...

¿Tiene el presupuesto participativo algún efecto en la

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

¿Tiene el presupuesto participativo algún efecto en la
7
Documento de Investigación
Reforma del Estado e
instituciones públicas
¿Tiene el presupuesto
participativo algún efecto
en la calidad de los servicios
públicos?
El caso del sector del agua
y saneamiento en el Perú
Miguel Jaramillo
Lorena Alcázar
67
Grupo de Análisis para el Desarrollo
Documento de Investigación 67
¿Tiene el presupuesto participativo algún efecto
en la calidad de los servicios públicos?
El caso del sector del agua y saneamiento
en el Perú*
Miguel Jaramillo
Lorena Alcázar*
* La investigación cuyos resultados presentamos aquí se realizó en el marco del Proyecto Global de Investigación “Varieties of Governance: Effective Public Service Delivery”, administrado por el Global Development Network (GDN). El financiamiento para el estudio fue
provisto por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) con recursos del Fondo Temático
de Fortalecimiento de la Capacidad Institucional, bajo la operación número RG-T1972.
Una versión en inglés de este documento ha sido publicada en las respectivas series Working
Papers del BID y del GDN. Estamos muy agradecidos a los miembros del equipo técnico del
proyecto por sus importantes comentarios a lo largo del proceso de investigación. Específicamente, nuestro agradecimiento a Guillermo Perry, Matthias Krause, Ben Ross Schneider
y Ramona Angelescu. También queremos agradecer a los participantes en las reuniones del
proyecto en París, Washington D.C. y Budapest por sus comentarios y sugerencias, particularmente a Fabio Sánchez. Javier Paulini, Samuel Torres y Celia Mejía; los dos últimos, de
la Unidad de Presupuesto Participativo del Ministerio de Economía y Finanzas, proveyeron
valiosa información y pacientes explicaciones sobre la mecánica del presupuesto participativo. Asimismo, José Salazar, presidente de SUNASS, puso las bases de datos de la institución a
disposición del proyecto y Ana Vergara nos ayudó a obtener las variables que necesitábamos,
además de darnos detalladas explicaciones sobre su construcción. Por último, pero no menos
importante, Diego Ocampo, Emilio Legonía y Álvaro Grompone nos brindaron excelente
asistencia a lo largo de la investigación. A todos ellos nuestro agradecimiento.
* Investigadores principales del Grupo de Análisis para el Desarrollo (GRADE).
© Grupo de Análisis para el Desarrollo (GRADE)
Av. Grau 915, Barranco, Lima 4, Perú
Apartado postal 18-0572 Lima 18
Teléfono: 247-9988
www.grade.org.pe
Esta publicación se llevó a cabo con la ayuda de una subvención del Centro Internacional de
Investigaciones para el Desarrollo, Canadá, bajo la Iniciativa Think Tank.
Lima, junio del 2013
Impreso en el Perú
700 ejemplares
En concor­dancia con los objetivos de GRADE, el propósito de la serie Documento de Investigación es difundir oportunamente los estudios que realizan sus investigadores y suscitar el intercambio con otros miembros de la comunidad científica que permita enriquecer el producto final
de la investigación, de modo que esta apruebe sólidos criterios técnicos para el proceso político
de toma de decisiones.
Las opiniones y recomendaciones vertidas en estos documentos son responsabilidad de sus au­tores y
no representan necesariamente los puntos de vista de GRADE ni de las instituciones auspiciadoras.
Directora de Investigación: Lorena Alcázar
Corrección de estilo: Luis Fernando Chueca
Asistente de edición: Paula Pino V.
Diseño de carátula: Elena González
Diagramación e impresión: Impresiones y Ediciones Arteta E.I.R.L.
Cajamarca 239C, Barranco, Lima, Perú. Teléfono: 247-4305 / 265-5146.
Hecho el Depósito Legal en la Biblioteca Nacional del Perú: 2013-03413
ISBN: 978-9972-615-71-9
CENDOC/GRADE
JARAMILLO, Miguel; ALCAZAR, Lorena
¿Tiene el presupuesto participativo algún efecto en la calidad de los servicios
públicos?: el caso del sector agua y saneamiento en el Perú / Miguel Jaramillo
y Lorena Alcázar. Lima: GRADE, 2013. (Documento de Investigación, 67).
PRESUPUESTO; PARTICIPACION CIUDADANA; GOBIERNO
LOCAL; GOBIERNO REGIONAL; AGUA; SERVICIOS DE SANEAMIENTO; PERU
Índice
Resumen 7
Introducción
9
1. Marco conceptual 13
2. El marco institucional
21
3. Métodos
35
4. Datos
45
5. Determinantes del PP
57
6. Resultados y discusión
63
7. Conclusiones e implicancias de política
75
8. Referencias bibliográficas
79
RESUMEN
Desde el año 2004, el gobierno del Perú ha implementado un
proceso de presupuesto participativo (PP) de carácter obligatorio para
todos los gobiernos subnacionales. Este estudio analiza el vínculo entre
el PP y los indicadores de cobertura y calidad del servicio de agua y
saneamiento. No se encuentra ninguna relación estadísticamente
significativa entre el PP y los indicadores de cobertura y continuidad
del servicio, independientemente de si las variables de resultados se
miden según niveles o cambios. La evidencia cualitativa recogida
en una muestra de municipalidades guarda consistencia con este
resultado y muestra que la principal causa de que el PP no logre efectos
en la calidad de los servicios de agua es que presenta importantes
debilidades, tanto en su proceso mismo como entre sus diferentes
actores (municipalidades y entidades proveedoras de servicios de
agua). Además, se ha encontrado que el PP puede producir resultados
desiguales en el sector de agua y saneamiento, pues los pobres podrían
enfrentar mayores costos de participación.
INTRODUCCIÓN
Desde el 2004, el gobierno del Perú ha implementado un proceso de
presupuesto participativo (PP), de carácter obligatorio para todos los
gobiernos subnacionales1. El PP está orientado a democratizar y hacer
más transparente el presupuesto público, mediante la creación de
canales formales de participación ciudadana que buscan promover la
inclusión de sectores política y económicamente débiles de la sociedad
en el proceso de negociación de la asignación presupuestaria.
El PP está inserto en el proceso de descentralización del Perú.
Según la ley del proceso del PP, el objetivo de esta legislación es diseñar
“un mecanismo que asigne recursos públicos de una manera justa,
racional, eficiente, efectiva y transparente, a fin de fortalecer la relación
entre el Estado y la sociedad civil”. El PP se concibe, en este sentido,
como una herramienta que permite aumentar la voz de los ciudadanos
y promueve la rendición de cuentas por parte de los funcionarios
públicos en temas relacionados con la asignación presupuestaria en el
nivel de los gobiernos subnacionales. El PP del Perú es (i) respaldado
por una norma constitucional; (ii) implementado a nivel regional,
provincial y distrital, y (iii) discrecional en términos del monto del
gasto ejecutado mediante este mecanismo2.
1 En el Perú existen tres niveles de gobierno subnacional: los gobiernos regionales (23 en
total) y dos niveles de gobierno local, que corresponden, respectivamente, a las municipalidades provinciales (un total de 169) y a las distritales (un total de 1833).
2 De acuerdo con la ley, este mecanismo solo se usa en caso de gastos relacionados con
inversiones de capital.
10
¿Tiene el presupuesto participativo algún efecto en la calidad de los servicios públicos?
Dada la distribución del presupuesto en gastos de inversión entre
los niveles del gobierno peruano, se puede esperar una importante
influencia del PP. En el año 2009, un 56% del presupuesto total de
inversión estuvo bajo la gestión de las municipalidades (provinciales
y distritales), mientras que un 22% estuvo a cargo de los gobiernos
regionales; solo el restante 22% fue manejado por el gobierno central.
Si bien la información disponible sobre el presupuesto público no
permite identificar la participación del presupuesto proveniente del PP
en los niveles regional y municipal, se observa en la muestra utilizada
en este estudio que la importancia del PP en el nivel municipal alcanzó
un 27% del presupuesto de inversión en dicho año. Así, se puede
reconocer que el PP constituye una parte importante de la inversión
pública en los niveles del gobierno subnacional y explica alrededor de
tres cuartos de la inversión pública total del Perú.
El PP puede tener un efecto sobre la composición de las
inversiones realizadas por los gobiernos subnacionales y contribuir,
en ese sentido, a priorizar proyectos en algunos sectores específicos.
En efecto, el Banco Mundial (2009) encontró que el PP promueve
una lógica en beneficio de los pobres en la asignación de recursos
públicos al enfatizar la tan necesitada infraestructura básica. Esto,
por supuesto, representa solo un primer paso hacia la reducción de la
pobreza y la mejora del bienestar de la población. Igual de importante
es poner en marcha un sistema para la provisión eficiente e inclusiva
del servicio. En este contexto, el presente estudio, haciendo uso de
técnicas econométricas, analiza los efectos del PP sobre la cobertura y
la calidad del sector del agua y saneamiento (continuidad del servicio
de agua).
Conceptualmente, el PP debe tener efectos en la calidad de
los servicios públicos a través de tres canales. En primer lugar, debe
incrementar la “voz” de la población, lo que, a su vez, contribuiría
Introducción
11
a la presión sobre los gobiernos locales para que provean mejores
servicios públicos. Segundo, el PP debe priorizar la inversión en
servicios básicos, lo que redundaría en una mayor cobertura y calidad
de estos. En tercer lugar, dado que la población prioriza inversiones
en determinados sectores, debería estar también más motivada para
monitorear la calidad de los servicios provistos como consecuencia de
esas inversiones. Sin embargo, para que estos mecanismos funcionen,
varias condiciones deben cumplirse. Primero, que la población pobre,
que es la más necesitada pero al mismo tiempo la que enfrenta los
mayores costos de participación, efectivamente participe. Segundo,
que la población que participe cuente con la capacidad y los medios
necesarios para identificar adecuadamente las inversiones más
requeridas y monitorear la calidad de la provisión de los servicios.
Tercero, dado que existen mecanismos de rendición de cuentas,
que los alcaldes y otros representantes municipales respondan a las
demandas de la población expresadas a través del PP. Cuarto, que las
municipalidades cuenten con la capacidad técnica y los recursos para
ejecutar las inversiones priorizadas. Esto es particularmente importante
cuando las inversiones priorizadas involucran proyectos complejos,
como ocurre generalmente en el caso del sector de agua y saneamiento.
De lo anterior se desprende que, debido a las condiciones requeridas,
no es claro que el PP pueda lograr lo que se espera de él en cuanto a la
mejora de la calidad de la provisión de los servicios públicos.
Usando técnicas econométricas, esta investigación busca analizar
la relación entre el PP (su intensidad) y los indicadores de calidad
de los servicios públicos de agua y saneamiento. Al respecto, no se
encuentra una relación estadísticamente significativa entre el PP y los
indicadores de cobertura y calidad del servicio de agua y saneamiento,
independientemente de si se miden según niveles o cambios. Estos
resultados cuantitativos son complementados y reforzados con
12
¿Tiene el presupuesto participativo algún efecto en la calidad de los servicios públicos?
un análisis cualitativo, basado en entrevistas a actores relevantes
en el proceso del PP y el sector del agua de una submuestra de
municipalidades.
Este trabajo está organizado de la siguiente manera: luego de
esta introducción, la sección 1 presenta un marco conceptual que
discute los efectos potenciales del PP sobre la cobertura y la calidad
de los servicios públicos. A continuación, la sección 2 resume las
características principales del sector del agua y del proceso del PP.
La sección 3 discute los aspectos metodológicos de la identificación
del efecto del PP sobre la calidad de los servicios y describe, además,
la estrategia para el desarrollo del trabajo de campo cualitativo. La
sección 4 presenta la información utilizada para el análisis, así como
la estadística descriptiva de las variables incluidas en el análisis. La
sección 5 analiza los determinantes sociodemográficos y políticos de la
intensidad del PP. La 6 presenta y discute los resultados y, finalmente,
la sección 7 concluye y discute las implicancias de política.
1. MARCO CONCEPTUAL
Cuando un individuo utiliza cierto recurso y no afecta su disponibilidad
para otros potenciales usuarios (es decir, no hay rivalidad) y, además,
todos ellos tienen dificultad para excluir a otros, se tiene un bien
público. El problema principal de un bien público es que alienta su
abuso o genera escasez en su abastecimiento (Hardin 1968, Orstrom
1990). La solución efectiva a estos problemas requiere de una acción
colectiva por parte de los actores involucrados o la existencia de un
agente externo que imponga reglas que limiten el abuso o solucionen
la escasez. La privatización, regulada o no, es una solución a este
problema, mas no el único. Una reciente investigación empírica,
enmarcada en la escuela del nuevo institucionalismo, ha establecido
que las instituciones locales, ya sean formales o informales, no solo
cumplen un papel fundamental en la mediación y como filtro de los
efectos de las políticas del gobierno central, sino que también pueden
solucionar los problemas de la acción colectiva (Olson 1965, Ostrom
1990 y 1994, Oakerson 1999, McGinnis 1999, Gibson et al. 2000).
Si ese es el caso, los instrumentos de política pública que consideran
a las instituciones locales para solucionar problemas relacionados con
la acción colectiva adquieren una mayor importancia en la agenda de
dicha política.
La hipótesis del presente estudio es que un determinante
clave del desempeño del servicio público es aquel que involucra
acuerdos institucionales que buscan solucionar los problemas de
14
¿Tiene el presupuesto participativo algún efecto en la calidad de los servicios públicos?
gestión asociados a un bien público. Las reformas de los mecanismos
participativos representan, al menos en el papel, un esfuerzo
por establecer un sistema gubernamental más receptivo a los
requerimientos locales –a fin de resolver eficazmente los problemas
de la prestación de servicios en ese nivel– a través de la creación de
más oportunidades para la participación organizada de la población.
Este proceso es desigual en diferentes países. En el caso peruano, se
trata de un proceso relativamente incipiente. En este contexto, el
presente estudio busca identificar el papel que juega el proceso local
formal del PP en la calidad de los servicios prestados a través de los
presupuestos públicos. El foco específico se encuentra en la cobertura
y en la calidad de los servicios de agua.
Los mecanismos participativos como el PP pueden influir en
los resultados del servicio público al cambiar los incentivos que
enfrentan los actores políticos, legisladores y oficiales de gobierno.
Particularmente, se espera que el PP genere una mayor rendición
de cuentas por parte de dichos actores (Genro y Souza 1994, Utzig
1996, Seragelding 2003, Goetz 2003, Banco Mundial 2009). Sin
embargo, existen otros factores que también afectan el gobierno del
servicio público: problemas de información (información faltante o
asimétrica), el rol que cumplen las organizaciones políticas y los grupos
de interés, las capacidades técnicas de los agentes participativos, las
habilidades técnicas en el sector público, los problemas de coordinación
entre las diferentes agencias públicas y la economía política del sector
del agua y las decisiones de inversión de otros servicios públicos.
Así, a fin de evaluar los efectos del presupuesto participativo, se
necesita controlar no solo las características socioeconómicas de las
comunidades involucradas, sino también el contexto político local
y las capacidades técnicas de los gobiernos locales y las entidades
prestadoras de servicios públicos.
