...

¿cómo buscar información en internet? algunas pautas

by user

on
Category: Documents
2

views

Report

Comments

Transcript

¿cómo buscar información en internet? algunas pautas
¿C Ó M O B U S C A R I N F O R M A C I Ó N E N I N T E R N E T ?
ALGUNAS PAUTAS PARA INVESTIGADORES NOVELES
AUTORA:
CARMEN L. RODRÍGUEZ VELASCO
PROF. FUNIBER
©
FUNDACIÓN UNIVERSITARIA IBEROAMERICANA
¿CÓMO BUSCAR INFORMACIÓN EN
IN T E R N E T?
A L G U N A S P A U T A S P A RA
INVE STIGADORES NOVELES
Este documento se orienta a ofrecer algunas pautas, a modo de consejos, que puedan
resultar de utilidad para quienes se enfrentan a la difícil tarea de realizar búsquedas en
Internet, en el marco de la elaboración de trabajos científicos.
Hablar de búsqueda, implica una acción intencionada de encontrar algo. Es en este
sentido que nos posicionamos, de conjunto con Carles Monereo (2009): la búsqueda
como una actividad de encontrar una información de un modo intencional, consciente,
estratégico, en contraste con el encontrar un dato sin querer, por azar o casualidad.
Ahora bien, el realizar una búsqueda activa, crítica y reflexiva no es un hábito o
automatismo que nos viene dado. Supone una formación o entrenamiento que en la
mayoría de los casos no hemos aprendido a lo largo de nuestro ciclo formativo.
De ahí que este apartado se enfoque en ofrecer pautas que buscan cubrir déficits en
este sentido. Mas es solo un recurso, no una guía exhaustiva y válida para cualquier
circunstancia. Corresponde a cada uno de nosotros entrenarnos en una práctica
intencionada, reflexiva y crítica.
¿Q UÉ
TIPO DE BUSCADOR / A SOY ?
Adquirir nuevos aprendizajes, a manera de recursos personales y estrategias para
realizar búsquedas en Internet, supone percatarnos del lugar en que estamos, del tipo
de buscador que somos hoy. Más que engrosar una clasificación, o colocarnos una
NO RM AT IVA
DEL PROYECTO FINAL DEL MÁSTER
1
¿C Ó M O B U S C A R I N F O R M A C I Ó N E N I N T E R N E T ?
ALGUNAS PAUTAS PARA INVESTIGADORES NOVELES
etiqueta, esta autoevaluación nos permite advertir el camino que hemos de transitar
para ser un buscador estratégico.
De acuerdo a investigaciones citadas por Monereo (2008), se identifican básicamente
cuatro perfiles de conductas en el momento de realizar una búsqueda:
• Buscador/a pasivo/a
• Buscador/a activo/a
• Buscador/a selectivo/a
Una persona que se considere un buscador/a activo/a, en cambio, sí busca
intencionadamente la información, pero lo hace de manera rígida, partiendo de rutinas
de búsqueda y de puntos informativos ya conocidos a los que siempre acude (por
ejemplo: Wikipedia1). Por ejemplificar un comportamiento afín a este perfil de buscador/
a, sería una persona que cuando va a iniciar la investigación sobre un tema que le
resulta nuevo, acude a la Wikipedia como primer referente que lo ubique en la materia.
Ahí consigue orientarse acerca de autores, enfoques, temas relacionados, contextos en
los que más se ha trabajado. Con este primer sondeo, puede efectuar luego búsquedas
más afines con un perfil selectivo o estratégico.
El buscador/a selectivo/a también es propositivo en su búsqueda, pero además tiene en
cuenta ciertos elementos conocidos de calidad para escoger la información que
finalmente recopilará. Esto supone que para realizar sus búsquedas elabore primero
ciertos criterios acerca de dónde buscar la información para que esta resulte de calidad,
qué fuentes pueden ser aportadoras, y cuáles ofrecerían una información a “tomar con
pinzas”, o cuestionable. Con estos criterios, orienta su búsqueda más focalizada,
específica, o selectiva. En términos de ejemplo, un buscador selectivo se documentaría
1. Es una enciclopedia en Internet donde cualquiera de sus visitantes puede hacer sus aportaciones o bien introducir
nuevos términos y desarrollar la información al respecto. Esta manera de diseño y gestión compartida y colaborativa
resulta una herramienta potente, aunque también susceptible de cuestionamientos, cuando se trata de usarla como
fuente académica rigurosa. No obstante, en la actualidad, muchos autores la consideran un punto de partida, o bien
la toman en cuenta durante el desarrollo de los temas que trabajen.
2
NO RM AT IVA
DEL PROYECTO FINAL DEL MÁSTER
©
Una persona que se considere un buscador/a pasivo/a encuentra la información de
forma accidental, sin poner en acción planes o guías específicas para encontrarla.
Mediante una suerte de zapping, visita distintos puntos de información y de manera
casual va recopilando datos para la tarea que está realizando en ese momento. Realiza
la búsqueda más común, por una palabra o frase vinculada al tema, o bien por un autor
o título, y a partir de ahí “se deja llevar” o fluye entre la información que va
apareciendo, sin aplicarle filtros discriminatorios intencionadamente.
FUNDACIÓN UNIVERSITARIA IBEROAMERICANA
• Buscador/a estratégico/a
¿C Ó M O B U S C A R I N F O R M A C I Ó N E N I N T E R N E T ?
