Mientras la mentira y
la distorsión informativa seguían marcando la pauta de los medios, tras
bastidores la conspiración se preparaba minuciosamente. De las comisiones
de diálogos convocadas por el Ejecutivo, se pasó a la Mesa de Negociación y
Acuerdos con el visto bueno del Centro Carter, el Programa de las Naciones
Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Organización de Estados Americanos,
cuyo secretario general, el doctor César Gaviria, fungiría como coordinador.
En octubre de 2002, los militares involucrados en el golpe de abril y absueltos
por el Tribunal Supremo, tomaron la Plaza Francia de Altamira y declararon su
perímetro y zonas aledañas “territorio liberado”. Los sótanos de la plaza y el
hotel Four Seasons se convirtieron en cuartel y dormitorio de los “liberadores”.
Cuartel, dormitorio y muchas cosas más resultaron los espacios de ambos
locales. Los medios de comunicación instalaron allí sus microondas en forma
permanente. Desde los discursos de los militares alzados hasta cualquier
necedad que en las tarimas se pronunciara, eran transmitidos “directo y en
vivo”, con las fanfarrias previas que anuncian los “extras” noticiosos. La logística
para mantener la “toma” significaba varios millones de bolívares por día que
nunca faltaron. Aunque no los necesitaban por la generosa, graciosa y gratuita
cobertura de los medios comerciales, allí instalaron una emisora, una página
web y sofisticados equipos de sonido.
A Dios rogando y con el mazo dando, la Coordinadora opositora firmó en el
“territorio liberado” un pacto con los militares golpistas, al tiempo que en la
Mesa de Negociación sus delegados hablaban de “salidas democráticas”. La
oposición continuaba con su doble moral y sus dobles discursos. En la Mesa
planteaba las opciones democráticas y, al salir del Hotel Meliá, corría a reunirse
con los que apostaban por la salida de fuerza. Sus seguidores seguían
marchando en las calles, cada vez más confundidos por sus dirigentes. Las
tarimas supieron de heroicas batallas por la posesión de un micrófono. En lo
que parecía de lo más natural en esas encarnizadas luchas de luces y cámaras,
la farándula se sumó al show de Altamira.
El 2 de diciembre estalló el paro general convocado por Fedecámaras y la
CTV. El único sorprendido pareció ser el coordinador de la Mesa de
Negociaciones, doctor César Gaviria, quien había pedido más tiempo en función
de buscar acuerdos pacíficos y conciliatorios. Al tercer día, el fracaso de la
huelga patronal era inocultable. El gremio de los empresarios empezó a ser
desobedecido por sus afiliados, quienes abrieron fábricas y negocios, y la CTV
evidenció su precario poder de convocatoria sobre las masas de trabajadores.
Pero la oligarquía todavía tenía un as en la manga. Un as de oro negro. La
nómina mayor de PDVSA estaba involucrada en la conspiración para derrocar
al gobierno constitucional de Hugo Chávez Frías. Sin medir consecuencias,
seguros de quebrar al Ejecutivo en una semana, lanzó el paro petrolero nacional.
No fue, este paro, producto de un arrebato. Todo estaba calculado hasta su
último detalle. En conocimiento de que los trabajadores petroleros no los acompañarían en su aventura e irresponsabilidad, el sabotaje de las instalaciones
formaba parte del plan. Los conspiradores se llevaron hasta las claves de las
14 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
computadoras. A los pocos días, se les sumó la alta oficialidad de la marina
mercante, en un acto no sólo de piratería al apoderarse de buques tanqueros
que no les pertenecían, sino de bloqueo en la práctica de los puertos venezolanos, al fondear frente a las costas del país los barcos petroleros. El golpe
que asestaron fue para tumbar a cualquier gobierno, pero tarde comprendieron
que no estaban frente a “cualquier gobierno”.
Otra vez subestimaron al pueblo. Jugaron a que éste, privado de combustible,
gas doméstico y alimentos de la cesta básica, protagonizaría una explosión
social. En caso de que ésta se hubiera producido, no tenían en sus cálculos
que la misma no sería hacia Miraflores sino contra los autores del paro. El
pueblo, estoicamente, resistió dos meses de privaciones. Y tuvo su navidad a
pesar de que Carlos Ortega y Carlos Fernández habían decretado que no
habría navidad y que la misma se celebraría en enero de 2003.
El conflicto estuvo dirigido por las cúpulas de Fedecámaras, la CTV, Gente
del Petróleo y los dueños de los medios. Los partidos políticos fueron mandados
de paseo o eran invitados de palos. Sin embargo, la “maldita política”, en un
conflicto eminentemente político, no puede ser sustituida por la soberbia y el
supremacismo. EL paro entró en un callejón sin salida, en una calle ciega,
bajo la conducción de un grupo de empresarios, gerentes petroleros y sindicalistas corruptos, políticamente ciegos. Atrapados en su propio túnel, esperaron por un pronunciamiento militar que nunca llegó. La Fuerza Armada se
dio cuenta de que PDVSA era un Estado dentro (o sobre) el Estado. Y ello era
inaceptable no sólo por razones constitucionales, sino también desde la
perspectiva de la doctrina militar.
Para el 20 de diciembre, el rotundo fracaso del golpe petrolero era más que
evidente. Sin embargo, sus propulsores se habían montado en un tigre y no
hallaban la manera de bajarse sin que éste se los comiera. Cada día, entonces,
con “partes de guerra” cada vez más furibundos como patéticos, aceleraban
la “fuga hacia adelante”. Mientras tanto, el gobierno, el pueblo y la Fuerza
Armada fueron poco a poco recuperando la industria petrolera. Contaron para
ello con gerentes y ejecutivos que no abandonaron su trabajo y con la
incorporación de personal experto jubilado. Ya en enero no había paro, excepto
en los espacios calenturientos de los medios de comunicación. El 2 de febrero
de 2002 reconocieron su derrota, aunque disfrazaron su nuevo fracaso con el
acto fraudulento del llamado “Firmazo”. Era la forma de apretarle la nariz a
sus seguidores para que tragaran sin chistar ni saborear el amargo trago de la
criminal irresponsabilidad de sus dirigentes.
El complot petrolero es el conflicto de más envergadura en la historia de Venezuela. Las pérdidas económicas han sido tasadas en millardos de dólares, pero
en verdad, resultan incuantificables. Los daños humanos, físicos y psíquicos,
esperan por su evaluación. Muchas personas murieron por falta de asistencia
médica, por no haber combustible para su traslado o por tener sus recursos
represados en los bancos, pues éstos se sumaron, aunque a medias, al paro. Se
golpeó a nivel internacional la imagen de PDVSA y la de Venezuela como
productor confiable y seguro de hidrocarburos. Fedecámaras llevó a la quiebra
a centenares de sus afiliados, sobre todo a pequeños y medianos empresarios.
La CTV provocó la mayor ola masiva de despido en el sector privado. Y luego,
todos escurrieron su responsabilidad, se “enfermaron” o huyeron del país.
PARA QUE NADIE OLVIDE
El recuento que acabamos de hacer de los acontecimientos que entre abril y
diciembre de 2002 sacudieron a Venezuela, no caben en una crónica, un reportaje o un ensayo. Las fuentes primarias son los documentos de aquellos
días y es eso, precisamente, lo que nos ofrece en este libro la Defensoría del
Pueblo. Dividido en dos partes por razones de volumen y manejo práctico, es
en realidad un solo libro sobre un mismo acontecimiento: el golpe de Estado
continuado mediante el cual se buscó derrocar el gobierno legítimo que el
pueblo se dio y derogar la única Constitución Nacional aprobada en referéndum popular. La primera parte presenta la documentación sobre la expresión militar del golpe (11-A) y, la segunda, la conspiración petrolera (diciembre 2002-febrero 2003) que buscó alcanzar lo que el primero no logró.
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 15
El periodismo, ya se ha dicho, es fuente fundamental de la historia. Hoy día, el
trabajo del historiador es más arduo porque a la prensa se le han sumado medios
más sofisticados y de mayor alcance: la radio, la televisión, los videos (profesionales o aficionados) e internet. En el caso específico del golpe de Estado
en Venezuela (año 2002), la contaminación documental es un elemento con el
que se toparán los estudiosos por el rol que jugaron los medios en la conspiración. Esa contaminación también forma parte de esta historia. Los propietarios
de los grandes medios comerciales, con voz y voto en la coordinadora democrática, llegado un momento fueron la única voz y el único voto en esa coalición.
Impusieron sus criterios a los disminuidos factores políticos de la alianza.
De manera que el historiador del futuro se encontrará con que la fuente que
le informa de los acontecimientos, fue al propio tiempo parte de los mismos,
parte protagónica y dirigente y, en no pocos casos, la constructora de esos
hechos, de la realidad que percibió y en que se movió la sociedad venezolana
de la época estudiada. Los medios fueron parte de la conspiración y, cuando
sus actores llegaron a los tribunales, esos medios se erigieron en jueces, fiscales
y verdugos. La realidad real fue sustituida por la realidad virtual y la verdad
procesal y jurídica, por la verdad mediática. Los medios, pues, juzgaron,
absolvieron y condenaron. Fueron también sus propios jueces y, por supuesto,
de victimarios se declararon víctimas.
Lo enrevesado de esta parte de nuestra historia contemporánea, el falseamiento de la verdad por poderosos medios de comunicación, la participación
y complicidad de intereses internacionales en la conjura, le da a los documentos
que la Defensoría del Pueblo entrega a la opinión pública, un valor de primer
orden. Su lectura y estudio como fuentes documentales primarias es el camino
para conocer la verdad histórica y desmontar, a la vez, el pedestal de mentiras
y medias verdades que se lanzó interesadamente sobre los acontecimientos.
Allí quedan, frente al juicio de los lectores, aquellos que firmaron un grotesco
decreto dictatorial y dicen que no firmaron; los que dieron un golpe y dicen
que no fue un golpe; los que inventaron desde el alto tribunal lo que se denominó
“vacío de poder”; los que intentaron destruir la industria petrolera; los que “mataron” trabajadores que luego aparecieron vivos desmintiendo su propia muerte;
los felicitadores del breve dictador que apresuraron sus remitidos en la prensa
antes de que el dictador cayera; la conversión de los medios en abiertos agentes
golpistas con titulares que 11 de abril llamaban en primera página a: “La batalla
final es en Miraflores”, “Ni un paso atrás”, “Los militares tienen la palabra”,
como quienes sabían de antemano lo que pasaría. Y vaya si lo sabían que acertaron hasta en los muertos.
Por todo lo antes dicho, éste es un libro contra el silencio, sobre el silencio,
contra el silencio. Al pueblo se le silenció los días 12,13 y 14 de abril y, sin
embargo, logró hacerse oír. Es un libro contra la invisibilidad porque el pueblo
desapreció de las pantallas de la televisión y de los espacios de otros medios.
Empero, encontró la manera, merced a sus poderes creadores, de hacerse ver
y volverse visible a los ojos del mundo. Hemos de agregar que es también un
libro contra la intolerancia, ese sentimiento que mediáticamente se inculcó e
inoculó a amplios sectores de la población que llevaron sus cacerolas y agresiones a las honras fúnebres, a las bodas eclesiásticas y a las mismas casas de
familia, con el aplauso de los medios que manipulaban las conciencias y escamoteaban la verdad. Y es, finalmente, un libro contra el olvido. Para que nadie
olvide.
16 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
AQUELLOS DÍAS
PARO GENERAL
PARO GENERAL INDEFINIDO
GOLPE DE ESTADO
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 17
18 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
LAS VERDADES
DE MIGUEL
Semanario Quinto Día
Ultima página.
Caracas, 18 al 25 de enero de 2002
...A mi me estaban
invitando para
una cena con
el presidente Bush...
pero una invitación
que había que cancelar
cinco mil dólares,
pero yo dije, no, no,
yo no tengo real,
¿de dónde?
Una cena así
no me gusta...
GRABADOS. Cuidado, porque nos
están grabando. Aquí hay una
cantidad
importante
de
“pinchadores”. Tengan la transcripción de un diálogo telefónico reciente en la que grabaron
a Carlos Andrés, Pérez (CAP),
Carlos Ortega (CO) y Cecilia
Matos, (CM):
CO: (835.89.48) ¿Quién
está ahí, Carlos Andrés,
directo?, si no está Cecilia,
me lo pasas, voy a hablar
con él. Aló, bueno, días, el
presidente Pérez por favor.
CM: ¿De parte de quién?
CO: De Venezuela, del
presidente Ortega, de la
Confederación de Trabajadores de Venezuela,
Carlos Ortega.
CM: ¿Es el señor Carlos?
CO: Sí, ¿quién me
habla?
CM: Cecilia, ¡feliz año!
CO: Igualmente, ¿cómo
está todo por allá? bueno,
estamos trabajando ahora con lo de la Asamblea
Nacional, sí, pero necesitamos aquí que el presidente nos ayude porque
estamos a punto de
lograr la mayoría, pero
tenemos ahí cuatro
talibanes.
CM: ¿Talibanes echando broma?
CO: Sí, a ver si podemos montarmos en eso, tumbarle la
mayoría al Gobierno.
CM: Hemos estado hablando con
algunos de ellos desde que estamos
aquí, por teléfono, y ayer tenía ya casi
un cuadro conformado, está ahora hablando con los abogados, ¿está viendo
lo que están haciendo?
CO: ¡Aja!, vi lo de Ortega, por cierto.
CM: Es que no, ahora con la nueva.
CO: ¿La nueva ley?
CM: Sí, uno tiene que ir allí y...
CO: No, no, pero ahora no es conveniente.
CM: No, claro que no, ahora no
vamos a hacer eso.
CO: No, yo se lo voy a decir.
CM: No, claro que no, dígaselo a
Carlos Andrés, por favor.
CO: No, yo se lo voy a decir.
CM: No, dígale que cuidado, nosotros vinimos para acá, vinimos a unas
reuniones, aquí estamos, pero, hasta
el miércoles que está aquí el presidente López Michelsen, estamos de
acuerdo en vemos otra vez, yo creo
que nos quedarnos un rato por aquí.
CO: No, muy bien. Yo, posiblemente
en el transcurso de los próximos quince días, tengo que ir a Washington y
entonces, de pronto, paso por allá.
¿Ustedes regresan a Santo Domingo,
cuándo?
CM: No, vamos a estar en Nueva
York, Carlos Andrés va para Washington para ver al presidente Bush.
CO: ¿Qué día va a estar él por allá..
él va para la cena?
MI COMENTARIO
DE LA SEMANA
No pongo las manos en el fuego
por nadie. Voy a dejar de lado
ese cambio de velocidad
que resultó ser el discurso
del Presidente ante la Asamblea
Nacional para tratar de nuevo
el tema de la conspiración.
Voy a insistir y ahora más
cuando el tiempo me da la razón.
Me preguntan qué opino
de la remoción del general
Cruz Weffer. Bien, pienso
que el Presidente le lanzó
la carne a los leones
y cedió a la presión sin pruebas
de mayor peso. Si Cruz Weffer
está o no incurso en delitos,
ha debido ser la Fiscalía
y los tribunales los que sentaran
una posición sobre el asunto
y basándose en una decisión
de esas instancias, Chávez
habría tenido la oportunidad
de actuar a conciencia de tomar
la determinación pertinente,
sin dejar lugar a dudas.
Ahora bien, ¿qué vislumbro
con el flanco débil mostrado
por el jefe de Estado?,
pues que se concreta
un paso más en la estrategia
de sus adversarios de golpear
a quienes en el Alto Mando
Militar aparecen como los más
consecuentes con el Gobierno.
Así ocurrió en Chile.
Acá, la maniobra parece copiada
al carbón. Se trata de minar
la base moral de la Fuerza
Armada para empujarla
a una aventura gorila,
cuyas consecuencias todos
conocemos porque tenemos
suficientes ejemplos
en América Latina. A Chávez,
cuidado. Se está gestando
una salida violenta para
desalojarlo de la Presidencia
de la República, y sus ideólogos
no están precisamente
en nuestro país. Ahora,
no faltan quienes no sólo
muerden el anzuelo,
sino que, además, pisan
una arena movediza sin
advertirlo. Para luego es tarde,
por lo tanto, todos, con Chávez
incluido, debemos admitir
nuestra responsabilidad
en el destino que corra
Venezuela si no obramos
con sindéresis. Sobran
las palabras y Cruz Weffer,
por ahora, es apenas la punta
del iceberg.
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 19
CM: Vamos el 11 a Nueva York.
CO: Porque a mí me estaban invitando para una cena con el presidente Bush
CM: ¿Con el presidente Bush?
¿Cuándo?
CO: En estos días, pero una invitación que había que cancelar cinco mil
dólares, pero yo dije, no, no, yo no tengo real, de dónde. Una cena así no me
gusta (risas)
CM: ¿Pero dónde? ¿En Washington?
CO: Sí, en Washington, pero es con
el sector económico, una cosa de
esas, algo así... de todas maneras yo
voy a buscar información, yo tengo
que ir a Washington.
CM: Espérate para decirle que estás
aquí.
CO: Si no, yo le vuelvo a llamar en
unos...
CM: No, ya, ya
CO: ¿Aló, presidente!
CAP: ¡Mi querido amigo, un feliz año
para ti!
CO: ¡Feliz año para usted, caray!
¿Cómo está, cómo se siente, cómo se
encuentra?
CAP: Me dijeron que te habías ido
unos días a descansar a Falcón.
CO: Sí, estuve embromado del estómago, pero ya estamos metidos nuevamente en la pelea.
CAP: Ahora te toca, tú vas a ser el
protagonista de esta etapa. Ahora desde luego, mucha sensatez y mucha
tranquilidad ¿no es verdad?; tú tienes
que pensar también en el problema de
los trabajadores.
CO: Así es.
CAP: En el problema de los salarios,
en el problema de qué vas a comer,
en fin, varias cosas que pensar.
CO: Exactamente.
CAP: Pero no echar para atrás.
CO: No, no, de ninguna manera, aquí
vamos con todos los hierros.
CAP: Yo creo que allí van a hacer
paros escalonados.
CO: Sí, vamos a meter, estamos trabajando en eso y va a culminar, definitivamente, si no hay cambios de actitud de conducta del Gobierno, en una
huelga general...para allá es que
vamos.
CAP: Yo creo que eso es lo que hay
que hacer. Tú actuaste con mucha
sensatez y con mucha serenidad. No
pierdas el contacto con Pedro Carmona.
CO: No, no, él está por allá.
CAP: ¿Ah, está por aquí?
CO: Sí.
CAP: ¿Tú no sabes el teléfono?
CO: No, no, no lo tengo ahora, pero
él está por allá.
CAP: Pues, voy a tratar de localizarlo,
voy a tratar de ubicarlo.
CO: Saludos le envía el doctor Jesús
Urbieta.
CAP: Bueno, me le da un gran abrazo.
CO: Epa, Urbieta, un gran abrazo del
presidente.
CAP: Que estoy muy satisfecho de
la forma cómo están actuando.
CO: Muy bien Presidente, lo estoy
llamando por lo siguiente, necesitamos su ayuda aquí.
CAP: Con mucho gusto.
CO: Nosotros necesitamos, por
cualquier vía, tomar el control de la
Asamblea Nacional.
CAP: Estamos de acuerdo.
CO: Ayer me reuní con Freddy Lepage, con Timoteo.
CAP: Yo los llamé también.
CO: Okey...ellos mantienen... ellos
están en la tesis, aceptando la propuesta del Gobierno de la Vicepresidencia.
CAP: No, yo les dije que eso era una
torpeza absoluta.
CO: Sí, políticamente es un error
garrafal.
CAP: Es un error garrafal.
CO: Exactamente, yo voy ahora hacia
allá, me voy con Urbieta.
CAP: Bueno, dile que se recuerden
de lo que yo hablé con ellos, y que yo
los vuelvo a llamar.
CO: ¡Aja!, ¿usted habló con Pedro
Segundo?
CAP: ¿Con Pedro Segundo? Si.
CO: ¿Y qué dice Pedro?
CAP: No, él dijo que estaba de
acuerdo conmigo.
CO: Okey.
CAP: Otro cosa, tú te das cuenta que
después del 7 de diciembre ya el
enfrentamiento es frontal.
CO: Así es, esto políticamente no
tiene nombre, desde esa posición que
ellos piensan asumir eso nos va a
desacreditar y qué van a ganar con
ser...
CAP: Nada.
CO: Con ser vicepresidente, nada.
CAP: Absolutamente nada, los entierran, lo poquito que tienen lo pierden.
CO: Entonces, para que usted les
eche una repicadita, ahí está Antonio
Ledezma con ellos también.
CAP: Yo los llamo.
CO: Yo voy saliendo para allá ahora.
CAP: Y yo voy a estar aquí en los
próximos tres días.
CO: Yo posiblemente esté viajando
en el transcurso de los próximos 15
días.
CAP: Bueno ya nos pondremos de
acuerdo.
CO: Muy bien.
CAP: Bueno, un abrazo.
CO: Un abrazo.
AL CIERRE de esta columna
Miquilena ratificó su renuncia al
Ministerio del Interior y Justicia.
20 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Para agosto de 2003,
la CTV agrupaba
tan sólo a 1.126.810
trabajadores.
CTV CONVOCA
A PARO
EL MARTES
Diario El Nacional
E-1. Caracas, 2 de abril de 2002
La paralización se iniciará
a las 6:00 de la mañana
por un lapso de 24 horas,
el cual podría ser
extendido. Carlos Ortega
expresó que más
de 2 millones
de trabajadores
participarán en la protesta
y se espera que se unan
los gremios empresariales.
La bomba del conflicto laboral fina1mente explotó y será el próximo
martes cuando se realice el paro
cívico nacional de 24 horas anunciado
por la Confederación de Trabajadores
de Venezuela, central obrera que
agrupa a más de 2 millones de personas.
Carlos Ortega, presidente del gre-
mio sindical, advirtió que la paralización se iniciará a las 6:00 de la
mañana y podría extenderse hasta
convertirse en una acción indefinida
si el Gobierno no cede a las peticiones
de los trabajadores y a la demanda del
sector petrolero.
“De tal manera que invitamos a la
dirigencia sindical cetevista, a los
trabajadores y a sus familias a que se
incorporen masivamente a este paro”,
apuntó. Expresó que los sindicatos de
maestros, trabajadores de la salud, de
los tribunales, de la construcción, del
Metro de Caracas, del transporte urbano y suburbano y empleados públicos se unirán a la protesta. Ortega
indicó que la CTV se ha declarado en
emergencia y en sesión permanente
en la sede de la central obrera. Asimismo, se nombraron comisiones de
directivos que se trasladarán a las
principales ciudades del país, para
organizar las actividades del martes.
¿Cuentan con el apoyo
de Fedepetrol para esta protesta?
–Esto es algo que está suficientemente claro para los trabajadores de
la industria petrolera. Este conflicto no
se circunscribe solamente a la nómina
ejecutiva y a la nómina mayor, hay una
serie de problemas que también tienen los trabajadores de la nómina
contractual que están esperando una
respuesta. De tal manera
que frente a algunos anuncios de que Fedepetrol no
apoyará el paro, tengo
que afirmar que una cosa
es lo que diga la dirigencia y otra lo que manifiesten voluntariamente
los trabajadores.
Aclaró que la convocatoria del paro tiene un
objetivo netamente laboral. “La intención con
el llamado a paro no es
debilitar al Gobierno, sino lograr
que cumpla con las demandas del
sector laboral que están pendientes,
como es el caso de los maestros,
médicos, obreros y petroleros”.
Carlos Ortega afirmó que no temen
a las retaliaciones que estaría preparando el Ejecutivo a través del Ministerio del Trabajo para restarle importancia a la paralización, como
anunciar un presunto estado de excepción.
“Para los efectos de los trabajadores
el Gobierno puede publicar 10.000
estados de excepción, pero el paro va
el martes”, sentenció.
Se prevé que la dirigencia de la CTV
se reúna hoy con repre-sentantes de
la sociedad civil, la Iglesia, empresarios y demás sectores, con la finalidad de hacer oficial el llamado al
paro y promover su participación. Juan
Fernández, delegado de la asamblea
de trabajadores de Pdvsa, expresó su
agradecimiento por la decisión de
paralización anunciada por la dirigencia de la CTV.
Indicó que el anuncio de la central
obrera confirma que la lucha iniciada
desde la industria petrolera no ha sido
un error, al contrario, “seguimos teniendo la razón y Pdvsa no dará ni un
paso atrás”.
EMPRESARIOS EN PIE DE LUCHA
El sector privado del país agrupado
en Fedecámaras alista su artillería
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 21
para respaldar a la CTV en la convocatoria del paro cívico nacional del
martes.
Pedro Carmona Estanga, presidente
del organismo cúpula empresarial,
manifestó que la última palabra del
empresariado será anunciada el lunes,
luego de que finalice el directorio
extraordinario, convocado para las
8:00 de la mañana de ese mismo día.
Adelantó que existe ambiente para
apoyar la iniciativa de los trabajadores.
“El cuadro de conflictividad en
el país se ha conformado
y sólo
esperamos la ratificación del directorio del gremio para decidir nuestra
posición sobre el paro convocado por
la CTV”, agregó.
Indicó que en caso de ser necesario
se reunirán hoy con la directiva de la
Confederación de Trabajadores de
Venezuela.
–¿No cree que la situación se les
puede ir de las manos?
–El Gobierno es el que ha radicalizado su posición, al amenazar con
despidos y demás retaliaciones. Hemos demostrado apertura al diálogo,
pero no ha sido aceptado. El Ejecutivo
ha demostrado poca capacidad para
dialogar.
La dirigencia del MAS también manifestó, a través de un comunicado, su
apoyo al llamado a paro realizado por
la CTV. E] partido naranja decidió promover para el martes movilizaciones
de calle de todas las fuerzas políticas
y sociales del país.
RECEPTIVIDAD
EN EL INTERIOR
CARABOBO: LO ACATARÁN
Omar Escalante, presidente de la
Federación de Trabajadores del estado Carabobo (Fetracarabobo), aseguró que los sindicatos afiliados a esta
central obrera atenderán el llamado a
paro de 24 horas convocado por la
CTV. Expresó que tiene la certeza de
que 80% de los trabajadores que pertenecen a los 160 sindicatos afiliados
al gremio obrero carabobeño estarían
dispuestos a acatar la medida de paralización prevista para el próximo
martes.
“La acción sindical se va a completar
aquí, y si hay necesidad de hacer un
paro indefinido, estamos en disposición de responder positivamente a
ese llamado”.
TÁCHIRA: DECISIONES
Directivos de la Federación de Tra-
bajadores del Táchira se reunieron
para acordar algunas acciones que se
llevarían acabo en la región durante
el paro, según informaron fuentes
allegadas a Fetratáchira. Por su parte,
el presidente de Fedecámaras-Táchira, Douglas Pernía, al ser consultado sobre el posible apoyo de esa
agrupación a las acciones acordadas
por la CTV, advirtió que se espera por
los resultados de un directorio extraordinario que se realizará mañana
en la capital. Dijo que, de manera autónoma, Fedecámaras-Táchira no podía tomar una decisión hasta tanto no
se realice la reunión en Caracas.
ANZOÁTEGUI: APOYO
Al manifestar que esta ha sido una
de las regiones del país más golpeada por las políticas oficiales, el presidente de la Cámara de Comerciantes e Industriales de Barcelona, Miguel
Martínez de La Riva, expresó el apoyo empresarial al paro nacional de
protesta anunciado para el próximo
martes por la CTV. “Este paro no es
más que el resultado de la torpeza con
que se ha manejado el Gobierno, no
sólo en el ámbito económico, sino contra todos los sectores del país”. Citó
el dirigente empresarial que en Anzoátegui el malestar contra el gobierno del presidente Chávez alcanza proporciones que no se vivieron antes
con ninguna otra administración
oficial.
