...

Script de la versión española

by user

on
Category: Documents
2

views

Report

Comments

Transcript

Script de la versión española
SI LA COSA FUNCIONA
Whatever works
Woody Allen, 2009
Ver comentarios
Transcripción de la versión española
0:00:00 CRÉDITOS
Groucho Marx canta Hello I must be going, de la película Animal crackers (El
conflicto de los Marx, 1930)
0:01:08 TERRAZA DE UN BAR EN LA ACERA. BORIS, JOE, ADAM Y LYLE
BORIS
¡Yo, yo, yo no he dicho eso, imbécil! ¡Tú tergiversas por completo mis ideas! ¿Por
qué me molesto en hablar con unos idiotas?
ADAM
Boris, cálmate, cálmate.
BORIS
¡No me digas que me calme! Estoy calmado, ¿quieres callarte?
JOE
No nos grites porque no entendemos lo que dices.
BORIS
Yo no os he gritado. Yo no culpo a la idea del cristianismo, ni del judaísmo, ni de
ninguna religión, sino a los profesionales que lo han convertido en un negocio
multinacional. Hay mucha pasta en el tinglado de Dios, mucha pasta.
ADAM
Ya lo sabemos.
BORIS
Las enseñanzas básicas de Jesús son maravillosas. A propósito, igual que la idea
original de Carlos Marx, ¿vale? ¡Sí! ¿Qué hay de malo? Todos deberíamos
compartir, ayuda al prójimo, democracia, el gobierno del pueblo... Todo grandes
ideas, todo son grandes ideas, pero... ¡Todas tienen un fallo enorme y garrafal!
ADAM
¿Y es?
LYLE
Ahora nos lo dirá.
BORIS
Y es que todas se basan en la falaz idea de que las personas son básicamente
éticas, que si les das la oportunidad de obrar bien lo harán, que no son unos
gusanos estúpidos, egoístas, codiciosos, cobardes y cortos de vista.
LYLE
Habla por ti mismo.
BORIS
Sólo digo que la gente hace la vida mucho peor de lo que debe ser. Y, creedme, ya
es una pesadilla sin su ayuda. Pero, en general, siento decir que somos una especie
fallida.
LYLE
Yo no diría tanto.
BORIS
Por eso, esa mujer que te gusta, Joe. ¿Y qué más da que sea ayudante de
embalsamador y que huela a formol? Hay que aprovechar cualquier pequeño placer
que encuentres en esta cámara de los horrores.
JOE
Un poco de formol vale, pero ella apesta a eso.
ADAM (a Boris)
Es que no conocen tu historia.
LYLE
Boris, cuéntales tu historia.
BORIS
Mi historia es: si la cosa funciona. Claro está, mientras no le hagas daño a nadie. De
cualquier modo que puedas trincar un poco de alegría en este caos negro, cruel,
inhumano y sin sentido. Esa es mi historia.
ADAM
No, cuéntales la historia, cuéntasela.
BORIS (dirigiendo una mirada a la cámara)
¡Ah! Quieres que vuelva a contarla para que ellos se enteren.
ADAM
¿Quiénes?
BORIS (vuelve a dirigir una mirada a la cámara)
Ellos.
LYLE (todos miran hacia la cámara)
¿Quiénes son ellos? ¿Tú ves algo ahí? ¿Dónde?
BORIS
¿Eres imbécil? Hay una sala llena de público mirándonos.
LYLE (mirando insistentemente a la cámara, sin comprender nada)
¿Público? ¿De qué estás hablando?
JOE (cree comprender)
Crees que te están observando.
BORIS
Han pagado un buen dinero por la entrada para que luego algún mamón de
Hollywood se haga la piscina más grande.
JOE
Dices que ahí hay unos seres humanos que han comprado entradas para vernos.
BORIS (sonriendo)
Bueno, sobre todo les intereso yo, lo confieso, sí.
[Los amigos sentados también sonríen, miran a la cámara y saludan]
¡Sí, están ahí sentados! ¿No los veis? Algunos comen palomitas. Otros se quedan
mirando fijamente boquiabiertos como hombres de Neanderthal.
JOE
Y están ahí para escuchar tu historia. ¡Delirios de grandeza!
LYLE
Totalmente.
BORIS (se levanta y camina hacia la cámara. Cojea)
¿Por qué querríais oír mi historia? ¿Nos conocemos? ¿Nos caemos bien? Os
adelantaré una cosa, ¿vale? No soy un tío agradable. El encanto nunca ha sido una
prioridad para mí. Y, ¿qué queréis que os diga? Esta no es la película caramelo del
año. Si eres uno de esos que necesitan sentirse bien, ve a que te hagan un masaje
en los pies.
NIÑO NEGRO
(Está en la acera de enfrente, acompañado por su madre, y señala a Boris)
Mamá, ese hombre está hablando solo.
MUJER NEGRA (con gesto intranquilo)
¡Vámonos, Justin!
BORIS
¿Y qué demonios significa todo eso? Nada, cero, niente. Nada conduce a nada. Y
aun así no faltan idiotas que balbuceen. Yo no, yo tengo visión. Hablo de ti, de tus
amigos, de tus colegas, de tus periódicos, de la tele... A todo el mundo le encanta
hablar lleno de desinformación: de moralidad, ciencia, religión, política, deportes,
amor, tus inversiones, tus hijos, la salud... ¡Caray! Si tengo que comer nueve
raciones de fruta y verdura al día para vivir, no quiero vivir. ¡Odio la dichosa fruta y
verdura! ¡Y tus omega 3, y la cinta de correr, y el cardiograma, y la mamografía, y el
sonograma pélvico, y...! ¡Oh, Dios mío! ¡La colonoscopia! Y, con todo ello, sigue
llegando el día en que te meten en una caja. Y adelante la próxima generación de
idiotas que también te dirán todo sobre la vida y te definirán lo que es apropiado...
Veréis, mi padre se suicidó porque los periódicos de la mañana le deprimieron. Pero,
¿qué iba a hacer? Con el horror y la corrupción y la ignorancia y la pobreza y el
genocidio y el sida y el calentamiento global y el terrorismo y los obsesos de los
valores familiares y los locos de las armas... ¡Horror, dijo Kurtz en El corazón de las
tinieblas! ¡Horror! Por suerte a Kurtz no le llevaban el Times a la selva. Allí sí que
habría visto el horror. ¿Y qué vas a hacer? Lees sobre una masacre en Darfur o un
autobús escolar que explota... Y dices, ¡Dios mío! ¡Horror!, y luego pasas la página
mientras terminas tus huevos de cultivo ecológico. ¿Y qué le vas a hacer? ¡Es
sobrecogedor! Yo también intenté suicidarme. Está claro que no salió bien. Pero,
¿por qué vais a querer oír esto? ¡Caray, ya tenéis vuestros problemas! Seguro que
estáis obsesionados con un montón de tristes esperanzas y sueños. Vuestras vidas
amorosas, previsiblemente insatisfechas. Os han fallado unos negocios. ¡Ojalá
hubiera comprado esas acciones! ¡Ojalá hubiera comprado esa casa hace años!
¡Ojalá le hubiera tirado los tejos a esa mujer! Ojalá esto, ojalá lo otro. ¿Sabéis qué?
Dejadme en paz con vuestros pudo ser y debió ser. Como decía siempre mi madre,
si mi abuela tuviera ruedas sería una bicicleta. Mi madre no tenía ruedas: tenía
varices. Pero esa mujer dio a luz una mente brillante. Me propusieron para el premio
Nobel de Física. No me lo dieron, pero bueno, todo es política, como todos los falsos
honores. A propósito, no creáis que estoy amargado por culpa de mis contratiempos
personales, por los principios de una civilización bárbara, sin sentido. Yo he sido
afortunado. Me casé con una mujer guapísima, rica por su familia. Durante años
vivimos en Beekman Place. Di clases en Columbia: La teoría de cuerdas.
0:06:45 FACHADA DE LA CASA DE BORIS
[Suena el segundo movimiento de la novena sinfonía de Beethoven. Sobre los
acordes, se escuchan los gritos de Boris. Interior del apartamento]
JESSICA (alarmada)
¿Qué te pasa Boris?
BORIS (baja aterrado las escaleras interiores)
¡Me muero!
JESSICA
¿Qué pasa?
BORIS
¡Me muero!
JESSICA
¿Quieres que pida una ambulancia?
BORIS
¡No! ¡No, ahora no! ¡Esta noche no! Bueno, algún día.
[No le ocurre nada, es sólo una crisis existencial ante la certeza de que, tarde o
temprano, morirá]
JESSICA
¡Todo el mundo se muere!
BORIS
¡Es inaceptable!
JESSICA
Tus ataques de pánico son más frecuentes e intensos. Tienes que volver a tomar tu
medicina.
BORIS (rebuscando en la cocina)
No quiero tener la mente embotada por la química cuando soy el único que ve las
cosas exactamente como son. ¿Dónde está el puto bote?
JESSICA
Mañana por la mañana tengo que visitar clientes. ¡Son la cuatro de la madrugada!
BORIS
¡Menudos clientes! ¡Banqueros ricos para diseñar su apartamento chic, para llenarlo
de falso arte y caras posesiones para que puedan alardear de su dinero y estar en el
máximo uno por ciento de esta nación. ¡Moralista, violenta, llena de prejuicios,
analfabeta y sexualmente reprimida!
JESSICA
Por favor, son las cuatro de la mañana. ¿No puedes ahorrarme ese rollo pueril?
BORIS
Soy un hombre de visión amplísima, y rodeado de microbios.
JESSICA
¡Ah! ¿Y yo qué? ¿Soy un microbio? ¿Nuestro hijo que está en Yale es un microbio?
BORIS
Reconócelo, Jessica, ¿vale? Nuestro matrimonio no ha sido un camino de rosas.
Botánicamente hablando, tú eres más una venus atrapamoscas.
JESSICA
Tú eres un hombre muy difícil para convivir.
BORIS
¿Por eso tuviste una aventura?
JESSICA
¡Yo no tuve una aventura! Fue un breve interludio de infidelidad, y ocurrió hace años,
¡y aún no has podido olvidarlo!
BORIS
¡Ahora lo veo todo muy claro! ¡Sí, muy claro! ¡Nuestra boda fue un completo error!
JESSICA
¿Qué quieres decir?
BORIS
¡Eres brillante! Yo quería alguien con quien hablar. ¡Te encantaba la música clásica,
te encantaba el arte, te encantaba la literatura, te encantaba el sexo, te encantaba
yo!
JESSICA
Me parecen razones idóneas.
BORIS
¡Sí, exacto! ¡Ese es el problema! ¡Ese es el problema, era lógico! ¡Tenía sentido!
JESSICA
No sé qué lo estropeó. Si lo analizas, hay tantos lazos fuertes entre nosotros.
BORIS (por primera vez habla en tono suave)
Sobre el papel somos ideales. Pero la vida no es papel.
JESSICA (alarmada al ver que atraviesa el salón)
¿Boris? Boris, ¿qué haces? [Se oye una ventana, entra el ruido del tráfico] ¡Cierra la
ventana! ¡Boris!
0:08:56 BORIS DE NUEVO EN LA CALLE, HABLANDO AL ESPECTADOR
BORIS
Pero me caí en el toldo. Caí en el maldito toldo. Meses en el hospital. Médicos
idiotas. Mirad, mirad esta cojera. Yo nunca había tenido cojera. Entre tanto me
divorcié de Jessica, me mudé al village y corté. [Un niño ante un tablero de ajedrez]
A duras penas me gano la vida dando clases de ajedrez a zombies incompetentes.
[Mueve un caballo] ¡Jaque mate, tarugo!
MADRE DEL NIÑO
¡Eh! ¡Sólo tiene ocho años, señor Yellnikoff!
BORIS
Sí, y será un idiota incompetente a los cincuenta y ocho.
MADRE DEL NIÑO
¡Usted tiene que enseñarle y no insultarle!
BORIS (se vuelve a la cámara)
Más importante que cómo me gano la vida es porqué me molesto en vivir.
0:09:29 INTERIOR DE UN CAFÉ. BORIS ESTÁ SENTADO CON JOE Y LEO
BORIS (off)
Por la noche me cuesta dormir y me paso el tiempo en Mott Street intentando
explicar a unos cretinos que, aunque ha llegado un negro a la Casa Blanca, sigue
sin poder coger un taxi en Nueva York.
BORIS (a sus compañeros de mesa)
Casi cien años después de la abolición de la esclavitud un hombre no podía jugar al
baseball en las grandes ligas si el color de su piel era negro.
JOE
Oye, tú insistes en un solo punto.
BORIS
¡Ja! Y también, deja a los negros, coge a los judíos. Durante años han restringido el
número de judíos en las facultades de Medicina. En este país, con todo lo que odian
a los negros, aun odian más a los judíos.
JOE
¿Por qué?
BORIS
A los negros por tener un pene muy grande. A los judíos los odian aun con penes
pequeños.
LEO
¡Por favor, estoy comiendo!
MUJER (irrumpe en café señalando a Boris)
¡Usted! ¡Le he estado buscando, quiero hablar con usted!
BORIS (sin inmutarse)
¿Quién es usted?
MUJER
¿Ha cogido un tablero de ajedrez lleno de fichas y se lo ha tirado a mi hijo en la
clase de hoy?
BORIS
¿Ese idiota era su hijo? Hágame un favor, no vuelva a mandarme a ese cretino. No
puedo enseñar ajedrez a un zombi inútil.
MUJER
¡Pues debe usted saber que se trata de un niño muy brillante!
BORIS
¡En su opinión! ¡En su opinión! Que no es imparcial, porque es su desgraciado
retoño.
MUJER
¿Y le ha tirado el tablero de ajedrez?
