...

mezclas abiertas en frío

by user

on
Category: Documents
2

views

Report

Comments

Transcript

mezclas abiertas en frío
MEZCLAS
ABIERTAS EN FRÍO
ASOCIACIÓN TÉCNICA DE EMULSIONES BITUMINOSAS
(ATEB)
Coordinado por :
José Antonio Soto
Javier Nebreda
ÍNDICE
2
1.
DEFINICIÓN Y GENERALIDADES.
2.
MATERIALES CONSTITUYENTES.
3.
DISEÑO DE LA MEZCLA. FÓRMULA DE TRABAJO.
4.
FABRICACIÓN Y PUESTA EN OBRA.
5.
CAMPOS DE APLICACIÓN.
6.
CONTROL DE CALIDAD.
7.
CRITERIOS DE ACEPTACIÓN O RECHAZO.
8.
NORMATIVAS VIGENTES.
MEZCLAS ABIERTAS EN FRÌO
1 DEFINICIÓN Y GENERALIDADES.
Las
mezclas bituminosas abiertas en frío se
definen como la combinación de áridos
gruesos con una emulsión bituminosa y
ocasionalmente algún aditivo que mejore la
compatibilidad árido/ligante.
Pueden considerarse, desde el punto de vista
medioambiental, “mezclas pro-ecológicas”
dado que su fabricación no requiere calentar
previamente los componentes, evitando un
consumo de energía y emisiones a la
atmósfera de gases y humos.
Son
mezclas
almacenables,
siendo
aconsejable, para conseguir una mejor
envuelta y trabajabilidad, hacer acopio de la
misma durante unas horas. El extendido y
compactación se realizará a temperatura
ambiente.
Este tipo de mezclas, sin finos, nos permite
obtener rodaduras muy flexibles y por lo tanto
adaptables a las deformaciones de las bases.
Su alto porcentaje de huecos confieren a la
capa de rodadura una elevada macrotextura
lo que se traduce en carreteras muy seguras
por su alta resistencia al deslizamiento y con
un alto grado de confort por su baja
sonoridad.
Son mezclas que, por ser pobres en mortero,
trabajan por rozamiento interno de los áridos,
de ahí su gran flexibilidad y su buen
comportamiento a la fatiga.
La gran proporción de huecos en la mezcla
nos permite la utilización de emulsiones
bituminosas de rotura media con fluidificantes
lo que facilita su mejor manejo durante
plazos de tiempos importantes, varias
semanas, siempre que permanezcan bien
acopiados.
Se trata de un material muy versátil, que
permite la realización de rodaduras de gran
calidad en carreteras, con tráficos ligeros T3
y T4, o bien pequeñas reparaciones y
bacheos. En este último aspecto puede ser
una solución para la reparación de mezclas
drenantes en caliente siempre que se utilicen
mezclas abiertas con áridos muy limpios, sin
lajas y una emulsión modificada de rotura
media como ligante, ECMm.
2 MATERIALES CONSTITUYENTES.
Los
componentes básicos de las Mezclas
Bituminosas Abiertas en frío son los Áridos y
el Ligante Bituminoso.
Los Áridos deberán cumplir con unas
especificaciones determinadas en cuanto a
granulometría, naturaleza, inalterabilidad,
angulosidad, forma, resistencia a la
fragmentación, resistencia al pulimento y
limpieza.
Se adoptan las denominaciones siguientes:
•
Árido grueso: parte del conjunto de
fracciones retenidas en el tamiz 2 mm de
la UNE-EN 933-2.
•
Árido combinado: es el obtenido
mezclando las distintas fracciones de los
áridos según las proporciones fijadas en
la Fórmula de Trabajo.
La bondad o no de la mezcla estará en
función de la escrupulosidad con que se
cumplan las especificaciones que se exigen a
los materiales.
Es preciso que los Áridos estén acopiados
previamente por tamaños para poder
controlar sus características y hacer la
composición granulométrica para encajarla
dentro del huso exigido en el proyecto. Será
uno de los indicados en la tabla 1.
