...

2. El diablo va a la iglesia

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

2. El diablo va a la iglesia
Leccion: 2
El diablo va a la Iglesia
 Lectura: Lucas 4:31-37 Versión NVI
Metas y Objetivos
Que los discípulos entiendan:
 Que Jesús pagó el precio en la Cruz para que podamos ser libres de toda influencia maligna que les ha
quitado las bendiciones hasta hoy.
 Que el enemigo trabaja en nuestra vida de una manera silenciosa y sin que nos demos cuenta puede
destruir.
 Que debemos cerrar toda puerta abierta en nuestra vida venciendo la soberbia y el orgullo.
Actividad Introductoria
Pídales a sus discípulos que hagan una lista de todas las cosas que el diablo les hurto hasta hoy y nunca más
pudieron recuperar, también pídales que realicen una segunda lista con pensamientos que el enemigo les
haya puesto en sus mentes tales como “Estas enfermo”… “Esta deuda no la vas a poder pagar más” etc.
Luego pídales que la conserven hasta el final de la lección.
Desarrollo de la lección:
Que acontecimiento más extraordinario el que relata el evangelista Lucas, no hay duda que la libertad de una
persona de las garras siniestras del maligno, es la manifestación más sorprendente que uno pueda ver y
disfrutar, aunque parezca escandalosa, porque vivir atado, vivir amargado, vivir prisionero de la oscuridad,
de este ser cuya ambición es hacer todo el daño posible, no es vida. Déjenme decirles que son tres cosas
fundamentales en las cuales se especializa lucifer, satanás, la serpiente antigua, leviatán.
Jesús lo dijo en el evangelio de S. Juan 10:10…“el ladrón no viene sino para hurtar, y matar, y destruir, y yo he
venido para que tengan vida y para que la tengan en abundancia”...
La gran diferencia entre hurtar y robar.
Hurtar es un robo, pero con una particularidad, un robo sin mediar violencia alguna, sin mediar ruptura alguna,
eso es el hurto. Usted dice: ¿qué diferencia hay? Muchísima, si usted tiene algún seguro sobre algo y se lo
robaron, la compañía de seguro va a constatar si hubo violencia física, si hubo ruptura de la cerradura, si hubo
ruptura de las cadenas, si hubo ruptura de las rejas y si el faltante que usted tiene en su casa no fue sustraído
mediante violencia, si se lo sustrajeron sin romper nada, sin romper el auto, sin forzar la puerta, sin romper los
cristales, sin romper la puerta, entonces usted no está en la figura de robo que el seguro cubre. Usted está en
la figura de hurto y como es hurto y no robo el seguro no cubre.
Al fin y al cabo usted ya no tiene lo que era suyo, y como no hay violencia, es hurto, la compañía de seguros le
dice lo lamento pero no hay restitución de lo que a usted le falta porque para que la compañía pueda restituir
el dinero de lo que usted ha perdido, eso tiene que haberse perdido a través de la violencia de la puerta, de la
ventana, etc. Y esto produce una impotencia terrible porque hurto robo, robo hurto, hayan roto las puertas o
las ventanas, sea como sea, usted perdió lo que era suyo, y , aunque no haya mediado violencia la perdida es
la misma se llevaron la computadora, se llevaron el televisor, se llevaron lo que tenían, se llevaron el estéreo
del auto. Usted perdió igual, se quedó sin lo que era suyo, pero como no hubo ruptura usted no tiene restitución.
Hurto, que interesante Jesús dice que satanás no vino a robar, satanás vino a hurtar, que astucia tiene este
maligno para hurtarnos la vida, el no produce un daño inmediato el no violenta de manera inmediata nuestra
vida, él no se impone, no te golpea, no te fuerza, el no produce su entrada en tu vida ni en mi vida, ni en la vida
de nadie por la fuerza, pero de todas maneras el termina llevándose lo que es tuyo sin violentar y la perdida es
la misma.
Un enemigo silencioso
Saben ustedes cuantas personas son víctimas de este atentado silencioso y despiadado del maligno, ellos creen
que no pasa nada, ellos creen que todo está bien, muchos son víctimas de la mentira pasiva de satanás, la
mentira pasiva es, yo no creo en eso, yo no creo en nada, y esa mentira pasiva es la que abre la puerta para que
este venga a hurtarte, él no va a producir violencia, él se mete en tu vida mediante artimañas, mediante
ignorancia, mediante rencores, etc.. Sin producir violencia a lo largo de los meses y de los años te hurta la paz,
la felicidad, el amor del esposo, de la esposa, el amor de los hijos, del padre, te hurta la salud, los sueños, el
descanso, te hurta la economía y tú no te das cuenta como el deterioro personal, familiar, afectivo va creciendo
en tu vida y no ocurre de un día para otro, pero cuando miras la vida en retrospectiva, es decir hacia atrás, te
das cuenta que estos años fueron perdidas y perdidas que no recuperas y sin querer, sin darte cuenta, te hurto.
