...

A menudo / -ear: verbos frecuentativos1 en el Vocabulario (1513) de

by user

on
Category: Documents
2

views

Report

Comments

Transcript

A menudo / -ear: verbos frecuentativos1 en el Vocabulario (1513) de
VERBA HISPANICA XX/1 • MÒNICA VIDAL DÍEZ
Mònica Vidal Díez
Universidad de Barcelona
A menudo / -ear: verbos frecuentativos1
en el Vocabulario (1513) de Nebrija
Palabras clave: lexicografía histórica, historiografía lingüística, sintaxis
histórica
1
Introducción
La gramática viene clasificando desde antiguo diversos grupos de verbos según
su significado, es decir, según denote la manera de aparecer la acción en la mente
de los hablantes. Una de esas clasificaciones atiende a la Aktionsart o «modo
de acción». Se trata de una categoría léxica en función de la cual se pueden
clasificar los verbos a partir de oposiciones semánticas «objetivas». El modo
de acción, no obstante, se confunde frecuentemente con el aspecto, del que se
distingue por no acudir a medios morfológicos y por formar parte estrictamente
del componente sémico del lexema2. En consecuencia, si se ha de adoptar un
criterio para realizar la distinción, el único teóricamente relevante es el que
remite a la diferencia de ámbitos: aspecto-flexión vs. modo de acción-léxico.
La separación entre léxico y gramática –en este caso, morfología–, sin embargo,
no siempre resulta tan clara como es de desear. Si bien el modo de acción es un
fenómeno léxico, tiene no obstante trascendencia gramatical. Por ejemplo, en
las columnas de un diccionario, el contexto modifica a menudo la significación
abstracta del verbo dando como resultado las distintas acepciones. De ahí
1
2
Si bien existe una mínima diferencia de matiz, frecuentativos e iterativos son de hecho
sinónimos (Lázaro Carreter, 1973 s. v.).
La denominación modo de acción ha sido rechazada por algún gramático español a causa
de la posible confusión que puede originarse con ‘modo’ (indicativo, subjuntivo, etc.)
parcialmente homónima. Algunas variantes del término son cualidad de acción, clase de acción,
aspecto léxico, accionalidad.
375
VERBA HISPANICA XX/1
que las modificaciones contextuales puedan afectar la calidad de la acción
enunciada. Algunos autores como Sasse (1991), Fernández Pérez (1993b) y
Albertuz (1995) ya han propuesto el abandono de la Aktionsart. En la misma
línea se expresa la Academia (NGLE, 2010: 23.3y):
En los últimos años, el concepto mismo de ‘modo de acción’
ha sido puesto en tela de juicio con el argumento de que son
demasiados los casos en los que se produce la recategorización
de los eventos, lo que haría de esa noción […] una propiedad
más pragmática o discursiva que estrictamente semántica.
(NGLE, 2010: 23.3y)
En la última edición de la Nueva gramática (2010: 23.2c), la Academia reconoce
tres aspectos: (1) el léxico o modo de acción, (2) el sintáctico o perifrástico y
(3) el morfológico o desinencial.
Al comparar lenguas distintas, como ha señalado Coseriu (1980: 19), la
oposición flexión vs. léxico puede conducir en una lengua a resultados distintos
de los obtenidos en otra lengua: «on pourra avoir dans les langues des aspects
et/ou des Aktionsarten [...] dans la grammaire, dans le lexique ou dans les deux
domaines à la fois».
Históricamente, lo que al inicio se expresaba por métodos morfológicos ha
pasado a formar parte del lexema del verbo con un claro valor semántico.
Este es el caso, por ejemplo, del paso del latín al castellano de los verbos
frecuentativos e iterativos latinos, los cuales seguían un patrón derivativo o
de composición para ambas modalidades. El patrón, según se ha indicado, una
vez lexicalizado, ha pasado a formar parte del contenido semántico del verbo
español de modo que la noción de frecuencia o repetición, si es el caso, forma
parte de la raíz.
El presente trabajo pretende analizar en primer lugar la expresión de la
metalengua ‘a menudo’ con la cual Nebrija acompaña algunas de las entradas
de su Vocabulario refundido (1513) para poner de relieve que se trata de
verbos frecuentativos latinos. El análisis pondrá de manifiesto si la metalengua
hace referencia al lema castellano o a su correspondencia latina, así como la
naturaleza de la estructura del los artículos lexicográficos que contienen dicha
locución. En segundo lugar, se analizarán los verbos frecuentativos en -ear3
que aparecen en el repertorio, y sus equivalencias latinas, y se establecerá
3
Analizaremos la terminación verbal -ear por tratarse, aunque no de modo exclusivo de
formaciones típicamente frecuentativas.
376
VERBA HISPANICA XX/1 • MÒNICA VIDAL DÍEZ
la relación entre aquellos y estos a fin de comprobar el grado de adecuación
semántica. El estudio revelará, en definitiva, la metodología que subyace en
la confección del Vocabulario en el ámbito de los verbos frecuentativos tanto
romances como latinos.
