...

Una perspectiva interesante sobre el compromiso social de la

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

Una perspectiva interesante sobre el compromiso social de la
resu.anuies.mx
RESEÑA
Una perspectiva interesante sobre el compromiso
social de la educación superior*
Elia Marúm Espinosa**
* Treviño Ronzón, Ernesto (2015). La Educación Superior y el advenimiento de la Sociedad del Conocimiento. México: anuies.
** Doctora en Economía. Académica del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas, Universidad
de Guadalajara, México. Correo electrónico: [email protected]
A
nte todo, me congratulo por la aparición de este estimulante libro
que, a mi juicio, es un verdadero acierto que haya sido publicado por
la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (anuies) dentro de su colección Biblioteca de la Educación Superior,
pues se trata de un referente indispensable para comprender y actuar en
las políticas y la gestión de la educación superior mexicana.
El título, por demás motivante y provocador, La Educación Superior y el
advenimiento de la sociedad del conocimiento, hace gala a la tradición cultural
y poética de la Universidad Veracruzana (uv), pues su rima es clara.
Conocí personalmente al autor en la presentación que hice de su obra en
la Feria Internacional del Libro en Guadalajara, Jalisco, México, en diciembre de 2015; antes sólo había leído algún trabajo de él, pero no teníamos,
como ahora espero sí tengamos, una relación de amistad y de colaboración
académica. Entonces celebro esta dichosa triple coincidencia: 1) presentar
el libro de un profesor proveniente de mi primera casa de estudios, donde
además fui bibliotecaria, la Universidad Veracruzana —emocionante fue
abrir el libro y encontrarme como epígrafe una cita de Jorge Luis Borges
sobre la Biblioteca—; 2) contribuir a difundir la producción editorial de la
anuies , institución en la que fui Secretaria Académica; 3) encontrarme con
una perspectiva interesante sobre el compromiso social de la educación
superior.
Personalmente también investigo acerca de esta problemática señalada
en el inciso 3, pero desde la perspectiva que tienen los actores universitarios respecto a la calidad de la educación superior, aunque con la red
Vol.
xlv
Revista de la Educación Superior
(1); No. 177, enero-marzo del 2016. issn : 2395-9037. (p. 177-182)
177
Una perspectiva interesante sobre el compromiso social de la educación superior
académica que trabajo lo hacemos desde las percepciones de la calidad y
los factores que, consideramos, la determinan, mientras que el trabajo de
Ernesto Treviño Ronzón hace el análisis del discurso no sólo de los actores
sino también de las organizaciones nacionales e internacionales sobre la
sociedad del conocimiento, desde una perspectiva mas compleja: la de los
sujetos, sus identidades y sus relaciones como construcciones históricas, y
las relaciones abiertas con un basamento dinámico, abordadas con un dispositivo teórico-metodológico esquemáticamente claro y sencillo, a pesar
de la alta complejidad que tiene un estudio ontológico a través del discurso con un enfoque desde la perspectiva político-discursiva.
Hay una gran coincidencia entre el trabajo de Treviño Ronzón y el que
realizamos en la red ecuale (Estudios sobre la Calidad de las Universidades en América Latina y Europa), equipo académico de la Universidad de
Guadalajara, pues existe un objetivo común que Treviño Ronzón señala
con toda precisión: buscar una mayor relevancia social de la educación
superior, aspecto que se ha reducido al concepto operativo de pertinencia
social y que es punto de estudio crítico en la obra.
El objetivo del libro es proponer la transformación de la educación superior mexicana sobre la emergencia de ciertos discursos hegemónicos,
discursos que se llenan de ingenuidad, de tecnologicismo y de economicismo sobre la educación, el conocimiento y los actores sociales, y además,
agrego yo, que se adoptan acríticamente. La educación superior como significante (acaso podría decirse la representación social que de ella tienen),
los organismos —nacionales y supranacionales— y los estudiosos convergen, de acuerdo con el autor, en su concepción y propuestas de cambio en
aspectos tales como la educación transnacional, la mercantilización de servicios educativos, la orientación a las demandas del desarrollo, las mayores calidad y competitividad, la formación de mejores ciudadanos y mejores democracias; coinciden también, guardando las debidas proporciones,
con las categorías que para la calidad educativa proponen Harvey y Green,
conceptualizaciones que hacemos operativas en nuestras investigaciones
en la red ecuale, y que van desde percibirla como valor monetario, cumplimiento de estándares, hasta verla como proveedora de capacidad de auto
transformación de los individuos para capacitarlos e influir en un cambio
social positivo.