BORIS
No se lo he tirado a él. He cogido el tablero y he volcado las fichas sobre su cabeza
a modo de lección para sacudir su torpeza vegetal.
MUJER
¡Espere a que mi marido vuelva de Florida!
BORIS
¿Y qué hace en Florida sin usted?
MUJER
¡Le dará... un puñetazo en la nariz!
BORIS (a sus compañeros)
Su marido está en Fort Lauderdale. Seguro que con alumnas en pelotas en unas
vacaciones de Pascua. Y dice que está en viaje de negocios. [Se vuelve hacia la
mujer] Su hijo es imbécil, que dé clases de canicas, no de ajedrez.
[La mujer se queda sin palabras y sale del café]
LEO (se levanta)
Lo has llevado con mucho tacto, Boris.
JOE
Deberías abrir la Academia de Encanto Boris Yellnikoff.
LEO
Vámonos de aquí. Es tarde, estoy cansado.
JOE (también se levanta)
Buenas noches, Boris.
BORIS
¿Qué? ¿Qué hacéis?
JOE (señala el dinero que Leo ha puesto sobre la mesa)
¿Es lo tuyo? ¿Todo pagado?
LEO
Sí, todo pagado.
BORIS
¿A dónde vais? ¿Ya está?
0:11:18 EXTERIOR NOCHE. BORIS ARRASTRA SU COJERA EN SOLITARIO
[Cuando se dispone a entrar a su casa es abordado por una chica]
MELODY
¡Señor!
BORIS (asustado)
¡Ay! ¡Ey! ¿Qué demonios estás haciendo ahí? ¡Dios mío, qué susto! ¡Por favor! [La
chica aparece bajo unos cartones] ¡Apareces así de repente, pedazo de vagabunda!
¿Qué quieres?
MELODY
Deme algo para comprar comida.
BORIS
¡Caray, no! ¡No llevo dinero! Vamos, ya puedes decírselo a tu compinche, se
esconda donde se esconda.
MELODY (se le acerca, suplicando)
¡Por favor, tengo mucha hambre!
BORIS (dando un paso atrás)
¡No te acerques! ¡No te acerques!
MELODY
¡No he comido nada en todo el día! Me voy a desmayar.
BORIS
Sí, claro, ya conozco ese truco. Conozco a toda la escuela profesional de
mendicidad.
MELODY
Estoy desesperada. [Tose]
BORIS (sacudiendo una mano)
¡Basta, por favor! ¡Qué mal aspecto! ¿Qué es lo que te pasa? [Duda unos segundos]
Bueno, sube sólo dos minutos y ya está. Y luego... luego te vas.
MELODY (corre a por su bolsa)
¡Gracias!
BORIS
¡Dos minutos! ¿De acuerdo? Y ya está.
0:12:10 INTERIOR DEL APARTAMENTO. BORIS SE LAVA LAS MANOS
BORIS
Cumpleaños feliz, cumpleaños feliz, te deseo querido Boris, cumpleaños feliz. [Bis]
MELODY
¿Es su cumpleaños?
BORIS
¿No sabes que hay que cantar dos veces cumpleaños feliz para quitarte los
gérmenes? [Sale del lavabo] ¿No te morías de hambre? ¿Qué te apetece?
MELODY
¡Ah, me gustan los mejillones, la corbina roja asada, el quingombó, los frijoles, las
patas de cangrejo...
BORIS
¿Estás loca? ¿Crees que tengo un restaurante criollo? ¿Qué tal una lata de
sardinas?
MELODY
¡Sí, por favor!
BORIS (mientras prepara la cena)
¡Quingombó! ¿Y cómo te llamas?
MELODY
Melody. Melody Celestine.
BORIS (con sorna)
Melody Celestine.
MELODY (orgullosa)
Melody SaintAnne Celestine. Es francés. La familia de mi madre era de Nueva
Orleans. Yo soy de Mississippi, señor...
BORIS
Ah... Mo... Montecristo. Lionel Montecristo.
MELODY
Señor Montecristo. Y Eden, Mississippi. ¿Le suena de algo?
BORIS
No, de nada. Ni a los que viven allí les suena.
MELODY
Y...
BORIS
¿Y de qué estás huyendo?
MELODY (con hastío)
De casa.
BORIS
¿Puedes ser más exacta, Melanie?
MELODY (sonriendo)
Melody. Melanie era de Lo que el viento se llevó.
BORIS
¡Ah, sí! Prefería a la que hacía de Escarlata.
MELODY
¿Por qué? Melanie era buena. Se casa con Ashley.
BORIS
¡Ashley, menudo imbécil! No le aguantaba. Y no aguantaba a su mujer, esa buenaza
pánfila, sexualmente nula. ¡Escarlata, con lo zorra que era! ¡Esos... esos ojazos
verdes!
MELODY
¿Sabe? Yo me vestí de Escarlata O’Hara en un concurso de belleza.
BORIS
¿Un concurso?
MELODY
Ajá. Mi mama no me dejaba en paz con todos esos dichosos concursos de belleza.
Por eso no fui mucho a clase.
BORIS
Ya. Te daré un consejo: vuelve a casa.
MELODY
Ah, no. No pienso volver a casa.
BORIS
Eres una tontita sin cerebro que no durarás tres días en Nueva York. Ya estarías
muerta de hambre si yo no tuviera un corazón como una casa de grande.
MELODY
No puedo volver a casa, señor Montecristo.
BORIS
No me llames Montecristo.
MELODY
Es como se llama.
BORIS
No, no me llamo así. Me llamo Boris Yellnikoff. Utilizaba un alias. He pensado que
podrías ser una talibana o algo así.
MELODY
¿Puedo quedarme aquí?
BORIS
¿Quedarte? ¿Tú estás loca? ¿Cuántos años tienes?
MELODY
Veintiuno.
BORIS
¿Veintiuno? Ya, si tú tienes veintiuno yo juego en los Yankees. ¡Veintiuno!
MELODY (asombrada)
¿Es atleta profesional con esa cojera?
BORIS
¡Ay, madre!
MELODY
Oiga, no quiero volver, ¿vale? Quiero empezar una vida nueva aquí, en Nueva York.
BORIS
Acabarás de prostituta, como esas asiáticas que llegan llenas de esperanzas y luego
terminan haciendo números para ganarse la vida. Y muchas de ellas al menos son
guapas.
MELODY
¡Tiene gracia que haya hablado de números! ¡Yo también hago magia! ¿A que sí?
Puedo enseñárselo. Sólo necesito... ¿Tiene pañuelos de seda?
BORIS
Sí... Bueno, en otro momento. Oye, eres... Eres una niña encantadora. Estúpida a
más no poder, pero tú aquí no sobrevivirás. Tú no puedes ofrecer nada, cero, niente.
Puede que en el profundo Sur sirvas para concursos de belleza, pero esto es el no
va más. Aquí sólo das un tres. Quizá un cinco después de un baño.
MELODY (que parece no haberle escuchado)
¿Se quedó cojo jugando con los Yankees?
BORIS
No, niña imbécil, mini gusano sin cerebro. ¡Nunca he jugado con los Yankees! ¡Lo he
dicho en plan sarcástico!
MELODY (sonriendo satisfecha)
¡Ah, ya! ¡Lo había tomado en serio!
BORIS
Sí.
MELODY
Suelo pescar los chistes. En el club parroquial conté chistes dos días. Se me dan
bien los chistes.
BORIS
¿En serio? ¡Déjame en paz y lárgate!
MELODY (suplicante)
¡Señor Montecristo!
BORIS
¡No me llames Montecristo! ¿Vale? ¡Ya te lo he dicho!
MELODY (arrepentida de su torpeza)
¡Lo sé, lo sé, perdón, es que...! Necesito un sitio para unas cuantas noches hasta
que me asiente. No tengo... no tengo ningún sitio donde ir. Y si usted me echa y
acabo de prostituta asiática se va a sentir muy culpable.
BORIS (resignado)
¡Ah, me rindo! Duerme en el sofá, imbécil. Estoy demasiado cansado para alargar
este brutal intercambio entre un microbio desaliñado y un pensador de nivel Nobel.
[Sube las escaleras] ¡Apártate de mi camino!
MELODY
Lo haré, se lo prometo. Sólo quiero usar el tocador para refrescarme y luego iré
directa a dormir.
BORIS
Sí, sí. Usa el tocador, refréscate y dale una propina a la encargada.
MELODY
Lo haré. Muchísimas gracias, señor Mo...
BORIS
¿Qué? ¿Ibas a decir otra vez Montecristo? ¡Soy Boris Yellnikoff!
MELODY
¡No!
BORIS
¡Si vuelves a llamarme Montecristo te tiro por la puta ventana!
MELODY (suplica)
¿Le importa que vea un rato la tele?
BORIS (atiplando la voz)
Sí que me importa, tontaina.
MELODY
Es que me gusta ver algo. Así me relajo.
BORIS
Ya. Toca ese mando y te relajo la cabeza con mis manos. ¿Qué te parece?
0:16:56 TERRAZA DEL CAFÉ. JOE, ADAM Y LYLE
JOE
¿Sabéis lo de Boris? Ayer le llamé y contestó el teléfono una mujer. Se vio obligado
a alojar en su apartamento a una fugitiva mientras busca trabajo y se establece. Por
lo visto ella no había estado nunca en Nueva York y le ha pedido que se lo enseñe.
ADAM
¿Boris haciendo de guía? Je, je, je, je. Ni soñarlo.
TODOS
¡Ni hablar!
0:17:16 ESCALERAS DE LA TUMBA DE GRANT. BORIS Y MELODY
BORIS
Toda mi vida la he pasado en Nueva York. Nunca quise ir a la tumba de Grant.
Ahora sé por qué.
MELODY (ayudándole a sentarse en los escalones)
¿Por qué?
BORIS
Yo no debería ir a una tumba nunca.
MELODY (soñadora, aniñada)
Mi mama me enseñó a creer que el buen Dios tiene un plan del que todos formamos
parte. Y cuida de sus criaturas...
BORIS
Compadezco a sus criaturas.
MELODY (se ríe)
Pero yo no iré al cielo. Yo he pecado.
BORIS
¿Tú? Bromeas. ¿Tú has pecado?
MELODY
Hice el amor sin estar casada, ja, ja.
BORIS
¡Oh, Dios mío!
MELODY
Claro que muchas de mis amigas lo han hecho, pero en mi casa eso no tiene
perdón. No pude resistirme a Bobby Klaxon.
BORIS (contrariado)
Oye, ¿te importaría ahorrarme los detalles?
MELODY
¡No! ¡Todo fue precioso, de veras! Él era el guapo guitarrista de una banda de rock
que es para alucinar. Si usted se cree un genio él también toca la batería.
BORIS (finge asombro)
¡Nooo! ¿También toca la batería?
MELODY (soñadora)
¡Sí! Todas las chicas estaban coladas por él, pero le gusté yo. Era un chico tan dulce
y sensible... ¡Y pescó el siluro más grande de Plaquemines County!
BORIS (irónico)
Me preguntaba quién lo habría pescado.
MELODY
Mi mama siempre me dijo que la primera vez dolería mucho y decía que, bueno, el
deber de una mujer era echarse, cerrar los ojos y soportarlo. Y que había un montón
de perversiones en aquello y que, bueno, la voluntad de Dios era que no lo hiciera
sin estar casada, y que sólo era para tener hijos, y... ¡que podía ser peligroso! Pero a
mí todo aquello me pareció lo más natural del mundo. Yo me sentí bien. Y todo lo
opcional fue divertido, no fue complicado para nada. Y creo que a Bobby le gustó de
verdad, porque iba a dejar a su Betty Jo Cleary, la chica con la que salía. Pero yo no
quise ni hablar de eso. Sólo fue lo que fue, un momento bonito detrás de la carpa en
plena Fiesta del Siluro.
BORIS (que ha estado escuchando con atención)
¡Es la historia más espantosa que he oído! Tú y ese guitarrista gangoso saciando
vuestra lujuria en una función social primitiva.
MELODY
¿No le gusta hacer el amor?
BORIS
No, no me gusta. No.
MELODY (divertida)
¡Ay, qué tontería! [Mira hacia atrás, hacia la tumba]
Boris, ¿prefiere que le entierren o que le quemen?
BORIS (molesto)
Bueno, la verdad es que no quiero hablar de eso.
MELODY
Yo quiero que me quemen.
BORIS
Está bien, ¿quieres callarte, cretina?
MELODY
Así no hay gusanos.
0:19:25 BORIS Y MELODY SALEN DE UNA TIENDA DE KNISH
MELODY
¿Qué es esto?
BORIS
Un knish.
MELODY
¿Y de qué está hecho?
BORIS
Llevo años comiéndolos. Son buenísimos. No sé lo que llevan, no quiero saber lo
que llevan. ¡No hables de eso!
0:19:38 APARTAMENTO DE BORIS
BORIS
¡Dios mío! ¡Horror! ¡Horror!
MELODY (salta del sofá, asustada)
¡Boris! ¿Estás bien?
BORIS (baja las escaleras temblando y con un gesto de espanto en el rostro)
¡No! ¡No estoy bien! ¡Horror!
MELODY
¿Qué ha pasado? ¿Estás enfermo?
BORIS
No.
MELODY
¿Has tenido una pesadilla?
BORIS
Ha sido horrible. No lo soporto.
MELODY (maternal)
¡Oh, ven aquí! ¡Ya ha pasado! Pobrecito, estás sudando.
BORIS
¡Sudores nocturnos! Siempre tengo. Antes creía que era el sida, pero es pánico a la
oscuridad. ¡Y tú me has apagado mi luz de noche!
MELODY
¡Ah, perdona! ¿Te duele el estómago? ¿Habrá sido el kwish?