2
Aspecto léxico vs. aspecto morfológico
El indoeuropeo dejaba un lugar muy reducido a la noción de tiempo; las
oposiciones esenciales de su sistema se ordenaban según una perspectiva
muy distinta, la del aspecto. El aspecto sitúa un proceso no por referencia al
momento en que se produce el acto de habla, sino por una especie de referencia
interna al proceso mismo. Se puede, en efecto, describir el proceso a punto de
acabarse, en su comienzo, mientras dura, a su término, acabado, etc. El verbo
latino, en cambio, opone a ese respecto solo dos temas: un tema de presente,
llamado infectum, y un perfectum procedente del sincretismo de aoristo y
perfecto (Monteil 1992: 306). Además del valor aspectual de esta oposición,
existe en latín una tendencia no sistematizada de expresión del aspecto verbal
mediante el empleo de preverbios; en efecto, a veces, en ciertos compuestos,
el preverbio, perdido su valor habitual, sirve solo para indicar que la acción
es momentánea, frente a la durativa expresada por el verbo simple (Molina
Yévenes, 1993: 142).
En español, una primera aproximación al aspecto permite distinguir, de modo
similar, entre verbos perfectivos y verbos imperfectivos o, en terminología de
Bello, entre verbos desinentes y verbos permanentes. Esa diferencia no tiene
relación con la información morfológica que estos verbos contienen, sino con
la que proporciona la raíz. Hablaremos, en estos casos, de aspecto léxico.
Existen, además, otros matices o modalidades en la manera de presentar la
acción del verbo; así, esta puede ser, entre otras, iterativa o frecuentativa. Los
verbos iterativos denotan una acción que se compone de momentos repetidos
y los frecuentativos, una acción habitual o frecuente. En latín, ambos matices
podían manifestarse del siguiente modo:
a) Por derivación con el aditamiento de los sufijos -to / -so.
b) Por composición mediante cum-, ob-, de-, -ago, etc. (Molina Yévenes,
1993: 142).
c) Por onomatopeya ya que esta, frecuentemente, emplea la repetición
para realizarse y, en ocasiones, presenta una duplicación, i. e. ulular,
murmurar, zigzaguear, maullar, cacarear, croar, tintinear, etc.
377
VERBA HISPANICA XX/1
Cualquiera de esas tres opciones, inicialmente de tipo morfológico –aspecto
morfológico–, ha pasado en castellano a formar parte de la raíz del verbo y, por
tanto, hablaremos de aspecto léxico.
3
La metalengua en el Vocabulario (1513) de Nebrija
El repertorio léxico de Nebrija aparece sembrado de marcas que no pueden ser
caracterizadas propiamente como ‘marcas de uso’. Se trata de una particularidad
metodológica que caracteriza la obra, y que está estrechamente relacionada con
la naturaleza del diccionario y la información que en él aparece. No todas ellas
obedecen al mismo objetivo; algunas restringen sémicamente el lema; otras,
según se pretende demostrar, aportan información categorial. Estas últimas
aparecen como fruto de la distinta naturaleza de las lenguas latina y castellana
puesto que lo que en latín se expresa mediante el componente morfológico ha
pasado a expresarse en castellano mediante el componente sémico.
Hemos centrado nuestro estudio en la expresión ‘a menudo’ la cual, como
se verá, glosa en el romance la modalidad frecuentativo-iterativa del verbo4.
La naturaleza de esta marca así como su sistematización es el eje axial que
ocupa nuestra exposición con el objetivo de aclarar a qué se debe su empleo,
y cuál es el nexo que establece la expresión entre definido y definición en el
Vocabulario refundido. Para ello nos basaremos en una cuestión principal: el
análisis morfológico de la correspondencia latina y su naturaleza aspectual.
3.1 ‘A menudo’
Pasamos seguidamente a ofrecer las cuarenta y seis entradas del Vocabulario
que aparecen seguidas de la apostilla ‘a menudo’:
Acaudillar a menudo. ducto -as • imperito -as
Acrecentar a menudo. aucto -as
Aiudar a menudo. adiuto -as frequentatiuum5
Allegarse a menudo. accessito -as -aui
Amenazar a menudo. minitor -aris
Arrastrar a menudo. rapto -as • raptito
4
5
Según el DRAE a menudo es una locución adverbial que significa «muchas veces,
frecuentemente y con continuación».
Nótese que este verbo, además, presenta expresamente la categorización de frecuentativo.
Se trata de la única ocasión en la Nebrija acompaña la correspondencia con esta marca. Tal y
como se ha dicho en otras ocasiones, la información cumple la función de completar la línea
del renglón (M. Vidal Díez 2002, 2003, 2007).
