...

8 Capacidades para la vida diaria

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

8 Capacidades para la vida diaria
71
Capítulo 8
Capacidades para la vida diaria
Su niño todavía es pequeño pero algún día será una persona adulta.
Un niño
que es ciego o no ve bien, con el tiempo puede convertirse en un miembro
competente y activo de su familia y de su comunidad. Al igual que otros niños, él
necesita aprender a...
• encargarse de sus propias necesidades
• ayudar con en el trabajo de la familia
• ser independiente
• portarse correctamente
Encargarse de sus propias necesidades
El comer, vestirse, ir al baño y asearse son algunas de las actividades de la
vida diaria. Un niño que no puede ver bien necesita aprender a hacer todas
estas cosas para no tener que depender de otras personas. A medida que vaya
creciendo, si él puede encargarse de sus propias necesidades, tendrá mucho menos
dificultades para ir a la escuela y para ganarse la vida.
Para mí es mucho más
fácil vestir y darle de
comer a Ayoka. Me
voy a tardar mucho en
enseñarle esas cosas. No
tengo tiempo.
Sí, yo sé que ahora te parece
muy difícil, pero piensa en el
tiempo que vas a ahorrarte
después. Si Ayoka aprende a
vestirse sola, tú vas a tener más
tiempo para hacer todas las
cosas que tienes que hacer
cada mañana.
Mi mamá, Fola, está
casi ciega. Tal vez
ella pueda darte
algunos consejos que
te faciliten las cosas.
Y piensa lo orgulloso
que vas a sentirte
cuando Ayoka pueda
vestirse sola. Además,
no quiere estar bien
que la vistas cuando ya
sea una niña grande.
72
capacidades para la vida diaria
Ayudar con el trabajo de la familia
Como cualquier otro niño, un niño que es ciego o que no ve bien puede aprender
a ayudar con el trabajo de la familia. Al principio, él necesitará más ayuda.
Pídale que comience con tareas sencillas, para que pueda tener éxito. A medida
que se vaya volviendo más capaz, déle tareas más difíciles. Así usted tendrá
menos trabajo y le demostrará a su niño que él es un miembro importante de la
familia. Esto le ayudará a él a tener más confiaza en sí mismo y más esperanzas
para el futuro.
Un niño puede empezar a
aprender algo acerca de
la agricultura sembrando
semillas y cuidando a las
plantitas que nazcan.
Más adelante el niño
puede ayudar a su
papá o a su mamá a
sembrar los campos.
El podrá seguir con
los pies los surcos del
arado.
Carmencita, te voy
a enseñar a lavar
los platos que
acabamos de usar.
Ayúdele a su niño a entender
todos los pasos de una tarea.
Por ejemplo, si se trata de
una comida, explíquele de
dónde vienen los alimentos,
cómo se prepara la comida,
dónde se guardan y cómo se
limpian los platos después
de una comida.
ayudar a los niños ciegos (2002)
capacidades para la vida diaria
73
Ser independiente
Para un niño, ser
independiente es tener la
oportunidad de hacer cosas
por sí mismo, sin ayuda de
los demás. A veces, la familia
de un niño ciego protege a
ese niño demasiado porque
se preocupa por su bienestar.
Lo malo es que cuando él sea
mayor, no podrá hacer las
cosas por sí mismo.
En vez de impedir que
su niño trate de hacer
nuevas cosas, es mejor
que le enseñe cómo
hacer esas cosas de una
forma segura.
Portarse bien
Al igual que cualquier otro niño, un niño que
es ciego o que no ve bien necesita ser tratado
con cariño, pero también con firmeza. Sin
embargo, a veces las personas le tienen
tanta lástima a un niño ciego que no
le imponen límites a su conducta y
dejan que él haga cosas que no
dejarían que otros niños hicieran.
Trate de imponerles las mismas
reglas a todos sus niños.
Tuanai,
por favor
cierra la
boca cuando
mastiques.
Luis, esa es la comida de Julia.
Por favor, cómete lo que tú
tienes en tu plato.
