...

Estarás conmigo en el paraíso

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

Estarás conmigo en el paraíso
Estarás conmigo
en el paraíso
"Y dijo a Jesús: Acuérdate de mí cuando vengas
en tu reino. Entonces Jesús le dijo: De cierto te
digo que hoy estarás conmigo en el paraíso"
Estarás Conmigo en el Paraíso
"Y dijo a Jesús: Acuérdate de mí cuando vengas en tu reino. Entonces Jesús le
dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso" (Lucas 23: 42, 43).
Hay tal vez millones de personas que creen en la ida al cielo después de la muerte física, y esta creencia se ha infiltrado en casi la mayoría de las religiones “cristianas” y este verso que
analizaremos es una base en que sustentan su fe, para afirmar que toda persona al morir recibe como recompensa el cielo o paraíso. Analizaremos a la luz de la palabra de Dios para llegar
a la conclusión, ¿Que fue lo que el Señor Jesús expreso al malhechor en la cruz?
E
l Señor Jesucristo
afirmo antes de morir, de que el estaría
en
la
tumba:
“Porque como estuvo Jonás
en el vientre de la ballena tres
días y tres noches, así estará el
Hijo del hombre en el corazón
de la tierra tres días y tres noches” (Mateo 12:40) y esto fue
exactamente lo que ocurrió
después de su crucifixión. Al
morir el divino maestro no ascendió al cielo como es la
creencia tradicional, sino que el
fue sepultado como todo hombre que muere. ¿Pudo entonces
el malhechor estar con Cristo
en el paraíso ese mismo día?
Todos hemos leído acerca de la
Estarás conmigo en el paraíso — Página 2
extraña historia del el malhechor de la cruz que la biblia registra, muchos afirman que el
malhechor entro al paraíso el
mismo día que fue crucificado.
Si esto fuera real entonces el
malhechor llego al paraíso antes del Señor Jesucristo, porque
como ya analizamos que lo que
sucedió con el Maestro después
de su muerte fue descender al
sepulcro. Esto mismo lo afirmo
el apóstol Pablo a la Iglesia de
Corinto: “Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; y que
fue sepultado, y que resucitó
al tercer día, conforme a las
Escrituras”. (1 Corintios 15:34) Notemos, la palabra de Dios
dice que Jesús fue sepultado,
aquí no menciona que le cuerpo
fue enterrado y que su alma fue
al paraíso, especifica claramente que el fue sepultado
(enterrado). El estuvo muerto
por tres días, el murió por nuestros pecados, pero después resucito de lo muertos, al cumplirse los tres días y las tres noches. Pero durante los tres días
y las tres noches el Maestro estuvo en l sepulcro: “Y en aquel
lugar donde había sido crucificado, había un huerto, y en
el huerto un sepulcro nuevo,
en el cual aún no había sido
puesto ninguno. Allí [en la
tumba - en el sepulcro]... pusieron a Jesús” (Juan 19:4142) después de la resurrección
los ángeles corroboraron el lugar de donde había estado el
Señor Jesucristo: “No os asustéis; buscáis a Jesús nazareno,... ha resucitado, no está
aquí; mirad, el lugar en donde
le pusieron” (Marcos 16:6).
¡Allí estaba el lugar a donde
Jesús había ido ese día, el sepulcro, la tumba en el huerto
cerca del sitio donde ocurrió la
crucifixión! Jesús estuvo en el
sepulcro ese día, durmiendo el
Por Abiel Hernández Florez
sueño de la muerte. ¡Él no fue
al paraíso ese día, no estuvo
con el ladrón ese día, el malhechor no fue sepultado con Él en
la misma tumba! ¡Lo anterior
está plenamente comprobado!
cielo” ¡el trono (Reino) de
Dios! “... al paraíso, donde
oyó palabras secretas que el
hombre no puede decir”. Entonces, el paraíso se encuentra
en la presencia del trono de
Dios.
parque o jardín tan alejado de
la comprensión humana, que es
imposible describirlo. ¡Un día,
en el futuro, el paraíso estará
finalmente sobre esta Tierra
hecha nueva!
Cuando Jesús murió, la vida ce¡Jesús afirmó que el malhechor
só en Él. Estuvo muerto, Continuemos con la descripción arrepentido estaría con Él en
“Porque los que viven saben bíblica del paraíso. “El que tie- ese paraíso! Pero la nueva Jeque han de morir: mas los ne oído, oiga lo que el Espíritu rusalén no está terminada todamuertos nada saben, ni tienen dice á las iglesias. Al que ven- vía. Jesús está aún preparando
más paga; porque su memoria ciere, daré á comer del árbol
es puesta en olvido. También de la vida, el cual está en mesu amor, y su odio y su envi- d i o d e l p a r a í s o d e
dia, feneció ya: ni tiene ya Dios” (Apocalipsis 2:7). Vea
másparte en el siglo, en todo también Apocalipsis 21:1-2.
lo que se hace debajo del Estos dos versículos se refieren