Marco conceptual
15
La cobertura y calidad de la prestación de servicios públicos
como el agua potable pueden estar por debajo de las expectativas de
la población si el operador es responsable solo ante las agencias de
gobierno; esto ocurre en tanto los impulsos desde el lado de la oferta
pueden generar servicios ineficientes e insensibles a las necesidades
locales (Reuben y Belsky 2006, Henry 2002). Las consecuencias
de estas fallas son de gran importancia para los más pobres, que
usualmente carecen de mecanismos eficientes para garantizar que su
voz sea escuchada en la prestación del servicio. Por consiguiente, el
éxito de esta prestación depende de que las entidades que prestan los
servicios sean responsables ante la población3.
La participación de ciudadanos ordinarios en la priorización de
las inversiones de prestaciones de servicio aumenta las oportunidades
de los usuarios de expresar abiertamente sus demandas, así como
de lograr que el gobierno subnacional se responsabilice más por la
prestación del servicio. Mediante el PP, el principal (el receptor directo
del servicio) intenta asegurar los servicios de un agente (entidades
prestadoras de servicio). En general, no es extraño que los agentes
escondan información que los principales requieren para controlar su
rendimiento. Mediante el PP, el principal, al controlar la prestación
del servicio, tiene la oportunidad de exigir que estos sean mejores,
reduciendo los costos de transacción de los usuarios individuales.
Además, de mejorar la calidad de la provisión de los bienes públicos,
se puede lograr una mayor rendición de cuentas por parte de las
entidades prestadoras del servicio y los legisladores, y lograr, de
3 Por supuesto, el presupuesto participativo es solo uno de los diversos mecanismos que
pueden mejorar la responsabilidad de los servicios públicos a nivel local. Otros mecanismos, más orientados hacia la responsabilidad de la calidad del servicio, incluyen la
participación de representantes de los usuarios en las juntas de entidades prestadoras de
servicios y el control de la calidad del servicio por parte de grupos de protección al consumidor.
16
¿Tiene el presupuesto participativo algún efecto en la calidad de los servicios públicos?
ese modo, extender el acceso al servicio a los grupos marginales y
excluidos de la sociedad. Así, las inversiones realizadas a través del
presupuesto participativo pueden ser impulsadas por los pobres.
Esto también se puede analizar siguiendo las pautas desarrolladas
por Devarajan y Reinika 2004, que muestran cómo las relaciones de
responsabilidad entre los encargados de la toma de decisiones, las
entidades prestadoras de servicio y los clientes son claves en el éxito o
el fracaso de la provisión del servicio. Específicamente, el “triángulo de
rendición de cuentas” del Banco Mundial define dos rutas que relacionan
al público en general con las entidades prestadoras de servicio. En la
ruta corta, las entidades prestadoras de servicio deben responder a sus
clientes (poder del cliente). En la ruta larga, las entidades prestadoras
de servicio responden a la burocracia gubernamental (compacto), cuyos
líderes, a cambio, asumen su responsabilidad a través de las elecciones
(voz). El fortalecimiento de la rendición de cuentas a través de estas
dos rutas puede mejorar la provisión del servicio hacia los pobres. El
PP local puede fortalecer la ruta corta e influir en la composición de la
inversión, pero para influir en la provisión del servicio, de agua en este
caso, se necesita la ruta larga.
Comenzando con la experiencia de Porto Alegre, Brasil, en 1989,
las experiencias participativas se han expandido por toda América
Latina (Goldfrank y Schneider 2006). Un balance reciente de estas
sugiere que, a pesar de los notables logros en lugares tan diversos
como pequeños poblados rurales o grandes ciudades, el PP no ha
tenido un éxito local expandido en el fomento de la participación
ciudadana, la transparencia fiscal y el eficiente gobierno municipal
(Goldfrank 2006). La experiencia es bastante diversa y los factores
fundamentales para su éxito son el apoyo comprometido por parte de
las autoridades (alcalde, presidentes regionales) y de las instituciones
que brindan colaboración técnica y financiera, así como una tradición
Marco conceptual
17
de colaboración entre las organizaciones de la sociedad civil. Un
reciente análisis de la experiencia de Porto Alegre (Banco Mundial
2008) enfatiza las ventajas y los límites del PP. La participación
definitivamente ha mejorado y el proceso es bastante legítimo en el
ámbito social, aunque ciertos grupos aún tienen poca representación
debido a incentivos insuficientes. No obstante, la interfaz entre la
participación y la gestión del presupuesto es compleja, y no existe
evidencia de que el PP haya contribuido con una mejor gestión fiscal:
el papel del control fiscal ha pasado a segundo plano respecto de la
incorporación de las demandas de los ciudadanos.
Muy poca literatura ha vinculado los mecanismos participativos
con la provisión de servicios de agua, a pesar de la importancia de los
acuerdos institucionales para esto último (Straub 2009). Entre los que
han analizado esta relación, Tankha y Fuller (2009) manifiestan que
este tipo de experiencias se están expandiendo en la India y Brasil, pero
sugieren que se necesita mayor atención a las reformas administrativas
y al desarrollo de capacidades. Por su parte, Beall et al. (2011) y Neare
y Keck (2009), a partir del análisis de las medidas adoptadas en los
procesos y de las opiniones de los participantes, sugieren un vínculo
positivo entre la provisión del agua y los mecanismos participativos.
No obstante, hasta donde sabemos, hasta el momento no ha habido
intentos de vincular cuantitativamente estos mecanismos con la
cobertura del servicio de agua y las medidas de calidad.
Canales mediante los cuales el presupuesto participativo (PP) puede
afectar la provisión y la calidad de los servicios de agua y saneamiento
El PP es un proceso orientado a democratizar y hacer más
transparente el presupuesto público mediante la creación de canales
formales de participación ciudadana y la promoción de la inclusión
18
¿Tiene el presupuesto participativo algún efecto en la calidad de los servicios públicos?
de sectores política y económicamente débiles de la sociedad en el
proceso de negociación de la asignación presupuestaria. Analizando
información transversal, el Banco Mundial (2009) brindó cierta
evidencia basada en el caso peruano que muestra que el PP tiene
efectos sobre la composición de las inversiones por parte de
gobiernos subnacionales4. Particularmente, la evidencia resaltó que
las nuevas asignaciones presupuestarias responden a los resultados de
la priorización del PP y que las prioridades fijadas en los proyectos
básicos de infraestructura tienden a correlacionarse con un índice de
necesidades. Se concluye, de esta manera, que la evidencia de Perú
sugiere que el PP efectivamente promueve una lógica que beneficia a
los pobres en la asignación de gastos de capital llevada a cabo por los
gobiernos subnacionales.
Si bien parte de la evidencia nace del vínculo entre el PP y
la composición de la inversión, pues las prioridades fijadas por
aquellos son ejecutadas por los gobiernos locales, el vínculo entre el
PP, la provisión efectiva y la calidad de los servicios públicos parece
bastante más complejo, y se enmarca en la ruta larga del “triángulo
de rendición de cuentas” del Banco Mundial.
Se identifican tres posibles canales por los cuales el PP podría
afectar la calidad de la provisión del servicio público:
1
El PP ofrece a la población una voz más fuerte para expresar sus
opiniones respecto de temas municipales en general: una voz
elevada ejerce presión sobre los gobiernos locales, haciéndolos
más responsables de brindar mejores servicios y mostrar una
4 Los resultados del Banco Mundial (2009) respecto de la composición de la inversión tuvieron como base el análisis de todos los gobiernos subnacionales (638) con información
disponible en el PP del año 2007, al comparar municipalidades con baja y alta intensidad
del PP. Estos resultados, no obstante, se sostienen en las observaciones de un solo año y
no cuentan con un grupo control.
Marco conceptual
2
3
19
mayor transparencia en el reporte de inversiones de capital (ruta
larga del triángulo de rendición de cuentas del Banco Mundial).
El PP puede lograr resultados respecto de una mayor inversión
de los gobiernos locales en servicios básicos, la que, a su vez,
puede conllevar a una mayor cobertura o a una mejor calidad en
el servicio.
En tanto las personas priorizan las inversiones en un servicio
público, se encuentran más motivadas para controlar la
provisión y la calidad de dicho servicio, lo que representa, para
las autoridades, una señal del interés de la comunidad en tales
servicios.
Sin embargo, como se mencionó líneas arriba, varias condiciones
deben cumplirse para que estos mecanismos funcionen; por ejemplo,
que la población pobre, que es la que enfrenta los mayores costos de
participación, efectivamente participe, que la población participante
tenga la capacidad y medios para identificar adecuadamente las
inversiones más requeridas y monitorear la calidad de la provisión de
los servicios, y que las municipalidades tengan la capacidad técnica y
los recursos necesarios para ejecutar las inversiones priorizadas. Por
ello, no es claro si el PP puede lograr, como se espera de él, la mejora
de la calidad de la provisión de los servicios públicos.
Para evaluar si estos canales son efectivos en el caso de los
servicios de agua y saneamiento, proponemos las siguientes hipótesis:
H1:Una mayor participación en el PP conlleva a una mayor cobertura o
una mejor calidad del servicio. Nótese que esta hipótesis requiere
que una importante parte de la inversión en el agua provenga del
PP y que el público en general se preocupe sobremanera por los
servicios de agua.
20
¿Tiene el presupuesto participativo algún efecto en la calidad de los servicios públicos?
Los canales 2 y 3 requieren que el servicio público que sea
prioridad para el PP esté asociado a una mayor cobertura o a mejores
servicios. La hipótesis en este caso es:
H2:La priorización de la inversión de un servicio público en el PP
conlleva a una mayor cobertura o una mejor calidad del servicio.
Para identificar adecuadamente el efecto del PP, se necesita una
medida de este que sea exógena a los resultados potenciales. En la
siguiente sección se discuten medidas que potencialmente cumplen
con esta condición.
2. EL MARCO INSTITUCIONAL
El objetivo de la presente sección es identificar las principales
características institucionales que pueden ser relevantes para
comprender los impactos potenciales del PP sobre la calidad de la
provisión de agua y saneamiento. Particularmente, se describe: (i)
cómo funciona, legalmente y en la práctica, el proceso del PP en
los gobiernos locales (municipalidades provinciales y distritales);
para ello se identifican y se discuten las funciones de los principales
actores involucrados en el proceso, y (ii) cómo trabajan las entidades
prestadoras de servicios de agua y saneamiento (EPS) y cómo son
sus relaciones con los gobiernos subnacionales. Esta sección se basa
en una revisión de documentos legales y estudios previos sobre
presupuestos participativos. Esto se suplementa con la información
cualitativa recolectada en entrevistas en cuatro gobiernos locales y
tres EPS en una primera fase exploratoria del trabajo cualitativo5.
2.1. El proceso del presupuesto participativo
El objetivo de la Ley del Presupuesto Participativo es establecer “un
mecanismo que asigne recursos públicos de manera justa, racional,
5 Los cuatro gobiernos locales, todos fuera de la región Lima, visitados en el trabajo de
campo cualitativo exploratorio fueron: i) la Municipalidad Provincial de Huancayo,
Junín, ii) la Municipalidad Provincial de Arequipa, iii) la Municipalidad Provincial de
22
¿Tiene el presupuesto participativo algún efecto en la calidad de los servicios públicos?
eficiente, efectiva y transparente, a fin de fortalecer la relación entre el
Estado y la sociedad civil” (Ley Marco del Presupuesto Participativo.
Capítulo I: Disposiciones Generales. Artículo 1: Definción). Se trata de
un proceso “orientado a democratizar el presupuesto público mediante
la creación de canales formales de participación, promoviendo así
la inclusión de los sectores política y económicamente débiles de la
sociedad en el proceso de negociación de la asignación presupuestaria”
(Banco Mundial 2011: 3). El PP, implementado por primera vez en
el 2004, explicó un 27% de la inversión relacionada con el gasto a
nivel distrital hacia el 20096. Dicho porcentaje es particularmente
importante si se considera que más de la mitad (56%) de la inversión
pública en el país corresponde al nivel municipal.
Como señalamos, son cuatro las características del PP en el Perú:
(i) es respaldado por una norma constitucional, (ii) es obligatorio en
todos los niveles gubernamentales subnacionales (regional y local),
(iii) es discrecional en términos de los recursos asignados mediante
este mecanismo y (iv) debe orientarse a los gastos de inversión7.
El PP en el Perú va de la mano de un marco legal cuyo objetivo
es garantizar la transparencia del proceso. La propia ley define las
características del proceso del PP, pero, además, todos los años, el
Ministerio de Economía envía un documento con instrucciones
detalladas (“Instructivo”) para la implementación del proceso. Sobre
la base del Instructivo del 2010, el Diagrama 1 define las diferentes
fases del proceso del PP.
Santa (Áncash) y iv) la Municipalidad Distrital de Chilca, en Huancayo. Las tres EPS
visitadas fueron: i) SEDAM Huancayo SA, en Huancayo, ii) SEDAPAR Arequipa SA, en
Arequipa, y iii) SEDACHIMBOTE SA, en Chimbote, Áncash.
6 Este porcentaje solo corresponde a la muestra usada en el presente estudio.
7 El Artículo 6 del reglamento de implementación establece que las autoridades responsables del presupuesto reportan el porcentaje del presupuesto de inversión de la entidad
gubernamental que corresponde al PP (D.S. 142-2009-EF, Reglamento de la Ley 28056
- Ley Marco del Presupuesto Participativo).
23
El marco institucional
Diagrama 1
Fases del proceso del presupuesto participativo
FASE 1
FASE 2
FASE 3
FASE 4
Preparación
Consulta
Coordinación
Formalización
Comunicación
Talleres
Coordinación entre
nivel regional,
provincial y distrital
Proyectos priorizados
son incluidos en el
presupuesto municipal
Campaña de
concientización pública
Formulación de acuerdos
y compromisos
Rendición de cuentas
Convocatoria de
participación
Identificación y registros
de agentes participantes
Capacitación de los
agentes participantes
Fuente: Ministerio de Economía y Finanzas 2010.
Como lo muestra el Diagrama 1, en primer lugar se encuentra la
fase de preparación, en la que se deben realizar las campañas de
comunicación e identificar y capacitar a los grupos participantes. A
continuación se desarrolla la fase de consulta, quizás la más importante
y compleja, en la que la municipalidad debe trabajar junto con la
sociedad civil en el diagnóstico, la identificación y la priorización de
los proyectos de inversión. Esta fase implica la realización de talleres
y la formalización de acuerdos alcanzados en el PP, procesos dirigidos
por el Equipo Técnico. Luego, los proyectos son clasificados según
una puntuación que considera tanto la prioridad como el costo de
los proyectos8. Después, en la fase de coordinación, se presenta al
8 Previamente determinados por el Equipo Técnico.
24
¿Tiene el presupuesto participativo algún efecto en la calidad de los servicios públicos?
alcalde una selección de proyectos para ser discutidos con los agentes
participativos y se decide cuáles se llevarán a cabo y los montos
definitivos de la inversión en ellos. Finalmente, se elabora un “Acta
de compromisos y acuerdos” y se conforma el Comité de Vigilancia.
Subsecuentemente, estos acuerdos se incluyen en el Presupuesto
Institucional de Apertura (fase de formalización).