378
VERBA HISPANICA XX/1 • MÒNICA VIDAL DÍEZ
Asir a menudo. prenso -as -aui
Caer a menudo. casito -as -aui
Cantar amenudo. cantito -as -aui
Comer a menudo. esito -as -aui
Comprar a menudo. emptito -as -aui
Comprar de comer a menudo. obsonito -as
Conocer a menudo. noscito -as -aui
Correr assi a menudo. curso -as • cursito -as
Correr assi a menudo. discurso -as
Correr assi a menudo. recurso -as
Çabullir a menudo. merso -as -aui
Cenar a menudo. coenito -as -aui
Despender a menudo. dispenso -as -aui
Dezir a menudo. dictito -as -aui
Dormir a menudo. dormito -as -aui
Echar a menudo. eiecto -as -aui
Emendar a menudo. castigo • corrigo -is
Empuxar a menudo. truso -as -aui
Fingir a menudo. commentor -aris
Gatear assi a menudo. repto -as -aui
Guiar a menudo. ducto -as -aui
Gorgear las aues a menudo. garrulo -as
Hablar assi a menudo. mussito -as
Hazer assi a menudo. factito -as
Huir a menudo assi. fugito as -aui
Ir auer a menudo. uisito -as -aui6
Ir assi a menudo. ito itas itaui
Leer assi a menudo. lectito -as -aui
Llamar a menudo. uocito -as • appellito -as
Mirar a menudo. aspecto -as -aui
Mouer a menudo. moto -as -aui • concito -as
Poner assi a menudo. licitor -aris
Querellarse a menudo. queritor -aris
Raer a menudo. rasito -as -aui
Resbalar a menudo. lapso -as -aui
Responder a menudo. responso • respondito
Seguir a menudo. sector -aris -atus
Seguir assi a menudo. assector -aris
Solloçar a menudo. singulto -as -aui
Visitar a menudo. uisito -as -aui
6
‘Jr auer a menudo’ y ‘visitar a menudo’ tienen la misma correspondencia.
379
VERBA HISPANICA XX/1
Un examen detallado de los lemas romances nos permite asegurar que, en
principio, ninguno de ellos es frecuentativo, i. e. acaudillar, asir, cantar,
comprar, correr, cenar, despender, decir, emendar, fingir, guiar, hablar, huir, ir, leer,
llamar, mirar, mouer, poner, querellarse, raer, resbalar, seguir, visitar, entre otros.
¿A qué obedece, pues, la apostilla que sigue al verbo romance? En este caso,
como información categorial, indica la naturaleza frecuentativa del verbo que
figura en la correspondencia latina. De ahí que ‘a menudo’ deba incluirse en el
lema a fin de dar la correcta equivalencia del verbo latino frecuentativo. Por
consiguiente, el lema no es meramente el verbo romance, sino la secuencia de
verbo + a menudo y, en consecuencia, habrá de ser marcado como tal.
3.2 -EAR
El sufijo -ear es un medio para dar un valor iterativo o frecuentativo al verbo
español, tal como afirma la Academia (NGLE, 2010: 8.3h):
Entre la formaciones que se construyen con los esquemas
N-ear y A-ear destaca en proporción el grupo constituido
por los verbos intransitivos que proceden de sustantivos y
adjetivos interpretados atributivamente (§ 37.2). Por este
motivo, estos verbos suelen admitir las paráfrasis ‘actuar como
N (o como A)’ o ‘hacer de N (o de A)’ Algunos de ellos son,
además, aspectualmente frecuentativos (§ 23.3w) y muchos
coinciden en designar comportamientos inconvenientes o
poco ejemplares. (NGLE, 2010: 8.3h)
En la última edición de la Nueva gramática (2010: 23.3w), se definen los verbos
frecuentativos como sigue:
En el polo opuesto a los predicados semelfactivos están los verbos
frecuentativos. La acción que denotan es inherentemente
iterativa y solo se cumple si se realiza varias veces, o bien se
fragmenta, se parcela o se desdobla entre los argumentos del
predicado. El verbo frecuentar lleva asociado un componente
iterativo (frecuentar un bar) que no se puede expresar de forma
independiente porque se aportaría información redundante
(frecuentar un bar todos los días). Si bien no es posible frecuentar
un bar una sola vez, es posible, en cambio hojear un libro una
sola vez si se pasan varias de sus páginas en esa ocasión, no
si se pasa una sola. Se obtienen resultados semejantes con los
380
VERBA HISPANICA XX/1 • MÒNICA VIDAL DÍEZ
verbos picotear, repicar, repiquetear, golpetear y otros semejantes
en algunos de sus sentidos (§ 8.3-5). El verbo menudear
suele construirse con sujetos plurales, lo que da lugar a la
multiplicación de los sucesos, como en Menudearon las toses y
los resuello (Mujica Lainez, Escarabajo); pero también se puede
usar con el sentido de ‘repetir a menudo’, con sujeto singular
y complemento directo plural, como en Tuve que recoger vela,
mucha vela, no menudear tanto mis visitas, y estas acortarlas todo lo
que me era posible (Galdós, Prohibido).
