...

Veranillo de un minuto

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

Veranillo de un minuto
Veranillo de un minuto
1
Veranillo de un minuto
LA OBRA
María, Sofía y Eli, entonces adolescentes,
realizan sin apenas entusiasmo, un
rutinario
trabajo
escolar.
Deben
autoescribirse una carta imaginándose qué
es de su vida dentro de diez años, meterla en
un sobre y entregarla cerrada a su profesor
de literatura. Este, transcurrido el tiempo,
se las enviará por correo a su domicilio
familiar.
Este es el motivo, pero hay más porque el
pasado siempre vuelve, vuelven lo no vivido,
sueños, frustraciones, fracasos, anhelos… la
autora consigue crear una realidad con los
recuerdos, ilusiones, miedos sentimientos y
esperanzas de sus personajes que van
cobrando vida a medida que actúan. Es así
como su autora/intérprete se pone en marcha y en ese camino radica la
nebulosa de su creación.
“Veranillo de un minuto”, respiro, descansillo o tregua que se concede al
espectador, habla del poder de las palabras y de los silencios. En el teatro
(en la literatura en general) no hay palabras “feas” ni “bellas” sino palabras
bien dichas, a solas o en compañía, en voz baja o a gritos ni silencios mudos
sino elocuentes, latidos casi musicales. ¿Qué callan las palabras de María,
Sofía y Eli? ¿Qué dicen sus silencios? Sobre el desnudo escenario palabras y
silencios tienen una vez más la virtud del amor: acarician o apuñalan.
Sofía
“ El poder de las palabras. ¡Qué maravilla!
Ni el poder de la mente es más fuerte que ellas!”
“Los silencios hablan, con ellos he dicho y escuchado
Los golpes más grandes de mi vida”
Eli
“Con solo una palabra he descrito
toda mi vida: chorradas”
María “Si no estás segura de tener la palabra exacta,
en el momento exacto, cállate”
“como decía mi profesor, veranillo de un minuto” (cuando en mitad de la clase no
podíamos más)
2
Veranillo de un minuto
LA AUTORA Y ACTRIZ
Licenciada en Interpretación Textual por la
Real Escuela Superior de Arte Dramático
de Madrid (RESAD 2003-2007), formación
complementaria en Interpretación textual
en la Escuela de Teatro de Buenos Aires
(2009) y en la Escuela Navarra de Teatro
(2002).Ha recibido clases de profesionales
del teatro como: Charo Amador, Raúl
Serrano, Nuria Alcorta, Vicente Fuentes,
Marta Schinca, Jose Carlos Plaza, José
SanchisSinisterra, Eric de Bont, Fabio
Mangolini, Pablo Messiez entre otros.
COMPAÑÍA Y ESTRENO
Ireala Teatro es una
compañía creada por
Leyre Abadía, actriz
desde los 13 años. Surge
como necesidad de
crear un teatro que
cuente historias llenas
de alma y verdad. Su
primera obra escrita,
“Veranillo
de
un
minuto” estrenada el
pasado 24 de octubre de
2013 en la sala Plot Point de Madrid y con ella un sueño hecho realidad.
3
Veranillo de un minuto
FICHA
ARTÍSTICA
Dramaturgia y actriz: Leyre Abadía
Dirección: Leyre Abadía
Dirección actoral: Mamen Camacho
Vestuario y atrezo: Leyre Abadía
Diseño de luces: Mamen Camacho
Técnico de luces: Ion Iraizoz
Fotografia y Edicion: David Horcajo
Diseño gráfico: Javier Castillo
Producción: Ireala Teatro
4
Veranillo de un minuto
RIDER TÉCNICO
Título espectáculo: Veranillo de un minuto
Compañía: Ireala Teatro
Duración de la obra: 60 minutos
Producción y distribución: Leyre Abadía
(Tel: 651 755 322)
[email protected]
Condiciones ideales:
 Espacio.................................10m x 6m
 Tipo espacio ......................Caja negra, a la italiana
 Energía mínima ...............40 Kw
 Audio....................................2Kw, doble entrada de audio .