ZULIA: PAGARÁN SALARIO
El presidente de la Unión del Comercio y los Servicios del estado Zulia,
Néstor Borjas, dio como un hecho que
tos comerciantes y los empresarios de
la región paralizarán sus labores éste
próximo martes por 24 horas, sumándose de ésta manera a la convocatoria
de la Confederación de Trabajadores
de Venezuela. El directivo indicó que
el martes se le cancelará el salario
normal a los trabajadores, pero si el
paro llega a ser indefinido, reconsiderarían esta acción. Borjas señaló
que, durante el fin de semana, junto
con otros directivos de ésta asociación, se ha dedicado a recorrer los
centros comerciales de Maracaibo, y
los comerciantes de la gran mayoría,
según afirmó, están dispuestos a no
laborar el martes.
MARIANELA RODRIGUEZ
ELEONORA DELGADO
EVARISTO MARíN
ROGELIO SUÁREZ
22 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
PRIMERO
JUSTICIA:
PARALIZACIÓN
INDEFINIDA
El Nacional
Página E-1
Caracas, 2 de abril de 2002
Christian Chirinos, coordinador
nacional de Justicia Obrera, ala
sindical del partido Primero Justicia, dijo ayer que todos los sindicatos afiliados a esa organización
política exhortan a la realización de
un paro nacional indefinido a partir
de mañana.
De acuerdo con Chirinos, “Justicia Obrera cuenta con más de 300
sindicatos que están dispuestos a
apoyar las medidas que tomen los
trabajadores petroleros”. Según
sus cálculos, durante la fecha mencionada no cumplirían sus jornadas aproximadamente 53.000 personas en el estado Carabobo.
Chirinos señaló que Justicia
Obrera, junto con el Sindicato de
Obreros y Empleados del estado
Carabobo, fue el promotor de la
radicalización del conflicto de los
trabajadores de la refinería de El
Palito de Petróleos de Venezuela.
Por su parte, Diesbalo Espinoza,
secretario general del Sindicato de
Obreros y Empleados Petroleros
del estado Carabobo, aseguró que
bajo ninguna circunstancia los trabajadores de Pdvsa permitirán ser
sustituidos por personas sin la formación adecuada ni el conocimiento del manejo de la industria.
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 23
24 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
CTV AMENAZA
CON PARO
DE 48 HORAS
El Nacional
Ultima página
Caracas, 8 de abril de 2002
La central obrera rechazó
el anuncio del jefe
de Estado de despedir
a trabajadores de Pdvsa.
Carlos Ortega afirmó
que “esta acción
no la detiene nadie”
y que la paralización
puede extenderse hasta
ser una huelga indefinida.
El paro de 24 horas que se iniciará
mañana podría convertirse en una
paralización de 48 horas y, en un ;caso
extremo, en una huelga indefinida,
según lo advirtió el presidente de la
Confederación de Trabajadores de
Venezuela, Carlos Ortega.
“Los despidos de los trabajadores de
Petróleos de Venezuela le harán un
grave daño a Venezuela. Esta decisión
puede precipitar los acontecimientos
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 25
del país, es un detonante. En ese sentido, quiero anunciar que las primeras
24 horas de paro pueden convertirse
en 48 horas o en una acción indefinida”, alertó Ortega.
El dirigente sindical expresó que la
decisión del jefe del Estado, Hugo
Chávez, de despedir a parte de la nómina mayor y ejecutiva de Pdvsa va a
desencadenar un conflicto de mayor
magnitud.
Denunció que se pretende colocar
en la industria a personal no capacitado, lo cual pone en peligro el funcionamiento y las operaciones petroleras en el país. Esta situación se agrava por el abandono en que se encuentran las instalaciones, debido a la falta
de mantenimiento.
Ortega considera que los verdaderos
terroristas se encuentran dentro del
Estado venezolano, situación que no
están dispuestos a tolerar los trabajadores.
Al recibir el respaldo de organizaciones de la sociedad civil, partidos políticos, gremios de médicos, educadores, construcción, medios de comunicación, iglesia y de los empresarios,
indicó que “el problema del país no
es responsabilidad sólo del sector laboral. A todos y cada uno de los diversos actores de la sociedad democrática que estamos comprometidos con
la nación, nos corresponde ver cómo
logramos superar esta aguda crisis”.
“Aquí está presente el país y la Venezuela democrática apoyando a los
trabajadores venezolanos de la industria petrolera en la lucha que libran
en este momento en una gran batalla,
producto de la torpeza y la forma de
conducir a la industria petrolera venezolana desde el punto de vista partidista”, expresó.
Ortega señaló que la CTV está plenamente identificada con los trabajadores de Pdvsa, con respecto a la violación de la meritocracia y de las convenciones colectivas.
NO HAY PACTO DIABÓLICO
El presidente de la CTV aclaró que
el acercamiento del gremio laboral
con Fedecámaras no forma parte de
“un pacto diabólico”.
Afirmó que “sí hay un pacto entre Fedecámaras y la CTV, pero es una alianza en función de llamar a los factores
de la sociedad venezolana a integrarnos ya unirnos todos para resolver los
problemas del país”.
El presidente de la central obrera dijo
que, independiente de esta unión, cada sector representa propios intereses: “Fedecámaras seguirá representando los intereses de los empresarios y nosotros los de los trabajadores. Esto no significa que la CTV va
a transitar por la vía de quebrar empresas, esa no es nuestra intención”.
Ortega condenó las amenazas contra
los medios de comunicación social y
afirmó que “no habrá Gobierno alguno
que pueda intimidar a la población venezolana”.
La Confederación de Trabajadores
de Venezuela también rechazó las descalificaciones hacia la Iglesia y las manifestaciones religiosas del país.
Por otra parte, el dirigente sindical
se refirió a los partidos políticos, los
que llamó a renovarse, modernizarse
y fortalecerse y a luchar en función de
los intereses del país. Además, sostuvo que “la CTV no seguirá siendo escalera de partidos políticos que asumen luego cargos en la administración
pública y se convierten en enemigos
de los trabajadores”.
Carlos Ortega le recordó al Ejecutivo
que tiene el compromiso de devolver a
la masa laboral el mecanismo de la retroactividad de las prestaciones sociales.
En medio de proclamas que expresaban la necesidad de cambio de Gobierno y de ir a huelga nacional, Ortega reiteró que ni las amenazas de un
estado de excepción ni los despidos
podrán detener las acciones emprendidas.
26 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Diario 200
1, Caracas, 10
de abril d
e 2002
FEDECÁMARAS
APOYA
ADELANTAR
LA HUELGA
El Universal
Página 1-4
Caracas, 6 de abril de 2002
En reunión del comité ejecutivo
ampliado de Fedecámaras, convocado de manera extraordinaria
ayer en la tarde, el empresariado
nuevamente se resteó con el movimiento sindical nacional, en un
juego cerrado por apoyar la lucha
“justa y valiente” que libran los trabajadores de Petróleos de Venezuela (Pdvsa).
Este respaldo, el cual se hará definitivo y público en las próximas
horas a través de un directorio extraordinario, incluye la posibilidad
de adelantar la convocatoria a un
paro nacional, por cuenta de la
Confederación de Trabajadores de
Venezuela (CTV).
La estrategia compactada y común se logró en la sede de Fedecámaras, con la asistencia de los
miembros del comité ejecutivo y
los presidentes sectoriales del
organismo cúpula, así como el presidente de la CTV, Carlos Ortega y
Rodrigo Penso; y Juan Fernández,
gerente de planificación de Pdvsa
y delegado ante la Asamblea de
Trabajadores.
Informó Pedro Carmona, presidente del organismo empresarial,
que “el paro general es una de las
opciones claras del juego. De aquí
a 2 o 3 días puede surgir un abanico de alternativas que tenemos
que evaluar. Puede ocurrir que se
adelanten las acciones laborales
previstas por la CTV”.
MARIELA LEÓN
Hemos desarrollado
nuestra propia acción,
manteniendo una postura
de tranquilidad, salvo
que nos quieran
provocar.
sindical cetevista no están dispuestos
a recibir agresiones de cuerpos armados provenientes del partido de
gobierno, si esa postura continúa los
trabajadores tomarán las calles del
país, dijo.
Aclaró que desde hoy serán “más
activos”, “hemos desarrollado nuestra
propia acción, manteniendo una postura de tranquilidad, salvo que nos
quieran provocar”.
CTV ANUNCIA
EXTENSIÓN DEL
PARO NACIONAL
POR 24 HORAS
Diario 2001
Página 4
Caracas, 10 de abril de 2002
La máxima central
obrera convocó a una
concentración en frente
de las instalaciones
de su sede para hoy
a las 3 de la tarde.
Carlos Ortega advirtió
que dependiendo
del desenvolvimiento
de la protesta y de la
agresividad del Gobierno
pudieran anunciar
una huelga general.
A pesar de la “guerra comunicacional” que se vivió en el día de ayer,
donde el Ejecutivo impuso sus cadenas en contraposición con las informaciones que se generaron por
parte de la oposición, el paro convocado por la CTV se cumplió en un 80%.
Ante esto, el presidente de la Confederación de Trabajadores de Venezuela, Carlos Ortega, anunció la extensión de la protesta nacional por 24
horas más.
Justificaron esta medida, en vista de
la posición agresiva que mantuvo el
Gobierno durante el día de ayer y
anunció que el comité ejecutivo convocará a los trabajadores de todos los
sectores a una gran concentración para hoy a las 3 de la tarde, frente a las
instalaciones de la CTV. Asimismo los
sindicalistas giraron instrucciones a
las organizaciones sindicales y federaciones regionales a efectuar las
asambleas pertinentes en sus respectivas áreas.
Ortega señaló que luego de analizar
el efecto de la extensión y si continúa
la agresividad del Gobierno, podrían
decretar una huelga general.
-Los trabajadores y el movimiento
PARO SE CUMPLIO 80%
Asimismo reconoció que no tuvieron
el 100% de la aceptación por parte de
la población, sin embargo, los sindicalistas se encuentran conformes
con el porcentaje alcanzado, por considerarlo representativo. Este pueblo
ha despertado y reaccionado, aquí no
habrá gobierno alguno que intimide y
que pueda amedrentar a los venezolanos, expresó.
Reconoció que el sector transporte
no se adhirió totalmente al paro, “hemos observado algunas unidades en
las calles, la mayoría de estas unidades van con dos o tres pasajeros”.
Sobre el apoyo obtenido por los trabajadores petroleros, comentó que en
la refinería de Paraguaná “el paro ha
sido de manera contundente y los trabajadores no asistieron a sus labores”.
Ortega señaló sobre las numerosas
cadenas que “eso representa nada
más y nada menos la confiscación de
los medios de comunicación por el
actual régimen, cuestión que nosotros
condenamos”.
Asimismo, expresó que corresponde
a los medios de comunicación tomar
una decisión al respecto, ante el abuso
de por parte del Ejecutivo. “No es posible que desde ayer la actual administración, haciendo uso y abuso del po-
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 27
der, los únicos que se les permite informar es al sector gobierno”, afirmó.
VIOLENCIA EN LAS CALLES
Sobre el clima de violencia generado en horas de la tarde de ayer,
Ortega expresó que “estos hechos
que se suscitaron tienen como responsable al propio Gobierno nacional”, dijo. Asimismo, el dirigente
sindical hizo un llamado a los trabajadores y dirigentes de los estados
Miranda, Vargas y Distrito Federal,
para que de manera inmediata se
trasladen a la sede de la CTV, ante
la presencia de los círculos bolivarianos que acordonaron a la CTV.
En tal sentido, no descartó llamar
a la desobediencia civil, en rechazo a esta actitud agresiva y al abuso
que se cometieron con los medios
de comunicación.
REACCIONES
Algunos dirigentes se presentaron a la sede de la CTV para
comunicar los resultados del paro
en distintas áreas laborales, el director de organización de la confederación, dijo que Fetraconstrucción, Fetramagisterio, el sector salud, entre otros, aseguran que
apoyaron la acción de protesta.
El secretario nacional del Sindicato de Trabajadores de la Marina Mercante, José Luis Blandín,
indicó que todo el transporte marítimo de la isla de Margarita se paralizó. En Sucre se cumplió la convocatoria en un 70% al igual que
Falcón. Precisó que más de 10 mil
trabajadores de este sector decidieron no trabajar ayer.
El presidente de la Federación
Campesina, Alberto Masías, acotó
que los trabajadores rurales y los
pequeños y medianos productores
del país, ante el estado de indefensión que se encuentran como
consecuencia de la Ley de Tierras,
acordaron sumarse al paro.
Igualmente lo dio a conocer el representante del magisterio nacional, Gregorio Ruiz, quien señaló
que la educación pública y privada
cesaron actividades y que el 70%
de las escuelas bolivarianas no
abrieron sus puertas.
Asimismo, personalidades y miembros de partidos políticos expresaron su apoyo ala directiva de la
Confederación de Trabajadores de
Venezuela, como Liliana Hernández, Gisela Parra, Lope Mendoza,
entre otros.
¿QUIÉN PUSO
28 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
LA FIGURA DE HOY
Pedro Carmona Estanga
Diario 2001, página 8
Caracas, 10 de abril de 2002
LA PRESIÓN?
Empresario de vieja tradición en Venezuela, donde se ha destacado por su
trabajo en defensa de los más altos
intereses del país, desde el pasado 10
de diciembre asumió el liderazgo de una
nueva Venezuela, cuanto tuvo la responsabilidad de convocar y levantar con
éxito la paralización más rotunda en la
historia reciente del país, ante la
aprobación inconsulta del paquete de
leyes de la Ley Habilitante por parte del
Ejecutivo.
En esta oportunidad, el doctor Carmona Estanga volvió a dar muestras de
ese liderazgo, al lograr la paralización de
los sectores más representativos del sector empresarial, entre ellos la industria y
buena parte del comercio. Lo que lleva
a afirmar que el éxito del paro de este
martes puede atribuírsele a la capacidad
de convocatoria del presidente del sector empresarial, Pedro Carmona Estanga, líder natural de todo el empresariado
nacional, quien ve en él el hombre capaz
de representarlos en este momento difícil
que vive el país.
Pedro Carmona Estanga nació en Barquisimeto, estado Lara el 6 de junio de
1941. Tras obtener su título de economista en la Universidad Católica Andrés
Bello en 1964, realizó estudios de postgrado en Coordinación y Desarrollo en
la Universidad Libre de Bruselas,
Bélgica. En su trayectoria profesional ha
desempeñado cargos de primera línea
en reconocidas empresas del sector
privado, entre las que se destacan:
Presidente y vicepresidente de Industrias
Venoco, presidente y consejero de
Aditivos Orinoco, presidente y vicepresidente, tesorero y director de la
Asociación Venezolana de la Industria
Química y Petroquímica. Miembro de la
junta directiva de Venoco, Lubricantes
Venoco Internacional, Promotora Venoco,
Aditivos Orinoco, Sulfatos del Orinoco,
Sivensa, Asociación Petroquímica Latinoamericana, Promexport, Consejo Editorial Venezuela-Estados Unidos y vicepresidente de Conindustria, durante el
período 1992-94.
Otras funciones y cargos desempeñados
y que aparecen reseñados en su currículo
son: Presidente de la Cámara de Comercio
e Integración colombo-venezolano, vicepresidente de la Asociación Venezolana de
Exportadores, coordinador del consejo
asesor de Fedecámaras para las relaciones internacionales, coordinador del sector privado venezolano en las negociaciones del Acuerdo del Grupo de Los
Tres, comisionado del presidente de la
República para asuntos de integración.
Israel Márquez
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 29
LOS OTROS
HÉROES
Tal cual
Página 2
Caracas, 10 de abril de 2002
Ayer hubo otros héroes, los inesperados,
tal vez, aunque este tipo de acontecimientos
siempre genera sorpresas. Ahí están los
apellidos: Cisneros, Granier, Zuloaga, Camero, Petricca, Cuzcó, Ferreres, Bardasano.
Dueños y ejecutivos de las televisoras que
entendieron que también les había llegado
su momento. A las 8 y 30 de la mañana estaban decididos a todo. El encadenamiento
de la televisión, por parte del Gobierno, era
inaguantable. “Abuso de poder”, diría más
tarde el comunicado de la Cámara de Radio,
también en rebelión. No a la estatización, dijeron en colectivo, porque aquello no era otra
cosa sino una forma de intervención de la
libertad de expresión, de la libertad de conciencia y de la libertad empresarial. Ni más
ni menos, pese a que el Presidente le hablaba
el lunes en la noche al canciller británico de
las excelentes condiciones para invertir y
hacer negocios en Venezuela. Y fue así como
comenzó la rebelión de los empresarios.
Ya desde el día anterior se encendió el botón de alarma. Hay que hacer algo. ¿Pero
qué? Ayer en la mañana, en la primera reunión, fue considerada la propuesta inclusive
de no transmitir las cadenas. Alguien llegó a
proponer la desconexión total. Hasta ese
punto habían llegado los ánimos. Algunos de
los reunidos no ocultaban su desagrado, y
señalan que de no darse una respuesta contundente iban a quedar con la imagen vapuleada ante la opinión pública. Comenzó el
estudio del articulado, y bueno, lo que no está
prohibido, permitido está. Y en ese sentido
comenzaron a buscarle una salida al asalto
de los medios que arrancó ayer con la entrevista del vicepresidente, Diosdado Cabello.
En la reunión, a la que asistieron Guillermo
Zuloaga, Marcel Granier, Omar Camero, Albertina Petricca, Víctor Ferreres, Carlos Bardasano y Enrique Cuzcó, los empresarios
estuvieron dispuestos a todo. A arriesgarlo
todo, inclusive al cierre de las plantas. Era
la reacción obligada, porque de todas maneras, corría el rumor de suspensión a Globovisión, y alguna que otra medida contra
las demás televisoras. En la cadena del jueves, Cabello dejó claro que habría respuestas y medidas; por tanto, ¿qué más podía
arriesgarse si el Gobierno ya los amenazaba?
Otro factor obligaba a los dueños de las
televisoras a tomar la medida: a media mañana de ayer se les criticaba que arriesgaban bien poco. La crítica surtió efecto.
La respuesta fue tan contundente que los
empresarios, al ser convocados por el vicepresidente a la 1 y 30 de la tarde del mismo
martes, no asistieron a la reunión, dejaron
embarcado a Cabello. La doble pantalla era
un hecho. El país quedó viendo doble.
JUAN CARLOS ZAPATA
IGLESIA FELICITA
A SOCIEDAD CIVIL Y MEDIOS
El Universal, página 1-13, Caracas, 11 de abril de 2002
El padre Pedro Freites, ex sub-secretario
en el Gobierno “no escucharon a tiempo
general de la Conferencia Episcopal
cuando la Iglesia ofreció sus espacios y
Venezolana y actual rector del Colegio
sus mejores hombres” y formuló un llaVenezolano en Roma, expresó la solimado a “mantener el espíritu de condaridad de la Iglesia católica con la huelga
cordia”. “Los venezolanos podemos engeneral indefinida y señaló que “es un acto
contrar soluciones a los conflictos a través
que merece el aplauso”.
del diálogo. Felicito la labor de la sociedad
En declaraciones divulgadas por la
civil y de los medios de comunicación”,
emisora Unión Radio, Freites recordó que
señaló el prelado.
30 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 31
Empresas
que pagaron esta
edición del diario
El Nacional
• Cantv
• Banco Bolívar
• Banco Occidental
de Descuento
• Renault
• Volkswagen
• DirecTV
• Mega Kids
• Ford
• Prosein
• Federal (Fondo del
Mercado Monetario)
• Telcel
• Centro Citigold
El Recreo
• Citibank
• Unibanca
32 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Diario El Nacional,
Caracas, 13 de abril de 2002
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 33
CRECE
LA INICIATIVA
DE LA
SOCIEDAD
CIVIL Y LOS
PARTIDOS
El Universal
Página 1-8
Caracas, 11 de abril de 2002
Bajo el nombre de Coordinadora
por la Democracia y la Libertad, el
grupo de ONG y partidos políticos
de oposición que venían activando
en torno al referendo consultivo
para presionar por la renuncia del
presidente Hugo Chávez, ganaron
adeptos en medio del paro general
y acordaron convocar para la
mañana de hoy una marcha que
partirá desde el Parque del Este
hasta la sede de Pdvsa, en Chuao.
Carlos Fernández, primer vicepresidente de Fedecámaras, fue
designado vocero y anunció la incorporación de otros grupos.
Formuló un llamamiento a la sociedad porque “en estos momentos difíciles necesitamos estar unidos por la democracia y la libertad”.
Cipriano Heredia, de la asociación
civil Visión Emergente -quien junto
con Leonardo Carvajal, de la Asamblea Nacional de Educación, y Luis
Manuel Esculpi, del partido Unión,
viene coordinando estas acciones de
las ONG- explicó que esta coordinadora acoge “a todos los partidos
de oposición, a todos, absolutamente
a todos, incluso a los nuevos y pequeñitos y a unas 40 ONG, además
de los gremios profesionales y a la
CTV y Fedecámaras”.
El objetivo de este grupo, explicó
Heredia, “es una suerte de desobediencia civil activa. Nos encontramos en un contexto en el cual
estamos aplicando los artículos
333 y 350 de la Constitución, porque el Gobierno se ha salido de su
cauce constitucional con lo que
hizo contra los medios y el allanamiento contra AD”.
Con la integración de esta Coordinadora se superan las diferencias que algunas ONG tenían sobre la actuación conjunta con los
partidos políticos. Otras ONG están conscientes de que sin los partidos la movilización social en el
interior del país se dificulta.
34 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
FEDECÁMARAS
REFRENDA
ACCIÓN
INDEFINIDA
El Universal
Página 1-8
Caracas, 11 de abril de 2002
El comité ejecutivo ampliado y extraordinario de Fedecámaras, con una diferencia de cinco minutos, refrendó anoche públicamente el anuncio de la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV) de prolongar el paro nacional
de manera indefinida.
En sus sedes respectivas, los representantes del capital y el trabajo, resolvieron separada pero simultáneamente
proseguir la paralización del país, con
el apoyo de la sociedad civil y de las organizaciones políticas.
Pedro Carmona -en actitud introspectiva, contraria a la atmósfera de efusividad en el recinto empresarial- informó
que en forma concensual se acordó “declarar una prórroga indefinida del paro
nacional”.
Tras el inflexible e implacable señalamiento, la euforia del grito de ¡huelga,
huelga, huelga!, obligó la pausa.
De seguidas el presidente de Fedecámaras argumentó que las razones para
tal decisión se concretan en “la falta de
soluciones a problemas fundamentales
que han llevado al país a una situación
altamente crítica y compleja, entre ellos,
la crisis de Petróleos de Venezuela
(Pdvsa); y a la fecha no hay una señal
contundente para resolverla. Todos los
partes indican que la paralización de actividades en las principales instalaciones
de la industria petrolera es progresiva y
está llevando a una detención de suministro de magnitudes profundas”.
La otra razón es que “hay un pedido
sentido de los empresarios, trabajadores
y organización civil para que el país encuentre soluciones en la conducción política de Venezuela”. ¡Ni un paso atrás,
ni un paso atrás, ni un paso atrás!, respondía el espontáneo coro de líderes
empresariales. Precisó que la indefinición del paro se mantendrá hasta que
el gobierno reenganche a la alta gerencia de Pdvsa, recientemente despedida;
se produzcan cambios en la directiva de
esa industria; y se garantice el Estado
de Derecho.
Carmona reconoció el esfuerzo del
aparato productivo en esta contienda.
“Las pérdidas que está asumiendo con
un alto nivel de sacrificio para lograr
entonces unos términos finales de una
situación conflictiva que no ha hecho
sino profundizarse”. Garantizó el pago
de salarios a los trabajadores que no
están concurriendo a sus centros.
Indicó que el Comité de Abastecimiento del sector privado está reunido para
analizar el alcande de la medida, al
tiempo de asegurar total abastecimiento
de los rubros básicos alimentarios.
I
En vista de los últimos acontecimientos
producidos en el país, distintos sectores
de la sociedad civil se reunieron con
carácter de urgencia en la sede de Fedecámaras para conformar una Junta
Coordinadora por la Libertad y la Democracia, que tendrá por objeto unificar
criterios en la búsqueda de soluciones
a los problemas de la nación.
El anuncio fue hecho por el primer vicepresidente de Fedecámaras, Carlos
Fernández, quien presidirá dicha junta
que se instalará en la sede de la cúpula
empresarial del país cada vez que sea
necesario.
La junta que fue juramente en horas de
la tarde de ayer, está conformada por
representantes de Fedecámaras, la CTV,
partidos políticos, organizaciones civiles
y no gubernamentales, medios de comunicación e Iglesia.
En horas de la mañana, los integrantes
de la junta también habían sostenido una
reunión para determinar las acciones a
tomar ante la posibilidad de que el Ejecutivo Nacional decrete un estado de
excepción o suspenda las garantías
constitucionales para reprimir los actos
que la sociedad civil haya promovido y
esté promoviendo en todo el territorio
nacional.
En este sentido, el presidente de Fedecámaras, Pedro Carmona Estanga, hizo
un llamado a la ciudadanía para que se
rebele ante cualquier manifestación de
represión por parte del gobierno. “Si eso
ocurre nos rebelaremos”, exclamó.
Rechazó, asimismo, la utilización de la
fuerza como alternativa para la solución
a los problemas del país.
El encuentro matutino también contó
con la participación de los comités ejecutivos de Fedecámaras, la CTV y demás representantes de los sectores de
la vida nacional. “Hemos tenido aquí una
presencia masiva de todas las organizaciones. Está aquí el país compelto”,
dijo Carmona Estanga.
Durante la reunión de la mañana, se
analizaron entre otros aspectos, los actos
de violencia provocados -según el titular
de Fedecámaras- “por fuerzas del oficialismo” en distintas regiones del país.
Carmona recordó que en varios estados de la República existen reportes de
heridos como consecuencia de algunos
actos de violencia y aseveró que estos
hechos “podrían conducirnos a una situación aún más peligrosa”.
Exhortó a la Fuerza Armada Nacional
“para que tome conciencia, en un momento tan determinante para la historia
de Venezuela, sobre lo que está en juego, que es la democracia y el régimen
de libertadres”.
II
Bajo el panorama de los últimos acontecimientos acaecidos en el país, el máximo representante del sector empresarial no descarta la posibilidad de un
llamado a huelga indefinida.
Aseguró que la paralización de ayer
también resultó exitosa e hizo un llamado
a toda la ciudadanía a que continúe sumándose al paro y a las manifestaciones
pacíficas de calle, “a través de las cuales
la sociedad está expresándose en toda
Venezuela”. Carmona Estanga instó a
todos los venezolanos a que participen
en la marcha que se realizará hoy, a partir de las nueve de la mañana, desde el
Parque del Este hasta la sede de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), en Chuao,
evento con el cual culminarían los actos
relacionados con las 48 horas de paro.
III
El presidente de la Confederación de
Trabajadores de Venezuela (CTV), Carlos Ortega, también se pronunció con respecto a la posibilidad de que se decrete
una suspensión de garantías en el país.
Ortega se dirigió al presidente Chávez
para decirle que esa medida “puede
decretarla diez mil veces. Al movimiento
sindical venezolano no lo van a detener
con ese decreto. Nosotros seguiremos
en la calle con los trabajadores”.
Aunque catalogó el día de ayer como
“un día crítico y difícil para el sistema
democrático venezolano, por la situación
explosiva que estamos viviendo”, aseveró que existe un “tremendo espíritu
unitario y de confianza entre los diversos
sectores de la sociedad democrática
para buscarle una salida a la situación
actual”. Muestra de ello es la reunión de
emergencia que realizaron los distintos
sectores del país.