En general, no todos los verbos terminados en -ear son necesariamente
frecuentativo-iterativos ya que pueden o no presentar este matiz. Algunos
derivan de voces que significan colores (NGr 8.3c), otros tienen una base
adjetival que denota la manifestación de un defecto físico o fisiológico (NGr
8.3d), otros designan actuaciones que desembocan en cambios de estado
(NGr 8.3e), otros tienen como base interjecciones y voces onomatopéyicas
(NGr 8.3g), verbos que se construyen sobre la base de sustantivos y adjetivos
interpretados atributivamente y que admiten las paráfrasis ‘actuar como X’ o
‘hacer de X’ (NGr 8.3h), verbos cuya base está formada por sustantivos que
designan animales, también interpretados atributivamente (NGr 8.3k) y, por
último, verbos que denotan movimiento (NGr 8.3p).
Son muchos más los verbos que en el Vocabulario refundido presentan el sufijo
-ear. En total son 155 voces, las cuales ofrecemos a continuación:
Acarrear. adueho -is • inueho -is • conueho -is
Acocear. calco -as • exculco • conculco • proculco
Acocear tirar coces. calcitro -as -aui
Acocear hazia tras. recalcitro -as -aui
Afear. deturpo -as • deformo -as • dehonesto -as
Aguijonear conel. stimulo -as • extimulo -as
Aguijonear conel. pungo -is -xi
Ahelear saber a hiel. fellio -is • fel sapio
Alborear o amanecer. lucesco -is • diluculo -as
Alcauetear. lenocinor -aris
Almonedear. auctionor -aris
Almonedear assi. in diem addico
Anadear. in anatis morem natare
Apear se. ex equo uel mula descendo
Apedrear con piedras. lapido -as
Apedrear con granizo. grandino -as
381
VERBA HISPANICA XX/1
Aporrear herir con palo. fustigo -as
Apuñear. pugnis cedo • pulso pugnis
Apuñear se. pugnis certo • contendo
Asperear hazer aspero. aspero • exaspero
Asperear enesta manera. exacerbo -as
Assolear secar al sol. insolo -as
Bahear echar de si baho. hallo -as • exhallo
Baladrear o parlar. blactero -as -aui
Ballestear. sagitta figo -is fixi
Bambanear. titubo -as • uacillo -as • nuto -as
Bauear echar bauas. saliuo -as
Blanquear ser blanco. albeo -es • albesco -is
Blanquear lo que luze. candeo -es • candesco -is
Blanquear por de fuera. albico -as
Blanquear hazer blanco. albifico • albefacio
Blanquear dando lustre. candifico -as
Blanquear la pared. albo parietem
Blandear esgrimiendo. uibro -as • crispo -as
Blandear torciendo lo duro. lento -as
Boquear abrir la boca. hio -as • hisco -is
Bornear la madera estar tuerta. uaricor -aris
Bouear. desipio -is • moror -aris
Bozear dar bozes. uociferor -aris
Bracear. toros uel lacertos excutio
Brauear ser brauo. ferocio -is -iui
Burbugear hazer burbujas. bullo -as
Cabecear mouer la cabeça. nuto -as • nuo -is
Cabecear otorgando. annuo -is
Cabecear negando. renuo -is • abnuo -is
Capitanear gente. duco exercitum t ducto
Capitanear desta manera. impero -as
Carpintear. dolo -as • dedolo -as
Cloquear la gallina. glocio -is
Cocear tirar coces. calcitro -as • calces do
Cocear o hollar. calco -as • proculco -as
Cocear recalcar uno sobre otro. inculco -as
Cocear tirar coces atras. recalcitro -as
Codear herir conel codo. cubito tango
Colear mouer la cola. motito caudam
Colear el perro. adulor -aris unde adulatio
Cornear herir con cuernos. cornupeto -is
382
VERBA HISPANICA XX/1 • MÒNICA VIDAL DÍEZ
Coxquear assi. claudico -as -aui
Çanquear. diuaricor -aris
Cecear. balbutio -is -iui
Cegagear dellos. lippio -is -iui
Centellear echar centellas. scintillo -as
Chapear como con chapas. crepito -as
Chorrear. fluo -is • fluito -as
Deletrear juntar letras. syllabico -as
Despearse el que anda. subtero pedes
Enseñorearse. dominor -aris -atus
Escomearse. urinae non impero
Escoplear. scalpo -is • exculpo -is
Espolear herir conella. calcari fodio
Garçonear aqueste tal. procor -aris
Gargagear o gargarizar. excreo -as -aui
Gargagear en griego. gargarizo -as
Gatear ir sobre pechos. repo -is • serpo -is
Gatear assi a menudo. repto -as -aui
Guerrear. belligero -as • belligeror -aris
Glotonear. glutio -is • uoro -as
Golosear. ligurio -is • helluor -aris
Golpear o herir. ico -is ici • percutio -is
Gorgear las aues. garrio -is -iui
Gorgear las aues a menudo. garrulo -as
Gotear. stillo -as • instillo -as • distillo -as
