...

Profesor Kai Ambos - Revistas Universidad Sergio Arboleda

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

Profesor Kai Ambos - Revistas Universidad Sergio Arboleda
Profesor Kai Ambos
María Alejandra Troncoso Torres
Formación académica y profesional
Nació el 29 de marzo de 1965 en Heidelberg, Alemania. Realizó
estudios en la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la
Universidad Albert Ludwig de Freiburg (Alemania), en Oxford
(Gran Bretaña) y en München (Alemania). Presentó el primer examen
estatal (1. Staatsexamen) en 1990 en München y el segundo examen
estatal de juez (2. Staatsexamen) en 1994 en Baden Württemberg/
Tribunal Provincial de Freiburg.
Obtuvo su doctorado el 9 de diciembre de 1992 en la Universidad
de München, bajo la dirección del Prof. Dr. Schüler Springorum,
donde también tramitó su trabajo post-doctoral (Habilitation, con los
Profesores Dr. Volk y Simma; involucrados también los Profesores Drs.
Roxin, Schöch y Schünemann), el cual terminó en julio de 2001. Obtuvo
la venia legendi para las materias Derecho Penal, Derecho Procesal
Penal, Criminología, Derecho Internacional y Derecho Comparado.
Entre 1991 y 2003 se desempeñó, como responsable de las áreas
Derecho Internacional Penal (incluyendo Derechos Humanos)
e Hispanoamérica en el Instituto Max-Planck de Derecho Penal
Extranjero e Internacional, en Freiburg, así como Profesor Asistente
en la cátedra del Prof. Dr. Albin Eser.
Fue profesor agregado (Privatdozent) en la Universidad de
München y profesor suplente (Lehrstuhlvertreter) en la Universidad
de Freiburg. Recibió llamados (Rufe) para ocupar cátedras en las
Universidades Göttingen y Graz a comienzos de 2003. El 7 de mayo
de 2003 fue nombrado catedrático de Derecho penal, Derecho
Cuadernos de Derecho Penal, ISSN: 2027-1743, julio-diciembre de 2014
191
procesal penal, Derecho comparado y Derecho internacional penal
en la Universidad Georg August de Göttingen.
Actualmente es Director del Departamento de Derecho penal
extranjero e internacional del Instituto de Ciencias Criminales de la
Universidad de Göttingen. El 24 de marzo de 2006 fue nombrado Juez del
Tribunal Estatal de Göttingen. Luego, el 30 de abril de 2008 fue elegido
Decano para Estudios (Studiendekan) de la Facultad de Derecho.
Áreas de actuación
Sus campos de investigación principales tienen que ver con el
Derecho penal, Derecho procesal penal, Derecho internacional penal
y Derecho comparado con énfasis en los países iberoamericanos y
angloamericanos.
Experiencia Profesional
Prof. invitado en Latinoamérica, España, Italia e Israel.
Consultorías sobre la reforma judicial en América Latina y la
Justicia Penal Internacional/Justicia Transicional/Derecho Internacional Penal en Timor Oriental, Camboya, Antigua Yugoslavia,
Macedonia, Kosovo y Colombia (proyecto GTZ-ProFis, apoyo a la
Fiscalía colombiana en el proceso de paz)
Miembro de la delegación alemana en la Conferencia de la
ONU para el establecimiento de una Corte Penal Internacional
Permanente, Roma, Italia (del 15 de junio a 17 de julio de 1998);
Miembro consultor de la Delegación Alemana en el “ICC Preparatory
Commission Intersessional Meeting” en Siracusa, Italia (31 de Enero
a 5 de Febrero 2000).
Miembro del círculo de trabajo ”Humanitäres Völkerrecht”
(Derecho Internacional Humanitario) de la Cruz Roja Alemana (del
12 de marzo de 1998 a 2002).
Miembro de un grupo de expertos establecido por el Ministerio
Federal de Justicia para elaborar un proyecto ley sobre Derecho
Internacional Penal, implementando el Estatuto de Roma para una
Corte Penal Internacional (otoño de 1999 a mayo de 2001).