No se te presento satanás con el tridente y con los cuernos colorados y te hablo y te dijo ahora voy a entrar en
tu vida, sino que de manera silenciosa a través de la ignorancia, de la desesperación por un hijo enfermo, por
un pariente enfermo, consultando adivinos, brujos, etc., en búsqueda de un bienestar, de manera silenciosa, sin
violentarte, sin obligarte se te mete en la vida para hurtarte. Dijo Jesús que satanás viene a hurtar, esa es la
misión de él, que no puedas recuperar absolutamente nada de lo que él se ha llevado de tu vida.
La misión de destruir
Lo segundo que dice Jesús es que el enemigo viene a destruir y no es menos trágico, si te hurtan, el seguro no
te lo cubre pero si te destruyen, si tenés destrucción total de tu auto etc., el seguro te devuelve el dinero para
que te vuelvas a comprar otro auto u otras cosas, pero que curioso es que no hay dinero que pueda hacerte
comprar y volver a tener la familia que satanás te destruyo, el afecto que él te destruyo, podrás comprar un
auto y destruirlo otra vez, podrás reponer una moto que se destruyó, hay muchas personas que dicen ojala que
el seguro declare destrucción total así me dan la plata y me compro algo mejor pero si te declaran destrucción
total en los afectos, si satanás declara destrucción total en tu cuerpo, si satanás declara destrucción total en tu
amor, en tu familia, en tu vida, no hay dinero que pueda recuperar, no podes comprar otra vida, no podes
comprar otra familia, no podes comprar otro matrimonio, y no podes comprar otra salud, Jesús dijo muy
sencillamente lo que el diablo hacía, el vino, para hurtar, destruir, para que nunca vuelvas a tener lo que perdiste
y no vuelvas a recuperar lo que construiste el resto de tu vida.
Lo tercero que dice Jesús es matar, hurtar, destruir, y matar claro que habla de la eternidad, nacimos para vivir
para siempre y para ser eternos. No es un capricho de Dios que nazcas, te enfermes, y te mueras, la obra maestra
de nuestra vida fue creada para vivir en la eternidad, no en la eternidad del cielo, para vivir para siempre pero
el pecado trajo la muerte, la rebelión de satanás trajo la muerte en nuestra vida y ahora cada vez más
precozmente nos morimos.
Antes duraban 300 años, después 200, después 100, ahora el salmista dice que los más rudos duran hasta los
80 años, nadie se quiere morir, la mayoría de las personas le tienen miedo a la muerte, todos sabemos que la
muerte va a venir, todos sabemos que algún día moriremos, pero mejor no hablar de ella porque la muerte es
la madre de todos los temores, porque uno puede tener miedo a que le roben, miedo a enfermarse, miedo a
esto, miedo a lo otro, miedo a que te secuestren, miedo a que te pase algo, en definitiva todo tiene que ver con
el miedo a morir, pero cuando Jesús dijo que, satanás viene para hurtar y no recuperas nada, para destruir y
no lo puedas recuperar y para matar y no vuelvas a vivir, El agrego: …“yo he venido para que tengan vida en
abundancia”… he venido para darles lo contrario, para darles vida y para que la tengan en abundancia, he
venido para recuperar lo que el diablo les hurto, he venido para que recuperen lo que él les destruyo, claro
que está hablando de la muerte eterna y de la vida eterna, pero más allá de encontrarnos en la eternidad
también.
Te quiero decir que hay personas que están muertas en vida, muertas en depresión, sumidas en enfermedades
terminales, y cuando alguien está perdido en la vida, está muerto. No sé qué es peor, si la muerte física o estar
muerto en vida.
El diablo va a la Iglesia
Esta lección la he titulado “el diablo va a la iglesia”, Jesús estaba enseñando en la sinagoga, y que curioso que
uno de los asistentes a la sinagoga que tenía por costumbre ir siempre, era de estos que levantan la mano,
cantaban coritos, cantaban salmos, aplaudían, gritaban aleluya cada cual haga la suya, uno de estos feligreses
de la época que estaban en el templo.