Coincido con el autor en que la política, los políticos y las políticas
funcionan como herramientas para la regulación social (según Michel Foucault para la gobernabilidad), pero de igual manera lo hacen en la educación (como lo ha señalado Pierre Bordieu) y, por tanto, para la educación
superior.
178
Revista de la Educación Superior
Vol. xlv (1); No. 177, enero-marzo del 2016.
issn :
2395-9037. (p. 177-182)
Elia Marúm Espinosa
Como señala Treviño Ronzón en la introducción del libro, el debate
amplio del advenimiento, la transición hacia una de las sociedades del
conocimiento en México y la forma como la educación superior actúa en
ella no pueden darse en la perspectiva positivista o funcionalista, sino que
requieren una perspectiva de saberes no aplicables y controversiales, es
decir, demandan de una perspectiva teórica posfundacional.
Igualmente el texto aborda la reconfiguración geopolítica de la década
de 1980 del siglo pasado y sus implicaciones en la educación superior, esa
transición del siglo xx al siglo xxi signada por el liberalismo económico y
comercial, puerta de entrada ahora a un ultra liberalismo salvaje, depredador y deshumanizante, que tendrá fuertes implicaciones para la educación
superior y sus instituciones, y con ello para toda la sociedad mexicana,
donde se dan procesos de inclusión y de exclusión basados en el conocimiento.
Asimismo debemos hablar de las sociedades del conocimiento —nombro en plural “sociedades” pues coincido con el planteamiento de la unesco
hecho en 2005, y si bien Ernesto Treviño lo hace en singular, nos referimos
a lo mismo— porque no se trata de una sola sociedad global del conocimiento, como lo propuso el Banco Mundial en 2005, sino de construcciones hechas sobre la cultura y la historia de cada nación y de sus actores,
que son sociedades basadas en el uso intensivo de la información, de la
tecnología, del conocimiento. Se trata de sociedades dinámicas donde los
bienes intangibles, culturales y relacionales son accesibles a la totalidad de
la población que, con este acceso, mejora su calidad de vida integralmente,
con lo que surgen nuevos sectores económicos, pero también sociales y
culturales; en estas sociedades, la educación superior ha sido puesta como
motor, como impulsora central, lo que ha reavivado —dice el autor— el
debate y la revisión sobre su importancia y su responsabilidad social.
En todo el libro está presente la transversalidad de la doble pregunta
de investigación: ¿cuál es el valor asignado a la sociedad del conocimiento
en el horizonte de transformación de la educación superior y cuáles son
las implicaciones políticas para México en el cambiante contexto internacional?
A lo largo de sus capítulos, en la obra se someten a examen lo mismo
términos que imágenes de la sociedad, propuestas de cambio desplegadas por actores, políticas clave nacionales e internacionales —como las del
Banco Mundial, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (ocde) y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (unesco por sus siglas en inglés)—; en éstas la
educación superior en la sociedad del conocimiento parece reducirse a un
Vol.
xlv
Revista de la Educación Superior
(1); No. 177, enero-marzo del 2016. issn : 2395-9037. (p. 177-182)
179
Una perspectiva interesante sobre el compromiso social de la educación superior
problema técnico-utilitario, pero como plantea el autor: el reto es avanzar
hacia formas no utilitarias, no instrumentales de pensar la educación superior, la ciencia y la tecnología, sino alcanzar formas diferentes de gestionar
las políticas educativas.
En la posición utilitarista-positivista de la educación superior se ubica
el discurso de la mano de obra calificada, la mente de obra, los recursos y
el capital humano, con la idea de formar personas eficientes y competitivas, una perspectiva del capitalismo que ampliamente critican el premio
nobel de economía Joseph Stiglitz y el economista francés Thomas Piketty,
dado que se construye una sociedad reactiva y acrítica. Bajo este contexto,
la educación superior busca subsistir pero sin examinar las tendencias, los
supuestos ideológicos, mientras el trabajo académico se ve limitado ante
nuevos problemas como la seguridad y la violencia, el derecho a la diversidad, la calidad de la democracia, etcétera, como está sucediendo con el
problema que presenta la firma del Tratado Trans Pacífico (ttp), con el cual
se abre una nueva etapa del liberalismo económico a su máxima expresión
y donde la educación superior queda sometida al comercio de servicios
profesionales y a la usura de la propiedad intelectual por las grandes empresas transnacionales.
Desde la posición que plantea el autor sobre la transformación, en las
sociedades del conocimiento se forman seres humanos conscientes, críticos y capaces de innovar social, económica, cultural y políticamente;
se construye una sociedad democrática, consciente y solidaria, donde el
conocimiento es un bien público y de apropiación común; es un entorno
donde la educación superior genera nuevos estilos de razonamiento para
avanzar en una evolución permanente que contribuye a la transformación
social positiva.