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 35
36 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
S
O
D
O
T
N
Á
T
S
N
E
O
O
S
N
E
U
Q
LOS
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 37
CHAO HUGO
Tal Cual
Página 1
Caracas, 12 de abril de 2002
Con mucha pena, causada en decenas de hogares venezolanos. y sin
ninguna gloria, se acabó el régimen
de Hugo Chávez. El arrogante Hugo
Cadena, que disfrutaba anunciando su
retiro para el año 2021, ha sido derrocado apenas tres años después de su
espectacular ascenso al poder en olor
de multitudes y rodeado de la esperanzada expectativa de los venezolanos. Hasta el final vivió en el delirio
que lo mató y su última acción de gobierno fue verdaderamente criminal.
Esa cadena de la tarde de ayer, grotesca, realmente kafkiana, fue deliberadamente realizada para cubrir la
inflación sobre la masacre que los
matones y francotiradores de Bernal
perpetraban. Dada la emboscada
montada a la manifestación, es obvio
que Chávez sabía perfectamente que
mientras hablaba sus hombres estaban asesinando a mansalva a decenas
de compatriotas. Fue una acción de
infamia sin antecedentes en la historia
contemporánea del país.
Culminaron así tres años francamente desastrosos, durante los cuales
un demagogo incompetente, sin visión
alguna de país, embaucó a los más
38 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
pobres y humildes de nuestros compatriotas, jugando con su justificadísima ansia de justicia, manipulándola para construir un poder personal
y personalista, barnizado con una retórica balurda supuestamente revolucionaria, que no hizo otra cosa que
dividir al país en nombre de nada. Todo su discurso era aire, gas, puras
pendejadas reiterativas, que se fueron
desgastando irremediablemente, al
calor de una gestión llena de improvisaciones y corrupción. Su peor enemigo fue é1 mismo. Hizo todo para
caer. No hubo torpeza que no cometiera, error en que no incurriera. El
propio Chacumbele.
Restañar las heridas qua deja el chavezato no va a ser difícil, pero recordar
a los venezolanos es una prioridad.
Los problemas sociales del país son
espantosos y los mas pobres de nuestros compatriotas deben saber que su
suerte estará en el centro de las políticas nacionales, del inmediato futuro,
para que sus desgracias no sirvan
nunca más de pedestal a aventureros
y demagogos.
Esta no es una hora de venganza sino
de justicia. Los responsables de los
asesinatos de ayer deben ser encontrados, para someterlos a juicio, comenzando por el propio Chávez. Los
ladrones qua acumularon fortunas obscenas, que saquearon el tesoro nacional, no pueden quedar impunes.
Pero docenas de personas que de buena fe acompañaron a esta empresa
demencial y que no tienen responsabilidad de sus disparates ni de sus robos, no tienen que pagar culpas de
otros. Menos todavía puede pasarse
factura a aquellos venezolanos; qua aun
habiendo desempeñado cargos importantes en el gobierno, al apartarse de
este contribuyeron significativamente a
su erosión y descomposición.
Aquí no hay manera de resolver institucionalmente el cambio político habido. Vicepresidente, presidente de la
Asamblea, presidente del Tribunal Supremo no sobreviven al colapso del
chavezato. Esa línea de mando institucional murió con el régimen. Ya se verá cómo se resuelve el problema de las
formas, pero la Junta de Gobierno tiene
un único y fundamental cometido: conducir al pueblo venezolano a decidir
prontamente el gobierno, que se quiere dar para restablecer la continuidad
democrática asentada en la voluntad
popular. Porque a este pueblo maravilloso que somos nadie puede ni podrá arrebatarle su indomable voluntad
de ser y permanecer libre por siempre.
Extracto de la entrevista de Ibéyise Pacheco
al Vicealmirante Héctor Ramírez Pérez,
Jefe del Estado Mayor de la Armada el día 12-4-2002.
“...pero afortunadamente tenemos una gran, una gran arma que
son los medios de comunicación. Sí ustedes. El pueblo venezolano
vio hoy, el Ejército ni la Fuerza Armada hizo un disparo. Todo esto fue
una... nuestras armas fueron los medios de comunicación. Y quiero
aprovechar para felicitarlos a todos ustedes porque ustedes han sido
los grandes protagonistas también de esto que está aconteciendo”.
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 39
POLICARACAS
Y POLISUCRE
EN LA MIRA
El Mundo
Ultima página
Caracas, 12 de abril de 2002
A las 5:06 de esta madrugada unos 100
funcionarios de la PTJ allanaron la sede
de Policía de Caracas, ubicada en La
Cota 905, en un operativo al estilo comando, para verificar las informaciones
que tenían sobre la entrega de armas
Glock a grupos bolivarianos. El ingreso
de la PTJ provocó momentos de tensión,
pues los funcionarios fueron sorprendidos y hubo el temor de que se produjera
un enfrentamiento. Los petejotas conminaron a los agentes para que entregaran
sus armas y poco a poco lograron controlar la sede policial, hasta el punto que pudieron colectar todo el armamento oficial,
y las pistolas y revólveres de uso personal
de los efectivos. El momento de más angustia se produjo cuando los funcionarios
se negaban a salir del dormitorio y no
querían abrir la puerta de la División de
Armamento. Sin embargo, los fiscales
Barroso y Añez llamaron a la calma y
cordura de los efectivos y salieron con las
manos en alto. En este allanamiento quedaron detenidos dos policías municipales
implicados en los hechos de ayer. Según
la información extraoficial conocida en la
sede de la Cota 905, las armas Glock que
fueron entregadas en esta policía no
fueron ubicadas hasta esta mañana.
Las armas fueron decomisadas por la
PTJ y llevadas a los laboratorios de Técnica Policial para verificar si tienen relación con los 13 homicidios. La PTJ solicitó la presencia del director de la policía, José Miguel Rojas, pero nadie informó sobre su paradero, por lo cual los
fiscales encargaron del despacho al
comisario Juan de Dios Albarrán, quien
ejercerá esta autoridad provisionalmente, pues se cree que el director está en
fuga porque temía ser detenido. Rojas
quedó bajo investigación policial, ya que
para los detectives de la PTJ, éste actuaba
como lugarteniente de Freddy Bernal en
las operaciones ilícitas por las cuales es
investigado por la Disip y PTJ.
A las 7 de la mañana la PTJ allanó la
sede donde funciona el comando élite de
Policaracas, en El Calvario, el cual se
encarga de custodiar a Bernal. La Policía
Municipal de Sucre también fue allanada
pues se informó que el alcalde José Vicente Rangel sacó armas en horas de esta
madrugada.
40 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 41
42 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
CHÁVEZ QUEDARÁ
RETENIDO
EN MAYOR
FORTALEZA
MILITAR
DE CARACAS
Abril
Página 3
Caracas, 12 de abril de 2002
El renunciante presidente venezolano
Hugo Chávez quedará detenido en el Fuerte Tiuna, principal fortaleza militar de Caracas, a donde ingresó a las 04H07 locales (08H07 GMT), informó el comandante general del Ejército, Efraín Vásquez.
El general dijo a periodistas que Chávez permanecerá “por los momentos” en
el Fuerte Tiuna, en el sur capitalino, bajo
resguardo militar, “hasta que se encuentre un sitio de reclusión más apropiado”.
Luego indicó que “pudiera ser” que
Chávez sea trasladado en los próximos
días a la cárcel militar de Ramo Verde,
en la ciudad de Los Teques, 25 km. al
sur de Caracas.
La decisión definitiva se tomará de
acuerdo a la normativa legal venezolana, precisó el alto oficial, sin pronunciarse sobre un posible juicio, penal o
militar contra el ahora ex presidente de
Venezuela.
Chávez, un teniente coronel dado de
baja por encabezar un fallido intento
golpista hace 10 años, firmó la renuncia
a la presidencia venezolana la madrugada de este viernes, a instancia de militares.
El ex gobernante salió a las 03H50 locales (07H50 GMT) del palacio de Miraflores, sede del gobierno, con rumbo
al Fuerte Tiuna, donde llegó 17 minutos
más tarde. “Iba muy serio, con la vista
fija al frente” vestido con su uniforme militar según la televisora Globovisión.
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 43
Republica de Venezuela
Acta de Constitución del Gobierno
de Transición Democrática
y Unidad Nacional
El pueblo de Venezuela, fiel a su tradición
republicana, a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, representado
por los diversos sectores organizados de
la sociedad democrática nacional, con el
respaldo de la Fuerza Armada, unido en
un Acto Patriótco de Reafirmación y Recuperación de la institucionalidad democrática, para restablecer el hilo constitucional
y haciendo uso de su legítimo derecho a
desconocer cualquier régimen, legislación
o autoridad que contrarié los valores, principios y garantías democráticas consagrado en el artículo 350 de la Constitución
del 30 de diciembre de 1999, en concordancia con las bases y principios establecidos en la Carta Democrática Interamericana de fecha 11 de septiembre de
2001, debidamente suscrita por los estados
miembros de la organización de Estado
Americanos, incluyendo Venezuela,
Considerando;
Que en el día de ayer 11 de Abril del 2002,
fecha que será recordada con profunda
indignación y tristeza nacional, ocurrieron
hechos violentos en la ciudad de Caracas
que se debieron a órdenes impartidas por
el gobierno de HUGO CHAVEZ FRIAS de
atacar, reprimir y asesinar a mansalva a
inocentes venezolanos que manifestaban pacíficamente en los alrededores del
Palacio de Miraflores, cometiéndose con
ellos
Graves delitos comunes y de lesa humanidad contra el pueblo de Venezuela.
Considerando;
Que HUGO CHAVEZ FRIAS y su gobierno ha contrariado los valores, principios y garantías democráticas; en
particular los de la democracia representativa al haber pretendido que
eran exclusiva de un solo partido
político, cuya presidencia ha ejercido
en violación de lo establecido en el
Artículo 145 de la Constitución de
1999 que prohíbe a los funcionarios
públicos estar al servicio de alguna
parcialidad política; y los de la democracia participativa, al haber
propugnado la elección de los magistrados del Tribunal Supremo de
Justicia, de los miembros del Consejo Nacional Electoral, del Fiscal
General de la República, del Defensor del Pueblo, del Contralor
General de la República, sin la
debida postulación por sendos
comités de postulaciones que
debían estar integrados exclusivamente por representantes de
los diversos sectores de la sociedad, en
violación a lo establecido en los artículos
270, 279 y 295 de la Constitución de 1999,
propugnando en esa forma el acceso al
poder y su ejercicio en violación al Estado
de derecho.
Considerando;
Que HUGO CHAVEZ FRIAS y su gobierno, en flagrante violación del principio
de la separación e independencia de los
poderes públicos consagrado en los artículos 136, 254, 273 y 294 de la Constitución de 1999, consumó un proceso de
concentración y usurpación de poderes,
el cual hace inexorable la necesidad del
restablecimiento de la separación y autonomía de los poderes públicos, a fin de
constituir autoridades que garanticen el
respeto a los derechos humanos y libertades públicas y a los valores e instituciones democráticas propias de un Estado
de derecho.
Considerando;
Que HUGO CHAVEZ FRIAS y su gobierno, en violación del Artículo 328 de la
Constitución de 1999 pretendieron vulnerar
la institucionalidad y misión histórica de las
Fuerzas Armadas Nacionales, su dignidad
y papel en el desarrollo nacional al imponerles funciones contrarias a su naturaleza,
exigiéndole lealtad a una sola parcialidad
política y a un proyecto político, ideológico
y personal lo cual no responde a un marco
institucional democrático.
Considerando;
Que HUGO CHAVEZ FRIAS y su gobierno han menoscabado sistemáticamente
derechos humanos garantizados en la
Constitución de 1999 y en los tratados,
pactos y convenciones internacionales
relativas a los derechos humanos suscritos
44 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
y ratificados por la República, al punto de
que nunca, como en estos últimos 3 años,
los organismos interamericanos de protección de Derechos Humanos han recibido tantas denuncias fundadas de violación de los mismos, en particular relativas
al derecho a la vida, al debido proceso, a
la libertad de expresión e información y al
derecho a la información.
Considerando;
Que HUGO CHAVEZ FRIAS y su gobierno han propiciado desde sus altas posiciones una instigación a delinquir al propiciar violaciones de toda índole a la propiedad privada, así como obstaculizar la
investigación y sanción de civiles y militares afectos al régimen que han incurrido
en delitos contra la cosa publica, en flagrante violación a los principios del Estado
de derecho y contrariando componentes
fundamentales del ejercicio de la democracia como son la transparencia de las
actividades gubernamentales, la probidad
y la responsabilidad de los gobiernos en
la gestión pública.
Considerando;
Que HUGO CHAVEZ FRIAS y su gobierno promovieron irresponsablemente un
clima de confrontación y violencia social,
contrario a la unidad nacional, al pluralismo democrático y en general, al respeto a los principios y valores democráticos, contra todas las instituciones y sectores de la sociedad venezolana.
Considerando;
Que HUGO CHAVEZ FRIAS y su gobierno han trazado y ejecutado una política
exterior contraria a los más altos intereses
económicos, políticos y sociales de la
Nación, ocasionando un aislamiento de
graves consecuencias para el país; manteniendo un tratamiento ambiguo frente al
flagelo del terrorismo internacional y desarrollando vínculos irrefutables con la narco-guerrilla colombiana.
Considerando;
Que HUGO CHAVEZ FRIAS y su gobierno, mediatizando y controlando la autonomía del poder electoral, en violación al
artículo 294 de la Constitución de 1999 y a
los convenios internacionales ratificados en
el marco de la OIT, pretendió desconocer
las legitimas autoridades sindicales del
país, para imponer una falsa representación
obrera sumisa a sus intereses, en franca
violación del ordenamiento jurídico nacional
y de los acuerdos internacionales que
regulan la materia, poder electoral cuya integración además no puede garantizar elecciones autenticamente libres y justas.
Considerando;
Que HUGO CHAVEZ FRIAS y su gobierno, con base en la Ley Habilitante del 13 de
Noviembre de 2000, dictó 48 decretos con
fuerza y valor de Ley contrarios a Constitución de 1999 y a la propia Ley Habilitante
y, además, sin haber realizado el proceso de
consulta pública obligatoria que exigen los
artículos 204 y 211 de dicha Constitución, que
se aplican a los casos de delegación legislativa, lo que significa no solo una violación
del texto fundamental sino un quebrantamiento de la confianza de los sectores
productivos del país, promoviendo el irrespeto a la propiedad privada y generando un
clima de incertidumbre económica.
Considerando;
Que HUGO CHAVEZ FRIAS y su gobierno pusieron a la Administración Pública al
servicio de una parcialidad política contrariando lo dispuesto en el artículo 141 de
la Constitución, entre otros factores, mediante la creación de los denominados “círculos bolivarianos” a fin de promover acciones violentas y contrarias a la Democracia
y al Estado de derecho, tendientes a intimidar a la mayoritaria oposición que ha
venido manifestándose en todo el país, en
violación de los derechos a la vida, a la
libertad de expresión y a manifestar públicamente garantizados en los artículos 43,
57, 58 y 68 de la Constitución de 1999.
Considerando;
Que el ejercicio pleno de la vida en democracia exige la convivencia pacifica y
ajustada a derecho de mayorías y minorías
en el proceso político, así como el respeto
a todas las instituciones sean religiosas,
profesionales, empresariales, políticas,
gremiales, sociales y/o comunitarias, sean
o no partidarias del gobierno de turno, a
efecto de promover la unidad y sosiego del
pueblo en un marco de libertad, pluralismo, respeto y tolerancia.
Considerando;
Que HUGO CHAVEZ FRIAS en el día de
hoy presentó su renuncia al cargo de Presidente de la República ante el Alto Mando
de la Fuerza Armada Nacional y que el
Vicepresidente Ejecutivo de la República
abandonó su cargo, con lo cual se ha configurado un vacío constitucional de poder.
CON EL OBJETO DE
Restablecer la institucionalidad democrática y llenar el vacío constitucional de
poder para que el Gobierno de la República
pueda adaptarse a las exigencias y principios constitucionales y a los establecidos
en la Carta Democrática Interamericana,
DECRETAMOS:
Constituir un Gobierno de Transición Democrática y Unidad Nacional de la siguiente
forma y bajo los siguientes lineamientos:
ARTICULO 1.- Se designa al ciudadano PEDRO CARMONA ESTANGA, venezolano, mayor de edad, con cédula de
identidad Número 1.262.556, Presidente de
la Republica de Venezuela quien asume
en este acto y de forma inmediata, la Jefatura del Estado y del Ejecutivo Nacional
por el período establecido en este mismo
decreto. El Presidente de la República en
Consejo de Ministros queda facultado para
dictar los actos de efectos generales que
sean necesarios para la mejor ejecución
del presente decreto y la consolidación del
Gobierno de Transición Democrática.
ARTICULO 2.- Se restablece el nombre de REPUBLICA DE VENEZUELA con
el cual continuará identificándose nuestra
patria desde este mismo instante.
ARTICULO 3.- Se suspende de sus cargos a los diputados principales y suplentes
de la Asamblea Nacional y se convoca la
celebración de elecciones legislativas nacionales a más tardar para el mes de Diciembre 2002 para elegir a los miembros del Poder Legislativo Nacional, el cual tendrá facultades constituyentes para la reforma general de la Constitución de 1999.
ARTICULO 4.- Se crea un Consejo Consultivo que ejercerá las funciones de órgano
de consulta del Presidente de la República.
El Consejo de Estado quedará integrado por
35 miembros principales y sus respectivos
suplentes en representación de los diversos
sectores de la sociedad democrática venezolana. Los miembros Principales podrán
separarse temporalmente de sus cargos sin
perder su investidura para ocupar cargos en
el Ejecutivo Nacional, Estadal o Municipal y
sus faltas temporales o absolutas serán
cubiertas por sus suplentes. El Consejo
Consultivo, elegirá de su seno un Presidente,
dos Vice Presidentes y un Secretario.
El Consejo Consultivo estará integrado
por los 35 ciudadanos que se identifiquen
en el Decreto Ley que al efecto se dicte.
ARTICULO 5.- El Presidente de la República de Venezuela, coordinará las políticas
de la transición democrática nacional y las
demás decisiones adoptadas para garantizarla con los poderes públicos estadales y
municipales.
para asegurar la institucionalidad democrática y el adecuado funcionamiento del
Estado de derecho, así como a los representantes de Venezuela ante los Parlamentos Andino y Latinoamericano.
ARTICULO 8.- Se decreta la reorganización de los poderes públicos a los efectos de recuperar su autonomía e independencia y asegurar una transición pacifica
y democrática, a cuyo efecto se destituyen
de sus cargos ilegítimamente ocupados,
al Presidente y demás Magistrados del
Tribunal Supremo de Justicia, al Fiscal General de la República, al Contralor General
de la República, al Defensor del Pueblo y
a los Miembros del Consejo Nacional Electoral Consultivo, designará a la brevedad
posible a los ciudadanos que ejercerán
transitoriamente esos poderes públicos
ARTICULO 9.- Se suspende la vigencia de los 48 decretos con fuerza y valor de
ley dictados de acuerdo con la Ley Habilitante de 13 de Noviembre de 2000. El Presidente de la República instalará una Comisión Revisora de dichos decretos leyes
integrada por representantes de los diversos sectores de la sociedad.
ARTICULO 10.- Se mantiene en plena
vigencia el ordenamiento jurídico, en cuanto no colida con el presente Decreto, ni con las
disposiciones generales que dicte el nuevo
Gobierno de Transición Democrática.
Así mismo, se mantienen en vigencia todos
los compromisos internacionales válidamente asumidos por la República de Venezuela.
ARTICULO 11.- El Gobierno de Transición Democrática y Unidad Nacional entregará sus poderes y rendirá cuenta de sus
gestiones a los órganos del Poder Público
que legítimamente se elijan de acuerdo
con lo dispuesto en este Decreto y demás
disposiciones constitucionales y legales.
Dado en el Palacio de Miraflores en la
ciudad de Caracas el día Doce del mes
de Abril de 2002
Años 191 de la Independencia y 142 de
la Federación.
(L.S.)
ARTICULO 6.- Se convocará a elecciones generales nacionales en un lapso que
no excederá a 365 días contados a partir
de la presente fecha.
El Gobierno de Transición Democrática
cesará en sus funciones una vez que el
nuevo Presidente electo democráticamente asuma su cargo. El Presidente de la
República designado en este acto no podrá ser candidato a la Presidencia de la
Republica en dicho proceso electoral.
ARTICULO 7.- El Presidente de la República en Consejo de Ministros, podrá remover y designar transitoriamente a los
titulares de los órganos de los poderes públicos nacionales, estadales y municipales
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 45
LOS CARMONA
FIRMANTES
Semanario Quinto Día
Página 19
Caracas, 31 de octubre
al 7 de noviembre de 2003
Se ha reabierto una nueva polémica.
En un programa radial muchos de
quienes fueron señalados de firmar
el acto de proclamación del ex presidente de Fedecámaras, Pedro Carmona, niegan haber concurrido a Miraflores y hablan hasta de guerra social.
Este columnista se puso en el acto
con las firmas originales y aquí les
va. Además, no era ningún delito.
Sencillamente, estaban contra Chávez y eso tampoco es delito.
“Asdrúbal Pulido Salvatierra, Pedro
Enrique Piñate Bermúdez, Vladimir
Castellanos, Américo Martín, Germán Barreto H., José Rafael Berroterán Esculpi, Aquiles José Rojas Salazar, José Castro M., Hugo Rodríguez Rausseo, Luis R. Contreras Laguado, Laura Rivero, Alexis Rodríguez, Nelson Albornoz, Alicia Sepúlveda, Jesús Nicolás de Fino Montes,
Michel Biondi, Oscar Francisco Mora Endara, Pedro J. Mantellini, J.R.
Chacón Mogollón, Miguel Antonio
Hernández, Eduardo Arturo Gámez
Quintero, Luis Gerardo Ascanio Estévez, Giusepe Grunfio, Miguel Ambrosio E., Héctor Sabatella, Roberto
Marrero, Flavio Passano Mauri, Asnaldo Antonio Vásquez Rivas, Oscar
46 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Eduardo Moratino, Hugo Aranguren
Quintero, Douglas León Natera, Ely
López Quijada, Jesús López Planchart, Porfirio Tamayo, Víctor Sequeda, Juan Carlos Zapata, Rómulo
Otaso Pérez, Julio Lesa Arreaza, Roberto Henríquez, María C. de Huizi,
Cristín Nicolás Núñez, Heidi Andreína Flores Palacios, Ibrahim García Carmona, Miguel Mónaco Gómez, Alfredo Chaparro, Pablo César
Marín, William Chávez, Iván Morales
Valles, Adolfo Pastrano Matute, Rubén Darío Bustillos Rábaco, Marta
de Briceño, Giovani Otaviani Vera,
Eldar Levi Pascal, Antonio Isaac Pardo Guilarte, Rafael Ojeda Henríquez,
Nelson Dagama Suárez, Alfredo Fernández Gallardo, Carlos Fernández
Gallardo, Eliseo Sarmiento Pérez,
Luis Rafael Hernández, Juan Carlos
Varela Ramos, Edgar Linares Machado, Gerson Rabanales, Gloria Janeth Istifano, Roberto Campos Silva,
Miguel Alejandro Alfonso Ruiz, Miguel Angel Luna, Gabriela Domínguez, Orlando Mangliani, Víctor Manuel Dálamo, Nelson José Mendoza
P., Heidi Engelberg, José Ramón
Chourio, Alfredo G. Dominisio, Adalberto Jiménez, José Gregorio Correa,
Miguel Valle Herrera, José Javier
Martínez, Juan Carlos Arreaza, Pedro
Palomino, José Santiago Romero, Yeikok Abadí, Rubén Flores Martínez,
Alida Lasar de Medina, Ricardo Alvarez Uzcátegui, Noel Alvarez Camargo, Roberto Campos Silva, Rafael Méndez Díaz, Bernardo Corredor Ramírez, Francisco Márquez Velasco, Alfredo Ortega Rubio, Fernando Albán, Fiderela Fórmica, Abelardo Pineda, Maximiliano Magil,
Edgar Villarroel, María Eugenia
Chacón Moreno, Ana Patricia Laya,
Andrea Daza Tapia, Rafael Luis
Clavier, Carlos de Seda Rojas, Emilio
Peñaranda Pita, Roger Guillén Castro, Arturo Calderón, José Martínez
Franco, Vilma Petrash, Gregorio Rojas Salazar, Marcos Acosta, Hugo
Arrioja, Guillermo Velutini, José Gregorio Vásquez, Nestor González González, Félix Aranguren, Sergio Omar
Calderón, Juan Moreno Gómez, Vilma Hernández, Ramón Alvarez Viso,
Juan Carlos Barroso, Angel Prato, Miguel Méndez Fabiani, Luis Gerardo
Ventura, Hame Eisleiman, Silvino José Bustillos, Eduardo José Cabrera,
Sami Jesús Landaeta Millán, José
Valentín Liscano Coronado, Brionet
Michel, Carmen América Oropeza,
Mireya Valderrama, Eduardo Marín,
Marcos Torres, Rubén Piña Zaa,
Ibeth de Bustillos, Eduardo Galavís
Añez, Pedro Rafael Betancourt, José
Gabriel Izaguirre Duque, Alfonso
Albornoz Niño, Julio César Pasarelo
Golding, Remo Alejandro Pasarelo
Golding, Rafael Varela Gómez, María
Corina Machado, Antonio Nicolás
Briceño Brown, Roberto Mendoza L.,
José De Sousa, General de División
Rafael A. Montero Rebete, Gretel González Penzo, Abraham Pulido Méndez, Marcos Oviedo, José Rodríguez,
Luis Reyes, Elías Bittar Escalona,
Luis Eduardo González del Castillo
Yánez, Andrés Rojas Cubero, José
Martli Saqui, Carlos Alberto Guevara
Solano, Pedro Luis Ravelo, José Angel Urbina, Luis González del Castillo, Alejandro Peña Esclusa, Carlos
Redondo Morazán, César Camejo
Blanco, Ernesto Amado Villasmil, Janiret Suárez Mujica, Alberto José Fernández Arribillaga, Alejandro Goiticoa Ramírez, Betty de Martínez, Nelson Morales Caraballo, Gerardo
Omaña, Alexis Garrido Soto, Andrés
Rojas, Iván Sanoja Martínez, Juan Enrique Aister, Gustavo L. Velásquez,
Fidias Marcano, Francisco Martínez
G., María Alejandra García Gómez,
Félix Francisco Figuera Valdés, Urilerma de Jesús Brito Useche, María
Rodríguez Ramos, Richard David
Figueras, Jesús Francisco Figueras,
Corina de Machado, Luis Morales
Parada, Miguel Ardanas, Carlos Salvatore Mariscalco, Oswaldo Cocne,
Luis Manrique, Carlos Julio Ostos,
Gisela Gómez Sucre, Andrea Gabriela Gómez, Vicente Dávila Arreaza,
Rodolfo Lovera Pérez, Daniel Fernández, Alfredo Rangel Mata, Margarita
Rodríguez B., Jhonny José Barrios,
Carlos Enrique Quintero, Laura Carolina García Gómez, Ricardo García
Enríquez, Haydee Deus, María Cristina Parra, Mimí Yaneth Aseti, Sixto
Díaz Miranda, Pedro Francisco Arroyo, Carlos G. De Seda, Alberto Blasini, Enrique Yéspica Alvarado, José
del Carmen Montilla, José Alberto
Zambrano G., Michael Gogarizan,
Herminio Fuenmayor, Reinaldo Casanova, Hugo Hernández Raffali, Néstor Col, Gonzalo de Guruceaga, Sergio R. Sucre, Rafael Arreaza Padilla,
Luis Miguel Fajardo, Rafael Castellanos, Pedro José Figueras, Luis
Rafael Fajardo, Pedro Rojas Villafaña,
Marcial Lara Ortega, Jesús A. Cabezas Castro, Isidro Díaz Infante, César
Ramírez Morales, Armando León,
Ciro Belloso, Rubén Barboza, Rafael
García P., Rodríguez Meijaró Iturbe,
Vicealmirante Diofante Torrealba,
Marianela Mata B., Marianela Dorante de Aguiar, Alberto Mariño, José
A. Ciriliano, Mario Tepedino, Juan
Andrés Sosa B., Luis E. Servando,
Pedro Perdomo Alberto, Víctor Ruido
Medina, Javier Muñoz León, Gonzalo
Mendoza, Darío Bander Fonturbel,
Félix Pérez Avilés, David Meneses,
Jesús María, Felipe Brillembourg,
José Antonio Navarro Evia, Lourdes
Alcalá de García, Vilma Martínez,
Weles Sacarías, Alberto Quirós, Juan
Pablo Borregales Delgado, J.M. Magro O., Juan Antonio Goliat, Rafael A.
