...

«El desarrollo de la I+D es, quizás, la debilidad más importante de

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

«El desarrollo de la I+D es, quizás, la debilidad más importante de
entrevista
Revista de la Agrupación de Miembros
Arturo González Romero, Director General de Política Tecnológica del Ministerio de Ciencia y Tecnología.
«El desarrollo de la I+D es, quizás,
la debilidad más importante de
nuestro país»
8
Nº 10. SEPTIEMBRE 2003
Revista de la Agrupación de Miembros
entrevista
Arturo González Romero es el director General de Política Tecnológica del Ministerio de Ciencia y Tecnología, área que se encarga de
diseñar las estrategias para el fomento de la investigación en las
empresas españolas. Para ello, a través de distintos planes nacionales, impulsan Programas para el Desarrollo de la Innovación y la
Tecnología. Estos programas tratan de fomentar la inversión privada
en I+D+i mediante instrumentos financieros como préstamos
reembolsables, líneas de capital-riesgo, préstamos participativos,
incentivos fiscales, etc. González Romero presentó recientemente,
en Baeza, estas políticas de apoyo a la iniciativa inversora privada.
RAQUEL MARTÍN LÓPEZ-SOLDADO
[email protected]
do la aproximación a ese 1%. Pero hay
que promoverlo, sobre todo, en lo que
se refiere al sector privado.
Según el informe que recientemente
presentó Ud. en Baeza, España está creciendo con respecto a la media de Europa en lo que se refiere a I + D. ¿qué
valoración hace en este sentido?
Partimos de un déficit tecnológico
muy importante. Quizás, nuestro país
ha hecho todas sus labores en lo que
se refiere a la estabilidad presupuestaria, económica y financiera. Hoy en día,
tenemos unas condiciones muy favorables en lo referente a tipos de interés,
inflación controlada, déficit público, finanzas públicas, con una situación casi
de equilibrio presupuestario. Todo esto
favorece que la inversión privada pueda aumentar. Pero la verdad es que, en
ese proceso de convergencia europea,
al mismo tiempo que hay factores nominales, los reales son fundamentales.
Me refiero al tema de la inversión en I+D.
El desarrollo de la I+D es conocimiento que luego se incorpora y se integra
en el desarrollo de nuevos productos,
nuevos procesos, crecimiento económico, ganancia de cuotas de mercado
y, en último término, en actividad y en
empleo. Esta es, quizás, la debilidad
más importante de nuestro país.
¿Por qué principalmente en el sector
privado?
Por ejemplo, EE.UU que tiene el 2.5%
del gasto sobre PIB en inversión en I+D,
obtiene esa tasa gracias a que, prácticamente, dos tercios de la inversión la
realiza el sector privado. Básicamente,
en Europa el 65% de la inversión en I+D
las realizan las empresas. En España,
la inversión de las empresas es del 50%,
por tanto, podríamos decir que el sector privado queda todavía lejos del nivel de inversión que tiene que alcanzar.
Por ello, habría que buscar cada vez
más factores que impulsen al sector
privado en este proceso.
¿Cuál cree que es la solución a esta debilidad?
Tenemos que atacar este déficit tecnológico. La media europea del gasto
en I+D sobre PIB se sitúa en el 1,8%,
mientras que la de España se encuentra actualmente en el 0,96%. Aunque
nos estamos acercando al 1% de forma
sostenida, lo cierto, es que todavía estamos lejos de la media europea. Hay
que continuar incentivando, procuran-
¿Qué oportunidades ofrece el Ministerio para impulsar al sector privado?
Hemos empezado a desarrollar medidas con el último plan nacional (20002003, que es el que está en vigor), gracias al cual hemos superado el 0.9 %
del gasto de I+D sobre el PIB. Además,
en I+D+i (investigación, desarrollo e
innovación) estamos en el 1,8%, cerca
del 2%, en datos de 2001, que era el
objetivo del plan. Actualmente, estamos
con la elaboración de lo que será el
nuevo Plan Nacional 2004-2007.
En este sentido, ¿cuáles son las medidas específicas que contiene el Plan Nacional vigente?
Hemos desarrollado un paquete de
medidas para intentar crear un marco
lo más incentivador posible para el sector privado. Disponemos de unos incentivos fiscales, que se pusieron en marcha en el año 2000, que son prácticamente los mejores de la Unión. Durante
estos años hemos tratado de reforzar
otros mecanismos de apoyo a la empresa. Las subvenciones han seguido
su línea, pero hemos introducido los
créditos reembolsables. Se trata de
unos créditos con 3 ó 4 años de carencia, a devolver en 12 ó 15 años. Cada
año, hemos dado en torno a 90.000 ó
100.000 millones de pesetas en créditos reembolsables para el sector empresarial.
¿Hay medidas especiales para las empresas de base tecnológica?
Además del mecanismo de los créditos, estamos desarrollando líneas de
capital riesgo para las empresas. En
este sentido, entre otras medidas, hemos introducido una ley del 2000, cuyo
Real Decreto apareció hace un año y
medio, en la que, básicamente, la iniciativa es apoyar a entidades financieras que quieran entrar en proyectos de
capital riesgo en empresas de base tecnológica al objeto de cubrirles el 50%
del riesgo.
Posteriormente, también hemos
puesto en marcha programas ligados
a la formación de personal de I+D+i
en las empresas. Es un programa que
se denomina Torres Quevedo, y lo que
busca principalmente es subvencionar
la contratación de doctores y tecnólogos por parte de la empresa, para un
proyecto de I+D.
«El PTA de Málaga es un ejemplo de cómo desarrollar un
parque tecnológico».
Nº 10. SEPTIEMBRE 2003
9
entrevista
Revista de la Agrupación de Miembros
¿Qué sectores son los que más se están
beneficiando de estas medidas?
Se benefician los sectores más intensivos tecnológicamente, de más alto