ALGUNAS PAUTAS PARA INVESTIGADORES NOVELES
A diferencia de los anteriores, el buscador/a estratégico/a se caracteriza por la
flexibilidad con que ejecuta el proceso de búsqueda, partiendo de pocos elementos
prefijados, y tratando de diseñar estrategias ajustadas a la peculiaridad de cada
contexto de búsqueda. Esta persona puede funcionar de manera similar a la que hemos
descrito como buscador/a selectivo/a, la particularidad de su comportamiento radica en
la flexibilidad con que asume cada proceso de búsqueda. Para cada caso, se enfoca en
elaborar estrategias que puedan ofrecerle el acceso a materiales que cumplan con
criterios de calidad, como el selectivo/a, pero no sigue las mismas pautas para cada
caso, si no que reflexiona inicialmente, para el caso concreto, cuáles pueden ser las
fuentes sensibles de ofrecer información relevante. Digamos que se toma un tiempo
para diseñar una ruta para realizar sus búsquedas, que va evaluando durante su puesta
en marcha, y reelaborándola, o modificándola mientras navega por la red.
De acuerdo a estos perfiles… ¿cuál se ajusta más a ti? ¿cómo podrías intencionar
búsquedas más efectivas o afines a un perfil del buscador/a selectivo/a o estratégico/a?
Los apartados siguientes ofrecen algunos consejos que podrían resultar de utilidad para
tales fines.
A PRENDIENDO
A BUSCAR EN
I NTERNET :
ALGUNAS PAUTAS
©
FUNDACIÓN UNIVERSITARIA IBEROAMERICANA
inicialmente sobre el tema, por fuentes diversas, una de ellas podría ser la wikipedia. A
partir de ahí, diseñaría unos criterios para buscar la información, como podrían ser:
sitios web de universidades de contextos donde más se ha trabajado la temática,
congresos o conferencias que hayan trabajado el tema o temas vinculados, autores
iniciadores y contemporáneos, etc.
Si bien el apartado anterior nos ofrece pistas para realizar búsquedas más efectivas en
la Red, en el presente, nos enfocaremos en ofrecer algunos consejos o pautas que
pueden resultar útiles. No son recetas mágicas, ni caminos únicos. Justamente como se
explicaba al caracterizar al buscador/a estratégico/a, su particularidad es precisamente
la flexibilidad con que asume cada nueva búsqueda. De ahí que resulte una tarea
desacertada pretender estandarizar maneras óptimas de buscar en Internet.
No obstante, entre una búsqueda pasiva y una búsqueda estratégica, existen un
conjunto de posibilidades. En este espectro de alternativas nos centraremos, para
ofrecer algunas pautas o consejos a buscadores/as noveles.
En estudios realizados con expertos en búsquedas, desde la Psicología de la Educación
Virtual, coinciden en destacar cinco fases típicas (Monereo, 2009):
1. búsqueda activa a través del encadenamiento de links.
NO RM AT IVA
DEL PROYECTO FINAL DEL MÁSTER
3
¿C Ó M O B U S C A R I N F O R M A C I Ó N E N I N T E R N E T ?
ALGUNAS PAUTAS PARA INVESTIGADORES NOVELES
2. exploración y revisión de los documentos encontrados.
3. diferenciación y etiquetado de la información clave.
4. disposición de señales para detectar nueva información relevante.
Momento 1: Planificación de la búsqueda
Buscar en Internet es un proceso que no se inicia con encender el ordenador, abrir un
motor de búsqueda, y colocar un término. Para buscar con acierto, es importante
planificar primero. De lo contrario, podemos estar navegando durante largo tiempo,
haciendo zapping, recopilando una información que posiblemente luego no vayamos a
usar.
En ocasiones pensamos que planificar es un gasto de tiempo. Invitamos a entender la
planificación como una inversión: invertir tiempo para ganar tiempo.
En el momento de planificación debemos considerar:
♦
Finalidad de la información: ¿Por qué y para qué necesitamos localizar
determinada información?
Nuestros propósitos con la búsqueda pueden tener diferentes grados de
complejidad. Podemos ir desde la simple definición de un término, a la
comprensión de un enfoque, que supone elaborar definiciones, contextos, árbol
de temas asociados, etc.
2. Ver: MONEREO, C. (2009) “Aprender a encontrar y seleccionar información: De Google a la toma de apuntes” En:
Psicología del aprendizaje universitario: la formación en competencias. Juan Ignacio Pozo Municio, María Puy Pérez
Echeverría (coords.), 2009, ISBN 978-84-7112-598-9, pp. 89 – 105.
3. Ver: MOLERO, D. (2009) “Documentación y búsqueda de información”. En: Manual básico para la realización de
tesinas, tesis y trabajos de investigación . Pantoja Vallejo, Antonio (Coord.). Editorial EOS: Madrid, 2009. pp. 101-125.
4
NO RM AT IVA
DEL PROYECTO FINAL DEL MÁSTER
©
Como puede apreciarse, el proceso de búsqueda no obedece a una lógica lineal, si no
que una vez obtenidos avances, pueden conducirnos a reiniciar nuevas búsquedas, más
particularizadas, marcadas por el carácter relevante que le otorga la información hallada
previamente. Esto hace el proceso complejo. Diríamos que supone un entrenamiento
mental para mantener varias ventanas abiertas a la vez, para ir conectando información
extraída de una y otra fuente, y a su vez, nueva apertura de ventanas, derivada de
temas emergentes. Ello supone una formación o entrenamiento. Sobre estos procesos
pedagógicos o formativos se han desarrollado diversos estudios y propuestas. Para
elaborar estas recomendaciones, nos hemos basado en el modelo de Carles Monereo
(2009) 2 así como en las pautas ofrecidas por David Molero (2009) 3, como fuente
documental básica.