3
CERNIDO PONDERAL ACUMULADO (% EN MASA)
TIPO
Tamices UNE-EN 933-2 (mm)
40
31,5
20
12,5
8
4
2
0,063
AF8
-
-
-
100
50-75
10-28
0-5
0-2
AF12
-
-
100
60-85
30-55
6-24
0-5
0-2
AF20
-
100
70-95
45-70
22-46
3-20
0-5
0-2
AF25
100
81-93
54-78
30-58
16-42
3-20
0-5
0-2
Tabla 1.- Husos Granulométricos de Mezclas Bituminosas Abiertas en Frío.
Deberá tenerse la máxima precaución en no
contaminarlos con el terreno en donde se
acopien, no aprovechando los últimos
centímetros bajos del acopio.
abiertas
en
frío
han
funcionado
perfectamente
incluso
para
tráficos
superiores a los que hoy se les permite su
uso.
El mayor problema con el que se ha
enfrentado siempre esta técnica ha sido el
considerarla una técnica “menor” en donde
“todo sirve”.
Puesto que se trata de una mezcla utilizada
en rodadura deberemos exigir a los Áridos un
Desgaste de los Ángeles y un C.P.A. que nos
garanticen el buen comportamiento de la
mezcla en cuanto a Confort y Seguridad,
para ello deberá cumplir las especificaciones
de las tablas 2 y 3.
Se ha demostrado que cuando los materiales
cumplen lo exigido en el Pliego las mezclas
CATEGORIA DE
TRÁFICO PESADO
MÁXIMO COEFICIENTE
LOS ÁNGELES
T2 ó superior
20
T3
25
T4 y arcenes
30
Tabla 2.- Coeficiente de Desgaste Los Ángeles.
CATEGORIA DE
TRÁFICO PESADO
MÍNIMO COEFICIENTE DE
PULIMENTO ACELERADO
T2 ó superior
0,45
T3, T4 y arcenes
0,40
Tabla 3.- Coeficiente de Pulimento Acelerado.
4
La limpieza del Árido es muy importante en
estas mezclas en frío ya que, sobre todo si
además está húmedo, podría formarse una
“cáscara” con la suciedad y la emulsión que
impide una buena adhesividad activa y
pasiva. Con el paso del tiempo esta cáscara
se desprende quedándose el Árido limpio, sin
betún, produciéndose su desprendimiento y
el deterioro de la mezcla, es por ello que el
contenido de impurezas del árido grueso será
inferior a 0,5 %.
Las lajas es otra característica que debemos
evitar procurando usar Áridos con buena
forma, que constituyan un esqueleto en
donde el rozamiento interno sea capaz de
soportar el tráfico. Áridos con alto porcentaje
de lajas y pocas caras de fractura hacen que
el rozamiento interno sea bajo y por lo tanto
la calidad estructural de la mezcla también
sea baja. Deberán, por tanto, cumplir unos
mínimos que vienen reflejados en las tablas 4
y 5.
En cuanto al Ligante Bituminoso se utilizarán
emulsiones bituminosas convencionales o
modificadas, de rotura media, ECM, ECMm,
EAM ó EAMm, recogidas en el artículo 213
“Emulsiones bituminosas” y el artículo 216
“Emulsiones bituminosas modificadas con
polímeros” del Pliego General reflejadas en el
cuadro siguiente.
T3 ó superior
PROPORCIÓN MÍNIMA DE
PARTÍCULAS TRITURADAS
(% en masa)
90
T4 y arcenes
75
CATEGORIA DE
TRÁFICO PESADO
Tabla 4.- Partículas Trituradas.
CATEGORIA DE
TRÁFICO PESADO
T3 ó superior
VALOR MÁXIMO DEL
ÍNDICE DE LAJAS
30
T4 y arcenes
35
Tabla 5.- Índice de Lajas
5
CARACTERÍSTICAS
Unidad
Norma
NLT
s
138
ECM
ECM-m
EAM
EAM-m
mín. máx. mín. máx. mín. máx.