Gusanear con comezon. uermino -as
Hambrear auer hambre. esurio -is
Hardalear. raresco -is rarui
Harrear asnos. ago -is • agito -as
Hermosear. decoro -as • orno -as -aui
Hormiguear bullir. formico -as -aui
Hornaguear la tierra. carbunculor -aris
Hornear usar este oficio. furnariam exerceo
Humear. fumo -as • effumo -as • fumigo -as
Lancear con lança. lancino -as -aui
Lisongear. adulor -aris • blandior -iris
Lisongear. palpo -as • palpor -aris • assentor
Llantear. plango -is • lamentor -aris
Maçonear. fistuco -ast fistucatio
Manear bestias. compedes addo
Mañear. quaerere modum uel dolum
383
VERBA HISPANICA XX/1
Mañanear leuantar de mañana. manico -as
Modorrear o bouear. moror -aris
Montear caçar fieras. uenor -aris
Mosquear. muscas abigo -is
Nalguear. pulso nates aut clunes
Negreguear. nigreo -es • nigresco -is
Negreguear por defuera. nigrico -as -aui
Ojear hazer señas con los ojos. innuo -is
Ondear hazer ondas. undo -as • fluctuo -as
Orear poner al ayre. ad auras expono
Oregear mouer las orejas. aures excutio
Oxear aues o fieras. abigo -is -egi
Oxear como conejos. exagito -as -aui
Paladear el niño quando mama. lallo -as
Parpadear con los parpados. conniueo -es
Parpadear las aues. nictor -aris
Passearse. deambulo -as -aui
Patear hazer estruendo assi. strepo -is
Patear en desfauor. obstrepo -is
Patear assi. supplodo -is • explodo -is
Patear la bestia. fodico • calcitro • pessundo
Patear capitulando. paciscor -eris pactus
Pelear. proelior -aris • certo -as • pugna -as
Pelear. confligo -is • certo -as • dimico -as
Pelear contra el que pelea. repugno -as
Platear cubrir de plata. deargento -as
Pleitear. litigo -as • lites exerceo
Putañear. scortor scortaris
Rabear. caudam motito -as -aui
Ralear hazerse ralo. raresco -is
Recrear. recreo -as • refocillo -as • refoueo -es
Regatonear. promercor -aris • promercator
Relampaguear. fulguro -as -aui
Rodear. lustro -as -aui • ambio -is
Rodear. circumago -is circumegi
Rodear andar en rodeo. circueo -is
Rofianear aquestos. lenocinor -aris
Saltear a alguno. compilo -as • expilo -as
Saltear. grassor -aris grassatus • circumuenio
Sanear la cosa. satispresto • satisdo
Señorear. dominor -aris dominatus
384
VERBA HISPANICA XX/1 • MÒNICA VIDAL DÍEZ
Sestear tener la siesta. meridior -aris
Sopear mojar sopas. offas intingo -is
Sopear sojuzgar. pessundo -as • supprimo -is
Sortear. sortior -iris sortitus
Tartamudear. balbutio -is -iui
Tauernear. cauponor -aris -atus
Tornear. torno -as • detorno -as
Torrear. turri cingo -is siue munio
Truhanear aqueste. parasitor parasitaris
Truhanear assi. scurror -aris -atus
Trujamanear. interpretor -aris
Vadear el rio. uado -as -aui
Vanear en palabras. nugor -aris
Vandear. fero suppetias • auxilior -aris7
Verdeguear. uirido -as -aui
a) En primer lugar, podemos separar los verbos castellanos terminados en -ear
que se corresponden con verbos latinos frecuentativos los cuales, no obstante,
no están marcados con la apostilla ‘a menudo’. Nebrija distingue de forma
palmaria entre el frecuentativo-iterativo mediante la apostilla ‘a menudo’ y su
étimo sin sufijación y, consecuentemente, sin acotación. Nótese el caso de
Gatear ir sobre pechos. repo -is • serpo -is
Gatear assi a menudo. repto -as -aui
en donde el término que presenta la apostilla ‘a menudo’ se corresponde con
el sufijo -to latino.
En este primer grupo podemos catalogar los verbos siguientes8: cabecear
(nuto, nuo), capitanear (duco, ducto), chapear (crepito), colear (motito), chorrear
(fluo, fluito), harrear (ago, agito), oxear (abigo / exagito). Salvo para los verbos
chapear y colear, Nebrija proporciona el verbo latino frecuentativo y su
correspondiente sin sufijación en aquellos casos en que el vocablo castellano
puede tener o no sentido frecuentativo. En el caso de oxear aparece el lema
duplicado al no caber toda la información en la línea del renglón lo que obliga
a repetir la entrada pero, al igual que en los casos anteriores, se da un verbo
frecuentativo y uno que no lo es9.
7
8
9
Hemos documentado este verbo solo en Autoridades (1726) como «bandear v.a. ayudar,
auxiliar, proteger y amparar. Es voz anticuada, y formada del nombre Banda en el significado
de parcialidad».