FUNDACIÓN UNIVERSITARIA IBEROAMERICANA
5. extracción y uso de la información recopilada.
¿C Ó M O B U S C A R I N F O R M A C I Ó N E N I N T E R N E T ?
ALGUNAS PAUTAS PARA INVESTIGADORES NOVELES
De ahí que nuestra búsqueda pueda reducirse a una palabra o frase, o bien
suponer una o varias cadenas de conectores, e incluso llegar a suponernos
diferentes itinerarios de búsqueda, a partir de diferentes parámetros.
♦
Conocimientos previos: sobre el tema y sobre el proceso de búsqueda mismo
Paralelamente a interrogarnos sobre la finalidad de la búsqueda, es preciso que
nos preguntemos acerca de: ¿qué sabemos sobre el tema que queremos
buscar? ¿qué experiencias tenemos en procesos de búsquedas similares y en
relación a los diferentes sistemas de búsqueda en Internet?
La respuesta a estas interrogantes nos irá guiando acerca de cómo organizar el
proceso de búsqueda.
♦
Dónde buscar
©
FUNDACIÓN UNIVERSITARIA IBEROAMERICANA
Obviamente las fuentes documentales a consultar pueden ser diversas. En este
texto nos estamos centrando en aquellas disponibles a través de Internet. Aun
cuando Internet es solo uno de los recursos o fuentes de información, sus
posibilidades son infinitas. De ahí la importancia de planificar el dónde buscar.
Podemos, por ejemplo, utilizar algún motor de búsqueda genérico (Google) o
específico, según la disciplina o materia que estemos buscando. Podemos
buscar en una base de datos especializada (TESEO), o en una creada por los
propios usuarios de la red, como es la Wikipedia; así como en directorios
especializados o directamente en una web temática.
Pero para decidir acerca de estas variantes, es preciso que conozcamos
previamente sobre sus características y opciones, para, de acuerdo a nuestros
propósitos, organizar la búsqueda siguiendo uno u otro itinerario y recursos. En
este apartado no haremos una descripción exhaustiva de cada una de ellas,
solo mencionaremos algunas, como incentivo a una lectura más detallada por
parte de quienes pretendan realizar búsquedas más efectivas y estratégicas.
El tratar este tema en los marcos del presente documento obedece al uso
frecuente y de ahí, la utilidad, que suelen tener las bases de datos
documentales en los trabajos de postgrado, debido a la validez y credibilidad de
los contenidos, así como al prestigio de los autores. Si bien el acceso a algunas
de ellas puede ser restringido nos permiten obtener datos básicos de
documentos que pueden ser consultados in situ en bibliotecas universitarias.
Como ya hemos expresado, Internet es una posible fuente de búsqueda, no es
la única. Esto hemos de tenerlo presente para no sobredimensionar su uso, así
como tampoco menospreciar o ignorar la potencialidad de otras fuentes de
recursos documentales como pueden ser bibliotecas, centros estadísticos,
instituciones especializadas en temas.
Bases de datos documentales
Las bases de datos documentales son como una especie de bibliotecas
virtuales, aunque no siempre contengan los textos íntegros, si no una
referencia a estos. Muchas de ellas son especializadas, según el campo
NO RM AT IVA
DEL PROYECTO FINAL DEL MÁSTER
5
¿C Ó M O B U S C A R I N F O R M A C I Ó N E N I N T E R N E T ?
ALGUNAS PAUTAS PARA INVESTIGADORES NOVELES
disciplinar que se trate, con lo cual es importante informarnos acerca de cuáles
son aquellas bases de datos referidas al ámbito de estudios nuestro. A su vez,
el acceso no siempre es libre, y en algunos casos, tampoco gratuito. Aspectos
de esta naturaleza también son tenidos en cuenta cuando planificamos dónde
buscar. Asimismo, pueden existir bases de datos en diferentes idiomas, y de
acuerdo a nuestra competencia de lectura, valoraremos si orientar nuestra
búsqueda en una de ellas.
♦
Criterios de calidad
Realizar una búsqueda en la Red en los marcos de un trabajo de investigación
supone considerar una serie de criterios que sirven como filtros de calidad
acerca de la información. No se trata de que todo lo que hallamos es válido, con
lo cual, hemos de aprender a discriminar la información, en función de su
calidad para la investigación científica.
En este sentido, hemos de atender a:
a) la validez y credibilidad de un documento,
b) su actualidad o ritmo de actualización de la fuente que nos lo aporta,
c) el prestigio o reconocimiento de los autores,
d) su nivel de pertinencia con el contenido buscado y los objetivos perseguidos
Poder distinguir en términos de calidad, supone experiencia en la materia o temática
buscada. No obstante, para investigadores noveles, existen algunos recursos que
pueden ser de utilidad.
Uno de ellos es el índice de impacto de revistas. Su cálculo nos sirve para conocer
cuáles son las revistas más consideradas según los temas, los autores y las autoras con
6
NO RM AT IVA
DEL PROYECTO FINAL DEL MÁSTER
©
También se anexa una guía para realizar búsquedas en Dialnet, el portal de
difusión de la producción científica en lengua española (Anexo 2). Su acceso es
libre y fue creada por la Universidad de La Rioja. Según refiere Molero (2009),
contiene el vaciado de los índices de la mayor parte de las revistas científicas y
humanísticas de España y Latinoamérica, incluyendo también libros, tesis
doctorales y otros tipos de documentos (Universidad de la Rioja, 2008, citado
por Molero, 2009). En febrero de 2009, estaban disponibles en la misma
1927463 documentos, 5266 revistas diferentes y más de 17300 tesis
doctorales de 36 universidades españolas; muchos de estos documentos están
disponibles los textos al completo.