BORIS
¡Knish! ¡No kwish!
MELODY
¡Pondré la tele!
BORIS
¡He visto el abismo!
MELODY
No te preocupes, veremos otra cosa... ¡Ah, ese es...!
BORIS (con un hilo de voz)
Sí, Fred Astaire. Sí, déjalo... Sí, déjalo... Deja eso.
[Melody sonríe y se sienta junto a Boris, apoyando su pierna en la de él]
0:20:47 EXTERIOR. PANORÁMICA DE LA ESTATUA DE LA LIBERTAD
BORIS (en off)
Ahí la tienes, ¿vale? ¿Podemos largarnos cagando leches?
MELODY (salta entusiasmada)
¡Ja, ja, ja, ja! ¡Ay, sí, ahí está! ¡Es la auténtica! Sólo la he visto en el cine. "Traedme
a vuestros rendidos, a vuestros pobres, a vuestras masas hacinadas".
BORIS
Me sorprende que lo conozcas. ¡Y lo horrible que es!
MELODY
Lo recité al final del concurso de Miss Greenwood Mississippi. ¡Es que es tan
emotivo!
BORIS
¡Hum! Pero a las masas nunca las recibieron con los brazos abiertos. En cuanto
llegaban cada grupo étnico era recibido con violencia y hostilidad. ¡Todos tenían que
arañar y pelear para entrar! La gente odia a los forasteros. Es el estilo americano.
MELODY
Nuestros concursos se fijaban en la parte positiva de Norteamérica.
BORIS
Ya. A los negros los secuestraron en África, encadenados en barcos.
MELODY
Mi papa dice que nuestro país hace lo imposible por los negros porque nos sentimos
culpables y es un disparate.
BORIS
¡Sí, señor, tu papa! ¡Tu papa es un paleto! ¡Es un imbécil racista! ¡Tu papa!
MELODY
Seguro que tienes razón, porque eres un genio, pero, ¿sabes?, para una pobre
chica del Mississippi como yo esto es muy emocionante. Oye, a ver, ¿qué clase de
genio eres?
BORIS
¿Qué clase?
MELODY
Sí, en qué cosa eres un genio.
BORIS
En mecánica cuántica.
MELODY
Sí, pero en qué campo. ¿En música?
MELODY (están sentados en un banco de un parque)
Cuando ves niños dándole a la pelota, ¿no echas de menos batear?
BORIS (irritadísimo)
¡Escucha, yo nunca he jugado con los Yankees! ¿Te ha quedado claro? ¡Nunca he
practicado ningún deporte de ninguna clase en toda mi vida! ¿De acuerdo? ¡Nunca!
0:22:14 CAFETERÍA. BORIS, JOE, LEO BROCKMAN
BORIS
Joe, Leo, tenéis que ayudarme, ya no aguanto más.
JOE
¡Échala a patadas!
BORIS
¿Te puedes creer que ya hace un mes?
JOE
¿Un mes entero? El tiempo vuela.
BORIS
Muy profundo.
LEO
¿Pero al menos es guapa?
BORIS
Ha ganado concursos de belleza.
JOE (interesado)
¡Ah! ¿Alta? ¿Baja? ¿Rubia? Descríbela.
BORIS
Pues es rubia, de altura correcta, ojos bonitos. La primera noche no me di cuenta de
lo azules que eran. Su cara es un poco más simétrica de lo que vi al principio. No es
un diez. Forzando un poco, un seis.
LEO
¿Buena en la cama?
BORIS
¿Y yo qué sé? Sólo quiero que se vaya.
0:22:48 APARTAMENTO DE BORIS. MELODY PREPARA LA COMIDA
TELEVISOR (diálogo entre un hombre y una mujer)
-¿Puedo pedirle que baile conmigo?
-Hay demasiada gente.
-No, no me refiero a ahora. Dentro de un momento terminará el baile y todo el
mundo se irá.
-Pero la orquesta también se irá.
-Pero estaremos nosotros dos y podemos imaginarnos la música. Podemos fingir
que hay una gran orquesta de violines que tocan sólo para nosotros mientras
bailamos.
BORIS (entra)
¿Sabes? Se ha demostrado que la televisión te devora el cerebro.
MELODY
¡Ah, holaaa! ¡Ay, iba a darte una sorpresa!
BORIS
¿Qué es todo esto?
MELODY
Te preparo una cena especial.
BORIS
¿En serio? ¿Para mí?
MELODY
Y para mí, porque celebramos...
BORIS
¿Celebramos? ¿Y qué es eso?
MELODY
Cangrejos de río. Los he encontrado en el mercado.
BORIS
¡Estás apestando toda la casa!
MELODY
¡No, son buenísimos! Te encantarán.
BORIS
Oye, Melody, tenemos... En serio, tenemos que hablar.
MELODY
Ya hablaremos después de la cena. Casi está hecha.
BORIS
Melody, eres una joven encantadora, realmente encantadora, tienes un montón de
buenas virtudes, pero... En fin, no sé, no puedes quedarte aquí ad infinitum.
MELODY
Ya, ya, pero esa es mi noticia. ¿Sabes qué? Tengo un trabajo.
BORIS
¿Un trabajo?
MELODY
Puedo pagarte un alquiler.
BORIS
¿Alquiler?
MELODY
Sí.
BORIS
No, no quiero que me pagues alquiler. ¡Quiero vivir como antes! ¿Qué clase de
trabajo?
MELODY
Empiezo mañana paseando perros.
BORIS
¿Paseadora de perros? ¡Dios mío! ¿En serio? Melody, ¿no te parece que deberías
volver a casa, acabar el colegio y a lo mejor ir a la Universidad?
MELODY
Creí que la otra noche decías que teníamos uno de los peores sistemas de
educación de un modo accidental.
BORIS
¡No, del mundo occidental!
MELODY
¡Ah, sí, eso era! Y que de muchas universidades salen zombies, idiotas y atontados.
BORIS
Tú podrías aprovechar las clases.
MELODY (suena el horno)
Los cangrejos están listos.
BORIS (prestando atención al televisor)
¿Qué canción es esa? ¡Ah! [suspira] Esta canción sonó la primera vez que salí con
Jessica.
MELODY
¿Adónde fuisteis?
BORIS
Fuimos a bailar. Éramos estudiantes en la Universidad de Chicago. Ella tenía un
coeficiente alto y un escote bajo. Sí, caramba. Ya no se escriben canciones como
las de antes.
MELODY (contenta)
¡Ah, eso es un tópico!
BORIS (también contento)
¡Ah, Melody, lo has pescado!
MELODY
Sí, bueno, tú siempre te pones furioso cuando suelto uno.
BORIS
Sí, y no debería. ¿Sabes? A veces un tópico es la mejor manera de definir algo.
MELODY (indecisa)
Boris, ¿qué me dirías si ahora yo te dijera que estoy empezando a colarme un poco
por ti?
BORIS (preocupado)
No lo hagas.
MELODY
¿Por qué?
BORIS
Porque cualquier cosa más profunda y significante entre nosotros está fuera de
cuestión.
MELODY
¿Pero por qué?
BORIS
Porque es demasiado ridículo dignificarlo con una respuesta.
MELODY
¿Ah, sí?
BORIS
Tenemos todas las cosas en contra: nuestra edad, nuestro pasado, nuestro cerebro,
nuestros intereses. Eso sin contar que no tengo ganas de tener relaciones con una
mujer, con ninguna. Ni tengo ganas de hacer el amor ni ningún otro deseo verdadero
más que apartarme del mundo. Y, no sé, tú eres una chica preciosa que debería
conocer hombres saludables y normales y salir con ellos.
MELODY (va a sentarse en el sofá junto a Boris)
Sí, pero no me gustan los hombres saludables y normales. Me gustas tú.
BORIS (nervioso)
Je, je, je. Estás alucinando. Seguro que harás feliz a algún hombre en una fiesta del
siluro, o en una pelea de perros, o, no sé, donde quiera que vosotros os divirtáis.
MELODY (como si no hubiera escuchado las últimas palabras)
¿De veras te parezco preciosa?
BORIS
Reconozco que no me fijé bien al principio, físicamente. Pero, como sólo una gran
mente puede hacer, he reconsiderado mi... postura, y he cambiado de opinión.
MELODY
Y podrías... ¿No podrías pensar en casarte conmigo?
BORIS
¿Qué? ¿Has perdido la razón? ¡Pero cómo diablos se te ocurre una cosa semejante!
¿Qué podría ofrecerte yo aparte de mal carácter, hipocondría, obsesiones
morbosas, ataques de rabia recursiva y misantropía? ¿Y qué puedes ofrecerme tú?
Un personaje de Faulkner no muy distinto a Benjy. No, la respuesta a tu pregunta es
no. Creo que deberías quedarte aquí un tiempo, reunir dinero y luego buscarte un
sitio, y luego seguir allí con tu vida.
MELODY
Pero, ¿qué hay de tu vida?
BORIS
Oye, deja que te enseñe algo sobre el amor, ¿de acuerdo? Desde luego hay
excepciones para lo que voy a decir, pero son la excepción, no la regla. El amor, a
pesar de lo que se diga, no lo conquista todo. Ni siquiera suele durar. Al final, las
aspiraciones románticas de nuestra juventud quedan reducidas a "si la cosa
funciona". ¿Entendido?
MELODY (sonriente, soñadora)
¿Por qué me da que ladras mucho y muerdes poco?
BORIS
Tópico, Melody
MELODY
¡Ah, me da igual! Si el zapato te entra, póntelo. Y ese es otro.
BORIS (se aparta para dirigirse al espectador en voz baja)
Tenemos que hablar un momento. ¿No es increíble que ese diminuto gusano haya
puesto su vista en mí? ¡Sí, sí! Tuvimos momentos agradables, algunas cenas,
algunos paseos por el parque... Yo le di el beneficio de mi vasto conocimiento y
experiencia, intenté transmitirle las percepciones y valores de una mentalidad
realmente original. ¡Ojalá pudiera hacer de Pigmalión con ella! Pero si Henry Higgins
hubiera intentado transformar a Melody SaintAnne Celestine, también se habría
tirado por la ventana.
0:28:48 MELODY PASEA VARIOS PERROS. PERRY PASEA AL SUYO. SE
ENCUENTRAN EN UNA ESQUINA
PERRY
¡Oh, vaya, nuevos amigos!
MELODY
Sí, se gustan.
PERRY
Sí, no importa. Me gustan los perros.
MELODY
Bueno, a mí me gustan más los gatos. Hago esto profesionalmente. [uno de sus
perros lame a Perry] Lo siento.
PERRY
Nunca había conocido una paseadora profesional.
MELODY
¿Ah, no? Pero no es la carrera que yo quiero, realmente.
PERRY
¿Qué quieres hacer?
MELODY
Me gustaría trabajar con niños.
PERRY
Eres muy guapa, ¿lo sabías?
MELODY (azarada)
¡Vaya, gracias!
PERRY
¿Puedo saber cómo te llamas?
MELODY
Melody. Melody SaintAnne Celestine.
PERRY
¡Qué nombre tan bonito! El mío es Perry Singleton.
MELODY
Encantada.
PERRY
Igualmente. Puedo pasear contigo.
MELODY
No veo por qué no, en fin, ya que todos estamos condenados.
PERRY
¿Cómo dices?
MELODY
Bueno, que todo termina.
PERRY
Creo que no te sigo.
MELODY
Bien, pues es como el cosmos, o la eternidad... Lo que sea más grande. Sólo sé que
nos desintegraremos todos.
0:30:03 BORIS CON UNA ALUMNA ANTE UN TABLERO DE AJEDREZ
BORIS
¡Oh! ¿Qué es esto, qué es esto? ¿Es una jugada?
NIÑA
Yo creía que su alfil estaba...
BORIS
¡Mi alfil qué, qué! ¡Desastre, gusano! ¿Cuántas veces debo decirte que no toques
ese peón? Se llama el peón envenenado porque mira, mira lo que pasa [mueve el
peón] ¡Ah!
NIÑA
Lo siento, señor Yellnikoff.
BORIS
Sí, lo sientes, lo sientes. Utiliza la cabeza y no lo sentirás.
MELODY (que acaba de llegar)
Boris...
BORIS (coge el dinero que la niña pone sobre la mesa)
¡Bah! Haz los deberes y no me hagas perder el tiempo.
MELODY
¡Oye...!
BORIS (se pone en pie y señala el peón)
¡Envenenado!
MELODY
He acabado temprano de trabajar y he pensado que podíamos volver juntos a casa.
Podría hacer pastelillos de cangrejo para cenar.
BORIS
No, no tengo hambre.
MELODY
¿Qué te pasa?
BORIS
La úlcera. Me ha estado matando todo el día.
MELODY
Creí que no tenías úlcera.
BORIS
No, te dije que no me encuentran la úlcera, no que no tuviera. Esos médicos
chapuceros, enanos mentales, me meten el endoscopio por la garganta y me
exploran como mineros de carbón, y nunca sacan nada.
MELODY (alegre)
¿Sabes qué me ha pasado hoy? He estado hablando con un chico en el trabajo y
me ha pedido salir un día.
BORIS (preocupado)
¿En serio?
MELODY
Sí. Yo diría que le he gustado al momento y hemos ido a tomar un café y nos hemos
puesto, bueno, a parlotear. Ya sabes, una charla de coqueteo.
BORIS
Sí, sí, ya sé lo que es parlotear.
MELODY
Así que me ha preguntado si tenía novio. Le he dicho que no y me ha dicho: te
recojo el viernes a las ocho. ¿Qué te parece?
BORIS (sin el menor entusiasmo)
Genial. Bueno, sólo espero que no sea un Ted Bundy, ¿sabes?
MELODY
¿Un qué?
