...

HACIA ADÓNDE VAMOS EN AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

HACIA ADÓNDE VAMOS EN AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE
I
I
IX.
;,HACIA A DÓNDE VAMOS EN AMÉRICA
LATINA Y EL CARIBE EN EL CONTEXTO DE
UN MUNDO GLOBALIZADO Y UNA ECONOMÍA
GLOBALIZANTE?
José Manuel Juárez Núnez*
Intentar definir en este escrito hacia donde se dirige el continente
Americano, y en Particular América latina y los países dei Caribe
tanto latino como sajón, resulta un poco aventurado en este mundo
de cambios, de incertidumbre,
de crisis económicas y de
distanciamiento ideológicos, étnicos e incluso culturales. Sin
embargo en los diferentes textos presentados, los autores han tratado
de brindar alternativas para una integración menos traumática, una
visión más integral de Ia relación internacional, más aliá de 10 que
se denomina Iaaldea global y Iaglobalización de Ia economía. Resulta
paradójico que existan diferentes versiones de Ia integración como
Ia presenta el proyecto norteamericano
en el cual hablar de
globalización e integración es el someterse aios designios deI destino
manifiesto y pasar a formar parte dei patio trasero de los intereses
norteamericanos, dado que según Ia visión que algunos intelectuales
norteamericanos tienen de los pueblos latinoamericanos, constituyen
una rémora para el progreso y para Ia dominación norteamericana
sobre los demás bloques económicos, regionales. La única salida,
en esta visión para Latinoamérica es someterse a Ia dirección
incontestable de los Estados Unidos.
* Mexicano. Profesor en Ia Universidad Autónoma Metropolitana.. Campus Xochimilco,
México. Licenciado en Sociologia por Ia Universidad de Paris VIII, Francia. Maestro en
Sociología de Ia Educación por Ia Universidad de Paris VIII. Alumno Diplomado de Ia
Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales, Paris Francia. Doctor en Sociologia Urbana
por Ia Universidad de Ia Sorbonne Nouvelle, Paris III, Francia. Sus líneas de investigación
se ubican dentro de Ia problemática a Ias Políticas Educativas, Ia Educación Indígena, Ias
Reformas Educativas en América Latina, Ia Planeaciól1 yel Desarrollo Urbano.
I
..
Sin embargo, en el proyecto latinoamericanista se vislumbra
otra posibilidad, con base en Ia comunidad lingÜística, por una parte y
por los intereses regionales, por Iaotra, tomando encuentra Ias naciones
c~ibefías no hispanohablantes. Una integración que supera los límites
impuestos por Ia economía, para hablar de una integración cultural,
con mayor intercambio de Ias manifestaciones propias de cada nación,
valorando 10 común y resaltando 10 local y regional como una
posibilidad de desarrollo mayor y de riqueza cultural que confiera su
propia identidad a individuos y pueblos, que los potencia para integrarse
en una identidad cultural mucho más amplia que es América Latina.
Esto implica de un lado una mayor apertura de los latinos a 10"otro",
ciertamente, pero también, de. otra parte, un reconocimiento de 10
"propio" en una relación integral que permita ai individuo asumirse
como tal, y, aI mismo tiempo, como ciudadano dei orbe, en particular,
de Ia región latinoamericana y caribena.
La educación y Ias manifestaciones culturales de toda índole
pueden y deben jugar un papel preponderante en Ia difusión de Ias
expresiones propias de cada pueblo, manifestado 10común y 10diverso.
La educación más regionalista y global ai mismo tiempo debe ser una
de Ias características de los sistemas educativos de cada país de Ia
región, de manera que el conocimiento y Ia aceptación dei "otro" se
geste desde Ia educación primaria, se acreciente en Ia media y se
fortalezca en Iasuperior a fin de crear ciudadanos capaces de colaborar
sin distinción de razas, credos ni nacionalidades en Ia construcción de
un mundo y de una sociedad más tolerante, más incluyente y más
equitativa, abrigando, incluso Ia utopía de una sociedad global más
igualitaria y justa.