Según lo señalado en las entrevistas exploratorias con los
agentes activos en el proceso9, casi todas las fases se cumplen, aunque
normalmente con retraso y no necesariamente en el orden mencionado
en el Instructivo. La fase en la que se encuentran más dificultades y que
generalmente no se realiza es la coordinación, principalmente debido
a la falta de acuerdos en cuanto a los proyectos de gran escala, es decir,
los que involucran a más de un distrito. Desafortunadamente, esto
también suele ocurrir con la fase de preparación, que en muchos casos
no incluye campañas de comunicación y concientización. Además,
los talleres de capacitación de esta fase a menudo no cumplen sus
funciones y se centran en convencer a los agentes participativos de
aceptar los proyectos desarrollados por el gobierno local, en lugar
de capacitarlos y guiarlos para escoger los mejores proyectos para la
comunidad.
El actor más importante del proceso es el Equipo Técnico, que
debería estar cuidadosamente conformado por las municipalidades
para trabajar en el PP10. Estos equipos se constituyen, pero en
9 Las entrevistas se realizaron en cuatro municipalidades: Huancayo (provincial), Arequipa
(provincial), Santa (distrital) y Chilca (distrital), y con representantes del Ministerio de
Economía y Finanzas.
10 El Equipo Técnico está compuesto por profesionales y técnicos de la Oficina de Planificación, Presupuesto y Territorio y de la Oficina de Programación e Inversión de los
respectivos gobiernos regionales y locales, así como por profesionales con experiencia en
planificación y presupuesto de la sociedad civil contratados como consultores por dichos
gobiernos durante el proceso del PP. El Equipo Técnico brinda soporte a los agentes participantes y la municipalidad.
El marco institucional
25
muchos casos sus miembros no cumplen las funciones asignadas,
debido, principalmente, a las limitaciones de sus conocimientos
o a su limitada experiencia en actividades participativas. Por otro
lado, los agentes participativos son generalmente representados por
organizaciones vecinales, ya que las municipalidades no promueven la
participación de universidades, sindicatos o asociaciones educativas.
Las organizaciones vecinales habitualmente priorizan proyectos de
pequeña escala y generalmente no cuentan con experiencia acerca del
desarrollo de proyectos.
Finalmente, en la fase de formalización se presentan los proyectos
multianuales obligatorios cuya ejecución ya comenzó y continuará
durante el siguiente año fiscal; además, se instalan los Comités de
Vigilancia11. El proceso del PP concluye con un reporte que describe
todo el proceso, el cual luego es enviado a los Consejos Locales de
Coordinación para su revisión y aprobación12.
El PP dentro de los presupuestos municipales
Las municipalidades manejan dos tipos de gastos públicos: i) gastos
corrientes y ii) gastos de inversión. Solo estos últimos están sujetos
al presupuesto participativo. Por ley, cada gobierno subnacional tiene
la obligación de hacer público el monto de los gastos de inversión
que se deben discutir y asignar mediante el mecanismo del PP. Así, el
monto de los recursos que se consultan en referéndum es básicamente
una decisión política del alcalde. De acuerdo con los representantes
municipales que trabajan en el PP, la falta de voluntad de los
gobiernos locales para asignar todos o gran parte de los recursos de
11 Debido a su alto costo, la ejecución de estos proyectos obligatorios se distribuye en varios años.
12 A menudo, los agentes participativos no concuerdan con las decisiones del Equipo Técnico, pero finalmente se convencen de firmar el Acta de Acuerdos.
26
¿Tiene el presupuesto participativo algún efecto en la calidad de los servicios públicos?
inversión mediante el PP se debe principalmente a dos limitaciones
en los resultados del PP: la fragmentación de los recursos para su
inversión en varios proyectos y la implementación de proyectos de
bajo impacto. Los funcionarios municipales creen que los agentes
participativos no cuentan con una visión amplia de la situación
local y mayormente se preocupan solo por sus propios vecindarios.
Asimismo, dichos funcionarios creen que el proceso participativo
obstaculiza la implementación de proyectos de alto impacto que
beneficien a una población más grande.
Generalmente, los proyectos se presentan en las reuniones
del PP como ideas, las cuales se desarrollan después, incluyendo la
elaboración de un perfil y un archivo técnico por un período de uno
o más años hasta que se cumpla con los requerimientos y puedan
ser finalmente elegidos como prioritarios. Aunque los requisitos de
los proyectos de las municipalidades son bastante básicos (límites en
el monto de los recursos o la cobertura de la población en el caso
de proyectos provinciales), en muchos casos no llegan a cumplirse
debido a la falta de experiencia y capacidades de muchos de los agentes
participativos. Existen, entonces, dos tipos de proyectos en el PP: i)
multianuales u obligatorios, que requieren recursos de varios años
fiscales consecutivos, y ii) anuales prioritarios, proyectos pequeños
que son ejecutados con los recursos del PP dentro de un año fiscal.
El Gráfico 1 presenta la distribución de los recursos asignados
mediante el PP según el sector durante el año 2009 en las
municipalidades incluidas en la muestra de este estudio. Tal como se
observa, las carreteras y el transporte son los principales receptores de
recursos priorizados por el PP: la mayor parte de trabajos financiados
implica la mejora de caminos y veredas. El siguiente sector es el
que corresponde a la salud y la educación, lo que normalmente
implica la construcción de aulas de clase o baños, y la expansión o
El marco institucional
27
remodelación de las instalaciones de los servicios de salud. El sector
de agua y saneamiento, que incluye la mejora y la expansión de las
redes de agua y saneamiento, es el tercero en importancia y dispone
de un 12% de los recursos asignados. Otros proyectos de prioridad
están relacionados con la mejora y rehabilitación de áreas públicas,
la construcción y mejora de complejos deportivos, la mejora y
rehabilitación de edificios municipales y la construcción y mejora
de sedes y espacios públicos, tales como centros comunitarios. Todos
estos corresponden al rubro de vivienda y desarrollo urbano.
Gráfico 1
Presupuesto priorizado del PP por sector de inversión - 2009
* Justicia, Administración, Medio Ambiente, Sistema de Pensiones, Seguridad Nacional, Relaciones Exteriores.
Fuente: MEF-SIAF. Elaboración propia.
28
¿Tiene el presupuesto participativo algún efecto en la calidad de los servicios públicos?
2.2. Sector del agua y saneamiento
Son varios los actores que juegan un papel en el sector de agua y
saneamiento en el Perú. Entre ellos los más importantes son el
gobierno central, representado por el Ministerio de Vivienda, Agua y
Saneamiento, los gobiernos regionales, las municipalidades, el sector
privado y las entidades municipales prestadoras de servicios de agua
y saneamiento (EPS). Dentro del Ministerio de Vivienda, Agua y
Saneamiento se encuentra el Programa Agua para Todos, responsable
de financiar los proyectos de agua mediante la transferencia de
recursos a los gobiernos regionales y provinciales. El Cuadro 1
resume las funciones ejercidas por los diferentes actores en las esferas
de inversión y gestión.
Cuadro 1
Actores del sector del agua
Actor
Inversión
Gestión
Gobierno
central
El Programa Agua para Todos es el
principal mecanismo de inversión.
No.
Gobierno
regional
Recursos para importantes proyectos Tiene una partida en la Junta
regionales, cofinanciamiento de Agua Ejecutiva de las entidades prestadoras
para Todos, los gobiernos locales y las de servicios de agua y saneamiento.
entidades prestadoras de servicios de
agua y saneamiento.
Asignación de recursos para proyectos
de gran escala solicitados por las EPS.
Supervisión de acuerdos y la ejecución
de importantes proyectos para la región, financiados por entidades privadas.

29
El marco institucional
 Actor
Inversión
Gestión
Gobierno
PP / Presupuesto institucional.
local
Los alcaldes son parte de la Junta
Ejecutiva de las EPS.
Coordinación con otros gobiernos locales.
Evaluación de los proyectos
presentados por las entidades prestadoras de servicios de agua y saneamiento en el PP.
Sector
privado
No.
Recursos para proyectos de gran
escala.*
El gobierno local propone proyectos de servicios de agua a las entidades prestadoras de servicios de agua y saneamiento en lugares donde se debe expandir la cobertura.
Coordinación con las EPS y supervisión del proyecto ejecutado por tales entidades en la localidad.
EPS
Renovación y expansión de redes,
proyecto de reservorios y plantas.
Responsable del servicio local de
agua.
Determina la factibilidad de los proyectos propuestos por el gobierno local.
* Esto es excepcional; pero, por ejemplo, la empresa minera Cerro Verde ha invertido 300 millones de soles en la planta de tratamiento de agua en la Región Arequipa.
Fuente: elaboración propia.
Entidades prestadoras de servicios de agua y saneamiento (EPS)
De acuerdo con la ley, las EPS tienen el estatus de entidades públicas
sujetas a la legislación de las empresas privadas, supervisadas y sujetas
30
¿Tiene el presupuesto participativo algún efecto en la calidad de los servicios públicos?
a las normas de la Contraloría y obligadas a presentar sus proyectos
de inversión al Sistema Nacional de Inversión Pública. Los objetivos
de las EPS están plasmados en sus Planes Maestros, que definen las
pautas, los estimados de inversión en agua y saneamiento, así como
sus áreas de trabajo.
Según la Ley No. 28870 –“Ley para optimizar la gestión de las
entidades prestadoras de servicios de saneamiento (EPS)” del 2006–,
la organización de las EPS incluye una Junta General de Accionistas,
una Junta Ejecutiva y una Gerencia General. Las juntas generales de
accionistas están compuestas por los alcaldes provinciales y distritales
de la jurisdicción de cada empresa. Existen dos tipos de empresas.
Las EPS más grandes deben contar con una Junta compuesta por
un máximo de cinco miembros. Estos son representantes de las
municipalidades y la sociedad civil, y eligen al Gerente General. Las
juntas de las EPS más pequeñas las conforman tres miembros: un
funcionario del gobierno local y dos representantes de la sociedad civil,
a fin de garantizar la presencia de los usuarios. El alcance de una EPS
depende del número de gobiernos locales que conforman la junta de
accionistas. Así, por ejemplo, SEDAM Huancayo es responsable de los
servicios de agua y saneamiento en seis gobiernos locales; SEDAPAR
Arequipa, en treintaicuatro, y SEDACHIMBOTE, en cuatro.
El presupuesto de las EPS se sostiene con los recursos que la
empresa genera a partir de los cobros a los usuarios por el servicio
de agua. Otras fuentes de financiamiento son el Programa Agua para
Todos y el gobierno local –que incluye el PP–, así como donaciones
y acuerdos con las empresas privadas. Las EPS implementan sus
trabajos y estudios de preinversión en agua y saneamiento de
acuerdo con sus planes maestros, y programan sus actividades
según los términos requeridos por el Sistema Nacional de Inversión
Pública. En su mayoría, los proyectos pequeños desarrollados por las
El marco institucional
31
EPS son reservorios, extensiones de las redes y distribución de los
micromedidores; mientras que los proyectos más grandes involucran
infraestructura primaria, como las plantas de tratamiento de agua
potable, las plantas de tratamiento de aguas servidas y las líneas
primarias de los reservorios.
Los gobiernos locales y las EPS
El artículo 4 de la Ley No. 27972 –Ley Orgánica de Municipalidades–
establece que los gobiernos locales son responsables de regular la
provisión de los servicios públicos en sus jurisdicciones. Asimismo,
en el artículo 80 se detallan las funciones específicas y compartidas
de las municipalidades distritales y provinciales en temas de agua,
saneamiento y salud. De acuerdo con esta Ley, algunas funciones
específicas importantes corresponden únicamente al nivel de los
gobiernos provinciales; por ejemplo, el manejo y la regulación de
los servicios de agua, la promoción de la inversión de los servicios de
agua, la provisión del servicio de agua en áreas rurales (cuando no
puede ser atendida por los gobiernos distritales) y la diseminación
de los programas de saneamiento ambiental en coordinación con los
gobiernos locales y regionales y otras entidades nacionales relevantes.
También de acuerdo con la Ley, ambos niveles municipales –provincial
y distrital– manejan los servicios de agua a través de concesiones en
coordinación con los gobiernos locales y regionales y otras entidades
nacionales relevantes.
A partir de las entrevistas, se observó que las principales funciones
de algunos de los gobiernos locales concernientes a los servicios de
agua son: (i) proponer proyectos de agua a las EPS en lugares donde
el servicio no esté disponible; (ii) elaborar proyectos de agua que
serán presentados al Ministerio de Vivienda, Agua y Saneamiento a
32
¿Tiene el presupuesto participativo algún efecto en la calidad de los servicios públicos?
fin de solicitar financiamiento del programa Agua para Todos; (iii)
administrar y ejecutar los proyectos financiados por el programa Agua
para Todos que no son ejecutados por el gobierno regional; (iv) evaluar
y priorizar los proyectos presentados por las EPS al PP local, y (v)
supervisar la ejecución de los proyectos financiados con recursos del PP.
Inversión en agua y saneamiento a nivel local
La inversión en el sector de agua y saneamiento proviene de
diversas fuentes. Cada nivel del gobierno tiene una participación;
sin embargo, gracias al proceso de descentralización, los gobiernos
regionales y locales han logrado crecientemente una participación
más importante. El gobierno central asigna recursos a la inversión
en el sector de agua a través del programa Agua para Todos. Estos
pueden ser transferidos a los gobiernos regionales y locales o a las
EPS. Los gobiernos subnacionales, por su parte, pueden presentar
proyectos de agua y saneamiento al Ministerio de Vivienda, Agua
y Saneamiento para su evaluación y, si son aprobados, reciben los
recursos necesarios a través del Programa Agua para Todos.
En cuanto a los gobiernos locales, es claro que potencialmente
son una importante fuente de cobertura de agua y saneamiento y
de mejoras en la calidad del servicio, debido al gran porcentaje de
recursos bajo su responsabilidad. No obstante, algunos de los recursos
no son ejecutados; esto ocurre por razones diversas, principalmente
la falta de voluntad política o la insuficiente capacidad técnica para
cumplir con los requerimientos del Sistema Nacional de Inversión
Pública (SNIP). El Cuadro 2 muestra la distribución del monto
total del presupuesto de inversión en el Perú para el sector de agua
y saneamiento durante el año 2009. Como se observa, los gobiernos
locales fueron responsables de un 75% del presupuesto asignado
33
El marco institucional
al sector de agua y saneamiento, pero solo ejecutaron un 64%.
En contraste, la participación del nivel central es de un 4%, y se
ejecutó casi todo el monto de los recursos disponibles. En el centro se
encuentran los gobiernos regionales con un 21% del presupuesto de
inversión y un índice de ejecución tan bajo como el de los gobiernos
locales.
Cuadro 2
Inversión en el sector de agua y saneamiento, 2009*
Nivel del gobierno central
Nivel regional
Nivel local (distritos y provincias)
Presupuesto (%) Presupuesto (soles) % de ejecución
4%
21%
75%
131 189 382
670 176 981
2 422 156 560
92%
64%
64%
* No incluye actividades de planificación, administración y actividades de salud pública.
Fuente: Ministerio de Economía, Sistema Integrado Administrativo Financiero – SIAF.
