...

La economía de Estados Unidos afecta a nuestras vidas

by user

on
Category: Documents
0

views

Report

Comments

Transcript

La economía de Estados Unidos afecta a nuestras vidas
From the SelectedWorks of Guillermo Arosemena
August, 2007
La economía de Estados Unidos afecta a nuestras
vidas
Guillermo Arosemena
Available at: http://works.bepress.com/guillermo_arosemena/72/
La economía de Estados Unidos afecta a nuestras vidas
Guillermo Arosemena Arosemena
Lo que sucede en la economía de Estados Unidos, afecta a la economía
mundial dado el colosal tamaño de su producto interno bruto (PIB) equivalente
a más de 25% del PIB mundial. En el caso de Ecuador es más importante el
impacto por que el 50% del total de sus exportaciones son adquiridas por ellos.
Cuando la economía estadounidense se encuentra en auge, las exportaciones
ecuatorianas aumentan, y bajan cuando está en recesión. Los precios de los
bienes primarios son muy sensibles a las fluctuaciones de la demanda Ecuador es proveedor de ellos, - se lo ha visto en el precio del petróleo que
sube o disminuye de acuerdo a su consumo.
¿Qué está sucediendo actualmente en la economía estadounidense? Hay
problemas estructurales y coyunturales. En el primer caso, se encuentran los
llamados déficit gemelos: presupuesto y balanza comercial, cuyos montos son
enormes y desafían la imaginación. La estrategia de Bush de acabar con el
terrorismo y los que él llama países del “eje del mal” ha significado inmensas
inversiones en armamento, equipos sofisticados de telecomunicaciones y
mantenimiento de tropas. Solamente la guerra en Irak ha representado más de
300,000 millones de dólares, cifra superior al producto interno bruto de
Argentina. El otro déficit surge del comercio internacional, donde el proceso de
globalización obligó a Estados Unidos a abrir su economía a bienes importados
y a la inversión extranjera que estableció fabricas en su territorio. Los carros
japoneses, por su extraordinaria calidad, desplazaron a las marcas
tradicionales manufacturadas por General Motors, Ford y Chrysler. Los
productos chinos, coreanos y de otras procedencias también son demandados
por el consumidor estadounidense.
Entre a los factores coyunturales, se encuentra el desplome de la actividad de
bienes raíces y construcción. Durante años, estos sectores tuvieron un
crecimiento espectacular, la demanda de tierras, viviendas y edificios parecía
inagotable, por lo que las empresas y personas que participaron en esta
actividad hicieron fortunas. Los precios de los bienes raíces subieron a niveles
históricos. Apartamentos que valían 170,000 dólares en el 2003, para el 2005
se podían negociar en 500,000. Pero no todo puede subir y subir, en algún
momento tenía que reventar la burbuja especulativa, como efectivamente
sucedió. En los gráficos #1 y #2, se aprecian el descenso que se ha dado en el
crecimiento de la inversión residencial, y el inicio de construcción de nuevas
casas residenciales. En el primer gráfico, se observa una drástica caída desde
el último trimestre del 2005 y porcentajes negativos durante todo el año
siguiente y en el segundo gráfico, el número de unidades habitacionales
disminuye de 2,400,000 a 1,500,000. En todas partes del mundo, la
construcción es mano de obra intensiva y mueve la economía. En el caso de
Estados Unidos, la situación se agrava porque las instituciones responsables
de emitir las hipotecas crearon un mercado secundario para negociarlas y gran
parte de las empresas no estaban adecuadamente capitalizadas, por lo que se
han declarado en bancarrota.
Gráfico #1
Inversión fija residencial
(porcentaje de crecimiento)
Fuente: Banco de la Reserva
Gráfico #2
Número de casas residenciales en construcción
(miles de unidades)
Fuente: Banco de la Reserva
Cuando explotó la crisis del sector de la construcción se pensó que tendría
repercusiones muy graves. La tasa de crecimiento del PIB viene disminuyendo
desde hace varios trimestres. La del primer trimestre del año en curso; fue
1.3%, inferior a la de 2.5% del último trimestre del año pasado. Estas tasas no
alarmarían a los países europeos, pero son preocupantes en Estados Unidos,
cuya economía había crecido a niveles de 4% y 5%. En el gráfico #3,
claramente se observa que la tendencia de crecimiento del PIB es para abajo
desde hace algunos trimestres. En estados Unidos, si hay tres reducciones
consecutivas se considera que la economía ha entrado en recesión.
Hace pocos días, el prestigioso semanario Barrons publicó los resultados de
una encuesta en la que se preguntó si la economía estadounidense entraría en
recesión, en los próximos 12 meses, 24% contestó afirmativamente. También
el 89.4% consideró que el problema de la construcción afectaría a la economía.
Gráfico #3
Producto interno bruto
Crecimiento porcentual trimestral
Fuente: Banco de la Reserva
Hay otros problemas coyunturales que también afectan a la economía
estadounidense, como la tasa de interés, nivel de especulación en las bolsas
de valores, relación tensa con Irán y Corea del Norte, próxima campaña
presidencial, etc.
Los expertos hablan de la posibilidad que se dé un aterrizaje suave, en lugar de
duro, términos usados para diferenciar las recesiones que duran pocos meses
de las que duran hasta 2 años. En los próximos 3 meses se conocería la
magnitud de la recesión, pero también es posible que repunte el consumo
interno estadounidense, por el enorme crecimiento de las economías de China,
India y otros países emergentes.
Fly UP