mín
máx
EMULSIÓN ORIGINAL
a 25ºC
Viscosidad Saybolt Furol
a 50ºC
Carga de partículas
-
-
-
-
40
-
40
-
20
-
20
-
-
-
-
-
194
positiva
negativa
Contenido de agua (en volumen)
%
137
-
35
-
35
-
40
-
40
Betún asfáltico residual
%
139
59
-
59
-
57
-
57
-
Fluidificante por destilación
%
139
-
12
-
12
-
10
-
10
Sedimentación (a los 7 días)
%
140
-
5
-
5
-
5
-
5
Tamizado
%
142
≤ 0,10
≤ 0,10
0,10
RESIDUO POR EVAPORACIÓN A 163ºC (NLT-147)
Penetración (25ºC; 100g; 5s)
0,1 mm
124
Punto de Reblandecimiento anillo y bola
ºC
125
Ductilidad
* a 25ºC; 5 cm/min)
* a 5ºC; 5 cm/min)
cm
126
≥ 40
-
≥ 10
≥ 40
-
≥ 10
Recuperación elástica (25ºC; torsión)
%
329
-
≥ 12
-
≥ 12
Solubilidad en tolueno
%
130
97,5
-
97,5
-
La utilización de emulsiones modificadas
nos permite realizar mezclas de mayor
calidad como consecuencia del betún
modificado usado para su fabricación.
Son emulsiones más viscosas que dejan
una película de ligante alrededor del árido
más gruesa, por lo que el envejecimiento
de la mezcla es menor. Este ligante por
acción
del
polímero
tiene
unas
características reológicas superiores a las
convencionales. Son ligantes con menor
susceptibilidad térmica y una recuperación
elástica
que
le
permite
asumir
deformaciones importantes producidas por
el tráfico evitando fisuraciones.
3 DISEÑO
DE
LA
OBTENCIÓN DE
DE TRABAJO.
6
MEZCLA Y
LA FÓRMULA
130
250
100
220
130
250
100
220
40
-
45
-
40
-
Como
cualquier mezcla asfáltica, las
Mezclas en Frío deberán estudiarse
previamente en el laboratorio para obtener
la Fórmula de Trabajo teórica que deberá
verificarse y adaptarse a los materiales de
planta, una vez calibrada ésta, antes del
inicio de la obra.
Se analizará esta mezcla para comprobar
que cumple y tiene las mismas
características
a
la
obtenida
en
laboratorio. Una vez verificado esto se
podrá iniciar la obra con total garantía.
Para la obtención de la Fórmula de
Trabajo partiremos de los diferentes
tamaños de árido que van a constituir la
curva granulométrica de la mezcla, para lo
cual nos aseguraremos que la toma de
muestras ha sido correcta. Se realizarán
las granulometrías correspondientes de
cada tamaño para combinarlas y encajar
la curva dentro del huso deseado.
Un primer ensayo de envuelta según la NLT145 nos dirá si la emulsión es o no adecuada
ya que observamos, con una dotación
porcentual aproximada según nuestra
experiencia, cómo ha envuelto y en cuantos
segundos, cuando se ha producido la rotura
de la emulsión, si al continuar agitando se
produce descubrición del árido, etc.
Tendremos que comprobar que con el
contenido de emulsión recomendado en la
fórmula de trabajo no se produce
escurrimiento de la misma, en caso contrario
actuaremos sobre la fórmula de la emulsión o
sobre los áridos finos. Únicamente deberá
escurrir el agua de la emulsión después de
producirse la rotura de ésta.
Una vez que hemos decidido cuál es el tipo
de emulsión que mejor se comporta con
estos áridos obtendremos el contenido
óptimo teórico de acuerdo con la superficie
específica de los áridos según la fórmula
Las Mezclas Abiertas en Frío se diseñan en
base a su comportamiento en el ensayo
Cántabro, NLT-362, al que se han
incorporado las siguientes modificaciones:
BR = (K/100) . (1,5A + 2,5B + 4C + 6D + 9E
+ 12F) siendo:
BR = Proporción de betún residual sobre la
masa seca de los áridos (*).
K = Coeficiente de riqueza cuyo valor es:
K = 1 en capas de rodadura
K = 0,9 en capas inferiores
A:
% de áridos retenidos en el tamiz
UNE 20 mm.
B:
% de áridos que pasa por el tamiz
UNE 20 mm y es retenido por el
UNE 8 mm.