FUNDACIÓN UNIVERSITARIA IBEROAMERICANA
Como anexo en este texto, colocamos una guía para realizar búsquedas en la
base de datos TESEO, perteneciente al Ministerio de Ciencia e Innovación de
España (Anexo 1). Dicha fuente alberga tesis doctorales leídas desde el año
1976, el acceso para consultas es libre y gratuito, con lo cual, puede ser una
fuente válida para nuestras búsquedas.
¿C Ó M O B U S C A R I N F O R M A C I Ó N E N I N T E R N E T ?
ALGUNAS PAUTAS PARA INVESTIGADORES NOVELES
mayor número de citas y las instituciones educativas más presentes en la producción
científica, a través de la publicación de estudios en revistas de carácter científico
(Molero, 2009). Esta información resulta de gran valor para orientar nuestras
búsquedas, y a su vez filtrar lo encontrado atendiendo a los criterios de calidad. Como
anexo a este material (Anexo 3), se presentan algunos ejemplos de cómo calcular el
índice de impacto, en revistas de ciencias sociales y ámbitos de educación4.
©
FUNDACIÓN UNIVERSITARIA IBEROAMERICANA
Así como contamos con criterios para evaluar la calidad de determinadas fuentes,
existen fuentes no confiables, o de dudosa valía para un estudio o investigación
científica. Sin creer posible listar detalladamente URLs o sitios webs que posean esta
característica (la lista podría muy extensa), sí añadiremos a los criterios antes
mencionados, otras cuestiones a considerar cuando evaluamos qué puede ser
información válida o no, en la web.
Al respecto, algo que podemos hacer es chequear la fuente: verificar que la información
que estamos leyendo proviene de una fuente original o bien conocer cuál es su origen.
En este sentido, podremos confiar, si se trata de sitios especializados en determinados
temas, aun cuando no se sea una fuente original. Encadenamientos de mails, o bien
foros públicos, blogs, u otros espacios en los que podemos leer información en Internet,
aun cuando pueden sugerirnos reflexiones fértiles, no constituyen fuentes de
documentación confiable para abordajes científicos.
Momento 2: Realización de acciones de búsqueda
Este momento se distingue por realizar las acciones de búsqueda propiamente dichas.
Una vez que en la fase anterior hemos elaborado estrategias de búsqueda, hemos
incluso realizado consultas en la web para identificar autores relevantes dentro del tema
investigado, o bien instituciones o contextos donde más se trabajen temáticas afines a
nuestro objeto de estudio, procedemos en este segundo momento a emprender las
búsquedas de fuentes primarias (textos originales) o secundarias, relativos a nuestros
propósitos de búsqueda.
En cuanto a los procedimientos de búsqueda, autores como Marchionini, citado por
Monereo (2009), describen tres categorías: movimientos (moves), tácticas (tactics) y
estrategias (strategies).
Tal como señala el citado autor: los movimientos son acciones conductuales discretas,
como escribir una dirección en una caja URL, o regresar a una página anterior; las
tácticas consisten en decisiones puntuales sobre la búsqueda, como modificar la
4. Aunque el ejemplo está restringido a estos campos de conocimiento, puede ser de utilidad para otras disciplinas, pues
operacionalmente el cálculo funciona de manera similar.
NO RM AT IVA
DEL PROYECTO FINAL DEL MÁSTER
7
¿C Ó M O B U S C A R I N F O R M A C I Ó N E N I N T E R N E T ?
ALGUNAS PAUTAS PARA INVESTIGADORES NOVELES
palabra clave inicial, o copiar y pegar un dato; mientras las estrategias implican el uso
consciente y deliberado de un conjunto organizado de tácticas, como escoger un
sistema específico para la búsqueda, o afinar mucho mejor la palabra clave.
La tabla que a continuación se muestra ilustra con mayor precisión y amplitud la
descripción anterior.
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
Scroll: utilizar la barra de
desplazamiento para revisar la
información.
Return: volver a una información
anterior.
Frame: cambiar de cuadro para
encontrar información.
Type: escribir una dirección URL.
Arrow: uso de los hyperlinks.
Keyboard: uso del teclado para
seleccionar.
Menus: uso de menús desplegables
para buscar.
Right click: uso de la tecla derecha
del mouse para conservar
información.
Print: uso de la función imprimir.
Home: uso del botón “home”.
TÁCTICAS (Tactics)
•
•
•
•
ESTRATEGIAS (Strategies)
Review: revisar el material en la
pantalla para comprobar si esa
información resulta necesaria.
Query: modificar la búsqueda,
cambiando o añadiendo términos
en el cuadro de diálogo
correspondiente.
Switch: cambio a otro tipo de
recurso de búsqueda.
Copy: copiar información desde
otro recurso y usarlo en uno nuevo.
•
•
•
•
•
•
•
•
Choosing: elección del recurso de
búsqueda (motor, web, etc.).
Keyword broad: uso de una palabra
clave amplia o general.
Keyword narrox: uso de una
palabra clave precisa o específica.
Tree: búsqueda de un tema
mediante categorías
semánticamente relacionadas (en
árbol).
Locating: localización de recursos
para solventar un problema de
información.
Verify: asegurarse de que una
información encontrada es
correcta.
Previously: uso de información
adquirida previamente.
Boolean code: uso de los
operadores boleanos en el cuadro
de diálogo para afinar la búsqueda.
