...

JUGAR A PENSAR CON NIÑOS Y NIÑAS DE 4 A 5 AÑOS AR A

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

JUGAR A PENSAR CON NIÑOS Y NIÑAS DE 4 A 5 AÑOS AR A
Irene de Puig y Angélica Sátiro
JUGAR A PENSAR CON
NIÑOS Y NIÑAS DE 4 A 5 AÑOS
GUÍA EDUCATIVA
[Este libro forma parte del Proyecto Noria y se complementa
con el libro de cuentos Jugar a pensar con cuentos.]
cuentos
Colección Recursos - Proyecto Noria
Nota: A lo largo de todo el texto, siempre que se usan los
términos genéricos niño, educador, etc. Se quiere hacer
referencia a ambos sexos.
Quinta edición revisada y ampliada septiembre de 2011
Ediciones anteriores: 20001, 20042, 20063, 20084
© Irene de Puig y Angélica Sátiro
© De esta edición:
Ediciones OCTAEDRO, S.L.
C/ Bailén, 5 - 08010 Barcelona
Tel.: 93 246 40 02 - Fax: 93 231 18 68
octaedro.com - octaedro.com/noria
[email protected]
Cualquier forma de reproducción, distribución, comunicación pública o transformación de esta
obra solo puede ser realizada con la autorización de sus titulares, salvo excepción prevista por la
ley. Diríjase a CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos, www.cedro.org) si necesita foto
fotocopiar o escanear algún fragmento de esta obra.
ISBN: 978-84-9921-176-3
Depósito legal: B. 30.708-2011
Ilustraciones: © Claudia de Puig
Ilustraciones del anexo: © W. Kandinsky, VEGAP 2000;
© P. Picasso; VEGAP 2000,
© «Successió Miró»
Diseño y producción: Servicios Gráficos Octaedro
Impresión: Limpergraf, s.l.
Impreso en España
Printed in Spain
Sumario
Carta a las lectoras y los lectores de la quinta edición ........................ 7
PRIMERA PARTE
Descripción y fundamentación ............................................................. 11
1. Presentación general del Proyecto Noria ..................................... 13
2. Objetivo: pensar mejor por sí mismo desde una
perspectiva democrática ............................................................... 36
3. Juguemos a pensar, un programa para la Educación
Infantil (4-5 años)........................................................................... 45
4. Cómo usar este manual ................................................................. 77
SEGUNDA PARTE
Actividades prácticas a través de las habilidades de pensamiento ... 93
1. Habilidades de percepción............................................................ 95
2. Habilidades de investigación ...................................................... 125
3. Habilidades de conceptualización y análisis ............................ 171
4. Habilidades de razonamiento ..................................................... 211
5. Habilidades de traducción y formulación.................................. 249
6. Actividades de evaluación .......................................................... 313
Anexo: Colección fija de obras de arte................................................ 331
Bibliografía ........................................................................................... 355
Formación de profesorado ................................................................... 357
7
Carta a las lectoras y los lectores
de la quinta edición
Queridos y queridas lectores/as:
Esta edición ha sido revisada y ampliada al cumplir diez años de la
primera publicación en castellano de la obra. Las propuestas que aparecen en el libro pasaron, antes de la primera publicación, por una
vivencia en las aulas de dos países: Brasil y España. Ahora, queda
reflejada la presencia de las maestras y los maestros que llevan años
aplicando con los niños y las niñas las actividades de este libro en las
aulas de diversas partes del mundo. En esta nueva edición intentamos
reflejar la experiencia de estos años en la formación del profesorado
de distintos países, principalmente de todas las comunidades autónomas de España, México, Argentina, Perú, Guatemala, Italia, Portugal y Brasil. Así, este libro sigue su proceso de conectar la vida real
de carácter multicultural del aula con propuestas reflexivas y prácticas. Jugar a pensar nació entre dos culturas y ahora se amplía con las
otras tantas que lo asumieron como suyo. Infelizmente no cabe dentro
de un solo libro toda la riqueza de la vivencia, por esto explicamos
su recorrido, para que sea mirado desde esta multiplicidad vital que
tiene. Además, es importante resaltar que este fue el primer libro que
dio origen a todos los programas del Proyecto Noria. El hecho de ser
muy bien recibido por educadores de múltiples partes del mundo fue
lo que motivó la creación y la publicación de los otros libros del Proyecto. Y es por esto que los demás siguen por su senda multicultural
e intercultural.
8
JUGAR A PENSAR
En esta quinta edición, revisada y ampliada, se dan diferentes tipos de cambio. Por un lado, se ha llevado a cabo una revisión profunda de la versión de las anteriores ediciones y, por otro lado, se ha realizado una ampliación de conceptos y de actividades. En la revisión
se destaca la eliminación de algunas actividades y la inclusión de
otras, además de cambio de enunciados y clarificaciones conceptuales. En la ampliación, se explicita la vinculación con los demás programas del Proyecto Noria. Con este fin se incluyen las habilidades de
percepción, se amplía el apartado dedicado a la evaluación figuroanalógica y se cambia la presentación general. Otro cambio importante es
la ampliación de las actividades relacionadas con la música.
En este libro nos sumamos al credo de Robert Fulghum1 que dice
así:
Las cosas importantes sobre cómo vivir, qué hacer y cómo debo ser
las aprendí en el parvulario. La sabiduría no estaba en la cima de la
montaña de la universidad, sino allí, en el patio del parvulario. Estas
son las cosas que aprendí:
›
›
›
›
›
›
›
›
›
›
›
›
›
›
Compártelo todo.
Juega limpio.
No pegues.
Vuelve a dejar las cosas donde las encontraste.
Limpia lo que hayas ensuciado.
No tomes otras cosas que no son tuyas.
Pide perdón cuando lastimes a alguien.
Lávate las manos antes de comer.
Sonrójate.
Las galletas calientes y la leche fría son buenas para ti.
Ten una vida equilibrada: aprende, piensa, dibuja, pinta, canta, baila
y trabaja todos los días un poco.
Duerme una siesta todas las tardes cuando salgáis al mundo, tened cuidado con el tráfico, tomaos las manos y manteneos unidos.
Maravíllate. Recuerda la pequeña semilla: las raíces se hunden en la
tierra, la planta crece y nadie sabe con certeza cómo ni por qué, pero
todos somos así.
Los peces de colores, los hámsteres, los ratones blancos e incluso la
pequeña semilla: todos mueren y nosotros también.
1. Robert Fulghum (2003). Las cosas importantes las aprendí en el parvulario. Madrid: Temas de hoy.
9
›
›
Recuerda los libros infantiles y la primera palabra que aprendiste, la
más grande: MIRA.
Todo lo que necesitas saber está allí, en alguna parte. La regla de
Oro, el amor, la higiene básica. La ecología y la política, la igualdad
y la vida sana.
Toma cualquiera de estos ítems, tradúcelo en términos adultos sofisticados y aplícalo a tu vida familiar, a tu trabajo, a tu gobierno o a tu
mundo, y seguirá siendo verdadero, claro y firme. Piensa cuánto mejor sería el mundo si todos —el mundo entero— comiéramos galletas
con leche aproximadamente a las tres de la tarde todos los días y después nos acostáramos a dormir la siesta con nuestra manta preferida.
O si todos los gobiernos tuvieran como norma básica guardar las cosas
donde las encontraron o limpiar lo que ensuciaron.
Y sigue siendo cierto, no importa la edad, que al salir al mundo es
mejor tomarse de la mano y no separarse.
Esperamos que esta versión de Jugar a pensar sea interesante tanto
para aquellos que ya manejan la versión anterior como para las nuevas miradas que se acerquen. Como educadoras y como escritoras estamos contentas con esta relación de complicidad que se ha establecido a lo largo de estos años con tantas maestras y maestros así como
con los niños y las niñas de distintas partes del mundo. Invitamos a
que sigamos nuestra relación a través de nuestros medios virtuales:
web, red social, blog de educadores y blog de niños. Os invitamos a
que nos tomemos de las manos y sigamos…
Un abrazo,
Angélica e Irene
Diciembre de 2010
PRIMERA PARTE
Descripción y fundamentación
77
4. Cómo usar este manual
Para ser consecuentes con un proyecto de filosofía que pretende desvelar el sentido crítico y creativo, la forma de trabajo a partir de los
recursos que os presentamos es también abierta. Esto quiere decir que
se puede empezar por cualquier actividad teniendo claro qué habilidad queremos potenciar y, por tanto, vigilando si los individuos o el
grupo la van siguiendo. También podríamos partir del trabajo de una
habilidad completándolo con nuevos ejercicios creados por los estudiantes o por el profesorado mismo. Otra forma de trabajar puede ser
a través de «familias de habilidades» como la percepción, la investigación, el razonamiento, la traducción y la conceptualización.
Hemos ideado una estructura que puede favorecer un uso múltiple y personal. Los ejercicios y actividades para ejercitar las distintas
habilidades de pensamiento están precedidos por una breve explicación. Las actividades están ordenadas del siguiente modo: primero las
actividades lúdicas, después las que se relacionan con los cuentos y
finalmente las que se relacionan con el arte. Al final de cada bloque
de actividades sobre una determinada habilidad, se encuentran unas
preguntas que la maestra puede tener en cuenta cuando quiera potenciar esta habilidad.
No se trata, como vemos, de un manual a seguir sistemáticamente
para llegar a un resultado final conjunto y consensuado. Lo que pretendemos es estimular la capacidad crítica y creativa de los maestros
y maestras de esta etapa, y de hacerlos copartícipes de nuestra propuesta.
78
JUGAR A PENSAR
Resumiendo, si alguien nos preguntase: ¿cómo debo usar este libro?, le diríamos: como quieras, de arriba abajo, de delante hacia
atrás, de atrás hacia delante, pero siempre con seriedad, creyéndote lo
que haces y estando muy atento/a al proceso, al progreso del grupo y
al de cada uno de sus miembros.
El diálogo como herramienta y como actitud
El lenguaje verbal es el instrumento de comunicación más básico, eficiente y económico con el cual nos expresamos los seres humanos. Por
ello, en la etapa infantil, su desarrollo debe ser una prioridad inexcusable. Cuando hablábamos del pensamiento, ya señalamos las relaciones entre pensamiento y lenguaje. Por este motivo, todas las actividades que refuerzan el lenguaje son también actividades que activan el
pensamiento. Este programa pone énfasis en el tema del lenguaje desde
todos los puntos de vista, tanto de contenido como de método, porque
sabemos que el uso del lenguaje potencia varias capacidades como la
de observación o la de salir de uno mismo. Explicar una cosa que sé o
que me sucede me exige usar formas que los otros conozcan, tengo que
buscar la expresión adecuada, la palabra precisa. Es el descubrimiento
del otro, del tú, e implica por ende trabajar la capacidad de análisis, de
generalización y de abstracción. El diálogo potencia especialmente la
actividad colectiva, que es la única que permite una verdadera interrelación.