Jimones Márquez, Gilberto Carrasquero Araujo, Jesús A. Jiménez Galvis, Enrique José Cedeño, Víctor José
García, Manuel A. Pulido, Rodolfo
Jesús María Ponce, David López Henríquez, Valentina Leseur, Maye Primera Garcés, Ingrid Gómez, Víctor Hernández Dépori, Armando E. Cuello
Adrianza, Alexis Martínez, Carlos
Cadavieco, Alvaro Cabellero Fonseca, José Rodríguez, Víctor Mendoza,
Jesús Alberto Fernández J., Mario
Caputo Cesarani, Rafael Orlando
Chacón Prada, Gustavo Nagen, Edecio Brito, Leopoldo López Gil, Rafael
Mendoza Rivera, Nancy Figueroa
Yánez, Dolores Piña de Nieto, Héctor
Otilio Pujol, Josefina Quintero Sanabria, Richard Toquer Loero, Carlos
Rodríguez Matosa, Alba Teresa Parra, Rosaura Aguiar Aranguren, Miguel Angel Castillo, Ismael Jiménez
Velásquez, Manuel Mendoza Villarreal, Castor González, José Antonio
Gil Yépez, Marcel Carballo, Germán
Barreto, María del Amparo Parejo, Jaime Manso Manso, Alicia Taormina
Parra, Ramón Rodríguez, Francisco
Alvarado Ordóñez, Octavio Delamo,
Rafael Antonio Ramones Montero,
Yuly Penet, Miguel Enrique Corso
Corso, Fernández Galíndez Díaz,
Simón Uscanga Lovera, Alfredo Larrazábal, Guillermo Colimodio, Gonzalo Colimodio, Félix Duarte, Alfonso
Riera, Juan Luis Rico Chayet, Rodolfo
Rabanales, Gloria Pacífico de Bustillos, Guillermo Alcalá Prada, Vicente Brito, Alicia Uzcátegui de Zambrano, Luis Antonio Molina, Gonzalo Pérez Hernández, Pedro Jesús Castro
Torrealba, Gonzalo Medina Valery,
Víctor Escobar, Carmen Gerdel, Thais
de Gibs, Alberto Gibs Gil, Nicole
Michele Moreli, Blas Antonio García
Núñez, Carlos Grimaldi, Miguel
Pupio Pizani, Rubén Ortiz Córdova,
Luz García, Sergio Contreras, Osleida Arévalo Montilla, Jorge Paparoni
M., Luis Horacio Vivas Peña, Elio Andrés Delamo Chacón, Andrés González Herrera, Julio César Cabrera,
Francisco Briceño, Escales Díaz Aguiar,
José D. Bravo, Ana Karina González,
Jorge Hung, Osías Señor, Edgar
Monserrate, Belkis Yépez, Angel Irigoyen, Carlos Enrique Gutiérrez, José Vicente Carrasquero.
La columna de Jorge
Jorge A. Pabón
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 47
LA AGENDA
QUE SE ENCONTRÓ
EN MIRAFLORES
48 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
LAS CARTAS
QUE RECIBIÓ
CARMONA
ESTANGA
Todas estas cartas
y facsímiles fueron
encontradas en el Palacio
de Miraflores durante
la retoma.
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 49
50 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
¿EDICION
PREPARADA
ANTES DEL
GOLPE?
Esta edición de la revista
Bohemia salió publicada
el día 14 de abril
del 2002, pero para
circular debió estar
preparada con días
de anticipación.
¿Será que lo sabían todo
y se prestaron para dar
el «tubazo» periodístico?
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 51
52 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Caracas, 12 de Abril de 2001
Dr
Pedro Carmona Estanga
Presidente Encargado
de la República
de Venezuela
Su Despacho
Dr. Carmona:
Tenemos el honor de dirigirnos
a usted en esta oportunidad para
brindarle todo nuestro apoyo a su
gestión y aprovechamos para
postular a las siguientes personas
para formar parte del Consejo de
Estado: los doctores Sixto Díaz
Miranda, economista y titular de
la Cédula de Identidad No.
2.961.448 y Alberto Blasini,
abogado y titular de la Cédula de
Identidad No. 3.174.084, ambos
Directores Principales de la
Coordinadora Democrática de
Acción Cívica.
Sin
más
que
añadir,
atentamente,
Alberto Blasini.
(Correspondencia encontrada en el
Palacio de Miraflores durante la retoma)
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 53
54 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
ISTÚRIZ E IGLESIAS
DENUNCIAN QUE HUBO
GOLPE DE ESTADO
El Nacional
Página D/11. Caracas, 13 de abril de 2002
Dos ministros del presidente Hugo
Chávez Frías denunciaron que al mandatario nacional le dieron un golpe de
Estado encabezado por el presidente de
Fedecámaras, Pedro Carmona Estanga.
Los ministros Aristóbulo Istúriz y María
Cristina Iglesias, titulares de los despachos de Educación y Trabajo, respectivamente, afirmaron que el presidente
electo fue sacado por un grupo de generales y llevado a Fuerte Tiuna a eso de
las 4 am. “Deseaban convencer al presidente de que renunciara y él en todo
momento se negó a dimitir. Chávez no
renunció, ni va a renunciar, ni se va del
país. Si dicen que se fue del país es
porque quieren sacarlo obligado de Venezuela”, afirmó Iglesias.
Iglesias denunció que la jugada de los
golpistas es afirmar que Chávez renunció para así decir que no fue un golpe
de Estado. “El presidente demostró que
era incapaz de usar la Fuerza Armada
contra el pueblo”.
WERTHER SANDOVAL
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 55
ALLANAMIENTOS
PRACTICADOS
POR LA PTJ
El Nacional
Ultima página
Caracas, 13 de abril de 2002
• Edificio Normandie,
oficina de la esposa
de Freddy Bernal.
Incautaron documentos.
• Sede de Policaracas.
Incautaron un lote de armas
de fuego que serán sometidas
a experticias.
• Sede de la Brigada Especial
de Policaracas.
Incautaron armas de fuego.
• Una vivienda. (Calle Padre
Machado del Prado de María).
Fue detenido Henry Danilo Atencio
Atencio, uno de los hombres que
disparó. Le incautaron una pistola 9
milímetros.
• Segundo sótano de Polisucre.
Presumían que estaba oculto Freddy
Bernal.
• Un vivero de la Corporación de
Servicios Municipales de la
Alcaldía Libertador.
Incautaron 6 Toyota Machito
con logotipo de la alcaldía
y el nombre de Freddy Bernal.
56 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
• Una residencia marcada
con el número 44. (Esquina
de Torrero en La Pastora)
No encontraron material
de los círculos bolivarianos.
• Pisos 21 y 26 del Ministerio
del Ambiente.
Incautaron un lote de armas y
material de los círculos bolivarianos.
• Quintas Aéreas.
Aprehendieron a 2 presuntos
imputados, que dispararon contra
la manifestación en el centro
de Caracas. Incautaron una pistola
9 milímetros.
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 57
58 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 59
ISAÍAS
RODRÍGUEZ:
ESTO ES
UN GOLPE
DE ESTADO
El Nacional
Página D/6
Caracas, 13 de abril de 2002
El ex fiscal general
de la República desconoce
la autoridad de la junta
provisional de gobierno
y denuncia que las
acciones que forman parte
de la “cacería de brujas”
que se está produciendo
están al margen de la ley
y de todos los tratados
internacionales
de derechos humanos.
Según el Ministerio
Público, es falso que Hugo
Chávez renunció
a la Presidencia, y la FAN
está violando su derecho
a la defensa y al debido
proceso al mantenerlo
incomunicado y privado
de libertad.
MARIANELA PALACIOS
El ex fiscal general de la República,
Isaías Rodríguez, puso los puntos
sobre las íes: “Esto es un golpe de
Estado”.
Los hechos, tal como están planteados en este momento en Venezuela,
violan el Protocolo de Washington y la
Carta Democrática Interamericana.
No hay ninguna duda de que se ha violado totalmente el estado constitucional y de que estamos ante una
situación que no se puede calificar sino de golpe de Estado”, declaró el jefe
del Ministerio Público.
Rodríguez conminó a la junta provisional de gobierno y al generalato a
no disfrazar los hechos y a llamar a las
cosas por su nombre, pues, según afirmó, no existe Estado de Derecho, no
hay garantías constitucionales, ayer se
instauró de forma ilegal e ilegítima un
gobierno de facto.
“¿Quién nos garantiza a nosotros que
esta junta que se constituirá no se va a
convertir en otra junta sin civiles, sino
60 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
con puros militares? ¿Quién garantiza que el nuevo
poder no será un poder militar al estilo
de los militares del sur?”, cuestionó.
Rodríguez planteó una paradoja: para justificar la salida de Chávez de Miraflores, se le dijo al país que aquí no
había institucionalidad ni respeto a los
derechos humanos. “Yo pregunto:
¿ahora hay institucionalidad? ¿Ahora
se están respetando los derechos humanos? ¿No les parece que esto que
está ocurriendo no representa una
situación peor, mucho más peligrosa
para el futuro de la democracia, que
la de antes?”.
Tres fiscales del Ministerio Público,
liderados por la directora de derechos
fundamentales, Magaly García Malpica, se presentaron ayer en Fuerte
Tiuna con el propósito de entrevistar
a Hugo Chávez Frías. Sin embargo, no
pudieron cumplir su cometido, porque
los militares a cargo del teniente coronel -aseguraron- lo mantienen incomunicado.
No obstante, el Ministerio Público recibió a través de fiscales militares una
información que desmiente por completo la versión de los hechos que hasta el momento ha circulado: “El Presidente Chávez les dijo que no había
renunciado a la Presidencia de la República”, subrayó el fiscal.
García Malpica solicitó en Fuerte
Tiuna una constancia escrita expresa
de esa renuncia, el comunicado supuestamente firmado por Chávez, y el
documento le fue negado. Tampoco
consideran prueba de su dimisión los
anuncios hechos en este sentido por
los generales Manuel Rosendo o Lucas Rincón.
Rodríguez evaluó algunos escenarios
constitucionales: “si no ha renunciado,
él sigue siendo el Presidente de la
República, electo por voto popular. Si
efectivamente renunció, la renuncia
sólo puede hacerse efectiva cuando se
presenta ante la Asamblea Nacional y
ésta la valida. Lo mismo procede en
el caso del vicepresidente y de los
ministros. También en ese supuesto
seguiría siendo el jefe del Estado,
porque el acto de validación todavía
no se ha dado”.
Señaló otro hecho significativo: “Chávez se mantiene privado de libertad,
pero bajo qué cargos, qué delito
cometió, qué se le imputa, qué juez dio
la orden. ¿El delito de renunciar? Y si
renunció y eso es un delito, ¿por qué
se le ha incomunicado?”.
En cualquiera de los casos, el fiscal
anunció -por supuesto horas antes de
que la junta provisional disolviera
todos los poderes legalmente constituidos- que el Ministerio Público estaba dispuesto a presentar al teniente
coronel ante el Tribunal Supremo de
Justicia, que es (¿era?) el órgano competente para ello, para que conociera
de su privación de libertad, esta ble-
ciera los delitos correspondientes si
los hubiere y aclarara al país la verdad
sobre su renuncia.
Desde su perspectiva, la situación
que se ha creado coloca al país de
espaldas a la Convención Interamericana de Derechos Humanos y la Carta Democrática de la OEA.
“Hay un estado de facto, no hay un
estado constitucional. En otras palabras: no hay Estado de Derecho. Y no
estoy hablando de la Constitución de
1999, es que ni siquiera la de 1961 puede legalizar una situación como ésta.
En un estado de facto las relaciones
internacionales también son de facto
y, por ende, no tienen legitimidad. Esto
coloca a Venezuela en este momento
en una situación muy grave en materia
de derechos humanos en el plano internacional”, expresó.
Otra advertencia: “Quienes están
pensando que estaban resolviendo el
problema del país con esto, se equivocan. Creo que lo están complicando
de manera mucho más notoria y más
grave”.
Desconoció la autoridad de la junta
provisional. “No tiene existencia jurídica, no tiene validez constitucional, no
es legal, ni es legítima. No la desconozco porque está allí, el poder es real,
se manifiesta de manera brutal, no es
virtual. Si no estuviera Carmona Estanga y, en su lugar estuvieran unos gorilas de Argentina, al final es el mismo
tipo de poder. No es un problema de
que nosotros pretendamos, por la vía
de la fuerza, validarla en Venezuela.
¡Es que el gobierno de facto no tiene
validez internacional!”.
Al ser consultado sobre los allanamientos y las decenas de detenciones
de ciudadanos que ocupan cargos públicos legalmente constituidos, que se
realizaron ayer y el jueves, respondió
tajantemente: “Son absolutamente ilegales, han desconocido incluso las
inmunidades parlamentarias y violan
derechos fundamentales”.
A su juicio, las acciones que forman
parte de la “cacería de brujas” que se
está llevando a cabo -tanto en Caracas
como en el interior del país- están al
margen de la ley y de todos los tratados internacionales de derechos humanos.
La rueda de prensa del fiscal fue
transmitida en vivo por casi todos los
canales de televisión del país durante
los cinco primeros minutos. La microonda fue interrumpida momentos
después de denunciar los excesos
cometidos por el gobierno provisional.
LA MÁQUINA
El Nacional
Página A/9
Caracas, 17 de abril de 2002
EDUARDO GALEANO
El presidente de Venezuela,
Hugo Chávez, había sido electo,
y reelecto, por abrumadora mayoría, en comicios mucho más transparentes que la elección que consagró a George W. Bush en Estados Unidos.
La máquina dio manija al golpe
de Estado que intentó voltearlo.
No por su estilo mesiánico, ni por
su tendencia a la verborragia, sino por las reformas que propuso
y las herejías que cometió. Chávez tocó a los intocables. Los intocables, dueños de los medios de
comunicación y de casi todo lo demás, pusieron el grito en el cielo.
Con toda libertad, denunciaron el
exterminio de la libertad. Dentro
y fuera de fronteras, la máquina
convirtió a Chávez en un “tirano”,
un “autócrata delirante” y un “enemigo de la democracia”. Contra él
estaba “la ciudadanía”. Con él,
“las turbas”, que no se reunían en
locales sino en “guaridas”.
La campaña mediática fue decisiva para la avalancha que desembocó en el golpe de Estado,
programado desde lejos contra
esta feroz dictadura que no tenía
ni un solo preso político. Entonces, ocupó la presidencia un empresario, votado por nadie. Democráticamente, como primera medida de gobierno, disolvió el Parlamento. Al día siguiente, subió
la Bolsa; pero una poblada devolvió a Chávez a su lugar legítimo. El golpe mediático sólo había podido generar un poder virtual, como comentó el escritor
venezolano Luis Britto García; y
poco duró. La televisión venezolana, baluarte de la libertad de
información, no se enteró de la
desagradable noticia.
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 61
62 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Caracas, 12 de abril de 2002
Dr.Pedro Carmona Estanga
Presidente interino de la República
de Venezuela
Sus manos.Estimado tío Don:
Antes que nada te felicito por tu extraordinario
papel en este proceso histórico, y por tu designación como Presidente interino de Venezuela. Te
escribo esta misiva para planearte cosas muy
concretas, por lo que seré breve:
1) Ni Visión Emergente como organización, ni
mi persona como dirigente de la Sociedad Civil y
líder de V.E., aspiramos a participar en el gobierno transitorio que te toca dirigir. Sin embargo, nos
sentimos obligados a respaldar tu gestión y la
conformación de la nueva administración, por lo
que, por decisión de la Junta Directiva de nuestra
Asociación, pongo a tu disposición los siguientes
nombres, todos profesionales de gran calidad vinculados a nuestra organización, para que los consideres en la integración de los equipos que te
acompañarán en los próximos meses:
A) Dra. Vilma Petrash . Internacionalista. Experta en el área de las Relaciones Intenacionales
y muy especialmente en el tema de los EEUU.
(Telf: 0414-2735365)
B) Dr. Italo Luongo . Abogado y Analista Internacional. Académico en el área de geopolítica
internacional y diestro en el ejercicio profesional
del derecho. (Telf: 0416-6237319).
C) Dr. Julio César Arreaza
. Ex_secretario
del Consejo de Ministros por seis años, diestro
en el manejo interno del Ministerio de la Secretaría de la Presidencia. (Telf: 0414-2490326).
D) Dr. Ignacio de León
. Abogado y Phd en
Economía. Experto en el área de Industria y Comercio. Exsuperintendente de Procompetencia.
(Telf: 0414-3080500).
E) Ing. Francisco Yépes
. ExIngeniero Municipal de Caracas y experto en el área de Infraestructura y Urbanismo. (Telf: 0414-2465111).
F) Arq. Mario Lieghio
. Experto en el área
de vivienda y participante en el equipo que redactó la Ley de Política Habitacional de 1.993.
(Telf: 0414-3989870).
2) En segundo lugar, te transmito un mensaje
del Dr. Jorge Castro, Consultor Jurídico de la Secretaría de la CAN. Te recuerda que a principios
de mayo se celebrará en Caracas el Consejo Presidencial Andino, oportunidad que estima valiosa para iniciar un relanzamiento de las relaciones con las demás países andinos.
Recibe un gran abrazo y mi palabra de determinación en ayudarte en tus nuevas responsabilidades.
Un fuerte abrazo,
Cipriano Heredia Soltero
C.I. 6.977.752
Telf: 0416-6148712
(Correspondencia encontrada en el Palacio
de Miraflores durante la retoma)
Diario El Nacional
Página D-5 .Caracas,13 de abril de 2002
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 63
Diario
El Universal
Caracas
13 de abril de 2002
Declaración
de la Presidencia
sobre la situación
en Venezuela
(12 de abril de 2002)
(Madrid, 12 de abril de
2002)
La presidencia de la
Unión Europea sigue con
gran preocupación el desarrollo de los acontecimientos en Venezuela, en
contacto con sus socios
europeos.
Expresa su repulsa por la
pérdida de vidas humanas y transmite su condolencia a los familiares de
las víctimas.
Manifiesta su total apoyo
y solidaridad al pueblo de
Venezuela. Hace un llamamiento para que se
ponga fin a toda acción
violenta.
Finalmente, la UE confía
en que el gobierno de
transición respete los valores e instituciones democráticos para que se
supere la crisis actual en
un marco de concordia
nacional y con pleno respeto de los derechos y libertades fundamentales.
Al Dr. Pedro Carmona
Estanga
De: Luis Xavier Grisanti
Bruselas, 12.04.02
(Correspondencia
encontrada en el Palacio
de Miraflores durante
la retoma)
64 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Diario El Nacional, Caracas, 13 de abril de 2002
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 65
Diario El Nacional
Página D-3
Caracas, 13 de abril de 2002
Barcelona, 12 de abril de 2.002
Ciudadano
Doctor Pedro Carmona Estanga
Presidente Provisional
República de Venezuela.
Atención:
Despacho de la Presidencia
De la República de Venezuela
Excelentisimo. DOCTOR
CARMONA ESTANGA.
En esta representación enfrentada por
usted, sus dignos aliados y a nuestro
glorioso y soberano Bravo Pueblo de
Venezuela.
Muy apreciado señor mi grupo ha
estado atento a sus estrategias desde
las rupturas de conversaciones con el
gobierno pasado y el logro de sus
objetivos. Usted señor presidente
enaltece nuestra idiosincrasia
democrática y libertad.
Ha abierto ojos a ciegos, no pudiendo
evitar que por esa justa y amada causa
NI UN PASO ATRÁS , se hayan
expuesto las vidas de esos dignos
héroes. Caídos por una banda armada
sin orientación positiva dirigida por un
gobierno francamente decepcionante
desde sus inicios hasta el 11 de Abril
de 2.002.
Dios nos ha obsequiado la
orientación en usted y es usted quien
ha puesto el orden en nuestro país.
Pido a Dios siga iluminando sus
pasos, inteligencia, sabiduría y le
otorgue muchos éxitos en este
proceso de transición y
concertación de nuestras directrices
democráticas.
Reciba de este su seguro servidor
un fuerte abrazo y cordial saludo y
extiéndase a todos sus miembros.
Dios está con Nosotros. En usted
nuestra confianza y sinceridad. En
nuestro ejército fe.
Atentamente;
Luis Beberaggi
Consultor Integrador de Sistemas
de Emergencia
(Correspondencia encontrada
en el Palacio de Miraflores
durante la retoma)
66 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Diario El Nacional, Página A-3, Caracas, 13 de abril de 2002
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 67
Diario El Nacional
Página E-1
Caracas
13 de abril de 2002
Bogotá, D.C., 12 de abril
de 2002
Doctor
Pedro Carmona
Presidente Provisional
República de Venezuela
Apreciado Pedro:
Quiero expresarte mi solidaridad por los acontecimientos sucedidos en Venezuela, que resultaron en la
muerte de varios de tus
compatriotas.
Sin embargo, es muy satisfactorio tener la certeza de
que el destino de Venezuela y, en parte, de Colombia
han quedado en las mejores manos. Contar con una
amigo de la integración y
del sector privado, le han
generado una gran tranquilidad y complacencia, no
solo a mi, personalmente,
sino también a los empresarios colombianos.
El liderazgo que has ejercido y la capacidad para concertar que has demostrado
nos llenan de esperanza y
son un gran ejemplo para la
ANDI y sus afiliados.
No dudes en contar conmigo y con la Asociación en
los nuevos retos que debes
enfrentar.
Te ruego transmitir a tu familia un saludo muy especial, en nombre de Carmela, mis hijos y el mío.
Recibe Señor Presidente,
mi abrazo estrecho.
Luis Carlos Villegas
Echeverri
(Correspondencia
encontrada en el Palacio
de Miraflores durante
la retoma)
68 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Extracto de las declaraciones del Fiscal Superior
Ignacio Ramírez, quien leyó un comunicado frente
a diferentes medios de comunicación en nombre
de un grupo de Fiscales del Ministerio Público,
el 13 de abril de 2002. En ese comunicado rechazan
las declaraciones del Dr. Julián Isaías Rodríguez,
Fiscal General de la República Bolivariana
de Venezuela, quien había condenado el Golpe
de Estado y exigía el respeto a la Constitución
de la República y los Poderes Públicos.
“...la salida del Gobierno del Teniente Coronel Hugo Chávez Frías
y su posterior detención constituye un mecanismo de defensa
de la sociedad civil frente a los atropellos, abusos y desafueros
del Poder Público perpetrados en contra de ciudadanos venezolanos”.
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 69
Diario
Ultimas
Noticias,
Caracas,
13 de abril
de 2002
70 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 71
72 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Caracas, 13 de Abril de 2.002
Ciudadano Doctor
Pedro Carmona Estanga
Presidente de Venezuela
Palacio de Miraflores
En atención a la situación social y política de
esta difícil transición, tengo el agrado de dirigirme a Ud. con el fin de proponerle:
1. Celebrar UN ACTO DE UNIÓN NACIONAL a la mayor brevedad que le demuestre al país que la sociedad venezolana
apoya a este gobierno. Debe firmarlo la Iglesia, CTV, Fedecámaras, todos los partidos
políticos (sin excepción), y todas las organizaciones de la sociedad civil (Queremos
Elegir, CESAP, Sinergia, Red de Veedores
de la UCAB etc. etc., incluyendo a las del
interior del país.) Debe en este ACTO firmarse un pacto (similar al de Punto Fijo
pero con participación de todos) de unión
y apoyo a su gobierno.
2. Celebrar un ACTO DE CONCORDIA
NACIONAL que permita soldar las graves grietas que quiso producir Chávez en
nuestra sociedad. Debemos abrazarnos
con los opositores (nos costará mucho)
para construir juntos el futuro. Será un acto
de magnanimidad (grandeza y elevación
del ánimo) que le demostrará a nuestra
sociedad y al mundo que, a pesar de las
enormes diferencias, estamos dispuestos
a tender nuestro espíritu y nuestras manos en señal clara de concordia.
En otro aspecto, dada la crítica situación
económica, debemos encontrar urgentemente la vía para OBTENER UNA
LÍNEA DE CRÉDITO DE UNOS
$ 10.000 MILLONES
que le permita
a este gobierno ejecutar políticas de desarrollo que demanden una fuerte expansión de la mano de obra. Estimo
que, de obtenerse, se podrían destinar
$ 5.000 millones para créditos a
muy bajos intereses
(aprox. 8%
anual) a la pequeña, mediana y gran
industria ya establecida (no para nuevas empresas porque tomaría mucho
tiempo) que produciría una fuerte demanda empleadora, $ 5.000 para
un Plan de Inversiones en Infraestructura y $ 1.000 millones
para el rescate del Estado
Vargas . Su gobierno no podrá ejecutar todo este plan pero sería el que
lo arrancaría, dándole a la Nación
una demostración de confianza en el
futuro. Los empresarios no podemos
fracasar en esta función pública es
está Ud. asumiendo.
Reciba mis muestras de admiración
y respeto.
Luis Penzini Fleury
(Correspondencia encontrada
en el Palacio de Miraflores
durante la retoma)
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 73
Diario El Nacional, pág. E/2
Caracas, sábado 13 de abril de 2002
Insertar colunma noticia
De socio a observador
USAR EL CIRCULO ROJO
PARA RESALTAR
PARRAFO INDICADO EN
EL ORIGINAL
INSERTAR IMAGEN
DE LA COLUMNA DE
FAUSTO MASO
74 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 75
ANNAN
EXPRESÓ SU
SATISFACCIÓN
El Nacional
Página A/2
Caracas, martes 16 de abril de 2002
UE PIDE
RESPETAR
LA DEMOCRACIA
Y EL DIÁLOGO
El Nacional
Página A/5
Caracas, martes 16 de abril de 2002
Los ministros señalaron
quq dada la profunda
división de la sociedad
es “absolutamente
imprescindible que
se haga un esfuerzo
de diálogo” para que salir
de la crisis.
LUXEMBURGO / EFE-AFP
Los países europeos del grupo de los
Quince hicieron un llamado a las autoridades venezolanas para que preserven los valores democráticos, cumplan de forma escrupulosa la Carta
Democrática Interamericana y promuevan un proceso de concordia nacional.
Los ministros de Exteriores de la
Unión Europea (UE) analizaron la situación en Venezuela y la crisis vivida
en los últimos días, pero se abstuvieron de adoptar una declaración escrita.
El debate tuvo carácter de urgencia,
ya que el asunto no estaba incluido en
la agenda del día.
Los Quince “estamos de acuerdo en
que ahora es importante insistir en la
preservación de los valores democráticos, en el cumplimiento escrupuloso
de la Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos. Al
mismo tiempo todos somos muy conscientes de la necesidad de un esfuerzo
de concordia nacional”, dijo Josep Piqué en rueda de prensa.