©
Tabla 1. Lista de movimientos, tácticas y estrategias de búsqueda,
según el modelo de Marchionini (1995)
Fuente: Monereo (2009), p.95
FUNDACIÓN UNIVERSITARIA IBEROAMERICANA
MOVIMIENTOS (Moves)
Momento 3: Supervisión y evaluación de la búsqueda
Este momento distingue a un buscador estratégico, y aunque para muchos podría ser
visto como un momento posterior al proceso de búsqueda, lo incluimos como parte de
ella por considerarlo un momento relevante del proceso.
Al supervisar y evaluar los materiales encontrados, estamos realizando una valoración
que en la mayoría de los casos, nos lleva nuevamente al momento 2, o incluso podría
redirigirnos al 1, si advertimos que la planificación no fue lo acertada que quisiéramos,
de acuerdo a los propósitos con los que iniciamos la búsqueda.
En este momento, la persona que realiza la búsqueda elige los documentos que
definitivamente empleará y comienza a identificar la información concreta que extraerá
de los mismos, para anotarla. Es importante mencionar que en ocasiones el contenido
de un documento puede no ser una fuente relevante para nuestra investigación, sin
8
NO RM AT IVA
DEL PROYECTO FINAL DEL MÁSTER
¿C Ó M O B U S C A R I N F O R M A C I Ó N E N I N T E R N E T ?
ALGUNAS PAUTAS PARA INVESTIGADORES NOVELES
embargo, su bibliografía puede resultar un recurso de gran utilidad donde encontrar
información valiosa que nos permite continuar la búsqueda.
Autores como Monereo y Fuentes (2005, citados por Monereo 2009) proponen algunos
criterios de fiabilidad o credibilidad, que debemos considerar en este momento 3. Estos
criterios representan como especie de filtros, que nos facilitan este proceso de
supervisión y evaluación de la búsqueda:
©
FUNDACIÓN UNIVERSITARIA IBEROAMERICANA
a) En relación con el ajuste al tópico de búsqueda:
-
el orden que ocupa el documento en el listado generado
-
el índice de afinidad mostrado por el buscador (en caso que exista esa
utilidad)
-
la similitud del tópico con el índice del documento
-
la proximidad semántica (o de significados) con el resumen o abstract del
documento, o con los primeros párrafos del mismo, o con las palabras
claves
-
la extensión y nivel de profundización en el tópico
b) En relación con la calidad relativa del documento:
-
el nivel de objetividad de la información
-
la adecuación del tono, la sintaxis, el vocabulario, y el estilo de
comunicación al tema tratado y los destinatarios
-
los aspectos de diseño, estética y originalidad del formato
-
la pertinencia y operatividad en los enlaces incluidos
-
la publicidad equilibrada y oportuna
-
las opciones de búsqueda incluidas
-
el empleo de la tecnología apropiada para la gestión del documento
c) En relación con el rigor de la información:
-
la reputación de los autores o productores de la información, y posibilidad
de acceder a su dirección electrónica
-
cómo se cita ese documento en otros sitios de calidad reconocida
-
posibilidades de contrastar el contenido
-
actualidad temática
-
coherencia y calidad de los enlaces
NO RM AT IVA
DEL PROYECTO FINAL DEL MÁSTER
9
¿C Ó M O B U S C A R I N F O R M A C I Ó N E N I N T E R N E T ?
ALGUNAS PAUTAS PARA INVESTIGADORES NOVELES
-
frecuencia de actualización del documento o punto informativo
-
número de consultas que recibe
La información que corresponda a estos criterios de fiabilidad, puede ser fichada en una
o varias carpetas, o bien registrada en un mismo documento. Esta discriminación de la
materia prima es fundamental, porque si esta es defectuosa, la síntesis de resultados
también lo será.
Momento 4: Evaluación del propio proceso de búsqueda
Eso sí, la evaluación del proceso de búsqueda supone que seamos capaces de
representarnos mentalmente el proceso seguido, y que podamos tomar distancia de la
ejecución, para poder enjuiciarla mejor.
Si repasamos este texto, advertiremos que buscar en Internet información documental
válida para trabajos científicos no es una tarea sencilla. En principio, estas pautas o
consejos nos parecerán más obstáculo que herramienta, porque ciertamente suponen un
proceso de aprendizaje y entrenamiento. Ahora bien, una vez que adquirimos las
competencias para realizar búsquedas estratégicas, se valora positivamente el momento
de aprendizaje vivido. Sin rutinizar la práctica - algo que sería incoherente con un actuar
estratégico - logramos ciertos hábitos y adquirimos una serie de recursos personales
que nos disponen de otro modo ante el inmenso campo de información que resulta
Internet.
Queda abierta la invitación a convertir estas páginas en referencia orientadora de
nuestras prácticas de búsqueda. Al inicio, es posible que tengamos que volver a ellas
una y otra vez, con el tiempo, serán material de archivo.
10
NO RM AT IVA
DEL PROYECTO FINAL DEL MÁSTER
©
Para ello, hemos de contrastar los itinerarios o rutas de búsquedas planificados
inicialmente y los cambios que sufrieron, valorar el acierto de las decisiones adoptadas,
y evaluar la eficacia de los procedimientos de búsqueda utilizados. Acciones estas que
nos permitirán entrenarnos para buscar mejor en lo adelante.
FUNDACIÓN UNIVERSITARIA IBEROAMERICANA
Como señala Monereo (2009), esta es una etapa frecuentemente olvidada, y es
justamente la que debe garantizar que el buscador/a aprenda de sus aciertos y errores,
para emplear ese conocimiento en futuras búsquedas.