Es importante resaltar que si bien la participación del presupuesto
de inversión en manos de los gobiernos locales es significativa, si se
considera también alto número de municipalidades, el presupuesto
de inversión promedio por distrito resulta ser de solo S/. 1 320 696,
monto que, en muchos casos, no es suficiente para ejecutar proyectos
que logren un impacto significativo sobre el acceso y la calidad de
los servicios de agua. Es por ello que los gobiernos regionales y
nacionales deben asumir, a veces, los proyectos de gran escala a través
del programa Agua para Todos (durante el 2009, por ejemplo, este
programa tuvo un presupuesto de S/. 125 000 000). Sin embargo,
son pocos los proyectos de gran escala que se logran implementar.
3. MÉTODOS
3.1. Estrategia de identificación
La especificación de referencia es:
Yij = βXij + φZj + γPPj + qj + eij,
donde Y es la variable de resultado (acceso y calidad de los
servicios de agua, medidos en niveles y cambios); i y j representan,
respectivamente, a las municipalidades y a las entidades prestadoras
de servicio; X es un vector de las características sociodemográficas,
técnicas y políticas de las municipalidades; Z es un vector de
las características de la entidad prestadora del servicio; PP es un
indicador de la participación en el PP; qj es un efecto no observado
de la entidad prestadora del servicio, y eij es el término de error.
Para evaluar la Hipótesis 2 cambiamos nuestra especificación
referencial a fin de incluir un término de interacción de la
participación del PP en la inversión en el sector de agua. Asimismo,
se incluye una variable que identifica las inversiones en el sector del
agua que no provienen de la priorización del PP. Esta especificación
es como sigue:
Yij = βXij + φZj + γPPj + ηIWPPi + μIWOSi + δIWPPi*PPi + qj + ei,
36
¿Tiene el presupuesto participativo algún efecto en la calidad de los servicios públicos?
donde IWPPi es la inversión en el sector del agua priorizada por el
PP; IWOSi es la inversión de otras fuentes en el sector del agua13, e
IWPPi*PPi es la interacción entre la inversión en el sector del agua
priorizada por el PP y la participación en el PP. El coeficiente de interés
en esta especificación es δ, que identifica el efecto específico del PP
mediante la priorización de las inversiones en el sector del agua.
Como se ha manifestado líneas arriba, una condición para que
estas especificaciones identifiquen el efecto del PP es que este sea
efectivamente exógeno. A continuación, se examinan las medidas de
la participación del PP posibles y se discute por qué la medida (i),
variable preferida, cumple la condición de exogeneidad:
i.
Porcentaje del monto total de la inversión ejecutada por el
gobierno subnacional asignado mediante el mecanismo del PP
durante el período 2007-2010 (intensidad del PP).
ii. Porcentaje del número total de proyectos de inversión priorizados
por el PP en el gobierno subnacional durante el período 20072010.
iii. El número de organizaciones participantes en el PP durante el
período 2007-2010.
iv. El número de individuos participantes en el PP como porcentaje
de toda la población distrital en el período 2007-2010.
Sobre la base de la información recopilada en el trabajo de campo
cualitativo, se observa que estas variables son buenas aproximaciones
a la situación del PP en los gobiernos locales. Particularmente, la
validez de la variable de intensidad del PP es confirmada en el trabajo
cualitativo en la mayoría de casos (seis de ocho). Solo se encuentra
13 Toda la inversión considerada proviene del nivel local, porque nuestra base de datos no
incluye información correspondiente a los niveles regional y nacional.
Métodos
37
problemática la pertinencia del indicador (ii) –el porcentaje de
los proyectos de PP aprobados hasta el número total de proyectos
municipales–, pues para los funcionarios y actores involucrados en el
PP este indicador es irrelevante si el monto de los recursos asignados
a cada uno de los proyectos asumidos, con o sin el presupuesto
participativo, no es considerado.
Nótese que (iii) y (iv) son indicadores de participación, mientras
que (i) es un indicador de la efectividad del proceso participativo para
influir en el presupuesto del gobierno local. En última instancia, se
desea evaluar el indicador de PP (i) en relación con la calidad de la
provisión de los servicios, ya que es este el que tiene potencialmente
un impacto. Sin embargo, los indicadores de la participación también
ofrecen información valiosa sobre el proceso y, por consiguiente, son
incorporados en el análisis.
3.2. Exogeneidad
Debido a que el PP tiene un carácter de obligatoriedad en todos
los gobiernos subnacionales y a que su implementación comenzó
simultáneamente en todos los lugares, no se cuenta con una situación de
variabilidad natural que pueda ser explotada con fines de identificación
de los impactos. En cuanto a nuestras mediciones de intensidad del PP,
se explota el hecho de que, a pesar dicha obligatoriedad, el proceso de
PP resulta en diferentes asignaciones presupuestarias o puede incluso
no resultar en ninguna. En otras palabras, el grado de implementación
del PP varía significativamente entre todos los gobiernos subnacionales
(Banco Mundial 2009). Estas diferencias son importantes puesto que
facilitan la oportunidad de clasificar estos gobiernos de acuerdo con
la intensidad con que usan el PP. Esta se mide, específicamente, como
38
¿Tiene el presupuesto participativo algún efecto en la calidad de los servicios públicos?
el porcentaje de la inversión ejecutada por el gobierno subnacional
que fue asignado mediante el mecanismo del PP durante el período
2007-2010. El Gráfico 2 muestra la variabilidad en la participación
de los proyectos priorizados por el PP en los presupuestos municipales
de la muestra, categorizando los distritos de acuerdo con su nivel de
pobreza. La importancia del PP también puede ser captada a través
de mediciones de la participación de las personas o el número de
organizaciones en el proceso.
Gráfico 2
Intensidad del PP, correspondencia laxa
Intensidad del PP e incidencia de la pobreza
Fuente: MEF-SIAF, DNPP, Censo Nacional. Elaboración propia.
Nota: Los ceros en el gráfico indican los distritos en los cuales no pudimos identificar
proyectos de PP en la base de datos del SIAF.
Los valores mayores a 1 (en tres distritos) se explican en la siguiente sección 4.3.
Sin embargo, nuestra identificación de los efectos del PP
mediante las especificaciones propuestas se basa en la asunción de que
Métodos
39
nuestra medición de la intensidad del PP es exógena respecto de las
variables del resultado (cobertura y calidad de servicio). Esto significa
que nuestra variable del PP no se correlaciona con el término de error
de la ecuación, el cual incluye variables omitidas como preferencias
de participación o mejoras en la cobertura o en la calidad del servicio
de agua. Esta asunción no puede ser probada de manera empírica.
Así, confiamos en argumentos conceptuales y en los resultados de las
pruebas de sensibilidad a nuestra especificación referencial, así como
en los resultados del uso de la prueba de Hausman (1978) y del de
variables instrumentales para descartar la endogeneidad.
Conceptualmente, dos razones principales nos llevan a creer
que el PP es exógeno. La primera es que los determinantes de la
calidad del servicio de agua son diferentes a los determinantes de
nuestra medición de la intensidad del PP. La cobertura y la calidad
del servicio de agua son funciones de la gestión de la calidad y
de las inversiones en la mejora de la infraestructura del servicio,
entre otras variables muy relacionadas con el sector del agua. Por
otro lado, nuestra medición del PP depende de las preferencias de
los ciudadanos respecto de la participación política, que es, por su
parte, función de la cultura política local y de la empresa que espera
participar, así como de la capacidad de traducir la participación en
asignaciones presupuestarias, las que a su vez involucran capacidades
para lograr acuerdos y generar proyectos viables de inversión pública.
La segunda razón es que las preferencias de los participantes del PP
son heterogéneas. Algunos de ellos, por ejemplo, pueden priorizar el
servicio del agua por encima de otros servicios de prestación pública,
pero otros pueden preferir una mejor educación o servicios de salud
y seguridad. De hecho, en promedio, las inversiones en el sector del
agua y saneamiento no representan más de un 15% de las inversiones
totales priorizadas a través del PP, como lo muestra el Gráfico 3. Por
40
¿Tiene el presupuesto participativo algún efecto en la calidad de los servicios públicos?
consiguiente, el poder de intensidad de la variable de PP elegida para
nuestras especificaciones refleja resultados totales del PP de todos los
proyectos de inversión, no solo del sector del agua y saneamiento.
Gráfico 3
Distribución del presupuesto de inversión capital
de la muestra de municipalidades
* Justicia, Administración, Medio Ambiente, Sistema de Pensiones, Seguridad Nacional,
Relaciones Exteriores.
Fuente: MEF-SIAF. Elaboración propia.
Se puede señalar que la baja calidad del servicio de agua puede
inducir a la participación, pero lo mismo se podría decir sobre los
malos servicios de educación, salud o seguridad. Es más, es posible que
la mala calidad del servicio de agua o la escasa cobertura induzcan a la
priorización de los proyectos de agua. A fin de controlar este potencial
Métodos
41
efecto hemos incluido la cobertura correspondiente a dos períodos
previos como variable de control.
A pesar de que, tal como se discute en la sección de resultados, las
pruebas de Hausman permiten descartar la endogeneidad de nuestras
dos variables de resultado medidas según niveles y cambios, también se
utiliza el método de variables instrumentales. La variable instrumental
utilizada es el porcentaje de mujeres votantes respecto del total de la
población que participó en las elecciones. Este parece un instrumento
adecuado por las razones que se señalan a continuación. En primer
lugar, claramente el porcentaje de mujeres votantes es independiente
de la cobertura o la calidad del servicio de agua. Segundo, debido a su
función en el hogar, las mujeres pueden tener una mayor preocupación
por el agua; por ello, una mayor representación electoral por parte de
estas puede estar asociada a una mayor participación en el PP. Así, el
porcentaje de mujeres votantes puede estar parcialmente correlacionado
con la intensidad del PP. No obstante, los cálculos muestran que no es
un buen instrumento. Los resultados de la primera etapa evidencian que
no hay correlación entre nuestra variable instrumental y la importancia
del PP en el presupuesto de inversión14.
3.3. Incorporación de evidencia cualitativa
Con respecto al análisis cualitativo, el objetivo principal fue recopilar datos
y percepciones por medio de entrevistas a funcionarios relevantes de una
submuestra de municipalidades (representantes municipales, entidades
prestadoras de servicios de agua y saneamiento y agentes participativos),
a fin de validar y complementar los resultados cuantitativos.
14 Además, probamos otras dos variables instrumentales asociadas a los procesos políticos
locales, al número de partidos políticos y al porcentaje de la población votante. Ninguno
tuvo resultados significativos en la primera etapa.
42
¿Tiene el presupuesto participativo algún efecto en la calidad de los servicios públicos?
La estrategia para seleccionar la muestra de municipalidades
donde se realizarían las entrevistas fue maximizar la varianza tanto en
términos de las variables de resultados como en las de indicadores del
presupuesto participativo (PP). Así, logramos identificar cuatro tipos
de municipalidades:
•
•
•
•
PP alto, calidad de servicio baja
PP bajo, calidad de servicio baja
PP alto, calidad de servicio alta
PP bajo, calidad de servicio alta
Gráfico 4
Cambio en la cobertura del agua, la intensidad del PP
y los grupos seleccionados
Fuente: MEF-SIAF, DNPP, SUNASS. Elaboración propia.
Gráficamente, el objetivo es seleccionar los valores extremos
inferiores y superiores en la distribución de las variables independientes
Métodos
43
y dependientes. El Gráfico 4 muestra los tipos de observaciones que
identificamos como municipios potenciales para las entrevistas.
De la lista de municipalidades en cada una de las cuatro
categorías antes definidas, seleccionamos dos. Los criterios para la
selección fueron los siguientes:
•
•
•
Tener una distribución relativamente proporcional de las
municipalidades en las tres grandes regiones naturales del país:
Costa, Sierra y Selva.
Tener municipalidades en ambos niveles: distrital y provincial.
Tener municipalidades en grandes centros urbanos, centros
urbanos menores y periurbanos.
A partir de estos criterios, el Cuadro 3 presenta las ocho
municipalidades seleccionadas y sus principales características.
86 021
23 969
26 310
26 088
8330
478 278
68 806
36 072
Jaén
Sunampe
Chanchamayo
San Ramón
Rázuri
Ate
Belén
Bellavista
15 000 000
5 900 898
14 600 000
8 500 622
5 379 101
59 000 000
14 500 000
4 501 955
Total
presupuesto
de inversión
en S/.
Fuente: SIAF-MEF. INEI. Elaboración propia.
Población
según
el censo
del 2007
Distrito
4%
78%
70%
55%
19%
6%
11%
102%
9 033 302
2 205 214
5 825 536
2 468 192
1 768 151
40 100 006
5 440 768
1 612 263
60%
37%
40%
29%
33%
68%
38%
36%
1 211 470
535 360
1 696 858
409 253
1 128 806
-
4 684 285
1 197 177
8%
9%
12%
5%
21%
0%
32%
27%
Porcentaje del
Inversión del PP
% del PP en Inversión del PP % del PP
presupuesto de en carreteras S/.
carreteras
en agua S/.
en agua y
inversión corres-
saneamiento
pondiente al PP
Cuadro 3
Municipalidades seleccionadas para el trabajo cualitativo
44
¿Tiene el presupuesto participativo algún efecto en la calidad de los servicios públicos?
4. DATOS
4.1. Fuentes
Para producir los datos del presente estudio fue necesario integrar seis
diferentes fuentes de información. El Cuadro 4 resume las diferentes
fuentes, los datos proporcionados por cada una de ellas y el período
que cubren. La primera fuente de datos es la agencia reguladora de
los servicios de agua, SUNASS. Estos datos incluyen indicadores
de cobertura y de calidad del servicio, así como nuestras variables
de control, que son las características de las entidades prestadoras
de servicio. La información de nuestras variables de resultados se
encuentra en el nivel de las EPS, y dentro de cada entidad prestadora
del servicio de agua a nivel de localidades15. Cada localidad puede
contener más de un distrito. Existe una sola EPS operando en cada
localidad, pero la misma compañía puede operar en varias localidades.
Estos datos fueron proporcionados especialmente por SUNASS, pues
la información disponible al público en su página web se registra solo
a nivel de EPS y no permite realizar el análisis a nivel localidades y
distritos.
15 Localidad es el concepto usado por SUNASS para identificar las áreas cubiertas por cada
compañía.
46
¿Tiene el presupuesto participativo algún efecto en la calidad de los servicios públicos?
Cuadro 4
Datos e información proporcionados
Datos
Tipo
Cobertura
Variables
Fechas
SUNASS Censo
Todas las empresas
reguladas a nivel
nacional
Variables de resultado: cobertura, 2007-2009
presión del agua, continuidad
del servicio de agua.
Variables de control: tarifas,
servicios de agua sin facturar,
atrasos, número de distritos que
la EPS atiende, tamaño. PP-DNPP Censo
Todas las
municipalidades
Intensidad del PP: proyectos
municipales provenientes del
PP, número de organizaciones
participantes, número de
personas participantes en el PP.
MEF-SIAF Censo
Todas las
municipalidades
Intensidad del PP: proyectos
2007-2009
municipales provenientes del
PP. Variables de control:
ejecución del presupuesto de
inversión, presupuesto financiado
por las regalías mineras.