Las actividades son útiles porque los niños sienten que forman parte
de un grupo, que tiene unos integrantes invariables y donde se dan
vivencias determinadas que permiten establecer relaciones personales de amistad y de compañerismo. (E. BASSEDES, T. HUGUET e I. SOLÉ,
Aprendre i ensenyar a l’educació infantil)
El diálogo y el tratamiento de las habilidades
El diálogo en clase sirve para practicar las habilidades de manera integrada, no separadamente ni de manera aislada y arbitraria. En la
conversación, las habilidades se trabajan simultáneamente dominando ahora un matiz, ahora otro, pero tirando conjuntamente, como si
se tratara de una red. El diálogo es el motor del uso de las habilidades,
CÓMO USAR ESTE MANUAL
PRIMERA PARTE: DESCRIPCIÓN Y FUNDAMENTACIÓN
ya que se usan para aclarar el propio pensamiento y el de los otros en
una situación natural, contextualizada, y no a través de ejercicios puramente formales, descontextualizados y planteados como ejercicios
escolares de corrección con plantilla.
Las habilidades están concebidas de forma reticular, con relaciones
y conexiones entre unas y otras de tal manera que no se puedan potenciar por separado, sino que la red que forman haga que al estirar un
nudo, se muevan todos los de su entorno. Por eso no se pueden aislar
las habilidades, hace falta tratarlas dentro de la propia complejidad.
Esto es lo que creemos que facilitan los materiales que componen
este proyecto: potencian el trabajo a través de las habilidades de pensamiento porque, por una parte, se basan en una estructura lógica interna que permite asimilar con orden creciente y coherencia los contenidos y, por otro lado, favorecen la posibilidad de insertarlos dentro
de los conocimientos ya construidos, porque se apela al alumno en
tanto que sujeto de conocimiento y de experiencias.
Las «Preguntas» que se encuentran al final de cada apartado son
para estimular las habilidades, para provocar el diálogo a través de
una destreza específica. La maestra las puede usar a lo largo de cada
sesión, así como en otras situaciones de clase.
El papel de la educadora o el educador
Como en todo proyecto educativo, el papel del educador/a es extremadamente importante, y, en este caso, el jugar a pensar exige una nueva
forma de trabajar en clase y, por tanto, una nueva manera de actuar
por parte del educador/a. Hace falta que este abandone el tradicional
papel de autoridad informativa pero que conserve a su vez la autoridad
instructiva. Entramos de lleno en una práctica no directiva donde se
potencia la cooperación entre el alumnado desvaneciéndose la figura
del educador/a que «lo sabe todo» y aparece como «árbitro», conductor, cuestionador, colaborador y pensador por él mismo. Efectivamente, el papel del educador/a no debe ser el de dar información ni el de
evaluar la buena opinión o interpretación de unos conocimientos, ya
que debemos evitar la tentación de adoctrinar.
Es necesario dejar fluir la reflexión filosófica, potenciar la emergencia del pensamiento y provocar preguntas más que dar respuestas.
Hará falta, pues, trabajar ciertas estrategias pedagógicas que provienen de la metodología filosófica y que han de ser utilizadas para guiar
CÓMO USAR ESTE MANUAL
79
80
JUGAR A PENSAR
la discusión. Una vez asegurada la atmósfera y preparado el terreno,
nos hemos de adentrar en el objetivo fundamental, el de potenciar el
aspecto intelectual.
Conducir un diálogo filosófico es un arte que exige saber cuándo
intervenir y cuándo no, qué habilidades hace falta potenciar en una
persona o en un grupo y cuáles no, cómo sacar punta a una opinión,
cómo ayudar a descubrir las implicaciones lógicas de diferentes puntos de vista, etc. Por tanto, de entrada podríamos decir que el papel
del maestro o maestra es el de «árbitro», pero pronto se convierte en
conductor, mediador, animador y, por eso, en responsable del crecimiento individual y colectivo.
Para adquirir la experiencia que permite convertir una clase en
una comunidad de investigación, es necesario que los educadores/as
hayan experimentado en piel propia el poder del diálogo y de la estimulación del pensamiento.
Modelaje
Es la técnica educativa que más influencia tiene sobre los estudiantes.
Consiste básicamente en que el profesor muestre cómo y por qué hace
lo que hace, de este modo ayudará mucho a los estudiantes a planificar
las clases o las tareas. Verbalizar los pasos de los procesos es una labor
fundamental para que los estudiantes entiendan que las cosas tienen
una dinámica, que se pueden decidir, que hay diversos caminos para
llegar a un lugar.
Cuando se trata de mejorar cualquier tipo de práctica, generalmente
aprendemos mucho más si nos ofrecen ejemplos que si se nos enseña,
si actuamos y no solo nos limitamos a escuchar. Los que nos enseñan
a jugar a tenis, o a cantar o a montar en bicicleta, ponen mucho cuidado en mostrarnos, en la práctica, lo que quieren que hagamos. Pensemos, por ejemplo, en la formación del profesorado; una profesora en
la escuela del profesorado puede pasarse una hora dictando apuntes.
Cuando los profesores realicen sus prácticas de enseñanza en el aula,
intentarán emular lo que la profesora hacía, y no lo que defendía de
palabra: ellos dictarán apuntes. Así, sucede en general que, cuando los
adultos aconsejan a los niños: «haz lo que te digo, no lo que hago», solo
consiguen servir como modelos de hipocresía.
Los profesores y los cargos directivos, igual que las madres y los
padres, son modelos. Muestran con su ejemplo cómo se puede actuar,
y los niños con frecuencia actúan igual. Esto quiere decir que los ni-
CÓMO USAR ESTE MANUAL
PRIMERA PARTE: DESCRIPCIÓN Y FUNDAMENTACIÓN
ños interiorizan las formas de conducta de los adultos. (M. LIPMAN,
Philosophy goes to school)
En función de esto sugerimos a los educadores/as interesados/as
en esta línea de trabajo que hagan cursos, que organicen grupos de
trabajo y/o otros formatos de actividades que favorezcan que puedan
experimentar las diversas maneras de modelaje. Una buena idea es
trabajar con un/a compañero/a y que ambos puedan compartir el aula
y las sesiones de conducción de diálogo de manera que se favorezca el
aprendizaje mutuo.
Precisión lingüística
Buscar la precisión en el lenguaje es una labor lenta pero que hace
falta ir afianzando a medida que los mismos estudiantes van incorporando vocabulario nuevo y más variado. Por ejemplo, los niños suelen
generalizar o universalizar mucho: siempre, nunca, todo, ningún, etc.
Es necesario ir perfilando, matizando y convirtiendo el pensamiento
(y su expresión) vago y general en algo más específico y preciso. Esto
empieza, efectivamente, por la autoexigencia del profesor, que debe ser
muy cuidadoso con el propio lenguaje, muy claro y preciso.
Sensibilidad
El trabajo con grupos de Educación Infantil exige una forma peculiar
de estar atento al ambiente general del grupo. A veces están nerviosos
o eufóricos, se mueven mucho y se distraen. Será necesario en estos casos romper el hilo de la reflexión y buscar otros recursos más dinámicos como canciones, danzas, etc. para devolver la calma al grupo, para
procurar la atención de la mayoría y para reenfocar la situación.
Conducción del diálogo
El adulto que practica filosofía con niños no ha de dar respuestas a las
preguntas, al contrario, ha de procurar que el niño las intente responder
por sí mismo. Por tanto es necesario que vele para que el niño piense en
la dirección adecuada (que analice los supuestos, que no se contradiga,
etc.) y se vaya acercando a las respuestas de forma autónoma.
El educador o educadora que no tenga muchos conocimientos de
filosofía no se debe sentir acomplejado, de la misma manera que un
CÓMO USAR ESTE MANUAL
81
82
JUGAR A PENSAR
jugador aficionado al golf no ha de dejar de jugar aunque no llegue a
conseguir las marcas de los grandes campeones. El propio juego debe
compensar y ser estimulante, sea cual sea el nivel del jugador.
La combinación de ventajas y desventajas que un adulto aporta a un
encuentro filosófico con un niño, fomenta una relación muy especial.
El adulto tiene mejor dominio del lenguaje que el niño y latentemente,
al menos, un dominio más seguro de los conceptos que se expresan en
el lenguaje. Incluso así, el niño tiene unos ojos y unas orejas frescas
para percibir la perplejidad y las incongruencias. Los niños también
tienen típicamente un grado de candidez y espontaneidad que difícilmente igualan los adultos. Debido a que cada parte puede contribuir
con alguna cosa importante, la investigación se puede convertir en una
auténtica aventura en conjunto, algo que es muy raro entre adultos y
niños. (G. MATTHEWS, El niño y la filosofía)
Sugerencias de itinerarios
Como comentamos al inicio de este capítulo, este libro es una obra
abierta que permite variadas maneras de ser utilizado. Dado que este
libro es un cúmulo de recursos, es importante conocerlo en profundidad, saber qué nos ofrece, porque de ese modo podremos elegir qué
queremos hacer con él.
Sabemos que con un cuadro o un cuento podemos trabajar muchas
habilidades, por eso una vez elegido el cuadro o el cuento es conveniente
recorrer transversalmente el libro buscando en él todo lo que nos propone
hacer con dicho cuento o dicho cuadro. Luego, se trata de hacer una selección y de graduar las actividades teniendo en cuenta, por ejemplo, qué
habilidades podemos trabajar antes de que conozcan el cuadro, cuáles
cuando ya lo han visto tal y como es, y cuáles después de haberlo visto.
Las actividades que proponemos en la segunda parte de este manual se pueden plantear de muchas maneras y se pueden distribuir
en los dos cursos:
• Por cursos y edades. Seleccionar algunos juegos, cuentos y obras
de arte para 4 años y para 5 y alternar las distintas actividades.
• Previa distribución de las actividades entre 4 y 5 años, se pueden
trabajar juegos en el primer trimestre, cuentos en el segundo y arte
en el tercero.