El orden responde a la secuencia del Vocabulario.
Para la cuestión sobre la duplicación de las entradas dentro del Vocabulario vid. M. Vidal
Díez 2007.
385
VERBA HISPANICA XX/1
b) Un segundo grupo lo conforman los verbos que encierran una
onomatopeya bien del vocablo latino, i. e. baladrear (blactero), bien del lema
romance bambanear, burbugear, gargagear o gargarizar, oxear10, o de ambos
cloquear (glocio), cecear (balbutio), gorgear (garrio) y tartamudear (balbutio).
c) Un tercer grupo lo conforman los verbos romances terminados en -ear que
pueden corresponderse con verbos incoativos latinos, i. e. alborear (lucesco,
diluco) y blanquear (albeo, albesco; candeo, candesco); según la Academia, estos
verbos romances pueden asimilarse a verbos de cambio de estado (NGr 8.3e).
d) Por último, un nutrido grupo de verbos terminados en -ear que se
deben al esquema N+ear y A+ear sin que ello implique que se correspondan
con verbos frecuentativos latinos11 i. e. acarrear (acarreo) acocear (coz),
afear (feo), aguijonear (aguijón), ahelear (hiel), alcauetear. (alcahueta),
almonedear (almoneda), anadear (anade), apedrear (piedra), aporrear (porra),
apuñear (puño), asperear (aspero), assolear (sol), bahear (vaho), baladrear
(baladro), ballestear (ballesta), bauear (baua), blanquear (blanco), blandear
(blando), boquear (boca), bornear (borne), bouear (bobo), bozear (voz),
bracear (brazo), brauear (brauo), cabecear (cabeza), capitanear (capitán),
carpintear (carpintero), cocear (coz), codear ( codo), colear (cola), cornear
(cuerno),coxquear (cojo), çanquear (zanco), cegagear (cegajo), centellear
(centella), chorrear (chorro), deletrear (letra), despearse (pie), enseñorearse
(señor), escoplear (escoplo), espolear (espuela), garçonear (garzón), gatear
(gato), guerrear (guerra), glotonear (glotón), golosear (goloso), golpear
(golpe), gotear (gota), gusanear (gusano), hambrear (hambre), hardalear
(ár. hisp. hárdal), hermosear (hermoso), hormiguear (hormiga), hornaguear
(hornaguera), hornear (horno), humear (humo), lancear (lanza), lisongear
(lisonja), llantear (llanto), maçonear (mazo), manear (mano), mañear (maña),
mañanear (mañana), modorrear (modorra), montear (monte), mosquear
(mosca), nalguear (nalga), negreguear (negro), ojear (ojo), ondear (onda),
orear (oreo), oregear (oreja), paladear (paladar), parpadear (párpado),
passearse (paseo), patear (pata), pelear (pelea), platear (plata), pleitear
10 Como se puede comprobar, existen dos homógrafos: ojear de ojo y oxear del ár. hisp. ušš.
El DRAE ofrece dos entradas para el término ojear, la segunda de las cuales significa
«Ahuyentar la caza con voces, tiros, golpes o ruido, para que se levante, acosándola hasta
que llega al sitio donde se le ha de tirar o coger con redes, lazos, etc.», con el sentido de
abigo «echar fuera». Ušš es una «interjección de rechazo» del and, ušš –véase el Diccionario
de arabismos, s. v.– que puede interpretarse como una onomatopeya, aproximadamente la
voz para ahuyentar la presa.
11 Ponemos entre paréntesis el vocablo del que derivan de cada uno de ellos. Como en las
demás ocasiones, se sigue el orden en que aparecen los términos en el Vocabulario.
386
VERBA HISPANICA XX/1 • MÒNICA VIDAL DÍEZ
(pleito), putañear (puta), rabear (rabo), ralear (ralo), regatonear (regatón),
relampaguear (relámpago), rodear (rueda), rofianear (rufián), saltear (salto),
sanear (sano), señorear (señor), sestear (siesta), sopear (sopa), sopear (pie),
sortear (suerte), tauernear (taberna), tornear (torno), torrear (torre),
truhanear (truhán), trujamanear (trujamán), vadear (vado), vanear (vano),
verdeguear (verde).
Los verbos escomearse y recrear son un caso particular por presentar la secuencia
-ear pero no como sufijo derivativo.
Una vez llevado a cabo este análisis, podemos clasificar los verbos terminados
en -ear como sigue:
i) Verbos que en castellano pueden presentar el matiz frecuentativo y el
semelfactivo: cabecear, capitanear, chorrear, harrear, oxear.
ii) Verbos cuya correspondencia es un frecuentativo latino, los cuales, sin
embargo, no vienen marcados con ‘a menudo’, y que cumplen el esquema
N+ear: chapear, colear.
iii) Verbos con el esquema N+ear o A+ear que corresponden tanto a incoativos
latinos terminados en -esco como a sus étimos no incoativos sin sufijación,
alborear (alba), blanquear (blanco), y que sugieren un cambio de estado.
iiii)Verbos que en latín se forman a partir de una onomatopeya pero que en
castellano responden al esquema N+ear: baladrear (baladro).
v) Verbos onomatopéyicos en ambas lenguas: cloquear, cecear, gorgear y
tartamudear.
vi) Verbos que cumplen el esquema N+ear y A+ear12.
vii) Verbos que presentan la secuencia -ear sin que se trate de un sufijo
derivativo.