sol” (Ec. 9:5-6). Y “Todo lo a “la santa ciudad, la nueva
que te viniere á la mano para Jerusalén... [Que descendía]
hacer, hazlo según tus fuer- del cielo, de Dios”. En esta
zas; porque en el sepulcro, ciudad, que es también tipo de un lugar para nosotros en ella
adonde tú vas, no hay obra, ni la Iglesia, encontramos “un rio (Jn. 14:2). Y la nueva Jerusalén
industria, ni ciencia, ni sabi- limpio de agua de vida, res- no estará completamente preduría”. (Ec. 9:10). El lugar plandeciente como cristal, que parada sino hasta después del
donde Jesús estuvo ese día fue salía del trono de Dios y del milenio (Ap. 20:1-5). Hasta
el sepulcro, donde no hay co- Cordero. En el medio de la entonces y no antes, descendenocimiento de nada. ¡La Escri- calle de la ciudad, y a uno y rá ésta a la Tierra ¡y hasta entura así lo dice!
otro lado del río, estaba el ár- tonces entrará al paraíso el
bol de la vida…” (Ap. 22:1-2). m a l h e c h o r a r r e p e n t i d o !
¿COMO ES EL PARAISO?
¿Notó usted eso? La nueva Jeru¿Pero dónde está el paraíso? salén es el paraíso de Dios — ¿Qué quiso decir entonces Jesús
Note 2 Corintios 12:1-5. El que baja del cielo — la ciudad al expresar: “hoy estarás conapóstol Pablo habla de uno a cuyo hacedor y edificador es migo en el paraíso”?
quien él conoció y que tuvo Dios. La nueva Jerusalén convisiones maravillosas y revela- tiene el árbol de la vida. En la Lo que el Señor Jesucristo dijo
ciones del Señor. En una visión nueva Jerusalén está el paraíso realmente, no es lo que la mafue “arrebatado hasta el tercer de Dios, una verdadera ciudad, yoría de las personas ha suEstarás conmigo en el paraíso — Página 3
Por Abiel Hernández Florez
puesto. A continuación veremos la trascripción original del
Griego; pues la palabra “que”
no figura en el original:
και ελεγεν ιηζοσ μνηζθηηι μοσ οηαν ελθης
εις ηην βαζιλειαν ζοσ
kai elegen iêsou mnêsthêti mou hotan
elthês eis tên basileian sou
y decía a Jesús acuérdate de mí cuando
vengas en [por] el reino tuyo
και ειπεν ασηω αμην ζοι λεγω ζημερον
μεη εμοσ εζη εν ηω παραδειζω
kai eipen autô amên soi legô sêmeron
met' emou esê en tô paradeisô
y dijo a él verdaderamente te digo hoy
conmigo estarás en el paraíso
Entonces el versículo podría traducirse perfectamente bien de
esta otra manera: “De cierto te
digo hoy: estarás conmigo en
el paraíso”. (En otras traducciones la palabra «que» ha sido
agregada, pero en el manuscrito griego original no existe.) El
misterio de este famoso dicho
de Jesús se soluciona mediante
una puntuación correcta. Nunca permitamos que nos confun-
da una falsa interpretación.
Porque ¿cómo podría Cristo o
el ladrón haber ido al paraíso
ese mismo día? Así que toda
á mi Padre y á vuestro Padre,
á mi Dios y á vuestro Dios.
Fué María Magdalena dando
las nuevas á los discípulos de
que había visto al Señor, y
que Él le había dicho estas
cosas.” (Juan 2017-18)
El malhechor arrepentido que
fue crucificado con Jesús está
todavía muerto y enterrado.
Jesús sólo es el primero de los
que resucitarán de entre los
muertos (Romanos 8:29; Hechos. 26:23; 1 Corintios
15:23). ¡Pero vendrá el tiempo
cuando este hombre sea resucitado también y entre al paraíso
de Dios que descenderá a esta
Tierra, según fue prometido!
esa confusión se debe solamente a un defectuoso orden de palabras en las versiones comunes. Jesús, al utilizar la palabra
«hoy», estaba haciendo hincapié en el momento en que hizo
su promesa, y no en la hora
cuando Él estaría en el paraíso. El malhechor sabia de la segunAun después de su resurrec- da venida se hijo de Dios, y
ción, menciono que no subía tenia conocimiento que vendría
aun al Padre: “Dícele Jesús: a establecer un reino, y a eso se
No me toques: porque aun no refería cuando el suplicaba
he subido á mi Padre: mas ve ¡Acuérdate de mí cuando vená mis hermanos, y diles: Subo gas en tu reino! .
Esta es una publicación de la Conferencia General de la Iglesia de Dios, A.R. Templo Jerusalem IV
Salvo indicación contraria, las citas bíblicas son de la versión Reina-Valera, revisión de 1960.
Puede enviar sus comentarios, preguntas o solicitudes a esta dirección:
Heriberto Jara No. 330, Col. Emiliano Zapata, Celaya, Gto. CP 38030; Correo Electrónico: [email protected]
Portal Web: idedios-jerusalem.jimdo.com
Oficinas Generales:
Calle Norte 66, No-3731, Col. Mártires de Río Blanco, C.P. 07831, Apartado Postal 131-039; México, D.F.
www.iglesiadedios-ar.com
Estarás conmigo en el paraíso — Página 4
Por Abiel Hernández Florez
Fly UP