CÓMO USAR ESTE MANUAL
PRIMERA PARTE: DESCRIPCIÓN Y FUNDAMENTACIÓN
• Encadenar habilidades usándolas como guía si se quiere, es decir,
trabajar la observación, la imaginación o la traducción del lenguaje
oral al plástico, desde algún eje horizontal: (juegos, cuentos o arte)
o bien desde los tres. Por ejemplo, nos podemos plantear La gallina
Lina desde todas las habilidades posibles, desde la secuenciación,
la distinción o la clasificación, hasta llegar a la dramatización.
• De forma integrada. Se puede partir de un cuento o una obra de
arte para desarrollar una especie de proyecto en el que se propongan más cuentos u obras de arte y juegos de manera proporcional.
Por ejemplo, a partir de un cuadro: supongamos que escogemos
Pareja a caballo de Kandinsky y surgen ejercicios de observación,
interpretación, etc., a partir de aquí podremos llegar al cuento de
La bella durmiente.
He aquí un ejemplo de cómo podemos aprovechar, en este caso, un
cuadro para trabajar diversas habilidades de pensamiento y, de este
modo, sacar todo el provecho posible a un solo soporte. De este modo
queda claro también que las actividades con juegos, cuentos o arte
solo son un medio para trabajar las habilidades.
Cuadro: Niña con barco de P. Picasso
1) Habilidad: Observar (Pág. 101); Actividad: Explorar cuadros (aquí
se proponen diversas maneras de observar).
2) Habilidad: Buscar alternativas (Pág. 150); Actividad: ¿Qué otro juguete podría tener la niña en las manos? ¿Cómo sería?
Esto lo pueden hacer sencillamente mirando el cuadro y hablando
todos juntos, pero también se podría hacer (y tal vez sería mejor…):
• Fotocopia del cuadro en color en A 3, pero sin el barco.
• Fotocopias para todos y todas en A 4 con un agujero en el lugar
del barco para que cada niña y cada niño dibuje lo que creen que
la niña lleva en las manos. (Con esta opción también trabajarán la
habilidad de traducir de un lenguaje a otro.)
A partir de aquí se podría derivar en un diálogo (en la misma sesión o en la siguiente) para hablar del juguete preferido (dibujarlo,
traerlo a clase y compartirlo, etc.). Podría enlazarse con el juego propuesto en la página 129, «La caja de los secretos».
CÓMO USAR ESTE MANUAL
83
84
JUGAR A PENSAR
3) Habilidad: Seleccionar posibilidades (Pág. 162); Actividad: Representar alguna obra.
Pensar una historia sobre esta niña: ¿quién es? ¿Cómo se llama?
¿Con quién vive? ¿Qué le pasa? etc. En definitiva, hacerles preguntas
que los ayuden a crear una historia.
4) Habilidad: Imaginar / Crear (Pág. 169); Actividad: Escoger colores.
Que hagan un dibujo libre pero utilizando solo los colores que hay
en este cuadro. De modo que la actividad previa debería ser la de escoger entre todas y todos, de una bandeja de lápices o ceras o rotuladores (o con lo que queráis que pinten) cuáles son los colores que hay
en el cuadro. Separarlos y luego comenzar a hacer el dibujo.
5) Habilidad: Definir (Pág. 197); Actividad: Tres palabras.
¿Cómo explicaríamos este cuadro a alguien que nunca lo haya visto utilizando solo tres palabras que lo definan?
6) Habilidad: Buscar y dar razones (Pág. 218); Actividad: Actividades 3 y 4.
Son un poco difíciles pero en un P5 con algún tiempo de trabajo
en esta línea, podrían ser capaces de responder. Hay que probarlo.
7) Habilidad: Establecer criterios (Pág. 246-247); Actividad: Las cuatro
actividades propuestas para esta habilidad podrían ser aplicables
a este cuadro.
8) Habilidad: Interpretar (también Imaginar) (Pág. 260); Actividad: Ampliar.
Una forma de interpretar es imaginar qué hay más allá, a los costados, por ejemplo. Se les puede preguntar:
• ¿Esta niña está sola?
• ¿Dónde está: en su habitación, en la cocina, en el patio, en la escuela?
Hablar durante un rato y luego darle a cada uno una hoja con la
fotocopia pequeña y centrada del cuadro dejando lugar para que lo
completen. Después preguntar:
• ¿Qué puede haber aquí aunque no lo veamos?
CÓMO USAR ESTE MANUAL
PRIMERA PARTE: DESCRIPCIÓN Y FUNDAMENTACIÓN
Cómo empezar
Crear un clima para pensar
Para poder pensar constructivamente hace falta un cierto clima, un
cierto espacio, tiempo y paciencia. Espacio en sentido físico pero también en sentido institucional pues es necesario encontrar un hueco en
el denso plan de estudios escolar donde poder ubicar esta actividad.
Tiempo, quiere decir unas horas a la semana que a la larga se conviertan en muchas horas al año y en muchísimas a lo largo de toda la enseñanza. Si no ponemos las condiciones materiales, es imposible que
las cosas sucedan de milagro. Finalmente una condición de otro tipo:
la paciencia que se exige del maestro corregida y aumentada.
Para dar oportunidades al pensar debemos proporcionar una atmósfera que permita el buen entrenamiento intelectual de la misma
manera que podemos estimular la velocidad de un joven atleta proporcionándole los medios (estadio, tiempo y entrenador). Para ello
debemos tener en cuenta seis aspectos que explicaremos a continuación con mayor detalle: son la necesidad de crear un ambiente adecuado para pensar, el lugar (la colocación física del aula), el círculo,
el tiempo, el ritmo y el número de alumnos.
Crear un ambiente
El clima afectivo que hay que potenciar en un aula para poder trabajar cómodamente en el proyecto que presentamos es fundamental.
Es necesario crear un ambiente de confianza mutua donde todos los
participantes sean capaces de colaborar en una tarea común con garantía de respeto y tolerancia para todos los puntos de vista y opiniones. Sin esto será muy difícil poder trabajar de forma relajada y, por
tanto, efectiva. Las únicas tensiones que nos podemos permitir son
las que provienen de la divergencia intelectual pero no de la visceralidad de los estudiantes o de la autoridad de la maestra.
Es muy bueno conseguir un cierto estado de calma, de relajación,
pues pensar cansa, y si queremos que los niños piensen y se esfuercen
intelectualmente, debemos buscar las maneras de favorecer esta actividad. Un ambiente cálido y de serenidad ayuda a crear esta atmósfera propicia para la meditación. Existen muchas maneras de crear este
ambiente y, cada uno según sus peculiares circunstancias, tendrá que
encontrar la que mejor le vaya. No obstante, recomendamos algunos
«trucos»:
CÓMO USAR ESTE MANUAL
85
86
JUGAR A PENSAR
• Cambiar de lugar, de aula, de marco físico. Ir a la biblioteca, al
gimnasio, al patio, etc. Este cambio crea ya en sí mismo una expectativa. También se puede escoger el rincón más acogedor de la
clase. Conviene que, como hemos dicho, sea un lugar cómodo y
que ofrezca bienestar.
• Cambiar de luz. Crear un ambiente de luz indirecta, ya sea bajando las persianas, con una vela, etc.
• Poner una música suave que anuncie la actividad, o bien siempre
la misma, como una sintonía de anuncio. Se puede dejar la música
un rato hasta que se sienten y se serenen. Incluso, si se quiere, puede quedar como fondo durante toda la sesión y puede acabarse la
clase con un poco de recogimiento.
Todos estos actos tienen algo de litúrgicos tanto por lo que respecta a la creación de rutinas y, por tanto, de hábitos en los niños, como
para crear un clima propicio para el trabajo intelectual que, como decíamos, requiere un esfuerzo.
La escenografía también es un elemento importante para captar
la atención y para centrar los intereses. La luz, el ruido y el exceso
de estímulos comportan dispersión; por ello, será necesario tener en
cuenta el horario en el que no haya excesivo ruido en la escuela.
Buscar momentos de paz. Del mismo modo, debemos procurar que
el aula de reflexión no coincida con los momentos de gran excitación: como la última hora de clase, la hora antes de salir al patio,
etc. Si se hace en esos momentos, se tendrán que extremar las medidas para crear un ambiente adecuado. Aunque la rutina es buena y
necesaria, será bueno también prever algunas sorpresas en determinadas sesiones.
En cualquier caso, se trata de crear un ambiente de cierto «recogimiento» a partir, por ejemplo, de una sintonía musical, como suelen
hacer en la radio o en la televisión.
El lugar: colocación física en el aula
La distribución física en el aula es importante porque los niños tienen que estar cómodos durante la actividad y se ha de reflejar la
igualdad entre todos los miembros. Todos los participantes han de
poder verse las caras cuando hablan, por lo que recomendamos las
distribuciones circulares. El maestro tiene que formar parte de este
círculo, para motivar la discusión entre los niños y para romper la
relación habitual entre maestro y niño.
CÓMO USAR ESTE MANUAL
PRIMERA PARTE: DESCRIPCIÓN Y FUNDAMENTACIÓN
El círculo
Podemos sentarnos en el suelo, si disponemos de una alfombra o de
un rincón cómodo. Si bien esta no es en principio una tarea difícil,
creemos que es útil potenciarla y hacer que los niños y niñas se den
cuenta de la importancia que tiene. Por ello hemos recogido una serie de actividades que pueden servir para que los estudiantes se den
cuenta del interés que tiene sentarse así y no de otra manera.
Es importante que los niños y niñas estén cómodos durante la actividad. Pueden estar sentados en su silla y con su mesa delante, si han
de mirar imágenes o dibujar; pero también se pueden sentar en una
alfombra o algo parecido, si se trata de hablar.
Se debe procurar que todos los niños estén de cara y cerca de la
maestra, por lo que es necesaria una distribución de las mesas y las
sillas.
Algunas posibilidades según la tipología del grupo:
• Sentados en el suelo. Posibles desventajas: el suelo puede ser duro.
Los niños tienden a moverse. En el círculo, puede ser que quieran
estirarse o que se pongan nerviosos.
• Sentados en sillas en un círculo. Posibles desventajas: quitar los
pupitres del medio puede llevar tiempo, y algunos niños se sienten
vulnerables sin la mesa delante.
• Sentados detrás de las mesas en forma de círculo. Posibles desventajas: es menos acogedor; los niños tienden a abrirse menos.
La elección depende mucho de las preferencias personales, del
tipo de niños que tengamos, del tamaño del grupo y de la disposición
habitual del aula.
Hay muchos factores que influyen en el éxito de las sesiones de
filosofía con los más pequeños. El ruido es uno de ellos. Los participantes tendrían que oírse bien, sin tener que gritar. Las interrupciones desde fuera del aula son otro factor muy importante. Cuando
los niños están muy entusiasmados en una discusión, puede ser muy
molesto que alguien de fuera interrumpa con un mensaje o para preguntar alguna cosa. Los niños no tienen dificultades para retomar el
hilo, pero si se pueden evitar las interrupciones, mejor.