4
Conclusión
Comparando los verbos que en el Vocabulario refundido presentan la apostilla
‘a menudo’ con los verbos que terminan con el sufijo -ear podemos constatar
los siguientes resultados:
a) Los verbos sin el sufijo -ear que presentan la locución ‘a menudo’ se
corresponden con frecuentativos latinos que, no obstante, no tienen en castellano
necesariamente este matiz. La marca categoriza, pues, la correspondencia latina.
12 Vid. supra en este mismo apartado (3.2.d).
387
VERBA HISPANICA XX/1
Son excepción los verbos «gorgear las aues a menudo» (garrulo) y «gatear assi a
menudo» (repto) en los que coinciden la apostilla y el sufijo derivativo, es decir,
están doblemente marcados. Gorgear es de origen onomatopéyico (NGr 8.3g),
y gatear se corresponde con el esquema N+ear (NGr 8.3h). Hemos hallado,
además, dos lemas en que no se cumple este extremo: chapear y colear. Ninguno
de los dos viene acotado con ‘a menudo’ aunque su equivalencia refleja un
frecuentativo latino. Se trata de dos derivados que se pueden interpretar
como frecuentativo-iterativos en castellano, y pueden entenderse o bien como
onomatopeya el primero y como N+ear el segundo, o bien ambos como N+ear.
Recuérdese que los diccionarios que confeccionó Nebrija estaban pensados
para la traducción del latín al romance, o viceversa. De ahí la marca categorial
que acompaña el lema romance puesto que el matiz aspectual era absolutamente
necesario para una correcta interpretación de los textos13.
b) Verbos que responden al esquema -ear, onomatopéyicos en una, en otra, o
en ambas lenguas (NGr 8.3g). La noción frecuentativo-iterativa es inherente
a la propia naturaleza onomatopéyica de tales verbos.
c) Verbos que presentan el sufijo -ear y que en castellano pueden presentar
ambos matices; el frecuentativo y el semelfactivo. Los verbos encontrados de
este tipo son de tipo onomatopéyico o corresponden al esquema N+ear. El
hecho de que en latín haya más de un término, uno de ellos frecuentativo,
permite constatar que se ha perdido una parte de su matiz aspectual que debió
tener en latín, aunque en ciertos contextos puedan recuperarlo.
d) Verbos con el esquema N+ear o A+ear que se corresponden con incoativos
latinos terminados en -esco y sus correspondientes étimos sin sufijación.
Estos verbo sugieren un cambio de estado que, en latín, pueden presentar,
además, la acción en su comienzo o en su mera realización. En castellano esta
información, una vez más, depende del contexto si bien el verbo en sí puede
manifestar ambos matices.
e) Verbos que cumplen el esquema N+ear y A+ear según se ha señalado líneas
más arriba (vid. 3.2.d). Estos verbos no denotan un matiz aspectual peculiar
en la correspondencia latina. Por consiguiente, el sufijo -ear en castellano se
comporta exclusivamente como morfema postverbal que se aplica a bases de
tipo sustantivo o adjetivo. Si bien es cierto que muchos verbos terminados en
-ear son frecuentativos o iterativos, fácilmente se constata que no todos los
verbos que presentan la secuencia -ear admiten necesariamente este matiz.
13 Vid. M. Vidal Díez 2007.
388
VERBA HISPANICA XX/1 • MÒNICA VIDAL DÍEZ
En definitiva; cinco siglos después, la información gramatical que Nebrija
plasmó en las columnas de su Vocabulario refundido se ajusta a la teorización
gramatical del momento, y no solo eso: algunas de las recategorizaciones de los
eventos no son exclusivamente una propiedad pragmática o discursiva, sino
una posibilidad sémica del lema, presente ya en latín.
Bibliografía
Albertuz, F. (1995): «En torno a la fundamentación lingüística de la
Aktionsart». En:Verba, 22, 85-337.
Alcina, J., Blecua, J. M. (1975): Gramática española. Barcelona: Ariel.
Corriente, F. (1997): A Dictionary of Andalusi Arabic. Pa Leiden: Brill.
Corriente, F. (1999): Diccionario de arabismos. Madrid: Gredos.
Coseriu, E. (1980): «Aspect verbal ou aspects verbaux? Quelques questions
de théorie et de méthode». En: Jean David, Robert Martin (eds.), La
notion d’aspect, (Colloque organisé par le Centre d’analyse syntaxique de
l’Université de Metz, 1978). París: Klincksieck, 13-23.