El jefe de la diplomacia española y
presidente del Consejo de Ministros
de Asuntos Exteriores de la UE precisó
que “Venezuela ha pasado y pasa por
una extraordinaria crisis política, social
y económica, con una profunda división en el seno de su sociedad”.
Es absolutamente imprescindible
que se haga un esfuerzo de diálogo,
de concordia, para que, sobre la base
de la convivencia pacífica, Venezuela
pueda ir encontrando la salida a la
crisis en la que está inmersa”, precisó.
Los Quince insistieron en que todo
ello “debe hacerse con plena salvaguarda de los valores democráticos,
de la institucionalidad democrática, de
los valores constitucionales y de los
derechos y libertades de los venezolanos”, según explicó Piqué.
La UE reiteró ayer su llamado a las
autoridades venezolanas para que “se
respete el derecho a la libertad de expresión como elemento fundamental
del proceso democrático”.
Según los Quince, “hay que seguir
apoyando todo lo que haga la OEA para supervisar el proceso y que todo se
haga desde la más absoluta normalidad, si es posible”, indicó el presidente de turno del Consejo de la UE.
Ello significa, precisó el ministro español, “hacer un llamado a evitar cualquier derramamiento de sangre, de
confrontación”.
“Ha habido demasiadas víctimas estos días. Se habla de decenas de muertos, de centenares de heridos, y eso
es algo que por razones evidentes no
debería volver a repetir”, dijo Piqué.
Indicó que España sigue de cerca
la situación y que ayer mantuvo contactos con el Gobierno de Venezuela
aunque no con el presidente, Hugo
Chávez.
En sus comparecencias ante la prensa con motivo del Consejo de Ministros de Exteriores de la UE, el representante de la Presidencia española
sólo se refirió en una ocasión a Chávez.
La UE está integrada por Alemania,
Austria, Bélgica, Dinamarca, España,
Finlandia, Francia, Gran Bretaña, Grecia, Holanda, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Noruega y Portugal.
76 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Satisfacción por
el proceso de restauración del orden constitucional en Venezuela
expresó el secretario general de
las Naciones Unidas, Kofi Annan,
quien se comunicó telefónicamente con el presidente Hugo
Chávez Frías.
“Ayer temprano dice la declaración-, el secretario general telefoneó al Presidente de Venezuela,
Hugo Chávez (...)
a quien le expresó satisfacción de
que esté encaminado en proceso
de restauración
del orden constitucional”.
Chávez “apeló a
la reconciliación
nacional y subrayó la importancia
de un sistema democrático inclusivo en el país”, dijo Annan.
“El Presidente reiteró su compromiso
con los compromisos constitucionales,
legalidad y democracia, y su determinación de perseguir un diálogo
nacional de amplia base”, agregó la
declaración del vocero de Annan.
Señaló además que el secretario
general “saludó al retorno de la calma
al país, y destacó su disposición para
atender los esfuerzos para el fortalecimiento del diálogo democrático,
así como el cumplimiento de la ley y
de los derechos humanos en Venezuela”.
El mensaje de Annan se conoció
horas antes de que el representante
de Caracas ante la ONU, Milon Alcalay, ratificara ante representantes
del grupo de los 77 (131 países en vías
de desarrollo más China), la vigencia
del estado de derecho en Venezuela.
El Nacional
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 77
CANCILLER CUBANO VERIFICÓ
LOS DAÑOS OCASIONADOS
A LAS SEDES DEL CONSULADO
Y LA EMBAJADA
El Nacional
Página D/3
Caracas, 17 de abril de 2002
Felipe Pérez Roque vino por breve tiempo, para dar
aliento y felicitar a los diplomáticos de su país por la
defensa que hicieron de la embajada y el consulado
situados en Chuao. La policía judicial practicó una
inspección en la legación donde lanzaron bombas
molotov, el viernes de la semana pasada.
El canciller cubano, Felipe Pérez Roque,
vino a Venezuela por pocos días, con la finalidad de llevar una palabra de aliento y
felicitar a los funcionarios diplomáticos de
la embajada y el consulado de su país, que
defendieron las sedes ubicadas en Chuao,
cuando un grupo de manifestantes intentó
violentar su territorio, el pasado viernes 12.
Pérez Roque, acompañado del embajador Germán Sánchez Otero se trasladó,
desde la sede de la embajada hasta el consulado, donde se realizó un acto, al cual
asistieron, además de los diplomáticos cubanos, Julio Montes, representante de Venezuela en La Habana; el ministro de Educación, Aristóbulo Istúriz; la ministra de
Salud y Desarrollo Social, María Lourdes
Urbaneja y Adán Chávez.
En el trayecto, entre la embajada y el consulado, Pérez Roque aceptó responder las
preguntas que le hicieron los reporteros.
Calificó como una situación increíbles lo
ocurridos en las legaciones de su país.
“Eso estuvo alentado por una minoría extremista de origen cubano que está en permanente contacto con una minoría cubana
que se encuentra en Miami”, explicó.
Dijo que los convenios en materia de petróleo, salud y deportes siguen vigentes,
porque nunca se rompieron y, a su juicio,
son muy necesarios para el pueblo venezolano.
Cuando se le preguntó en relación con
el gobierno transitorio que tuvo Venezuela,
manifestó que Fidel, desde un principio,
dijo que lo que pasó fue un golpe de Estado que buscó tomar el poder y desplazar
las autoridades electas por votación popular. “El golpe permitió medir las reacciones
de la comunidad internacional, sobre todo
la de algunos gobiernos de la región y muy
especialmente la del Gobierno de Estados
Unidos, el cual debe responder por su posición, que, en esta oportunidad, contrasta
con la muy cacareada defensa de la democracia internacional”, expresó Pérez Roque. Agregó que ahora las autoridades de
Venezuela tendrán más tiempo para medir
y analizar cuáles son sus verdaderos apoyos.
LA INSPECCIÓN
Al hacer un balance de los daños ocasionados en las sedes diplomáticas, el
canciller cubano expresó que 7 vehículos
resultaron destrozados. Además, dijo que
desde la calle Roraima y Choroní lanzaron
al interior del consulado y la embajada
bombas molotov y los manifestantes intentaron violentar las rejas de seguridad de
las sedes, lo que, según afirmó, puso en
peligro al personal y a 11 niños que allí se
encontraban: “Afortunadamente no fueron
hechos sin gravedad”.
Pérez Roque precisó que están evaluando lo ocurrido, para determinar si merece o no intentar una acusación formal.
Antes de que el canciller de Cuba llegara
a la embajada, una comisión de la División
Contra la Delincuencia Organizada de la
policía judicial, al mando del comisario
Elio Lanza, se trasladó a la legación diplomática con una comisión de funcionarios.
Fueron atendidos por el agregado de Defensa, coronel Sergio Cardona.
Los investigadores inspeccionaron el patio de la sede diplomática donde cayeron
varias bombas molotov, lanzadas por manifestantes que se apostaron frente a la representación cubana, el viernes de la semana pasada, desde la mañana hasta la
noche. Se presume que las cámaras del
circuito cerrado de televisión filmaron los
hechos ocurridos en la calle Roraima, donde funciona la embajada. En la fachada del
segundo piso, estrellaron varios huevos.
Como presuntos responsables de estos
sucesos, la policía judicial busca a Salvador Romaní, presidente de la Junta Patriótica del exilio cubano, y al penalista Ricardo Koesling.
Seis de los vehículos de la representación
diplomática que fueron destrozados durante
la protesta se encuentran en el estacionamiento de la Policía Metropolitana y uno permanece en el estacionamiento del consulado.
Ayer, la vigilancia de las dos sedes diplomáticas estuvo a cargo de funcionarios de
la Casa Militar y de la Disip, incluyendo dos
caminionetas de la División de Explosivos.
SANDRA GUERRERO
78 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 79
80 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 81
FRANCOTIRADORES APRESADOS
EL DÍA 11-4-2002 Y LIBERADOS EL 12-4-2002
LUIS ARTURO MENECES
C.I. N° 14.783.743
Capturado el día 11 de abril
en el Hotel Ausonia.
Puesto en libertad el día 12
del mismo mes,
por el Tribunal 14 de Control
ROBERTO FRANCISCO McKNIGHT
C.I. N° 10.480.186
Capturado el día 11 de abril
en el Hotel Ausonia.
Puesto en libertad el día 12
del mismo mes,
por el Tribunal 14 de Control
NELSON ENRIQUE ROSALES
C.I. N° 14.161.140
Capturado el día 11 de abril
en el Hotel Ausonia.
Puesto en libertad el día 12
del mismo mes,
por el Tribunal 14 de Control
JOSÉ MENECES QUINTERO
C.I. N° 17.126.818
Capturado el día 11 de abril
en el Hotel Ausonia.
Puesto en libertad el día 12
del mismo mes,
por el Tribunal 14 de Control
ROGER DE JESÚS MIQUELENA
C.I. N° 10.612.977
(Identidad falsa)
Capturado el día 11 de abril
en el Hotel Ausonia.
Puesto en libertad el día 12
del mismo mes,
por el Tribunal 14 de Control
JHON CARLOS MUÑOZ GARZÓN
Pasaporte N° AG324882
Colombiano
Capturado el día 11 de abril
en el Hotel Ausonia.
Puesto en libertad el día 12
del mismo mes,
por el Tribunal 14 de Control
FRANKLIN MANUEL RODRÍGUEZ
C.I. N° 15.197.364
Capturado el día 11 de abril
en el Hotel Ausonia.
Puesto en libertad el día 12
del mismo mes,
por el Tribunal 14 de Control
82 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 83
Actuación defensorial (Sucesos de Abril 2002)
Reconquista del Palacio de Miraflores.
Madrugada del 14 de abril de 2002.
De izquierda a derecha: Clodosvaldo
Russian, Contralor General de la República;
German Mundaraín Hernández, Defensor del
Pueblo; Diosdado Cabello, Vice-presidente
Ejecutivo de la República Bolivariana de
Venezuela; Hugo Rafael Chávez Frías,
Presidente de la República Bolivariana de
Venezuela; Willian Lara, Presidente de la
Asamblea Nacional; Julián Isaías Rodríguez
Díaz, Fiscal General de la República
Bolivariana de Venezuela.
• En los días que procedieron a los sucesos del 11, 12 y 13 de abril de 2002 el
Defensor del Pueblo, Dr. Germán Mundaraín Hernández, a través de
diferentes medios de comunicación exhortó a bajar la pugnacidad política,
a la reconciliación nacional y a la paz como único camino para el desarrollo
armonioso y la convivencia en nuestro país.
• Ante los reiterados llamados a huelga, realizados por algunas organizaciones
políticas y sus respectivos representantes, la Defensoría del Pueblo alertó
para que estas acciones no impactaran negativamente a la población,
exigiendo el respeto como derecho ciudadano a los servicios públicos de
salud, educación, transporte, suministro de alimentos y mercados públicos.
• La Defensoría del Pueblo interpuso recurso de amparo ante la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia en defensa de los intereses
colectivos y difusos, en virtud de que el anunciado paro petrolero afectaría
los servicios de gas domiciliario e industrial, energía eléctrica, gasolina y
transporte, poniendo en riesgo la calidad de vida de la población y propagando un estado de angustia permanente y generalizado.
• Se emprendieron acciones de mediación y conciliación entre los sectores
políticos en conflicto, tratando de que se canalizaran sus inquietudes y
diferencias por la vía del entendimiento. Estas acciones se efectuaron en
PDVSA-CHUAO, estados Falcón, Monagas, Anzoátegui, Carabobo y Zulia.
• En defensa de los intereses colectivos, legítimos y difusos y a solicitud del
Ministerio de Salud y Desarrollo Social (MSDS) se inspeccionaron tres
grandes distribuidoras de medicamentos que abastecen a las farmacias
independientes de todo el país que permanecían cerradas desde el día 9
de abril de 2002, constándose su cierre temporal y la posibilidad de
desabastecimiento de medicamentos de gran demanda por diferentes
sectores sociales.
• En Cumaná, Estado Sucre, funcionarios de la Defensoría mediaron en el
conflicto que se presentó en el Colegio Nueva Esparta entre profesores que
negaban a impartir clases y grupos de alumnos que reclamaban el derecho
a la enseñanza, lográndose la reanudación normal de actividades.
• Entre el 11 y el 15 de abril de 2002, los funcionarios de la Defensoría del
Pueblo hicieron múltiples gestiones para garantizar, en todo el país, la
seguridad de los detenidos, evitar daños a la propiedad, y procurar la
84 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
seguridad de los periodistas y de las instalaciones de los medios de
comunicación.
• El Defensor del Pueblo ordenó la participación de funcionarios de esta
institución, en las marchas de la oposición y de los partidarios del gobierno,
con el objeto de velar para que se respetaran los derechos humanos de los
participantes de ambas concentraciones, garantizar el efectivo respeto del
derecho a la propiedad privsada y evitar que se suscitaran choques entre
los manifestantes.
• En razón de los acontecimientos suscitados los días 11, 12, 13 y 14 de abril de
2002, la labor defensorial estuvo dirigida a realizar entrevistas a los heridos y
familiares de las personas fallecidas, así como denunciar públicamente la
presencia de francotiradores supuestamente ubicados en el Hotel Ausonia y
la dificultad para socorrer a los heridos por los ataques a las ambulancias.
Las informaciones se recabaron en operativos realizados en los hospitales
Clínico Universitario, Vargas, Coche, Periférico de Catia y los Magallanes;
también en el Centro de Atención que improvisó la Casa Militar dentro del
Palacio de Miraflores para atender a los numerosos heridos y muertos que se
produjeron. Estas instrucciones de la Defensoría se impartieron a todo el país.
• En rueda de prensa ofrecida el 12-04-2002 que no fue recogida por los
grandes medios de comunicación, el Defensor del Pueblo denunció la
detención de al menos 120 ciudadanos, la mayoría de ellos privados
ilegalmente de su libertad. Hizo un llamado a la ponderación y el respeto de
los derechos humanos. Se refirió a la detención del diputado Tarek William
Saab y del Ministro Ramón Rodríguez Chacín.
• La Defensoría del Pueblo visitó el 13-04-2002 a representantes del régimen de
facto que habían sido detenidos en el Palacio de Miraflores y procedió a llamar
a sus familiares para informarles de su condición legal y estado de salud.
• El Defensor del Pueblo procedió a visitar en la sede de la DISIP, al ciudadano
Pedro Carmona Estanga, en donde estaba recluido, quien manifestó su
preocupación por la seguridad de su familia y su persona sobre todo durante
los traslados necesarios en el proceso judicial. Se constató su buen estado
de salud y se le ratificó que la Defensoría del Pueblo velaría por sus derechos
en todo momento.
• El Defensor del Pueblo giró instrucciones a la delegación venezolana que
asistió a la Sexta Conferencia Internacional de Instituciones Nacional de
Derechos Humanos, celebrada en Copenhague para que denunciara el
Golpe de Estado que se estaba desarrollando en nuestro país.
• Igualmente, el Defensor del Pueblo instruyó a los mencionados funcionarios
para que también asistieran a Ginebra en el marco de la reunión de derechos
humanos de la ONU, a objeto de denunciar las violaciones de derechos
humanos que estaban ocurriendo en nuestro país.
• El 13 de abril de 2002, el Defensor del Pueblo dirigió comunicación a los
titulares de la Federación Iberoamericana de Ombudsman (FIO), la Corte
Interamericana de Derechos Humanos, la Comisión Interamericana de
Derechos Humanos (CIDH) y al Representante del Alto Comisionado de los
Derechos Humanos para América Latina y el Caribe, en las cuales denunció:
la detención del Presidente de la República, la muerte de 18 ciudadanos, la
privación de libertad de 120 ciudadanos, entre ellos ministros, parlamentarios
y otros funcionarios; la disolución de la Asamblea Nacional, la destitución
de los máximos representantes del Tribunal Supremo de Justicia, Fiscalía
General de la República, Contraloría General de la República, Defensoría
del Pueblo y Consejo Nacional Electoral. Así como violaciones masivas a
los derechos humanos por parte del régimen de facto.
Basado en el Informe Preliminar de la Defensoría del Pueblo sobre los Sucesos
de Abril 2002.
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 85
86 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
GOLPE A GOLPE
PARO GENERAL
PARO GENERAL INDEFINIDO
SABOTAJE PETROLERO
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 87
88 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 89
90 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 91
92 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 93
94 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Diario El Nacional,
Caracas, 5 de diciembre de 2002
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 95
96 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 97
98 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 99
¡VEINTE MIL MILLONES
DE DOLARES!
¿quién los paga?
100 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 101
102 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 103
104 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 105
106 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 107
108 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 109
110 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 111
112 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 113
114 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 115
116 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
TOMADO
POR ASALTO
EL PILÍN LEÓN
El Nacional
Página A-1
Caracas, 16 de diciembre de 2002
Más de 30 efectivo del Ejército y
de la Guardia Nacional, fuertemente
armados, se apoderaron del tanquero petrolero e hicieron bajar a empujones y golpes a la tripulación y al
abogado que los acompañaba a bordo. Luego hicieron subir a medio centenar de nuevos tripulantes, en su
mayoría hindúes, cubanos y árabes.
Mientras se militarizaba el buque, el
edificio 5 de julio, una de las más importantes instalaciones en de Pdvsa
en occidente, fue tomada por 25 efectivos de la GN, según denunciaron
gerentes. También fueron ocupadas
las refinerías de Amuay y Cardón.
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 117
118 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 119
120 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 121
122 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 123
124 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 125
126 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 127
128 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 129
Actuación Defensorial II (Paro petrolero)
El Dr. Germán Mundaraín Hernández,
Defensor del Pueblo, se adhiere al Recurso
de Amparo interpuesto por el ingeniero
Félix Rodríguez, Gerente de PDVSAOCCIDENTE, el cual fue recibido
por el Dr. José Leonardo Requena,
Secretario de la Sala Constitucional.
De izquierda a derecha los doctores Jesús
Sotillo Bolívar, José Francisco Espinoza Prieto
y Ricaurte Maita Pino.
• Desde el inicio de la “Huelga General Indefinida” o el denominado “Paro
Cívico Nacional”, convocado por los sectores opositores al gobierno,
agrupado en la denominada Coordinadora Democrática; la Defensoría del
Pueblo realizó una serie de recomendaciones a través de doferentes medios,
a fin de que respetaran los derechos de gran número de venezolanos que
podían ser afectados por ese conflicto.
• A objeto de vigilar el respeto a los derechos de los ciudadanos, se mantuvo
un operativo nacional de supervisión de los servicios públicos, en especial
salud y educación, con motivo de la huelga general indefinida e ligeal
propiciada por la denominada Coordinadora Democrática.
• En un plan conjunto con la Superintendencia de Bancos, Ministerio de
Finanzas y el Ministerio del Trabajo, se instó a las instituciones bancarias
que permitan el acceso de los clientes a los servicios prestados por los
mismos.
• La Defensoría del Pueblo exhortó a los organismos de seguridad a fin de
que hicieran respetar el libre tránsito y acceso a diferentes vías de
comunicación en numerosas zonas y ciudades del territorio nacional, que
fueron obstruidos por sectores de la oposición.
• En virtud del llamado “Paro Petrolero” se realizó un operativo en la planta de
distribución de PDVSA, ubicada en Guatire, Estado Miranda, con el objeto
de vigilar el normal desenvolvimiento de las actividades de llenado de
combustible y mediar en los conflictos que allí se suscitaron.
• La Defensoría del Pueblo, por intermedio de la Defensoría Especial en
Materia Ambiental con competencia nacional, y la Defensoría Delegada del
Estado Zulia, realizaron inspección en las instalaciones de PDVSA en el
Lago de Maracaibo, Estado Zulia, acompañados del ingeniero Félix
Rodríguez, Gerente General de PDVSA Occidente y periodistas de la región,
a fin de constatar los daños causados por el sabotaje petrolero y el reinicio
de las actividades en la región. Inspecciones similares se realizaron por las
Defensorías Delegadas en todos los estados petroleros del país.
130 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
• La Defensoría del Pueblo, actuando conjuntamente con el INDECU,
efectuaron inspecciones en los grandes centros de distribución de alimentos
para verificar el posible acaparamiento, entre otras irregularidades.
• La Defensoría del Pueblo se mantuvo vigilante ante los cuerpos de seguridad
del Estado, a fin de evitar que se cometieran excesos e instándolos al
cumplimiento de sus funciones, dentro del marco constitucional.
• Ante la posición asumida por los medios de comunicación privados, se exigió
el cumplimiento de las disposiciones legales en lo referente al respeto del
horario infantil, en virtud de lo cual se introdujo un amparo con el objeto de
que se respetara el derecho de niños, niñas y adolescentes. Exigiendo que
el contenido de la programación infantil regulado por CONATEL y
desarrollado en pautas internacionales de UNICEF, fuese respetado.
• Respecto al cierre parcial o total de planteles educativos, se exhortó al
Ministerio de Educación, Cultura y Deportes para que continuaran con los
procesos administrativos y sancionatorios, iniciados en contra de los
funcionarios responsables de la paralización de dichos centros educativos.
• La Defensoría del Pueblo participó conjuntamente con la Inspectoría del
Trabajo, a objeto de aplicar los correctivos necesarios para defender el
derecho al trabajo vulnerado por empresas que se sumaron al paro.
Basado en el Informe de la Defensoría del Pueblo en ocasión del llamado “Paro
Cívico”, Diciembre 2002.
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 131
132 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
EPILOGO
Luis Britto García
INVESTIGACIÓN DE UNOS MEDIOS
POR ENCIMA DE TODA SOSPECHA
1. AUGE Y CAÍDA DEL GOLPE MEDIÁTICO
Los venezolanos inauguramos tres experiencias históricas trascendentes. El
19 de abril de 1810, la Independencia latinoamericana. El 27 de febrero de
1989, la primera rebelión masiva contra el Fondo Monetario Internacional. En la
semana más larga de la década, la que concluyó el 13 de abril de 2002, padecimos y vencimos el primer golpe mediático.
EL CIERRE PATRONAL
Los hechos siguen un guión preciso, que vale la pena examinar. No sólo repite
en algunos aspectos el golpe chileno: anuncia la tentativa insurreccional de
diciembre del mismo año y seguramente será instrumentado en otros países.
La nómina mayor de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) empresa de propiedad
exclusiva de la República, rechaza una directiva nombrada por su único accionista, se niega a rendirle cuentas, convoca a un paro no justificado por ninguna
reivindicación laboral, sabotea algunas plantas. La federación de patronos (Fedecámaras) llama a un paro nacional para el martes 9 de abril. La Confederación de Trabajadores de Venezuela (que no representa ni al 17% de la fuerza
laboral, cuya dirigencia no es nombrada en votación directa por ésta, y en cuyas
últimas elecciones desaparecieron la mitad de las actas y la otra mitad resultó
nula) se une al cierre patronal. Los medios de comunicación divulgan sus llamados en forma unánime y abrumadora.
El martes 9 y el miércoles 10 de abril camino por Caracas. Verifico que medios
de transporte, metro, bancos, comercios, farmacias, institutos educativos, industrias funcionan en un 80%. Las televisoras privadas y parte de la prensa
imponen un paro virtual. Transmiten a las nueve de la mañana calles desiertas
filmadas de madrugada, centros comerciales cerrados por sus dueños, y
reducen Venezuela a unos dos millares de manifestantes que apoyan a la nómina
mayor de Pdvsa a las puertas de la sede de Chuao. El embajador estadounidense
Shápiro y los representantes de la Venezuelan American Chambers se convierten
en estrellas mediáticas de las transmisiones.
CRÓNICA DE UNA AGONÍA ANUNCIADA
La oposición convoca por los medios a una marcha hacia el Parque del Este
para el 11 de abril. El Daily Journal, periódico en inglés de Caracas, da al gobierno por muerto mientras todavía gobierna: State of agony stunts goverment,
titula su edición de ese día. El Nacional titula en primera plana su edición extraordinaria de esa mañana «La batalla final será en Miraflores». Nadie puede
cuestionar los poderes proféticos de la prensa venezolana. Antes de que suceda,
se sabe que el gobierno será mortalmente herido, que habrá una batalla, que
se librará en el Palacio de gobierno, que resultará «final».
Culmina así una campaña que durante años incita públicamente a los militares
a la rebelión y que desde febrero del 2002 celebra como héroes a los uniformados
disidentes que se manifiestan en actos públicos preparados con gran cobertura
de radio, televisión y prensa. La mañana del 11 de abril el presidente del gremio
de patronos y el de los sindicaleros, de acuerdo con las pautas del Dayly Journal
y El Nacional, desvían la nutrida multitud de clase media que se dirige desde
el Parque del Este hacia Chuao, a un nuevo destino en el centro de la ciudad,
contra el palacio de Miraflores. El cambio de rumbo ha sido prefigurado en las
cuñas televisivas de los días anteriores, cuyo texto convoca para el Este, cuyas
imágenes presentan como meta el centro de la ciudad. Para facilitar el desvío,
alguien hace circular el rumor de que Chávez ha caído.
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 133
LAS PRIMERAS BAJAS FUERON DEL OFICIALISMO
Mientras avanza la marcha opositora desviada, una gran muchedumbre de
simpatizantes bolivarianos rodea el palacio. Chávez empieza a hablar por televisión en cadena. Las televisoras privadas le superponen sus propias imágenes, cortan la cadena. Las policías de los alcaldes opositores Alfredo Peña y
Capriles Radonsky interfieren en las marchas.
En las adyacencias del palacio de Miraflores suenan disparos. Caen manifestantes con certeros balazos en la cabeza. Como titula El Nacional del viernes
12, «Las primeras bajas fueron del oficialismo»(Página D-4). Vale la pena
detenerse en esta reseña de un diario opositor, firmada por Roselena Ramírez
Prado, quien refiere que muchos de los bolivarianos gritaban «Patria o muerte»:
«Y muerte fue la que tuvieron algunos. Sin saber de parte de quién, los tiros
comenzaron a segar vidas revolucionarias. Las primeras cuatro bajas se contaron
entre la avenida Baralt y el Palacio Federal Legislativo. Al parecer, el autor de
los disparos fue un francotirador. Nadie sabe quién comenzó. De lo que dan fe
los testimonios es de que los primeros muertos tenían boinas rojas; y temprano,
por lo menos diez heridos eran atendidos»(Ibid).
En la edición del día siguiente del mismo diario, Rafael Luna Noguera titula
«Muertas 15 personas y heridas 350 durante reyerta del jueves». Y precisa que
según las estadísticas del coronel Rodolfo Briceño, jefe del Cuerpo de Bomberos
del Distrito Metropolinano «siete de las personas fueron ingresadas en el servicio
de urgencias del Hospital José María Vargas, dos murieron en la esquina de
Capitolio -sus cadáveres fueron llevados directamente a la Medicatura Forense
de Bello Monte- y seis perecieron en las cercanías del palacio de gobierno,
cuando defendían la toma de ese recinto, presuntamente a manos de la policía
y de militantes de la oposición» (13-4-03, D-13).
Todos los testimonios confirman lo indicado: un número considerable de las
víctimas fatales cae defendiendo con sus cuerpos el palacio de gobierno «presuntamente a manos de la policía y militantes de la oposición». Un año más
tarde Wilmar Pérez, defensor inerme del Palacio y sobreviviente de graves heridas en el vientre declara que «a mí me hirió un agente de la Policía Metropolitana». José Marcelino Roa, quien estaba en la concentración que defendía
Miraflores y recibió un balazo en la rótula «asegura que quienes lo hicieron fueron
agentes de la Policía Metropolitana que, inexplicablemente, le venían abriendo
paso a los manifestantes de la oposición». Últimas Noticias, 11-4-2003/p.7.