El tiempo
Resulta muy difícil definir un momento preciso y exacto dentro del
conjunto de actividades de esta etapa, sobre todo porque hay muchos
CÓMO USAR ESTE MANUAL
87
88
JUGAR A PENSAR
momentos a lo largo del día que nos permiten parar para reflexionar.
Sugerimos, sin embargo, que se elija un tiempo claro y definido, para
ayudar a crear el hábito; un tiempo donde el hábito de pensar sea el
centro de la actividad. La repetición sistemática es, ya lo hemos dicho, el secreto para conseguir afirmar los hábitos individuales. Esta
referencia estable a la actividad de filosofía contribuye al aprendizaje
progresivo de la organización del tiempo y posibilita la capacidad de
anticipar y prever, dando seguridad al niño.
El ritmo
En relación al tiempo está el tema del ritmo, difícil también de
concretar, pero en cualquier caso la maestra ha de procurar tantear ritmos diferentes y dominar los momentos de clímax, así como
procurar actividades de relajación que generen calma. También al
contrario, debe ser capaz de reanimar algún momento «bajo», cuando
haya poca participación o domine la distracción, etc. Rutina y regularidad no se contradicen con diversidad, novedad y creatividad.
Es difícil dar indicaciones previas acerca del ritmo a seguir porque depende mucho de los alumnos que tengamos, del número, etc.
Como orientación propondríamos trabajar en filosofía una vez a la
semana, o bien media hora o tres cuartos de hora, dos veces a la semana. También depende mucho de la propuesta que haga la maestra.
Si encadena distintas actividades del manual, la sesión puede durar
mucho más, pero si se limita a un ejercicio por sesión, puede acotar
más el tiempo. Lo que está bien es que haya continuidad y una cierta
rutina en la actividad.
Aprender a pensar no es un milagro, es un proceso y necesita también otras condiciones.
Número de alumnos
Es bueno que el número de alumnos sea adecuado, ni muchos ni pocos. Entre 15 y 20 es un buen número. Si hay más se hace muy difícil mantener la atención y controlar el proceso de cada estudiante.
Si son menos, a veces las intervenciones resultan poco variadas, no
hay suficiente variedad de registros. Evidentemente una cosa es la
situación ideal y otra cosa es la situación posible dados los sistemas
educativos y la organización de las clases en las escuelas.
Lo que es muy útil en estas edades es que haya dos maestras en el
aula. Una se puede concentrar en la discusión, en fomentar el diálogo,
en los aspectos de fondo, crear relaciones, etc. La otra, mientras, hace
CÓMO USAR ESTE MANUAL
PRIMERA PARTE: DESCRIPCIÓN Y FUNDAMENTACIÓN
de observadora y se ocupa de las cuestiones de orden: necesidades
fisiológicas, posturas, y puede ayudar a que la clase se desarrolle con
más tranquilidad.
Empezar por el principio: las reglas del juego
Con el fin de iniciar a los niños y niñas en una tarea intelectual que, si
bien se planteará de forma lúdica, requiere esfuerzo, atención y buenas
dosis de participación, nos proponemos empezar por lo que llamamos
«reglas del juego». Es decir: las normas que han de regir este juego curioso y divertido que les proponemos. Esta actividad, que ya se trabaja
en la Educación Infantil, tiene como trasfondo fortalecer la socialización de los niños y niñas además de servir como primer escalón para
conseguir un cierto nivel de disciplina. Para que resulten más eficaces
y a la vez tengan un carácter poco impositivo —lo que queremos no
es que nos crean, sino que interioricen ciertas normas básicas de convivencia—, las trataremos a través de distintas actividades: unas que
refuercen el aspecto positivo de las normas y otras que ridiculicen o
muestren como inviables las actuaciones anti-norma.
El juego «puro», sin pautas, no existe. Para convivir tenemos que
aceptar las reglas modificándolas o puliéndolas, pero en principio es
necesario aceptar una normativa mínima. Y eso no es malo, no es una
imposición, sino la forma humana de vivir en comunidad. De lo que
se trata es de explorarlas, de interiorizarlas de manera que no sean
un estorbo, sino al contrario, que devengan una forma de autocontrol
y autodisciplina. Hacer conscientes a los niños y niñas de la importancia de las reglas es hacerles un favor. No se trata evidentemente de
imponerlas, sino de demostrar por qué son útiles, económicas y eficaces, dándoles la oportunidad de que experimenten por sí mismos sus
beneficios. Reflexionar sobre la experiencia de los juegos ayudará a
los niños a aceptar las reglas que hacen posible la interacción con los
otros. Las necesidades del grupo y las individuales se deben conjugar
y solo se podrán satisfacer si se «pactan» algunas reglas.
Hablamos de reglas de juego porque, siguiendo a Vigotsky, creemos que el juego en los niños se orienta hacia una actividad futura
de carácter social. El niño, observando la actividad de los adultos que
lo rodean, imita y transforma esta realidad en juego y en este «jugar»
adquiere relaciones sociales fundamentales que repercutirán en su
futuro desarrollo social.
CÓMO USAR ESTE MANUAL
89
90
JUGAR A PENSAR
Las reglas del juego se pueden enunciar así:
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
Cuando quieras hablar, levanta la mano.
No hables mientras habla otro compañero o compañera.
Habla claro y alto para que te puedan entender.
Piensa lo que quieres decir antes de pedir la palabra.
Escucha a tus compañeros y compañeras con atención.
Trata bien a tus compañeros y compañeras.
Haz preguntas.
Los enunciados de estas reglas se pueden formular de muchas maneras. Con palabras, tal como aparecen aquí, con dibujos, con signos
convencionales, con fotografías, etc.
Otros recursos
En el periodo de experimentación algunas maestras han buscado un
hilo conductor o algún elemento que facilite la continuidad y la atención: un personaje, una historia, un muñeco, etc., para que los niños
y niñas tengan un referente concreto que les permita relacionar tanto
el tiempo como el espacio dedicados a esta actividad. Podemos ofrecer algunos ejemplos:
• Las preguntas de «Filo». En una escuela de Barcelona las maestras
explicaron que tenían una amiga que preguntaba mucho y se llamaba «Filo». Cada semana Filo les proponía preguntas nuevas y, a
veces tan difíciles que las maestras invitaban a los niños a pensar
las preguntas de Filo, para ver si entre todos podían darles respuesta. Esta es una buena manera de iniciar la clase, ya que permite una
entrada como por ejemplo: «¿quién de vosotros quiere responder a
esta pregunta de Filo?» (CEIP Heura, de Guinardó, Barcelona).
• El muñeco. Otra forma de dar unidad es a partir de un muñeco, ya
sea dibujado, articulado o un títere que haga de introductor y proponga los ejercicios. Así, se puede crear el rincón de X o el tiempo
de Z. (Escuela Ntra. Sra. de Lourdes, de Barcelona).
• Las marionetas. A través de una marioneta o un muñeco de peluche articulado se puede crear una buena conexión con el mundo
del niño: permite una buena relación entre lo real y lo imaginario y eso hace muy valioso este recurso en esta etapa. (Escuela de
Cuiabá, de Matto Grosso, Brasil). Puede servir para introducir el
diálogo, para animar la discusión o para cambiar de actividad.
CÓMO USAR ESTE MANUAL
PRIMERA PARTE: DESCRIPCIÓN Y FUNDAMENTACIÓN
• El rincón de Pe-Pa (de Pensar y Parlar —que en catalán significa hablar—). Es un tiempo que los niños y niñas dedican a PEPA, como
si dijésemos, el rato de conversación, que, sin embargo, sigue unas
reglas muy claras. (CEIP Turó del Cargol, de Gràcia, Barcelona).
CÓMO USAR ESTE MANUAL
91
SEGUNDA PARTE
Actividades prácticas a través de las
habilidades de pensamiento
SEGUNDA PARTE: ACTIVIDADES
1. Habilidades de percepción
La palabra percepción viene del latín perceptio y significa «recoger»,
«cosechar». En general, utilizamos esta palabra para nombrar el acto
y/o efecto de la capacidad de percibir. Percibir viene del verbo latino
percipere y significa «concebir por los sentidos», «aprender», «comprender», «formarse una idea sobre algo». Si quisiéramos ser poéticos
podríamos decir que «percibir» es hacer una «cosecha de las ideas»
contenidas en el mundo.
Merleau-Ponty, en su libro Fenomenología de la Percepción, afirma
que la percepción y lo percibido tienen la misma modalidad existencial porque no se puede separar la percepción de la conciencia de lo
que fue percibido. Da como ejemplo que ver es «ver algo», por lo tanto,
cuando alguien ve rojo es porque alguien ve algo que existe con ese
color. Lo que este pensador defiende es que no se puede disociar nuestra capacidad perceptiva de aquello que es percibido exteriormente
por nosotros. En este sentido estamos de acuerdo con él, percibir es
relacionar lo que está fuera de nosotros con nuestra capacidad interna
de aprehender ese exterior. Desarrollar las habilidades perceptivas es
potenciar esa capacidad interna de aprehender e interpretar los estímulos exteriores discriminándolos y reconociéndolos como tales.
Norbert Bilbeny afirma en su libro La Revolución en la Ética que
con la tecnología perdemos la fuerza y la precisión de los sentidos
además de desconfiar de la comunicación sensitiva. Al final, en el ciberespacio, así como en el espacio televisivo, el otro no está «ahí», ni
nada está «aquí». Eso, según el autor, genera la necesidad de una nue-
HABILIDADES DE PERCEPCIÓN
95
96
JUGAR A PENSAR
va ética cognitiva para combatir esta especie de anestesia, o clausura
de la sensibilidad, para impedir que prosperen individuos informados e inteligentes, aunque indiferentes y crueles.
Considerando todo esto, incluimos las habilidades perceptivas con
el objetivo de reforzar la finalidad de este proyecto, potenciar la capacidad de pensar por sí mismo para una acción autónoma en la complejidad del siglo XXI.
A continuación presentamos la conceptualización de las siguientes habilidades perceptivas:
1. Observar
2. Escuchar atentamente
3. Saborear/degustar
4. Oler
5. Tocar
6. Percibir movimientos (cinestesia)
7. Conectar sensaciones (sinestesia)
HABILIDADES DE PERCEPCIÓN
SEGUNDA PARTE: ACTIVIDADES
97
1. Observar
Observar
La palabra observación viene del latín observatio y significa «constatación atenta». Observar es dar una dirección intencional a nuestra
percepción notando las cosas, distinguiéndolas de las demás y, por
eso, descubriéndolas. Observar es un acto común en los humanos,
pero, para ser un buen observador, es necesario conjugar otras habilidades y capacidades como la comparación, la clasificación, la concentración, la percepción de los detalles o la paciencia.