ONPE
Censo
Todas las
municipalidades
Variables de control: % de votos 1998-2010
para el ganador, % de mujeres
votantes. JNE
Censo
Variables de control: alcalde
inmediatamente reelegido.
1998-2010
RENAMU Encuesta Todas las
municipalidades
Variables de control: la
municipalidad cuenta con una
oficina de planificación del
presupuesto.
2007-2009
Censo
Censo
Nacional Variables de control: población 2007
urbana, incidencia en la pobreza.
Elaboración propia.
Todas las
municipalidades
Todas las
municipalidades
2007-2009
Datos
47
La segunda fuente de datos proviene del Sistema Integrado
de Administración Financiera (SIAF)16. Esta fuente contiene la
información presupuestaria de cada gobierno subnacional de todo el
país y permite identificar los gastos de capital y los gastos corrientes
u operacionales. Además, estos datos permiten estimar el monto del
presupuesto que efectivamente se ejecuta. A partir de esta información
se construye la variable de porcentaje del gasto capital ejecutado, así
como la parte del presupuesto de cada municipalidad financiada por
las regalías mineras u otro tipo de rentas. Estos datos también son
claves para identificar los proyectos priorizados por el PP, a fin de
construir nuestras variables de intensidad del PP.
La tercera fuente de información es el conjunto de datos del PP de
la Dirección Nacional del Presupuesto Público (DNPP), que contiene
información sobre el proceso del PP y, específicamente, las listas de los
proyectos priorizados a través este. Incluye, además, información sobre
los participantes involucrados en el proceso del PP, tanto individuos
como organizaciones. Este conjunto de datos ha sido utilizado para
construir las variables de participación relacionadas con el PP (número
de organizaciones participantes, número de individuos participantes
en el PP como porcentaje de la población distrital total), el número de
proyectos priorizados por este, y, junto con la información del SIAF,
las mediciones de intensidad del PP, como ya se definió anteriormente.
También se utilizaron los datos del censo de todas las municipalidades del Perú, RENAMU (Registro Nacional de Municipalidades), que es administrado por la autoridad estadística (INEI) de forma
anual. El propósito de esta encuesta es recopilar información sobre las
características (personal, equipos, sistemas administrativos) de la ofi16 El Sistema Integrado de Administración Financiera (SIAF), que pertenece al Ministerio
de Economía y Finanzas del Perú (MEF), es el sistema de registros unificados de todas las
transacciones del sector público.
48
¿Tiene el presupuesto participativo algún efecto en la calidad de los servicios públicos?
cina local de las autoridades. De esta fuente se obtienen las variables
de gestión de las municipalidades (i.e., si cuenta con una oficina de
planificación de la inversión responsable de formular los proyectos de
inversión en el distrito).
Los datos usados para construir variables políticas provienen de
dos fuentes diferentes: la Oficina Nacional de Procesos Electorales
(ONPE) y el Jurado Nacional de Elecciones (JNE). De la primera se
obtienen los datos de participación electoral y resultados, mientras que
la segunda permite saber si el alcalde ha sido reelegido. Finalmente,
se utilizan los datos del censo nacional del 2007 en cuanto a las
características sociodemográficas, como incidencia de la pobreza,
población y cobertura de servicios públicos.
4.2. Construcción de la base de datos
El punto inicial para construir la base de datos del estudio fue la
disponibilidad de información sobre indicadores de calidad del agua,
que solo existe para los distritos donde SUNASS opera17. Una vez
obtenida la lista de estos, se procedió a identificarlos en el conjunto
de datos del PP-DNPP. Es importante resaltar que el conjunto de
datos del PP no contiene información de todos los distritos del país;
a pesar de que el PP es obligatorio a nivel nacional, en la práctica el
reporte al Ministerio de Economía y Finanzas es voluntario18. Los
17 Esto tiene importantes implicancias en la interpretación de resultados, ya que no es una
muestra representativa de los gobiernos subnacionales. De hecho, la muestra distrital del
estudio es básicamente urbana.
18 En general, los distritos de nuestra muestra tienen indicadores algo mejores del bienestar
general, las capacidades de gestión y la cobertura y calidad de los servicios de agua, ver
Alcázar y Jaramillo (2012) Apéndice B. Para comparar detenidamente distritos con datos
del PP (incluidos en nuestra muestra) y sin datos del PP (no incluidos en nuestra muestra), solicitar la información a los autores sobre el mismo estudio.
Datos
49
distritos de la muestra original (aquellos con información de calidad
del servicio) con ningún dato en el conjunto de datos del PP se
asumen como valores faltantes.
El siguiente paso fue fusionar el conjunto de datos del PP con
los del SIAF; es decir, la información del PP con la información del
presupuesto. Considerando que no existe un sistema unificado de
códigos para hacer corresponder de manera automática los proyectos
en los dos conjuntos, esto se hizo manualmente; es decir, se buscó
y trató de empatar los nombres de todos los proyectos de inversión
del conjunto de datos del PP en el conjunto de datos del SIAF.
En este proceso se enfrentó el inconveniente de que los nombres
de los proyectos no siempre eran los mismos en ambos conjuntos.
Debido a esto, se optó por trabajar dos tipos de empate de proyectos:
estricto y laxo. El primer caso implica una correspondencia exacta
de los nombres del proyecto en ambos conjuntos de datos. El
segundo implica un juicio respecto de si los dos nombres pueden
referirse de manera razonable al mismo proyecto. Por ejemplo, una
correspondencia estricta del nombre es “Construcción de un parque
ornamental, Urb. El Ancashino - Vichay” en el conjunto de datos del
DNPP y “Construcción del parque ornamental de la Urbanización El
Ancashino en Vichay, distrito de Independencia – Huaraz, Áncash” en
los datos provenientes del SIAF. Por su parte, la correspondencia laxa
se observa, por ejemplo, cuando en los datos del DNPP se encuentra
el nombre del proyecto “Remodelación del Parque Dr. Jacobo
Hunter de la Urb. Terminal Terrestre” y en la información del SIAF
aparece el proyecto llamado “Mejoramiento de Parques Infantiles”.
Esta forma de fusionar los dos principales conjuntos de datos tiene
implicancias importantes para los fines del estudio, en tanto soporta
dos mediciones diferentes de nuestras variables de intensidad del PP,
procedentes de la correspondencia estricta y laxa, respectivamente.
50
¿Tiene el presupuesto participativo algún efecto en la calidad de los servicios públicos?
Un aspecto diferente, pero relacionado, tiene que ver con el hecho
de que en algunos distritos no fue posible lograr el empate entre los
datos del DNPP con los del proyecto en el SIAF. Esto ocurre en el
caso de 34 distritos, a los cuales se les asignó un valor de cero.
Así, se partió de 337 distritos para los cuales se cuenta con datos
de resultados (calidad del servicio). De estos, 219 reportan actividades
de PP mientras que los 118 restantes no (PP = faltante, separado de
la base). Es así que la muestra se reduce a 219 municipalidades. De
ellas, 176 reportan actividades de PP que se pudieron corresponder
con proyectos del SIAF; a las 43 restantes se les asignó el valor de cero
en todos los indicadores de este análisis.
Es importante mencionar, además, que el período de referencia
de los diferentes conjuntos de datos no es el mismo. Por ejemplo,
la información proveniente de la ONPE y el JNE corresponde al
año electoral 2006, la información del Censo Nacional es del 2007,
la información del conjunto de datos del DNPP es del proceso de
PP del año 2008 y la información de RENAMU, SUNASS y SIAF
corresponde al 2010. Esto no es un problema, pues los alcaldes electos
en el 2006 permanecieron en sus cargos hasta fines del 2010, los
datos sociodemográficos del censo del 2007 son datos de referencia y
el proceso del PP antecede por dos años a las variables de resultados.
Las variables de resultado capturan las condiciones de la provisión
y calidad de los servicios de agua en todos los distritos de la muestra. Se
seleccionó dos de los indicadores de desempeño que SUNASS utiliza:
cobertura y continuidad19. El uso de estos indicadores es bastante
estándar y permite capturar los aspectos críticos de la prestación del
servicio. La cobertura es, en sí misma, un indicador de la inversión
19 También se estiman todas las especificaciones utilizando la presión del agua como una
variable de resultado; no obstante, debido a la mala calidad de la información sobre esta
variable según lo hallado en varias entrevistas, se optó por no incluirla en el reporte. Los
resultados están disponibles a solicitud de los interesados.
Datos
51
directa realizada en agua y saneamiento en cada distrito y es, a su
vez, una condición necesaria para discutir la calidad, mientras que
la continuidad del servicio es un indicador de la calidad del servicio
fácilmente percibido por los usuarios.
La cobertura del servicio de agua se mide como el porcentaje de
hogares con servicio de red de agua sobre el número total de hogares/
propiedades registrados en el área. La segunda variable de resultado
es la continuidad del servicio y se mide como el número de horas con
servicio al día.
4.3. Estadística descriptiva
El Cuadro 5, que se presenta a continuación, define estadísticas
descriptivas para las variables incluidas en el análisis. Como se
mencionó anteriormente, la muestra de distritos es mayoritariamente
urbana, aunque incluye también un distrito con una población urbana
de tan solo un 3%. Los números de incidencia de la pobreza son
consistentes con esta característica de la muestra, pues se aproximan al
índice de pobreza de las áreas urbanas. Se debe resaltar, sin embargo,
que existe una variabilidad sustancial en las incidencias de pobreza
de 0,01 a 92 por ciento. Las variables de resultado también muestran
una variabilidad significativa.
52
¿Tiene el presupuesto participativo algún efecto en la calidad de los servicios públicos?
Cuadro 5
Estadística descriptiva
Variable
Obs.
Promedio Desviación
Variables control
. Población urbana (%)
Min.
Máx.
estándar
199
0,86
0,20
0,03
1,00
200
200
200
0,27
0,64
0,30
0,17
0,04
0,03
0,01
0,48
0,21
0,92
0,76
0,40
la inversión (%)
200
. Cambio en la ejecución del
presupuesto de inversión
200
. Porcentaje del presupuesto
financiado por regalías mineras 200
0,74
0,44
0,00
1,00
. Incidencia de la pobreza
. Índice de desarrollo humano
. Coeficiente de Gini
. Municipalidades con una
oficina de planificación de
. Presupuesto de inversión en
el agua proveniente del PP
. Presupuesto de inversión en
el agua proveniente de otras
fuentes
. Municipalidad registrada en
el SNIP
. Distrito capital provincial = 1
. Alcalde reelegido
inmediatamente
. % de los votos por ganador
respecto al total del último
proceso electoral
. % de mujeres votantes
. Tarifa trimestral promedio
del agua
. % de servicios de agua no
facturado
. Morosidad (número de meses)
4 811 709 14 500 000 -3 208 174 195 000 000
0,31
0,27
0,00
0,98
200
461 519,9 1 765 267
0,00
17 800 000
200
3 114 438 7 678 772
0,00
83 200 000
200
200
0,48
0,33
0,50
0,47
0,00
0,00
1,00
1,00
198
0,24
0,43
0,00
1,00
196
198
0,28
0,49
0,09
0,03
0,13
0,42
0,60
0,57
187
1,42
0,62
0,04
3,02
199
195
0,43
2,18
0,17
3,37
-0,44
0,37
0,93
45,05

53
Datos
 Variable
Obs.
Promedio Desviación
Min.
Máx.
estándar
. Número de distritos atendidos
por la entidad prestadora local
de agua (WS)
. EPS con más de 40 000
200
21,17
17,10
1,00
48,00
conexiones
337
. EPS con más de 10 000
conexiones y menos de 40 000 337
. EPS con menos de 10 000
conexiones
337
0,46
0,50
0,00
1,00
0,33
0,47
0,00
1,00
0,07
0,25
0,00
1,00
0,14
0,35
0,00
1,00
0,77
0,21
0,00
1,00
15,52
7,32
0,00
24,00
. Sedapal es la entidad
prestadora de agua
337
Variables de resultados
. Cobertura del servicio de agua
(población no atendida sobre
el total de la población urbana) 185
. Continuidad del servicio de
agua (horas al día)
188
Variables del PP
. Intensidad del PP,
definición laxa
. Intensidad del PP,
200
0,27
0,35
0,00
2,49
definición estricta
. Proyectos municipales
200
0,13
0,20
0,00
1,85
200
0,02
0,03
0,00
0,19
200
0,01
0,02
0,00
0,17
84,99
91,06
1,00
670,00
4,14
5,6
0,004
36,78
priorizados según el PP (%),
definición laxa
. Proyectos municipales
priorizados según el PP (%),
definición estricta . Número de organizaciones
participantes
189
. Personas participantes en el PP
(% del total de la población
del distrito) (x miles)
189
Fuente: Todas las bases de datos. Elaboración propia.
54
¿Tiene el presupuesto participativo algún efecto en la calidad de los servicios públicos?
Finalmente, cabe notar que el valor máximo del indicador de
intensidad de PP es mayor a 1. Solo tenemos tres municipalidades
en las que esto ocurre; en dos de estos casos, se puede deber a que el
empate fue laxo, lo que puede terminar agrupando a más proyectos de
los que originalmente había priorizado el PP. Por ejemplo, este puede
priorizar la mejora de veredas en la avenida central de un pueblo, pero
la municipalidad también asigna parte del presupuesto de inversión
en la remodelación de una avenida. Asimismo, puede suceder que
en algunos casos las inversiones en proyectos no relacionados con
la infraestructura, como capacitación, sean sumadas al costo de los
proyectos.
El Cuadro 6 muestra la composición de la participación
de la inversión de acuerdo con la variable de intensidad del
PP (correspondencia laxa) y la participación promedio que las
municipalidades de la muestra asignan a cada función de gasto de
inversión mediante el proceso de PP. En primer lugar, se puede
observar que, cuando se consideran todos los distritos en la muestra,
la inversión en el sector transporte y carreteras es el componente más
importante (un 27% del presupuesto de inversión en promedio),
seguido por salud y educación (22%). Agua y saneamiento ocupa
el cuarto lugar, con solo un 10% del presupuesto de la inversión.
Cuando se separan los resultados distinguiendo entre intensidad
alta y baja del PP (siendo el umbral el promedio de la distribución)
surgen algunos contrastes. En aquellos distritos con baja intensidad
del PP, salud y educación constituyen la función más importante,
mientras que en distritos con una alta intensidad del PP, la función
de transporte y carreteras recibe una aun mayor proporción de
recursos. Agua y saneamiento son más importantes en términos de
participación asignada a esta función en distritos con un PP alto,
pero la diferencia no es significativa.
55
Datos
Cuadro 6
Presupuesto priorizado por el PP según la función de gasto,
2009
Salud y Industria
Agua y
Transporte Vivienda y Otros*
educación y servicios saneamiento y carreteras desarrollo
urbano
Todos los distritos
Alta Intensidad
del PP
Baja intensidad
del PP 22%
6%
10%
27%
4%
18%
21%
4%
11%
37%
4%
23%
24%
7%
10%
17%
4%
14%
* Justicia, Administración, Medio Ambiente, Sistema de Pensiones, Seguridad Nacional,
Relaciones Exteriores.
Elaboración propia.