¿Cómo buscar información en Internet?
Algunas pautas para investigadores noveles
- ANEXOS -
Autora: Prof. Carmen Lili Rodríguez Velasco (FUNIBER)
1
Anexo 1. Base de Datos TESEO
[apartado tomado de: MOLERO, D. (2009) “Documentación y búsqueda de información”. En:
Manual básico para la realización de tesinas, tesis y trabajos de investigación. Pantoja Vallejo,
Antonio (Coord.). Editorial EOS: Madrid, 2009. pp. 101-125. Todos los derechos cedidos a
FUNIBER, 2010]
Esta base de datos pertenece al Ministerio de Ciencia e Innovación, consiste en un
procedimiento para la búsqueda y gestión de fichas de Tesis Doctorales leídas desde el
año 1976, en ella se pueden realizar consultas o registrase como doctorando en la misma
para permitir a éstos introducir los datos de su tesis en el sistema; el acceso se realiza de
manera online (Ministerio de Ciencia e Innovación, 2008). La dirección electrónica para
acceder a ella es https://www.micinn.es/teseo/login.jsp. Esta dirección ha sido
modificada recientemente con el cambio de competencias universitarias al Ministerio de
Ciencia e Innovación, estando activa la anterior dirección con un redireccionamiento a la
aplicación en vigor.
Como ya comentamos con anterioridad, es de acceso gratuito y sólo hace falta
registrarse en ella si se quiere acceder como doctorando y poder mantener contacto con
los administradores de la misma, no siendo necesario el registro para realizar consultas.
Su utilización es muy sencilla, una vez que hemos accedido a ella, podemos realizar
consultas en la misma a través de la opción “Acceso a la consulta de TESEO” (véase
Figura 4.1).
Figura 4.1. Acceso a la Base de Datos TESEO.
Una vez que nos hemos situado dentro de la opción de búsqueda, podemos optar por la
alternativa de realizar una búsqueda sencilla, en donde podemos consultar las Tesis por
autor o autora, título, universidad o incluso por cursos académicos. También existe la
posibilidad de hacer búsquedas avanzadas, que, además de los criterios de búsqueda de
la alternativa sencilla, cuenta con otros criterios como palabras clave, frases o búsqueda
con un tesauro o combinando varios de ellos (ver Figura 4.2).
2
Figura 4.2. Consultas en la Base de Datos TESEO, búsqueda avanzada.
La gran ventaja de esta alternativa de búsqueda avanzada es que para quienes quieran
realizar rastreos de tesis doctorales sin conocer datos identificativos de las mismas, de
manera muy concreta, pueden formular búsquedas en torno a uno o varios descriptores o
palabras clave, o mediante el empleo de uno o varios tesauros, términos que aglutinan a
trabajos vinculados con esas temáticas. En estos casos, las personas interesadas tendrían
que seleccionar algunos tesauros dentro del menú palabras clave en la búsqueda
avanzada, incluyéndolos si los conocen o pidiendo que la aplicación informática les
sugiera los mismos en caso de no conocerlos, tal como aparece en la Figura 4.3. De esta
manera breve y concisa, pero a la vez específica, se pueden hacer búsquedas más
restrictivas.
Figura 4.3. TESEO, búsqueda avanzada usando Tesauros.
3
Una vez que se han realizado o seleccionado todas las alternativas de búsqueda,
solicitamos a la aplicación que realice la búsqueda en TESEO. En función de las
especificaciones o limitaciones solicitadas nos encontraremos un mayor o menor número
de resultados de la búsqueda, los cuales aparecen presentados de diez en diez registros
por página. Se pueden marcar o seleccionar los registros que se deseen y a continuación
marcar la alternativa “ver selección”, que nos permite acceder a la Ficha de la Tesis
Doctoral seleccionada o, el caso de seleccionar varias, poder pasar a las siguientes. En la
Ficha de Tesis se ofrece información sobre el título, autor o autora, Universidad, fecha de
lectura, dirección, tribunal, descriptores, un hipervínculo con el enlace a la misma si el
texto está disponible y finalmente un resumen del trabajo (véase Figura 4.4.).
Figura 4.4. Ejemplo de Ficha de Tesis Doctoral en TESEO.
Es importante recordar la posibilidad que se tiene de solicitar el préstamo por intercambio
bibliotecario en la Red Española de Bibliotecas Universitarias (REBIUN) de las Tesis que
sean de su interés a través de su universidad o centro de investigación. Aunque muchas
de las citadas obras acaban siendo publicadas en papel, formato electrónico (véase la
base de datos Dialnet), libro, CD, etc.; por lo que el acceso a las mismas es asequible.
4
Anexo 2. Base de Datos Dialnet
[apartado tomado de: MOLERO, D. (2009) “Documentación y búsqueda de información”. En:
Manual básico para la realización de tesinas, tesis y trabajos de investigación. Pantoja Vallejo,
Antonio (Coord.). Editorial EOS: Madrid, 2009. pp. 101-125. Todos los derechos cedidos a
FUNIBER, 2010]
Dialnet es un portal de difusión de la producción científica en lengua española. Su acceso
es libre y fue creada por la Universidad de La Rioja. Contiene el vaciado de los índices de
la mayor parte de las revistas científicas y humanísticas de España y Latinoamérica,
incluyendo también libros, tesis doctorales y otros tipos de documentos (Universidad de
la Rioja, 2008). En febrero de 2009, estaban disponibles en la misma 1927463
documentos, 5266 revistas diferentes y más de 17300 tesis doctorales de 36
universidades españolas; muchos de estos documentos están disponibles los textos al
completo. El número de personas registradas era de 355589 en la fecha en que esta
publicación se envió a impresión.