C:
% de áridos que pasa por el tamiz
UNE 8 mm y es retenido por el
UNE 4 mm.
D:
% de áridos que pasa por el tamiz
UNE 4 mm y es retenido por el
UNE 2 mm.
E:
% de áridos que pasa por el tamiz
UNE 2 mm y es retenido por el UNE
0,63 mm.
F:
% de áridos que pasa por el tamiz
UNE 0,63 mm.
(*)
Se tendrán en cuenta las
correcciones por peso específico y
absorción
de los áridos, si son
necesarias.
La Adhesividad frente al agua se valorará
mediante los ensayos recogidos en la norma
NLT-196, y deberá ser BUENA antes de la
acción del agua en forma de lluvia y
ACEPTABLE después de dicha acción. Con
el árido de obra el % de cubrición deberá ser
superior a 80.
1. Una vez fabricadas las probetas según el
procedimiento descrito en la Norma NLT362, se introducen, recién compactadas,
con su molde en una estufa a 75ºC con
aireación forzada, después de haberlas
deslizado hasta un extremo de dicho
molde y descansando sobre una base
rígida y perforada (malla de 3-4 mm).
2. Durante 48 horas la estufa deberá
mantenerse a 75ºC, al finalizar este
periodo debemos observar si existen
escurrimientos de ligante en la base de
cada probeta. Si no escurren, se
aumentará la temperatura de la estufa
hasta
90ºC,
permaneciendo
esta
temperatura durante 5 días. Si, por el
contrario, aparecen escurrimientos debe
abandonarse el ensayo y actuar sobre la
emulsión y/o granulometría.
3. Pasado este tiempo, se sacan de la
estufa dejándolas enfriar durante 2 horas
para desmoldarlas posteriormente.
4. A continuación se procede tal como
indica la norma NLT-362 en los puntos 4
y sucesivos.
Analizados todos los resultados obtenidos
con los ensayos descritos definiremos la
Fórmula de Trabajo definitiva en donde se
fijarán los siguientes parámetros:
1.
Identificación y porcentajes de cada
fracción del árido a emplear en la
mezcla.
7
4 FABRICACIÓN Y PUESTA EN OBRA.
Las
mezclas abiertas en frío se fabrican
tradicionalmente con las plantas de
aglomerado en frío, aunque en ocasiones se
emplean plantas de mezclas en caliente. La
simplicidad y economía de las primeras las
hace muy recomendables para esta técnica.
2.
Granulometría de la mezcla de áridos
según el huso granulométrico solicitado.
3.
Tipo y características de la emulsión.
4.
Resultado del ensayo de Envuelta y
tiempo de rotura.
5.
Grado de cubrición
árido/ligante.
y
adhesividad
6.
Trabajabilidad.
7.
Consistencia final.
8.
Porcentaje de emulsión bituminosa
referido a la masa total de la mezcla de
áridos, y el de aditivos, si fuesen
necesarios, referido a la masa de la
emulsión bituminosa.
En general
elementos:
consta
de
los
•
Acopios de árido.
•
Tolvas de áridos.
•
Cintas transportadoras.
•
Cajón mezclador.
•
Tanque de emulsión.
•
Bomba de emulsión.
•
Pulverizadores de emulsión.
siguientes
9. Densidad obtenida en laboratorio.
En la siguiente figura, se muestran dos esquemas de plantas típicas de fabricación de Mezclas
bituminosas abiertas en frío.
Esquemas de plantas de fabricación simple de Mezclas bituminosas abiertas en frío.
8
Esquema de una planta de fabricación moderna de Mezclas bituminosas abiertas en frío.
Además de estos elementos pueden contar
con otros adicionales como sistema de
aporte de agua o aditivos, cribas, etc.
ponderal de fíller de aportación y cabina con
control de todos los elementos de
dosificación.
Las plantas modernas de fabricación de
Mezclas bituminosas abiertas en frío han
evolucionado muy notablemente, pues en su
mayoría poseen sistemas de pesada en
línea y están comandadas desde una cabina
de control similar a la de una planta en
caliente.