Miembro del consejo editorial de varias revistas científicas: “Criminal Law Forum” (Springer), “International Criminal Law Review”
192
Cuadernos de Derecho Penal, ISSN: 2027-1743, julio-diciembre de 2014
(Kluwer), “Lateinamerika Analysen” (Institut für Iberoamerika-Kunde,
Hamburg), “Göttingen Journal of International Law” (www.gojil.eu),
“Revista Penal” (editorial La Ley, España), “Cuadernos de Doctrina y Jurisprudencia Penal“ (editorial ad hoc, Argentina), “Derecho Penal Contemporáneo. Revista internacional“ (editorial Legis, Colombia), “Revista
Peruana de Ciencias Penales” (editorial Idemsa, Perú), “Ciencias Penales”
(Asociación de Ciencias Penales, Costa Rica), “Revista de Derecho Penal” (editorial Rubinzal Culzoni, Argentina), “Política criminal” (Universidad de Talca, Chile, www.dpenal.cl/politcrim/portada.htm) y
“Revista Eletronica de Direitos Humanos e Política Criminal” (REDHPC,
Brasilien (www.direito.ufrgs.br/dir1/revista.asp).
Responsable de la redacción internacional de la “Zeitschrift für
internationale Strafrechtsdogmatik” www.zis-online.com
Director “Colleción de Derecho Penal,” Editorial Jurídica de
Chile”, www.dpenal.cl/CDP/index.htm
Coordinador Científico del Grupo Latinoamericano de Estudios
sobre Derecho Penal Internacional (auspiciado por Fundación Konrad
Adenauer, Programa de Estado de Derecho, desde 2002) http://
lehrstuhl.jura.uni-goettingen.de/kambos/Forschung/laufende_
Projekte.html
Co-editor de los “Göttinger Studien zu den Kriminalwissenschaften”
(Instituto de Ciencias Criminales), <www.uni-goettingen.de/
de/33043.html>
Miembro del Comité Ejecutivo del “Círculo de Trabajo de Derecho
internacional penal” (Alemania, Austria, Suiza).
Miembro Comité de Selección de becarios de América Latina del
Servicio Alemán de Intercambio Académico (DAAD, nombrado en
2006) y de “Becas Georg Forster” Fundación Alexander von Humboldt
(nombrado en agosto de 2007).
Miembro del Consejo Consultivo (Advisory Board) “Forum for
International Criminal and Humanitarian Law” (FICHL), International
Peace Research Institute (PRIO), Oslo, Noruega.
Editor “Schriften zum internationalen und ausländischen Strafrecht”,
Duncker & Humblot, Berlin1.
La información de curriculum del Profesor Ambos fue recuperada, según sus
instrucciones, de: http://www.uhu.es/revistapenal/CurriculumAmbos.html
1
Cuadernos de Derecho Penal, ISSN: 2027-1743, julio-diciembre de 2014
193
C.D.P.: ¿Cómo se vinculó usted al mundo académico colombiano y por qué le gusta tanto visitar a Colombia
Prof. Kai Ambos: Eso fue durante el doctorado que realicé sobre
control de drogas en Colombia, el cual me permitió vivir aquí durante
un año. Incluso antes, yo había conocido al Profesor Velásquez en
el Max Planck en Freiburg. Después de esa visita a Colombia y esa
relación con el Profesor Velásquez, siempre volví al país.
C.D.P.: ¿Qué le puede contar a nuestros lectores de su experiencia
como miembro de la delegación Alemana en el establecimiento de
la Corte Penal Internacional, de carácter permanente?
Prof. Kai Ambos: Yo creo que en general es una experiencia
muy importante para saber cómo funciona la negociación de un
Tratado Internacional y cuáles son los intereses involucrados; en
este caso particularmente de la Corte Penal Internacional. Para el
establecimiento de dicha Corte, hubo una participación amplia
de la sociedad civil con organizaciones no gubernamentales,
donde prácticamente todos los Estados podían tomar parte. Por
ello, considero que fue un proceso muy democrático y una gran
experiencia en el sentido de aprendizaje.
C.D.P.: ¿Cuáles cree usted que son los principales retos para
la Corte Penal Internacional en el desarrollo de su jurisdicción en
el continente Latinoamericano? ¿Y, en concreto, respecto al caso
colombiano?
Prof. Kai Ambos: Evidentemente, la única nación hoy en
América Latina donde existen posibles situaciones a estudiar por
parte de la Corte, es Colombia. Aquí, se han producido diferentes
tipos de actos criminales graves como secuestros, masacres, los
falsos positivos, etc., que involucran a todas las partes del conflicto.