BORIS
Hay que estar alerta con los asesinos en serie.
MELODY (ríe)
Él no es un asesino en serie. [Se queda seria] Al menos no lo ha dicho.
BORIS
Sí, pero hay que tener cuidado. A veces te meten en el maletero de un coche y no
puedes respirar, hablo en serio.
MELODY
Pues le he contado tu teoría del castigo capital.
BORIS
¿Qué le has dicho?
MELODY
Que debería incluir a la gente que no recoge las cacas de su perro, a los que van en
bici por las aceras, los que llaman mamuchi a su madre y a... No lo sé, no lo
recuerdo todo, tienes tantos.
0:31:56 MELODY EN EL APARTAMENTO SE ARREGLA PARA SALIR. BORIS,
PERRY
MELODY
¿Qué tal estoy?
BORIS (sin mirarla)
¡Subnormal!
MELODY
¿Por qué? ¿Qué hay de malo?
BORIS
Es un conjunto muy agresivo. ¿Quieres acabar en una clínica abortiva?
MELODY (coqueta)
¡Quiero estar guapa! Para darle una idea de lo que podría ganar si juega bien sus
cartas.
BORIS
¿Ah, sí? ¿Y qué podría ganar?
MELODY
Todo lo que tú rechazas de una mujer porque, como eres un genio, estás por encima
de todo... Pero, resulta que yo también soy muy astuta y tengo un talento natural en
el ámbito del coqueteo.
BORIS (finge indiferencia, pero está claramente molesto)
Sí, bueno. Pues espero que ahorres mucho dinero para poder irte pronto ahora que
trabajas.
MELODY
¡Hola, Perry!
PERRY
Hola, siento llegar tarde, el metro iba abarrotado.
MELODY
No importa. Adelante. [Lo lleva ante Boris] Este es Perry.
PERRY
Hola. Su hija es un encanto, señor Celestine.
BORIS
No soy su padre.
PERRY
¿Abuelo?
MELODY
¡Perry! Te dije que vivía con un amigo.
BORIS
¿A qué te dedicas, Perry?
[Perry permanece en silencio, con la boca abierta, la cabeza agachada. No
demuestra muchas luces]
MELODY
Estudia... inversiones... En la inversión de cosas.
BORIS (acercándose a él)
¿Llevas alguna... identificación?
PERRY
¿Cómo dice?
BORIS
Sí, el permiso de conducir, la partida de nacimiento.
PERRY (sorprendido)
No, señor, nunca llevo encima la partida de nacimiento. ¿Para qué?
BORIS (coge del brazo a Melody, la retira y le habla en voz baja)
¡Cuidado! A veces Ted Bundy fingía ser banquero.
MELODY (da un manotazo al aire, enojada)
¡Bah! [A Perry] Voy a terminar de arreglarme, no tardo.
PERRY (entre incómodo y divertido, o simplemente bobo)
Melody me ha dicho que es usted muy inteligente.
BORIS
Si un cociente de doscientos es inteligente.
PERRY
Me explicó su teoría de que la vida no tiene ningún sentido.
BORIS
Que eso no os estropee la velada.
MELODY
Bueno, vamos, Perry.
PERRY
De acuerdo.
BORIS (sujeta a Melody por un brazo con cierta violencia)
¡Ah, oye, ven aquí! No le des información sobre mí.
MELODY
¿Cómo cuál?
BORIS
No sé, fechas, números de tarjeta, grupo sanguíneo, cosas así.
MELODY (burlona)
Adiós, Boris.
BORIS
¡Ah, y si no estoy aquí cuando vuelvas no te preocupes!
MELODY (sorprendida)
¡Oh! Y, ¿adónde vas?
BORIS
¡Fuera!
MELODY
Vale.
BORIS (rezumando despecho)
¡Sí! ¡Yo también tengo amigos!
MELODY (saliendo despreocupada)
Sí.
0:34:04 EXTERIOR WEBSTER HALL. FILA PARA VER UN CONCIERTO DE
ANAL SPHINCTER
[Conversación insustancial]
PERRY (a una amiga)
Decías que el comienzo era muy bueno.
AMIGA
Sí, muy bueno. ¿Ya los habéis visto?
MELODY
No, es mi primer concierto en Nueva York.
PERRY
¿Es tu primer...
MELODY
Sí, sí.
PERRY
No me lo habías dicho. Vaya.
0:34:21 BORIS, LEO BROCKMAN, JOE. APARTAMENTO DE LEO
BORIS
No digas chorradas. En este país hay campamentos de verano para todo. Niños
ricos, campamento de baloncesto, campamento de magia...
JOE
De tenis.
BORIS
Campamento de tenis, campamento de directores de cine... Falta un campamento
de concentración. Dos semanas completas obligatorias para todos los niños. Así
entenderían por fin de qué es capaz la raza humana.
JOE
Genial. Pero, ¿quién mandaría a su hijo a un campo de concentración?
BORIS
Un padre responsable que quiere que su hijo capte la realidad.
LEO
¡Vale, vale, vale! Cambiemos de tema. ¿Sabéis? Harry Lawson ha muerto.
JOE
¿Harry Lawson? ¿En serio?
BORIS
Me he enterado, sí.
LEO
Acababa de cumplir cincuenta y un años. ¡Ah, qué buen químico!
[Joe prepara su flauta, Leo su violín y Boris se sienta ante el piano]
JOE
Pero era fumador.
BORIS
En cuanto muere alguien, o era fumador o estaba gordo. ¡Eh, últimas noticias! Los
no fumadores delgados también mueren. La abstinencia no te va a salvar.
JOE
Hoy estás agradable.
BORIS
¿De qué hablas?
LEO
¿Dónde está Melody esta noche?
BORIS
Se ha ido a escuchar una charanga revientatímpanos que toman por música.
JOE
¿No ibas a echarla a patadas?
BORIS
Bueno, espero que el tío de esta noche me la quite de encima. [Pensativo, triste] A
ver, ¿por qué no? Es mona.
JOE (intercambia una mirada con Leo)
¿Ahora es mona?
BORIS
¿Qué? Yo sólo digo que no es espantosa, eso es todo. Yo diría... un siete o un ocho.
0:35:38 APARTAMENTO DE BORIS
BORIS (entrando)
¿Hay alguien?
[Comprueba, abatido, que no. Enciende el reproductor de cd's. Suena una música
estrepitosa. Cambia el cd por el de su primera cita con Jessica. Se dispone a
servirse un whisky cuando entra Melody.]
MELODY
¡Oh, estás levantado!
BORIS (agrio)
Sí, acabo de llegar.
MELODY
¿Y qué has hecho?
BORIS
He ido a bailar al Latin Club. Era la noche de la conga.
MELODY (ríe, está un poco embriagada)
¡Quita! Has estado hablando de gente, de política y de todo eso que a vosotros os
gusta odiar.
BORIS
Hum. ¿Qué tal la velada?
MELODY (decepcionada)
Pshh. Un fracaso total.
BORIS
¿En serio?
MELODY
Sí.
BORIS
¿La banda de rock no valía la pena? No sé cómo las distinguís.
MELODY
No, no. La música era buena, pero ese tío, y sus amigos... Es que...
BORIS
¿Qué?
MELODY
¡Vaya gustos! A él le gusta todo: la vida, el amor, los seres humanos... ¡Agg! [hace
un gesto de asco y trata de apartar la idea agitando la mano] Y la otra pareja con la
que salimos eran... ¡protones!
BORIS
¿Protones?
MELODY
¿He dicho protones? ¡Cretinos! [Ríe] Cretinos quería decir. No tenían ni idea de lo
que era la teoría de cuerdas.
BORIS
Creo que estás un poco borracha.
MELODY
He tomado unas cuantas copas, pero ¿qué iba a hacer? ¿Aguantar a esos
minigusanos inmundos? Están convencidos de que el amor es la respuesta a todo.
¡Ah, y les he contado lo de Jethro Paige, el de mi pueblo. Lo pescaron haciéndoselo
a una oveja. ¡Haciendo el amor con una oveja! Y se han puesto a reír y todo, pero yo
les he mirado y les he dicho: Chicos, como diría Boris, si la cosa funciona... ¿Qué
estás mirando?
BORIS (atónito, radiante)
¡Increíble! El factor azar en la vida es algo inconcebible. Tú entraste en el mundo por
un hecho casual en algún lugar del Mississippi habiendo surgido yo de la conjunción
de Sam y Yetta Yellnikoff en el Bronx, décadas antes, y por una concatenación
astronómica de circunstancias nuestros pasos se cruzan. Dos fugitivos en el vasto,
oscuro, cruelmente violento, indiferente universo.
0:39:26 BORIS Y MELODY SALEN DEL JUZGADO. SUENA LA MARCHA
NUPCIAL. CALLE DEL BARRIO CHINO
BORIS (a cámara)
¿Podéis creer que me casé con ella? ¿Qué ataque me dio? La búsqueda de algo en
la vida para darle un poco de significado, para acallar el pánico. Muy bien, pues hace
ya un año, trescientos sesenta y cinco días de vida matrimonial. ¿Y sabéis qué? No
ha sido el peor año de mi vida.
0:39:59 APARTAMENTO. BORIS Y MELODY SE DISPONEN A COMER
BORIS
¿Qué es esto?
MELODY
Son gachas.
BORIS
¿En serio? [Las prueba] Pues es asqueroso.
0:40:11 EXTERIOR
BORIS (en off)
Es alegre, y no exigente, ¿vale? No es tan brillante como Jessica, pero tampoco tan
ambiciosa y depredadora. El problema de Jessica era que compensaba con ego el
súper ego que le faltaba. Pero Melody no. Le gusta hacer de niñera. Es feliz con los
hijos de los demás, así que por suerte no me insiste en tener los nuestros propios.
Una vez a la semana vamos al cine. Puede que no entienda todo lo que la llevo a
ver, pero lo intenta y es buena persona. Se sienta conmigo cuando tengo los
ataques de pánico nocturnos. Me acompaña a urgencias cuando me empeño en que
mi picadura de mosquito es un melanoma.
BORIS (a cámara)
Sí, de acuerdo, mi vida está limitada, pero consigo evitar el estrés. He conseguido
un difícil equilibrio, y mientras pueda mantenerlo tengo menos ganas de terminar.
0:41:00 APARTAMENTO. MELODY, BORIS
[Melody pone un cd de música chabacana y baila]
BORIS
¡No, no ,no, no, no! Inaceptable.
MELODY (sorprendida y contrariada)
¿Qué?
BORIS (parando el reproductor)
Vamos, esto no es bueno.
MELODY
¡Me gusta la música que puedo bailar!
BORIS
Lo sé, lo sé, pero esto es brutal. ¿Sabes qué quiero que hagas? Pon éste. ¿De
acuerdo? Y luego, cuando salga, lo discutimos.
MELODY
Vale, lo intentaré.
BORIS (mientras se aleja)
¡Es la quinta de Beethoven! Piensa en la música como el destino llamando a la
puerta. Quizás una pequeña historia te ayudará a apreciarla.
MELODY (aplicada)
¡El destino llamando a la puerta!
[Subrayando los compases del primer movimiento alguien llama a la puerta. Cuando
Melody comprende que los golpes no son parte de la música corre a abrir]
MELODY
¿Mama?
MARIETTA
¡Melody! ¡Oh, eres tú, Dios mío! ¡Mi niña! [Se abraza a Melody ante el estupor de
ésta]
MELODY
¡Dios mío! ¿Qué estás haciendo tú aquí?
MARIETTA
¡Por fin te he encontrado, bendito sea Dios!
MELODY (muy apurada)
¿Cómo me has encontrado?
MARIETTA
¡Mis plegarias han tenido respuesta!
MELODY
¡No puedo...! Eres la última persona que esperaba ver.
MARIETTA
¡Hija, cuando menos los esperas el destino suele llamar a tu puerta!
MELODY
Sí, es cierto, vale. ¡Oh, traes una maleta! ¡Caray! Pero, dime, ¿qué estás haciendo
aquí?
MARIETTA
Es que te he estado buscando, tesoro.
MELODY
¿Ah, sí?
MARIETTA
Sí, he venido a buscarte, tesoro.
[Mientras se cuela en la casa, rodea el cuello de su hija con tal fuerza que casi la
estrangula]
MELODY
¿A buscarme?
MARIETTA
Te hemos buscado y buscado. La policía seguía pistas, todo nos llevaba a un punto
muerto. ¡Ay, qué mal lo he pasado! Me han salido patas de gallo de la preocupación,
¿ves? He tenido que hacerme un arreglillo.
MELODY
¡Mamá, te dejé una carta! Te decía que estaría bien.
MARIETTA (mirando el aspecto del apartamento)
Melody SaintAnne, yo no llamaría a esto estar bien.
MELODY
¿Y qué tiene de malo?
MARIETTA
¿Que qué tiene de malo? ¿Pero es que no te das cuenta? ¡Todo es malo! Vives
como una campesina.
MELODY
Pero está limpio como una patena, yo lo limpio todos los días.
MARIETTA
¿Limpias tú? ¿No tienes servicio?
MELODY
Boris no puede permitírselo.
MARIETTA
¿Quién?
MELODY
Boris.
MARIETTA
¿Quién es Boris?
MELODY
Mi marido.
MARIETTA
¿Qué?
MELODY
¡Sí, señor, mama! Me casé. [Le muestra el anillo]
MARIETTA
¿Y te ha traído a vivir aquí?
MELODY
No, no. Yo me mudé a su casa.
MARIETTA (no da crédito)
¡Ah, necesito un trago! ¡Ah, necesito sentarme! Necesito un anestésico.
MELODY
Vale, siéntate. No nos queda bourbon ni nada.