Ernout, A., Meillet, A., André, J. (19854), Dictionnaire étymologique de la langue
latine. Histoire des mots. París: Klincksieck.
Fernández Pérez, M. (1993b): «Sobre la distinción aspecto vs. Aktionsart».
En: Estudios de Lingüística de la Universidad de Alicante, 9, 223-251.
Gili Gaya, S. (1943): Curso superior de sintaxis española. México D.F.: Minerva.
Lázaro Carreter, F. ([19683] 1981): Diccionario de términos filológicos. Madrid:
Gredos.
Martin, F. (1976): Les mots latins groupés par familles étymologiques. París:
Hachette.
Molina Yévenes, J. (1993): Iniciación a la fonética, fonología y morfología latinas
(ed. d’E. Borrell). Barcelona: Universitat Barcelona.
Monteil, P. (1992): Elementos de fonética y morfología del latín, trad. de C.
Fernández Martínez. Sevilla: Publicaciones de la Universidad.
NGLE: Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua
Española (2010): Nueva gramática de la lengua española. Manual. Madrid:
Espasa-Calpe.
Real Academia Española (1973): Esbozo de una nueva gramática de la lengua
española. Madrid: Espasa-Calpe.
389
VERBA HISPANICA XX/1
Roca Pons, J. (1960): Introducción a la gramática. Barcelona: Teide.
Sasse, H.-J. (1991): «Aspect and aktionsart. A reconciliation». En: Belgian
Journal of Linguistics, 6 (19-91), 31-45.
Vidal Díez, M. (2002): «Nebrija lexicógrafo: reflexiones sobre el Vocabulario de
romance en latín». En: Res Diachronicae, 1, 367-374.
Vidal Díez, M. (2003): «Nebrija lexicógrafo: aproximación a la categorización
gramatical en el Vocabulario de romance en latín». En: Res Diachronicae, 2,
422-430.
Vidal Díez, M. (2007): El vocabulario hispano-latino (1513) de æ. A. De Nebrija:
estudio y edición crítica. Tesis doctoral. Madrid, Universidad Carlos III:
http://e-archivo.uc3m.es/bitstream/10016/2538/6/Tesis_doctoral_
Monica_Vidal_Diez. pdf.
390
VERBA HISPANICA XX/1 • MÒNICA VIDAL DÍEZ
Mònica Vidal Díez
University of Barcelona
A menudo / -ear: frequentative verbs
in the Vocabulario (1513) by Nebrija
Keywords: Historical lexicography, linguistic historiography, historical
syntax
This paper aims to analyze the particle of the metalanguage a menudo with
which Nebrija accompanies some words of the revised Vocabulario (1513). In
Spanish, this expression is used to denote frequentatives or iterative verbs.
The analysis will show whether the metalanguage refers to the entry or to
the definition. As has been previously demonstrated, the structure of the
dictionary in many cases follows the Latin term. We will discuss the nature of
the lexical items’ structure and how we expect it to be used.
We also analyse the frequentative verbs ending in -ear which appear in the
dictionary, as well as their definitions, in order to determine whether they are
equivalent to the verbs studied before, i.e. those marked with the expression a
menudo. The study will evidence the methodology underlying the Vocabulario
in the area of frequentative verbs.
It is important to remember that Nebrija’s dictionaries (the Dictionarium
latinum-hispanicum and the Vocabulario de romance en latín) were designed to
translate Latin into Romance or vice versa. Therefore, the aspectual nuance
of the verbs was absolutely necessary for a correct interpretation of the texts.
391
VERBA HISPANICA XX/1
Mònica Vidal Díez
Univerza v Barceloni
A menudo/-ear: ponavljalni glagoli
v Nebrijovem delu Vocabulario (1513)
Ključne besede: historična leksikografija, lingvistična historiografija,
historična skladnja
Avtorica prispevka proučuje metajezikovno strukturo »a menudo«, ki v delu
Vocabulario (1513) Antonia de Nebrije spremlja nekatera glagolska gesla,
s čimer je poudarjeno, da gre za latinske glagole ponavljanja. Skozi analizo
se pokaže, ali se struktura »a menudo« nanaša na geslo sâmo ali na njegovo
latinsko ustreznico, poleg tega se pojasni strukturna narava leksikografskega
članka, ki vsebuje omenjeno strukturo.
V prispevku se prav tako proučijo španski glagoli ponavljanja na -ear, ki se v delu
pojavijo, ter njihove latinske ustreznice. Poseben poudarek je na ugotavljanju
narave njihovih odnosov in stopnje semantičnega ujemanja. Študija razkrije
tudi metodologijo, na podlagi katere je delo Vocabulario strukturirano z vidika
glagolov ponavljanja.
Ker sta bila Nebrijova slovarja (Dictionarium latinum-hispanicum in Vocabulario
de romance en latín) namenjena predvsem za prevajanje iz latinščine v romanski
jezik in obratno, je povsem jasno, da je bilo upoštevanje aspektualnega vidika
nujno za ustrezno interpretacijo besedil.
392
Fly UP