Es evidente que si se pretende desde las
técnicas en frío ofrecer materiales similares a
las mezclas en caliente, además de las
características de los materiales hay que
ofrecer capacidad de producción, fiabilidad y
costes similares. Los costes una vez más
están muy condicionados por la capacidad de
producción de la instalación.
Estas plantas modernas de fabricación de
estas mezclas bituminosas permiten fabricar
de 100 a 200 t/h de mezcla en frío. Son
transportables o fijas. Presentan sistemas de
dosificación ponderal. Una o dos cintas. Uno
o dos mezcladores. Dosificador volumétrico
de agua, aditivos y emulsión. Dosificador
En el mercado existen hoy en día plantas de
fabricación de mezclas en frío que ofrecen
una capacidad de producción y un nivel de
control durante la producción similar al de las
mejores plantas en caliente. Este ha sido un
avance significativo en los últimos años.
Planta de fabricación de Mezclas bituminosas abiertas en frío.
9
Naturalmente antes de empezar a fabricar,
sea cual sea el tipo de planta que se emplee,
la primera operación que deberemos hacer
será su calibración mediante los dispositivos
dosificadores de árido y ligante, midiendo
tiempos y pesando materiales hasta
conseguir la dosificación deseada según la
Fórmula de Trabajo.
Una vez adaptados todos los mecanismos y
caudalímetros de la planta procederemos a
hacer una primera fabricación en la que
observaremos si la mezcla cumple a primera
vista con las características deseadas en
cuanto a:
•
Envuelta.
•
Escurrimiento.
•
Trabajabilidad.
•
Formación de “bolas” de filler/ligante.
•
Segregación de gruesos en la base del
acopio.
•
Tiempo de rotura de la emulsión.
•
Grado de cubrición/descubrición.
De esta primera fabricación se tomarán
muestras para determinar si la granulometría
y el contenido de ligante se ajustan a lo
establecido en la Fórmula de Trabajo.
Una vez calibrada la planta se procederá a la
fabricación y acopio de la mezcla para iniciar
su extendido en la carretera.
Las plantas de fabricación pueden ser
continuas, las más utilizadas, o discontinuas.
En este último caso se introducirán los áridos
en el mezclador y a continuación la emulsión
bituminosa, fijándose el tiempo de mezclado
según el grado de envuelta.
El número de tolvas de áridos será como
mínimo igual al número de fracciones de
árido que vayamos a utilizar y dispondrán de
dispositivos adecuados para regular la
proporción de cada uno según la Fórmula de
Trabajo prefijada.
La emulsión bituminosa podrá dosificarse
adecuadamente mediante dispositivos que
10
nos permitan poder actuar sobre el
porcentaje previsto hasta el ajuste definitivo.
Si la planta es continua graduaremos la
inclinación del mezclador para que la
producción sea la más alta con la mejor
envuelta. A la salida del mezclador se
formará un primer acopio en forma de cono
en donde podremos ir observando ciertas
características como formación de bolas,
finos/ligante, tiempo de rotura, segregación
de gruesos en la base del cono,
escurrimientos de agua o de emulsión, etc.
En cualquier caso, sólo cuando la pala
cargadora cargue la mezcla de este acopio, y
la traslade al definitivo para su posterior
transporte a obra, sabremos si será apta
para su aplicación, comprobando su aspecto
en cuanto a envuelta y manejabilidad.
Los acopios deberán hacerse cumpliendo las
instrucciones que se siguen para los áridos
con la precaución, al cargar los camiones con
la mezcla, de no apurar demasiado la parte
baja del mismo, evitando así que la pala
cargue también parte del terreno natural
sobre el que se ha formado el acopio.
El transporte a obra se hará por medio de
camiones bañera de caja lisa y estanca.
La extensión de la mezcla se realizará con
extendedoras convencionales de orugas o
neumáticos, y deberán tomarse las mismas
precauciones que con las mezclas en
caliente en cuanto a limpieza de la base y
Riegos de Adherencia, y espesor de capa.
Las juntas transversales y longitudinales, con
este tipo de mezclas con alta trabajabilidad,
son menos críticas que en el caso de las
mezclas en caliente.