MARIETTA
Pues tráeme la bebida con mayor volumen de alcohol que tengas.
MELODY (sirve una copa)
¿Sabes, mama? Soy bastante feliz.
MARIETTA (irónica)
¡Bastante feliz! Abandonas un cálido hogar en Eden, te escapas con un chico
chiflado... Seguro que es un músico de rock incapaz de ganarse bien la vida y
acabas en esta ciudad decadente viviendo en una ratonera.
MELODY
¡Por eso! Por eso mismo me escapé.
MARIETTA
¿Por qué? ¿Por qué, monina? ¿Por qué abandonaste tu cálido hogar?
MELODY
Porque, mama, eres... [Busca la palabra] Eres dominante, sí, señora, eres
dominante y eres incapaz de tener una visión global.
MARIETTA
¿Pero a qué visión global te refieres?
MELODY
A... No lo sé. Sólo sé que nada se mueve más rápido que la velocidad de la luz, así
que más te vale relajarte.
MARIETTA (aturdida)
Ahora voy a rezar un momentito.
MELODY (sonriendo)
Mama, ¿sigues enganchada a esa superstición cristiana?
[Se oye la cisterna]
BORIS (off)
Cumpleaños feliz...
MARIETTA (se pone en pie precipitadamente)
¿Qué es eso?
MELODY
Es Boris.
MARIETTA
¿Es su cumpleaños?
MELODY
No, se está lavando las manos.
BORIS (sale del aseo con un aspecto nada atractivo y señala a Marietta)
¿Quién es?
MELODY
Boris, ésta es mi madre. Mamá, mi marido. [Marietta se desploma] ¡Mama!
BORIS (agrio)
Hazla andar. Se nota que le pega a la botella.
MELODY
¿Mamá, te encuentras bien?
MARIETTA (se incorpora)
¿Te ha drogado?
MELODY
¿¡Qué!?
MARIETTA
¿Te ha dado pentotal sódico?
MELODY
¡No!
MARIETTA (en voz baja)
Es lo que hacen los humanistas seculares.
BORIS
Increíble. Es exactamente la tarada que me habías descrito.
MARIETTA (escupiendo las palabras)
Y usted no es el caballero que yo esperaba.
BORIS
Seguro que estaría más contenta si se hubiera casado con quien pescara el siluro
más grande de Plaquemines County.
MARIETTA
Estaría más contenta si se casara con el siluro.
MELODY (contemporiza)
¡No, oye, mama! Boris es un genio, ¿vale? Y no tiene mucha paciencia por nosotros
los gusanos.
BORIS (corrige)
Con nosotros los gusanos.
MELODY (capta la corrección)
Con.
MARIETTA
Menudo genio.
BORIS
Casi fui candidato a un premio Nobel.
MELODY
Exacto, Boris. ¿Y para qué era, la mejor película?
MARIETTA
Necesito más combustible.
MELODY
No has dicho cómo me has encontrado.
MARIETTA (empezando a llorar)
¡Oh, Melody! Tengo que contarte algo muy triste.
MELODY
¿Qué ha pasado, mama?
MARIETTA
Tu padre me dejó.
MELODY (comprensiva)
¡Ah!
MARIETTA
¿No te sorprende?
MELODY
No.
MARIETTA
¿Y sabes por quién, nada menos?
MELODY Y MARIETTA AL UNÍSONO
Por tu (mi) mejor amiga Mandy.
MARIETTA
¿Cómo lo sabes?
MELODY (sonríe)
¡Oh, mama, estaba más claro que el agua! [Se vuelve hacia Boris, arrepentida] Un
tópico, perdón.
MARIETTA
Al principio yo pensé que estaba raro porque las cosas nos iban muy mal, tesoro.
BORIS (incisivo)
¿Con qué frecuencia practicaban el coito?
MARIETTA
¿Por qué no cierra esa insultante boca? ¡Shhh! [A Melody] Me refiero a que había
perdido mucho dinero en la bolsa cuando te fuiste y tuvimos que vender la casa...
MELODY (compungida)
¿La casa?
MARIETTA
Lo siento, sí, y la vendimos a la baja porque estábamos desesperados. Y entonces
perdió el trabajo porque la empresa cerró y nos gastamos todos los ahorros en
facturas médicas porque me salió un herpes horrible, ¡Dios santo!
BORIS
¡Dios mío, esto es como Job! ¿Sin plaga de langostas?
MARIETTA
¡Tesoro, me dirigí a Dios con la mayor de las devociones que puedas imaginarte! ¡Y
recé, y recé todos los días y todas las noches pidiendo a Dios que me ayudara!
BORIS
Déjeme que adivine: su herpes empeoró.
MARIETTA (en una mano el vaso de whisky y en la otra una biblia que ha sacado de
su maleta)
Dije: Señor, hazme una señal de que todos mis sufrimientos tienen un propósito. Le
dije: Por favor, Dios, dime algo, rompe tu silencio, ya no aguanto más desgracias.
BORIS
Nada, ¿verdad? Y con todo el dinero que echa en el cepillo los domingos.
0:47:45 EXTERIOR. MELODY ENSEÑA NUEVA YORK A MARIETTA
0:48:03 TERRAZA DE UN BAR. BORIS, MELODY, MARIETTA, LEO
MARIETTA
Aborto es asesinato, no hay que darle más vueltas. Yo lo veo así.
LEO
¿Aunque haya sido violada?
BORIS
No gastes saliva, Brockman. Te enfrentas a una aborigen.
MARIETTA
No os importa matar al feto, pero cuando un desalmado ha matado y violado estáis
en contra de ponerle la preciosa inyección. Pues yo no, señor genio. [Volviéndose
risueña hacia Melody] Y me da igual cuantos oscars de la Academia haya ganado.
BORIS
¡Nunca he ganado ningún Oscar, ni jamás he jugado con los Yankees!
MARIETTA (burlona)
¡Oooh! ¿Dónde está el tocador?
BROCKMAN
Ahí detrás.
MARIETTA
Gracias.
BROCKMAN (se levanta cortésmente al tiempo que Marietta)
De nada.
BORIS
Sí, y no se olvide de cantar "Barras y estrellas" antes de sentarse.
MARIETTA (busca el aseo en el interior)
Oiga, disculpe...
RANDY (un joven, se levanta de su asiento para auxiliarla)
Perdone.
MARIETTA
Hola.
RANDY
Perdone el atrevimiento, pero, ¿quién es esa chica tan guapa que está con usted?
MARIETTA
¿Puedo preguntar por qué quiere saberlo, eh?
RANDY
Porque es guapísima, y supongo que es su hija.
MARIETTA (halagada, coqueta)
¿Cómo has dicho que te llamabas, cariño?
RANDY
Randy. Randy Lee James.
MARIETTA (estrechándole la mano)
¡Oh, Randy Lee James!
RANDY
Es un placer.
BORIS (en la terraza)
¡Qué bueno! Creo que le ponen mayonesa. Por eso está tan bueno.
BROCKMAN
¡Cómo le van a poner mayonesa al humus!
MARIETTA (regresa; Brockman vuelve a levantarse)
Gracias.
MELODY
¿Con quién estabas hablando?
MARIETTA
No estaba hablando con nadie.
MELODY
Creía que...
MARIETTA
Oye, oye, quiero que me lleves a un sitio divertido, ¡llévame a un sitio divertido! Es
Nueva York, vamos.
MELODY
Boris, ¿a dónde la llevo que sea divertido?
BORIS
¿Al Museo del Holocausto?
BROCKMAN
Por lo que más quieras, Boris.
MELODY
¡Al Museo de Cera! ¡Las figuras de cera!
MARIETTA
¡Ah, sí, sí, sí! ¡Venga, vamos!
MELODY
Vamos allí.
MARIETTA
Encantada de conocerle, Leo.
BROCKMAN
Encantado. Que lo pasen bien.
MARIETTA, MELODY
¡Adiós!
BORIS
¡Adiós! ¡Divertíos!
BROCKMAN
¿Sabes? Debo decir que a pesar de su mentalidad derechona de manual tu suegra
tiene unos pechos de forma perfecta.
BORIS
Oye, tú eres un erudito, un cultivado, tienes sensibilidad estética. ¿Es lo único que te
impacta de todo ese rollo del integrismo cristiano y de mi hermosa América*? ¿Su
pecho?
[*En el original: from the school-prayer hokum and "my country right or wrong"]
BROCKMAN
No es sólo su pecho. Su trasero también tiene un contorno precioso.
BORIS
¡Hum! Supongo que no tendrás problemas en llevártela a la cama. Es vulnerable,
estúpida y la han abandonado. Yo pierdo toda atracción erótica cuando una mujer es
miembro de la Asociación Nacional del Rifle.
BROCKMAN
Tiene forma de pera. Degas distinguía entre un trasero en forma de manzana y un
trasero en forma de pera. Y yo como mucha fruta.
0:50:19 MUSEO DE CERA (FIGURA DE GEORGE BUSH). MARIETTA, MELODY
MARIETTA (entusiasmada)
¡Melody!
MELODY
¡Qué impresión! ¡Y están hechos de cera de verdad!
MARIETTA
¡Dios mío! ¡Oh, hola! ¡Es Billy el evangelista, Billy Graham! [Se detiene ante la figura
de Ted Kennedy] Oye, monina, monina, ésta es la clase de hombre con quien tenías
que haberte casado, y no ese comunista que canta "Cumpleaños feliz" cada vez que
se lava las manos.
MELODY (molesta)
¿Cuánto vas a quedarte, mama?
MARIETTA (suplicante)
Oye, tesoro, yo ya no tengo adonde ir, no tengo nada a qué aferrarme, ¡nada!, y
tengo que tener algo. Yo ya no volveré a atraer a ningún hombre, pero tú sí, sí.
MELODY
No quiero ponerme a discutir. [Le vuelve la espalda]
MARIETTA
Tesoro, hoy he conocido un joven que es perfecto para ti.
MELODY
¡Mama!
MARIETTA
Sí, escúchame. Tiene talento, es guapo, amable, y tiene verdadero respeto por la
vida y su máximo fin. [Tras ella, la figura de Juan XXIII]
MELODY
¡Pero de qué estás hablando!
MARIETTA
Reconócelo, Melody, Boris no es un marido de verdad, es más bien un paciente de
día y tú su cuidadora.
MELODY
Ojalá no hubieras aparecido, mama.
MARIETTA (insistente)
Se llama Randy Lee James.
MELODY
¿Quién?
MARIETTA
¡Oh, ese joven actor delicioso se ha enamorado de ti nada más verte! ¡En serio, en
serio!
MELODY (enseñándole el dedo con el anillo)
¡Mamá, estoy casada!
MARIETTA
Me niego a reconocerlo. ¿Qué haces tú con un peón de ajedrez renco que tiene que
dormir con la luz encendida? Por cierto, ¿cómo se quedó cojo?
MELODY
Se tiró por la ventana y el suicidio no funcionó.
MARIETTA
Bueno, no siempre se gana. Escucha, conozco un buen abogado que puede
anularte todo esto...
MELODY
No, mamá, estás loca. [Se aleja]
MARIETTA (tras ella)
¡Sí, sí! [Pasa ante la figura de Ronald Reagan] ¡Hola!
0:51:44 APARTAMENTO. BORIS SE LAVA LAS MANOS, MELODY Y MARIETTA
EN EL SALÓN
BORIS
Te deseo querido Boris, cumpleaños feliz...
[Suena el teléfono]
MELODY
¿Quién puede llamar a media noche?
BORIS
Quizá sean ladrones controlando la casa.
MARIETTA
Para robar qué, ¿tu adhesivo dental? [En el original: Your Flomax?]
MELODY (al teléfono)
¿Diga? ¡Ah, hola! Sí, un momento. Para ti.
MARIETTA
¿Es para mí?
MELODY
Sí.
BORIS (alarmado)
No dé ninguna información sobre mí.
MARIETTA
Hola. ¡Ah, hola Leo!
MELODY (a Boris)
Es Leo Brockman.
BORIS
¿Brockman?
MARIETTA
¿En serio? ¡Oh! Me parece estupendo. Pues sí, el domingo me va bien, sí. ¿A las
tres? Bien, a las tres es perfecto. De acuerdo. Sí, nos vemos, cariño.
BORIS
Je, je, je. ¿Nos vemos, cariño? Nos vemos, cariño. ¡Oh, Dios mío, pobre Brockman!
MARIETTA (emocionada)
Buenas noches a todos.
BORIS (sube las escaleras)
Voy a rezar mis oraciones. Rezaré para que Brockman tenga herpes.
0:52:54 SALIDA DE UN CINE. MARIETTA Y BROCKMAN
MARIETTA
¡Ha sido maravilloso! No había visto nunca una película en japonés.
BROCKMAN
¿Te ha gustado?
MARIETTA
¡Sí! No había visto una película hecha por un extranjero. John, mi marido, me
llevaba a ver películas tontas, que era lo único que había.
0:53:00 APARTAMENTO DE BROCKMAN. MARIETTA Y BROCKMAN
MARIETTA (lee la etiqueta de una botella de vino)
¿Cómo se pronuncia esto, Chateau qué?
BROCKMAN
Meyney.
MARIETTA
¿Cómo?
BROCKMAN
Meyney.
MARIETTA (se sirve el resto de la botella)
Meyney. Es exquisito.
BROCKMAN
Me alegro de que te guste.
MARIETTA
¡Mmm! ¿A qué te dedicas? ¿A qué te dedicas, Leo?
BROCKMAN (descorcha otra botella)
Pues, enseño filosofía en la universidad de aquí al lado.
MARIETTA
Dime una cosa: ¿Boris es realmente un genio?
BROCKMAN
Hubo un tiempo en que era un gran físico. ¿Sabes? Tu hija le va muy bien a Boris.