Es exactamente lo que el día 11 presentan también las imágenes todavía sin
editar de los canales de televisión. Hombres con distintivos bolivarianos cargan
a heridos con distintivos bolivarianos. En Venezolana de Televisión, el diputado
Juan Barreto denuncia que las bajas son chavistas.
En El Universal del día siguiente varios heridos testimonian: «la Policía Metropolitana
apuntaba a mansalva a todo el mundo» y «era un Policía Metropolitano que me sacó
de la camioneta donde venía, me tiró al piso y me disparó»(Página 4.4).
Desde que suenan los disparos la marcha se transforma en caos. Centenares
de partidarios del gobierno reptan en el puente de Llaguno, cercano a Miraflores,
eludiendo la balacera. Tres de ellos la contestan con armas cortas.
Las televisoras comerciales interfieren y luego cortan la imagen de la cadena
en la cual habla el Presidente. Aparece en las televisoras comerciales un grupo
de militares que desconoce al gobierno. Un piquete toma la televisora del Estado
y la deja sin señal. Otro contingente ocupa Miraflores, secuestra a Chávez,
informa falsamente que el mandatario renunció. También anuncian a los venezolanos que Pedro Carmona Estanga, jefe del gremio patronal de Venezuela,
es su nuevo Presidente.
LA OPOSICIÓN REINANTE
Dijo Montesquieu que todo estaría perdido si una sola persona concentrara el
poder Legislativo, el Ejecutivo, el Judicial. Pedro Carmona Estanga, personaje
con un extraño parecido al señor Burns, el patrono de Homero Simpson, acapara
además el poder económico y el mediático. Sólo le falta declararse Dios. Tal
134 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
cúmulo de potestades no lo conoció Luis XIV ni lo anticipó George Orwell. A tal
neoliberal, tales medidas. En las primeras horas de su reinado, Carmona el
Breve anula la Constitución sancionada por voto popular, desmantela los poderes
públicos, disuelve el «espúreo» Tribunal Supremo de Justicia, encierra centenar
y medio de ciudadanos, entre ellos representantes y gobernadores electos (en
tres años Chávez no había tenido un solo preso político). Esa misma noche
anula las medidas que restringen la usura sobre los créditos indexados, y
hombres armados desalojan campesinos de las tierras repartidas por el
gobierno y queman sus viviendas.
Es el último engendro postmo: el empresario que intenta gobernar sin la
mediación de los políticos: el capital que sustituye los mediadores por los
medios. «¡Un paso adelante!» titula admirativamente en primera plana El Universal del sábado 13 de abril. Sobre la disolución de los poderes constitucionales,
editorializa El Nacional de ese día que «Ha hecho bien el nuevo presidente
Pedro Carmona Estanga en prescindir, de un plumazo, de estos esperpentos
institucionales, devaluados ética y moralmente por la escasa gallardía con que
sus representantes ejercieron el cargo» (P. A-10). En reconocimiento a la complicidad comunicacional, en la misma página celebra Ibsen Martínez: «En
sinergia con el decidido papel de los medios de masas, la rebelión de los
gerentes petroleros fue lo que logró imprimirle un promisorio aire modernizador
al movimiento con que la sociedad civil organizada derrocó a Hugo Chávez».
EL PUEBLO REIMPONE LA CONSTITUCIONALIDAD
Al amanecer del día 12 hablo con gente del pueblo. Recurre una frase: «Es
como si se nos hubiera muerto un familiar». Una anciana negra resume su estado
de ánimo: «Hasta Dios nos abandonó». Pero el pueblo abandonado no se entrega.
Esa noche se reúne una muchedumbre desarmada cerca de Fuerte Tiuna, donde
se dice que está prisionero el presidente. Estallan lacrimógenas y disparos al
aire, que no la dispersan. El sábado 13 multitudes inermes copan Miraflores,
la ciudad, las capitales de los Estados del país. La policía del alcalde opositor
Alfredo Peña les dispara, acumula en pocas horas 9 muertos. Bajo la presión
de las masas desarmadas, grupos militares respaldan la Constitución Bolivariana. Un pueblo privado de dirigentes por una camarilla militar revierte la
situación en pocas horas. Son liberados los ministros y las autoridades locales
detenidas, que reinstauran el imperio de la Constitución. La telefonía celular
corta sus redes a las cuatro de la tarde, en un intento de impedir la comunicación.
Enormes muchedumbres rodean las televisoras. Los medios que las quisieron
dejar sin voto las transmiten sin voz.
EL APAGÓN COMUNICACIONAL
Así como las televisoras privadas hacen aparecer una realidad que no existe inflan concentraciones oposicionistas, convierten en paro total un cierre patronal
parcial, divulgan la renuncia de un presidente que no ha renunciado- también
desaparecen la realidad que existe.
La experiencia sin precedentes del apagón comunicacional -la asombrosa
desaparición de todo un país de su propio espacio mediático- comienza con el
desencadenamiento del operativo del golpe de Estado. Como señalamos, los
transmisores de las plantas privadas interfieren y desaparecen del aire la cadena
presidencial que comienza el 11 de abril a las 3,45 pm. Grupos armados toman
posteriormente el canal 8 y paralizan sus transmisiones. «A esa basura la vamos
a sacar del aire», declara desembozadamente en las plantas comerciales el
gobernador del Estado Miranda, Enrique Mendoza.
En todas ellas circula la orden categórica de censurar cualquier actividad de
los simpatizantes del Presidente electo. Andrés Izarra, para el momento gerente
de producción de El Observador, el noticiero de RCTV, declara: «Renuncié
porque en el canal se impuso una línea editorial de arriba que censuraba toda
información relacionada con el chavismo. Se prohibió que apareciera en pantalla
personero alguno del chavismo». Explica Izarra que «es por eso que cortaron
las declaraciones del Fiscal Isaías Rodríguez en rueda de prensa del viernes
por la tarde. Preparó una treta inteligente: hizo creer que iba a anunciar su
renuncia, pero cuando comenzó a condenar el golpe, lo cortaron al aire». Añade
Izarra que «no se cubrió las protestas pacíficas de los chavistas en Fuerte Tiuna,
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 135
tampoco otros disturbios. La línea era transmitir la idea de que todo estaba
tranquilo en Caracas. Y no era cierto». Debido a las mismas órdenes, tampoco
se divulgó la noticia transmitida por María Gabriela Chávez, de que su padre
no había renunciado, ni la rueda de prensa de los paracaidistas que apoyaban
al Presidente electo. Concluye Izarra que la censura no se había impuesto «nunca
de una forma tan explícita y vulgar como ésta» («Nunca la censura fue tan vulgar»,
Marcos Salas, Tal cual, 24-4-2002, p.15). Andrés Izarra es destituido de inmediato
y vetado para ocupar cualquier otro cargo en las televisoras comerciales. Se
inicia una purga ideológica que culminará con el despido de cerca de medio
millar de trabajadores de los medios a comienzos de 2003.
Similar censura opera en los demás canales comerciales, y en la casi totalidad
de la prensa. El general Baduell pide la restitución del presidente electo, y los
medios no lo divulgan. México, Francia y Argentina condenan el golpe de Estado,
y las televisoras difunden sólo la posición aprobatoria de Colombia y Estados
Unidos. Hay manifestaciones a favor del Presidente electo en la avenida Morán,
barrio Coromoto, Parroquia Sucre, 23 de Enero, Catia, Petare, autopista CaracasLa Guaira, Guarenas, Guatire y El Valle, y María José Mairena informa que «los
presentes pedían la presencia de los medios audiovisuales, pero lamentablemente éstos no acudieron, algunos de ellos porque ya habían acudido a los
saqueos ocurridos en Guarenas y Guatire, donde recibieron disparos en los
vehículos» (El Nacional, 13-4-02, D-14).
El apagón comunicacional llega a su tope a medida que la marejada popular
del 12 de abril demuestra que la junta golpista está aislada. Durante esa noche
y el día siguiente los canales comerciales sólo exhiben películas, dibujos
animados, eventos deportivos enlatados. Para tener algún indicio de lo que
sucede en su país, los selectos usuarios de la televisión por cable tienen que
sintonizar CNN. El avestruz del poder mediático sepulta su cabeza en videos
importados. Cegándose, quiere cegarnos. Quieren que no veamos: nadie los
ve. De esta semana estremecedora todos debemos extraer lecciones. Ojalá los
medios que quisieron ser el mensaje aprendan que golpe mediático sólo impone
dictador virtual.
2. PRIMERO LA SENTENCIA, DESPUÉS EL JUICIO
LA INVOCACIÓN DEL GOLPE MEDIÁTICO
Quien controla el pasado, controla el presente, y quien controla el presente, domina
el futuro, sentencia George Orwell en 1984. Programa tentador en una sociedad en
donde un sector reducido controla casi la totalidad de los medios de comunicación.
Quien quiera conocer la verdad debe leer entre las fisuras del discurso unánime,
localizar sus contradicciones, interrogar con la minuciosidad con la que se examina
a un testigo dudoso. Es lo que intentamos en las líneas siguientes.
En mi libro Conciencia de América Latina: Intelectuales, medios de comunicación y poder denuncio la extrema concentración de la propiedad de los
medios en nuestra América. En artículos anteriores estudié la actitud de algunos
medios privados frente a los últimos acontecimientos en Venezuela. El 2 de
febrero de 2002 denuncié en El Nacional que la invocación del golpe se convirtió
en tema esencial mediático de la oposición, señalando que las cacerolas de la
oposición y las bolivarianas «claman la una por el golpe y las otras por los tres
golpes», es decir, las tres comidas. Indiqué cómo desde febrero de 2002 fue
estimulado y reseñado hasta la saturación el pronunciamiento público de oficiales disidentes para convertirlo en lanzamiento publicitario. Hemos visto cómo
un cierre patronal parcial fue magnificado mediáticamente hasta presentarlo
como total; cómo los medios, tras inventar una realidad que les gustaba -el
consenso para un golpe- desaparecieron del aire durante casi un día la realidad
que no les gustaba: el mayoritario movimiento popular que restableció la democracia en Venezuela.
Del tratamiento de esa realidad adversa dependía para los propietarios de los
medios de comunicación el dominio del presente y en consecuencia del futuro
de Venezuela. Se produjo, en efecto, un golpe de Estado al cual los medios
habían incitado repetidamente. En diciembre de 2001 di el título de Golpe de
gracia a uno de mis libros para burlarme de la nefasta campaña mediática que
136 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
lo invocaba. Ahora era necesario echarle la culpa al gobierno del atentado violento contra las instituciones del cual fue víctima, y que, según denuncié repetidamente, era el único plan de la oposición.
CAEN ABALEADOS DEFENSORES DE LA CONSTITUCIONALIDAD
En la mesa de montaje de una producción cinematográfica se eligen partes
de lo filmado, se las desmenuza o se las empata en secuencias significativas
hasta que adquieren el sentido que quiere atribuirles el director de la película.
De igual manera los directores de los medios recomponen fragmentos de
realidad para presentar la versión de ella que les conviene.
Reexaminemos algunos de esos fragmentos. Volvamos al comienzo de la tarde
del 11 de abril, cuando una multitud se congrega ante Miraflores para defender
al Presidente electo contra un paro que, según declaró el día anterior José Vicente
Rangel, era abiertamente «insurreccional». Retornemos al momento cuando la
manifestación de la oposición en PDVSA es desviada por sus líderes hacia el
Palacio de Miraflores, y avanza hacia él por El Silencio y El Calvario. Citamos
textualmente la información de El Nacional según la cual empiezan a sonar
disparos contra la manifestación que defiende Miraflores, y «las primeras bajas
fueron del oficialismo» (12-4-02, D-4).
Idéntica versión recojo de los testigos presenciales. La profesora Gladys Emilia
Guevara, me testifica que varios de los integrantes de dicha manifestación
bolivariana caen abaleados cerca de ella, en las inmediaciones de Miraflores.
Igual testimonio me da la señora María Enriqueta Acosta. Como indicamos, la
televisión, que cubre los hechos, muestra hombres del pueblo con franelas y
gorras bolivarianas, que cargan heridos identificados de igual forma, y Juan
Barreto declara en cámara: «La mayoría de los heridos son nuestros».
Guillermo García Ponce, jefe del Comando Político de la Revolución, que está
presente durante los sucesos, ve caer las primeras bajas:
“Una de las víctimas cayó frente al palacio. Después me dijeron su nombre.
Se trataba de un empleado de los archivos de Miraflores, Nelson Eliécer
Zambrano. Otro fue fulminado de un disparo en la cabeza en la acerca del
cuartel de la Guardia Militar. Era Rudy Urbano Duque, artesano y artista del
cuero. Un maestro, residenciado en Vargas, Alexis Gustavo Bordones Soteldo,
activo luchador social, cayó muerto frente al palacio. Uno más, Luis Alberto
Caro, estaba muy cerca de la tarima donde hablaban los oradores, cuando
recibió un certero balazo de los francotiradores ubicados en la azotea del Hotel
Ausonia, según dijeron. En la esquina de Bolero, murió Pedro Justo Linares,
blando de los disparos desde la altura de los edificios cercanos a la esquina de
Bolero. Otros fueron abatidos más allá en los alrededores del Liceo Fermín
Toro y en la Avenida Baralt, como posteriormente relataron los periódicos” (El
golpe del 11 de abril, Comando Político de la Revolución, Caracas 2002, p. 18).
La televisión muestra igualmente centenares de personas que se arrojan al suelo
y se arrastran sobre el puente de Llaguno, eludiendo disparos. Estas personas
no esgrimen armas. Según reseña El Nacional, «los heridos lamentaban no haber
tenido armas para ‘meterles un pepazo’, mientras eran atendidos por paramédicos
en el estacionamiento del Ministerio de Hacienda» (Los primeros... 12-4-02, D-4).
Hasta ese momento la situación, según todos los testigos y los documentos
grabados, consiste en que hay disparos contra la manifestación que defiende
Miraflores. La Policía Metropolitana asciende desde la Avenida Baralt, parapetada
dentro y detrás del camión blindado antimotines llamado «La Ballena».
FRANCOTIRADORES LIBERADOS
¿Quiénes disparan? Los testigos presenciales distinguen francotiradores
parapetados en las azoteas de los edificios Edén y Ausonia. Juan Carlos Valero,
que trabaja en un edificio cercano, me testimonia también que el día 11 los ve
operar desde las azoteas cercanas a Miraflores. El Nacional informa asimismo
que «dispararon ráfagas de ametralladoras y otras armas de fuego» los
«francotiradores apostados en varios de los edificios adyacentes a Miraflores»
(12-4-03, D-4).
Ciudadanos de la multitud reunida alrededor de Miraflores los detienen con
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 137
riesgo de sus vidas, obtienen su identificación, los consignan a la Guardia de
Honor. Según el testigo presencial Guillermo García Ponce:
De los siete (7) presuntos francotiradores, entre ellos: 1) Luis Arturo Meneses,C.I. N° 14.783.743¸2)Nelson Enrique Rosales, C.I. N° 14.160.140; 3)Jorge
M. Quintero, C.I. N° 17.126.818; 4) Robert F. McNight, (norteamericano), portando cédula de identidad venezolana N° 10.480.186; 5) Franklyn Manuel Rodríguez, C.I. N° 15.197.364; 6) Roger de Jesús Lugo Miquilena, C.I. (falsa) con el
N° 10.612.977 y 7) John Carlos Muñoz Garzón, (colombiano) con pasaporte N°
A-6324882; uno de ellos panameño. Tres fueron liberados el sábado 12 de abril,
en horas de la mañana, por órdenes expresas del Contralmirante, Carlos Molina
Tamayo, hoy prófugo de la justicia venezolana. Otros fueron puestos a la orden
de la Disip, pero liberados por boleta de un fiscal e inmediatamente viajaron al
exterior (Op. cit. p. 20).
En efecto, informa posteriormente Últimas Noticias que «el 14 de abril estas
personas fueron puestos a la orden de la Fiscalía y posteriormente fueron presentados ante el Juzgado 14, donde la jueza temporal Norma Ceiba ordenó su
libertad, pese a que varios de ellos dieron positivo en las pruebas de ATD»
(Willmer Poleo Zerpa: «5 efectivos de GN dispararon contra ambos bandos el
11-A».6-4-03, p.10).
VINCULADOS CON LOS PLANES INSURRECCIONALES DISPARAN
Casi un año después el diario Últimas Noticias informa que «Cinco efectivos
de la Guardia Nacional serán imputados del delito de homicidio intencional por
el Ministerio Público con respecto a los sucesos del pasado 11 de abril, ya que,
según trascendió, en el expediente habrían elementos que permiten establecer
su vinculación con los asesinatos de por lo menos cinco de las personas muertas
ese día». Añade el periodista Willmer Poleo que «revelaron fuentes extraoficiales
que los cinco efectivos militares, a cuyo mando estaba un oficial, estaban
vinculados con los planes insurreccionales que se desarrollaron ese día y en
horas de la tarde, cuando ya se habían iniciado los disturbios, tomaron el control
de la Dirección General de Custodia y Rehabilitación del Recluso, adscrita la
MIJ, situado en el edificio Bolero, a escasos metros del Palacio Presidencial,
desde donde habrían disparado contra los simpatizantes de ambos bandos con
la intención de generar caos y anarquía» (Cursivas nuestras, loc.cit.).
Ningún otro diario difunde esta vital información. El mismo día el resto de la
prensa está repleta, por el contrario, de anuncios de la oposición sobre el aniversario del 11 de abril, que culpan al gobierno de las bajas de ese día.
LOS MEDIOS FABRICAN CULPABLES
Después de que francotiradores y policías metropolitanos disparan contra los
ciudadanos que defienden al gobierno electo, Rafael Ignacio Cabrices, el
concejal Richard Peñalver y Henry Atencio Atencio salen de la masa que esquiva
los disparos tras la esquina Este de Puente Llaguno, sacan armas cortas,
responden al fuego apuntando hacia el sur de la Avenida Baralt, por donde
asciende la unidad blindada de la Policía Metropolitana, y se parapetan de
nuevo tras la esquina.
Acuciosas cámaras filman su acción. Como narra Maurice Lemoine, periodista
de Le Monde y testigo presencial: «Filmada desde otro ángulo desde un inmueble, esta escena conmocionó a Venezuela. Sacada de su contexto, difundida en circuito continuo por todas las cadenas de televisión, ella permitió afirmar
que el 11 de abril los partidarios del presidente Chávez, rebautizados como
‘francotiradores’, habrían disparado sobre una multitud desarmada». Pero, añade
Lemoine «se ve claramente en mis fotos que se trata de lo contrario: es la masa
de simpatizantes de Chávez la que se protege agachada, para escapar a los
tiros de los franco-tiradores» (Le Monde Diplomatique, agosto 2002). La televisión
difundió, en vivo y en directo, a esta muchedumbre desarmada que se arrastraba
por el suelo esquivando disparos.
En el mismo sentido escribe el profesor Gregorio J. Pérez Almeida «Basta
recordar las imágenes de los hombres disparando desde Puente Llaguno: una
vez que se comenzó a investigar científicamente el asunto, se determinó que no
disparaban sobre la manifestación de la oposición, tal como nos ‘Leían las imá138 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
genes’ los periodistas de los canales de televisión que cubrían los sucesos del
11 de abril de 2002" («Homo videns», Primeras Ideas, 3-11-02, p.9)
Las imágenes televisivas todavía no editadas de ese momento, los testimonios
de los testigos presenciales y las fotografías de Lemoine confirman unánimemente que los bolivarianos se agachan, se arrastran por el suelo y se parapetan
para esquivar una cortina de disparos que los abate sistemáticamente. Según
reseña el diario opositor El Nacional: «Por lo menos los primeros cuatro que
murieron quedarán para la historia como mártires de su revolución» («Las
primeras bajas fueron de la oposición», 12-4-02, D-4).
No sólo ellos: la casi totalidad de los asesinados de ese día y de los siguientes
eran simpatizantes bolivarianos. El día inmediato, la prensa opositora sólo puede
señalar dos víctimas fatales identificadas en forma precisa con la oposición:
Alexis Bordones, ex empleado de Corpoven, y Jesús Orlando Arellano, conserje
de un edificio de Chuao (El Nacional, 12-4-03, C-7). Pasa un año, y con todos
los medios investigativos y de divulgación en su poder, los opositores no pueden
precisar otras víctimas fatales entre sus propias filas. En consecuencia, confiscan
para su bando las víctimas bolivarianas, tratando a todos los asesinados el 11
de abril como «mártires de la oposición», sin jamás individualizarlos.
Paralelamente, parte de los medios de comunicación privados asumen la tarea
de hacer responsables de todas las muertes del 11 de abril a las tres personas
a quienes se bautiza como «los pistoleros de Llaguno». Y en consecuencia, al
presidente Chávez.
No inquieta a los medios el enigma de cómo tres personas que disparan a
toda prisa y sin apuntar hacia una avenida por donde sólo sube la Policía Metropolitana parapetada en una unidad blindada (la manifestación opositora
buscaba pasar por la ruta paralela de El Calvario) pueden ser responsables de
más de una decena de bajas civiles que caen antes de sus disparos en las
inmediaciones de Miraflores y en un área de unas diez manzanas alrededor del
palacio. Indiqué que Juan Carlos Valero, que trabaja en un edificio de la zona,
me testimonia el día 12 que desde sus ventanas veía perfectamente operar los
francotiradores. Las acuciosas cámaras de las televisoras privadas, instaladas
en las azoteas de los edificios vecinos al mismo nivel de los francotiradores, no
los filman. Si registran alguna imagen de ellos, las plantas no las difunden.
Como hemos visto, poco después del tiroteo, la camarilla militar secuestra al
Presidente, divulga falsamente su supuesta renuncia, asume el poder violentamente y designa a un dictador que a su vez disuelve la totalidad de los poderes
públicos. Tal patraña ofende la inteligencia cuando todo el público sabe que
desde un año antes gran parte de los medios llamaban al golpe y difundían
estruendosamente los llamamientos públicos de oficiales para desconocer al
gobierno legítimo. De hecho, conforme informa Eleazar Díaz Rangel, «la conspiración militar había comenzado seis meses antes, según expresa revelación
de algunos de los involucrados» («Viajes, paros, marchas y disidencia militar»
Últimas Noticias, 11-04-03, p.1).
Según parte de los medios, derrocar a un gobierno legítimamente electo habría
sido un recurso indispensable para controlar a tres personas que accionaron
armas cortas para responder a una cortina de fuego de armas largas. El dictador
Carmona inicia el centenar y medio de detenciones de las escasas horas de su
gobierno con aparatosos allanamientos televisados en los cuales caen presos
ministros, diputados, gobernadores, y los ciudadanos que respondieron al fuego
desde Llaguno. «Ruego a Dios que se demuestre que no he herido ni muerto a
nadie», clama uno de ellos, al ser arrastrado.
La misma noche hay una concentración popular de apoyo al régimen legítimo
en Fuerte Tiuna, y en ella y en las adyacencias de El Valle mueren abaleadas
nueve personas más, sobre las cuales los medios tienden un telón de silencio.
Al día siguiente una avalancha popular y el pronunciamiento de militares institucionalistas restituyen la constitucionalidad. Durante el efímero reino del
dictador Carmona siguen cayendo víctimas abaleadas por tiradores no identificados. El Universal del siguiente lunes 15 totaliza 51 muertos a balazos durante
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 139
el fin de semana. Sobre ellos los medios de comunicación tienden otra cortina
de silencio.
3.SANGRE, MENTIRAS Y VIDEOS
VA A HABER UNOS MUERTOS
En el foro «El periodismo en tiempos de crisis», celebrado en la Universidad
Bicentenaria de Aragua, el corresponsal de CNN Otto Neustadl declara para la
grabación de video: «El día 10 en la noche me llaman por teléfono y me dicen
Otto, mañana 11 viene un video de Chávez, la marcha se va hacia el palacio de
Miraflores, va a haber unos muertos y aparecen 20 militares de alto rango
pronunciándose en contra del gobierno de Chávez y pidiéndole la renuncia al
presidente. Esto me lo dicen el día 10 en la noche». Luego, desde la noche
anterior los participantes en el video sabían que iban a filmarlo y que «va a
haber unos muertos». No era raro que algunos diarios prepararan ese día ediciones donde profetizaban la «agonía» del gobierno como consecuencia de
una «batalla final» que se libraría «En Miraflores».
ELLOS ERAN LOS QUE IBAN A PONER LOS MUERTOS
Permítasenos un Replay. Neustadl simplemente confirma el testimonio publicado en prensa del ex jefe del Estado Mayor Conjunto vicealmirante Bernabé
Carrero Cubero, quien narra cómo el vicealmirante Héctor Ramírez Pérez le
explica el nombramiento de un presidente civil: «Porque ellos eran los que iban
a poner los muertos». Entonces yo digo: no puede ser ¿o sea que éstos sabían
que iban (sic) a haber muertos?» (El Nacional, 1-6-2002, p. D-1).
Añade Otto que el día 11 en la mañana le dicen «todo sigue como estaba
preparado, viene un video, vienen los muertos y salen los militares». Y confirma:
«yo tengo grabado el video de la prueba esa que se hizo, y en esa prueba, que
no la tengo aquí lamentablemente, ya se habla de muertos cuando todavía no
había un solo muerto en la calle». Según el minucioso Otto, el video con el
pronunciamiento de los oficiales fue grabado dos veces, a partir de las 2,15 y ya
se mencionaban en la primera versión «muertos provocados por francotiradores». Mientras que hasta las 3,45 pm. Radio Caracas Televisión informaba que
no había incidentes en la calle.
¿Qué sucedió en realidad? Nadie estaba en todas partes para verlo todo.
Pero es obvio que en su saturativa versión de los hechos las televisoras privadas
omitieron intencionadamente lo esencial. Presentaron a las víctimas como
agresores, y ocultaron que los agresores premeditaron sus víctimas. En el cierre
del foro la esposa de Otto, Gladis Rodríguez, deplora que en la apertura del
evento «acabamos de ver un video muy parecido a lo que durante mucho tiempo
difundieron las televisoras privadas y ustedes lo aplaudieron».
Leer un video es más difícil que leer un texto. En él la edición selectiva es engaño,
y la omisión, confesión. Más fácil se atrapa a un embustero que a un ladrón.
CULPABLES SIN CRIMEN
Los golpistas interesados en legitimar un golpe preparado e invocado
comunicacionalmente durante un año improvisan la mentira de que lo lanzan
en respuesta a los ciudadanos que contestaron a la balacera que mató e hirió a
los defensores de Miraflores. El Nacional del sábado 13 de abril editorializa
que «ahora vienen con el cuento cínico, tal como lo dijo ayer el fiscal, del ‘golpe
militar’ para ocultar la responsabilidad de Hugo Chávez al ordenar a sus colaboradores que se disparara a mansalva contra mujeres, niños y jóvenes desarmados» (P.A-4). Fracasado el golpe, los medios insisten en esta falsedad para
exculpar a los golpistas. Tras pocas horas de detenido, el ex dictador Carmona
es remitido por una juez a su mansión, de donde escapa fácilmente al exterior.
Parte de la prensa y las televisoras privadas celebran el hecho, y mantienen una
infatigable campaña de linchamiento comunicacional para que los «pistoleros
de Llaguno» sean mantenidos en prisión y declarados culpables antes de
cualquier juicio. Cuando una jueza los pone en libertad, arrecia la campaña,
solicitando esta vez el enjuiciamiento de la magistrada.
En los titulares periodísticos de esta campaña, cuyo centimetraje quizá bastaría
140 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
para dar la vuelta el país, se omite como de costumbre el hecho fundamental.