Enséñele a su niño los mismos modales que
los otros niños aprenden. Es posible que,
al comer, un niño ciego tenga que hacer
ciertas cosas que otros niños no hacen,
como por ejemplo, tocar la comida
para saber qué es y dónde está. Sin
embargo él deberá aprender a usar
los mismos modales para comer
que se usan en su comunidad. Así
podrá comer con otra gente sin que
su familia se sienta avergonzada.
ayudar a los niños ciegos (2002)
74
capacidades para la vida diaria
ACTIVIdades
Si su niña puede ver un poco, asegúrese de adaptar estas actividades de modo
que ella pueda aprovechar lo más posible la vista que le queda (vea el capítulo 4).
Comer
Los niños ciegos pueden desarollar las capacidades necesarias para comer a la
misma edad que los niños que sí ven. Espere que su niña haga lo mismo que
los otros niños de su comunidad y de su misma edad. Las edades en que los
niños desarrollan diferentes capacidades varían de una comunidad a otra. Sin
embargo, en general, muchos niños adquieren ciertas capacidades a ciertas
edades, como se describe aquí:
Del nacimiento a los 4
meses: Un bebé chupa y
traga. También aprende
a abrir la boca cuando
alguien le va a dar de
comer.
A los 6 meses o más: Junto con
la leche de pecho, empieza a
comer alimentos blandos y
machacados, como arroz o
papillas. Puede que empiece a
beber de una taza.
De los 6 meses al año:
Empieza a comer pedacitos
de comida con las
manos. Hay que seguir
amamantándole cuando él
quiera.
De los 9 meses al año:
Empieza a comer comidas
machacadas y
a usar una cuchara.
De 1 a 3 años: Aprende a
usar mejor una taza y los
cubiertos.
A los 3 años: Puede
comer casi toda la
comida de los adultos.
Una niña que no ve bien aprenderá a comer sola más rápidamente si come más
o menos a la misma hora todos los días, en el mismo lugar y con otras personas.
Eso le ayudará a aprender que la gente come de una forma determinada.
Además, ella aprenderá más rápidamente los nombres de los alimentos si todos
en la familia usan los mismos nombres para ellos.
ayudar a los niños ciegos (2002)
capacidades para la vida diaria
75
s
Para preparar a su niña a comer por sí misma
Usted puede ayudar a su niña desde pequeña a empezar a desarrollar las
capacidades que ella necesitará más adelante para comer por sí misma.
Cuando esté a punto de amamantar a su bebé, déle una
señal para avisarle lo que va a hacer. Por ejemplo, podría
tocarle su mejilla. Mientras ella come, coloque una de sus
manitas sobre el pecho de usted. Eso le ayudará a ella
aprender de dónde viene la leche.
Cuando empiece a darle alimentos blandos
a su bebé, avísele cuándo vaya a ponerle la
comida en la boca. Deje que ella toque el
plato y mantenga la manita de ella en las
suya a medida le lleva la comida a la boca.
Explíquele qué es lo que está comiendo y a
qué sabe, y anímela a que toque y huela la
comida. Si escupe la comida, no se rinda. Ella
necesita acostumbrarse a comer de nuevas
formas aparte de mamar.
Anime a su bebé a que pruebe diferentes
tipos de comidas. Cuando ya pueda comer
alimentos machacados, déle de comer lo
mismo que comen los adultos. Así
será más probable que quiera esos
alimentos cuando sea más grande.
No deje de ofrecerle alimentos que
tengan diferentes texturas, aunque
a ella no le gusten. Ella necesita
comer diferentes alimentos para
aprender a tragar bien.
Marisol, abre la
boca. Aquí viene
el arroz.
Elisa, toma,
aquí tienes unos
camotes... mmm,
¡lo que a mamá
más le gusta!
Antes de alimentar a su niña,
deje que ella toque la comida.
Si su bebé no puede sostener la cabecita erguida, siéntela en su regazo y apóyele
la cabecita con su brazo. Para fortalecer los músculos del cuello, vea la página
37.
ayudar a los niños ciegos (2002)
76
capacidades para la vida diaria
s
Para ayudar a su niña a aprender a comer por sí misma
Cuando su niña esté aprendiendo a beber de una
taza, primero déjela que toque la taza y el líquido
que está adentro. Después deje que ella agarre la
taza y que huela el líquido mientras usted lleva
la taza hasta su boca. Anímela a que tome un
traguito. Finalmente, ayúdele a poner la taza de
regreso en su lugar.