Tengo la teoría de que ella le da marcha.
MARIETTA
¿Te gustaría ver fotos de Melody? [Intenta levantarse, pero pierde el equilibrio y
vuelve a caer en el sofá] ¡Uh, madre mía!
BROCKMAN
Bien.
MARIETTA (consigue llegar hasta el bolso)
De acuerdo. Aquí están, son éstas. Mira ésta de aquí, aquí es donde fue miss, Miss
Natchez. Mírala.
BROCKMAN
¡Vaya!
MARIETTA
Y aquí fue Miss Tupelo. ¡Oh, Dios mío, qué preciosa está, está guapísima! ¡La
quiero, la quiero!
BROCKMAN
Sí, está preciosa.
MARIETTA
Yo estaba orgullosa.
BROCKMAN
Estas fotos son muy interesantes.
MARIETTA
¡Ya lo sé! ¡Está guapísima! Y tiene este... Es mi pequeña monina.
BROCKMAN
Me refiero a las fotos. ¿Las tomaste tú?
MARIETTA
Eh... sí, sí.
BROCKMAN
¿Y ésta?
MARIETTA
¡Oh, esta es nuestra casa! ¡Oh! Bueno, lo era. ¿Queda más vino?
BROCKMAN
Sí. ¿Tú las hiciste todas?
MARIETTA
¡Ah, sí! Con mi querida Kodak.
BROCKMAN
¡Vaya! Son increíbles. Es que tienen un gran sentido de masa y composición.
MARIETTA
¿Éstas? ¡No!
BROCKMAN
Sí, en serio. Sé de lo que estoy hablando. A veces escribo sobre la estética en la
fotografía.
MARIETTA
¡Dios mío! Te confieso una cosa. Aparte de la carrera de Melody no hay nada, nada
en el mundo entero que me gustara más que tomar esas fotos. Y John decía [brinda]
Salud, John las odiaba, y no quería que las tomara, y siempre me...
BROCKMAN
¿Por qué?
MARIETTA
Bueno, al principio no le importaba, pero cuando me hice el cuarto oscuro consideró
que yo perdía el tiempo en tonterías, y supongo que tenía algo de razón, pero...
BROCKMAN
Pero, hoy día, ¿quién sigue usando una Kodak?
MARIETTA
Es una Kodak pequeña, y desde aquí te lo digo: ¡es fantástica! Es tan fácil de usar.
Es chiquitina, me la compré de segunda mano, y es, es mucho mejor que esos
armatostes extranjeros.
BROCKMAN
Son muy buenas, tienen una calidad inquietante, son muy primitivas. ¿Sabes? Creo
que deberías hablar con mi amigo Al Morgenstern, tiene una galería fotográfica.
MARIETTA
¿Para qué?
BROCKMAN
¿Tienes más de éstas?
MARIETTA
Ummm, sí señor. Tengo todos los viajes que hacía con los concursos. Tengo a los
niños, las ciudades, los ganadores y los perdedores, ¡los perdedores son los
mejores!, y toda la gente de la feria, contorsionistas, magos, tragafuegos, no sé,
cosas así.
BROCKMAN
¡Son increíbles! Tienen una calidad muy original. Hablaré con Al mañana a primera
hora.
MARIETTA (incrédula)
No, no. Creo que estás exagerando un pequeño don que me concedió el buen Dios.
[Se pasa una mano por el pecho]
BROCKMAN
No es el único don que te concedió.
0:55:57 BORIS COMPRANDO PESCADO
BORIS (a cámara)
¿Recordáis a esos jóvenes aseados que acuden a la iglesia, que son hijos modelo y
buenos con el prójimo, que citan la Biblia, que nunca hacen nada malo y que de
pronto un día, por cualquier razón, cogen un rifle, suben a una torre y disparan a
toda la gente del pueblo? Bien, pues esto es ella, pero sexualmente. Se acostó con
Leo Brockman sin haberse acostado antes con nadie más que con su marido y, de
repente, el genio salió de la botella. Le gustó acostarse con Brockman, acostarse
con los amigos de Brockman, con los conocidos de Brockman y con los conocidos
de los conocidos de Brockman.
0:56:38 MARIETTA, BROCKMAN, MORGENSTERN
BORIS (en off)
[Galería de fotos] Brockman llevó sus fotos a la galería de Morgenstern. Le
encantaron. Decidió exponerlas en su galería. Al verlas, a todo el mundo le
parecieron geniales, de un modo orgánico. Morgenstern en seguida quedaría
prendado de ella. [Cama: Marieta acostada entre Brockman y Morgenstern] Primero
ella se fue a vivir con Brockman. Después se fue a vivir con Morgenstern. Después
se fue a vivir con Brockman y Morgenstern. Empezó a experimentar con collage,
primero pequeños pero más atrevidos después.
[Marietta por un parque] Empezó a vestirse de un modo distinto. Pronto todas sus
profundas creencias se fueron retrete abajo, donde debían estar. [Fumadero de opio]
Experimentó con placeres exóticos. Nació una nueva Marietta. [Marietta y Melody en
un mercadillo] Lo único que permanecía constante, el odio hacia su yerno.
MELODY
¡Mira, allí hay fotos!
MARIETTA
¡Ah, sí! Quizá sirvan, de acuerdo.
MELODY
¿Qué te parece, mama?
MARIETTA
No estoy segura, ya sabes que son para ese collage y he tenido una visión en
blanco y negro de hombres y mujeres desnudos, partes del cuerpo, cuadrados...
MELODY
Ja, ja, ja, suena un poco liado.
MARIETTA
Es un homenaje a la lujuria.
MELODY
¡A la lujuria!
MARIETTA
Sí, sí. [Se retira para hacer señas a Randy, que sale de su escondite]
RANDY (se dirige a Melody, mostrándole dos pañuelos)
Perdona. Hola, necesito una opinión femenina. ¿Cuál de estos dos preferiría una
chica? No me decido.
MELODY
No sé, los dos son preciosos. Depende. ¿Cómo es ella?
RANDY
Bastante joven y guapísima. Pelo rubio, ojos azules.
MELODY
Sí, pero cómo es.
RANDY
Bueno, es del Sur, aunque ahora vive aquí, en Nueva York.
MELODY
¿Ah, sí?
RANDY
Sí. Y hace de niñera. Bueno, en realidad vive con un hombre. Bueno, están casados,
aunque él no es lo mejor para ella. Ella cree que le quiere, pero sólo es porque
confunde la pesimista desesperación de él con la sabiduría al creerse un genio. Yo
diría que es más una enfermera que una esposa, porque él es mucho mayor que
ella.
MELODY
Me suena muy familiar, aunque ahora no caigo por qué. En realidad se parece a lo
mío.
RANDY
¿De verdad?
MELODY
Sí. Bueno, no exactamente, pero no puedo dejar de ver parecidos. [Señala un
pañuelo] Yo diría que éste.
RANDY
De acuerdo. Aquí tienes.
MELODY
¿Tengo qué?
RANDY
Es para ti.
MELODY
¿Para mí?
RANDY
Sí, quería comprarte algo precioso.
MELODY
¡Oh, no! No puedo aceptar un regalo de un desconocido.
RANDY
¿Por qué no?
MELODY
Estoy casada.
RANDY
Sí, pero quizá no dure siempre.
MELODY
Bueno, nada dura para siempre. En fin, ni siquiera Shakespeare o Miguel Ángel o la
gente griega. Incluso mientras estamos aquí ahora hablando nos estamos
desintegrando a una velocidad increíble.
RANDY
¡Vaya, no lo había pensado nunca!
MELODY (cada vez más turbada)
Sí.
RANDY (se acerca mucho a ella)
¿No deberíamos sujetarnos el uno al otro para no caernos?
MELODY
Bueno, hay que aferrarse a todo el amor que puedas en esta cruel existencia.
RANDY
Hablando de amor: estoy enamorado de ti desde que te vi y conocí a tu madre en el
café Mogador hace muchos meses.
MELODY (comprende)
¡Ah, tú eres...! ¡Tú eres...! ¡Mi madre te...!
RANDY
Randy. Randy James.
MELODY (enojada)
¡Oh, el actor, claro! ¡Sabía que conocía tu cara! Mi madre habla de ti todo el día y
siempre me dice que tengo que conocerte, y yo le digo ¿por qué tengo que
conocerle? Pero es que es tan guapo... Y sí lo eres.
RANDY
Gracias. Ahora he venido a vivir en Nueva York. Vivo en una casa flotante con un
amigo mío.
MELODY
¿Vives en un barco?
RANDY
Sí, así es. Soy muy romántico por naturaleza, y vivo en un barco, y leo, pienso y toco
la flauta...
MELODY
¡Mama!
MARIETTA
Tranquilízate, Melody, no hay nada malo en ampliar nuestros horizontes. Yo he
ampliado los míos.
MELODY (a Randy)
Sí, ¿sabes qué?, lo siento mucho, pero creo que mi madre te ha dado una falsa
impresión porque estoy felizmente casada...
MARIETTA
¡No, no, no, no, no! No es cierto, Randy. Es la enfermera de una cucaracha. ¡Sí!
MELODY
¡Adiós, mamá! ¡Adiós Mr. James!
1:01:08 MELODY Y BORIS EN BICICLETA POR UN PARQUE
MELODY
Ya te dije que le cogerías el tranquillo.
BORIS
Oye, ¿sabes qué? Paremos un momento. ¡Paremos, paremos!
MELODY
¿Parar?
BORIS
Sí, sí, sí, sí, sí. Para, sí.
MELODY
Bien.
BORIS
Necesito sentarme un momento. Además, lo hago como ejercicio aeróbico, si no
sería una estupidez.
MELODY
Pero es relajante.
BORIS
¿Relajante? ¿Estás de broma? Es de lo más enervante. ¿Mezclarse con todos esos
submentales en bicicleta? Es como llevar un coche. Esos imbéciles hostiles y
agresivos tienen permiso de conducir. Ahora bien, para tener hijos no necesitas
permiso, ni pruebas, ni nada. Lo necesitas para pescar. Lo necesitas para ser
barbero y para vender perritos calientes. Mira, cuando lees lo de esos pobres niños
maltratados y hambrientos te preguntas por qué les permiten a sus padres que los
tengan...
MELODY (que ha soportado los argumentos de Boris con un gesto de fastidio)
¡Vale, vale! ¡Boris, Boris! ¿Sabes? A veces pienso que estás decidido a no disfrutar
de nada en esta vida por resentimiento, como un niño que arma una rabieta porque
no se sale con la suya.
BORIS
¡Vaya, qué cosas tienes! Es un análisis bastante inteligente para una mente de talla
corta como la tuya. En serio, sí, sí. A veces me sorprendes y me deleitas. ¿Sabes
qué? Lo cierto es que no sé qué haría sin ti, en serio. [Se fija en el pañuelo que
Melody estruja entre sus manos, el que le regaló Randy] ¿Qué haces con eso?
MELODY
¿Con esto? Nada, me lo he comprado en el mercadillo.
BORIS
¿Para qué quieres un pañuelo antiguo?
MELODY
Me pareció bonito.
BORIS
Dios sabe quién se habrá sonado en él a lo largo de la historia.
1:02:38 APARTAMENTO
MORGENSTERN
DE
BROCKMAN.
BROCKMAN,
MARIETTA,
BROCKMAN
¿Marietta? ¿Tesoro?
MARIETTA
Sí, cariño.
BROCKMAN
Creo que deberías incluir estas fotos en la inauguración.
MARIETTA
¡Me encantan esas fotos! Al, ¿tú qué crees?
[Suena el teléfono]
MORGENSTERN
Yo he elegido éstas.
MARIETTA
¿Ah, sí?
MORGENSTERN
Por supuesto, fantástico.
BROCKMAN
Cariño, has establecido una proclama existencial sobre la perversidad sexual y la
libertad humana. Está lleno de imaginación erótica.
MARIETTA
Muchas gracias, gracias.
MORGENSTERN (con el teléfono en la mano)
Marietta...
MARIETTA
¿Quién es?
MORGENSTERN
¿Alguien llamado Randy Jones?
MARIETTA
¡Ah, sí! ¡Randy James! [Al teléfono] ¿Diga? Hola, jovenzuelo, ¿qué tal, qué tal?
Escucha, va a estar en Uniqlo hacia las tres, así que puedes encontrarte con ella y
probar suerte. ¿Sabes? Guardó el pañuelo que le regalaste, así que no es una
causa perdida. Y te aseguro que vi fuego en el fondo de sus ojos. ¡Fuego, sí! Buena
suerte.
BROCKMAN
¿Quién es ése?
MARIETTA
¡Ah, nadie! Venga, quingombó, vamos.
BROCKMAN
Quién iba a decirme que el quingombó sería mi comida favorita.
MORGENSTERN
¡Además de todo sabe cocinar!
[Los dos la acarician]
1:03:33 UNIQLO. MELODY, RANDY
RANDY (finge un encuentro casual)
¡Dios mío! ¡Hola!
MELODY
Supongo que simplemente comprabas por aquí, ¿no?
RANDY
Pues sí, compraba esta camiseta.
MELODY
Ajá.
RANDY
¿Te gusta?
MELODY (sin ningún entusiasmo)
Está bien.
RANDY
¿Sólo bien? Creí que me quedaría ideal.
MELODY
El aspecto no es tu problema.
RANDY
¿Ah, no? ¿Y cuál es?
MELODY
Tienes mucha cara.
RANDY
Es que pienso mucho en ti.
MELODY
¡Pues yo no pienso en ti!
RANDY
Oye, ¿qué tal es estar casada con un genio?
MELODY
¿Quién quiere saberlo?
RANDY
Perdona, no quiero ser grosero. Es que... Es que... Bueno, ya sabes.
