...

los recuerdos y el tiempo

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

los recuerdos y el tiempo
32
VIERNES 30 de agosto de 2013 clarin
Sociedad
Salud
Los recuerdos y el tiempo
Prueban por primera vez por qué
la memoria se pierde con la edad
u Es porque a medida que pasan los años deja de funcionar un gen específico que está presente en
el hipotálamo. El descubrimiento permitiría tratar ciertas enfermedades relacionadas con el olvido.
El Nobel detrás del estudio
2 7,1$)$2 (*$*)'2 2$!)$ $4$62 2*) '2 05 05) (2 ,1* 5)()4 !12/
$) *1($+) 05 '
11* )2$4 15,11
()1 *)2$)4 *(*
$14*2 ""*2 ' (5)* *
,$2*$*2 ,12*)'2 2
,1*2 ,*1 ' "$,*(,*/
((*1$ (*$*)'
05 '4)4/ 5 ()&* 2
$)*)2$)4 )* ,)
'*2 2*2 *'6$1
' ,12*)/
Nombre: Eric Kandel
' $241$58 2*2
4*2 8 '*2 !51 ) '*2
2$4$*2 5*2 -,*1
&(,'* '* 6$25' 2 !51
1 ' )41* ' 6$2$+)./
5'05$1 ,$2*$* ,*241$*1
,5 4$61'/ ) *'*1 5)
6*9 5) $(!) $2,1) '*2
)51*41)2($2*12 '
"$ ' 8 '*2 151*2 ,1)/
' *)474* (*$*)' "
05 $14*2 ""*2 2 $&)
) ' )41* ' ((*1$
(*4$6 24 ' )6% )51*41)2($2*#
12 ' "$,*(,* ,1 05 '*2
!51 ()1 ,1())4/
6*$+) 54*(4$ '
151* 4($) 4$6 '2
2)2$*)2 05 24)
2*$2 *(* ' *'*1
* ' )!524$/
Con el paso de los años puede ser
más difícil encontrar las palabras
espontáneamente, o se tarda más
en “sacarlas” afuera. También se
procesa la información más lentamente o cuesta más aprender
tareas nuevas. Se trata de algunos
de los cambios que ocurren con el
envejecimiento normal de la memoria del cerebro, que no afectan
la vida cotidiana, y que son diferentes a las modificaciones que se producen cuando hay patologías como
la enfermedad de Alzheimer.
Ahora, por primera vez, se describió un mecanismo molecular
que lleva a la pérdida de la memoria en el envejecimiento normal. El
descubrimiento fue realizado por
el equipo de Eric Kandel, científico
que ganó el Nobel de Medicina en
el año 2000 y que investiga en la
Universidad de Columbia, en Nueva York, Estados Unidos.
El grupo de Kandel –integrado
por 7 investigadores de diferentes institutos de su universidad
y con apoyo del Instituto Médico
Howard Hughes, el Instituto Nacional del Envejecimiento y dos
fundaciones privadas– examinó
cerebros donados por personas
que habían muerto entre los 33 y
los 88 años sin mostrar síntomas
de enfermedades neurológicas.
Descubrieron que un gen en
una parte específica del hipocampo, que es el centro de la memoria del cerebro, deja de funcionar
Al mudarse de joven a los Estados
Unidos, Kandel se puso a estudiar
historia, pero se empezó a interesar
por el funcionamiento de la
memoria. Se “enamoró” de la
Aplysia, una babosa marina en la
que realizó sus descubrimientos
que le valieron para ganar en el año
2000 el Premio Nobel de Medicina.
Fue por sus hallazgos acerca de la
“transmisión de señales en el
sistema nervioso”. Contó su vida a
través del libro “En busca de la
memoria” (Katz Editores).
Valeria Román
[email protected]
NACIO: Viena, Austria, 1929
TRABAJA: Univ. de Columbia,
Estados Unidos.
La cifra
40%
Es el porcentaje de las personas
con 85 años o más que tienen
algún tipo de pérdida de memoria,
según el Centro de Investigación
Pew de los Estados Unidos.
adecuadamente en la gente mayor: produce menos cantidad de
una proteína crucial, que llaman
RbAp48. Para corroborar el descubrimiento recurrieron a experimentos en ratones.
Se observó que al reducir los niveles de esa proteína por una manipulación genética, los animales
jóvenes sanos se perdían en laberintos. También perdían eficiencia en otras tareas que requieren
el uso de la memoria, de la misma
forma que les ocurre a los ratones
viejos en forma natural. Eso no fue
todo. Encontraron que la pérdida
de memoria era reversible: al aumentar los niveles de la proteína,
se consiguió que los ratones mayores y olvidadizos recuperaran
una memoria aguda como la de
los jóvenes.
Los resultados, publicados el
miércoles en la revista Science
Translational Medicine, abren un
camino singular. Para Ricardo
Allegri, jefe de neurología cognitiva de FLENI e investigador principal del Conicet y Gobierno de la
Ciudad de Buenos Aires, el descu-
brimiento es muy interesante porque da una evidencia fundamental
de la pérdida de memoria normal
que se produce en el envejecimiento y lo diferencia de lo que sucede
con la enfermedad de Alzheimer.
“Por primera vez separan el olvido normal del olvido por envejecimiento del Alzheimer a nivel del
mecanismo molecular en regiones
del hipocampo. Esto servirá para el
conocimiento general de los procesos subyacentes de la memoria.
Y permite preveer el desarrollo de
agentes terapéuticos para el olvido
normal del envejecimiento”, dice.
Es que con el descubrimiento, la proteína se convierte en un
potencial blanco de una intervención. Scott Small, uno de los integrantes del grupo de Kandel, dijo
Fly UP