...

La determinación de la pena. Reglas generales. Pena en su mitad

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

La determinación de la pena. Reglas generales. Pena en su mitad
La determinación de la pena. Reglas
generales. Pena en su mitad superior e
inferior. Pena superior e inferior en
grado. (02/2013)
En muchas ocasiones nos preguntamos como y en base a qué criterios
los Jueces y Tribunales imponen las penas que el Código Penal prevé
para los delitos que aparecen regulados en la propia norma penal.
Para saber los criterios y reglas que siguen los encargados de
imponer las penas a los responsables de una infracción penal
debemos acudir al propio Código Penal, donde se establecen las
reglas que deben seguir los Jueces y Tribunales a la hora de
imponer las penas y sobretodo que criterios se utilizan para
moverse dentro del marco de la pena, esto es, entre el límite
mínimo y máximo de una pena a la hora de su imposición.
El sistema general de determinación de la pena que se sigue en
España conjuga dos principios:
1. Principio de Legalidad.
2. Principio de Proporcionalidad.
El principio de legalidad es muy importante porque en el sistema
español rige la idea de que los delitos y las penas tienen que
estar determinados por ley (en este caso el Código Penal tiene que
indicar qué pena corresponde a cada delito.)
El principio de proporcionalidad entra en juego porque la gravedad
de los delitos no es siempre la misma y las circunstancias del
autor del delito tampoco coinciden de unos delitos a otros. Es
preciso llegar a una pena que se ajuste a estos dos elementos
(gravedad de los hechos y circunstancias del autor). Tarea ésta
bastante compleja.
¿Cómo se ajusta la pena a la gravedad de los hechos?
En los delitos puede haber coeficientes de gravedad como
componentes violentos, intimidatorios, conductas de engaño, daños
físicos,
económicos,
morales,
abuso
de
cargo
público,
enriquecimiento
ilícito,
cometidos
a
través
de
estructuras
(delincuencia organizada) etc. Cada componente implica que el
delito reviste una gravedad específica y todo eso hay que
analizarlo para concretar la pena. Hay una parte de esta tarea que
ya la hace el propio Código Penal, el ajustar las penas. Pero hay
una parte no resuelta por el Código Penal y que le corresponde al
Juez dentro de un marco general, adaptando la pena a cada caso
concreto.
Hay 3 fases para determinar la pena que tiene que cumplir un
condenado: legislativa, individual y penitenciaria. La que más nos
interesa para saber que criterios utilizan los Jueces y Tribunales
a la hora de fijar la pena para el responsable de una infracción
penal es la fase individual, también llamada de determinación o
individualización cuantitativa de la pena, y es que, partiendo de
un marco legal genérico, que nos da un máximo y un mínimo, esta
fase consiste en establecer la pena superior o inferior en grado o
aplicarla en su mitad inferior o en su mitad superior.De ser
preciso es lo primero que debe hacer el Juez. Lo segundo que debe
hacer es sustituir la pena cuando el Código Penal lo permite. En
tercer lugar, el Juez en algunos casos tiene que elegir la pena
porque el Código Penal permite la elección de penas alternativas.
Una vez que el juez ha hecho las operaciones anteriores, tiene que
cerrar la cantidad de la pena.
Las operaciones que realiza el juez para determinar la cantidad de
la pena se llaman REGLAS DE DETERMINACIÓN JUDICIAL DE LA PENA, que
son la forma de contemplar la gravedad de los hechos y las
circunstancias del autor en cada caso concreto.
La aplicación de todas estas reglas, al final, debe dejar una cifra
cerrada de la pena, aunque no siempre dejan una cifra cerrada, hay
excepciones. Esto ocurre porque las reglas le dan margen de
maniobra al Juez.
Reglas Generales. La mitad inferior y la
superior en grado y pena inferior en grado.
mitad
superior.
Pena
¿Cómo se calculan las mitades superior e inferior de las penas?
Hay
que
calcular
esas
mitades
porque
dependiendo
de
las
circunstancias que concurran en el caso concreto (agravaciones,
atenuaciones y eximentes incompletas) el Juez va a tener que
aplicar la mitad superior o inferior de la pena dependiendo de cómo
sea el caso.
Para hacer ese calculo se resta al límite máximo el límite mínimo y
el resultado se divide entre dos.
Por ejemplo: en el caso de la pena de homicidio del artículo 138
del Código Penal (límite máximo 15 años y límite mínimo 10 años),
sería:
15 – 10 = 5
5 / 2 = 2,5
En el caso de la mitad superior, se le resta este resultado al
límite máximo de la pena. Por ejemplo, en el caso de la pena de
homicidio sería:
15 – 2,5 = 12,5
Para calcular la mitad inferior, se le suma el resultante al límite
mínimo. Por ejemplo, en el caso de la pena de homicidio sería:
10 + 2,5 = 12,5
Por lo tanto para la pena de prisión por homicidio, que el Código
Penal establece entre 10 y 15 años, si consideramos la pena en su
mitad inferior ésta abarcaría de 10 a 12,5 años, mientras que si la
consideramos en su mitad superior ésta abarcará entre 12,5 y 15
años, según las operaciones realizadas anteriormente.
¿Cómo se calcula la pena inferior en grado y la pena superior en
grado?
Para calcular la pena superior en grado siempre se arranca del
límite máximo de la pena, que se convierte en el límite mínimo de
la pena superior en grado. Se divide ese límite entre dos y el
resultante se le suma al mismo.
Por ejemplo: en el caso del homicidio, se divide el límite máximo
entre dos (15 / 2 = 7,5) y el resultante se le suma a dicho máximo,
quedando (15 + 7,5 = 22,5). Así, el límite mínimo de la pena
superior en grado sería 15 años y el límite máximo de la pena
superior en grado sería 22,5 años.
Para calcular la pena inferior en grado se busca el límite mínimo
de la pena y se divide entre dos, sumándosele el resultante a dicho
límite mínimo.
Por ejemplo: en el mismo caso de homicidio, el límite mínimo de 10
años se divide entre dos, resultando un total de 5 años. Esa cifra
se le resta al límite mínimo, pasando a convertirse en el nuevo
límite mínimo. (10 / 2 = 5 // 10 – 5 = 5 // Límite mínimo 5 años,
límite máximo 10 años).
Para evitar que coincida el límite máximo de una pena con el límite
mínimo de la siguiente, lo que se hace es aumentar 1 día al límite
mínimo de la pena superior en grado. Así pues, en el caso de
homicidio la pena superior en grado iría desde los 15 años y 1 día
hasta los 22,5 años.
Para evitar que coincida el límite mínimo de la pena con el límite
máximo de la pena inferior en grado, se le quita un día al límite
máximo de la pena inferior en grado. Así, en el caso de homicidio,
la pena inferior en grado iría desde los 5 años hasta los 10 años
menos 1 día.
¿Qué ocurre cuando la pena es superior o inferior en dos grados?
En este caso se toma como punto de partida la pena superior o
inferior en grado y no el marco penal genérico. Se realiza la misma
operación vista anteriormente tomando esas referencias.
Estas operaciones sólo se aplican a las conductas del LIBRO II del
Código Penal, no a las faltas. En el caso de éstas, se aplica la
discrecionalidad del Juez para ajustar la pena, ciñéndose sólo a
dos límites:
1. Motivar lo que él decida (fundamentarlo).
2. Dejarse guiar por las circunstancias del caso concreto y las
circunstancias del autor
http://www.policial.es/
Fly UP