Observar quiere decir descubrir cosas, notar, darse cuenta, es decir, percibir. Todos observamos, pero para ser un buen observador
hace falta concentración, detallismo y a menudo paciencia. Implica
atención, concentración, identificación, buscar datos, personas u objetos que previamente se hayan determinado. La observación se realiza poniendo en juego muchas otras actividades mentales, como por
ejemplo la comparación o la clasificación.
Observar forma parte del proceso de reaccionar significativamente ante el mundo. Es muy bueno compartir las observaciones con los
otros porque nos daremos cuenta de lo que nosotros no hemos visto y
de lo que no han visto los otros, y aprenderemos a ver mejor que antes.
Es necesario que el esfuerzo de observar valga la pena y no querer hacer observaciones exhaustivas. Es mejor estar atento a las observaciones relevantes. En lugar de seguir preguntando ¿qué más ves?,
podemos preguntar ¿es importante para lo que estamos tratando? Es
necesario estar atento a la observación selectiva. Por ello es tan importante que planteemos las observaciones con un propósito definido.
Según David Bohm, el observador es aquel que selecciona, recopila y agrupa la información relevante, organizándola en una imagen
dotada de significado. Necesitamos aprender a mirar lo que existe en
nuestro entorno y a ver detalles dentro de un conjunto. Eso nos permite saber dónde estamos y por tanto colabora en las respuestas que
debemos dar al ambiente. Desde el punto de vista ético, es una habilidad que ayuda a la formación de buenos juicios, que es lo contrario de
la formación de prejuicios morales.
HABILIDADES DE PERCEPCIÓN
98
JUGAR A PENSAR
JUEGOS Y ACTIVIDADES LÚDICAS
1. El director de orquesta
Un niño o niña se separa del grupo y los demás deciden quién será el
director de orquesta. Mientras todos cantan una canción el director
hace ver que toca un instrumento y los otros deben imitarlo. De vez
en cuando cambia de instrumento, y los otros también lo imitan. El
niño que ha estado fuera debe adivinar quién dirige la orquesta.
2. Juegos de Kim
Colocamos cinco o diez objetos sobre una mesa o en el suelo. Primero
solo cinco, y poco a poco podemos aumentar el número. Los niños
observan durante dos minutos. Después tapamos los objetos e intentamos recordar los objetos tapados.
Preguntaremos cuántos hemos sido capaces de recordar, por qué, y
lo relacionaremos con la atención.
3. El oficio
Un niño dice un oficio, y pasa una pelota a un compañero. El que
recibe la pelota debe decir una herramienta o instrumento que se use
para aquel oficio o tarea. Después él mismo dice un oficio y pasa la
pelota a otro. El juego se acaba cuando todos han hablado.
4. La maderita
El círculo de niños se acerca y todos, menos uno que se coloca en el
centro, están atentos para pasarse una maderita. La madera debe circular de mano en mano por la espalda, y el niño o niña que está en el
centro debe adivinar dónde está la madera.
Si es difícil adivinar, se cambia el niño del centro cada tres intentos.
Observar
5. La huella
Preparamos unos folios blancos y tinta para tampón. Dejamos la huella del dedo gordo de cada niño y niña, y si tenemos ocasión las ampliamos, para que se vean bien las huellas de cada uno. Con este material se puede proponer una magnífica conversación entre identidad
HABILIDADES DE PERCEPCIÓN
SEGUNDA PARTE: ACTIVIDADES
99
y diferencia. Se les puede proponer un dibujo alegórico a partir de sus
propias huellas.
6. Observar una vela
Pedimos a los niños que traigan una vela cualquiera a clase para hacer
un ejercicio de observación. Primero la miramos apagada y sin decir
nada. Después diremos qué vemos y, cuando hayamos dicho muchas
cosas, la encenderemos. La observaremos primero con la luz del día.
Poco a poco iremos oscureciendo la clase. A medida que realizamos
este proceso iremos diciendo lo que vemos, olemos, sentimos por el
tacto, la temperatura, etc. Como guión de lo que vamos percibiendo,
podemos tener en cuenta:
•
•
•
•
•
•
la materia y la forma
la vela y la llama
el color
la temperatura
el olor
si os atrevéis, el sabor
7. ¿Qué falta?
Colocamos en el centro del círculo de niños seis objetos diferentes (o
diez, si los niños son mayores): un cuento, un juguete, un lápiz, una
moneda, una pastilla de jabón, etc. Pedimos que los miren atentamente y que después cierren los ojos. Uno de los niños retira un objeto del
círculo, y los otros deben adivinar cuál falta.
Una vez realizado el juego, les preguntamos cómo lo han adivinado. Tendrán que hablar de la vista, de la memoria y del reconocimiento. También será interesante preguntar a quienes no lo hayan adivinado, cuál creen que ha sido el motivo de no adivinarlo.
Después de que la maestra haya hecho de espía unas cuantas veces, uno
de los niños toma el relevo y hace de espía. El espía dice: «estoy espiando
a una persona (para no decir niño o niña) que lleva unos zapatos de color
verde», por ejemplo. Si no saben quién es el espiado, se prosigue: «estoy espiando a una persona que lleva los zapatos verdes y los pantalones
azules». Así hasta que alguien sepa quién es la persona espiada.
HABILIDADES DE PERCEPCIÓN
Observar
8. Hago de espía
100
JUGAR A PENSAR
El tema de discusión será: «cuantas más pistas tenemos más fácil
es adivinar, pero cuantas menos pistas tenemos es más apasionante (o
divertido) encontrarlo».
JUGAR CON CUENTOS
Para la observación, es muy conveniente usar los medios visuales. Hacerles darse cuenta de los detalles visuales. El elemento visual lo extraeremos del material del alumno: Jugar a pensar con cuentos.
1. Observación visual
Observación visual del libro del estudiante Jugar a pensar con cuentos. Mirar atentamente los colores, las formas, lo que se insinúa, etc.
Haremos una lectura atenta y dejaremos que los estudiantes hablen
espontáneamente de lo que ven. Poco apoco iremos introduciendo
preguntas de observación e interpretación:
•
•
•
•
¿Qué parece?
¿Cómo debe ser?
¿Cómo te lo imaginas?
¿Crees que el color es adecuado?, etc.
2. Atención y memoria
Preguntar qué dicen los personajes. Por ejemplo:
•
•
•
•
•
¿Qué le dice la madre a Garbancito cuando va a comprar el azafrán?
¿Qué le dice el hada-rana a la bella durmiente?
¿Qué dice la madre pata en El patito feo?
¿Qué dice el genio de la lámpara a Aladino?
¿Con qué quería atrapar el soldado al sací Pereré?
JUGAR CON EL ARTE
Observar
1. Observar y describir
Describir un cuadro de la colección con todos los detalles que ven.
Nuestra misión como maestros es la de hacer que se den cuenta de
HABILIDADES DE PERCEPCIÓN
SEGUNDA PARTE: ACTIVIDADES
101
los detalles, de los matices. Este ejercicio debe ser ayudado por la descripción y precisión de conceptos.
Observación: esta actividad puede ser realizada con cada uno de
los cuadros propuestos.
2. Mirar atentamente
Observar atentamente los elementos de algunos cuadros de Miró o de
Kandinsky. Se trata de ampliar algún detalle y observar el trazo, la
composición de cada pieza, y, al final, verla integrada en el conjunto.
Se puede crear una imitación de alguna parte y componer un cuadro
personal, individual o conjuntamente.
Se trabaja el análisis, la relación entre las partes y el todo, la creación, etc. Al final, se le pone título, y así acabamos con un ejercicio de
síntesis.
3. Preguntas adecuadas
A partir de cualquier cuadro de la colección fija, preguntamos:
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
¿Cuántos colores hay?
¿Son claros u oscuros?
¿Cómo son las pinceladas?
¿Las rayas son gruesas o finas?
¿Las rayas están hechas con regla o a mano?
¿Hay personas o animales?
¿Quiénes son?
¿Qué hacen?
¿Cómo se llaman?
¿Es de día o de noche?
¿Dónde están?
¿Qué representa esta escena?
¿Qué nos gusta?
¿Qué puede ser?
Cada cuadro se debe explorar desde todos los puntos de vista. Nos hemos de ayudar con todos los recursos posibles: rehacer la escena, volverla a dibujar, pintarlo sobre una fotocopia, cambiar los colores, cambiar
los personajes o los motivos, relacionar una parte con el todo, etc.
HABILIDADES DE PERCEPCIÓN
Observar
4. Explorar cuadros
102
JUGAR A PENSAR
PREGUNTAS PARA OBSERVAR
Observar
• Di qué ves, qué sientes, qué hueles, etc.
• Preguntar: ¿quién es, cómo es, qué es, de dónde viene,
a dónde va, qué hace?
• Explica con detalle y con orden lo que ves.
• Di qué has visto primero y qué después.
HABILIDADES DE PERCEPCIÓN
SEGUNDA PARTE: ACTIVIDADES
103
2. Escuchar atentamente
La palabra escuchar viene del verbo latino auscultare y significa «oír
con atención». O sea, escuchar es ejercer y/o aplicar el sentido de la
audición de manera atenta y no meramente automática. Eso significa
que escuchar es una habilidad cognitiva que amplía nuestra capacidad orgánica de percibir los sonidos a través del sentido de la audición. En general se oyen continuamente los ruidos del ambiente y del
propio cuerpo, como por ejemplo los latidos del corazón; porque el
oído no puede cerrarse como los ojos. Pero, como normalmente no escuchamos atentamente, esos sonidos pasan desapercibidos. Lo mismo
ocurre con distintos sonidos presentes en nuestra vida diaria. Desarrollar la habilidad mental de estar atento a lo que se oye enriquece la
capacidad de pensar creativamente y amplía el discernimiento sobre
la realidad.
JUEGOS Y ACTIVIDADES LÚDICAS
1. Escuchar música clásica
Aprender a distinguir melodías, instrumentos, etc. En las páginas dedicadas a la música (véanse páginas 216-308) hay propuestas para escuchar música clásica relacionándola con los cuentos y con la pintura.