Así El Nacional del 14 de julio de 2002 titula «Experticias indican que pistoleros
de Llaguno dispararon contra policías y manifestantes». En el cuerpo de la noticia
se desliza que por el contrario los fiscales del Ministerio público señalaron que
«a pesar de estar demostrada la intencionalidad de éstos, no es menos cierto
que el resultado querido no se pudo llevar a cabo por causas ajenas a la voluntad
de ellos (cabe la posibilidad de que los objetivos se movieran y por la falta de
destreza por parte de los tiradores)». Vale decir: el supuesto «resultado querido»
(herir o matar) «no se pudo llevar a cabo», lo cual significa que quienes dispararon desde Llaguno ni hirieron ni mataron a nadie.
Si los acusados no son culpables, entonces ha de serlo el juez. El Nacional
del 3-7-2001 titula «Tribunal Supremo de Justicia ordenó medidas disciplinarias
contra jueza del caso Llaguno». Una vez más el titular esquiva lo esencial. En el
cuerpo de la noticia se informa que la jueza de control 40 Norma Sandoval
ordena la excarcelación de los tres detenidos porque «la imputación por el delito
de homicidio calificado en grado de frustración fue formulada sin presentar
prueba alguna y, en particular, sin identificar con precisión a las víctimas»
(Subrayado nuestro). Extraño homicidio, sin pruebas y sin víctimas. Añade la
juez que «surge la posibilidad de que los imputados dispararan después de
haber sido atacados por personas desconocidas que se encontraban en
diferentes pisos y ventanas del hotel Edén e inclusive por funcionarios policiales
contra las personas que se encontraban en el dicho puente». Y concluye que
«la población se pone al corriente de unos acontecimientos que son difundidos
de manera uniforme por diversos medios que podrían ser falsos, pero que
mientras no se desmientan se reputan como ciertos».
CRIMINALES SIN CULPA
Ello no obstante, la realidad aparece fragmentariamente, casi a escondidas,
en los propios medios de comunicación. El director de la Policía Metropolitana
Henry Vivas reconoce públicamente que los agentes de este cuerpo represivo
salieron a la calle el 11 de abril con guantes quirúrgicos puestos (El Nacional,
11-5-02, A-5). Vale decir: adoptaron la precaución del homicida premeditado,
que sabe que ha de matar y está dispuesto a ocultar sus huellas digitales y las
trazas de pólvora que pudieran ser reveladas por la prueba de la parafina.
La cautela no fue inútil. Videos difundidos apenas en agosto de 2002 por el
Canal 8 contienen las declaraciones de sobrevivientes y malheridos del tiroteo
del 11 de abril, en su mayoría defensores del orden constitucional. Videos que
los medios privados no han difundido muestran en forma flagrante a miembros
de la Policía Metropolitana disparando durante los sucesos del 11 de abril. El
Nacional del 23 de agosto de 2002 en su página D-27, bajo el anodino titular
«exhumaron cadáver de víctima del 11 de abril», disimula un cuerpo de singular
importancia: «El reporte oficial revela que el proyectil extraído del cuerpo de
Erasmo Sánchez era calibre 5.56 Remington, utilizado por fusiles M16 y subametralladoreas HKJ modelo 33, como las que presuntamente, portaban funcionarios de la Policía Metropolitana durante la masacre de El Silencio». Luego,
la Policía Metropolitana salió dispuesta a ocultar premeditadamente con guantes
la autoría de sus disparos, en efecto disparó, y hay evidencia de que sus
proyectiles resultaron mortales. Bueno es recordar que esta Policía opera como
una suerte de ejército privado de Alfredo Peña, alcalde elegido con los votos de
los simpatizantes bolivarianos, que tras ocupar el cargo se vuelve acérrimo
opositor del Presidente electo.
CRÓNICA DE UNAS MUERTES ANUNCIADAS
Todavía más contundente es el testimonio del ex jefe del Estado Mayor Conjunto vicealmirante Bernabé Carrero Cubero, quien narra como el insurrecto
vicealmirante Héctor Ramírez Pérez explica el nombramiento de un presidente
civil así: «Alguien le pregunta por qué un presidente civil y por qué la oposición
reclamaba esas condiciones. Y entonces él responde: «Porque ellos eran los
que iban a poner los muertos». Entonces yo digo: no puede ser,¿o sea que
éstos sabían que iban (sic) a haber muertos?»(El Nacional, 1-6-2002, p. D-1). Y
hemos citado las informaciones de Últimas Noticias el 6 de abril de 2003 que
sindican como francotiradores a cinco efectivos de la Guardia Nacional «vinculados con los planes insurreccionales»(p.10).
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 141
De tal conjunto de indicios se desprende una cadena de los hechos absolutamente diáfana:
1. No hay pruebas de que los tres ciudadanos que respondieron al fuego desde
el Puente de Llaguno hayan herido o muerto a nadie.
2. Sí hay pruebas de que la mayoría de los muertos y heridos eran defensores
del Presidente electo.
3. Sí hay pruebas de que en la oposición «sabían que iba a haber muertos».
4. Sí hay pruebas de que la Policía Metropolitana salió dispuesta a disparar y
con guantes quirúrgicos para esconder la autoría de los disparos.
5. Sí hay pruebas grabadas en videos de que dispararon.
6. Sí hay un informe que afirma que proyectiles y armas del tipo que usaron
causaron heridas y muerte.
7. Heridos sobrevivientes declaran inequívocamente que la Policía Metropolitana
disparó contra ellos, como Wilmar Pérez y José Marcelino Roa, quien declara
haber sido víctima de «agentes de la Policía Metropolitana que, inexplicablemente, le venían abriendo paso a los manifestantes de la oposición».
LA RAZÓN DE LA SINRAZÓN
A una parte de los medios le toca la ardua tarea de convertir esta cadena de
evidencias duras en una sentencia sin juicio, que revierta su significado en el
encadenamiento siguiente:
1. Los primeros muertos y heridos que cayeron habrían sido víctimas de los
«pistoleros de Llaguno», aun antes de que éstos sacaran sus armas.
2. Al disparar hacia la Avenida Baralt, por donde subía la Policía Metropolitana
parapetada en vehículos blindados, los «pistoleros de Llaguno» habrían logrado el milagro balístico de que sus proyectiles se devolvieran e hirieran a
gente instalada ante Miraflores, y en un perímetro de diez cuadras de distancia.
3. Al mismo tiempo, habrían operado el prodigio de que sus proyectiles de armas
cortas se convirtieran después del disparo en balas de fusiles M16 y subametralladoras HK modelo 33 como las que portaba la Policía Metropolitana.
4. Los contradictorios tiradores también habrían cometido el error político inadmisible de disparar contra sus propios partidarios, a los que intentaban defender.
5. Y todo ello sería responsabilidad directa, única y exclusiva del presidente
Chávez.
Esta patraña no sólo es consagrada por los medios vernáculos: se consigue
un Premio Rey de España para el camarógrafo que grabó las imágenes
selectivamente editadas y manipuladas.
En virtud de tal superchería, sostiene la oposición que sería legítimo deponer
al Presidente electo, bien por la fuerza o por una sentencia que comulgara con
estas pruebas de molino. ¿Resulta concebible que un tribunal, por no decir
algunos medios, respalden esta inadmisible sucesión de sinrazones? Todo es
posible en un país donde el Tribunal Supremo de Justicia juzga posteriormente
que el alzamiento de uniformados que deponen y secuestran al jefe del Estado
y derogan el orden constitucional resulta no ser rebelión militar ni tiene culpables.
Como en el País de las Maravillas, después el juicio, primero la sentencia.
3. LOS TRAFICANTES DE DIFUNTOS
LA HISTORIA VUELVE A REPETIRSE
Los medios de comunicación de masas tienen como figura retórica favorita la
reiteración: la infinita repetición de un contenido. Una vez que se articula la
estrategia de culpar al gobierno de los mismos muertos que la oposición causa,
el procedimiento se repite hasta el cansancio.
También se repiten los operativos de derrocamiento del gobierno. Durante
los meses que siguen al fallido golpe de abril, la facción golpista de los medios
inventa el grupo de los «comacates», supuestos militares que aparecen en
pantalla enmascarados y siembran la prensa de comunicados anónimos en los
que amenazan que «cuando salgamos nosotros, a nadie le va a dar tiempo de
nada» (El Nacional, 6-8-03, D-3). La oposición monta un show televisivo permanente en la Plaza Altamira, en donde oficiales que dicen tener comprometida a
la mayoría del ejército son aclamados en una suerte de verbena golpista. Una
vez más el presidente del gremio de patronos Fedecámaras y el del gremio de
142 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
sindicalistas espúreos CTV dirigen la oposición. Una vez más la mayoría de los
medios convoca a un cierre patronal insurreccional, que arranca el 2 de diciembre de 2002 sin otros adherentes firmes que algunas franquicias de lujo y
centros comerciales en las urbanizaciones residenciales del Este. De nuevo
los medios se enzarzan en un saturativo llamamiento a la desestabilización.
Una vez más, la nómina mayor de PDVSA se insubordina contra la Nación,
fuerza un paro no aprobado por los sindicatos de Fedepetrol ni justificado por
ninguna reivindicación laboral, sabotea las instalaciones a su cargo e incluso
detiene los tanqueros mediante actos de piratería de los capitanes en alta mar.
Una vez más se propician marchas hacia las cercanías de instalaciones estratégicas, que indefectiblemente culminan en exhortaciones para la toma de ellas.
LOS ASESINOS CONFISCAN LAS VÍCTIMAS
Así, el día viernes 3 de enero de 2003 la oposición convoca una marcha cuyo
permiso se extiende hasta las instalaciones de la Procuraduría General de la
República en el Paseo Los Próceres. Una vez más, los dirigentes la azuzan a
avanzar hacia una zona de seguridad: las instalaciones militares del Círculo
Militar y Fuerte Tiuna. De nuevo, la oposición avanza respaldada por la Policía
Metropolitana del alcalde opositor Peña, cuyos efectivos son una vez más
filmados y teledifundidos disparando armas largas. De nuevo, los bolivarianos
intentan que la manifestación desbordada no sobrepase el perímetro de
seguridad. La Guardia Nacional se interpone entre ambos grupos para evitar
un enfrentamiento directo.
En la primera página de su edición del sábado 4, El Nacional titula: «Dos muertos
durante emboscada a marcha de oposición- La Policía Militar y chavistas atacaron
a los manifestantes». Por la televisión los dirigentes opositores ratifican la tesis de
la «emboscada». No se informa sobre la filiación política de los muertos. Se induce
capciosamente al público a inferir que las víctimas de una «emboscada» de «la
Policía Militar y los chavistas» han de ser opositores.
En realidad sucede exactamente lo contrario. Las víctimas Oscar Gómez y
Jairo Gregorio Morán eran simpatizantes del movimiento bolivariano, cosa que
apenas aparece reflejada de manera tardía y tangencial, a través de las
declaraciones de sus deudos -y no en los titulares- en la edición de El Nacional
del domingo 5. Una hermana de Jairo Gregorio Morán, según la misma noticia,
«le preguntaba a los periodistas para qué medio trabajaban y dijo: a ustedes no
les voy a declarar, porque después escriben lo que no es» (p.B-14). A pesar de
ello, durante más de 24 horas las víctimas bolivarianas son utilizadas para el
macabro propósito de alimentar la indignación de los opositores y ocultar la
posible responsabilidad de éstos. La mejor manera de escribir lo que no es
consiste en no escribir lo que es.
SI LAS VÍCTIMAS NO EXISTEN, HAY QUE INVENTARLAS
Cuando no hay muertos para este propósito, la oposición y sus medios los
inventan sin más. Tras el sabotaje de gerentes de la nómina mayor y capitanes
de tanqueros contra la empresa estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA),
los medios opositores corean el lema de que los trabajadores leales no pueden
poner en marcha la empresa sin producir una catástrofe. En prueba de lo cual
a comienzos de enero el gerente petrolero saboteador Juan Fernández anuncia
la muerte en accidente del trabajador de la industria Alirio Carrasquero. En su
opinión «esto demuestra que PDVSA no está siendo operada por gente preparada». Los medios repiten el anuncio sin verificar.
El único problema es que el Presidente Hugo Chávez Frías presenta al supuesto
muerto «en vivo» en su programa televisivo «Aló Presidente» del domingo 12 de
enero. Uno de los presentes cita a Zorrilla: «Los muertos que vos matáis / gozan
perfecta salud». El Nacional refleja el hecho el lunes 13 con el crítico titular
«Juan Fernández informó sobre el fallecimiento sin haberlo confirmado».
Las bajas son así irrespetuosamente reclutadas por los medios como coartada
de sus victimarios o enviadas al otro mundo mientras todavía están en éste. No
se puede creer en medios que ya ni en la paz de los sepulcros creen.
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 143
EPÍLOGO TARDÍO
El jueves 30 de enero de 2003, diez meses después de los sucesos, El Nacional
titula la última página de su cuerpo B con la ambigua expresión «La Fiscalía
cree tener esclarecidos 7 de los homicidios del 11-A». En el resumen informa
que «a la Policía Metropolitana le atribuyen las muertes de Ruddy Alfonso Urano
Duque y Erasmo Sánchez, así como haber lesionado a siete personas». Casí un
tercio de los homicidios esclarecidos, por tanto, se deben al cuerpo represivo
manejado por Alfredo Peña, alcalde opositor. Ni una mención de la filiación
política de las víctimas. El 12 de febrero de 2003 veo en Globovisión que el
orador de una concentración opositora todavía las menciona como víctimas del
gobierno. Así seguirán siendo consideradas, hasta que la verdad las rescate.
Pues la modesta verdad judicial no es suficiente. Los tribunales venezolanos
envían a su casa a las pocas horas de detenido al cabecilla del golpe de abril;
exculpan a los militares golpistas en vergonzosa sentencia donde juzgan que
no hubo golpe de Estado, y posteriormente liberan a los capitostes del intento
de destrucción de la principal industria del Estado. Mientras tanto, contra los
indiciados de Llaguno comienza un calvario de prisiones y de acoso mediático
que todavía no cesa.
Casi un año después de los sucesos, la Corte de Apelaciones del Estado
Aragua libera mediante medida cautelar sustitutiva a los indiciados. La prensa
apenas aclara que «la decisión fue tomada una vez que el tribunal constituido
por los tres magistrados, y presidido por Fabiola Colmenares, declarara con
lugar el recurso de apelación interpuesto por la defensa el pasado 7 de noviembre, desestimando el delito de homicidio calificado en grado de frustración, en
consecuencia, serán juzgados en libertad». El texto periodístico omite minuciosamente toda alusión a razonamientos y conclusiones de la sentencia. Apenas
un antetítulo reza «exonerados del delito de homicidio», mientras en el cuerpo
de la noticia se permite decir al defensor que «está demostrado que no se le
puede atribuir la muerte de ninguna de las personas fallecidas en las inmediaciones de Puente Llaguno»(Gabriela Aguilar: «Liberados los pistoleros de Puente
Llaguno», El Nacional, B-15, 2-4-03). El reiterativo tratamiento infamante de
«pistoleros de Llaguno» condena donde el tribunal absuelve.
Todos los demás medios omiten la vital información que divulga Últimas Noticias en el sentido de que 5 guardias nacionales «vinculados con los planes
insurreccionales» aparecen como indiciados de haber disparado «contra los
simpatizantes de ambos bandos con la intención de generar caos y anarquía
(6-4-03, p.10).
COMO SI FUÉRAMOS INVISIBLES
El primer aniversario del 11 de abril, David Gonzáles recoge opiniones de los
simpatizantes bolivarianos víctimas de la balacera. Yesenia Fuentes, quien recibió
un balazo en la cara, dice que «Muchos de nosotros hemos estado sometidos a
un veto de los medios de comunicación y nuestra versión sobre esos hechos es
prácticamente desconocida para el resto de los venezolanos». Edgar Márquez,
cuyo húmero izquierdo fue pulverizado por un proyectil de ametralladora,
expresa que «Estamos vivos, existimos, pero nos han tratado como si fuéramos
invisibles». Luis Mata, cuya arteria femoral derecha fue seccionada por otro
proyectil afirma que «sería una gran decepción que no se hiciera justicia. Somos
testigos de primera línea de lo que ocurrió ese día, y el resto de los venezolanos
tiene que saber lo que vivimos».
LA POLICÍA ARREMETIÓ DE UNA MANERA
AGRESIVA Y DESPROPORCIONADA
Según refiere González «Los tres -como ocurre con la mayoría de los oficialistas
afectados por la violencia de abril de 2002- acusan a funcionarios de la Policía
Metropolitana de haber gestado la masacre ocurrida aquél día». De acuerdo
con el testimonio de Mata, «la policía arremetió de una manera agresiva y desproporcionada, disparando sin miramientos, cuando ni siquiera la marcha opositora había llegado a las proximidades de la zona». Márquez «afirma que a las
2:30 pm se encontraba entre las esquinas de Muñoz y Pedrera. Intentó aproximarse a una comisión de la PM» y «cuando estaba a 40 metros de distancia, me
recibieron con los disparos de una ametralladora HK. Ellos sencillamente bus144 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
caban abrirle paso a la marcha como fuera, para que llegara al Palacio de Miraflores». Asimismo se informa que los bolivarianos afectados por el 11-A crearon
Asovic, organización que representa «según sus propias estadísticas» a 58
partidarios del gobierno que fueron heridos y 14 asesinados. Karenina Velandia
dedica dos tercios del espacio de la misma página a cubrir testimonios de los
heridos de la marcha opositora. Sólo se identifica a una víctima fatal en ella:
Jesús Capote, y se reseña a tres heridos: Andrés Trujillo, Juan Carlos Serrano y
Marina Pesate. Ninguno identifica a sus victimarios («Un año de impunidad», El
Nacional, 11-4-03, A-11). Cifras y testimonios se explican por sí mismos. Si se
hubieran divulgado un año antes, habrían evitado muchos equívocos.
En fin el informe de la comisión especial designada por la Asamblea Nacional
para investigar y establecer responsabilidades políticas por los acontecimientos
de abril exime al Presidente de toda responsabilidad en dichos sucesos,
confirma que ocurrió un cruento golpe militar, que «la falsa teoría del vacío de
poder deja prácticamente sin vigencia la democracia» y sindica a los medios
de comunicación como elementos facilitadores del golpe de Estado mediante
campañas difamatorias y desestabilizadoras, para concluir que «la responsabilidad penal de los editores y propietarios debe ser resuelta por los tribunales
competentes»(Cenovia Casas: «La Asamblea Nacional eximió al Presidente de
los sucesos del 11-A», El Nacional, A-7, 14-4-03). Contumaz, en la misma página
el mismo órgano contabiliza que «Abril dejó 113 víctimas», no dedica comentario
alguno al centenar de ellas caídas durante la prisión de Chávez, califica una
vez más como «presuntos responsables» entre otros a «Richard Peñalver, Henry
Atencio, Rafael Cabrices y Nicolás Rivera» e inventa un nuevo concepto en el
derecho penal: serían responsables, textualmente, de «víctima indeterminada».
No hay la menor indicación de la simpatía política de los caídos. En este torbellino de tergiversaciones hay ciertamente una víctima determinada: la verdad,
y a través de ella la democracia.
4. LA MEDIOCRACIA
¿Qué hemos descrito a lo largo de las páginas anteriores? El intento de sustituir
la democracia por un nuevo modelo político, en el cual los medios suplantan a
los mediadores.
LOS DUEÑOS DE LA INFORMACIÓN
¿Cuáles son estos medios? Hay unas seiscientas cincuenta televisoras en
América Latina, que ametrallan imágenes para más de cincuenta millones de
receptores. En Venezuela el espacio de la radiodifusión y la televisión, bueno
es recordarlo, pertenece a la Nación, quien puede otorgarlo o revocar el derecho
a su uso mediante concesiones discrecionales. Un reducido grupo de propietarios posee unas quince televisoras en el país. De ellas sólo seis tienen alcance
nacional: las demás son emisoras locales. En tres de ellas, Televisora Andina
de Mérida, Canal de los Niños Cantores del Zulia y Vale TV, tiene participación
decisiva la iglesia católica. Hay una sola televisora de servicio público de alcance
nacional, Venezolana de Televisión, e incipientes emisoras comunitarias de poco
alcance, como Catia TV y la televisora comunitaria de Boconó. Durante varias
décadas, la televisión comercial en Venezuela fue un oligopolio de dos familias,
los Cisneros, que dominan Venevisión, y el grupo Bottome y Granier, que dominan Radio Caracas Televisión y Radio Caracas Radio. A pesar de la decidida
oposición de estos grupos, surgieron posteriormente Televen, Globovisión, CMT
y La Tele, los dos últimos con frecuencia VHF, de limitado alcance. Estos escasos
grupos económicos no sólo son propietarios de importantes circuitos de radiodifusión: también poseen agencias de publicidad y relaciones públicas que
operan en estrecha vinculación con los canales, y consorcios disqueros y otras
industrias culturales que producen el material a ser difundido.
Como denuncia el periodista Augusto Hernández, «tanto en radio como en
TV, las concesiones o frecuencias se otorgaron en base al favoritismo partidista.
Los gobiernos de turno concedían frecuencias a sus aliados políticos, entendiéndose que la contraprestación se daría en forma de apoyo durante las campañas electorales». También «se prohibía que el accionista de una radio tuviera
participación en otras, pero el incumplimiento era tal que el banquero Orlando
Castro llegó a poseer 40 emisoras. Los más vivos tenían canales de TV, emisoras,
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 145
agencias publicitarias, disqueras y otras empresas conexas. Ellos mismos eran
sus principales clientes o anunciantes» («Radio y televisión», Últimas Noticias
17-2-03, p. 30).
Este reducidísimo grupo de propietarios teledifunde para más de cuatro
millones de pantallas: asignándoles conservadoramente tres espectadores a
cada tubo, suman uno de los públicos más masivos y pasivos del país. Nuestros
niños dedican cinco horas diarias a la teleaudiencia; los adultos -si juzgamos
por la universal deserción de bibliotecas, teatros y salas de cine- casi todas las
que el trabajo les deja libres. Para 1994, hay 458 radioreceptores y 169 monitores
de televisión por mil habitantes (Informe Mundial sobre la cultura, UNESCO,
Paris 1999, p. 363).
Igualmente concentrada es la propiedad de la prensa. En Venezuela circulan
dos centenares de revistas y medio centenar de diarios. Los seis principales son
poseídos cada uno por un específico grupo familiar, y los propietarios del cotidiano
lo son también con frecuencia de un tabloide paralelo, de revistas y otras
publicaciones y de agencias de publicidad, relaciones públicas y asesoramiento
de imagen vinculadas. Nuestras rotativas imprimen cotidianamente cerca de dos
millones de ejemplares; para 1994 había 206 ejemplares de periódicos por mil
habitantes. Si todos se vendieran y cada uno llegara a dos lectores, éstos constituirían un público de casi cuatro millones de personas que peregrina entre los
estruendos de la denuncia política y las fascinaciones del horóscopo, entre los
fanatismos del deporte y los esteticismos de la página de arte.
Evitemos las generalizaciones fáciles. Cuando nos referimos en este trabajo a
«los medios» no pretendemos homogeneizar a una industria en la cual participan
centenares de órganos y trabajan decenas de miles de personas, muchas de
ellas excelentes profesionales. Quienes intentan sustituir a los mediadores políticos no son los medios, sino sus propietarios: una específica fracción de éstos
que se considera por encima de la Constitución y de la mayoría electoral. Este
reducido grupo de dueños de la información determina inapelablemente qué
se difunde y quién trabaja en cada medio. La gran propiedad confisca no sólo
la libertad de expresión sino también la participación política, asumiendo todas
sus ventajas y ninguna de sus responsabilidades.
A pesar de ello, comunicadores probos se esfuerzan constantemente por informar con veracidad y opinar con independencia. Gracias a ellos es posible la
contralectura de los medios que intentamos en el presente trabajo. Vaya a ellos
nuestra solidaridad y nuestro deseo de que puedan en el futuro expresarse con
toda plenitud y sin trabas.
SE EXPRESAN EN LOS TÉRMINOS QUE DESEAN, COMO LO DESEAN
Estos medios, bueno es recalcarlo, a partir de 1999 operan con la más absoluta
libertad. Durante el bipartidismo fueron frecuentemente comprados a cambio
de la postulación de periodistas como parlamentarios o el otorgamiento de los
avisos oficiales o de los dólares preferenciales para la compra de papel y otros
insumos, cuando no amenazados, como sucedió con la orden de captura y el
exilio del editor Miguel Ángel Capriles durante la primera presidencia de Rafael
Caldera. Ahora, según evalúa José Miguel Vivanco, representante de Human
Rights Watch, «Aquí todos se expresan en los términos que desean, cuando lo
desean» (El Nacional, D-4, 22-6-2002). En fecha más reciente, escribe Naomi
Klein que «Dicho lo anterior, es absurdo hablar de Chávez como si fuera la
principal amenaza de una prensa libre en Venezuela. Claramente, ese honor lo
merecen los dueños de los medios» (Cit. por Aram Aharoniam: «Democratizar,
masificar», La Question, marzo 2003 p.5).
MEDIOCRACIA CONTRA DEMOCRACIA
Como hemos hecho a lo largo de este trabajo, privilegiamos los testimonios
de la propia oposición sobre el fenómeno. Pablo Antillano, columnista opositor,
propone designarlo «La mediocracia», señalando algunas de sus contradicciones con la democracia. En ésta, la justicia la imparten jueces y tribunales, el
acusado tiene derecho a un defensor, la verdad surge de hechos y análisis; en
la mediocracia los medios absuelven y condenan, la imagen es acusadora, prueba y verdugo, la condena inapelable, y la verdad pertenece a quien muestre
146 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
más videos. En democracia los líderes se construyen a punta de valores, van a
las comunidades, los periodistas van a ellos y escriben sobre estrellas. En mediocracia los líderes son construidos por asesores de imagen, van a programas
de televisión, y persiguen a los periodistas, quienes se consideran a sí mismos
las estrellas. (Pablo Antillano: «La mediocracia», El Nacional, A-5). La realidad
venezolana confirma ampliamente esta situación que promueven los medios.
LOS MEDIOS OPERAN COMO ACTORES POLÍTICOS
Hasta 1998 era usual que los medios proclamaran formalmente la imparcialidad
o la objetividad y que mostraran en la práctica alguna simpatía o parcialización
por determinados actores políticos. A partir de ese año, ante la implosión de
unos partidos tradicionales abandonados por su electorado, intentan sustituirlos
asumiendo desembozadamente el papel de actores políticos. La autonomía de
los comunicadores empleados en los medios se restringe cada vez más. Las
informaciones son con frecuencia contradichas por los titulares que imponen
los jefes de redacción; los colaboradores críticos son excluidos y los disidentes
vetados. Como señalamos, en enero de 2003 cerca de medio millar de comunicadores, artistas y columnistas son despedidos de algunos medios, en la mayoría
de los casos por razones de purga ideológica.
Mientras acentúan la censura interna, dueños o altos gerentes de los medios
aparecen declaradamente alineados junto con las dirigencias de Fedecámaras
y la CTV que proclaman los cierres patronales insurreccionales del 9 de abril y
del 2 de diciembre de 2002. En su mayoría aplauden al golpe del 11 de abril. La
gran prensa -con la excepción de Últimas Noticias- se une abiertamente a ellos,
suspendiendo su circulación durante los cierres patronales, aprobando explícitamente el golpe del 11 en titulares y editoriales y luego publicando ediciones de
las cuales se excluye casi toda referencia a los defensores del gobierno electo,
salvo las denigrantes.
