...

Beneficios del ejercicio en trastornos del sueño

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

Beneficios del ejercicio en trastornos del sueño
43
BENEFICIOS DEL EJERCICIO EN TRASTORNOS DEL SUEÑO
1y2
Prof. Gerardo A. Araya Vargas, M.Sc. y 1Prof. Cinthya Campos Salazar, M.Sc.
1
Escuela de Educación Física y Deportes, Facultad de Educación, Universidad de Costa
Rica
2
Escuela de Ciencias del Deporte, Facultad de Ciencias de la Salud, Universidad Nacional
[email protected]
En todo el mundo hay personas que a diario tienen problemas relacionados con el sueño.
Personas que tienen problemas para dormirse o que no logran alcanzar niveles profundos de
sueño. Solo en los Estados Unidos, unos 70 millones de personas tienen algún problema
relacionado con el sueño. Más de la mitad de ellos tienen desórdenes crónicos que les
impide dormir. La situación en nuestro país lamentablemente no anda muy lejos. Nuestro
actual estilo de vida, cada vez más lleno de preocupaciones y con menos espacio para la
recreación física y mental, ha provocado que poco a poco sean más las personas que
dependen de medicamentos para poder dormir. También se ha vuelto común la costumbre
de estudiantes, inclusive de enseñanza primaria, que consumen sustancias estimulantes para
mantenerse despiertos noche tras noche para poder estudiar y en algunos casos trabajar.
Pero el organismo tarde o temprano nos pasa la factura. El precio puede ser el desarrollo de
un trastorno crónico en el sueño. Mucha gente piensa que un trastorno en el sueño solo
tiene que ver con el típico insomnio, es decir con la incapacidad de dormir. Pero no es así.
Los trastornos en el sueño se pueden manifestar también como una incapacidad para tener
un sueño profundo, es decir que no seamos capaces de dormirnos bien y que cualquier
ruidito nos despierte. Los trastornos en el sueño también se pueden manifestar como
aumentos en la cantidad de pesadillas. Pero el trastorno del sueño más común es que sea
más difícil poder dormirse. O sea, que el tiempo que uno tarda en poder conciliar el sueño
sea muy largo y que difícilmente se pueda alcanzar el nivel de sueño profundo. Los
problemas en el sueño provocan, no solo fatiga física y mental, sino también ansiedad,
depresión, disminución en la motivación y en el disfrute de la vida. Estos problemas
disminuyen la productividad de las personas que los padecen. Muchos investigadores se
han ocupado de los problemas del sueño y han encontrado una relación muy interesante
entre el sueño y la actividad física. Los doctores Kubitz, Landers, Petruzello y Han, de la
Universidad Estatal de Arizona, Estados Unidos, realizaron un metanálisis sobre los efectos
del ejercicio agudo y crónico en el sueño. El efecto agudo del ejercicio es el efecto
inmediato o sea, el resultado que se obtiene apenas termina una sesión de ejercicio. El
efecto crónico es el resultado que se obtiene después de varias sesiones de ejercicio. Un
metanálisis es una técnica estadística que sintetiza los resultados de un grupo de estudios en
uno solo. Es como tomar 100 investigaciones sobre un mismo tema y unirlas,
estadísticamente, para convertirlas en un solo estudio. El Dr. Kubitz y sus colegas
encontraron al finalizar su metanálisis que la práctica habitual de ejercicio físico tenía un
efecto positivo sobre las etapas donde el sueño se vuelve profundo. O sea que, en general
los sujetos que hacían ejercicio físico, lograban alcanzar más fácilmente el sueño profundo
que los que no se ejercitaban. Otro resultado importante de este metanálisis fue que la
práctica de ejercicio físico tiene un efecto positivo sobre el tiempo total de sueño. O sea que
en general, los sujetos que se ejercitaban físicamente tenían períodos de sueño más largos.
Luego de este metanálisis se han seguido realizando distintos estudios y se ha podido
confirmar el efecto positivo del ejercicio físico sobre el sueño. El ejercicio de fuerza, como
97
por ejemplo hacer pesas y el ejercicio de resistencia aeróbica, como por ejemplo correr, son
beneficiosos, según las últimas investigaciones realizadas. Ambos tipos de ejercicio,
ayudan a disminuir el tiempo que una persona necesita para poder dormirse. También
ayudan a disminuir el número de interrupciones durante el sueño, como cuando uno se
sobresalta y se despierta en la noche. Otros beneficios del ejercicio de fuerza y del de
resistencia, es que aumentan el tiempo de sueño profundo y aumentan la calidad del sueño.
98
Fly UP