2. Escuchar sonidos de la escuela
En algún momento tranquilo de la escuela, pararse a escuchar los sonidos que nos rodean. Al principio solo oiremos los más fuertes, después iremos distinguiendo los que vienen de afuera y los que son de
dentro de la clase. Hacer que agudicen el oído y proponerles que hagan
lo mismo en otros lugares: en casa, en el patio, en la bañera, etc.
Salir con los niños y niñas para escuchar el entorno de la escuela,
preferentemente pasear con ellos por sitios en los que puedan escuchar sonidos variados: de animales, de personas, de máquinas, del
movimiento urbano y/o rural.
HABILIDADES DE PERCEPCIÓN
Escuchar atentamente
3. Escuchar sonidos del entorno
104
JUGAR A PENSAR
JUGAR CON CUENTOS
1. La escucha activa de los cuentos
La escucha activa de los cuentos presentes en el libro de los niños/
as Jugar a pensar con cuentos puede darse a partir de algún material
auditivo: radioteatro, cuentos en el soporte digital que se tenga, Internet, etc. Además de las preguntas sobre el argumento y la acción, podemos hacer preguntas sobre la banda sonora, las músicas, los ruidos
que se oyen, las voces de los protagonistas, etc.
Una variación de esta actividad es relacionar distintas versiones
en audio para que los niños puedan comparar y contrastar lo que escuchan.
2. Escuchar la musicalidad de los otros idiomas
Una propuesta interesante es escuchar las historias del libro de los
niños en otros idiomas para: conocer su musicalidad, buscar alguna
palabra similar, etc. En la web del proyecto Noria hay una versión de
radioteatro del libro de los niños/as, en portugués, que podría ser utilizada para esta actividad.
Escuchar atentamente
3. Equivocar las historias
Una forma de observación literaria se puede desarrollar a partir de
explicar un cuento procurando cometer errores. Por ejemplo, podemos decir que a Garbancito se lo comió un caballo, o que la bella durmiente se pinchó con una aguja, etc. Rodari afirma que «Este es un
juego verbal más serio de lo que a primera vista parece. Los niños, por
lo que respecta a los cuentos, son de lo más conservadores. Los quieren volver a escuchar con las mismas palabras que la primera vez,
por el gusto de reconocerlos». De tal manera que podría ser un ejercicio no aceptado por ellos, porque les hace sentir el peligro del cuento
no seguro ni fijo. Pero se puede introducir poco a poco, primero, de
forma puntual, cambiando algunos detalles que no afecten a la narración, y poco a poco ir rompiendo la lógica del cuento, hasta favorecer
la ampliación imaginativa. El aspecto positivo es que puede ser terapéutico, porque desbloquea fijaciones y relativiza miedos.
HABILIDADES DE PERCEPCIÓN
SEGUNDA PARTE: ACTIVIDADES
105
JUGAR CON EL ARTE
Como una de las bases de este programa es promocionar una educación intercultural, las actividades que se proponen tienen esta meta.
Se trata de ayudar a los niños y niñas a «acostumbrar el oído» a musicalidades diversas. Las culturas seleccionadas a seguir tienen que ver
con los cuentos y los artistas/pintores propuestos.
1. Escuchar música clásica rusa
Escuchar las siguientes músicas del compositor ruso Prokófiev:
•
•
•
•
•
Pedro y el lobo para narrador y orquesta (1934)
Romeo y Julieta (ballet, 1936)
Guerra y paz (opera, 1946)
Sinfonía n.º 5 (1945)
suite El teniente Kizhé (1933)
Proponer diálogos sobre cada una de estas músicas.
Observación: la idea es escuchar una música cada vez. La lista propuesta es solamente una sugerencia.
2. Escuchar música clásica brasileña
• «Tocata (O Trenzinho do Caipira)» (Bachianas Brasileiras nº 2):
Una de las obras más remarcables del compositor. Refleja mucho
de lo que aprendió viajando por el interior de Brasil y escuchando
las música llamada sertaneja.
• «Uirapuru»: Es una de sus primeras obras. Retrata el ambiente de
la selva brasileña y sus habitantes naturales, los indígenas. Cuenta
la leyenda del un pájaro uirapuru, considerado el dios del amor,
que se transforma en un bello indio.
• «Ária (Cantillena)» (Bachianas Brasileiras nº 5): Es la más popular
de sus músicas y nítidamente inspirada en las serestas (un estilo
HABILIDADES DE PERCEPCIÓN
Escuchar atentamente
Vila Lobos es un compositor de música clásica brasileña que dedicó
parte de su obra a los niños y las niñas. Con más de 1.000 composiciones es considerado uno de los mejores en toda América Latina. Su
obra merece ser escuchada por las nuevas generaciones.
Se sugieren algunas:
106
JUGAR A PENSAR
musical muy típico brasileño). Fue compuesta en 1938 e interpretada mundialmente por diversas cantantes, incluidas Joan Baez, Kiri
Te Kanawa, Maria Lucia Godoy y Renée Fleming, entre otras.
La página web del museo Vila Lobos permite escuchar algunas de sus
músicas on line:
<http://www.museuvillalobos.org.br/villalob/musica/tocata.htm>
3. Escuchar música danesa
Eduard Holst, nacido en 1843 en Copenhague fue un dramaturgo,
compositor, actor, bailarín y maestro de danza de Dinamarca. Se afirma que llegó a componer más de 2.000 obras. Se recomienda escuchar
con los niños una polka infantil llamada «Autumn Leaf», compuesta
en 1887.
PREGUNTAS PARA
ESCUCHAR ATENTAMENTE
Escuchar atentamente
• ¿Qué has escuchado?
• ¿Te gusta lo que has escuchado? ¿Por qué?
• ¿Cuáles son las partes más interesantes de lo que has
escuchado? ¿Por qué?
• ¿Todos los compañeros del aula escuchan de la misma
manera que tú? ¿Cómo lo sabes?
HABILIDADES DE PERCEPCIÓN
SEGUNDA PARTE: ACTIVIDADES
107
3. Saborear/degustar
Saborear y degustar son verbos que amplían el sentido del paladar.
Veamos por qué afirmamos eso. La palabra paladar viene del latín
palatium y significa «cielo de la boca». Normalmente es utilizada
para designar la capacidad animal y humana para identificar de forma discriminada los alimentos. Para ello, cuenta con la ayuda de los
receptores sensoriales de la boca. Por ejemplo, a través del paladar
se pueden percibir de manera discriminada las sensaciones básicas
del sentido del gusto: dulce, salado, amargo y ácido. Y, consecuentemente, toda la suerte de variaciones que surgen de la conjunción de
dichos elementos básicos.
La palabra degustar viene del verbo latino degustare y significa «evaluar el sabor de algo». Saborear significa «degustar lentamente y con
placer». Así, saborear y degustar son acciones que implican distintos actos mentales, puesto que con ellas se está «evaluando el sabor de algo».
JUEGOS Y ACTIVIDADES LÚDICAS
1. Merienda degustativa
Con diversos tipos de alimentos, organizar una merienda en algún
parque cercano a la escuela para una sesión de degustación de alimentos. Se trata de saborear cada alimento dialogando sobre el gusto
de cada uno. Es importante saborear más de uno para incrementar las
sensaciones diferentes y el diálogo sobre ellas.
2. Jugar a saborear alimentos muy despacio
3. Jugar a saborear alimentos con los ojos cerrados
Se trata de elegir algunos alimentos para que puedan ser saboreados
con los ojos cerrados. Se puede jugar a adivinar qué es lo que se está
HABILIDADES DE PERCEPCIÓN
Saborear/degustar
Se trata de elegir algunos alimentos para que sean saboreados muy despacio, degustando de manera muy tranquila y especificando bien el sabor de lo que se degusta y sus variaciones según el tiempo en que permanece en la boca e interactúa con la saliva y las glándulas gustativas.
108
JUGAR A PENSAR
saboreando. Se recomienda utilizar alimentos más elaborados y complejos que puedan ofrecer una variada gama de sabores.
4. Jugar a saborear mezcla de sabores
Se trata de mezclar sabores muy diferentes para comprobar qué pasa.
Por ejemplo, probar a la vez:
•
•
•
•
dulce y salado
ácido y dulce
amargo y picante
etc.
JUGAR CON CUENTOS
1. Saborear el banquete de boda de la bella durmiente
Junto al comedor escolar y/o con la participación de las familias, imaginar y preparar un banquete de la boda de la bella durmiente. Saborear cada comida con los niños y niñas.
2. Saborear la comida de la madre de Garbancito
A partir de los datos ofrecidos por la historia, recrear una posible comida y saborear con los niños.
Saborear/degustar
3. Saborear la comida brasileña (Sací Pereré)
y/o hierbas medicinales
Sací Pereré era considerado guardián de las hierbas medicinales de
los bosques brasileños. Se pueden saborear con los niños y niñas algunas de estas hierbas como la menta, la valeriana, el anís, la hierbabuena, el romero, etc.
Se puede saborear también alguna comida brasileña típica que se
pueda encontrar en la región. Por ejemplo, el pan de queso suele ser
del agrado de los niños, se trata de un tipo de panecillo hecho con
harina de yuca y un queso específico.
HABILIDADES DE PERCEPCIÓN
SEGUNDA PARTE: ACTIVIDADES
109
JUGAR CON EL ARTE
1. Degustar los alimentos que aparecen en
la obra de Miró: Naturaleza muerta con conejo, 1920
Montar con los niños y niñas una comida que utilice los elementos
que parecen en el cuadro y degustaros.
2. Degustar alimentos de una granja (Miró)
Observar la obra El campo labrado, 1923-1924 e investigar con los niños alimentos producidos en una granja. Con el apoyo de las familias
degustar los alimentos de una granja.
3. Degustar alimentos del mar (Picasso)
Varias de las obras de Picasso tienen el mar como tema. Observar alguna de las obras propuestas de este pintor y degustar alimentos sacados del mar: pescados, mariscos, algas, etc.
4. Degustar bebidas de Rusia (Kandinsky)
Saborear/degustar
La bebida tradicional que más se toma en Rusia es el té, que se toma
a cualquier hora del día y de la noche. Suele ser té negro con azúcar
y a menudo con limón, pero sin leche, siempre caliente. No se toma
solo, sino acompañado con todo tipo de dulces, pastas, tartas, pasteles, bombones, mermeladas. Saborear con los niños.
HABILIDADES DE PERCEPCIÓN
110
JUGAR A PENSAR
PREGUNTAS PARA
SABOREAR/DEGUSTAR:
Esto que estás probando, ¿a qué sabe?
¿Te gusta este sabor?
¿Qué puedes descubrir a partir del sabor de algo?