En ese sentido, pues, Colombia tiene una relación bastante estrecha
con la Corte como país que está bajo la mira de ella con algunas
situaciones como esas.
En general, en América Latina la Corte tiene un apoyo prácticamente total. Todos los Estados Latinoamericanos importantes
son Estados parte de la Corte Penal Internacional, solamente faltan
Nicaragua, Honduras y El Salvador, que son estados menores. En
ese sentido, entonces, el continente donde la Corte tiene más apoyo
aparte de Europa es Latinoamérica.
194
Cuadernos de Derecho Penal, ISSN: 2027-1743, julio-diciembre de 2014
C.D.P.: ¿Qué implicaciones tiene para Colombia, la Declaración
que hizo el país (en 2001) frente a crímenes de guerra, que excluye
la competencia de la Corte Penal Internacional para investigar
crímenes ocurridos en el país siete años atrás?
Prof. Kai Ambos: Bueno, esa declaración fue del año 2001 y expiró
en el año 2008. En ese sentido la declaración no tiene hoy en día más
relevancia. De todos modos, lamentablemente, hay tantos crímenes
en Colombia que no importa mucho que un número de crímenes de
guerra fueran excluidos hasta 2008, porque incluso con anterioridad
hubo algunas denuncias de crímenes de lesa humanidad. Entonces,
ya desde el 2008 la Corte tiene plena competencia sobre la situación
Colombiana, incluyendo crímenes de guerra; así las cosas, esas
declaraciones ya perdieron toda relevancia.
C.D.P.: Puede compartirnos su opinión acerca de las investigaciones iniciadas por el Fiscal de la Corte Penal Internacional
respecto de Colombia (desde el 2006).
Prof. Kai Ambos: Es muy difícil dar una opinión sobre eso,
porque son varias las situaciones que han sido comunicadas a la
Corte de diferente índole, de diferentes actores y de diferentes tipos
de crímenes, y el tratamiento de esas situaciones en la Fiscalía de la
Corte no es accesible desde fuera. Es un proceso interno de varias
etapas, prácticamente un proceso preliminar secreto. En ese sentido
es difícil dar una opinión profunda, pero tal vez es importante señalar
que cada situación que tiene que ir a la Corte, o ser comunicada
a la Corte, se refiere a la responsabilidad individual de ciertas
personas. Nunca la Corte se ocupa de gestiones abstractas como la
compatibilidad de una ley con el Estatuto de Roma, porque ese no es
trabajo de la Corte; no es tampoco una Corte de derechos humanos,
no es una Corte de Estados o de responsabilidad estatal, sino de
responsabilidad individual y, por eso, todo lo que se le presenta a la
Corte son denuncias concretas sobre personas concretas.
C.D.P.: ¿Qué opina usted de la decisión tomada en la Conferencia
de Kampala frente a las condiciones de entrada en vigor de la
jurisdicción de la Corte Penal Internacional con respecto al crimen
de agresión? (particularmente, hasta el 1º de enero de 2017, cuando
los Estados tomen la decisión de activar la jurisdicción).
Prof. Kai Ambos: Es un tema muy complejo, Alemania siempre
ha estado a favor de codificar, de definir el crimen de agresión.
Cuadernos de Derecho Penal, ISSN: 2027-1743, julio-diciembre de 2014
195
Personalmente, soy muy escéptico respecto a si ese crimen puede ser
judicializado por su amplia complejidad; máxime si involucra a líderes
de Estado, a varios Estados, al Consejo de Naciones Unidas. Por eso,
entonces, tengo mis dudas frente a la judicialización de ese crimen.
Aparte de eso, creo que para la Corte es un regalo contaminado,
por decirlo así, porque si ella realmente llega a investigar este crimen
después de 2017 e incluso más tarde, necesariamente va a tener
problemas con varios Estados. Para la Corte eso no es muy positivo;
y, en ese sentido, es bueno que la jurisdicción se desplace, incluso
algunos pensamos que sería mejor que se desplace más. Alemania
ya ratificó, y se encuentra en favor de la judicialización del crimen
de agresión pero, desde mi perspectiva, este es un crimen que trae
diversos problemas.
C.D.P.: ¿En qué casos considera usted que se pondría en
funcionamiento el sistema de justicia internacional en torno al
principio de complementariedad, en el marco de un proceso o
acuerdo que pretenda poner fin a un conflicto interno?