Cuando Jesús abrió la boca y empezó a enseñar, comenzó a manifestarse, hacía tiempo y años que este sujeto
endemoniado, poseído por un espíritu maligno iba de todas maneras al templo, escuchaba la palabra de Dios
escuchaba la palabra, las alabanzas y estaba sentado en primera fila; por eso te aseguro que el diablo también
viene a la iglesia.
Te lo voy a traducir de una manera diferente. Hay personas que conviven esta doble vida, hay personas que
viven de esta manera; resulta que hacen lo que quieren y pueden vivir en dos mundos, viven en la luz y en la
oscuridad viven un poco en la fe y un poco en las cosas oscuras, viven pecando, viven haciendo cosas que le
placen solamente a satanás, viven en el mundo del pecado, en la adivinanza, en el horóscopo, viven bajo el
fetichismo, la suerte, la adivinación, participan en pactos, conjuros, visitan a brujos, van a todas partes y de
repente también aparecen en la iglesia para recibir un poco de paz, un poco de bienestar, creen en todo,
cualquiera le viene bien, creen en el poder oscuro, creen en la luz, creen en la oscuridad, creen en los santos en
cualquier cosa. Ilustracion: hace un tiempo atrás entramos en un negocio aquí cerca y la sorpresa más grande
es que había una vela prendida a una foto de un santo, me sorprendió quien era el santo… era yo.
Habían sacado una foto en el culto y le habían prendido una vela a san D’Emilio, con razón le iba tan mal el
negocio.
Hay gente que con tal de recibir algo son capaces de creer en cosas oscuras, de vivir en pecado, de vivir en
adulterio, de vivir a su manera, de insultar, de vivir mintiendo, de ser deshonesto, de ser fornicario, de traicionar
a su esposa, a su esposo, de vivir vidas paralelas, de tener otras mujeres, otros hombres, de robarse el dinero,
sin embargo ocupan sillas en la iglesia levantando las manos y cantando.
Viven en las leyes de satanás, pero quieren la paz del Reino de los Cielos.
El diablo también va a la iglesia, pero de repente cuando este endemoniado que vivía en dos mundos estaba
sentado como todas la veces viviendo farisaicamente dando un aspecto de religión pero vivía en la oscuridad da
un aspecto de piedad pero engañaba a la esposa, daba un aspecto de ser bueno, pero era un mentiroso, un
lascivo, cuando Jesús comienza a hablar, no fue el hombre, no fue este pobre sujeto que estaba viviendo en
dos mundos, sino que fue el espíritu maligno dentro de él que pego un grito terrible, el que fue derrotado, el
que fue vencido en la cruz del calvario.Y saben por qué, porque el diablo usa la palabra para mentirte ,él te dice
que no pasa nada, él te dice que si mentís te va a ir mejor, él te dice que tu familia no sirve para nada, él te
miente diciéndote que otra mujer, que otro hombre te va a hacer feliz, él te miente diciendo que los pibes tuyos
lo que traen son gastos, él te miente diciendo para que te sirve hacer las cosas bien, si los que andan mejor y
los que progresan son los que hacen las cosas mal, él te miente diciendo que en este mundo al revés las cosas
pasan todo patas para arriba.
El miente sobre tu familia, él te miente diciéndote que te vas a morir, que estas enfermo, que te va a agarrar un
cáncer, que te vas a quedar cuadripléjico, él te miente diciéndote que te vas a quedar pobre, que te van a quitar
la casa, el diablo es el padre de mentira se pasa la vida susurrándote al oído mentiras tras mentiras hasta que
te volves depresivo, paranoico, enfermo, sentís voces, ves sombras, comenzas a vivir la pesadilla de aquel que
vino para hurtar, que no te violento pero que te está robando la paz.
Pero cuando empezó a escuchar que la verdad estaba siendo dicha, que no se estaban diciendo mentiras sino
que Jesús comenzó a proclamar la verdad y empezó a decir que Dios te ama, que Dios te salva, que Dios te sana,
que Dios te restaura, que Dios te devuelve todo lo que el diablo te quito, que Él es el Dios poderoso que te dio
vida para que vivas en eternidad, y que ningún arma forjada contra ti prevalecerá; que si vales, que si puedes,
que si lo vas a lograr, que no te vas a morir como un perro solitario enfermo, entonces el demonio no aguanto
más y empezó a gritar porque sabia que ya no podía hacer más nada en su vida.