¿Cómo sería si tuviera otro sabor? (por ejemplo, que
la sal no fuese salada o el azúcar, dulce.)
• ¿Qué puede pasar si no se reconoce algún sabor?
• ¿Qué crees que puede pasar si comes…?
• Si decides saborear una piedra, ¿qué puede pasar
como consecuencia? (la palabra piedra puede ser
cambiada según el contexto en el que se emplea la
pregunta.)
Saborear/degustar
•
•
•
•
HABILIDADES DE PERCEPCIÓN
SEGUNDA PARTE: ACTIVIDADES
111
4. Oler
La palabra oler viene de la palabra latina flagare y significa «sentir
el olor», «aplicar el olfato». Y como la nariz, órgano sensitivo de ese
sentido, tampoco puede cerrarse como los ojos, estamos constantemente captando distintos tipos de aromas y olores. Pero, en general,
no somos conscientes de la cantidad de información que nos llega a
través de esas sensaciones. El olfato es uno de los instintos animales
más básicos, diferenciándose del tacto y de la visión, que son sentidos más socialmente utilizados, reconocidos, elaborados, refinados
y estimulados culturalmente. Normalmente parece raro que alguien
interesado en conocer a otro empiece por olerlo. Un acto como ese
«suena» muy animal e instintivo, cosa de perros y otros animales.
En la jerarquía de los sentidos el olfato ha ocupado, en general, un
lugar primitivo. Tratar la capacidad de oler como habilidad mental
nos ayuda a ampliar la capacidad de conocer el mundo a través de
sus olores y fragancias.
JUEGOS Y ACTIVIDADES LÚDICAS
1. Oler el ambiente
Pasear por ambientes diferentes y oler cada uno de ellos. Dialogar sobre lo que se descubre con la diferencia de olores de cada uno. Empezar por ambientes con olores muy diferentes como: lavabo, cocina,
parque, biblioteca, huerto, jardín, etc.
2. Olerse a sí mismo
Oler las variadas partes del cuerpo y observar si huelen igual los pies
que las manos, etc.
3. Oler a los compañeros
Oler
Oler las variadas partes del cuerpo del compañero y sus objetos personales: chaquetas, bambas, mochilas, etc. y percibir cómo huelen.
HABILIDADES DE PERCEPCIÓN
112
JUGAR A PENSAR
JUGAR CON CUENTOS
1. Sací Pereré: oliendo a Brasil
• Investigar olores específicos de Brasil: de alimentos como los frijoles, frutas tropicales, legumbres y verduras, bebidas como el
guaraná o la caipiriña, aromas de fragancias características. Hacer
una vivencia olfativa de los olores encontrados.
• Oler diversos tipos de cestas (de mimbre, de paja, de plástico, etc.).
2. El patito feo: oliendo a Dinamarca
• Investigar olores específicos de Dinamarca: alimentos como los
pastelitos, bebidas, aromas de fragancias características. Experimentar estos olores. Hacer una vivencia olfativa de los olores encontrados.
• Visitar una granja de patos y oler su ambiente.
• Visitar un lago y oler el ambiente.
3. Garbancito: oliendo a Cataluña
• Investigar olores específicos de Cataluña: alimentos como los embutidos, bebidas como la ratafía, aromas de fragancias características. Experimentar estos olores.
• Visitar un lugar donde haya algún buey y oler su ambiente. Hacer
una vivencia olfativa de los olores encontrados.
4. Aladino y la lámpara maravillosa: oliendo a Oriente
• Investigar olores específicos de Oriente: especies, frutos, alimentos, bebidas y aromas de fragancias características. Hacer una vivencia olfativa de los olores encontrados.
• Oler diferentes inciensos orientales.
Oler
5. La gallina Lina: oliendo a Inglaterra
• Investigar olores específicos de Inglaterra: tés e infusiones, galletas, alimentos, bebidas y aromas de fragancias características. Hacer una vivencia olfativa de los olores encontrados.
• Visitar un gallinero y oler el ambiente
HABILIDADES DE PERCEPCIÓN
SEGUNDA PARTE: ACTIVIDADES
113
JUGAR CON EL ARTE
1. Oler los materiales de un pintor
• Visitar un taller de pintor, oler su ambiente y dialogar sobre sus
olores.
• Oler distintos tipos de pintura.
• Oler distintos tipos de materiales utilizados por un pintor: brochas, pinceles, paletas, etc.
2. A partir de mirar Moscú de Kandinsky
• Oler la ciudad.
• Pasear por una ciudad oliendo los rincones por donde se realiza el
paseo.
• Visitar una estación de metro y/o autobuses y oler el ambiente.
• Visitar un parque y/o plaza y oler el ambiente.
• Visitar una institución pública y oler el ambiente.
• Visitar un hospital y oler el ambiente.
• Visitar un museo y oler el ambiente.
• Visitar una biblioteca pública y oler el ambiente.
• Después de oler la ciudad, además de dialogar sobre las percepciones, se podrá hacer dibujos, etc.
3. A partir de mirar Murnau, vista con tren y castillo
de Kandinsky
• Oler el tren
• Visitar un tren/museo del tren/ estación de trenes y oler el ambiente y dentro del interior.
• Oler el castillo.
• Visitar un castillo y oler sus dependencias.
4. A partir de mirar El campo labrado de Miró
Oler
• Oler el campo.
• Visitar una granja y experimentar los variados olores presentes
allí.
HABILIDADES DE PERCEPCIÓN
114
JUGAR A PENSAR
5. A partir de las obras de Picasso
• Oler el mar.
• Visitar una playa y oler el ambiente.
PREGUNTAS PARA OLER:
Esto que estás oliendo ahora, ¿a qué huele?
¿Te gusta ese olor? ¿Por qué?
¿Qué puedes descubrir a partir del olor de una cosa?
¿Qué podría ocurrir si no sabemos reconocer un olor?
¿Qué crees que puede pasar si hueles…?
Si decides oler un gas venenoso, ¿qué puede pasar como
consecuencia?
Oler
•
•
•
•
•
•
HABILIDADES DE PERCEPCIÓN
SEGUNDA PARTE: ACTIVIDADES
115
5. Tocar
Es una palabra rica de significados en castellano, que va desde el acto
de palpar con la mano hasta la capacidad de tocar un instrumento o
sentirse tocado por alguna experiencia estética o emotiva. Todos estos
significados no dejan de ser expresiones perceptivas, pero obviamente
en nuestra propuesta nos referiremos más a la utilización discriminada del sentido del tacto. La palabra tacto viene del latín tactus y
se refiere a la percepción consciente de los estímulos mecánicos que
actúan sobre los sistemas cutáneo y mucoso. O sea, a nivel orgánico el
tacto se refiere a la capacidad de la piel y de las mucosas de percibir.
La riqueza de la capacidad perceptiva táctil es tal que resulta imperioso aprender a discernir y discriminar todos los estímulos que nos
llegan a través de este sentido. Se puede aprender a discriminar las
sensaciones de: vibración, estabilidad, frío, calor, rugoso, liso, pesado,
ligero, húmedo, seco, adherencia, volumen, forma, etc.
JUEGOS Y ACTIVIDADES LÚDICAS
1. Tocar partes del cuerpo
Tocar el pelo, la boca por dentro, entre los dedos, el codo, las rodillas,
etc. Dialogar sobre lo que se percibe en cada lugar.
2. Tocar personas
Tocar bebés, tocar ancianos, tocar compañeros de la misma edad, tocar adultos. Dialogar sobre lo que se percibe.
3. Tocar productos orgánicos
Tocar diversos tipos de productos orgánicos en diferentes estados:
verdes, maduros, podridos. Dialogar sobre lo que se percibe.
Tocar bolsas de agua caliente, bolsas de agua tibia y bolsas de agua
fría. Dialogar sobre lo que se percibe.
HABILIDADES DE PERCEPCIÓN
Tocar
4. Tocar objetos fríos y calientes
116
JUGAR A PENSAR
5. Tocar objetos de texturas variadas
Pisar en la arena, en el barro, en la gelatina. Dialogar sobre lo que se
percibe en cada lugar.
Jugar a la croqueta en diversas arenas, tierras, barros, grama mojada. Dialogar sobre lo que se percibe en cada lugar.
Vestir ropas de distintas telas: lino, lana, sintético, algodón, etc.
Dialogar sobre lo que se percibe.
JUGAR CON CUENTOS
1. El patito feo
Tocar diversas plumas de aves. Dialogar sobre lo que se percibe.
2. Garbancito
Tocar azafrán, un buey, monedas y demás elementos que aparecen en
el cuento. Dialogar sobre lo que se percibe.
3. Sací Pereré
Tocar el tamiz, harinas, crines de animales, etc. Dialogar sobre lo que
se percibe.
4. Aladino y la lámpara maravillosa
Tocar distintos tipos de alfombras. Dialogar sobre lo que se percibe.
JUGAR CON EL ARTE
Tocar la pintura
Tocar
Tocar pinturas y pintar con los dedos. Experimentar diferentes tipos
de pinturas y qué se descubre tocándolas.
Pintar con los pies (probar diferentes pinturas utilizando los pies
como pincel…).
HABILIDADES DE PERCEPCIÓN
SEGUNDA PARTE: ACTIVIDADES
117
Pintar con partes variadas del cuerpo: codos, mofletes, rodillas, barriga, etc.
PREGUNTAS PARA TOCAR:
Tocar
• ¿Qué es lo que has tocado?
• ¿Lo que has tocado es duro, blando, liso, rugoso, frío,
caliente…?
• ¿Te gusta lo que has tocado? ¿Por qué?
• ¿Cuáles son las partes más interesantes de lo que has
tocado?
• ¿Todos los compañeros del aula tocan de la misma forma
que tú? ¿Cómo lo sabes?
HABILIDADES DE PERCEPCIÓN
118
JUGAR A PENSAR
6. Cinestesia
La cinestesia es la percepción consciente de los movimientos de las
diferentes partes del cuerpo y de su posición en el espacio. Viene de
la palabra griega kinesis que significa «movimiento». Obviamente lo
que nos interesa aquí es la conciencia que tenemos de nuestro cuerpo
y su posición en el espacio. Esta habilidad es muy importante para la
autopercepción y el autoconocimiento, porque ofrece la posibilidad
de ser consciente del propio cuerpo actuando en el mundo.
JUEGOS Y ACTIVIDADES LÚDICAS
Actividades de coordinación de movimientosy canto.