Prof. Kai Ambos: No es solamente un problema del principio
de complementariedad, sino también de otras normas del Estatuto
de Roma, que permiten tomar en consideración procesos de paz. La
complementariedad es solamente el principio general que regula
la relación entre la jurisdicción nacional y la jurisdicción de la Corte
Penal Internacional. Uno de los elementos no explícitos sino más bien
implícitos puede ser un proceso de paz, pero hay normas mucho
más directas referentes a un proceso de paz. Por ejemplo, la cláusula
de interés de justicia para el Fiscal de la Corte de acudir o no acudir
a una situación; eso podría ser tomado en cuenta en relación con el
acuerdo final que garantice la paz, en contra de una investigación. Es
decir, hay varias normas del Estatuto que flexibilizan el tratamiento de
esa particular situación, porque los Estados están conscientes de que la
sociedad decide iniciar otro camino; por lo que se renuncia a su derecho
y deber de perseguir ciertos delitos. La Corte debe tener en cuenta esa
situación y, por ello, el Estatuto es bastante flexible en ese sentido.
C.D.P.: Como académico y estudioso del Derecho penal,
podría brindarnos su opinión acerca de la creación de Tribunales
Regionales para la persecución de los crímenes.
Prof. Kai Ambos: Considero que en lugar de crear más Tribunales más bien se podrían apuntar todos los esfuerzos en pro del
196
Cuadernos de Derecho Penal, ISSN: 2027-1743, julio-diciembre de 2014
Tribunal existente que es la Corte Penal Internacional. Para el caso
Latinoamericano me parece que no tiene mucho sentido crear un
Tribunal Latinoamericano de Derecho Penal Internacional, a menos
que tenga otras competencias; en ese caso se podría discutir si el
Tribunal persigue la tortura o la desaparición forzada como crimen
individual y no como crimen de lesa humanidad. De otro modo,
si es la misma jurisdicción ese tribunal solo se estaría duplicando
sus esfuerzos sin que existan los recursos, máxime si en el caso de
la Corte Penal Internacional se observa que tiene un presupuesto
muy limitado y los Estados Latinos pagan poco; el único que otorga
pagos relevantes es Brasil.
Además, la creación de otra Corte sería solo tiras de papel que
no sirven para la causa de los Derechos Humanos. En vez de que los
Estados creen otro sistema no muy financiado, como la propia Corte
Interamericana que tiene muchos problemas, deberían concentrar
todos sus esfuerzos en la Corte Penal Internacional ya existente.
C.D.P.: ¿Qué opina usted del estado actual de la Dogmática penal
en el continente Latinoamericano y, en particular, en Colombia?
Prof. Kai Ambos: Es una pregunta difícil para un extranjero
invitado a Colombia con relaciones afectuosas, porque evidentemente
Colombia no está a la vanguardia del Derecho Penal en el ámbito de
la dogmática, si se le compara con países como Alemania, España o
Italia.
No obstante, considero que en América Latina el país que en
cuanto a su población y tamaño es más importante en el ámbito
del Derecho Penal es Chile. Colombia yo lo situaría, si hubiera un
ranking, en la mitad de los países. Esto porque hay países como
Chile o Perú que están en una mejor situación, y algunos otros con
menos conocimientos del Derecho Penal como Bolivia o Paraguay.
En Colombia todavía hay mucho por hacer, eso es obvio.
C.D.P.: Finalmente, Profesor AMBOS, podría compartir con
nosotros el título de cinco obras de Derecho penal que en su opinión
no debería dejar de leer ningún estudioso de estas disciplinas.
Prof. Kai Ambos: Yo diría que en términos de obras clásicas
podríamos dirigirnos a Immanuel Kant o a Friedrich Hegel en lo
que respecta a la función de la pena. En cuanto a otros libros, yo
creo que la Parte General de Roxin o la Parte General de Jakobs, son
Cuadernos de Derecho Penal, ISSN: 2027-1743, julio-diciembre de 2014
197
obras de gran importancia; y, evidentemente en Colombia, la Parte
General del Profesor Velásquez.
C.D.P.: Profesor, queremos agradecerle por su amable atención
y por el gran aporte que constituye para los estudiantes de Derecho
Penal el conocer más acerca de un académico tan importante como
usted.
198
Cuadernos de Derecho Penal, ISSN: 2027-1743, julio-diciembre de 2014
Fly UP