Al analizar el proceso participativo del PP, el Cuadro 7 establece
algunas características de los participantes. Respecto del género o
la educación de estos, no se encuentran grandes diferencias entre los
distritos con alta y baja intensidad. La participación de los hombres es
mayor en ambos tipos de distritos. La participación de individuos con
tan solo educación primaria es similar. Hay una mayor participación de
individuos con educación secundaria en distritos de alta intensidad del
PP, pero menos individuos con educación postsecundaria. Sin embargo,
en ninguno de los casos las diferencias son importantes, aunque una
diferencia potencialmente relevante es que en los distritos de alta
intensidad hay una mayor participación de las organizaciones políticas
locales y una participación algo menor de representantes de gobierno.
Este es un hallazgo interesante, puesto que sugiere que la presión de
la gente para que sus proyectos reciban financiamiento puede ser un
mecanismo importante y efectivo para hacer que el PP funcione.
56
¿Tiene el presupuesto participativo algún efecto en la calidad de los servicios públicos?
Cuadro 7
Características de los participantes en los procesos del PP
Género
Femenino
Masculino
Nivel de educación
No recibió educación
Educación primaria
Educación secundaria
Educación postsecundaria
Organizaciones representadas
Organizaciones sociales locales Asociaciones laborales/sindicatos
Asociaciones civiles
Representantes del gobierno
Asociaciones de empleados
Elaboración propia.
Baja intensidad del PP Alta intensidad del PP Total
30%
69%
31%
67%
30%
68%
4%
6%
50%
41%
5%
4%
54%
38%
4%
5%
52%
39%
48%
1%
36%
13%
3%
54%
1%
34%
10%
2%
51%
1%
35%
12%
2%
5. DETERMINANTES DEL PP
La intensidad del PP varía significativamente entre las municipalidades
del Perú. Debido a que el PP no ha sido asignado aleatoriamente,
los factores sociodemográficos y políticos del nivel local pueden
determinar la magnitud de uso. Esta sección presenta un análisis de
los determinantes potenciales de la intensidad del PP usando una
regresión linear.
La variable dependiente incluye dos indicadores de los resultados
del PP: porcentaje del presupuesto de inversión de la municipalidad
priorizado a través del PP y porcentaje de los proyectos de inversión
priorizados mediante el PP. Como se explicó anteriormente, usamos
una definición estricta y una laxa para corresponder los proyectos
en las bases de datos del PP y el SIAF. Asimismo, se presentan los
resultados de la regresión usando dos indicadores de participación
en el PP: número de organizaciones participantes y número de
individuos participantes en tanto porcentaje de la población del
distrito. Se incluyen, además, cuatro variables sociodemográficas:
porcentaje de la población urbana, índice de pobreza, coeficiente de
Gini e índice de desarrollo humano.
La base de datos de resultados electorales permite capturar varias
características del entorno político. Estas incluyen mediciones de
la participación política (número de grupos políticos participantes
en las elecciones del 2006 y porcentaje de votos obtenidos de
la población votante) y del respaldo político de las autoridades
58
¿Tiene el presupuesto participativo algún efecto en la calidad de los servicios públicos?
(porcentaje de votos obtenidos por el alcalde y si fue inmediatamente
reelegido). También hemos incluido el porcentaje de votos inválidos,
que puede ser una medición de discrepancia política (si los votos
son invalidados conscientemente) o de cultura política (por ejemplo,
las personas no saben cómo emitir un voto válido). Otra medición
de la cultura política que también se considera es el porcentaje de
adultos indocumentados. Finalmente, se incluye un indicador de
participación femenina (porcentaje de mujeres entre los votantes).
Los resultados se presentan en el cuadro 8.
Son tres los principales hallazgos del presente análisis. El primero
es que no se encuentra una sólida correlación sistemática entre las
variables sociodemográficas o políticas y las variables de resultados
del PP. Particularmente, el indicador preferido de intensidad del PP
(porcentaje de presupuesto de inversión priorizado por el PP) no
está significativamente correlacionado con ninguna de las variables
independientes incluidas.
Segundo, se encuentra cierta evidencia de una relación entre las
variables políticas (la participación política) y el uso del PP (mas no
con la intensidad del PP). De hecho, el número de grupos políticos
se correlaciona positivamente con el número de organizaciones
participantes en el PP. Sin embargo, lo hace de forma negativa con
el número de individuos participantes. Esto guarda consistencia con
una visión de los grupos políticos como entidades que representan
diferentes sectores de la población. En este contexto, un reducido
número de grupos políticos dejará más espacio para una mayor
participación de grupos que representen intereses más acotados
(asociaciones vecinales o de padres de familia, entre otros). El
porcentaje de votos emitidos también se correlaciona positivamente
con un indicador de participación del PP, aunque muy ligeramente,
pero no con los resultados del PP (intensidad del PP). En conjunto,
-0,00398
(0,0155)
0,00663
(0,0228)
-0,0479
(0,0665)
0,243**
(0,103)
0,000247
(0,000743)
0,0604
(0,0796)
0,00190
0,00678
(0,0127)
0,0151
(0,0187)
-0,00290
(0,0544)
0,152*
(0,0839)
0,000660
(0,000607)
0,0820
(0,0651)
0,0144
31,25
(51,14)
198,7***
(74,84)
-151,4
(218,2)
540,5
(334,1)
8,023***
(2,515)
435,5
(264,4)
67,89
-0,00407
(0,00301)
-0,00131
(0,00441)
-0,0117
(0,0128)
-0,0222
(0,0196)
-0,000432***
(0,000148)
0,0272*
(0,0155)
-0,00224
0,116
(0,112)
0,0262
(0,165)
-0,0974
(0,480)
0,536
(0,742)
0,00636
(0,00537)
-0,230
(0,575)
0,0371
. Población urbana (%)
-0,0514
(0,194)
. Incidencia de la pobreza
-0,162
(0,286)
. Coeficiente de Gini
-1,321
(0,832)
. Índice de desarrollo humano
1,490
(1,285)
. Número de grupos políticos -0,00344
(0,00930)
. Votos emitidos por una
-1,471
población votante
(0,996)
. % de votos obtenidos por el
-0,631
Personas
participantes
en el PP (%
respecto de la
población total
del distrito)
Intensidad del Intensidad del Proyectos de la
Proyectos de la
Número de
PP, definición PP, definición municipalidad
municipalidad
organizaciones
laxa
estricta
priorizados por priorizados por
participantes
el PP (%),
el PP (%),
definición laxa definición estricta
Cuadro 8
Determinantes políticos de la intensidad del PP

Determinantes del PP
59
Errores estándares en paréntesis. *** p<0,01, **p<0,0.
Elaboración propia.
(0,395)
(0,228)
(0,0315)
(0,0258)
total de votantes en el último
proceso electoral (elecciones
municipales 2006)
. Votos inválidos entre los votos 0,188
0,167
-0,0101
-0,0221
emitidos
(0,618)
(0,357)
(0,0494)
(0,0404)
. Alcalde elegido
0,0564
-0,00444
0,00694
0,00617
inmediatamente (sí = 1)
(0,0646)
(0,0373)
(0,00516)
(0,00422)
. % de mujeres votantes
0,675
-1,095
0,0227
-0,0230
respecto a la población
(1,229)
(0,709)
(0,0982)
(0,0802)
votante total
. Población mayor de 18
0,00142
0,00154
0,00380**
0,00370***
años sin DNI
(0,0212)
(0,0122)
(0,00169)
(0,00139)
. Constante
0,949
0,357
-0,194
-0,172*
(1,540)
(0,888)
(0,123)
(0,101)
. Observaciones
195
195
195
195
. R-cuadrado
0,091
0,045
0,120
0,107
 ganador respecto al número
(0,00643)
0,00590
(0,00936)
-0,000509
(0,00102)
0,00373
(0,0192)
-0,000301
(0,000324)
0,00490
(0,0238)
185
0,198
(109,1)
354,1**
(158,9)
13,96
(17,50)
-426,0
(328,5)
-1,652
(5,506)
-613,6
(403,7)
184
0,143
60
¿Tiene el presupuesto participativo algún efecto en la calidad de los servicios públicos?
Determinantes del PP
61
estas variables sugieren una asociación entre una amplia participación
política y la participación del PP. El porcentaje de votos inválidos
también se correlaciona positivamente con una medición de la
participación del PP, lo que sugiere que la insatisfacción política
puede estar asociada a esta. La participación política femenina no
parece tener una correlación sistemática con los indicadores de
intensidad del PP.
En tercer lugar, el porcentaje de adultos indocumentados,
posible indicador de exclusión social, se correlaciona de manera
positiva con el porcentaje de proyectos priorizados por el PP, tanto
en la correspondencia estricta como en la laxa.
En resumen, no se halla ninguna sólida correlación entre las
variables de resultados de PP y las variables sociodemográficas y
políticas analizadas. Esto es particularmente así en el caso en que se
utiliza como variable dependiente el indicador preferido de intensidad
del PP. No obstante, se observa cierta evidencia de una correlación
positiva entre la participación del PP y una más amplia participación
política.
6. RESULTADOS Y DISCUSIÓN
El Cuadro 9, que se ofrece a continuación, muestra los resultados de
las especificaciones de referencia en el caso de dos definiciones de las
variables indicadores de la calidad del servicio de agua. La primera
mide el resultado según niveles, mientras que la segunda lo hace
según el cambio entre un año basal (2007) y el último año del cual
se cuenta con información (2010). En cada especificación para la que
comprobamos la endogeneidad usamos la prueba de Hausman. Los
resultados indican que en ninguno de los casos el indicador del PP
(intensidad del PP) es endógeno. Es interesante, sin embargo, que en
el caso de las variables del PP relacionadas con la participación, los
resultados de las pruebas sí sugieren una endogeneidad entre la variable
de continuidad del servicio de agua y la participación del PP. Esto
indica que la participación de las personas en el proceso del PP y la
calidad del servicio se correlacionan. Estas dos evidencias sugieren que,
si bien la participación se asocia a la calidad de los servicios de agua, en
el proceso de convertir la participación en asignaciones presupuestarias
municipales –en el que surgen los aspectos técnicos y políticos– esta
relación desaparece. Esta interpretación resalta la debilidad del proceso
del PP. Finalmente, en el caso de la cobertura no se halla evidencia de
un vínculo, porque existe muy poca inversión para su expansión, como
lo confirma rotundamente la evidencia cualitativa.
No hemos hallado evidencia alguna sobre los efectos significativos
del PP en la cobertura del servicio de agua, ya sea definida por niveles o
64
¿Tiene el presupuesto participativo algún efecto en la calidad de los servicios públicos?
cambios. Este resultado aplica para cualquier conjunto de variables de
control utilizado. En el caso de la variable de resultado de calidad del
servicio, segunda variable de resultado, se observan resultados diferentes
cuando aquella es medida en cambios o según niveles. Cuando se
utilizan niveles, hay una significativa correlación en el caso en que se
incluyen como controles únicamente las variables demográficas. Una
vez que se introducen variables de control adicionales, la importancia
desaparece. En el caso de la variable medida en cambios, la asociación
es negativa, aunque algo significativa en solo dos especificaciones,
antes de introducir la mayoría de variables de control. En conjunto, los
resultados sugieren que no existe una relación sistemática entre el PP y
los indicadores de calidad del servicio de agua.
En cuanto a las variables sociodemográficas de control, la
incidencia de pobreza se correlaciona negativamente con las dos
variables de resultado al ser medidas según niveles; pero esto solo
es significativo cuando el indicador de calidad es la continuidad (no
ocurre lo mismo en el caso de cobertura). Esto se corresponde con la
noción intuitiva de que los distritos pobres tienen menos cobertura y la
peor calidad en los servicios de agua. Cuando se mide según cambios,
la asociación generalmente no es significativa. Entre las variables que
pretenden capturar la capacidad de gestión en el nivel municipal, el
porcentaje de ejecución del presupuesto de inversión se correlaciona
de manera positiva con la cobertura y la continuidad, medidas según
niveles. Esto parece deberse a que las municipalidades con mayor
capacidad para ejecutar las inversiones generalmente están también
más preparadas para ejecutar proyectos de inversión en el sector
del agua, lo que se traduce en una mejor cobertura y continuidad.
Asimismo, el hecho de que la municipalidad esté registrada en el
Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP) se correlaciona de
manera positiva con los niveles de continuidad del servicio del agua.
Resultados y discusión
65
La importancia de las regalías mineras para el financiamiento
municipal muestra una débil asociación negativa con cambios en la
cobertura en la mayoría de especificaciones. Sin embargo, se asocia de
manera positiva con los cambios en la continuidad en tanto se trata
de una fuente clave de financiamiento para los proyectos de agua.
Estos dos hallazgos pueden sugerir una preferencia por inversiones
en la mejora de la calidad para quienes ya reciben el servicio, en
lugar de expandir el servicio a quienes no tienen acceso a él, que son
normalmente los más pobres. Esta situación guarda relación con el
hecho de que los recursos no son suficientes para financiar una mejora
significativa de la cobertura. Como ya se ha indicado, el presupuesto
de inversión en agua y saneamiento por distrito es de apenas 1,3
millones de soles (unos US$ 450 000), monto con el que, así fuese
asignado en su totalidad a la expansión de la cobertura, no se podría
lograr un impacto significativo en el acceso/cobertura. La evidencia
cualitativa corrobora que los recursos son bastante limitados como
para permitir una importante expansión de la cobertura. Dos citas de
oficiales municipales ilustran claramente este punto:
Ahora nos toca pedir un cambio de redes, porque esta ya tiene más
de treintaicinco años, pero el dinero no es suficiente ni siquiera
para cubrir tres cuadras. (Altagracia Bustamante – Presidenta de
Gestión Distrital de Bellavista/Comité Directivo).
El agua debe ser lo primordial, pero siempre se gasta más en
carreteras. Como la inversión en agua y desagües es alta, si realmente
se quiere hacer algo, cuesta mucho dinero: uno de estos proyectos
no vale menos de tres millones. (Mario Ferreyros – Subgerente
Contable. Municipalidad de San Ramón).
66
¿Tiene el presupuesto participativo algún efecto en la calidad de los servicios públicos?
Un resultado notable es la importancia de la participación
política de las mujeres. De hecho, hallamos que el porcentaje de las
votantes está asociado positivamente a los indicadores de cobertura
(de manera significativa) y continuidad (en niveles, antes de controlar
por los atrasos y las características de los proveedores, y en cambios).
Existen varias razones para pensar que las mujeres se preocupan más
por los servicios de agua que los hombres: una de ellas es que el agua
es un elemento indispensable en el hogar y, dado que las mujeres
participan más del trabajo en este, ellas llevan una desproporcionada
parte de la carga que representa obtener agua en vista de la falta de
conexiones. Además, como el agua potable de buena calidad está
asociada a la salud de los niños y las mujeres son las que normalmente
velan por ella, no es sorprendente que su participación política esté
asociada a mejores indicadores de la cobertura y la calidad en el
servicio de agua.