MELODY
Tiene sus más y sus menos.
RANDY
¿Sí? ¿Y cuáles son los inconvenientes?
MELODY
Pues no sé. Naturalmente, con una mente muy avanzada muchas cosas te parecen
mal en conjunto y, en general, no le gusta la gente. No sé, dice que al ritmo que van
se extinguirán solos.
RANDY
Ya.
MELODY
Puede ser agotador pasarse el día junto a un genio.
RANDY
¿Y dónde están las ventajas de ser la esposa de una mente deslumbrante?
MELODY
Que es inteligente.
RANDY
Ya los has dicho.
MELODY
Es listo.
RANDY
Ajá.
MELODY
Es un buen tío, ¿sabes? Aunque está un poco loco. Creo que la parte buena es que
soy la mujer de un genio, que jamás creí que podría conseguir.
RANDY
¿Por qué no?
MELODY
Supongo que creí que debía ser más inteligente.
RANDY
¿Quieres ver mi barco? Bueno, el de mi amigo, donde vivo.
MELODY
No me parece una buena idea.
RANDY
Anoche soñé contigo, y...
MELODY
No sueltes ese rollo, porque Boris me ha dicho que anoche soñó conmigo y dudo
que sea matemáticamente posible que yo esté en dos sueños al mismo tiempo.
1:05:24 PUERTO. MELODY, RANDY
RANDY
Está allí al fondo. [Interior del barco] Bueno, aquí está. No es mucho, pero es mi
casa y no pago alquiler, así que...
MELODY
¡Esto es una maravilla, vivir en el agua!
RANDY
Y se mece un poquitín, así que duermo como un bebé.
MELODY (nerviosa)
¡Randy, no sé qué estoy haciendo aquí! ¡Estoy casada!
RANDY
Eso no impide que pueda sentir algo por ti.
MELODY
Tú no me conoces.
RANDY
Sí, pero soy un romántico y creo en el amor a primera vista.
MELODY (avanzando al interior del barco)
Bueno, eso es cierto. Boris dice que el amor es ilógico.
RANDY
Y me encanta tu modo de hablar. Y las cosas graciosas que dices.
MELODY (cada vez más nerviosa)
¿A dónde podemos llegar?
RANDY
¡Brindemos por el amor a primera vista!
MELODY
No puedo, cuando bebo me pongo muy tonta y susceptible, y no.
RANDY
Eso dijo tu mamuchi, por eso compré la botella. Es toda una mamuchi.
MELODY
No uses esa locución. Es para gusanos.
RANDY
Perdona.
MELODY
¿Eres tú el de la foto?
RANDY
Sí, soy yo en "Juno y el pavo real".
MELODY
Seguro que eres un buen actor.
RANDY
Lo intento, aunque nunca seré un genio.
MELODY
Y eres lo bastante guapo para ser una estrella.
RANDY
Gracias. Guardaré ese cumplido. [Se inclina sobre ella y la besa]
MELODY (tras recuperarse del shock)
¡Dios mío!
RANDY
¿En qué piensas?
MELODY
¡Entropía!
RANDY
¿Entropía?
MELODY
¡Sí, entropía! Boris me lo explicó. Es el no poder meter de nuevo la pasta de dientes
en el tubo.
RANDY
¿Te refieres a que cuando ocurre algo cuesta volver a poner las cosas como
estaban?
MELODY
Boris dice que el amor es cuestión de suerte. Yo también lo creo, pero ¿no es
porque somos jóvenes y creemos que viviremos siempre, y luego envejecemos y
tenemos diabetes, y...
RANDY
Puede ser. Reconozco que no se puede estar seguro de nada en este mundo.
MELODY
¿Has oído hablar del principio de incertidumbre de Heisenberg?
RANDY
Sí, he oído hablar.
MELODY
Me refiero a la influencia del observador en el experimento. Sí, es como cuando mi
madre hace el amor con uno de esos tíos con los que vive, de un cierto modo a
solas, pero cuando está frente al otro tío lo hace de otro modo.
RANDY
¿Eso es Heisenberg? No sabía que fuera tan sexual. [Se besan]
MELODY
¡Oh, espera! Siempre llevo viagra encima.
RANDY
No hace falta. Como mucha carne roja.
1:08:07 APARTAMENTO DE BORIS. MELODY, BORIS, JOHN
[Melody está sentada en las escaleras tremendamente angustiada]
BORIS (baja las escaleras)
Me gusta mucho cómo me caen estos pantalones. Oye, ¿estás bien? Estás muy
callada últimamente.
MELODY
Sí. Llegaremos tarde a la inauguración de mama en la galería.
BORIS
Espero que no hayas cogido algo, ¿sabes? El hijo de Brodsky tiene el sarampión.
¿Todavía se puede tener el sarampión? A mí me vacunaron cuando era más joven,
pero, ¿cuánto dura eso?
[Llaman a la puerta]
BORIS
¿Quién es?
MELODY
No lo sé, yo no espero a nadie. [Abre]
JOHN
¡Melody!
MELODY
¡Papa!
JOHN
¡Oh, mi niñita! ¡Te he encontrado, Dios mío! Tu madre y yo te hemos buscado y
buscado, pero perdimos las pistas. Yo he usado todos mis contactos con la policía.
Hasta llamamos al FBI, pero estás bien. Todo se arreglará, tu calvario ha terminado.
MELODY
¿Pero qué calvario?
JOHN
¡Te raptaron! Esta es mi teoría. Te durmieron con cloroformo unos mormones
polígamos, te llevaron para ser la novia de alguien.
MELODY
¡No me raptaron! ¿Es que nadie llegó a leer mis cartas?
JOHN
Sí, pero supuse que te obligaron a escribirlas a punta de pistola. [Ve a Boris] ¿Quién
es éste?
BORIS
¿Y usted quién es?
MELODY
Este es Boris, mi marido.
JOHN
¿Boris tu qué?
MELODY
Es mi marido, soy la señora Yellnikoff.
JOHN (a Boris)
¿Quién es usted?
BORIS
Soy su marido, ¿quiere desmayarse aquí o pasar a la sala?
JOHN
¿Y tu madre?
MELODY
¿Y a ti qué más te da? La engañaste, la dejaste nada menos que por Mandy
Blackburn.
JOHN
Cometí una horrible equivocación: el pecado de autoindulgencia. He venido a
implorar su perdón.
MELODY
Quizá deberías pensártelo bien.
JOHN
Quiero verla.
BORIS (sarcástico)
Veo una muerte por choque cultural.
JOHN
Puedes decírmelo, Melody. ¡Tiene todo el derecho a odiarme!
BORIS
Y le odia, créame.
JOHN
Puedo enfrentarme a la verdad. ¿Me odia?
MELODY
Bueno, fue bastante horrible lo que hiciste con su mejor amiga.
JOHN
Entonces, ¿me odia?
BORIS
¡Sí, sí, le odia! ¡No aguanto esto! ¡Le odio yo y acabo de conocerle!
JOHN
¡Señor! ¿Dices que este monstruo te llevó a su cama?
BORIS
¡No, no, no, no, no! En realidad, ella me llevó a mí.
MELODY
Sí, cuando conocí a Boris odiaba el sexo.
BORIS
Sí, piénselo, señor Celestine. Esa coreografía absurda, como una máquina de coser,
¡arriba y abajo, arriba y abajo, arriba y abajo...! ¿Con qué fin? ¿Fabricar más niños?
JOHN
Pero de qué demonios habla.
BORIS
De producir la especie una y otra vez. ¿Con qué objetivo? ¿Siguiendo qué estúpido
designio?
MELODY (a John)
¿Qué ha pasado con Mandy?
JOHN
Fue un desastre, una pesadilla. [Se arrodilla, junta las manos, cierra los ojos] ¡Señor,
he pecado¡ ¡Por favor, perdóname!
BORIS (a Melody)
¿Por qué todos los psicópatas religiosos acaban rezando en mi recibidor? ¿Puedes
decírmelo?
JOHN
Señor, por tu infinita misericordia, he obrado mal.
MELODY (a Boris)
¿Se lo dices tú o se lo digo yo?
JOHN (abre los ojos)
¿Decirme qué?
MELODY
Papá, allí no hay nadie. En serio. Estás rezándole a nadie, desperdicias la saliva
como la desperdiciarás hablando con mama.
JOHN (se pone en pie)
¿Quieres decir que ha conocido a otro hombre?
BORIS
No solamente a uno.
JOHN
¿Qué?
MELODY
No podías pretender que no viviera su vida, y bueno...
JOHN
¡Oh, Señor! ¿Y cómo es él?
BORIS
Tiene cuatro brazos y dos narices.
JOHN (recobra la energía)
¡Usted no se meta, forastero! Melody le dirá que no necesito una escopeta para
generar el caos. ¡Quiero ver a Marietta!
1:11:12 INTERIOR DE UN TAXI. MELODY, BORIS, JOHN
(Juego de miradas. Descienden al llegar ante la galería)
MELODY
Oye, recuerda que no has visto a mama en un año.
JOHN
Un año no es la eternidad. ¿Cuánto puede cambiar una persona?
BORIS
Y con eso entraron en la galería.
1:11:48. INTERIOR DE LA GALERÍA. JOHN, MELODY, BORIS
(Todas las fotografías muestran cuerpos desnudos)
MARIETTA (con Morgenstern y otros amigos)
Sí, ya recuerdo. Tenía más gente de la que nunca he conocido. Todos decían:
¡Contigo me desnudaré, Marietta!, ¿comprendéis? [Ve a John] ¡Dios mío!
JOHN
¿Qué? ¿Marietta?
MARIETTA
¡John Celestine! ¡Mira lo que nos ha traído la tormenta!
JOHN (se pone las gafas para entender el aspecto de su ex)
¿Marietta, qué te ha pasado?
MARIETTA
Cariño, fuiste tú quien se esfumó. [En el original: absconded]
MELODY
Hoy ha aparecido en la puerta.
JOHN
¿Me esfumé?
MARIETTA
Sí, sí, sí. Con la puta promiscua que se decía mi mejor amiga. [A Morgenstern y los
otros, que se retiran] Cariño, ya te buscaré. Disculpen, disculpen.
JOHN
¡Se acabó, Marietta! Lo de Mandy fue una equivocación. He vuelto contigo.
MARIETTA
Cariño, estoy en plena inauguración.
MELODY
Sí, papa, esta es su exposición. ¿A que es genial?
JOHN (atónito)
¿Exposición de qué?
MELODY
De los collages.
JOHN
¿Piensa comprar esta pornografía?
BORIS
Le haré una confidencia: la pornógrafa es ella.
JOHN
¡Marietta! ¿Quién eres?
MARIETTA
John, tú jamás me entendiste, tesoro. Tu visión nunca llegó más allá del garaje. Te
dedicabas al club de tiro, a salir a pescar y al fútbol. Nunca dedicaste un minuto a
saber algo de mí.
JOHN
Y tú estabas siempre metida en los concursos, ensayándole los discursos y
enseñándole a girar el bastón.
MARIETTA
Sí, sí, es verdad. Sublimaba mis propias necesidades creativas y se las traspasaba
a nuestra hija.
JOHN
¿Hacías qué?
MELODY
¡Sí, ella sublimaba!
BORIS
Sublimaba.
MARIETTA
Cariño, ¿por qué no vuelves con Mandy Blackburn? Su mentalidad pigmea está más
cerca de ti, mucho más cerca.
JOHN
Pero no puedo volver con ella.
MARIETTA
¡Ah! ¿Por qué no?
JOHN
Puso en entredicho mi masculinidad.
MARIETTA (burlona)
¡Oh!
BORIS
¿De qué hablamos? ¿Tamaño, duración, disfunción eréctil?
JOHN
¿Quiere meterse en sus cosas? Marietta, ¿cómo pudiste abandonar a tu familia?
¡Volvamos todos juntos a casa!
MARIETTA
Ahora soy otra mujer, John.
JOHN
No puedo creer lo que veo porque tu ropa es distinta, tu hablar un poco más
afectado, pero en el fondo sé que eres la misma chica mona, pueblerina, temerosa
de Dios, practicante, que hornea pasteles...
MARIETTA
Vivo con dos tíos.
JOHN
Madre de exploradora... ¿Qué?
MARIETTA
Soy una artista. No horneo pasteles, no voy a la iglesia. Hago collage, escultura,
fotografía, Vivo en Manhattan con dos hombres a los que adoro en un maravilloso
ménage à trois.
JOHN
¿Un qué?
MARIETTA
Pues que nos acostamos los tres. Un ménage à trois.
JOHN
Esos malditos franceses nunca han sido de fiar.
1:14:09 CALLE CON PUESTOS DE MERCANCÍAS. BORIS, MELODY
BORIS
¡Es increíble, Melody! Hace miles de años, los antiguos pueblos, egipcios, romanos,
mayas, se dirigían a su casa igual que nosotros, discutiendo adónde ir a comer o
hablando de sus cosas. ¡Ah, oye, nos hemos comprado una gran casa junto al Nilo,
un lob con vistas a la nueva pirámide del faraón...
MELODY (angustiada)
Boris...
BORIS
O mi médico dice que las lenguas de pavo real son indigestas...
MELODY (impaciente)
Boris...
BORIS
O estoy preocupado, no consigo que mi hijo ingrese en un jardín de infancia azteca.
¿Y de qué demonios sirve eso ahora? Niente, pero lo creían importante.
MELODY
Boris, ¿podemos hablar un momento?
BORIS (sigue sin escucharla)
A mí me educaron en un hogar religioso. La esposa de Job era mi personaje favorito
de la Biblia porque eligió la muerte antes que la servil aceptación, como ese
masoquista con el que se casó.