Y le dijo: “…porque te entrometes” en la versión Reina- Valera dice: “…que tienes Jesús con nosotros”… pero
en la NVI dice el demonio: “…porque te entrometes”…
Bendito entrometido
Usted seguro conoce esa palabra cuantas veces dijo: “este es un entrometido” ¿conoces a un entrometido?
sabes que significa entrometerse, es meter una cosa entre otra, viste como son los entrometidos vos estas
diciendo: .-“me parece que mañana..” .- “no, no se viene un día de calor”, y vos lo miras, “¿sabes que el
domingo vamos a comer”?…. .-¿sabes que el domingo va a estar terrible?… Cada vez que vos queres decir algo,
meter un bocado él te mete otra cosa, cada vez que vos decís algo el mete otra cosa y el demonio le dijo: ¿”para
que te entrometes”? le dijo a Jesús, saben por qué, porque el demonio estaba diciendo una cosa, estaba
susurrando a este hombre endemoniado “te vas a morir” y Jesús se metía y decía: “no es cierto vas a vivir”, el
demonio le decía: “te vas a empobrecer” y Jesús decía “no es cierto vas a vivir en victoria y con abundancia”
el demonio le decía: “te van a echar de tu casa” y Jesús se entrometía y le decía: “no es cierto nadie te va a
echar de tu casa” el demonio quería meter enfermedad, el demonio quería meter pobreza, miedo, dolor,
división familiar, quería meter divorcio, pleitos, deudas, violencia, adicciones, el demonio quería meter locuras
mentales y emocionales meter su mentira, su veneno, engañar al hombre, pero Jesús apareció para meterse en
medio de satanas y de este pobre hombre, en medio de la mentira que le estaba haciendo en su vida donde
metía ponzoña y el Señor comenzó a meterle al hombre salud, felicidad, armonía, victoria, restauración,
abundancia, cancelación de deudas, cancelación de locura, cancelación de maldiciones, cancelación de conjuros
y ofrendas, el demonio decía algo y Jesús se entrometía para decir otra cosa y no soporto más y le dijo: ¿por
qué te entrometes? y Jesús habrá gritado porque soy el Rey de Reyes y Señor de Señores.
Jesús se va a entrometer en tu casa, en tu familia, en tu salud, en tu profesión, en tu matrimonio, en tu
negocio, cuando el diablo meta algo, El se va a meter y en su boca la poderosa palabra que desplaza las
mentiras que satanás te dijo, este es un tiempo donde las tinieblas serán desplazadas por la luz.
Me encanta Jesús le dice: “¡cállate!”, me gusta ese grito de Jesús. En este tiempo él va a gritar a esa mentira
diabólica “cállate” y agregó: “sal fuera”, y nos dice el texto que al instante el demonio sacudió al hombre, dentro
del templo, porque el diablo va a la iglesia, dice el texto que lo sacudió, pero dice la palabra, mas no le hizo
nada, el detalle es que el diablo venia sacudiendo la vida de ese hombre durante muchos años, lastimando su
vida, su familia, no se quiso ir así nomás, es que el diablo esta endemoniado,es escandaloso y lo sacudió por
última vez pero sin resultado alguno, no pudo lastimarlo nunca más porque Jesús se había entrometido, si Él se
entromete en tu vida hoy no volverá a lastimarte ,no volverá a tocar a tu familia, no volverá a lastimarte nunca
más.
Conclusión:
Tengamos presente que cada vez que el diablo quiera hurtar, o que quiera destruir, se va a encontrar con el Rey
de Reyes, que se entrometerá, y le gritara a sus mentiras, ¡cállate! , y lo hará enmudecer.
Permítele a Jesús entrar en tu corazón hoy, recíbele como tu Señor y Salvador y te puedo asegurar que tu
vida cambiara para siempre.
Actividad final:
Que los discípulos tomen la lista que realizaron al principio de esta lección y ayúdelos a realizar una
proclamación profética de que:
a. Van a recuperar lo que el diablo les hurtó.
b. Que con la segunda lista renuncien a toda mentira con que el diablo los mantuvo engañados hasta hoy.
“Cada vez que el demonio te diga algo para destruirte,
Jesús se entrometerá para decir otra cosa, y cuando
el enemigo le pregunte a Jesús ¿por qué te entrometes?
EL le gritará: “Porque soy el Rey de Reyes y Señor de Señores”.
Apóstol Marcelo D. D’Emilio
Fly UP