En cuanto a otras variables políticas, se encuentra que la reelección
del alcalde se correlaciona negativamente con la cobertura. Además, el
porcentaje de votos obtenidos por el alcalde se asocia negativamente
con la cobertura y la continuidad medidas según niveles. Finalmente,
el hecho de que un distrito sea la capital de la provincia tiene un efecto
positivo e importante en la cobertura y la continuidad de los servicios
de agua también cuando se mide en niveles. Esto es consistente con
la idea de que la inversión en servicios de agua se ve restringida por
el monto de recursos disponibles, pues los gobiernos provinciales
disponen de más recursos que los gobiernos distritales.
Finalmente, las características de las entidades prestadoras de
servicios parecen asociarse a los resultados solo en unos cuantos casos.
La tarifa del servicio de agua tiene un efecto positivo e importante,
aunque estadísticamente débil, sobre la cobertura cuando se incluye
el conjunto completo de variables de control. Esto es explicable en
. Cambio en la ejecución
del presupuesto de inversión
. % del presupuesto financiado
por regalías mineras
. La municipalidad está
registrada en el SNIP
. Distrito capital provincial=1
. Alcalde reelegido
inmediatamente=1
. % de votos obtenidos
por el ganador
0,0828
(0,116)
-0,000585
(0,143)
1,07e-09** 1,01e-09* 1,11e-10 -8,77e-11
(4,85e-10) (5,78e-10) (3,66e-10) (4,10e-10)
0,0545
0,0251
-0,0649
-0,127**
(0,0581)
(0,0550)
(0,0479)
(0,0562)
-0,00332
-0,0434
-0,0203
-0,00892
(0,0512)
(0,0555)
(0,0454)
(0,0509)
0,123**
0,0783
0,0649
0,0985
(0,0526)
(0,0565)
(0,0573)
(0,0677)
-0,0706**
-0,0479
-0,211
-0,00870
(0,0353)
(0,0374)
(0,0323)
(0,0336)
0,165
0,112
-0,0846
-0,100
(0,150)
(0,158)
(0,133)
(0,148)
-0,0655
(0,120)
-0,0216
(0,130)
3,78e-08**
(1,51e-08)
-2,886
-2,064
4,674**
-1,983
4,961**
-2,006
-0,467
-1,245
-12,32**
-6,204
-13,49***
-4,132
-3,141
-3,645
2,72e-08*
(1,43e-08)
-0,0845
-2,044
3,372*
-1,999
4,819**
-1,961
-1,383
-1,185
-13,39**
-5,463
-7,728*
-3,978
0,0350
-3,777
-2,237
-2,024
-3,295**
-1,629
6,27e-10 -5,47e-09
(5,79e-09) (5,43e-09)
2,082***
2,182**
(0,784)
(0,848)
-0,572
-0,944
(0,806)
(0,925)
-1,168
-0,673
-1,063
-1,221
0,766
0,844
(0,615)
(0,601)
-0,203
-1,423
-2,923
-3,051 
-2,060
-1,831
0,454
-2,731
-0,723
(0,461)
-0,0796
(0,107)
0,0771
(0,132)
-0,403
(0,411)
. Incidencia de la pobreza
-0,121
(0,0989)
1,133
-1,208
-0,0667
(0,0966)
1,165
-1,399
. Población urbana (%)
-0,0126
(0,0359)
-0,00491
(0,0326)
0,0427
(0,0371)
. Intensidad del PP,
correspondencia laxa
0,0316
(0,0394)
Cambio
Cambio
Horas al día Horas al día Cambio
Cambio
2007-2010 2007-2010
2007-2010 2007-2010
%
%
Variables independientes Cobertura del aguaContinuidad del servicio de agua
Cuadro 9
Efectos del PP sobre los indicadores de calidad del agua: resultados de regresión
Resultados y discusión
67
181
0,231
1,582**
(0,669)
51,07**
(23,38)
171
0,080
167
0,172
184
0,189
0,221**
(0,0852)
0,106
(0,112)
-1,136**
-2,099
(0,392)
(11,75)
0,0800
(0,0627)
-0,0570
(0,100)
-1,234***
-0,859**
(0,434)
(0,341)
175
0,204
(0,129)
0,00920
(0,00721)
-0,000170
(0,00200)
0,0376
(0,0344)
0,220*
1,724**
(0,728)
(0,122)
0,00555
(0,0100)
-0,000148
(0,00165)
0,0807**
(0,0312)
-0,0994
3,950***
(0,838)
9,894
(15,50)
178
0,340
181
0,082
-5,728*
-2,960
-1,482
-3,805
13,51
-4,696
(12,39)
-6,307
-5,591
-0,932***
(0,301)
0,125**
(0,0516)
-0,255
-1,073
-7,167
23,03
(23,22)
176
0,178
3,068**
-1,333
2,855*
-1,620
-15,29***
-5,661
-2,442
0,180
(0,141)
-0,0152
(0,0272)
0,387
(0,544)
4,170*
29,00***
(10,90)
Errores estándares sólidos en paréntesis
*** p<0,01,** p<0,05,* p<0,1
* Otras dos variables se incluyeron como controles: "La municipalidad tiene una oficina de planificación de la inversión" y "Tamaño de la WS: mediana".
Elaboración propia.
Observaciones
R-cuadrado
sin facturar
. Atrasos (número de meses)
. Número de distritos atendidos
por la entidad prestadora local
de agua (WS)
. Tamaño de la EPS: grande
(más de 40 000 conexiones=1)
. Tamaño de la EPS: SEDAPAL
(más de 1000000 conexiones=1)
. Constante
-1,062***
(0,361)
3,706***
respecto a la población
(0,748)
votante total
. Tarifa trimestral
promedio del agua
. % del servicio de agua
 . % de mujeres votantes
68
¿Tiene el presupuesto participativo algún efecto en la calidad de los servicios públicos?
Resultados y discusión
69
tanto dichas entidades tienen una mayor capacidad de brindar un
mejor servicio. De una forma mucho menos intuitiva, el porcentaje
de servicio de agua sin facturar se correlaciona positivamente con
los cambios en los dos resultados, aunque la relación es bastante
débil. Los indicadores del tamaño de la EPS generalmente no
se correlacionan con los niveles del resultado, a excepción de la
continuidad (negativamente), aunque en este caso la correlación es
débil. Los proveedores de gran tamaño se correlacionan de manera
positiva con los cambios en cobertura y continuidad.
Los datos cualitativos recopilados son consistentes con estos
resultados. En conjunto, de acuerdo con la percepción de los actores
locales, los oficiales de gobierno, los participantes de la sociedad civil
y las entidades prestadoras de servicios, el PP tiene muy pocos o casi
ningún efecto sobre la cobertura o la calidad del agua. Existen varias
razones para creer esto, que se pueden resumir en una descripción
del PP como un mecanismo con serias debilidades para cumplir con
las promesas respecto al servicio del agua. En primer lugar, si bien
es respaldado institucionalmente por una serie de disposiciones,
el mandato legal carece de “dientes”, debido a que las normas de
implementación (tanto el Reglamento como el Instructivo) no
contienen indicadores precisos de resultados. De hecho, el énfasis
de estas se encuentra más bien en el proceso. Por ejemplo, no obliga
a los alcaldes a comprometer un mínimo de recursos –es decir, un
porcentaje del presupuesto de inversión municipal– al proceso de
PP. Una consecuencia de esto es la gran variación de este monto
entre un distrito y otro. En este contexto, el papel del alcalde es de
suma importancia, tanto en su decisión sobre cuánto colocar para la
discusión pública a través del PP, como sobre cuánto finalmente llega
al presupuesto. El equipo técnico de la municipalidad juega también
un papel clave al conducir el proceso. Otra consecuencia es que en los
70
¿Tiene el presupuesto participativo algún efecto en la calidad de los servicios públicos?
distritos donde las organizaciones de la población no tienen fuerza, el
alcalde enfrenta una menor presión para comprometer los recursos u
observar las decisiones tomadas en el PP.
El mismo argumento puede aplicarse también a los grupos
de interés dentro de un mismo distrito: quienes se encuentren en
una mejor posición para participar pueden obtener más beneficios
del proceso del PP. Lamentablemente, las poblaciones de áreas
marginales o remotas de los distritos no tienen la misma oportunidad
de participación debido a los costos que enfrentan. Se halla evidencia
de que algunas municipalidades se adaptan a estas circunstancias
e implementan, por ejemplo, talleres itinerantes sobre el PP para
garantizar que la mayoría de pobladores esté incluida. Asimismo,
se encuentra que en los distritos donde el alcalde respalda el PP y
fomenta la participación, el proceso del PP gana credibilidad y la
población está más dispuesta y disponible para involucrarse en él.
Una segunda razón es que los recursos de inversión disponibles
por distrito son insuficientes para desarrollar la expansión significativa
de los servicios de agua o la mejora de la calidad de los servicios. Las
inversiones en trabajos públicos necesarias para esto tienen un costo
muy alto que las municipalidades no pueden afrontar. Asimismo, no
existe una conexión directa entre las municipalidades y el PP, por un
lado, y la principal fuente de inversión para el sector, el Programa
Nacional Agua para Todos, por el otro. En consecuencia, los proyectos
que una municipalidad lleva a cabo son, básicamente, pequeñas
renovaciones de redes de agua y alcantarillado, y se dejan de lado los de
expansión. Esto también explica por qué la mayoría de trabajos de agua
y saneamiento (y esto también se aplica en el caso de las carreteras)
se concentra en centros urbanos, y se olvidan las áreas urbanas más
marginales o las áreas rurales remotas, en las que los trabajos son más
caros. Al respecto, un funcionario municipal manifestó:
Resultados y discusión
71
Hay áreas que no justifican [la inversión]. ¿Por qué? Los trabajos
de agua y alcantarillado aún deben realizarse, las carreteras son
más bien angostas, las casas y cercos deben alinearse, así como hay
que alinear los postes telefónicos, la electricidad, y muchas cosas
más. Por otro lado, hay otras [áreas] que están situadas de forma
más práctica, tienen conexiones de agua y desagüe, las casas están
alineadas, todo es más posible de implementar en estos lugares, que
ya están completamente formalizados. (José Hipólito Magallanes
– Jefe de Gestión de Desarrollo Urbano. Municipalidad de
Sunampe).
Esto implica que, contrariamente a lo que pretenden las
disposiciones legales, el presupuesto participativo con respecto del
agua puede beneficiar principalmente a un sector ya privilegiado y no
a los más marginales y pobres. Esto también ocasiona que la atención
recaiga sobre la importancia de otras agencias estatales –gobiernos
regionales, el Programa Agua para Todos–, en tanto pueden invertir
más, llevar a cabo proyectos de construcción de mayor envergadura
y, consecuentemente, tener un mayor impacto.
Los resultados también pueden reflejar que, como se mostró en
el Cuadro 6, la inversión en agua y saneamiento no es realmente una
prioridad para los distritos de la muestra. Esto sugiere que no hay
un gran interés en una mayor cobertura o mejores servicios en las
agendas de los participantes del PP y, en consecuencia, no hay mucha
presión sobre las autoridades locales para producir dichos resultados.
Finalmente, otro factor que limita la concentración de la inversión
en trabajos de considerable tamaño es la tendencia a dispersar los
fondos de inversión en diferentes proyectos de menor escala. En
contextos políticos altamente fragmentados esto puede tener sentido
72
¿Tiene el presupuesto participativo algún efecto en la calidad de los servicios públicos?
para el alcalde, puesto que le permite satisfacer las necesidades de los
diferentes grupos de la población20.
La segunda especificación propuesta –que incluye las variables de
inversión para probar la Hipótesis 2, como se explicó en la sección de
métodos– brinda resultados similares (Cuadro 10) y sugiere que no
existe un impacto del PP que provenga de las inversiones específicas
realizadas en el sector del agua a nivel local, lo cual es consistente con
el argumento del párrafo anterior. En el Cuadro 9 se presentaron los
resultados de la regresión a partir de esta especificación. Además, se
utilizaron dichos resultados para abordar el tema de qué conjunto de
variables (PP, sociodemográficas, políticas o proveedor del servicio)
contribuye más con la explicación de la discrepancia en el resultado.
Esto se puede medir analizando el cambio en el R-cuadrado una vez
que se han introducido los conjuntos de variables. La conclusión es
que las características del proveedor tienen mayor peso en cada caso.
Esto a excepción del de cobertura cuando es medido en niveles, en
el que es el conjunto de variables políticas el que induce a un mayor
cambio en un R-cuadrado. En el resto de casos, el de las variables
políticas es el segundo conjunto más importante.
20 Wright (2011) presenta una evidencia de municipalidades peruanas de “intercambios
particularistas” que lideran el proceso político.
. Intensidad del PP,
correspondencia laxa
. Intensidad del PP* inversión
distrital del PP en el sector
del agua
. Inversión distrital del PP
en agua
. Inversión distrital del no PP
en agua
. Población urbana (%)
. Incidencias de la pobreza
. Cambio en el porcentaje de la
ejecución del presupuesto de
inversión
. % del presupuesto financiado
por regalías mineras
. Distrito capital provincial=1
0,0305
(0,0414)
1,37e-08
(3,80e-08)
-2,78e-09
(1,00e-08)
1,30e-09
(1,25e-09)
-0,120
(0,100)
-0,0615
(0,123)
8,90e-10*
(5,23e-10)
0,0132
(0,0616)
0,0743
(0,0580)
0,0394
(0,0391)
2,91e-08
(3,54e-08)
-6,81e-09
(8,92e-09)
1,95e-09
(1,62e-09)
-0,0673
(0,0977)
-0,0804
(0,109)
9,02e-10**
(3,85e-10)
0,0352
(0,0646)
0,115**
(0,0531)
%
%
-0,0701
(0,0539)
0,0612
(0,0595)
-2,27e-08
(1,65e-08)
-5,90e-10
(1,21e-09)
0,0809
(0,132)
0,0732
(0,118)
1,89e-10
(3,94e-10)
-0,0233
(0,0321)
7,94e-08
(5,43e-08)
2007-2010
Cambio
Horas al día
Horas al día
-0,120**
(0,0604)
0,100
(0,0697)
-2,42e-08
(1,64e-08)
-1,66e-09
(1,15e-09)
-0,0220
(0,130)
-0,0192
(0,145)
8,09e-11
(4,80e-10)
-0,0311
(0,0373)
7,25e-08
(5,49e-08)
-2,229
-2,269
5,253**
-2,059
5,09e-07
(7,11e-07)
-6,13e-08
(6,41e-08)
-3,127
-3,638
-13,33***
-4,171
4,25e-08***
(1,10e-08)
1,467
-1,355
-1,90e-06
(2,49e-06)
-0,111
-2,225
4,930**
-2,052
5,02e-07
(5,30e-07)
8,23e-09
(6,95e-08)
0,0870
-3,843
-7,425*
-4,017
2,58e-08*
(1,34e-08)
1,533
-1,174
-1,73e-06
(1,99e-06)
2007-2010
Cambio
Cambio
1,688**
(0,819)
-1,302
-1,076
3,16e-07
(2,63e-07)
3,05e-08
(2,92e-08)
0,553
-2,776
-1,785
-1,813
-3,08e-09
(5,38e-09)
-0,281
(0,412)
-6,07e-07
(6,97e-07)
1,866**
(0,904)
-0,747
-1,234
3,04e-07
(2,26e-07)
1,49e-08
(2,73e-08)
-3,201*
-1,644
-1,964
-2,026
-7,98e-09
(5,85e-09)
-0,624
(0,481)
-6,32e-07
(6,71e-07)
2007-2010 2007-2010
Cambio
Variables independientes Cobertura del aguaContinuidad del servicio de agua
Cuadro 10
Efectos del PP sobre los indicadores de cobertura y calidad del agua: segunda especificación

Resultados y discusión
73
0,233***
0,0759
R-cuadrado
175
0,296
171
0,090
0,185
167
0,194
184
(0,0890)
0,127
(0,115)
-1,152***
-2,943
(0,398)
(11,97)
(0,00741)
-0,000460
0,343
178
0,097
181
-2,959
-1,904
-3,800
13,53
-4,085
(12,89)
-6,434
-5,854**
(0,0526)
(0,303)
0,132**
-7,423
-5,748
-0,938***
-1,430
0,809
-1,189
(0,618)
-13,07**
0,112
-5,434
-2,950
22,67
8,350
(24,24)
(15,83)
-0,247
-1,115
0,190
176
-1,326
2,693
-1,648
-14,14**
-5,816
2,968**
(0,0272)
(0,140)
-0,0149
3,727
-2,410
0,166
0,856
(0,606)
-1,193
-3,076
26,93**
(11,20)
0,446
(0,551)
Errores estánadares sólidos en paréntesis.