Una América Unida era el sueno bolivariano, que no por ser
antiguo sea utópico. Creemos que dentro de Ias condiciones de Ia
modernidad, dei contexto impuesto por Ia política neoliberal en Ia
economía que provoca una dilución de Ias fronteras de los Estados
Nación y debilidades en los gobiernos locales, para potenciar 10global
y dar Ia primacía a los países ricos e industrialmente desarrollados,
hay condiciones propicias para una integración latinoamericana con
rasgos propios, recuperando los valores de cada sociedad y los
190
universales, siempre y cuando se reconozca Ia existencia de "ese otro"
a mi lado, mi vecino y no volver los ojos a Europa, sonando con el
pasado lejano de algunos inmigrantes !legados de aquellos lares;
siempre y cuando se vuelva Ia vista hacia el sur, y no se mire ai norte
como Ia única dirección capaz de atraer Ia aguja de Ia brújula
económica, siempre y cuando seamos capaces de reconocer Ia
creatividad y Ia riqueza dei tora que nos puede hacer más creativos y
enriquecernos a nosotros mismos. Por tanto, es positivo hablar de Ia
integración económica, diríamos que es necesario; pero no es el único
campo de Ia integración, porque se quedaría trunca y coja: Es necesario
pensar en Ia integración cultural, a través de Ia educación, dei
intercambio de manifestaciones culturales, de exposiciones y muestras
que ensefíen y den a conocer 10que son y 10que hacen J1Uestrosvecinos
cercanos y los de Ia comunidad lingüística a Ia que pertenecemos, así
como Ia de otros pueblos, otras culturas, y otras lenguas y creencias;
es importante intercambiar no sólo productos materiales, sino capacidad
pensante, creativa, es decir intelectuales, universidades, centros de
investigación y de creación literaria y cultura. Redefinir el convenio
Andrés Be!lo y favorecer los contactos de los nifíos; Es necesario
poner en contacto a nuestras juventudes, no sólo a través de festivales
y congresos internacionales, sino aprovechando los adelantos
tecnológicos, mediante teleconferencias, internet, correo electrónico.
En pocas palabras tenemos que recuperar los sujetos sociales y ponerlos
en interrelación sirviéndose de los modernos medios de comunicación
y de los adelantos científicos y tecnológicos en Iatransmisión y creación
dei conocimiento universal para el desarrollo de todos los componentes
de Ias sociedades locales, indígenas y no indígenas, nativos e
inmigrantes, en un clima de democracia social, participativa y plural,
en una visión de complementariedad entre 10regional y 10nacional;
10local y o global en un plano de igualdad y no de subsunción o peor,
aún de sumisión de unos pueblos a otros.
De aquí Ia importancia dei proyecto latinoamericanista que
recupera y engloba ai iberoamericano transcendiéndolo para incorporar
a los países dei Caribe no hispanos y relacionarse en términos de
igualdad política con los Estados Unidos y el Canadá.
191
I
Mito o realidad, Ia integración latinoamericana tiene un
punto de partida que es Iacomunidadterritorial, lingüísticay Iacuna
cultural, enriquecida por los aportes dei mundo no latino, indígena,
negro, europeo, asiático, de nosotros, de Ia sociedad civil, depende
que nuestros gobiernos, sociedad política, pongan los medios para
superar el mito y volverlo realidad en una identidad
"jlatinoamericana!" que enriquezca nuestra propia identidad
nacional. EI paso de esta integración hacia Ia comunidad política
sería menos traumático,menos doloro~o,aunque no necesariamente
más corto. La experiencia de Ia Unión Europea, puede ser uri
paradigma o podemos buscar nuestra propia via siempre y cuando
nos mantengamos vigilantes sobre lmestra propia identidad para
fortaleceria, redefinirla y mantenerlafrente a Iasdemás identidades,
sin por ello rechazar los valores positivos de Ias culturas ajenas, ni
desvalorar los valores propios. La Unidad en Ia Diversidad o Ia
diversidad dentro de Ia unidad, deben ser referentes permanentes
para superar el mito y superar Ia imagen negativa que hemos
proyectado durante nuestra historia independiente o Ia que han
querido los países metropolitanos y colonizadores que proyectemos
a 10 largo de nuestra historia, con una vía propia que no es ni Ia
tercera, ni una cuarta, sino Iapropia, Ia adecuada para que todos los
países de Ia región experimenten un crecimiento económico que
apoye el desarrollo social y cultural, proporcionando una mayor
calidad y acrecentando Ias expectativas de vida. De esta manera Ia
propuesta de Ayerbe se transforma en el centro de Ias actividades
latinoamericanas: "recuperar Ia idea de América Latina como el
centro donde nos enriquecemos y protegemos dei mundo continúa
siendo un desafío estratégico" para dar cuerpo a Ia conciencia de
nacionalidad en un mundo que parece negaria y sacrificaria en aras
de Ia globalidad, que se transforma así en Ia ideología dei
posmodernismo que supera ai Estado Nación surgido dei
pensamiento moderno. La recuperación de Ia identidad indígena y
de los pueblos originarios en el Caribe es un a exigencia sin Ia cua]
América Latina no podrá dar el salto a Ia integración. Unificarse
internamente a través de los procesos de descentralización, es Ia
192
condición necesaria para que los países de Ia región avancen en el
camino de Ia integración global con su riqueza y distinciones propias.
En otros términos 10local que camina hacia 10global y 10global que
potencia 10local. En Ia perspectiva de los autores ésta es Ia dimensión
que reviste Ia integración latinoamericana y dei Caribe.
193
Fly UP