El libro dedica especial espacio al estudio de la perspectiva de los organismos supranacionales sobre la sociedad del conocimiento y la educación
superior, pero sobre todo a la visión que poseen estos organismos sobre la
transformación de la educación superior y su papel en la sociedad. Aquí se
realiza un análisis detallado y profundo de la historia de la ocde, del Banco
Mundial (bm) y de la unesco; del mismo modo se presentan con detalle las
políticas y directrices que han generado estos organismos internacionales,
así como el impacto de éstos en las políticas públicas, objetivos y estrategias para la educación superior mexicana.
También se estudia la posición de la anuies y su participación en el
diagnóstico y el impulso a políticas públicas para la educación superior
mexicana, la incorporación de indicadores de la ocde para el desarrollo
sustentable y su liderazgo en el anterior Plan Nacional de Desarrollo (pnd)
180
Revista de la Educación Superior
Vol. xlv (1); No. 177, enero-marzo del 2016.
issn :
2395-9037. (p. 177-182)
Elia Marúm Espinosa
y en el Programa Nacional de Educación, participación que no ha sido
considerada de igual forma en el actual pnd ni en su programa sectorial
para la educación.
Una conclusión a la que me llevó la lectura de este libro, en palabras
del autor, es que la educación superior mexicana enfrenta una muda de
lenguaje, de enfoque, pero no hacia donde lo requiere el tránsito de las sociedades del conocimiento, sino hacia formas utilitarias e instrumentales
de pensar la educación superior, la ciencia y la tecnología, así como para
diseñar y gestionar las políticas públicas de carácter educativo.
La llamada “Unesquización” de la educación superior mexicana sigue
quedando en el discurso académico y se ha ido abandonando en el discurso oficial; el positivismo utilitario ha llegado incluso a la propia Constitución, que en su Artículo 3º ha incorporado el concepto de “educación de
calidad”, concepción y lenguaje empresarial instrumental que se aparta
de la concepción social (expresada en el uso del lenguaje), y por lo tanto abona a los procesos de mistificación del utilitarismo educativo y a la
emergencia de imaginarios en expansión en el sentido opuesto a lo que se
requiere para revertir las condiciones de extrema pobreza, de exclusión
social y de desigualdad del país, que pasan necesariamente por la construcción de una de las sociedades del conocimiento, y que, de acuerdo con
el autor, nos aleja de poder enfrentar con éxito el reto de avanzar a formas
no utilitarias, no instrumentales de pensar la educación superior, la ciencia
y la tecnología, así como de formas diferentes de gestionar las políticas
educativas.
A mi juicio, este motivante, provocador y propositivo libro deja pendiente dos temas vitales para el desarrollo sustentable de México en el
tránsito hacia las sociedades del conocimiento. El primero es el conocimiento tradicional que tiene un papel relevante en estas sociedades y que,
en el caso mexicano, no sólo es parte del imaginario y de la tradición cultural, sino que genera un alto valor agregado económico y social; baste poner
como ejemplos a la agricultura orgánica y a la herbolaria, esta última apropiada por las grandes corporaciones trasnacionales que han patentado ya
los genomas de plantas nativas. El segundo es la discusión del modelo de
la triple hélice en la versión para economías desarrolladas, el cual se ha
trasladado mecánicamente a un país que no lo es y que no considera que,
en México, las tres hélices (universidad-gobierno-empresa) son asimétricas y no tienen el soporte que existe en las economías industriales para impulsar el desarrollo nacional, amén de que tenemos una cuarta hélice que
es la sociedad, cuyo conocimiento a través del emprendimiento social está
contribuyendo al necesario tránsito hacia las sociedades del conocimiento.
Vol.
xlv
Revista de la Educación Superior
(1); No. 177, enero-marzo del 2016. issn : 2395-9037. (p. 177-182)
181
Una perspectiva interesante sobre el compromiso social de la educación superior
Tengo plena certeza que este libro contribuirá al debate reflexivo del
avance que requiere la educación superior mexicana, adoptando el compromiso social como uno de los factores estratégicos para el desarrollo
económico y social en el tránsito hacia las sociedades del conocimiento,
aspecto que evidentemente rebasa la tradicional responsabilidad social.
Enhorabuena.
182
Revista de la Educación Superior
Vol. xlv (1); No. 177, enero-marzo del 2016.
issn :
2395-9037. (p. 177-182)
Fly UP