1. Palopalo
Enseñar la letra de la canción:
Palo, palo, palo, palo,
Palito, palo, ê
Êêê
Palo, palito, palo, ê
Enseñar el movimiento que corresponde a cada palabra:
•
•
•
•
Palo: dedo índice
Palito: dedo meñique
Ê: dedo pulgar
Êêê: movimiento con todo el cuerpo para bajo
Hay variaciones posibles: bailando entre todos en círculo, hacia la derecha, hacia la izquierda, etc.
2. Mi pozo y el pozo de mi vecino
Cinestesia
Enseñar la letra:
Mi pozo
El pozo de mi vecino
Mi tejado
El tejado de mi vecino
Mis ventanas
HABILIDADES DE PERCEPCIÓN
SEGUNDA PARTE: ACTIVIDADES
119
Las ventanas de mi vecino
Mi cocina
La cocina de mi vecino
Enseñar los movimientos que acompañan cada palabra:
• Pozo: mano izquierda hace un círculo y el dedo índice derecho
mueve dentro del círculo
• Tejado: manos en la cabeza
• Ventanas: manos en las orejas
• Cocina: manos en la barriga
Todos en círculo deben hacer los movimientos a la vez.
3. Merequetengo
Enseñar la letra de la canción:
Merequetengo tengo tengo
Merequetengo tengo tengo
Merequetê
Merequetê
Merequetengo tengo tengo
Merequetengo tengo tengo
Cantar los sonidos en algún ritmo más caribeño. Hacer una danza circular con los niños y las niñas a partir de la canción.
JUGAR CON CUENTOS
Moverse como los personajes
Cinestesia
Jugar a hacer movimientos de los diversos personajes de los cuentos:
• Juanita
• Aladino, la princesa, el mago, el genio, la alfombra voladora…
• Sací Pereré, la madre y su hijo Pablo, el remolino, el viejo soldado…
• El patito feo, los cisnes…
• Garbancito, la madre de Garbancito, el padre de Garbancito, el buey…
• La bella durmiente, el príncipe, la rana, las hadas, el rey, la reina…
HABILIDADES DE PERCEPCIÓN
120
JUGAR A PENSAR
JUGAR CON EL ARTE
1. Moverse con Kandinsky
•
•
•
•
Moverse como un caballo.
Moverse como una obra abstracta.
Moverse como el tren.
Moverse como la ciudad.
2. Moverse con Picasso
•
•
•
•
Moverse como los pobres.
Moverse como las mujeres.
Moverse como los pescadores y como las chicas del helado.
Hacer el barco doblando el papel y otras papiroflexias.
3. Moverse con Miró
• Moverse como cada uno de los animales de su granja imaginaria.
• Moverse como los animales que aparecen en la mesa (Naturaleza
muerta con conejo).
• Moverse como una escalera que pudiera moverse sola.
PREGUNTAS PARA PERCIBIR
MOVIMIENTOS (CINESTESIA)
¿Qué movimiento has percibido?
¿Ese movimiento es rápido, lento, suave, fuerte…?
¿Te gusta este movimiento? ¿Por qué?
¿Todos los compañeros de la clase se mueven de la
misma forma que tú? ¿Cómo lo sabes?
Cinestesia
•
•
•
•
HABILIDADES DE PERCEPCIÓN
SEGUNDA PARTE: ACTIVIDADES
121
7. Sinestesia
La palabra sinestesia tiene origen griego y significa «junto a la sensación». Viene de dos palabras: syn y aisthesis. Esta palabra se utiliza
normalmente para designar un cruce de sensaciones distintas en una
impresión única.
La psicología de la creatividad utiliza este término para caracterizar lo que ocurre cuando tenemos una sensación subjetiva propia de
un sentido, pero determinada por otra sensación que afecta a otro sentido diferente. Por ejemplo, percibir un color como «frío» o «caliente»,
un olor como «dulce» o «amargo», o un movimiento como «ligero» o
«pesado», etc.
JUEGOS Y ACTIVIDADES LÚDICAS
1. Masaje entre todos (piensa sonidos)
Colocarse formando pequeños círculos y que cada niño/niña haga
masajes en el compañero de delante. Mientras se hace este masaje
pensar en los sonidos para este movimiento.
2. Lluvia de manos (piensa colores)
En pequeños círculos con un niño/niña voluntario en el centro con los
ojos cerrados. Los demás deben hacer movimientos suaves con las puntas de los dedos como si fuera la lluvia. Además deben hacer sonidos
suaves de lluvia fina. Mientras lo hacen todos deben pensar colores.
3. Zarandearse: pies, manos, nariz
En un círculo, todos de pie, deben seguir al maestro:
Repetir la secuencia tres veces y hacer la última respiración muy
despacio.
HABILIDADES DE PERCEPCIÓN
Sinestesia
• durante algunos segundos golpear fuertemente los pies en el suelo;
• durante algunos segundos aplaudir fuertemente con las manos;
• durante algunos segundos respirar solamente por la nariz muy rápidamente.
122
JUGAR A PENSAR
JUGAR CON CUENTOS
1. Cuentos calientes y cuentos fríos
¿Qué cuentos dirías que son calientes o que son fríos?
•
•
•
•
•
•
•
La historia de Juanita y sus viajes
Garbancito
Sací Pereré
Aladino y la lámpara maravillosa
La gallina Lina
El patito feo
La bella durmiente
2. Colores para las sensaciones
¿Qué sensaciones nos dan los cuentos? (miedo, curiosidad, ternura,
etc.). ¿Qué color ponemos a cada sensación? (rosa, negro, amarillo, etc.).
JUGAR CON EL ARTE
1. Colorear obras en blanco y negro con música
Sacar fotocopias de las obras propuestas en blanco y negro en tamaño A4. Utilizar una cada vez. Pedir que cada niño doble su hoja en 4
partes. Para cada parte se pone una música. Mientras suena la música
los niños deben pintar con colores la fotocopia. Las 4 músicas seleccionadas deben ser muy diferentes: una lentísima, una muy movida,
otra más suave, alguna más retumbante. Al final se abre toda la hoja y
se mira cómo ha quedado la «obra sinestésica».
2. Colorear la música
Sinestesia
Hojas en blanco y colores variados. Para cada música los niños y niñas pintan con colores libremente. Se deben utilizar estilos muy variados de música: clásica, rock, folclórica, jazz, etc.
HABILIDADES DE PERCEPCIÓN
SEGUNDA PARTE: ACTIVIDADES
123
3. Los sabores de los colores
Enseñar colores y preguntar: ¿qué sabor tiene?
•
•
•
•
•
•
•
el naranja
el rojo
el amarillo
el azul
el marrón
el blanco
el negro
4. Bailar el ritmo de las obras
Enseñar cada obra de la colección fija y sugerir que bailen los movimientos contenidos en cada cuadro.
Esta misma actividad puede tener variaciones como, por ejemplo,
enseñar el cuadro Moscú (Kandinsky), y, a continuación, enseñar a
los niños videoclips de músicas folclóricas rusas. Se podrá ver una
versión contemporánea de músicas folclóricas rusas. Pedir que miren
las obras de Kandinsky e invitar a que se baile lo que se ve después de
escuchar algo de la musicalidad de aquella cultura.
PREGUNTAS PARA CONECTAR
SENSACIONES (SINESTESIA)
¿Dirías que ese color tiene olor? ¿Cuál?
¿Sientes el gusto de un color?
¿Cuál es el sabor del movimiento?
¿Es posible hacer el movimiento de un color?
¿Es posible bailar una palabra?
¿Cómo serían los colores de las notas musicales?
Sinestesia
•
•
•
•
•
•
HABILIDADES DE PERCEPCIÓN
361
Índice
Carta a las lectoras y los lectores de la quinta edición ........................ 7
PRIMERA PARTE
Descripción y fundamentación ............................................................. 11
1. Presentación general del Proyecto Noria ................................ 13
2. Objetivo: pensar mejor por sí mismo desde una
perspectiva democrática ...................................................... 36
3. Juguemos a pensar, un programa para la Educación
Infantil (4-5 años) ................................................................. 45
4. Cómo usar este manual ............................................................. 77
SEGUNDA PARTE
Actividades prácticas a través de las habilidades de pensamiento ... 93
1. Habilidades de percepción............................................................ 95
1. Observar ..................................................................................... 97
2. Escuchar atentamente ............................................................. 103
3. Saborear/degustar ................................................................... 107
4. Oler ........................................................................................... 111
5. Tocar ......................................................................................... 115
6. Cinestesia ................................................................................. 118
7. Sinestesia ................................................................................. 121
362
JUGAR A PENSAR
2. Habilidades de investigación ...................................................... 125
1. Adivinar .................................................................................. 127
2. Averiguar ................................................................................. 135
3. Formular hipótesis .................................................................. 140
4. Buscar alternativas .................................................................. 146
5. Anticipar consecuencias ........................................................ 152
6. Seleccionar posibilidades ....................................................... 157
7. Imaginar: crear, inventar, idear .............................................. 163
3. Habilidades de conceptualización y análisis ............................ 171
1. Formular conceptos precisos .................................................. 172
2. Buscar ejemplos y contraejemplos ......................................... 178
3. Establecer semejanzas y diferencias ...................................... 184
4. Comparar y contrastar ............................................................ 190
5. Definir ...................................................................................... 194
6. Agrupar y clasificar................................................................. 199
7. Seriar ........................................................................................ 206
4. Habilidades de razonamiento ..................................................... 211
1. Buscar y dar razones ............................................................... 213
2. Inferir ....................................................................................... 219
3. Razonar analógicamente......................................................... 225
4. Relacionar causas y efectos .................................................... 230
5. Relacionar partes y todo ......................................................... 235
6. Relacionar medios y fines ....................................................... 239
7. Establecer criterios .................................................................. 243
5. Habilidades de traducción y formulación.................................. 249
1. Explicar: narrar y describir .................................................... 251
2. Interpretar ................................................................................ 257
3. Improvisar ............................................................................... 262
4. Traducir del lenguaje oral a la mímica y viceversa .............. 268
5. Traducir del lenguaje oral al plástico y viceversa................. 273
6. Traducir a varios lenguajes: musicales y otros...................... 276
7. Resumir .................................................................................... 309
363
6. Actividades de evaluación .......................................................... 313
La evaluación figuroanalógica ................................................... 314
1. Autoevaluación........................................................................ 317
2. Evaluación de la dinámica de clase ....................................... 319
3. Evaluación de la relación entre los miembros de la clase .... 322
4. Evaluación de la participación de los miembros del grupo . 326
5. Evaluaciones abiertas .............................................................. 328
Anexo: colección fija de obras de arte ................................................ 331
Bibliografía ........................................................................................... 355
Formación de profesorado ................................................................... 357
Fly UP