¿A ver, dónde está tu
boca? La comida va
derechito a tu boca,
Melisa.
Su niña comerá mejor si
está sentada derechita.
Cuando su niña comience a levantar pedacitos
de comida con las manos, deje que ella toque y
huela la comida. Puede que, al principio, ella
necesite mucha ayuda para meterse la comida
en la boca, pero poco a poco ella podrá hacerlo
mejor por sí misma.
Ayude a su niña a aprender a usar los utensilios para comer que se usan en
su comunidad, como cuchara o palillos, o a comer con los dedos, si esa es la
costumbre. Enséñele cómo sostener el utensilio, cómo levantar la comida con
él y cómo llevarse la comida a la boca. Poco a poco vaya ayudándole menos.
Siéntese detrás de ella mientras le guía la mano. Tenga paciencia. Al principio,
su niña hará un batidillo. Por lo general, los niños se tardan como un año en
poder comer bien por sí mismos.
Aún después de que su niña
comience a usar cubiertos, deje
que toque la comida para que sepa
qué es y dónde está cada cosa en
su plato. También es una buena
idea poner la comida y la taza de
su niña en el mismo lugar cada vez
que ella vaya a comer.
ayudar a los niños ciegos (2002)
Los frijoles están
a la derecha
y el arroz a la
izquierda, como
siempre.
capacidades para la vida diaria
77
Deje que su niña coma con el resto de la familia para que aprenda que comer es
una actividad social. Anime a todos a incluirla en lo que esté pasando.
Anita, ¿oíste
eso? Tu hermano
acaba de tirar su
vaso de leche.
Enséñele a su niña a morder los alimentos con
los dientes delanteros para tomar bocados y a
masticar con las muelas. Para enseñarle a
masticar, ponga la manita de ella sobre la
quijada de usted mientras usted mastica.
Si ella no sigue su ejemplo, muévale la
quijada suavemente hacia arriba y
hacia abajo para mostrarle cómo se
siente masticar.
Artí, ¿sientes
cómo muevo la
boca? Así es
como mastico
la comida.
Irene, detente
cuando el agua
te llegue hasta
el dedo.
Cuando su niña pueda sostener una jarra,
enséñele a servirse agua. Ella sabrá cuando
su taza esté llena, si mete uno de sus dedos en
una orilla de la taza. (Pruebe esto usted mismo
con sus ojos cerrados.)
ayudar a los niños ciegos (2002)
78
capacidades para la vida diaria
Vestirse
Los niños aprenden a vestirse a diferentes edades, dependiendo de las costumbres
locales. Muchos niños, sin embargo, van aprendiendo diferentes pasos para
vestirse más o menos a las edades que indicamos aquí:
Cuando es
menor de
un año:
Una bebé no
ayuda para
nada.
Al año de edad:
La niña empieza
a ayudar cuando
alguien la viste.
A los 2 años:
A los 3 años:
La niña puede
quitarse la ropa
holgada.
La niña puede
ponerse ropa
holgada.
A los 4 años:
A los 5 años:
La niña puede
abrocharse
los botones
grandes.
La niña puede
vestirse sola,
excepto que
quizás no pueda
hacer ciertas
cosas difíciles.
Una niña ciega aprenderá a vestirse sola más rápidamente si se viste en el mismo
lugar todos los días. También ayuda que todos los miembros de la familia siempre
usen el mismo nombre para la misma prenda y que den las mismas intrucciones
en el mismo orden cada vez. Lo mejor es enseñarle a su niña a vestirse y
desvestirse cuando ella necesite hacerlo-por ejemplo, cuando necesite quitarse
la ropa para bañarse o cuando necesite vestirse antes de salir. Eso le ayudará a
entender por qué se quita y se pone la ropa.
ayudar a los niños ciegos (2002)
capacidades para la vida diaria
79
s
Para preparar a su niña a vestirse y desvestirse por sí misma
Deje que su niña toque lo que
se vaya a poner. Así, antes
de ponerse cada prenda, ella
aprenderá cómo se siente
su ropa y cuál es su forma.