A raíz de cada uno de estos acontecimientos, los principales canales comerciales inician una virtual cadena de 24 horas diarias de propaganda política,
que excluye entretenimiento, telenovelas, programas infantiles o educativos para
dar cabida a una obsesiva oleada de mensajes desestabilizadores. En las raras
instancias en las que se transmite una cinta destinada a audiencia infantil, se la
acribilla de mensajes políticos subliminales. Como resume Roberto Hernández
Montoya: No menos de cuatro canales de televisión (para no hablar de radio y
prensa) se encadenaron durante 24 horas en diciembre de 2002 y enero de
2003, en ese lapso transmiten 17.600 anuncios publicitarios contra el gobierno,
dedicando toda su programación, sin un segundo de tregua, a denigrar del
gobierno mediante el amarillismo político, a causar toda clase de alarmas, propalando todo rumor que infundiese terror, precisamente. Es un comportamiento
sin antecedentes en ninguna parte del mundo, que yo sepa («El terrorismo
considerado como una de las bellas artes», La Question, marzo 2003, p.9).
«El papel de los medios no consiste en informar, sino en moldear a la sociedad»,
declara humildemente el locutor Unai Amenabar en enero de 2003, tras una rueda
de prensa en donde los periodistas extranjeros preguntan a los gerentes de los
medios cómo concilian el papel de comunicadores con el de actores políticos. En
fin, la coalición opositora, así como en dos oportunidades acepta como líder nato al
presidente de Fedecámaras, también asume que los medios deben integrarla. Como
reseña Aram Aharonian: Incluso se habla de incorporar a los dueños y concesionarios
de los medios de comunicación a la CD: algunos lo asumen como una condición
para contar con los grupos económicos y de presión, y otros como única vía de
impedir la difusión de mensajes, discursos y decisiones que no cuenten con el aval
de la dirección política de lo que intenta ser un verdadero bloque opositor («Apostar
a la gobernabilidad», La Question, febrero 2003, p.40).
Vale decir, al igual que en la Edad Media, la propiedad confiere funciones
políticas a propio título, no sancionadas por elección ni alternativas.
Esta usurpación de funciones es aceptada incluso por algunos antiguos críticos
de los medios como Marcelino Bisbal, quien expresa: Un medio es un actor
político, debe serlo. Cerrar los ojos ante eso es no querer ver una realidad. Lo
que sucede es que en un momento de crisis mucha gente percibió en los medios
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 147
un papel de mediador frente al Gobierno. En consecuencia, el medio dejó a un
lado, o, mejor dicho, marginó su función como industria comunicativa, su papel
de medio de comunicación, y privilegió su condición de protagonista de la
política (Chefi Borzachini, Rubén Wisotzky: «Hay que abandonar las agendas
particulares para comenzar a pensar en colectivo»: El Nacional, 20-5-2002).
LOS MEDIOS NO SE CONSIDERAN OBLIGADOS
A SER IMPARCIALES NI VERACES
Los medios plantean abiertamente esta nueva concepción de su rol ante
representantes de organismos internacionales, y así, Marianela Palacios obtiene
de José Miguel Vivanco, representante de Human Rights Watch la siguiente
declaración: Los medios de comunicación en Venezuela no tienen obligación jurídica
de ser imparciales. Ni el derecho interno ni el derecho internacional los obliga a ser
equitativos en sus informaciones, análisis y opiniones. Si los medios desean asumir
el papel de la oposición en Venezuela lo pueden hacer perfectamente, amparados
en el derecho internacional («Human Rights Watch considera que la democracia
venezolana está en peligro», El Nacional, D-4, 22 de julio de 2002).
Ignora Vivanco que «el derecho interno», en este caso el artículo 60 de la Constitución Bolivariana, reconoce que «toda persona tiene derecho a la información
oportuna, veraz e imparcial». Y su flagrante ignorancia de los derechos de los
venezolanos lo lleva a sostener que estos actores políticos que manejan
información sin considerarse obligados a ser imparciales ni equitativos, tampoco
estarían obligados a ser veraces. Sin embargo, aparte de la norma constitucional
citada, el Código de Ëtica del ejercicio de la profesión de Periodista en Venezuela
pauta en su artícuo 6 que «el periodismo se debe fundamentalmente al pueblo,
el cual tiene derecho de recibir información veraz, oportuna e integral a través
de los medios de comunicación social». Por el contrario, opina Vivanco: “El
concepto de información veraz consagrado en la Constitución crea algunas
dificultades, pero a éste se superpone el derecho a la información oportuna. En
ciertas circunstancias, la celeridad y la inmediatez que caracteriza el trabajo de
los medios audiovisuales, amparados bajo el derecho a la información oportuna,
riñe con el derecho a la información veraz” (Loc. cit).
En otras palabras: podrían los medios perfectamente suministrar a la sociedad
la mercancía de una información parcializada, falta de equidad y falaz, sin que
para ello obsten disposiciones de rango constitucional. Los medios estarían, no
sólo por encima de la verdad, sino de la Carta fundamental. Algunos medios no
se hacen de rogar para situarse por encima de toda veracidad. Según apunta el
analista del Consejo para Asuntos Hemisféricos Larry Birns: Los medios venezolanos no reportan sucesos, ayudan a crearlos. Su punto de vista se encuentra
no sólo en la página editorial, sino en todas y cada una de las columnas de sus
periódicos, en escandalosa contradicción con todo sentido y responsabilidad
profesional (Temas, 16-1-03, p. 13).
Si los medios no se adaptan a la Constitución, la Constitución ha de adaptarse a
los medios. Las expresiones de Vivanco expresan fidedignamente las aspiraciones
de los dueños de éstos. En febrero de 2003 la oposición recoge firmas para una
reforma constitucional. Los dirigentes de los medios hacen incluir en el formato
la derogatoria del artículo 58 de la Constitución Bolivariana, sin mencionar su
contenido. Acaso sin saberlo, los firmantes proponen derogar el derecho constitucional «a la información oportuna, veraz e imparcial sin censura, de acuerdo
con los principios de esta Constitución, así como a la réplica o rectificación cuando
se vea afectada directamente por informaciones inexactas o agraviantes». También
se propone derogar el artículo 60 ejusdem, de acuerdo con el cual «toda persona
tiene derecho a la protección de su honor, vida privada, intimidad, propia imagen,
confidencialidad y reputación». Los medios quedarían así despojados de todo
deber frente a la sociedad; los ciudadanos, de todo derecho ante ellos.
Esta nueva forma de entender el juego de poder es criticada acremente por
columnistas de opinión, muchos de ellos por cierto opositores. Así el guionista
de telenovelas y comentarista Alberto Barrera Tyska, en su artículo «La videocracia», apunta que: La videocracia describe perfectamente este juego donde
los argumentos han sido sustituidos por versiones fílmicas (...) La política y las
instituciones son prescindibles de cara a cualquier material artesanal que pueda
148 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
alimentar el show mediático (...) Somos una sociedad donde nadie es capaz de
saber qué está pasando. Estamos todo el día distribuyendo y consumiendo
miles de versiones, democratizando la confusión. El país no vive. Sólo se distrae.
(Alberto Barrera Tyszka, 22-9-02 El Nacional).
El intento de constituirse en rectores de la vida nacional no mueve a los medios
a mejorar su calidad. Por el contrario, según apunta el crítico también opositor
Alexis Márquez Rodríguez: En los últimos 10 o 15 años el mal se ha acentuado.
La violencia, el terror y el sexo, además de la mentira y el engaño, proliferan
cada día más, tanto en la programación de los canales, como en la publicidad
que transmiten. Tiros y puñetazos. Torturas, crueldad de todo tipo, insania mental
y física, astrología especialmente concebida para mentecatos dominan la
programación. Sin hablar de la chabacanería, la vulgaridad y el mal gusto que
prolifera igualmente, sobre todo en programas supuestamente humorísticos
que, con las debidas excepciones, no provocan risa, sino lástima, cuando no
indignación. («¿Dónde está la trampa?», Alexis Márquez Rodríguez, El Nacional,
A-8, 9-2-2003)
Y en el mismo sentido apunta la profesora Gipsy Nail Silva Urbina: “Observamos entonces como más del 50 por ciento de la programación que vemos a
diario está teñida de expresiones vulgares, violencia, gestos impropios, agresión,
donde adquirimos modismos extranjeros que deforman nuestro idioma. Por
otra parte, la mayoría de las cuñas comerciales donde se ha venido acostumbrando al televidente a gritar y a adquirir algunos productos cuya razón primordial es el sexo. Podemos afirmar que la televisión venezolana ha permitido
la burla de los espectadores en programas donde se desacredita la condición
nacional, donde se ve con marcada influencia una transculturización que atenta
contra nuestra idiosincracia por la transmisión de programas que en nada
contribuyen a la superación espiritual, moral del venezolano atacando la unidad
familiar, la moral y las buenas costumbres” (Gipsy Nail Silva Urbina: «TV y
educación en Venezuela»; Primeras Ideas, 3-11-2002, p.7).
LOS MEDIOS DESIGNAN DIRIGENCIAS POLÍTICAS
Y CONFECCIONAN SUS MENSAJES
Si alguna vez los políticos usaron los medios, ahora los medios crean sus
propios políticos. Julio Borges adquiere notoriedad en un talk show televisivo
de dudoso gusto, Justicia para todos, en el cual actúa como juez en litigios de
personas sin recursos, a quienes a veces se humilla y se incita a reñir ante las
cámaras. Ello le da títulos para presentarse posteriormente en la escena como
líder de un partido opositor cuyo nombre casi replica el del show: Primero
Justicia. Las televisoras, mediante cuidadosas dosificaciones del tiempo en
pantalla, deciden quién dirige y quién no dirige la oposición. Recurrimos de
nuevo a los testimonios de columnistas abiertamente opositores: Consideremos
la dupla Ortega & Fernández tan sólo como los sujetos -¿telegénicos?- que tanto
entusiasmó a la facción de gerentes de la televisión comercial que, al parecer,
ha logrado usurpar la dirección política de toda la oposición sin consultarla.
(...) Ortega fue toda su vida un importante sindicalista adeco en tiempos de
hegemonía adeca, algo que no te entrena para ser el líder constructor de un
gran movimiento de oposición obrera. Esto último hay que ganárselo y no es
cosa que pueda decretarse en la gerencia general de un canal de noticias (Ibsen
Martínez, El Nacional, 1-2-03, A-9)
En el mismo sentido apunta el también oposicionista Fausto Masó: La huelga generó
que la oposición quedara descabezada. Al fracasar el paro, la CTV y Fedecámaras
ya no sirven. La oposición tuvo durante tres meses una presencia abrumadora en la
televisión, pero no sacó a Chávez y los líderes se derrumbaron. Es una demostración
de que los líderes no se crean” (Fausto Masó, El Nacional, A-2, 8-3-03).
Y concluye el también opositor Pablo Antillano: “Actores y cómicos se transfiguran también y, bebiendo brebajes pancreáticos, se convierten en diplomáticos de la incordia y analistas del entorno. Los dueños de los canales de televisión reemplazan a secretarios generales de los partidos políticos, a los actores brasileros y locales, a los líderes de opinión, a los modelos de moda, se
maquillan y se auto-exaltan como héroes epopéyicos”. («Cables cambiados»,
Domingo, p.4, 16-3-2003).
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 149
Pues, en definitiva, la militancia política ha sido sustituida por la mediática,
según también denuncia Pablo Antillano: “Los militantes y jefes políticos abandonan los comités y las reuniones parroquiales, renuncian a las escalinatas de
los barrios, a los afiches, a los viajes semanales a sus regiones, y denigran del
partido y de la organización para dedicarse a la molienda de programas matutinos, a poner tarimas para los eventos de agendas anónimas y a los trancazos
de la autopista”. («Cables cambiados», loc. cit.).
O, según también señala Ignacio Ramonet: “Es normal que los medios hagan
contrapeso al poder político, no que se constituyan en la oposición, que es otra
cosa (...) Pero si esa función es legítima, lo que deja de serlo es asumir el rol
político de la oposición. Y ese desliz aquí se practica sin ningún problema (...)
La soberbia mediática es tan peligrosa como la soberbia política. Los medios,
no sólo aquí sino en muchos países, tienen una arrogancia que los lleva a creer
que pueden dominar al poder político. Y aquí el poder político tiene legitimidad
democrática porque ha sido elegido, el mediático no”. («La soberbia mediática
es tan peligrosa como la política», El Nacional, D-1,7-4-02).
Y así, resume el político oposicionista Henry Ramos Allup: “Es posible reemplazar buenos políticos por malos políticos y viceversa, pero no sustituir a los
políticos y a la política por empresarios metidos a políticos o por empresas y
empresarios conduciendo los destinos del país para ponerlos al servicio de
sus intereses particulares. Eso no es lo que pasa en los países civilizados. En
esos países cada sector tiene su lugar”. (Allup, Últimas Noticias, 9-2-03, 9-10)
Designar un líder como quien escoge un actor es también dictarle un libreto.
Las dos operaciones son una sola. Sólo quien adhiere a la agenda oculta golpista
y privatizadora logra acceso permanente a los medios; quien se opone a ella es
excluido. Hemos visto como los propios columnistas opositores denuncian esta
usurpación mediática, entre ellos, con la mayor explicitud, Fausto Masó: ¿Pueden
los medios dirigir la oposición contra Chávez? No. Con demasiada frecuencia
las cuñas de la coordinadora traslucen la mentalidad, los argumentos, los sentimientos, la visión del mundo, de los creativos de las agencias de publicidad.
(Fausto Masó, El Nacional, A-2, 8-3-03)
LOS MEDIOS PROMUEVEN METAS INCONSTITUCIONALES
En el caso de que admitiéramos la suplantación de los actores políticos por
los medios, cabe señalar que los partidos políticos no pueden promover objetivos
contrarios a la Constitución y las leyes de la República.
Y ésto es justamente lo que la ofensiva mediática pretende. La televisión y la
prensa dedican verdaderas campañas a los pronunciamientos de militares que
desde febrero de 2002 llaman abiertamente a la sublevación. El 11 de abril en el
circuito Unión Radio el locutor César Miguel Rondón arenga que es preciso marchar
a Miraflores para «sacar a ese cretino» (el Presidente electo). Entrevistado en dicho
circuito, poco después del mediodía Teodoro Petkoff, director del diario opositor
Tal Cual, declara paladinamente: Este paro, esta marcha y estas acciones tienen
por objeto tumbar al Gobierno. Es decir, los directivos de esta emisora han decidido
que toda esta gente vaya a Miraflores con el objeto de derrocar al Gobierno. Ahora
bien: los canales y emisoras desconocen la autoridad del poder Ejecutivo. O sea,
han decidido desconocer su legitimidad y su mandato. La pregunta es ésta: si el
Gobierno ordena que las emisoras y televisoras transmitan en cadena con los canales
del oficialismo, ¿los canales lo van a obedecer? ¿Van a acatar la orden de un gobierno
que no reconocen como tal? (Enrique Amoreti: «Del este a Carmelitas: la antesala
del caos»; (Temas, 11-24 abril 2003, p. 8).
«Militares superestrellas» titula en primera página del cuerpo D El Nacional
del 24-10-02 una noticia sobre oficiales que tras pronunciarse contra el gobierno
«se turnaban para descansar en casas cercanas», en realidad un hotel de lujo
inmediato. Y en la página D-3 titula que «Coordinadora Democrática respaldó
conducta cívica de militares».
Hemos visto que los titulares de cierta prensa decretan la muerte del gobierno
mientras éste vive y convocan para batallas finales que sólo pueden librarse en
contra de la Constitución. El 10 de febrero de 2002 El Universal recoge en sus
150 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
cabezales la afirmación de Alfredo Peña según la cual «Si Chávez radicaliza el
proceso provocará una guerra civil» (p. 1-6). El 21 de abril de 2002 El Nacional
divulga en titulares la amenaza de Carlos Ortega según la cual «Si no transitamos el
camino del diálogo habrá guerra civil» (p. D-5). Es una muestra de un graneo de
encabezados que tratan de imponer el conflicto fratricida como matriz de opinión.
En los últimos meses de 2002, El Nacional obsequia a sus lectores con facsímiles
de sus primeras páginas en los grandes acontecimientos históricos. Como por
casualidad, los únicos acontecimientos invocados en esta antología son alzamientos
y golpes de Estado. A comienzos del año inmediato, se divulga masivamente el
llamado de la Coordinadora Democrática a la desobediencia tributaria. Hacia la
misma época, titula en primera página que los babalawos anuncian guerra civil.
Luego de tres años de una actividad sin otro objetivo confeso que derrocar al
Presidente electo, la oposición finalmente revela su programa. Con la excepción
de Últimas Noticias, prensa y televisoras se abstienen de divulgarlo, quizá porque
su primera meta es abiertamente inconstitucional: la privatización de PDVSA. La
complementan la privatización de la Educación y de la Seguridad Social, ambas
garantizadas a todos por la Carta Magna (Últimas Noticias, 6-1-03, p.8).
De nuevo citamos el testimonio de columnistas de la oposición, en primer
lugar un valiente artículo de Milagros Socorro contra la represión del régimen
de Carmona y su contraste con las libertades que el presidente electo siempre
respetó a «las muchas voces que clamaron por un golpe de Estado»: Aquí nadie
es inocente. Todo el que terció en el debate público de los últimos meses puso
lo suyo para encrespar los ánimos del colectivo. O es que ya lo olvidaron las
muchas voces que clamaron por un golpe de Estado -que, ciertamente, no iba
a ser aplicado con guantes que eliminaran las posibilidades de infligir dolor y
clausuraran la muerte- las que insinuaron la conveniencia de un magnicidio,
las que intentaban descalificar al gobernante con argumentos racistas(¡se acuerdan de «mico-mandante»?) y clasistas. Y nunca hubo una furgoneta con las fauces
abiertas para recibir al bocón que con todo énfasis incitaba al enfrentamiento.
(Milagros Socorro:»¿De qué es culpable Tarek William?» El Nacional D-9, 13
abril 2002)
La misma obsesión con soluciones de fuerza denuncia el opositor Tulio Hernández: Y, por último, porque hasta ahora todos los intentos «por la fuerza» -el
golpe de abril; el paro petrolero; el desplante cada vez más menguado, y lastre
para la Coordinadora, de los militares uniformados en Altamira; el desvío de la
marcha de octubre hacia La Carlota -han demostrado ser actos que, además de
ineficaces para los fines con los que fueron concebidos -sacar a Chávez de Miraflores-, nos han puesto al borde de que un nuevo mandarín o una nueva cúpula
-la que apunta la pistola a la sien- cargue con un poder para el cual no fue electa.
(«Radicales, telúricos y guerreristas», El Nacional, A-10, 15-2-03)
En el mismo sentido declara el oposicionista Claudio Fermín: -Ésa es la interrogante. ¿Qué pretenden? ¿Qué quieren? ¿Que le den un tiro a Chávez en la
nuca? Aquí hay una cantidad de gente incitando al crimen, al asesinato, a través
de subterfugios lingüísticos y no tienen el coraje de venderse como son: amigos
de la muerte y capaces de cualquier cosa para desalojar a un adversario del
poder (Claudio Fermín, Últimas Noticias, 2-3- 2003 p.24).
Y al respecto observa el oposicionista Henry Ramos Allup: Si algunos promovieron el paro, alentados por la idea de que después de algunos días se iba a
producir una asonada militar y Chávez iba a caer, se equivocaron. (...) ese
espejismo, esta tendencia estúpida, fue alimentado especialmente en ciertos
sectores opulentos que se supone son más cultos, los que llamo ‘mayameados’
pensaron, asimismo, que aquí se iba a producir un a invasión de marines al
tercer día del paro, como si Estados Unidos fuese un país de animales (Últimas
Noticias , 9-2-03, pp. 10-11)
Al extremo de que el Strategic Assessments Institute menciona entre las causas
del fracaso de la oposición «Esperar a que el Gobierno de Estados Unidos o
los militares venezolanos, o ambos, depusieran a Chávez», expectativa obviamente estimulada por los medios y en contradicción flagrante con la Carta
Magna.. Y de que, ya derrotado el cierre patronal golpista, todavía los titulares
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 151
de los medios divulguen los llamados de Carlos Ortega en el sentido de que
«Para que caiga el régimen sólo falta el componente militar» (El Nacional, A-2 ,
28-2- 2003). A confesión de parte, relevo de pruebas.
LOS MEDIOS INSTIGAN A LA DISCRIMINACIÓN
ÉTNICA Y A LA VIOLENCIA
Toda eliminación física es anticipada por una aniquilación semiológica. El
genocidio de la Conquista fue preparado y acompañado por un diluvio de
denigraciones contra los indígenas. La violencia y la represión contra el gobierno
electo y sus electores -de la cual tuvimos una muestra en el centenar y medio
de secuestros durante las pocas horas del régimen de Carmona- son legitimadas
de antemano por una lluvia de denuestos que pretenden descalificar por el
origen étnico o social. En un ensayo publicado a principios de 2002 denuncié
cómo los medios dividen a la población entre «sociedad civil», por una parte, y
por la otra «turbas», «hordas», «chusmas», «alpargatudos», «monos», epítetos
que pasan progresivamente de la descalificación social a la étnica («Turba y
sociedad civil», El Nacional, 2-3-02, A-5). Al Presidente, entre otros epítetos, se
le asigna el de «mico-mandante» (Cit. por Milagros Socorro, El Nacional, loc
.cit.). El mismo cotidiano editorializa posteriormente que en las concentraciones
populares marcha «el lumpen de siempre, con sus taparitas llenas de aguardiente».
Las organizaciones populares son calificadas de «círculos del terror». Una crónica
social de cuyo autor no queremos acordarnos acumula una docena de descalificaciones raciales contra los asistentes a la boda de una hija del presidente
Chávez, que culminan con la apoteosis misógina de que una ministra «hasta se
veía femenina»: luego, ocupar una posición destacada arroja dudas sobre la
identidad sexual. En un artículo que seguramente su autor querrá olvidar sobre
una propuesta de nueva anexión a España, se clasifica acrimoniosamente como
negros, pardos, zambos, mulatos y afines a numerosas notabilidades.
Esta sistemática denigración contra el mayoritario sector mestizo del pueblo
venezolano no deja de producir efectos. Al extremo de que en el foro «El periodista: ni víctima ni verdugo» Miguel Salazar expresa «que no sólo los periodistas
son agredidos, sino que los periodistas también han ofendido a la gente con
sus opiniones. De igual manera, condenó la toma de partido de algunos comunicadores sobre la noticia»(Últimas Noticias, 31-1-03, p. 54).
La finalidad de esta campaña consiste en capitalizar viejos prejuicios raciales y
nuevas inseguridades de clases pudientes y sectores medios para el apoyo al
derrocamiento violento del régimen electo. Con razón señala Amy Chua en The
New York Times: Hay también una dimensión étnica en la crisis de Venezuela.
Como casi el 80 por ciento de la población venezolana, Chávez es un «pardo», un
término que define a la gente piel morena propia de los amerindios o a la de
ascendencia africana. La economía de Venezuela siempre ha sido controlada
por una minoría de blancos cosmopolitas o «mantuanos», término venezolano
para designar a las personas con características e ínfulas europeas(...) El Mercado
concentra la riqueza en manos de la minoría mercado-dominante, mientras que
la democracia aumenta el poder político de la mayoría empobrecida» («Poder
para los privilegiados», republicado en Temas, 16-2-03, p. 12).
Mientras que otro observador del exterior, el analista del Consejo para Asuntos
Hemisféricos Larry Byrns concluye: Es también la oposición quien llama a los militares
a amotinarse. Es la oposición la que utiliza su casi total control de los medios para
difundir información falsa y una interpretación consistentemente incendiaria y
parcializada de los hechos. Es la oposición y no el gobierno la que arriesga la vida de
los venezolanos al promover enfrentamientos de calle y es la oposición la que está
promoviendo la guerra de clases y el odio entre pobres y ricos («Quemar la casa para
eliminar el comején», republicado en Temas, 16-1-03, p.13).
LOS MEDIOS ATENTAN CONTRA EL EQUILIBRIO DE PODERES
Tan autoritaria es la acumulación del Poder Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial,
como absolutista el monopolio del Poder Económico, el Comunicacional y,
digamos, el Ejecutivo y el Legislativo mediante la colocación en ellos de hombres
elegidos o hechos elegir o simplemente impuestos mediante golpes de mano
por los propietarios de algunas redes mediáticas.
152 • Los Documentos del Golpe • Fundación Defensoría del Pueblo • Venezuela
Si los propietarios de los medios desean convertirlos en actores políticos, deben
sujetarse a las reglas que se imponen a los partidos. En primer lugar, su actuación debe estar circunscrita dentro del ámbito de la Constitución y las leyes,
específicamente de lo que pauta el artículo 67 de la vigente Constitución de la
República Bolivariana de Venezuela: Todos los ciudadanos y ciudadanas tienen
el derecho de asociarse con fines políticos, mediante métodos democráticos
de organización, funcionamiento y dirección. Sus organismos de dirección y
sus candidatos o candidatas a cargos de elección popular serán seleccionados
o seleccionadas en elecciones internas con la participación de sus integrantes.
No se permitirá el financiamiento de las asociaciones con fines políticos con
fondos provenientes del Estado.
La ley regulará lo concerniente al financiamiento y a las contribuciones privadas
de las organizaciones con fines políticos, y los mecanismos de control que
aseguren la pulcritud en el origen y manejo de las mismas. Así mismo regulará
las campañas políticas y electorales, su duración y límites de gastos propendiendo a su democratización.
Los ciudadanos y ciudadanas, por iniciativa propia, y las asociaciones con
fines políticos, tienen derecho a concurrir a los procesos electorales postulando
candidatos o candidatas. El financiamiento de la propaganda política y de las
campañas electorales será regulado por la ley. Las direcciones de las asociaciones con fines políticos no podrán contratar con entidades del sector público.
He aquí un excelente programa para los medios que deseen convertirse en
actores políticos. Nada más saludable que el que posibilitaran el escrutinio
público de sus activos y fuentes de financiamiento, garantizaran la democracia
interna en la elección de sus directivas y de sus líneas políticas, y sujetaran a la
ley el costo y duración de sus campañas. Nada más ético que el que los propietarios de los medios o sus gerentes convertidos en actores políticos no puedan
contratar con entidades del sector público. A tal rol, tales deberes.
Al mismo tiempo, los medios actores políticos deben respetar las reglas constitucionales contra la acumulación de poderes. Si un miembro del poder legislativo
no puede formar parte a la vez del poder ejecutivo o del judicial, tampoco debería
ser parte del mediático, y viceversa. Todo estaría perdido, sentenció Montesquieu,
si un solo hombre o una asamblea concentrara el poder de dictar, ejecutar e
interpretar las leyes. Todo estaría más que perdido, añadimos, si ese hombre o
grupo de hombres ejerciera además el poder de versionar la realidad de acuerdo
con sus intereses, sin rendir cuenta de sus actuaciones al pueblo.
Los medios tienen no sólo el derecho, sino el deber de denunciar conductas
ilegales o inmorales del poder político, pero también el de denunciar las del
económico. Los medios tienen el derecho de divulgar opiniones de todo tipo,
pero no un solo tipo de opiniones. Los medios pueden difundir opiniones, pero
no hacerlas pasar como información, ni convertir ésta en propaganda. Los medios tienen el derecho de interpretar la información, pero no la de omitirla,
falsearla ni tergiversarla. Gozan del derecho de resistir a la censura, pero no
para sustituirla por otra censura propia impuesta por pequeños grupos de
propietarios. La información es quizá la mercancía más valiosa en las sociedades
contemporáneas. Ni la información ni el alimento pueden ser acaparados o
adulterados sin perjuicio para la sociedad y responsabilidad para los culpables.
El activo esencial de un medio es, después de todo, la credibilidad. Nadie
ilegalizó ni prohibió los antiguos partidos del status: se desmantelaron porque
sus electorados dejaron de creer en ellos. Igual destino podría estar reservado
a unos medios que pretendieran engañar indefinidamente a sus públicos.
Venezuela • Fundación Defensoría del Pueblo • Los Documentos del Golpe • 153
Fly UP