1:14:55 MELODY Y BORIS PASAN ANTE UNA TERRAZA
MELODY
Boris, Boris, ¿podemos sentarnos un momento?
BORIS
¿Qué? Tenemos que ir a casa.
MELODY
Ya lo sé, pero ven aquí. Tengo que decirte una cosa.
BORIS
A esta hora siempre nos vamos a casa.
MELODY (tirando de su manga)
Lo sé, lo sé, ya sé que tenemos una rutina de siempre.
BORIS
Necesito tomar mi copa y una ducha. Tú lo ves como una rutina, pero para mí la
regularidad me ayuda a no ponerme nervioso.
MELODY
Ya sé que necesitas un cierto ritual.
BORIS
Y luego, después de la ducha, nuestra cena, pero sin pastel de cangrejos. Tengo
acidez desde la última vez. Creí que tenía cáncer de tiroides.
MELODY (al borde del llanto)
Boris, he conocido a otro hombre. Me he enamorado.
BORIS
Y luego, un poco de Beethoven, o tal vez Schubert para variar, bueno, eso ya lo...
[parece entender de pronto] ¿Has conocido a otro hombre?
MELODY
No digo que no sienta un profundo afecto por ti, porque lo siento.
BORIS
¿Has conocido a otro hombre?
MELODY
Sí.
BORIS
¿Y quieres que vivamos en un trío como tu madre?
MELODY
Boris, cuando me encontraste yo era muy joven.
BORIS
Aún lo eres.
MELODY
Sí, pero... Ya he madurado, he madurado mucho y sobre todo gracias a ti.
BORIS (herido)
Sí, es verdad, he sido muy paciente con tu infinita ignorancia.
MELODY
Siempre podrás contar conmigo para lo que sea, aunque... Supongo que tengo una
edad muy impresionable y... ¡no se me ocurre cómo decirte esto bien!
BORIS
No tienes que decirlo bien.
MELODY
¡Pero quiero!
BORIS
Lo comprendo perfectamente, en serio. Y esto abona mi convicción de que todas las
relaciones amorosas son casi siempre pasajeras.
MELODY
No creo que sea cierto si son ideales.
BORIS
¿En serio? ¿Tienes tus propias ideas?
MELODY
Sólo un par. No son profundas, pero a pesar de lo cruel que es el mundo añoro
participar en el mundo. Incluso añoro a la gente, incluso a los mini gusanos y a los
cretinos, porque no creo que sean malos, sólo están asustados.
BORIS
Creo que tomas la decisión correcta.
MELODY (conmovida)
¡Boris!
BORIS
Es cierto. Soy un ser profundo y sensible con un enorme conocimiento de la
condición humana. Era inevitable que al final te cansaras de ser tan terriblemente
superada. No es sencillo convivir con la grandeza incluso para alguien de
inteligencia normal.
MELODY
Te has enfadado. No esperaba que lo entendieras, ¿cómo podrías...?
BORIS (cabizbajo, rumiando su derrota)
Créeme: si puedo entender la mecánica cuántica sin duda puedo entender el
proceso de raciocinio de una majorette submental. [En el original: a sub-mental
baton twirler]
MELODY (suplicante)
¡Boris!
BORIS
Tranquila, sabía que esto pasaría, lo sabía. El universo se desmorona, ¿por qué
nosotros no?
1:18:18 PUB. JOHN
JOHN
(Apura dos vasos, uno con cada mano)
¡Otra!
HOWARD (en una mesa)
Yo también tomaré otra.
JOHN (se vuelve hacia Howard)
Ella me ha dejado. ¿Puedes creerlo? Pero, qué digo, la dejé yo. Estaba sola, y ahora
a cualquier lado de la cama que se vuelva tiene un marido.
HOWARD
Mi mujer también me dejó.
JOHN
Seguro que era preciosa, como mi mujer.
HOWARD
Norman. Norman era guapísimo. Era el mejor modelo de pasarela de Versace.
JOHN
Creí que hablabas de tu mujer.
HOWARD
Nos casamos en Holanda.
JOHN
¿Te casaste con un tío?
HOWARD
¿Con quién si no?
JOHN
¿Quieres decir que eres...?
HOWARD
¿Qué? ¿Viudo? Norman no ha muerto.
JOHN
Viudo no, eh...
HOWARD
¿Gay?
JOHN
Miembro de...
HOWARD
¿De qué?
JOHN
De la creencia homosexual.
HOWARD (sonríe)
¡Dios! Lo haces parecer una religión. Sí, si es una religión considérame un devoto,
un fanático.
JOHN
Pero, es un pecado contra la ley de Dios.
HOWARD (impertérrito)
Dios es gay.
JOHN
¡No puede ser! ¡Él creó todo un universo perfecto, los animales, los cielos, las
preciosas flores, árboles por todas partes...
HOWARD
Exacto: es decorador.
JOHN
¿Qué echas de menos de Norman? No lo entiendo.
HOWARD
Todo. Su cara, su bondad, su sentido del humor, nuestra pasión mutua, el modo en
que bailábamos y me echaba hacia atrás, besándome...
JOHN
¡Dios mío! ¿Por qué te dejó él... te dejó ella... Norman?
HOWARD
Quiere vivir en París, y yo tengo aquí a mi madre enferma.
JOHN
¿Tu madre... es una mujer?
HOWARD
Se parecía a Marlene Dietrich.
JOHN
Y qué más da. Al final, todas te hacen daño. Todas las mujeres, ya sean machos o
hembras.
HOWARD
¿Por qué te ha dejado la tuya?
JOHN
Yo la dejé por su mejor amiga, pero no funcionó.
HOWARD
¿Por qué no?
JOHN
¿Puedo ser franco contigo?
HOWARD
No suelo escandalizarme.
JOHN
No pude hacerle el amor.
HOWARD
¿Por qué no?
JOHN
Al principio fue bien, pero luego perdí interés. Quería volver con Marietta, lo cual
tiene gracia porque los últimos años nunca tuve demasiado interés sexual por
Marietta.
HOWARD
Eso os pasa a los heteros. Nosotros siempre tenemos interés.
JOHN
Caray, si tengo que ser sincero nunca, jamás he sentido un deseo sexual ardiente
por Marietta.
HOWARD
¿Por qué te casaste?
JOHN
Era lo que se hacía donde yo vivía, todo el mundo tenía mujer e hijos y... ¿Puedo
hablarte abiertamente?
HOWARD
Claro.
JOHN (le tiende la mano)
John, John Clementine.
HOWARD (se la estrecha)
Claro, John. Soy Howard Cummings, nacido Kaminsky.
JOHN
Me casé con Marietta porque tenía miedo.
HOWARD
¿De qué?
JOHN
De lo que sentía al ver al delantero derecho de fútbol...
HOWARD
¡No!
JOHN
... cada vez que se inclinaba a recoger la pelota del suelo.
HOWARD
Camarero, otra ronda para mi amigo y para mí.
1:22:08
Marietta duerme abrazada por Brockman y Morgenstern. Melody y Randy se besan
en el puerto. Boris se lava las manos en su apartamento. Súbitamente, atraviesa el
salón y salta a través de la cristalera.
BORIS (off)
¿Podéis creer que la cagué dos veces?
01:22:54 ACERA. BORIS CAÍDO SOBRE UNA MUJER (HELENA)
BORIS
Me tiré por la ventana aterricé sobre una mujer que paseaba su perro. Ella se hizo
daño y yo salí ileso.
1:23:03 HABITACIÓN DE UN HOSPITAL. HELENA, BORIS
HELENA (en la cama con un brazo y una pierna escayolados)
¿No se da cuenta de que las consecuencias de sus acciones impactan en las demás
personas?
BORIS
Por favor, ¿en serio?
HELENA
No. ¿Y si se hubiera matado? Piénselo. Si usted no existiera, de repente el mundo
cambiaría de un modo que ni se imagina.
BORIS
Dios mío, ¿sabe una cosa? Usted me recuerda esa película que te hacen tragar
todas las Navidades.
HELENA
¿Qué?
BORIS
¿Y si el ángel de la guarda hubiera salvado a Jimmy Stewart, y Jimmy Stewart fuera
un tío que fumara en la cama y viviera, y provocara un incendio que matara a
sesenta personas? ¿Qué? ¿Qué pasaría? ¿Vale la pena salvar la vida a todo el
mundo? ¿Aunque sea Navidad? ¡Por favor, seamos serios!
HELENA
Usted debe de tener una visión muy negativa de la raza humana.
BORIS
¡La raza humana! Han tenido que instalar retretes automáticos en los lavabos
públicos porque no puedes confiar en que la gente tire de... en fin, tire de la cadena.
¡Incapaces de tirar de la cadena!
HELENA
Eh... La hora de visita ha terminado.
BORIS
¿Pero es que ya me echa?
HELENA
Sí.
BORIS
¿En serio?
HELENA
¡Sí, por supuesto!
BORIS
Bien, escuche. Le aseguro que siento muchísimo lo ocurrido y... ¿Hay algo que
pueda hacer para compensarla? ¿Le traigo algo? ¿Qué puedo hacer?
HELENA
Si vuelvo a caminar, invíteme a cenar.
BORIS
¿A qué se dedica?
HELENA
Yo soy vidente.
BORIS (sonríe)
Perdone, ¿en serio?
HELENA
Nací con un don muy extraño: puedo ver el futuro.
BORIS
Si puede ver el futuro, ¿cómo no supo que yo iba a saltar y que aterrizaría sobre
usted?
HELENA
Tal vez lo sabía.
01:24:45 Luminoso anunciando el Año Nuevo. Apartamento de Boris
(Boris está de fiesta con todos sus amigos)
BORIS
Feliz Año Nuevo a todos. Y espero y deseo que tengáis una velada maravillosa.
Salud.
JOHN
Estamos ilusionados. Howard vende el gimnasio y abrimos una tienda de
antigüedades en Chelsea. Sí, art déco con una gran colección de posters de cine.
BORIS (se vuelve a los demás)
¿Quién ha visto a este provinciano, a este republicano de las cavernas, a este
zombie de la Asociación Nacional del Rifle?
JOHN
Mi psiquiatra dice que los rifles eran una manifestación de mi incompetencia sexual.
BORIS
Si no fuera por la incompetencia sexual la Asociación Nacional del Rifle quebraría.
[Se dirige a la cámara] Se ha ido a vivir con Howard Cummings, nacido Kaminsky. Y
no sólo se acuesta con un hombre: pronto celebrará el Yom Kipur. Y lo más
importante: por primera vez en su vida es feliz.
JOHN (a Marietta, que está sentada en un sofá junto a Brockman)
Debí adivinar por qué te fallaba y no satisfacía tus necesidades femeninas.
MARIETTA (coge la mano de Al y besa a Brockman)
Que resultaron ser bastante considerables
JOHN
Las mías también, pero no con el sexo que me había sido adjudicado.
MARIETTA
Eres un hombre distinto, John. Toda tu personalidad es más alegre. Ojalá hubiera
sido así.
JOHN
Imposible cuando te hacía el amor a ti. Me sentía como un pulpo en un garaje. [En el
original: I was a square peg in a round hole], y perdona la comparación.
BORIS (a Melody y Randy)
Espero que vosotros hayáis tenido suerte al encontraros.
RANDY (abrazando a Melody que está sentada sobre sus rodillas)
Yo he tenido esa suerte.
MELODY
¿Y tú, Boris?
BORIS
Como tú dirías en el rudo estilo de tu generación [señala a Helena, que se levanta
para abrazarse a él] he tenido una suerte que te cagas. Esto demuestra el inmenso
azar absurdo que es el universo. Todo el mundo soñando con encontrar a la persona
adecuada y yo me tiro por la ventana y caigo sobre ella. Y encima es vidente. Mira
por donde, hablando de corazones irracionales. Y por si fuera poco me ha
enganchado a las gachas.
MELODY
Tengo una pregunta: ¿soy miembro de mi generación?
RANDY
Sí, no te preocupes, ya te lo explicaré.
BROCKMAN (llamando la atención sobre el televisor)
¡Eh, atención! ¡Va a caer la bola! ¡Diez! [Todos, menos Boris, cantan con él] ¡Nueve!
¡Ocho! [...] ¡Uno! ¡Feliz Año Nuevo!
BORIS (se dirige a la cámara mientras todos se abrazan y felicitan)
Creedme, odio las fiestas de Año Nuevo. Todos desesperados por divertirse,
tratando de celebrarlo de algún modo mísero. ¿Celebrar qué? ¿Un paso más hacia
la tumba? De ahí que nunca me canse de decir: aprovecha todo el amor que puedas
dar o recibir, toda la felicidad que puedas birlar o brindar, cualquier medida de gracia
pasajera. Si la cosa funciona. Y no te hagas ilusiones: no depende de tu ingenuidad
humana, ni mucho menos. Más de lo que te gusta admitir es suerte de tu existencia.
¿Conoces la probabilidad de que entre millones de espermatozoides de tu padre uno
encontrara el óvulo que te creó? No lo pienses, te daría un ataque de pánico.
MELODY
Boris, ¿pero qué haces? ¿Con quién hablas?
BORIS
¿Qué? Ahí fuera hay gente mirándonos [se vuelve a los demás].
MARIETTA
¿Gente?
BORIS
Sí, ahí, están mirándonos.
VARIOS
¡Oh, Boris!
BORIS
Pues estaban al empezar, no sé cuántos quedan todavía.
MELODY
¿Alguien ve a alguien ahí fuera?
VARIOS
¡No!
[Todos ríen y vuelven a lo suyo]
BORIS (a la cámara)
¿Lo ven? Soy el único que tiene una visión global. A eso se refieren con lo de genio.
[Se reúne con el grupo]
OTROS SCRIPTS Y RESEÑAS DE WOODY ALLEN
Fly UP