Esta base de datos es uno de los servicios de búsqueda más utilizados en el mundo
cultural hispano. Facilita, además, el acceso a numerosos contenidos a texto completo y
ofrece un servicio de alertas, para recibir vía correo electrónico los sumarios de las
revistas o temas de interés.
Dialnet también está disponible en otros idiomas y lenguas oficiales a través de la opción
“Idioma” situada en la parte superior de la página de entrada a la base de datos (véase
Figura 4.5). Los idiomas disponibles, además de español, son inglés, francés, portugués,
galego, català y euskera. Recientemente, acaba de ponerse en marcha Dialnet en
alemán, a través de una colaboración con la Biblioteca del Instituto Cervantes de Munich.
Figura 4.5. Acceso a la base de datos DIALNET.
5
Si accedemos a la página de inicio de Dialnet (http://dialnet.unirioja.es/) podemos
realizar diferentes tipos de búsquedas, por cualquier palabra, por el título o por el autor o
autora (véase Figura 4.5). Así mismo, podemos solicitar documentos de cualquier tipo,
artículos de revistas, obras colectivas, tesis o libros. También podemos hacer búsquedas
de revistas, se ofrece una opción específica para ello, podemos buscar por el título, por el
código del ISSN o por el código de revista de Dialnet, buscando en cualquier materia o
sólo en la seleccionada, en nuestro caso Psicología y Educación.
Vamos a ejemplificar el proceso con una búsqueda por autor o autora. El las distintas
opciones de búsqueda vamos a seleccionar el nombre de la persona buscada, recordando
que cuanto más especifiquemos la misma más delimitada serán los resultados obtenidos.
Una vez que hemos indicado en el apartado autor/a la persona que buscamos,
seleccionamos el botón “buscar”, obteniendo como resultados todos los registros
relacionados (ver Figura 4.6).
Figura 4.6. Búsqueda por autor en la base de datos DIALNET.
En numerosas ocasiones, en el momento de buscar información, no conocemos los datos
completos de la autoría de los trabajos (sólo un apellido o no recordamos el nombre,
etc.), provocando una salida de resultados más amplia de las esperada. Dialnet ofrece
soluciones para ello, podemos seleccionar haciendo clip sobre los datos personales de los
responsables de los artículos, capítulos de libros, monografías encontradas, etc., y el
sistema nos remite a todos los registros vinculados con esa persona. De la misma
manera, podemos seleccionar a otros coautores o coautoras de la persona que
buscamos, revistas, libros, etc. De esta manera la aplicación informática, a través de
diferentes vínculos, nos lleva a los distintos documentos o personas.
6
Figura 4.7. Búsqueda de Tesis Doctoral en la base de datos DIALNET
Si optamos por hacer una búsqueda de tesis doctorales (véase Figura 4.7), podemos
facilitar la misma utilizando y combinando los distintos criterios de búsqueda entre las
cerca de 17300 tesis disponibles en las 36 universidades contempladas en esta
alternativa de búsqueda. Los criterios disponibles son palabras clave o descriptores,
autoría, universidad, títulos, idioma, años de inicio y fin de la misma, así como la
alternativa que selecciona sólo los registros disponibles en texto completo, que en
febrero de 2009 era la nada desmerecedora cifra de 11774 tesis doctorales disponibles.
Una vez presentadas las distintas opciones de búsqueda de esta sencilla, útil y dinámica,
pero a la vez amplia base de datos mantenida por la Universidad de la Rioja, debemos
recomendar a los lectores y las lectoras de esta publicación su utilización, dada la riqueza
de documentos que engloba y la variedad de idiomas de los mismos.
7
Anexo 3. Índices de impacto de revistas
[síntesis de apartado tomado de: MOLERO, D. (2009) “Documentación y búsqueda de
información”. En: Manual básico para la realización de tesinas, tesis y trabajos de investigación.
Pantoja Vallejo, Antonio (Coord.). Editorial EOS: Madrid, 2009. pp. 101-125. Todos los derechos
cedidos a FUNIBER, 2010]
A continuación, vamos a presentar dos recursos para calcular el índice de impacto de
revistas, particularmente de las educativas, aunque el procedimiento puede ser válido
para calcular el índice de otras revistas de ciencias sociales. Estos recursos son fuentes
de documentación secundaria. Además, sirven para que los investigadores y toda la
comunidad investigadora conozcan cuáles son las revistas más consideradas, los autores
y las autoras con mayor número de citas y las instituciones educativas más presentes en
la producción científica, a través de la publicación de estudios en revistas de carácter
científico.
Índice de Impacto de Revistas Españolas de Ciencias Sociales -IN-RECSEste recurso está elaborado por el Grupo de Investigación Evaluación de la Ciencia y de
la Comunicación Científica de la Universidad de Granada (2008), ha recibido financiación
del Ministerio de Educación y Ciencia y en la actualidad está financiado por el Ministerio
de Ciencia e Innovación. Su dirección electrónica es: http://ec3.ugr.es/in-recs/.
IN-RECS es un índice bibliométrico en lengua española que ofrece información estadística
a partir del recuento de las citas bibliográficas con el fin de determinar la relevancia,
influencia e impacto científico de las revistas españolas de ciencias sociales, de los
autores y las autoras que publican en las mismas y de las instituciones a las que se
adscriben. Asimismo, permite conocer de manera individualizada las citas bibliográficas
que reciben los trabajos publicados en revistas científicas españolas con lo que es posible
conocer el impacto real que han tenido en la comunidad científica a la que se dirigen.