*** p<0,01,** p<0,05,* p<0,1
* Otras dos variables se incluyeron como controles: "La municipalidad tiene una oficina de planificación de la inversión" y "Tamaño de la WS: mediana".
Elaboración propia.
181
0,236
Observaciones
(0,0633)
-0,0584
(0,103)
-1,208***
-0,848**
(0,447)
(0,344)
(0,00172)
por la entidad prestadora local
de agua (WS)
. Tamaño de la WS: grande
(más de 40 000 conexiones=1)
. Tamaño de la WS: SEDAPAL
(más de 1000000 conexiones=1)
. Constante
-1,036***
(0,365)
(0,00202)
(0,0101)
-0,000133
. Número de distritos atendidos
0,241*
(0,130)
0,00973
-0,107
(0,126)
0,00538
. % del servicio del agua sin
facturar
. Atrasos (número de meses)
-0,00814
-0,593
(0,0346)
-1,259
-0,109
-12,26*
(0,150)
-6,224
1,747**
52,31**
(0,732)
(23,96)
0,0382
(0,0350)
-0,0465
-0,0184
(0,0381)
(0,0332)
0,114
-0,0867
(0,160)
(0,135)
3,908***
1,568**
(0,859)
(0,673)
0,0811**
(0,0314)
-0,0676*
inmediatamente=1
(0,0360)
. % de votos obtenido por el
0,168
ganador
(0,152)
. % de mujeres votantes respecto
3,663***
a la población votante total
(0,757)
. Precio trimestral promedio
del agua
 . Alcalde reelegido
74
¿Tiene el presupuesto participativo algún efecto en la calidad de los servicios públicos?
7. CONCLUSIONES E IMPLICANCIAS
DE POLÍTICA
Los resultados sugieren que no existe una asociación significativa entre
el PP, por un lado, y la cobertura del agua y la calidad del servicio,
por el otro. Estadísticamente, no se encontró una relación importante
entre el PP y los indicadores de cobertura y continuidad del servicio,
independientemente de si estas variables de resultado son medidas
según niveles o cambios. Detrás de esta falta de relación, se encuentran
debilidades tanto en el proceso mismo del PP, como de los diferentes
actores del proceso.
La legislación del PP y los reglamentos de implementación se
centran en el proceso y se espera que, de alguna forma, este canalice
las demandas de la población, particularmente las de los más
necesitados, e incremente la presión sobre las autoridades locales para
ofrecer mejor infraestructura y servicios. Sin embargo, el proceso
enfrenta importantes limitaciones que pueden hacerlo ineficiente en
la tarea de canalizar los recursos hacia áreas tales como el agua y
saneamiento, en las que se necesita una mayor inversión. Además, el
proceso puede producir resultados inequitativos en tanto los pobres
pueden enfrentar mayores costos de participación. Por su parte, las
municipalidades tienen limitadas capacidades técnicas y recursos
para hacer frente a los requerimientos de inversión en este sector, y
los alcaldes pueden no estar muy interesados en respaldar el PP. Las
entidades prestadoras de servicio también son débiles, pues carecen
de capacidad financiera y a veces incluso de poder para cobrar los
76
¿Tiene el presupuesto participativo algún efecto en la calidad de los servicios públicos?
cargos a los consumidores. Así, aunque el PP haya desplazado la
inversión del tipo “elefante blanco” (estadios, plazas de toros, etc.)
de muchas municipalidades y contribuido a guiarla hacia proyectos
más consistentes con las necesidades primarias de la población, aún
necesita ser fortalecido de manera considerable para que llegue a
jugar un papel activo en la expansión de la cobertura y la provisión de
servicios de agua de mejor calidad para la población y particularmente
para los pobres. Los proyectos de agua y saneamiento provenientes
del proceso de PP son muy pequeños en la mayoría de casos (unas
cuantas cuadras) y se limitan básicamente al mantenimiento.
Una variable que parece hacer una diferencia, tanto en la
cobertura de agua como en la calidad del servicio, es la participación
política de las mujeres. En las municipalidades donde ellas tienen
una mayor participación política, el servicio y la cobertura del agua
tienden a ser mejores. Esto no debe sorprender, pues se sabe que las
mujeres se preocupan mucho más por el acceso al agua potable (en
tanto se ha comprobado que ellas y sus hijos son los más afectados
por un mal servicio). Así, en un contexto descentralizado y en áreas
donde las mujeres participan más, se exige más a los funcionarios
de gobierno y a las entidades prestadoras de servicios de agua que
mejoren el servicio.
En cuanto a las políticas que podrían fortalecer el PP, una
primera línea de acción es la información. Es fundamental que exista
un vínculo entre la base de datos del PP y el SIAF para que el sistema
de información pueda monitorear de forma efectiva las decisiones del
PP y lograr, así, un presupuesto eficiente y equitativo. Como parte
de este esfuerzo también es necesario desarrollar un conjunto de
indicadores para medir cuán receptivas son las inversiones ejecutadas
por los gobiernos subnacionales ante las necesidades locales y cuán
orientadas a los pobres están.
Conclusiones e implicancias de política
77
En segundo lugar, los equipos técnicos del PP deben ser
fortalecidos en lo concerniente, precisamente, a la calificación técnica,
lo mismo que a sus posibilidades de mayor independencia frente a las
autoridades municipales. Un equipo técnico autónomo y calificado
se encontrará en mejor posición para negociar con la municipalidad
la incorporación de los proyectos de inversión priorizados por el PP.
De esta manera, aunque tienen un origen local, estos equipos deben
ser financiados con fondos del gobierno central. Además, parte de
su trabajo debería ser desarrollar y ejecutar un plan de PP orientado
a involucrar una gran representación de la población. Las mujeres
deben integrar estos equipos, puesto que esto llevaría a una mayor
participación por parte de este grupo de la población.
En tercer lugar, en cuanto a los agentes participantes, la
educación y el empoderamiento de las organizaciones sociales
resultan claves para el cumplimiento activo de sus capacidades de
auditoría y monitoreo frente al proceso del PP. Las organizaciones
participantes deben recibir recursos, apoyo técnico y asesoría para
desarrollar proyectos más grandes y complejos con un mayor impacto.
Las mujeres deben ser un grupo prioritario para las actividades de
educación y empoderamiento.
Finalmente, respecto del sector del agua, mejorar la participación
que se puede lograr a través del PP requiere medidas específicas para
fortalecer las capacidades técnicas y el acceso a los recursos de los
participantes. En particular, puesto que los fondos para la inversión
en el sector se concentran en el Programa Agua para Todos, un
diseño que permita que los grupos locales de PP que han priorizado
las inversiones en el sector accedan a dicho programa, que podría
financiar desde estudios técnicos hasta la inversión misma, aliviaría
las principales restricciones que se han identificado aquí y contribuiría
a lograr una mayor y mejor inversión en el sector.
8. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
Alcázar, L. y M. Jaramillo (2012) Does Participatory Budgeting Have
an Effect on the Quality of Public Services? The Case of Peru’s
Water and Sanitation Sector. Informe final. Documento de trabajo inédito. Lima: GRADE.
Banco Mundial (2011). Evaluación del presupuesto participativo y su
relación con el presupuesto por resultados. Documento resumen.
Lima – Washington, D.C.: Banco Mundial.
Beall, A., F. Fiedler, J. Boll y B. Cosens (2011). “Sustainable Water
Resource Management and Participatory System Dynamics.
Case Study: Developing the Palouse Basin Participatory Model”. Sustainability 3 (5). 720-742. Disponible en: http://
www.mdpi.com/2071-1050/3/5/720
Cornwall, A. (2002). Beneficiary, Consumer, Citizen: Perspectives on
Participation for Poverty Reduction. Gothenburg, Suecia: SIDA
Studies No. 2.
Devarajan y Reinikka (2004) Informe de Desarrollo del Banco Mundial: servicios que ayuden a los pobres. Washington, D.C.: Banco Mundial.
Genro, T. y U. Souza (1997). Orçamento Participativo. A experiência
de Porto Alegre. Sao Paulo: Fundacao Perseu Abramo.
Gibson, C., M. McKean y E. Ostrom (Editores) (2000). People and
Forests. Communities, Institutions, and Governance. Cambridge, MA: MIT Press.
80
¿Tiene el presupuesto participativo algún efecto en la calidad de los servicios públicos?
Goldfrank, B. (2006). “Los procesos de ‘presupuesto participativo’ en
América Latina: éxito, fracaso y cambio". Revista de Ciencia
Política Vol. 26. N° 2. 3-28.
Goldfrank, B. y A. Schneider (2006). “Competitive Institution Building: The PT and Participatory Budgeting in Rio Grande do
Sul”. Latin American Politics and Society Vol 48. N°3. 1-31.
Hardin, G. (1968). “The Tragedy of the Commons”. Science No. 162.
1243-1248.
Hordijk, M. (2007). “Peru’s Participatory Budgeting: Pitfalls and Potentials.” Documento inédito.
Ley Marco del Presupuesto Participativo, Ley N° 28056.
Ministerio de Economía y Finanzas - MEF (2010). “Presupuesto Participativo. Instructivo N° 001-2010-EF/76.01. Resolución
Directoral N°007-2010-EF/76.01. Dirección General de Presupuesto Público.
McGinnis, M. D. (Editor) (1999). Polycentricity and Development.
Readings from the Workshop in Political Theory and Policy
Analysis. Ann Arbor: University of Michigan Press.
Neaera, R. y M. Keck (2009). “Mobilizing the State: The Erratic Partner in Brazil's Participatory Water Policy”. Politics & Society
Vol. 37. No. 2. 289-314.
Oakerson, R. J. (1999). Governing Local Public Economies: Creating
the Civic Metropolis. Oakland, CA: ICS Press.
Olson, Mancur (1965). The Logic of Collective Action: Public Goods
and the Theory of Groups. Cambridge, Massachussets - London, England: Harvard University Press.
Ostrom, Elinor (1990). Governing the Commons: The Evolution of Institutions for Collective Action. Cambridge: Cambridge University Press.
Referencias bibliográficas
81
Ostrom, E., R. Gardner y J. Walker (1994). Rules, Games and Common-Pool Resources. Ann Arbor: University of Michigan Press.
Reuben W. y L. Belsky (2006). “Voice in the Accountability of Social
Policy” En Cotlear D. (Editor) A New Social Contract for Peru:
an Agenda for Improving Education, Health Care and the Social
Safety Net. Washington, D.C.: The World Bank. 245-290.
Serageldin, M. (2003). Assessment of Participatory Budgeting in Brazil. Boston: Harvard University. Graduate School of Design,
Center for Urban Development Studies.
Straub, S. (2009). Governance in Water Supply. Nueva Delhi - Washington DC - Cairo: Global Development Network. Working Paper No. 11.
Tankha, S. y B. Fuller (2009). Getting Things Done: Bureaucratic and
Entrepreneurial Approaches to the Practice of Participatory Water
Management Reforms in Brazil and India. Institute of Water
Policy: Working Paper Series, Serial No IWP/WP/No.5/2009.
Disponible en: http://www.spp.nus.edu.sg/iwp/WorkingPaper_Series/Boyd.pdf
Utzig, J. (1996) “Participarory Budgeting in of Porto Alegre: A Discussion in the light of Democratic legitimacy
and of the Criterion of Governance Performance”. Disponible
en:
http://siteresources.worldbank.org/INTPCENG/214578-1116506912206/20553242/Utzigpaper.pdf
World Bank Institute (2005). Social Accountability in the Public Sector. Washington, D.C.: World Bank Institute. Working Paper
No.33641.
World Bank. (2008). Brazil: Toward a More Inclusive and Effective Participatory Budget in Porto Alegre. Washington, D.C.: World
Bank.
82
¿Tiene el presupuesto participativo algún efecto en la calidad de los servicios públicos?
World Bank (2009). Perú: evaluación del Presupuesto Participativo y su
relación con el presupuesto por resultados. Washington, D.C.:
World Bank.
Zamboni, Y. (2007). Participatory Budgeting and Local Governance:
An Evidence-Based Evaluation of Participatory Budgeting Experiences in Brazil. Working Paper (Mayo 28, 2007). Disponible en: http://siteresources.worldbank.org/INTRANETSOCIALDEVELOPMENT/Resources/Zamboni.pdf.
El Documento de Investigación 67
se terminó de imprimir en el
mes de junio del 2013 en los Talleres de
Impresiones y Ediciones Arteta E.I.R.L.
Grupo de Análisis para el Desarrollo
GRADE
Av. Grau 915, Lima 4
Apartado Postal 18-0572 Lima 18
Teléfono: 2479988 | Fax: 2471854
www.grade.org.pe
Desde su implementación en 2004, el proceso de presupuesto participativo
(PP) ha sido concebido como una herramienta para democratizar y transparentar el presupuesto público, a través de canales formales de participación
ciudadana para la inclusión de sectores política y económicamente débiles
de la sociedad en la negociación de la asignación presupuestaria.
En efecto, el PP puede tener un efecto sobre la composición de las inversiones realizadas por los gobiernos subnacionales y contribuir, en este sentido,
a priorizar proyectos que beneficien a la mayoría de la población y particularmente a grupos tradicionalmente excluidos. En este estudio se analiza la
relación entre el PP y los indicadores de calidad de los servicios públicos de
agua, usando técnicas econométricas. No se encuentra una relación estadísticamente significativa entre el PP y los indicadores de cobertura y calidad
del servicio de agua y saneamiento, independientemente de si se miden en
niveles o en cambios. Estos resultados cuantitativos son validados con un
análisis cualitativo, basado en entrevistas a actores relevantes en el proceso
del PP y del sector del agua en una muestra de municipalidades. Este análisis
muestra que la principal causa de que el PP no logre efectos en la calidad de
los servicios de agua es que presenta importantes debilidades, tanto en su
proceso mismo como entre sus diferentes actores (municipalidades y
entidades proveedoras de servicios de agua).
Fly UP