Plano ideal de iluminación:
5
Veranillo de un minuto
Otras necesidades:
 1 camerino
 Tiempos de trabajo:
 Carga /descarga: 15 minutos
 Montaje escenografía y luces: 2 horas
 Ensayo: 1 hora
LA OBRA EN IMÁGENES
6
Veranillo de un minuto
7
Veranillo de un minuto
LA PRENSA A DICHO…
8
Veranillo de un minuto
9
Veranillo de un minuto
LA REPUBLICA DIGITAL
El trayecto oculto entre adolescencia y
juventud en el Veranillo de un minuto
Liberar una juventud de pasión y sus recuerdos cómplices
Publicado elMiércoles
13 de
noviembre
de 2013, a
las 00:02h
Julio Castro – laRepúblicaCultural.es
Veranillo de un minuto, que sirve para calmarse, veranillo de un minuto para desahogarse de todo, un minuto que
recorre el lapso perdido entre la adolescencia y la madurez, para encontrar lo que no fuimos capaces de ver. Veranillo
que te muestra lo que has vivido, lo que dejaste atrás y, con suerte, el espacio infinito que te queda por recorrer.
Tres jóvenes pasan de la adolescencia a la madurez, nada sorprendente, por el camino que tantos hemos transitado
en nuestro entorno. Sólo que Leyre Abadía hará un tránsito particular con sus tres personajes, logrando que las
imposibles dificultades de esa complicada transformación, nos lleguen fácilmente, para recordarnos lo mejor y lo peor
de haber crecido, de “ser mayores”.
Una carta escrita a los 15 años por encargo del profesor de literatura, para ser reenviada diez años más tarde, nos
dejan un saldo de felicidad e infelicidad, enfrentamiento con la realidad, o conformismos, que nunca se imaginarían a
una edad tan temprana, cuando las preocupaciones personales se encuentran en un mundo paralelo.
Para Sofía, una de las jóvenes estamos ante un trayecto poético, como el del Neruda del poema 15, con el que
nuestra actriz y autora debe estar en perfecta sintonía, y lo digo porque, cuando se acerca a repetir los poemas que
recuerda de su juventud, lo primero que me viene a la cabeza es pensar “…Neruda…”, y ella acomete Me gustas
cuando callas… y entonces veo que ella está en sintonía con el poeta, y el público debemos de estarlo con ella.
María tiene el corazón puesto en su hijo, y en la carta que no pudo escribirle al cumplir los dos años. Sin embargo Eli
es la más loca del grupo, y la síntesis que encuentra para su trayecto es una palabra: “chorradas”.
Lo sencillo no siempre es fácil, pero bien hecho llega mucho mejor, igual que esta serie de monólogos de
reencuentros o desencuentros consigue alcanzar el corazón del público. No se trata únicamente del contenido, sino
también de su trabajo, del formato elegido y de la puesta en escena que dirige Leyre Abadía y Mamen Camacho.
Podemos llorar nuestro pasado o tratar de olvidarlo, pero los fantasmas nos persiguen y lo mejor es asumirlo o
enfrentarlo, para ser capaces de seguir adelante. Podemos quedarnos con esta perspectiva, que parece ser el
planteamiento del trabajo, pero lo mejor es dejar que el trabajo fluya para llevarnos al momento de la plenitud de
nuestras vidas, porque así seremos capaces de identificar dónde nos encontramos.
Este Veranillo de un minuto es homenaje a un profesor de instituto, Mariano García, pero es fácil extenderlo a todos
esos docentes que nos hicieron crecer cuando nos dejaron de la mano, y a esos momentos en los que necesitamos
gritar y desahogarnos un instante en la vida para no explotar.
10
Veranillo de un minuto
EL PÚBLICO HA DICHO…









Un texto que impacta, a través de una excelente actuación. Es una obra que
merece ser vista por muchas más personas.
Un maravilloso espectáculo. La interpretación de la actriz, y autora del texto, te
lleva por un mundo de sensaciones, sentimientos y emociones; cercanos a todos.
Excepcional su cambio de registro. Enhorabuena. Angela.
Una intérprete fuera de serie, te mete en la historia de principio a fin, estábamos
todos transportados por lo que nos contaba. La obra está escrita por ella también
y es muy emocionante. La sala es muy acogedora, el trato muy amable y el sitio
donde está lo tiene todo para pasar un buen rato antes y después.
Está muy bien la interpretación de la chica y sobre todo lo que transmite porque
te llega a emocionar. Lo recomiendo.
Fui con un grupo de amigos y nos gustó mucho a todos. Muy buenas sensaciones.
Impresionante, emotivo... una gran actuación y una gran obra. ¡¡¡Enhorabuena!!!
Es increíble que una sola persona te transmita tanto y sea capaz de hacerte reír y
llorar, atrapándote y creyéndote totalmente lo personajes que interpreta, una
especie de trilogía de mucha emoción y sentimiento.
Me gustó muchísimo la actriz, hizo un trabajo estupendo. Muy recomendable.
Los cambios de registro tan versátiles y su facilidad transmitiendo emociones.
11
Fly UP