Descríbale la ropa y dígale de
qué color es.
Mina, aquí
tienes tu
camisa roja.
Te estoy
poniendo tu
camisa roja
por encima de
la cabeza.
A medida que vista a su
niña, dígale el nombre de
cada prenda y en qué parte
del cuerpo se pone.
Rosa, levanta el
brazo derecho para
que pueda ponerte
la manga de tu
blusa amarilla.
Pídale a su niña que
le ayude mientras la
viste. Así aprenderá que
ella toma parte en la
actividad de vestirse.
ayudar a los niños ciegos (2002)
80
capacidades para la vida diaria
s
Para ayudar a su niña a vestrise y desvestirse por sí misma
Marque de alguna forma (por
ejemplo, con un nudo, un
pedacito de tela o un seguro) la
parte trasera de la ropa de su
niña. Así ella sabrá qué parte
ponerse hacia adelante. También
marque uno de sus zapatos para
que ella pueda distinguir entre el
zapato derecho y el izquierdo.
Ouan, este
botón está en
la parte de
atrás de tus
pantalones.
Para los niños, es más fácil quitarse la ropa que ponérsela. Por eso, enséñele
primero a su niña a desvestirse.
...luego
siéntate y
quítatelos.
María, primero
empuja tus
pantalones para
abajo...
Para ayudar a su niña a aprender a ponerse los pantalones, ayúdele primero a
encontrar el frente de los pantalones. Luego ayúdele a ponérselos.
Roberta, mete el pie derecho
en la pierna derecha del
pantalón. Empuja hasta que
tu pie salga por el agujero.
Luego haz lo mismo con el pie
izquierdo.
ayudar a los niños ciegos (2002)
Ahora súbete los
pantalones.
capacidades para la vida diaria
81
Para ayudar a su niña a ponerse una camisa, explíquele que la camisa tiene 3
agujeros y que el más grande es para la cabeza. Entonces...
Ayúdele a
doblar la
camisa un
poco para
que pueda
meter la
cabeza por
el agujero
más
grande...
Yena, primero
encuentra el
agujero más
grande para tu
cabeza.
...y a meter
cada brazo
en una
manga y a
jalarse la
camisa para
abajo.
Ayude a su niña a aprender a desabrochar
botones. Quizás al principio sea más fácil
enseñarle usando ropa de adulto, porque
los botones son más grandes. Cuando
ya sepa cómo desabrochar botones,
enséñele a abrocharlos.
Ahora mete las
manos por los
agujeros más
pequeños.
Chian-yi, toma
el botón con una
mano, voltéalo de
lado y empújalo
por el hoyito en la
camisa.
Enséñele a su niña a siempre guardar su ropa
en el mismo lugar. Así ella podrá encontrarla
fácilmente y necesitará menos ayuda.
Después de que lavo la
ropa, Olivia, la tiendo
en el sol para que se
seque.
Enséñele a su niña
cómo uno lava y seca
la ropa.
ayudar a los niños ciegos (2002)
82
capacidades para la vida diaria
Usar el excusado o la letrina
Una niña (o un niño) necesita aprender a usar el excusado (retrete) o la letrina
para mantenerse limpia y seca. Una niña que ya sabe usar el excusado...
• se da cuenta cuándo necesita orinar u obrar y ha aprendido a “aguantarse”
para no ensuciar su ropa ni el piso.
• usa solita el excusado (o la letrina), pide ayuda para limpiarse, se viste sola
y tira los desechos (si es necesario).
No todos los niños aprenden a usar el excusado a la misma edad. Esto varía
según su desarrollo y también según las costumbres de su área. Con ayuda,
muchos niños aprenden a permanecer secos alrededor de los 2 años o
2 años y medio. Los niños ciegos pueden tardarse más en aprender a usar
el excusado que los niños que sí ven.