contenido de I+D+i, como el sector
aeronáutico, el sector farmacéutico, la
industria de la biotecnología, y otros
sectores que suelen estar calificados
como más tradicionales, pero que también están utilizando intensamente la
tecnología.
¿Qué cambios existen en el nuevo Plan
nacional 2004-2007?
Creo que este último plan de 2004 ha
sido absolutamente innovador y que
está en la dirección correcta. Ha integrado tanto la política de investigación
como la política industrial de apoyo a
la tecnología dentro de una estrategia
conjunta. El Ministerio siempre insiste
en la necesidad de cooperación entre
el mundo científico y el mundo de la
empresa, para que ésta, aproveche la
capacidad del otro, y para que el otro,
sepa también orientarse hacia las necesidades de la industria. Esta cooperación es lo que hará que el futuro conocimiento se convierta en producción,
empleo y crecimiento económico, y, en
consecuencia, creo que este planteamiento se está dando ahora mismo en
el mundo empresarial y en el mundo de
la investigación.
¿Cuál es la situación de Andalucía con
respecto a España en lo que se refiere a
I+D? Según parece, los datos son bastantes desesperanzadores
Yo creo que en Andalucía no se puede decir que todo es desesperanzador
Hay áreas como el entorno del parque
tecnológico de Málaga, que yo diría
que es un ejemplo de cómo se debe
desarrollar un parque tecnológico, de
cómo involucrar la universidad con la
industria y de cómo saber armar un entramado que se hace atractivo para
cualquier tipo de inversiones en estos
momentos. Yo siempre lo pongo como
ejemplo de lo que debe ser y como se
debe montar un parque tecnológico: la
implicación de los centros de I+D, de
los departamentos estratégicos que
colaboran con las empresas, el desarrollo de incubadoras cercanas a esas
empresas, etc. El año pasado fue un año
10
Nº 10. SEPTIEMBRE 2003
de crisis, pero el empleo subió allí un
8%, y la facturación creció por encima
del 10%. Lo que hay que hacer es llevar
estas formas de gestión a otros lugares
y hacerlas con la eficacia con la que se
ha hecho este tipo de proyectos.
¿Qué caracteriza el PTA de Málaga para
ser un modelo a seguir?
Un parque tecnológico son muchas
variables pero, principalmente, es un
lugar de transferencia de tecnologías
muy importante, que permite que las
sinergias de tecnología desarrollada
por las grandes compañías, sea transmitida hacia las pequeñas para que
estas se aprovechen. Y en este sentido,
el de Málaga es un ejemplo de una buena imbricación entre el conocimiento y
la aplicación del mismo en las empresas. Al mismo tiempo, existe la posibilidad de que haya empresas nacientes
que encuentren sinergias con unos
clientes que les permitan desarrollarse.
Para finalizar, querría centrarme en el
sector aeronáutico y el papel del Ministerio en la concesión de la fabricación y
montaje del A-400 M en Sevilla
La primera contribución del Gobierno ha sido la negociación y el conseguir traer a España no sólo la capacitación, o paquetes de desarrollo y de fabricación del avión, sino que, por primera vez, el Gobierno ha conseguido a
través de Airbus, que la línea de montaje final del avión, con lo que eso conlleva de ensayos, pruebas, formación de
pilotos, adecuación, comercialización
y mejoras de ingeniería, se realice en el
entorno de Sevilla.
Por otro lado, el Gobierno está financiando las labores de desarrollo. En ese
sentido, se va a conceder un millón de
euros, en créditos reembolsables a Airbus Military, para toda la fase de desarrollo del avión. Además, también se han
concedido, a través de incentivos regionales, una serie de ayudas a la inversión que se van a realizar en Sevilla y su
entorno.
¿Por qué en Sevilla?
Porque Sevilla era la base, ya en su
momento, de EADS CASA, en lo que
era la línea de montaje de aviones de
construcción militar. Existía allí una es-
pecie de polo de conocimiento, de experiencia. Aunque eran aviones pequeños, allí es donde estaba, por decirlo
así, el KNOW-HOW más importante de
lo que es el montaje de un avión.
Hasta ahora se habían construido
aviones pequeños de transporte, pero
este es un gran avión, y en consecuencia, Sevilla se va a convertir en el tercer
polo aeronáutico de construcción de
grandes aviones de Europa, después
de Toulosse,y Hamburgo. Cogiendo
además la especialización militar.
Por último, ¿qué otros acuerdos internacionales existen que favorezcan a España e impulsen la colaboración internacional de este sector?
Hay tres programas estratégicos de
la industria aeronáutica en los que España va a participar:
El primero de ellos es nuestra participación en el avión Air Bus A-380, que va
a ser el mega-avión de transporte que
está construyendo la compañía española Airbus. El 10% del desarrollo de
ese avión lo realizarán empresas españolas, no solamente EADS CASA, sino
también otras empresas que están participando junto a ella a riesgo.
El segundo gran proyecto en el sector aeronáutico es la participación en el
proyecto de transporte militar A400-M,
al que nos hemos referido anteriormente. Este avión, va a tener su línea de
montaje en Sevilla.
El tercer gran proyecto es el Galileo,
que es una red de satélites que se va a
establecer a nivel europeo, específico
para comunicaciones, telecomunicaciones y transferencias de señales. En
el proyecto Galileo, España va a contar
también con un 10,5% de participación,
a través de un consorcio de empresas
en el sector del espacio que se han unido para participar en el desarrollo de
este proyecto.
«Sevilla se va a
convertir en el tercer
polo aeronáutico de
construcción de grandes
aviones de Europa,
después de Toulosse y
Hamburgo».
Fly UP