No debemos agotar toda la mezcla de la
tolva de la extendedora, levantando los
laterales de forma violenta, para evitar
segregaciones, ya que con este tipo de
mezclas no corremos el riesgo que se
enfríen.
La compactación se realizará con rodillos
metálicos, lisos y con compactadores de
neumáticos comenzando por los bordes y
progresando hacia el centro del carril,
modificadas de betún modificado con
polímeros nos permitiría su uso en carreteras
con tráfico superior con total garantía. Su
gran flexibilidad para adaptarse a las
deformaciones de la capa subyacente hace
que sean muy recomendable en pavimentos
con base deformables en lugar de la
utilización de mezclas en caliente que
romperían al paso del tráfico pesado por su
mayor rigidez.
solapándose en cada recorrido. Si la
extensión se realiza en franjas contiguas no
compactaremos 15 cm de la primera hasta
pasar a compactar la segunda franja.
Es práctica frecuente en las mezclas abiertas
en frío la extensión final de una arena limpia
antes de pasar el compactador de
neumáticos para cerrar algo la superficie de
rodadura. El número de pasadas se fijará en
el tramo de ensayo previo al extendido
definitivo.
Su utilización en autopistas (Sevilla-Cádiz)
como rodadura drenante ha tenido un
comportamiento similar al de las rodaduras
drenantes fabricadas en caliente, siempre
que se utilicen emulsiones modificadas como
ligante. Así mismo, la conservación de las
mezclas drenantes en caliente puede
realizarse con mezclas bituminosas abiertas
en frío (técnica semi-caliente) como se ha
podido comprobar en la autopista SantiagoCoruña.
5 CAMPOS DE APLICACIÓN.
Es una de las técnicas más versátiles que
pueden ser utilizadas en nuestras carreteras,
principalmente para tráficos T-2, T3 y T4, son
mezclas que trabajan por rozamiento interno
siendo sus principales aplicaciones las
siguientes:
Capa intermedia.
Capas de rodadura
En firmes de nueva construcción podrían
utilizarse mezclas abiertas en frío bien para
cubrir con otra mezcla abierta más fina en
rodadura, o bien con un microaglomerado en
frío. En este caso es necesario dejar un
tiempo conveniente para facilitar la
evaporación de los fluidificantes de la mezcla
antes de la aplicación del microaglomerado
en frío.
Durante muchos años estas mezclas
cubrieron gran parte de nuestras carreteras
con tráficos T4, T3 e incluso T2. Actualmente
su utilización es mayoritariamente para
tráficos T3 y T4 sin embargo, una correcta
selección de áridos limpios que cumplan con
las especificaciones de calidad (CPA, D.A.,
lajas, etc.) y la utilización de emulsiones
En las consideraciones estructurales propuestas por ATEB en la publicación “Empleo de mezclas en frío
para capas de base”, podemos encontrar, entre otras, las siguientes secciones en las que se utilizan las
mezclas bituminosas abiertas en frío:
SECCIONES DE NUEVA CONSTRUCCIÓN PARA TRÁFICO T32
Sección nº:→
Material: ↓
Mezcla bitum. caliente
Ref.
3211
ATEB
321-1
18
ATEB
321-2
10
ATEB
322-2
10
Ref.
3231
5
Grava-emulsión
18
12
20
20
20
20
Explanada:
E1
35
10
5
15
9
25
25
E2
ATEB
323-2
LB-2
5
Zahorra Natural
ATEB
323-1
15
LB-2
Mezcla bitum. en frío
40
ATEB
322-1
15
LB-2
Lechada bituminosa
Zahorra Artificial
Ref.
3221
18
12
20
E3
11
SECCIONES DE NUEVA CONSTRUCCIÓN PARA TRÁFICO T42
Ref.
4211
Sección nº:→
Material: ↓
ATEB
421-1
ATEB
421-2
LB-2
LB-2
Ref.
4221
ATEB
422-1
ATEB
422-2
Ref.