Cuando su niña pueda permanecer seca como por 2 horas, ella podrá empezar
a reconocer la sensación de que tiene que ir al baño. Éste es el momento de
comenzar a enseñarle a usar el excusado.
s
Para preparar a su niña a aprender a usar el excusado
Cuando le cambie el pañal a su niña, descríbale
la diferencia entre los pañales mojados y los
pañales secos, usando siempre las mismas
palabras. Deje que toque los pañales para que
ella pueda sentir la diferencia.
Este pañal
está
mojado. Te
voy a poner
uno seco.
Silvia, ésta es
la puerta de
la letrina.
Siempre vaya a la letrina por el mismo camino para
que su niña aprenda cómo llegar allí.
ayudar a los niños ciegos (2002)
Cuando usted vaya al baño,
lleve a su niña consigo o y
descríbale lo que está pasando.
Use siempre las mismas
palabras. Asegúrese de que
cada quien en la familia use las
mismas palabras.
capacidades para la vida diaria
83
s
Para ayudar a su niña a usar el excusado sola
Fíjese a qué horas moja su niña los
pañales generalmente y llévela al
excusado justo antes de esas horas.
Haga esto a lo largo del día entero, a
las horas en que sea más probable que
ella se moje (por ejemplo, después de
comer, antes de hacer siesta y antes de
acostarse por la noche).
Jina, vamos al
excusado. Tú casi
siempre mojas el
pañal a esta hora.
¿Puedes decir pipí
cuando sientas
ganas de hacer
pipí?
Enséñele a su niña a avisarle cuándo
necesita usar el excusado. Ella puede
usar cierta palabra o una señal para
avisarle.
Enséñele a sentarse o acuclillarse
para orinar y obrar y muéstrele
cómo limpiarse. Felicítela cuando
use bien el excusado.
Estoy aquí,
junto a ti,
Lidia.
¡Muy bien,
Luisa! ¡Usaste
el excusado,
como lo
hago yo!
Quédese con su niña mientras usa el
excusado hasta que ella no tenga miedo de
estar sola. Si usa una letrina con barandales
o agarraderas, enséñele a agarrarse y a
poner ambos pies en el suelo para que no
tenga miedo de caerse en el hoyo.
Si su niña se hace pipí antes de llegar al
excusado, llévela de todos modos y cámbiela
allí. Así ella aprenderá a relacionar el tener la
ropa seca con el hecho de usar el excusado.
ayudar a los niños ciegos (2002)
84
capacidades para la vida diaria
El aseo personal
Al igual que cualquier otro niño, un niño ciego necesita aprender a
lavarse las manos, bañarse, cepillarse los dientes y peinarse.
s
Para enseñarle a su niña a asearse
Ayúdele a su niña a aprender a estar
limpia y por qué eso es importante. Por
ejemplo, mientras usted se lava y se
seca las manos, descríbale lo que está
haciendo y cuáles partes del cuerpo
está usando. Deje que ella sienta sus
movimientos, el agua y la toalla.
Ayude a su niña a hacer la actividad
ella misma. Colóquese detrás de
ella y ponga usted sus manos sobre
las de ella. Use las mismas palabras
y los mismos movimientos cada vez
que le ayude. Vaya ayudándole
cada vez menos a medida que
ella aprenda a arreglárselas por sí
misma.
Sika, si todos los
días te cepillas los
dientes después de
comer y antes de
acostarte, vas a
tener dientes muy
sanos.
Si vuelvo a
poner la toalla
aquí, podré
encontrarla la
próxima vez.
ayudar a los niños ciegos (2002)
Me estoy
lavando las
manos para
quitarme la
mugre.
No quiero
pasarle la
mugre a
la comida.
Ramona, ahora
tállate una
mano con otra
para quitarte la
suciedad. Después
de que uses el
jabón, enjuágate
las manos con
agua.
Haga las actividades más o
menos a la misma hora cada
día. Eso ayudará a su niña a
no olvidar hacerlas.
Mantenga las cosas que necesita su niña
siempre en el mismo lugar, y enséñele a
volverlas allí después de usarlas. Ponga
algún signo especial en las cosas que sólo
ella usa, como un cepillo dental.
Fly UP