IN-RECS publica anualmente, en el último trimestre del año, listados de revistas, autores
e instituciones ordenados según su impacto. La base de datos IN-RECS (véase Figura
4.11) se alimenta a partir de la indización sistemática de las referencias bibliográficas
citadas en los artículos publicados en revistas españolas de las principales disciplinas que
conforman el dominio de las Ciencias Sociales (Antropología, Biblioteconomía y
Documentación, Economía, Educación, Geografía, Sociología, Psicología y Urbanismo).
8
Figura 4.11. Página de acceso al índice de impacto IN-RECS.
Nos vamos a centrar en el empleo de la sección relacionada con Educación, aunque el
proceso que se explica sería el mismo para cualquier otra área. Si accedemos a la
dirección electrónica de la misma (ver Figura 4.11) y entramos en los contenidos del área
de Educación podemos apreciar la clasificación de las revistas educativas en función de
su índice de impacto y su distribución en cuartiles en función de la clasificación obtenida,
opción que aparece por defecto, como puede apreciarse en la Figura 4.12.
Es conveniente indicar que los índices de impacto de las revistas varían en función de los
años en que se consulten, estando disponibles los índices anuales desde el año 1996
hasta el año 2007 y dos índices acumulados, del año 1994 al año 2007 y del año 2003 al
año 2007. Estos detalles deben ser tenidos en cuenta, ya que los resultados obtenidos
pueden ser diferentes en función del intervalo seleccionado. También podemos solicitar,
de acuerdo con nuestras necesidades, que clasifique las revistas teniendo en cuenta el
total de trabajos, total de citas, citas nacionales, citas internacionales u ordenarlas
alfabéticamente; pero siempre se acompaña la información del cuartil en el que están
situadas las revistas.
9
Figura 4.12. Índice de impacto revistas de Educación en IN-RECS.
A su vez, podemos solicitar que la fuente documental clasifique o busque los artículos
más citados, los autores y autoras con más citas, las instituciones más reflejadas en las
distintas revisiones y realizar una búsqueda por la autoría, revistas, instituciones, etc.
Estas búsquedas se consiguen seleccionando en la parte superior de la aplicación las
distintas opciones (artículos, autores/as, instituciones, búsquedas, etc.) como puede
apreciarse en la Figura 4.13, a modo de ejemplo, seleccionamos los artículos más
citados, siguiéndose para el resto de acciones un proceso similar.
La base de datos IN-RECS tiene otras muchas aplicaciones relacionadas con las revistas
estudiadas, como la evolución de las revistas, una estadística, la consulta de las revistas
que sirven de fuente y un menú de ayuda. Sin duda, la utilidad de esta aplicación es
elevada, más aún en el momento actual, en donde existe una preocupación de los
investigadores y de las investigadoras por conocer cuáles son las revistas más relevantes
en cada uno de nuestros campos de trabajo.
10
Figura 4.13. IN-RECS – Educación, búsqueda de artículos más citados.
Índice de Impacto de Revistas -LATINDEXLatindex es un sistema regional de información en línea para revistas científicas de
América Latina, el Caribe, España y Portugal, tal y como refleja su propia Web
(http://www.latindex.unam.mx/). Es un producto de la cooperación de una red de
instituciones que funcionan de manera coordinada para reunir y diseminar información
bibliográfica sobre las publicaciones científicas seriadas producidas en el mundo
latinoamericano.
Los usuarios y las usuarias potenciales de Latindex usan, intercambian y generan
información científica entre los investigadores e investigadoras, docentes, estudiantes,
administradores y planificadores de la actividad científica, editores, bibliotecarios y
especialistas de la información. Latindex sirve también a la comunidad internacional
(organismos y personas) interesada en los contenidos, temas y acciones relacionados con
la ciencia y la información científica en la región.
Esta Base de Datos (Latindex, 2008) verifica si las revistas de investigación cumplen con
unos criterios, de manera que las revistas que cumplen con mayor número de criterios o
indicadores son aquellas que tienen mayor relevancia. Es decir, lo esperado por las
editoriales y los autores y las autoras de artículos es que las revistas tengan el mayor
número de criterios para así considerar que las publicaciones son mejor valoradas y de
mayor prestigio (véase Figura 4.14).
11
Figura 4.14. Página de acceso a la Base de Datos LATINDEX.
Si seleccionamos la opción de búsqueda de revistas de ciencias sociales y dentro de ellas
las de educación en la opción de búsqueda avanzada (véase Figura 4.15), podemos
realizar búsquedas en función de distintos criterios, autoría, nombre de las revistas,
temas, ISSN, país de publicación, etc. Es recomendable realizar las búsquedas con el
mayor número de criterios dado el alto volumen de revistas que aparecen en la citada
base de datos, sólo en educación existen 1023 revistas indexadas.
Figura 4.15. Base de Datos LATINDEX, búsqueda avanzada.
12
Una vez seleccionada la revista entre los resultados obtenidos, recordamos la importancia
de indicar criterios de búsqueda concretos para reducir el número de resultados, y
obtenemos la información relacionada con la misma en una ficha de datos. Podemos
acceder a las webs de las mismas o a los artículos que estén disponibles online, pero, sin
duda, uno de los aspectos más relevantes es el número de criterios que se cumplen,
siendo la valoración máxima la obtención de 33 criterios o características (ver Figura
4.16).
Figura 4.16. Base de Datos LATINDEX, ficha de criterios.
13
Fly UP