4231
ATEB
423-1
ATEB
423-2
Mezcla bitum. caliente
Lechada bituminosa
LB-2
Mezcla bitum. en frío
5
Grava-emulsión
35
LB-2
5
9
Zahorra Artificial
LB-2
12
25
Zahorra Natural
8
25
LB-2
5
8
20
25
Explanada:
LB-2
4
4
12
8
20
20
E1
E2
E3
SECCIONES DE NUEVA CONSTRUCCIÓN PARA TRÁFICO T43
Sección nº:→
Material: ↓
sin
Ref.
ATEB
431-1
ATEB
431-3
Lechada bituminosa
LB-3
LB-3
Mezcla bitum. en frío
5
sin
Ref.
ATEB
432-1
ATEB
432-3
LB-3
LB-3
sin
Ref.
ATEB
433-1
ATEB
433-3
LB-3
LB-3
Mezcla bitum. caliente
Grava-emulsión
Zahorra Artificial
25
Zahorra Natural
Explanada:
4
9
4
10
20
25
E1
9
20
20
E2
E3
Antifisuras
Por su gran contenido en huecos y previa
impermeabilización de la base, la extensión
de una capa de 6 cm de mezcla asfáltica
abierta en frío retrasa la aparición de fisuras
en superficie. Sobre ella podría colocarse
una mezcla en caliente.
La posibilidad de extender durante una
jornada la mezcla fabricada a primera hora
del día, sin problemas de enfriamiento, hace
de estas mezclas una solución muy utilizada
para este tipo de deterioros.
Macadam bituminoso en planta (sustitutivo
de los riegos de penetración)
Bacheos
Pavimentos especiales
Es una de las operaciones de la
conservación
ordinaria
con
la
que
pretendemos subsanar pequeños deterioros
en el inicio de su aparición, para evitar una
mayor degradación.
Con las mezclas bituminosas abiertas en frío
se puede reparar cualquier bache de
pavimentos flexibles e incluso se han llegado
a reparar coqueras aparecidas en los firmes
de hormigón.
12
Otra posibilidad de empleo interesante es la
fabricación de mezcla bituminosa abierta en
frío con emulsión de ligante sintético. La
técnica es la misma que la de las mezclas en
frío bituminosas excepto el empleo del ligante
que en este caso será una emulsión de
ligante sintético. El color final, si no se
emplea pigmento será el del árido empleado.
Este es el caso de la aplicación que se
realizó en el Parque Monte Santiago.
6 CONTROL DE CALIDAD.
8
El Control de Calidad de sus componentes,
de la mezcla final así como los criterios de
aceptación o rechazo vienen reflejados en el
Pliego ATEB, y estará basado en :
Algunas Comunidades Autónomas han
desarrollado su Pliego General de Carreteras
en donde eligen las mejores soluciones para
sus infraestructuras en base a su
experiencia, medios técnicos de la zona,
canteras disponibles, tráfico, etc. siempre
teniendo como referencia el Pliego General
PG-3.
a) Control de procedencia de los materiales
* Emulsión bituminosa. Se deberá exigir
la Hoja de Características al fabricante
y deberá cumplir con el artículo 213 ó
216 del PG-3.
De momento son tres :
•
•
•
* Árido.
NORMATIVAS VIGENTES.
Pliego General Castilla-León.
Pliego General Andalucía.
Pliego General País Vasco.
b) Control de calidad de los materiales.
En estas Comunidades se admite como
solución para ciertos tráficos las mezclas
bituminosas abiertas en frío.
c) Control de ejecución :
* Fabricación.
* Puesta en obra.
d) Control de
terminada.
7
recepción
CRITERIOS
RECHAZO.
DE
de
la
unidad
ACEPTACIÓN
O
Hay tres criterios que pueden, entre otros,
inducir a la Dirección de Obra a aceptar o
rechazar la unidad :
1. Espesor de la capa según sea intermedia
o rodadura.
2. Regularidad superficial.
3.
Macrotextura superficial y resistencia al
deslizamiento.
Los parámetros de aceptación o rechazo
viene recogidos en el pliego ATEB.
13
Asociación Técnica de Emulsiones Bituminosas
C/ San Severo, 18
28042 – Madrid (España)
Teléfono : 91/329.17.37
Fax : 91/329.28.66
E-mail : [email protected]
www.ateb.es
Fly UP